13 de junio de 2024

OPINIÓN nacional

Ricardo Salinas Pliego, presidente de grupo Salinas, posa junto al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en una foto de archivo

 De amigos a rivales

“De ese choque, va a salir lumbre”, me dijo ayer un querido amigo cuando comentamos el encontronazo ya frontal que se traen el presidente López Obrador y el empresario Ricardo Salinas Pliego...

Y algo debe saber mi amigo porque ayer mismo comenzaron a salir chispas en la guerrita declarativa entre el mandatario y el presidente de Grupo Salinas que, ya con alusiones personales y menciones directas, se acusaron de ataques mutuos y de abusar cada uno de su poder en perjuicio del otro.

Salvador García Soto

Pero, ¿en qué momento pasamos de la amistad pública de nombrar a Salinas Pliego asesor de la Presidencia, a las acusaciones —primero indirectas y ahora ya abiertas y directas— entre el empresario y el Presidente? Pues justo ayer cuando, desde su mañanera, López Obrador lanzó la primera acusación directa contra Salinas Pliego, empresario al que siempre cuidó y defendió, al afirmar que lo ataca porque “está enojado por que tiene que pagar impuestos” y encararlo de manera directa con esta afirmación: “Tienen problemas con nosotros. No es Alatorre, es Ricardo Salinas que tiene diferencias con nosotros, que es natural. Nada más que no hay que confundir una cosa con otra”, dijo el Presidente en tono de advertencia.

Luego siguió el mandatario: “Respeto su punto de vista si él piensa que es censura, pero yo prefiero que él diga que yo lo quiero censurar, a que yo pase a la historia como cómplice, como encubridor, porque yo estoy aquí para defender los intereses del pueblo, pero tiene todo su derecho de expresarse, de manifestarse”. Cuando un reportero le comentó que Salinas Pliego decía que era su amigo, el Presidente atajó de inmediato: “Sí, pero esto no es un asunto de amistad y familia, por encima de los intereses personales está el interés general, del pueblo, de la nación”.

Las alusiones directas a su persona y las acusaciones de que utiliza sus medios de comunicación para atacar al gobierno y al Presidente porque le enoja pagar impuestos, tuvieron inmediata respuesta de Ricardo Salinas Pliego: “El país se cae a pedazos, el gobierno debería ponerse a trabajar”, fue la respuesta más dura del empresario que, sin aludir personalmente al Presidente, contestó uno a uno los señalamientos que le hizo en su mañanera el mandatario. “En lugar de estar culpando a los medios, por mostrar la verdad, el Gobierno se debería poner a trabajar”.

Y se soltó el presidente de Grupo Salinas: “Ya vimos que echar culpas no resuelve nada y el país se sigue cayendo a pedazos, inseguridad, salud, justicia, educación, no hay resultados…Nosotros mientras tanto seguimos trabajando para reabrir tiendas y ayudar a los damnificados, con despensas y servicios que son necesarios. ¿Cuándo dejarán de culpar al pasado y a los demás y se pondrán a trabajar y dar resultados?”, preguntó el empresario.

Ayer, después de 23 años de haberse acercado para beneficio mutuo, Salinas Pliego y López Obrador llegaron a un punto casi de ruptura después de meses de tensión por los adeudos fiscales del empresario por 25 mil millones de pesos y su negativa a pagar, mientras al Presidente lo presionan los grupos más duros de su gabinete para que se obligue a pagar a su amigo y asesor en temas empresariales. Tan duro como fue el ataque presidencial desde su mañanera, fue también la respuesta del influyente empresario, y eso confirma que se rompieron los puentes de entendimiento en este diferendo total que tienen los dos personajes públicos.

Para nadie es un secreto que López Obrador y Salinas Pliego se beneficiaron mutuamente durante el ascenso político del tabasqueño: el empresario apostó por él políticamente y financieramente, mientras el político aprovechó la influencia de los medios de su amigo para impulsar su crecimiento político. Y ese acuerdo tácito, esa relación de conveniencia entre los dos funcionó durante casi 20 años, en los que ambos se cuidaban mutuamente, hasta que Andrés Manuel llegó a la Presidencia.

Cuando lanzó su política de “cero tolerancia” a la evasión de impuestos y a la condonación de adeudos fiscales a las grandes empresas, el Presidente dio uno de los golpes más contundentes en su gobierno, para tratar de demostrar que, como dijo en campaña, iba a separar el poder político del poder económico. Y conforme comenzaron a caer los grandes corporativos y las grandes empresas mexicanas, acorraladas con amenazas y exhibiciones públicas desde la Presidencia de la República, y que terminaban cediendo y ofreciéndole al SAT el pago de sus deudas millonarias, había siempre un nombre que no aparecía en las listas de los pagadores de adeudos fiscales: el de Ricardo Salinas Pliego.

Las críticas de la prensa por el trato privilegiado que se le daba a Salinas Pliego fueron lo primero que le llegó al Presidente, pero después fueron las presiones desde Morena y el ala radical de su gabinete, en donde no sólo le pedían al Presidente permitirles iniciar los juicios contra los adeudos de Grupo Salinas, sino que él personalmente acusaría al empresario. El pleito comenzó cuando personajes de la 4T y todo el aparato de redes sociales de la Presidencia activaron una campaña de cuestionamientos al empresario, que en respuesta también intensificó el uso de sus redes sociales y de los medios de comunicación que maneja para cuestionar la ineptitud del gobierno de López Obrador ante el desastre de “Otis” en Acapulco.

