28 de febrero de 2024

OPINIÓN nacional

Desespera lentitud en llegada de ayuda a Acapulco

Ninguna autoridad, ni militar ni federal, actúa frente a saqueos: Concanaco. Habitantes organizan grupos de vigilancia para evitar saqueos.

En el barrio de la Candelaria y de la Pinzona, ubicados a 200 metros del Zócalo, el señor Enrique Hernandez Antonio, se organizó con su esposa y amigos, para cuidar su casa y negocios, con machete en la mano.

Para la vigilancia se turnan en la noche y prenden una fogata para allegarse de luz.  (EL UNIVERSAL | )

Pobladores de Acapulco claman desesperados por agua, comida y gasolina, pero la ayuda llega muy lentamente tras la devastación de ‘Otis’. Crédito: Especial

Ninguna autoridad, ni militar ni federal, actúa frente a saqueos: Concanaco

El presidente de la Concanaco, Héctor Tejada Shaar, afirmó “la falta de seguridad ha llevado a una escalada incontrolable de actos delictivos y saqueos sufridos por negocios de cualquier tamaño -también micros y pequeños-, que solo agrava la difícil situación que ya enfrenta la población después del huracán”.

“La situación en Acapulco exige medidas inmediatas para proteger a los residentes y comerciantes… 

«Salvo la luz de los autos y de la televisión, la oscuridad es absoluta» escribe León Krauze a dos días del paso del huracán «Otis» .

«¿Cuántos días más de esta situación moral y humanamente inadmisible en un país como el nuestro? ¿Cuántos días más para Acapulco y su gente?» se cuestionó el periodista en su reflexión que publicó en sus redes sociales.

Escasean en Acapulco agua y alimentos; ordeñan gasolina

Hay gente que pasa hasta cuatro horas formada para extraer de forma ilegal gasolina de las estaciones de servicio y poder llenar un garrafón de 10 litros.

En un recorrido realizado por El Universal  se constató que centenares de personas se aglomeran en las gasolinerías inoperantes para extraer el combustible, como si fueran huachicoleros.

A pesar del riesgo, hacen largas filas por unos litros de combustible sin importar que pueda ocurrir una tragedia.

En tanto, muchas personas caminan sobre la costera buscando comida en los establecimientos saqueados y, algunos, a sus familiares. Tal es el caso de la señora Martha Ovando, quien llorando deambula por el puerto pidiendo ayuda para poder localizar a su hija y  a su nieto ..

A más de 48 horas del paso de Otis comienza la escasez de alimentos y, con ella, la desesperación. Todos los supermercados, Oxxos, farmacias y tiendas de conveniencia están vacías. Ninguna autoridad ha impedido los saqueos, incluso algunos se han dado a la vista de policías y soldados.

Hasta ayer no se han habilitado comedores comunitarios, tampoco se ha informado sobre el reparto de ayuda humanitaria.

.

¿Algo que recuperar? Los recuerdos

Nota de Rolando Herrera/ Reforma, (28 octubre 2023) .

La Zona Diamante, donde está el edificio, parece un set de película apocalíptica: una tras otra las torres de departamentos están descarapeladas, con los vidrios reventados y los recubrimientos repartidos por todos lados.

Jorge sube por las escaleras de su edificio sorteando pedazos de estructuras metálicas, plafones, recubrimientos, cables y uno que otro mueble que fue expulsado de los departamentos de sus vecinos.

Cuando entra a su departamento constata que todo está roto, reventado, colgando, doblado, rasgado, sepultado. «No se salvó nada», le dice a su acompañante.

Entre un montón de escombros reconoce el cenicero de los puros de sus suegros, remueve un poco y descubre una figurilla tipo hindú de un hombre rezando, bromea con la serenidad expresada en la estatuilla.

El departamento era una casa de descanso para la familia y en ella acostumbraba a pasar los fines de año.

– ¿Hay algo que puedas recuperar?, se le pregunta.

«Los recuerdos nada más», dice.

.

Desespera lentitud en llegada de ayuda a Acapulco

Benito Jiménez y Claudia Guerrero/ Reforma,

‘Jamás había visto tanto desastre’

Los pobladores y turistas que se quieren ir no pueden salir por la falta de transporte, el bloqueo de arterias y la escasez de gasolina.

Los que se quedan claman por agua y comida y anhelan tener luz, teléfono e internet.

La ayuda humanitaria para una ciudad con un millón de habitantes, la mayoría con graves daños por el huracán «Otis», llega a cuentagotas.

La titular de Segob, Luisa María Alcalde, informó ayer que han sido repartidas apenas 7 mil 500 despensas y 7 mil litros de agua. La luz se ha restablecido para la mitad de los usuarios afectados (calculados en medio millón de personas). La telefonía llega a un 60 por ciento. No hay gasolina disponible y los comercios que aún tenían víveres fueron saqueados.

Unos 3 mil vehículos permanecen varados por la falta de combustible.

«Estamos aislados, sin comida, sin luz ni agua», gritó desde su azotea el señor Alonso, en la Colonia Postal.

En la conferencia mañanera el General Cresencio Sandoval anunció que el Ejército tomaría el control sobre la ayuda, pública y privada, enviada a Acapulco que sólo podría entrar a la zona en vehículos militares.

La escasez de alimentos, agua y gasolina que dejó el huracán puede llevar a la hambruna, advirtió ayer el senador y ex Alcalde de Acapulco, Manuel Añorve, quien apremió a AMLO a trasladarse de forma inmediata a Acapulco a encabezar acciones.

Ayer, el Mandatario defendió la actuación del Gobierno federal y estatal ante la tragedia y aseveró que sí se avisó a tiempo sobre el impacto del huracán. Y admitió que el gabinete tiene limitaciones para enfrentar la tragedia, por lo que el Ejército debe tomar el control.

.

Declaración de anoche del presidente Joe Biden…

Anoche: dio instrucciones a su gobierno para trabajar de cerca con el gobierno de México para ofrecer apoyo, trabajan para garantizar la seguridad de estadunidenses en  Acapulco. «EU apoya a México, nuestro vecino y amigo, en este difícil momento».

Dice «THE WHITE HOUSE WASHINGTON FOR IMMEDIATE RELEASE October 27, 2023 Statement from President Joe Biden on Hurricane Otis I am deeply saddened by the loss of life and devastation caused by Hurricane Otis this week in Mexico. Our hearts are with all those impacted by this terrible storm. have directed my Administration work closely with our partners in the Government of Mexico offer our full support. We also working to ensure the safety of American citizens and around Acapulco. The United States stands by Mexico our neighbor and our friend — this difficult time. #

.

El papa Francisco expresó su “profunda pena” por las víctimas y damnificados del huracán Otis…

“Su Santidad Francisco, profundamente apenado al tener noticia del desastre natural que está afectando a esas costas de Guerrero, ocasionando víctimas, heridos y numerosos daños materiales, ofrece fervientes sufragios por el eterno descanso de los fallecidos”, señala un telegrama enviado en su nombre al arzobispo de Acapulco, Leopoldo González, por su secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin.

Y agrega: “A la vez que pide al señor conceda su consuelo a quienes sufren los devastantes efectos del huracán y ruega que incremente en la comunidad cristiana sentimientos de ardiente caridad para colaborar en la reconstrucción de las zonas afectadas”.

.

