28 de septiembre de 2022

Columnas políticas

Centenario del nacimiento de Octavio Paz. Recursos educativos sobre el  escritor mexicano - Didactalia: material educativo

desde el centro de la política nacional. Sábado 2 de abril de 2022

,

Paz 2022

¿Cuál habría sido su actitud ante la anhelada derrota del PRI en el 2000, la victoria de Vicente Fox -y su estrepitosa decepción-, la guerra contra el narco de Calderón y sus incontables muertos, la corrupción de Peña Nieto y la desaparición forzada de los normalistas de Ayotzinapa, el postrer triunfo de López Obrador y la radicalización de la 4T?

Jorge Volpi

Hace un par de días, mientras observaba con fascinación y azoro cómo las cenizas de Octavio Paz y Marie-José Tramini eran depositadas en el monumento que su amigo Vicente Rojo concibió para ellos en una de las aulas del Colegio de San Ildefonso -donde el poeta estudió cuando era la sede de la Escuela Nacional Preparatoria y al cual le dedicó su apacible Nocturno-, no podía dejar de formularme en silencio la misma pregunta: ¿cómo habría vivido y enfrentado el cuarto de siglo que ha transcurrido desde su muerte, cuál habría sido su actitud ante la anhelada derrota del PRI en el 2000, la victoria de Vicente Fox -y su estrepitosa decepción-, la guerra contra el narco de Calderón y sus incontables muertos, la corrupción de Peña Nieto y la desaparición forzada de los normalistas de Ayotzinapa, el postrer triunfo de López Obrador y la radicalización de la 4T?

Sus últimos años, en las postrimerías del gobierno de Zedillo, acaso nos ofrezcan unas cuantas claves: si bien su cercanía con Salinas y Televisa lo habían convertido, al menos para una parte importante de quienes hoy acompañan a AMLO, en una suerte de baluarte del neoliberalismo -por más que él se resistiera a defender todas sus políticas, a diferencia de otros de sus colaboradores en Vuelta-, es necesario recordar que, en sus últimas apariciones públicas, ya con la salud muy frágil, parecía mostrarse más preocupado por temas cercanos al socialismo democrático con el que se identificó la mayor parte de su vida que por los rabiosos ataques que se había encargado de propinarle a la izquierda desde los setenta.

Si bien algunos escritores como Rafael Lemus no le conceden siquiera esta nostalgia por su juventud revolucionaria, yo sí veo en sus palabras finales un afán por distanciarse, así fuera moderadamente, del pensamiento único que tras la caída del Muro de Berlín y el fin de la Unión Soviética unía indefectiblemente la libertad -que tanto le preocupó- con las puras fuerzas del mercado -del cual siempre desconfió-. Aun así, resulta difícil dudar que habría sido un crítico implacable de López Obrador, en quien habría detectado el conjunto de vicios que le irritaban en la izquierda: su vena autoritaria, su desdén hacia las instituciones y la sociedad civil, incluso su militarismo.

Imagino las mañaneras en las que el Presidente denuesta una y otra vez al Premio Nobel, a quien tacha de ideólogo del conservadurismo, al tiempo que Paz no escatima ácidas réplicas para denunciar todos y cada uno de sus actos. La batalla habría sido épica: la oposición habría contado, así, con el poderoso liderazgo intelectual del que se ve tan huérfana. Quisiera creer que, pese a saludar la elección de Calderón, al cabo habría terminado por distanciarse de él: frente a los miles de muertos y desaparecidos, sobre todo con el temple nostálgico de sus últimos días -y el incisivo recuerdo de su postura en el 68-, tal vez habría denunciado la irresponsabilidad extrema de la guerra contra el narco. La frivolidad y la estupidez políticas, en cambio, siempre lo sacaron de quicio: Fox y Peña de seguro habrían terminado siendo víctimas de su desdén y de sus dardos.

Desde la izquierda, se volvió muy sencillo odiar a Paz, y por momentos él mismo parecía disfrutarlo: aun así, basta leerlo con cuidado para darse cuenta de que, salvo en sus diatribas públicas, se preocupa por no descuidar los sesgos y matices: la valoración de esa zona de sombra que hoy tanto nos falta. Pese a ello, no resulta demasiado difícil ubicar cuál sería su postura frente a cada tema de disputa en nuestros días.

Como comentaba ese mismo día con los escritores Rosa Beltrán y Eduardo Vázquez, resulta en cambio más intrigante imaginar qué habría pasado con Monsiváis hoy. ¿Habría mantenido su lealtad sin reservas al Presidente? O, en temas que para él eran cruciales -la sociedad civil, la resistencia en las orillas, el temor a los militares-, ¿se le habría enfrentado aun a riesgo de engrosar su lista de intelectuales conservadores? En su caso, estas preguntas resultan más difíciles de responder.

.

.

Bajo Reserva

Se quedó con las ganas del viaje, los habanos y los mojitos

Nos cuentan desde La Habana que la delegación de legisladores mexicanos que participan en la Reunión Interparlamentaria México-Cuba tuvo una baja importante como consecuencia del llamado del presidente López Obrador para que diputados del PRI se rebelen contra su partido y apoyen la reforma eléctrica que él empuja. De acuerdo con legisladores que ya disfrutan a estas alturas de mojitos y habanos, el coordinador tricolor, Rubén Moreira, presidente del Grupo de Amistad entre la isla y nuestro país, se bajó de la comitiva y se quedó para analizar con la dirigencia del partido este tema. Otra de las bajas sensibles del cónclave habanero es la del coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, quien dio positivo a Covid.

Morena, puesto; la oposición desaira

Los partidos de oposición, que desde hace meses decidieron desairar el ejercicio de revocación de mandato, optaron por no registrar representantes de casillas para el día de la votación, el próximo 10 de abril. PRI, PRD y Movimiento Ciudadano se sostuvieron en su postura de hacer desaire completo y no presentar ni un solo nombre. Pero, nos comentan, el Partido Acción Nacional tendrá representantes en menos del 20% de las casillas y no se entiende bien para qué. El que sí, obviamente, tendrá casi la totalidad de las casillas cubiertas, por sus representantes “para cuidar el voto”, es Morena. Claro que con ayuda de sus aliados: PT y PVEM. Según nos cuentan, en Palacio Nacional recuerdan siempre que en las derrotas del movimiento antes de llegar al poder, uno de sus cocos era precisamente que no les alcanzaba para tener representantes ni en la mitad de los estados del país. Ahora en el poder, eso es más fácil. Pero parece que sólo servirán para un round de sombra, ante el desaire opositor.

Quieren que caso Ayotzinapa pase del video a las detenciones

Nos comentan que la Fiscalía Especial del caso Ayotzinapa de la FGR, a cargo de Omar Gómez Trejo, ya integró a la carpeta de investigación iniciada por la desaparición de los 43 normalistas, los videos que dio a conocer el lunes el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), en los que se ve a elementos de la Marina intervenir en el basurero de Cocula, en una diligencia que no fue integrada en el expediente. La pregunta que se han hecho durante esta semana los padres de los estudiantes, nos hacen ver, es si el titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, solicitará órdenes de aprehensión contra los marinos que, a decir de los expertos independientes, alteraron el lugar donde la verdad histórica señala que los cuerpos de los normalistas fueron incinerados después de ser retenidos y asesinados por integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos. El lunes, nos recuerdan, los padres expresaron su indignación y exigieron al presidente López Obrador que su antecesor, Enrique Peña Nieto, comparezca por este caso. ¿Será que la teoría del GIEI se sostiene para llegar al punto de las detenciones?

