24 de abril de 2024

OPINIÓN nacional

Un Presidente narco

Entre 2004 y 2022, un hombre que llegó a Presidente recibió millones de dólares de Joaquín “El Chapo” Guzmán y otros traficantes de drogas. Con el dinero de los sobornos, financió sus campañas políticas. Protegió a narcotraficantes y parientes. También permitió que la violencia se extendiera en su país. Los sobornos compraron información confidencial de operativos militares y sirvieron para que algunos traficantes se protegieran de ser extraditados a EU.

El país se volvió un narcoestado. La cocaína llegaba desde Colombia y Venezuela y seguía su camino, en ruta hacia EU. Los traficantes utilizaban lanchas rápidas, barcos pesqueros y portacontenedores. La droga que iba por aire aterrizaba en pistas clandestinas, en la frontera con Guatemala. Para lograr que los cargamentos aéreos llegaran sin problemas, los sobornos compraban información de los radares de vuelos.

Agentes antinarcóticos de EU recopilaron pruebas de dos décadas sobre el hombre que llegó a Presidente. Se enteraron de que en 2005 aceptó 40 mil dólares de un traficante que operaba entre Honduras y Guatemala. En aquellos años, EU capacitaba a los pilotos para hacer operativos nocturnos antinarcóticos, pero los aviones con cocaína seguían evadiendo la detección. Los agentes supieron, después, que en 2009 el mismo hombre que llegó a Presidente aceptó unos 100 mil dólares de un traficante. A cambio, el traficante recibió información de operaciones de la Armada.

En 2013, cuando estaba en campaña para ser Presidente, el hombre aceptó más de un millón de dólares de “El Chapo” Guzmán. A cambio, el Cártel de Sinaloa conseguiría que los policías y militares custodiaran sus cargamentos de cocaína. Luego, ya siendo Presidente, se reunió con traficantes y les dijo que no extraditaría a sus aliados. En 2017, el Presidente hizo otro trato: un jefe narco invertiría más de 1.5 millones de dólares en sobornos que le ayudarían a reelegirse.

Pero los socios empezaron a caer. En 2018, el hermano del Presidente fue acusado de narcotráfico en Nueva York. Lo sentenciaron a cadena perpetua. En ese juicio, parte de la evidencia incluyó libros de contabilidad de traficantes, con inscripciones de pagos de sobornos y las iniciales del Presidente. A algunos testigos del caso los asesinaron en la cárcel. Otros se reunieron con el Presidente y su allegados, en pleno juicio, para tratar de controlar la situación. Los agentes de EU registraron todos esos movimientos.

Mientras sentenciaban a su hermano, en Nueva York, Donald Trump se reunía con el Presidente en Florida y le agradecía por “trabajar muy de cerca con Estados Unidos”. El Presidente era Juan Orlando Hernández y, en ese momento, gobernaba Honduras. Entonces, Hernández parecía intocable. No lo fue.

A inicios de 2022, unas semanas después de que dejó la banda presidencial, a Hernández lo detuvieron en su casa. Dos meses más tarde estaba en un avión, extraditado hacia Nueva York. La administradora de la DEA declaró que la indagatoria contra Hernández tomó “varios años”. Advirtió que la DEA no se detendrá “ante nada” para perseguir actores políticos poderosos que participan en el tráfico de drogas.

Esta semana, comenzó el juicio de Hernández en el distrito sur de Manhattan. Los detalles que expuse en los párrafos anteriores sobre el caso son parte de la acusación ampliada, que se expondrá en el juicio en las próximas semanas.

Hernández ha dicho que es inocente y que la acusación es una venganza de sus enemigos. Algo similar dijo la defensa de Genaro García Luna cuando lo acusaron en Nueva York. Y algo parecido dicen otros políticos, cuando se enteran de que la DEA los investiga.

Casi siempre, las investigaciones se hacen despacio, discretamente, sorteando intereses políticos, complicaciones de presupuesto y años de contemplaciones diplomáticas. Y llegan a un caso judicial, casi siempre, cuando la persona investigada ha dejado el puesto y no tiene más poder para negociar con EU cualquier asunto que le interese a la diplomacia estadounidense, desde el envío de productos agrícolas de exportación hasta el control de migrantes.

Cuando tienen el puesto, muchos políticos desestiman las investigaciones. Hacen berrinches y acusan a la prensa de atacarlos. Por eso, necesitan que sus protegidos y partidos sigan en el poder, para que negocien impunidad, a nombre suyo. (Peniley Ramírez, Reforma, Opinión, p. 9)

.

Detalle de un altar colocado hoy por familiares de migrantes desaparecidos, durante un foro en la comunidad de San Cristóbal de Las Casas en el estado de Chiapas (México).  EFE/Carlos López

Crece crimen su influencia, dice The Wall Street Journal…

Es acaso, ¿otro «pasquín inmundo»?

por Fred Álvarez

Bajo la política de «abrazos, no balazos» de AMLO los grupos criminales han crecido y controlan más territorio en México, donde ya no sólo manejan el narcotráfico y recrudecen la violencia, sino que se han expandido a la extorsión y hasta a los contratos públicos, advirtió ayer el WSJ.

El diario neoyorquino publicó un reportaje en el que destaca que los criminales, detrás de la epidemia de fentanilo y metanfetaminas en EU, tienen libertad para asesinar a sus rivales, neutralizar a la Policía, confiscar propiedades y obligar a los municipios a otorgarles puestos en las tesorerías.

