18 de mayo de 2022

COLUMNAS POLÍTICAS

Columnas del 2 de marzo de 2022

.

¿En familia con Chabelo?

Fuerte participación la del senador Germán Martínez en la sesión de ayer en el Senado, en la cual el tema de la estrategia de seguridad que se aplica en el país fue centro del debate. Ante los sucesos violentos en San José de Gracia, en Michoacán, el legislador acusó la falla de las instituciones en los niveles federal, estatal y municipal. Y luego dijo: “Pero a los gobiernos no se les elige para dar explicaciones o para andar de arqueólogos buscando en el pasado… Calderón tenía un desorden en el gabinete de seguridad y lo digo yo, pero… ¿eso en qué consuela a las familias de los muertos michoacanos?  El legislador, michoacano por cierto, pidió una condena a los hechos del domingo, pero desde la mañanera. “No que me vengan a decir que le cambien el nombre al Cártel Jalisco, que le cambien el nombre a la Familia Michoacana, ¿qué le vamos a poner: en familia con Chabelo o familia Telerín? ¡Ridiculeces de la mañanera!”, sentenció el legislador. Uf.

Clara Brugada, a cuentas

Nos cuentan que la información dada a conocer en estas páginas respecto al incremento de 29 por ciento en la incidencia del delito de violación en la alcaldía Iztapalapa tuvo algunas repercusiones. Ayer, el Congreso capitalino citó a comparecer a la alcaldesa Clara Brugada para que explique por qué se ha registrado este aumento en un delito tan lesivo para las mujeres. La propuesta la presentaron diputados del PAN y de MC. Ante la contundencia de los argumentos y de las cifras reportadas y citadas en la tribuna por la panista Daniela Gicela Álvarez, Morena se quedó sin argumentos. Los guindas optaron por abandonar el salón de sesiones, pero los opositores que se quedaron fueron suficientes para aprobar el punto de acuerdo.

Estrategia de seguridad

Hablando de temas de seguridad es la estrategia Ciudad Segura, que implementa la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX, la que de demarcaciones como Tlalpan e Iztapalapa habrá de trasladarse al total de las alcaldías, según lo informado ayer por el titular de esa dependencia, Omar García Harfuch. Dicha estrategia, nos comentan, soporta su ejecución en inteligencia, es decir, en la revisión de indicadores y datos. Se basa en una estrategia de cuatro días en los que se realizan trabajos de campo, recopilación de información, recorridos y detención en flagrancia. La acción de la policía resulta también de la revisión y análisis de denuncias que los ciudadanos presenten. O sea, nos comentan, que contra el crimen sí puede haber más opciones, más variantes y posibilidades y de ello está dando cuenta el gobierno capitalino.

Otro dardo a Gutiérrez Luna

La revolucionada coyuntura política no sólo está presente entre grupos antagónicos, nos hacen ver, sino también entre las mismas huestes partidistas, pues en la Cámara de Diputados continúan los reclamos contra el presidente de la Mesa Directiva, Sergio Gutiérrez Luna… ¡de sus propios compañeros de Morena! Y es que ahora, en tribuna, la diputada guinda Rosalba Valencia Cruz acusó al veracruzano de hacer precampaña y proselitismo en el estado, lo que ha afectado su asistencia al pleno de San Lázaro. “Su investidura no debe, por ningún motivo, ser usada como trampolín político”, advirtió la legisladora. Al terminar la sesión, el también morenista Gutiérrez Luna respondió de nuevo en Twitter con una foto sacando la lengua y la frase: “Chamba mata grilla”. ¿Se le habrá salido ya de control el tema al coordinador Ignacio Mier?

En la MH, a volar coyotes

Conocida la propensión de algunas agrupaciones a querer ser las que “bajen” el recurso de los programas a la población, decidieron meter un candado, en la alcaldía Miguel Hidalgo, que actualmente encabeza Mauricio Tabe, se anticiparon a cortar de tajo cualquier posibilidad de que haya amiguismo o intermediarismo. Y es que en un acuerdo con la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM se acordó que ésta se encargue de evaluar los expedientes de las aspirantes, por ejemplo de las interesadas en apoyos que serán destinados a mujeres que no son reconocidas y remuneradas en sus labores, que carezcan de apoyo suficiente para desarrollarse laboralmente sin descuidar su papel de jefas de familia. Total que ni funcionarios de la alcaldía ni líderes de agrupaciones vecinales podrán manosear los programas. A volar pues, los coyotes.

