29 de septiembre de 2023

OPINIÓN NACIONAL

El INE y la elección Morena

El 19 de mayo, en el INE le pidieron a Jacqueline Vargas su renuncia; Vargas llevaba meses investigando un caso multimillonario, que involucra un posible fraude de Morena al fisco y al Seguro Social

LINOTIPIA / Peniley Ramírez

El viernes 19 de mayo, una persona en el Instituto Nacional Electoral, el INE, pidió a Jacqueline Vargas su renuncia como titular de la Unidad Técnica de Fiscalización, UTF. Esta unidad revisa el origen y el destino del dinero que reciben y gastan los partidos políticos. Vargas llevaba meses investigando un caso multimillonario, que involucra un posible fraude de Morena al fisco y al Seguro Social.

El caso comenzó en noviembre de 2021. Morena anunció al INE que devolvería 200 millones de pesos que, dijo, le sobraron de su presupuesto. Quería que el dinero regresara a la Tesorería y se usara para vacunas de Covid.

El INE respondió que el presupuesto no podía usarse para otra cosa. Morena se quejó. El caso llegó al Tribunal Electoral, que declaró infundada la queja.

Mientras tanto, en el INE, los especialistas en fiscalizar el dinero encontraron que aquella devolución era cuando menos extraña. La contabilidad de Morena no mostraba un sobrante. Pronto, la UTF comenzó a averiguar el origen de ese dinero.

Los fiscalizadores hallaron, en la contabilidad de Morena, indicios de que el partido retuvo cuotas a empleados y contratistas para el Seguro Social y el ISR, y no las entregó a esas instituciones.

Retener cuotas y no entregarlas es un delito penal. Si se probara, correspondía una denuncia. Cuando le pidieron su renuncia, Vargas no había concluido la investigación, me dijeron varias fuentes en el INE. También dejó otras investigaciones pendientes.

Una de ellas era sobre millones de pesos que Morena puso en un fideicomiso, supuestamente para construir edificios para oficinas del partido en varios estados. Una más trataba sobre cómo Morena concentraba en la dirección nacional el dinero que debía ir a los estados. La Unidad encontró que en el partido había «un total desorden administrativo y contable», me dijo una persona que trabajó con Vargas.

Antes de dejar su puesto, la titular de la Unidad trataba también de monitorear los actos anticipados de campaña, que iniciaron mucho antes de septiembre, cuando se inaugurará oficialmente el periodo electoral.

Durante un periodo electoral, el INE emplea «monitoristas», personas que toman fotos y registros de las lonas, los espectaculares, los eventos, por todo el país. Después, la UTF fiscaliza cómo se pagaron. Que no se registren los gastos puede hacer que se niegue el registro de candidaturas.

Ahora no hay monitoristas, porque oficialmente el periodo electoral no ha comenzado. La extitular estaba tratando de monitorear como pudiera, ayudándose con algunos empleados locales del INE.

Desde su salida del puesto, la UTF ha estado sin un titular, solo con un encargado de despacho. Hablé con ocho fuentes del INE, quienes me confirmaron la existencia de estas investigaciones. Algunas ya se hicieron públicas. De las otras, nadie parece estar seguro de su estatus actual.

La indagatoria del posible fraude, como otras sobre varios partidos, ha sufrido una especie de parálisis que preocupa en el INE. De las 16 direcciones y unidades técnicas del INE, solo una, la de sistemas, tiene actualmente un titular. Todas las demás están funcionando con encargados de despacho. También la Secretaría Ejecutiva está sin titular. De ella depende el funcionamiento interno del Instituto y sus delegaciones estatales.

Con esa precaria situación, el INE recibe el proceso de selección del candidato de Morena. En estos días, la carretera México-Acapulco se llenó de espectaculares de Adán Augusto López, el ex secretario de Gobernación. En la Ciudad de México, circulan autobuses con cartelones que dicen «Yo AMLO a Claudia» y tienen una foto de Andrés Manuel López Obrador, sonriente, sosteniendo el brazo alzado de Claudia Sheinbaum.

El INE se apura a repensar las normas electorales, dicta algunas medidas cautelares, dice públicamente que las precampañas antes de tiempo son ilegales.

No puede hacer mucho más. Con las divisiones internas, una Unidad de Fiscalización acéfala, el árbitro electoral de México parece superado por las circunstancias de un partido poderoso, que pasa por encima de las reglas, reglas que también fueron impulsadas por sus integrantes. Mientras, la oposición no reacciona mucho más allá de hacer alguna protesta y escribir tuits enfadados.

@penileyramirez

.

.

Monreal en la Villa de Guadalupe

Ricardo Monreal, una de los aspirantes a ganar la encuesta de Morena, dio nota, fue muy temprano a La Villa de Guadalupe a dar gracias, a la Virgen de Guadalupe, y seguramente le lloverán críticas como ya lo hizo  Noroña: «increíble que un político experimentado se pasé por el arco del triunfo el estado laico.»

Que curioso Noroña nunca ha criticado al «compañero presidente», quien varios años ha usado el espacio público violentando el Estado laico..

Ricardo es seguidor de la Guadalupana y de Santo Niño de Atocha, y su creencia es algo muy personal, no hay tal violación al Estado laico..

Monreal fue al templo mariano acompañado por su esposa María de Jesús Perez, hijos y nietos; se le vio entrar en la parte trasera del altar, al pie de la imagen de La Guadalupana.

