15 de junio de 2024

OPINIÓN nacional

Imágenes del día 3 de la Guerra de Israel: Vista general de Gaza, atacada por bombardeos israelís

Oxímoron

Oxímoron es una «figura literaria consistente en unir dos conceptos opuestos»: los judíos errantes hoy son los palestinos

José María Carrascal / ABC

Oxímoron, según el Diccionario de Dudas de Manuel Seco, académico de la Española, es una «figura literaria consistente en unir dos conceptos opuestos» y pone como ejemplo el primer verso del soneto de Quevedo definiendo el amor: «Es hielo abrasador, es fuego helado». Podía haber continuado con los que siguen pues son igualmente hermosos: «Es herida que duele y no se siente/ Es un soñado bien, un mal presente/ Es un breve descanso, muy cansado»… Y así hasta catorce, pero de lo que tenemos que hablar no es nada poético.

En la llamada Tierra Santa al ser la encrucijada de las tres religiones monoteístas, sin serlo en absoluto por no hacer otra cosa que batallar, y tras la guerra de los Seis Días, Charles de Gaulle dijo con lógica cartesiana: «Israel terminará siendo vencida por la geografía y la demografía». Desde entonces, Israel ha vencido siempre a los árabes, ha ampliado su territorio a costa de ellos y tras el susto que le dio Hamás con su último ataque, ha emplazado sus tanques ante la franja de Gaza, a la que machaca día y noche, en orden de combate para entrar en ella en cuanto le den orden de «demoler Hamás y cambiar la situación para siempre» según su alto mando. Lo que significaría acabar con cuantos se opusieran. Algo que ha alarmado a las cancillerías occidentales ya que estamos en el siglo XXI, hay normas incluso para la guerra y hay miedo de que el Oriente Próximo estalle como un barril de pólvora, con repercusiones en aquellos países con minorías musulmanas, que son muchos e importantes, con Estados Unidos, Francia y el Reino Unido a la cabeza.

Y tanto el presidente Biden como sus colegas van camino de aquellas capitales para ver de apagar el incendio, que le ha recibido con el bombardeo de un hospital y centenares de muertos y heridos. Ambas partes se acusan de ser los perpetradores de la matanza y posiblemente nunca sabremos quién fue, pues se habrá cuidado de borrar sus huellas. Pero aunque se sepa, nada va a variar, dadas las ansias asesinas en ambas partes. La Unión Europea ha convocado una reunión de sus más altos dignatarios para afrontar la crisis y como nos toca la presidencia, hemos oído a Pedro Sánchez las primeras verdades no ya en meses sino en años: tras condenar el ataque de Hamás, advirtió, en nombre de la entera comunidad, que «la paz en la región no será posible si no se ofrece un rayo de esperanza al pueblo palestino». Lo que es una verdad como un templo, nunca mejor dicho. Abogando por la vieja fórmula de dos Estados que vivan en paz y armonía, lo que les garantizaría no sólo la seguridad, sino también la prosperidad de la región. Pues si no puede olvidarse que Israel tiene derecho a defenderse, sobre todo si es atacado en la forma salvaje que usa el terrorismo yihadista, no puede seguir la política expansionista de deshacerse de los palestinos, expulsándolos a otros países árabes tal y como los extremistas árabes querían echar a los judíos al mar. Un buen ejemplo de justicia poética, que no suele ser justicia ni poesía.

El gran obstáculo es que ambos bandos tienen su parte de razón cuando reclaman lo mismo: esa franja de tierra al fondo del Mediterráneo por la que han peleado judíos, cristianos y musulmanes desde hace miles de año s, de ahí el nombre que le hemos dado, sin que sirva la solución salomónica, del niño de la Biblia, porque todos tienen títulos para ello. Ya había árabes en Canaán cuando llegaron los israelitas guiados por Moisés, a quien Dios le había prometido aquella tierra. Mientras los cristianos la consideraron suya por ser la patria de Jesús, donde vivió y predicó la Buena Nueva, por lo que murió antes de que sus apóstoles la esparcieran por el mundo e hicieran de Roma su epicentro. Misterio tras misterio, como el de la Trinidad. O que el Rey de España tenga entre sus títulos el de Rey de Jerusalén.

Los judíos, tras varios intentos de recuperar su plena autonomía, fueron desperdigados por todo el mundo por los romanos, ganándose la vida como podían, perseguidos más que admirados en una odisea que deja chica la de Ulises. Sin olvidar nunca su destino: regresar a la Tierra Prometida, que había cambiado de manos a lo largo de los siglos. Lo consiguieron tras la II Guerra Mundial con la derrota de las potencias del Eje y en plena euforia antiimperialista, que permitió a la recién fundada ONU aprobar el derecho a la autodeterminación de todas las colonias, aprovechada por los sionistas para reclamar la tierra prometida nada menos que por Dios, conocida a aquellas alturas como Palestina y controlada por Gran Bretaña y Francia. La mala conciencia de Occidente, unida a la de Rusia, por el trato que les había dado durante su errático exilio, hizo que se consumara el reparto entre árabes y judíos, que era como unir pólvora y mecha.

El conflicto no estalló hasta la crisis del canal de Suez, dos décadas más tarde, cuando Nasser decidió nacionalizarlo y tanto Francia como Inglaterra cometieron la idiotez de intervenir, olvidando que en el mundo quien mandaba no eran ellos sino Estados Unidos y la Unión Soviética, por lo que tuvieron que volver a casa con la cabeza gacha. Pero los árabes también lo habían olvidado, creyendo que había llegado la hora de acabar con Israel, atacándole por todos los flancos. No contaban con que a los israelíes les iba la vida en ello y los derrotaron en seis días, perdiendo el Sinaí y los altos de Golán, aunque quienes más perdieron fueron los palestinos, al quedarse de hecho bajo el férreo control israelí desde entonces, con un doble gobierno: el oficial, sumiso, y el de Arafat que no olvidaba sus reivindicaciones. Una situación inestable a ambos lados de la frontera.

El atentado contra Isaac Rabín a manos de un vecino de kibutz significó el fin de un entendimiento entre ambos pueblos y desde entonces los incidentes no han hecho más que crecer a medida que los israelíes aumentaban sus controles y su expansión en Gaza y los palestinos intentaban detenerlos con atentados terroristas. Hasta que Hamás sorprendió a todos con un ataque que no respetaba civiles y militares, mujeres y niños, hospitales y escuelas, que Netanyahu se dispone a liquidar, dejando Gaza sin agua, alimentos, medicinas y con los tanques listos para arrasarla. Algo que no quieren ni sus mejores aliados, empezando por EE.UU.

Todo esto lo conocían ustedes, pero convenía refrescarlo, como conviene no olvidar la tragedia del judío sin patria, discriminado cuando no perseguido, que ha sabido conservar su dignidad y patriotismo, contribuyendo al progreso de la humanidad tanto en las artes como en las ciencia, en proporción mayor que la de otros pueblos asentados en sus territorios. Basta consultar la lista de Premios Nobel para darse cuenta de ello. Lo grave es que los judíos errantes hoy son los palestinos. Y, además, oxímoron.

.

.

Javier Milei, un ‘mini Trump’, podría ser el próximo presidente de Argentina

El candidato libertario comparte algunas sorprendentes similitudes con Donald Trump y su ascenso a la presidencia estadounidense en 2016.

Por Jack Nicas

Seguidores de Milei en Salta. Quiere reducir el gobierno, empezando por eliminar el banco central de Argentina.Credito…Sarah Pabst para The New York Times

Reportando desde Buenos Aires

NYT, 20 de octubre de 2023

Se hizo famoso denigrando personas en la televisión. Lanza duros ataques contra sus críticos en línea. Porta un revoltoso corte de cabello que se ha convertido en meme. Y hoy es el líder de la extrema derecha de su país.

