6 de diciembre de 2022

Columnas de Opinión

Sábado 4 de diciembre de 2021

Victoria Ruffo habla de su matrimonio con Omar Fayad

Templo Mayor

¿ESCUCHAN eso que cruje como si se estuviera rompiendo? Es la alianza opositora en Hidalgo, que está en peligro a pesar de que el presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno, y las dirigencias estatales del PAN y el PRD están de acuerdo en apoyar la candidatura de Carolina Viggiano.

Y ES QUE, según cuentan quienes saben cómo se fermenta el pulque en la política de esa entidad, quien está poniéndole peros a la posibilidad de ir juntos es ni más ni menos ¡que el gobernador Omar Fayad!

SEGÚN ESTO, lo que quiere el mandatario priista es entregarles el estado con todo y moño a Morena y sus aliados para quedar bien con el inquilino de Palacio Nacional. Se dice que en la antesala de la oficina de Fayad en el Palacio de Gobierno, hay más fotos de AMLO que del propio gobernador o de su esposa, la actriz Victoria Ruffo. Es en serio, aunque parezca chiste.

-…-

MUCHO se ha criticado a la titular del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, por fiascos como los fallidos respiradores mexicanos y la tardanza en la vacuna Patria contra el Covid-19, pero habría que reconocerle el impulso que le ha dado a la agronomía.

SEMBRÓ cizaña en el CIDE y la regó al imponer como director a José Antonio Romero Tellaeche, para después dejar plantados en dos ocasiones a los alumnos de ese centro que la convocaron a dialogar.

ES INCREÍBLE cómo sigue abonando el terreno para que el conflicto, lejos de resolverse, crezca y eche raíces profundas hasta convertir a esa institución en una jugosa manzana de la discordia.

-…-

ALLÁ en Michoacán, se hizo el milagro. Después de años de paros, marchas y bloqueos de trabajadores de la educación sindicalizados que demandaban pagos atrasados, el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla informó ayer que ya están al corriente y no tienen deudas.

VAYA diferencia ha hecho que el gobierno de esa entidad sea de Morena y no del PRD, pues durante los casi tres años que coincidieron la Presidencia de AMLO y la gubernatura de Silvano Aureoles, no hubo apoyo federal para solventar ese problema a pesar del enorme daño a las cadenas productivas por el bloqueo de vías férreas. Por el bien de todos, primero el partido… ¿o cómo era?

-…-

PARA RIPLEY’S: el nuevo gobierno de Afganistán prohibió el matrimonio forzado de cualquier mujer en ese país.

EN TANTO, el gobierno de México no considera preocupante la venta de niñas para obligarlas a casarse en Guerrero, pues se trata de un fenómeno que -según dicen- es normal porque son usos y costumbres, además de que es la excepción y no la regla.

LO QUE faltaba, que los talibanes le pongan a la 4T el ejemplo en materia de igualdad de género. (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p.8)

Bajo Reserva

Ómicron y el AMLOFest

Vaya revelaciones que se dieron ayer. El gobierno federal anunció que, como se rumoraba desde el día anterior, en el país ya se había detectado un caso de la variante ómicron. Pero también supimos, según el subsecretario Hugo López-Gatell, que desde el 26 de noviembre la Secretaría de Salud había establecido un protocolo de “vigilancia virológica” para estar pendientes de las personas que entraran al país. Es decir, cinco días antes del AMLOFest esperaban posibles contagios y aun así se convocó a un evento multitudinario de 250 mil personas en el Zócalo. ¿Decidieron no comunicarlo para no arriesgar la convocatoria a la fiesta del Presidente? La historia se repite, pues ahora, como en los primeros meses de 2020, se minimiza la importancia de un virus, con la diferencia de que en esta ocasión no se planea restricción alguna.

Marinos, a un paso de la calle

Nos cuentan que más de 20 marinos presos desde abril de este año por desaparición forzada de personas en Nuevo Laredo, Tamaulipas, podrían recobrar su libertad, en cuestión de días, al igual que sus 12 compañeros que salieron de la prisión del Campo Militar 1-A en noviembre pasado. Los elementos de la Unidad de Operaciones Especiales de la Secretaría de Marina (Semar) están a la espera de que un juez federal resuelva un amparo para llevar su proceso en libertad. De manera sigilosa, nos comentan, este caso ha tenido repercusiones en la FGR, donde Abel Galván Gallardo tuvo que dejar “temporalmente” la Fiscalía Especializada en Investigación de los Delitos de Desaparición Forzada —que lleva el caso de los marinos— acusado por los familiares de las víctimas desaparecidas.

Aprovechan a Zapatero

Quienes también se beneficiaron de la presencia de expresidentes iberoamericanos en México, muy aliados del Presidente Andrés Manuel López Obrador, fue Movimiento Ciudadano. El partido naranja, de Dante Delgado, reunió a sus legisladores locales para que se sentaran a escuchar una plática con el exjefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, quien les habló sobre la socialdemocracia como “la vía para lograr una sociedad de iguales sin discriminación”. Los de Movimiento Ciudadano estuvieron muy contentos con Zapatero, con quien, incluso, las fotos no pudieron faltar. ¿Morena habrá pagado todo el viaje del exmandatario? Si es así, se les colaron de la oposición.

Sin rencores de China

Después de que el presidente López Obrador fue a Washington a decir a EU y Canadá que es necesario formar un bloque comercial para hacer frente a China, las aguas se han calmado y el ánimo parece normal con el país asiático. El canciller Marcelo Ebrard encabezó la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en la que el encargado de la política exterior de China estuvo presente. Pragmáticos, como siempre, los chinos no dejan que una declaración afecte su presencia en el “patio trasero” de su gran rival norteamericano(El Universal, A 2, p.2)

Trascendió

Que el Presidente aprovechó su visita a Zitácuaro, donde asistió a la inauguración de instalaciones de la Guardia Nacional, para descalificar a las autodefensas, anunciar el fin de métodos como “mátalos en caliente” y, sin declarar la guerra a cártel alguno, condenar la gestión de Felipe Calderón, que fue a Michoacán “vestido de militar a pegar un garrotazo a lo tonto, sin un plan sin atender las causas, con una corrupción tremenda al grado de que su secretario de Seguridad, Genaro García Luna, está preso en Estados Unidos acusado de proteger a uno de los grupos del narco”.