Ayer llegó el punto culminante de esa tensión con el lance abierto del Presidente contra Salinas Pliego y la respuesta fuerte de éste a los señalamientos presidenciales. Lo que venga ahora en esa confrontación será seguro un escalamiento verbal de ambos lados y quién sabe si de ahí se pase a otro tipo de acciones, campañas o represalias, pero lo cierto es que, como me dijo ayer mi buen amigo, en ese pleito ya comenzó a salir lumbre.

Los dados cierran semana con Escalera Doble. Buen descanso y salud para los amables lectores.  (Salvador García Soto, El Universal, Nacional, p. 9)

Templo Mayor

TINTES de carnaval podría tomar la campaña por la gubernatura de Veracruz, en donde la oposición está muy animada ante el desastroso gobierno del morenista Cuitláhuac García.

POR EL TEMA de género y los acuerdos del Frente Amplio se perfila que será un hombre militante del PRI quien encabece la candidatura, por lo que las opciones se centran en un mismo apellido: Yunes, y dos nombres: Héctor y José.

DE LOS dos Yunes que buscan la nominación, Héctor es un veterano del tricolor quien dice aventajar en las encuestas, mientras José ya fue candidato en el 2018 con malos resultados, pues se fue al tercer lugar con menos del 14 por ciento de los votos.

AHORA, falta ver para dónde apunta el dedo del dirigente priista Alejandro “Alito” Moreno para saber quién tratará de ganarle a la ex titular de la Sener Rocío Nahle, quien va que vuela para abanderar a la 4T.

Y VAYA que Veracruz es una entidad relevante para la elección presidencial, pues tiene el cuarto padrón electoral más numeroso del país con sus más de 6 millones de electores, que no son pocos.

.

EN EL PLEITO por la candidatura de la 4T a la Jefatura de Gobierno de la CDMX existe la posibilidad de que Omar García Harfuch pierda aunque gane y de que, al final, salga ganando aunque sea el perdedor.

TODAS las encuestas lo ponen por encima de su rival Clara Brugada, pero varias los colocan en empate técnico, por lo que el ex jefe de la Policía podría ser el “sacrificado” para cumplir con el mandato del INE a los partidos de postular a cinco mujeres en las elecciones estatales de 2024.

ES SABIDO que el hoy aspirante no tenía ganas de dejar el ámbito de la seguridad pública y la procuración de justicia para entrar al de la política pura y dura.

ASÍ ES QUE, ante el escenario de ganar la encuesta pero perder la candidatura, se le abren como posibilidades la Fiscalía de la CDMX, cuya titular Ernestina Godoy aún no ha sido ratificada, o incluso la FGR, opciones nada despreciables como premio de consolación.

.

Omar Fayad y Victoria Ruffo podrían divorciarse tras 22 años de matrimonio

TRAS el fin de su sexenio, al ex gobernador de Hidalgo Omar Fayad le ofrecieron ser embajador en un país del Medio Oriente pero cuentan que, por como están las cosas por el conflicto armado en Gaza, es probable que le cambien la oferta por una sede en Europa.

Y MIENTRAS eso se resuelve también existe la posibilidad de que busque regresar al Senado, de donde salió en 2016 para buscar la gubernatura, nomás que en esta ocasión ya no podría ser como candidato del PRI, después de que la dirigencia de ese partido lo expulsó. A ver si no acaban extrañándolo. (Fray Bartolomé, Reforma, Opinión, p.8)

.

.

Acapulco, latigazos de tres segundos a 329 kms…

Juan Pablo Becerra-Acosta M.

EL UNIVERSAL

Coparmex considera que se requieren 300 mmdp para la reconstrucción de Acapulco

Recolecto cifras dadas a conocer en horas recientes, números que son testimonios desoladores de la tragedia que asuela a los acapulqueños.

1.- Coparmex calcula que se requerirán 300 mil millones de pesos para poner de pie a Acapulco.

2.- El gobierno federal anunció 61 mil millones de pesos de ayuda mediante un plan de 20 puntos que incluye ampliar sus programas sociales y que los damnificados no paguen la luz hasta enero, como si de aquí a enero la gente de Acapulco se fuera a reponer. Por lo pronto, el fin de año los acapulqueños no tendrán los copiosos ingresos de una de sus dos mejores épocas del año (la otra es Semana Santa).

3.- Habrá un paquete de 3 mil 250 millones de pesos para repartir durante tres meses entre 250 mil familias afectadas, a fin de que tengan una canasta básica semanal. Eso implica $13 mil pesos por hogar, $4,333.33 pesos por mes hasta enero, $1,031.74 pesos por semana, $147.39 pesos diarios por casa. Usted dirá.

4.- Ayuda para comercios con prórrogas para pagar IMSS e Infonavit. Auxilio a hoteleros para pagar créditos. En Acapulco hay 36 mil empresas establecidas y ocho de cada diez están dañadas, así que el presidente de Concanaco-Servytur estimó que los apoyos son buenos, “pero necesitaremos más”. Pues sí, mucho más.

5.- Ayuda para 34 mil 609 pescadores y productores del campo por un total de 259 millones de pesos a repartir entre todos, lo que implica $7,483 pesos y 60 centavos por cabeza. A ver si con eso arreglan sus embarcaciones y adquieren redes y demás utensilios que requieren en el mar, o atienden sus tierras y compran fertilizantes.

