29 de noviembre de 2022

La política NACIONAL

Sábado 24 de septiembre de 2022

.

Templo Mayor

NI PIES ni cabeza tiene la propuesta de Andrés Manuel López Obrador de hacer una “consulta” sobre el tema de la militarización para preguntarle al “pueblo bueno” si quiere a la Guardia Nacional en la Sedena y si los militares deben seguir en las calles más allá del 2024.

PRIMERO, porque sería un ejercicio absolutamente ilegal y, segundo, porque el Presidente pretende que, en vez de que la organice un organismo imparcial como el INE, lo haga la Segob que encabeza su corcholata Adán Augusto López.

ASÍ ES QUE esa ocurrencia presidencial, que es un despropósito en materia de derecho constitucional, bien podría ser objeto de una consulta… pero legal o incluso, por tratarse de una verdadera locura, de una consulta ¡psiquiátrica!

-…-

QUIEN está tratando de encontrarle la cuadratura al círculo en el complicado tema de la economía colaborativa es la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde.

LA PRÓXIMA semana se reunirá con trabajadores que reparten productos comprados en plataformas digitales para plantear una ley que regule esa actividad en la que actualmente participan alrededor de 500 mil personas en el país.

LO COMPLEJO del asunto es encontrar el punto medio entre la necesidad que tienen esos trabajadores de mantenerse como autónomos y tener horarios flexibles y la supuesta intención del gobierno de garantizarles seguridad laboral y social.

Y FALTA ver qué opinan las empresas que operan esas aplicaciones y que en el primer semestre del año pagaron casi 700 millones de pesos de impuestos, pues lo peor que le podría pasar a esa actividad que genera empleos y recaudación fiscal sería una sobrerregulación que inhiba su crecimiento.

-…-

AQUELLOS que todo el día cantan las loas a la 4T están adoptando, en dos asuntos muy relevantes, un nuevo estribillo que suena más bien a la aceptación de la derrota que al tono triunfalista de los primeros tres años del actual gobierno.

MIENTRAS la inflación sigue subiendo afectada en parte por factores internacionales que el gobierno no puede controlar, el discurso oficial es que se ha logrado mucho con los “acuerdos” con empresarios para que no suban los precios y que, si no fuera por esas acciones, la cosa estaría peor.

UN ARGUMENTO muy similar se esgrime al revisar las preocupantes cifras de homicidios dolosos, e incluso se presume que sin la actual “estrategia” de “abrazos, no balazos” serían muchos más los muertos.

TAL PARECE que aquel lema morenista que decía: “Estaríamos mejor con López Obrador” va que vuela para acabar en un autocomplaciente: “Estaríamos peor sin López Obrador”. (F. Bartolomé, Reforma,Opinión,p.10)

.

.

Bajo Reserva

Estado de alerta en Palacio Nacional

Nos comentan que el Gabinete de Seguridad está en estado alerta y se prevé que el lunes sean desplegados docenas de elementos de seguridad federales y de la Ciudad de México para proteger Palacio Nacional de presuntas amenazas por parte de grupos radicales que buscan lanzar bombas molotov y piedras en la marcha por el octavo aniversario de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa por lo que, nos detallan, las vallas metálicas de más de dos metros podrían ser instaladas para proteger el recinto histórico y residencia del presidente Andrés Manuel López Obrador. Además, las vallas se quedarían hasta el 2 de octubre porque también se espera hostilidad de algunos grupos aprovechando la conmemoración de la matanza de Tlatelolco.

Los fondos buitre y la deuda de TV Azteca

Nos cuentan que a los tenedores de bonos de TV Azteca podría esperarles una fuerte decepción porque la televisora del Ajusco está por iniciar su defensa jurídica, tanto en México como en Estados Unidos, frente a la intención de un grupo de acreedores de que se liquide anticipadamente el bono con vencimiento en 2024 por un total de 400 millones de dólares. Nos aseguran que la ofensiva legal y mediática que este grupo de llamados fondos buitre, entre los cuales destacan Cyrus Capital Partners, L.P. y Contrarian Capital Management, indica que solo buscan retirar sus ganancias sin ser sensibles a la realidad que enfrentan la empresa y la industria en general, pero la empresa mexicana mantiene su compromiso al diálogo para alcanzar soluciones favorables para todas las partes, al tiempo que seguirán en la misma ruta de la disciplina financiera, que le ha permitido liquidar 4 mil millones de pesos de su deuda en los últimos 18 meses.

Sin definirse, el voto sobre la elección de Tamaulipas

Frente a la percepción de algunos dentro del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) acerca del papel del magistrado presidente ante el próximo fallo sobre la elección de gobernador de Tamaulipas, nos aseguran que Reyes Rodríguez Mondragón no ha establecido el sentido de su voto y que sólo lo hará cuando el proyecto de resolución sea sometido a votación en sesión pública del pleno de la Sala Superior, cosa que ocurrirá en los próximos días, y nos aseguran que no hay sustento en la idea de que pudiera estar cabildeando en ningún sentido con sus compañeros magistrados, pues cada uno decide con plena libertad y apego a la ley (El Universal, A2, p.2)

.

.

Ayotzinapa el encubrimiento

LINOTIPIA / Peniley Ramírez

Casi todos los 43 normalistas que desaparecieron el 26 de septiembre de 2014 fueron asesinados, descuartizados y enterrados esa misma noche. Los criminales de Guerreros Unidos pensaron en quemarlos, pero eran muchos cadáveres y cambiaron de opinión. Se los repartieron. Cada grupo criminal se deshizo de los restos a su cargo como pudo.

A una de las células criminales le encomendaron disolver a 10 jóvenes en ácido. No tenían material suficiente. Disolvieron a cinco. A los demás los cortaron en trozos, con machetes, y los enterraron. Uno de los criminales desolló a un estudiante. Quería impresionar a su jefe.

Casi al amanecer, varios encargados de esas células avisaron a sus jefes que el trabajo estaba terminado. Cuando amaneció, seis jóvenes seguían vivos. Los llevaron a una bodega cercana. Los asesinaron días después, por órdenes del entonces coronel del Ejército José Rodríguez.

La decisión de matar a los normalistas se tomó en la noche del 26. Los criminales creían que algunos jóvenes trabajaban con un grupo criminal contrario. El alcalde de Iguala, José Luis Abarca, dijo que no quería a ningún estudiante vivo. «Los nacos hicieron enojar a mi papá. Dijo que recuperaran la mercancía y que los chingaran a todos. Nunca vi a mi papá tan molesto. Total, me fui a acostar», escribió la hija de Abarca a una amiga.

Días después, el escándalo por la desaparición de los estudiantes crecía. Abarca avisó a sus contactos en el Ejército que Tomás Zerón, enviado por Enrique Peña Nieto, le había propuesto que pidiera licencia y desapareciera. Dijo que le había ofrecido que se declarara autor intelectual del asesinato y que luego lo sacarían del país.