Que por cierto, Andrés Manuel López Obrador siempre sí atendió la solicitud que le llevó Santiago Creel a Palacio Nacional y dio instrucciones al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, para que reciba al panista y se abra la posibilidad de diálogo, “demostrando que no hay cerrazón”. Sin embargo, criticó que el PAN pida reuniones y en el Congreso vote todo en contra, “hasta los ascensos a los oficiales del Ejército, todo”.

Que a algunos magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no les gusta que sus proyectos se hagan públicos antes de la votación y han buscado diferentes “estrategias” para “descubrir” quién de sus pares filtra documentos, como es el caso de Indalfer Infante Gonzales, quien de plano optó por ponerle a cada hoja las iniciales de cada uno de sus compañeros para “atrapar” al culpable… y dicen que ya salieron los primeros balconeados.

Que la Universidad Nacional Autónoma de México está cerrando el año a ritmo intenso y Enrique Graue firmó ayer un acuerdo con el Instituto de Investigación para el Desarrollo, de Francia, con el fin de monitorear y estudiar juntos agentes potenciales pandémicos, trabajo que harán en las instalaciones universitarias de Mérida. Por cierto, el rector no se quita la camiseta azul y oro y apoyará a los equipos de Pumas de futbol americano y de soccer en sus encuentros de sábado y domingo. (Milenio, Al Frente, p.2)

Sacapuntas

Del dicho, al hecho…

Más allá del discurso público con el que el gobierno niega riesgos por Ómicron, nueva cepa del COVID-19, lo cierto es que la Secretaría de Salud, de Jorge Alcocer, sí se preocupa. De ahí que la dependencia llamara a la población a evitar viajes no esenciales al extranjero, además de mantener las medidas sanitarias. No quieren tropezar con la misma piedra.

Pierden su registro

Es prácticamente un hecho que el Tribunal Electoral, presidido por Reyes Rodríguez, ratificará la pérdida del registro de Redes Sociales Progresistas, Fuerza por México y Encuentro Social. Tras no alcanzar el 3% de la votación requerida, el órgano determinó que las impugnaciones no tienen sustento, por lo que, en cuestión de días, fallarán contra esos partidos.

Escaño, en disputa

Primera prueba electoral tendrá este domingo el gobernador de Nayarit, Miguel Ángel Navarro. Y es que hay votaciones para elegir a un senador, pues el actual mandatario dejó vacante el escaño y no tiene suplente. Morena busca que su candidata Rosa Elena Jiménez resulte triunfadora. De lo contrario, se quedará con un legislador menos en el Senado de la República.

Revierten sanción

Revés judicial recibió la titular del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, quien buscó inhabilitar 10 años a la ex directora adjunta Julia Tagüeña. El Tribunal Federal de Justicia Administrativa anuló definitivamente la sanción, y ordenó restituir todos los derechos a la científica. Para mala suerte de doña María Elena, hoy marchan los alumnos del CIDE.

Perdió Corral

Con la orden de un juez civil para regresar ocho ranchos al ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, se desmoronó la “operación justicia” de Javier Corral, con la que buscó enjuiciar al priista. Pierde Corral, pero no gana Duarte, pues la gobernadora Maru Campos advirtió que no regresará los inmuebles, porque eso requiere una sentencia penal, no civil. (El Heraldo de México, La 2 p.2)

Política Irremediable / Exigir dádivas en vez de ejercer derechos reales

La vida no es fácil en este país. Millones de mexicanos se enfrentan todos los días a la realidad de los bajos salarios, el desastroso transporte público, la violencia, la desigualdad y los malos servicios. Y, peor aún, en el horizonte de esa irrevocable fatalidad no parece dibujarse un futuro más esperanzador.

De ahí, de la dureza de una cotidianidad hecha de constantes adversidades, surge no sólo un natural resentimiento en las personas sino el impulso de culpar a un tercero, de responsabilizar a alguien más de los infortunios personales sobrellevados. El rencor social crece con la percepción de que no hay un orden justo de las cosas y se alimenta, a su vez, de la imposibilidad de disfrutar una existencia en la que un mínimo bienestar pudiere estar asegurado. El socialismo empobrece globalmente a los pueblos pero el modelo capitalista, por su parte, no ha logrado crear la suficiente riqueza para repartirla entre todos los sectores sociales, excepto en los países avanzados que han implementado políticas públicas sustentadas en los principios de la socialdemocracia.

En los individuos de esta nación, como en los de tantas otras, se advierte el perfil de una personalidad hecha de muy extrañas contradicciones: el mexicano parece resignarse a su suerte y da la impresión de que carece también de la combatividad del ciudadano exigente, del vecino cuyas demandas no pueden ser ignoradas por el gobernante de turno porque se derivan de la irrenunciable condición de persona con derechos legítimos. En el polo opuesto a este ciudadano moderno, beneficiario directo del proceso civilizatorio y del surgimiento de la democracia liberal, se encontraría el antiguo súbdito sojuzgado por el poder imperial y sometido a las arbitrarias imposiciones de la tiranía (los líderes con vocación autoritaria siguen aspirando, hasta el día de hoy, a restaurar esta lastimosa condición de servidumbre entre sus gobernados –a punta de promesas, dádivas, demagogias o, de plano, abiertas embestidas para desmontar el aparato democrático— y contar así con un pueblo dócil y amaestrado, dispuesto al avasallamiento).

Pues bien, la aparente resignación del mexicano se disipa, justamente, en el momento en que, alentado por las prácticas clientelares instauradas por el antiguo régimen priista, reclama prebendas, provechos y canonjías sin límite: plazas en automático, supresión de exámenes de ingreso, subsidios, etcétera, etcétera. Y ahí, a la hora de exigir, no duda en bloquear vías de ferrocarril durante semanas enteras, en cerrar autopistas, en destrozar monumentos y pintarrajear edificios históricos.