Capacitación para morenistas

Y fue el mandamás morenista Mario Delgado el que firmó un convenio con los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para que los miembros de su partido participen en los programas de capacitación electoral que da el órgano jurisdiccional. Y es que, reconoció, en Morena necesitan una mayor capacitación en la materia. Por cierto que cuando estaba en su reflexión, nos dicen, se apagaron los micrófonos y se cerró la transmisión del evento durante unos segundos, por lo que, al recuperarla, Delgado bromeó diciendo que seguramente el responsable del incidente fue alguien que impugnó alguna de sus decisiones. Y es que el dirigente admitió que los miembros de su partido son los que más recurren a este órgano electoral para dirimir sus conflictos. “Somos los que más lata damos”, confesó, pero argumentó que se debe a que realizan procesos internos “muy abiertos”. Ahí su sentir. (La Razón, La dos, p. 2)

.

.

Hay un rancho cerca de Toluca donde regularmente se reunían funcionarios de la Fiscalía General de la República, de la Unidad de Inteligencia Financiera, de la Consejería Jurídica de la Presidencia, de las secretarías de la Defensa y de la Marina, del Centro Nacional de Inteligencia, así como representantes del Poder Judicial.

 Comían, se divertían y cantaban, en un ejercicio de divertimento y camaradería, que seguía a una reunión de trabajo donde enfocaban a qué organizaciones criminales e individuos en particular iban a perseguir, neutralizar, desarticular, o a quiénes procesarían y llevarían a la cárcel. Oficialmente ese equipo no existía y es uno de los secretos más fuertemente guardados en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ese equipo lo llaman Grupo de Judicialización, y aunque no se le ha decretado la muerte, ha dejado de funcionar de la manera como lo hizo durante la primera parte del sexenio. El grupo fue una idea del exconsejero jurídico de la Presidencia Julio Scherer, y fue adscrito al Centro Nacional de Inteligencia, encabezado por personas de toda confianza del exfuncionario presidencial. La idea original era disponer de un cuerpo jurídico altamente especializado que pudiera actuar de manera expedita contra el crimen organizado, con un equipo de ministerios públicos trabajando en tándem con las áreas de inteligencia del gobierno y en coordinación con el Poder Judicial para poder tener toda la cadena de procuración y administración de justicia alineada para esos fines.

El objetivo primario del Grupo de Judicialización rápidamente se desinfló por la estrategia presidencial de no actuar de manera firme contra los cárteles de las drogas, y preferir una política de ojos ciegos a sus actividades pensando que, al dejarlos de confrontar, la violencia disminuiría. El Presidente pensaba, de manera incorrecta, que el problema de consumo era exclusivo de Estados Unidos, mientras que la violencia, con armas estadounidenses, era algo que tenían que pagar los mexicanos. Si bien la segunda parte del razonamiento era correcto, la primera no. Desde 1996, cuando cambió la forma de pago de los cárteles colombianos a los mexicanos de efectivo a especie, se crearon mercados de consumo en México, cuyo fenómeno, el narcomenudeo, es responsable de los mayores índices de violencia en el país.

Ante el poco interés presidencial por atacar al crimen organizado, el Grupo de Judicialización cambió de objetivos. Los cárteles y los narcotraficantes no serían su prioridad, sino políticos, funcionarios o empresarios. Sobre este segmento, empezó a enfocar sus esfuerzos para irles abriendo investigaciones y procesarlos. No todos los casos tenían sustento, pero la Unidad de Inteligencia Financiera, en los tiempos de Santiago Nieto, forzó varios casos y entregó documentación a la Fiscalía General, que muchas veces se topó con la imposibilidad de judicializarlos, lo que fue una eterna fuente de conflicto de Nieto con el fiscal Alejandro Gertz Manero. Frente a esas experiencias, lo que empezó a hacer la fiscalía fue mostrar, de manera extraoficial, sus expedientes a los jueces, para que éstos les hicieran observaciones para que los ajustaran y, de esa forma, al llegar a los juzgados, no se los rechazaran por mal integrados.

Este Grupo de Judicialización provocó tensiones hacia el interior del gobierno, y Scherer encontró obstáculos y enfrentó conflictos a su osada idea, con bloqueos en el Centro Nacional de Inteligencia contra, cuando menos, un funcionario de su confianza, a quien le encargó la construcción de ese equipo. Pero nadie objetó su integración, pese a que estaba en los límites de la legalidad, por un lado, y le quitaba atribuciones a la Fiscalía General. Tampoco les importó borrar la línea de la separación de poderes, al integrar al Poder Judicial dentro de la estrategia del gobierno. Había una coincidencia –o complicidad– en el ataque y persecución de quienes el Presidente considerara sus enemigos y sobre los cuales podía seguir fortaleciendo su discurso anticorrupción.

