13 de junio de 2024

Juguetes tradicionales mexicanos, una costumbre que perdura

Representan nuestra cultura y tradiciones, son tallados en madera y pintados a mano por artesanos

Matracas, marionetas, pirinolas, carritos, trenecitos y, por supuesto, trompos, yoyos y baleros, son juguetes tradicionales mexicanos que aún perduran y llevan alegría a los más pequeños del hogar.

Estos juguetes, que representan nuestra cultura y tradiciones, son tallados en madera y pintados a mano por artesanos que han heredado el oficio de sus padres, por esto, cada uno de ellos es único e irrepetible.

Para empezar a dar forma a sus creaciones utilizan herramientas primitivas y maderas de la región que proviene del árbol de pino, aunque en la actualidad se está implementando el uso de madera reciclada para reducir el impacto de la naturaleza.

Una vez tallado el cuerpo del juguete, es momento de pintarlo y darle los acabados. Dependiendo de la complejidad de cada uno, el tiempo de fabricación por juguete puede ser de 3 horas hasta semanas.

Los papás de las nuevas generaciones son los que han mantenido vivos esta tradición de juguetes mexicanos, ya que al tener una de estas piezas en sus manos, rememoran su infancia y la comparten con sus hijos.

La muñeca de trapo

Muñeca de trapo mexicana

Esta muñeca es la más famosa a nivel mundial pues es una gran representación artesanal de la cultura mexicana. Tiene su origen en la región mazahua del Estado de México y se caracteriza por sus múltiples colores y sobre todo, los listones en su cabello. 

Estas muñecas de trapo no son sólo juguetes, en la actualidad, son consideradas una obra de arte debido a la creatividad y habilidad para hacerlas. Están hechas a mano con telas coloridas y cada muñeca es única y especial. Las muñecas de trapo tradicionales mexicanas tienen un gran valor cultural pues representan la historia y tradiciones de México.

El trompo

El trompo es uno de los juguetes más populares en México. Consiste en un pequeño objeto de madera con forma cónica que se hace girar sobre su punta mediante una cuerda. Este juguete es divertido y desafiante pues se pueden realizar trucos mientras siga girando. Los niños mexicanos han jugado con trompos durante generaciones y se ha convertido en un símbolo de identidad.

El balero

Balero artesanal

El balero es muy representativo de la cultura mexicana, la forma y el diseño varían mucho de acuerdo a la región en donde se haga y se juegue. Este juguete consiste en una bola o barril pequeño de madera con un hueco en el centro unido con un cordón a un palo de madera. El objetivo es atrapar el barril con el palo, suena fácil pero lograrlo requiere mucha práctica, paciencia, destreza y sobre todo cuidado pues es común darse algún golpecito al intentarlo.

Existen evidencias de que en el imperio maya se jugaba un juego autóctono muy parecido al balero, en donde se cree que en lugar de un barril de madera, se utilizaban cráneos humanos.

El Yo-yo

El yoyo artesanal mexicano ha sido un juguete popular durante muchas generaciones, es un juguete hecho a mano por artesanos que utilizan técnicas tradicionales y materiales como madera y cuero. Generalmente, tienen diseños únicos y colores vibrantes que representan la cultura mexicana. 

A diferencia de los yoyos modernos, los yoyos artesanales mexicanos no tienen cojinetes o rodamientos para ayudar en el giro, en su lugar, se utiliza una técnica especial en su fabricación para crear un equilibrio perfecto y una larga duración en el giro.

¡Lotería!

Mexican lotería

La lotería mexicana es un juego muy famoso y divertido, no es propiamente un juguete, pero forma parte del entretenimiento artesanal de México y es el más conocido en el mundo. Este juego consiste en cartones y una baraja con imágenes de objetos y personajes mexicanos muy representativos de la cultura.

El objetivo es llenar el cartón con fichas según como van apareciendo las imágenes en la baraja que otro jugador, conocido como “el gritón”, muestra, el primer jugador que llene el cartón debe gritar ¡lotería! con lo cual se declara como el ganador.

Aunque hay muchas variaciones de la lotería alrededor del mundo, la lotería mexicana se ha convertido en un elemento característico de la cultura en México gracias a sus imágenes y a su presencia constante en festejos, ferias y en las casas mexicanas. Es un juego que reúne a la gente pues debido a su sencillez, chicos y grandes pueden jugarlo.

La matraca. Se usa para animar eventos y reuniones, porque es un instrumento que produce mucho ruido al hacerlo girar.