Escuchó misa y oró en silencio, después salió de la mano de su esposa y dijo que este recorrido “es fundamental para mí, somos católicos, nunca hemos negado nuestra fe y siempre para cuando iniciamos una jornada importante, venimos a encomendarnos a Dios y a La Virgen de Guadalupe”.

Ricardo no fue recibido por el Primado de México ni por el rector ni nunguna autoridad religiosa; de haberlo pedido le hubieran dado la atención, él es invitado siempre.

Dijo que tras su visita, “me siento renovado, muy tranquilo, en paz con Dios. Vamos a San Juan de Los Lagos y Plateros hoy, mañana Temastian, ese es un asunto personal, privado, pero antes de iniciar esta jornada estamos encomendándonos a Dios”.

El próximo lunes arrancará sus recorridos en el Monumento a la Madre en Cuauhtémoc.

.

.

Tras reclamo… Sheinbaum reconoce a Durazo

Luego que el domingo le reclamó por gritos en Consejo de Morena, ahora Claudia Sheinbaum alabó el trabajo de Alfonso Durazo como gobernador.

Agencia Reform

Ciudad de México.- Claudia Sheinbaum reconoció a Alfonso Durazo como gobernador de Sonora y presidente del Consejo Nacional de Morena, luego de que el domingo le reclamara la forma en que fue recibida cuando llegó a la sesión del órgano deliberativo.

  Un video de ella se hizo viral cuando se dirige a Durazo molesta.

 «Me recibieron con gritos, entonces ya me cansé», reclamó al gobernador.

 «Piso parejo, piso parejo», le gritaron a Sheinbaum, quien es considerada la favorita del presidente Andrés Manuel López Obrador, y quien realizó numerosos eventos organizados por gobernadores y por el Gobierno de la Ciudad de México antes de dejar el cargo de Jefa de Gobierno.

 Durazo, como presidente del Consejo, le dijo a ella que no había acuerdo sobre la presencia o no de simpatizantes afuera del hotel donde se llevaba a cabo el evento de Morena. 

En el reclamo, Sheinbaum señaló a Durazo con el dedo índice, tenía el puño tenso de la mano izquierda sobre una mesa y se dio la vuelta, imagen que quedó en fotografías, memes y caricaturas en redes sociales y medios de comunicación.

  Por medio de un video, Claudia Sheinbaum expresó su reconocimiento a Durazo, como si fuera disculpa, pero sin decirlo ni dar el motivo, tres días después de la difusión del suceso.

  «Tengo un enorme respeto, gran reconocimiento a Alfonso Durazo…

 «Sé que son tiempos distintos, él está de gobernador, es presidente del Consejo Nacional, pero desde aquí quiero mandarle un gran abrazo y decirle siempre mi respeto, mi reconocimiento como parte del Movimiento, además como gobernador está haciendo un gran trabajo al frente de este gran Estado. Que viva Sonora», expresó Sheinbaum, que por momentos junta las palmas, como cuando se hace una oración.

  El mensaje lo hace al mencionar que Heriberto Aguilar dejó su cargo de secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano en el Gobierno de Sonora, para apoyarla en la «nueva etapa» y le agradece la decisión.

 Aguilar está junto a ella, sonríe pero no dice nada en el video que difundió la ex Jefa de Gobierno.

.

.

Política zoom

¡Yo, misógino!

No debería calificarse de misoginia todo argumento que pueda ser o parecer contrario a la oferta política que encarna Claudia Sheinbaum.

Ricardo Raphael

Milenio,

La cautela obligaría a que me apartara de este debate, pero la defensa a la libertad de expresión tracciona en sentido inverso. Si no me dedicara al periodismo quizá dejaría que la prudencia mandara; el problema surge cuando tal abdicación podría implicar dejar de hacer periodismo.

Opté por abordar los reproches que recibí esta semana con la mayor franqueza porque me parece relevante defender el derecho a criticar a una mujer que quiere ser presidenta de mi país sin que tal cosa sea considerada, en automático, un acto de misoginia.

Claudia Sheinbaum Pardo podría estar en la boleta de las elecciones presidenciales del año próximo. Es más, ella tiene posibilidades de convertirse en la jefa del Estado mexicano para el siguiente mandato presidencial. Ambas noticias son buenas porque dan significado y dignidad a un país que se merece el gobierno de una mujer.

Sin embargo, esa doble noticia no debería traducirse en silencio inopinado sobre su discurso, su actuación, su desempeño, sus defectos o sus virtudes. En otras palabras, no debería calificarse de misoginia todo argumento que pueda ser o parecer contrario a la oferta política que ella encarna.

El jueves pasado se publicó en estas páginas un texto con mi firma que despertó una polémica acalorada a propósito de esta cuestión. He leído con mi mejor conciencia los comentarios expuestos en las redes sociales y comparto aquí las reflexiones surgidas de esa conversación pública.

Luis Guillermo Hernández dijo de mi artículo que era “misógino, vergonzoso y nauseabundo”. Lo acompañaron en su apreciación otras voces como la de Carmen Pérez Mercado quien afirmó que mi voz era la de un país misógino. Alfredo Sánchez reclamó que con mi escritura hubiese sacado a pasear al macho que llevo dentro y Jossefina afirmó que había sido mi frágil hombría la que me llevó a escribir con el escroto.

No creo que mis opiniones hayan sido misóginas o machistas cuando consideré como injusto y también imprudente que Claudia Sheinbaum reclamara a Alfonso Durazo, presidente del Consejo Político Nacional de Morena, por la manifestación que la recibió al grito de “suelo parejo” cuando ella llegó a la sesión de ese órgano celebrada el domingo pasado.

