22 de mayo de 2024

ROCK Y POLÍTICA

“Linda y Jerry”

En abril de 1979, la revista Newsweek encontró la historia del entonces gobernador de California Jerry Brown y la estrella de rock Linda Ronstadt lo suficientemente intrigante como para convertirla en un artículo de portada.

Linda Ronstadt y Jerry Brown se conocieron por primera vez en 1971 en Lucy’s El Adobe, un restaurante mexicano en Los Ángeles. Fueron presentados por Lucy Casada, copropietaria del restaurante junto con su esposo, Frank. Jerry Brown era entonces Secretario de Estado de California. Linda Ronstadt se encontraba en la etapa previa a la superestrella de su carrera musical, pero aún no era la mega estrella en la que pronto se convertiría. Ella tenía 25 años en ese momento; Jerry Brown tenía 33 años.

La amistad entre Linda Ronstadt y Jerry Brown creció gradualmente; tenían algunos intereses compatibles y les gustaba la compañía del otro. Disfrutaron de la comida étnica, de largas caminatas por la costa de California, de las películas japonesas y de la música country. Ambos también eran católicos.

En 1975, sin embargo, Brown y Ronstadt se convirtieron en celebridades de alto perfil en sus respectivos ámbitos: él en la política, entonces gobernadora de California, y ella, llegando a la cima de las listas musicales con su álbum Heart Like a Wheel . Hay mucho más en sus respectivas carreras, tanto antes como después de 1975, que se exploran más adelante. Sin embargo, a través de su creciente fama, y ​​durante la mayor parte de la década de 1970 (incluido el resplandor de las candidaturas presidenciales de Brown en 1976 y 1980), continuaron viéndose, con especulaciones en un momento, principalmente en la prensa, de un posible matrimonio entre los dos. . Sin embargo, eso, en palabras de una canción anterior de Ronstadt/Stone Poneys, “Different Drum”, probablemente no ocurriría, como sugiere la letra de la canción: “Tú y yo viajamos al ritmo de un tambor diferente / Oh, no puedo”. lo notas por mi forma de correr / Cada vez que me miras…” Aun así, hubo una interesante década de actividad entre esta estrella de rock y el político, que se hizo más interesante por el torbellino de música y política de aquellos tiempos. Lo que sigue aquí es una mirada retrospectiva a parte de esa historia.
 

Jerry Brown, candidato a gobernador de California, 1974.
Jerry Brown, candidato a gobernador de California, 1974.

Jerry Brown

Jerry Brown nació en San Francisco en 1938. Su padre, Edmund Gerald “Pat” Brown, fue entonces fiscal de distrito de San Francisco y más tarde gobernador de California durante dos mandatos (1959-1967). El joven Jerry creció en San Francisco y se graduó de la escuela secundaria católica St. Ignatius. En 1955, después de un año en la Universidad de Santa Clara, ingresó al seminario jesuita con la intención de convertirse en sacerdote católico, pero lo abandonó después de tres años. Luego se matriculó en la Universidad de California, Berkeley en 1960, y un año después se graduó en latín y griego. En 1964 obtuvo un título en derecho en Yale. Después de graduarse de la escuela de derecho, Brown regresó a California y trabajó como secretario del juez de la Corte Suprema de California, Mathew Tobriner. Luego se dedicó a la práctica privada en Los Ángeles. En 1968, dejó brevemente su práctica jurídica en Los Ángeles para unirse a la campaña presidencial del senador estadounidense Gene McCarthy. De regreso a California en 1969, Brown se postuló y ganó su primer cargo electivo, la recién creada Junta Directiva del Colegio Comunitario de Los Ángeles.

1974: Jerry Brown durante su campaña para convertirse en gobernador de California.
1974: Jerry Brown durante su campaña para convertirse en gobernador de California.

Al año siguiente fue elegido Secretario de Estado. En ese cargo hasta 1974, entre otras cosas, Brown argumentó ante la Corte Suprema de California y ganó casos contra Standard Oil of California, International Telephone and Telegraph, Gulf Oil y Mobil por violaciones de la ley electoral. También obligó a los legisladores a cumplir con las leyes de divulgación de campañas.

En 1974, se postuló y fue elegido gobernador de California a los 36 años, el más joven en hacerlo en la historia del estado. Brown sucedió a Ronald Reagan en la oficina del gobernador, quien anteriormente ocupó el cargo durante dos mandatos, 1967-1975.

Al asumir el cargo, Brown acaparó algunos titulares cuando canceló el baile inaugural y se negó a vivir en la mansión del gobernador de 1,3 millones de dólares que había construido Ronald Reagan. También vendió la limusina del gobernador y no quiso utilizar el avión. Vivía en un apartamento, iba al trabajo caminando y su chófer lo llevaba en su Plymouth 1974.

Noviembre de 1974: El gobernador electo de California, Jerry Brown, se reúne con el gobernador saliente Ronald Reagan.
Noviembre de 1974: El gobernador electo de California, Jerry Brown, se reúne con el gobernador saliente Ronald Reagan.

Una vez en el cargo, Brown impulsó una ley laboral agrícola histórica y nuevas iniciativas ambientales. La medida sobre mano de obra agrícola le valió un reconocimiento especial, ya que ningún acuerdo en ese frente -al tiempo que se conservaba el derecho de los trabajadores a la huelga- había eludido a otros políticos durante más de 40 años. También hizo algunos nombramientos notables, incluido Sim Van der Ryn como arquitecto estatal y el ambientalista Stewart Brand como asesor especial, agregando también minorías y mujeres a puestos gubernamentales importantes. Aumentó significativamente la financiación para el Consejo de las Artes de California.

En 1975, Brown ayudó a derogar una preciada exención fiscal de la industria petrolera, el “subsidio por agotamiento”, y más adelante en su mandato patrocinó el “primer incentivo fiscal para la energía solar en los tejados”. Brown también se opuso firmemente a la pena de muerte y más adelante en su mandato la vetó como gobernador, aunque la legislatura anuló su veto.

Linda Ronstadt

Marzo de 1968: Linda Ronstadt en su primer álbum en solitario 'Hand Sown...Home Grown', Topanga, California. Foto / Ed Caraeff
Marzo de 1968: Linda Ronstadt en su primer álbum en solitario ‘Hand Sown…Home Grown’, Topanga, California. Foto / Ed Caraeff

Linda Ronstadt nació en 1946 en Tucson, Arizona, hija de Gilbert Ronstadt, un próspero comerciante de maquinaria que dirigía la ferretería F. Ronstadt Co.. Su madre, Ruth Mary Copeman, del área de Flint, Michigan, era hija de Lloyd Groff Copeman, un prolífico inventor y poseedor de casi 700 patentes, entre ellas, una de las primeras formas del horno microondas y una bandeja flexible para cubitos de hielo, la este último ganando millones en regalías. El padre de Linda provenía de una familia ganadera pionera en Arizona y era de ascendencia alemana, inglesa y mexicana, y también era un guitarrista que cantaba canciones mexicanas a sus hijos. Linda se crió en el rancho de diez acres de la familia en Tucson junto con tres hermanos. Tuvo un pony y luego un caballo. Cuando era adolescente, formó un trío folklórico con su hermano Peter y su hermana Suzy; llamándose a sí mismos los New Union Ramblers.

A los 18 años en 1964, después de conocer al guitarrista Bob Kimmel mientras asistía brevemente a la Universidad de Arizona, la pareja se fue a Los Ángeles, uniéndose al guitarrista y cantante y compositor Kenny Edwards para formar los Stone Poneys. Después de tres años, el grupo se disolvió, pero logró un éxito entre los 20 primeros en 1967-68 con “Different Drum”, dirigido por Ronstadt.

Después de su paso por los Stone Poneys, Ronstadt comenzó una carrera en solitario, luchando durante unos cinco años, tocando con varios músicos transitorios y de respaldo. Debido en parte a su naturaleza tímida, tuvo algunos problemas de desempeño y de confianza en sí misma en el estudio y en el escenario. En el camino, también hubo enredos románticos difíciles y cierto consumo de cocaína, un período de su vida al que a veces se refiere como los “años sombríos”. Pero no todo fue malo.


Portada del disco para el sencillo de 1970 con «Long Long Time» de Linda Ronstadt. Haga clic para digital.

En marzo de 1970, se lanzó su segundo álbum en solitario, 

Silk Purse , pero no le fue bien en las listas musicales. Sin embargo, uno de sus sencillos sí lo hizo: “Long Long Time”, que ascendió a finales del verano de 1970 al puesto 25 en la lista pop 

de Billboard . La canción resultó ser una apertura para Ronstadt, destacando su voz y talento.

“Long Long Time” le valió una nominación al premio Grammy a principios de 1971, aunque Dionne Warwick se llevó el premio ese año a la mejor vocalista femenina contemporánea.

Una de las bandas de acompañamiento de Ronstadt en su primer período en solitario contó con los músicos Don Henley, Glenn Frey, Bernie Leadon y Randy Meisner, quienes luego formaron Eagles, una de las bandas de rock estadounidenses más exitosas de la década de 1970. Hicieron una gira con ella durante un breve período en 1971 y tocaron en Linda Ronstadt , su tercer álbum homónimo. En esos años empezaba a definir un nuevo género musical, a veces llamado country rock.

Linda Ronstadt con Peter Asher en una fotografía posterior de los años 70. Asher ayudó a avanzar en su carrera.
Linda Ronstadt con Peter Asher en una fotografía posterior de los años 70. Asher ayudó a avanzar en su carrera.

Aún así, a finales de 1972 Linda Ronstadt estaba endeudada y pagaba comisiones a dos gerentes. Luego vino Peter Asher, ex miembro del dúo Peter & Gordon, que también había sido manager del sello Apple Records de los Beatles. Asher se convirtió en su productor y manager.

Con Asher, hizo dos álbumes: el primero, Don’t Cry Now , salió en 1973 y vendería 300.000 copias. Entre sus canciones estaba “Desperado”, una canción de los Eagles que interpretaría notablemente en conciertos. El álbum también incluyó su primer éxito country, “Silver Threads and Golden Needles”, que entró en el Top 20.

Mientras tanto, Capitol Records, tal vez sospechando que podría haber más oportunidades de negocio positivas en la voz de la Sra. Ronstadt de lo que creían anteriormente, comenzó a desenterrar sus canciones más antiguas y a publicarlas como álbumes recopilatorios, uno de los cuales apareció a principios de 1974 con el título Different Drum . .

Pero el segundo álbum que hizo con Peter Asher, Heart Like a Wheel , se convirtió en su gran álbum revolucionario. Asher le diría más tarde a la revista Time : “Linda es brillante musicalmente. Su voz es cualitativamente excepcional…”.

27 de marzo de 1975: Linda Ronstadt en la portada de la revista "Rolling Stone".
27 de marzo de 1975: Linda Ronstadt en la portada de la revista «Rolling Stone».