A partir del 29 de septiembre, comenzó el encubrimiento. En los chats donde antes habían coordinado los asesinatos, criminales, funcionarios y militares hablaban de cómo desenterraban cuerpos para llevarlos al 27 Batallón de Infantería. Allí no entraría nadie. A mediados de noviembre, seguían desenterrando y moviendo cuerpos.

Han pasado ocho años. Hace unas semanas, la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa publicó un informe con su investigación. El informe se divulgó en una versión pública, donde está testada casi toda la narración y los mensajes que se intercambiaban los participantes, sus parejas, sus hijos. Los mensajes muestran el oprobio de aquella noche, las semanas y meses siguientes.

Obtuve una copia de ese informe, sin testar. Contiene el relato y las citas que escribí en los primeros párrafos de esta columna. Decidí escribirlo con la misma crudeza como aparece en el documento, con los criminales hablando de los estudiantes como si fueran animales. No lo logré. Los mensajes muestran la deshumanización y violencia de algunos sectores de la sociedad mexicana, que deberían obligarnos a reflexionar acerca de lo que hemos hecho mal como país.

El informe dice que la verdad histórica fue una construcción, un invento político. Dice que esa verdad impidió que se investigaran otros hechos que estuvieron siempre en las comunicaciones de los participantes de las horas aberrantes de aquel septiembre.

Durante años, la prensa y los activistas se enfocaron en demostrar que los jóvenes no pudieron ser quemados en el basurero de Cocula. Este informe abre una nueva serie de líneas de investigación, sugiere nuevos sitios dónde buscar los restos.

La Comisión cree que Ayotzinapa fue un crimen de Estado. No señala a los militares y funcionarios federales solo por haber sido omisos en proteger a los jóvenes, aunque los vigilaban desde que salieron de la normal de Ayotzinapa. Pide que se investigue si participaron en el homicidio, el ocultamiento y el traslado posterior de sus restos al campo militar, días, semanas y meses después de los asesinatos.

La defensa de Zerón me dijo que su cliente nunca habló con Abarca antes de su arresto, no negoció con él, ni le ofreció nada. La defensa de Rodríguez ha dicho que es inocente. La fuente que me compartió el documento me dijo que lo hace porque considera que es vital que se investiguen estas nuevas pistas.

Si se investiga esta nueva cronología, quizá descubramos que Ayotzinapa es un caso del que hemos leído mucho, pero del que no sabíamos casi nada.

@penileyramirez

.

.

Trascendió

Que después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador acordó con los distribuidores y productores de alimentos básicos mantener los precios para controlar la inflación, este viernes los empresarios tuvieron reuniones con la Secretaría de Hacienda para afinar detalles sobre el plan que se anunciará el próximo 3 de octubre. En tanto, en algunos comercios del país el kilo de tortilla alcanzó un precio histórico máximo de 31 pesos, debido al aumento en el costo del maíz y la harina, así como el incremento en las tarifas de energéticos, salarios y efectos climáticos.

Que la próxima semana el secretario de Gobernación se reunirá con los senadores como parte de las comparecencias por la Glosa del Informe, encuentro por venir en medio de la nueva discusión por la prórroga hasta 2028 para que las fuerzas armadas apoyen en labores de seguridad. Ese tema, por cierto, fue el que llevó a Adán Augusto López a aparecerse a menudo por el inmueble de Insurgentes y Reforma en días anteriores, aunque sin los resultados esperados. Según AMLO, faltó un solo voto.

Que el juez Samuel Ventura Ramos fue blanco ayer desde Palacio Nacional, donde el Presidente recriminó a los mandos del Poder Judicial por su defensa de los jueces que han liberado a decenas de acusados por la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa; después desde las afueras del Campo Militar Número Uno, donde los padres de los 43, en voz de su abogado Vidulfo Rosales, lo acusaron de “sesgo”, y anoche desde el Gabinete de Seguridad, que presentó denuncia contra el juzgador por “obstrucción de la justicia”.

Que sin embargo, quienes se llevaron la peor parte fueron los 39 policías, militares y agentes de la Guardia Nacional lesionados por los proyectiles y bombas molotov que lanzaron los manifestantes reunidos frente al Campo Militar Número Uno por el aniversario de la noche de Iguala, si bien Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación, se apresuró a deslindar a los padres de los 43 de la agresión. (Milenio, Al frente, p.2)

.

.

Sacapuntas

Festejo anticipado para Adán 

De manteles largos está hoy el secretario de Gobernación, Adán Augusto López. Festeja su cumpleaños, pero desde ayer políticos de todos colores empezaron a felicitarlo y a reconocer su labor como encargado de la gobernabilidad del país. De hecho, Rosa Icela Rodríguez, Luis Cresencio Sandoval, Rafael Ojeda, Ricardo Mejía Berdeja, Estela Ríos, Luis Rodríguez Bucio y Lázaro Cárdenas lo festejaron con dos pasteles de chocolate, al terminar la reunión del gabinete de seguridad. 

Vila y Maru, con jóvenes panistas 

Mucha atención hay que poner hoy al encuentro juvenil del PAN, en Guanajuato. El evento, presidido por el dirigente Marko Cortés puede convertirse en una pasarela de presidenciables, porque, de entrada, asiste el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila. Y además del anfitrión Diego Sinhue también va la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos.

Baja, en el grupo plural 

Se reduce el grupo plural del Senado: Alejandra León Gastélum se suma a la bancada de Movimiento Ciudadano, y deja a la fracción liderada por Germán Martínez y Gustavo Madero con sólo cuatro integrantes. La invitación para la bajacaliforniana fue de la dirigencia emecista, al mando de Dante Delgado, y el líder de sus senadores Clemente Castañeda.

Absuelven a unos, persiguen a otros

Orden de captura giró el juez Enrique Beltrán contra el exprocurador de Guerrero, Iñaki Blanco; el exsecretario de seguridad del estado, Leonardo Vázquez, y la expresidenta del Tribunal Superior de Justicia local, Lambertina Galeana, pues los vincula con el caso Iguala. Antes, el juez Samuel Ventura absolvió a José Luis Abarca y otros 24 implicados en ese crimen.

Un eterno retorno

Para largo puede irse la aprobación de la reforma que dejaría a las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad hasta 2028. La oposición en el Senado, presidido por Alejandro Armenta, está abierta a modificar la minuta que les envío la Cámara de Diputados. Si le cambian algo y la aprueban se regresa a San Lázaro, donde podrían hacerle otros ajustes. Y volvemos a lo mismo. (El Heraldo de México, La 2, p.2)

.

Rozones

Encinas, ahora también con otro frente

Y quienes siguen de cerca asuntos diplomáticos nos recomiendan no perder de vista lo que ocurra entre los gobiernos de Israel y México en el caso de Tomás Zerón, luego del ataque perpetrado a la sede diplomática de aquel país por parte de afines al movimiento, que reclaman justicia en el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Y es que el pasado 21 de septiembre realizaron pintas y destruyeron cámaras para exigir la extradición del extitular de la Agencia de Investigación Criminal. Por los hechos, el embajador Zvi Tal hizo un serio reclamo. El subsecretario Alejandro Encinas ayer destacó la “comunicación constante” que mantiene la Cancillería con la embajada de Israel y que las autoridades de los dos países trabajan para, en conjunto, lograr la extradición. Ahí el dato.