Leticia Jiménez rebatió mi argumento afirmando que las mujeres no tienen por qué “enojarse bonito” ni tampoco por qué abstenerse de “incomodar”. Coincido con ella. El derecho a la ira justa es fundacional de nuestra época, sobre todo cuando se conjuga en femenino. Esta bandera, que está entre las más destacadas del feminismo de la cuarta ola ha cambiado los referentes del debate democrático.

Sin embargo, en el caso preciso del reclamo de Sheinbaum a Durazo estoy obligado a preguntarme si su enojo es equiparable a la ira justa que, por cierto, tanto dolor de cabeza le provocó a la ex jefa de Gobierno, cuando las activistas de la cuarta ola fueron calificadas por ella como “clasistas y racistas.”

Renata Turrent escribió en ese mismo hilo que el piso parejo no existe para las mujeres y, por tanto: “no podemos, dijo, (no) enojarnos cuando nos agreden”. Vuelta al mismo argumento, el derecho a la ira justa de las mujeres no está en tela de juicio, sobre todo en un país donde la violencia de género es abominablemente impune.

Pero hay un matiz que no debería pasar desapercibido. Que un grupo de manifestantes haya exigido a Claudia Sheinbaum piso parejo no es precisamente una agresión ni mucho menos un acto equiparable a la insoportable violencia que viven millones de mujeres en México.

El reclamo de suelo parejo es más bien una reacción al apoyo abundante en recursos económicos y políticos que, hasta hace un par de semanas, había recibido Claudia Sheinbaum por parte de la casi totalidad de gobernadores y gobernadoras pertenecientes a Morena. También al uso simbólico y material de los medios que la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México aportó a su candidatura presidencial.

Habrá quien defienda que ese apoyo fue una especie de acción afirmativa a favor de Sheinbaum, quien se encuentra en una contienda asimétrica donde el resto de sus adversarios son varones. Pero —me atrevo a considerar—, ella no tendría por qué enojarse contra quienes opinan desfavorablemente sobre esas manifestaciones políticas tan coincidentes con las cargadas que en otras épocas recibían los candidatos varones del oficialismo.

Stella Velasco juzgó también mi texto con duras palabras cuando publicó: “los machos merecemos respeto y las mujeres quedarse calladas”. Le pido una disculpa si mi escrito permite inferir tal cosa. No creo que Alfonso Durazo merezca más respeto que Claudia Sheinbaum, ni que ella debiera guardar silencio si creyó que el presidente del consejo de su partido fue el responsable de las porras de sus adversarios que exigieron piso parejo.

Sin embargo, habría preferido que, de valorar fundado su enojo, Sheinbaum hubiese enfrentado a los hombres que, según su convicción, convocaron directamente a los porristas y no a Durazo quien no tenía verdadera responsabilidad con lo ocurrido y que, además, es uno de los gobernadores que abiertamente habían respaldado su candidatura.

Me acusa Coni Delgado de ser un hombre que defiende hombres y María Fernanda Peinador de ser arbitrario en mis afirmaciones, ya que si el evento hubiese involucrado a dos hombres no lo habría juzgado con la misma severidad.

Difiero en una cosa principal con ambas afirmaciones. Creo que si mi crítica hubiese sido a un hombre que hipotéticamente hubiese reclamado a otro hombre porque lo recibieron exigiéndole suelo parejo, mi artículo habría pasado desapercibido, y sin embargo igual lo hubiera escrito.

No juzgué a Sheinbaum por ser mujer sino porque me pareció injusto su reclamo y todavía más la elección que hizo de la persona que recibió su regaño. Mi crítica no fue contra ella por ser mujer, sino por las consideraciones humanas que la llevaron a actuar como lo hizo.

Este episodio me ha ofrecido una gran lección. Si bien, asumo desde ahora que toda crítica a Claudia Sheinbaum podría ser desestimada como misógina y machista, no habré de dejar de realizarla si, una vez practicado un riguroso análisis de conciencia, cuenta con méritos éticos y periodísticos.

Me impongo por tanto la prohibición a guardar silencio o autocensurarme, aunque ello me implique ser acusado de patriarcal, porque de actuar presionado por esa descalificación terminaría ejerciendo una actitud condescendiente y machista que Claudia Sheinbaum no se merece.

.

.

Cómo cubrir a Trump

Jorge Ramos Ávalos

MIAMI.- Hace unos días, cuando Donald Trump fue acusado criminalmente de 37 cargos por retener en su casa de Mar-A-Lago documentos secretos, cientos de sus simpatizantes salieron a protestar frente a la corte federal donde se presentó el expresidente. Éramos más periodistas que manifestantes. Pero sus gritos, su indignación y sus mensajes se escucharon fuerte.

El resultado era previsible; eso se convirtió en una selva.

Ellos tenían el derecho de manifestarse. Pero nosotros los periodistas tenemos el derecho y la obligación de informar y de decir la verdad. Y eso muchas veces nos enfrenta. Ni modo.

Nuestras dos obligaciones periodísticas son cuestionar a los que tienen el poder y reportar la realidad tal y como es. Y la realidad es que, por primera vez en la historia, hay un expresidente estadounidense y candidato presidencial que ha sido acusado de violar la ley al retener decenas de cajas con documentos secretos, de falsificar documentos por el pago a una actriz con la intención de que guardara silencio sobre una supuesta relación y de ser «responsable» por abusar sexualmente de la escritora E. Jean Carroll en el vestidor de una tienda de Nueva York. (Trump niega todas las acusaciones).

Esa es la realidad.