El Grupo de Judicialización es el secreto más secreto del gobierno, porque fue el instrumento para usar las leyes con fines políticos, sin importar que a veces fuera torcida para cumplir con los objetivos. La lógica no era tanto la aplicación de la ley y salvaguardar el Estado de derecho, sino alinear todo detrás de los deseos del Presidente y, al mismo tiempo, cuidar que no trascendiera la falta de autonomía e independencia de la Fiscalía General y de la alta jerarquía en el Poder Judicial.

Pero tanto poder provocó envidias y choques. Hubo miembros originales del Grupo de Judicialización que, cuando vieron el giro de las investigaciones del crimen organizado a políticos o empresarios, optaron por alejarse en todos los sentidos. Las fricciones entre dependencias se agudizaron, como sucedió entre la Fiscalía General y la Unidad de Inteligencia Financiera, y gradualmente se fueron incrementando los conflictos entre viejos aliados, como Gertz Manero y Scherer, quien fue el promotor del fiscal, al empezar a medir sus fuerzas o guardar distancia, por suspicacias sobre su integridad, de marinos y soldados.

El diseño del Grupo de Judicialización no sirvió para enfrentar al crimen organizado, pero resultó muy útil para la persecución política. Detrás de él se ocultaron ambiciones políticas y abusos de poder, pero en la perversión llevaron la penitencia. Viejos aliados son ahora enemigos, y mantienen un enfrentamiento entre muros. Hay choques muy públicos, como los de Gertz Manero contra Scherer y Nieto, pero no son los únicos. Hay conflictos intramuros en el gobierno, pero también enfrentamientos entre poderes.

El grupo quedó acéfalo, pero el daño infligido es profundo. Una externalidad de ese diseño es la falta de autonomía de la fiscalía, reconocida implícitamente en estos días por el Presidente al admitir que su exconsejero jurídico, no el fiscal, negociaba con imputados políticos y empresariales acuerdos de reparación de daños, siguiendo sus instrucciones. Gertz Manero ha recogido lo que dejó a medias Scherer con los acuerdos de reparación, y se ha vuelto en su contra, otra expresión del deterioro no sólo de las leyes, sino del gobierno en general. (Raymundo Riva Palacio, El Financiero, Nacional, Política y Sociedad, p. 36)

.

.

Historias de reportero // La alianza Scherer-Sheinbaum

En varias columnas recientes presenté el argumento de que si se hunde Julio Scherer, se hunde con él Andrés Manuel López Obrador. Estoy convencido de que no hay salida política posible para el presidente de México si su exconsejero jurídico termina procesado.

Scherer ha sido durante muchos años brazo derecho de López Obrador: no sólo su abogado de confianza, sino que recaudó dinero para sus campañas presidenciales (hay hasta grabaciones de audio) y en el gobierno fungió como secretario de Gobernación de facto: de todas las actividades que realizó desde su oficina en Palacio Nacional, el presidente estuvo enterado y las avaló. El sello de esa alianza indisoluble quedó exhibido en las palabras que pronunció AMLO en la mañanera cuando dio el adiós a su consejero jurídico, hace medio año: “Julio es como mi hermano, nos ha ayudado mucho, él es parte del proceso de transformación”. A un lado, Scherer lo escuchaba con lágrimas de emoción.

Por esa hermandad personal y por esa operación política conjunta, es imposible separar las acciones de uno y otro. Los destinos de Julio Scherer y Andrés Manuel López Obrador están atados: si cae uno, cae el otro.

Pero no solamente ellos dos. Este escándalo tiene también un potencial impacto devastador en la sucesión presidencial: están también atados los destinos de Julio Scherer y Claudia Sheinbaum.

En la campaña de 2018, Julio Scherer y su primo Hugo Scherer estuvieron especialmente encargados de la campaña de Claudia Sheinbaum por la jefatura de Gobierno: estrategias, alianzas y recaudación de recursos entre empresarios que querían buscar acercamientos con Morena ante su inminente triunfo. Más aún, desde que dejó la Consejería Jurídica de Presidencia, el abogado no escondió que en política estaba ahora dedicado a convertir a Claudia en presidenta de México.

López Obrador no puede deslindarse de Scherer. Claudia Sheinbaum tampoco. Quizá por eso, respetando el pacto que se logró hace unos días a través de Adán Augusto López —y que revelé en esta columna—, el fiscal Gertz Manero ha decidido procesar a todos los abogados cercanos a Scherer, pero no a él.