El Acapulco arrasado después del huracán ‘Otis’

Fotografía de escombros en una calle afectada por el paso del huracán Otis, hoy, en el balneario de Acapulco, en el estado de Guerrero (México). EFE/ David Guzmán
Fotografía de escombros en una calle afectada por el paso del huracán Otis, hoy en Acapulco, Guerrero (México). EFE/ David Guzmán

M

Una de las joyas turísticas de México lleva más de tres días sin electricidad, red de telefonía ni gasolina. El Gobierno despliega al Ejército para contener el caos. El huracán ha dejado a la ciudad, de casi un millón de personas, sin suministro de agua

Beatriz Guillén

El País,  Acapulco (México) –

Dicen que al principio sonaba como un chillido de gato, a otros les parecía una carrera de motos, también que se sentía como un zumbido taponado. Era un rugido. Un silbido feroz. Otis llegó el miércoles a las 00.25 horas con vientos de más de 250 kilómetros por hora y tocó Acapulco como un huracán de categoría cinco. Lo arrasó. Una de las joyas turísticas de México lleva ahora tres días sin electricidad ni suministro de agua, no hay internet, tampoco gasolina. Ya escasea la comida. En uno de los paraísos costeros del país no sirve el dinero, no hay dónde comprar. Todos los supermercados y centros de abastecimiento han sido saqueados. Mientras la emergencia amenaza con hundir Acapulco, el Gobierno ha desplegado al Ejército para tratar de contener el caos.

Los ricos condominios de la Costera Miguel Alemán están pelados y los grandes hoteles parecen cascarón. El famoso destino de playa y sol ya no existe más. Esta vía, una de las principales de Acapulco, que discurre paralela al mar, es ahora el rastro de palmeras tiradas, vidrios reventados, edificios sin cristales ni paredes, es una ruta de escombros. Donde estuvieron las terrazas con música y los restaurantes de mariscos, hoy se alinean los logos de decenas de vehículos oficiales: la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la Marina, el Ejército y la Guardia Nacional.

En total, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha enviado a 13.500 miembros de seguridad y a más de 1.300 electricistas con el mandato de evitar el colapso. Pero es tarde y los trabajos apenas comienzan. Las cifras oficiales refieren 27 muertos y cuatro desaparecidos, un número que no se actualiza desde el miércoles en la mañana, y que tapa los vacíos de información de la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado, quien no ha aparecido desde la catástrofe. Las dudas sobre la exactitud de las cifras crecen conforme las patrullas marítimas encuentran cuerpos ahogados y por las 72 horas que muchas colonias y municipios llevan sin acceso ni asistencia.

Ciudad de errantes

Camina esquivando los postes eléctricos y las señales derribadas de la Costera. Lleva dos garrafas vacías y una botella con agua a la mitad. Jaime Garzón está desesperado: ayer hizo una fila de 12 horas para tratar de conseguir algo de combustible que le permita regresar a Ciudad de México con sus padres, ya mayores. Fue imposible. “Ayer tampoco comimos”, dice casi resignado este cocinero de Pereira (Colombia) que había venido a pasar las vacaciones. Sobrevivieron al huracán en la zona de las escaleras del hotel Mar Azul, ahora devastado, como el 80% de los alojamientos de Acapulco. Mientras él busca cómo salir, dejó a sus padres acompañados de otra botella de agua. Y eso es todo.

El huracán ha convertido Acapulco en una ciudad de errantes. Cientos de personas caminan bajo el sol para buscar agua o algo de comer, para llegar a la terminal de autobuses o para comprobar si su familia sigue viva, porque no funcionan las llamadas. Tampoco hay transporte público y la mayoría de las calles siguen obstaculizadas. Así que en una ciudad de casi un millón de personas, del tamaño de Valencia, en España, o de Austin, en EE UU, la gente solo puede ir caminando. O pidiendo aventón.

Eloína Sevilla es maestra, ella y su esposo se abastecieron bien antes del huracán, pero lleva desde el martes en la noche sin saber de su hermana. Ha salido a las 6 de la mañana para buscarla y ya lleva dos horas con los zapatos embarrados. Le queda todavía la mitad del camino para llegar al otro lado de la bahía. Va a atravesar el parque Papagayo, un emblema natural de la ciudad, que parece que ha sido talado, pasará al lado de filas de dos horas para cargar el celular en los camiones satelitales de las televisoras, verá los trozos que sobresalen de las barcas hundidas en la Marina y a los yates destrozados, a los coches que tratan de escapar de Acapulco sin vidrios, con las ruedas ponchadas.

Este escenario de catástrofe ocurre en la zona de prioridad para el Gobierno. Lo que cuentan los que salen de otros puntos más humildes o de municipios aledaños, como Coyuca de Benítez, es la devastación total. Diane —nombre ficticio— durmió el martes abrazada a su madre en su vivienda con techo de lámina y suelo de madera en Pie de la Cuesta: “Pensábamos que ya nos íbamos a morir”. No pasó y ella sigue llegando a su trabajo, tras una caminata de tres horas, como guardia de la Secretaría de Seguridad Pública a vigilar los centros comerciales. No va armada porque forma parte de la llamada guardia blanca y no hay manera de frenar a las hordas de gente que están saqueando los establecimientos. Ni siquiera lo intenta. En cambio pregunta: “¿Si no hay luz, cómo me van a pagar mi quincena?”.

Los militares patrullan, quitan ramas y desechos, preparan una carpa para repartir mantas y víveres. Pero no hacen nada ante los robos. Tampoco la Guardia Nacional, que ve como salen del Liverpool con refrigerados nuevos al hombro. Mientras la desesperación crece, son otras las preguntas que apremian: ¿fueron cuatro horas suficientes para dar el aviso de desalojo en una ciudad de casi un millón de habitantes ante un huracán de categoría cinco? ¿Cuánto puede aguantar una urbe sin electricidad? ¿Y sin suministro corriente de agua? ¿Ha tomado el Estado el control de Acapulco? ¿Dónde está la gobernadora?

Cae la noche en Guerrero y como un telón la película empeora. La ciudad está colapsada entre los miles que buscan salir, la ayuda que trata de ingresar y los que regresan de Chilpancingo con gasolina y repuestos. Solo hay un camino para todos. Nadie promete seguridad. Se levanta el polvo entre los grandes camiones y el lodo arulla el éxodo. Resuena la frase de Carlos, apoyado en el marco de su casa, abajo el mar y los destrozos: “Hemos vivido el fin del mundo y todavía nos falta”.

.

Las columnas políticas, hoy.

Acapulco en crisis… pero en Huehuetoca habrá farmaciota

Bajo Reserva/El Universal,

Mientras en Acapulco escasean los alimentos, el agua potable y el combustible, el presidente Andrés Manuel López Obrador delegó el control de la situación en el Ejército y se fue de gira a las tierras que comienza a gobernar Delfina Gómez, donde volvió a anunciar su “farmacia más grande del mundo”, que se establecerá en Huehuetoca. Nos hacen ver que las imágenes que llegan desde el puerto guerrerense muestran a pobladores ordeñando depósitos de las gasolineras, equipos municipales rescatando todavía cadáveres de las zonas afectadas y personas saqueando comercios. Nos cuentan que pese a la experiencia de los militares con el Plan DN-III, la situación en Acapulco está lejos de quedar controlada. Será hasta el lunes cuando se realice una reunión para el inicio de la reconstrucción y aun no se sabe si se planteará un programa de apoyo a comercios y pequeñas empresas. Pero el banderazo para la farmacia gigante, cuya utilidad es descartada de antemano por expertos en salud, fue la prioridad presidencial de ayer.