6.- Habrá 12 mil millones de pesos en efectivo y tarjetas para limpieza, recuperación, y reconstrucción de casas y locales. Si ese monto se divide entre 270 mil casas dañadas, tocaría a $44 mil 444.44 pesos para cada una. Haga números. Adicionalmente, se calcula que en Acapulco hay 200 mil micro y pequeños emprendedores que no saben quién los ayudará.

7.- El PIB de Guerrero podría caer 16% al cierre del año, un efecto peor que pandémico. Y cómo no: la oferta de 376 hoteles con 21 mil 868 cuartos y 12 mil unidades de Airbnb han quedado fuera del mercado, según el Consejo Nacional Empresarial Turístico. Nada más la reedificación de hoteles requiere 40 mil millones de pesos, de acuerdo a la Asociación de Hoteles y Moteles de Acapulco. La devastación afectó a 87% de la población del puerto. La mayoría se empleaba en el comercio y los servicios, según la alcaldesa local, Abelina López. Figúrese usted la terrible Navidad que les espera a los habitantes de la hermosísima Bahía de Santa Lucía y sus alrededores.

Cuánta destrucción en forma de números y cifras monstruosas. ¿Qué provocó tanta devastación? Este viernes hablé con Octavio Gómez Ramos, jefe del Servicio Mareográfico Nacional (SMN) de la UNAM, para tratar de entender la insólita fuerza de los vientos que desató Otis, y lo hice porque esa institución científica tiene dos estaciones de monitoreo justamente en la Bahía de Santa Lucía, en la zona del Club de Yates y en las instalaciones de la Administración del Sistema Portuario Nacional. ¿Qué encontraron en los datos registrados? Que a las 00:40 horas se produjo una ráfaga de 329 kilómetros por hora. Para que queden asentadas en los aparatos de medición como tales, como ráfagas, los vientos tienen que tener una duración de al menos tres segundos y de máximo 59 segundos.

Imagine usted medio minuto de esos latigazos de viento a 329 kilómetros por hora. Por eso los vidrios de tantos departamentos y hoteles se hicieron pedazos, por eso las fachadas, techos y acabados de varios inmuebles se desprendieron. ¿Qué más hallaron? Vientos sostenidos de 182.28 kilómetros por hora. Para que sean vientos sostenidos tienen que tener una duración de al menos un minuto. ¿Para qué alcanza ese poder?, le pregunto. “Para empujar coches y voltear embarcaciones”. Qué miedo. Tal como vimos que ocurrió en la bahía, en playas y en calles del puerto: lanchas, barcazas y yates hundidos, volteados, encallados, y coches unos encima de otros, aplastados en las colonias populares.

No dejemos de ayudar a los acapulqueños con todo lo que podamos. Por lo pronto, con agua, comida y medicinas.

Bajo Fondo

Qué tal los miserables que trafican productos para aprovecharse de la desgracia: $50 pesos un jabón, $200 pesos papel de baño, dos botellas de agua por $100 pesos, mientras las familias afectadas racionan los pocos víveres que consiguen en poblaciones cercanas, porque los establecimientos acapulqueños fueron saqueados. Perdón, pero no tienen madre, hijos del sicariato, porque saben que, por un tiempo, se les acabó su negocito de las extorsiones, ése del cual vivían impunemente. Adiós a su salvaje capitalismo de hamaca. Ojalá las autoridades federales, estatales y municipales aprovechen esta tragedia para implementar mecanismos que impidan que vuelva el cobro de piso a Acapulco, ese cáncer que tanto ha devastado al puerto en los últimos diez años.

Trasfondo

Como ya he narrado en este espacio, viví cinco años en Acapulco. No hay una sola de mis amistades acapulqueñas que no esté profundamente triste, deprimida por lo que ve a su alrededor. Claudia Ysunza:

“No hay realmente una imagen que realmente ilustre el daño. No hay color, no hay verde. Todo todo todo se fue. No queda un árbol verde. Lo que antes tenía Acapulco por todos lados (el color verde de sus palmeras, por ejemplo), ya no existe. No hay nada, no hay nada. Tengo el estómago apachurrado”.

Marcela Bodenstedt, que era mi vecina, su casa estaba a unos metros del edificio donde yo vivía en el Acapulco viejo, en el Fraccionamiento Las Playas:

“Tu edificio, donde vivías, parece la espina de un pescado. No hay una ventana viva. Parece que todo salió volando”.

Las espinas de un pescado, las raspas, su esqueleto, la esquena, luego de que el huracán lo devoró.

Vaya imagen desoladora…

.

.

Frentes Políticos

Desinterés. En sesión del INE, cuya titular es Guadalupe Taddei, se establecieron lineamientos para debates, votaciones en cárceles y para residentes en el extranjero. Se evidenció la preocupación por el desinterés de los jóvenes hacia la democracia electoral y la resistencia de hombres en partidos políticos por la paridad de género. Además, se identificó baja asistencia de jóvenes y hombres a las urnas. El consejero Martín Faz subrayó la necesidad de que los partidos políticos se esfuercen más para atraer a los jóvenes. Con tendencias de votantes a la baja, la democracia se pone en peligro de extinción. ¡Échenle ganas!