Uno pensaría que, llegada la 4T y, con ella, la suprema oportunidad del desquite y la revancha final, los agitadores estarían más tranquilos. Pues no, el rencor y el resentimiento siguen a todo vapor. (Román Revueltas Retes, Milenio, Política, p.12)

Retrovisor / AMLO: la herencia irreversible

Sólo el tiempo determina el legado de los gobernantes.

Con todo y su satanización, Carlos Salinas construyó la irreversible apertura comercial. De ahí la vigencia del TLC en su fase T-MEC.

Además de los subrayados en el manejo económico, Ernesto Zedillo abrió el camino de la irreversible posibilidad de la alternancia y de las autonomías del árbitro electoral y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Empujado por la presión de una emergente sociedad civil que coadyuvó en su triunfo, Vicente Fox inició el entramado constitucional de la transparencia encargada al Inai, requisito irreversible si de erradicar la corrupción hablamos. De ese empuje surgió la medición de los programas sociales, con un Coneval que nos informa cuándo la retórica contra la desigualdad está acompañada de resultados.

Y aunque la narrativa en turno pretende prescindir del ejercicio legítimo de la fuerza del Estado, la advertencia de Felipe Calderón —de que ésta debía usarse ante la potencial cooptación del crimen organizado al mismo Estado— mantiene carácter de irreversible, mientras la realidad no demuestre lo contrario.

Como reacción adversa a los excesos de ese uso de la fuerza, el segundo sexenio del PAN forjó desde el Congreso la, ojalá, irreversible reforma de los derechos humanos, bajo la custodia de una SCJN garantista que, así, se fortaleció.

De la irreversibilidad de lo hecho durante la gestión de Peña Nieto, todavía es temprano para saberlo, con una contrarreforma energética a la vista. Pero del Pacto por México se ha salvado, hasta el momento, la reforma en telecomunicaciones que, sin ser poca cosa, se tradujo en una regulación del sector, ajena a la discrecionalidad gubernamental y a los monopolios.

Además de los legados que la historia sancionó, el México que comenzó a gobernar López Obrador en 2018 tenía esos irreversibles de los cinco sexenios que él etiqueta de neoliberales y que considera desechables, al grado que quiso llevar a juicio a sus presidentes, una meta cubierta en su exitosa comunicación política.

Y si bien ha hecho suyos algunos de esos irreversibles establecidos en la Constitución y en el entramado institucional (el T-MEC, el manejo económico), el Presidente tiene en la mira los irreversibles que obstaculizan la prisa de su proyecto.

Por eso el 1º de diciembre, al pronosticar la irreversibilidad de su legado, también previó sus límites: “En tres años ha cambiado como nunca la mentalidad del pueblo (…) la revolución de las conciencias (…) Eso es lo más cercano a lo irreversible. Pueden darle marcha atrás a lo material, pero no van a poder cambiar la conciencia que ha tomado el pueblo de México”.

Un gran legado: haber cimbrado el statu quo con 30 millones de votos que le dijeron sí a la premisa de que, por el bien de todos, primero los pobres.

Además de haber llevado a la conversación pública y popular la condena a la normalizada desigualdad, López Obrador ha fustigado con leyes, decretos, metáforas y linchamientos la corrupción y sus derivados.

Sólo el tiempo dirá si su irreversible diagnóstico contó con tratamientos irreversibles.

Dos reflexiones este miércoles lo pusieron en duda.

La carta del exsecretario y diputado Santiago Creel (PAN): “En la elección pasada, su coalición política obtuvo 20,904,670 y la oposición en conjunto 22,904,604 votos. El pueblo está dividido casi por mitades. Ninguno podemos ni contamos con la legitimidad política para hacer, solos, un cambio de régimen trascendente”.

Y la evaluación del fundador del PRD y excandidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas: “Estoy viendo al país con muchos rezagos todavía y sin propuestas de cómo superar estos problemas de pobreza, empleo, inseguridad, escaso crecimiento económico, deterioros ambientales, todas las cuestiones que tienen que ver con género”.

Sin embargo, ningún político, partido, coalición, iniciativa ciudadana podrán disputar el poder sin dar respuestas a las dos heridas que supuran en México y que López Obrador tuvo a bien hacernos sentir: desigualdad y corrupción.

Pero la materialización de su proyecto no está garantizada, porque éste pretende pasar por encima de los irreversibles del pasado inmediato:

La transparencia en el quehacer gubernamental, por ejemplo. Por eso el decretazo que busca encriptar la información de las obras del sexenio. Y por eso la militarización de licitaciones y procesos fallidos, como la compra y la distribución de los insumos de salud.

La autonomía de los órganos constitucionales. Por eso el golpeteo al INE, al Inai, a la Cofece; los intentos por alinear al Poder Judicial y la propuesta de desaparecer los órganos reguladores del sector energético.

En la lista de los obstáculos figuran instituciones académicas, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil y, por supuesto, la oposición que se coloque al centro del espectro político, al que López Obrador defenestró en su mensaje

Son los irreversibles heredados. Y la descalificación discursiva, aun con su alcance inédito, sigue siendo insuficiente para enterrarlos. (Ivonne Melgar, Excélsior, Nacional, p.12)

Doble Fondo / 442 mil sillas vacías en Navidad y los cubrebocas de López-Gatell

¿Usted sabe cuántos mexicanos han muerto a causa de la pandemia de coronavirus? ¿Sí sabía pero ya se le olvidó? ¿A estas alturas ya le da igual? ¿Prefiere no hablar del tema? ¿O está en negación y desea olvidarse de la desgracia de la Covid-19? ¿Es pro 4T y minimiza lo acontecido (cientos de miles de muertos) con un “nos fue bien”, o con un insensible “con el PRIAN nos habría ido peor”? ¿Es odiador del Presidente y da cifras exageradas o fuera de contexto?