Pero hay más. Trump también hizo comentarios racistas en el 2015 cuando dijo que los inmigrantes mexicanos eran «criminales» y «violadores». Cuando fue Presidente, separó cruelmente a miles de niños inmigrantes de sus padres. Y, de acuerdo con el conteo del diario The Washington Post, el exmandatario mintió o dijo algo falso 30,573 veces mientras estuvo en la Casa Blanca.

Esta es información que los periodistas no podemos ocultar. De hecho, tenemos la obligación de referirla, una y otra vez, cada vez que reportamos sobre Trump.

Trump no es un candidato y un expresidente normal. Por lo tanto, cada vez que miente al decir que ganó las pasadas elecciones presidenciales y que hubo un fraude electoral, es preciso informar que no es cierto y que perdió claramente, tanto en votos electorales como en el voto popular. La mayoría de los republicanos, según algunas encuestas, sigue creyendo la «gran mentira» de Trump, como se le ha llamado. Y pueden pensar lo que quieran. Pero los reporteros tenemos que decir que Trump miente y que ese tipo de falsedades ponen en peligro a la democracia estadounidense.

No es fácil lidiar con Trump. Proyecta un aura de todopoderoso y suele responder a quienes lo critican con insultos y un exceso de fuerza. Cuando lo enfrenté en una conferencia de prensa en Dubuque, Iowa, en el 2015, en lugar de contestar mis preguntas sobre migración, me sacó del salón con un guardaespaldas. No soporta que lo cuestionen. Y su principal temor es encontrarse con alguien que no responda a sus señales de intimidación. Por eso, como periodistas, no hay más remedio que ponerse siempre al tú por tú con él.

Por eso fracasó el reciente debate de Trump en CNN. Ahora, en retrospectiva, queda claro que había que detenerlo, corregirlo e interrumpirlo cada vez que dijera una falsedad; aunque se enojara, aunque la audiencia rugiera, aunque amenazara con irse, aunque el debate y la transmisión tuvieran que ser interrumpidos. Eso es hacer periodismo.

«La verdad no es neutral», dijo en el 2021 en CNN el famoso periodista del caso Watergate Carl Bernstein. «Donald Trump es un mentiroso en serie, como alguna vez le llamé… Tenemos que hacer un mejor trabajo explicándoles a nuestros lectores y a nuestra audiencia qué es lo que hacemos y por qué lo hacemos».

Aquí he tratado de explicarles por qué cuestiono tanto a Trump. Y por qué hay que seguirlo haciendo consciente y disciplinadamente. Tenemos que cubrirlo; después de todo es un expresidente muy influyente, va adelante en las encuestas de candidatos del Partido Republicano y podría regresar a la Casa Blanca. Pero no podemos dejar que él imponga su agenda sobre nuestra obligación de hacerle preguntas incómodas.

.

.

Templo Mayor

MÁS PAPISTA que Francisco salió Adán Augusto López al decir que no acepta los 5 millones de pesos que le ofrece Morena a cada una de sus corcholatas para sus precampañas y que mejor se destine ese dinero a proyectos de salud en Guerrero y Veracruz.

Y VAYA que, al hacerlo, metió en una bronca al dirigente nacional, Mario Delgado, quien tiene la complicada tarea de conducir un proceso en el que todos aceptaron y firmaron las reglas pero en el que ya se vio que no todos están dispuestos a cumplirlas.

SI EL AIRADO reclamo de Claudia Sheinbaum a Alfonso Durazo el domingo por la presencia de porras en el Consejo Nacional fue visto como un aviso de cómo se pondrían las patadas por debajo de la mesa, el ahora ex titular de Gobernación se aventó ayer una barrida fuerte y con los tacos por delante.

QUEDA claro que de los seis apuntados sólo uno resultará ganador del premio mayor y los otros se quedarán con los regalos de consolación pero, al paso que van las cosas, quien puede sufrir la peor derrota de todos… ¡es el árbitro!

AHORA que las relaciones entre el INE y la Presidencia entraron en una franca distensión, por decirlo de un modo elegante, hay quienes dicen que el espíritu de los ex consejeros incómodos Lorenzo Córdova y Ciro Murayama sigue vivo… pero en el Tribunal Electoral de la Federación.

QUIENES han seguido de cerca la manera en la que se conducen los asuntos en ese organismo aseguran que el magistrado presidente, Reyes Rodríguez, y su compañera en el pleno Janine Otálora quieren hacer su propia historia ejerciendo como ese necesario contrapeso que tan mal cae por los rumbos de Palacio Nacional.

ASÍ ES QUE nadie se sorprenda si, en las próximas semanas o meses, en el Trife comienzan a ponerles lupa a asuntos relacionados con las irregularidades en la precampaña presidencial de Morena a las que en el INE no les han querido echar ni una miradita.

DE NO creerse la forma en la que se pretende ejercer la censura en el CIDE que dirige José Antonio Romero Tellaeche.

CIRCULA un oficio en el que el Órgano Interno de Control pide al director difundir entre quienes trabajan en ese centro de estudios que no pueden escribir en correos electrónicos, redes sociales y hasta en su mensajería instantánea cualquier expresión que dañe la integridad y la dignidad de las personas.

ES DECIR, que bajo el pretexto de no violentar a sus compañeros de trabajo, se quiere imponer una “ley mordaza” a quienes han sido críticos de las decisiones y la gestión de Romero. ¿Y la libertad de expresión? (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p. 10)

.

.