Quadri no supo para quién trabajaba

Al parecer, el efecto Quadri sigue beneficiando a Morena. Nos comentan que lejos de preocupar al partido guinda la salida voluntaria de la diputada federal María Clemente de su bancada, les quita un peso de encima. Nos hacen ver que los enojos de la ahora legisladora independiente ya incomodaban a más de uno no solo en las filas del grupo parlamentario sino en la misma dirigencia. Incluso, nos hacen notar que Clemente se dio tiempo en redes sociales de disculparse con Santiago Creel por jalonearlo en la toma de tribuna del pasado jueves, pero en contraste arremetió contra la secretaria general morenista, Citlalli Hernández, a quien de plano conminó a bajar de Twitter una fotografía juntas. Así que en Morena, nos aseguran, un voto de cara a las reformas se puede conseguir donde sea, pero la tranquilidad para hacerlo, no donde sea. (Universal, A2, p.2)

.

.

Trascendió

Que todo parece indicar que John Kerry, enviado de la Casa Blanca en materia ambiental, tomó al pie de la letra aquello muy mexicano de que “el que calla, otorga” y ante el silencio del presidente Andrés Manuel López Obrador dio por hecho que había acuerdo para que un equipo estadunidense, encabezado por el embajador Ken Salazar, hiciera marca personal al trámite cameral de la reforma eléctrica. Así lo hizo saber anoche el visitante, saliendo de Palacio Nacional, solo para que menos de 24 horas después el mandatario negara todo acuerdo y dijera que solo escuchó a sus invitados sin dar respuesta al particular.

Que senadores de Morena ya calentaron motores, aprovechan cada día “libre” para realizar asambleas en sus estados, promueven la reforma eléctrica del Presidente y aunque no tienen fecha exacta para recibir el documento de la Cámara de Diputados, ya perfilan aprobarla sin modificarle una coma, en sentido contrario a lo que piensa su coordinador, Ricardo Monreal, quien insiste en que, aunque cause molestias, la propuesta se debe enriquecer, so pena de que no la respalde la oposición.

Que en los últimos 10 días Roberto Palazuelos, quien fue precandidato de Movimiento Ciudadano a gobernador, encabezó cuatro actos de agradecimiento a la población de Quintana Roo que acompañó sus esfuerzos y anunció que a partir del domingo comienza una “campaña ciudadana” para exhibir “las jugadas para venderse” de los partidos de la “supuesta coalición PRD-PAN-MC”. Sus cercanos dicen que la nueva tirada será el Senado.

Que en el Instituto de Transparencia de Ciudad de México se avecinan relevos y hasta la integración de un nuevo pleno, pues tres de sus cinco integrantes están anotados en procesos de selección de otras instituciones. El comisionado presidente Arístides Rodríguez, que apenas asumió la presidencia en diciembre, va por una magistratura del Tribunal Electoral, mientras que sus compañeros Marina San Martín y Julio César Bonilla quieren los lugares que quedarán vacantes en el INAI. (Milenio, Al Frente, p.2)

.

.

Templo Mayor

MAL PINTAN las cosas para México en materia económica en lo que resta del año… e incluso para el 2023.

EL CRECIMIENTO estimado para 2022 bajó a 1.8 por ciento, los cálculos de la inflación siguen al alza y ya van por el 5.8 por ciento anual, y la previsión es que el Banco de México subirá la tasa de referencia hasta el 8 por ciento para tratar de controlar la espiral inflacionaria.

PARA COLMO, justo cuando debiera ser el momento de la recuperación económica después del parón por la pandemia de Covid-19, los altos precios internacionales de los combustibles y la incertidumbre provocada por la reforma energética que se discute en el Congreso pintan un panorama de escasez de hidrocarburos y apagones eléctricos.

PERO quizás lo más preocupante es que, a pesar de esos indicadores y de las previsiones de los analistas, nomás no se ve que la Secretaría de Hacienda, a cargo de Rogelio Ramírez de la O, tenga ya no se diga un plan de contingencia sino, simplemente, un plan que no sea decir a todo: “Sí, Señor Presidente”.

-…-

SOBRE aviso no hay engaño y en el PAN ya le sacaron la tarjeta amarilla al diputado Gabriel Quadri, quien forma parte de su bancada: una más y lo expulsan.

DE HECHO, cuentan que en esa decisión tuvo mucho que ver que quien acabó pagando los platos rotos por la falta de respeto que el ex candidato presidencial de Nueva Alianza cometió contra la diputada de Morena Sandra Luévano fue el panista Santiago Creel.

Y EL ARGUMENTO es que no se vale hacerle la vida más difícil a quien con mucho trabajo ha logrado mantener un mínimo de civilidad en una de las legislaturas más complicadas y polarizadas de la historia reciente.

-…-

AVISO a la comunidad: no olvide mañana en la noche adelantar una hora su reloj y, en los próximos meses, esté pendiente de lo que ocurra con la reforma eléctrica y la reforma electoral. En caso de que sean aprobadas, tendrá que retroceder 50 años su calendario.

-…-

HOY celebramos 100 años haciendo periodismo en esta Casa Editorial, buscando y publicando información que sea útil y que trascienda.

SEGUIMOS adelante, sin importar que arrecien las críticas de quienes aduciendo otros datos defienden una gestión gubernamental ineficiente, aunque haya quienes desprecien la labor periodística consciente y pretendan que se silencien las voces críticas que les resultan incómodas.

SABEMOS que siempre habrá quienes aprecien y auspicien el periodismo libre y autosuficiente. Por eso, vamos por otros 100 años. (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p.18)

.

.

Rozones

Colima, de mal en peor

Y es la ola de violencia criminal la que sigue pegando en Colima, entidad al frente de la cual está Indira Vizcaíno. Varios hechos cayeron ayer como balde de agua fría sobre los esfuerzos que las propias autoridades afirman que están haciendo para atender el problema. Y es que ahora fue el gobierno de Estados Unidos el que solicitó a sus ciudadanos no viajar a esa entidad. “El estado de Colima está experimentando un aumento de la violencia entre las organizaciones criminales, particularmente en la ciudad de Colima y las zonas urbanas aledañas”, destacó en sus redes. Lo más grave del asunto es que la realidad le dio la razón, pues ayer mismo un hombre fue baleado en un bar localizado… frente al Palacio de Gobierno.

  • “SI LA VEO EN LA CALLE NO LA IDENTIFICO”

Nos dicen que si la diputada morenista Úrsula Salazar sabe contar, lo ideal es que no cuente con el Presidente, al menos no para tratar de salir del entuerto en el que está metida, luego de que se le señalara de formar parte de un presunto cobro de moches en Tamaulipas. Y es que ayer el Presidente admitió que la legisladora es su sobrina, pues es nieta de una hermana de su mamá, pero también aclaró que “si la veo en la calle no la identifico”. Y lo más importante, refirió que “ya saben cuál es mi postura ¿no?, cero impunidad, no permitir que nadie viole la ley y no permitir ninguna de las lacras de la antigua política del viejo régimen: no amiguismo, no influyentismo, no nepotismo, no corrupción, ni impunidad, sea quien sea”. Aclaró igualmente que se deben probar las acusaciones que se hagan. Como sea, prohibido presumir tío.

  • SIGILOSA APROBACIÓN DE VACUNA

Una buena noticia que apenas se está conociendo, porque, según se ha visto, a la Cofepris no le había interesado difundirla, es que ya aprobó desde el pasado 3 de marzo el uso de emergencia en menores de 5 años en adelante, la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer. El silencio de la dependencia, nos comentan, está generando una ola de indignación porque la población infantil, aunque también enfrenta un nivel de riesgo por la enfermedad, sigue siendo marginada de la posibilidad de acceder a la vacunación. Un segundo reclamo se circunscribe a la opacidad con que se maneja el dato sobre la disponibilidad de vacunas de esa marca. Se señala, y eso tendría que precisarlo el subsecretario Hugo López-Gatell, que no existe la suficiente cantidad de dosis para vacunar a los niños mexicanos. Y que al Gobierno por el momento no le interesaría adquirlas. Un asunto para estar pendientes.

