2 de marzo de 2024

OPINIÓN nacional

EL ESPERADÍSIMO anuncio de Marcelo Ebrard fue como el parto de los montes: salió un ratoncito en medio de tanto estremecimiento.

Templo Mayor

EL ESPERADÍSIMO anuncio de Marcelo Ebrard fue como el parto de los montes: salió un ratoncito en medio de tanto estremecimiento. Sus propios compañeros de causa esperaban un pronunciamiento poquito más fuerte o, al menos, claro de cuál sería su nueva ruta.

PERO la sorpresa fue que el ex precandidato presidencial salió con que va a esperar a que la Comisión de Honestidad de Morena -no se rían que así se llama- resuelva sus impugnaciones al cúmulo de irregularidades que caracterizaron al proceso. Y que si la resolución es que las cosas se quedan como están, a él ya no le interesa seguir en ese partido. O sea que sí, pero no. O no, pero sí, por ahora.

¿PARA QUÉ Ebrard se esperaría a la resolución de un organismo que, evidentemente, va a desechar su impugnación? Hasta Gerardo Fernández Noroña ha reconocido que todo fue un show para favorecer a Claudia Sheinbaum pero, ¡qué caray!, le entraron sabiendo que todo ya estaba planchado en favor de la ex jefa del gobierno capitalino.

EL EX CANCILLER parece más bien estar ganando tiempo simplemente para que se enfríe su protesta y, llegado el momento, doblar las manos dócilmente… una vez más.

.

POCOS se enteraron, pero hace unos días compareció ante el Senado estadounidense el subsecretario para Asuntos Antinarcóticos del Departamento de EstadoTodd Robinson. Y entre las muchas cosas que dijo fue que si bien la cooperación antidrogas con México es buena, hay un detalle muy preocupante; que el gobierno de López Obrador no parece interesado en combatir a los cárteles del narcotráfico, pues no destina recursos suficientes. ¡Ouch!

EL COLMO es que AMLO fue a Colombia a hablar de la necesidad de un nuevo enfoque en el combate a las drogas, pero se le vio muy, pero muy incómodo cuando su anfitrión, el colombiano Gustavo Petro relató cómo el narcotráfico se metió en todos los niveles del gobierno e, inclusive, dominaba a funcionarios del Ejecutivo y del Legislativo. Conste: estaba hablando de Colombia, no de México, pero López Obrador hacía unas caras muuuy extrañas.

Foto EE: Cortesía X / @GuadalajaraGob

ALLÁ en Jalisco la grilla está más picosa que una torta ahogada. Y es que luego de que se destapó el senador Clemente Castañeda para la gubernatura, hoy le toca el turno al alcalde tapatío, Pablo Lemus. Pese a que se trata de un informe de labores municipal, resulta que asistirán dos de los principales cuadros de Movimiento Ciudadano: el gobernador Samuel García y el alcalde Luis Donaldo Colosio. Hasta anoche estaba por confirmarse la presencia del líder de MC, Dante Delgado. Con esta porra en las gradas, resulta evidente que Lemus va con todo en su búsqueda de la gubernatura… aunque Enrique Alfaro tenga otros planes para su sucesión. (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p. 8)

.

.

Bajo Reserva

Comienzan morenistas a abandonar el barco Ebrard

Nos hacen ver que mientras continúa el culebrón de Marcelo Ebrard, y define su futuro político, algunos de los senadores que le dieron su apoyo comienzan a abandonar el barco. Nos dicen que don Marcelo contaba con 14 senadores afines, pero con el correr de las horas se han bajado cuatro, y ya nada más le quedan 10. Nos cuentan que solo los más cercanos al proyecto marcelista se la jugarán con él y lo esperarán a que decida lo que quiere hacer. La desbandada podría crecer, e incluso expandirse a la Cámara de Diputados, pues muchos de los legisladores planean reelegirse en 2024 y si abandonan las filas de Morena tendrían que dejar sus escaños el 31 de agosto del próximo año. Algunos apuestan a que haya un arreglo de Ebrard con Morena y que le entreguen algunas senadurías y diputaciones para su grupo político. Ya se verá en las próximas semanas cuántos senadores mantienen la fidelidad a Ebrard y cuántos prefieren decirle adiós a su Movimiento con tal de asegurar su lugar en el Legislativo, y desde luego, no quedarse fuera del presupuesto.

Prácticas gansteriles en torno al Metro

Nos cuentan comerciantes que en el Metro empiezan a surgir personas que se jactan de ser muy cercanas a la recién electa coordinadora de la Defensa de la autollamada Cuarta Transformación. Una de ellas, nos dicen, es un hombre llamado Raúl Martínez Herrera, quien hace unos días amenazó a comerciantes. Aseguran que les dijo que tiene la “autorización” de la doctora Sheinbaum para hacerse cargo total del área de Permisos Administrativos Temporales, por lo que “empezaría el desalojo de locales” para acomodar a gente cercana a la virtual candidata presidencial. Los comerciantes dudan que en el equipo de la exjefa de Gobierno se apoye este tipo de acciones que afectan gravemente la economía de cientos de familias, pero no estaría de sobra que se deslindaran de este tipo de actitudes, que se acercan a lo gansteril.

Mañanera dinámica y sin ataques

Rápida, concisa y sin tanto rollo se desarrolló la mañanera de este lunes a cargo de la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde, en representación del presidente López Obrador, quien participaba en Chile en la conmemoración del 50 aniversario del golpe de Estado y el aniversario luctuoso de Salvador Allende. En casi hora y media —menos tiempo en comparación con el promedio que utiliza el Presidente— la secretaria Alcalde condujo por primera vez las exposiciones y la sesión de preguntas y respuestas, en una mañanera en la que no hubo ataques a la prensa ni anécdotas, ni señalamientos a los neoliberales, fifís ni se habló de García Luna, Felipe Calderón, o de “la señora X”. “Seguiremos promoviendo el diálogo circular y el derecho a la información”, sentenció doña Luisa María.

Citlalli Hernández no ha dormido y no es por el ultimátum

Nos comentan que quien no ha dormido mucho en las últimas horas, y no es precisamente por el ultimátum que le dio Marcelo Ebrard a Morena, es Citlalli Hernández, secretaria general del partido guinda. El pasado domingo, la líder morenista estuvo en el Consejo de Morena en donde se emitió la constancia del nombramiento de Claudia Sheinbaum como coordinadora Nacional de los Comités para la Defensa de la 4T. Y horas después, nos informan, con foto y video, que apareció a 7 mil kilómetros de distancia, en Santiago de Chile para ser más exactos, para estar presente en el homenaje a Salvador Allende en el Palacio de La Moneda. Nos dicen que el sueño no fue impedimento para la morenista, pues se le vio muy animada en el homenaje y hasta aprovechó para hacerse una selfie con su compañera, la senadora Antares Vázquez. (Bajo Reserva, El Universal, p. A2)

.

Frentes Políticos

Amanda Gómez llegó en dos camionetas blindadas y 20 escoltas, acusa Fernando Morales (VIDEO)

1 De frente. El diputado Fernando Morales reprochó a la titular de la Auditoría Superior de Puebla, Amanda Gómez, su prepotencia, al llegar en camionetas blindadas y acompañada de guardaespaldas. El dirigente de Movimiento Ciudadano cuestionó si tiene la calidad moral para mantenerse en el cargo. “Cuando llegué a ese recinto pensé que estaba el señor Barack Obama. Y creo que no son los temas de la Cuarta Transformación llegar en dos camionetas y como con 20 escoltas. Me parece un despropósito. Cuando somos el Congreso más austero del país, al parecer tenemos a la auditora más ostentosa”. La tentación es más grande que las promesas.

Estira y afloje. El caso del fiscal Uriel Carmona sigue dando vuelcos legales. Ayer, un tribunal federal ordenó a un juez decretar su liberación por el delito de encubrimiento por favorecimiento en el caso del feminicidio de Ariadna Fernanda, por el que fue vinculado a proceso la semana pasada. Sin embargo, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México ejecutó una nueva orden de aprehensión por su vinculación en delito de feminicidio en calidad de auxiliador en contra de Ariadna, cuyo cuerpo fue encontrado sin vida en octubre de 2022 en la carretera La Pera-Cuautla. La impresionante maleabilidad de las leyes.

DesesperanzaGuadalupe Mora, hermano del exlíder de autodefensas, Hipólito Mora, asesinado el 29 de junio en Felipe Carrillo Puerto, conocido como La Ruana, presenció un ataque perpetrado por grupos del crimen organizado, justo cuando se pronunciaba en la plaza principal de la comunidad ante la invitación hecha por quienes, asegura, son pobladores del lugar organizados con la intención de hacer algo en contra de los grupos delictivos. “Estaba yo ya hablando unas palabras cuando se dejó caer un explosivo que aventaron con un dron”, relató. No hay luz al final del túnel en el gobierno de Alfredo Ramírez Bedolla. Admítanlo.