Señor problema. Alejandro Alito Moreno, no sale de un problema y ya está en otro. La reciente formación del Grupo Veracruz dentro del PRI manifiesta la discordia latente en el partido. A pesar de que insiste en no ser una “disidencia”, sino más bien una “resistencia”, es evidente que las decisiones a nivel nacional de Alito han causado fracturas. La referencia al legado de Jesús Reyes Heroles pone en perspectiva la crisis actual: resistir no necesariamente implica apoyar, sino desafiar y cuestionar la estructura. No les gusta que pongan en peligro las alianzas en Veracruz. El PRI está que arde.

Firmeza. La postura de la UNAM ha sido contundente sobre los presuntos plagios de las tesis de Xóchitl Gálvez y Claudia Sheinbaum, virtuales candidatas presidenciales. Ya dejó en claro que los trabajos de titulación de ambas son originales y cumplen con el rigor académico. Con ello, la máxima casa de estudios frena los intentos de grupos políticos que quieren involucrarla en el proceso electoral de 2024 para que tome partido. No es papel de la UNAM y la respuesta es importante para acallar las voces que quieren desprestigiarla en el proceso de renovación de su actual rector. Recuerden, la misión de la universidad es académica, no la grilla.

Resbalón. La controversia generada en las filas del Frente Amplio por México evidencia la falta de comunicación entre sus integrantes. Jesús Zambrano, líder nacional del PRD, desconoció declaraciones atribuidas al dirigente del PAN, Marko Cortés. De ser ciertas las versiones de la repartición de candidaturas, preocupa que estas decisiones se tomen sin un consenso interno. ¿Dónde queda la solidez de un frente opositor si sus líderes no están alineados en sus estrategias y comunicados? La simple especulación puede ser letal para la alianza. ¿Quieren o no ser alternativa para el 24?

Tragicomedia. Armando Ayala, alcalde de Ensenada, es el rey de “las pifias del día”. La más reciente, una aparición celebrando a su mascota y comiendo del mismo pastel, argumentando el apoyo a un refugio, es un episodio que raya en lo ridículo y debería cancelar en automático su aspiración al Senado. La directora del albergue, no ha recibido sino promesas. Y Julián Leyzaola, exsecretario de Seguridad de Tijuana, reveló que tuvo que desaparecer, obligado por el exgobernador Jaime Bonilla, quien se benefició legalmente con su ausencia. Bonilla tiene más de cacique que de político. Ni a cuál irle. (Excélsior, Nacional, p,11)

.

.

Bajo Reserva

Desoyen a oposición y a una morenista: ni un peso para Acapulco

selene avila zapatos

Nos cuentan que en la aprobación del dictamen del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2024, no todos los morenistas estuvieron de acuerdo con no moverle ni una coma a lo que les envió el presidente Andrés Manuel López Obrador. La diputada Selene Ávila se unió a los reclamos de la oposición que lamentó que no se haya incluido un fondo para los damnificados de Acapulco, y pidió a la Secretaría de Hacienda que considerara redirigir la deuda para la reconstrucción de las zonas de Guerrero afectadas por el huracán Otis, pero ninguno de sus compañeros la apoyó y su solicitud, como las de los diputados de oposición, se quedó en el aire. Por lo visto, Morena cree que será suficiente con los 15 mil millones de pesos de los fideicomisos del Poder Judicial, sin quitarle un peso a las obras insignia del mandatario.

Se le olvidó a Alcocer que tiene oficina en Acapulco

Nos cuentan senadores y cuadros de Morena en Acapulco que quien está desaparecido desde que el huracán Otis arrasó el puerto es el secretario de Salud, Jorge Alcocer, pese a que oficialmente las oficinas de esa dependencia se encuentran en territorio acapulqueño, desde que el Presidente ordenó la mudanza. Incluso en octubre de 2021 el funcionario presumió las oficinas ubicadas en la Costera Miguel Alemán, pero como la grilla y la atención a la población se da en este sexenio vía las mañaneras, pocas veces se le vio despachar por aquella ciudad y después de la tragedia, aún menos. La famosa descentralización… imaginaria.

La Ayudantía, ¿trampolín de ida y vuelta?

El presidente López Obrador visitó Coatepec/Javier Ríos.

Andrea, detrás del Presidente en 2019 en Veracruz

Después de haber estado en la Ayudantía Presidencial, Andrea Enríquez Quintana regresó a su natal Sonora a finales de 2021 para desempeñarse como subsecretaria de Administración y Finanzas, en la Secretaría de Salud estatal, y a principios de este año se convirtió en coordinadora ejecutiva de Atención Ciudadana del gobierno sonorense. Nos cuentan que en los últimos días se le ha visto en las giras del presidente López Obrador abriéndole paso y recibiendo folders del pueblo bueno. ¿Será que no se halló en Sonora y decidió regresar a la capital para seguir al lado del presidente López Obrador en su último año?

Tic tac… se acerca la decisión de Ebrard

Nos hacen ver que Marcelo Ebrard tendrá que tomar una decisión en los siguientes días sobre su futuro político, entre permanecer en Morena o irse a Movimiento Ciudadano como aspirante presidencial, ya que la fecha límite para inscribirse en el proceso interno del partido naranja es el 12 de noviembre. Mientras tanto, la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena sigue sin dar señales de tener pronto una respuesta a la impugnación del excanciller, que fue la condición para permanecer en el movimiento de la llamada 4T. Pronto se verá si rompe o se le vuelve a aparecer el espíritu de Manuel Camacho. (El Universal, Nacional, p.2)

.

.