Lanzado poco antes de la Navidad de 1974, 

Heart Like a Wheel alcanzó el número 1 tanto en la lista de álbumes 

de Billboard como en la lista de Country & Western (C&W). El álbum ofreció a Ronstadt haciendo una mezcla de versiones pop y canciones contemporáneas. Uno de sus sencillos fue “You’re No Good”, una canción realizada anteriormente en 1963 por Betty Everett (famosa por “It’s In His Kiss”, la “canción shoop shoop”). “You’re No Good” fue lanzado una semana después de que saliera el álbum 

Heart Like A Wheel . Se elevó al número 1 en la lista de sencillos el 15 de febrero de 1975 y permaneció en el Top 40 durante diez semanas.

“You’re No Good” también fue un éxito para Ronstadt en Australia (n.° 15), los Países Bajos (n.° 17) y Nueva Zelanda (n.° 24). La cara B, “No puedo evitarlo si todavía estoy enamorado de ti”, una versión de Hank Williams, alcanzó el puesto número 2 en la lista de C & W. Esa canción también le valió un Grammy ese año a la Mejor Interpretación Vocal Country Femenina. Otra canción de Heart Like A Wheel , el siguiente sencillo, «When Will I Be Loved», un éxito de los Everly Brothers en 1960, también fue un gran éxito de Ronstadt. En mayo de 1975, su versión dinámica de esta canción alcanzó el puesto número 2 en la lista de pop y el número 1 en la lista de países. Una reseña de la canción en AllMusic.com por Denise Sullivan señala, en parte:

“…No había duda de su destreza vocal, pero la elección de repertorio de Ronstadt fue igualmente importante para su éxito, ya que continuamente elegía temas rompecorazones y lacrimógenos como ‘When Will I Be Loved’. Curiosamente, no había ni una pizca de falta de autenticidad en los sentimientos cantados, a pesar de que Ronstadt era considerado un cantante muy popular y un símbolo sexual con una vida personal activa. Sin embargo, ella le dio a la canción su lectura definitiva, incluso más que los Everly Brothers…”

Linda Ronstadt, años 70.
Linda Ronstadt, años 70.

Aunque Ronstadt todavía tenía problemas con los nervios en el escenario, pronto se convirtió en una atracción popular para los conciertos. 

Heart Like a Wheel , mientras tanto, vendería más de dos millones de copias en los EE. UU. Con este éxito, su primera portada de la revista 

Rolling Stone apareció el 27 de marzo de 1975 con una historia titulada «Linda Ronstadt: Heartbreak on Wheels». sobre sus luchas anteriores por triunfar en el negocio del rock ‘n roll.

En septiembre de 1975, salió otro álbum de Ronstadt, Prisoner In Disguise , que rápidamente se ubicó entre los cinco primeros en la lista de Billboard y vendió más de un millón de copias. Asylum Records también publicó un sencillo de ese álbum con una versión de Ronstadt de “Heat Wave”, una melodía de Motown/Martha & The Vandellas de 1963 en la cara A, y “Love Is a Rose” de Neil Young en la cara B. “Heat Wave” procedió a ubicarse entre los cinco primeros en la lista pop de Billboard , mientras que “Love Is A Rose” hizo lo mismo en la lista country de Billboard . Con su nuevo éxito ese otoño, también compró una casa propia, que en ese momento se informó que era una casa de playa de 325.000 dólares en Malibú. En ese momento, Ronstadt también estaba llenando sus conciertos de rock, como lo hizo en el Centro de Artes Escénicas de San José, California, el 22 de septiembre de 1975. En 1976, una gira europea, la primera fuera de los EE. UU., amplió su popularidad. . Mientras tanto, de vuelta en Estados Unidos, su amigo Jerry Brown estaba a punto de causar su propio revuelo.


Junio ​​de 1976: Historia popular sobre la candidatura presidencial de Jerry Brown: «el candidato lejano».

En marzo de 1976, Jerry Brown inició su primera candidatura a la nominación del Partido Demócrata a la presidencia de los Estados Unidos. Sin embargo, la temporada de primarias ya había comenzado y varios otros candidatos, incluido el gobernador de Georgia, Jimmy Carter, llevaban un año de campaña.

Las primarias demócratas de ese año se habían vuelto más numerosas e importantes en el proceso de nominación que antes, y Carter, por su parte, se propuso presentarse a todas ellas. Sorprendió a los expertos políticos al terminar segundo en los caucus de Iowa (los “no comprometidos” terminaron primero). El representante Morris Udall, uno de los favoritos en las primeras encuestas, quedó quinto detrás del exsenador Fred R. Harris. Carter ganó en New Hampshire, Carolina del Norte (derrotando a George Wallace), Pensilvania (derrotando al senador Henry “Scoop” Jackson) y Wisconsin (venciendo a Mo Udall).

Sin embargo, algunos demócratas liberales del Norte y del Oeste vieron a Carter como demasiado conservador y buscaron candidatos alternativos para impedirle obtener la nominación. Jerry Brown y el senador Frank Church de Idaho fueron vistos por algunos como posibles alternativas a Carter, o al menos para ayudar a frenarlo.

Botón Jerry-Brown-para-Prez, 1976.
Botón Jerry-Brown-para-Prez, 1976.

En mayo de 1976, el nombre de Brown comenzó a aparecer en las boletas primarias y visitó a líderes y jefes clave del partido para mejorar sus posibilidades, incluido el alcalde de Chicago, Richard Daley, y el gobernador de Maryland, Marvin Mandell. Brown ganó contiendas en Maryland, Nevada y su estado natal de California con sus 280 delegados. En Oregón, no cumplió con el plazo, pero como candidato por escrito, obtuvo un 25 por ciento de los votos, una cifra sin precedentes, quedando tercero detrás de Jimmy Carter y el senador Frank Church de Idaho.

En las primarias de Nueva Jersey y Rhode Island, Brown apoyó listas de delegados no comprometidos que “ganaron” en esas contiendas. En Luisiana, el gobernador Edwin Edwards respaldó a Brown, ayudándolo a ganar la mayoría de los delegados de la convención de ese estado, superando a los sureños Carter y George Wallace.

15 de julio de 1976: Jerry Brown y Jimmy Carter en la Convención Nacional Demócrata en la ciudad de Nueva York después de que Carter ganara la nominación del partido. Foto AP
15 de julio de 1976: Jerry Brown y Jimmy Carter en la Convención Nacional Demócrata en la ciudad de Nueva York después de que Carter ganara la nominación del partido. Foto AP

La última candidatura de Brown y su reunión de delegados fueron vistos como una posible forma de influir en los delegados no comprometidos en la Convención Nacional Demócrata en julio.

Aún así, la apuesta de Brown por la nominación demócrata fue vista como demasiado tardía por los miembros del partido y quijotesca por otros. La revista People publicó un artículo de portada el 14 de junio de 1976 sobre Brown con el lema: «El candidato lejano que desconcierta a casi todo el mundo».

Durante su campaña, Brown habló de “una era de límites” –no es un sentimiento típicamente demócrata– mientras que los críticos encontraron poco impresionante su mandato como gobernador de California. Sin embargo, sus últimas victorias en las primarias habían sido una demostración de su atractivo para los votantes.

Linda Ronstadt con Eagles y el gobernador Jerry Brown. Foto, Chuck Pullin.
Linda Ronstadt con Eagles y el gobernador Jerry Brown. Foto, Chuck Pullin.
14 de mayo de 1976: desde la izquierda, Dan Fogelberg, Linda Ronstadt, el gobernador Jerry Brown y Joe Walsh en el escenario de un concierto en Maryland. Foto, Richard E. Aaron / Redferns
14 de mayo de 1976: desde la izquierda, Dan Fogelberg, Linda Ronstadt, el gobernador Jerry Brown y Joe Walsh en el escenario de un concierto en Maryland. Foto, Richard E. Aaron / Redferns

A pesar de la impresionante actuación de Jerry Brown en un corto período de tiempo, no pudo detener el impulso de Carter. En la Convención Nacional Demócrata de 1976 en la ciudad de Nueva York, Carter fue nominado en la primera votación. Brown terminó tercero con aproximadamente 300 votos de delegados detrás del congresista Morris Udall de Arizona.

Jerry Brown, sin embargo, tuvo sus partidarios durante su breve candidatura presidencial, entre ellos un contingente de estrellas de la música rock, incluida Linda Ronstadt. Brown contó con la ayuda de Ronstadt y la de otros miembros del negocio de la música rock. Ronee Blakley, Helen Reddy, Jackson Browne, Joni Mitchell y Ronstadt actuaron en varios momentos para Brown en eventos para recaudar fondos y mítines.

En un concierto benéfico “Brown For President” celebrado en el Capital Center en Maryland a mediados de mayo de 1976, Brown se unió brevemente a Ronstadt, The Eagles y otros artistas en el escenario, saludando a la audiencia. Aunque la carrera de Jerry Brown por la nominación presidencial terminó y volvió a ser gobernador de California, habría más política presidencial de Jerry Brown en el futuro.

Mientras tanto, Linda Ronstadt, en una entrevista de diciembre de 1976 con la revista Creem , parecía tener dudas sobre mezclar sus conciertos con la defensa política:

“Me he retirado de la política…. Por un tiempo, pensé que podría ser útil para alguien en quien creo, como Jerry Brown, pero ahora solo haré beneficios para causas concretas en la comunidad en la que vivo. Ahora resulta que eso es Los Ángeles”.

“Me cansé de mezclar el mensaje. Quiero decir, si los niños están ahí para escuchar música, no quiero meterles la política en la garganta. Arruina la magia de la música. Simplemente creo que es aprovecharse injustamente de la audiencia para introducir algún mensaje político específico mientras están cautivados por tu música. La política no debería gestionarse como un circo”.

Aun así, Ronstadt parecía ser una persona que se mantenía informada sobre los temas de su época, señalando a finales de diciembre de 1976 que era una lectora diaria del Wall Street Journal . Probablemente no estaría retirada de la política por mucho tiempo.


2 de diciembre de 1976: Linda Ronstadt fotografiada por Annie Leibovitz para Rolling Stone. Haga clic para copiar.

El levantamiento de Ronstadt

Mientras tanto, la carrera musical de Ronstadt se dirigía a la estratosfera. En agosto de 1976 lanzó Hasten Down the Wind , un álbum que incluía su versión de “That’ll Be The Day” de Buddy Holly, cuyo sencillo alcanzó el puesto número 11 en las listas Billboard y Cash Box . También subió al puesto 27 en la lista de países de Billboard . Hasten Down the Wind también incluyó una versión del clásico “Crazy” de Willie Nelson, que se convirtió en un éxito country Top Ten para Ronstadt a principios de 1977.