¿Por qué destituyeron del cargo de presidenta honoraria del DIF Toluca a la esposa del presidente municipal, Raymundo Martínez Carbajal?

De fiesta. La inseguridad en Toluca, creciente, pues los robos, ejecuciones e incluso las detenciones arbitrarias de los elementos de la policía municipal lo mismo pueden detener a ciudadanos que a integrantes del Cabildo de la propia administración de Raymundo Martínez. En los últimos años, Toluca se volvió un refugio del crimen organizado y de delincuentes comunes, quienes, junto con la policía municipal, delinquen bajo la protección de Martínez. Los policías, con total impunidad, piden “apoyos” de 200 a 500 pesos por cada automovilista detenido. Se les acabará la fiesta en cuanto Delfina Gómez tome las riendas de la entidad. Aguanten. (Frentes Políticos, Excélsior, Nacional, p. 11)

.

.

Trascendió

Que mientras el ex canciller Marcelo Ebrard lanzó mensajes con diferentes significados, como que nunca será desleal a AMLO, pero hay que reponer el proceso de selección de coordinador de Morena o se va a organizar un “movimiento político nacional”, es decir, un partido, su sucesora, Alicia Bárcena, consideró que se avecinan tiempos interesantes con la elección de 2024 en la que pelearán por la Presidencia dos mujeres. Dijo también desde Chile, por cierto, que en México no hay ningún riesgo de que esté en peligro la democracia, “para nada”.

Que como “gran insumo” y “oro molido” evaluó la senadora Olga Sánchez Cordero el decálogo pro mujer de la organización Por Ella, Por Todas, aliada de Claudia Sheinbaum, al presentar de nuevo su agenda en voz de algunas de sus integrantes, como la ex priista Mariana Benítez y la ex perredista Lorena Villavicencio. La otrora titular de Gobernación aprovechó para puntualizar que es la derecha la que quiere “montarse” en el movimiento feminista actual “y no les queda”. Ah, bueno.

Que ante los movimientos en Morena y aliados por la Jefatura de Gobierno de Ciudad de México, con Omar García Harfuch, Clara Brugada, Ricardo Monreal y quizá Mario Delgado en la competencia, el Frente Amplio por México lanzará esta semana su convocatoria para definir abanderado el próximo año y espera mantener la unidad, como con la unción de Xóchitl Gálvez. Por lo pronto, la alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, ya anunció que pedirá licencia para contender por la candidatura.

Que el tema ovni llegará este martes a San Lázaro, pues el diputado Sergio Gutiérrez Luna recibirá al periodista Jaime Maussan y a ex pilotos militares estadunidenses que comparecieron ante el Congreso de Estados Unidos semanas atrás para hablar sobre este tema e impulsar una ley que permita abrir archivos. Juntos realizarán la primera audiencia pública sobre este fenómeno y discutirán casos que se han presentado en nuestro país, para tener algún grado de certeza sobre si, como decía el clásico, un mundo nos vigila. (Trascendió, Milenio, Al Frente, p. 2)

.

.

Sacapuntas

Las dudas de Marcelo

Con su mensaje de ayer, quedó claro que Marcelo Ebrard no quiere dejar Morena. Anunció la creación de una nueva corriente política denominada “Movimiento Progresista” y una gira de agradecimiento por todo el país. Lo cierto, sin embargo, es que sus dudas han provocado que pierda fuerza al interior de su partido. Ayer, por ejemplo, algunos legisladores decidieron no acompañarlo en su lucha por la reposición del proceso interno.

Prueba superada

La que superó una gran prueba de fuego fue la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde, quien encabezó la tradicional mañanera de Palacio Nacional. La joven política no tuvo contratiempos y logró sortear las preguntas que le hicieron los reporteros en el principal ejercicio de comunicación del gobierno federal.

Abiertos al diálogo

Los sacerdotes católicos del país estarán muy activos en este proceso electoral que se avecina. Por lo pronto, ya buscan reuniones con las aspirantes a la Presidencia y el secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Ramón Castro Castro, dijo que están abiertos a entablar el diálogo con cualquiera que guste acercarse.

Listos para el desfile militar

En instalaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional, que dirige el general Luis Cresencio Sandoval, se realizará este martes la revista general a las tropas que participarán en el tradicional desfile militar del 16 de septiembre. El evento tendrá lugar en el Campo Militar Número 1-A de dónde saldrán los contingentes de las mujeres y los hombres de verde olivo.

Un mundo nos vigila

Hoy, en la Cámara de Diputados, se realizará la primera “Audiencia Pública para la Regulación de Fenómenos Aéreos Anómalos No Identificados en México”. Los invitados de honor serán Jaime Maussan y Ryan Graves, uno de los ex pilotos de la Armada de EU que declararon en el Capitolio sobre el tema. Aceptaron nuestros legisladores hablar de los “ovnis”. (El Heraldo de México, La 2, p. 2)

.

.

Confidencial

Baja la ‘4T’ presión sobre el INE

El INE ya no está –al menos no tanto– en la mirilla presupuestaria y de austeridad de la ‘4T’. El nuevo presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Jorge Romero, del PAN, reveló ayer a periodistas que “ya no es el órgano con el que se quieren meter tanto con respecto a su presupuesto, ahora le están poniendo atención a otros organismos o a otro poder (el Judicial)”. Estimó que el diálogo es la mejor ruta. “Nos da gusto que el INE no sea uno de esos organismos que estén en una mira de algún recorte presupuestal importante. Por eso, esta vez se va escuchar y ayudar” a la presidenta del instituto, Guadalupe Taddei, anticipó, con quien tuvieron ayer su primer encuentro privado.

Celia Maya, por el enésimo intento

 A Celia Maya le llueve sobre mojado

Celia Maya ha sido propuesta múltiples veces por Palacio Nacional, tanto para ser ministra de la Corte, como para ser gobernadora de Querétaro, entre otros cargos. Sin embargo, siempre se queda en la línea y ve frustrados sus nombramientos, porque no obtuvo el apoyo, ya sea del Senado o de los electores. Pero ahora, según el senador morenista Alejandro Rojas Díaz Durán, “personeros” del gobierno federal, que están en su propia bancada, pretenden imponerla como integrante del Consejo de la Judicatura Federal. El legislador señaló que Maya es militante activa de Morena, por lo que, de acuerdo con la Constitución, no cumple con los requisitos. Todo indica, pues, que doña Celia se volverá a quedar en el “ya merito”.

Las medidas tardías del INE

La virtual precandidata presidencial del Frente Amplio por México, Xóchitl Gálvez, anunció que, por instrucción del INE, en los primeros minutos de hoy eliminaría una docena de tuits en los que, de alguna manera, habla del proceso electoral y de la sucesión presidencial de 2024. Lo curioso es que, antes de eliminar los posts, los volvió a poner en su cuenta, por si alguien no los había visto. Es, pues, tapar el sol con un dedo, pues por más eufemismos y maromas que hizo tanto la autoridad electoral como los bloques partidistas –por supuesto, también Morena y el oficialismo–, a nadie se puede engañar y esto ha sido a todas luces una carrera anticipada.

La hora crucial para Marcelo

Aun cuando dijo que la decisión está en manos del partido, Marcelo Ebrard seguramente sabe que no atenderán sus reclamos y, en consecuencia, tendrá que irse de Morena. Lo que por ahora dejó de lado es la opción de estar “de una u otra manera” en la boleta en 2024. A lo mejor es porque, según nos cuentan, algunos de los legisladores que lo han apoyado hasta el momento no se irían con él. Entre que son fundadores de Morena y que no quieren dejar el partido, marcaron su límite de hasta dónde están dispuestos a seguir al excanciller.

Saludan a AMLO peruanos seguidores de Castillo

Foto: Archivo

A pesar de las tensas relaciones del gobierno de México con Perú, porque no reconoce a Dina Boluarte, el presidente López Obrador encontró arropo en Chile de la comunidad peruana en ese país. “AMLO, amigo, el Perú está contigo”, dijeron simpatizantes, quienes agradecieron también por defender la democracia en su país, pues México se ha pronunciado en contra del derrocamiento de Pedro Castillo.

Le opacan la nota al magistrado Guerra

Las decisiones de Rafael Guerra Álvarez derivaron ayer en tremendo caos. Resulta que el magistrado presidente del Poder Judicial de la Ciudad de México anunció por la mañana, con bombo y platillo, un incremento salarial de 3.5% directo y algunas prestaciones, retroactivo a enero pasado… pero sólo para algunos empleados de la institución. La lógica se impuso y los excluidos opacaron la nota, pues salieron ayer mismo a exigir un trato justo e igualitario. “Si hay aumento para algunos, que lo haya para todos”, decían durante el cierre de Niños Héroes y Patriotismo, entre otras avenidas donde hay instalaciones del Poder Judicial capitalino. Al final se hizo una mesa de diálogo; esperemos a ver en qué resulta. (Confidencial, El Financiero, Nacional, Política y Sociedad, p. 29)

.