SACIAMORBOS

No debió haberse intimidado Miguel Torruco. El fin de semana, mientras todo el mundo anunciaba sus rompimientos comerciales con Rusia, el secretario de Turismo de México anunció en Twitter su amistad y saludos a Aeroflot, la línea aérea del gobierno de Vladimir Putin, deseando que pronto hubiera conectividad entre México y Rusia. Fue tal la paliza que se llevó en redes, que Torruco borró el tuit. No debió haberlo hecho. No debió haberse intimidado: su jefe, el presidente López Obrador, dijo ayer que no quiere imponer ninguna sanción comercial a Rusia y quiere llevarla muy bien con el dictador ruso. (Carlos Loret de Mola, El Universal, Nación, p. 5)

.

.

Bajo reserva

La cumbre morenista en Palacio Nacional

Ayer en Palacio Nacional hubo un  cónclave morenista con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Nos detallan que acudieron Mario Delgado, líder nacional de Morena, y Citlalli Hernández, pero no fueron los únicos. Nos aseguran que también estuvo el titular de la Secretaría de Gobernación, Adán Augusto López, y algunos de los ideólogos de la autollamada Cuarta Transformación, como los escritores Armando Bartra y Pedro Miguel, así como el caricaturista Rafael Barajas “El Fisgón”,  director del Instituto Nacional de Formación Política de Morena. Y otra presencia que llamó mucho la atención: la de la alcaldesa morenista de Iztapalapa, Clara Brugada.

A su salida de Palacio, don Mario rechazó que se vaya a buscar el apoyo de bases morenistas en esta alcaldía, la más grande de la capital del país, para promover la consulta de revocación de mandato del Presidente. Delgado dijo que en la reunión solo se habló de la situación política del país y de la situación en Ucrania. ¿Será que los temas que más preocupan al gobierno, y al partido, tienen que ver algo con Iztapalapa? ¿Será que la solución a la crisis en Ucrania saldrá de Iztapalapa para el mundo?

Los embajadores non gratos

El campechano Carlos Miguel Aysa, exhombre de todas las confianzas del actual presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno, será el primero de los exgobernadores priistas designados como embajadores que comparecerá ante el Senado para su ratificación. Este miércoles, don Carlos tendrá que responder a los cuestionamientos de los legisladores de la Comisión de Relaciones Exteriores, quienes deben avalar el dictamen sobre la “idoneidad” de su nombramiento como embajador de México en República Dominicana.

Además, como se lo adelantamos, el exmandatario sinaloense Quirino Ordaz está citado el jueves para comparecer ante los senadores. Ambos, nos comentan, no tendrán problema alguno en ser ratificados, pues con su mayoría simple y aliados, Morena cuenta con los votos suficientes. Ambos, serán declarados non gratos en el PRI y expulsados de ese partido, casi al mismo tiempo que rindan protesta ante el pleno del Senado, como también sucederá con la exgobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, designada cónsul en Barcelona,  y quien no necesita la ratificación de los legisladores.

La misión de la senadora Márquez

Nos comentan que este miércoles la expanista, Martha Márquez, solicitará licencia para separarse por tiempo indefinido de su escaño como senadora. En los próximos días espera ser designada candidata de la alianza PT-PVEM al gobierno de Aguascalientes donde competirá con su excompañera de partido y candidata de la de la Alianza por México, María Teresa Jiménez. Nos dicen que la expanista, y ahora petista, tiene pocas posibilidades de triunfo, por lo que su misión consistirá en tratar de  atraer el voto de panistas resentidos y con ello apoyar el triunfo de la morenista, Nora Ruvalcaba. De cualquier forma, Aguascalientes acabará por tener a su primera gobernadora.

El Día Nacional del Bolillo

Al interior de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados hubo un sentido reclamo para que le paren a las efemérides, que están alargando las sesiones hasta por tres horas más. Nos dicen que con tantos aniversarios nacionales e internacionales, al interior del recinto legislativo de San Lázaro ya no se dan abasto, pues en cada sesión se suben dos, tres y hasta cuatro efemérides. Solo ayer se conmemoró el Aniversario de la Promulgación del Plan de Ayutla y el aniversario del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares. El reclamo hace recordar las palabras de don Porfirio Muñoz Ledo, quien en la pasada legislatura recriminó a sus compañeros por querer impulsar días nacionales de todo: “¡Luego veremos el día nacional del bolillo! ¡Qué manera de legislar!”. (El Universal, Nación, p. 2)

.

Trascendió

Que si bien el líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, se ha mostrado respetuoso de las acciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, incluida la política de “abrazos, no balazos” para enfrentar a las bandas del crimen organizado, considera que ésta ha sido insuficiente por lo que propone revisar la estrategia en conjunto con Sedena, Marina, Seguridad Pública y Guardia Nacional en una especie de lluvia de ideas que permita también afinar el debate sobre la ley que regirá a esta última institución, encabezada por Luis Rodríguez Bucio.