Hasten Down the Wind fue el tercer álbum consecutivo de Ronstadt con ventas millonarias, una hazaña que ninguna otra artista femenina había logrado hasta entonces. El álbum le valió un premio Grammy a la mejor interpretación vocal pop femenina. Era su segundo Grammy. A principios de diciembre de 1976 apareció por segunda vez en la portada de Rolling Stone , fotografiada por Annie Leibovitz. Esa temporada navideña, Ronstadt publicó un LP de Grandes Exitos que también se convirtió en un éxito de ventas. Y aunque Jerry Brown no era el candidato presidencial demócrata en esa temporada política, Ronstadt fue invitada a cantar en la toma de posesión presidencial de Jimmy Carter en enero de 1977. Mientras tanto, las noticias sobre su música seguían llegando. A finales de febrero de 1977, apareció en la portada de la revista Time (ver abajo a la derecha) con el lema de portada: “Linda Ronstadt: Torchy Rock”, en referencia a sus baladas amorosas en la era del rock ‘n roll. Said Time : “Ronstadt ha utilizado la energía impulsora del rock y la melancolía de la música country para transportar… a su público a una región… rara vez explorada por un cantante convencional en las últimas dos décadas. …[Ella] tiene la generación de la sobrecarga neuronal… clamando por un tipo de música que… se remonta al canto de cabaret de Ella Fitzgerald, Billie Holiday y Peggy Lee. Linda ha hecho que la gente de los Stones escuche a un cantante de antorchas. Pruebe con un nuevo nombre: antorcha de roca”. Time también añadió que Ronstadt era «una superestrella a punto de convertirse… en una gran superestrella».


Política de imagen de “Linda ardiente” 
28 de febrero de 1977: portada de la revista Time, “Linda Ronstadt: Torchy Rock”. Foto, Milton Greene. Haga clic para copiar.Como estrella de rock en ascenso (y “chica de portada de estrella de rock”), Linda Ronstadt también estaba lidiando con problemas relacionados con su imagen, tanto en su apariencia ante el público como detrás del escenario, en el negocio de la música dominado por los hombres. El artículo de portada de Rolling Stone de diciembre de 1976 y la foto que se muestra arriba también incluían un par de fotografías dentro de la revista de Ronstadt en su casa, fotografías tomadas por la fotógrafa de vanguardia Annie Leibovitz. Una de las fotos de Ronstadt que aparecieron en la historia de Rolling Stone la mostraba tumbada en la cama de su casa con una diminuta combinación roja y calzoncillos (que se muestran a continuación). Sin embargo, Leibovitz se había negado a conceder ningún veto a las fotografías que aparecerían en la edición del 2 de diciembre de 1976 de Rolling Stone , lo que enfureció a Peter Asher, el manager de Ronstadt. Según los informes, Asher echó a Leibovitz de la casa cuando ella la visitó para mostrarles las fotografías antes de su publicación. Ronstadt explicaría más tarde: “Annie [Leibovitz] vio esa foto [tumbada en la cama] como una exposición de mi personalidad. Ella tenía razón. Pero no elegiría mostrar una foto como esa a nadie que no me conozca personalmente, porque sólo los amigos pueden equilibrar mis otros lados”. No todas las fotografías que tomó Leibovitz aparecieron en la revista (sin embargo algunas de ellas sí aparecieron más tarde en el tabloide Modern People del 28 de enero de 1979, y posiblemente en otras).Linda Ronstadt fotografiada por Annie Leibovitz, 1976.
Linda Ronstadt fotografiada por Annie Leibovitz, 1976.Pero no fueron sólo Leibovitz y Rolling Stone . Con la foto de portada de la revista Time de febrero de 1977 de Ronstadt usando el cartel “Torchy Rock”, que se muestra arriba, Ronstadt también se sintió manipulada. Por un lado, el fotógrafo la obligó a usar un vestido, que era una imagen que no quería proyectar. Algunos años después, en 2004, Ronstadt fue entrevistada para CBS This Morning y afirmó que esa imagen no era de ella porque no se sentaba así. Ronstadt dijo que odiaba la imagen que proyectaba su foto de portada de Time .Aún así, al menos parte de la imagen de Ronstadt en su apogeo se basaba en su atractivo sexual, explotado por más que Rolling Stone y Time , también visto en las portadas de sus álbumes de mediados de la década de 1970, así como en su vestimenta de discoteca y conciertos de rock, que podría funcionar. hasta pantalones cortos y tacones para algunas actuaciones. Pero Ronstadt también fue una defensora de los derechos de las mujeres, especialmente en su profesión. Peter Asher, por su parte, la llamó “una mujer extremadamente decidida, en todos los ámbitos. Para mí, ella era todo lo que significa el feminismo”.En la edición del 14 de octubre de 1977 de la revista New Times , John Rockwell escribió un artículo titulado «Linda Ronstadt: Her Soft-Core Charms», un artículo que cubría la carrera y la personalidad de Ronstadt en ese momento, citándola durante una entrevista en curso. En el artículo, Rockwell señaló: “Incluso antes de su Daisy Mae de 1970, la portada del álbum Moonbeam McSwine en Silk Purse [su segundo álbum] Linda era considerada un símbolo sexual. Luego fueron los rebotes sin sostén y los pies descalzos; hoy, es más sofisticado y complejo, aunque no menos abierto…” Luego Rockwell agregó que había “problemas al ser una diosa del sexo”, y que Linda era consciente de ello, citándola de la siguiente manera:Linda Ronstadt en una fotografía de Annie Leibovitz que apareció en la edición del 2 de diciembre de 1976 de la revista 'Rolling Stone', sobre la cual Ronstadt y su manager supuestamente no tenían veto.
Linda Ronstadt en una fotografía de Annie Leibovitz que apareció en la edición del 2 de diciembre de 1976 de la revista ‘Rolling Stone’, sobre la cual Ronstadt y su manager supuestamente no tenían veto.Linda Ronstadt, alrededor de los años 1970. Foto, Mark Kauffman.
Linda Ronstadt, alrededor de los años 1970. Foto, Mark Kauffman.“…No sé qué tan buen símbolo sexual soy, pero sí creo que soy bueno siendo sexy. Se ha resaltado mucho el aspecto sexual de mi personalidad y no puedo decir que no haya sido parte de mi éxito. Pero en cierto modo es injusto, porque no creo que luzco tan bien como mi imagen. A veces me siento culpable por ello, a veces me siento avergonzado, a veces siento que tengo que competir con ello. Pero eso también es parte de la diversión, es parte de la farsa. Cuando miras a alguien como Jean Harlow muy de cerca, ella realmente tenía un rostro exquisitamente formado, un cabello hermoso, una piel hermosa y una figura realmente hermosa, y esas son cosas que yo simplemente no tengo. Pero no creo que sean esenciales para ser atractivo. A veces son más una desventaja que una ayuda. Creo que la vitalidad es lo que atrae a la gente. Por eso hay muchas chicas guapas que resultan aburridas de ver. Si tengo un romance apasionante, es probable que mi sexualidad funcione, ya sea que me rice el cabello y me maquille o no. Cuando tiene éxito y estoy en mi mejor momento, me gusta pensar en ello como un descaro que incorpora sexualidad y fuerza. Es agresivo sin ser intimidante. Mientras haya fuerza en mi actitud, me gusta”.Aún así, algunos años más tarde, en un artículo del New York Times de septiembre de 2008 escrito por Patricia Leigh Brown, Ronstadt explicó sobre sus años de rock ‘n roll que la comercializaban como “este ser sexualizado, la versión de otra persona de mí que caminaba con mi nombre. Se convirtió en una extraña distorsión. Al final tuve que publicar la versión completa de quién era”. Lo que finalmente hizo, tanto en su vida personal posterior como a través de su demostrada diversidad musical. Como señalaría John Rockwell en su ensayo biográfico sobre Ronstadt del Salón de la Fama del Rock de 2014 , en el que haría una mención especial al rango vocal y la versatilidad de Ronstadt: “Es posible que a la gente le hubiera encantado su apariencia, pero compraron sus discos por los sonidos que hacía. .”


Portada del sencillo «Blue Bayou» de Linda’s Ronstadt de su álbum de 1977, ‘Simple Dreams’. Haga clic para soltero.

Mientras tanto, en 1977, se lanzó en septiembre el octavo álbum de estudio de Ronstadt, titulado 

Simple Dreams . Dos meses después, había reemplazado en el primer puesto al álbum número uno de larga duración de Fleetwood Mac, Rumours . 

Simple Dreams se mantuvo en la cima de la lista de álbumes de Billboard durante cinco semanas consecutivas

 
En la lista de países de Billboard , Simple Dreams desbancó a Elvis Presley del puesto número uno. El álbum vendería más de 3,5 millones de copias en menos de un año sólo en Estados Unidos y también alcanzaría el número uno en las listas de pop y country de Australia y Canadá.

Simple Dreams también generó una serie de sencillos exitosos que incluyen versiones de “Blue Bayou” de Roy Orbison; «It’s So Easy» de Buddy Holly y «Poor Poor Pitiful Me» del prometedor compositor Warren Zevon. De los tres, “Blue Bayou” – que incluía a Don Henley de los Eagles cantando como respaldo – fue el mayor éxito, alcanzando el número 3 en la lista pop de Billboard a finales de 1977, donde se mantuvo durante cuatro semanas. También alcanzó el puesto número 2 en la lista Cash Box, el número 2 en la lista de países y el número 3 en la lista de “escucha fácil”. “Blue Bayou” se convertiría en una de las melodías emblemáticas de Ronstadt. Vendió más de 1 millón de copias en enero de 1978 y luego superaría la marca de los 2 millones, convirtiéndose también en un éxito mundial con una versión en español.

24 de octubre de 1977: Linda Ronstadt, Himno Nacional en la Serie Mundial.
24 de octubre de 1977: Linda Ronstadt, Himno Nacional en la Serie Mundial.

En octubre de 1977, Linda Ronstadt estaba prácticamente en la cima del mundo del rock. Había producido cinco álbumes seguidos con ventas millonarias, estaba recaudando algo del orden de 60 millones de dólares con esos álbumes y tenía mucha más música por delante. Ese otoño, los Dodgers de Los Ángeles también le pidieron que cantara el Himno Nacional el 24 de octubre de 1977 en el tercer juego de la Serie Mundial cuando los Dodgers recibieron a los Yankees de Nueva York.

jerry y linda

En cuanto a Jerry Brown y Linda Ronstadt, continuaron viéndose a finales de los años 1970. En diciembre de 1977, se informó que Brown llevó a Ronstadt a algunos de sus antiguos lugares de San Francisco, donde había crecido: la librería City Lights, un hito de la cultura beat de los años 50, la Spaghetti Factory y los museos de la Academia de Ciencias. en el parque Golden Gate. Más tarde ese mes, pasaron juntos las vacaciones de Navidad en Malibú. Al año siguiente, se les vio juntos ocasionalmente en eventos públicos, desde un homenaje a Neil Simon en marzo de 1978 en el Auditorio Cívico de Long Beach hasta una recepción en el Hotel Beverly Wilshire para un grupo de diplomáticos chinos. También aparecieron juntos en lugares de reunión de música rock como el Roxy en Los Ángeles.

El 17 de mayo de 1978, una revista estadounidense puso a Ronstadt en su portada junto con una fotografía más pequeña del gobernador Jerry Brown, con el titular: “El gobernador y la reina del rock” más un eslogan adicional que decía: “Jerry Brown corteja a Linda Ronstadt : ¿Están tocando canciones de amor… o de política?”


17 de mayo de 1978: La revista ‘US’ presenta en su portada “El Gobernador y la Reina del Rock”.