De acuerdo a los datos oficiales más recientes que están disponibles (https://coronavirus.gob.mx/exceso-de-mortalidad-en-mexico/), y que son de hace casi un mes (8 de noviembre, hasta ahí llega la actualización de la página), el exceso de defunciones acumulado en lo que va de la pandemia (2020-2021) es de 628 mil 546 personas. Se esperaban, para el periodo, un millón 338 mil 773 defunciones, pero hasta el 8 de noviembre se observaron un millón 967 mil 319. Eso es un inaudito porcentaje de exceso de 46.9%.

Para que tenga usted parámetros:

1.- En 2017 el total de defunciones registrado por el INEGI fue de 703 mil 47. En 2018 hubo 722 mil 611 defunciones. Es decir, que la diferencia entre un año y otro fue de apenas 19 mil 564 muertes más.

2.- En 2019 hubo 747 mil 784 defunciones, es decir una diferencia de 25 mil 173 fallecimientos respecto a 2018. 

3.- En 2020 hubo… un millón 86 mil 743 defunciones registradas. Esto es, ¡338 mil 959! más respecto a 2019.

De esos 628 mil 546 muertes excesivas durante la pandemia (hasta noviembre 8, reitero), 442 mil 615, el 70.4%, están asociadas a la Covid-19, de acuerdo al exceso de mortalidad estimado por el gobierno federal a partir de actas de defunción.

Voy a repetir la cifra: cuatrocientos cuarenta y dos mil seiscientos quince mexicanos (hombres, mujeres, ancianos, adultos, menores) han muerto a causa del virus SARS-CoV-2 y sus variantes. No olvidemos por favor, caray: 442 mil 615 abuelas, abuelos, padres, madres, hijas, hijos, esposas, esposos, hermanas, hermanos, tíos, sobrinos, primas, primos, amigas, amigos, compañeras de vida, compañeros de vida.

Cuatro estadios Azteca y medio llenos de muertos por Covid-19. Cuatro. Cuatro Plazas de la Constitución llenas. Cuatro Zócalos repletos. Cuatro.

Ya sé que para la frialdad del doctor Hugo López-Gatell solo son estadísticas que, según él, demuestran que la gestión de la pandemia ha sido exitosa. Quién sabe qué parámetros científicos y morales tenga un hombre cuyos cubrebocas son los inexistentes, pero ya no importa: a estas alturas el personaje simplemente no es rescatable desde ningún enfoque, sigue completamente extraviado, así que ignorémoslo, pero nosotros, los ciudadanos que observamos el comportamiento de los funcionarios, no debemos olvidar en ningún momento que se trata de 442 mil familias mutiladas.

No seamos insensibles. Aunque usted apruebe la gestión de Andrés Manuel López Obrador, recordemos que estas fiestas de fin de año habrá 442 mil sillas vacías en las cenas navideñas y de fin de año. Y nada ni nadie podrán llenar esos lugares que deberían estar ocupados. Nada. Nadie.

   ¿Cuántas de esas sillas vacías estarían ocupadas en Navidad y Año nuevo si la gestión de la pandemia en México hubiera sido distinta? ¿Cuántas familias no estarían enlutadas este fin de año? ¿Cuántas?

¿Cuántos mexicanos estarían vivos hoy si no hubieran emulado la temeraria insensatez de López-Gatell y del Presidente de no usar cubrebocas, contra todas las indicaciones científicas en sentido contrario? ¿Cuántas?

 Y se lo digo porque, increíblemente (o no) una vez más López-Gatell y el Presidente perdieron la oportunidad de recular y hacer llamados masivos para usar cubrebocas en medio de una gigantesca aglomeración, la del pasado 1° de diciembre en el Zócalo y calles aledañas. Y no, el Presidente dijo que era opcional usarlo.

Y bueno, con la novedad de que ómicron ya está aquí, en México. Cuídense, hagan caso a especialistas, no a dogmáticos: los médicos y científicos que sí que saben dicen que hay que usar cubrebocas todo el tiempo y mucho más en reuniones y cenas y fiestas en lugares cerrados. Y claro, hay que vacunarse.

Ojalá que la cuarta ola que viene no sea terrible y deje más y más sillas vacías: este mismo viernes hubo 188 muertes adicionales registradas. Siete cada hora, en promedio… (Juan Pablo Becerra-Acosta M., El Universal, Nación, p.5)

Publicar libros prohibidos

Querían quemar los libros. “Creo que debemos tirar esos libros al fuego”, dijo uno. Mientras que otro quería “ver los libros antes de quemarlos para identificar lo que está mal en nuestra comunidad”. Esto no pasó en la Alemania nazi ni durante la Inquisición en la Edad Media en Italia o España. Esto ocurrió hace poco en Estados Unidos, el país más poderoso y tecnológicamente avanzado del mundo.

Dos representantes de la Junta Escolar del condado de Spotsylvania en Virginia querían prohibir en las bibliotecas de sus escuelas libros con “contenido sexual explícito”. Entre ellos había uno sobre tres adolescentes que escaparon de la prostitución y el abuso sexual. Otro era sobre una niña del siglo XIX que se vestía como niño para entrar a la escuela de medicina.

Pero cuando esto se convirtió en noticia a nivel nacional -particularmente por la propuesta de quemar los libros- la junta ya no se atrevió a hacerlo.

Esto ocurrió en una pequeña población a hora y media de Washington, la capital del país. Desafortunadamente lo que ocurrió en Virginia se está repitiendo en otras partes del mundo. La Asociación de Bibliotecas de Estados Unidos (ALA) tiene una lista de los 100 libros más censurados de la década. Muchos de esos libros hablan en contra del racismo, la discriminación y las desigualdades de género.

A nivel mundial es imposible tener una lista de todos los libros prohibidos por los gobiernos. Sería larguísima. Pero la Enciclopedia Británica tiene una lista de los “más censurados” de la historia que incluye al Ulises, de James Joyce; Los versos satánicos, de Salman Rushdie; 1984, de George Orwell, y hasta Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll. Basta decir que algunos de los libros más influyentes de nuestros tiempos han sido censurados.