Que siguiendo con los legisladores de Morena, ayer el fuego amigo alcanzó una vez más a Sergio Gutiérrez, cuando sus correligionarias Rosalba Valencia y Claudia Tello exigieron desde tribuna que no use la presidencia de la Cámara de Diputados como “trampolín político” y lo emplazaron a transparentar el uso de recursos para garantizar que no se usan en actos de precampaña. A su estilo, el aspirante a la gubernatura de Veracruz respondió en redes sociales con la frase “chamba mata grilla” y una foto suya donde se le ve sonriente y mostrando la lengua.

Que al viejo estilo del PRI, la dirigente de la CNOP, Cristina Ruiz Sandoval, destapó para la Presidencia a su dirigente nacional, Alejandro Moreno, al proclamar que “no hay duda de que tu liderazgo y solo contigo podemos llevar al priismo nacional adonde se merece, que es estar dirigiendo esta gran nación”. Falta conocer la respuesta de Marko Cortés y Jesús Zambrano, líderes de PAN y PRD, por aquello de que tienen un compromiso de mantener la alianza electoral rumbo a 2024, lo que incluye también elegir al candidato.

Que la presencia del presidente nacional de Morena, Mario Delgado, en el TEPJF coincidió con algunas fallas en el suministro de energía eléctrica, pues mientras hablaba sobre la necesidad de transformar a las instituciones encargadas de arbitrar y calificar los comicios en el país se fue la luz en la Escuela de Justicia Electoral, lo que permitió al morenista aprovechar el momento para cambiar de tema y asegurar en tono de broma: “Es más que evidente que necesitamos una reforma eléctrica”. (Milenio Diario, Al frente, p. 2)

.

.

Sacapuntas

Corte de caja

Va este fin de semana una nueva evaluación del Tren Maya, y ahora, nos dicen, ya deberá notarse la mano del recién designado encargado del proyecto, Javier May, amigo del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien tendrá a su cargo el primer ‘corte de caja’ en la ‘segunda temporada’ de esta emblemática obra de la Cuarta Transformación.

‘Camina’ la relación

Muy sonriente se le vio a Ken Salazar tras su encuentro de ayer con el primer mandatario mexicano y el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, en Palacio Nacional. Si hay diferencias entre ambos gobiernos, como se dice por ahí, no se nota. De hecho, el embajador de Estados Unidos dijo que existen avances importantes en temas de carácter económico.

Buenas calificaciones

Sólo dos entidades (la CDMX, que gobierna Claudia Sheinbaum, y Baja California, de Marina del Pilar Ávila) tuvieron calificación aprobatoria en otorgar condiciones laborales óptimas para las mujeres, según un estudio del IMCO, que mide las condiciones que enfrenta ese sector en las distintas etapas de su trayectoria profesional.

Detalles

Ajuste de cuentas, y no fusilamiento, fue lo que ocurrió en el municipio de San José de Gracia, Michoacán. Esta fue la explicación que dio el subsecretario de Seguridad Ciudadana, Ricardo Mejía, quien reveló, con lujo de detalle, la manera en la que sucedió el incidente del fin de semana difundido de manera profusa en las redes y los medios de comunicación. (El Heraldo de México, La dos, p. 2)

.

.

En privado // La guerra que vamos perdiendo

La matanza del domingo entre dos grupos criminales en la comunidad de San José de Gracia, en el municipio de Marcos Castellanos, en Michoacán, fue detallada ayer por el subsecretario de seguridad federal, Ricardo Mejía, quien descartó la versión del fusilamiento por la de un enfrentamiento a tiros de grupos del Cártel Jalisco Nueva Generación, durante el velorio de la madre de quien fue identificado como Alejandro N, quien fue el primero en caer, asesinado a tiros por su enemigo Abel N, y que luego los sicarios de cada uno se enfrentaron a tiros para después llevarse todos los cadáveres

Este hecho terrible viene a retratar el nivel de fuerza e impunidad que ha tomado el crimen organizado, y también el desorganizado, que gobierna amplias zonas del país donde suplantan las funciones de Estado ante la ausencia de éste: ponen gobernantes, dan seguridad, aprueban permisos y su palabra es la única ley.

El creciente poder de la delincuencia viene de años atrás, cuando se fue extendiendo llenando los espacios que el abandono de gobierno les dejaba y hoy hasta se los disputa. 

Gobierno tras gobierno, del PAN, del PRI, ahora de Morena, el crimen organizado sigue creciendo y el Estado se fue achicando.