EL PRI Y EL “CÓMO SÍ”

Nos cuentan que el PRI cada vez se da más a querer por Morena y el Gobierno, pues decisiones que antes se encontraban con un “no” de la oposición, ahora están encontrando un “cómo sí” en el tricolor. Y es que ayer el coordinador de la fracción del otrora partidazo en San Lázaro, Rubén Moreira, propuso que sea el Inegi el que realice una encuesta para que los ciudadanos expresen su opinión sobre el tema de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública. Su propuesta sucedió a la del Presidente, quien en su mañanera había planteado que se realizara una consulta e incluso dio a conocer una serie de preguntas tentativas. Pero fue el priista quien ya planteó una opción alternativa que implica, además, ahorrar, palabra clave cuando se habla de austeridad republicana y pobreza franciscana.

ESPACIOS RENOVADOS

Y donde no paran las obras, en este caso relevantes para fomentar el ecoturismo, mejorar los espacios de convivencia familiar y fortalecer la vocación ecológica, es en el Estado de México. Ahora fue el recién renovado Parque Estatal Sierra de Nanchititla, ubicado en el municipio de Luvianos, el que entregó el gobernador Alfredo Del Mazo. Se trata de un espacio ubicado en una de las áreas naturales protegidas más grandes que existen en la entidad. “El 44 por ciento del territorio mexiquense son Áreas Naturales Protegidas, y esto es una gran oportunidad, pero también es una gran responsabilidad cuidarlas, conservarlas, tenerlas en buenas condiciones”, refirió. Nos comentan que en este lugar los visitantes pueden disfrutar de cabañas, áreas para acampar y también espacios para hacer senderismo o ciclismo de montaña.

DESCONTENTO AQUÍ Y ALLÁ

Nos hacen ver que los mensajes provenientes de Gobernación y de Palacio Nacional no impidieron que ayer las protestas, que han subido de intensidad, ahora se llevaran a cabo en la principal instalación castrense del país, el Campo Militar número 1. Encapuchados afines al movimiento que reclama justicia en el caso de los 43, lanzaron petardos y cohetones y vandalizaron el inmueble en una acción que dejó una treintena de lesionados. En la víspera del octavo aniversario de la desaparición de los normalistas, y ahora ya con un gobierno de la 4T, el reclamo de que haya más avances en las acciones de justicia, da cuenta de un descontento en el movimiento, pero también está provocando otro en el sector militar, nos comentan.

NUEVOS TIEMPOS PARA QUINTANA ROO

Un hecho relevante tendrá lugar mañana en Quintana Roo. Y es que en esa entidad asumirá el Poder Ejecutivo por primera vez una mujer, la morenista Mara Lezama, quien también será la novena gobernadora en el país. Este hecho ha generado, nos hacen ver, altas expectativas que podrían ser cumplidas si se consideran algunos datos: Lezama tiene experiencia de gobierno, ya que encabezó con éxito por más de tres años, pues obtuvo la reelección, el municipio de Benito Juárez. En ese periodo se colocó en la lista de los 50 mejores presidentes municipales de México y destacó en el top 10 de los más honestos. En las pasadas elecciones, además de lograr la gubernatura de forma aplastante, su partido consiguió la mayoría en el Congreso. Empieza, pues, un nuevo tiempo para los quintanarroenses.

“SOMOS CAPACES DE GOBERNAR”

Amplio arropo, nos comentan, el que recibió ayer la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, durante el foro “Alcaldesas y Electas Iberoamericanas: Mujeres en Política para la Construcción de la Paz”, en el cual destacó que la Cuarta Transformación representa una reivindicación del papel de las mujeres en la vida pública. En su participación, ante unas 600 delegadas de varios países, y en la que se escucharon nuevamente los gritos de “¡presidenta, presidenta!”, la funcionaria habló de la necesidad de que las mujeres avancen más en el ámbito municipal, pues actualmente encabezan 20 por ciento de los gobiernos de ese nivel en nuestro país, y destacó: “Somos capaces de gobernar”. En el evento, nos dicen, montones de participantes se le arremolinaron para tomarse su selfie. (La razón, La 2, p.2)

.

.

El gobierno de los muertos

Esta es la mala noticia: el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ya es el más violento de la historia moderna del país. Durante su gobierno se han registrado más homicidios dolosos que en las presidencias de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón. Y aún le quedan poco más de dos años en el poder. Su estrategia de seguridad es un fracaso.

De hecho, desde la Revolución y la Guerra Cristera no se habían reportado tantos asesinatos en un solo gobierno de la República. Y esta afirmación está basada en cifras oficiales.

No hay otros datos.

La información surge del propio gobierno de AMLO. Desde que el Presidente tomó posesión, el 1o. de diciembre del 2018, hasta el 31 de agosto del 2022 fueron asesinados 126,206 mexicanos, según las cifras oficiales publicadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. No podemos normalizar esta cifra. Detrás de cada asesinato hay un nombre, un apellido, una familia y una vida destruida.

Estos 126,206 asesinatos durante el gobierno de López Obrador ya superan los 124,478 homicidios dolosos durante el gobierno de Peña Nieto, según el mismo Sistema de Seguridad Pública. Y también son más que los 121,683 asesinatos en la Presidencia de Felipe Calderón, de acuerdo con el conteo del INEGI.

El Presidente ha culpado a los dos gobiernos que le precedieron de crear las condiciones de la actual violencia en el país. Es posible. Y ha apuntado a una ligerísima baja en el porcentaje de homicidios dolosos y a que no son crímenes de Estado. También es cierto. Pero se acabó el tiempo para dar excusas. Más de 30 millones de mexicanos votaron por él para encontrar una solución a los principales problemas del país. AMLO ha fallado en su misión más importante; salvar la vida de decenas de miles de mexicanos.

En la mañanera del jueves -donde le agradecí al Presidente la oportunidad de preguntar con total libertad- le pedí que rectificara su estrategia. Pero no quiso. “No vamos a cambiar la estrategia porque nos está dando resultados”, me dijo.

Las proyecciones sugieren un futuro muy sangriento.

En agosto de este 2022 asesinaron a 2,624 personas. De seguir así en los 25 meses que le quedan de gobierno, habría que sumar otros 65,600 asesinatos a los 126,206 que ya se reportaron. Es decir, si las cosas no cambian y rápido, el gobierno de López Obrador podría terminar el 1o. de octubre del 2024 -la nueva fecha de entrega de gobierno- con más de 191 mil muertos. Ese sería su terrible legado.

Esta proyección fatalista -191 mil muertos en un sexenio- debería poner a todos a correr y generar un sentido de urgencia. Pero no lo veo. Como en un cuento de Juan Rulfo, muchos en el pueblo se han acostumbrado a convivir con la muerte.

