26 de octubre de 2021

Columnas de Opinión

del jueves 14 de octubre de 2021

A la oposición solo le quedan unos cuantos meses

Enrique Quintana/COORDENADAS

La foto es reveladora: partidos opositores y también grupos opositores de la sociedad civil. Una reunión de Va por México y Sí por México hace un par de días.

Al presidente López Obrador le pareció “promiscuidad política”.

Está en lo suyo y lo hace bien.

Su prioridad será impedir que exista una alianza opositora que pueda presentar un solo candidato a la Presidencia en 2024.

Hay muchos que lo ayudan en ese propósito… principalmente los propios opositores.

Por eso llamó la atención ese encuentro.

Por meses le he comentado en este espacio que si alguna o algunas fuerzas políticas quieren seriamente que la presidencia de la República tenga alternancia en el 2024, ya van tarde.

Vuelvo a recordarles la historia. Desde que hay democracia en serio en México, hemos tenido tres alternancias.

La primera ocurrió en el año 2000 con el triunfo de Vicente Fox.

La campaña de este singular personaje comenzó inmediatamente después de concluidas las elecciones intermedias.

Fox es de esos personajes que estuvo en el lugar correcto y en el momento correcto. Nos puede agradar o no, pero contribuyó a cambiar la historia.

Tuvo la suerte de encontrarse con uno de los pocos presidentes priistas demócratas, capaces de reconocer una derrota e impedir que sus compañeros de partido hicieran trampa para ganar: Ernesto Zedillo.

Sin embargo, la clave fue la construcción de la alternativa.

Sin ello, a pesar de contar con un candidato carismático y con un presidente demócrata, no hubiera ocurrido la alternancia.

Desde luego también contó, y mucho, una autoridad electoral imparcial y con prestigio, aquel IFE encabezado por José Woldenberg.

La segunda alternancia ocurrió en 2012.

12 años de gobiernos panistas dejaron a la sociedad la percepción de que los funcionarios no sabían gobernar.

Enrique Peña Nieto construyó su candidatura presidencial antes de abandonar la gubernatura del Estado de México, con la narrativa de que regresaban quienes sí sabían hacer gobierno.

Desde luego, a su triunfo contribuyó el hecho de que la candidatura del PAN no arrastrara y propiciara divisiones. Ello ayudó al triunfo priista.

Pero la clave fue la construcción del candidato triunfador a lo largo de varios años.

Para la tercera alternancia, López Obrador esperaba su momento. Su candidatura fue construida a lo largo de 18 años.

Prácticamente desde que llegó a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, se dedicó a ello. Sólo era cuestión de encontrar la coyuntura para ganar. Y lo hizo. Arrolladoramente.

No es un fenómeno mexicano. Ganarle al incumbente, a quien está en el poder, implica un gran esfuerzo.

No importa que haya desgaste del partido en el gobierno o que el desempeño no haya sido el esperado. Los márgenes que da el poder son una ventaja de arranque.

La “promiscuidad política” de la que habla el presidente López Obrador es hoy algo esencial. Sin ella no se va a ningún lado.

El problema de fondo, y lo saben quienes allí estaban reunidos, es que la alianza que componen está atada con hilos muy delgados que fácilmente pueden romperse.

Pero, además, carecen de liderazgo. La alianza no tiene un rostro identificable.

Lo he dicho y lo seguiré repitiendo porque no veo que otros lo hagan.

Si en los próximos seis meses no empieza a construirse una candidatura que tenga el respaldo de los partidos opositores y de diversas organizaciones de la sociedad civil, las elecciones de 2024 serán un día de campo para Morena.

Además, sin una oposición unificada, el presidente López Obrador tendría un espacio muy amplio para seleccionar a quien él decida, al margen de su arrastre o capacidad.

Siempre puede haber sorpresas, pero lo más probable es que en los siguientes meses se perfile lo que podemos esperar en el próximo sexenio.

##

Bajo Reserva

Coinciden dos Pandora Papers en el Senado

Dos Pandora Papers, los dos ingenieros civiles y destacados integrantes de la autollamada Cuarta Transformación, coincidieron ayer en el Senado. Uno, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis; el otro, el senador morenista Armando Guadiana Tijerina. Ambos se encontraron en el marco de la comparecencia del primero. El coahuilense y empresario minero se dio el lujo de denunciar al funcionario casos de corrupción de concesionarios carreteros y ferroviarios. Y por parte de la oposición, ni un solo cuestionamiento sobre el escándalo que los vinculó al envío de dinero a paraísos fiscales. Quizá algunos opositores no tocaron el tema, porque no vaya a ser que en la próxima filtración de datos aparezcan sus nombres. Para pisar colas, nos recuerdan, hay que tener cola corta.

Nadie sabe cómo llegó Biden al Zócalo

Un gran misterio ronda en el gobierno federal, pues ni la Presidencia de la República ni la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) conocen la forma en que se gestionó el videomensaje que envió el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, con motivo del Bicentenario de la Consumación de la Independencia de México, que se proyectó el pasado 27 de septiembre en el Zócalo de la Ciudad de México. En solicitudes de información bajo el cobijo de la Ley de Transparencia, las dos dependencias federales se echan la bolita y aseguraron no tener esa información, pues mientras la cancillería recomendó ir a Presidencia a preguntarle, lo mismo hizo Presidencia con Relaciones Exteriores. ¿Pues qué no la vida pública tiene que ser cada vez más pública, dice alguien?

STPS guarda silencio sobre Dos Bocas

Nos hacen ver que donde hubo silencio total respecto al conflicto de trabajadores de la refinería de Dos Bocas es en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Nos cuentan que desde temprano se esperaba un posicionamiento respecto al conflicto detonado tras la denuncia de  trabajadores sobre presuntos abusos en la obra. Desde el gobierno se argumentó que el conflicto se derivó de un enfrentamiento entre sindicatos. Cuando se preguntó a la STPS si habría una investigación sobre los hechos, pidieron remitirse a la conferencia mañanera.  Sabemos que en el transcurso de la tarde se reunió la secretaria Luisa María Alcalde con el presidente en Palacio Nacional. ¿Todo en orden en la Secretaría del Trabajo?

Buenas noticias desde Rusia

Nos dicen que en la Secretaría de Relaciones Exteriores les han hecho saber desde el Centro Gamaleya, de Rusia, que ya tienen noticias de que para finales de este 2021 la vacuna Sputnik-V y hasta la Sputnik Light, podrían ser reconocidas por la Organización Mundial de la Salud. Denis Logunov, del Centro Gamaleya, aseguró que están en pláticas constantes con la OMS y el esperado reconocimiento puede llegar antes de que termine este año. La noticia fue muy bien recibida por el gobierno mexicano, pues millones de ciudadanos fueron inoculados con Sputnik V y estaban restringidas de ingresar a Estados Unidos y otras naciones que solo aceptan las vacunas reconocidas por la OMS. (El Universal, A2, p.2)

Trascendió

Que a una sola voz, los siete comisionados del INAI, que encabeza Blanca Lilia Ibarra, salieron al paso de críticas por su visita a las instalaciones del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, argumentando que fue “de cortesía” y que para nada viola su autonomía, pues antes han efectuado ejercicios similares en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y en la UNAM y de forma alguna se compromete la vocación de defender el derecho a la información de los ciudadanos.

Que en el círculo del coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, consideran oportuno hacer un llamado a la calma frente a una sucesión que, lejos de sumar esfuerzo para fortalecer y dar continuidad a la 4T, puede destruir la estructura nacional con la que ya cuenta el partido en caso de abrir más frentes, cuando de por sí el piso ya es disparejo y sus adversarios se frotan las manos ante un conflicto partidista que se avecina. El zacatecano, en tanto, hizo ver en Puebla que desde Palacio Nacional deben ser cautos, porque ya no se puede dar marcha atrás al debate abierto sobre el relevo.

Que sin confrontaciones transcurrió la comparecencia del secretario de Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis Díaz, quien aprovechó su reunión con senadores para destacar no solo el trabajo de la dependencia, sino de AMLO y hasta bromeó en la parte de las réplicas: “espero que no me regañen”. El jalón de orejas, empero, fue de la propia bancada morenista cuando Soledad Luévano le preguntó si estaba consciente de que la SCT es un “elefante viejo y reumático”, a lo que el ingeniero respondió que ya se ha limpiado y corregido todo. (Milenio, Al Frente, p.2)

Sacapuntas

Prueba superada

Nos hacen ver que la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, se colgó otra medallita con la reapertura de la frontera con EU, anunciada para noviembre próximo. Porque fue ella quien operó las campañas de vacunación en la franja fronteriza. En el gabinete presidencial y entre empresarios agradecen que esa labor recayera en ella y no en otros.

Entre ministros

Encuentro de ministros protagonizaron el presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, y su homólogo de Canadá, Richard Wagner. La plática giró en torno al funcionamiento de sus respectivos órganos de justicia y su trascendencia en los sistemas democráticos. Nos dicen que nuestro embajador Juan José Ignacio Gómez Camacho, hizo las gestiones para la reunión.

Comparece sin sobresaltos

Muy tersa resultó la comparecencia del titular de la Función Pública, Roberto Salcedo, en la Cámara de Diputados. La oposición lo trató con mucho respeto y los morenistas lo impulsaron a continuar su trabajo con el mismo rigor mostrado hasta ahora. El funcionario tuvo respuestas para todos, y ningún legislador rompió la civilidad del encuentro.

Voto cantado

Es prácticamente un hecho que el PRI votará contra la reforma eléctrica del presidente López Obrador. Tan es así que el coordinador de los diputados priistas, Rubén Moreira, anunció a los cuatro vientos que la coalición con PAN y PRD se mantiene, y contenderá en cinco de las seis elecciones para gobernador en 2022. Y hace una semana hasta amenazas de ruptura había.

Compartiendo estrategias

Hablando de priistas, el alcalde en Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, recibió ayer al vicealcalde de Porto Alegre, Brasil, Ricardo Gomes. La visita es parte del plan del mexicano para compartir estrategias y proyectos con miras a mejorar los servicios hacia sus respectivos gobernados. De hecho, se trata de tener acercamiento con más funcionares de otros países.   (El Heraldo de México, La 2, p.2)

Confidencial

Monreal, en su propia pista con la eléctrica

Nos confiesan morenistas en San Lázaro que el senador Ricardo Monreal “ya se pintó su propia pista” para el procesamiento legislativo de la iniciativa de reforma eléctrica del Presidente. Cuentan que mientras los diputados le propusieron trabajar “en conferencia” –conjuntamente y al mismo tiempo las cámaras de Diputados y de Senadores– “para hacer todo más rápido”, el zacatecano les dijo que no. Dicen que pidió que hagan su trabajo en San Lázaro, porque en el Senado será otro boleto la negociación con la oposición. No falta quien piensa –afirman– que el senador negociará con su propio estilo.

Ebrard fija objetivo con claridad

Para quienes pensaban que el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, podría coquetear con otra fuerza política de un color diferente al guinda, para postularse a la candidatura presidencial, las cosas ya quedaron claras. Sí quiere, reafirmó ayer en entrevista con Joaquín López Dóriga, y lo buscará por Morena y no por ninguna otra fuerza política. ¿Así o más claro?

El nuevo ‘Servicio Profesional de Carrera’

En lo que ya parece el nuevo Servicio Profesional de Carrera (la Ayudantía del presidente López Obrador), hay un nuevo fichaje: Andrea Enríquez Quintana, una de las jóvenes que inició en el grupo que cuida al mandatario desde el arranque del gobierno, fue nombrada como coordinadora general de Administración y Finanzas de la Secretaría de Salud de Sonora. Con ella, suman 13 cambios en el selecto grupo que recoge fólderes y le abre espacio a la camioneta del morenista.

Prevé INE mayor hostilidad

Si durante este año pasó tragos amargos por la elección intermedia, el INE perfila un panorama aún más duro en el próximo trienio y de cara a la elección de 2024. El consejero Jaime Rivera advirtió que se atizará la hostilidad y descalificación desde Palacio, lo cual se combinará con una reforma electoral, por lo que hay riesgo de que se “socave” la confianza de la ciudadanía en el organismo autónomo.