Publicar es, a veces, un acto de valentía y rebeldía.

Un reporte de la IPA (Asociación Internacional de Editores) del 2020 confirmó que la libertad de publicar está siendo atacada en muchas partes del mundo. Sobre todo por gobiernos. Y también con cárcel, hostigamiento, autocensura y el abuso de las leyes contra la difamación.

El reporte establece que algunos libros en países como Cuba y Venezuela sencillamente no se pueden publicar. Sabemos que este año un editor fue asesinado en Líbano y otro en Bangladesh, solo por publicar libros. La conclusión del reporte es inequívoca: publicar un libro no debe ser nunca una sentencia de muerte.

La libertad es trabajo de equipo. Por cada escritor y periodista necesitamos a un valiente editor y dueño de medios dispuesto a sacrificar su trabajo -y a veces su vida- para que todos podamos leer un libro controversial y recibir las noticias sin censura.

Así que la primera regla de toda nación libre debe ser: no a la censura oficial. Por ahí empiezan a desmantelarse las democracias. Pero eso no significa que estamos en la obligación de publicar todo lo que nos llega a nuestros correos electrónicos o a nuestras redes sociales. Nuestro trabajo es precisamente identificar lo que es noticia y vale la pena publicar. Y dejar fuera lo que no lo es.

Los editores y medios de comunicación no somos una agencia de relaciones públicas de ningún gobierno. Por ejemplo, los reporteros nunca estuvimos moralmente obligados a publicar los miles de tuits y a difundir todo lo que decía el expresidente Donald Trump. Al contrario, muchas de las cosas que decía eran mentiras. De la misma manera, ningún medio en México ha tenido la obligación de transmitir íntegramente todas las “mañaneras” del presidente López Obrador durante los últimos tres años. Eso no sería buen periodismo. Además, debemos cuestionarlo constantemente. Sobre todo cuando AMLO tiene “otros datos” que no coinciden con la realidad y son pura propaganda.

Los editores y los periodistas hacemos mejor nuestro trabajo cuando desobedecemos a los poderosos y cuando nos arriesgamos para contar la verdad. Publicar libros no es un trabajo para los que quieren ser neutrales, ni para los que prefieren quedarse callados. Detrás de la publicación de un libro prohibido o censurado siempre hay un editor valiente. Nuestra libertad depende de ellos.

Este es parte de mi discurso en la ceremonia del Premio Voltaire de la Asociación Internacional de Editores -IPA- realizada durante la maravillosa Feria del Libro en Guadalajara. (Jorge Ramos Ávalos, Reforma, Opinión,p.8)

Los de abajo

Respuesta a acuerdo de seguridad

El Acuerdo presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado 22 de noviembre, que considera obras y proyectos del actual gobierno federal como de interés público y de seguridad nacional, fue respondido con celeridad por organizaciones indígenas que coinciden que es anticonstitucional, crea un estado de excepción y abre las puertas para la represión contra los pueblos que rechacen la imposición de megaproyectos en sus territorios.

El Acuerdo sobre el carácter de seguridad nacional a las obras de infraestructura plantea más de una interrogante, pues qué ente, si no las leyes, plasman qué es de interés público y qué de seguridad nacional. Por más poderes que se tengan, no es el Ejecutivo el que puede decidirlo.

La Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal declaró: Desde nuestra perspectiva de pueblo originario de la Península Maya, el decreto es la creación de un estado de excepción contra nuestros derechos indígenas.

En tanto, un amplio entramado de alianzas, asambleas, campañas, centros de derechos humanos y de estudios académicos, así como una serie de organizaciones no gubernamentales expresaron sus preocupaciones en un comunicado conjunto. El acuerdo, advierten, pretende eliminar obligaciones a las que el Estado mexicano se ha comprometido y debe cumplir antes de otorgar cualquier tipo de autorización para megaproyectos, tales como la realización de procedimientos de consulta y consentimiento previo, libre e informado, o la realización de estudios previos de impacto social, ambiental y de derechos, que son indispensables para que los pueblos indígenas y equiparables puedan tomar una decisión informada en relación con dichos proyectos.

En el mismo sentido se pronunció la Campaña Luces en Resistencia, la cual advirtió que mientras “el gobierno declare territorios ‘estratégicos’, seguirá abierta la puerta a expropiaciones sin diálogo y mediante el uso de fuerzas gubernamentales como la Guardia Nacional o el Ejército”. Las organizaciones indígenas firmantes señalan que con el acuerdo vemos que el despojo se hace más evidente. (Gloria Muñoz Ramírez, La Jornada, Política, p.8)

Liberales y Conservadores / La 4T es irreversible

Como en los viejos tiempos, el Zócalo lució el miércoles a reventar. Miles llenaron la Plaza de la Constitución como no ocurría desde hace años, para celebrar el tercer aniversario del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El acarreo de gente comenzó desde muy temprano por la mañana. Cientos de camiones llegaron al centro, antes de las 7 am. Oriundos de varios estados madrugaron para ganar los asientos más cercanos al lugar, donde el Presidente dirigiría un mensaje, a las cinco de la tarde.

Desde el Senado de la República se esparcía hace días la versión de que Ricardo Monreal, el líder de la mayoría morenista, no asistiría al evento para no presenciar el “destape” de la Dra. S. ni sufrir la rechifla de sus simpatizantes. Martes y miércoles el secretario de Gobernación se hizo presente en el Senado, oficialmente para invitar a Monreal de parte del mismo Presidente y acompañar al inicio de su comparecencia a la señora Victoria Gutiérrez Ceja, propuesta para gobernar el Banco de México, y supuestamente para negociar con él su asistencia a cambio de que no hubiera repudio en su contra y que tampoco pagara con la misma moneda a la Jefa de Gobierno, pues ya se vio en las pasadas elecciones que no está manco en la capital del país.

Monreal acabó por no asistir a la celebración, con el argumento de sacar adelante el nombramiento de quien será la nueva gobernadora de Banxico.