Las reuniones a las seis de la mañana con todo el gabinete de seguridad han sido insuficientes y poco productivas. Por más que AMLO diga que “vamos bien”, muchos mexicanos saben que eso no es cierto.

El 68 por ciento de los encuestados recientemente por el diario Reforma asegura que la violencia ha aumentado; solo un 10 por ciento contestó que ha disminuido. Y sobre la presencia del crimen organizado, la respuesta es similar: 63 por ciento cree que ha aumentado y únicamente el 9 por ciento considera que ha disminuido.

Los datos son los datos. Por más que AMLO pretenda dar una imagen positiva de la realidad en sus mañaneras, la calle está muy dura. Cada día matan a 84 mexicanos, en promedio, basándonos en las cifras de agosto pasado.

Pero no solo quiero apuntar lo que está mal.

Mi propuesta es la realización de una convención nacional contra la violencia con participación de expertos mexicanos y extranjeros. (El Sistema Universitario Jesuita también ha hecho una serie de propuestas muy valiosas). Hay que analizar el problema y proponer varias soluciones, a nivel local y federal. Pero eso requiere el compromiso del Presidente de considerar las propuestas que de ahí salgan. Es por el bien de todo México. Es una emergencia. Es para no llegar a los 191 mil muertos.

Mientras tanto, el gobierno de AMLO ya es el más violento de nuestra época. Esta no es, por supuesto, la manera en que el Presidente quería pasar a la historia. Pero el suyo, en parte, será recordado como el gobierno de los muertos. (Jorge Ramos Ávalos, Reforma, Opinión, p.10)

,

,

Serpientes y Escaleras /

Ayotzinapa: choques en el gabinete, molestia en el Ejército

Como si no bastaran las acciones de violencia y ataques de estudiantes normalistas en contra de instalaciones militares, primero en Guerrero y ayer en el Campo Militar No. 1 de la Ciudad de México —la instalación más importante y emblemática del Ejército mexicano, donde los jóvenes encapuchados destruyeron los accesos, pintarrajearon y tiraron letreros y lograron ingresar varios metros adentro del territorio castrense— las 20 órdenes de aprehensión giradas en contra de altos mandos y tropa militar, por el caso Ayotzinapa, han provocado la ira de las cúpulas en la Secretaría de la Defensa Nacional en contra del subsecretario Alejandro Encinas.

Tanto en la oficina del general secretario, Luis Cresencio Sandoval, como entre los generales del Ejército, están inconformes y molestos por la forma en el que el encargado de la Comisión para la Verdad y la Justicia ha manejado las nuevas investigaciones y ha presionado a la Fiscalía General de la República para que acusara y solicitara a los jueces la detención de elementos castrenses por su supuesta participación en los hechos del 26 de septiembre de 2014, además de imputarles delitos como el de delincuencia organizada por presuntos vínculos con grupos criminales, sin tener “pruebas sólidas” y basado en “testimonios y afirmaciones de oídas de supuestos testigos”, dicen en la Defensa.

Fue tanta la molestia por las acusaciones, que consideran injustas, que desde la Sedena hubo presión para que las órdenes de aprehensión no fueran solicitadas por la Fiscalía o que se desistieran de las acusaciones, algo que no pudieron evitar porque el pasado 19 de agosto el Juez Segundo de Procesos Penales Federales en el Estado de México otorgó las 85 órdenes, entre las que se encontraban las de los 20 elementos castrenses que fueron incluidos por la Comisión encabezada por Alejandro Encinas entre los acusados. El propio general Cresencio Sandoval llegó a plantearle el tema a López Obrador y a externarle al presidente su inconformidad por la forma de actuar de Encinas en contra del Ejército.

Y es que, si bien la inconformidad en el Ejército fue por los 20 acusados militares, hay uno que, particularmente, le ha afectado al secretario, por ser un amigo y compañero e incluso uno de sus mentores en su carrera militar. El general Alejandro Saavedra Hernández, a quien se acusa de haber sido informado la noche del 26 de septiembre de 2014 del secuestro de los normalistas de Ayotzinapa por el gobernador Ángel Aguirre Rivero y de no haber actuado a pesar de presuntamente haber tenido acceso a los videos del C4, era parte del grupo cercano del entonces secretario de la Defensa, general Salvador Cienfuegos, al que también perteneció Cresencio Sandoval. Era tal su cercanía que el nombre de Saavedra, ya para entonces general de División, encabezaba la lista de cinco candidatos que Cienfuegos le presentó al presidente López Obrador, en octubre de 2018, para que lo designara a su secretario de la Defensa Nacional.

Pero López Obrador prácticamente desechó la lista propuesta por Cienfuegos y sorpresivamente decidió que el general Luis Cresencio Sandoval, que no figuraba en dicha lista, sería su titular de la Defensa. Después del 1 de diciembre de 2018, ya como secretario, Cresencio le propuso al presidente que el general Alejandro Saavedra fuera nombrado como su Oficial Mayor de la Sedena, pero el mandatario le negó el nombramiento; semanas después lo propuso para ocupar otro cargo importante, pero también se lo volvió a rechazar. Fueron al menos 5 intentos del secretario de la Defensa para que le autorizara un cargo para su amigo el general Saavedra y todos los rechazó el presidente, hasta que finalmente aceptó nombrarlo como titular del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas, el ISSFAM, considerado un cargo menor dentro del Ejército, el cual ocupó hasta marzo de 2021.

Hoy que hay una orden de aprehensión en contra del general de División, el cargo de más alto rango en los grados militares, se desconoce el paradero de Alejandro Hernández Saavedra. Pero lo que sí es sabido dentro del gabinete lopezobradorista, es la fuerte molestia que existe desde las cúpulas de la Sedena hacia la actuación del subsecretario Alejandro Encinas, a quien culpan de una “campaña de desprestigio y ataque al Ejército” por las acusaciones que emitió contra los mandos y tropa castrense.

A los choques internos en el equipo del presidente por el caso Ayotzinapa, se suma la violenta “jornada de protestas” que emprendieron desde el pasado 13 de septiembre los normalistas de la Normal Isidro Burgos quienes, junto con algunos de los padres de los estudiantes desaparecidos, han estado haciendo manifestaciones que comenzaron en las instalaciones de la 35 Zona Militar en Chilpancingo, continuaron en los ataques a los accesos del 27 Batallón de Infantería en Iguala y luego se trasladaron esta semana a la Ciudad de México, donde lo mismo vandalizaron la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores que la Embajada de Israel en México, pidiendo la extradición de Tomás Zerón, que atacaron las oficinas de la Fiscalía General de la República con piedras y cohetones el pasado jueves, dejando un saldo de cinco policías antimotines de la CDMX heridos.

Pero ayer, las imágenes que se vieron en el Campo Militar No. 1, la instalación más emblemática del Ejército mexicano —aunque también la que tiene más historias negras por detenciones arbitrarias, torturas y desapariciones entre el movimiento del 68 y la Guerra Sucia de los años 70— fueron inéditas: el grupo de estudiantes de Guerrero, varios de ellos encapuchados o con el rostro cubierto, atacaron y vencieron los accesos principales del edificio militar, disparando cohetones caseros y lanzando piedras a un grupo de soldados de la Policía Militar que se apertrechó para impedirles el ingreso al campo.