Esta guerra la venimos perdiendo desde principios de siglo. Ni Vicente Fox, ni Felipe Calderón, ni Enrique Peña Nieto pudieron derrotarlos.

Y por lo que veo, ni López Obrador lo logrará.

Y no sé hasta dónde llegará este dominio del crimen organizado, o qué haremos, o a dónde iremos, ante esta guerra que venimos perdiendo desde el siglo pasado y sin visos de ganarla. (Joaquín López Dóriga, Milenio Diario, Al frente, p. 3)

.

.

Plata o plomo // Cuando esconden cadáveres

Nuestro horror cotidiano se presenta de muchas formas.

Hay ocasiones en las que se manifiesta un impulso exhibicionista: los asesinos buscan que todo mundo sepa lo que hicieron, que su brutalidad se vea a plena luz del día. Incluso, en algunos casos, se dan el lujo de dejar mensajes y firmar su saña. Un ejemplo de esto es lo ocurrido en Zacatecas en los primeros días del año, cuando diez cadáveres fueron dejados a las puertas del palacio de gobierno estatal.

Pero, en otros momentos, opera la lógica contraria: los matarifes intentan borrar todos los rastros de su violencia. Desaparecer cadáveres, carbonizarlos, disolverlos en ácido, arrojarlos en fosas clandestinas, eliminar la prueba más fehaciente de su bestialidad. Así sucedió en el caso de los 43 de Iguala y así parece haber sucedido este fin de semana en San José de Gracia, Michoacán: una masacre y ni un solo cadáver a la vista.

¿Por qué? ¿Qué conduce a unos asesinos a desvanecer las evidencias de sus actos? La violencia pública tiene varias ventajas desde la perspectiva del victimario: inhibe a los rivales, intimida a otras víctimas potenciales y ayuda a preservar la disciplina interna en una banda criminal.

¿Pero no genera riesgos adicionales? ¿No hace más probable que los homicidas sean identificados por las autoridades, detenidos, procesados y encarcelados? Tal vez, pero dudo que esa sea la motivación central. Aún en casos de violencia letal extraordinariamente pública, el porcentaje de bateo de las fiscalías es más bien bajo. La capacidad de nuestro sistema de seguridad y justicia para resolver homicidios es muy limitada, sin importar las circunstancias del hecho específico.

¿Puede ser un intento de no calentar la plaza? ¿De no atraer reflectores y evitar algún tipo de reacción de parte de las autoridades que dificulte algunas actividades ilegales? Es posible, pero no está de más señalar que, en la mayoría de casos (aún en algunos de altísimo impacto), no hay respuesta vigorosa de ningún nivel de gobierno. Y, además, una desaparición puede ser muy publicitada y atraer un enorme nivel de atención. El caso de Iguala sirve de ejemplo de ese fenómeno.

Entonces, más que temor a la justicia, ¿los asesinos tienen miedo de bandas o clanes o grupos rivales? ¿Esconder o destruir cuerpos es una manera de evitar represalias? Puede ser, pero cuesta trabajo suponer que un grupo atacado no se enteraría de hechos como el sucedido en San José de Gracia (aún si no hubiese un video). Y en esos círculos, no se necesita un cadáver para que se detone una cadena de venganzas.

Lo que queda es que el acto de borrar cadáveres sea una forma de prolongar la crueldad y extenderla a las familias de las víctimas. Negar a los deudos la posibilidad del duelo, generar desasosiego permanente en los seres queridos, mantener viva la flama de la angustia. Hay algo particularmente atroz en esta forma de violencia, sufrida a diario por miles de familias de personas desaparecidas, que no puede explicarse simplemente como resultado de un frío cálculo estratégico del perpetrador. Por falta de otra expresión, esto no se puede describir más que como mal en estado puro.

Los cadáveres arrojados a la vera de una carretera o depositados en una plaza pública gritan horror. Los cadáveres borrados hablan de crueldad infinita con su silencio(Alejandro Hope, El Universal, Nación, p. 9)

.

.

Contra las cuerdas // Dejan deterioro en el congreso

Después de que Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados le ganó en el Tribunal Electoral a Morena, PRI, PAN, PRD, PVEM y PT, que se aliaron para darle un lugar al sol azteca en la Comisión Permanente pasada, a pesar de tener menos legisladores, y dejar fuera a los naranjas, el PRIMOR (PRI y Morena) avaló ayer un dictamen para que las impugnaciones no procedan en contra de actos parlamentarios en el Congreso.