  • EN ZACATECAS, AHORA LOS MAESTROS

En Zacatecas la suma de problemas no para. Y es que el provocado por el crimen, que ya viene de tiempo atrás, se agudizó con la llegada del gobernador David Monreal. A eso se agregó el paro de policías que mermó la de por sí afectada capacidad de vigilancia de la entidad. Y por si faltara algo, ayer se encendió por tercera vez el problema magisterial porque resulta que a los profesores les dejaron de pagar y por esa razón varios miles hicieron un paro. El problema es delicado, nos comentan, porque los docentes permanecen en la zozobra de que la situación de impago se pueda prolongar. Así que ya son seguridad, policía y magisterio los temas pendientes. Aplica, nos dicen, aquello de que “al perro más flaco se le cargan las pulgas”.

  • APUESTAN POR MANTENER VACUNACIÓN

Mientras en algunas entidades apuestan a retirar el uso riguroso del cubrebocas o a reducir los módulos de vacunación contra Covid-19, el Gobierno del Estado de México ha decidido no bajar la guardia y reforzar la batalla. Y es que el secretario de Salud, Francisco Fernández, dio a conocer que a partir de abril se instalarán módulos regionales para que aquellas personas rezagadas en la vacunación acudan a recibir la dosis correspondiente. La buena noticias no acaban ahí, pues el funcionario mexiquense solicitó que se permita brindar el servicio no sólo a personas de cualquier municipio sino también de las entidades colindantes, para aprovechar la amplia movilidad que se registra.

  • QUADRI, AMONESTADO POR CONAPRED

Y fue el Conapred el que le sacó tarjeta amarilla ayer al diputado panista Gabriel Quadri, luego de que en la sesión del jueves pasado se refiriera a la diputada trans Salma Luévano como “señor” en medio de un encendido debate en San Lázaro. El organismo apuntó ayer que “tanto en las discusiones como en los debates se debe acatar lo que establece el artículo 1o constitucional que obliga a todas las autoridades a prohibir cualquier forma de discriminación motivada por origen étnico o nacional, género, edad y discapacidades, así como condición social o de salud, religión, opiniones, orientaciones sexuales, estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana”. Un tache en el historial del legislador interesado en el 2024. (La Razón, La 2, p.2)

.

.

Sacapuntas

Marcado interés

Lo que se está haciendo recurrente son las visitas de funcionarios de Estados Unidos a México. Esta semana que termina estuvieron acá el jefe del Comando Norte de las Fuerzas Armadas, Glen VanHerck; y el enviado especial del presidente Biden para el cambio climático, John Kerry. Y el lunes vienen los secretarios de Agricultura, Tom Vilsak; y del Trabajo, Marty Walsh.

Ni la topa

Se deslindó el presidente Andrés Manuel López Obrador de la coordinadora de la bancada de Morena en el Congreso de Tamaulipas, Úrsula Patricia Salazar Mojica. Luego de que se difundió un audio en el que presuntamente se le escucha pidiendo moches, el mandatario admitió que, en efecto, es su sobrina, pero aclaro: “si la veo en la calle no lo identifico”. 

Más activo que nunca 

En los círculos políticos no son pocos los que han notado el aumento en las actividades del líder moral de la Izquierda, Cuauhtémoc Cárdenas. Muchos alzan la ceja ante sus cada vez más frecuentes declaraciones sobre la industria eléctrica, la soberanía energética y la revocación de mandato. El caso es que el tres veces candidato presidencial parece estar de regreso.

Otro oso de Quadri

Vaya tunda se llevó el diputado del PAN, Gabriel Quadri, por insultar a la morenista Salma Luévano. Hasta los de su propio partido reprobaron los dichos del que aspira a ser candidato panista a la presidencia en 2024. Y aunque también la legisladora María Clemente García hizo el oso por jalonear a Santiago Creel, ella sí se disculpó y el ofendido valoró el gesto.

Llega tarde el debate

Nos dicen que, ahora sí, el próximo martes la Cámara de Diputados abordará el asunto del Horario de Verano. La diputada Irma Juan Carlos, a nombre de Morena, propone eliminarlo, pero ese día ya tendremos el reloj adelantado una hora. Así que el debate será entre dejar fijo ese uso horario, o suspenderlo y, de nuevo, retrasar las manecillas. (El Heraldo de México, La 2, p.2)

.

.

Kerry y el injerencismo energético

El presidente Andrés Manuel López Obrador y varios funcionarios de su gabinete se reunieron el jueves con el enviado para el cambio climático del gobierno de Estados Unidos, John Kerry, el embajador de Washington en México, Ken Salazar, y un grupo de empresarios estadunidenses de los sectores eléctrico, manufacturero y automotor para abordar la iniciativa de reforma en la materia elaborada por el Ejecutivo mexicano y remitida al Legislativo para su discusión.

El encuentro de alto nivel generó versiones encontradas: mientras el mandatario aseguró que los funcionarios estadunidenses quedaron satisfechos y muy contentos y que no le expresaron inquietudes por la iniciativa durante la reunión de cinco horas en Palacio Nacional, la embajada difundió ayer un comunicado donde sostiene que los representantes de la Casa Blanca reiteraron las importantes preocupaciones que EU ha planteado sobre los cambios en la política energética mexicana. Este despacho va más lejos al plantear que las modificaciones constitucionales implican posibles violaciones al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, lo cual pone en riesgo miles de millones de dólares de inversión potencial en México y el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Adicionalmente, al salir de la reunión, el ex secretario de Estado hizo declaraciones a la prensa en las que aseguró la existencia de un acuerdo por el cual su nación mantendría un equipo en México para tratar de asegurarnos de que todo lo que surja del esfuerzo de reforma (eléctrica) refleje la mejor capacidad para seguir adelante. Esta especie fue desmentida de manera enfática por el presidente López Obrador, quien negó que su gobierno hubiese accedido a una suerte de vigilancia extranjera sobre la actuación de las autoridades mexicanas, y reiteró que eso no se puede aceptar, venga de Estados Unidos o de cualquier otro país.

A fin de evitar cualquier malentendido ulterior, parece deseable que se dé a conocer el contenido íntegro de la reunión. Sin embargo, con independencia de lo que se haya dicho el jueves, lo cierto es que resulta un despropósito pretender que un grupo de funcionarios foráneos audite el desarrollo del proceso legislativo mexicano, sin importar la magnitud de los intereses corporativos en juego. El hecho de que el ex senador Kerry plantee una medida semejante muestra que él –o peor, el gobierno al que representa– sigue anclado en una visión asimétrica, irrespetuosa e incluso neocolonial de los vínculos bilaterales.

Es necesario reiterar que sólo el Congreso de la Unión está facultado para decidir si aprueba, rechaza o enmienda la iniciativa presidencial, y sólo el Estado mexicano puede dictar las políticas de aprovechamiento de los recursos naturales nacionales, incluidos aquellos que se emplean en la generación de electricidad. Por último, vale señalar la ironía de que la Casa Blanca use el pretexto de las energías limpias para presionar a México a mantener privilegios indebidos a las grandes corporaciones, al mismo tiempo que el presidente Joe Biden anuncia la inyección de reservas petroleras más grande de la historia para tratar de contener la escalada de precios de los combustibles. En suma, cabe exhortar a la administración demócrata a respetar sin cortapisas la soberanía mexicana, y ocuparse de los acuciantes problemas presentes en su sociedad. (La Jornada, Editorial, p.2)

.

.

Serpientes y Escaleras / Chocan México y EU por reforma eléctrica; visos de ruptura

Como ha sucedido históricamente cuando hay reuniones privadas bilaterales entre México y Estados Unidos —pero se agudiza en la 4T— hay dos versiones encontradas de lo ocurrido en la reunión que sostuvieron el presidente López Obrador y el enviado especial de la Casa Blanca, John Kerry,  el jueves en Palacio Nacional. Y en ese choque de versiones, que es también de visiones sobre el tema energético, se advierte ya un rompimiento entre la Casa Blanca y Palacio Nacional por el tema energético, ante la negativa mexicana a modificar la reforma constitucional que se discute en el Congreso.