La revista informó que a principios de abril de 1978 la pareja celebró el cumpleaños número 40 de Brown en Lucy’s, el restaurante mexicano donde se conocieron en 1971. La tarde siguiente, se vio a Brown saliendo de la casa de Ronstadt. Esa noche, fueron vistos cenando juntos en Tony Rome’s, otro popular restaurante de Hollywood. También hubo informes de que el gobernador pasaba los fines de semana en casa de Ronstadt. Orville Schell, que escribió un libro sobre Brown ( 

Brown , Random House, 1978), relató una visita de un sábado por la mañana a la casa de Ronstadt en Malibú para reunirse con Brown, mientras Ronstadt entraba y salía de la habitación en la que se reunían. Más tarde, Schell describió a los tres saliendo a dar una vuelta en el Porsche de Ronstadt, con Schell conduciendo y Ronstadt sentado en el regazo de Brown.

Aun así, algunos creían que la relación de Brown con Ronstadt era sólo una amistad y nada más. «Simplemente creo que utiliza la casa de Linda como santuario», dijo Robert Pack en un artículo de mayo de 1978 en una revista estadounidense . «Está situado entre un grupo caro de casas que están vigiladas y cerradas al público», explicó Pack, cuya biografía, Jerry Brown: The Philosopher Prince , fue publicada ese año por Stein & Day. “Su pasatiempo favorito es caminar por la playa. Y él toma en serio su privacidad… No creo que tenga una relación seria con ella debido a sus antecedentes”, señaló Pack, refiriéndose a numerosas aventuras que Ronstadt reconoció haber tenido. Ronstadt, por su parte, consideró que los informes sobre sus muchas implicaciones eran muy exagerados y una vez fue citado diciendo: “Me gustaría tener en la cama tanto como aparece en los periódicos”.

Mayo de 1978: Linda Ronstadt con un amigo canino en la playa de Malibú, California, cerca de su casa, un lugar supuestamente frecuentado por Jerry Brown, a quien le gustaba dar largos paseos por la playa.
Mayo de 1978: Linda Ronstadt con un amigo canino en la playa de Malibú, California, cerca de su casa, un lugar supuestamente frecuentado por Jerry Brown, a quien le gustaba dar largos paseos por la playa.

Mientras tanto, Jerry Brown como gobernador era muy popular entre los votantes de California. En su primer año como gobernador, Brown obtuvo un índice de aprobación de los votantes del 87 por ciento, entonces el más alto en la historia de las encuestas en el estado. La popularidad de Brown y la opinión pública sobre él eran entonces vigiladas muy de cerca por el personal del presidente Jimmy Carter en Washington, que luego monitoreaba las actividades de Brown. Los asesores de Carter consideraban que Brown era la “mayor amenaza” para la reelección del presidente en 1980. Sin embargo, primero, antes de que Brown pudiera desafiar a Carter, se enfrentó a una campaña de reelección para gobernador en California, que comenzó con las elecciones primarias de 1978.

Buscando la reelección

19 de julio de 1978: El gobernador de California, Jerry Brown, hace una observación en una conferencia de prensa en Los Ángeles durante su candidatura a la reelección, mientras el reformador fiscal Howard Jarvis y los periodistas observan. Foto AP.
19 de julio de 1978: El gobernador de California, Jerry Brown, hace una observación en una conferencia de prensa en Los Ángeles durante su candidatura a la reelección, mientras el reformador fiscal Howard Jarvis y los periodistas observan. Foto AP.

En las primarias para gobernador de California de 1978, la fiscal general de California, Evelle Younger, ganó las primarias republicanas derrotando a otros tres candidatos, incluido Pete Wilson, entonces alcalde de San Diego. Del lado demócrata, Jerry Brown, con sólo una oposición menor, ganó las primarias demócratas y buscaría un segundo mandato.

El único gran problema en California durante la época de las primarias fue la Proposición 13, una iniciativa electoral escrita por el cruzado antiimpuestos Howard Jarvis. La Proposición 13 buscaba reducir drásticamente los impuestos a la propiedad y cambiar la forma en que se calculaban los impuestos a la propiedad; una disposición, si se promulgara, causaría estragos en los presupuestos gubernamentales y la financiación de servicios clave. Los más jóvenes y la mayoría de los republicanos apoyaron la Proposición 13, mientras que Brown y la mayoría de los demócratas se opusieron. La iniciativa, que apareció en la votación primaria del 6 de junio, fue aprobada con el 64,8 por ciento de los votos y todavía está vigente hoy.

Luego vino la campaña para las elecciones generales en el otoño de 1978. Con la aparente revuelta de los contribuyentes ahora convertida en ley, el candidato republicano Younger intentó aprovechar el impulso de la Proposición 13 y la oposición de Brown a ella. Younger, sin embargo, no fue el mejor activista y su organización fracasó. La batalla de las primarias republicanas también había agotado el dinero de la campaña de Younger, dejándolo sin fondos para las elecciones generales. Brown, por otro lado, vio una apertura de campaña.

Otoño de 1978: El gobernador de California, Jerry Brown, lleva su campaña de reelección al campus de Westwood de la UCLA, donde se dirigió a más de 5.000 estudiantes. Foto, LA Times.
Otoño de 1978: El gobernador de California, Jerry Brown, lleva su campaña de reelección al campus de Westwood de la UCLA, donde se dirigió a más de 5.000 estudiantes. Foto, LA Times.

Durante las primarias de ese verano, Brown había calificado la Proposición 13 como “fraude al consumidor, costosa, impracticable y demencial, la mayor lata de gusanos que el estado haya visto jamás”. Pero en las elecciones de junio, más de 4 millones de votantes votaron por la Proposición 13 por un margen de 2-1. Una vez que se obtuvieron estos resultados, Brown hábilmente giró hacia una nueva posición como posible alto funcionario a cargo de implementar la ley, prometiendo, como ejecutor en jefe, si era elegido, respaldar la ley.

Noviembre de 1978: Jerry Brown con sus padres, celebrando su victoria en la reelección para un segundo mandato como gobernador de California.
Noviembre de 1978: Jerry Brown con sus padres, celebrando su victoria en la reelección para un segundo mandato como gobernador de California.

“La gente ha hablado [sobre la Proposición 13]”, dijo, “y como Gobernador haré cumplir diligentemente su voluntad”. Así, Brown convirtió lo negativo en positivo. Además, dado que estuvo relativamente indiscutido en las primarias, tenía un fondo de guerra de campaña mucho mayor.

Durante su campaña de 1978, Brown se opuso a otra iniciativa de alto perfil: ésta en la boleta de las elecciones generales. La Propuesta 6, también conocida como Iniciativa Briggs, buscaba prohibir a los gays y lesbianas ejercer como maestros de escuelas públicas en California. Brown se opuso y ayudó a derrotar la iniciativa el 7 de noviembre.

Jerry Brown finalmente ganó la reelección de manera aplastante, superando a la republicana Evelle Younger por unos 1,3 millones de votos, uno de los mayores márgenes en la historia electoral de California.

Linda de 1978


Octubre de 1978: Linda Ronstadt en la portada de Rolling Stone en una fotografía de Francesco Scavullo para la entrevista. Haga clic para copiar.

Durante 1978, Linda Ronstadt consiguió su tercer álbum número uno consecutivo con 

Living in the USA . Apareció en la lista de álbumes 

de Billboard en septiembre de 1978 y fue el primer álbum de cualquier grupo discográfico en enviar más de 2 millones de copias anticipadas. Con el tiempo vendería unos 3 millones de copias sólo en Estados Unidos. Un sencillo de gran éxito de ese álbum en octubre de 1978 fue una versión de «Ooh Baby Baby» de Smokey Robinson & the Miracles. De hecho, ese sencillo apareció en las cuatro listas musicales más importantes: pop (n.° 7), contemporánea para adultos (n.° 2), country y R&B.

Ronstadt apareció en otra portada de Rolling Stone el 19 de octubre en una fotografía de Francesco Scavullo, y también apareció en la entrevista de la revista. También apareció en la película FM de 1978 , sobre disc jockeys de radio que compiten y el negocio de la música rock. En la película, Ronstadt interpretó las canciones «Poor, Poor Pitiful Me», «Love Me Tender» y «Tumbling Dice» de los Rolling Stones.

A principios de ese año, en julio, hizo una aparición especial en su ciudad natal de Tucson con los Rolling Stones en el Centro Comunitario de Tucson, donde ella y Mick Jagger cantaron juntos “Tumbling Dice”.

Linda Ronstadt actuando en 1978.
Linda Ronstadt actuando en 1978.

A finales de 1978, Linda Ronstadt había consolidado su papel como una de las actuaciones femeninas solistas de mayor éxito del rock y el pop. Estaba agotando las entradas para sus conciertos de rock, incluidos los que se celebraban en grandes estadios y arenas, con decenas de miles de fans.

Según algunas fuentes, ella era «la mujer mejor pagada del rock», con ingresos ese año estimados en más de 12 millones de dólares, o más de 43 millones de dólares en dólares de hoy. Se informó que las ventas de su álbum de 1978 alcanzaron unos 17 millones de unidades, con un retorno bruto de más de 170 millones de dólares en dólares actuales.

La revista Billboard coronó a Ronstadt con tres premios No. 1 del año: Artista Pop Femenina Soltera, Artista Pop Femenina de Álbum y Artista Femenina General del Año. Para entonces seis de sus álbumes habían superado el millón en ventas, tres de los cuales habían sido número 1 en Billboard , así como numerosos sencillos Top 40.

Su amigo Jerry Brown también tuvo un año bastante bueno. Tras su reelección como gobernador de California, se esperaba que organizara un segundo intento por la nominación presidencial demócrata en 1979-1980. Pero antes de hacerlo, él y Linda Ronstadt tendrían lo que algunos podrían llamar un momento de alto perfil.

Jerry Brown y Linda Ronstadt en el aeropuerto de Londres durante su viaje a África en abril de 1979.
Jerry Brown y Linda Ronstadt en el aeropuerto de Londres durante su viaje a África en abril de 1979.

viaje a áfrica

A principios de abril de 1979, el gobernador Jerry Brown y la estrella de rock Linda Ronstadt decidieron viajar juntos. Se había aconsejado al gobernador que fuera a África y se reuniera con algunos de sus líderes nacionales. También había cuestiones medioambientales que quería explorar allí.

La pareja tal vez pensó que podrían combinar un poco de negocios con placer, tomar un respiro de sus ocupadas vidas y explorar la tierra, la vida salvaje y la cultura de África. El período que eligieron para viajar también incluyó el cumpleaños número 41 de Jerry Brown.

El 6 de abril de 1979, la pareja partió para su viaje, como informó Los Angeles Times en un titular de noticia: “Brown, la señorita Ronstadt se escapa silenciosamente de Nueva York; Aborde el avión hacia África”. Pero si pensaron que su viaje pasaría desapercibido en Estados Unidos, o que habría poco interés por ellos en África, estaban lamentablemente equivocados.

En ese momento, ya había un contingente considerable de fotógrafos y reporteros occidentales en África, tratando de cubrir una guerra en Uganda. Pero al no poder entrar a ese país, centraron sus cámaras y su atención en cubrir al Gobernador de California y su estrella de rock invitada. Reporteros y fotógrafos acamparon afuera de las habitaciones del hotel y acosaron a la pareja cada vez que aparecían.