¿Nuevo espaldarazo presidencial a Samuel?

Por cierto que, en medio de la crisis política de Nuevo León, el presidente López Obrador realizará hoy una gira de trabajo para poner en marcha otra estación de bombeo que permita llevar mil litros de agua por segundo adicionales, a través del sistema El Cuchillo II, a la zona metropolitana de Monterrey. Hasta el momento no se ha confirmado la presencia del gobernador Samuel García, quien rinde su segundo informe de Gobierno, pero nos dicen que el equipo del mandatario estatal no descarta un nuevo espaldarazo de parte del titular del Ejecutivo federal. ¿Será que, de cara al proceso para definir la candidatura presidencial de Movimiento Ciudadano, el aval de Palacio Nacional tenga mucho peso?

Se le acaba el tiempo a Ebrard

El otro posible aspirante a la candidatura emecista, según lo anunció su líder nacional Dante Delgado, es Marcelo Ebrard, como externo al partido. Nos recuerdan que la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena sigue postergando su fallo sobre la impugnación que presentó el excanciller contra el proceso interno que ganó la exjefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. A don Marcelo se le agota el tiempo antes del inicio de la precampaña federal, que arranca el 20 de noviembre, y ni su equipo más cercano tiene señales claras de cuál será la decisión, apechugar y quedarse en Morena en busca de posiciones legislativas, o lanzarse a la aventura con el partido naranja. Hagan sus apuestas.

Fideicomisos del Poder Judicial: ya hubo banderazo para amparos y controversias

La tarde de ayer se publicó en el Diario Oficial de la Federación la eliminación aprobada por el Congreso de 13 de los 14 fideicomisos del Poder Judicial de la Federación, por 15 mil millones de pesos. La publicación es el banderazo para que se presenten las controversias constitucionales por parte de la oposición, que necesita 33 por ciento de los votos de una de las dos cámaras legislativas, y para las solicitudes de amparo de los trabajadores del Poder Judicial que se movilizaron en varias ciudades del país. Y comenzará el proceso que deberá llegar hasta la Suprema Corte.

.

.

Si en Acapulco tienen hambre, ¿que coman pasteles?

Amador Narcia

EL UNIVERSAL

La destrucción que causó “Otis” en Acapulco retrató a la actual administración como lo que también es: un gobierno ausente.

El huracán será tristemente recordado por la devastación, pero también por evidenciar al lopezobradorismo que, distraído en la politiquería electoral se pasmó, se quedó impávido ante las heridas que sufrió el puerto.

Qué hueco, qué distante, qué anodino se escuchó el discurso oficial y que insuficientes las acciones inmediatas para enfrentar la tragedia.

El presidente López Obrador ha dicho muchas veces que sus antecesores solo iban después de esos desastres naturales, para tomarse la foto. Quizás por eso, en su afán de no parecerse a ellos, decidió no mostrarse en público.

Creer que si fue a Acapulco resulta casi un acto de Fe pues las imágenes que trascendieron solamente lo mostraron a bordo de un vehículo militar atascado en el lodo, saliendo del jeep con apuros y caminando en una solitaria carretera acompañado de algunos de sus colaboradores.

Por razones poco comprensibles no utilizó la llamada Autopista del Sol que sí, tenía derrumbes, pero los heroicos soldados trabajaron duro para despejarla.

A un genio de la logística presidencial se le ocurrió mandar a su jefe por la vieja autopista federal. De llegar en helicóptero, ni hablar.

La noche del miércoles la gobernadora, totalmente invisible en este drama humano, publicó en redes que se había reunido con el presidente. Mostró imágenes nocturnas que lo mismo hubieran sido grabadas en Coyoacán.

El rechazo del Presidente a aparecer junto al destrozo material y el dolor humano, lo mostró como quizás también es en realidad: lejano a la miseria, perdido en la insensible retórica y las sordas paredes de su Palacio.

La caída y decapitación en París de María Antonieta, Reina consorte de Francia, quien evadida de la realidad de su pueblo recomendó que si tenían hambre comieran pasteles, debe ser una inolvidable lección. Las facturas las veremos pronto.

Si el pueblo acapulqueño se siente desatendido y olvidado, solo alimentado por la palabrería política y las fantasías palaciegas, nos puede dar una sorpresa a todos.

En Acapulco hay enojo y frustración. La rapiña que vimos después de lo ocurrido nos muestra el hartazgo y la falta de una autoridad genuina que realmente gobierne. Se entiende, pero es imperdonable, de Evelyn Salgado, quien llegó al cargo por mero accidente. Pero de un líder social como antes fue Andrés Manuel López Obrador, resulta difícil de creer. Ya veremos como le va a Morena en Guerrero, el próximo junio.

El equipo de Sheinbaum la “cruzazuleó”

“Otis” no trajo desgracia para todos. A la doctora Sheinbaum, pero sobre todo a su equipo de “apoyo”, les cayó como anillo al dedo. Tapó el fiasco, el desastre del supuesto no evento de campaña que le organizaron imbécilmente el martes pasado en el Estadio Azul de futbol, de la Ciudad de México. ¡En martes! Una estupidez total.

¿A que genio de la mercadotecnia política se le ocurrió que llenarían este estadio que sin ocupar la cancha tiene una capacidad de casi 37 mil personas, en un día laborable? ¿Quién iba a faltar a su trabajo o pedir el día sin goce sueldo para ir a aplaudirle a la doctora?

Flaco favor le hizo a su jefa y a las corcholatas capitalinas, Batman incluido, organizando un evento al que no asistió ni la tercera parte del lugar.

Dicen que enterada la doctora se negó a bajar de su auto y convalidar el fracaso. A ver como le va el domingo 12 de noviembre, día en que se reprogramó el evento en el corazón de la muy panista alcadía Benito Juárez. ¿Comenzará a desinflarse?

.

.

‘El Chapo’ y sus hijos planearon ‘levantar’ a Galilea Montijo: ‘El Mini Lic’

El ‘Mini Lic’ cuenta que los capos exploraron pagarle medio millón de dólares a la conductora de televisión para que “pusiera” a Arturo Beltrán

Anabel Hernández

El cantante de corridos tumbados Hassan Emilio Kabande Laija, mejor conocido como Peso Pluma y mundialmente famoso por canciones como ‘Ella baila sola’, junto con la conductora estelar de Televisa, Galilea Montijo, son parte de la lista de amigos y parejas sentimentales que jefes del Cártel de Sinaloa han coleccionado en el mundo de la farándula, pero en estos dos casos tales relaciones peligrosas pusieron en peligro su vida.

‘Chapitos’ ponían a pelear a delincuentes hasta matarse: ‘El Mini Lic’; “apostaba la gente”, dice

Así lo revela en entrevista exclusiva con la autora de este reporte Dámaso López Serrano, alias Mini Lic, quien durante más de diez años formó parte de la cúpula del cártel de Sinaloa, considerada la organización de tráfico de drogas más poderosa del mundo. Hoy López Serrano es testigo colaborador del gobierno de Estados Unidos.

Dámaso López Serrano es hijo de Dámaso López Núñez, alias El Licenciado, quien durante años fue el brazo derecho de El Chapo y lo ayudó a dirigir su imperio criminal.