Repudian cese en el CIDE

Alejandro Madrazo Lajous recibió el apoyo y solidaridad de más de un centenar de académicos y activistas que firmaron una carta de rechazo a su destitución como director de la Región Centro del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), al considerarla “una señal ominosa para toda la academia mexicana” y reprobar que su cese se decidiera “sin dar razones claras a la comunidad”. Entre los “abajofimantes” figuran especialistas como Alma Maldonado, del CINVESTAV; Jacqueline Peschard, José Woldenberg y Julia Carabias, de la UNAM, y Mauricio Merino, del propio CIDE.

Acusa Harp violencia de género

Varias han sido las muestras de solidaridad que ha recibido la senadora morenista Susana Harp Iturribarría, luego de los ataques y amenazas que ha denunciado. La legisladora guinda asegura que el hostigamiento, que incluye la difusión de unas declaraciones tomadas de un video editado, se ha dado a raíz de su tercer informe de labores legislativas, en el que reveló sus aspiraciones rumbo a la contienda por la gubernatura de Oaxaca. La hija del empresario Alfredo Harp acusó que es víctima de una campaña de difamación, guerra sucia y violencia política de género. (El Financiero, Nacional, p.29)

Historias de Reportero / Poder, poder y más poder

Hay hombres de Estado y hombres de poder. Más allá de la megalomanía del presidente López Obrador y sus aspiraciones de pasar a la historia como un hombre excepcional, tres años de su administración dejan en claro que él es de los segundos. Quiere ser recordado como una figura entre caudillo y santo. Lo suyo es el poder.

No tiene, no tuvo nunca, un plan de gobierno, sino una estrategia para acumular poder y conservarlo incluso más allá de su mandato, aunque no sea por la vía de la reelección. No sólo no resuelve los grandes problemas del país, sino que ni siquiera lo intenta. Su plan se limita a ganar elecciones, encabezar como líder místico y carismático lo que él siempre ha dicho que es un movimiento, una transformación, muy por encima de un partido o un gobierno.

Así que su aspiración no es cumplir con hacer un buen gobierno según las métricas internacionalmente aceptadas. Le parece poca cosa. Él va tras el discurso, no tras los entregables. Por ello, las ocurrencias, las obras faraónicas, la propaganda incesante que trata de encontrar a codazos su lugar en la historia por la vía de la dinamita: destruyendo instituciones, aniquilando las capacidades del Estado para atender a la población, arrinconando las voces inconformes a través del acoso, el uso faccioso de la procuración de justicia y, si es necesario, la represión.

La violencia, la pandemia, la reactivación económica no son su prioridad. Su “estrategia” en todos los casos es privilegiar la palabra por encima de los hechos, concentrarse en la narrativa más que en el manos a la obra. Es más un saliva a la obra. No hacer, dejar pasar, hacer como que hace, y enfocar todo el poder económico y político del Estado en un sólo objetivo: conservar el poder, a través de una o alguien incondicional, más allá de 2024.

Resultados de gobierno no ha habido ni habrá ni le interesa tener. No bajo las ópticas a las que estamos acostumbrados a usar para medir el éxito de una administración. Con ganar el debate se da por bien servido. Todas sus reformas, incluida la que se discute ahora, la eléctrica, tienen un punto de partida común (el discurso) y un objetivo común (acumular poder). No resolver problemas ni proyectar un futuro de país.

Es un hombre de poder de pies a cabeza. No se distrae en gobernar. Su motor es el poder y su magnificada imagen personal proyectada desde ese poder. Su sueño populista, fundamentado en el pasado priista de su juventud y salpimentado con el bolivarianismo latinoamericano, es mantenerse como el gran líder de un movimiento perpetuo, no importa que no vaya a ningún lado, o vaya al precipicio.

Queda por verse si la difícil construcción democrática de las últimas décadas en México sirve para frenarlo. Por un lado, la sociedad confía en la joya de esa construcción, el INE, mucho más que en el gobierno. Por el otro, según el Latinobarómetro, cada vez son más mexicanos los que están a favor de autoritarismo sobre democracia. La moneda está en el aire. Depende de la sociedad. (Carlos Loret de Mola, El Universal, Nación, p.7)

Ricos y Poderosos / Regularizará AMLO, autos chocolate

El presidente Andrés Manuel López Obrador firmará el próximo fin de semana un acuerdo para regularizar los autos “chocolate” en siete estados de la frontera norte del país.

Será el principio. Luego se revisarán mecanismos para la regularización de autos en otros estados de la República Mexicana.

Los recursos que se recauden dijo el Jefe del Ejecutivo se etiquetarán para que cada estado de la República los destine para cubrir los baches de las calles.La intención es regularizarlos para evitar que se utilicen para cometer actos ilícitos.

El primer mandatario hizo el anuncio luego de que refirió el caso del presidente municipal de Hermosillo que recientemente fue apoyado con presupuesto federal para bachear las calles y luego, su relevo, solicitó 6 mil millones de pesos adicionales.

Dijo que esa responsabilidad es de los estados y municipios. Sin embargo, inmediatamente después comentó que el fin de semana firmará el acuerdo de regularización y que los recursos que se recauden serán para arreglar las calles de los estados de la República.

El presidente de México está viendo sólo una parte de la problemática. Observa el tema delincuencial y la necesidad social.

Lo que no toma en cuenta, es lo que implica su decisión para la economía formal.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Autos (AMDA), lo advirtió de inmediato vía twitter.

Señaló que la regularización de los autos chocolates representa un premio a las mafias que se enriquecen con el contrabando y un golpe al comercio formal de autos, que genera empleos e impuestos.

No es la primera vez que un Presidente de México legaliza lo ilegal. Y aunque los argumentos públicos de todos los que han tomado la misma decisión son, la intención de frenar los ilícitos y cubrir una demanda social, lo cierto es que obedece más al interés político electoral.

La regularización de autos, rinde muchos votos, para decirlo más claro. La regularización de autos que realizará el presidente López Obrador, será la segunda más importante que ha realizado un Jefe del Ejecutivo en la historia reciente.

La anterior la realizó el entonces presidente Vicente Fox en agosto de 2005 y 2006.

Paradójicamente, dos presidentes de extremos opuestos: de derecha y de izquierda, optan por regularizar autos ilegales.

Adicionalmente, por la vía de los amparos, entre los años 2009 y 2014 se importaron ¡alrededor de 2.3 millones de autos!, de acuerdo con cálculos de la AMDA.

Con los amparos se importaron vehículos con hasta 15 años de antigüedad y quedaron exentos de un arancel de 10%, previsto en el decreto de 2008, además de que se les eximió de cumplir con la Norma Oficial Mexicana 041 de medio ambiente.

En 2006  se legalizaron más de 1.5 millones de vehículos. De acuerdo con cálculos preliminares del sector automotriz, en ésta ocasión, la legalización de autos podría ser de alrededor de 1 millón de unidades.

Esta cantidad incluirá a los vehículos que ya circulan en el país más los que se introduzcan en el periodo que esté vigente la regularización.

Y se estima que tendrá un impacto del 20% en la disminución en las ventas de autos nuevos.

De acuerdo con el editor en jefe de Tendencias Económicas y Financieras, Carlos López Jones, la venta de autos nuevos en México ha caído 25% en lo que va del sexenio lopezobradorista.

En consecuencia, será un golpe adicional para una industria que por el valor de sus exportaciones representa uno de los motores de la economía y una de las más importantes fuentes de divisas con que cuenta el país.

La legalización de los autos ilegales, tiene varios efectos negativos para ese sector industrial y para la economía nacional.

Impacta negativamente al comercio formal de autos nuevos y seminuevos. Aumenta el parque vehicular con autos considerados chatarra en Estados Unidos.

Incrementan la contaminación ambiental. Fomenta la corrupción alrededor del ilícito negocio de la importación de vehículos chatarra.

Es difícil que los gobiernos que han regularizado los autos chocolate no sepan estos efectos negativos.

Por lo pronto, viene otro golpe a la industria automotriz de México. Al tiempo. (Marco A. Mares, El Economista, Opinión, p.26)

Astillero

Dos Bocas, gas, electricidad // Enardecido escenario energético // ICA Fluor: infiltrados y provocación // Deformar: magnifi cación desesperada

A RESERVA DE QUE se precisen los términos de lo acontecido ayer en Dos Bocas, Tabasco, y con el encuadre que ha dado la propia empresa involucrada, ICA Fluor, al hablar de infiltrados y provocaciones, más ciertas maniobras mediáticas desesperadas en busca de magnificar el conflicto, es posible analizar los sucesos en el contexto de la enconada batalla que se libra a propósito de la reforma energética en general y, en particular, la eléctrica que está en curso, con el litio como tema que no es secundario.

ESE ANÁLISIS DE contexto no debe minimizar ni pretender la justificación de los hechos sangrientos: trabajadores en demanda del cumplimiento de mejores condiciones laborales y de compromisos no satisfechos fueron dispersados y atacados por policías ¿sólo estatales?, con disparos de balas de goma y gases lacrimógenos, según las imágenes y testimonios difundidos, en una acción represiva suscitada en un área de seguridad nacional, donde se construye una refinería de petróleo que forma parte destacada del proyecto de recuperación de soberanía energética del actual gobierno.

PERO, TAMBIÉN, ES una represión sucedida en el estado natal del actual Presidente de la República, donde gobierna Carlos Manuel Merino Campos, como sustituto impulsado y virtualmente instalado en el cargo por el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, de quien Merino Campos ha sido suplente en otros momentos políticos. (Julio Hernández López, La Jornada, Política, p.8)

Política Zoom / SCJN vs. Gertz Manero

Después de 107 días de la toma arbitraria de la Universidad de las Américas campus Puebla (Udlap), la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidió tomar cartas en el asunto.

Desde el 29 de junio más de 10 mil alumnos y 2 mil 200 profesores han sido víctimas de violencia. “Nunca me imaginé que iba a tener la bota policiaca oprimiendo mi cabeza”, me dice la doctora Melina Gómez Bock, coordinadora de la carrera de Física de la Udlap.

El origen de esta crisis es oscuro: hace 10 años Alejandro Gertz Manero, actual Fiscal General de la República, emprendió una batalla legal para apropiarse del nombre y del logo de la Udlap. Cuando este pleito comenzó, él era dueño y rector de otra universidad que lleva también el nombre “de las Américas,” pero cuyas instalaciones están ubicadas en Ciudad de México.

Este asunto legal se resolvió tiempo después, dejando insatisfecho al actual fiscal. Sin embargo, beneficiado por el cargo que ahora ocupa, Gertz logró que un juez de amparo, afín a sus intereses, resucitara el expediente para ampliar las denuncias en contra de los herederos de la familia Jenkins, quienes, hasta recientemente, lideraban el patronato de la Udlap.

La parte agraviada afirma que si Gertz no hubiese sido fiscal, dicho amparo jamás habría prosperado. Todavía más grave, si Gertz no hubiese litigado este asunto desde la FGR, la crisis por la que atraviesa la Udlap no estaría ocurriendo.

La maniobra del fiscal permitió escalar el conflicto al punto donde hoy, varios integrantes de la familia Jenkins están siendo perseguidos por lavado de dinero y delincuencia organizada.

Del lado de Gertz se sumó a la batalla el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, quien nombró a los nuevos integrantes del patronato de la Udlap y al rector espurio, Armando Ríos Piter.

Este es un caso donde el conflicto de interés se asoma por todos lados. El fiscal litiga desde la FGR como si se tratara de su despacho personal y utiliza los recursos del contribuyente para vengar todos los litigios que antes hubiera perdido.

Zoom: la intervención de la SCJN, a partir de la atracción del caso —ejercida por el ministro Juan Luis González Alcántara— es esperanzadora, porque puede devolver equilibrio a una situación marcada por el abuso de poder. (Ricardo Raphael, Milenio, Al Frente, p.3)

En Tercera persona / Los manteles blancos del gobernador

El pasado 12 de octubre a la una de la tarde, en una avenida céntrica de Ciudad Obregón, una familia fue atacada a tiros de carro a carro. Un hombre y una mujer resultaron heridos. Él aceleró hasta un hospital cercano. José Rafael, el niño de tres años que viajaba con ellos, no sobrevivió a las balas.

En el municipio de Cajeme —cuya cabecera es Obregón—, la sociedad hirvió. Hirvió como pocas veces. Redes sociales, medios y colectivos se pronunciaron de manera estentórea.

Aunque hablamos de la cuarta ciudad más violenta del mundo, en la que diariamente ocurre la mitad de los asesinatos registrados en Sonora, el consenso fue que el asesinato de José Rafael “lo rebasó todo”.