Aun así, los normalistas lograron tirar al menos dos rejas e ingresaron unos 30 metros adentro del territorio castrense, tiraron los letreros del Ejército, brincaron las bardas y dejaron pintas y consignas. Hubo un momento de máxima tensión, cuando los estudiantes avanzaban hacia adentro del campo y los militares les flanqueaban el paso, en que estuvo a punto de producirse un enfrentamiento, pero los jóvenes se empezaron a replegar y a retirar, después de haber lanzado varios cohetones y pedradas que rompieron los escudos militares, y una vez que huyeron sobre la lateral del Periférico, los soldados avanzaron con una tanqueta lanzando disparos de agua que solo mojaron a los reporteros que permanecían en el lugar, mientras el grupo de policías militares llegaba hasta las rejas derribadas.

Ayer el presidente López Obrador dijo que no está de acuerdo con las “formas violentas” en las que protestan los normalistas de Ayotzinapa y hasta sugirió que pudieron ser infiltrados “por intereses de conservadores”, mientras que el subsecretario Encinas aseguraba que en el grupo que ha causado destrozos y que ha atacado a instalaciones militares y civiles, dejando incluso policías heridos, “no están los padres de los 43 normalistas”. Lo cierto es que, a unas horas de que se conmemoren los 8 años de la tragedia de Ayotzinapa, el ambiente está cada vez más caliente, los padres de los normalistas siguen sin convalidar ni aceptar del todo el informe con las nuevas investigaciones y los militares, que tanto poder acumulan hoy en el gobierno, están molestos por las acusaciones penales en su contra. ¿Qué podría salir mal el próximo lunes 26 de septiembre?

NOTAS INDISCRETAS… Van dos días consecutivos en los que el presidente López Obrador habla del fracaso de la iniciativa de reforma al Quinto Transitorio constitucional en el Senado, primero el jueves y ayer viernes en sus conferencias mañaneras, y en las dos ocasiones afloró el enojo y empacho que trae el mandatario ante la imposibilidad de Morena y sus aliados de haber sacado la iniciativa que alargará la presencia del Ejército en la seguridad y las calles hasta 2028. Anda tan enojado con ese tema el presidente que primero exhibió la lista de los senadores de oposición que rechazaron la propuesta y luego enderezó sendos ataques verbales contra senadores como el independiente Emilio Álvarez Icaza a quien atacó con adjetivos como “falsario” y el coordinador priista del Senado, Miguel Osorio Chong, a quién se refirió como “Chong” y lo llamó “junto a todos los panistas de lo más retrógrada y autoritario que pueda haber, como buenos conservadores”.

Y en medio de su entripado, a López Obrador se le escapó el lunes una confesión sobre la paternidad de esta reforma constitucional cuando dijo que “pasado un tiempo la voy a volver a mandar y le seguiré presentando porque es mi facultad como presidente el enviar iniciativas”. Y ahí, el presidente desnudó todo el acuerdo de impunidad y la negociación política que su gobierno hizo con Alejandro Moreno Cárdenas y Rubén Moreira, porque según ellos habían sido los priistas los autores de esta propuesta. Fue tan sincera y tan inesperada la revelación de López Obrador que el mismo día que reconoció que él había enviado esa reforma al 5to. Transitorio al Congreso, en la Cámara de Diputados se presentó la solicitud de licencia indefinida al cargo de la diputada del PRI, Yolanda de la Torre, a la que hicieron aparecer como autora de la reforma y que ella misma salió a decirnos en una entrevista radiofónica que ella la había redactado, que no se la habían dado ni pedido nadie.

“Oiga Salvador, si yo no tengo marido nomás para que nadie me mande, como iba a aceptar que me mandaran a presentar algo que yo no hice”, nos dijo la ahora diputada con licencia en entrevista el pasado 13 de septiembre en El Heraldo Radio. Es lo malo de hacer tanto coraje, que luego uno termina soltando la sopa como le pasó al presidente. Por cierto, que ha sido tanto el enojo del inquilino de Palacio que ahora propone una “consulta popular” sobre el tema de la militarización, pero no quiere que la haga el INE sino Gobernación. No, pues ya entrados en gastos, mejor que le encargue su consulta patito a su querido Manuel Bartlett, así garantiza que los resultados le salgan completamente a modo…

Los dados mandan Serpiente Doble. Semana de temblores, sustos y tensiones. (Salvador García Soto, El Universal, Nación, p.5)

.

.

Arsenal /

La ley soy yo

No era broma aquello de que “no me vengan con el cuento de que la ley es la ley”. Una y otra vez el presidente López Obrador ha demostrado que no comulga con el Estado de derecho. Cada que se le atraviesan cuestiones legales en sus planes, las hace a un lado.

Es el caso de la permanencia de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta el 2028, no pudo doblar al Bloque de Contención en el Senado. No le alcanzaron los votos para reformar el famoso 5º transitorio de la Constitución, que ordena el regreso de los militares a sus cuarteles y bases en el 2024. El dictamen fue devuelto a comisiones para evitar que fuera desechado. La maniobra de utilizar el PRI para lograr sus propósitos –lo que quedó claro con el mañanero lapsus de que volverá a mandar la iniciativa– se topó con pared en el Senado. Alito pactó; Osorio Chong no.

*El primer mandatario salió ayer con la novedad de que la Subsecretaria de Gobernación –y no el INE– va a organizar una consulta estilo 4T para preguntarle al pueblo si quiere la permanencia del Ejército en las calles.

La consulta que propone viola el artículo 35 fracción 3ª de la Constitución, que textualmente dice: “No podrá ser objeto de consulta la organización, funcionamiento y disciplina de la Fuerza Armada permanente”.

Pero a AMLO le vale gorro. Él quiere su consulta patito. Ya hasta tiene las tres preguntas que haría:

1.- ¿Estás de acuerdo con la creación de la Guardia Nacional y con su desempeño hasta ahora?

2.- ¿Consideras que las Fuerzas Armadas, el Ejército y la Marina deberían mantenerse haciendo labor de seguridad pública hasta el 2028 o que regresen a sus cuarteles en marzo de 2024?

3.-¿Cuál es tu opinión, que la Guardia Nacional pase a formar parte de la Secretaría de la Defensa Nacional o dependa de la Secretaría de Gobernación?

La senadora panista López Rabadán retó al Presidente a que, si hace la consulta, sea dentro de la legalidad. Es decir que la organice el INE. Sugiere, a su vez, otras tres preguntas.

1.-¿Estás de acuerdo con la estrategia de seguridad de abrazar a los delincuentes que ha generado más balazos y más de 130 mil asesinatos?

2.- ¿Quieres que se fortalezcan las policías estatal y municipal?

3.- ¿Quieres que toda la policía tenga de jefe a un militar o a un civil?