Bajo Reserva

Que 5 millones no es nada

Nos cuentan que en la dirigencia de Morena causó sorpresa la decisión de Adán Augusto López de no acudir personalmente a su registro como corcholata, pero sobre todo el rechazo al financiamiento de 5 millones que, como al resto de los aspirantes, se le ofreció. En el cuartel guinda que encabeza Mario Delgado afirmaron que desconocen los motivos y que si don Adán quiso mandar algún mensaje de protesta, no quedó claro ni cuál era ni a quién iba dirigido. Por el contrario, el pevemista Manuel Velasco Coello y el petista Gerardo Fernández Noroña preguntaron si ellos también gozarían del dinero morenista, pero les aclararon que su camión o helicóptero lo deben pagar sus partidos. Total, nos hacen ver conocedores del arte del acarreo y la organización de mítines, 5 millones alcanzan como para un día de campaña.

El PT ignora eufemismos y promueve candidato presidencial

Nos cuentan que por más que Morena trata de disfrazar las campañas anticipadas de sus corcholatas, maquillándolo como un proceso interno, a nadie le queda duda de que adelantaron los tiempos que marca la ley. Pese al malabar verbal de los aspirantes y dirigentes guindas, los aliados del Partido del Trabajo fueron menos discretos y ya comenzaron en redes sociales la promoción de su aspirante, el compañero Gerardo Fernández Noroña con un calendario en el que se especifica: “Proceso selección candidato presidencial 2024”. Y señala que el 19 de junio arrancará la “precampaña rumbo a la encuesta”. Nos cuentan que en el INE ya tomaron nota y que pronto se verá que la comida de los consejeros electorales en Palacio Nacional con el presidente Andrés Manuel López Obrador no significa que habrá manga ancha para que su partido viole la ley. A ver si es cierto.

“Necesario y urgente”, Museo del Cacao en tierra de AMLO

Nos aseguran que en Palacio Nacional la consigna es dar todo en este ultimo de año de gobierno del presidente López Obrador y al parecer eso incluye invertir el presupuesto lo más que se pueda en obras en Tabasco. Como muestra, la licitación E-2023-00038514, con la que la Sedatu de Román Meyer busca construir en Villahermosa el necesario y urgente Museo del Cacao. En las próximas semanas comenzarán a llegar las ofertas para obtener este contrato que, nos aseguran, costará varios millones de pesos.

Migración estrenará uniformes interactivos

Nos detallan que en el Instituto Nacional de Migración, que todavía dirige el procesado Francisco Garduño, andan muy contentos porque se alistan a estrenar. Pero no son sistemas de seguridad y contra incendios, que buena falta hacen. Nada que ver. Nos revelan que se trata de tener uniformes con nuevos diseños, que, entre otras cosas, incluirán códigos de barras y QR en los que se pueda conocer el nombre, número de empleado y adscripción de los que los porten, y los cuales, afirman, los oficiales de migración tendrán prohibido ocultarlos. ¿Será que con esta medida los actos de extorsión y otras violaciones de derechos humanos desaparezcan de Migración?. (Bajo Reserva, El Universal, p. A2)

.

.

Trascendió

Que el líder nacional de Morena, Mario Delgado, convirtió el hotel de los registros de corcholatas en laberinto, tomando puertas y pasillos, con tal de evadir a Yeidckol Polevnsky, a quien no le pensaba recibir sus documentos como aspirante a competir en la famosa encuesta, pues “sería desacatar el acuerdo del Consejo Nacional”. Después hasta bromeó con Ramiro López Obrador, porrista de Claudia Sheinbaum, para que lo acompañara, pero todo terminó con el amago de la ex lideresa de acudir a tribunales.

Que hablando de divisiones, el PVEM ya tiene bien armado su numerito y por un lado su presidenta, Karen Castrejón, acompañó a Manuel Velasco en su registro como corcholata adherente a Morena y, por la tarde, Jesús Sesma y Arturo Escobar estuvieron como invitados en los asientos especiales para respaldar a Claudia Sheinbaum, quien por lo demás tuvo más de los 30 lugares por aspirante acordados. Y es que además no contaron con que iban a mandarle mariachis, faltaba más.

Que por cierto, ni el gobernador Alfonso Durazo ni la cantante y actriz Anahí llegaron a los registros de corcholatas a pesar de que sus nombres estaban en las sillas de invitados. Se informó que ella faltó al registro de su esposo, el verde Manuel Velasco, porque estaba grabando una nueva canción, y el sonorense, oficialmente, porque fue día laboral y no podía dejar la chamba botada. Por supuesto, no faltó el que interpretó su ausencia como una forma de evitarse otra regañada en público de ya saben quién.

Que Eduardo Ramírez asistió a su primer acto público como coordinador de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado al acompañar a su ex compañero de bancada Martí Batres a la toma de posesión como jefe de Gobierno de Ciudad de México. El chiapaneco se refirió al ex líder ceuísta como “un hombre de principios e ideales, congruente, fundador, ex dirigente nacional del Consejo de Morena y poseedor de una gran historia dentro de la izquierda mexicana”. Órale. (Trascendió, Milenio, Al Frente, p. 2)

.

.

Sacapuntas

Anuncia viaje de AMLO a Chile 

Alicia Bárcena, propuesta del presidente López Obrador como canciller, aprovechó uno de sus últimos actos como embajadora en Chile para informar que el mandatario mexicano visitará ese país sudamericano el 11 de septiembre próximo. El viaje es a invitación del presidente chileno Gabriel Boric para que lo acompañe en la ceremonia conmemorativa del 50 aniversario del Golpe de Estado contra Salvador Allende. Ella, por supuesto, irá con él.

