2 de marzo de 2024

Pone AMLO contra el paredón a productores agrícolas del país

Agricultores de Sonora y el norte de México fueron a Palacio Nacional. Foto: Facebook

Al negarles precios de garantía para el trigo y el maíz, AMLO condena a productores de Sonora y de varios estados a una crisis

por Tribuna

Sonora, México.- La peor noticia para el campo de Sonora llegó el viernes, pues finalmente quedó claro y determinado que el gobierno federal encabezado por el presidente AMLO no aportará recursos para establecer un precio de garantía para el trigo y el maíz, lo que augura un año entero de crisis económica para la región sur, mal que compartirá con varios estados también envueltos en la situación.

Fue a través de Víctor Villalobossecretario de Agricultura y Desarrollo Rural, que los productores del país conocieron la noticia: no hay ni se prevé que haya una propuesta de precios de garantía para las cosechas de 2023. Y, peor aún, tampoco se pretende establecer un programa emergente que mengue los daños económicos que se vienen para el sector primario.

Agricultores de Sonora y el norte de México fueron a Palacio Nacional. Foto: Facebook
Agricultores de Sonora y el norte de México fueron a Palacio Nacional. Foto: Facebook

Revisamos avances en el proceso comercial actual de trigo y acordamos acciones futuras, de cara al siguiente ciclo productivo en favor de los agricultores de la región”, expuso Villalobos tras reunión con representantes de la agricultura sonorense, que no salieron de su asombro al entender que el gobierno federal no velará por sus intereses, aunque eso determine que la crisis económica llegará al sur de la entidad.

Villalobos apareció después de dos meses de ausencia, en donde los productores se han movilizado, quejado y propuesto soluciones sin que él se inmutara; la presión ejercida en la semana en la capital del país surgió efecto, al menos para que asomara el rostro. Lo que no lograron los agricultores fue que el presidente Andrés Manuel López Obrador les recibiera, tal como exigieron en el pliego petitorio entregado en su visita a Palacio Nacional; el mandatario ni siquiera respondió a la solicitud.

Finalmente, se confirmó lo que se auguraba: el desprecio del mandatario por el sector productivo, pese a que en su momento se autonombró como el presidente que lograría la autosuficiencia alimentaria y respaldaría a los productores de alimentos. Cabe destacar que los productores que acudieron con fe a la reunión con Villalobos no sólo fueron ignorados en sus peticiones, sino que, encima, conocieron el plan de eliminar el apoyo que se había conseguido previamente, el cual consistía en 200 pesos de subsidio por tonelada de trigo harinero, que finalmente irá a parar a manos de los industriales harineros.

Acciones

El panorama no es halagüeño por donde se le mire. De acuerdo a especialistas, el problema llegará a través de los días, cuando el dinero que suele circular tras las trillas, sencillamente no esté, y así la cadena de valor se rompa, poniendo en una encrucijada a otros sectores comerciales e industriales.

Estas condiciones siempre generan panoramas complejos, ya que todos los sectores cuentan con que el afectado tendrá dinero circulante, por lo que las afectaciones son generales; esto se agudiza cuando la industria en aprietos es uno de los principales engranajes económicos, como ocurre con el sur de Sonora y la agricultura”, expresa el economista Andrés Sámano.

Ante la cruda realidad, los productores reconocieron que las decisiones del gobierno federal no resuelven la problemática general de los trigueros y que, por el contrario, les pone contra la pared, al no tener salidas y sí un solo camino: las pérdidas multimillonarias, repartidas entre todos los productores, desde los micro hasta los grandes. Por ello, diversos productores han confirmado que, a partir del martes, las protestas y movilizaciones se multiplicarán, y no sólo en Sonora, pues se pretende que los actos se llevan a cabo a la par en hasta 22 entidades, todas ellas con agricultores afectados por la política del gobierno federal.

Va a arder Troya en 22 estados”, expuso Juan Gándara en sus redes sociales.

De acuerdo con lo previsto y planteado por el gremio en la explanada del Zócalo capitalino, las medidas que tomarán los agricultores irán agudizándose conforme pase el tiempo y sigan sin la atención que exigen por parte de la autoridad. Entre ellas estaría la toma de más oficinas federales, además de instalaciones de Petróleos Mexicanos, Comisión Federal de Electricidad, aeropuertos y carreteras. El objetivo es claro, asfixiar a los estados en su movilización. Por la noche del viernes, en lo que pareció a todas luces una respuesta previa, el gobierno federal publicó en sus cuentas de redes sociales un mensaje del presidente López Obrador asegurando que el Ejecutivo no acepta chantajes de quienes hacen movimientos.

Fuente: Tribuna

.