 Allí tiene las seis preguntas. Responda usted a las que quiera.

 *El diputado federal de Morena Rubén Gregorio Muñoz, presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento, advierte con franqueza:

“Se invierte en el problema del agua en México o no habrá consolidación de la Cuarta Transformación. Si no se atiende, puede dar origen a uno de los mayores conflictos sociales. ¿Y cómo se atiende? con recursos para tecnificar los 86 distritos de riego, rehabilitar las dos mil plantas de tratamiento que hoy trabajan de manera irregular (más de 1,200 de ellas están fuera de operación); creando un banco de proyectos hidráulicos… Hay que cobrar, además, los 150 mil millones de pesos que se dejan de pagar anualmente en los 2,471 municipios mexicanos”, subraya.

* En el Presupuesto de Egresos para 2023, enviado por la SHCP, hay para la Conagua, 34 mil 500 millones de pesos. Es más del doble de lo que recibió este año, pero no alcanza para hacerle frente al problema. Tampoco para evitar que el agua per cápita, que se consume anualmente, disminuya de 3 mil 692 metros cúbicos, actualmente, a 3 mil 250 para el 2030, como resultado del crecimiento de la población. El tamaño del problema es de 50 mil millones de pesos anuales mínimo, puntualiza el legislador. Muñoz trae en su celular un documento sobre Los desafíos del agua y las alternativas financieras de solución, elaborado por la Comisión que preside.

Ese documento habla de la “paradoja hídrica” en México:

En el norte y centro del país habita 77 por ciento de la población, se genera 83 por ciento del PIB, y sólo se tiene 33 por ciento del agua renovable. En el sur habita 23 por ciento de la población, se genera 17 por ciento del PIB y cuenta con  67 por ciento del agua renovable.

En el capítulo de Los desafíos del agua en México, el texto dice que 50 por ciento del volumen del agua subterránea que se utiliza proviene de acuíferos sobrexplotados.

Y advierte: “Las sequías y las precipitaciones intensas son los riesgos con los que México se enfrenta en materia de vulnerabilidad climática. Ésta ya afecta zonas del país que producen alimentos de la canasta básica. Existe una alta contaminación de las aguas superficiales por descargas de aguas residuales municipales e industriales sin tratamiento, así como agroquímicos”.

El gran reto que tiene el Congreso, concluye el morenista, es ejercer su facultad constitucional, que es la asignación del presupuesto para las obras hidráulicas que el país necesita. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional, p.4)

.

.

Retrovisor /

¿Está Palacio Nacional depurando a la oposición?

El triunfo político que Palacio Nacional obtuvo en la Cámara de Diputados con la llamada reforma del Primor, el 14 de septiembre, se tropezó una semana después con el dique de buena parte de los senadores del PRI, PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y Grupo Plural.

La oposición celebra. Pero es una victoria temporal, porque el gobierno continuará en la pepena de los votos que este miércoles 21 de septiembre no logró cooptar.

Es cierto que formalmente existe una mesa de trabajo en la que el coordinador de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, estaría buscando construir con varios priistas la redacción que sume los 11 votos necesarios para validar la ampliación hacia 2028 de la presencia militar en tareas de seguridad pública.

Con la participación de Jorge Alcocer como asesor del morenista, en ese equipo estarían Jorge Carlos Ramírez Marín y Sylvana Beltrones, del PRI, así como Miguel Mancera del PRD y Emilio Álvarez Icaza, del Grupo Plural, esa pequeña fracción de 4 que se ha vuelto determinante en el Senado por el peso que en la tribuna y en el cabildeo tienen los exmorenistas Germán Martínez y Nancy de la Sierra y el aún panista Gustavo Madero.

Pero el tema de fondo no es modificar el 5o. Transitorio del decreto de creación de la Guardia Nacional para postergar por cuatro años más el plazo de las Fuerzas Armadas que vencería en marzo de 2024.

La prisa del gobierno es acelerar el descarrilamiento de la oposición que, como ha quedado de manifiesto, es vulnerable a las presiones de Palacio Nacional: sea sumando al presidente del PRI, Alejandro Moreno, a quien hace un mes querían desaforar; chantajeando a gobernadores de que sin reforma no tendrán apoyo para afrontar a la delincuencia; activando presuntos expedientes; o con las exhibidas mañaneras, como la lista de este jueves con 21 senadores que, a decir del gobierno, son adversarios de a deveras.

En el PAN hay senadores que por temor o conveniencia están sucumbiendo a la presión: Raúl Paz Alonzo se pasó a Morena; Indira Rosales se ausentó en la sesión del miércoles; y se habla del probable respaldo de Antonio Martín del Campo de Aguascalientes, acaso como regalo del gobernador Martín Orozco, que en dos semanas concluye su encargo.

Y si bien otro trío de panistas podrían estar consultando con la almohada si ceder al canto de Bucareli, la vulnerabilidad mayor radica en la bancada del PRI que conduce Miguel Osorio, al grado que hasta el nombre de una de sus más cercanas colaboradoras, la senadora Nuvia Mayorga, figuraba en la quiniela que el bloque 4T traía el martes de los votos favorables que les darían el triunfo político y legislativo.

Sí, son especulaciones mientras la votación de la reforma sigue pendiente, en un clima de incertidumbre parlamentaria conformado por cadáveres en el clóset, familiares con deudas ante la justicia, expectativas de futuro y miedo a la revisión de arreglos administrativos y financieros que en los discrecionales códigos de Palacio se pintan como corrupción cuando así conviene.

Pero, así como el senador priista Mario Zamora contó con el temple de negarse al chantaje sinaloense, otros prefieren más una alianza con Morena que con el PAN por afinidad política o por animadversión electoral histórica.

Por todo ello, la coyuntura de septiembre ha dejado al descubierto la distancia entre el pragmatismo de los priistas, que parecieran aspirar sólo a sobrevivir y la vocación de competencia del PAN, que todavía no apaga sus veladoras para 2024.

En el PRD de Jesús Zambrano, integrante de la coalición que iba por México, se observa una división similar.

De manera que, independientemente de la suerte que tenga la reforma del Primor, estamos ante una reingeniería de la oposición.

El PAN de Marko Cortés ya se prepara para ir solo en 2023, bajo el consuelo de que las plazas en disputa son priistas, por lo que la separación –aun sin divorcio– de la alianza afecta principalmente a los gobernadores de Edomex, Alfredo del Mazo, y de Coahuila, Miguel Riquelme, porque al ir por separado, los panistas le quitarán votos al PRI.

Y aunque el éxito presidencial en las urnas el próximo año ahora suena seguro, también es probable que conlleve un costo: que el provocado rompimiento de Va por México le abra paso a una nueva ruta opositora.

Porque ya sin los priistas, se filtran los canales de comunicación entre PAN y Movimiento Ciudadano, pilar en el rechazo a la militarización.

Y es que el dirigente de MC, Dante Delgado, protagonista estelar del dique de contención en el Senado, se negó hasta ahora a cualquier posibilidad de sumarse a la coalición por su diagnóstico de desahucio hacia el PRI.