“¿Qué tiene que pasar para que esto se detenga?”, preguntaron los colectivos. “¿Qué tiene que pasar para que hagan algo?”.

En julio de 2017, frente a un puesto de tacos de Zapopan, Jalisco, en el que cenaba con una mujer y una niña, fue acribillado Trinidad Olivas Valenzuela, El Chapo Trini.

Hombres que bajaron de un Mercedes Benz y una camioneta BMW lo cosieron a tiros. El Chapo Trini era el jefe de plaza de los Beltrán Leyva en Ciudad Obregón. Había reclutado un ejército de jóvenes de entre 17 y 25 años para enfrentar al Cártel de Sinaloa y su franquicia local: Los Salazar.

La muerte del capo coincide con el aumento vertiginoso en los índices de violencia. Rafael Caro Quintero y el Cártel Jalisco Nueva Generación llegaron a disputar el territorio.

Cada año ha sido desde entonces el más violento en la historia de Cajeme: 276 homicidios en 2018; 428 en 2019; 458 en 2020. Contabilizando los cuerpos aparecidos en fosas, el diario Tribuna asegura que entre enero y junio de 2021 se ha rebasado la cifra de 500 asesinatos.

Todavía está fresco el caso de Diana Guadalupe Quiñones Heras, de 18 años. El pasado 5 de septiembre la encontraron torturada, estrangulada y con la garganta cortada, en la recámara de su casa.

Aquel día, Diana Guadalupe no se había presentado a trabajar. Su superior comenzó a buscarla. Desde una ventana, la hallaron del modo que he descrito.

Ese mes otras seis mujeres fueron asesinadas. A dos de ellas las hallaron dentro de un depósito de refrescos abandonado. Fue dantesco: estaban torturadas, golpeadas, desfiguradas.

“Sonora está de manteles blancos”, dijo el nuevo gobernador del estado y exsecretario federal de seguridad, Alfonso Durazo, al anunciar el arranque del Mundial Sub-23 de Beisbol.

El 24 de septiembre, “en medio de una fiesta de luces, pirotecnia y orquesta en vivo”, celebrada en el estadio de los Yaquis en Ciudad Obregón, Durazo inauguró el campeonato. Lanzó la primera bola a Ana Gabriela Guevara, directora de la Comisión Nacional del Deporte, quien la recibió como cátcher.

El fin de semana siguiente ocurrieron en Cajeme diez ejecuciones, pese a que la Cámara de Comercio le había rogado al crimen organizado “un alto al fuego”. El mes cerró con 58 homicidios.

“Tengan confianza”, solicitó a los sonorenses, a fines de septiembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador. “Hay un plan”, dijo.

El plan consistía en “tener más cuarteles”: “garantizar efectivos de la Guardia Nacional”.

Para el 9 de octubre se habían cometido ya 20 homicidios. Tres días más tarde se volvía viral el hashtag #ConLosNiñosNo y en menos de 24 horas eran ejecutadas cuatro personas.

Todo en la impunidad, todo sin detenidos, todo sin procesados.

Los manteles blancos del gobernador quedaban teñidos completamente de sangre. (Héctor De Mauleón, El Universal, Nación, p.8)

Serpientes y Escaleras / Los tres errores de AMLO y su reforma eléctrica

Cuando el presidente anunció, después de los comicios federales del 6 de junio pasado, que enviaría tres reformas constitucionales más al Congreso para la segunda mitad de su mandato, muchos pensaron que estaba blofeando. Porque después del resultado de las elecciones de aquel domingo estaba claro que Morena no tendría mayoría calificada en ninguna de las dos Cámaras del Congreso y que aun con sus aliados y rémoras del PT y PVEM, el partido de López Obrador no alcanzaría las dos terceras partes ni de diputados ni de Senadores que se requieren para modificar la Constitución de la República.

Y de inmediato muchos analistas y observadores comenzaron a tratar de interpretar la jugada del presidente que, tratando de ocultar el golpe que su gobierno recibió en las urnas, habló de lo fácil que sería para él conseguir los votos suficientes para lograr la mayoría calificada y conseguir la aprobación de sus tres reformas: la eléctrica, la electoral y la militarización constitucional de la Guardia Nacional. Por eso, cuando hace un par de semanas oficializó su intención de cambiar la constitución con su primera iniciativa, surgió de inmediato la pregunta obligada: ¿por qué el presidente manda una propuesta de reforma constitucional al sector eléctrico sabiendo que no cuenta con los votos para aprobarla?

La respuesta no tardó en llegar y confirmó lo que ya había dicho desde los primeros días después de los comicios intermedios: López Obrador le apostaba al PRI y a su debilidad interna para lograr los 57 votos que le hacen falta en la Cámara de Diputados para reunir las dos terceras partes necesarias para aprobar modificaciones constitucionales. Y desde entonces se inició un cortejo al priismo desde Palacio Nacional para tratar de seducir y convencer a la cúpula del viejo partido tricolor de votar con Morena la propuesta de reformas a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución.

Pero a pesar de la seguridad con la que habla todas las mañanas y de su convencimiento de que el PRI terminará apoyándolo en su reforma eléctrica, el presidente AMLO podría estar cayendo en 3 errores de cálculo:

1.- Primero, que para aprobar su reforma estaría oficializando el nacimiento del PRIMOR. Morena podría terminar lastimado en su imagen y su discurso de criticar al PRIAN perdería toda credibilidad porque ahora ellos hacen lo mismo.

 2.- No es para nada igual el aprecio que los mexicanos tienen por Pemex que por CFE. El afecto y la admiración que los mexicanos sienten por el presidente Lázaro Cárdenas no es el mismo que por el presidente Adolfo López Mateos. La CFE es una de las empresas más impopulares de México. Es la campeona de quejas y denuncias por cobros indebidos y mal servicio en la Profeco. Hay muchísimos lugares en el país donde la gente corretea a los trabajadores de la CFE y donde no los deja entrar a las comunidades. El caso extremo ha ocurrido en Tabasco, la tierra natal del presidente, donde la gente dejó de pagar sus recibos no porque fueran malos pagadores, sino por el historial de pesadilla de mal servicio, cobros excesivos y arbitrariedades de CFE contra el pueblo tabasqueño. Ya ni hablar de los apagones que son el pan de cada día en casi todo el país. ¿Cómo pedirle, entonces, a los mexicanos rescatar a una empresa que cada bimestre le clava el colmillo a la gente?

3.- El presidente envuelve su reforma en la retórica nacionalista con lo que intenta prender el espíritu nacionalista en el pueblo mexicano para defender su propuesta. Sin embargo, hoy todos somos testigos de la realidad del cambio climático. Hay evidencia científica cada día más sólida del calentamiento global y el incremento de la temperatura del planeta que está generando eventos climáticos cada vez más mortíferos y devastadores. Por eso, no es nada exagerado decir que en estos momentos las energías renovables son más populares que cualquier discurso nacionalista de rescate de la industria eléctrica. Las energías renovables son más populares porque hay cientos de miles de instalaciones solares en hogares y negocios en todo el país. Son más populares porque la gente puede producir su propia energía a partir del sol y con un considerable bajo costo. El tema de las energías limpias ya está en la conciencia del pueblo.

Están tan arraigadas las energías limpias entre la población mexicana que, según datos oficiales, en México más de 281 mil viviendas cuentan en este momento con su propia generación de energía solar a través de la instalación de paneles solares, lo que representa un incremento de 57% con respecto a las que había en 2018. En junio de este año, la Comisión Reguladora de Energía registró 1,797 MW de capacidad de generación anual, principalmente solar; lo que significa un aumento de más de 200 MW respecto a los 1,551 MW que se habían registrado a finales de 2020.

Todo eso ha aumentado la generación de energía solar en los tres años del gobierno de López Obrador, tanto que el Sistema de Información de Mercado del Cenace reporta en estos momentos 7,554.51 MW de Capacidad Solar Instalada en todo el territorio nacional. La generación distribuida menor a 500 MW registrada en la CRE es equivalente al 23% de la Capacidad Solar Instalada a nivel nacional reportada por el Cenace.

Con todos estos datos oficiales, que confirman la preferencia por las energías limpias entre la población, especialmente de la solar, que es la más accesible y fácil de obtener, podríamos afirmar, sin temor a equivocarnos, que los mexicanos valorarían más una reforma que mejorara el servicio de la CFE, que termine de tajo con el trato tiránico y arbitrario de la Comisión a los usuarios y a los clientes y que en definitiva termine con los abusos de los cobros excesivos de luz. La gente valoraría más una reforma que destinara una bolsa importante de recursos para instalar millones de paneles solares en hogares, negocios, comercios, escuelas, clínicas y centros de salud, oficinas gubernamentales, para que la gente pague menos por la luz y que otorgue incentivos para que toda la tecnología solar o eólica, sus componentes se construyan en México y no se tengan que importar.

Ya sea que esté blofeando o que realmente tenga la certeza o los instrumentos judiciales o los expedientes para obligar a los priistas a darle los votos que necesita, el presidente podría estar cayendo en estos tres errores de cálculo y, si alguno de esos le falla, pagaría un alto costo político si su reforma eléctrica es rechazada por el Congreso. Pero —siempre hay un pero— si la oposición tampoco lograr perfilar una propuesta alternativa o distinta, el discurso nacionalista que ha esgrimido López Obrador, terminará ganando terreno en un juego de vencidas políticas y el beneficio para el país, de una buena reforma eléctrica, práctica y realista para un mejor servicio a los mexicanos, quedará relegado a un segundo plano ante los argumentos ideológicos que pretende imponer la 4T.

NOTAS INDISCRETAS… Las imágenes de los agentes de la Secretaría de Marina y de la policía estatal de Tabasco repeliendo y disparando presuntas balas de goma y gases lacrimógenos contra trabajadores inconformes de ICA en las obras de la refinería de Dos Bocas, representan un golpe contundente y difícil de esquivar para el discurso del gobierno lopezobradorista en favor de la libertad sindical y los derechos de los trabajadores que reivindica la reciente reforma laboral promovida y aprobada por la 4T en el Congreso.

Por más que el presidente reduzca el tema a “un pleito entre sindicatos” y minimice las protestas o que Rocío Nahle, que es como la jefa de Obras de Dos Bocas, diga en tono despreciativo que “se trata de un grupito de 11 personas con intereses particulares”, la realidad es que sea cual sea el origen y la intención de los trabajadores inconformes que acusaron a ICA de incumplir con pagos y prestaciones salariales, ya rebasó, con mucho, el control de daños y el discurso minimizante del gobierno federal.

Suponiendo que López Obrador y Nahle tengan razón, y que se trate de un pequeño grupo de disidentes en las obras que realiza ICA o, incluso, que sean otros sindicatos ajenos intentando disputarle la titularidad del Contrato Colectivo al sindicato que lo detenta actualmente, ¿no acaso el presidente y su secretaria del Trabajo, han pregonado a los cuatro vientos que, con su reforma laboral, ya hay en México libertad total para que los trabajadores elijan a qué sindicato quieren que los represente, que se inconformen y desconozcan al sindicato que tiene su contrato colectivo para elegir a una nueva representación sindical o incluso para defender ellos solos sus derechos sin necesidad de pertenecer o afiliarse a ningún sindicato?

Todo eso que ya contempla la ley laboral y que México no sólo aprobó en sus reformas al artículo 123 constitucional y a la Ley Federal del Trabajo, sino que reivindicó y reconoció como parte del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, es parte de lo que está pasando en las obras de Dos Bocas. Puede que sí haya un conflicto entre dos sindicatos o más y es casi seguro que un grupo de trabajadores, que claramente son más de 11, decidieron desconocer a su actual sindicato, con el que ICA ya tiene un arreglo, y exigir por fuera, tal vez azuzados por otro sindicato, sus derechos.