Trascendió

Que los vientos del huracán Otis soplaron ayer en San Lázaro como parte de la discusión del Presupuesto, pues mientras la oposición criticó que no haya “un solo peso” en el documento para atender la emergencia en Guerrero, la fracción de Morena, en voz de Ignacio Mier, sostuvo que la próxima semana presentarán una reserva al proyecto para destinar remanentes, ahorros y otros recursos en poder de la Tesorería a la reconstrucción de Acapulco. Eso sí, aclaró que esa bolsa es adicional a lo anunciado por el Presidente el miércoles.

Xóchitl Gálvez y Claudia Sheinbaum no plagiaron trabajos de titulación

Que la UNAM dejó claro ayer que no se prestará a que la involucren en la arena político-electoral de 2024 tras la presentación de los dictámenes en los que queda asentado que no hubo plagio en los trabajos de titulación de Xóchitl Gálvez y Claudia Sheinbaum, las dos aspirantes presidenciales más visibles hasta ahora. O sea, todo en orden. Sin embargo, el Consejo Técnico de la Facultad de Ingeniería solicitó a la hidalguense que envíe las precisiones a las citas ausentes en su informe profesional, lo que, se supone, será puro trámite.

Que justamente Xóchitl Gálvez, aspirante del Frente Amplio por México, inició su visita ayer a Nuevo León con un descontón a Samuel García, a quien acusó de ser el representante de la 4T, un señalamiento que obligó al gobernador a dar un paso más en su aspiración presidencial, al señalar que pronto será “el candidato favorito de los mexicanos”. Luego de esa maniobra de esgrima, la panista aludió a su “amistad” con la senadora Indira Kempis, quien también aspira a la Presidencia de la República por Movimiento Ciudadano.

Que la diputada Andrea Chávez se registró como aspirante al Senado para representar a Chihuahua en la siguiente Legislatura, un anuncio realizado en el Museo Sebastián, donde estuvo arropada por simpatizantes, académicos y empresarios. La morenista ofreció una agenda para combatir la violencia de género y se dio tiempo para señalar atrasos de su estado en seguridad, educación y bienestar. Antes de terminar su discurso, personal de Protección Civil municipal clausuró el recinto, así que el mensaje final tuvo que darlo en una plaza cercana con megáfono en mano. (Milenio, Al Frente, p.2)

.

.

Rozones

Repudiados y no sólo croquetas

Con la novedad de que el tiro de altos vuelos que se esperaba entre el diputado Gerardo Fernández Noroña y el senador Alejandro Rojas Díaz Durán, quedó en duelo de descalificaciones. Todo empezó por la inconformidad que el morenista provocó en el petista por considerar que Hugo López-Gatell tiene que responder ante la justicia por el mal manejo de la pandemia. El senador lanzó el reto de entablar una discusión pública tanto al diputado como a López-Gatell, a lo que el petista reviró con críticas a que se ande acomodando de un partido a otro. Luego le dijo que le hace los mandados. Pero el senador le echó en cara su dogmatismo y fanatismo y le advirtió que “conmigo has topado”. Noroña le pidió que se esfume porque “alguna vez te respeté… hoy eres parte de lo que el pueblo repudia”. Y Rojas Díaz Durán recetó: “No militas en Morena, porque Andrés Manuel nunca te aceptó como militante. Peña Nieto te tenía con correa, seguramente dándote algo más que croquetas”. ¿Quién ganó?

La decisión de Marcelo

Con la novedad de que ayer venció el plazo para que la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena resuelva la impugnación que presentó Marcelo Ebrard por las irregularidades que, acusa, se cometieron en el proceso de las corcholatas. Y aunque así ocurrió, no hay que estar tan pendientes de si Marcelo decide o no permanecer en Morena, porque, nos comentan, ayer en su trinchera informaron que será hasta la próxima semana cuando pudiera haber algún pronunciamiento. La nueva posposición para muchos morenistas que no lo quieren mucho es que en el caso aplica aquello de “el que mucho se despide pocas ganas tiene de irse”, porque el tema ya parece cuento de nunca acabar. Tanto que hasta están ya en las apuestas: unos van porque el excanciller se decidirá en éste y otros porque lo hará hasta el otro sexenio. Cómo son.

Sólo serán dos municipios

Con la novedad de que no serán 47 sino al final sólo dos los municipios en los que recaerá la declaratoria de emergencia emitida por el Gobierno de la República, tras el embate del huracán Otis en Guerrero. En la publicación original del Diario Oficial se habían considerado a Apaxtla, Arcelia, Chilpancingo, Cuetzala del Progreso, Eduardo Neri, Florencio Villarreal, General Heliodoro Castillo, Juan R. Escudero, Leonardo Bravo, Mochitlán, San Marcos, Tecoanapa, Tlapehuala, Acatepec, Ayutla de los Libres, Azoyú, Chilapa de Álvarez, Cocula, Copala, Cuajinicuilapa, Cuautepec, Igualapa, Juchitán, Malinaltepec, Marquelia, Quechultenango, San Luis Acatlán, Tixtla de Guerrero, Tlacoachistlahuaca, Tlacoapa y Xalpatláhuac, Cutzamala de Pinzón, Petatlán, Pungarabato, Técpan de Galeana, Tlalchapa y Zirándaro; Iliatenco y Metlatónoc, entre otros. Ayer se publicó una fe de erratas con lo que al final la declaratoria es sólo para Acapulco de Juárez y Coyuca de Benítez. Ahí el dato.