Palomea INE gira de corcholatas

Resulta que el INE, presidido por Guadalupe Taddei, avaló los recorridos por el país que inician las corcholatas de Morena a partir del lunes. Eso sí, la Comisión de Quejas recomendó a los aspirantes que “tomen en cuenta las reglas establecidas en la ley electoral, en cuanto a no violar los principios de neutralidad e imparcialidad”.

La ven como golpeadora

Nos cuentan que Yeidckol Polevnsky encendió los focos rojos en Morena. Lo de menos es que no pudo registrarse como corcholata, pero les preocupa que aún sin ser aspirante formal busca meter ruido en el proceso y, sobre todo, hacer campaña en contra de uno de los punteros en la competencia. La tendrán vigilada.

Bancadas respaldan a Martí Batres

Como era de esperarse, ningún grupo parlamentario del Congreso Capitalino regateó a Martí Batres su nombramiento como jefe de Gobierno, en sustitución de Claudia Sheinbaum. Fueron 64 de 66 legisladores a su favor y en seguida rindió protesta. Pero para la anécdota: algún simpático votó por Marcelo Ebrard, lo que causó risa entre los legisladores.

Se estrena avisando que se irá 

Vaya forma en la que se estrenó Eduardo Ramírez como coordinador de Morena en el Senado. Entre sus primeras declaraciones estuvo su autodestape como candidato a gobernar su estado natal, Chiapas. Incluso anticipó que “llegado el momento” pedirá licencia. En otras palabras, Morena deberá irse buscando a un nuevo líder parlamentario.. (El Heraldo de México, La 2, p. 2)

.

.

Rozones

Yeidckol le metió controversia

Con la novedad de que en el maratón de registros de corcholatas que tuvo lugar ayer en un hotel de la Ciudad de México no todo salió perfecto. Y es que la que acudió al sitio para tratar de apuntarse a la encuesta de la 4T, como lo había advertido en días pasados, fue la diputada Yeidckol Polevnsky. Y resulta que al final, de acuerdo con su testimonio, la engañaron y la dejaron esperando “en una salita” del hotel donde se llevaron a cabo las inscripciones. “Había todo un equipo para que no pasáramos en lo que ellos podían escapar por la puerta de atrás. ¡Qué cosa más penosa!”, lamentó la también expresidenta de Morena. Por cierto que la legisladora afirma que no está en sus planes tirar el procedimiento para elegir al defensor de la 4T y que su único interés es que la registren. Muchos están tronándose los dedos ante la posibilidad de que, para lograr su cometido, acuda al Tribunal. Uf.

¿Quién cuida las carreteras?

Poco falta para que la olla de presión truene en el caso de los robos al transporte de carga, nos hacen ver. Y es que las cifras de incidencia de este delito siguen al alza y en el sector aumenta el tono del reclamo ante el hecho de que nadie se decida al menos, a tratar de ponerle freno. En el primer cuatrimestre del año, de acuerdo con las cifras oficiales, reportadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, a cargo de Clara Luz Flores, este ilícito aumentó 10 por ciento, con la agravante de que suele cometerse con mucha violencia. Esta industria es fundamental en la economía —aporta el 3.5 por ciento del PIB— y para la competitividad, sobre todo, en la coyuntura de la relocalización de empresas conocida como nearshoring. Sin embargo, se echa de menos una acción más efectiva de la Guardia Nacional, a cargo de David Córdova. La cosa está tan dura que en esos ámbitos ya hasta extrañan, nos comentan, a la desaparecida Policía Federal de Caminos.

La objeción improcedente

Y fue la Comisión de Quejas del INE, integrada por los consejeros Claudia ZavalaRita Bell y Arturo Montaño los que ayer, por unanimidad, determinaron conceder una serie de medidas cautelares que la 4T deberá aplicar en el procedimiento de designación de su candidato presidencial o, para estos menesteres, defensor de la 4T. Sin embargo, además de esa señal de presencia del instituto que se dio ayer, vía esa comisión, no dejó de llamar la atención que el partido Morena, a través del diputado Sergio Gutiérrez Luna interpusiera una solicitud de recusación para que la consejera Zavala no participara en esa decisión, porque, según él, ha hecho pronunciamientos parciales contra liderazgos de Morena. El recurso fue rápidamente bateado por Bell y Montaño, ambos de reciente ingreso al INE, y Zavala pudo participar en la resolución que, vaya paradoja, fue luego bien recibida por el dirigente nacional del partido guinda, Mario Delgado. Qué cosa.

La petición de Campos

Y fue la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, quien ayer pidió al Gobierno federal que le entre a atender el problema del crimen organizado en la sierra Tarahumara. Refirió el vínculo que hay entre actividades ilegales como la tala inmoderada de bosques, con la trata de personas, el control del alcohol y ahora incluso hasta la construcción. La mandataria estatal estuvo ayer en el municipio de Cerocahui, donde se llevó a cabo la reunión de la mesa de Seguridad. “Necesitamos que trabajen en situaciones que son evidentemente del fuero federal, porque es crimen organizado, porque es droga, porque se utilizan armas largas, ¿así o más claro?”, señaló. El próximo 20 de junio se cumple un año del asesinato de dos sacerdotes jesuitas, Javier Campos y Joaquín Mora. Ayer, Campos se reunió con la comunidad jesuita, en la parroquia San Francisco Javier. Reportó que fue respetuosa y para “conocer su punto de vista, su termómetro y plantearles lo que estamos haciendo y falta por hacer para poderlos ayudar”.