En 2018 Mini Lic se declaró culpable del tráfico de toneladas de cocaína, metanfetaminas y heroína en la Corte de Distrito Sur de California y, tras cinco años en prisión, el amigo, socio y luego rival de Los Chapitos rompe el silencio y habla de las amistades de los jefes de la organización criminal en el mundo de la farándula, incluyendo las suyas.

Reconoce que en la época en que era parte del cártel de Sinaloa sus principales vicios eran el alcohol y despilfarrar dinero contratando a los grupos musicales más famosos. En su constante interacción se encontró que muchos artistas se mimetizaron con el mundo del narcotráfico.

“Cuando tienes dinero y has comprado todo, ¿qué te queda comprar? la voluntad de las personas”, dice Mini Lic a modo de explicación.

Señala que Peso Pluma, quien arrasó este 2023 en los premios Billboard Latin Music, es uno de los amigos más cercanos del siniestro Néstor Isidro Pérez Salas, alias Nini, jefe de seguridad de Los Chapitos y quien está en la lista de los más buscados por la DEA.

Por revelar datos que permitan la captura de este individuo el organismo antidrogas ofrece una recompensa de tres millones de dólares.

López Serrano, ex socio y compadre de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, señala que Nini recibe órdenes directas de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, El Chapito. Mini Lic describe a Nini como un trastornado que asesina por puro pasatiempo.

En sus inicios, el amigo cercano de Peso Pluma, para demostrar al cártel de Sinaloa su talento como asesino, solía circular en las madrugadas por las calles de Culiacán y mataba al azar a trabajadores o deportistas que transitaban en la vía pública.

¿Por qué Galilea?

“De Galilea Montijo sí sabíamos que tenía una relación con Arturo Beltrán Leyva: los mismos reportes de inteligencia que nos daba el gobierno nos lo decían”, afirma Mini Lic.

En los libros Emma y las otras señoras del narco y Las señoras del narco. Amar en el infierno, se reveló por primera vez la larga relación sentimental entre la conductora de televisión y el narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, mejor conocido como El Barbas o Jefe de Jefes, quien durante lustros fue uno de los principales capos del cártel de Sinaloa. Montijo ha negado dicho vínculo, pero ahora Mini Lic lo confirma plenamente.

Afirma que cuando El Chapo vio los documentos de inteligencia del gobierno hizo una junta donde propuso dar un soborno de medio millón de dólares a la actriz para poner una trampa a El Barbas y asesinarlo.

 ‘Peso Pluma’ y el ‘Nini’

“Esto va para ti Peso Pluma, abstente de presentarte el día 14 de oct (sic) porque será tu última presentación por irrespetuoso y lengua suelta, te presentas y te vamos a partir toda tu madre”, decía un mensaje escrito en letra escarlata sobre mantas blancas colgadas en tres puentes de la ciudad fronteriza de Tijuana. Las firmaban el Cártel Jalisco Nueva Generación. Días más tarde el cantante canceló su presentación.

Peso Pluma no esconde su tendencia. En junio pasado se difundió su video con el argentino Bizarrap en donde aparece con ropa tan cargada que parecía árbol de navidad, exhibiendo armas largas. En uno de ellos claramente hizo homenaje y apología del Cártel de Sinaloa. Aunque propague este tipo de mensajes, él es uno de los cantantes más escuchados en Spotify en México.

–Detrás de la historia de ‘Peso Pluma’, ¿qué hay? ¿Realmente tiene contacto con Los Chapitos? –

“Sí, más que nada con Nini… va, le toca, tienen comunicación, favores, como cualquier favor. Ya sea como que ‘préstame un auto’, ‘golpea a aquel’, porque te digo, a veces los músicos se creen que son otra cosa (narcos) y no entienden que hay una barrera, que ellos son músicos, y otros que son políticos o son narcotraficantes.

“Hay muchos que dicen ‘soy músico, pero como tengo relación con narcotraficantes puedo hacer lo que hacen ellos’, que no está bien.

“En los inicios de Nini me pedía trabajo a mí, tenía amistad con mi secretario. ¡Era un niño!, estaba chaparrito, flaquito, era un niño”.

Su secretario, sigue relatando Mini Lic, le dijo un día: “¡Hey!, este morrillo dice que él quiere y que él hace lo que le mandes”. Pero cuando lo veo es como un niño de secundaria. No me acuerdo cuántos años tenía, pero de físico, ¡era un niño de secundaria! (…) Es medio chaparrito y flaquito, y tenía la cara de niño entonces”.

Nini se ofrecía de sicario, pero Mini Lic no quería contratarlo. “Y entonces él para demostrar su valor andaba en una camioneta a las cuatro de la mañana y él estaba hablando con mi secretario y le decía ‘ira güey escucha para que veas que yo lo que me pongan a hacer’, y se estacionó y se escucha el grito, porque mi secretario estaba grabando. ‘¡Hey! ¡Ven! ¿Quihubo? ¿Qué andas haciendo?’, era como un albañil o algo así porque le dijo ‘yo voy aquí para chambear’. ‘Ah Ok’, dijo Nini y comenzó a dispararle y arranca la camioneta y dice a mi secretario: ‘¿Escuchaste? Acabo de matar, y ahorita me voy a encontrar otros tres’. Ya mi secretario le dijo ‘te van a matar por hacer eso’ y dijo ‘¡no!, para que veas, dile a tu patrón que para que vea que yo me animo, al que me pongan yo…’, y después mató a un doctor que estaba haciendo ejercicio, igual en la mañana como a las cinco de la mañana. Desde ahí lo tengo odiado”.

–¿Entonces usted no lo contrató?-

“No, lo contrató Panu”.

Óscar Noé Medina González, alias Panu, es uno de los principales operadores de Iván, líder de Los Chapitos. Igual que Nini está en la lista de los más buscados por la DEA y se ofrece por él una recompensa de cuatro millones de dólares.

“Y lo que sea de cada quién, porque yo acepto, lo mandaban a hacer cosas y las hacía. ‘¡Mata a aquel!’, y decía ‘sí’, no preguntaba ni porqué o cómo, él solo iba y lo hacía. Entonces Iván lo jaló con él. Panu ya salió mal con Nini porque Nini se alborotaba mucho y quería andar matando y Panu dijo: ‘no’”.

De acuerdo con Mini Lic, fue el líder de Los Chapitos quien supo sacarle jugo al instinto asesino de Nini. Iván fue quien le dijo: “Ven, ¡yo sí te voy a dar!, e Iván lo agarró. Ahí yo todavía estaba allá”. Iván Archivaldo comenzó dándole al criminal un ejército de 30 personas armadas, luego 50 con vehículos blindados. Ahora son más de 100.

López Serrano afirma que en una reunión en la que estuvo presente, Iván citó a Nini y a otro integrante de la organización con la que había tenido una diferencia y quejas contra el jefe de sicarios. Apenas estaba comenzando a hablar el quejoso para exponer el problema cuando delante de todos Nini le disparó en la cabeza. Al final Iván y ‘Nini’ terminaron a carcajadas.

En un informe de la Secretaría de la Defensa Nacional fechado en 2020, responsabiliza al amigo de Peso Pluma y a sus sicarios de haber participado en el ataque ocurrido el 30 de septiembre de 2016 en el que resultaron cinco militares muertos y 10 heridos, además de las acciones violentas ocurridas para liberar a Ovidio Guzmán, integrante de Los Chapitos el 17 de octubre de 2019 en el llamado ‘Culiacanazo’.