Milei, un economista libertario y comentarista televisivo, solía ser visto como un actor secundario en la contienda presidencial argentina, al que ni los medios de noticias ni sus rivales tomaban en serio. Pero actualmente, tras una campaña impetuosa y desde una postura de outsider basada en la promesa de que solo él puede solucionar los profundos problemas económicos del país, es el favorito para ganar los comicios este mismo domingo o pasar a una segunda vuelta el próximo mes.

Milei, de 52 años, ya ha trastocado la política de su país de 46 millones de habitantes. Sus promesas de eliminar el banco central de Argentina y abandonar su moneda en favor del dolar estadounidense han dominado el debate nacional, y al mismo tiempo han ayudado a impulsar un mayor colapso en el valor del peso argentino.

Sin embargo, ha sido su estilo político belicoso el que le ha ganado comparaciones con Trump, así como una preocupación generalizada en Argentina y la región sobre el daño que su gobierno podría infligir en la tercera economía más grande de América Latina.

Milei ha atacado a la prensa y al papa; ha declarado que el cambio climático forma parte de la “agenda socialista”; calificó a China, el segundo socio comercial más importante de Argentina, de asesina; prometió la desregulación del mercado legal de armas; afirmó que es víctima de un fraude electoral; cuestionó las elecciones presidenciales más recientes en Estados Unidos y Brasil; y sugirió que los disturbios de extrema derecha que siguieron a esos procesos electorales habían sido complots de la izquierda.

“Muy claramente es un mini Trump”, dijo Federico Finchelstein, un argentino que dirige el departamento de historia en la New School en Nueva York y estudia a la extrema derecha en todo el mundo.

Milei, Trump y Jair Bolsonaro, expresidente de Brasil, son todos practicantes destacados de la corriente moderna de la política de extrema derecha, dijo Finchelstein, marcada por la vulgaridad, los ataques a las instituciones, el descrédito de los medios de comunicación, la desconfianza en la ciencia, el culto a la personalidad y el narcisismo.

“Trump es un ícono de esta nueva forma de populismo extremo”, afirmó Finchelstein. “Y Milei quiere emularlo”.

Milei ha aceptado con beneplácito las comparaciones con Trump, a quien ha llamado “uno de los mejores presidentes” en la historia de Estados Unidos. Ha utilizado gorras con el eslogan en inglés de “Make Argentina Great Again” (“Haz que Argentina sea grande de nuevo”) y, al igual que Trump, ha forjado su campaña en mayor parte en las redes sociales. Y en los dos meses previos a la votación del domingo, le concedió una entrevista a una personalidad televisiva estadounidense: el expresentador de Fox News, Tucker Carlson.

El grupo de campaña de Milei rechazó repetidas solicitudes de entrevista con The New York Times.

Con dos maestrías en economía, Milei puede llegar a sonar como profesor en ocasiones, cuando opina sobre la política monetaria y una corriente del libertarismo que sigue llamada anarcocapitalismo.

Ha llamado al Estado “una organización criminal” que “vive de una fuente coactiva de ingresos llamada impuestos”. Además, afirma que lo impulsa una misión de reducir el gobierno y eliminarlo de las vidas de las personas, comenzando con el banco central argentino.

Sus ideales libertarios también lo han hecho menos conservador en algunos temas sociales. Ha dicho que mientras el Estado no tenga que pagar por ello, podría apoyar la legalización de las drogas, la inmigración abierta, el trabajo sexual, los derechos de las personas trans, el matrimonio igualitario y la venta de órganos.

Sin embargo, ha calificado al aborto de “asesinato” y ha prometido someterlo a referendo en Argentina, onde ha sido lzzxegal desde 2020.

Milei sorprendió a las encuestadoras en agosto cuando ganó las elecciones primarias de Argentina, con cerca del 30 por ciento de los votos. Desde entonces ha liderado en las encuestas, superando a sus dos principales rivales: Sergio Massa, político de centroizquierda y ministro de Economía del país; y Patricia Bullrich, exministra de Seguridad de derecha.

Milei ha recibido una cobertura periodística casi general durante la campaña, tanto por sus propuestas económicas radicales como por su personalidad excéntrica. Es un autoproclamado profesor de sexo tántrico con cinco perros mastines clonados. Su novia es una imitadora profesional de una de sus archirrivales políticos. Su directora de campaña y principal asesora política es su hermana.

Un dólar con la imagen de Donald Trump en la oficina de uno de los asesores de Milei. El candidato ha elogiado la presidencia de Trump.Credit…Sarah Pabst para The New York Times

Al igual que Trump, Milei habla sobre la importancia de la imagen, como cuando le dijo a Carlson que su pasado como portero de fútbol semiprofesional y cantante de una banda de versiones de The Rolling Stones conforman una “combinación atractiva en términos de producto televisivo”. Milei hace casi siempre la misma mirada con el ceño y los labios fruncidos en todas las selfies que se toma con los votantes, lo que también hace recordar a Trump.

El estilo característico de Milei —una chaqueta de cuero, una melena indomable y patillas largas— está diseñado para evocar al personaje de los cómics Wolverine, según Lilia Lemoine, una artista de cosplay profesional quien también es la estilista de Milei y se está postulando para el Congreso en su fórmula. Esto, según Lemoine, es porque, al igual que Wolverine, “él es un antihéroe”.

El resultado es una legión de seguidores que se asemeja a un culto. En un evento reciente en Salta, una ciudad en el noroeste montañoso de Argentina, Milei iba en la caja de una camioneta mientras miles de votantes se empujaban para verlo de cerca. Sus partidarios llevaban pelucas despeinadas, repartían billetes falsos de 100 dólares con su cara y exhibían arte de sus perros, cuatro de los cuales llevan nombres de economistas conservadores.

“Sí, todos lo califican por loco, por todo, pero qué mejor que un loco para que saque adelante el país”, dijo María Luisa Mamani, de 57 años, dueña de una carnicería. “Porque los que estuvieron cuerdos no hicieron nada”.

Milei tuvo una aparición breve pero no habló. En realidad, el evento fue en gran medida un escenario para generar contenido para redes sociales creado por influentes en edad universitaria a los que no se les paga y que viajan con Milei y lo graban.

Ellos lo han ayudado a construir una enorme presencia en línea así como una intensa base de simpatizantes jóvenes. (La edad legal para votar en Argentina es de 16 años).

Luján López Villa, un estudiante de último año de bachillerato de 20 años, proveniente de a pequeña localidad de Chicoana, dijo que Milei tenía un apoyo casi unánime entre sus compañeros de clase, porque era el candidato “cool”, a pesar de las advertencias de sus profesores de que sus planes para dolarizar la economía eran peligrosos.

“Nos quieren cambiar el pensamiento para no votarlo”, dijo. “Igual lo seguimos”.

No sorprende que los argentinos estén ansiosos por un cambio. Décadas de mala gestión económica, gran parte de ella en manos del movimiento peronista en el poder, del que Massa es parte, han sumido a la Argentina en un agujero financiero.

En abril de 2020, al inicio de la pandemia, con un dólar se compraban unos 80 pesos; un día de la semana pasada, ese mismo dólar podía comprar más de 1000 pesos. Esas cifras están basadas en un tipo de cambio no oficial que refleja mejor la visión del mercado sobre el peso, parte de un sistema bizantino de controles cambiarios que el gobierno utiliza para tratar de mantener los dólares estadounidenses en el país.

Milei quiere eliminar esas regulaciones cuando sea presidente, en parte haciendo una transición al dólar.

Tanto Milei como varios economistas han dicho que dolarizar la economía muy probablemente requiera de decenas de miles de millones de dólares, pero no se sabe con certeza dónde podría Argentina obtener una inversión de esa escala. El país ya tiene problemas para pagar una deuda de 44.000 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional.