No se arriesgó a ser víctima de un tongo y habría logrado que no ocurriera el especulado “destape” a cambio de mantenerse leal a las necesidades presidenciales.

No faltó quien fantaseó diciendo que Monreal logró tumbarle su momento de gloria a la doctora, que hubo una negociación para que no se precipitaran los tiempos y que por eso el ciudadano decidió esperar. Demasiada crema a sus tacos.

Fuera de esta grilla, el mensaje del Presidente no incluyó anuncios espectaculares y tampoco nada que desconociéramos, nada que no le hayamos escuchado antes en la Mañanera.

Sin embargo, vale la pena recordar la concepción que tiene del país y del momento que vivimos y que, según él, viviremos:

“Lo más importante es que ya sentamos las bases para la transformación del país (…) en tres años ha cambiado como nunca la mentalidad del pueblo, que es lo más importante de todo: la revolución de las conciencias, el cambio de mentalidad, eso es lo más cercano a lo esencial, a lo mero principal y eso es lo más cercano a lo irreversible. Pueden darle marcha atrás a lo material pero no van a poder cambiar la conciencia que ha tomado el pueblo de México”.

Ese es el legado de Andrés Manuel López Obrador: el cambio de régimen y el cambio de manera de pensar de los más pobres, que hoy están empoderados. Difícilmente volveremos a ver los abusos de antes. Y si llegan a ocurrir, aún con uno de los suyos en el poder, vendrá la descalificación y la condena desde “La Chingada”.

Si es que realmente se va y no se deja “convencer” por el pueblo bueno.

Monitor republicano

Lo que fue inevitable ver, a través de la transmisión oficial de televisión, fue el güiri güiri, el comadreo que se traían algunos de quienes acompañaban al Presidente en el templete.

Sin diferencia de cercanía o rango, varias veces fueron captados en el chacoteo, como si no fuera su jefe máximo el que se dirigiera a la nación.

Por momentos, algunos y algunas estaban en plena carcajada como si la Cuarta Transformación que tanto anima y emociona al Presidente fuera motivo de risa, de chunga, de burla o de desprecio.

Si eso es lo que realmente piensan, por lo menos deberían de moderarse en público. Un poquito de vergüenza y de pudor. (Amador Narcia, El Universal, Nación, p.5)

Arsenal / “No me descarto”: Creel

El presidente López Obrador rompió –al menos momentáneamente– con su visión maniquea de la política. Por primera vez en los tres años que lleva al frente de la 4T le dijo “sí” a una solicitud de diálogo que le hace un partido de oposición.

Ya dio instrucciones al titular de la Segob, Adán Augusto López Hernández, para que reciba al solicitante, Santiago Creel, presidente de la Comisión Política del PAN, y acuerden los términos del encuentro. “Que se escuche a todos, que no actuemos con cerrazón”, dijo en la mañanera.

Buena noticia para un país polarizado. Saber dialogar ayuda a crear un ambiente que fomenta la confianza y promueve la comunicación a través de una actitud de respeto de las diferentes posiciones.

* La solicitud de diálogo la hizo Creel en una carta al Presidente que entregó el jueves en Palacio Nacional. La misiva apela a la “lucha democrática” que ambos dieron juntos durante el conflicto poselectoral de Tabasco. Es pertinente recordar que Creel custodió, durante 48 horas, las “cajas del fraude” que en ese entonces le entregó AMLO en el Zócalo.

En la carta, Santiago le hace ver que la pasada elección de junio es reflejo de la división que hay en los mexicanos. En votos están empatadas la coalición oficialista y la alianza Va por México. Si se suma al MC, los opositores tienen casi 2 millones de votos más. “Ninguno puede, ni cuenta, con la legitimidad política para hacer un cambio de régimen trascendente”, destaca el escrito del panista.

En charla con este reportero, Creel puntualiza:

“Ese cambio profundo en seguridad, salud, energía o cualquier otro gran tema requiere del gobierno y su partido, y, cuando menos, de la mayoría de la oposición”.

* Hablamos con Creel hacia las 6 de la tarde. Adán Augusto no lo había contactado aún para pactar el encuentro.

No obstante, nos dijo que la respuesta que dio el Presidente a su solicitud es totalmente aceptable. “Vamos a esperar a que nos convoque el secretario de Gobernación”, puntualizó.

Aclaró, eso sí, que no van a ir a un diálogo de sordos. “Yo te digo esto y tampoco me oyes. Eso no funciona”, subrayó.

¿Quiénes van a acudir a ese diálogo?

El presidente del partido, la secretaria general, los coordinadores parlamentarios, el representante de los gobernadores, el de los alcaldes, y el de los congresos locales. El sistema PAN en su conjunto.

“Una vez que hayamos deshojado la agenda con el secretario de Gobernación, la podremos ir a platicar con el Presidente de la República”, sintetizó.

Por lo pronto, Marko Cortés ya fijó postura: “Le tomamos la palabra (al Presidente)”, escribió en Twitter.

Y más: “Abramos el diálogo. Vamos con una agenda de Estado y como sistema PAN. El Presidente necesita escuchar otras voces, porque en su círculo cercano y en su gabinete sólo escucha el eco de sus propias palabras”.

* Aprovechamos el viaje y le preguntamos a Santiago si está en sus planes buscar la candidatura presidencial. “No, en este momento, pero no me descarto”, dijo.

Abundó: “Como tú sabes, va a ser una candidatura muy compleja. No sólo es tener el apoyo de los de PAN, sino tener el apoyo de la oposición.

“Eso es lo que estamos buscando todos lo que queremos construir un nuevo gobierno sobre bases diferentes. Vamos a ver si lo podemos lograr”.

*En la mañanera, AMLO contrastó la solicitud de diálogo que le hizo Creel, con la “condena” de Marko Cortés a los gobernadores aliancistas y panistas de Chihuahua, Durango, Quintana Roo y Yucatán, que asistieron a la AMLO-Fest:

“Un dirigente de un partido reclamándole a los gobernadores de ese partido porque allí estuvieron. Asisten a un informe y se les cuestiona, y luego piden el diálogo y en el Congreso votando en contra de todo, hasta de los ascensos de los oficiales del Ejército. Una cosa increíble, pues”, dijo el mandatario.