.

Rozones

Raspón al antecesor

Y fue el gobernador de Oaxaca, Salomón Jara, el que ayer dio un recargón, nos comentan, a su antecesor, Alejandro Murat. Y es que resulta que el mandatario morenista, al salir al paso de las críticas que provocó la difusión de una imagen en la que se ve que un bebé en una caja de cartón en el hospital Doctor Aurelio Valdivieso —hecho que, por cierto, derivó en ceses—, acusó una campaña y dio cuenta de que recibió ese nosocomio “abandonado completamente”. Defendió que del 1 de septiembre de 2022 al 31 de agosto de este año su administración ha erogado en la instalación hospitalaria 98.5 millones. Y destacó: “Recordemos que además del pésimo estado en el que nos entregaron los servicios de salud en todo el estado, nos heredaron más de 2,400 millones de pesos por adeudos al ISSSTE desde el 2008”. Ahí el dato.

La agenda feminista y Sheinbaum

Con la novedad de que las reacciones por la nominación de Claudia Sheinbaum como coordinadora de la Defensa de la Transformación, traspasaron los territorios partidistas. Y fue el Movimiento Nacional de Mujeres “Por ella, por todas”, del que son fundadoras Lorena VillavicencioMariana Benítez y Teresa Ramos, el que ayer dio cuenta del documento “Agenda de las Mujeres para el México que queremos con Sheinbaum”, el cual prevén entregar a quien será la candidata presidencial de la 4T, para que, dijeron, lo considere a la hora de elaborar su plataforma de campaña y, señalaron, en su momento sea su principal programa de gobierno. El texto lo presentaron en un acto público al que asistieron también Olga Sánchez Cordero, Daniela Cordero, Nayeli Fernández y Emilia Vidal.

Equipo de gobierno en el Edomex

Muchas miradas están clavadas estos días en el proceso de configuración del equipo de trabajo de Delfina Gómez, quien asumirá como gobernadora del Estado de México el próximo 15 de septiembre. Se trata de ese proceso en el cual lo que menos ha faltado son especulaciones sobre dónde quedarán diversos jugadores relevantes, nos comentan. Y es que resulta que una de esas versiones indica que el senador Higinio Martínez podría quedar en una secretaría donde se muevan muchos recursos como Obras, Agua o Finanzas, con lo cual sus allegados tendrían en sus manos operación política y financiera, pese a ser objeto de cuestionamientos. Nos hacen ver, sin embargo, que la maestra Delfina Gómez se ha mostrado firme en frenar las imposiciones y a quienes no siempre acompañaron las decisiones del Presidente López Obrador en el pasado. En unas horas veremos la fuerza de cada grupo.

Con la mirada en otro lado

Quien parece empeñado en aclarar que pronto dejará el cargo para perseguir su siguiente aspiración es el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, nos comentan. Y es que ahora, sin que nadie le preguntara, aprovechó una entrevista con medios para mencionar que “en todas las encuestas serias, dicen, sin afán propagandístico, que yo las encabezo”, y además aseguró que no dejará nada inconcluso en San Lázaro. Sin embargo, nos hacen ver que su partida no sería tan tersa, primero porque son varias las encuestas que traen, pero al otro Mier, que es senador muy adelante del diputado, y además hay que sumarle que no sólo abandonará al grupo parlamentario, de cara al final del sexenio, sino también en medio de los efectos del proceso morenista que, se ha advertido, podría fragmentarlo en, al menos, dos partes: quienes van con Claudia y quienes no sueltan a Marcelo. Pero mientras… qué chula es Puebla.

Libros de texto, la suspensión sigue

Con la novedad de que Luis María Aguilar, uno de los ministros de la Corte a quien en Palacio últimamente han traído entre ceja y ceja, rechazó levantar la suspensión que determinó aplicar sobre el reparto de libros de texto en Chihuahua, lo que, nos comentan, representa un nuevo revés para la Consejería Jurídica de la Presidencia, encabezada por María Estela Ríos. Y es que dicha oficina y la Secretaría de Educación Pública, a cargo de Leticia Ramírez, solicitaban levantar la suspensión y poder repartir los materiales al considerar que la situación cambiaba con la publicación que se hizo de los programas de estudio en el Diario Oficial de la Federación. Pero ha quedado claro que el tema de fondo es determinar si en la elaboración de los libros se cumplieron los requisitos que establece la Ley de Educación. Pendientes. (Rozones, La Razón, LA DOS, p. 2)

.

.

¿Será?

Exclusividad de consultas

El gesto que asumió ayer el líder de Morena en la Cámara de DiputadosIgnacio Mier, con el INE, dejó con el ojo cuadrado a más de uno. Resulta que como la coalición oficialista planea incluir en su plataforma electoral la reforma al Poder Judicial, entonces considera que el INE ya no necesita pedir recursos para la consulta popular. Ahora resulta que Morena tiene la exclusividad para solicitar consultas y se le olvida que legisladores y ciudadanos tienen ese derecho para algún otro tema, como establece la ley. ¿Así, o más autoritario? ¿Será?

Prioridad en el Congreso

… y tal vez es por eso que en el llamado Frente Amplio pusieron especial atención a un comentario realizado en la reunión morenista de este fin de semana: además de buscar la Presidencia del país, la 4T hará lo necesario para hacerse de la mayoría en el Congreso federal y, así, plantear ¡Una nueva Constitución! Lo anterior hizo que varios en la oposición urgieran a mandar a sus mejores candidatos posibles para competir por las curules del Senado y la Cámara de Diputados, pues los cuartotransformistas no sólo advirtieron que echarán atrás todas las “reformas neoliberales”, sino que van por la conformación de un nuevo Poder Judicial y la desaparición de varios organismos que, hasta el momento, gozan de autonomía. ¿Será?

…Otra vez Guerrero

Ni la gobernadora Evelyn Salgado, ni la presidenta municipal de Acapulco, Abelina López, parecen darse cuenta de la emergencia que se vive en su estado, ya no basta echarle la culpa de la violencia al sexenio de Felipe Calderón, ni a las políticas neoliberales, el sexenio del presidente López Obrador está por concluir y a pesar de que los tres órdenes de Gobierno son del partido que se comprometió a terminar con este problema, la entidad se tiñe de rojo: ayer, por ejemplo, se encontraron los cuerpos de cinco jóvenes desmembrados… De verdad, ¿ni en Palacio Nacional se percibe la tragedia de Guerrero? ¿Será?

Protesta y descanso

En el Tribunal Superior de Justicia de la CDMX, iniciaron la semana sin actividades en demanda de aumento salarial y prestaciones del 7.7% y el pago inmediato del retroactivo, el aumento de vales de despensa y de fin de año, el incremento al estímulo económico de fin de año y hasta la exigencia de días económicos sin el visto bueno del titular del área… ¿Y su nieve de qué la quieren?, por cierto, dicen que el viernes 15 de septiembre no habrá actividades, por aquello de la preparación para la conmemoración del aniversario del Grito de Independencia. ¿Será?

Hermetismo en el INE

Vaya que soplan tiempos de cambio en el INE. A la consejera presidenta, Guadalupe Taddei, no le gusta responder a las preguntas de los medios de comunicación. Ayer fue a la Cámara de Diputados a presentar su proyecto de presupuesto, comió con los coordinadores en la Jucopo, pero ni una respuesta quiso dar fuera del protocolo. ¿Será aversión, miedo, despreció, inseguridad?, lo cierto es que su equipo tiene la instrucción de no permitir ningún “chacaleo”… ¿Será? (¿Será?, 24 Horas, PÁG. 2)

.

.

Estrictamente Personal

El ultimátum de Marcelo

Marcelo Ebrard no se fue ayer de Morena para jugar políticamente por la libre contra el presidente Andrés Manuel López Obrador y la eventual candidata presidencial, Claudia Sheinbaum, pero está en el umbral de hacerlo. Este lunes subió la presión sobre todo el aparato gobernante al advertir que, si no resuelve a su favor la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del partido su impugnación al proceso del que emergió Sheinbaum como eventual candidata presidencial, se irá del instituto político. Una vez más, Ebrard le arrebató a López Obrador la iniciativa y arrinconó a su rival, a sabiendas de que a su permanencia en Morena le quedan unos cuantos días de vida.