Oposición en silencio

Y donde optaron por el recogimiento ante la lluvia de registros de corcholatas oficiales y anexas, fue en la oposición, nos comentan. Y es que ni PRI ni PAN ni PRD se atrevieron a hacer algún nuevo pronunciamiento o reiteración de crítica sobre el proceso de Morena. Si acaso quien apareció para hacer una propuesta sobre el mecanismo de selección que eventualmente definan los partidos opositores e integrantes de la sociedad civil fue el llamado Frente Amplio de Renovación —en el que participan Dulce María Sauri y Fernando Lerdo de Tejada—. La agrupación de disidentes del PRI, se informó ayer, puso sobre la mesa denominar “coordinador para la paz y la unidad de la República” a quien resulte nominado de ese proceso, el cual urgieron a definir a la brevedad. Ahí el dato.

Los retos de Batres

Y fue el nuevo jefe de Gobierno, Martí Batres, quien ayer, para tranquilidad de muchos en Morena y en el propio Gobierno de la Ciudad de México, dio señales de continuidad a la gestión de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. Obras viales y las que se hacen en coordinación con el Gobierno federal, proyectos sociales y de derechos, y ejercicio de la política, son algunos de los rubros a los que ayer se refirió. Por supuesto también a la continuidad sobre el equipo de gobierno. Nos hacen ver, sin embargo, que uno de los retos principales que enfrentará será el proceso electoral del 2024, pues tendrá que garantizar las condiciones de gobernabilidad para que se lleve a cabo en paz. El ofrecimiento de gobernar para todos, nos comentan, puede abonar en esa lógica.  (Rozones, La Razón, LA DOS, p. 2)

.

.

Serpientes y Escaleras

Va EU por Germán Larrea contra abusos en mina

Al empresario Germán Larrea le llueve sobre mojado. Después de que se le cayera la compra de CitiBanamex y de que el presidente López Obrador les tomara por la fuerza y les expropiara las vías de Ferrosur en Coatzacoalcos, a cambio de alargarles otras concesiones ferroviarias, ahora es el gobierno de los Estados Unidos el que, a través de su Departamento del Trabajo y de la Oficina del Representante Comercial, solicitó que se investigue, en el marco del TMEC, al empresario por violaciones a los derechos laborales de los trabajadores de la mina San Martín, en Sombrerete, Zacatecas.

Ayer la oficina de la representante Katherine Tai, junto al Comité Laboral del Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá, solicitó al gobierno mexicano que revise una acusación de que se niegan los derechos de los trabajadores de la mina San Martín, propiedad de Grupo México de Germán Larrea, luego de que la sección 201 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, que lidera el senador Napoleón Gómez Sada, junto con sindicatos de los Estados Unidos, interpusieran el pasado 15 de mayo una denuncia en el marco del TMEC acusando que el grupo de Larrea reanudó operaciones en dicha mina, a pesar de estar en curso una huelga declarada por los trabajadores.

El gobierno de López Obrador tiene 10 días para responder si acepta esta solicitud y 45 días para investigar las violaciones laborales que tendrían que ver con la negación de la libertad sindical, puesto que el grupo minero no habría respetado la decisión de los trabajadores de ser representados por el Sindicato Minero, al haber negociado con una coalición de trabajadores para ordenar un levantamiento ilegal de la huelga, de lo cual el Comité Laboral Interinstitucional para el Monitoreo del Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá determinó que “existen pruebas suficientes y creíbles de la denegación de derechos”, por lo cual procedió la queja de los sindicatos mexicanos y estadounidenses.

Como consecuencia de la investigación solicitada por Estados Unidos, se instruyó al Departamento del Tesoro, que encabeza Janet Yellen, a que suspenda la liquidación final de las cuentas aduaneras relacionadas con las entradas de mercancías provenientes de la mina de plomo, zinc y cobre de San Martín, que no podrá realizar exportaciones al mercado estadounidense hasta que se aclaren las acusaciones de violaciones laborales.

Apenas hace unas semanas que el segundo hombre más rico de México estuvo en el ojo del huracán cuando, casi al mismo tiempo, CitiBanamex anunció su decisión de no venderle su banca comercial por no cubrir todas las garantías que pedía el grupo financiero estadounidense, y en esos mismos días el grupo de Germán Larrea se confrontó con el gobierno federal cuando, por instrucciones del presidente López Obrador, la Secretaría de Marina tomó por la fuerza  un tramo de vías de la empresa Ferrosur, lo que obligó al poderoso empresario a negociar con el gobierno la entrega de esa concesión a cambio de que le ampliaran permisos ferroviarios en otras partes del país.

Así es que parece que las cosas no le están saliendo bien al millonario Larrea que, acostumbrado por décadas a hacer y deshacer a su antojo, protegido y ayudado por gobiernos y presidentes en México, ahora enfrenta una denuncia del gobierno estadounidense. Acá siempre lo dejaron actuar incluso por encima de la ley; veremos si su poder económico también alcanza para burlar al Tío Sam que parece haberlo puesto en la mira de sus intereses en el marco del TMEC, a partir de la queja de sus propios trabajadores mineros, a los que les hicieron más caso en Washington que en Palacio Nacional.

NOTAS INDISCRETAS…

Tras acallar los rumores de que se bajaría de la contienda, Adán Augusto López finalmente se registró ayer para participar en el proceso interno de Morena, aunque fue el único que no acudió personalmente a inscribirse, sino que lo hizo a través de su coordinador de campaña, el exgobernador de Michoacán, Leonel Godoy. Ayer mismo le presentó su renuncia al Presidente y a partir de hoy, el exsecretario de Gobernación arranca sus recorridos por el país en Jalisco, donde estará en Guadalajara, Puerto Vallarta y otros municipios.