Milei tampoco tendría mucho apoyo en el Congreso para la dolarización, aunque ha afirmado que tiene pensado someter el tema a un referendo nacional.

Emmanuel Alvarez Agis, exviceministro de Economía de Argentina durante un gobierno de izquierda, afirmó que si Milei lograra la dolarización, resolvería en gran medida la inflación, pero produciría una serie de otros problemas, incluida la disminución de los salarios reales, una mayor tasa de desempleo y menor flexibilidad para suavizar los efectos de las crisis económicas.

Milei también ha expresado su compromiso con implementar cambios a favor del mercado y con una presencia menor del gobierno, y ha prometido: reducir los impuestos; eliminar regulaciones; privatizar las industrias estatales; cambiar la educación pública a un sistema basado en vouchers y la atención de salud pública a un sistema basado en seguros; reducir el número de ministerios federales de 18 a ocho; y recortar el gasto federal en un 15 por ciento del producto interno bruto de Argentina.

Estos profundos recortes del gasto requerirían reducciones significativas en las pensiones, la educación y la seguridad pública, dijo Alvarez Agis. “No creo que estén discutiendo los números de manera seria”, dijo.

Tras meses de campañas de los candidatos, este domingo será la prueba que determinará si los votantes están dispuestos a darle una oportunidad a Milei. Podría ganar las elecciones de forma directa con el 45 por ciento de los votos, o con el 40 por ciento si tiene un margen de diferencia de al menos 10 puntos porcentuales. Si ningún candidato obtiene algunas de esas condiciones, la contienda irá a una segunda vuelta el 19 de noviembre, entre los dos candidatos con más votos.

Aunque ganó las elecciones primarias, Milei siguió afirmando que hubo fraude electoral y que sus rivales se robaron boletas de su partido de los establecimientos de votación, evitando que los ciudadanos votaran por él. Milei también afirmó que se encontraron boletas de su partido escondidas en una escuela. Su partido no proporcionó ninguna prueba.

Milei dijo que su partido había puesto la denuncia ante las autoridades electorales, pero los funcionarios electorales la cuestionaron.

“No hubo denuncia ni impugnación, ni que ocurriera robo de boletas de modo sistemático”, declaró la Cámara Nacional Electoral de Argentina a través de un comunicado. “Nos preocupa que se hagan declaraciones así sin acompañarlas con presentaciones judiciales para investigar”.

El equipo de campaña de Milei dijo que había reclutado a 100.000 voluntarios para monitorear las mesas el día de las elecciones. Pero en una entrevista televisiva el jueves, Milei afirmó que todavía le preocupaba el robo de votos.

Milei afirmó que el presunto fraude en las primarias le había costado al menos varios puntos porcentuales de apoyo. “Hay unos que dicen que son dos puntos y medio, otros dicen que son tres. Y otros que dicen cinco”, dijo. “Sea al número que sea, puede ser determinante”.

.

.

Templo Mayor

LO QUE NO se sabía es que ya se puede tener un encargo y hasta dos cargos, como Rosa Icela Rodríguez, a quien ya le dicen “La Dama de Hierro”.

ANTES que nada, es la encargada de apagar fuegos y, aunque su cargo es el de secretaria de Seguridad, también controla Gobernación, como lo demostró al provocar la salida del subsecretario Alejandro Encinas para colocar en su lugar a su operador Félix Arturo Medina.

ASÍ ES QUE, mientras la titular de Gobernación, Luisa María Alcalde, anda de gira por el país, son otros quienes traen las riendas en Bucareli.

.

POR CIERTO, fuerte bajón le dieron en Segob a Rosendo Gómez Silván, quien ya estaba muy sentado en la silla del Centro Nacional de Identificación Humana, una oficina clave para el actual gobierno que está empeñado en rasurar a como dé lugar las cifras de desaparecidos.

CUANDO se hizo público que su papá es el fiscal del caso Ayotzinapa y que el hijo no daba paso en su nuevo encargo sin consultarle qué hacer, mejor lo movieron a otra oficina.

A LO MEJOR alguien les recordó que el nepotismo es una de las cosas prohibidas por el decálogo presidencial de la 4T.

.

QUIEN trae un asunto legal pendiente que le podría pegar a sus aspiraciones de ser la candidata de Morena a la Jefatura de Gobierno es la ex alcaldesa de Iztapalapa Clara Brugada.

DE ACUERDO con el expediente 1250/2019 del Juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa, la morenista tiene pendientes una multa y una hora de arresto por haber incumplido una sentencia por el retiro ilegal de un puesto comercial.

LA MORENISTA dejó crecer un asunto administrativo menor y, a pesar de que el 5 de julio promovió un recurso para evitar ser arrestada, el tema sigue vivo y la ejecución del castigo está en manos de la Secretaría de Seguridad local.

A VER si no le pasa que en plena precampaña le caen unos policías de la dependencia a donde hasta hace poco despachaba su hoy rival, Omar García Harfuch, y se la llevan, como en el hockey, a la “caja de castigo” durante 60 minutos.

.

AHORA RESULTA que las y los consejeros del INE se confundieron al votar y no pudieron establecer el tema de la paridad de género, por el cual los partidos políticos tendrían que presentar, cuando menos, 5 candidatas a gobernadoras en las elecciones de 2024.

SEGÚN DIJERON sin querer queriendo se les hizo bolas el engrudo y desecharon la propuesta. Los partidos políticos seguramente les mandaron flores para agradecerles ser tan atolondrados.

.

covid

VAYA DILEMA enfrentará Olga Sánchez Cordero en la votación sobre la desaparición de los fideicomisos y el recorte presupuestal al Poder Judicial.

¿VOTARÁ como ministra de la Corte en retiro, como senadora de Morena o de plano no votará? Es pregunta de “será melón, será sandía, será la abstención del otro día”. (Fray Bartolomé, Reforma, Opinión, p.10)

.

.

Bajo Reserva

Ser ayudante de López Obrador se ha convertido en un trampolín para ganar sueldos por arriba de 107 mil pesos y aspirar a cargos de elección popular en Morena. (ESPECIAL)

Planean ayudantías como la de AMLO en todo el gobierno

Después de que el cuerpo de Ayudantía del presidente Andrés Manuel López Obrador demostró su gran éxito como trampolín, con 20 exayudantes sin experiencia que brincaron a altos puestos en el gobierno con salarios superiores a 100 mil pesos mensuales, nos cuentan que ahora hay el plan de crear cuerpos similares en toda la administración pública. Erika de la Luz Pérez, actual integrante de la Ayudantía, informó ayer frente al mandatario que ya están replicando el modelo pero de plano con un propósito de formación de cuadros para la cuarta transformación. “Son nuestros primos de Ayudantía, que trabajamos en conjunto para sacar todas las actividades de los eventos y reuniones del señor Presidente, en coordinación de otras ayudantías de diferentes dependencias (…) están convocando a jóvenes para irlos formando, para que vayan viendo y relacionándose con el pueblo”, dijo doña Érika. Temporada de trampolines para los “primos”, pues.

No se hablan en Sedena y Marina

“Les tengo toda la confianza” afirma AMLO al respaldar al General Sandoval y al Almirante Ojeda

En este espacio le contamos la mala relación que existe entre el Ejército y la Marina, que en septiembre ensayaron cada una por su lado para el desfile de Independencia. Nos aseguran que los choques han subido de tono en relación con la Guardia Nacional, pues entre los marinos adscritos a ella hay malestar porque les dificultan trámites y a quienes están pidiendo su retiro les ponen trabas. Nos cuentan que incluso hay casos de marinos a los que están acusando de desertores pese a haber salido de vacaciones con oficio de la Secretaría de Marina. La mala relación entre el general Luis Cresencio Sandoval y el almirante José Rafael Ojeda está pegando en las áreas operativas de ambas dependencias, cuando se acerca el fin de sexenio. ¿Será que alguien pueda sentarlos para ponerle hielo a ese pleito?