Ebrard lo sabe desde el 1 de septiembre, cuando pidió una cita con López Obrador para mostrarle las irregularidades que documentó sobre el proceso. El Presidente nunca lo recibió, lo que debió de haber anticipado el excanciller porque desde principios de agosto, cuando López Obrador habló con él a propósito del asesinato de su operador financiero en Guerrero, José Guadalupe Fuentes, ya no volvió a tener comunicación con su excolaborador. A diferencia del trato con Sheinbaum y el propio Adán Augusto López, el tabasqueño caído en desgracia en Palacio Nacional, a Ebrard lo mandó a la congeladora.

La decisión que tomó Ebrard después de ver que la puerta del despacho presidencial se le había cerrado en definitiva, no fue de moderación y recorte de pérdidas, sino de elevar el costo del resultado y reventar el proceso. Por esa razón sus representantes en la Comisión de Encuestas de Morena, Martha Delgado y Malú Micher, buscaron descarrillarlo desde el segundo día de haber iniciado, buscando la anulación del mayor número de secciones para alegar que no había existido representatividad, y provocaron un conflicto con la policía el día que se anunciaron los cómputos de las casas encuestadoras.

No funcionó la estrategia mediática porque todas las casas encuestadoras coincidieron en los resultados, y éstos estuvieron alineados a lo que todas las encuestas, por más de un año de medir a Sheinbaum y Ebrard, publicaron. La estrategia política que siguió Ebrard fue enmarcada en lo jurídico. Por eso impugnó el proceso el domingo por la noche, cuando se cumplía el plazo para presentarla, ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del partido. No hay un término para resolver, pero no deberá demorar mucho.

Ebrard afirmó este lunes que si no se atendían las irregularidades que denunció, “ya no tendría interés en seguir en Morena”. Sheinbaum revisó el documento de Ebrard y dijo ayer que no tenía “mucho fundamento” su queja. Pero aunque lo tuviera, la comisión está integrada por incondicionales de López Obrador y aliados de Sheinbaum, por lo que de antemano se puede saber su fallo. No lo dijo Ebrard, pero le quedaría una instancia adicional, el Tribunal Electoral, la última ventanilla a la que puede recurrir.

La salida de Ebrard de Morena ha sido en cámara lenta porque es el ritmo que ha impuesto desde el principio. Primero forzó al Presidente, en aras de mantener la unidad, que se aceptaran sus términos para que renunciaran los aspirantes a la candidatura y que la pregunta de la encuesta fuera sólo sobre a quién querían los ciudadanos como candidato. Luego, para evitar un quiebre, Ricardo Monreal le cedió su lugar para que Ebrard tuviera la encuestadora de su preferencia, realizando los estudios espejo. Después, durante el levantamiento de las encuestas, el equipo de Sheinbaum –y de otros contendientes– accedió a la mayor parte de las quejas, algunas infundadas, que presentaron Delgado y Micher.

La pregunta natural es por qué, si sabía el destino que le esperaba, porque no aceptará que Sheinbaum se convierta en su jefa política y sea ella quien decida su futuro, no renunció a Morena y evitó abrir un juego de ajedrez difícil ante un adversario como López Obrador. Se puede plantear, con la estrategia mostrada hasta el momento, que Ebrard ha estado buscando que la decisión sobre su permanencia en Morena no recaiga primariamente en él, sino en el Presidente, Sheinbaum o el partido. López Obrador no lo hará, y aunque ha sido muy duro con sus palabras, lo ha sido en el fondo, no en la forma. Sheinbaum, aunque el hígado se le parta, tampoco va a caer en la provocación. La apuesta es Mario Delgado, y que sea él quien estalle y le dé la justificación pública para que sea el verdugo y le transfiera todo el costo de su salida de Morena.

El juego de Ebrard ha sido inteligente y cuidadoso. Su fraseo lo muestra. “¿Estas prácticas son válidas en Morena?”, preguntó. “¿Así va a ser? ¿Todas las encuestas que vienen, vamos a ver lo mismo?”. También acusó al partido de haber dado una carta de naturalización a gobernadores, alcaldes y sindicatos, para que intervinieran en el proceso, pero ha cuidado a López Obrador. Está dispuesto a romper con Morena, pero no con el Presidente, por lo menos hasta ahora.

Ebrard aprendió de la experiencia de su mentor, Manuel Camacho, y de sus errores cuando se rebeló porque no le dieron la candidatura presidencial en 1994. Camacho quemó muchos puentes y su fortaleza se convirtió rápidamente en debilidad. La bala que mató al candidato Luis Donaldo Colosio lo mató políticamente. Ebrard, en cambio, desarrolló una estrategia gradual y fue agotando las instancias.

Al elevar el tono de denuncia sobre los dados cargados a favor de Sheinbaum desde hace más de tres años, lo colocó en una clara ruta de colisión que lo iba a poner frente a una disyuntiva: si no lograba desconcentrar a Sheinbaum y obligarla a cometer errores que la hicieran inviable como la heredera del lopezobradorismo, construiría una salida digna que pudiera darle viabilidad y vida política fuera de Morena.

Ebrard llegó al final de este camino y sólo espera agotar la última instancia. Se irá y será un jugador político en el futuro. Qué tan influyente, dependerá de las negociaciones que haga con la oposición durante los días que el escenario para abandonar Morena madure. (Raymundo Riva Palacio, El Financiero, Nacional, Política y Sociedad, p. 32)

.

.

Contra las Cuerdas

¿Hasta dónde llegará Ebrard en su pleito con AMLO?

Nadie se compra el cuento de que el acto de rebeldía de Marcelo Ebrard no debe verse como un pleito directo con AMLO. ¡Es una afrenta de valores entendidos!

La impugnación del excanciller en el partido y que seguro será llevada al Tribunal Electoral, rompe el acuerdo interno que él mismo firmó para aceptar los resultados del proceso interno en el que Claudia Sheinbaum resultó ganadora de la representación de los Comités de Defensa de la Cuarta Transformación y con ello tener el pase directo como candidata presidencial de Morena en 2024.

Diferentes versiones desde adentro de Morena tratan de explicar off the record lo que está pasando de cara al proceso presidencial de 2024. Están los que argumentan y acusan una traición por parte del presidente a Ebrard, quien con su declinación en 2000 lo ayudó a ser jefe de gobierno. (Bueno, ahí AMLO le correspondió con la candidatura al mismo puesto de manera inmediata). En 2011, Ebrard se abrió al aceptar su derrota y al reconocer que López Obrador lo superó con tres puntos en las encuestas internas, aunque en corto diga que se vio obligado por el carácter autoritario del tabasqueño.

Ebrard huyó del país en 2015 para refugiarse en Francia al acusar una persecución política de Miguel Ángel Mancera y Miguel Ángel Osorio Chong, quienes lo señalaron de filtrar documentos en lo que se basó un reportaje para destapar el escándalo de la Casa Blanca de Peña Nieto, de la que se hizo por favores políticos.

Es aquí de donde se agarra la otra versión de la historia, que dice que Ebrard es un mal agradecido porque después de dos años de exilio en Francia y Estados Unidos, fue López Obrador quien lo rescató políticamente al unirlo a él y a Morena.

A pesar del desastre en la Línea 12 del Metro tuvo siempre el cobijo de AMLO, aún cuando se documentaron los problemas de origen en la construcción y la entrega acelerada al exigir Ebrard la inauguración anticipada porque se acercaba el final de su periodo como jefe de gobierno y quería resultar favorecido para sus aspiraciones presidenciales. justo para enfrentarse con López Obrador en las encuestas internas del PRD, cuando ambos aún eran militantes.

La pregunta es si al declararle la guerra política a AMLO y a Sheinbaum, a Marcelo Ebrard le va a alcanzar para seguir sin investigaciones en su contra por lo de Tláhuac. La declaración de guerra abierta y sin tregua la soltó ayer el propio excanciller cuando de forma indirecta anunció la creación de un nuevo partido político, legisladores cercanos a él confiaron que se está pensando en el nombre de Movimiento Progresista.

Se trata de empezar con un Movimiento Político Nacional que tendrá su semilla el 18 de septiembre curiosamente un día después de que Sheinbaum arranque su nueva ruta por todo el país para reencontrarse con las bases morenistas de cara a la presidencial de 2024, como nos lo adelantó Alfonso Ramírez Cuellar, encargado de la red #EsClaudia. O sea, el resentimiento de Ebrard es tan grande que está decidido a intentar boicotear a la exjefa de gobierno.

¿Hasta dónde va a llegar Ebrard en su afrenta con AMLO? La pregunta también debería hacérsela el propio Dante Delgado, líder nacional de Movimiento Ciudadano, para saber hasta dónde le conviene o no aliarse con el excanciller.