Ante lo sucedido con Alito, la realidad le ha dado la razón a Dante Delgado, al frente de un Movimiento Naranja que comparte ahora con los panistas el acompañamiento de la sociedad civil organizada, cuyo escrutinio resultó determinante en esta coyuntura, despuntando como un actor vigilante del desempeño legislativo y partidista.

Así que cabe la duda de si en el afán por romper la alianza que iba por México, el gobierno estaría contribuyendo a la necesaria, postergada y aún pendiente depuración opositora. (Ivonne Melgar, Excélsior, Nacional,p.8)

.

.

António Guterres y la crisis mundial

La Última Llamada podría ser el título del discurso de António Guterres, secretario general, al inaugurar la septuagésima Asamblea General de Naciones Unidas esta semana. Los problemas a los que ahora se enfrenta la comunidad internacional no podían haberse descrito más enfáticamente. Los tiempos se agotan y nada se está haciendo de efectivo para detener los desastres que a diario se están desencadenando. La tibia acción de protección ambiental sin eficacia, el aumento de pobreza que escinde a todos en ricos y pobres, el desperdicio de medicinas y abandono de la atención médica, la necesidad de inspirar a la juventud desorientada, la esterilidad de las disputas entre países. La explicación más real de todas las trabas contra la cooperación internacional es la soberbia.

Algunos párrafos del discurso:

Estamos estancados en una colosal disfunción global. La comunidad internacional ni preparada ni dispuesta a afrontar los desafíos enormes y dramáticos de nuestra era que amenazan el futuro mismo de la humanidad y el destino de nuestro planeta.

Las divisiones geopolíticas socavan al Consejo de Seguridad, la confianza en instituciones democráticas y toda forma de cooperación internacional.

En un momento creíamos encaminarnos hacia un mundo de G2, pero ahora corremos el riesgo de terminar con un G-nada ni cooperación ni dialogo ni solución colectiva de los problemas.

Cunde la destrucción generalizada, graves violaciones del derecho internacional como la guerra en Ucrania con inquietantes informes sobre las tumbas en Izyum.

La crisis climática “debe ser la prioridad de todos los gobiernos y organizaciones pero está siendo relegada a un segundo plano donde es paradigma de injusticia moral y económica…. Los países del G20 generan 80% de todas las emisiones, pero los más pobres y vulnerables ­–que menos han contribuido– soportan repercusiones más brutales”. “Hay que exigir responsabilidades a las empresas de combustibles fósiles y a quienes las promueven por sus intereses: bancos, fondos de capital privado, gestores de activos y otras instituciones financieras que siguen invirtiendo y avalando la contaminación por carbono…Y deben gravarse los beneficios extraordinarios de las empresas de combustibles fósiles”.

El secretario general planteó la reforma estructural del sistema financiero mundial, creado por los países ricos para servir a sus intereses, y que acentúa y consolida las desigualdades. Además de señalar a la soberbia como factor que impide la acción de los países, el secretario general subrayó que la falta de ética es lo que se encuentra en el fondo del mal mundial. La falta de ética nos está definitivamente hundiendo.

¿Es este fenómeno el fruto del laicismo liberal que ha dominado el pensamiento occidental desde fines del siglo XVII y que hasta ahora, en pleno siglo XXI, sigue excluyendo valores morales en toda acción, salvo la más íntima? Ello explicaría la tolerancia, la falta de ética actual en todo el mundo, que desata la corrupción que invade a la sociedad en prácticamente todas las actividades en prácticamente todos los países. Hay un buen número de personas con esa concepción laico-liberal que no sólo describe, sino justifica. ¿Será que por eso António Guterres condena la caída de ética en tantos ámbitos, sólo por razones del alto costo monetario que implica?

La falta de ética como preocupación no es nueva en México. Hubo un presidente que dedicó todo su sexenio a la Renovación Moral. Ahora es constante en las peroratas del presidente López Obrador; su mención a la necesidad de la ética en el comportamiento no sólo político, sino también de toda la comunidad y por ella fustiga sin piedad a sus “adversarios”.

Independientemente de la urgencia de buscar la paz por todos los medios y de restituir principios éticos desterrados por nuestra arraigada concepción laica para empezar a remediar los males que el secretario general Guterres enumeró. No podemos, aquí en México, dejar de ver su propuesta de un repentino comité de pacificación, no sólo para Ucrania, sino universal, y al que discurre invitar al papa Francisco, cuya calidad y estatura no admite ser igualada a un AMLO rupestre y desorganizado, cargado de dolorosos fracasos en materia de paz, provocador de violencias que asuelan su país y que con Putin lo condenan a penas de retribución. La propuesta a la ONU es oportunista y obvia como nuevo distractor de la atención popular de culpas evidentes. La reacción inmediata a la propuesta que, en obediencia, tuvo que presentar formalmente ayer el canciller mexicano Marcelo Ebrard simplemente añadió a nuestro descrédito internacional.

La detallada descripción de la crisis mundial que hizo el secretario general Guterres merece en cambio toda nuestra activa atención. (Julio Faesler, Excélsior, Nacional,p.11)

.

.

Cadena de mando /

¡Los mensajes del general secretario!

Los discursos pronunciados los pasados 13 y 16 de septiembre por el general Luis Cresencio Sandoval González, secretario de la Defensa, causaron, por decir lo menos, escozor entre periodistas y analistas. Sandoval no rompió con la discursiva militar, ni mucho menos con la institucionalidad que siempre se encuentra presente en las fuerzas armadas.

Los discursos en cuestión, bajo ninguna circunstancia convierten en un actor político al general secretario, lo que sí, es que el momento de confusión y convulsión en el que se critica y señala al Ejército, desde el inicio de este sexenio, ha sido por mucho mayor en los últimos dos meses y ello produce que algunos quieran ver “moros con tranchetes”.

Todos los secretarios de la Defensa, desde hace por lo menos 70 años, han mantenido el mismo mensaje en su discursiva, es decir, dejar claro que para los soldados lo primero son los mexicanos, el país y sus instituciones; dejan en claro que las fuerzas armadas se conducen bajo un mando civil y que por ser la única institución permanente del país, siempre hay voces y acciones que quieren separar a los soldados de la gente.

¿Por qué razón el secretario de la Defensa y alto mando del Ejército y Fuerza Aérea no puede discernir de quienes intentan atacar y debilitar al Ejército?

No es un tema de fondo o de formas, mucho menos de verbos mal usados. Los mensajes del general Sandoval no son amenazantes a la democracia o al estado de derecho. Tampoco implican amenaza para los derechos humanos o para las instituciones nacionales o bien para la oposición que tiene el actual gobierno. Es un recordatorio de quiénes son los soldados y el instituto armado; es un recordatorio de que en política no intervienen los militares.

Un presidente jamás querrá un general secretario que sea político o que se manifieste con ambiciones políticas. Quien de verdad crea que puede darse ese supuesto, no conoce a los soldados ni a los presidentes.