El tianguis se queda en Acapulco

Buena noticia, nos comentan, la de que uno de los eventos del turismo más importantes del país, el Tianguis Turístico, seguirá teniendo como sede el puerto de Acapulco. Fue la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado, quien ayer hizo el anuncio luego de que en días pasados se informara que por la situación que dejó el huracán Otis en el famoso destino de playa quizá se tendría que mudar a otra entidad. Pero ayer quedó disipada toda duda al establecerse incluso que el evento tendrá lugar del 8 al 12 de abril de 2024, un mes después al que se tenía previsto, para tener un mejor margen de organización. La decisión, nos hacen ver, manda una importante señal de confianza en Acapulco y en Guerrero, pero también impone a autoridades, organizadores y participantes el desafío de tener todo listo para entonces. Y además de tener al final buenos resultados.

Blindaje de la UNAM

Con la novedad de que ni Xóchitl Gálvez ni Claudia Sheinbaum plagiaron sus trabajos para titularse, una como ingeniera y otra como licenciada en física, respectivamente. Así lo resolvió la UNAM al no encontrar similitudes con algún otro trabajo. Pero tan relevante es esa determinación, como la posición de no ser usada como arena político-electoral. Y es que ha quedado claro que muchos actores políticos no se quitan de la cabeza la idea de usar el prestigio de la Universidad como agarradera para tratar de pegarle a sus adversarios. Así que, ante ello, la institución a cargo de Enrique Graue ha dejado en claro que “la UNAM no puede ni debe verse involucrada en la disputa electoral”. ¿Y en qué se traduce lo anterior? Bueno, pues en aceptar reclamos sobre trabajos de titulación pero sólo emitir resolutivos en casos imprescindibles, guardar confidencialidad y, en su caso, emitir dictámenes hasta pasado el proceso electoral. Acertado y oportuno, nos comentan, este blindaje de la UNAM.

Raspón a MC

Anticipamos aquí que la impugnación que presentó Movimiento Ciudadano, partido que dirige Dante Delgado, a las reglas de paridad del INE y el silencio que las militantes y simpatizantes de ese partido asumieron ante la decisión de sus compañeros hombres iba a mostrar un flanco débil. Y pues sí. Ayer Citlalli Hernández, secretaria general de Morena, nos comentan, les dio un buen raspón a los naranjas, por lo pronto, en las benditas redes. “Aunque el INE se excede en sus facultades al imponer a los partidos lineamientos que deben ser legislados, la impugnación de Movimiento Ciudadano al acuerdo que establece paridad en gubernaturas, les desnuda de cuerpo entero. Su posición es retrógrada, pues plantea que se aplique sólo a candidaturas municipales y no a gubernaturas. Que nadie se deje engañar, MC es marketing sin convicción. Los partidos debemos anteponer el acceso a cada vez más igualdad, pues definitivamente es Tiempo de Mujeres”. Tssss. (La Razón, La 2, p.2)

.

.

Cadena de mando

‘Otis’ y la fortaleza militar

Disociar lo catastrófico del meteoro Otis con la labor de las fuerzas armadas para auxiliar a la población afectada en Acapulco y otros municipios debería ser el ejercicio objetivo a realizarse en este momento.

Nuestro país no había vivido la fuerza de un huracán de esta naturaleza, por eso lo catastrófico y por tanto lo vulnerable; de ahí que no pueden repartirse culpas, en todo caso se deben repartir responsabilidades y en ello comprender que lo único prioritario hoy es la población afectada, y de ahí la urgente reconstrucción de lo destruido.

Tanto el Plan DN-III-E como el Plan Marina fueron diseñados justo para el auxilio a la población en casos de desastres, ya sea producidos por la naturaleza o bien provocados por el hombre, y la respuesta que han tenido de manera específica el Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea y la Guardia Nacional, no debe juzgarse o bien escatimarse.

El número de efectivos, infraestructura, aeronaves, vehículos, equipo especial y un sinnúmero de apoyos adicionales que las fuerzas armadas han desplegado en Guerrero han sido sumamente importantes para enfrentar la tragedia.

Asegurar que por estar ocupados en otras actividades de carácter civil, los soldados de tierra, mar y aire no han atendido debidamente su misión de auxilio en Acapulco y municipios afectados es completamente falso e injusto.

Las fuerzas armadas son la institución que ha probado, mejor que cualquier otra, que su vocación es eminentemente social; por lo tanto, no tiene tiempo ni espacio para la politización o bien para hacer diferencias sobre a quién o quiénes debe de brindárseles la ayuda.

Soldados y marinos han demostrado siempre su capacidad en todos los casos de desastre que ha sufrido este país.

Las fuerzas armadas entregan, por institucionalidad y legalidad, resultados a los mexicanos, realidad que los ha convertido desde hace décadas en la institución con el mayor nivel de confianza entre la población. La tragedia de Guerrero no será la excepción, ya que en la práctica —producto de las experiencias de más de 50 años auxiliando a la población—, quienes se quedarán trabajando hasta el final serán soldados y marinos.

Tanto la Secretaría de la Defensa como la de Marina y la Guardia Nacional tienen claro que este es el principio de una catastrofe sin precedente en un puerto mexicano, pero más allá, tienen las capacidades y experiencia para hacerle frente, aún y a pesar de la crítica de algunos.