Lo que retrasó y complicó la entrega de la renuncia de Adán, nos dicen, fue que el Presidente no terminaba de decidir quién sustituiría a su “hermano” tabasqueño al frente de la Segob y, tras la declinación de Rosa Icela Rodríguez a la invitación que le hizo el Presidente, a López Obrador no le quedó más opción que nombrar encargado de despacho al subsecretario Alejandro Encinas, de quien ayer en su conferencia mañanera dijo que “estoy pensando en que ya se quede Alejandro”.

Las dudas del mandatario para designar a Encinas como nuevo titular de Gobernación, cosa que aún no hace oficialmente, tienen que ver con el enojo y la molestia del Ejército y de los militares en contra de Encinas, a quien acusaron de “manipular políticamente” las investigaciones del Caso Ayotzinapa para acusar a 16 militares que, al final, en un hecho inédito para la justicia mexicana, fueron exonerados cuando la Fiscalía General de la República le pidió al juez cancelara 21 órdenes de aprehensión, de 83 que ya habían sido libradas, entre las que se encontraban las de los 16 militares acusados.

Al final solo cuatro integrantes del Ejército, el general José Rodríguez Pérez, el capitán José Martínez Crespo, el sargento Eduardo Mota Esquivel y el subteniente Fabián Alejandro Pirita Ochoa, fueron acusados por la Comisión de la Verdad que encabezó el subsecretario de Derechos Humanos, pero aun así los abogados defensores de esos militares, encabezados por César Omar González Hernández, acusaron al funcionario de Gobernación públicamente: “Pedimos al subsecretario Alejandro Encinas, presidente de la CoVAJ, deje de politizar las investigaciones, para que los padres de los estudiantes desaparecidos y todo México puedan realmente conocer la verdad y tener acceso a la justicia sin sesgos ni manipulaciones”, señalaron en septiembre de 2022.

Así es que, si como dijo ayer López Obrador, finalmente terminará nombrando, más por descarte que por ganas, a Encinas como nuevo titular de Gobernación, habrá qué ver qué dicen los empoderados señores del uniforme verde olivo, que son los consentidos de este gobierno…

A los maestros de la sección 9 de la CNTE parece que los agarraron dormidos en las recientes elecciones para renovar a sus dirigentes seccionales. Porque las votaciones se llevaron a cabo el pasado 14 de junio y nomás no pudieron cumplir con los requisitos legales que fijó el Comité Nacional Electoral del SNTE para registrar a sus candidatos. Y como no tuvieron candidatos registrados, terminaron perdiendo las votaciones y luego denunciaron que se les impidió participar en el proceso.

Según un comunicado que ayer emitió el mencionado Comité Electoral del sindicato magisterial, en el que desmintió los señalamientos de la Coordinadora en la sección 9 de la CDMX, en tres ocasiones la CNTE pidió que se les ampliara el plazo para registrar a sus candidatos, cosa que les concedieron, pero ni aun así concretaron sus registros. “En todo momento, el SNTE ha sido partidario del diálogo y la apertura a las diferentes expresiones de sus trabajadores, prueba de ello es que, en las jornadas de este miércoles, efectuadas en las secciones 9, 10, 11 y 60 en la capital del país, contendieron cinco planillas de la Coordinadora: una en la Sección 9, tres en la Sección 10 y una en la Sección 11. Sin embargo, en el caso específico de la Sección 9, los compañeros que hoy expresan quejas no cumplieron con los requisitos en los tiempos establecidos en la convocatoria, a pesar de que se les amplió, en tres ocasiones, el plazo para su registro”, dice en su comunicado el Comité Nacional Electoral. Incluso mencionan que los maestros de la CNTE capitalina pidieron una reunión con la dirigencia nacional del SNTE, a través de las secretarías de Gobernación y Educación, la cual se llevó a cabo, y en la que ellos pidieron anular la convocatoria emitida el 23 de mayo, cosa que no se pudo hacer pero se les ampliaron los plazos de registro y se siguió dialogando con ellos hasta el 12 de junio, pero nunca cumplieron con los requisitos para el registro adecuado de sus candidatos, por lo que las votaciones se llevaron a cabo de manera legal y con el 70% de los maestros inscritos en la Sección 9, por lo cual los resultados fueron declarados legales y válidos por el Comité Electoral…

En la extraña detención de la jueza veracruzana Angélica Sánchez, acusada por el gobierno de Cuitláhuac García, la participación de la Guardia Nacional llama mucho la atención por tratarse de un asunto estatal y por la forma en que personas sin uniforme y sin mostrar una orden de detención, se llevaron a la juzgadora del interior de un hotel capitalino. Para colmo, en Veracruz se dice que todo ese operativo con visos de ilegalidad, fue ordenado y coordinado por el tenebroso secretario de Gobierno veracruzano, Erick Cisneros, a quien ya conocen en el estado como el que le hace todo el trabajo sucio al académico gobernador. Por algo al secretario de Gobierno le apodan en Veracruz el “Bola 8” y dicen allá en Jalapa que, junto a Erick Cisneros, el exgobernador Miguel Ángel Yunes, que tenía fama de perverso y tenebroso, parece un niño de pecho… Giran los dados. Escalera doble. Buen fin de semana para los lectores.. (Salvador García Soto, El Universal, Nación, p. A8)

Te pueden interesar