A los secretarios de la Defensa no los juzga la historia, a los presidentes sí, lo que es completamente diferente. Un general secretario jamás será un “porro” o bien el principal propagandista de un gobierno; asumir lo anterior o bien cuestionarlo, más que una falta de respeto es una total exageración.

Quienes han sido y son actualmente secretarios de la Defensa y de Marina, son hombres de Estado. Todos han apoyado y construido las bases y fortalezas para que el ejercicio de la política pueda darse en México. Las fuerzas armadas son un instrumento de la política, pero de ahí a quererlos presentar como operadores políticos de un presidente que se caracteriza por ser su propio operador político, nuevamente es exagerado.

Cabo de Guardia.

Pintas de “Fue el ejército” y “Ejército Asesino”. Petardos, consignas, rejas rotas y el ya desgastado discurso de Vidulfo Rosales, ayer afuera del Campo Militar no. 1, con la insistencia de que los soldados tienen por fuerza responsabilidad en la desaparición y muerte de los 43 de Ayotzinapa.

Las órdenes de aprehensión en contra de los 4 militares por delitos que dolosamente Alejandro Encinas inventó y exhibió públicamente como responsables de la noche de Iguala, fueron por delincuencia organizada.

¿Le habrán explicado al Presidente cómo esta detención al único que va a exhibir es a Encinas y por ende a su gobierno?

Al parecer no. (Juan Ibarrola, Milenio, Al Frente, p.3)

.

.

También una comisión de paz para México

Hay proyectos que merecen bien de la Patria. Y de muchas otras donde la violencia cobra tantas vidas como el crimen en la nuestra. Por fortuna, no reposa el ingenio para proponer iniciativas que alivien el infortunio. En el escenario internacional, nuestro Primer Mandatario formula propuestas y acredita los valores políticos y morales que imperan en esta República. Por ello podemos encabezar dignamente la legión de pueblos en marcha a la paz y el progreso.

A quienes olvidan los impulsos justicieros del Mandatario habrá que recordarles las iniciativas humanistas que ha planteado a la comunidad de las naciones. Para no ir más lejos, recordemos el “Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar”, que el jefe de las instituciones (como debiéramos decir de nuevo) propuso ante las Naciones Unidas el 9 de noviembre de 2021. De paso, invitó a combatir la corrupción, como lo hacemos en México, con estupendos resultados. Pero la comunidad internacional actuó como “florero” ante las propuestas mexicanas (así lo dijo el proponente), mientras la humanidad desfallecía.

Hace días, el Mandatario recuperó el hilo de sus proyectos bienhechores e instó al mundo (tundiendo de paso a las grandes potencias, a las Naciones Unidas y a la OTAN, que lo merecen) a constituir una comisión sembradora de la paz para resolver el conflicto que ha enfrentado a Rusia y Ucrania. El autor de la iniciativa, saludada con emoción por millones de seres humanos que ya no saben cómo salir de sus desgracias, sugirió la forma de constituir la comisión, con dignatarios que quizás se hallaban muy tranquilos sin sospechar la designación que fraguaba el gobernante de México.

Más tardó el proponente en formular sus atinadas sugerencias que en recibir de un funcionario del gobierno de Ucrania un rechazo rotundo, que nuestro dirigente (que debiera serlo del mundo) supuso generado por la mala fe y el elitismo, aunque no detalló por lo pronto en qué consistían esos motivos del lobo. Quizás los ucranianos no han digerido todavía la tibia reacción del Mandatario mexicano cuando Rusia inició la “operación especial” sobre Ucrania, reacción que afortunadamente reorientaron el Embajador de México ante Naciones Unidas y el Secretario de Relaciones Exteriores.

Sea lo que fuere, la propuesta mexicana puede ser redentora para un mundo en crisis. Y puede serlo —he aquí el punto— también para nuestro país (¡sobre todo!), asediado por la división y la violencia. Con el mismo ánimo pacificador y constructivo, el autor de la iniciativa para el planeta podría plantear una para México. Quizás podría emprender en estas tierras ensangrentadas y en esta población dividida el establecimiento de una comisión pacificadora que nos devolviera la paz y la concordia. (Sergio García Ramírez, El Universal, Opinión, p.12)

.

.

Política irremediable /

Las cosas se arreglan antes, no después

Hay puntos de no retorno. El canalla sanguinario que le corta una oreja a un niño secuestrado no merece otra cosa que ser apartado de la vida en sociedad. Hubo tal vez un momento en que su destino particular hubiera podido ser cambiado con lecturas de poemas o llevándolo al teatro a sensibilizarse con las tragedias de Shakespeare. Pero la persona que termina trasmutándose en un peligro para los demás debe ser simplemente neutralizada, por decirlo de alguna manera. Y no estamos hablando de un castigo de tintes bíblicos —el término “penitenciaria”, vigente todavía en las prisiones de nuestro vecino país del norte es muy revelador en este sentido— sino de la mera urgencia de proteger a la gente de bien, así sea que la existencia misma de individuos tan monstruosos venga siendo la desalentadora comprobación del fracaso de un país en la transmisión de valores, en la formación de sus ciudadanos y en la mera implementación de políticas sociales.

Una de las grandes paradojas del régimen de la 4T es que la postura de ofrecer abrazos a los delincuentes para mitigar (supuestamente) su disposición a la violencia ha ido de la mano con la paralela instauración de la prisión preventiva oficiosa. Se formula así públicamente una propuesta revestida de humanitaria benevolencia para los criminales mientras que por otro lado miles de mexicanos son encarcelados sin haber siquiera sido sometidos a un juicio para comprobar su culpabilidad.

La Policía Federal llegó a ser, en su momento, el mejor cuerpo policíaco que tuvimos en este país. El tema era mejorar sus desempeños y corregir sus fallas pero no desmantelar de tajo la organización aduciendo que no funcionaba o que estaba carcomida por la corrupción. En estos mismos momentos hay también denuncias de abusos cometidos por las Fuerzas Armadas y nadie está hablando de disolver el Ejército Mexicano sino de ratificar, en los hechos, las atribuciones que le son conferidas por la Constitución en lugar de poner a sus honrosos miembros a cazar ladronzuelos o a soportar pasivamente las descaradas humillaciones de los sicarios de las organizaciones criminales.

Hubiéramos debido comenzar hace décadas enteras con las estrategias de prevención para no encontrarnos ahora donde estamos. El camino era, en efecto, combatir la cultura nacional de la corrupción, educar a nuestros niños y sembrar en las personas un verdadero espíritu ciudadano en oposición al nefario individualismo que sobrellevamos en nuestra sociedad, tan apartado del principio del bien común. 

En lo que toca al tema de repartir abrazos, no se trata tampoco de que la otra opción —la única posible— sea matar indiscriminadamente a los infractores. Lo que hay que hacer es llevarlos meramente ante la justicia. O sea, acabar con la escalofriante impunidad que sobrellevamos en México. En fin. (Román Revueltas Retes, Milenio, Política, p.8)