En África, Jerry Brown pasó tiempo visitando a funcionarios africanos y escuchando a expertos ambientales.
En África, Jerry Brown pasó tiempo visitando a funcionarios africanos y escuchando a expertos ambientales.
Linda Ronstadt, con crías de camello en África, también pasó tiempo sola mientras Brown asistía a las reuniones.
Linda Ronstadt, con crías de camello en África, también pasó tiempo sola mientras Brown asistía a las reuniones.
Linda Ronstadt no estaba contenta con la prensa acechadora en África, pero hizo una tregua con ellos. Mirar.
Linda Ronstadt no estaba contenta con la prensa acechadora en África, pero hizo una tregua con ellos. Mirar.

La prensa acechó a la pareja en el aeropuerto de Nairobi, donde Ronstadt se mostró reacia a aparecer para abordar un avión, a pesar de que Brown la convenció para que dejara que la prensa tomara una foto y terminara con eso. Un informe citó a una amiga de Ronstadt diciendo que la prensa realmente la asustó y que se sentía mal porque estaba «arruinando el viaje de Jerry».

Cuando Brown partía para reunirse con presidentes africanos o funcionarios ambientales, Ronstadt a menudo se quedaba en el hotel o en las cabañas donde se hospedaban. En un momento, se informó que preguntó sobre una salida anticipada. Un titular del 11 de abril de 1979 en Los Angeles Times decía: “Política marrón; La señorita Ronstadt ‘puede irse a casa’”.

Sin embargo, la pareja tuvo un campamento de lujo en Tanzania, donde también hicieron un safari para observar búfalos, ñus y guepardos, y luego cenaron carne Wellington alrededor de una fogata. Y Ronstadt estableció una tregua con la prensa, compartiendo historias y bebidas con ellos en un momento dado. Cerca del final de su viaje, Ronstadt partió por separado y voló a Londres, donde más tarde Brown la alcanzó y volaron juntos a su casa en Los Ángeles.

Mientras tanto, Los Angeles Times y otros periódicos habían informado sobre la cobertura de prensa de su viaje de regreso a Estados Unidos , y pronto las revistas también publicaron artículos, incluidos artículos de portada en la edición de Newsweek del 23 de abril (que se muestran en la parte superior de este artículo). y People’s edición del 30 de abril. La revista Look publicó una historia posterior sobre el viaje en junio. Los relatos de la revista resaltaron el lado relacional de la historia y también lo que el viaje podría significar para las ambiciones presidenciales de Brown.

Muchos en la comunidad política que entonces seguían los informes sobre el viaje de Brown/Ronstadt, creían que Brown había cometido un paso en falso político al realizar el viaje con Ronstadt. Algunos sintieron que había perjudicado sus posibilidades de ser un rival destacado del actual Jimmy Carter para la nominación de 1980. Un alto asesor de Carter dijo a la revista Time que pensaba que el viaje «perjudicaría a [Brown] de manera grave», y añadió: «No puedo evitar preguntarme si no hay algo autodestructivo en él». Los demócratas que observaban desde las primeras primarias del estado de New Hampshire tenían pensamientos similares. Dudley Dudley, un destacado demócrata liberal de ese país, dijo a Time : “En términos políticos, este tipo de cosas son contraproducentes. Mucha gente se ríe de [su viaje con Ronstadt]”.

El Newsweek y otras historias sobre el viaje a África también volvieron a centrar la atención en la relación Brown/Ronstadt y lo que había ocurrido o no entre los dos en África, así como anteriormente en casa. Los redactores de Newsweek preguntaron: «¿El cantante con un corazón como una rueda y el gobernador con el alma puesta en la Casa Blanca lograron por fin arreglarlo todo?» En ese momento corría el rumor de que Brown y Ronstadt iban a casarse en las laderas del monte Kilimanjaro.

En términos de lo que ya había sucedido entre los dos en casa, Newsweek informó que dieron largos paseos juntos, “de la mano”, por la playa de Malibú; a veces iba a ver películas japonesas de medianoche en el oeste de Los Ángeles o disfrutaba de la música country “en el funky Palomino del Valle de San Fernando”. Y como clientes habituales del restaurante El Adobe donde se conocieron, el copropietario Frank Casada informó que se lo pasaron bien allí, disfrutaron de la compañía del otro y se dieron besos en la mejilla de vez en cuando.


30 de abril de 1979: La revista “People” publicó el viaje de Brown/Ronstadt a África como artículo de portada.

“Se gustan mucho”, explicó en el artículo 

de Newsweek el asambleísta del estado de California Willie Brown , un amigo que había pasado tiempo con ellos. «Él es una persona diferente cuando está con ella», dijo Willie Brown. “Hay un lado que el público nunca ve. Es coqueto, frívolo y muy divertido. Y él está tan interesado en ella físicamente como a mí me gustaría estarlo”.

«Es una relación muy, muy especial la que tienen», fue citado uno de los asistentes de Brown en el artículo de Newsweek . «Es algo muy importante y no es algo que ninguno de los dos se tome a la ligera».

Pero si la pareja tenía intenciones más serias por delante, era otra cuestión. Ambos habían hecho declaraciones de que no podían casarse el uno con el otro; Brown dijo que eso le impediría llegar a la Casa Blanca y Ronstadt dijo que la vida política para ella sería demasiado limitada.

Sin embargo, algunos de los amigos de Ronstadt ofrecieron a Newsweek una visión diferente: “Casarse con Jerry es un impulso que le surge periódicamente. Quiere una sensación de estabilidad. Ella ha hablado de que se convirtieron en ermitaños en la tierra de Jerry en el norte de California”. Pero la madre de Linda, Ruthmary Ronstadt, intervino con un definitivo: «Sé que a ella no le gustaría ser una esposa política». Y la propia Ronstadt, señalando una ocasión en la que Mick Jagger pasó por la ciudad y la llamó para encontrarse con él en México, reconoció: «Ese es el tipo de cosas que no podría hacer si estuviera casada con Jerry». Aún así, continuaron su relación mientras tanto.

En noviembre de 1979, Jerry Brown anunció formalmente que sería candidato a la nominación presidencial demócrata en 1980.

1979-1980

“Brown-para-Prez” (Parte 2)

El cartel de campaña de Jerry Brown en 1980 muestra el lema: “Un presidente que no debe favores, favorece a la nación”.
El cartel de campaña de Jerry Brown en 1980 muestra el lema: “Un presidente que no debe favores, favorece a la nación”.

Los finales de la década de 1970 fueron una época de ansiedad en Estados Unidos. En el extranjero, la revolución iraní de 1978-79 había reducido el suministro de petróleo, estimulando la inflación y las colas de gasolina en Estados Unidos en el verano de 1979. Los índices de aprobación del presidente Carter se habían desplomado a menos del 30 por ciento. Y a principios de año, en marzo, la central nuclear de Three Mile Island, cerca de Harrisburg, Pensilvania, sufrió un accidente catastrófico, un acontecimiento que planteó dudas sobre la seguridad de la energía nuclear a nivel nacional y al mismo tiempo elevó el potencial de las alternativas energéticas.

Jerry Brown había sido un defensor de alternativas energéticas tanto a la continua dependencia de las importaciones de petróleo como a la energía nuclear, por lo que era un político que podría atraer cierta atención a nivel nacional a través de estos temas. Pero Brown también era ahora gobernador por segundo mandato y tenía un historial de lo que había logrado y lo que no había logrado.

En su primer mandato como gobernador de California, Brown fue duro con el crimen, se negó a aumentar los impuestos y buscó eliminar el despilfarro en la burocracia estatal. Personalmente, había rechazado los atributos del cargo desde el principio, viviendo frugalmente sin la gran limusina ni la mansión del gobernador. Pero los liberales creían que se había quedado corto en programas de empleo para los barrios marginales, cuidado infantil, vivienda para los pobres y reforma fiscal. Brown desarrolló una fuerte relación con la gran comunidad mexicano-estadounidense, un importante bloque de votantes. También negoció una histórica ley laboral agrícola con César Chávez, los agricultores y el Teamsters Union. Y firmó leyes que despenalizan la marihuana, otra que pone fin a los subsidios por agotamiento del petróleo y una tercera que permite la libertad sexual entre adultos que consienten.

1979: El gobernador de California, Jerry Brown, habla en una conferencia de transporte masivo durante su segundo mandato.
1979: El gobernador de California, Jerry Brown, habla en una conferencia de transporte masivo durante su segundo mandato.

Sin embargo, Brown seguía siendo un enigma para muchos; un hombre difícil de precisar, que frustra a la prensa respondiendo sus preguntas con preguntas propias, u ofreciendo alguna pepita filosófica de Tomás de Aquino o un aforismo zen. Aún así, a menudo demostró que los expertos estaban equivocados y tenía un agudo sentido político del sentimiento público. Un observador dijo: “Es capaz de tomar el pulso al público antes de que el público sepa lo que siente”. También fue capaz de ir en contra del sentimiento público. Cuando llegó a su escritorio como gobernador un proyecto de ley para reinstaurar la pena de muerte (las encuestas mostraban que un abrumador 70 por ciento del público la apoyaba), lo vetó. Pero esta acción no le perjudicó políticamente ese año, ya que la legislatura anuló su veto.

En California, algunos veían a Brown como un oportunista empeñado en llegar a la Casa Blanca. El líder de la minoría republicana de la Cámara de Representantes, Paul Priolo, afirmó en un momento que la filosofía de Brown era «hacer lo que sea necesario para convertirse en presidente». Algunos incluso sugirieron que su relación con Ronstadt era una estratagema mediática calculada para impulsar su carrera.

En noviembre de 1979, cuando anunció que sería candidato para la nominación presidencial demócrata de 1980, Brown ofreció una plataforma con tres pilares principales: un llamado a una convención constitucional para ratificar la Enmienda de Presupuesto Equilibrado, una promesa de aumentar los fondos para el espacio y, tras el accidente de la central nuclear de Three Mile Island en 1979, la oposición a la energía nuclear. El movimiento antinuclear en California era especialmente fuerte y Brown había asistido a reuniones de activistas que le ayudaron a darle visibilidad nacional sobre el tema.

30 de junio de 1979: El gobernador de California, Jerry Brown, se dirige a una multitud de unas 25.000 personas en una manifestación antinuclear en San Luis Obispo, California. Los Ángeles Times.
30 de junio de 1979: El gobernador de California, Jerry Brown, se dirige a una multitud de unas 25.000 personas en una manifestación antinuclear en San Luis Obispo, California. Los Ángeles Times.

Sobre el tema de la crisis energética de 1979, Brown acusó a Carter de haber hecho un “negocio fáustico” con la industria petrolera. También declaró que aumentaría considerablemente la financiación federal para la investigación de la energía solar. Durante su campaña, describió a la industria de la atención médica como un “sumo sacerdocio” involucrado en una “carrera armamentista médica” y pidió un sistema de atención médica universal orientado al mercado. Brown también respaldó la idea de un servicio nacional no militar obligatorio para los jóvenes de la nación y sugirió que el Departamento de Defensa reduzca las tropas de apoyo y aumente al mismo tiempo el número de tropas de combate.