UPPERCUT: Obligada por el INEXóchitl Gálvez tuvo que bajar 12 publicaciones de sus redes sociales por violar la ley electoral. Por eso nadie debe sentirse segura o seguro de que con los actos anticipados de campaña tienen asegurada las precandidaturas o candidaturas. Decíamos en días pasados de que con los lineamientos impuestos por el INE se sienta un precedente y las inconsistencias de los actos anticipados se van a ir sumando en una la lista que puede convertirse en su peor obstáculo a la hora de la verdad. (Alejandro Sánchez, El Heraldo de México, Online)

.

.

Historias de reportero

Marcelo y el lobo

Marcelo Ebrard no quiere romper con López Obrador. Porque motivos tiene y desde hace tiempo. La cancha dispareja de la que se quejó Ebrard hace meses fue construida por el presidente. Ebrard sabe que, sin el aval de AMLO, la millonaria cargada a favor de Claudia Sheinbaum no hubiera sucedido. Claudia no le hizo nada. Se lo hizo Andrés Manuel. Pero Ebrard no toca al presidente. No lo culpa, no lo señala, no dice una sola frase negativa de él. Para no apuntar al verdadero responsable de que el gobierno federal, los estatales y el partido se pusieran a las órdenes de una de las corcholatas, Ebrard se lanza contra Claudia Sheinbaum, Mario Delgado y Alfonso Durazo.

El excanciller ha tenido varias oportunidades de romper y no ha querido. La más reciente fue ayer. Pero no la tomó. Ebrard parece que quiso comprar tiempo: anunció —como AMLO tras la elección del 2006— una gira por todo el país para denunciar el fraude que le hicieron dentro de su propio partido, presentó una denuncia formal ante Morena y dijo que va a esperar un mes a que resuelvan.

Ah, y oootra vez amenazó con que, si el partido no hace nada, se va. Es la tercera vez que amenaza con lo mismo, y como el presidente y Morena no hacen nada, Ebrard va posponiendo su ultimátum. Marcelo y el lobo. Cada día que pasa, la amenaza asusta menos.

A Ebrard se le agotan los buenos escenarios. Pudo romper cuando la oposición no tenía candidato. Ahorita ya tiene, y entusiasma. Pudo romper antes de que las cinco encuestas —hasta la suya— lo mostraran en un lejano segundo lugar en la contienda interna de Morena. Ahorita es el perdedor y cada minuto se ve menos como el demócrata indignado y más como el hermano ardido porque papá le dio el juguete a la hermanita.

En Morena no van a quitar a Claudia para ponerlo a él. Y mientras Marcelo recorre el país clamando ¡fraude! sin el apoyo de la estructura ni de los gobernadores, Sheinbaum va a estar en plan sucesora, tomando decisiones y repartiendo candidaturas de la mano del presidente. Si termina arreglándose, a ver qué logra negociar a cambio de quedarse.

Y en la oposición no van a quitar a Xóchitl para ponerlo a él. Si realmente quiere cobrarse el agravio, que rompa con Morena y se sume al bloque opositor. Y a ver qué negocia a cambio.

Un escenario cada vez más remoto es que desde Movimiento Ciudadano pueda construir una candidatura que crezca a niveles competitivos. Así como va el ritmo de las campañas parece más probable que se quede en una candidatura testimonial de alguien que optó por la tibieza: en el momento de las definiciones, no quiso ser gobierno ni quiso ser oposición.

Nunca hay que subestimar la capacidad de sorpresa que tiene la política mexicana, pero en este momento, me da la impresión de que a Ebrard el tiempo le juega en contra. Y cuando cree que está comprando oxígeno, en realidad se le está agotando. (Carlos Loret de Mola, El Universal, Nación, p. A6)

.

.

Serpientes y Escaleras

Ebrard, tras los pasos de Camacho

Al presentar una impugnación que de entrada ya descalificó Claudia Sheinbaum porque “no tiene mucho fundamento” y condicionar su permanencia en Morena a la respuesta que le den a su queja, Marcelo Ebrard confirma que la estrategia que preparó cuidadosamente desde antes de empezar este proceso interno y que ahora está siguiendo para preparar su salida formal del movimiento lopezobradorista, no es si no una copia de la misma estrategia que hace 29 años siguió Manuel Camacho Solís cuando Carlos Salinas de Gortari optó por Luis Donaldo Colosio, y no por él, para la candidatura del PRI a la Presidencia en 1994.

Descalificar el proceso, negarse a aceptar la decisión y no acudir a reconocer el triufo de Sheinbaum “haiga sido como haiga sido”— fue la primera parte del plan ebrardista que siempre supo que él no sería el elegido y optó por emular lo que hizo su mentor político en aquel año aciago en el que la violencia política asomó su rostro en México con toda su crudeza. Si lo primero fue desconocer a Claudia como la elegida por la encuesta alegando diversas irregularidades, lo que ayer anunció Marcelo Ebrard es el lanzamiento de una campaña paralela —como la que le hizo Camacho a Colosio— y la creación de una nueva plataforma política que denominó “Movimiento Progresista”.

Recorrer el país al mismo tiempo que lo hará la virtual candidata de Morena será sin duda la otra parte de la estrategia de Marcelo para minar a Claudia, hacerla parecer débil y que no tiene todo el respaldo de los grupos internos del partido, más allá del apoyo incondicional que le brindó el presidente López Obrador. Si Camacho Solís buscó y utilizó el nombramiento de “Comisionado para la Paz” en Chiapas que le otorgó Salinas, Ebrard utilizará su propia plataforma para ir por toda la República a partir del 18 de septiembre con un objetivo más que claro: mostrar que su candidatura presidencial no está muerta, que la unidad morenista es más un discurso que una realidad (por eso llama a los militantes del partido y a los aliados del PVEM y el PT a que se sumen a su movimiento) y, sobre todo, a demostrar que Sheinbaum no tiene la capacidad ni para manejar el mando político que le entregó AMLO ni para conquistar al electorado.

Lo que seguiría, en el manual camachista para sabotear una campaña, es que se empiece a hablar de que “la campaña de Claudia no prende ni entusiasma”, que “a la candidata le falta experiencia y carisma”, y así hasta llegar a hablar de posibles candidatos sustitutos, tal y como ocurrió en aquellos primeros meses de 1994, cuando Manuel Camacho, con Ebrard como su joven alumno y operador, lograron sembrar la percepción de que la campaña de Colosio no levantaba hasta que vino aquel discurso mítico del 6 de marzo en el monumento a la Revolución.

A nadie debe extrañar que Marcelo Ebrard, en su decisión de no aceptar la decisión de Morena y de López Obrador y jugarse su última carta, decida declararle la guerra política, una guerra estratégica y soterrada a Claudia Sheinbaum, aunque su verdadero pleito no es con la doctora, sino con quien la puso. Si Camacho la emprendió contra Colosio como una forma de vengarse de su hermano, Carlos Salinas de Gortari, que no cumplió los acuerdos que tenían ni le entregó la candidatura que él sentía suya; hoy Marcelo también enfoca sus baterías contra Claudia, aunque su verdadero objetivo es Andrés Manuel, con quien está enojado por haberlo llamado “hermano” y no haberle reconocido, con la candidatura, su lealtad y amistad cuando lo dejó pasar, hasta en tres ocasiones, habiéndose él sacrificado.

Sin duda todos los paralelismos encajan en los pasos del Marcelo de hoy y el Manuel Camacho de ayer. Los dos están molestos y decididos a cobrarse lo que consideran un acto de “ingratitud y maltrato” por parte de quienes consideraban sus “hermanos”. Podría decirse que López Obrador no es Salinas, pero al final los dos representan quizá a los dos presidentes más políticos y perversos de los últimos tiempos.

Lo único en lo que no debiera, bajo ninguna circunstancia esperar o buscar un paralelismo, es en la violencia criminal y política que nos estalló a todos en la cara aquel 23 de marzo de 1994; empezando por Camacho Solís, al que le gritaron “¡asesino!” a su llegada a Gayosso al sepelio de Colosio, y siguiendo por todo un país y una generación de mexicanos que asistíamos horrorizados a una violencia política que no conocíamos. Eso si nadie quiere que se repita y quien lo invoque o lo provoque será repudiado y rechazado por los votantes.

NOTAS INDISCRETAS… La imagen del presidente López Obrador y de su esposa Beatriz en Santiago de Chile, vestidos todos de negro, en señal de luto, y portando un clavel rojo cada uno en sus manos, pudiera parecer una muy buena idea de sus estrategas de imagen para mostrar su respeto y solidaridad con el pueblo chileno a 50 años del golpe de Estado que derrocó con la rebelión militar al presidente Salvador Allende.