Del lado mexicano, el mandatario afirma que en ese encuentro no se acordó crear un “grupo revisor” de su Reforma Eléctrica y energética; que sí lo propuso Kerry, pero que él se quedó callado y no lo aceptó, y que sólo México prometió evitar el uso de combustóleo y carbón en su generación eléctrica, además de renovar permisos a las petroleras estadounidenses que ya operan en el país; mientras que del lado norteamericano, Kerry y el embajador Ken Salazar, sostienen que sí habló del “grupo revisor”, que el mandatario lo aceptó y que los representantes de Washington dejaron claro que la reforma lopezobradorista, tal como está, es vista con preocupación por su país por la posible violación del T-MEC, al poner en riesgo inversiones millonarias, y por el aumento de gases de invernadero que provocarían los cambios a la política energética de México.

El choque del jueves, en la que fue la segunda visita de Kerry para hablar del tema energético en el último mes, empieza a dejar claro que Estados Unidos y el gobierno de Joe Biden ya agotaron su paciencia en torno a la Reforma Eléctrica de López Obrador y que el mandatario mexicano no está dispuesto a ceder a las presiones de Washington ni a cambiar su iniciativa. En ese tema en particular ya hay una ruptura que parece irreconciliable, y que puede terminar, si AMLO y Morena no modifican su iniciativa constitucional, en una ola de demandas de inversionistas estadounidenses apoyados por la Casa Blanca, que al mismo tiempo acusaría a México de no respetar los acuerdos suscritos entre los dos gobiernos para “acelerar la transición de los dos países hacia un futuro de energía limpia”.

Ayer mismo, un día después de la reunión en la que acompañaron al presidente mexicano y al enviado de la Casa Blanca para el Cambio Climático una veintena de empresarios estadounidenses del sector energético y el embajador Ken Salazar, por la parte visitante, además de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el director de América del Norte de la Cancillería, Roberto Velasco, volvieron a aflorar las diferencias en el tema eléctrico y energético, que cada vez se ven más irreconciliables ante las posiciones opuestas de los dos gobiernos sobre el futuro energético.

Por la mañana el presidente López Obrador desmintió los titulares de periódicos mexicanos que dieron por hecho la versión de Jonh Kerry y acusó al enviado de Biden de haberse “adelantado” a informar de un supuesto acuerdo para formar un “grupo revisor” de su Reforma Eléctrica, sin que él haya aceptado eso en ningún momento. “Eso, como es lógico, nosotros no podríamos aceptarlo, ni de Estados Unidos, ni de Canadá, ni de China ni de Rusia. Y sí hubo un planteamiento, de que se mantuviese la comunicación sobre el tema y que participara un grupo, pero ellos (Estados Unidos) plantearon eso; yo me quedé callado, no se aceptó, a lo mejor ellos pensaban de que eso iba a ser aceptado y alguien se adelantó a decir que nosotros íbamos a aceptar que un grupo casi vigilara nuestra actuación”, dijo ayer el mandatario mexicano, exhibiendo la actuación de Kerry, un experimentado político demócrata.

Y es que fue el propio Kerry, quien el jueves por la tarde, al salir de Palacio Nacional, aseguró: “El presidente López Obrador estuvo de acuerdo en que debemos trabajar en esto. El asunto de la Reforma Eléctrica está sobre la mesa aquí en México. Nosotros propusimos con nuestro embajador el senador Salazar, ideas sobre como esa reforma puede reflejar de la mejor manera las posibilidades de avanzar efectivamente, Acordamos tener un equipo liderado por el senador Salazar, aquí en México, que trabajara con la Casa Blanca y con nuestra oficina, con el objetivo de asegurarnos que el esfuerzo de la reforma sea lo más apto para avanzar”, dijo el enviado de la administración Biden a México.

La descalificación pública que López Obrador hizo de las afirmaciones de Kerry tuvo respuesta ayer mismo desde Washington y la embajada de Estados Unidos. En tono ya de ruptura, la representante Comercial del gobierno de Biden, Katherine Tai, acusó al gobierno mexicano de incumplir sus promesas que hizo a la Embajada estadounidense en materia energética y acusó que, con la Reforma Eléctrica de López Obrador, México “está en retirada” en su política de impulsar energías limpias y apoyar las inversiones estadounidenses en esa materia, a las que se les abrieron las puertas en el pasado reciente.

En su comparecencia ante el Comité de Finanzas del Senado de su país, Tai reiteró sus críticas a la iniciativa lopezobradorista que “concentra el mercado del poder en la empresa eléctrica estatal” porque eso llevará al uso de combustibles fósiles, y reiteró su amenaza de que Estados Unidos ya prepara todo su equipo legal para denunciar a México por incumplimientos en el T-MEC y daños a las inversiones estadounidenses.

Por la noche de ayer, para que no quedaran dudas de que ya hay un rompimiento en el diálogo energético, John Kerry y el embajador Ken Salazar reiteraron, en un comunicado oficial, que Estados Unidos está “preocupado por los cambios en la política energética de México que contempla la reforma energética” y eso incluye, dijeron, la posible violación del T-MEC, pone en riesgo “inversiones millonarias” y aumenta las emisiones de gases de efecto invernadero. La visita de Kerry fue para “acelerar nuestra transición hacia un futuro de energía limpia”.

A partir de este punto de ruptura, en el tema eléctrico y energético, habrá que ver cuáles son las consecuencias. López Obrador tiene toda la razón cuando dice y repite, en su retórica nacionalista, que “México no es colonia de Estados Unidos ni de nadie”, y a partir de eso revindica el derecho soberano de nuestro país a decidir sus propias leyes y a proteger el mercado energético con un control estatal. Pero lo que se le olvida al presidente mexicano es que México sí es socio comercial de Estados Unidos y que suscribió y aceptó —él mismo con sus negociadores que cedieron en todo como el controvertido Jesús Seade— firmar un Tratado Comercial que tiene reglas específicas y que contempla sanciones y penalizaciones para los países y gobiernos que incumplan ese acuerdo. Y ahí sí, cuando vengan las demandas y los castigos desde el T-MEC no habrá soberanía ni nacionalismo que nos salve.

NOTAS INDISCRETAS…

Fuentes muy bien informadas nos aseguran que el fiscal Alejandro Gertz Manero, que quedó de capa caída tras el fallo condenatorio de la Corte que liberó a su familia política, ya prepara un contraataque con el que buscará demostrar que el fiscal sigue firme. Se trata del espionaje político que sufrió Gertz Manero y que hace unos días les dijo a los senadores que iba a llegar “hasta el fondo del asunto” y a “meter a la cárcel a los responsables” de haber intervenido y filtrado sus comunicaciones. Pues la investigación de la FGR está avanzando y nos dicen ya hay 5 personas detenidas que participaron en el espionaje; se trata de 5 técnicos de Telmex que habrían ayudado a ejecutar el espionaje en contra del fiscal. Esos serían parte de los autores materiales, pero por ahí, dicen en la Fiscalía, el cable llevaría a descubrir quiénes dieron la orden de espiar al fiscal general de la República y con qué objetivo. ¿Será que pronto Gertz da un golpe de efecto y desenmascara y acusa a sus espías?…

En el Ople del INE en Hidalgo, el partido Nueva Alianza presentó esta semana un recurso de impugnación a la decisión del Consejo General del INE de sólo sancionar con una multa los actos anticipados de campaña y los gastos económicos en los que incurrió la candidata de la alianza PRI-PAN-PRD al gobierno de Hidalgo, Carolina Viggiano. En su recurso, que tendrá que resolver pronto el organismo electoral hidalguense, Nueva Alianza se queja de que los consejeros del INE en su acuerdo INE/CG 162/2022 no utilizó el mismo criterio que aplicó a los morenistas Félix Salgado y Raúl Morón, a quienes sancionaron por los mismos gastos anticipados de campaña y por no haberlos reportado al instituto, pero mientras a los candidatos de Morena les impusieron una multa económica a su partido y a ellos les cancelaron el registro como candidatos, en el caso de Carolina Viggiano el INE solo impuso una multa económica a los partidos de la Alianza Va Por México, pero no aplicó el mismo criterio de cancelar la candidatura de Viggiano al gobierno de Hidalgo.