25 de febrero de 1980: Linda Ronstadt haciendo campaña en Portsmouth, New Hampshire con Jerry Brown (visto a la izquierda con gabardina detrás de Ronstadt). Foto con marcas de edición, Baltimore Sun.
25 de febrero de 1980: Linda Ronstadt haciendo campaña en Portsmouth, New Hampshire con Jerry Brown (visto a la izquierda con gabardina detrás de Ronstadt). Foto con marcas de edición, Baltimore Sun.

Sin embargo, en su candidatura presidencial, Brown tuvo problemas para ganar terreno tanto en la recaudación de fondos como en las encuestas. Parte del problema se debió a que Jimmy Carter recuperó la aprobación de los votantes después de que los rehenes estadounidenses fueran tomados en Irán, ya que el país tradicionalmente apoyaba a cualquier presidente durante una crisis nacional.

Pero el problema más grave para Brown como rival de Carter provino de la candidatura rival del ícono liberal Edward M. Kennedy de Massachusetts. El senador Kennedy se había negado a postularse anteriormente en 1972 y 1976, principalmente debido a su accidente automovilístico en Chappaquiddick y la muerte de la pasajera Mary Jo Kopechne. Pero muchos creían que 1980 fue el momento de Kennedy, quien planteó un desafío importante a Carter.

Aun así, Brown continuó con su candidatura y entre sus partidarios se encontraban varias estrellas de cine y otras personas de Hollywood, así como de la industria musical. Linda Ronstadt realizó conciertos benéficos para Brown, incluido uno el 22 de diciembre de 1979 en Las Vegas. En ese concierto, mencionó en el escenario esa noche que Brown había estado postulándose intensamente para la presidencia “en los últimos dos meses” y que no lo había visto mucho durante ese tiempo, “excepto en la televisión”. Ella continuó diciendo que él volvería a casa pronto y le dedicó la siguiente canción de su actuación: “My Boyfriend’s Back”. Otro concierto benéfico para Brown el 24 de diciembre de ese año incluyó a otros de Hollywood y del negocio de la música, incluidos Jane Fonda, Helen Reddy y miembros de la banda de rock Chicago. Sin embargo, los conciertos benéficos repletos de estrellas no produjeron la participación ni los ingresos que esperaba la campaña de Brown.

Botón de campaña que promociona "Jerry y Linda en 1980".
Botón de campaña que promociona «Jerry y Linda en 1980».

Linda Ronstadt también hizo campaña a favor y con Brown en ocasiones, y fue mencionada en las noticias sobre su campaña. Su imagen también apareció en varios botones de campaña, algunos con Brown y otros sola, esta última promocionándola como “Primera Dama”.

Los partidarios de Jerry Brown en Hollywood y la industria musical, sin embargo, podrían actuar en ambos sentidos con los votantes. Los comentaristas conservadores de la época comenzaron a describir a algunos de los partidarios de Brown, como los activistas Jane Fonda, Tom Hayden y Jesse Jackson, como “al margen”, lo que perjudicó a Brown en ciertos sectores.

Brown apareció en la boleta electoral en varios estados primarios. Sin embargo, en las primarias de New Hampshire del 26 de febrero de 1980, recibió sólo el 10 por ciento de los votos. A finales de marzo de 1980, Brown había gastado 2 millones de dólares pero no había ganado ninguna primaria. Kennedy, por otra parte, había vencido a Carter en las primarias de Connecticut y Nueva York el 25 de marzo, y parecía estar ganando impulso.

1980: El gobernador Jerry Brown es entrevistado en Los Ángeles, CA.
1980: El gobernador Jerry Brown es entrevistado en Los Ángeles, CA.

Brown luego anunció que su continuación en la carrera dependería de una buena actuación en las primarias de Wisconsin del 1 de abril de 1980. Brown había obtenido buenos resultados en Wisconsin durante la temporada de primarias.

Luego surgió el plan de filmar a Brown en las escaleras del capitolio del estado de Wisconsin en Madison en un evento especial de 30 minutos que se transmitiría en vivo y luego se usaría como comercial de campaña. Se contrató a Francis Ford Coppola de Hollywood para producir y dirigir el evento, y se preparó un discurso reflexivo titulado “La forma de las cosas por venir”. Sin embargo, debido a problemas técnicos, el evento no salió bien y contribuyó al colapso de la candidatura de Jerry Brown.

El 1 de abril de 1980, después de terminar tercero en las primarias de Wisconsin detrás de Carter y Kennedy, Brown se retiró de la carrera presidencial demócrata. A partir de entonces, el impulso se desplazó brevemente en dirección a Kennedy después de que el intento de Carter de rescatar a los rehenes el 25 de abril terminara en desastre. Aún así, Carter pudo mantener a raya a Kennedy y al final ganó la nominación, pero perdió ante Ronald Reagan en las elecciones generales de 1980.


3 de abril de 1980: Linda Ronstadt en la portada de Rolling Stone. Haga clic para copiar.

La entrevista de Linda

Unos días después de que Jerry Brown renunciara a su candidatura presidencial, Linda Ronstadt apareció en la portada de Rolling Stone del 3 de abril de 1980 en un artículo titulado «Los estilos de Linda Ronstadt», con fotografías de Annie Leibovitz. Sin embargo, casi al mismo tiempo, también había concedido una interesante entrevista a la revista Playboy , una entrevista realizada a principios de esa primavera y publicada en la edición de abril de 1980.

Playboy anunció la entrevista como: «una conversación sincera con la primera dama del rock sobre su música, su colorido pasado, su nueva imagen y su ‘novio’, Jerry Brown». La revista probablemente llegó a los suscriptores y a los quioscos antes de que Jerry Brown abandonara la carrera presidencial, por lo que seguiría siendo de actualidad con la candidatura de Brown en mente. Pero en la entrevista, Ronstadt ofreció algunas observaciones reflexivas sobre cómo lidiaba con su celebridad y su participación política. A continuación se presentan algunos extractos:

…PLAYBOY: ¿Por qué no te implicaste en los beneficios frente a la energía nuclear?

RONSTADT: No tenía una banda y sentí que podría interpretarse como un intento de mi parte de empezar a trabajar para Jerry Brown.

PLAYBOY: ¿Qué hay de malo en eso?

RONSTADT: Siento que puede ser peligroso para mí como artista involucrarme en temas y, particularmente, con candidatos. Pero en algún momento siento que no puedo dejar de tomar una postura. Pienso en la Alemania anterior a Hitler, cuando estaba de moda que los berlineses no se involucraran en política y, mientras tanto, este hombre horrible tomó el poder.Si digo cosas sobre la energía nuclear, quiero que la gente salga y aprenda sobre ella. No quiero que digan «No a las armas nucleares» porque Jackson y Linda lo dicen.Pero es difícil para mí como persona pública. No quiero que la gente confíe en mi palabra porque les gusta mi música. Eso es un peligro en sí mismo. Soy muy consciente de mi capacidad para influir en personas impresionables y soy reacio a ejercer ese poder. Si digo cosas sobre la energía nuclear, quiero que la gente salga y aprenda sobre ella. No quiero que digan «No a las armas nucleares» porque Jackson (Browne) y Linda lo dicen. No quiero que piensen que para estar a la moda tienen que ser personas que no utilicen armas nucleares. No quiero que la gente piense en problemas cuando escuchan mi música. Realmente quiero que enganchen sus sueños a lo que estoy cantando. Cuando estoy en público, quiero cantar.

PLAYBOY: Pero usted está defendiendo a Brown. Le diste una cena de mil dólares por pareja y estás dando conciertos, algo que dijiste que nunca harías.

Fotos de Linda Ronstadt mientras era entrevistada por la revista 'Playboy' para la edición de abril de 1980. Entrevista de Jean Vallely, fotografías de Larry Logan.
Fotos de Linda Ronstadt mientras era entrevistada por la revista ‘Playboy’ para la edición de abril de 1980. Entrevista de Jean Vallely, fotografías de Larry Logan.

RONSTADT: ¿Sabes que la mayoría de la gente quema sus puentes detrás de ellos? Bueno, tengo tendencia a quemar los puentes que tengo por delante. Juré de arriba abajo que no haría ningún beneficio para Jerry. La razón artística es la razón egoísta, pero también siempre pensé que si hacía un concierto para Jerry, el público lo percibiría como si él intentara utilizarme. Dirían: “Te lo dije todo el tiempo: la base de su relación es que ella puede hacer conciertos para él y ganarle mucho dinero”. Pero no hay manera de que me mantenga neutral.…Un candidato como Ronald Reagan puede ir a Westinghouse y pedir mucho dinero…Jerry Brown no puede ir a Westinghouse. Sólo puede acudir a los individuos. No tiene financiación corporativa para su ideología. …Jerry Brown no puede acudir a ARCO a pedir dinero para energía solar, porque no es del interés de la empresa….Si no lo apoyo y lo conozco mejor, parece un ataque. Me gustaría que pudiera expresar sus ideas. Creo que son realmente importantes y buenos y, en su mayor parte, tiene razón. Es muy difícil para mí, no sólo como figura pública sino también como alguien que cree en él, se preocupa por él, está cerca de él y está de su lado. Quiero estar de su lado.

PLAYBOY: ¿Cuál es la reacción ante su limitado apoyo público a Brown?

RONSTADT: Voy a recibir mucha presión por ello, pero estoy listo. Simplemente no creo que ninguna de las alternativas sea tan buena como Jerry, y a eso se reduce todo. Mírelo de esta manera: Las Águilas y yo, en cierto modo, representamos la preocupación antinuclear. Westinghouse ha invertido mucho en energía nuclear. Un candidato como Ronald Reagan puede ir a Westinghouse y pedir mucho dinero y, a pesar del límite de 1.000 dólares, Westinghouse puede apoderarse de enormes sumas de dinero. Además, puede contratar abogados, publicar enormes anuncios en los periódicos y seguir lavando el cerebro al público estadounidense sobre la seguridad de la energía nuclear, lo cual creo que es una mentira. Jerry Brown no puede ir a Westinghouse. Sólo puede acudir a los individuos. No tiene financiación corporativa para su ideología. Un candidato como Jerry Brown no puede ir a Arco a pedir dinero para energía solar, porque no redunda en interés de la empresa. Creo que es de interés público tener un candidato interesado en promover tecnologías como la energía solar y protegernos de cosas como la energía nuclear.

PLAYBOY: Entonces no te preocupa que los artistas mal informados afecten la política.