La encrucijada de Sánchez Cordero

Nos cuentan que la senadora y ministra en retiro Olga Sánchez Cordero está en una encrucijada ante el debate de la próxima semana para eliminar 13 fideicomisos del Poder Judicial, pues ella formó parte de la Suprema Corte, conoce el tema como ningún legislador y hasta podría verse afectada con la eliminación. El tema es que no se ha pronunciado en contra de la decisión presidencial, que sabe más a revancha que a austeridad. En la votación para que se enviara el dictamen a la Comisión de Justicia que ella preside en el Senado, sólo tuvo una tibia abstención a pesar de los llamados de la oposición a que expresara su postura.

Maniobran por liquidación para Sanjuana y su equipo

Nos cuentan desde Palacio Nacional que quien anda presumiendo que ya cabildeó su bono de retiro tras sepultar a Notimex es Sanjuana Martínez. Nos comentan que la exdirectora de la agencia de noticias del Estado afirma que le concedieron 160 millones de pesos para liquidar a su equipo, que durante cuatro años de huelga gastó, como lo documentamos en este diario, 566.9 millones de pesos del presupuesto. De la cifra presuntamente autorizada, nos aseguran, una buena tajada iría a la liquidación personal de doña Sanjuana. ¿Será? (El Universal, A2, p.2)

.

.

Trascendió

Que la que trabaja a contrarreloj es la dirigencia nacional de Movimiento Ciudadano, que el lunes sesionará para aprobar su convocatoria para las gubernaturas y demás cargos en nueve entidades en 2024, además de que ese día su coordinador nacional, Dante Delgado, rendirá un informe de actividades legislativas, sumado a que el viernes publicarán las bases para la candidatura presidencial y el registro de aspirantes iniciará seis días después, el 3 de noviembre. Es decir, se comienza a agotar el tiempo para barajar nombres: tic, toc, tic, toc…

Que Claudia Sheinbaum dijo que en Guanajuato están dadas todas las condiciones para acabar con más de tres décadas de gobiernos panistas, durante un acto en el que estuvo acompañada por su vocero Gerardo Fernández Noroña, quien se reincorporó a las actividades partidistas después de un problema de salud. El dirigente de Morena, Mario Delgado, llamó a los habitantes de esa entidad a no caer en manos de “lacras de la política”. Bueno.

Que la aspirante a coordinar los Comités de Defensa de la 4T en Ciudad de México, Clara Brugada, ya se apegó al librito y en consonancia con las tácticas de Delfina Gómez y Claudia Sheinbaum, se evitó complicaciones limitándose a replicar el discurso presidencial: que si el Poder Judicial lo que menos hace es la procuración de justicia y que si han vuelto de la corrupción un derecho y que si 67 por ciento de los mexicanos desconfía de los jueces y que si se aferran a los fideicomisos millonarios y que si no rinden cuentas y bla, bla, bla.

Que el sistema de registro de asistencia y votación a distancia de la Cámara de Diputados se ha convertido en un ejemplo para congresos estatales. Por ello, se logró un acuerdo con el de Nuevo León para que adopte el sistema Aplicación Portátil para el Registro de Asistencia y Votación, que integra herramientas de biometría para el reconocimiento facial, acompañado de pruebas de vida para corroborar la identidad al momento de votar y facilitar su participación desde cualquier ubicación remota. (Milenio, Al Frente, p.2)

.

.

Frentes Políticos

Ironías. Un niño de siete años murió durante su primer día de entrenamiento de futbol en la colonia Camino Verde, en Tijuana, Baja California. Más de 40 disparos aterraron a padres y niños en las canchas, dejando al menor sin vida. Su padrastro y el entrenador resultaron heridos. La bala en la cabeza del niño provocó heridas graves, pero la atención médica fue demorada por la falta de camas en el Hospital General de Tijuana. Crece la violencia, mientras la alcaldesa Montserrat Caballero vive protegida en un cuartel militar con su séquito de guaruras. Irónico contraste entre la seguridad de la señora y la realidad de la violencia en las calles.

Día libre. Algo le sale bien al gobernador de Zacatecas, David Monreal: echar porras. El jueves pasado se tomó la mitad del día libre para atender asuntos de su partido y pasear a la exjefa de Gobierno de la CDMX, quien visitó Zacatecas. Él y funcionarios la acompañaron en horario laboral, justo cuando más cuestionado se encuentra el mandatario, pues la glosa de su II Informe de Gobierno se volvió un espectáculo indigno de la clase política. Las y los funcionarios del gabinete, junto con legisladores locales, reventaron tres comparecencias: seguridad, educación y salud. Así el aplaudidor.

Sartenazos. Diputados del PAN y Morena protagonizaron un fuerte enfrentamiento durante la discusión de la Ley de Ingresos 2024 por acusaciones de corrupción. El diputado de Morena, Manuel Robles, aprovechó la tribuna para insultar al coordinador de los diputados del PAN, Jorge Romero, y a Margarita Zavala, por presuntamente formar parte del Cártel Inmobiliario. En defensa, el panista José Elías Lixa llamó a Robles “recogecheques y migajero” de su exjefe Mauricio Toledo, y hasta salieron a relucir las investigaciones sobre presunto “lavado” de dinero que involucran a Ignacio Mier, jefe de la bancada de Morena. ¡Zoc!

Víctimas colaterales. Muy bien que el gobierno de la República proceda penalmente en contra del exfiscal del caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, por incurrir en irregularidades y omisiones durante el tiempo que estuvo a cargo de las indagatorias, las cuales se tradujeron en la liberación de 50 de los sospechosos de perpetrar los crímenes en contra de los estudiantes. De acuerdo con el presidente Andrés Manuel López Obrador, el exfiscal optó por no presentar pruebas acusatorias en los plazos de ley establecidos. Más víctimas colaterales. ¿Y los verdaderos responsables?, ¿los asesinos de los 43? (Excélsior Opinión, p.11)

.

.

Rozones

Movimiento rosa de nuevo a las calles

Y son varias organizaciones que participaron en la marcha en favor del INE en febrero de este año, cuando la 4T pretendía aprobar reformas que achicaban a ese órgano autónomo, las que se han sumado a respaldar las protestas de los trabajadores del Poder Judicial de mañana. “Marcha Nacional en Defensa del Poder Judicial” es el nombre que llevará la movilización a la que están convocando el próximo domingo a las 11:00 de la mañana y que, se tiene previsto, parta del Monumento a la Revolución al Zócalo. Nos hacen ver que incluso a esta nueva movilización ya se ha llamado a vestir de blanco o de rosa, colores que caracterizaron las movilizaciones de hace unos meses. La desaparición de 13 de 14 fideicomisos del PJ, ya aprobada en diputados y pendiente de avalarse en el Senado ¿podría reactivar la movilización semejante a la de entonces? Pendientes.

Mensaje a Encinas: “Yo no sé renunciar”

Y fue Cecilia Patricia Flores, líder de las madres buscadoras de Sonora, la que mandó un mensaje de despedida al hasta el jueves subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, quien renunció al cargo para irse a actividades político-electorales. La activista aprovechó el cartón del monero Magú en el que se ve un letrero pegado en una puerta que aún tiene el identificador de Encinas y dice: “Ya me fui. A los padres de los 43 les dejo los teléfonos de las madres buscadoras”. Ceci Flores escribió: “6623415616, tal y como lo dice mi identificación. Hasta hoy no encuentro a mis hijos, pero a diferencia del gobierno, yo no sé renunciar. Que le vaya bien señor Encinas, y qué bueno que ya no estará en estos ambientes, son muy sofocantes, pareciera uno estar bajo tierra, ¿no?”. Uf.