Por eso, el partido pide que el Ople revise el fallo del Consejo General y le aplique a Carolina Viggiano la misma medida y criterio que a Morón y Salgado y se le cancele su candidatura. Veremos qué deciden los consejeros locales del INE en Hidalgo… Al presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Reyes Rodríguez Mondragón, lo pueden acusar de muchas cosas, menos de no ayudar a su gente. Y es que desde que asumió la presidencia del Tribunal, el magistrado ascendió a todos sus asesores, a los que les dio puestos de primer nivel. Es el caso de Ana Cecilia López Dávila, quien pasó de ser asesora de su ponencia a ser nombrada Subsecretaria General de Acuerdos del Tribunal; Leopoldo Gama Leyva subió a asesor en la Coordinación General de Asesores de la Presidencia; mientras que Gabriela Dávila Gámez se convirtió en secretaria de la ponencia de Reyes Rodríguez.

Lo curioso, más allá de que el magistrado presidente apoye a sus colaboradores, es que en el caso de Ana Cecilia y Leopoldo Gama, son esposos, y aunque no dependen uno del otro, en los pasillos del Tribunal no deja de llamar la atención que un matrimonio trabaje en dos cargos importantes de la Presidencia con la autorización del titular de ese órgano jurisdiccional. Tal vez por eso, para evitar que se hable de nepotismo, una de las prácticas que el presidente de la Corte, Arturo Zaldivar, se ha propuesto erradicar en su cruzada para limpiar al Poder Judicial, el magistrado Reyes ahora metió a las listas de candidatos a magistrados y magistradas de Sala Regional a Ana Cecilia, para que se vaya como magistrada a la Sala del TEPJF en Monterrey. Tener un jefe así o ser un jefe así, no tiene precio…  Los dados cierran con Escalera Doble. La semana fue redonda. (Salvador García Soto, El Universal, Nación, p.8)

.

.

Los de abajo

Descalificar a familiares de los 43, inconcebible

Con la ¿nueva? información sobre lo ocurrido la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014, cuando variopintas instituciones del Estado, entre ellas el Ejército y la Marina, tuvieron diversos grados de responsabilidad (falta saber más) en la desaparición de los 43 normalistas de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero, sus padres, madres y compañeros manifestaron su coraje e indignación, y, sobre todo, su dolor.

Estamos encabronados, dijo, en su nombre, Mario González, padre de César Manuel González Hernández. Y no es para menos, pero lo que sorprende es la falta de reacción de amplios sectores de la sociedad que en 2014 llenaron las calles exigiendo la presentación de los 43 estudiantes que se preparaban para ser maestros rurales. La confusión es mucha, pues no son pocos quienes ahora ven la exigencia de justicia como una afrenta para el nuevo gobierno federal y se atreven a lo impensable: descalificar a las familias de los 43 y a conminarlas a la resignación.

El tercer informe presentado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) es contundente: la verdad histórica presentada por el ex presidente Enrique Peña Nieto fue un montaje. No fueron asesinados ni quemados en el basurero de Cocula (imagine el lector lo que padecieron los familiares cuando se les dio esta información). Esta falsedad ya había sido demostrada, pero ahora se sabe que fueron elementos de la Marina quienes manipularon la escena en los días posteriores a la desaparición.

También se supo siempre del involucramiento del Ejército. Ahora hay la certeza de que desde antes de la desaparición fueron vigilados, vía la infiltración de personal de la Sedena en los grupos de activismo de la Normal, por lo que se contó con toda la información en tiempo real. Los integrantes del Ejército infiltrados estaban con ellos en los autobuses informando a sus mandos y nadie impidió su desaparición. ¿Quién, hoy, va a responder por todo esto? El Ejército y la Marina no son instituciones sexenales. Es momento de saber la verdad completa: ¿Qué pasó y dónde están?

Estamos decepcionados, cansados de tanta mentira, reitera don Mario. El resto de la sociedad debería estar igual. (Gloria Muñoz Ramírez, La Jornada, Política, p.10)

.

.

Arsenal / ¿Un caballo de Troya en el bloque opositor?

El presidente López Obrador habla como si la reforma eléctrica ya fuese una realidad. El Poder Legislativo no la ha aprobado aún, pero el mandatario es categórico en sus afirmaciones.

“La reforma se queda como está”, dijo en la mañanera de ayer. La pregunta es si esa seguridad con la que se expresa es respaldada por información que ya tiene o sólo es discurso.  

La iniciativa propone entregar, por medio de la CFE, 54 por ciento de la distribución de la energía eléctrica al Estado, y dejar 46 por ciento a los generadores privados. Si se aprueba, desaparecen la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y el Cenace.

Se trata de una reforma constitucional que requiere de una mayoría calificada –dos tercios de los legisladores presentes– para ser aprobada. Los votos de la mayoría oficialista no alcanzan. Se necesita que 56 diputados de oposición la respalden para que se apruebe en la Cámara baja.

PAN, PRI, MC y PRD han reiterado públicamente que, tal como está, votarán en contra. La cúpula del tricolor ha agregado otra condición: que se discuta después de las elecciones para gobernador en junio.

* Hay dudas fundadas sobre la postura final del otrora partidazo. Están alimentadas no sólo por la propuesta de reforma eléctrica –parecida a la de AMLO– que presentó, dizque a título individual, el diputado priista de Hidalgo Marco Antonio Mendoza.

Mendoza es secretario adjunto a la presidencia del CEN del PRI y está identificado con el jefe de la bancada, Rubén Moreira. Difícil que haya actuado por su cuenta.

Hace días le dimos espacio a declaraciones de la diputada de MC, Ivonne Ortega, exdirigente nacional del tricolor, sobre una presunta negociación del PRI con Morena y sus aliados: la eléctrica por Hidalgo, donde es candidata de la alianza la gobernadora Carolina Viggiano, esposa de Moreira.

La estrategia de la cúpula del tricolor para complacer a AMLO y justificar el viraje, sería dejar a los diputados tricolores “votar en conciencia”, según Ortega.

¿El PRI caballo de Troya en el bloque opositor? En la mañanera de ayer, el Presidente apeló a la conciencia histórica de los legisladores priistas

“¿El PRI va a actuar en contra del ideario del general Cárdenas y de Adolfo López Mateos? ¿En qué se van a convertir? Ojalá y los dirigentes los dejen en libertad”, dijo.

Y de plano los llamo a “rebelarse” y ponerse del lado del pueblo. “Va a ser una vergüenza que se pongan del lado de las empresas extranjeras”, advirtió.

Ni dibujado.

* La bronca son los costos que pagaría el tricolor si se dobla ante el Presidente. Hay quien sostiene que firmaría su sentencia de muerte.

Para ponerlo en palabras del exdiputado federal de ese partido, Jorge Chávez Presa:

“Ya no habría diferencia entre el PRI y Morena. Al mexicano le gusta lo original, más si lo puede pagar. ¿Por qué compraría un PRI-Rolex de imitación?”, preguntó.

Le pegaría también el tiro de gracia a la coalición Va por México (PAN-PRI-PRD), que es el salvoconducto transexenal para el viejo partido.

La reforma ya está calendarizada. Pese a que aparentemente no hay acuerdo, la iniciativa iría a comisiones el 11 de abril, un día después de la consulta sobre revocación de mandato.

La idea es que se vote en el pleno el martes 12, para que el miércoles esté en comisiones del Senado y se debata en la sesión plenaria del jueves.

AMLO, por cierto, respondió a las inquietudes provocadas por declaraciones de John Kerry, enviado de la Casa Blanca para el Clima, en el sentido de que Estados Unidos formaría parte de una mesa de trabajo para ajustar la reforma eléctrica sin afectar los intereses de los inversionistas de ese país.

“Hubo un planteamiento de que se mantuviese la comunicación sobre el tema y que participara un grupo, pero ellos plantearon eso y yo me quedé callado”, dijo el Presidente.

—¿Y no se aceptó?

—No se aceptó. A lo mejor ellos pensaban que eso iba a ser aceptado y alguien se adelantó a decir que nosotros íbamos a aceptar que un grupo casi vigilara nuestra actuación.