* Se calienta la contienda interna por la candidatura del PAN al gobierno de Aguascalientes. Dos aspirantes tienen posibilidades reales: la exalcaldesa de la capital, Tere Jiménez, y el senador Antonio Martín del Campo.

Sabemos que Tere tiene las simpatías de Marko Cortés y es puntera en las encuestas. Massive Caller le da a la exalcaldesa 56.8 por ciento en la intención de voto y 39.8 por ciento, al senador.

La misma tendencia se observa en la medición que hizo Electoralia Aguascalientes: 42% para Jiménez; 17 por ciento, a Martín del Campo. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional, p.4)

Visita del Comité contra la Desaparición Forzada

Como se sabe, la situación en México ha adquirido carácter de crisis humanitaria, debido entre otras cosas al contexto de desapariciones generalizadas y sistemáticas en la mayor parte del territorio mexicano, tal como lo señaló en su Informe final sobre la desaparición en México el Comité contra la Desaparición Forzada de Naciones Unidas en 2015. Y todo ello como consecuencia de la impunidad e indolencia de las autoridades e instituciones encargadas de administrar, impartir justicia y garantizar atención prioritaria a las miles de personas víctimas y sobrevivientes, por mencionar un ejemplo.

Lamentablemente han aumentado las personas desaparecidas, no localizadas y fallecidas no identificadas. De acuerdo con datos oficiales, hay cerca 95 mil 121 personas desaparecidas y 52 mil fallecidas sin identificar en diversas instituciones del país, como fiscalías, servicios forenses y fosas comunes en cementerios que se encuentran en custodia del Estado. A esto hay que sumar el hallazgo de fosas clandestinas y campos de exterminio que no han sido procesados,así como personas que no están registradas como desaparecidas, debido al contexto de inseguridad y a la participación de autoridades en su desaparición, ya sea por acción o colusión con grupos criminales.

En este contexto, del 14 al 26 de noviembre el Comité realizó su primera visita a México, en virtud de que el artículo 33 de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas le confiere la facultad de realizar visitas a Estados parte. Cua-tro de quienes lo integran, junto a otras dos personas que conforman la Secretaría del mismo órgano, se dieron a la compleja labor de visitar la Ciudad de México, Chihuahua, Coahuila, estado de México, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Sinaloa, Tamaulipas y Veracruz. Sostuvieron reuniones con colectivos de familiares, organizaciones de la sociedad civil, órganos autónomos de derechos humanos y autoridades, como la Subsecretaría de Derechos Humanos, Migración y Población, la Comisión Nacional de Búsqueda y oficiales de las fuerzas armadas. Todo ello con el propósito de documentar y presentar un informe sobre la desaparición en la nación, que considere las experiencias y la voz de colectivos de familiares y quienes les acompañan, así como las acciones que han sido implementadas por parte del Estado mexicano, para prevenir, buscar, investigar, sancionar, reparar y garantizar la no repetición.

Si bien el informe sobre la visita a México será presentado en Ginebra el próximo año, en la conferencia de prensa que se realizó en el contexto del cierre de su visita, el Comité expresó su reconocimiento con respecto a la adopción de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y el Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, y sobre el Protocolo Homologado de Búsqueda. También acerca de la creación del Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense y el Centro Regional de Identificación Humana en Coahuila. Igualmente acerca del establecimiento de las Comisiones de Búsqueda en las entidades federativas.

No obstante, el Comité volvió a expresar su preocupación sobre el contexto generalizado de las desapariciones en la República, así como sobre la impunidad y revictimización constante por parte de autoridades e instituciones, las cuales carecen de coordinación interinstitucional e interestatal, y de recursos para llevar a cabo investigaciones diligentes que respondan a la emergencia y garanticen un acompañamiento jurídico efectivo con perspectiva de derechos humanos, que además permita la participación de personas víctimas para impulsar sus procesos de exigencia.

Cabe mencionar también que esta situación afecta de forma diferenciada a personas y grupos que han sido colocados en situación de vulnerabilidad, debido a su desigualdad y discriminación histórica, como mujeres, pueblos y comunidades indígenas, comunidad LGBTTTIQA+, personas con discapacidad y migrantes. Además de exponer los avances, retrocesos y obstáculos, el Comité expresó su admiración y solidaridad para con las víctimas, familiares, colectivos y especialmente a las mujeres, quienes han construido su lucha y resistencia desde sus experiencias.

Asimismo, manifestó su apertura para colaborar con el Estado mexicano, las organizaciones de la sociedad civil y los sujetos de exigencia, para así poner fin al martirio que atraviesa la vida de miles de personas y de la sociedad en general. En este sentido, esta visita debe mirarse como una oportunidad para generar mecanismos alternativos y extraordinarios, con el apoyo y acompañamiento de organismos internacionales que respondan al contexto de violaciones graves a los derechos humanos y detonen procesos efectivos y participativos de memoria, verdad, justicia, reparación integral y garantías de no repetición. (Miguel Concha, La Jornada, Opinión, p.14)

Tres años de decepción

El pasado 1° de diciembre se cumplieron tres años del actual gobierno federal. El presidente López Obrador decidió hacer un llamado a sus simpatizantes a congregarse en el Zócalo capitalino para compartirles el mismo discurso recurrente, plagado de contradicciones y mentiras. Al parecer, el Ejecutivo se encuentra observando una realidad paralela ya que, para él, todo va viento en popa. Planteó por ejemplo que la crisis sanitaria ya pasó y que “se domó al virus”, lo que es un insulto para los cientos de miles de familias que ya perdieron un ser querido. También afirmó que la economía va bien, que existe estabilidad en nuestra moneda y que la inflación, que no veíamos desde hace 20 años, nos viene de Estados Unidos. Como siempre, eludiendo su responsabilidad en el desastroso manejo de la pandemia y la economía.