Un morenista marchará con el PJ

Y fue el senador morenista Alejandro Rojas Díaz Durán quien ayer anunció que se sumará a la marcha que llevarán a cabo trabajadores del Poder Judicial el próximo domingo, al considerar que la causa de esos últimos es legítima. A contrapelo de sus compañeros de partido, el legislador consideró que “me queda claro que trabajadores, jueces, magistrados y algunos ministros también son pueblo”. Además, señaló, en un mensaje que difundió en las benditas redes, que si bien coincide con el Presidente en el sentido de que deben suprimirse todos los privilegios, canonjías y prebendas innecesarios o excesivos, “no he encontrado evidencia de ello en los fideicomisos que se pretenden extinguir. Seguramente, se hallarán en otros rubros que analizaremos en el presupuesto de la SCJN”. Apunta que ningún poder personal, por más popular que sea, debe estar por encima de un poder constitucionalmente autónomo. Ahí el dato.

Violencia y sucesión en la Rectoría

Y fue en la UNAM donde ayer se prendieron las alertas. Y es que un grupo de encapuchados, tipo comando, atacó las instalaciones del Colegio de Ciencias y Humanidades, plantel Azcapotzalco. La agresión no puede minimizarse: los violentos causaron múltiples destrozos y prendieron fuego a la dirección. Además, sin razón alguna, agredieron arteramente al personal administrativo, al cual le impidieron la salida del plantel, hechos en los cuales tres personas resultaron lesionadas. La máxima casa de estudios ya presentó las denuncias correspondientes y, señaló, aportará todos los elementos para que se sancione a los responsables. Pero sobre todo advirtió: “La UNAM manifiesta su abierto repudio e indignación ante los intereses ajenos a la Universidad que pretenden afectar, con lujo de violencia, el proceso de sucesión de la Rectoría”.

Sí va a pasar, ya se verá cómo

Será el lunes o tal vez el martes de la próxima semana cuando los consejeros del Instituto Nacional Electoral enmienden su falla y superen las diferencias de criterio que provocaron que el acuerdo de paridad para 9 gubernaturas no se aprobara el jueves pasado. Ayer, un grupo de seis pidió a la presidenta, Guadalupe Taddei, que convocara a una reunión urgente para corregir el error. Entre ellos está Jaime Rivera quien señaló que fue la “complejidad de la propuesta de enmienda del acuerdo y una conducción confusa de la votación” lo que impidió aprobar un acuerdo que, en el fondo, cuenta con amplia mayoría. Es un hecho que esa mayoría avalará que los partidos, aunque no quieran, tengan que postular a cinco mujeres y cuatro hombres a las nueve gubernaturas que estarán en juego. Si acaso habrá que ver, nos comentan, si los consejeros lo hacen con gusto o si hasta por eso terminan mirándose feo.

Y ahora, disputa por el Ángel

Y quien recién se reincorporó a la alcaldía de Cuauhtémoc, después de varios tropiezos en recorridos que realizó por varias demarcaciones fue Sandra Cuevas. El caso es que apenas se reinstaló y ya se volvió a meter en otro embrollo, porque resulta que la funcionaria amagó con tomar la columna de la Independencia. Sí, el monumento más icónico de la Ciudad de México. Cuevas afirma que ganó una impugnación que promovió ante la Corte en contra de la entrega del monumento al Gobierno de la Ciudad, para que la alcaldía mantenga la posesión, custodia y conservación. Sin embargo, el jefe de Gobierno, Martí Batres, anunció que su administración entregará al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura el resguardo de la columna en acatamiento, precisamente, de la medida suspensional emitida por la Corte. Así que Cuevas se anota oootra controversia en su haber. (La Razón, La 2, p.2)

.

.

La vida entre misiles

ASHKELON, Israel, cerca de la frontera con Gaza.- Esto no es vida. Ni para los israelíes ni para los palestinos. Es en lo único en que los dos pueblos están de acuerdo.

Jorge Ramos Ávalos. Es considerado uno de “los hispanos más influyentes de Estados Unidos” y es conductor del Noticiero Univision desde 1986. Ha ganado 9 premios Emmy y el prestigioso Maria Moors Cabot. Ha escrito 11 libros y su columna semanal la distribuye el New York Times Syndicate en todo el hemisferio. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y una maestría en Relaciones Internacionales en la Universidad de Miami. Nació en Cd. de México y vive en Miami.

Misiles lanzados por milicianos de Hamas desde la Franja de Gaza hacia Israel

Una mañana salí de Tel Aviv, hacia el sur, cuando de pronto el cielo se llenó de puntitos blancos. Eran misiles. Y luego vino ese estruendo seco, succionando el aire, que ocurre cuando un misil de Hamas o Hezbollah es interceptado y destruido en el aire. Así funciona el llamado “domo de hierro”, el sistema antiaéreo de Israel que elimina, antes de caer, la mayoría de las bombas que lanzan en su contra.

El protocolo de seguridad, cuando vas manejando y viene un misil, es bajarte y esconderte detrás del auto. (Si te quedas dentro, no tienes escapatoria). Así lo hice, esperé unos minutos con varios conductores al borde de la carretera hasta que explotaron los cohetes, y luego todos nos subimos a nuestros autos y nos fuimos. Como si nada hubiera ocurrido.

Había quedado de verme con el doctor argentino Claudio Kristal en el hospital Barzilai de Ashkelon, a 13 kilómetros de Gaza. El hospital seguía funcionando a pesar de haber recibido el destructivo impacto de un misil unos días atrás. Comencé la entrevista y a los pocos minutos una fuerte sirena que alertaba sobre un ataque aéreo nos obligó a correr y a escondernos en el refugio antiaéreo del hospital. “Aquí estamos bien”, gritó el doctor. Le dije que aún se oían las bombas. Supongo que me vio pálido y me dijo: “No tenga miedo”. Le regresé la sonrisa más falsa que he tenido en toda mi vida.

Ahí en el hospital conocí a Itzik Horn, quien hacía varios días no se rasuraba la blanca barba. Dos de sus hijos habían sido secuestrados del kibutz Miroslav por los terroristas de Hamas el sábado 7 de octubre. Sus ojos azules estaban rayados por la angustia y la rabia. “Lo que te mata es no saber si están vivos o muertos”, logró decirme entre sollozos. “Si han cortado a unos en pedacitos, si pudieron matar a bebés de ocho meses, ¿por qué no van, a un rehén, a quemarlo o torturarlo? Pero no hay que perder la esperanza”.

Salgo del hospital con el corazón apretado.

Y Gaza está ahí al ladito. Ese es otro infierno.

Entrar a Gaza durante los primeros días de la guerra era casi imposible. Nada entraba y nada salía. Ni agua, electricidad, comida o periodistas. El Ejército de Israel la tenía cercada y Egipto no dejaba que nadie saliera por el sur. Pero la catástrofe humanitaria era patente. Las bombas no discriminaron entre terroristas de Hamas y la población en general, incluyendo niños.

Las imágenes de Gaza que vi por redes eran de un dolor gigantesco. Una niña sola, con dos ríos de sangre seca sobre la cara y esperando en un hospital, lloraba porque no encontraba a su mamá. Otro niño, con toda la cabeza vendada, consolaba a su papá, quien también estaba herido en una camilla. “Estoy bien”, decía el menor, “estoy bien”, mientras el padre sollozaba. Un hombre corriendo y llevando a su bebé inmóvil a quién sabe dónde. Todos escondían historias de horror.

Regreso a Tel Aviv y ahí tampoco hay espacios para descansar de la guerra. Vuelve a sonar otra alarma de ataque aéreo. Camino sobre el malecón y no hay tiempo para correr a un refugio. Veo a una mujer, vestida de blanco, tirada sobre la playa boca abajo, con las dos manos sobre la cabeza. Esa es toda su protección ante dos misiles que truenan en el aire.