* José Manuel del Río Virgen ya cumplió 103 días en la cárcel de Pacho Viejo, en Veracruz.  Sus hijos lo recordaron en un tuit que postearon desde la cuenta del secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado. “Seguimos luchando como desde el día uno; él está más fuerte que nunca”, dice el mensaje.

Son más de 100 días de injusticia, como lo hizo notar el diputado de MC, Jorge Álvarez Máynez.

“La CNDH ya dijo sobre Del Río Virgen que su detención fue ilegal y arbitraria. Un juez ya concedió su liberación, pero sigue como preso político del gobernador morenista de Veracruz, Cuitláhuac García”, puntualizó. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional, p.4)

.

.

Retrovisor / Adán y Delgado, mancuerna operadora de la 4T

Como lo exige la veda, el pasado fin de semana, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, y el dirigente de Morena, Mario Delgado, hicieron una gira sin reflectores ni actos masivos.

Pero no faltó quien subiera a redes las fotos de reuniones que ambos sostuvieron con alcaldes, regidores, diputados y líderes partidistas en Campeche, Tabasco y Yucatán.

No se trató de una coincidencia ocasional de agendas, sino de las tareas que esta poderosa mancuerna de operadores de la autoproclamada Cuarta Transformación realiza para desplegar la agenda del Presidente de la República: movilizar a las bases de Morena para la ratificación de mandato, avanzar en la idea de que la reforma eléctrica va a la Cámara de Diputados y ganar las elecciones estatales del 5 de junio, al menos en tres de las seis entidades en disputa.

Así que, a diferencia de hace un año, cuando se renovó el Congreso, 11 gubernaturas y las alcaldías de la CDMX y el dirigente de Morena debió sortear el fuego interno y se mantuvo al margen de los terrenos de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, sin interferir en la capital del país, hoy la operación político-electoral de la 4T se ha realineado por las definiciones del Presidente de la República y por la condición de amigos que existe entre Mario Delgado y el secretario tabasqueño.

Ambos llegaron al Senado como representantes del PRD en 2012 y renunciaron a éste para fortalecer el apuntalamiento de la candidatura de López Obrador como abanderado morenista.

Y si bien en la 4T ningún cargo o postulación partidista se da al margen del visto bueno de Palacio, en este caso cuenta la cercanía personal, cultivada en la coincidencia de los encargos que les hace el primer morenista de la nación. ¿O acaso es él quien deliberadamente los acerca? Cabe esa hipótesis.

Porque a la luz de esta mancuerna de operación política, vale recordar que, cuando era gobernador, fue Adán Augusto López quien destapó a Mario Delgado como prospecto para conducir el partido en julio de 2019, reiterando su apoyo públicamente en 2020, en contraste a una jefa Sheinbaum quien entonces buscó sumarse a la candidatura de Porfirio Muñoz Ledo, alentada por los llamados duros, puros, rudos de Morena, en esos tiempos representados por Bertha Luján y Alfonso Ramírez Cuéllar, con quienes jugó la ahora secretaria general del partido, Citlalli Hernández.

Y si como reza la premisa de López Obrador, de que amor con amor se paga, que no pase inadvertido el hecho de que fue el dirigente de Morena quien en noviembre pasado hizo declaraciones que fueron publicadas así: Mario Delgado destapa a Adán Augusto como presidenciable para 2024.

Es cierto que el grado de cercanía de estos operadores con el Presidente de la República no tiene comparación: Adán Augusto es su paisano y hermano, y el exsecretario de Finanzas de Marcelo Ebrard en la CDMX llegó por su recomendación a explicarle al candidato en qué consistían los algoritmos electorales.

También es sabido que fue gracias al canciller que Mario Delgado asumió la coordinación de los diputados de Morena en la primera parte del sexenio, logrando una mayoría calificada con experredistas y PVEM, que fue oro puro para concretar las reformas y abrirse camino hacia Palacio Nacional, donde ahora es visitante asiduo.

Y aunque esa cercanía con López Obrador hoy es vista como natural y lógica, después de 17 meses en la dirigencia del partido y buenos resultados electorales en 2021, todavía se escuchan voces como las del doctor John Ackerman y el escritor Paco Ignacio Taibo II que convocan a rescatar al partido, y escenas de huevazos que los radicales de Morena en el Senado buscan viralizar.

Diluidos, sin embargo, están los augurios de que Delgado iba a tronar entre las grillas de los cuadros históricos. Lejos quedaron los pleitos de la dirigencia de Yeidckol Polevnsky con el jefe de los senadores, Ricardo Monreal. Y no existe más la distancia entre la conducción partidista y Bucareli.

Y es que a diferencia de sus antecesores y malquerientes, el hoy dirigente partidista opera las definiciones presidenciales y punto: sea la candidatura de Salomón Jara para el gobierno de Oaxaca, enfrentarse al INE o concretar la devolución de prerrogativas de Morena, así tenga que diseñarse una reforma a modo, como la aprobada hace tres semanas.

Ya vendrán las alineaciones hacia 2024, con la suerte de Monreal incluida, y las versiones 4T del dedazo.

Pero, por ahora, tanto morenistas como opositores deben dimensionar que, en la operación de los deseos electorales de Palacio, Adán Augusto y Mario Delgado laboran coordinados para que la revocación, la reforma eléctrica y el 5 de junio le abran paso a la garantía de un segundo sexenio a la 4T.

Y el encargo incluye que Américo Villarreal gané en Tamaulipas; Salomón Jara y Mara Lezama apabullen en Oaxaca y Quintana Roo, y la reforma eléctrica ponga en aprietos a sus adversarios.

¿Alguien puede apostar si saldrán bien librados en todo? (Ivonne Melgar, Excélsior, Nacional, p.6)

.

.

El Ejército sí sabía lo que pasaba la noche de Iguala

Doble fondo

Sí, el Ejército mexicano sí sabía todo lo que sucedía en la infausta noche de Iguala de aquel 26 de septiembre de 2014.

Sí, también sabía todo (pero todo, ¿eh?) lo que ocurría en ese municipio la madrugada del 27 de septiembre, y en los vecinos ayuntamientos de Coyuca y Huitzuco de los Figueroa.

¿Por qué lo sé? Porque tuve la oportunidad de reportearlo, documentarlo, y el 26 de enero de 2015, cuatro meses después de la tragedia de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, publiqué las bitácoras militares de aquella espantosa noche, enriquecidas con testimonios de soldados y civiles que habían estado en los lugares de los hechos. En ese entonces yo era reportero de Asuntos Especiales de Grupo Milenio y, junto a Carlos Marín (a la sazón Director Editorial del Grupo), indagué el asunto. Cada quien reporteó fuentes (él las suyas, ciertamente de manera estupenda), y decidió que yo redactara y firmara los textos: el segundo se publicó el 25 de febrero, y el tercero ocho meses después, el 2 de octubre del 2015.

¿Qué se asentaba en las bitácoras, en los partes del Ejército? Lo que hicieron los soldados del 27 Batallón de Infantería, paso a paso, cada hora, muchas veces cada minuto. La noche de aquel viernes, la mayor parte de los militares estaba franca y en el cuartel solo permanecían de guardia 23 elementos, así como una Fuerza de Reacción compuesta por 21 soldados y 41 elementos de personal administrativo, entre cocineros, meseros, oficinistas y mecánicos, como publiqué en aquel entonces.

De acuerdo con información a la que tuve acceso, así como testimonios recabados con algunos oficiales y elementos de tropa del 27 Batallón, los militares estaban al tanto de lo que estaba aconteciendo, es decir, de las agresiones a balazos contra los jóvenes normalistas, ya que la mayor parte de éstas ocurrió a una distancia de dos kilómetros en línea recta del cuartel, y había soldados desplegados en las calles que se percataron de lo que ocurría, además de que, de tiempo atrás, tenían control del llamado C4, es decir, el centro de monitoreo de la ciudad a través de cámaras de vigilancia y frecuencias radiales.