Pero si esa misma imagen se traslada al contexto mexicano de violencia descarnada, donde todos los días hay muertos, balaceras, desapariciones y masacres en varios estados de la República, entonces la idea ya no parece tan buena. Porque mientras el presidente y su esposa se ven vestidos para la ocasión, con el color de luto de pies a cabeza y el detalle planeado del clavel rojo en sus manos, para condolerse de la tragedia vivida por los chilenos hace medio siglo, en México donde el gobierno que López Obrador encabeza lleva hasta hoy más de 165 mil mexicanos muertos por la violencia del narcotráfico, ni él ni su esposa han tenido en cinco años el detalle de vestirse de luto y menos condolerse, más allá del discurso y las palabras, por las vidas de tantos mexicanos asesinados y desaparecidos en este país.

Está muy bien que el presidente haga política exterior y refuerce los lazos históricos con Chile, país al que México y su embajada ayudaron hace 50 años sacando a miles de chilenos perseguidos por la dictadura de Pinochet; pero qué mal que el mismo López Obrador y su esposa solo sientan el luto y el gesto de solidaridad hacia las víctimas chilenas de hace 50 años y no hacia las víctimas mexicanas de todos los días, del presente y de los que le faltan aún en el año que le queda de gobierno donde las propias proyecciones oficiales hablan de una cifra histórica que podría rebasar los 180 mil asesinatos violentos.

Qué bueno que al presidente y a su esposa los hayan vestido para la ocasión en Chile; qué malo que acá ambos no se permitan ni siquiera la ocasión para dolerse de tantos muertos y tanta violencia en México… Se baten los dados. Serpiente y descendemos. (Salvador García Soto, El Universal, Nación, p. A8)

.

.

Bitácora del director

¿Recuperará Sheinbaum a la clase media?

El domingo, en su discurso ante el Consejo Nacional de Morena –que le entregó su constancia como ganadora del proceso interno para definir la candidatura presidencial del oficialismo–, Claudia Sheinbaum convocó a “personas de todas clases sociales, de corrientes del pensamiento, de todas las religiones, librepensadores, campesinos, trabajadores, clases medias, artesanos, científicos y empresarios, jóvenes y mujeres, a quienes viven fuera de México, a construir el segundo piso de la transformación”.

Sobresale en ese llamado la mención a sectores de la sociedad que han sido abiertamente hostilizados por el actual gobierno, al que Sheinbaum pretende dar continuidad. Por ejemplo, los librepensadores, a quienes el presidente Andrés Manuel López Obrador ha criticado por no cerrar filas con su gobierno y tener una postura independiente, de la cual se ha mofado y puesto en duda. O los científicos, a quienes se retiró el apoyo presupuestal, se llamó “machuchones” y se criticó por hacer “turismo académico” y por ser adictos a los “lujos” e, incluso, se les acusó penalmente.

O la clase media, sobre la que ha caído una lluvia de adjetivos desde la conferencia mañanera: “aspiracionistas sin escrúpulos morales”; “individualistas que dan la espalda al prójimo”; “partidarios de ‘el que no transa no avanza’”, y pilar del “conservadurismo”, etcétera. Esta última ha sido clave en las más recientes elecciones presidenciales. Desde que se desmoronó el corporativismo priista a fines del siglo pasado, los candidatos ganadores han fincado su triunfo en el apoyo de la clase media. Así fue para Vicente FoxFelipe CalderónEnrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador. Ha quedado claro que para llegar a Palacio Nacional hace falta conquistarla.

En las elecciones legislativas y municipales de 2021, el voto de la clase media fue fundamental en los distritos y alcaldías que recuperó la oposición de manos del oficialismo. La pregunta, de cara al 2024, es si Sheinbaum logrará revertir esa pérdida. Como han mostrado los resultados de las últimas cuatro elecciones presidenciales, hay una lista de diez estados –Aguascalientes, Baja California, Coahuila, Colima, Chihuahua, Jalisco, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora y Yucatán– que siempre gana quien se lleva la Presidencia de la República. Dichas entidades federativas tienen una fuerte presencia de la clase media.

El jueves 7, tres días antes de que Sheinbaum hiciera su llamado, el presidente López Obrador pareció decir que ese sector social no es importante para el oficialismo, al afirmar que si Marcelo Ebrard se presentara como candidato, él tendría “más jale” con la clase media que la frentista Xóchitl Gálvez. En ningún momento mencionó si existe interés de los clasemedieros en votar por Sheinbaum, quien el domingo dijo que busca su apoyo.

BUSCAPIÉS

* El excanciller Marcelo Ebrard anunció ayer que llevará adelante su impugnación al proceso interno de Morena. La víspera, presentó ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia una demanda de nulidad y posterior reposición de la elección de la Coordinación Nacional de Defensa de la Cuarta Transformación, con base en la documentación de actos de violencia y condicionamiento de programas sociales, entre otras presuntas anomalías. Dio a conocer que el 18 de septiembre iniciará una gira nacional para informar sobre su queja, un día después de que Claudia Sheinbaum comience la suya.

* Así como los demócratas de cualquier signo ideológico deben estar en contra de los cuartelazos, como el que hace medio siglo tiró del poder al democráticamente electo presidente chileno Salvador Allende, también deben oponerse a toda intervención gubernamental en los procesos electorales a favor de su partido, incluyendo las maniobras para debilitar a las autoridades encargadas de organizar y calificar los comicios. Hacer otra cosa es pura hipocresía y deja también una mancha indeleble, de ésas que no se borran con toda el agua del océano. (Pascal Beltrán del Río, Excélsior, Nación, p. 2)

.

.

El señor Carlos Pozos, más conocido como Lord Molecula en la mañanera; de nuevo se lanzó contra  Xóchitl Gálvez, un asunto añejo, cerrado ya..

La secretaria de Gobernación lo bateó.., estuvo muy bien..»en eso no nos metemos, dijo..

¿Cobra Lord por eso?

Jesús Ramírez, vocero de Palacio, mostró en conferencia una gráfica del Inegi en la que se consigna que 66% de la población considera que los jueces son corruptos.

«En medio de la discusión sobre la reforma del Poder Judicial, resulta que al menos el 66% de los ciudadanos ven a los jueces corruptos», señaló. 

En contraste, los ciudadanos perciben a la Secretaría de Marina, al Ejército y a la Guardia Nacional como las instituciones menos corruptas. 

.

Rechaza ministro Luis María Aguilar levantar suspensión a libros de texto en Chihuahua

Tras la petición de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal y de la SEP, para levantar la suspensión que imposibilitó el reparto de los nuevos Libros de Texto Gratuitos (LTG) en escuelas de Chihuahua, el ministro Luis María Aguilar lo rechazó porque no se advierten elementos que justifiquen la modificación de la suspensión decretada en el presente medio de control constitucional.

El acuerdo del ministro, refiere que la suspensión se otorgó a efecto de que no se distribuyeran los LTG para el ciclo escolar 2023-2024, hasta en tanto se resuelva el fondo del asunto.

.

Piden empresas militares megasubsidio para 2024

Las cuatro empresas paraestatales de la Defensa Nacional  pidieron para 2024 subsidios de operación y salarios que suman 22 mil 728 millones de pesos, monto que rebasa el presupuesto combinado de las Secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores para el próximo año.

Se trata de las empresas Tren Maya, Aerolínea del Estado Mexicano, Grupo Aeroportuario, Ferroviario, de Servicios Auxiliares y Conexos Olmeca-Maya-Mexica (GAFSACOMM) y el Aeropuerto Internacional Felipe Angeles (AIFA). Salvo esta última, todas fueron registradas por primera vez en un proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

El quid es que nada tiene que ver con la seguridad nacional..

.

Informantes encubiertos de EU cometieron asesinatos en México; DEA los solapó

Al menos siete infiltrados traficaron drogas, secuestraron y torturaron para los cárteles, al tiempo que cobraban en EU hasta un millón de dólares al año. DEA supo de los crímenes, acusa senador Chuck Grassley (R); reclamó por el asesinato de dos informantes confidenciales de la DEA a manos de sicarios que trabajaban para Los Chapitos.

Información obtenida por MILENIO revela que en la última década, al menos siete informantes confidenciales continuaron con el tráfico de drogas, participaron en ejecuciones, sobornos y actos de corrupción a pesar de estar recibiendo concesiones y dinero por parte de las agencias de ese país. (Laura Sánchez Ley, reportera; Milenio).

.

Matan a delegado de la FGR en Chilpancingo, Guerrero

De acuerdo con los primeros reportes, el funcionario circulaba en su vehículo por la colonia Cipatli, cuando fue atacado por hombres armados.

Hasta el momento las autoridades no se habían pronunciado ni confirmado oficialmente la identidad de la víctima.

Esto ocurre tres días después del asesinato del fiscal regional en la zona de la Tierra Caliente, el mayor de justicia militar del Ejército, Víctor Manuel Salas Cuadras.

.