En poco más de una semana he escuchado tantas alarmas de bombas que ya perdí la cuenta. Pero cada una te revienta los nervios. Y no descansas hasta que oyes a lo lejos que la bomba explotó y no te tocó a ti. Estoy seguro de que cuando regrese a casa voy a brincar con cualquier ruido. PTSD.

Esta no es forma de vivir, ni para palestinos ni para israelíes.

Desde que la ONU propuso en 1947 un plan para crear dos Estados, Israel y Palestina (y un régimen internacional para Jerusalén), lo único que ha prevalecido es el odio, la violencia y la confrontación. Querer la destrucción de tu enemigo imposibilita cualquier tipo de negociación. Y ya es hora de imaginarse otra cosa.

Pero estos son tiempos de guerra. No de diálogo ni de esperanza. Y oigo los misiles explotando en el cielo y repito, como mantra, así no se puede vivir, así no se puede vivir, así no se puede vivir… (Jorge Ramos Ávalos, Reforma, Opinión, p.10)

.

.

Los espías de Israel

En otros casos, la incertidumbre se debió a si estas empresas mantendrían su cartera de clientes. Para muchos en Israel, y fuera de allí, el ataque a varias ciudades cerca de la frontera con Gaza, una de las más custodiadas del mundo, significó un enorme fiasco para las agencias de seguridad israelíes.

Ahora, altos funcionarios de ese país dijeron a mis colegas de The New York Times que las fallas de Israel incluyeron una “dependencia excesiva de equipos de vigilancia fronteriza que los atacantes desactivaron fácilmente” y “la voluntad de aceptar las afirmaciones de los líderes militares de Gaza, hechas en canales privados que los palestinos sabían que estaban siendo monitoreados por Israel, de que no se estaban preparando para la batalla”.

Estas fallas reflejan la extrema confianza que existe en el mundo de la seguridad en los equipos de vigilancia y espionaje, un mercado que Israel ha desarrollado y tiene en México algunos de sus mejores clientes en el mundo.

En 2021, la organización Access Now publicó un reporte que alertaba cómo muchos gobiernos latinoamericanos se han concentrado en comprar tecnología de seguridad y espionaje como una forma de resolver sus problemas de seguridad, y cómo las tecnologías de Israel eran las más usadas en América Latina.

En México, el mercado de seguridad es boyante. Va desde una empresa pequeña que contrata guardias de seguridad y cámaras para sus oficinas, hasta los gobiernos que compran grandes sistemas de vigilancia y espionaje.

Y los contratos con entidades públicas han traspasado gobiernos y partidos. Muchos de esos sistemas están relacionados directa o indirectamente con el gobierno de Israel. Por ejemplo, en 2015, la empresa Rafael vendió en 133 millones de dólares un sistema de análisis de información a la Policía Federal. Años antes, en 2011, el Ejército contrató el sistema de espionaje Pegasus, con el que se ha espiado al menos a diez periodistas.

En 2018 México e Israel negociaron un paquete de contratos públicos por 69 millones de dólares para empresas de seguridad. Compañías como Verint, Elbit, Nice, operan a través de representantes mexicanos. Muchas veces, crean empresas mexicanas, con socios locales, y los empresarios israelíes solo aparecen como apoderados o empleados.

El año pasado, Israel donó dos millones de dólares al Banco Interamericano de Desarrollo para “fortalecer las capacidades de ciberseguridad en América Latina y el Caribe”.

Y este año, el portal salvadoreño El Faro publicó que el gobierno de Nayib Bukele había comprado un equipo de espionaje por más de dos millones de dólares a una compañía del empresario israelí Yaniv Zangilevitch, radicado en México. Desde 2018, según consulté en registros públicos, la compañía de este empresario, Eyetech Solutions, ha firmado más de 50 contratos y ampliaciones con la alcaldía Coyoacán y el C5 de la Ciudad de México, el gobierno de Baja California Sur, Yucatán, Zacatecas, Baja California y Querétaro.

La embajada mexicana en Israel ha informado que, en México operan al menos 30 compañías israelíes de ciberseguridad, muchas de las cuales han sido cuestionadas tanto por la prensa como por organizaciones de derechos humanos.

En enero de este año, el Parlamento Europeo consideró una moción para analizar el uso de herramientas de ciberespionaje en países con altos índices de violaciones a los derechos humanos. Varios de los ejemplos en la moción son sobre México.

Meses después, la empresa NSO envió un reporte a la ONU, en el que dijo que estaban “muy preocupados” por posibles abusos a su tecnología y que habían ordenado hacer una investigación interna.

Más allá de estos casos, será importante conocer si el gobierno mexicano está revisando la efectividad de sus políticas de seguridad, sus onerosos contratos, y si la lección sobre no confiar en la tecnología como solucionadora de todos los problemas permeará entre los funcionarios de seguridad. (Peniley Ramírez Reforma Opinión, p.10)

.

.

Romero Deschamps: impunidad perpetua

Pemexgate, corrupción y financiamiento político
Pemexgate, corrupción y financiamiento político

El jueves falleció Carlos Antonio Romero Deschamps, dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) de 1993 a 2019. Su muerte representa un triunfo para la impunidad al exentarle de manera definitiva de rendir cuentas por los incuantificables desfalcos que perpetró o consintió en su dilatada carrera como líder gremial y legislador. Es imposible reseñar todos los actos de corrupción en los que participó, pero se estima que amasó una fortuna de cientos de millones de dólares, absolutamente inexplicable a partir de sus ingresos legales. Sólo sus propiedades inmobiliarias conocidas suman más un centenar de millones de dólares, y además poseía tres yates, autos de lujo y otros signos de ostentación. Tanto él como su familia se distinguieron por el descaro con el que presumían su tren de vida principesco, por lo que se convirtió en el más conspicuo emblema de la descomposición del régimen priista.

Romero Deschamps fue un producto y un paradigma del neoliberalismo. Carlos Salinas de Gortari lo llevó a la dirigencia del sindicato de Pemex como parte de su programa de implementación del entonces nuevo modelo económico, y su complicidad fue clave para los tres presidentes priistas y los dos panistas que operaron el desmantelamiento de Pemex y la entrega del negocio petrolero a capitales nacionales y foráneos, en muchos casos, con flagrantes conflictos de intereses. Alternando el reparto de dádivas con el uso de la fuerza, él y su camarilla mantuvieron sometidos a los trabajadores mientras los gobernantes del ciclo neoliberal desguazaban a la empresa del Estado y la utilizaban como una fuente inagotable de recursos para el enriquecimiento personal y el control político.

El Revolucionario Institucional lo vio crecer como cuadro del sindicalismo charro y lo premió por sus servicios (como los mil 800 millones de pesos desviados a la campaña electoral de Francisco Labastida en el año 2000) llevándolo a la Cámara de Diputados en tres ocasiones y a la de Senadores en dos. Aunque el Partido Acción Nacional ha profesado desde su creación un furibundo antisindicalismo, y durante décadas fue el más acerbo crítico del enriquecimiento de los líderes gremiales afiliados al PRI, la alternancia partidista no supuso ninguna amenaza para el veterano dirigente: una vez en el poder, el panismo mostró que sólo le interesaba perseguir y criminalizar a los trabajadores democráticos, mientras con los caciques más impresentables se acomodó fácilmente a una connivencia de mutuo beneficio.

Fue hasta el presente sexenio cuando la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a través de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), comenzó a investigar la escala de la corrupción de Romero Deschamps y a informar a la sociedad acerca de las operaciones financieras realizadas por él y su familia. Así se supo que él, su esposa y sus hijos recibieron depósitos y realizaron transferencias por cientos de millones de pesos en un periodo de pocos años, además de construir una red de empresas mediante las cuales se adjudicaron contratos con entidades públicas y presuntamente lavaron dinero procedente de operaciones ilícitas. Se reveló, por ejemplo, que su hija Paulina Romero Durán gastó más de 20 millones de pesos con una tarjeta bancaria en menos de dos años. Sin embargo, estas indagatorias nunca se concretaron en una judicialización de los múltiples delitos del infame líder ni en su presentación ante la justicia.