¿Es eso un delito grave que amerite que les manden a la Marina y a la policía tabasqueña a reprimirlos y dispararles hiriendo de gravedad a varios trabajadores inconformes? Por supuesto que no lo es. Sobre todo porque el trato de fuerza y violencia que les dieron a los trabajadores de Dos Bocas no se los dan a los peores capos del narcotráfico y a los criminales de este país. Así que López Obrador podrá seguir diciendo que no pasa nada y podrá desacreditar las protestas de trabajadores inconformes, como ya lo hizo con los repartidores independientes de gas a los que tachó de “extorsionadores”; pero la imagen de un gobierno que manda a marinos y a policías a reprimir trabajadores es algo que ya no se podrán quitar, aunque le pongan mil etiquetas para descalificar y minimizar la protesta laboral en la polémica obra de Dos Bocas…Los dados mandan Escalera Doble. Mejora el tiro. (Salvador García Soto, El Universal, Nación, p.9)

Estrictamente Personal / 2024

Como tantas cosas que hace distinto, el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene semanas de haber ratificado públicamente que Claudia Sheinbaum es su candidata para sucederlo en 2024, y la jefa de Gobierno actuó en consecuencia, entregándose por completo a la agenda de confrontación del Presidente, actuando como apéndice de López Obrador. Sacrificó los márgenes de autonomía que estableció en la primera parte del sexenio, permitió que le cambiaran el vestuario, ajustó a su equipo y está armando grupos para que empiecen a recaudar gastos para la campaña. Con la decisión tomada por López Obrador, la pregunta es cuándo se irán de Morena los otros dos aspirantes a la candidatura presidencial, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal.

El secretario de Relaciones Exteriores, que abrió sus aspiraciones hace tres meses, tiene claras dos cosas. La primera, que no va a ceder a las presiones de López Obrador y respaldar a Sheinbaum. La segunda, que no tiene espacio para crecer en Morena. Para Ebrard, por razones de edad, ahora o nunca.

Para 2024 tendrá 65 años, y 71 en 2030, si volviera a achicarse ante López Obrador. Sus cercanos señalan que Ebrard ha dejado claro que esta sucesión será la última en la que compita. En 2012 tuvo que ceder pese a que en las encuestas internas para decidir la candidatura entre él y López Obrador, al hacerse la valoración de quién de los dos tendría más posibilidades de ganar, aventajaba al tabasqueño. Reculó y aceptó una pregunta en la encuesta hecha a mano para López Obrador, para que formalmente quedara en él la candidatura.

No había de otra, le dijo su eterno mentor, Manuel Camacho, quien también conocía perfectamente a López Obrador. El tabasqueño, en uno de sus arrebatos acostumbrados, había amenazado que, si él no era el candidato del PRD, rompería con el partido y se lanzaría independientemente. Camacho persuadió a Ebrard de que lo dejara pasar, pensando en una futura sucesión, y dijo que, de enfrentarlo, habría una ruptura en la izquierda donde ninguno de los dos ganaría y se le escaparía a la izquierda la posibilidad de llegar a la Presidencia.

Eso no se va a repetir. Ebrard no es una persona confiable para el Presidente –lo que no significa que no sea altamente funcional–, y menos aun para el sector duro en su entorno, que lo considera traidor por haberle puesto resistencia en el proceso de 2012. Varios de los ataques contra él por la Línea 12 del Metro, afirman cercanos al canciller, salieron de Palacio Nacional. El propio Presidente, con esa semiótica contundente, le pidió que acercara a Sheinbaum con el nuevo embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar.

Para el canciller, las cosas están más que claras. Su campaña presidencial arrancó en Toluca en un evento privado con un centenar de colaboradores, y lo confirmó en una mañanera. Con el aval –quizá forzado por las circunstancias– de López Obrador, empezó a armar grupos de trabajo y a tener reuniones con grupos de interés. Entre las más importantes, una que sostuvo hace pocas semanas con importantes empresarios, que se quedaron con un muy buen sabor de boca de él. Esa ruta, que aún no puede iniciar Sheinbaum para los fines que quiere, la empezó a recorrer Monreal poco antes de la pandemia del coronavirus.

Monreal se acercó a diversos grupos empresariales con una idea concreta, de acuerdo con un empresario que participó en las reuniones: Morena va a ganar la Presidencia en 2024, y lo que tiene que definirse es con quién en Morena jalarían los empresarios. Lo que planteaba el coordinador de la bancada del partido en el poder en el Senado era si querían a alguien radical y rupturista, o preferían a un negociador. Es decir, él.

A diferencia de Ebrard, que ha sido en extremo cuidadoso con el Presidente, buscando no antagonizar con él –aunque en privado la relación profesional a veces no es tan tersa por parte de López Obrador–, Monreal ha mostrado mayores rangos de autonomía, en declaraciones y hechos, escudado en que es miembro de otro poder, el Legislativo, y que ha cumplido con el Presidente sacando la mayoría de las reformas que quería.

El Presidente le tiene respeto por el trabajo realizado, pero de ninguna manera confianza. Tampoco lo quiere como parte de la camada de colaboradores que está utilizando como paleros de Sheinbaum en la contienda presidencial. En cada una de las veces que se refirió a los aspirantes morenistas, Monreal estuvo excluido. Por tanto, el senador ha ido asumiendo una posición más firme cada semana, y más alejada de López Obrador, en clara ruta de rompimiento.

El último momento rumbo a la colisión se dio esta semana, cuando llamó al partido a realizar elecciones primarias en lugar de encuesta para elegir candidata o candidato, que fue rechazado implícitamente por López Obrador, quien dijo que la encuesta es el mejor método para evitar que “manos ajenas” definan el perfil del candidato. Con la experiencia de 2012, “manos ajenas” serían todas, menos las suyas.

Sheinbaum es la que menos equipaje carga de los tres, para bien y para mal. Tiene poco oficio político, es intolerante, no tiene equipo y, entre los aspectos subjetivos que no son menos importantes, es muy fría, sin carisma, muy chilanga y atea. Pero tiene otros atributos objetivos relevantes. Al ser la menos política del trío, también tiene el menor número de negativos. Es cierto que la persigue la tragedia de la Línea 12 del Metro, pero la intención presidencial es sepultar el tema que cruza a dos precandidatos, ella y Ebrard.

Tampoco tiene un pasado controvertido, como Monreal desde que gobernó Zacatecas, ni relaciones peligrosas con políticos y sindicalistas de dudosa reputación. Pero sobre todo, tiene lo más importante que se necesita: el apoyo de López Obrador y la voluntad del Presidente de encaramarla en la Presidencia para que sea ella, o él atrás, quien continúe su llamado proyecto de transformación. (Raymundo Riva Palacio, El Financiero, Nacional, p.34)

Jaque Mate / El Che asesino

El Che Guevara es uno de los productos más refinados de la mercadotecnia. El revolucionario que hizo tanto por destruir el capitalismo, ha escrito Álvaro Vargas Llosa, “es hoy una marca quintaesencial del capitalismo. Su imagen es adorno de tazas, mecheros, llaveros, carteras, gorras, pantalones vaqueros, sobres de infusiones y, por supuesto, esas omnipresentes camisetas con la fotografía tomada por Alberto Korda: el galán del socialismo…, el logo del chic revolucionario”.

Muchos políticos mexicanos son fieles cautivos de esta mercadotecnia. El 9 de octubre, aniversario de la muerte del guerrillero argentino, la diputada y expresidenta de Morena Yeidckol Polevnsky escribió en Twitter: “A 54 años del infame y cobarde asesinato del Comandante #Che Guevara, lo recordamos con cariño y admiración. Hombre congruente, revolucionario íntegro, ejemplo del hombre nuevo. Guerrillero de todos los tiempos. Sus sueños y anhelos vivirán siempre en nosotros”. El 12 la Cámara de Diputados le ofreció un inusitado homenaje; el morenista Víctor Gabriel Varela López afirmó: “Nosotros somos herederos de grandes humanistas, como el Che Guevara”.

Sin embargo, el Che no fue ni humanista ni ejemplo del hombre nuevo; era más bien un asesino patológico. Desde su juvenil diario de viaje, romantizado en la película Diarios de motocicleta, protagonizada por Gael García, escribió: “Degollaré a todos mis enemigos”. Durante la revolución cubana y en los años posteriores fue el sicario del movimiento. Asesinó a algunos de sus propios compañeros y a quienes identificaba como enemigos. En 1959, cuando Fidel Castro lo puso a cargo de una prisión, declaró: “En La Cabaña todos los fusilamientos se han dado por órdenes expresas mías”. La mayoría de las ejecuciones se hacían sin juicio; pero cuando los había, duraban, si acaso, media hora. Todos los acusados eran declarados culpables y ejecutados. “Hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario”, dijo en 1964 en las Naciones Unidas.

El Che plasmó en su diario de viaje sus ideas racistas: “Los negros, esos magníficos ejemplares de la raza africana que han mantenido su pureza racial gracias al poco apego que le tienen al baño”. Odiaba también a los homosexuales a quienes consideraba “pervertidos sexuales” que debían dejar el paso al “hombre nuevo” comunista. Organizó el campo de trabajos forzados de Guanahacabibes para recluir y “curar” a los homosexuales.

Un distanciamiento nunca explicado con Fidel Castro hizo que renunciara en 1965 a sus cargos, pero también a la nacionalidad cubana. Se incorporó a un movimiento guerrillero en África, aunque fue rechazado por los locales. Encabezó después una fallida guerrilla en Bolivia, pero en octubre de 1967 fue herido y capturado por tropas bolivianas. Lo ejecutaron el día 9, como él había hecho con tantos.

No solo lo admiran los diputados de Morena y el PT. También la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Rosario Piedra le ha rendido pleitesía. En su portal de internet declara: “Las ideas del Che Guevara fueron siempre, las de una América Latina independiente, unida y socialmente justiciera. Así entonces, entre sus cualidades revolucionarias más destacables encontramos su pasión por la justicia, su humanismo, y la armónica estructuración que alcanzaron sus ideas políticas, económicas y militares”. Del asesino patológico, racista y homófobo no dice nada. La mercadotecnia capitalista no solo sirve para vender camisetas.

  • OXXO

“¿Cómo es posible que Oxxo pague tres veces menos por la luz que lo que paga una familia en México?”, preguntó retóricamente ayer AMLO. “Es que los dueños de Oxxo eran los que mandaban en México”. Falso. Oxxo invirtió en electricidad. Subir artificialmente sus precios no bajará lo que pagan las familias. (Sergio Sarmiento, Reforma, Opinión, p.8)

Alhajero / Hace frío en el PAN

El ambiente es gélido en Acción Nacional. Su recién reelecto dirigente nacional, no guarda mayor consideración ante sus propios compañeros de partido. Acusa a unos, advierte a otros. Suelta sin más: “Las puertas están abiertas para entrar y están abiertas para salir…”

Marko Cortés no acepta que los propios panistas critiquen al albiazul. Para tener ese derecho, advierte, hay que trabajar primero por el partido. Apoyar. La sola mención del nombre de Javier Corral le incomoda: “No tengo noticias de lo que esté pensando hacer”, suelta sin más.

Lo cierto es que, desde hace tiempo, la cúpula panista tenía noticia de los encuentros que sostenía el ya exgobernador de Chihuahua con Dante Delgado. Su tránsito hacia Movimiento Ciudadano asomaba en el horizonte. Pero poco antes de entregar el poder, algo cambió. Según filtraciones del propio Corral, fue invitado por el Presidente de la República a incorporarse a su gobierno. La Fiscalía anticorrupción sería su destino. Pero hasta ahora, ningún movimiento se ha manifestado en ese sentido en la Fiscalía General de la República que preside Gertz Manero.

En cambio, una ola de acusaciones —que incluye el haber convertido la casa de gobierno en un centro de interrogatorios y tortura para actuar contra sus opositores— se ha desatado contra él, de la mano de su sucesora Maru Rojas.

El diálogo entre Marko y Corral simplemente no existe. Santiago Creel, quien hacía las veces de enlace, tampoco ha vuelto a hablar con él. Del senador Gustavo Madero, con trabajos se aguantan de expulsarlo de sus filas.

A Pancho Domínguez, que acaba de entregar muy buenas cuentas como gobernador de Querétaro, Marko ni siquiera lo menciona entre los presidenciables. Le reclama, en cambio, no haberle aceptado hacerse cargo de la coordinación territorial en Durango con vista a las elecciones del próximo año.

El queretano —lo comentó ya públicamente en su tierra— fue invitado por López Obrador a integrarse a su gabinete. Aceptó. Ahora está de vacaciones. A su regreso irá a Palacio Nacional para cerrar la invitación con AMLO.

“Al Presidente no se le dice que no”, adujo ante el propio Cortés, cuando éste le pidió ir a trabajar por el partido. Y le agregó: Yo ya di resultados en mi gobierno, ahora le toca al partido dar resultados…”

Con el exgobernador de Zacatecas, Miguel Márquez, ocurrió algo parecido. Marko lo invitó a ir como delegado en Chihuahua y no aceptó. La razón que esgrimió fue: No quiero pleito con Javier (Corral). El zacatecano no se equivocó. Pero el presidente del PAN lo tomó como una afrenta. Y el frío también se hizo ahí .