RONSTADT: Muchos de nosotros éramos ingenuos al principio en cuanto a hacer beneficios. Solíamos confiar en la palabra de la gente. No se. Leo periódicos, publicaciones periódicas. No digo que sea un experto, pero estoy muchísimo mejor informado que antes y mejor informado que la persona promedio. Creo que mi opinión está lo suficientemente informada como para publicarla.…Pero si Frank Sinatra va a hacer un beneficio para Reagan, entonces supongo que tengo que hacer un beneficio para Jerry….Richard Reeves escribió sarcásticamente acerca de que nadie pagaría 400.000 dólares la hora por verlo escribir, pero Richard Reeves, de hecho, ejerce mucha más influencia con una máquina de escribir que yo. Es un escritor político. Influye en la opinión pública todos los días. Hacer un concierto para un candidato no puede influir en las elecciones. Nos enorgullecemos de pensar eso. Lo que puedo hacer es brindar un mejor acceso al foro público y luego será el público quien decida. Artistas como Jane Fonda, Joan Baez, Vanessa Redgrave, les digo más poder, están sacando el cuello. Particularmente no quiero arriesgarme. Pero no veo cómo no puedo tomar una posición. Es territorio peligroso para mí, eso es seguro. Pero si Frank Sinatra va a hacer un beneficio para Reagan, entonces supongo que tengo que hacer un beneficio para Jerry….

20 de marzo de 1983: Linda Ronstadt y Jerry Brown asistieron a la inauguración de 'Dreamgirls' en el Teatro Shubert en Century City, California.
20 de marzo de 1983: Linda Ronstadt y Jerry Brown asistieron a la inauguración de ‘Dreamgirls’ en el Teatro Shubert en Century City, California.

Vidas posteriores

A principios de la década de 1980, Jerry Brown y Linda Ronstadt seguían siendo vistos juntos de vez en cuando. Se unió a él y a otros amigos en una reunión informal en Sacramento el 3 de enero de 1983 después de que él dimitiera como gobernador. Más tarde ese año, el 20 de marzo de 1983, fueron fotografiados juntos asistiendo al estreno de la película Dreamgirls en el Teatro Shubert de Century City, California. Pero después de que terminaron sus años de amistad activa, Brown y Ronstadt tomaron caminos separados y continuaron con sus respectivas carreras.

En 1982, Jerry Brown podría haber aspirado a un tercer mandato como gobernador, pero decidió postularse para el Senado de Estados Unidos. Fue derrotado en ese intento por el republicano Pete Wilson. Después, se tomó un tiempo personal y viajó a México para aprender español, a Japón para estudiar budismo en un monasterio y a la India para trabajar con la Madre Teresa. A su regreso en 1988, Brown ganó la carrera para convertirse en presidente del Partido Demócrata de California, y en ese puesto amplió enormemente la base de donantes del partido. Pero a principios de 1991, Brown renunció como presidente del Partido Demócrata y anunció que se postularía para el escaño en el Senado de los Estados Unidos que ocupaba el entonces jubilado Alan Cranston. Aunque encabezó las encuestas tanto para la nominación como para las elecciones generales, abandonó esta candidatura al Senado para postularse para presidente por tercera vez en 1992. Postulándose como un outsider, ganó seis primarias, pero aún estaba muy por detrás del favorito Bill. Clinton.

1992: Jerry Brown, segundo desde la izquierda, estaba entre los candidatos que competían por la nominación presidencial demócrata de 1992, incluido entonces el senador Tom Harkin (IA), de extrema izquierda, y RL de Brown: el senador Bob Kerry (NE), el ex senador. Paul Tsongas (MA) y el gobernador de Arkansas, Bill Clinton. Foto AP, previo a un foro de debate.
1992: Jerry Brown, segundo desde la izquierda, estaba entre los candidatos que competían por la nominación presidencial demócrata de 1992, incluido entonces el senador Tom Harkin (IA), de extrema izquierda, y RL de Brown: el senador Bob Kerry (NE), el ex senador. Paul Tsongas (MA) y el gobernador de Arkansas, Bill Clinton. Foto AP, previo a un foro de debate.

Después del tercer intento fallido de Jerry Brown a la presidencia, muchos creyeron que su carrera política había terminado y durante aproximadamente seis años permaneció en el desierto político. Pero en 1997, postulándose como independiente, Brown se convirtió en alcalde de Oakland, California, donde ayudó a revitalizar la ciudad y revertir la hemorragia de residentes. En 2007, Brown se postuló y ganó el puesto de Fiscal General del Estado y, cuatro años más tarde, sucedió a Arnold Schwarzenegger en un tercer mandato como gobernador de California. Mientras está escrito esto, Brown se postula para un cuarto mandato histórico como gobernador de California, que si gana el 4 de noviembre de 2014, comenzará en enero de 2015.


Linda Ronstadt en la portada del DVD de 2002 de la producción teatral de “Piratas de Penzance”. Haga clic para DVD.

Linda Ronstadt, por su parte, siguió haciendo música, todo tipo de música. En 1981, fue a Broadway como Mabel en 

Los piratas de Penzance , coprotagonizada con Kevin Kline. También coprotagonizó con Kline y Angela Lansbury la versión cinematográfica de 1983. En música, continuó publicando grabaciones populares y apareciendo en salas de conciertos. En 1983, su valor estimado se estimaba en más de 40 millones de dólares, principalmente provenientes de discos, conciertos y merchandising. Pero pronto se cansó de los conciertos de rock, donde el público, a veces aficionado a la cerveza y la marihuana, no siempre estaba centrado en el intérprete. Ronstadt anhelaba lugares que tuvieran “ángeles en la arquitectura”, como ella dijo una vez. A finales de 1984 incursionó en la ópera, interpretando el papel de Mimi en 

La Bohème en la ciudad de Nueva York.

Mientras tanto, de regreso al estudio, en 1983-1986, colaboró ​​con Nelson Riddle en canciones del Great American Songbook, produciendo tres álbumes de estándares de jazz y pop tradicional que vendieron entre ellos más de siete millones de copias en los EE. UU. En 1987 colaboró con Dolly Parton y Emmy Lou Harris para producir el álbum Trio , que ocupó la posición número uno en la lista de álbumes country de Billboard durante cinco semanas. A finales de 1987, Ronstadt lanzó Canciones de Mi Padre , un álbum de canciones populares tradicionales mexicanas.

Para Ronstadt, los años 80 resultaron ser tan exitosos comercialmente como los años 70. Entre 1983 y 1990, produjo seis álbumes adicionales con ventas millonarias; dos de los cuales vendieron más de tres millones de copias en Estados Unidos. En 1991 lanzó un segundo álbum de música mexicana, Más Canciones , por el que ganó un Grammy. Y hay mucho más sobre su música, política y vida personal, que se trata con mayor detalle en otros lugares.

Linda Ronstadt fotografiada por la revista 'Time' en 1977.
Linda Ronstadt fotografiada por la revista ‘Time’ en 1977.

Baste decir aquí que Linda Ronstadt fue una de las cantantes más exitosas y versátiles de la historia de Estados Unidos. Hasta la fecha, ha vendido más de 100 millones de discos en todo el mundo y también se convirtió en una de las concertistas con mayores ganancias durante más de una década. Durante su carrera, lanzó más de 45 álbumes, 30 de ellos producciones de estudio. Entre sus sencillos, 38 figuraron en la lista pop 

de Billboard : 21 en el Top 40, diez en el Top 10, tres en el No. 2 y “You’re No Good” en el No. 1. Ha ganado 11 premios Grammy, dos Premios de la Academia de Música Country, un premio Emmy y un premio ALMA. Pero, lamentablemente, en agosto de 2013, Ronstadt reveló que padecía la enfermedad de Parkinson, lo que la impedía cantar.

En abril de 2014, Linda Ronstadt fue incluida en el Salón de la Fama del Rock and Roll. En julio de 2014, el presidente Obama le otorgó una de las doce Medallas Nacionales de Artes y Humanidades de 2013. También afirmó que estuvo enamorado de ella cuando era más joven. Comprometida con el cineasta George Lucas durante un tiempo en 1984, Linda Ronstadt nunca se casó. Cuando tenía 40 años, durante la década de 1990, adoptó a dos niños: Mary y Carlos, ahora adultos jóvenes. Su autobiografía, Simple Dreams: A Musical Memoir , se publicó en septiembre de 2013 cuando debutó en el Top 10 de la lista de los más vendidos del New York Times .

En esas memorias escribe: “Jerry Brown y yo nos divertimos mucho durante varios años. Era inteligente y divertido, no le interesaba la bebida ni las drogas, y vivía su vida con cuidado y mucha disciplina”. Ella dijo que lo encontraba «un alivio» de los músicos con los que salía. Pero también añadió: “Ninguno de nosotros sufrió jamás la ilusión de que nos gustaría compartir la vida del otro. Yo habría encontrado su vida demasiado restrictiva y él habría encontrado la mía completamente caótica… Con el tiempo, tomamos caminos separados y abrazamos cosas que resonaban en nosotros como individuos diferentes… Siempre nos hemos mantenido en excelentes términos”.

Para obtener historias adicionales sobre música en este sitio web, consulte la página de la categoría “Anales de la música” y, para política, la página “Política y cultura” . Consulte también “Damas notables”, una página de temas con más de 40 opciones de historias sobre la historia y las carreras de mujeres famosas. Gracias por visitarnos y, si le gusta lo que encuentra aquí, haga una donación para ayudar a respaldar la investigación, la redacción y la publicación continua de este sitio web . Gracias. -Jack Doyle

Por favor apoye
este sitio webDone ahoraGracias

____________________________________

Fecha de publicación: 22 de agosto de 2014
Última actualización: 17 de julio de 2023
Comentarios a: jackdoyle47@gmail.com

Cita del artículo:
Jack Doyle, “Linda & Jerry: 1971-1983”,
PopHistoryDig.com , 22 de agosto de 2014.

____________________________________

 
Libros y música en Amazon.com …


Las memorias de Linda Ronstadt, «Simple Dreams». Haga clic para copiar.

«Linda Ronstadt, Grandes éxitos I y II». Haga clic para ver el álbum.

Libro de Linda Ronstadt, «Se siente como en casa». Haga clic para copiar

Fuentes, enlaces e información adicional


Póster del documental de 2019, “Linda Ronstadt: The Sound of My Voice”, que se emitió por primera vez en CNN el 1 de enero de 2020. Haga clic para ver el vídeo o DVD de Amazon.
1970: Linda Ronstadt, días de pelo largo. Foto, Michael Ochs.
1970: Linda Ronstadt, días de pelo largo. Foto, Michael Ochs.
Jerry Brown apareció en la portada de la edición del año electoral del 21 de octubre de 1974 de la revista Time, "New Faces, Key Races".
Jerry Brown apareció en la portada de la edición del año electoral del 21 de octubre de 1974 de la revista Time, «New Faces, Key Races».
Noviembre de 1974: Jerry Brown es elegido gobernador de California.
Noviembre de 1974: Jerry Brown es elegido gobernador de California.
Linda Ronstadt actuando, mediados de los años 1970. Foto, Creem / Andy Kent.
Linda Ronstadt actuando, mediados de los años 1970. Foto, Creem / Andy Kent.

Jerry Brown en la portada del libro de Orville Schell de 1978, “Brown”, Random House, 370 páginas. Haga clic para copiar.
Linda Ronstadt en patines en la foto de la portada de su álbum de 1978, “Living in The USA”.
Linda Ronstadt en patines en la foto de la portada de su álbum de 1978, “Living in The USA”.
Cartelera en Sunset Strip de Hollywood anunciando un concierto de Linda Ronstadt en The Forum, diciembre de 1978.
Cartelera en Sunset Strip de Hollywood anunciando un concierto de Linda Ronstadt en The Forum, diciembre de 1978.
Julio de 1978: Mick Jagger de los Rolling Stones y Linda Ronstadt interpretando “Tumbling Dice” en Tucson, AZ.
Julio de 1978: Mick Jagger de los Rolling Stones y Linda Ronstadt interpretando “Tumbling Dice” en Tucson, AZ.