La zaga de Romero Deschamps debe ser un recordatorio permanente tanto de la corrupción intrínseca del neoliberalismo como de la profundidad y la extensión de la red de complicidades entre funcionarios públicos, fiscales e integrantes del Poder Judicial que permitió a este tipo de personajes permanecer impunes y burlar la ley durante décadas, con fortunas malhabidas que se exhibían a la luz del día sin motivar ninguna acción gubernamental ni judicial. Aunque él ya no responderá por el daño causado al país, su memoria tendría que bastar para evitar el regreso de la clase política que lo creó y cobijó. (La Jornada, Editorial, p.2)

.

.

Retrovisor /

Paridad 2024: chicanadas y parajodas

México tendrá el próximo año la lupa mediática internacional sobre sus urnas electorales ante la singularidad de que, en la boleta presidencial, estarán al menos dos candidatas.

La postulación de Xóchitl Gálvez y Claudia Sheinbaum por sus respectivas coaliciones es un indicador de que aquí avanzamos jurídica y culturalmente en el ejercicio de los derechos políticos de las mujeres.

Y, sin embargo, esta semana de conmemoración del 70 aniversario del reconocimiento del voto femenino, deja un saldo paradójico obligándonos a prender las alarmas ante los riesgos de retroceso y la simulación.

Me atrevería a utilizar el término de parajodas para calificar lo sucedido en el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE).

Como reportera de la cotidianidad legislativa no tengo la más mínima duda de que, en la polarizada arena partidista mexicana, una causa sigue uniendo sin decoro alguno a los hombres de nuestra clase política: la resistencia a la paridad en el acceso a los cargos de elección popular y a la igualdad sustantiva –de hecho, de fondo– en el ejercicio del poder.

No hay partido ni dirigencia que pueda ser ejemplo de acreditada excepción.

Y la prueba más evidente es que en un sexenio en el que los consensos y los acuerdo escasean, la mayoría de los coordinadores de las bancadas parlamentarias en San Lázaro habían pactado –en el primer cuatrimestre del año– una reforma para echar atrás las facultades del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que le permiten hacer cumplir la paridad en las candidaturas, así como otras acciones afirmativas.

Desde entonces quedó claro que a las cúpulas partidistas les molesta, enoja, incomoda y estorba la vigilancia del INE y del TEPJF en el cumplimiento de un principio establecido en la Constitución desde 2014 y en decenas de leyes desde 2019 bajo la perspectiva de que la paridad debe cumplirse en todos los ámbitos de la administración federal.

La presión de las colectivas de mujeres y de legisladores de diversos partidos logró frenar ese retroceso.

Ese dictamen legislativo diseñado en lo oscurito entre los coordinadores de los diputados confirmó la resistencia que ya habíamos atestiguado entre los líderes de las bancadas del Senado en 2020, cuando la consejera Carla Humphrey Jordan, al frente entonces de la Comisión de Igualdad de Género en el INE, logró construir con la mayoría de sus compañeros un acuerdo para aplicar por primera vez el criterio de paridad en las candidaturas a gobiernos estatales.

Por eso logramos pasar de dos a 10 gobernadoras en menos de dos años. Así que lo sucedido el jueves en el Consejo General del Instituto no es más que otra piedra de aquellos lodos del patriarcado que se niega a compartir el poder.

La novedad grave ahora es que la presidenta del INE, Guadalupe Taddei, y la encargada del Secretariado Ejecutivo, María Elena Cornejo Espara, se prestaron a lo que muy bien la consejera Dania Ravel tildó como “una chicanada”.

Nos referimos a la supuesta confusión de este 19 de octubre, cuando los votos fueron insuficientes para ordenar a los partidos que postulen cinco mujeres y cuatro hombres en la renovación de las nueve gubernaturas que se disputarán el próximo año.

Si observamos la escena en la que los consejeros presuntamente se hacen bolas ante la pésima conducción de Cornejo Esparza, es clara la deliberada intención de los consejeros Norma de la Cruz y Uuc-Kib Espadas de dar por muerto el acuerdo.

¿Ensayaron? ¿Alguien les pidió boicotear el acuerdo? ¿A qué partido se le descuadran sus cálculos si en vez de cuatro mujeres son cinco las que deben postular? Seguramente a todos.

A pesar de que se había dicho que entre los 11 consejeros se tenían los votos suficientes para aprobar el proyecto en lo general, y discutir en lo particular algunos aspectos, de manera burda se le dio por enterrado cuando seis de ellos no levantaron la mano para avalarlo.

Se supone que la sesión se repondrá el próximo martes en el INE y que habrá de retomarse el compromiso.

Más allá de las nuevas tretas que puedan diseñarse, resulta parajódico que habiendo dos prospectos presidenciales mujeres, en sus partidos sigan pataleando ante la obligada paridad.

¿Serán Claudia y Xóchitl aliadas en la defensa de este principio? ¿Cuentan con el poder sustantivo para fijar las reglas para definir a sus futuros acompañantes en las elecciones estatales?

¿Podrá la abanderada del Frente Amplio por México defender el carácter ciudadano de su candidatura y la oferta de un gobierno de coalición por encima del reparto de cuotas de los dirigentes del PAN, PRI y PRD? ¿Y de consolidar ese liderazgo, será promotora de la paridad en los hechos?

¿En su calidad de coordinador de facto de la campaña de Sheinbaum, dejará el presidente López Obrador que la candidata determine con quiénes buscará relevarlo?

Por lo pronto, la exjefa de Gobierno protagoniza una parajoda: al ejercer su liderazgo en la CDMX, ha inclinado deliberadamente la balanza en favor de Omar García Harfuch, su exsecretario de Seguridad, un perfil ajeno a las bases de su partido, en detrimento de una política con arraigo morenista, Clara Brugada, exalcaldesa de Iztapalapa y feminista. (Ivonne Melgar, Excélsior, Nacional, p.8)

.

.

Doble fondo

¿Cómo traicionamos al patriarcado, señores?

Es una vergüenza. Somos una vergüenza como país: hubo más de 47 mil mujeres víctimas de lesiones dolosas entre enero y agosto (últimos datos disponibles). Son al menos 195 mujeres golpeadas, pateadas, heridas cada día en este país de hombres golpeadores. Un país con más de 195 mil delitos de violencia familiar en el mismo periodo, 812 por día. Un país con más de 4 mil casos de violencia de género, 500 al mes. Un país con más de 15 mil 800 casos de violación en ocho meses, 65 al día.

Estamos a punto de tener una mujer presidenta. Claudia Sheinbaum o Xóchitl Gálvez romperán el techo de cristal más alto del país —políticamente hablando—, pero México sigue siendo un país machísimo. Y los hombres no sólo no nos enteramos cabalmente de todos —subrayo: todos— nuestros machismos cotidianos, sino que realmente no hacemos lo que tenemos que hacer cada día para deconstruirnos profundamente hasta extirpar esos atavismos, esos machismos que seguimos perpetrando y reproduciendo una y otra vez.

Las mujeres mexicanas (y las de todo el mundo) llevan décadas —siglos— luchando contra la misoginia que caracteriza a millones de hombres en todos los ámbitos de la sociedad; han avanzado a pasos agigantados en su conciencia libertaria e igualitaria, han triunfado en sus múltiples batallas para sacudir conciencias en pro de la igualdad de género. Han escrito, escrito y escrito, y denunciado, denunciado y denunciado, y nosotros, los hombres, ¿qué hemos hecho realmente?