–Y respecto a estos músicos que parecen juglares del narco, ¿qué papel juegan? ¿Por qué son importantes? –

“Los músicos, yo hablo por mí, cada cabeza es un mundo, para mí eran mi debilidad porque yo así lo catalogo, como una debilidad ¡y un gasto enorme! En el músico que más gasté en un solo pago fueron 250 mil dólares, a Joan Sebastian, por tres horas. Fue el bautizo de mi hijo, en 2012. Joan Sebastian había sido compadre de Arturo, nos decían que les gustaba que le tocaran a él [Arturo] y a Héctor Beltrán, así solo él y la guitarra en una sala, así le gustaba cuando estaban con una muchacha, con una mujer.

“Ya lo había contratado antes, en 2010, para que tocara en la fiesta de su matrimonio, pero el cantante le canceló una semana antes. Me dijo que sus músicos eran de Texas y que a raíz de que acababan de matar a Arturo en diciembre de 2009, que el gobierno los estaba vigilando y que ellos tenían que tomar un avión para volar y que a él le habían avisado que el gobierno lo estaba checando todo, dónde se movían sus músicos y él”.

“Así me lo dijo: ‘Yo sé que va a haber personas [narcotraficantes] en esa fiesta y pues prefiero no arruinarte tu evento, mejor discúlpame, no es por mí, es por ti’, me dijo, ‘¡yo voy!, pero ¿y si llega a pasar algo?’”.

–¿Él sabía qué ambientes eran? –

“Él y todos los músicos lo saben, todos están acostumbrados de tocar de punta a punta con todos.

–Pero luego hay muertos. –

“Lamentablemente. Yo siempre he estado en desacuerdo con eso de matar músicos, creo que ellos no tienen la culpa, pero también tengo que reconocer que hay muchos músicos que toman partido y no solo hacen lo que deberían de hacer, que es solo música, hacen cosas más allá e indebidas. De todo, tráfico de drogas, se meten con mujeres casadas y negocios ilegales”.

Sobornar a Galilea para eliminar a Beltrán Leyva

En el libro Las Señoras del narco. Amar en el infierno, Celeste V, quien fue confidente y pareja sentimental de Arturo Beltrán Leyva, ofreció detalles de la relación sentimental entre la conductora Galilea Montijo y quien entonces era uno de los líderes del cártel de Sinaloa. Celeste aseguró que El Barbas le daba a Montijo, como pareja, una mensualidad de 200 mil dólares.

Como parte de la reconstrucción de su paso por el Cártel de Sinaloa, en el cual estuvo activo del 2005 al 2017, Mini Lic revela que Joaquín Guzmán Loera, su padre y él mismo tuvieron en sus manos informes de inteligencia del gobierno de México donde se revelaba la relación sentimental que Beltrán Leyva, El Barbas o Jefe de Jefes, tenía con Montijo.

Pese a que la estrella de televisión ha negado constantemente dicha relación revelada en el libro mencionado y en Emma y las otras señoras del narco, Mini Lic confirma la existencia de los reportes oficiales y el plan del cártel de Sinaloa para usar a Montijo como carnada. El episodio narra la profusa mezcla entre el mundo del espectáculo y los cárteles de la droga, y sus consecuencias.

–¿Estos reportes de inteligencia les llegaron a ustedes en las manos? –

“Reportes de inteligencia decían que Arturo mantenía una relación con Galilea Montijo, que se frecuentaban, en lo que yo recuerdo en Cuernavaca y Acapulco. También había en los reportes que yo vi, mencionaban músicos que le tocaban a Arturo como Sergio Vega, que yo recuerdo que vi en ese papel, porque que yo recuerde ¡le tocaban todos! Era una guerra, pagábamos por información y al igual me imagino que a él también le llegaba información de nosotros, que el gobierno le brindaba”.

Mini Lic revela además que Guzmán Loera “quería ofrecer 500 mil dólares a Galilea para que le pusiera a Arturo”.

“Sí. Estábamos en una reunión y El Chapo dijo que quién podía llegar a contactar a Galilea para ofrecerle 500 mil dólares para que nos pusiera a Arturo Beltrán (…), otro que estaba ahí, que conocía a Arturo y que había visto a Galilea dijo ‘¡No!, Galilea no va a jalar, gana más con Arturo’, no en un pago sino a largo plazo, y dijo ‘no lo va a hacer, Galilea por 500 mil dólares no lo va a hacer, apenas quizá si la amenaza a lo mejor así sí, pero por 500 mil dólares no’.

El Chapo y sus socios pensaron en intimidar a la famosa conductora para que traicionara a su pareja, pero al final encontraron otra forma de eliminarlo.

“A Arturo le gustaba presumir que él había arrasado con Televisa”, dice López Serrano refiriéndose a las distintas actrices que tuvieron relación con el capo. “Entonces ¡es como todo hombre!, le gustaba presumir sus trofeos. Como un cazador le gusta presumir los trofeos en su habitación, la cabeza de un alce, un oso, o un tigre, pues Arturo era un cazador de mujeres”, explica reflejando la mentalidad machista que prevalece en el mundo del narcotráfico en México.

“Lo que me decían los sobrinos de Arturo y escoltas de Arturo, que de todas las mujeres del espectáculo que estuvieron con él, que la más amigable era Galilea, que ella si trataba a todos bien, los saludaba y convivía y se ponía a platicar con todos. Había otras que eran muy especiales y ni un hola ni buenas tardes daban, pero Galilea sí convivía con todos y se llevaba, tenía una relación con los pistoleros”, recuerda Mini Lic quien en aquella época ya era dirigente del Cártel de Sinaloa.

“Una persona que trabajó muy de cerca con Arturo sí me comentó que Arturo le propuso a Galilea que se quería casar pero que Galilea le dijo que no, por su carrera, tenía que dejar su carrera yo creo, y dijo que no”.

–¿Sabía si le daba dinero el señor Arturo Beltrán Leyva? –

–A mí lo que me dijo su sobrino Saltiel es que Galilea llegaba con una bolsa vacía y que sí la miró, que cuando se iba estaba llena de dinero.

Afirma que Saltiel, hijo de Alfredo Beltrán Leyva, alias Mochomo, vivía con Arturo. “Saltiel estaba en la posada donde casi capturan a Arturo, fue la última vez que lo vio. Iba a ser mi compadre, conmigo era con el que contaba todo”, relata Dámaso López Serrano. (Anabel Hernández, Milenio, Política, p.11)

.

.

Templo Mayor

LA TRAGEDIA causada por “Otis” es de enormes dimensiones y va para largo pero, al menos en lo inmediato, el Gobierno federal ha decidido entregarle el control de la situación al Ejército.

Y QUIZÁS esa sí es una de las tareas que históricamente han desempeñado las Fuerzas Armadas ayudando a millones de mexicanos en las peores circunstancias.

NO ES por nada, pero todo indica que pueden ser mejores en aplicar el Plan DN-3 que en la construcción de un tren, pero lo que importa ahora es que su acción sea pronta y eficaz, además de transparente y puntual.

EXISTE el riesgo latente de un estallido social de enormes proporciones en Acapulco si las acciones gubernamentales no atienden de inmediato las necesidades de víveres, comida caliente, restablecimiento de la electricidad, la telefonía y el internet.

Y AUNQUE las versiones de que el Ejército retenía la ayuda civil no eran el mejor síntoma de eficiencia, todo terminará bien si hay control y el apoyo alivia.

¡AH! Y si se dejan ayudar, pues hay una sociedad activa y lista para apoyar como en otras ocasiones similares.

