2 de marzo de 2024

Mexicana pagaría $9.2 mil millones por aviones

Mexicana de Aviación retomará el vuelo: Gobierno formaliza compra(Especial)

Sedena gastaría 9 mil 240 mdp en 8 años para arrendar 10 aviones de la nueva Mexicana de Aviación, según firma texana relacionada

Estos fondos podrían provenir del Presupuesto de Egresos, pero también de alguno de los fideicomisos controlados por la Sedena, que se manejan con total opacidad y al cierre de junio tenían un saldo de más de 97 mil millones de pesos.

Agencia Reforma

CDMX.- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) gastaría hasta 527 millones de dólares, unos 9 mil 240 millones de pesos, en ocho años para arrendar los 10 aviones de la nueva Mexicana de Aviación, así como para servicios adicionales para la operación de la aerolínea.

Lo anterior, según cálculos de la empresa Petrus Aero Holdings Inc, una firma asentada en Texas, que trabajaría para la Sedena en este proyecto.

Se trata de un gasto anual promedio de unos 66 millones de dólares, aunque con variaciones, pues los costos de los servicios serían más altos en los primeros 18 meses de operación.

En el esquema propuesto por Petrus en marzo pasado, conforme un documento interno al que tuvo acceso Grupo REFORMA, la empresa es la que contrataría la deuda para arrendar los aviones Boeing 737-800 usados, con pagos mensuales a cargo de la aerolínea de entre 250 y 350 mil dólares por cada uno.

Petrus explicó en la presentación que «el cliente» (la paraestatal adscrita a la Sedena) también le encargó los servicios de mantenimiento, contratación y administración de personal y tecnologías de la información.

Sumando la tasa de interés propuesta para el arrendamiento, de 7 por ciento anual, el pago final total por el uso de los 10 aviones durante los ocho años -salvo que la aerolínea cesara operaciones y tuviera que devolver las aeronaves- sería de 467 millones 100 mil dólares en arrendamiento, unos 8 mil 174 millones de pesos, y 60 millones 200 mil dólares, unos mil 053 millones de pesos, en servicios adicionales comprometidos.

Según el documento, la Sedena deberá hacer un depósito inicial de 10.4 millones de dólares, unos 170 millones de pesos.

En días recientes, Petrus ha publicado convocatorias para pilotos y sobrecargos mexicanos para laborar en la nueva aerolínea.

La presentación de Petrus planteaba que los dos primeros aviones que recibiría la nueva Mexicana serían los Boeing con matrículas 40971 y 40972, que operaba la aerolínea sudafricana Comair, filial de British Airways, que dejó de existir en mayo de 2022.

Se desconoce cuál fue la forma en la que el Gobierno mexicano eligió a Petrus para este proceso.

El pasado 10 de agosto, el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval había dicho que la empresa Boeing los «asesoraba» para elaborar el plan de negocios.

«Nos proporcionó este asesoramiento para elaborar el plan de negocios y continúa aún apoyando en la obtención de lo que es el certificado del operador aéreo y para el inicio de operaciones».

Pero no se ha revelado algún acuerdo con Petrus.

Luis Cresencio Sandoval aseguró la semana pasada que la «inversión» para la aerolínea es de 4 mil millones de pesos.

Estos fondos podrían provenir del Presupuesto de Egresos, pero también de alguno de los fideicomisos controlados por la Sedena, que se manejan con total opacidad y al cierre de junio tenían un saldo de más de 97 mil millones de pesos.

El titular de la Sedena afirmó que Mexicana ofrecerá boletos 18 a 20 por ciento más baratos que las demás aerolíneas, lo que implica que tendrá menores ingresos, pero aún así afirmó que será rentable «después del 2025».