El Papa y Javier Milei

Las razones detrás de la reacción de la Iglesia ante el avance de Javier Milei

Desde los curas villeros hasta la jerarquía del Episcopado expusieron su malestar por los agravios al papa Francisco, que nunca fueron desmentidos ni explicados por el candidato de fuerte impacto mediático.

El malestar de la Iglesia por los exabruptos de Milei trasciende a los curas que trabajan entre los más pobres y, en las últimas horas, adquirió un carácter más institucional con las declaraciones del presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Oscar Ojea, quien exigió “respeto” a la figura del Papa.

.

.

Contra el narco, amor y familia

Jorge Fernández Menéndez

Razones

Excelsior,

En la cumbre realizada sobre temas de narcotráfico en Cali, el sábado pasado, tanto el presidente López Obrador como su homólogo colombiano, Gustavo Petro, pusieron el acento en el amor y la familia como una suerte de antídoto contra los traficantes de drogas. La cumbre en sí misma fue una suma de lugares comunes que no sirven para nada si no se enmarcan en una estrategia seria, profunda y de largo plazo en la lucha contra el crimen organizado.

El amor y la familia sirven para todo, y vaya que son necesarios en la vida cotidiana, pero para enfrentar a los grupos del narcotráfico se necesita mucho más. No existe una estrategia común en esa lucha: las organizaciones criminales de Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, buena parte de Centroamérica y México tienen lazos comunes, trabajan con sus respectivas redes como unas grandes empresas transnacionales.

Nuestros gobiernos exhiben contradicciones absurdas y, en lugar de tener objetivos comunes, están profundamente divididos: ¿cómo vamos a tener una estrategia común con Perú, cuyo espacio aéreo no quiso ser sobrevolado por el presidente López Obrador en su viaje a Chile, para que no le hicieran una “majadería” (como si le fueran a prohibir cruzar por su espacio aéreo) y con Ecuador, cuando el propio mandatario desmintió la información del gobierno de ese país respecto a que el asesinato del candidato presidencial Fernando Villavicencio había sido cometido por las organizaciones locales aliadas con el Cártel de Sinaloa?

Petro, quizá el más cercano en posiciones políticas a López Obrador, en un discurso extraño sostuvo que en su país ya no había organizaciones locales, sino transnacionales (se insiste en Colombia que los cárteles actuales son parte ya de los de Sinaloa y Jalisco) ignorando el elefante que estuvo en la sala durante toda esa reunión: el reconocimiento del hijo de Petro, Nicolás, de que el dinero del narcotráfico financió parte de la campaña de Petro para llegar a la presidencia de Colombia. Nicolás está detenido por la fiscalía de Colombia, ha aceptado su participación en esos hechos y ésa fue su declaración pública.

Con amor y familia se obtienen muchas cosas, pero no se combate al crimen organizado, que sigue permeando cada vez más no sólo los entornos familiares, sino también los institucionales, en medio de una tendencia de los gobiernos de nuestra región de hacer declaraciones muy enfáticas y tomar medidas cada vez más endebles en su contra. O, en el otro extremo, como en El Salvador donde se toman medidas extremas, pero sacrificando, al mismo tiempo, libertades individuales básicas. En ese péndulo nos estamos moviendo y los riesgos de que los países de la región pasen sucesivamente de uno a otro extremo es una posibilidad que vemos todos los días, consecuencia también de la política consciente de polarización que la mayoría de los líderes regionales implementan en sus propios países.

Se puede combatir al crimen organizado con firmeza y objetivos muy concretos sin darle abrazos y sin violentar derechos. No se va a acabar con este fenómeno, eso lo sabemos todos, seguirá existiendo, no sólo en su vertiente del narcotráfico, que es sólo una de ellas. Pero sí se puede romper redes, acabar con cabecillas, no permitir que el crimen organizado controle territorios y comunidades.

Los éxitos que se han logrado en el pasado se han revertido en todos nuestros países porque no ha habido continuidad en las políticas y porque éstas se ponen al servicio del gobierno en turno. En México se logró desmembrar organizaciones que ahora están de regreso, desde los Zetas hasta los Templarios o los Beltrán Leyva; en Colombia, en su momento, se logró desarticular a los cárteles de Cali y Medellín, pero en ambos países los nuevos o viejos grupos no sólo han resurgido o renacieron de sus cenizas, sino que están cada día más empoderados y extienden su influencia hacia otros países, absorbiendo grupos locales y haciéndoles formar parte de un conglomerado global.

Y ante eso no tenemos más respuestas que fortalecer el amor, los abrazos, los lazos familiares, ir a las causas profundas de la violencia, mientras en el día a día esos grupos criminales nos demuestran que no entienden de amor, familia, abrazos o causas profundas y se hacen cada vez más poderosos.

.

.

Pensándolo bien

Omar García Harfuch, úsese en caso de emergencia

Jorge Zepeda Patterson

Milenio,

Se asume con razón que Omar García Harfuch, el popular jefe de Seguridad de la Ciudad de México, solicitó licencia este fin de semana para estar en condiciones de optar por la candidatura al gobierno de la Ciudad de México. Justo el último día que el calendario electoral lo establece para alguien que se desempeñe en una fuerza policiaca. No fue una sorpresa para nadie, toda vez que es el personaje que encabeza las encuestas de intención de voto. ¿Es la apuesta del obradorismo para evitar ser desplazado de la gubernatura más importante del país? Sí y no.

El primer tuit de Harfuch, como se le conoce en los medios, tras anunciar la separación de su cargo fue, por decir lo menos, intrigante: “Muchas Felicidades a la Alcaldesa @ClaraBrugadaM por 5 años de extraordinario y arduo trabajo en favor de la ciudadanía. Su trabajo se ve reflejado con hechos”. Un apapacho inusual, considerando que ella, alcalde de Iztapalapa, será su principal rival por la candidatura de Morena al gobierno de la ciudad. Podría ser interpretado como una mera cortesía, pero a mi juicio revela algo más de fondo.

Omar García Harfuch es, en efecto, el más popular de las “corcholatas” capitalinas, pero no el más cercano a Palacio Nacional o a los cuadros del obradorismo.De entrada, no es un militante de Morena y, en su momento, su incorporación “desde afuera” al equipo de Claudia Sheinbaum en el gobierno de la ciudad, levantó cejas en los círculos de la 4T. Y es que su ADN y su trayectoria inquietaba a no pocos entre la izquierda gobernante. El pedigrí generaba sospechas: hijo de Javier García Paniagua, cabeza de fuerzas de seguridad y político en los sexenios de López Portillo y Carlos Salinas, y nieto de Marcelino García Barragán, secretario de Defensa de Díaz Ordaz. Y el currículo tampoco era tranquilizante: sus credenciales académicas en criminología son impecables (cursos en Harvard, FBI, DEA), pero su paso y encumbramiento por las policías de Calderón y de Peña Nieto lo habían salpicado con la sombra de Genaro García Luna, actualmente sometido a juicio en Estados Unidos. Un personaje respecto al cual Harfuch ha dicho que apenas conoció durante su desempeño.

Claudia Sheinbaum lo incorporó a su equipo y lo designó responsable de seguridad a los diez meses de iniciada su gestión. Difícil creer que su nombramiento no haya contado con el visto bueno del presidente López Obrador, pero seguramente debió ser con reservas y por respeto a Claudia, porque fue notorio el vacío que el mandatario deparó al funcionario a lo largo de los siguientes cuatro años. Apenas en este último y a cuenta gotas el presidente lo ha mencionado con motivo de alguna investigación exitosa.

Y es que, en efecto, el desempeño de Harfuch ha provocado reconocimientos entre la opinión pública. Por un lado, las estadísticas de la criminalidad en la ciudad han descendido de manera importante y, por otro, varios incidentes de enorme repercusión mediática han culminado con éxito gracias a una investigación policiaca rápida y profesional. Y si bien la capital no ha sido inmune a la invasión de los cárteles nacionales, existe el consenso de que se les ha impedido proliferar como sí ha sucedido en el resto del país. Por lo demás, el modelo “Harfuch”, difundido como una estrategia basada en la profesionalidad policiaca, la investigación y la tecnología, contrasta con la opción seguida por el gobierno federal, centrada en el despliegue de militares, sea de manera directa o a través de la Guardia Nacional. El atentado que sufrió en el verano de 2020 atribuido al Cártel más poderoso del país, CJNG, que casi le costó la vida, apuntaló su prestigio como un hombre decidido a enfrentar al crimen organizado.