  • ••

GEMAS: Obsequio de la embajada de Estados Unidos: “A partir de principios de noviembre, el @DHSgov permitirá la entrada a viajeros no esenciales con vacunación completa contra el COVID-19 en los puertos de entrada terrestres”. (Martha Anaya  El Heraldo de México, País, p.6)

Uso de Razón / Estados Unidos pierde un gran partido

MIAMI, FL.- Durante 2020 y 2021, en Estados Unidos han muerto cuatro veces más policías por Covid que por razones de su trabajo.

Los sindicatos de policías rechazan el mandato de vacunación obligatoria. No hay manera.

Ahí está un ejemplo de que por donde pasa el populismo no vuelve a crecer el pasto, al menos por muchos años.

Trump envenenó a este país.

La ignorancia anticientífica cobra vidas. En el caso de los policías, cuatro veces más que las balas de los delincuentes.

Si una mínima parte de los oficiales muertos porque no se vacunaron contra el Covid, hubiese muerto a manos de indocumentados, en Estados Unidos tendríamos un escándalo nacional.

Como las muertes son por la creencia de que las vacunas no sirven, o son un negocio, o asunto menor, entonces nadie dice nada.

Salvo el gobierno, claro, que lucha por convencer a la población para que se vacune. Y la prensa, que exhibe este número asombroso de oficiales muertos por Covid (The New York Times, reportaje de Mitch Smith, el martes).

En el condado de Orange, aquí en Florida, el 45 por ciento de los policías no está vacunado. Por su trabajo, la distancia social es imposible. Imposible ha sido, también, obligarlos a vacunarse contra el Covid.

Greg Abbot, gobernador republicano de Texas, emitió el domingo una orden por la cual prohíbe los mandatos de vacunación obligatoria, incluso a las empresas privadas.

Sin que esté prácticamente toda la población vacunada, no es posible doblegar a la pandemia, ni frenar nuevas variantes, ni relanzar con fuerza la economía. Republicanos se oponen a hacerla obligatoria.

Los senadores del Partido Republicano no han tenido inconveniente en aprobar casi 8 billones de dólares para gasto militar en los últimos 10 años, y ahora se niegan a votar tres y medio billones de dólares destinados a infraestructura social para los siguientes 10 años.

En ese paquete viene la ampliación de los servicios de salud. Para eso, rechazan gastar.

Ni siquiera van a aceptar la posibilidad de 2.2 billones a 10 años, que puede ser la última propuesta demócrata. Dicen que es deuda y déficit.

Lo anterior no es real: se pagan con el aumento de impuestos a los ingresos superiores a 400 mil dólares al año. Y los grandes ricos de Estados Unidos están de acuerdo con la medida. Los republicanos no.

Las matanzas y tiroteos conmueven a la nación de manera recurrente. Dramáticos han sido los casos de menores que disparan contra otros niños y jóvenes. Los republicanos se niegan a imponer mayores regulaciones a la venta de armas de fuego.

Los asesinatos de menores de edad, con arma de fuego, aumentaron 38.7 por ciento en 2020, respecto a 2019.

Treinta por ciento subieron los homicidios en 2020, de acuerdo con datos del FBI. Y ni así dan su brazo a torcer los legisladores republicanos.

Además, quieren a Trump de vuelta a la política, y que sea su candidato a la presidencia en 2024.

El Pew Research Center realizó una encuesta a finales de septiembre, entre republicanos e independientes que simpatizan con ese partido, y los resultados confirman el extravío en el Grand Old Party.

Sesenta y siete por ciento de ellos está porque Donald Trump regrese a hacer política activa a partir de ahora.

Tiene el liderazgo real de las bases del Partido Republicano.

Y el 44 por ciento lo quiere ver como candidato presidencial en 2024. Sólo 22 por ciento de ellos lo prefiere apoyando a otro candidato republicano.

Así es que el hombre que empequeñeció a Estados Unidos…

Que mintió miles de veces a sus gobernados durante su mandato…

Introdujo a la inteligencia rusa en los asuntos políticos internos de su país…

Se burló de la pandemia y no tomó medidas a tiempo para salvar cientos de miles de vidas estadounidenses, que se perdieron…

Hizo sus aliados a presidentes populistas y xenófobos, en detrimento de los aliados históricos de su país…

Promovió la polarización y el racismo…

Fomentó el odio a los migrantes –especialmente contra mexicanos–…

Separó familias…

Arrebató niños de la mano de sus padres, y aún están extraviados…

No pagó impuestos mientras sus compatriotas sí lo hacían…

Presionó a funcionarios estatales para que le dieran votos que no ganó, y así arrebatar la presidencia…

Alentó la toma violenta del Capitolio, con muertos en la refriega, para impedir que declararan triunfador al que lo venció en las urnas…

A ese hombre lo quieren como su líder y abrazan su intolerancia.

Un gran partido, el Republicano, está perdido.

Estados Unidos no cuenta con él para resurgir de la pandemia como un mejor país. (Pablo Hiriart, El Financiero, Nacional, p.30)

El Asalto a la Razón / Cárcel por dos huesos de pollo

El fiscal especial Omar Gómez Trejo insiste en la perversidad de investigar a los investigadores del caso Iguala en lugar de practicar las diligencias que resolverían el caso demostrando cuál fue el destino de Los 43 de Ayotzinapa y a los responsables de la masacre llevarlos a prisión, incluido su protegido Juan, el sanguinario Gildardo López Astudillo, El Gil de Guerreros Unidos, por cuyas mentiras nada más falta que se le premie con un pato laqueado como el que Emilio Lozoya no pudo saborear a gusto.

Ir ahora contra los peritos Mauricio Cerón Solana y Patricia Gómez Ramírez, porque sus dictaminaciones le estorban para fabricar una “verdad alterna”, ilustra el uso infame y a conveniencia de la recomendación que hizo hace casi tres años la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que, si bien determinó irregularidades en la incursión de Tomás Zerón al río San Juan (con la participación de agentes ministeriales, policiales y peritos), precisó también que no tenía el menor indicio que respaldara la afirmación de que se hubiesen sembrado evidencias, como sugirió el insidioso Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (del que Gómez Trejo fue achichincle con el cargo de “secretario técnico”).

La Fiscalía manipula esa recomendación para lo que le conviene, ya que la temática del río San Juan está contenida en uno solo de los 36 apartados del documento legado a la 4T por la Oficina Especial del caso Iguala que creó Luis Raúl González Pérez.

¿Por qué Gómez Trejo no se enfoca en el fondo de su encargo y deja de andarse por las ramas? ¿Por qué su jefe, Alejandro Gertz Manero, se lo permite? ¿Por qué tenaz y sistemáticamente ambos se niegan a cumplir con la propuesta de que se haga un análisis genético en la Universidad de Innsbruck a 114 restos óseos?

La respuesta es que intuyen que se les acabará el negocio de lucrar con el dolor de los deudos (a quienes también utilizan sin pudor alguno).

A los peritos Mauricio y Patricia se les responsabiliza de obstaculizar “la administración de la justicia”.

El agente del Ministerio Público de la Unidad Especial de Investigación y Litigación arguyó que ambos perdieron dos de los restos óseos hallados en el río San Juan el 28 de octubre de 2014 y que pudieron haber pertenecido a los estudiantes.

¿No que se trataba de una “siembra”?

Vaya tamaña canallada: el juez no consideró que, cuando se dio el hallazgo, el perito médico Mauricio Cerón trabajó en una situación extraordinaria porque parte de lo que iba encontrándose corría el riesgo de perderse en el cauce del río. Según los protocolos, debía calificar y salvaguardar las “evidencias” y esto es exactamente lo que hizo al entregárselas a Patricia Gómez, quien la examinó, determinó que ¡era de aves! y la dejó a la orilla del San Juan.

Se perdieron, pues, dos pinches huesos de pollo. (Carlos Marín, Milenio, Política, p.7)

Contra las Cuerdas / Sheinbaum quiere encuestas para elección, pero ¿qué dice Ebrard?

Subió el tono de la discusión de las encuestas de Morena para elegir al candidato presidencial en 2024. Ayer adelantamos el pleito desatado a partir del anuncio de Mario Delgado, presidente del partido, de mantener el método; así como el plan del senador Ricardo Monreal de erosionar ese formato, y la intervención de López Obrador para defender las encuestas.

Claudia Sheinbaum a quien el Presidente favorece —en política la forma es fondo: suele invitarla a sus giras y levantarle la mano para promover su liderazgo— no se quedó atrás y se sumó este miércoles a la defensa del proceso que la llevó como abanderada a las elecciones de la Ciudad de México en 2018, sin que hasta ahora se conozcan los detalles de cómo se levantaron los estudios de opinión que le favorecieron para ganar el proceso interno.

—¿Cómo observa usted, el método de elección que está proponiendo AMLO?

—Es lo que establecen los estatutos del partido al que pertenecemos, es algo con lo que concuerdo. Además, el Presidente siempre lo ha mantenido, inclusive previamente a que existiera Morena. Me parece un método adecuado. Quizá el más democrático exactamente. No hay otra manera, es una representación de lo que opina el pueblo en ese momento.

Es de reconocer que es un buen juego político el plan estratégico de AMLO en la implementación del proceso de las encuestas para dar la cara de su elección interna, sobre todo a partir de las experiencias de los escándalos y luchas fratricidas en el PRD, aunque ni si quiera el Inai pueda obligar al instituto político a que abra cómo se hicieron y cómo se llegó a los resultados.

Es un buen “saque” para pasar como un partido democrático ante la mayoría de la opinión pública, aunque las formas sean posiblemente tendenciosas o simplemente obscuras.

¿Pero, qué opina Marcelo Ebrard, el otro aspirante? Quienes conocen al canciller, éste sólo da entrevistas sobre sus aspiraciones cuando quiere mandar mensajes. Habló en radio con López Dóriga y tocó el tema.

—Morena ya determinará. Salió Mario Delgado y dijo vamos a hacer una encuesta. Ya nos dirán cómo va a hacer el proceso y ahí vamos a estar— dijo Ebrard.

—Pero tiene que haber piso parejo, como dijo Monreal ¿No?— atajó el periodista.

—Tiene que haber condiciones de competencia. Supongo que están pensando en una encuesta, eso dijo el Presidente de Morena; será propuesta y tiene que ser algo justo que sea creíble y confiable.

No fijó una postura contundente que pueda quemarlo de un lado o de otro en su lucha interna, pues como sea, a diferencia de Monreal, es hombre de confianza del Presidente y su otro alfil con posibilidades de sustituirlo.

  • ••

Uppercut: Todo apunta a que Mariana Gómez Del Campo metió a las mamás de niños con cáncer al Pleno de la Cámara de Diputados, porque antes dio conferencia con ellas. Si es que fue una trampa del PAN, como acusa Leonel Godoy, la morenista Merary Villegas, a quien no se le conocía a pesar de ser reelecta, ya saltó a la fama por su arrogancia con los papás.  Si es que fue una trampa, Merary cayó redondita. (Alejandro Sánchez  El Heraldo de México, País, p.10)

Un Montón de Plata / AMLO da tiro de gracia en autos

Como una verdadera puntilla a las empresas formales distribuidoras de autos del país cayó el anuncio de ayer del presidente Andrés Manuel López Obrador de regularizar con un próximo decreto, el sábado 16 de octubre, todos los autos irregularmente importados al país desde Estados Unidos, según él mismo anunció en su conferencia matutina.

El mandatario eligió el camino equivocado: apapachar la informalidad. De hecho, la está fomentando, porque ya había anunciado que haría este decreto desde el 27 de junio pasado. Aquel anuncio fue hecho en Tijuana, y desde entonces se observó cómo la circulación de vehículos de contrabando en esa ciudad y en Mexicali se duplicó. De hecho, el gobierno de Baja California ha estimado que hay 800 mil vehículos ilegales rodando por sus calles y carreteras.

Con este tipo de acciones el Jefe del Ejecutivo asesta golpes certeros contra las empresas formales y enaltece la cultura del tianguis, de la informalidad y de la economía subterránea. Dos datos comprueban esto: en el país existen dos mil 700 empresas distribuidoras de vehículos nuevos, y gran parte de ellas cuenta con área de ventas para autos usados. Estas empresas pagan impuestos, cumplen con la regulación federal y generan más de 130 mil empleos directos.