Queda claro que la urgencia es en este momento. Desde un escritorio a cientos de kilometros de distancia es sumamente fácil y subjetivo opinar; sin embargo, las fuerzas armadas están ahí —como siempre—, organizando al elemento humano, recibiendo, seleccionando y distribuyendo toda la ayuda, pero sobre todo, auxiliando con todos los recursos que tienen disponibles a quien lo necesite.

Quien crea que hay debilidad, entonces debería proponer las fortalezas.

Las fuerzas armadas son la mayor fortaleza en este momento.

Por todo lo anterior, es más fácil señalar culpables que confiar responsabilidades a todas las instituciones que deben atender y superar lo más pronto posible.

La responsabilidad militar y naval no debe juzgarse en este momento.

Cabo de Guardia

Es sumamente justo reconocer la total solidaridad y el apoyo del pueblo de México, cada vez que sus hermanos viven los estragos de las tragedias.

Sin duda, ese apoyo siempre es invaluable como necesario.

Civiles y militares, siempre presentes. (Juan Ibarrola, Milenio, Al Frente, p.3)

.

.

10 lecciones de María a Otis

Los huracanes son brutales. En solo unas horas te pueden destrozar toda la vida. Llevo más de 30 años viviendo en Miami y he visto una buena dosis de huracanes, incluyendo Andrew (1992). Y como reportero también cubrí los huracanes Katrina en Nueva Orleans (2005) y María en Puerto Rico (2017). Aquí hay algunas lecciones que se pueden aplicar en Acapulco tras el paso del huracán Otis.

Jorge Ramos Ávalos. Es considerado uno de “los hispanos más influyentes de Estados Unidos” y es conductor del Noticiero Univision desde 1986. Ha ganado 9 premios Emmy y el prestigioso Maria Moors Cabot. Ha escrito 11 libros y su columna semanal la distribuye el New York Times Syndicate en todo el hemisferio. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y una maestría en Relaciones Internacionales en la Universidad de Miami. Nació en Cd. de México y vive en Miami.

– Lección 1. Lo que importa es la respuesta al huracán. La gente es muy sabia. No va a culpar al Presidente por la llegada de un huracán. Eso es culpa de la naturaleza y no se puede evitar. Pero sí va a culpar a un gobierno que no sepa responder de una manera rápida, honesta, eficiente y organizada.

– Lección 2. No trates de minimizar la tragedia ni hagas comparaciones innecesarias. Esto es lo que dijo López Obrador ante uno de los peores desastres naturales en la historia de México: “No nos fue tan mal”. Se refería a que las decenas de muertos de Acapulco no se podían comparar con los 1,392 fallecidos que hubo con el huracán Katrina. Pero eso no le sirve de nada a los acapulqueños que perdieron a un familiar, ni a los cientos de miles de damnificados en Guerrero. Al Presidente que tanto presume de su popularidad -lo hizo dos días después del huracán- le faltó sensibilidad para lidiar con una tragedia de enormes dimensiones.

– Lección 3. Es un error, y una pérdida de tiempo y energía, pelearse con los medios de comunicación. Después de una tragedia así la realidad nos desborda. Y eso es lo que han comunicado los medios tradicionales y las redes sociales. Esto no es personal. En México no todo es sobre AMLO. El país siempre va primero. El trabajo de los periodistas es apuntar lo que falló y lo que se necesita.

– Lección 4. La falta de ayuda se nota. No puede ocultarse la falta de comida, de agua, de electricidad, de casa o de orden. Eso se ve. Y contrasta cuando el gobierno dice una cosa y la realidad otra. El entonces presidente George W. Bush se tardó mucho en enviar ayuda a Nueva Orleans tras el paso de Katrina. Fue uno de los grandes fracasos de su Presidencia. Igual ocurrió con Donald Trump y el huracán María. La imagen de Trump tirando papel de baño a los damnificados refleja su total desconexión con Puerto Rico y con la tragedia.

– Lección 5. Acepta toda la ayuda que puedas, venga de donde venga. Todavía se debate si el presidente Miguel de la Madrid negó la entrada de ayuda extranjera en los primeros días después del terremoto de 1985. Ahora en Acapulco, por poner un ejemplo, World Central Kitchen y el chef José Andrés tienen mucha más experiencia recogiendo comida y distribuyéndola a los más necesitados que el Ejército mexicano. Y si la gente y organizaciones privadas quieren ayudar, déjalos. No lo obstaculices. Coopera.

– Lección 6. No hagas política con la tragedia ni compliques los rescates. La imagen más patética de Bush fue cuando lo captaron viendo la tragedia en Nueva Orleans desde la ventana de un avión. O, en el caso de Trump, cuando se puso 10 de calificación tras su pésima respuesta al huracán en Puerto Rico. El reto para López Obrador es que su foto en un jeep atascado en el lodo no se convierta en símbolo de su respuesta a Otis.

– Lección 7. En la reconstrucción aprovecha para cambiar lo que estaba mal antes. Guerrero, y Acapulco particularmente, son muy peligrosos. Se puede aprovechar esta coyuntura para quitarles el control a los grupos criminales que se peleaban por el poder en el puerto. Reconstruir Acapulco significa, también, acabar con la violencia.

– Lección 8. Que los errores no se repitan. La rapidísima intensificación de Otis sorprendió a todos. En retrospectiva, hasta el Presidente sabe que su tuit tardío fue insuficiente. El cambio climático es real y esto pudiera repetirse. Por eso hay que mejorar los sistemas de alerta.