“Linda Ronstadt”, en Holly George-Warren y Patricia Romanowski (eds), The Rolling Stone Encyclopedia of Rock & Roll , Rolling Stone Press, Nueva York, tercera edición, 2001, págs. 837-839.

Kari Bethel, “Linda Ronstadt, Singer”, Biografía hispana contemporánea/Encyclopedia.com , 2003.

«Linda Ronstadt», Wikipedia.org.

Anne Johnson, «Ronstadt, Linda». Músicos contemporáneos / Encyclopedia.com , 1990.

“Linda Ronstadt and Bobby Darin – Long Long Time” (su aparición en el especial de televisión “The Darin Invasion 1970”, octubre de 1970), YouTube.com.

«El estilo de canción brillante de Linda Ronstadt ilumina Fillmore», New York Times , 9 de mayo de 1971.

«Linda Ronstadt tiene talento como cantante, pero su arte de estilo country revela contradicciones», New York Times , 2 de agosto de 1972.

“¿Puede Linda encontrar un enfoque?” New York Times , 11 de noviembre de 1973.

John Rockwell, “Linda Ronstadt está más segura ahora; La cantante, aquí para tres conciertos, muestra nueva confianza y el éxito de un álbum la ayuda a revisar la imagen de objeto de culto”, New York Times , domingo 26 de enero de 1975.

«Linda Ronstadt en su mejor momento», New York Times , 28 de enero de 1975.

“Un beneficio para Jerry Brown”, Washington Post , 6 de mayo de 1976, pág. 80.

Larry Rohter, “Pop y política: cuando dos mundos chocan”, Washington Post , 15 de mayo de 1976, pág. B-1

«No eres bueno», Wikipedia.org .

“A Jerry Brown le gustan la granola, el zen y ganar elecciones”, People , 14 de junio de 1976, pág. 43.

“Buscando al señor bueno: los demócratas se preguntan si el gurú-gobernador Jerry Brown podría ser la respuesta”, People , 14 de junio de 1976.

«Jerry Brown», Wikipedia.org .

Cameron Crowe, “Linda Ronstadt: La mujer del millón de dólares”, Rolling Stone , 2 de diciembre de 1976.

“Linda Ronstadt: una vagabunda crece como primera dama del country rock”, People (número doble), 27 de diciembre de 1976 – 3 de enero de 1977.

Robert Hilburn, “Harris Averts the Ronstadt Connection”, Los Angeles Times , 30 de enero de 1977, pág. S-68

“Ronstadt dramático y encantador”, New York Times , 24 de agosto de 1977.

Robert Hilburn, “La ruta del concierto de Ronstadt: largas noches de duda”, Los Angeles Times , 18 de septiembre de 1977, pág. P-1.

Mark Kernis, “’Simple Dreams’: Un nuevo álbum magistral y emocionante de Linda Ronstadt”, Washington Post , 21 de septiembre de 1977, p. D-12.

Jack Ong, “Linda Ronstadt Sings Her Way to the Top”, Los Angeles Times , 14 de octubre de 1977, pág. I-13.

Robert Windeler, “Liberando a Linda; En las listas y en los corazones de los hombres, la antorcha más ardiente del rock, Linda Ronstadt, es la número uno”, People , vol. 8, núm. 17, 24 de octubre de 1977.

John Swenson, “Linda Ronstadt, vocalista femenina del año; En la cima de su campo, se convierte en una heroína estadounidense”, Circus , 16 de febrero de 1978.

Ed Ward, “Las reinas del rock – Linda Ronstadt, Joni Mitchell, Carly Simon y Stevie Nicks – hablan sobre sus hombres, la música y la vida en la carretera”, US Magazine , 21 de febrero de 1978.

William Carlsen, “El gobernador y la reina del rock”, Revista estadounidense , 16 de mayo de 1978.

“El élder Brown desea que su hijo se case”, Los Angeles Times , 14 de septiembre de 1978, pág. B-3.

Nancy Skelton, “Llamado hombre de intriga; El compromiso ahora podría perjudicar a Brown, dice un encuestador”, Los Angeles Times , 22 de septiembre de 1978, pág. A-10.

«Elecciones para gobernador de California, 1978», Wikipedia.org .

Vivian Claire (para Los Angeles Times), “Linda Ronstadt: Of Love And Drugs And Jerry Brown”, The Spokesman-Review (Spokane, WA), 13 de noviembre de 1978 (segunda de una serie de cinco partes extraída de la biografía de Vivian Claire , Linda Ronstadt).

Tom Zito, “El sexo y el gobernador único; Brown, Ronstadt: ¿Buena suerte?” Los Angeles Times , 7 de diciembre de 1978, pág. H-6.

Elizabeth Kaye, “Linda Ronstadt: ¿Por qué es la reina de la soledad?”, Redbook , febrero de 1979.

William K. Knoedelseder Jr. y Ellen Farley, “El Adobe mira hacia el este; El restaurante favorito de Jerry Brown apunta a Washington”, Washington Post , 5 de abril de 1979, p. D-1.

John J Goldman, “Brown, la señorita Ronstadt se escapa silenciosamente de Nueva York; Board Plane for Africa, Los Angeles Times , 7 de abril de 1979, pág. A-1.

“Política marrón; Miss Ronstadt ‘May Go Home’”, Los Angeles Times , 11 de abril de 1979, pág. B-28.

Victoria Brittain, “The African Jaunt: On Safari With Jerry Brown and Rock Star Linda Ronstadt”, Washington Post , 16 de abril de 1979, p. B-1.

“La política es una verdadera jungla”, Los Angeles Times , 20 de abril de 1979, pág. D-6.

“Making the African Scene”, Time , 23 de abril de 1979.

Tom Mathews, con Martin Kasindorf y Janet Huck, “Ballad of Jerry and Linda”, Newsweek , 23 de abril de 1979.

Karen G. Jackovich, Harry Minetree, Patricia Newman, “Swinging Safari: El safari de Jerry Brown con la estrella de rock Linda Ronstadt podría ser el final de algo grande”, People , 30 de abril de 1979, vol. 11, núm. 17.

William K, Knoedelseder, Jr.; Ellen Farley, “Donde la élite se reúne discretamente”, Los Angeles Times , 22 de abril de 1979, pág. U-3.

Jimmy Breslin, “Ella se inclina a conquistar, pero ¿qué?” Los Angeles Times , 20 de mayo de 1979, pág. F-6.F6

“Ronstadt se enfrenta a la prensa”, Look , 11 de junio de 1979.

Alan Baron, “Jerry Brown lanza el cartel de la campaña”, Los Angeles Times , 4 de noviembre de 1979, pág. E-1.

Kathy Sawyer, “Brown Launches Underdog Race”, Washington Post , 9 de noviembre de 1979, pág. A-1.

Laurie Becklund, Nancy Skelton, “Menos no es más en Brown Fund Recauder”, Los Angeles Times , 22 de diciembre de 1979, p. A-30.

Laurie Becklund, “Ronstadt arroja un poco de luz sobre la campaña marrón; Ronstadt da impulso a la campaña Brown”, Los Angeles Times , 24 de diciembre de 1979, p. B-3.

Robert Hilburn, “Brown Benefit: Choque de música y política”, Los Angeles Times , 24 de diciembre de 1979, p. E-5.

Murray Fromson, “Sin dejarse intimidar por Iowa, Brown ve esperanza en la campaña de base cero”, Los Angeles Times , 27 de enero de 1980, p. F-3.

William Endicott, “Ronstadt se une a Brown para cortejar a los votantes”, Los Angeles Times , 25 de febrero de 1980.

«Linda prueba el tamaño de ‘Primera Dama’: ‘Me moriría de risa'», Los Angeles Times , 4 de marzo de 1980,
p. A-2.

Charlotte S. Perry, “El sueño convertido en pesadilla de Jerry Brown; El estatus de celebridad del 76 lo persigue en el 80 mientras la familiaridad del público genera desprecio”, Los Angeles Times , 28 de marzo de 1980, p. C-7.

«Linda Ronstadt en el Music Hall», New York Times , 17 de abril de 1980.

Robert Hilburn, “Linda Ronstadt: Abriéndose en el sendero del Rock ‘n Roll; De viaje con Ronstadt”, Los Angeles Times , 20 de abril de 1980.

Jean Vallely, “Linda Ronstadt: una conversación sincera con la Primera Dama del Rock sobre su música, su colorido pasado, su nueva imagen y su ‘novio’, Jerry Brown”, Playboy , abril de 1980.

John J. Goldman, “Brown: de celebridad a buen soldado; El magnetismo de los medios se ha ido”, Los Angeles Times , 13 de agosto de 1980, pág. B-19.

“Entrevista a Linda Ronstadt en el Tonight Show de Johnny Carson , 1983″ (parte), You Tube.com , subido el 19 de diciembre de 2009.

Mary Ellin Bruns, “Ronstadt: The Gamble Pays Off Big” (entrevista), Family Weekly , 8 de enero de 1984.

“¿Qué hay de nuevo con Linda Ronstadt? Ella está cantando sus canciones de amor al zar de Star Wars, George Lucas”, People , 26 de marzo de 1984.

Patricia Leigh Brown, “Linda Ronstadt, Home Again”, New York Times , 22 de septiembre de 2008.

“Artículos y entrevistas de Linda Ronstadt”, Ronstadt-Linda.com (sitio de fans).

“La reinvención del nuevo y ex gobernador de California”, NPR.org , 18 de noviembre de 2010.

Nathan Masters, “Gobernador Brown, entonces y ahora”, KCET.org , 13 de enero de 2011.

Jerry Roberts, “Shades of Jerry Brown: Cómo y por qué el gobernador Moonbeam regresó a la Tierra”, The Independent (Santa Bárbara, CA), 1 de noviembre de 2012.

Matthew Garrahan, “Segunda venida: el gobernador de California habla sobre impuestos, la Madre Teresa y volver a estar al mando”, FT.com (Financial Times), 5 de abril de 2013.

Daniel Buckley, “Por qué Linda Ronstadt sigue siendo importante para Tucson Un historiador de la música de Tucson reflexiona sobre la influencia duradera de la exportación musical más famosa de nuestra ciudad”, Tucson Weekly.com , 12 de septiembre de 2013.

John Rockwell, “Linda Ronstadt”, RockHall .com , incorporado en 2014.

Anthony York, “Linda Ronstadt recuerda el tiempo que pasó con Jerry Brown en una nueva memoria”, Los Angles Times , 17 de septiembre de 2013.

Stephen Spaz Schnee, “Acércate: una entrevista exclusiva con Linda Ronstadt”, DiscussionsMagazine.com , miércoles 14 de mayo de 2014

Maureen Dowd, “Palmy Days for Jerry”, New York Times , 22 de marzo de 2014.