Es una mentira lo que afirma el Presidente cuando justifica que muchas personas que compran autos usados en Estados Unidos lo hacen porque no les alcanza para comprar un auto nuevo en una agencia en México. Esa falacia niega que en nuestro país existe un mercado vigoroso de autos de segunda mano, y que buena parte de ese mercado concurre en agencias que otorgan garantía y servicio a los clientes. Quien desee, puede comprar un auto usado en México sin problema alguno y a precios competitivos. Justificar que eso solo puede hacerse en Estados Unidos es apapachar a mafias que importan vehículos de desecho.

¿Cuántos vehículos ilegales hay en México? Nadie sabe, pero las estimaciones más certeras afirman que pueden ser alrededor de un millón 500 mil. ¡Uf!

CONSTELLATION BRANDS

Fuentes enteradas del tema me informan que el Gobierno de México ya devolvió los Dlls. $ 665.9 millones que la firma cervecera Constellation Brands perdió por la cancelación de su proyecto para establecer una planta en Mexicali, BC. La devolución la habría operado Rogelio Ramírez de la O. Aunque la autoridad no ha confirmado la devolución de ese dinero, la empresa publicó hace unos días un párrafo, en su informe financiero, en el que reitera el cargo monetario en el que tuvo que incurrir, por esa cuantía, y al mismo tiempo señala que “estamos trabajando con el gobierno de México para explorar alternativas para expandir nuestra capacidad en sitios donde hay agua a plenitud y una fuerza laboral calificada para nuestras necesidades de largo plazo”. O sea, que sí. (Carlos Mota  El Heraldo de México, Merk, p.21)

En la Mira / La 4T contra los trabajadores de sus elefantes blancos

Como todo régimen populista, la Cuarta Transformación habla de dientes pa’fuera cuando se refiere a derechos laborales, muy ensalzado el término y su defensa en los discursos de la hoy ausente secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, quien hace unas semanas advertía a las empresas sobre el fin del periodo de gracia para el outsourcing, pero que en la práctica calla frente a los abusos que se dan en las propias empresas que el gobierno contrata para cumplir con los caprichos del jefe máximo, López Obrador.

Desde retenciones cuestionables por arriba de 30% de sueldos prometidos a trabajadores de Santa Lucía, que la Sedena pretexta son conceptos de ISR y Seguro Social, hasta denuncias de jornadas extenuantes y evidentes violaciones a derechos básicos, la 4T cierra el pico cuando el tema toca sus elefantes blancos.

¿Será que, en un arranque, la titular de Energía, Rocío Nahle, dio la orden de parar en seco la protesta de trabajadores en Dos Bocas? ¿Cómo le hizo Nahle para contar solamente a “10 personas” cuando vemos a decenas gritando? ¿Sabía el general Luis Cresencio Sandoval que sus guardias nacionales actuaron igual que los represores de Cananea cuando el dueño del país se llamó Porfirio Díaz? ¿Van a culpar del desastre de ayer en Dos Bocas a los enemigos de la 4T? ¿Todo fue un complot?

Mientras que ayer el presidente seguía necio con su paraíso transformador en el edén de su mañanera, una desinformada Rosa Icela Rodríguez no sabía que en la tierra natal de su patrón elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana a su cargo reprimían una protesta al más puro estilo de Nochixtlán. Todo mal.

López Obrador minimizaba la protesta y decretaba a la realidad que el conflicto era, así nomás, una cosa venial entre los sindicatos, un adarme, una manchita, una cosa que se resuelve facilito, caray, es que tal vez si se dedicara a gobernar más y hablar menos se hubiese ahorrado otra más de sus clásicas imprecisiones.

Pero las imágenes desmienten el discurso del régimen, trabajadores que corren desesperados huyendo de gases lacrimógenos y balas, no sabemos si solo de goma o letales, que disparó la militarizada Guardia Nacional.

Una de las respuestas más patéticas viene de ICA Fluor, quizá trazando ya el discurso de hoy en la mañanera presidencial: los trabajadores que organizaron la protesta no son sus trabajadores sino “personas no identificadas”.

Cosa curiosa, todo esto estalló porque alguien no quiso pagar horas extras y salarios justos. ¡Viva el austericidio!

DE COLOFÓN.— Hugo López-Gatell le apuesta al mercado negro que vendrá luego de la prohibición de las alternativas al cigarro. Cuando vengan las muertes por productos no regulados ya saben qué puerta habrá que tocar. (Luis Cárdenas, El Universal, Nación, p.9)

Duda razonable / La otra (rara) foto política de la semana

Nos hemos pasado buena parte de la semana entretenidos con la foto de Emilio Lozoya disfrutando muy campechano una tarde de sábado en un restaurante de lujo en CdMx, gracias a las concesiones que la Fiscalía General de la República le ha prodigado. Y como si fueran competencias, tuvimos otra fotografía. La de los líderes de la alianza Va por México más invitados.

El primer escándalo fue la fotografía misma donde todos sonreían comodísimos y donde no aparecía una sola mujer. Algunos de los presentes han dicho que se dan cuenta del problema y han dicho que seguirán escuchando. Buena suerte, los que estaban ahí son los líderes —de esos partidos y sus bancadas— y sus aliados tendrían que inventarse algo que, evidentemente, se verá inventado. Es decir, no hay mujeres hoy en ese liderazgo y eso no se arregla con Photoshop.

Lo segundo que llamó la atención es lo que no aparece en la foto ni después de la reunión. La coalición legislativa tiene frente a ella hoy un solo tema, bueno, uno que importa en serio por su dimensión política: la reforma energética enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador y que ha convertido en su mayor causa política.

Pero nada supimos después de la reunión sobre la alianza y la reforma y todos sabemos por qué. Porque el PRI ha dicho que se lo dejen pensar y dos invitados a la mesa, sin partido, ya dijeron que sobre sus cadáveres. El martes nos enteramos de que habían acordado… impugnar frente a la Suprema Corte la consulta por revocación de mandato. (No se rían).

Y luego está la presencia de Claudio X. González y Gustavo de Hoyos. El primero fue por muchos años un muy serio y exitoso constructor de organizaciones no gubernamentales que tuvieron gran impacto. La última, MCCI, fue clave para conocer las montañas de corrupción del sexenio de Enrique Peña Nieto, incluyendo el caso Odebrecht. Me pregunto si Claudio interrogó a Alito Moreno de sus muy buenas relaciones con Lozoya en aquel sexenio y hasta los extraños favores que le hizo en el asunto Oceanografía, como han contado Carlos Loret de Mola y Pancho Garfias.

De Hoyos llegó a la vida pública como representante empresarial. Pero hoy en día ni Claudio está en MCCI ni Gustavo es líder de empresarios.

Tal vez lo único claro de esa foto y esa reunión es que ambos ya son políticos, habrá que averiguar a quién representan. Me parece una duda razonable. (Carlos Puig, Milenio, Al Frente, p.2)

¿Qué buscará el PRI en la reforma eléctrica?

En la discusión de las reformas constitucionales que el gobierno federal está planteando para el sector eléctrico, lo toral es preguntarse cuál es el objetivo que se persigue. Debe de cuidarse el bienestar económico, social y ambiental de todos los mexicanos.

Para determinar si los cambios propuestos por el gobierno federal nos darán mayor bienestar, es necesario analizar de manera pública qué se pretende.

No basta con que ellos nos den su verdad, a menudo tienen “otros datos” y con el futuro energético del país no es un tema menor. Puede jugar. Se requiere un diálogo abierto con el gobierno, pero también con especialistas, cámaras empresariales y, en general, con toda la iniciativa privada. Nadie debe de estar excluido de un debate tan relevante para México.

El PRI es muy enfático en buscar este diálogo basado en la evidencia técnica. Para ello, habrá que analizar el texto propuesto y el marco regulatorio, así como la realidad del sistema eléctrico nacional a siete años de la adopción de un enfoque pro-competencia en la generación de electricidad.

La primera observación es que la CFE es una empresa rentable en todos los segmentos en los que participa, a excepción de la generación. En este mismo sentido, CFE tiene el monopolio constitucional en transmisión y distribución. Es decir, es la única dueña de la infraestructura de transporte de electricidad y la única capaz de prestar ese servicio y es correcto que así sea. Opera con una tarifa regulada por la Comisión Reguladora de Energía (CRE). La participación de los privados se limita a la generación y a la comercialización de energía. Los usuarios pequeños son atendidos por el suministrador de CFE conocido como CFE Suministrador de Servicios Básicos (CFE SSB), mientras que los consumidores con una mayor demanda pueden optar entre varias opciones de suministro entre las cuales está también CFE SSB.

Mucho se ha hablado de que las empresas privadas consumidoras de energía tienen ofertas de energía eléctrica a precios menores que la oferta de CFE SSB a algunos de los hogares mexicanos. Si bien la comparación tiene muchas consideraciones, lo primero que debemos preguntarnos es si lo que queremos es que TODOS podamos acceder a esas ofertas de precios bajos. Por lo que es necesario entender por qué existe esa diferencia.

Intentaré hacer una breve explicación y ofrecer preguntas para alentar el debate: los grandes consumidores eléctricos tienen la posibilidad de suscribir contratos bilaterales con cualquier suministrador calificado, ser socios autoabastecidos o comprar directamente en el mercado. Esta libertad y flexibilidad los ha llevado a disfrutar de energía barata para ser competitivos, generar empleo y poder brindar sus servicios y productos a un menor precio que si tuvieran que pagar más por su electricidad. Entonces, ¿no será mejor que todos tengamos esa flexibilidad para contratar con quien más nos convenga?

Y aquí surge una primera duda con respecto a la información oficial, ¿por qué el esquema ha funcionado para unos y, aparentemente, no para todos? ¿Es un problema de diseño legal? ¿Hay abuso de las empresas privadas? ¿O los reguladores no están haciendo su trabajo? Aquí debe empezar el debate.

Luego hay que preguntarnos, ¿es la propuesta del gobierno el camino para hacer llegar energía barata y limpia a todos los mexicanos? ¿O es mejor contar con un sistema eléctrico con más opciones de generación? ¿Centralizamos o flexibilizamos? Si centralizamos, ¿cuánto nos va a cobrar la CFE en su modelo?

Sin duda, cualquier opción va a requerir de la rectoría del Estado y eso debe de ser. Pero nos falta a los legisladores más información que sencillas presentaciones en donde se quiere mostrar todo en una dualidad de buenos y malos. Ahí está el tema del gas, que en estos días se ha complicado en la zona metropolitana, como un mal ejemplo de que en estos asuntos nada es sencillo.

El PRI no aceptará ninguna propuesta que no le reserve al Estado mexicano la última palabra en el sistema eléctrico. Sin embargo, también pensamos que no hay una sola manera de lograr este objetivo. Por ejemplo, preguntémonos: ¿rectoría vía una empresa estatal única o vía reguladores fuertes y competentes?

Mucho se ha hablado de la importancia de la CFE para los mexicanos. El PRI está consciente de esto. El futuro del país no se puede concebir sin la CFE. Defendemos su papel como actor central en el sistema eléctrico mexicano; entendemos y apoyamos su rol como monopolio en la transmisión y distribución eléctrica; sabemos de su importancia como instrumento de justicia social. Sin embargo, debemos de discutir cómo debe de interactuar con otros generadores (algunos más eficientes y limpios que ésta).

Las respuestas a estas preguntas no son sencillas y equivocarnos por temor a discutirlas, o por falsas prisas, constituyen un riesgo inaceptable para todos los mexicanos. Por ello, es importante ir al debate de cara a toda la nación. (Alejandro Moreno, El Universal, Opinión, p.16)

Capital político / Abandona Monreal lucha por la CDMX

Cuando Ricardo Monreal dice que en 2024 va por la Presidencia de la República y que no tiene Plan B, no está blofeando. Sus dichos los está acompañando con hechos, lo que pone más que interesante la adelantadísima lucha morenista por la sucesión presidencial.

A estas alturas del partido, está claro que el líder del Senado es el rebelde de la granja y que, aunque al inicio dijo que era muy pronto para pronunciarse, las circunstancias lo han obligado a tirarse al ruedo.

Luego de que Andrés Manuel López Obrador abrió a mitad de año el juego de la sucesión, y entre sus cartas no mencionó al senador como uno de los posibles, dejó en claro que no le había perdonado haberle hecho el vacío a Claudia Sheinbaum en las elecciones.