VAYA que los desastres ponen a prueba a un gobierno y que algunas encomiendas no parecen estar bien resueltas.

AL SECRETARIO de Turismo, Miguel Torruco, le encargaron organizar el puente aéreo para evacuar turistas y mientras uno de los vuelos regresó solo 40 pasajeros, otras dos aerolíneas retornaron con sus aviones vacíos porque Torruco no pudo organizar los traslados al aeropuerto.

ESO SÍ, la gobernadora Evelyn Salgado seguro se ganará un premio… pero de moda con sus botas limpias e impecables, algo extraño porque lo que sobra en Acapulco es lodo, polvo, vidrios, escombros y basura. Que diga dónde compró esas botas que no se ensucian.

.

LA TENSA espera de las corcholatitas de Morena, PT y PVEM que buscan la candidatura a nueve gobiernos estatales se va a alargar 11 días, hasta el 10 de noviembre.

AUNQUE se esperaba que los resultados fueran revelados el lunes, un escueto comunicado informó ayer del aplazamiento sin dar razones.

ALGUNOS dicen que la decisión del INE de que los partidos deben postular a cinco mujeres y cuatro hombres les descuadró el tablero y necesitan tiempo para reacomodarlo.

OTROS afirman que los primeros resultados de las encuestas en entidades como la CDMX, Puebla y Chiapas están tan cerrados entre los dos punteros que podrían causar conflictos internos y hasta rupturas.

SEA CUAL SEA la verdadera razón, el aplazamiento generó inquietud y desató una avalancha de suspicacias y sospechosismos que pinta para crecer de aquí a que se den los resultados. (Fray Bartolomé, Reforma, Opinión, p.8)

.

.

Los radares de Acapulco

El lunes 23 de octubre en la mañana, Otis estaba a 605 kilómetros de Acapulco y era una tormenta tropical. Lo anunció el Centro Nacional de Huracanes (CNH), en Miami, responsable regional de alertar sobre la intensidad y dirección de los ciclones.

El resto del día pasó sin mayores alertas, mientras las autoridades locales en Guerrero prevenían sobre la lluvia. Miami alertaba, y la responsabilidad de México era confirmar con datos locales, evacuar y salvar. Para hacerlo, el país necesitaría aviones caza huracanes y radares cerca de allí. No los tiene.

En agosto de 2012, el Banco Mundial le dio un crédito a México de 105 millones de dólares para renovar su sistema meteorológico y adaptarse al cambio climático. El proyecto incluía 32 millones para aumentar de 13 radares -que funcionaban entonces- a 21. Poco después, un estudio mostró que en realidad se necesitaban unos 30. También se instalarían sistemas de alarma y se construirían observatorios.

En 2016, el proyecto se paró y sigue inactivo. Con el sexenio obradorista, los gastos se recortaron aún más. Ahora, hay solo cinco radares en funcionamiento: Altamira, Guasave, Los Cabos, Ciudad de México y Campeche. Uno más, en Playa del Carmen, está en reparación.

Con esta escasez de recursos, llegó el martes 24 de octubre. A las 7am, el reporte del CNH informaba sobre la tormenta. México monitoreaba otra, Norma, más al norte. A las 10, el CNH dijo que Otis se acercaba a la intensidad de un huracán. Se confirmó a la una. Un avión caza huracanes, de EU, que casi nunca vuelan en México, inspeccionó. A las 2 confirmaron: era un huracán con intensificación rápida.

Entre los meteorólogos, esto significa que el huracán puede aumentar de categoría en poco tiempo, si las condiciones lo permiten. Y las condiciones lo permitían, algo que también sabían los meteorólogos: había fenómeno de El Niño en el Pacífico, la temperatura del agua era unos tres grados arriba de lo normal y los patrones de vientos de otoño podrían hacer que el huracán entrara a tierra.

A las tres, el avión hizo otro reconocimiento. Descubrió que la intensificación era “muy rápida” (o sea, que seguiría intensificándose), con vientos de 205 km/hora. “Se espera que Otis sea un huracán extremadamente peligroso cuando alcance la costa. Deben acelerarse los preparativos para proteger vidas y propiedades, habrá marejadas ciclónicas y potencialmente mortales, olas destructivas, tormentas urbanas, inundaciones y deslizamientos de tierras”, decía el reporte. Faltaban ocho horas para que tocara tierra.

A las siete, el Centro anunció que Otis tocaría tierra como un huracán “catastrófico”. En México. Una hora después, el Presidente puso un tuit con un tono mucho menos grave o urgente. Dijo a la gente que estuviera “alerta, sin confiarse” y que aceptaran ir a refugios.

Esa mañana, en su conferencia, AMLO no había mencionado a Otis. Al día siguiente, dijo que le reportaron “como a las ocho o nueve de la noche, de que iba a intensificarse muy pronto (sic)”. Si eso es cierto, el Presidente supo de la intensficación muy rápida más de seis horas después de que el CNH lo avisó.

A las 10 de la noche, el Centro repitió el potencial “daño catastrófico”. La noticia no era protagonista aún en los titulares de prensa en México. A las 12, la CNH confirmó que seguía intensificándose y tocaría tierra en Acapulco. México hablaba de “lluvias extraordinarias”. Una media hora más tarde, tocó tierra. El Meteorológico publicó un video sobre la trayectoria, con los comentarios desactivados.

“La población nunca percibió la amenaza”, me dijo un exfuncionario federal que conoce bien la prevención de desastres. “Las medidas de alerta brillaron por su ausencia”, me dijo otro. Para la investigadora Suzana Camargo, de la Universidad de Columbia, “el cambio climático está haciendo que los huracanes de intensificación rápida sean más comunes”. O sea que podemos esperar que este no sea el último.

No hay registros de que, el 24 de octubre, se haya hecho una reunión del Comité técnico de ciclones tropicales, el organismo que valora la evolución de la emergencia, y se asegura de que haya prevención. Los sistemas de alerta no mostraron la intensidad del peligro, me dicen otras fuentes. En Acapulco, viene ahora una larga y dolorosa recuperación. Mientras, seguimos en un país sin radares, con océanos calientes y batallas políticas, aun en la emergencia. (Peniley Ramírez, Reforma, Opinión, p.8)

.

.

Frentes Políticos

Oficio, sastre. Movimiento Ciudadano, el tercero en discordia, partido dirigido por Dante Delgado, publicó la convocatoria para los militantes y ciudadanos que no estén afiliados al partido y que busquen ser candidatos a la Presidencia de la República, al Senado o la Cámara de Diputados. Entre los aspirantes a la Presidencia “pueden estar” el gobernador de Nuevo León, Samuel García; el excanciller Marcelo Ebrard y el propio Delgado Rannauro. Los aspirantes deberán presentar un informe de precampaña y un mínimo de 500 mil firmas de apoyo. Tan predecibles. Traje naranja hecho a la medida. ¡Suben!

Oposición interna. Esta semana el tema fue la iniciativa de reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y la eliminación de 13 fideicomisos. Durante la discusión legislativa –para algunos sorpresivamente–, Olga Sánchez Cordero, senadora y ministra en retiro de la SCJN, defendió los fideicomisos del Poder Judicial. La legisladora fue en contra de la voluntad de su bancada, Morena, al expresar su inconformidad con la reforma. Muchos se cuestionan si, al contraponerse al partido que lidera Mario Delgado, en realidad le está diciendo adiós a la vida política. Y lo peor para Morena es que no fue la única. (Excélsior, Nacional, p.11)

.