En el tema de la inseguridad, sigue sosteniendo que es un problema heredado y que, pese a ello, se está “pacificando” el país con su fórmula de “abrazos y no balazos”. Planteó que el 95% del huachicol se eliminó, que los homicidios se han reducido 0.7% y que el robo de vehículo disminuyó 29%. Nos dice que “se ha demostrado que la violencia no se combate con más violencia y que el mal debe enfrentarse con el bien”. Alguien debería informarle al presidente que los malos van ganando, porque en estos tres años se han cometido casi 107 mil homicidios, lo que significa que a diario se cometen alrededor de 100 asesinatos; los feminicidios continúan al alza y suman al menos 2,891 casos; se han reportado más de 650 mil casos de violencia familiar y más de 172 mil robos con violencia; casi 26 mil extorsiones y más de 3,500 secuestros. Y todo lo anterior, con alrededor de 93% de los delitos sin denunciar, como nos lo informa el INEGI.

Algo que sí ha avanzado es el proceso de militarización del país, que él niega: “las acusaciones carecen de toda lógica y de la más elemental buena fe”. Señor presidente, no se trata de un acto de fe, sino de hechos: la SEDENA incrementó su presupuesto en casi 40%, la SEMAR en un 12% y la GN un 18%. No solo le mintió a la sociedad al no sacar a las Fuerzas Armadas de las calles, sino que mantiene el mayor despliegue de nuestra historia moderna, les incrementa los ingresos y los negocios sin ton ni son, y abusa de su lealtad al endilgarles más funciones un día sí y el otro también. Ahora no solo vigilan las calles, también reparten despensas, construyen aeropuertos y carreteras, detienen migrantes, distribuyen medicamentos y vacunas, y administran aduanas y puertos, entre decenas de responsabilidades en las que no debían tener nada que ver… y como si ya hubieran resuelto la inseguridad que azota a todo el país.

Para continuar con el descaro, se atreve a decir que ya no hay violaciones a los Derechos Humanos y declara sin titubear que su gobierno respeta la Constitución, y que, después de atacar al INAI y soltar el decreto que busca ocultar sus manejos presupuestales, hay transparencia plena y derecho a la información.

No ha habido un gobierno que mienta con tal desparpajo y cinismo, lo que significa que nunca asumirá sus responsabilidades, y ello augura un futuro muy complejo para México los próximos años. Por ello, hoy es más importante que nunca mantener la crítica al poder, insistir en que se debe reconocer y atender los problemas, señalar que hay otros caminos. Frente a la cauda de barbaridades y mentiras, la resignación no puede ser una opción. (María Elena Morera, El Universal, Opinión, p.12)

Frentes Políticos

Gran golpe. Jorge Cruz Camacho, El Lagarto o El Oaxaco, fue detenido por agentes de la policía capitalina, pues se le identifica como distribuidor de drogas y vendedor de armas, así como supuesto invasor de predios en el sur de la Ciudad de México. De acuerdo con las investigaciones, está asociado con la célula de Agustín López Robles, Don Agus, capturado el 6 de febrero de este año. Pero además enseñaba a sus compradores a “cocinar” y dosificar droga para obtener mayores ganancias. Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana, adelantó el aseguramiento en sus cuentas oficiales y destacó que se trata de un importante generador de violencia. Un pez gordo menos. Y los que faltan…

Cordialidad. El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, reunirse con el diputado federal panista Santiago Creel para dialogar acerca de la reforma a la industria eléctrica planteada por el gobierno federal. “Un dirigente nos está pidiendo diálogo, Santiago Creel (…), que lo reciba y que se abra la posibilidad de diálogo, que se escuche a todos, que no actuemos con cerrazón”, ordenó el titular del Ejecutivo. Creel compitió en 2000 por la Jefatura de Gobierno, y fue derrotado por un estrecho margen por el tabasqueño. Con esta jugada, queda establecido que la cerrazón sólo existe en un sector del PAN. Llegó la hora de los acuerdos.

Golpe de timón. El Comité Ejecutivo Nacional del PAN y el Sistema PAN (gobernadores, alcaldes, diputados y senadores) aceptaron la invitación del Ejecutivo federal para entablar un diálogo “que beneficie al país”. Así lo informó el líder nacional panista Marko Cortés, al puntualizar que en los primeros tres años de esta administración no ha habido apertura por parte del gobierno emanado de Morena para construir un diálogo constructivo. “Por el bien del país y de las familias mexicanas, más vale tarde que nunca”, afirmó Cortés. Se la ha pasado tres años criticando cada decisión gubernamental y ahora dice tener la fórmula mágica de la recuperación económica. A ver si es cierto.

Ubicado. El senador Ricardo Monreal afirmó que no le preocupa la cercanía de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y del canciller, Marcelo Ebrard, con el presidente Andrés Manuel López Obrador de cara a la nominación del candidato de Morena a la Presidencia en 2024. “Si ellos tienen alguna preferencia de alguna personalidad política, qué bueno, se la han ganado. Yo me siento tranquilo, estoy a ras de tierra, en territorio, tratando de ayudar y convencer, y procurando que se consolide la Cuarta Transformación”, enfatizó Monreal. El abanico de escenarios se extiende conforme pasan los días. No coman ansias. La historia le tiene a cada uno su lugar. Mientras, a trabajar.

Debacle. Una docena de exgobernadores del PAN anunciaron en la Cámara de Diputados que impulsarán una reforma a los estatutos de su partido, a fin de ponerle freno a las candidaturas de perfiles ajenos a la militancia, a sus principios y a la postulación de las mismas a través de mecanismos ajenos a la democracia. En conferencia de prensa con el diputado federal Juan Carlos Romero Hicks como anfitrión, Carlos Medina Plascencia, Marco Antonio Adame, Fernando Canales Clariond, José Marcelo de los Santos, entre otros, presentaron el plan de acción que impulsarán, a fin de revertir la centralización en el control del padrón. A la vista, los malos manejos de la cúpula panista. ¿Y así quieren salvar al país? (Excélsior, Nacional, p.11)