Y es que, para justificar su aplastante derrota electoral de junio, tanto la jefa de Gobierno como el matrimonio Padierna-Bejarano culparon al zacatecano, a quien acusaron de operar con el enemigo.

Pues gran favor le hicieron al senador, que, si en verdad tuvo el poder de derrotar a la favorita del profesor, con todo y el apoyo oficial del que dispuso, lejos de ser un traidor, es un enemigo formidable.

Tan dolorosa fue la derrota para Sheinbaum, que de Palacio Nacional tuvieron que entrar en su rescate, enviándole refuerzos para buscar levantar su imagen pública. Si bien ese apoyo mandó un mensaje al interior de la 4T de quién es la consentida, también la puso en la lupa.

La maniobra presidencial unió a Marcelo Ebrard y a Monreal, quienes buscarán el apoyo institucional de Morena, pero, en caso de no lograrlo, ambos tienen tentáculos en otros sectores políticos, sociales y empresariales para buscar la candidatura por fuera.

Ésa es su ventaja sobre la jefa de Gobierno, quien sólo tiene el apoyo de López Obrador; fuera de la Ciudad de México, no la conocen.

Su alianza con Ebrard, otro que también advirtió ayer que no se bajará en la búsqueda de la banda presidencial, originó versiones en el sentido de que Monreal iría por la Jefatura de Gobierno en 2024 y por la Presidencia de la República en 2030.

Esa versión corrió, y aunque el zacatecano decía que no estaba en sus planes ir por el gobierno capitalino, nadie le creía. Tan es así que tanto en el Congreso de la CDMX como entre los partidos y alcaldes de la oposición se hablaba de esa posibilidad.

Pues no tiene mucho que Monreal se reunió en una cena privada con los alcaldes de la alianza en la capital del país, a quienes les dijo oficialmente que iría por la grande dentro de tres años, ya sea por Morena o por fuera, y que no lo consideraran para la capital.

O sea, que renunciaba a la lucha política por la CDMX… al menos no para él.

CENTAVITOS

Y hablando del Congreso capitalino, parece que ya hubo humo blanco en el reparto de comisiones y, además de que los morenos tuvieron que ceder algunas comisiones VIP, dejaron claro lo divididos que están por sus intereses de grupo. El clan Batres (Martí-Valentina) va por el control de las de Presupuesto, Administración Pública y Hacienda, por ejemplo. El grupo del exdiputado José Luis Rodríguez reservó la de Asuntos Laborales, Asuntos Político-Electorales, fundamental para la grilla del 2024, y la Auditoría Superior, por medio de Guadalupe Morales. La cosa se pone buena…

¿Es en serio que de nuevo van a rasurar esta columna de la síntesis del Congreso porque a los morenos les molesta? Pobrecitos, creen que si en su síntesis no aparece alguien, deja de existir. El veto de alguna lectura sólo la hace más atractiva, por lo que no me queda más que agradecer una vez más esa distinción. (Adrián Rueda, Excélsior, Comunidad, p.23)

Número cero / Lozoya y la decepción de la FGR

La corrupción en la procuración de justicia con el actual gobierno se mantiene estable como con sus antecesores dentro de un estado de malestar inveterado, a pesar de la reforma de la FGR fuera de la órbita presidencial para revertirlo. El proceso de Emilio Lozoya desde hace año y medio pone en la mirilla la decepción hacia la Fiscalía y la desviación de nuevas figuras penales para dar resultados en un caso icónico de la lucha anticorrupción. La diferencia, en cuanto al costo político, es que la amplia perspectiva que abrió a la batalla de la 4T contra la impunidad parece irse cerrando en el privilegio de una justicia selectiva imposible de no ver.

La difusión en redes de la fotografía de un delincuente confeso de paseo con un grupo de amigos sirvió para colocar un cristal en la cruda realidad de la impartición de justicia. Los más frustrante es que la imagen de Lozoya cenando en un restaurante sea el cambio de una oportunidad por un nuevo ejemplo de descomposición y ocasión desaprovechada de ir a fondo contra la corrupción con un caso emblemático como Odebrecht y la estructura de poder del círculo de Peña Nieto. El mensaje es otro momento de pérdida para impedir el hundimiento del andamiaje legal del Ministerio Público, no obstante sus mayores poderes y facultades, como la ampliación de la prisión oficiosa o figuras como el testigo colaborador, a la que se acogió Lozoya.

Algo no cuadra entre la máxima visibilización del discurso anticorrupción y los resultados de la Fiscalía. La conducta de Lozoya se puede calificar de “provocación” o “inmoralidad” como dijo López Obrador porque, en efecto, tiene el beneficio de llevar su proceso en libertad condicionada, pero eso no retira el lente de la actuación del fiscal Gertz. Tras casi tres años en el encargo, la mayoría de los casos se evaporan, aunque, como en el de Lozoya, consigne que los expedientes permanecen abiertos. El Presidente defiende a su fiscal, aunque éste parece más ocupado en litigios personales y familiares que en concretar el cambio profundo y de largo aliento que se esperaba de la reforma a la FGR. Y se le acaba el tiempo de crédito reputacional, mientras Lozoya parece calcular ganarlo gracias a la ineficacia de la justicia.

Las próximas semanas serán decisivas porque en noviembre vence el plazo para que Lozoya aporte pruebas de sus denuncias de sobornos a legisladores para la reforma energética de 2013, entre ellos, Ricardo Anaya. ¿Realmente tiene pruebas? ¿Lozoya o el fiscal mintieron para obtener beneficios? Sin evidencias podría perder la calidad de testigo protegido que pactó con la Fiscalía cuando fue extraditado de España. Hasta ahora, sus denuncias parecen poco sólidas y sólo el exsenador del PAN Jorge Luis Lavalle está preso a causa de Odebrecht. A pesar de ello, la presión no parece estar en el inculpado, sino sobre el propio fiscal. En éste, como en muchos casos, se puede argumentar mucho ruido y pocas nueces, como si la justicia funcionara más bien como un manómetro, cuya principal función es medir la presión de la indignación social y administrar expectativas de una larga lista de grupos afectados por acusaciones que no acaban en tribunales.

En diciembre de 2018, con una mayoría de Morena en el Congreso, se aprobó la creación de una Fiscalía independiente del Ejecutivo, en respuesta a la vieja demanda de despolitizar la justicia. Gertz llegó a encabezarla con la encomienda de combatir viejos usos de la justicia selectiva y la corrupción a su interior, incluso con figuras potentes para elevar su eficacia, como la prisión oficiosa y el testigo protegido. Hay problemas sistémicos, como una corrupción que atraviesa fiscalías, policías y jueces, pero casos como el de Lozoya son botón de muestra que permite argumentar que hay incluso retrocesos. La impunidad hoy es casi total, como indica un estudio de México Evalúa sobre su crecimiento de tres puntos desde 2019, hasta sumar hoy el 95% del total de delitos.

Ante este escenario, la respuesta es que las estructuras no se mueven por falta de costos políticos para el gobierno y la Fiscalía. Pero la indignación por el caso Lozoya puede ser un aviso de que la decepción no conduce necesariamente al conformismo, sino que también puede ser la antesala de mayor presión por justicia. ¡Ojalá! (José Buendía Hegewisch, Excélsior, Nacional, p.18)

Bitácora del director / Escudriñar el pasado (I)

Por estos mismos días de octubre, hace 48 años, la vida pública de Guadalajara había sido trastocada por los secuestros del empresario Fernando Aranguren Castiello y del cónsul honorario del Reino Unido, Anthony Duncan Williams.

Ambos fueron plagiados por sendos comandos de la Liga Comunista 23 de Septiembre, la mañana del miércoles 10 de octubre de 1973. Aranguren, cuando se dirigía en su vehículo a la fábrica en la zona industrial de Zapopan, y Duncan Williams, en su propia casa, mientras desayunaba con su familia.

En un comunicado que fue dejado en una escuela religiosa de la colonia Chapalita, la Liga asumió la responsabilidad de los secuestros y exigió, para liberar al industrial y al cónsul, que el gobierno del presidente Luis Echeverría liberara a 51 presos políticos, que debían ser trasladados a Corea del Norte, así como la entrega de 200 mil dólares.

La familia de Aranguren –un líder empresarial joven y visionario, que a los 31 años había llegado a la presidencia del Centro Empresarial de Jalisco– accedió de inmediato a pagar el rescate.

Sin embargo, el viernes 12 de octubre, dos días después de los secuestros, el gobierno federal fijó su postura por medio del procurador General de la República, Pedro Ojeda Paullada: “No pactamos con criminales”. Los presos no serían liberados.

En un lapso de seis meses, entre noviembre de 1972 y mayo de 1973, el gobierno había cedido a las exigencias de quienes tomaron como rehenes a los pasajeros de un avión de Mexicana de Aviación y de quienes secuestraron al cónsul estadunidense en Guadalajara, Terrance Leonhardy. Y a pesar de que el país aún no se reponía del asesinato, por parte de la propia Liga, del empresario regiomontano Eugenio Garza Sada, apenas un mes antes, la política del gobierno dio un giro implacable.

El 14 de octubre, la capital de Jalisco se llenó de policías traídos desde la Ciudad de México. Dos helicópteros sobrevolaban constantemente. Asustados, los captores del cónsul lo soltaron cerca de su casa, amarrado y encapuchado. Su liberación hizo crecer la esperanza de que Aranguren también sería liberado, pero eso nunca ocurrió.

En la capital, Echeverría encabezó ese domingo un mitin con Zócalo lleno para mostrar músculo político y confirmar que no habría negociación.

“Ya está claro que el Presidente no dará su brazo a torcer, así que hagan lo que tengan que hacer”, dijo Aranguren a sus captores antes de recibir el disparo que lo mató, la madrugada del martes 16, de acuerdo con lo que me relató un exmiembro de la Liga en una entrevista en 2001. El cuerpo del empresario fue abandonado en la cajuela de un vehículo, en la colonia Arcos Vallarta, donde no fue descubierto, sino hasta el 18 de octubre.

“La muerte de Aranguren conmocionó a la ciudad, que se puso de luto”, recordó el diario El Informador en 2010. “Escuelas y empresas cerraron sus puertas y cientos de hogares colgaron un moño negro en la puerta en señal de duelo”.

Importa tener este relato en la memoria en momentos en que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se dispone a instalar la Comisión para el Acceso a la Verdad, el Esclarecimiento Histórico y el Impulso a la Justicia de las violaciones graves a los derechos humanos cometidas de 1965 a 1990, creada la semana pasada por un decreto publicado en el Diario Oficial.

El periodo que cubre el encargo de la comisión no es anodino. En 1965 ocurrió el asalto al cuartel militar de Madera, en la sierra de Chihuahua, que inspiró a los grupos guerrilleros que tuvieron su mayor actividad en los años setenta. Y en el bienio 1988-1990, se dieron decenas de asesinatos de miembros del Frente Democrático Nacional y el Partido de la Revolución Democrática, antecedentes de Morena.

Si bien es cierto que lo sucedido en ese cuarto de siglo merece ser escudriñado, por la violencia ilegal con que el gobierno respondió a la guerrilla, no deben quedar fuera de la revisión y la búsqueda de justicia los hechos de sangre cometidos por los alzados contra personas inocentes a quienes veían como sus enemigos ni los ajustes de cuentas que hubo entre ellos mismos, como veremos aquí mañana. (Pascal Beltrán del Río, Excélsior, Nacional, p.2)

Arsenal / Confesiones de priistas a sus aliados del PAN

Morena llevaría la Reforma Eléctrica al pleno de la Cámara de Diputados después de que se apruebe el Paquete Económico para el 2022. Es decir, durante las dos primeras semanas de diciembre.

Es lo que dijo el diputado Ignacio Mier, jefe de la bancada de Morena en San Lázaro, a integrantes de los grupos parlamentarios de oposición, según legisladores del PAN.

Entre éstos, sin embargo, corre la versión de que la iniciativa sólo llegaría al pleno para su discusión y votación, si Morena amarra con el PRI los 56 votos que le faltan para alcanzar la mayoría calificada (dos tercios de los presentes).

La reforma de López Obrador propone modificaciones a los artículos 25, 27 y 28 de la Carta Magna. Entre sus objetivos está asegurar el 54% del mercado eléctrico a la CFE, y desaparecer los órganos regulatorios (CRE, CNH, Cenace).

Establece también el monopolio del Estado en la explotación del litio, un mineral que se utiliza en las baterías para celulares, grasas para lubricar automóviles, etcétera.