Hay que destacar el papel del PAN por lo siguiente: el grupo de Jorge Romero se prestó al agandalle contra MC sin saber el precedente que estaba dejando como cómplice y quiso reaccionar, pero ya era tarde, pues luego de que el TEPJF ordenó devolverle la representación al partido naranja para la siguiente permanente, en un acto de venganza, los grupos parlamentarios de Rubén Moreira (PRI) e Ignacio Mier (Morena) elevaron la reacción al reformar la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral para impedir la intervención de los magistrados en la vida del Poder Legislativo.

“En libertad cada legislador votó en el sentido que quiso en la integración de la Comisión Permanente. Pero esta ley que se discute se trata para cualquier decisión y de cualquier órgano de esta Cámara. Esto sienta un precedente: por ejemplo, que a un grupo parlamentario se le ocurriera votar en mayoría por quedarse en la Mesa Directiva por años, como cuando intentaron (los de Morena) agandallarse tres años la presidencia de la Mesa Directiva en la Legislatura pasada”, expuso el panista José Elías Lixa.

Demasiado tarde, diputado Lixa, ahora son responsables, al igual que Luis Cházaro y su bancada, por hacerse de un lugar que no le correspondía en la Permanente. Ahora la verdad de la vida parlamentaria no podrá ser sometida al Tribunal Electoral. Es cierto que falta que se discuta en el Senado, pero lo que ocurrió ayer debe quedar anotado en la historia del Congreso porque gracias a su “ayuda” se llegó hasta aquí.

Pero no es la única que los panistas deben. También anótense el triste papel de Santiago Creel, a quien Morena embarcó cuando Sergio Gutiérrez Luna dejó por un momento la presidencia el 17 de febrero, un minuto antes de discutirse en el Pleno la impugnación del voto por celular que hizo Rubén Moreira para aprobar una ley que contempla manejar en secreto remanentes que los partidos devuelvan a la tesorería federal.

En la Gaceta Parlamentaria del día siguiente se dijo que el voto de Moreira era válido porque había sido “de manera telemática vía Zoom”. Eso generó la discusión y la bancada de MC pidió que no se podía modificar la realidad de la sesión ni someterla a votación ante el Pleno para validarla, pues ante los ojos del Pleno y de la transmisión por el canal del Congreso todo mundo vio que la participación del priista fue celular.

  • ••

Uppercut: Si mañana a Morena le faltan seis votos o los que sean le hablaran a diputados para votar por celular, al final ya hay un precedente de Creel, que defendió como si fuera suyo desde la presidencia de la Mesa Directiva. (Alejandro Sánchez, El Heraldo de México, País, p. 8)

.

.

Astillero

Scherer, bajo acusaciones // Ex consejero poderoso // Sánchez Cordero, obstruida // Sandra Cuevas y las pelotitas

No dejó bien parada el presidente López Obrador a la ex secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Este lunes reciente, en su conferencia matutina de prensa, el habitante de Palacio Nacional confirmó que la salida de Bucareli de quien ahora preside la mesa directiva del Senado se debió a divergencias con el entonces muy influyente consejero jurídico, Julio Scherer Ibarra, y a una especie de obstrucción política operativa que ha sido suplida por el sucesor, Adán Augusto López Hernández, paisano de todas las confianzas del Presidente de la República (paisanaje y confianzas que le han dado al gobernador con licencia de Tabasco toda la fuerza y cancha que a su antecesora le fueron negadas).

La propia ex ministra de la Corte, notaria pública con licencia y senadora en ejercicio, ha confirmado que mantuvo con Scherer Ibarra una larga disputa porque el consejero jurídico invadía estratégicas atribuciones legales de Gobernación. Tal invasión terminó cuando el jefe de ambos servidores públicos prescindió de sus servicios: a Olga le habrían ofrecido ir a una secretaría de Estado (se habló de Semarnat, a cargo de María Luisa Albores, o la Secretaría del Trabajo, con Luisa María Alcalde como titular), pero prefirió reintegrarse al Senado y presidir la directiva; a Julio se le tendió amistosa alfombra de salida, con trato fraterno en la despedida, pero sin alternativa de reinserción.

El caso de Scherer Ibarra ha ido cobrando relevancia negativa en semanas recientes, debido a una serie de acusaciones ante la Fiscalía General de la República que adjudican al ex consejero jurídico conductas corruptas a través de despachos de abogados que le han sido afines. Hay dos señalamientos, del litigante a favor de la corrupción de élite, Juan Collado, y del empresario Alonso Ancira, que desmerecen por cuanto al historial de los pronunciantes y los intereses que defienden y han representado.