Lo cierto es que la reputación ganada por Harfuch lo ha convertido en la figura más popular de cara a la elección del gobierno de la ciudad. Pero no es el preferido de los obradoristas, claramente inclinados en favor de Clara Brugada, la eficaz y leal dirigente, cercana a López Obrador y a la propia Claudia Sheinbaum. El problema de Morena es que se anticipan elecciones mucho más competidas en la capital y, dependiendo de los candidatos finalistas, no se descarta que el partido en el poder podría incluso perderla. En las elecciones intermedias de 2021, como se recordará, la oposición obtuvo 9 de las 16 delegaciones y en este momento, a diferencia del gobierno del Estado de México, no hay una fuerza claramente favorita. Equivocarse de candidato podría ser trágico en esta contienda.

La estrategia es obvia, entonces: trabajar por la candidatura de la delegada de Iztapalapa para hacerla crecer en el ánimo popular, pero tener a mano la opción de Harfuch en caso de que tal promoción no prospere y la ciudad corra el peligro de perderse. Algunos dirigentes podrán seguir teniendo reservas sobre el afamado policía, pero es infinitamente preferible que entregar la ciudad a un político de la oposición. Las encuestas serán el mejor termómetro del camino a seguir, con la confianza de que existe un recurso al cual acudir en caso de emergencia. Y si no llegase a necesitarse, el funcionario pasará los siguientes meses organizando la estrategia de seguridad del gobierno de Sheinbaum, de la cual muy probablemente será el futuro responsable.

Tengo la impresión de que el carácter estratégico que posee Omar García Harfuch para el movimiento de la 4T no se reduce a los comicios de la capital el año entrante. Bajo determinadas circunstancias también podría ser el plan B, de emergencia, para el 2030. ¿Por qué? En otra entrega señalé que en estas elecciones la exigencia prioritaria entre la mayoría de los votantes gira en torno a la inconformidad que genera la pobreza y la desigualdad social. Es la razón por la cual la oposición misma debió correrse hacia el centro e inclinarse por alguien con el perfil de Xóchitl Gálvez.

Pero dentro de seis años el leitmotiv del electorado podría ser otro: la inseguridad pública. Nada descabellado, considerando la fuerza de la delincuencia en buena parte del territorio. En tal caso, el riesgo para los gobiernos de la 4T esperder el poder a manos de un Bolsonaro o un Bukele, relativamente fotogénicos, de micrófono fácil y discurso autoritario, emocional y simplista que prometa poner orden cueste lo que cueste. Tal como están las cosas, el único antídoto de la izquierda, hoy por hoy, sería jugar la carta de Omar García Harfuch: joven, carismático y probablemente con mejores argumentos para responder a tal exigencia. Una vez más, el recurso rómpase en caso de incendio.

@jorgezepedap

.

Que siempre sí hay deuda

Valeria Moy

El presidente podrá seguir diciendo que no hay deuda, pero los datos están ahí

Milenio, | 12/09/2023 |

No sé cuántas veces he escuchado al presidente López Obrador decir que en su administración no habría incrementos en la deuda. Es más, su aversión a la deuda pública —incluso reforzada durante la pandemia— llevó a generarle una especie de aura de ser un político con responsabilidad fiscal. Se sigue hablando de la disciplina que supuestamente se ha visto durante estos años de su gobierno, afirmación sostenida por el incremento moderado en el financiamiento en lo que va de la administración lopezobradorista.

Pero todo cambiará el último año de gobierno, y no es una especulación, los datos presentados en el paquete económico para 2024 muestran un claro relajamiento fiscal que pondrá en aprietos a la siguiente administración.

De los más de 9 billones de pesos que se planea gastar el año que entra, 1.72 billones, es decir, más de 19%, provendrán de deuda nueva, deuda que se contratará en 2024. ¿Qué tan alto es este número, así, en valor absoluto? Es el monto más alto a contratar por año por lo menos desde 2000.

Rápidamente argumentarán, como sucedía en la campaña, que en realidad el presidente no habló nunca de la deuda en términos absolutos, sino de su comparación relativa, porque pues todos sabemos que la deuda pública siempre crece y que vivir con déficits públicos, mientras estén controlados, no es terrible.

El déficit público, es decir, la diferencia entre los gastos y los ingresos presupuestados, representará en esta ocasión 5.4% del PIB. El año pasado, por tener una referencia, fue 3.9% y durante 2020, año de la pandemia cuando debería de haber crecido, fue 3.8%. Llama la atención un déficit tan alto en un año en el que se estima tener un crecimiento central de 3%.

Quizás lo más preocupante en las métricas de deuda planteadas es el déficit primario estimado en 1.2% del PIB para 2024. Cuando a los ingresos públicos estimados le restamos los gastos presupuestados, pero sin incluir el pago de intereses sobre la deuda, deberíamos de tener un número positivo. Es decir, es deseable que una economía pueda pagar su gasto recurrente con los ingresos estimados. Tener superávit primario habla de una economía responsable en sus finanzas públicas.

La administración del presidente Peña Nieto fue muy criticada por operar con déficit primario los primeros cuatro años. Corrigió al final, quizás por cuestiones electorales, y cerró 2018 con superávit primario de 0.6% del PIB. En lo que va de la administración actual, hemos tenido dos años con déficit primario, pero el déficit de 2024 será el mayor, por mucho, desde al menos 2010.

La métrica de deuda que nos falta para entender lo presentado en el paquete económico es el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público como porcentaje del PIB que agrupa todas las obligaciones financieras del gobierno federal. En 2020, en medio de la pandemia, este porcentaje creció a 50.2% del PIB, precisamente por la disminución de la producción. Para 2024 se plantea un SHRFSP de 48.8%. Durante la administración pasada se alcanzó un máximo de 47.2% en 2016, pero el endeudamiento promedio fue 43.3%. En lo que va de esta administración, el máximo ha sido el 50.2% mencionado y el promedio, de cumplirse lo presentado el viernes, sería 47.6%.

El presidente podrá seguir diciendo que no hay deuda, pero los datos están ahí. La siguiente administración tendrá que hacer maniobras para atender la irresponsabilidad del último año de gobierno.

.

Desde Afuera

Un festejo importante, recuerdos incompletos

De pie sobre los hombros de Luis Echeverría, Emilio Rabasa y Gonzalo Martínez Corbalá, el presidente Andrés Manuel López Obrador rindió homenaje a Salvador Allende, primer líder marxista electo en América Latina, mandatario chileno depuesto en un golpe sangriento.

Era digno y significativo, que un Presidente mexicano estuviera en la conmemoración de los 50 años del golpe. La actitud mexicana frente al cuartelazo chileno fue siempre de rechazo, y fue la diplomacia de un gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) la que lo mantuvo desde el día del ataque hasta el momento en que salió el último refugiado de su Embajada en Santiago –que cerró en 1974 y reabrió en 1990–.

Fue también el conducto para que saliera al mundo la información real de la situación.

Martínez Corbalá no era diplomático de carrera, pero sí un político que llegó a ser diputado y senador, así como gobernador de San Luis Potosí, siempre en el marco del PRI.

Cierto, era un PRI previo a los tiempos neoliberales y al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero era el mismo que aplaudió la represión de 1968 y asumió la matanza del 10 de junio de 1971; ese mismo PRI abrió la puerta de par en par a los chilenos, argentinos, bolivianos y, en alguna medida, brasileños y uruguayos que huían de dictaduras militares y buscaban refugio en México.

Y cualquiera que haya sido su ideología, hizo lo correcto por lo menos en este sentido. En la práctica, las embajadas de México en varios países de la región fueron un salvavidas y refugio para perseguidos políticos, que eran entonces, sobre todo, de izquierda.

La tradición inaugurada en los años 30 y agigantada durante la Guerra Civil española se convirtió en un sello.

Ahora el punto de continuidad política está hecho y marcado, aun cuando el actual gobierno mexicano haya optado por destacar únicamente la figura de Martínez Corbalá y omitido que no actuó solo, sino que era parte de un aparato con el que el régimen actual se siente incómodo, pero no puede dejar de lado.

Porque es de dudarse que alguno de los diplomáticos enviados por la Cuarta Transformación hubiera hecho algo diferente, aunque sus creencias políticas puedan variar de las que hayan tenido personajes como Rabasa, Antonio Carrillo Flores, Alfonso García Robles y Jorge Castañeda de la Rosa.

Fue en esa década también cuando la diplomacia mexicana le puso el cascabel al gato ante los conflictos centroamericanos, y promovió con Colombia, Venezuela y Panamá la creación del “Grupo Contadora” para hallar soluciones de paz en Centroamérica, y quién sabe cómo habrían reaccionado a la inspiración autoritaria de Nayib Bukele, en El Salvador, o la monumental traición montada por lo que ahora es la dictadura somorteguista en Nicaragua.

Desde luego, hay quien define a la diplomacia y la política como el arte de tragar sapos sin dejar de sonreír, y por eso es siempre placentero recordar grandes momentos históricos, aunque haya que dejar los detalles bajo el velo del olvido. (José Carreño Figueras, El Heraldo de México, Orbe, p. 31)

.