Foto: nirik.travel/blog

juguetes tradicionales mexicanos

La lotería es uno de los juguetes tradicionales mexicanos que pueden disfrutarse en familia. Este juego es muy típico de las ferias y fiestas patronales.

Las canicas: Los juguetes y el juego tradicional mexicano más famoso de todos

Las canicas son pequeñas bolitas de vidrio, barro o piedra que todos conocemos por su brillo y a veces, colorido. Las hay de distintos tipos, desde las tirito -de color monocromático- hasta las ágata -las canicas que tienen una pincelada de color dentro de sí mismas.

Hay muchas formas de jugar a las canicas y una de ellas es la del “hoyito”. Para esto, se traza una línea de salida y a una distancia considerable -3 o 5 metros- se hace un hoyito. Desde la línea de partida se tiran las canicas en contra de las demás. El ganador es quien logre meter su propia canica en el hoyito.

juguetes tradicionales

Las canicas son de los juegos tradicionales mexicanos más famosos en el mundo.

Los juguetes mexicanos tradicionales se resisten a morir en el olvido

En el mundo moderno súper tecnológico gobernado por la electrónica y los microchips parece que la capacidad de juego esté ligada a una pantalla con altísima resolución que nos dé una imagen más allá de lo real, híper real. Pero también podemos ver cómo un niño, quizás nuestro hijo pequeño, al abrir los regalos de los Reyes Magos, nos sorprende apartando el robot estelar y agarrando con sus manitas la caja que lo contenía, ahora convertida en un casco, en un barco, en una casita, en un fuerte…  Es la imaginación, que no necesita de muchos elementos para florecer.

JUGUETES DE MADERA

En México existe una antigua y valiosa tradición juguetera en la que abundan los objetos realizados con madera y decorados con vivos y atractivos colores. No es casual que México sea el tercer productor mundial de juguetes, tras China y España, con más de 220 empresas fabricantes de juguetes tradicionales, que dan empleo a unos 28.000 trabajadores y que suponen unas exportaciones de alrededor de dos mil millones de dólares anuales. Los juguetes tradicionales mexicanos, algunos de ellos herederos de las culturas precolombinas, siguen vigentes y plantan cara con energía a las consolas de videojuegos, con las que por otra parte conviven sin grandes problemas.

La importancia de los juguetes tradicionales queda patente en la existencia de varios museos dedicados, completamente o en parte, a esta faceta de la creatividad lúdica tradicional. Probablemente el más relevante sea el Museo del Juguete Popular Mexicano (conocido como “La Esquina” por su ubicación) que se encuentra en San Miguel de Allende, en el estado de Guanajuato, que atesora más de un millar de estos objetos de uso fundamentalmente infantil. También es importante el Museo de Culturas Populares del Estado de México en Toluca y el Museo del Juguete Antiguo México (conocido como el MUJAM), en México D.F.

Marionetas

Títeres de madera o cartón y tela que se manipulan con la mano o por medio de hilos o varillas y que representan a todo tipo de personajes de las historias infantiles.

La pirinola (o perinola)

Una peonza de forma hexagonal u octogonal que tiene pintado un número en cada uno de sus lados y se hace girar por turnos. Gana quien más puntos consigue tras unas tiradas convenidas previamente por los jugadores.

La piñata

piñata

Es el juguete mexicano más conocido a nivel internacional, consiste en una olla de cerámica o una caja de cartón rellena de dulces y que el jugador deberá romper a golpes con un palo mientras tiene los ojos vendados. No hay cumpleaños mexicano sin una buena piñata.

El atrapanovios

81I+FSzwfXL._SL1500_

Dile al hombre que te gusta que meta el dedo en este cilindro hecho de hoja de palma, luego dile que trate de zafarse y verás que no lo logrará, se quedará por siempre a tu lado, o por lo menos será un buen pretexto para iniciar una bonita amistad.

Unos cilindros trenzados con hojas de palma en los que se mete un dedo, que luego resulta imposible de sacar si se hace con prisa y con fuerza.

Y muchos más. La creatividad y la habilidad manual de los artesanos jugueteros mexicanos parirán sin cesar máscaras, muñecas de trapo, boxeadores, resorteras, carros o aviones de madera, casitas de muñecas y todo tipo de objetos cuya única finalidad es hacer felices a los pequeños mexicanos a cambio de muy poco dinero pero, eso sí, muchísima imaginación.

.