El PRI, partido bisagra, se ha mantenido en la indefinición sobre el sentido de su voto. No es un secreto que su bancada está dividida en ambas cámaras.

La senadora Claudia Ruiz Massieu tuvo un gesto de valentía. Con franqueza declaró que no votará a favor de la reforma.

Explicó: “Vamos a tener apagones, aumento en las tarifas, menos empleo, menos crecimiento económico, menos desarrollo, además de un cúmulo de litigios de inversionistas y de Estados con los que tenemos libre comercio de inversión”.

Otros diputados del tricolor han manifestado a sus aliados panistas sus dudas sobre la reforma y confiesan sus deseos de que Morena decida no votarla y congelarla en comisiones. Eso les ahorraría señalamientos de que están entregados con el presidente López Obrador.

* Vimos muy contento a Manuel Espino, comisionado del Servicio de Protección Federal. Tenía motivos. Ya se entrevistó con Mario Delgado, presidente nacional de Morena, luego de que el mismísimo presidente López Obrador diera luz verde al expanista para buscar la candidatura de Morena al gobierno de Durango.

El propio Espino nos contó la forma tan singular que utilizó para comunicar a AMLO sus aspiraciones. En la madrugadora reunión del gabinete de seguridad, el 9 de septiembre pasado, puso una tarjeta en el lugar donde se sienta el Presidente informando de sus intenciones.

Observó cuando la leía López Obrador. En principio no le dijo nada, pero luego el propio Presidente hizo público el contenido de la tarjeta. “Así que nos dejas”, le dijo, sonriente, el primer mandatario, y le dio luz verde.

Espino no es militante de Morena. Encabeza un movimiento civil llamado Ruta Cinco, que respalda a la 4T desde la sociedad civil.

Ése no es el único obstáculo que enfrenta el exdirigente nacional del PAN. Tiene otros: no se ha definido si el partido guinda llevará a un hombre o una mujer a la contienda y no es el único aspirante. El senador guinda José Ramón Enríquez y el petista Gonzalo Yáñez también quieren.

* El dramático testimonio de la diputada federal del PRI Lorena Piñón resucitó la cruzada contra los tráileres doble remolque, que hace más de un lustro inició Héctor Gandini, exfuncionario de la Secretaría de Gobernación, luego de la muerte de su hijo en un accidente similar en el Paso Exprés de Cuernavaca.

Al presentar, el martes, una iniciativa para prohibir la circulación en carreteras a vehículos conocidos como doble remolque, Lorena dijo:

“El 29 de octubre mataron al papá de Santi, mi hijo. ¿La causa? Un tráiler conducido por una persona en estado de ebriedad que invadió el carril de alta velocidad en la carretera. Mi familia y yo nos quebramos y mi pequeño se quedó sin padre a los cinco años de edad…”.

Un episodio más de esa larga y difícil cruzada que enfrenta poderosos intereses de empresas nacionales y transnacionales que utilizan estos vehículos que, a menudo, sobrepasan las dimensiones o la carga permitida.

En México, por ejemplo, hay camiones doble remolque de hasta 31 metros de largo, con cargas que llegan hasta 75.5 toneladas de peso. En Estados Unidos tienen un máximo de 24 metros, sin exceder las 40 toneladas.

Los accidentes provocados por ese tipo de vehículos alcanzan un promedio de 1,600 al año, con un saldo de 1,000 defunciones, según la legisladora.

La iniciativa fue enviada a comisiones. Ojalá esta vez no la dejen en la congeladora. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional, p.4)

Ellas

Nudo gordiano

Hasta que no haya ratificación de sentencia no se puede hablar de justicia. Hasta que cualquier feminicida tenga como único destino la cárcel, ninguna familia se dará por vencida. Hasta que la ley sólo sirva para el castigo, ninguna madre parará en la búsqueda de justicia: “Por lo menos este feminicida no lo volverá a hacer, no va a volver a disponer de la vida de ninguna mujer, de ninguna niña en este país”, me dijo Lorena Gutiérrez en entrevista en Imagen Noticias. Horas antes, José Juan Hernández, el tercer implicado en la violación y feminicidio de Fátima, recibió una sentencia de prisión vitalicia. Lorena no se rindió, él era el único involucrado en el crimen contra la pequeña Fátima, estuvo a nada de quedar en libertad; pero ni Lorena ni su esposo se dieron por vencidos. Su otro hijo, quien también murió, se despidió en la línea, con la esperanza de que su hermanita encontraría descanso y sus padres hallarían algo, lo más cercano a la paz, a la tranquilidad de saber que ahora sí hubo justicia.

“Nosotros esperamos con fe y tenemos mucha fe en que por fin dicten sentencia condenatoria para el tercer feminicida de mi hija Fátima”, fue tu deseo, Lorena, me lo expresaste también en el noticiario de televisión hace un par de días. 24 horas después, ese tercer sujeto, ese tercer asesino escuchó que nunca más volverá a pisar la calle, por eso sí, urge la ratificación de la sentencia. Lorena, de no haber sido por ti y tu esposo, este criminal estaría hoy libre de toda culpa…

Lorena, Irinea, Araceli… Tantas, incansables. Imparables. Fuertes. Sororas. Capaces de transformarse y de hacer del dolor un combustible para nunca detenerse, para nunca parar su búsqueda de justicia, porque saben que si ellas la encuentran, se traza la ruta para que todas la encuentren. A ellas tres las he tenido frente a mí, pero sé que tras ellas hay miles de madres más que no descansan para arrojar al vacío la incertidumbre y la tristeza que les provoca no conocer el paradero de sus hijas e hijos… o saber que su destino fue marcado por la violencia que habita en este país y que hace comparsa con un sistema de justicia que no alcanza.

Irinea logró sentar un precedente, que aunque hoy muchos sistemas judiciales se resisten a respetar, muchas organizaciones y muchas causas están dispuestas a darlo todo por defenderlo. Gracias a Irinea, las muertes violentas de cualquier mujer deben ser investigadas con perspectiva de género. Un paso gigantesco para la reconstrucción de todo el sistema y para la revisitación de toda una cultura.

Araceli, tan sorora y amorosa. Tan fuerte, tan dispuesta a abrazar todas las causas, abanderar todas las movilizaciones, hablar por tantas madres. Tu fortaleza logró la reclasificación a feminicidio, lo que la autoridad quería cerrar como suicidio. Pero no, Lesvy no se suicidó, a ella la mataron y la mató su exnovio, quien ya está preso y condenado.

No hay ninguna resolución jurídica que pueda regresar la vida a Fátima, Mariana o Lesvy, pero, al menos, la lucha de cada una de estas madres ha servido, y mucho, a la reconstrucción de todo un sistema judicial que suele no castigar a criminales… (Yuriria Sierra, Excélsior, Nacional, p.16)

Templo Mayor/ Reforma

LOS MORENISTAS andan mareados por vivir entre la dicha y la desdicha de tener que seguir las instrucciones de Andrés Manuel López Obrador. Y es que si bien saben que fue y es la piedra angular de su movimiento, también ya se sienten incómodos con sus imposiciones.

ESPECÍFICAMENTE se refieren a la predilección manifiesta del mandatario por Claudia Sheinbaum. Está bien que AMLO juegue con cartas abiertas, dicen, pero que se acuerde que el dedazo era de la épocas priistas y, se supone, no del tiempo actual.

ESO EXPLICA que Ricardo Monreal no se dé por vencido desde ahora y siga muy claro en que quiere competir por Morena en 2024. Y lo mismo Marcelo Ebrard que no levanta mucho la cabeza, pero eso no significa que no esté operando para su futuro. El propio Mario Delgado, que tan institucional ha sido con López Obrador, también dejó en claro que la candidatura se decidirá por encuestas… y no por dedazo. ¡Se va a poner bueno!

A PROPÓSITO de Ebrard, hay que reconocerle que sus gestiones ante Washington finalmente dieron resultado y en noviembre se abrirá el paso fronterizo hacia el otro lado.

DENTRO de la propia Cancillería se comenta que fueron largos meses de cabildeo, primero con el gobierno de Donald Trump y después con el de Joe Biden. Uno de los puntos centrales, fue convencer a los norteamericanos del avance y la eficacia de la vacunación en las ciudades de la frontera norte. Uno de los protagonistas de las negociaciones fue Roberto Velasco, director para América del Norte y principal operador de la SRE para la relación bilateral.

LOS más contentos con todo esto, por supuesto, son los comerciantes estadounidenses que ¡por fin! verán regresar a los mexicanos a hacer su shopping. Hasta dicen que a Marcelo Ebrard le quieren poner un altar en Target.

COMO secretaria de Energía, Rocío Nahle resultó muy mala «maistra» de obra. Y es que la funcionaria es supuestamente la encargada de darle seguimiento a los avances en la construcción de la refinería de Dos Bocas.

Y ES QUE pese a su presencia constante en labores quesque de supervisión, estalló un conflicto laboral que ya derivó en violencia. Da la impresión de que sus constantes viajes a Tabasco son nada más para la foto… o bueno, para el video que presume cada semana en la mañanera de Palacio Nacional.

#

Frentes Políticos

Herramientas. La Ciudad de México presenta tasas de incidencia delictiva a la baja y parte de los resultados es gracias a los trabajos de inteligencia y estrategia implementados por las autoridades, así como el constante combate a los grupos criminales. Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX, aseguró que desde que a la Secretaría se le otorgó el poder de investigación, en marzo de 2020, ha ayudado a disminuir los índices delictivos. En junio se iniciaron una serie de operaciones para desarticular ciertas células delictivas que estaban en una pugna importante y que generaban mucha violencia en la CDMX, afirmó el titular de la SSPC. Apoyo total de la Fiscalía. Y, por si fuera poco, de los ciudadanos también.

Prometer no empobrece. En la búsqueda de los votos de la oposición a favor de la reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador, representantes de Morena y del PT ofrecieron escuchar a todas las partes, diálogo, garantías a los inversionistas y cambios a la propuesta original. Este tono conciliador caracterizó la primera reunión de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, en la que se aprobó un programa de trabajo que establece el compromiso de auspiciar el mejoramiento del marco normativo para las inversiones, su regulación y la libre competencia en este sector económico. Es mejor irse por la suave, pues el enfrentamiento sólo representa tiempo perdido, y si hay que aprobarla, para luego es tarde.

Alerta. Trabajadores heridos y disturbios en los accesos de la Refinería Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco, fue el saldo de un enfrentamiento entre policías antimotines y obreros de la empresa ICA Fluor que laboran en esta obra y quienes, desde ayer, se encuentran en paro de labores. Los hechos ocurrieron entre elementos antimotines y paristas. La secretaria de Energía, Rocío Nahle, dijo que se trata de “un grupito” de entre diez y doce personas las que desataron la violencia en la refinería. El lugar estaba blindado por elementos federales y de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, quienes arrojaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes. ¿Y si era un grupito, por qué el escándalo mayúsculo? Mejor arreglen el problema.

Avances contra la corrupción. El secretario de la Función Pública, Roberto Salcedo Aquino, informó que han sido sancionados 155 licitantes y proveedores por multas que ascienden a 154 millones de pesos. En su comparecencia con motivo de la glosa del Tercer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, señaló que las faltas más recurrentes consistieron en proporcionar información falsa o actuar con dolo en los procedimientos de contratación e incumplir con obligaciones contractuales. La secretaría ha presentado 134 denuncias de hechos ante la Fiscalía General de la República por enriquecimiento ilícito y otros delitos. Para un país que navega en la corrupción, esos números parecen muy menores, ¿no lo creen?

Equidad de papel. A iniciativa de la vicecoordinadora de Movimiento Ciudadano, Mirza Flores, se creó la subcomisión que en la Cámara de Diputados buscará mejorar las asignaciones presupuestales con perspectiva de género, ya que éstas se han tergiversado con asignaciones ajenas al propósito y para 2022 presentan aumentos pírricos. La propuesta fue respaldada por el presidente de la Comisión de Presupuesto, Erasmo González, al iniciar los trabajos de análisis del Paquete Económico para 2022. Argumentó la legisladora que “las mujeres han tenido que dejar sus empleos porque muchos de los programas que existían se retiraron”, detalló. La igualdad, hagan lo que hagan, sigue siendo una fantasía en este país. A todos niveles. (Excélsior, Nacional, p.15)

Te pueden interesar

47 min de lectura
31 min de lectura
35 min de lectura