.

Trascendió

Que ayer se publicó la convocatoria de Morena, que encabeza Mario Delgado, para los interesados en una diputación federal o senaduría mientras que otros están a la expectativa de lo que sucederá ya no el próximo lunes, sino el 10 de noviembre, cuando se anuncie por fin a los virtuales candidatos a gobernar nueve entidades. Dicen desde círculos de la dirigencia que si algún aspirante intenta reventar el resultado y la unidad, su decisión no solo repercutirá en su futuro político, sino en el de quienes le prestaron apoyo y aspiraban a algún otro cargo de elección popular.

Que por cierto, la senadora Lucy Meza, aspirante marginada para competir por el poder en Morelos, anunció que ya evalúa “todas las opciones” para continuar con su proyecto, entre las que figuran Movimiento Ciudadano, como dicen en la Cámara alta, o en el PRI, como se presume en esa entidad. En su mensaje por redes sociales aseguró que no está de brazos cruzados, acusó a los guindas de “mentir, robar y traicionar”, y atribuyó todo a una trama armada por el gobernador Cuauhtémoc Blanco.

Que después de la convocatoria de Morena para la reelección de legisladores, Citlalli Hernández, secretaria general, dijo sobre la renuncia de gente como Cecilia Sánchez que no se ve bien que quien llegó por el voto de la 4T se vaya a un partido antagónico. Por cierto, en Chihuahua ya alzó la mano la diputada Lilia Aguilar para ir al Senado y da por hecho el apoyo de Claudia Sheinbaum y Gerardo Fernández Noroña. A ver.

Que dicen en los pasillos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que la presidenta ministra, Norma Lucía Piña, suele reunirse los lunes con un grupo en el que figuran personajes como Lorenzo Córdova, José Ramon Cossío Díaz y Claudio Flores, entre otros, en un domicilio de San Ángel convertido en cuarto de guerra donde discuten las estrategias para la gestión de temas de impacto mediático o político que enfrentan ella y el mismo máximo tribunal, confrontado un día y otro también con el Poder Ejecutivo y Morena. (Milenio, Al Frente, p.2)

.

.

Rozones

Confiar y ayudar

En un ambiente de polarización que se atiza a cada momento, no ha faltado quien haya puesto a debate si vale la pena dar ayuda para los damnificados de Acapulco. Han además surgido señalamientos de si deben ser instituciones públicas o privadas las que los entreguen y también se ha pretendido criticar que las Fuerzas Armadas asuman en este momento un rol principal en esa tarea. En todos los casos, sin embargo, se han estado poniendo por delante argumentos basados en consideraciones políticas e ideológicas. Y en ellas la empatía por las personas que, sin lugar a dudas, necesitan ayuda ha pasado a un segundo plano. Valdría la pena escuchar a los afectados por Otis que claramente dicen que ahorita ni siquiera les sirve el dinero, lo que quieren es agua y comida. Es tiempo de confiar y de no dejar de ayudar. Y, sobre todo, de dejar que haga el trabajo a quien le toca hacerlo.

Le meten drama en Morena

Sorpresivo hasta para los propios morenistas, nos comentan, el anuncio de que será hasta el próximo 10 de noviembre cuando se dé a conocer a los ganadores de las encuestas rumbo a las 9 gubernaturas que estarán en juego en 2024. La fecha originalmente prevista era el 30 de octubre, por lo que todos los aspirantes se habían apuntado a echar su resto. No queda claro si la razón de esa decisión pudiera ser el que hubiera encuestas aún no cerradas o si por el tema del candado de género aprobado por el INE, la dirigencia nacional de Morena a cargo de Mario Delgado está ganando tiempo para negociar con quienes resulten cepillados por la aplicación de esta medida. Por lo pronto, las siguientes semanas serán las más exasperantes para quienes se anotaron y suponían que el lunes próximo iban a conocer a los elegidos.

Hacerle caso a la memoria

La memoria de los acapulqueños que tienen más de 30 años está marcada por el huracán Paulina, fenómeno que destruyó no sólo la zona turística. En las zonas populares las calles se convirtieron en caudalosos ríos que arrastraron todo a su paso. Los daños de Paulina fueron para todo el estado. Hubo días de muerte, dolor y desesperación. Se contabilizaron al menos 5 mil hogares destruidos en su totalidad y más de 25 mil dañados. Tuvieron que pasar años para que el puerto se recuperara. Lo anterior viene a cuento, porque quien ha mencionado a Paulina estos días ha sido el senador del PRI y exalcalde de Acapulco, Manuel Añorve. Ha dicho que “comparado con Paulina puedo decir que Otis ha tenido una mayor fuerza de desastre”. Además, ha considerado la necesidad de crear un fondo de reconstrucción y ha alertado sobre el problema que puede darse pronto por la falta de agua y, sobre todo, de alimentos.

Morelos: crimen y reformas legales

Fue en el Congreso de Morelos donde ayer se aprobó una reforma que ha vuelto a poner debajo del reflector la situación en la que se encuentra el estado. Y es que con dicha reforma, los hijos de diputados que fallezcan estando en funciones podrán recibir una pensión por orfandad. Una de las motivaciones de la ley fue el asesinato a tiros que se cometió contra la legisladora del Partido Morelos Progresa, Gabriela Marín, quien tenía una hija de cuatro meses. La situación de violencia y criminalidad que padece la entidad que gobierna Cuauhtémoc Blanco sigue con indicadores que a muchos preocupa. Es, por ejemplo, la segunda peor en materia de homicidios dolosos y la tercera peor en materia de feminicidios. Ahí el triste dato.

Publicación y batalla jurídica

Con relativa prontitud, porque sólo pasaron 48 horas desde que se aprobó en el Senado, nos comentan, han sido publicada en el Diario Oficial de la Federación la reforma con la cual quedaron extintos 13 de 14 fideicomisos del Poder Judicial. Esta acción, nos hacen ver, además de permitir a la Tesorería de la Federación de disponer de los recursos con los que aquellos cuentan abre el proceso de impugnaciones que, se ha señalado, se realizará en dos vías: por un lado, los amparos que interpongan los trabajadores que han advertido una afectación de sus derechos y prestaciones laborales y, por otro, las acciones de inconstitucionalidad con las que amagaron durante los debates parlamentarios los partidos de oposición. Viene pues, el pleito legal, que se jugará en los terrenos del Poder Judicial.

“Cohesión social”

Como “cohesión social”, nos comentan, calificó la presidenta municipal de Acapulco los saqueos que se han dado a centros comerciales en su municipio. “Quizá de afuera nos vean feo cuando uno ve cosas de ciudadanos tomando cosas que no son de ellos. Pero, no es lo mismo el que te ve de afuera al que vive este momento. Entonces, yo le llamaría una cohesión social, una salida”, explicó. Pero rechazó que se toleren acciones fuera de la ley, pues cuando se intentó robar vehículos de una agencia la policía detuvo a los presuntos responsables. Apenas un día antes la funcionaria apareció en una acto público para pedir a los acapulqueños que cada quien limpie su calle. “Vamos a darle el extra por Acapulco, estamos convocando a ciudadanas y ciudadanos para poder agarrar cada quien su calle y entrarle a la limpieza general”. El problema es que todavía no hay luz para poder darle agua a la gente y sin agua no se puede llevar a cabo lo que propone Abelina. Uf. (La Razón, La 2, p.2)

Arsenal / Monopolizar la ayuda

De ningún modo sería explicable que el presidente López Obrador hubiese llevado a la práctica sus instrucciones para que las Fuerzas Armadas monopolicen la entrega de ayuda a los damnificados del huracán Otis en Guerrero.