Al comienzo de los acontecimientos, el entonces secretario de Seguridad Pública del municipio, Felipe Flores, mintió a los mandos militares: vía telefónica dijo que no tenía conocimiento de ningún incidente con estudiantes de Ayotzinapa, y a pregunta expresa del comandante del Batallón, José Rodríguez Pérez, negó que él o sus hombres hubieran detenido normalistas. Luego se documentó que sus policías, otros de Cocula y unos más de Huitzuco, capturaron a los estudiantes y los entregaron a criminales del cártel Guerreros Unidos, ya que pensaban que junto con los normalistas venían mezclados sicarios de su grupo rival, Los Rojos.

Los miembros de Guerreros Unidos tenían razones para estar paranoicos aquella noche: la mañana del 26 de septiembre un comando de sus rivales ingresó a Iguala y atacó un car wash que pertenecía a gente de Guerreros Unidos. Por la noche, alguien les dio aviso que en los autobuses que estaban tomando los normalistas había sicarios que no solo querían reventar un acto de la esposa (María de los Ángeles) del alcalde José Luis Abarca, sobre quien ya pesaban numerosas imputaciones por presuntos nexos con el narco y varios asesinatos, sino volverlos a atacar.

Eso desató la feroz persecución de los autobuses y los estudiantes que ahí viajaban, orquestada por los grupos policiales que estaban a servicio de los narcos locales.

El gobierno de Guerrero también se comportó fatal: se negó a intervenir cuando los hechos ya estaban en desarrollo, de acuerdo con una conversación telefónica que sostuvo el mismo comandante militar con José Adame Bautista, coordinador operativo de la Policía Estatal en la zona norte, a la cual pertenece Iguala. El sujeto dijo que, para intervenir, esperaba… “órdenes”.

¿Por qué si el Ejército sabía lo que sucedía no intervino? Porque en las balaceras se hubiera tenido que poner del lado de la autoridad legal y constitucionalmente establecida, que en ese caso eran los policías agresores de los estudiantes.

¿Por qué entonces se desplegaron en las calles varios elementos militares sin intervenir, incluidos dos soldados vestidos de civil? Lo hicieron para pasar información de “inteligencia”. Lo hicieron ante denuncias ciudadanas, las cuales alertaban sobre la “agresión de gente armada contra civiles”, según me argumentaron en ese entonces.

El asunto es que en el 27 Batallón de Infantería de Iguala sí supieron -en todo momento, cada hora- que policías municipales agredieron a estudiantes de Ayotzinapa, que detuvieron a un número indeterminado de jóvenes (“decenas”, asentaron), que éstos fueron trasladados a varios puntos en camionetas policiales, y que los entregaron a civiles armados.

El cuartel de Iguala reportó los hechos a su “superioridad” en Chilpancingo, Chilpancingo a la “superioridad” en la Defensa Nacional de Ciudad de México, y ésta informó al presidente Enrique Peña Nieto muy temprano en la mañana del sábado 27 de septiembre de 2014, según lo que me declararon.

Siempre, hasta hoy, había escrito que el Estado no desapareció a los estudiantes, porque no había indicios del involucramiento del gobierno federal en tal crimen, pero sí fue, a través del Ejército, notoriamente omiso ante los excesos de otros cuerpos de seguridad (los municipales) que -siempre hago la apostilla- también formaban parte… del Estado mexicano.

Hoy, luego de los videos de los marinos en el basurero de Cocula, ya tengo dudas.

¿Usted no? (Juan Pablo Becerra-Acosta M, El Universal, Nación, p.5)

.

.

Revocatorio que no revoca

En México todo está al revés.

El próximo domingo 10 de abril hay un referendo revocatorio promovido por un Presidente, Andrés Manuel López Obrador, que quiere presumir del apoyo popular que todavía tiene. Y la mayoría de los opositores políticos, que deberían estar interesados en cortar legalmente o limitar el sexenio presidencial, no quieren participar bajo el argumento de que todo es una farsa para aplaudirle al jefe. Es el mundo al revés.

En otros países, cuando hay una consulta para sacar del poder al Presidente en turno, quien lo organiza es la oposición. No el Presidente. De hecho, el Presidente debería ser el menos interesado en que le cortaran su mandato. Pero en México es el mismo AMLO quien ha empujado todo el proceso. La única explicación posible es que sabe que va a ganar, que no corre ningún riesgo y que le puede sacar mucho provecho político.

No fue el mismo caso en Venezuela en el 2004.

El entonces presidente Hugo Chávez había sobrevivido un golpe de Estado, enfrentaba un debilitante paro de los trabajadores petroleros, tenía a un país totalmente dividido y él se radicalizaba cada vez más para aferrarse al poder. El fundado temor de muchos venezolanos era que Chávez quisiera eternizarse en la Presidencia. “No soy un dictador”, me dijo Chávez en una entrevista en 1998. “Claro que estoy dispuesto a entregar (el poder). Si, por ejemplo, yo a los dos años resulta que soy un fiasco -un fracaso, o cometo un delito o un hecho de corrupción o algo que justifique mi salida del poder- yo estaría dispuesto a hacerlo”.

Pero Chávez era muy mentiroso.

Por eso la oposición, utilizando las leyes, llamó a un plebiscito revocatorio. El artículo 72 de la nueva Constitución de 1999 claramente decía que “todos los cargos y magistraturas de elección popular son revocables, transcurrida la mitad del período para el cual fue elegido el funcionario”. La idea del revocatorio no le gustó a Chávez, a pesar de que él prácticamente había dictado la nueva Constitución.

La oposición obtuvo 3.2 millones de firmas para convocar a votaciones. Pero, tramposamente, el Consejo Nacional Electoral (controlado por Chávez) dijo que las habían recogido prematuramente. Meses después consiguieron en solo cuatro días otras 3.6 millones de firmas para un revocatorio.

Para no hacerles el cuento mucho más largo, el plebiscito en Venezuela se realizó el 15 de agosto del 2004. Chávez lo ganó con el 59 por ciento del voto. Pero casi cuatro millones de venezolanos votaron por sacarlo del poder. Esa fue la última oportunidad para detener la creación de una dictadura en Venezuela. Chávez, como muchos temían, se quedó en el poder hasta su muerte tras una serie de fraudes electorales. Y hoy, por dedazo, Nicolás Maduro es el dictador en turno.

Cuento esto para enfatizar que en un proceso revocatorio es la oposición quien lleva la iniciativa, no el Presidente. AMLO seguramente cree que va a arrasar el próximo domingo. Pero su gran peligro es el voto de castigo. Por la violencia. Por el improvisado manejo de la pandemia. Por la inflación. Por el desilusionante crecimiento económico. Por sus injustas críticas a los periodistas y a las feministas. Y por la manera en que acapara el poder. Si el resultado no es abrumador a su favor, el costo político de este juego puede debilitarlo en sus últimos tres años.

En un país como México con una democracia tan joven -apenas tiene 22 años de edad- es muy peligroso estar jugando con la idea de quitar a un Presidente a la mitad de su mandato. Yo soy de la idea de que López Obrador debe quedarse como Presidente hasta el 2024, como dice la Constitución. Pero ni un día más. AMLO ha repetido en varias ocasiones que nunca buscaría la reelección ni se quedaría en el poder más tiempo que el establecido en la Constitución. Y hay que tomarle la palabra.

Déjenme ser totalmente claro: me parece extraordinaria la idea del revocatorio. Creo que es pura democracia, que sí hay que participar, que nos hubiera servido mucho en el pasado y que servirá en el futuro. Pero la forma en que se ha implementado esta vez no tiene mucho sentido.

Un proceso revocatorio es, sobre todo, para limitar el poder presidencial. Irónicamente en México se está utilizando para engrandecerlo y hacer alarde de fuerza.

Todo está al revés. (Jorge Ramos Ávalos, Reforma, Opinión, p.18)

.

.