Pero también ha enderezado el dedo jurídico contra Scherer Ibarra el abogado Paulo Díez Gargari, quien ha sostenido un largo litigio como ciudadano contra una de las múltiples corruptelas de la firma española OHL, ahora llamada Aleática, en particular en el tema del Viaducto Bicentenario, vibrante himno a las transas del peñismo, entonado con entusiasmo también en lo que va del presente sexenio a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a cargo de Jorge Arganis Díaz Leal. (Julio Hernández López, La Jornada, Política, p. 12)

.

.

La incertidumbre de las variantes

Pareciera que la inteligencia de toda la humanidad se puso a prueba durante los dos años de pandemia. Algo totalmente inesperado, inaudito e inimaginable sacudió al mundo no solo en la esfera de la salud; la infección por el nuevo coronavirus ha tenido repercusiones en todos los ámbitos: social, económico, político, tecnológico y emocional, entre otros. La constante en estos más de 24 meses ha sido la incertidumbre.

La falta de claridad en lo que se aproximaba, la dificultad para tener precisión en lo que sucedía, el continuo cambio en el rumbo de la enfermedad acabó por crear una necesidad por tener respuestas a preguntas que eran nuevas a la ciencia. Aprendimos que solo podíamos hablar del presente, el futuro es eso, aquello que sucederá en un tiempo posterior al que se está viviendo, un sinónimo de incertidumbre.

Si bien la pandemia parece tomar un rumbo de calma, hoy en día persiste la disyuntiva entre si esto es realmente la llegada de una fase endémica o si se trata solo de otro periodo de remanso ante una nueva ola por una variante nueva. Existen argumentos a favor de la primera posibilidad, pero no podemos dejar a un lado la probabilidad de lo segundo. Aquí explico las razones por las que tenemos esperanza de que sea el final de la pandemia y empecemos a coexistir con este virus de una forma diferente.

La aparición de la variante Ómicron provocó un enorme número de infectados en poco tiempo, además, afortunadamente resultó ser menos agresiva que las variantes anteriores, esto ha permitido que literalmente hayan desaparecido las formas previas del virus. Si bien, ahora circulan sub-variantes como B.2 y B.3, estas mantienen la misma tendencia, alta transmisión, menos agresividad. Para desplazar a Ómicron y sus subvariantes tendría que aparecer un virus que tuviera las siguientes características: mayor contagiosidad, lo cual resulta difícil ante la capacidad de transmisión de las actuales, o bien un mayor escape a la inmunidad previa y a las vacunas desarrolladas, por lo que tendría que tratarse prácticamente de un nuevo virus de la familia de los coronavirus; es decir, estaríamos hablando de una nueva pandemia.

La inmunidad que se ha adquirido por este tsunami de contagios ha provocado que en un corto tiempo un alto porcentaje de personas se infecten y desarrollen inmunidad que esperemos dure lo suficiente para que la circulación del virus disminuya, a esto hay que sumarle el hecho de que se han aplicado ya más de 10.7 mil millones de dosis de vacuna contra el SARS-CoV-2 en todo el mundo.

Existe además el reporte histórico de una infección similar a la que hemos vivido en estos dos años, la cual acabó convirtiéndose en una infección respiratoria estacional. Se trata de la influenza rusa o influenza asiática que ocurrió en los años de 1889 y 1890; durante este brote infeccioso murió un millón de personas. Uno de los datos que frecuentemente se mencionan en la descripción de los enfermos fue la pérdida del olfato y del gusto, por lo que existe la probabilidad de que esta pandemia no hay sido causada por el virus de la influenza A H2N2 como se ha pensado, sino por uno de los coronavirus que ahora producen infecciones gripales en el invierno, la betacoronavirus OC43.

Lo anterior no excluye la posibilidad de que Covid-19 dé un cambio en su evolución y que retome fuerza con una nueva versión del mismo, esto seguirá siendo una sombra mientras no se alcancen bajos números de contagios diarios y la población vacunada aumente en países con bajo porcentaje de vacunación. Los reservorios naturales, como venados de cola blanca, roedores, visones pudieran provocar un recontagio humano de una forma diferente del virus y de aquí surgir una nueva epidemia.

El futuro traerá respuestas a esta incertidumbre. Seguramente habrá pandemias en los próximos años y por lo tanto, es necesario aprender de los errores cometidos durante este periodo a nivel individual, social, nacional y como mundo. Han sido muchas las fallas, aunque también ha habido aciertos. El cambio que logremos será el resultado de que hayamos aprendido; si este cambio no ocurre habremos cometido otro grave error, el haber perdido la oportunidad de ser mejores seres humanos a pesar de la catástrofe vivida. (Francisco Moreno Sánchez, Reforma, Opinión, p. 10)

Te pueden interesar

88 min de lectura
37 min de lectura
72 min de lectura