– Lección 9. Hay eventos que cambian un país. La manera en que los mexicanos se ayudaron unos a otros, sin el gobierno, tras el terremoto de 1985 contribuyó a la llegada de la democracia 15 años después. Lo mismo puede ocurrir con Acapulco. Las elecciones presidenciales del 2024 pudieran depender, en parte, de la respuesta que dé el partido en el poder a la tragedia en Acapulco.

– Lección 10. Nunca olvides que lo más importante es salvar a Acapulco y a sus habitantes. (Jorge Ramos Ávalos, Reforma, Opinión, p.8)

.

.

México SA

Ricardo Salinas Pliego: a pagar // SAT: adeuda 25 mil millones // Campañas mediáticas y fisco

Acostumbrados a la eficiencia de sus tenebrosas campañas mediáticas en contra de quienes osen llevarles la contraria y se nieguen a claudicar ante sus chantajistas embates, los barones de este país se han topado con pared: tras cinco años de promover una catarata de noticias falsas (sin olvidar las distribuidas en los tiempos electorales) para doblegar al presidente López Obrador, los señorones y sus enormes corporativos no han logrado obtener absolutamente nada.

Ejemplos sobran (Televisa, Walmart, Grupo Modelo, BBVA, Grupo Bailleres, América Móvil, IBM, FEMSA –cómo olvidar a El Diablo Fernández y sus veintitantos mil Oxxo que pagaban migajas por el consumo de energía eléctrica, amén de sus voluminosos pendientes fiscales–, entre otros ) y el chantaje es el pan de todos los días, especialmente si se trata de pagar impuestos atrasados, algo no visto en tiempos del régimen neoliberal, e incluso antes de ese apocalíptico (socialmente hablando) periodo, cuando al Servicio de Administración Tributaria (SAT) no se asomaban ni por casualidad.

El caso más reciente, que no el único, es el de Ricardo Salinas Pliego, el empresario de los abonos chiquitos y los intereses de agiotaje, que se niega a pagar alrededor de 25 mil millones de pesos en impuestos y en consecuencia suelta a sus perros mediáticos (desde el virus del comunismo hasta su más reciente narrativa acapulqueña) cada que el SAT le recuerda que debe pasar a la caja registradora para que esta tintinee. Ello, sin olvidar que cuando menos tiene a su servicio a un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar Morales, para que archivara su expediente fiscal y evitara el pago.

En este espacio se ha comentado que Salinas Pliego fue un empresario de medio pelo, vendedor de electrodomésticos, que mágicamente pasó a formar parte de los Forbes mexicanos a raíz de que el gobierno salinista le entregó Imevisión, vía privatización y con la ayuda del hermano incómodo, y de ahí, brincó a la banca, las concesiones mineras, la telefonía móvil y un largo etcétera. El más reciente reporte de la citada revista (2023) ubica su fortuna en 12 mil 800 millones de dólares.

Desde 2020, la entonces titular del SAT, Raquel Buenrostro (ahora al frente de la Secretaría de Economía) retomó una denuncia sobre el adeudo fiscal de Salinas Pliego y su negativa a pagar. Por aquellas fechas, el barón utilizó Twitter para curarse en salud: mis empresas y yo siempre hemos pagado muchos impuestos; hay diferentes puntos de vista sobre la ley aplicable; por eso acudimos (conforme a derecho) al Poder Judicial, para que aclare y decida lo que se deba pagar, y lo pagaré. El SAT no es la última instancia. Efectivamente, recurrió al citado ministro de la SCJN para que le hiciera el trabajo sucio, pero el antiético togado fue descubierto y se vio en la penosa necesidad de sacar el expediente del cajón. Ante tal panorama, el de los abonos chiquitos monto en cólera y, una vez más, soltó a sus perros de la caja idiota.

El tema se abordó en la mañanera de ayer y el presidente López Obrador dijo que el caso de Salinas Pliego “no es un asunto personal. Él dice: ‘fue una injusticia’. Ni siquiera fue en el gobierno nuestro, sino es un juicio que viene desde la época de Fox, continuó con Calderón, con Peña, llega el momento en que ya agotan todas las instancias y todos los criterios que se han aplicado van en el sentido de que se tiene que pagar. Nosotros no podemos condonar impuestos, a nadie, porque todo eso es dinero del pueblo, va a la hacienda pública, el presupuesto es dinero público, es dinero de la gente”.

Y esto, dijo el mandatario, “ha generado malestar en Ricardo. No voy a ponerme a pelear con él; yo no me puedo quedar callado, ser omiso, mucho menos cómplice, porque entonces me van a decir otros que antes no pagaban impuestos: ‘¿y por qué a mí sí me cobras o nos estás cobrando y a él no?’ Entonces, por eso el enojo, a eso lo atribuyo. Puedo estar equivocado, pero lo atribuyo a que hay una campaña hablando de la incapacidad del gobierno y abriendo el micrófono para que me mienten la madre los que son entrevistados. Llegaron a inventar fallecidos y gritos de reportajes: ‘esta noche en hechos’, pero no es que les preocupe la situación de los damnificados de Acapulco; tienen problemas con nosotros y ni siquiera Alatorre, es Ricardo Salinas”.

Las rebanadas del pastel

Y el barón hará berrinche, soltará a sus perros y armará campañas mediáticas, pero debe pagar. Así de sencillo. (Carlos Fernández-Vega, La Jornada, Economía, p.20)

.