3 de diciembre de 2021

EL ESPECTACULAR DOCTOR SOTELO

Más allá de sus excentricidades, al eminente ortopedista y ex rector de la Unison, Federico Sotelo Ortiz, le distinguió la integridad y la generosidad. Alcanzó las más altas distinciones durante el desempeño de su medicina especializada, curó a pobres y ricos con un trabajo bien hecho. Nunca cejó en su empeño por contribuir a la sociedad con sus aportaciones intelectuales y profesionales.

por Jesús Cacho Bojórquez (+)

HISTORIAS DEL LADO SUCIO: Octavo rector: Federico Sotelo Ortiz...
El Dr. Sotelo y el Lic. Francisco Acuña Griego

No abundan en parte alguna las personas íntegras y generosas con su saber como lo fue el más espectacular de los personajes que ha habitado en la ciudad, Federico Sotelo Ortíz, ortopedista, docente de vocación, no solo de alumnos universitarios (rector de la Unison 1968-1973) sino de los ciudadanos que tuvieron la suerte de acercarse a él para aprovechar sus muchos conocimientos sobre política y comportamientos sociales que analizaba con precisión y juzgaba con prudencia y equilibrio. Su carácter exigente no le permitía otra cosa.

Alcanzó las más altas distinciones durante el desempeño de su medicina especializada, curó a pobres y ricos con un trabajo bien hecho. Nunca cejó en su empeño por contribuir a la sociedad con sus aportaciones intelectuales y profesionales.

Admirador de la técnica motriz, carros, motos, locomotoras. Practicante de la velocidad en largas carreteras a velocidades superiores a cien kilómetros. Apasionado de las manifestaciones artísticas, la música y la pintura.

Amaba la disciplina, el trabajo y el esfuerzo actitudes que caracterizaron su propia existencia. También toda su vida fue un discreto filántropo de la juventud.

Muchos recordamos al doctor Sotelo por su extravagante manera de vestir, por sus motocicletas Harley diseñadas con un estilo personalizado, agresivo y lujoso que dejaban boquiabierto al mas rendido admirador de la marca de Wisconsin. Su figura quedó en la percepción de la comunidad hermosillense por sus atrevidos modelos automovilísticos de varios tonos cromáticos con toldos blanco o negro.

El gobernador de Sonora Faustino Félix y el presidente Luis Echeverría escuchan los pryectos que presentó el Dr. Sotelo

Del nativo de Caborca se llegó a decir que no necesitaba mostrar su visa para entrar a los Estados Unidos. Que hablaba lo menos cinco idiomas. Que motos y carros constituían presentes de sus pacientes agradecidos. Que era miembro académico del Colegio Norteamericano de Cirujanos y también miembro académico del Colegio Internacional de Cirujanos, ésto es, que por ello tenía agregadas a su título profesional las siglas FICS-FACS. Que le tocó operar a enfermos que aquí habían despreciado sus servicios, que habían preferido viajar a los Estados Unidos buscando un profesional blanco y que se llevaban la menuda sorpresa de que el hospital escogido tenía como a su cirujano estrella al mexicano FICS-FACS. Que su atildada manera de vestir hipertrofiadamente clásica, rayana en el dandismo, la había copiado del cómico Tin Tan.

Te pueden interesar

40 min de lectura
55 min de lectura
14 min de lectura