Mirándome a los ojos, o mejor: mirando a los ojos de cualquier mujer, ¿qué has hecho tú —hombre— para traicionar al patriarcado? ¿Has dejado de frecuentar amigos machos que violentan a sus mujeres? ¿Intentaste sacudirlos, interpelarlos, cuestionarlos? ¿Qué cosas concretas has dejado de hacer que agraviaban a las mujeres en tu casa, en tu universidad, en tu trabajo? ¿Y tus hijos, qué tal van de sus machismos? ¿Y tus amigotes? ¿O te sigues riendo de sus violencias verbales contra las mujeres, de sus chistes cosificadores, de sus actitudes que nulifican a ellas? ¿Denunciaste a acosadores, los corriste si eras su jefe, o los encubriste, festejaste y apapachaste?

Algunos tenemos el desparpajo de afirmar que hemos acompañado a las mujeres en sus luchas y mil batallas, pero la verdad es que en momentos de severas crisis podemos damos cuenta de que estamos estancados, de que vamos lejísimos de ellas en la toma de consciencia acerca de todo lo que no es permisible porque hay decenas, cientos de actitudes nuestras que las vulneran, las agreden, las ofenden, las lastiman, las denigran, las parten, las rompen, las separan. Las defraudan. Y eso, eso es inadmisible.

¿Cómo demonios sometemos nuestro machismo incrustado -con todo y eso que definen como “micromachismos”? Escuchándolas, leyéndolas, entendiéndolas y haciendo algo. ¿Qué? Exterminar todos nuestras actitudes machas, todas. Ellas no tienen razón alguna para soportarnos. Ellas quieren quien las acompañe con respeto en libertad. Quieren quien las quiera, no quien las pretenda dominar. Quieren quien las escuche, no quien pretenda nulificarlas o explicarles cómo deben ser y lo que deben pensar y decir. Nada menos.

Por recomendación de mi compañera —Julia—, estoy leyendo el libro de Lydia Cacho #Ellos Hablan: Testimonios de Hombres, la relación con sus padres, el machismo y la violencia (Editorial Debate), una serie de entrevistas a varios hombres donde ella no interviene, sólo transcribe magistralmente, y me ha dejado estupefacto el estado de ignorancia de ellos: en serio, con alguna excepción, no se dan cuenta de nada. No entienden que no entienden. Básicamente culpan a las mujeres de las violencias y no perciben sus propios machismos.

Urge que nos reinventemos para dinamitar el machismo, todos los machismos, y que emprendamos la lucha nosotros mismos para extinguir el patriarcado de las existencias de ellas, pero sobre todo, de las nuestras. (Juan Pablo Becerra-Acosta M., El Universal, Nación, p.8)

.

.

Legalidad en vilo

La Suprema Corte definirá si el Plan B de AMLO se promulga (Fotoarte: Steve Allen / Infobae México)

Una de las mayores insuficiencias del país ha sido el lento curso hacia la legalidad. Son muchos los esfuerzos realizados, pero la realidad ratifica un panorama lamentable. Un efecto de este rezago es la impunidad, causa de muchos otros graves problemas, como la violencia y la inseguridad, la corrupción, el precario crecimiento económico, la persistencia de una mayúscula informalidad y un largo etcétera.

Ante lo multifactorial del problema, resulta desproporcionado señalar al sistema de justicia como el responsable de una situación que es mucho más compleja y apunta a soluciones de mayor calado en las que debe ser centro de atención la sociedad. La cultura de la legalidad acusa una enorme pobreza y en la práctica, muchos han interiorizado las coartadas ilegales a manera de resolver su circunstancia.

La sociedad no está absuelta de responsabilidad, mucho menos los gobiernos, con singulares excepciones. Diversos estudios revelan que lo mejor del sistema de justicia es el Poder Judicial Federal y la Corte, que lo peor está en los ministerios públicos y en las policías municipales y estatales; tampoco no todas, por cierto.

El presidente López Obrador ha emprendido una feroz embestida contra la Suprema Corte. La confrontación es en todos los frentes, incluso buscando ahogarla financieramente por la vía del presupuesto y la inconstitucional apropiación de los fideicomisos creados para fortalecer la independencia judicial. Los fideicomisos no son entidades, son contratos que así se han constituido para asegurar auditoría, control y buen destino de los recursos allí consignados. Es preciso subrayar: los ministros de la Corte no son beneficiarios de los fideicomisos en forma alguna, sí lo son los trabajadores, y de allí la protesta de éstos.

Más allá de la polarización y el maniqueísmo con propósitos electorales, el país se debe un debate a fondo sobre la manera de fortalecer el estado de derecho. A pesar de que las propuestas de campaña debieran dar espacio a esto, en la práctica no son las mejores condiciones por el desapego a la verdad y el cinismo propio de los candidatos que privilegian objetivos electorales. (Liébano Sáenz, Milenio, Al Frente, p.2)

.

.

Política Irremediable /

¡Rateros, el tren cruza toda Centroamérica!

Y sí, la corrupción ha sido una de las grandes plagas de México. Y, lo peor, no es un vicio que acostumbren nada más las élites sino que cualquier inspector de vía pública te hincará el diente inventando que te falta un misterioso certificado para operar tu negocio. Encima, antes de lograr que tu establecimiento comenzara a funcionar, debiste ya untarle la mano a no sé cuantos otorgadores de permisos, dedicados ellos a estorbar deliberadamente las gestiones para que tú, en la desesperación de quien ha invertido ingentes recursos sin obtener todavía retorno alguno, termines por apoquinar la cuota exigida y destrabar así el atorón.

Los agentes policiacos que extorsionan a los emigrantes que cruzan nuestro territorio de camino a la tierra prometida no son especímenes de la subespecie de PRIAN, señoras y señores, sino mexicanos de cepa pura provistos, eso sí, de un uniforme con el que se sienten facultados para despojar a los más desamparados de este mundo, a los que no sólo tuvieron que huir de sus países sino que se encuentran, aquí, con otro infierno.

Este sistema de flagrantes desvalijamientos, propiciado por la cultura nacional de ilegalidad, es el que nos ha condenado como nación: el emprendedor honesto —el mexicano es un comerciante nato y, esto, desde los tiempos del capitalismo mexica— no puede abrirse paso por cuenta propia sino que necesita siempre de complicidades y acuerdos, así de forzosos como puedan ser, con los atracadores anidados en el aparato público.

La gran materia prima de que se sirve el régimen de la 4T para arremeter contra el antiguo orden establecido es, justamente, el espantajo de la corrupción. Pero los pregoneros del oficialismo no denuncian jamás la inmoralidad del pueblo bueno sino que se empeñan, machaconamente, en señalar a los “ricos y poderosos” como únicos y exclusivos depositarios de la podredumbre y merecedores, en esa condición, de todos los escarnios posibles.

Justamente, en lo que toca a la repartición de injurias, acabamos de ver la embestida de la diputada Dionicia Vázquez García en la Cámara: “Son unos corruptos, unos desgraciados, unos malvados y unos malditos, eso es lo que son: rateros, asesinos, corruptos”, vomitó, en la tribuna, para calificar el rechazo de las fuerzas opositoras a la apropiación de los fideicomisos del Poder Judicial de la Federación que aprobaron al unísono sus correligionarios.

No abrió la boca, sin embargo, para evidenciar la extorsión de los cuerpos policiacos contra los emigrantes indefensos, ni habló del fraude ocurrido en Segalmex (entre 9 mil y 11 mil millones de pesos esfumados), ni de las adjudicaciones directas que otorga a manos llenas el gobierno. Cosas, todas, que testimonian de una desaforada y galopante corrupción. No de antes. De ahora.

Lo de que el mentado Tren Maya va a cruzar cuatro (o cinco, según el trayecto) naciones centroamericanas para llegar a Panamá viene siendo un mero detalle en la enfurecida alocución de la diputada. Aunque, pensándolo bien, ¿tener a gente tan ignorante en el Congreso, no es también una forma de corrupción? (Román Revueltas Retes, Milenio, Política, p.9)

.