No hay luz, no hay agua, no hay comida, no hay gasolina, no hay medicinas. Esa situación de urgencia obliga a que se busquen las formas de hacer llegar la ayuda lo más rápido posible a los damnificados.

En una situación de desastre natural, como la que se vive en Acapulco y otros municipios de Guerrero, sería criminal monopolizar la entrega de la ayuda por un criterio de rentabilidad política.

Ya llegaron a Guerrero alrededor de mil promotores de la Secretaría de Bienestar, para iniciar hoy mismo los censos, casa por casa, para apoyar a todas las familias afectadas. Los imagino con sus playeras guindas que evocan a YSQ.

La sociedad entera se ha volcado para donar ayuda. Los mexicanos han respondido generosamente a sus paisanos de Guerrero. Pero la incompetencia de las autoridades para lidiar con el huracán ha provocado angustia, enojo y desesperación.

* Fue el propio Presidente el que anunció que toda la ayuda la entregarían las Fuerzas Armadas. Dijo en la mañanera: “Todo se va a entregar de manera directa, sin intermediarios. No es a través de organizaciones, a través de gestores, sino de manera directa se va a ir casa por casa, esto para toda la población: “Se les va a ayudar en la construcción, en la reparación de las viviendas, en los enseres domésticos que perdieron, lo que tiene que ver con aparatos electrodomésticos, con estufas, refrigeradores, colchones, lo que necesitan”.

El expresidente Felipe Calderón reaccionó de inmediato. Subió a X un comentario basado en el anuncio de la mañanera.

Dijo al respecto: “No se vale capitalizar políticamente la ayuda, canalizándola sólo a través de los promotores del gobierno (Morena, son los mismos)”.

Aparentemente, AMLO dio marcha atrás. Por una publicación en la red X de Joaquín López Dóriga, a las 19 horas, nos enteramos que el Ejército no ha incautado la ayuda de la sociedad para los damnificados. “La Fundación Coppel ya llegó al puerto con sus apoyos, lo mismo que la directiva del Club de Yates”, aseguró El Teacher.

* El Presidente llegó a Acapulco ya de noche. Estuvo sólo unas horas. Traía prisa por regresar a la CDMX. La mañanera lo esperaba con todo y su coro de aplaudidores.

–¿Va a ir a Acapulco? –le preguntaron.

–No, voy a una gira al Estado de México, que ya tenía programada, pero estoy pendiente. Todos tienen ya sus tareas —respondió.

Eso fue lo que hizo ayer. Presidió la gira denominada Programas del Bienestar y puso en operación una planta potabilizadora en el Estado de México.

¿Qué puede ser más importante para un jefe de Estado que estar con su pueblo afectado por un desastre natural? ¿Inaugurar una planta potabilizadora? Es pregunta.

* Otro tema es el saldo en vidas humanas que dejó Otis a su paso por Guerrero. Hasta anoche no se había modificado la cifra oficial de 27 muertos y cuatro desaparecidos.

No parece corresponder a la devastación que hemos visto en las imágenes que nos llegan del destruido Acapulco.

AMLO lo explicó así: “Tuvimos suerte, la naturaleza, el creador, nos protegió, aun con la furia del huracán. Al parecer, todavía tenemos que esperar a contar con toda la información sobre las personas desaparecidas, los que ya se confirmó que fallecieron. Pero todo indica que, aun siendo lamentable la pérdida de cualquier persona, no fueron tantos ante un fenómeno tan fuerte, tan impactante…”.

En X, sin embargo, hay un testimonio de una mujer acapulqueña que llora y entre sollozos contradice a AMLO: “No es cierto lo que dice el Presidente. Dice que son 40 muertos. No es verdad. Hay más, mucho más que no pudieron salir de sus casas. No quedo nada…”.

* Se prolonga el suspenso sobre las candidaturas de Morena en las nueve entidades que van a elecciones de gobernador en el 2024: CDMX, Chiapas, Guanajuato, Morelos, Jalisco, Veracruz, Puebla, Tabasco y Yucatán.

Nos dicen que la paridad de género ordenada por el INE –los partidos deben postular cinco mujeres y un hombre– alteró los planes que el guinda tenía. No sólo eso.

Los 54 aspirantes que se registraron en las nueve entidades esperaban con ansiedad el anunció de la Comisión Nacional de Encuestas para el lunes próximo.

El guinda anunció, sin embargo, que dará a conocer los nombres de los futuros candidatos a gobernador hasta el 10 de noviembre.

Ya que estamos. Nos llegó un cuadro que circula ente morenistas sobre quiénes son las mujeres más competitivas de ese partido para cubrir la cuota de mujeres.

Viene en este orden: Rocío Nahle, Veracruz; Clara Brugada, CDMX; Claudia Rivera, Puebla; Verónica Camino, Yucatán, y Antares Vázquez, Guanajuato. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional, p.4)

Política Irremediable

¿Qué va a hacer la gente de Acapulco?

Las vidas perdidas no se recuperan ya jamás y ahí está la tragedia. Todo lo otro se arregla… con dinero. Teniendo plata reconstruyes la casa, compras otros muebles, compones la cocina, resurtes el guardarropa, en fin, los daños catastróficos de un terrible huracán terminan siendo totalmente reparables salvo, digamos, ciertos objetos de valor sentimental que hayan podido desaparecer en la vorágine.

Pero, dinero es justamente lo que no hay en este país. O, el que se atesora en las bóvedas del erario no alcanza, ni mucho menos, para garantizar un mínimo Estado de bienestar, no digamos ya para rescatar a una ciudad entera –es decir, a todos sus habitantes— y convertirla de nuevo en un lugar habitable.

¿Qué van a hacer ahora los pobladores de Acapulco? No sólo han quedado destruidas sus viviendas sino que los empleos y actividades que les daban sustento han desaparecido también: los hoteles, los restaurantes y los comercios quedaron tan dañados que cerraron sus puertas y pasaran meses enteros antes de que vuelvan a operar. Y esto, en una comunidad que vive esencialmente de los servicios turísticos: en la principal ciudad del territorio libre y soberano de Guerrero no hay plantas armadoras, ni un gran puerto de contenedores, ni centros de distribución de autopartes, ni fábricas de componentes electrónicos… Había, sobre todo, hoteles. Ya no.

El costo de los daños materiales oscila entre los diez mil y los 15 mil millones de dólares. Una cifra absolutamente descomunal. Y, esos recursos no los tiene papá Gobierno, con perdón de los pregoneros que cacarean que la desaparición del mentado Fondo de Desastres Naturales (Fonden) –uno de los tantos y tantos fideicomisos que el régimen de la 4T sacrificó en el altar de su presunta batalla contra la corrupción— no implica la paralela evaporación de los caudales que servían para asistir a los damnificados de terremotos, ciclones, inundaciones y otras plagas bíblicas.

La destrucción de Acapulco –por no hablar de otras zonas de la entidad devastadas también por el huracán— representa un reto colosal para toda la nación. Se trata, ni más ni menos, de volver a crear un sistema de pies a cabeza, de la nada, pero sin tener recursos para ello. (Román Revueltas Retes, Milenio, 8)

.

Te pueden interesar