Política Irremediable / El gran culpable de mis infortunios (y III)

La apuesta de muchos analistas y observadores, por lo menos en los países que promueven la libertad y que garantizan derechos a todos sus ciudadanos, es que la impopularidad de Putin, alimentada día a día por las consecuencias de las sanciones y el aislamiento de Rusia, terminará por pasarle factura. O sea, que el pueblo se levantará o, tal vez, que los propios militares, en alianza con los oligarcas que están perdiendo privilegios y caudales a pasos agigantados, lo apartarán del poder. Un providencial golpe de Estado, en los hechos.

Pues no: para una gran mayoría de los pobladores de la antigua Unión Soviética, el primerísimo y gran culpable de las durezas que sobrellevan cotidianamente los rusos es… Occidente. Es decir, las naciones que, solidarias con un pueblo que afronta la arbitraria y brutal invasión de su territorio, pusieron en práctica medidas de presión para que el despiadado autócrata se lo piense dos veces antes de proseguir con su destructiva empresa. El supremo pecador no es el mandamás de un régimen totalitario sino unas naciones que conspiran, miren ustedes, para que la patria rusa no pueda recobrar su pasada grandeza.

En Cuba, otro país sojuzgado por una camarilla de siniestros opresores, el directo causante de la miseria de millones y millones de pobladores privados no sólo de los más elementales derechos humanos sino despojados también de productos básicos de consumo, el directo causante —repito— no es un comunismo que destruye riqueza y que le quita al Estado la capacidad de recaudar los recursos generados por la iniciativa privada sino… el “bloqueo” de los Estados Unidos (entrecomillo el término porque la isla sigue importando alegremente alimentos, bienes agrícolas y medicinas de la gran potencia imperialista). Los perjuicios del embargo comercial son innegables pero, caramba, ¿cómo te explicas entonces que la Revolución necesite tan desesperadamente de todo aquello que produce la economía capitalista? ¿No estamos hablando de una descomunal incongruencia? ¿En qué quedamos?

Aquí dominamos también el arte de repartir responsabilidades y de señalar a los culpables de turno. Somos un país que ha vivido en un permanente enfrentamiento interno desde que comenzó su vida como nación independiente. Incapaces de prosperar por cuenta propia, nos hemos dedicado a inventar enemigos cada que la ocasión lo ha merecido. En los últimos tiempos se ha reciclado la antigua denominación de “conservador” para explicar las miserias del presente y justificar que, por culpa de esa maligna subespecie, no vivimos en el mejor de los mundos. Pero también han aparecido en escena otros culpables connotados: los españoles y sus contratos leoninos, los austriacos que no devuelven plumajes, los panameños inquisitoriales, los eurodiputados entrometidos… ¡Uy! (Román Revueltas Retes, Milenio, Política, p.7)

.

.

Política Zoom / Ayotzinapa: desaparecer a los desaparecedores

Han sido asesinados veinte testigos clave para dar con el paradero de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. Así lo dio a conocer el jurista chileno Francisco Cox durante la presentación del tercer informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), el pasado lunes 28 de marzo.

El caso más público es el de Juan Salgado Guzmán, conocido como El Indio dentro de la organización criminal Guerreros Unidos. El jueves 23 de septiembre de 2021, mientras circulaba en un taxi en las calles céntricas de Metepec, Estado de México, fue masacrado con más de veinte tiros.

Las personas responsables de esta muerte eran funcionarios públicos adscritos a la Fiscalía General de la República, quienes en sus declaraciones afirmaron haber repelido una acción violenta de Salgado Guzmán que, según la evidencia disponible, sería imposible de probar.

A este testigo del caso Ayotzinapa lo ultimaron, muy probablemente, con el propósito de silenciarlo y los autores no fueron sicarios de una banda criminal contraria sino servidores públicos que dispararon el gatillo.

Un mes antes, el lunes dos de agosto, perdió también la vida Mario Brito, otro integrante de Guerreros Unidos cuyo conocimiento sobre los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero – la madrugada del 26 al 27 de septiembre de 2014– también habría arrojado luz sobre el paradero de los normalistas.

A estos dos nombres se suman otros dieciocho que han sido eliminados quirúrgicamente para borrar huellas, entorpecer la investigación e impedir que se descubra la verdad, o más precisamente, que se desmantele una mentira, en palabras también del GIEI, construida desde las más altas esferas del Estado mexicano.

Aunque se conoce el número, no es pública la lista completa de personas eliminadas por ser testigos clave del caso. Sin embargo, se sabe que no solamente perdieron la vida personas presuntamente vinculadas al crimen organizado. Entre esas veinte víctimas hay también ministerios públicos que participaron en las primeras diligencias y otros funcionarios cuyo involucramiento en las investigaciones consta a lo largo del expediente judicial.

Es decir que no sería válida la hipótesis del ajuste de cuentas entre delincuentes, porque la muerte también ha visitado la casa de servidores cuyo testimonio era fundamental y quizá por ello pagaron con su vida.

Durante la presentación del tercer informe del GIEI prácticamente todos los reflectores de la opinión pública se detuvieron en las imágenes proporcionadas por la Secretaría de Marina donde se aprecia que, el lunes 27 de octubre de 2014, personal de esa misma dependencia participó en la manipulación de la supuesta escena del crimen en el basurero de Cocula.

El video obtenido por un dron que sobrevoló la zona provocó un gran escándalo porque confirmaría que la “verdad histórica” sobre el caso Ayotzinapa fue fabricada por funcionarios del Estado mexicano ubicados en los escalones más altos.

En otras palabras, corroboraría que el Estado fue cómplice, no solo de la desaparición de los estudiantes, sino también de las estrategias de distracción diseñadas deliberadamente para engañar a los padres de las víctimas, a la opinión pública y, sobre todo, a las personas responsables de impartir justicia.

Trascurrió, sin embargo, sin despertar el interés que merecería, esta otra vertiente de complicidad relativa a una suerte de “limpia” de testigos que, de haber declarado ante la autoridad, habrían ayudado a resolver la incógnita del paradero de los estudiantes.

No es posible afirmar que esa ola de mortandad tenga como sicario a una misma persona u organización, pero las circunstancias de la muerte de Salgado Guzmán intrigan de manera justificada.

¿Por qué la saña a la hora de quitarle la vida a este sujeto? ¿A quién más quería enviarse el mensaje? ¿Por qué los perpetradores fueron agentes de policía pertenecientes a la FGR? ¿Por qué mentir con el argumento de que perdió la vida en una refriega cruzada cuando la víctima no hizo nada que justificara la sobrerreacción de las autoridades?

No es posible, a partir de este solo caso, extraer una teoría general que explique la operación de limpia contra los testigos de Ayotzinapa. Pero este evento demostraría que, además de las organizaciones criminales, hay otras voluntades que igualmente quieren silenciar a quien podría aportar información sobre las investigaciones.

Algunos de estos testimonios habrían sido importantes para completar las pesquisas en curso, pero otros eran cruciales para judicializar algunas de las denuncias pendientes para combatir la impunidad.

Este fue otro de los argumentos expuestos por el GIEI el lunes pasado. Quienes siguen conspirando para que el caso Ayotzinapa naufrague tras la niebla de la mentira, no solamente buscarían apartar la verdad del ojo público sino también de los tribunales que, para juzgar, necesitan de pruebas y testimonios contundentes e incontrovertibles.

Al parecer, a siete años y medio de aquella tragedia, hay quienes, protegidos por poderes inconfesables, continúan maquinando acciones para descarrilar la solución definitiva de este expediente histórico.

Estos hechos alimentan inevitablemente la paranoia: hay evidencia de que todavía hoy, a pesar de existir voluntad política desde la presidencia de la República, hay actores incrustados en distintas esferas del Estado mexicano que protegen a los autores intelectuales de la desaparición de los normalistas.

Todavía más sorprendente es que, fuera de los circuitos gubernamentales, haya también periodistas y voces de la sociedad civil que empatizan descaradamente con los perpetradores, mientras desprecian a las víctimas. (Ricardo Raphael, Milenio, Política, p.10)

Te pueden interesar