Muchos funcionarios de Morena que gobierna 23 de los 32 estados de México, interpretaron la política de «abrazos, no balazos», como un permiso para dar cabida a los grupos delictivos como una forma de sofocar los delitos violentos y reducir las amenazas de muerte, dijo Samuel Logan, jefe de Southern Pulse, una consultora de seguridad en EU.

Algunos cárteles ahora financian las campañas electorales de sus aliados, además de eliminar a los funcionarios que se oponen a ellos

La publicación del reportaje se da a unos días de que el periodista Tim Golden publicara en Propublica un reportaje que apunta la posible inyección de dinero a la campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador en 2018.

Además, del reportaje hecho por el diario The New York Times que también apunta un presunto financiamiento del narcotráfico a la campaña electoral del presidente en 2018, el cual se basa en información recabada por funcionarios estadounidenses en la que descubrieron posibles vínculos entre el Cártel de Sinaloa y Los Zetas con asesores y funcionarios cercanos al mandatario mexicano.

.

.

.

Negociaciones de la iglesia con el narco

Este domingo el eminentísimo cardenal  de Guadalajara, Mons José Francisco justificó le negociación de la iglesia católica con grupos criminales en Guerrero; también se refirió a la Marcha por la Democracia y a la filtración del número de la periodista del NYT

Robles Ortega siempre ha sido mesurado, pero ahora alzó la voz en su homilía dominical; informó que en Jalisco,  la iglesia católica no ha intervenido como mediador…

“Lo que los obispos -de Guerrero-, an hecho es porque precisamente tocan el abandono en que están los pueblos, las comunidades y la gente que ya no pueden soportar tanta violencia tanta amenaza, tanta inseguridad, entonces al ver el vacío (Estado fallido)y el abandono de las autoridades tienen sobre esa realidad y sobre esos lugares obvio que los obispos y pastores tienen que tomar una iniciativa, algo que no está correcto, no es lo ideal que se negocie que se La Paz con esos grupos no es normal” dijo.

Comentó  que los gobiernos deben de escuchar a sus habitantes como la Marcha por la Democracia,  es un síntoma de que algo se está haciendo mal.

“No sale a manifestarse porque desea que vuelvan los regímenes corruptos de antes, no eso sería como una locura que la gente se manifieste para que vengan los que robaron y que sigan robando, la gente se manifestó porque es consciente porque la democracia que hemos logrado el clima de libertad que tenemos está en entredicho, está amenazado por las propuestas de reforma y por muchas aptitudes la gente está tomando conciencia y no quiere eso”. Fotografía de Antonio Neri / LSR.

.

¡Quítalo, no nos vayan a cepillar!.- AMLO

Nota de Antonio Baranda y Claudia Guerrero

REFORMA, Cd. de México (26 febrero 2024) .-11:02 hrs;

En primera instancia el número de la periodista fue exhibido en la pantalla y segundos después el Presidente pidió quitarlo. ..

«Ah… ¿Pero si me vas a poner el ultimátum?, porque lo pone dos veces. El inicio (del cuestionario del NYT) no lo pongas, yo creo que no lo pones porque como te dice estimado Jesús je, je, je… Ah, para amiguitas para qué quieres adversarios.

«No, no, no, quita lo de arriba… el teléfono también, no nos vayan a cepillar. Ah, ya lo quitaste», reaccionó López Obrador al ver que en la primera proyección de la carta en la pantalla sí apareció el teléfono de la periodista.

Posteriormente, Jesús Ramírez Cuevas -Vocero de la Presidencia- mostró una nueva versión del documento en la pantalla donde el número de la periodista aparecía incompleto y con puras letras «x» (55 XXXX xxx).

Esta mañana, en Palacio Nacional, el Mandatario federal descartó que él fuera el primero en dar a conocer el teléfono de la periodista del New York Times, pues afirmó que este es público.

«Primero, nada más que eso no lo tomaron en cuenta, la periodista, compañera periodista, está haciendo un trabajo público, periodismo, es una actividad pública como la política y todos tenemos que actuar con transparencia. La regla de oro de la democracia es la transparencia o una de las reglas de oro es la transparencia.

«Entonces, ella sabía que le estaba pidiendo información al coordinador de Comunicación Social de la Presidencia. (La respuesta) se le mandó a su correo institucional -bueno- su teléfono también es institucional, es público, de eso luego nos enteramos, porque ya ven cuánta gente está pendiente y ayudando en el proceso de transformación», comentó.

Con una Estatua de la Libertad en fondo blanco, AMLO cuestionó ayer a YouTube por editar el video de la conferencia en la que difundió el teléfono de una periodista de The New York Times.

«Por censura, YouTube nos bajó el video de la conferencia de prensa, pues, según ellos, ‘infringe las normas de la comunidad’. Es una actitud prepotente y autoritaria. Están en plena decadencia. La Estatua de la Libertad se ha convertido en un símbolo vacío», reprochó en redes sociales.

López Obrador consideró que el New York Times actuó de mala fe y que enfrentará las calumnias con aplomo.

«Pero, es que hay una frase, es que el New York Times hace su reportaje, no saca absolutamente nada, ninguna prueba, calumnia, vilmente se las voy a leer, porque es una amenaza velada, así propia del hampa del periodismo y de la política (….) Son calumnias, hay que enfrentarlas con mucha decisión y con aplomo», agregó.

.

.

¿Lo perdimos, señor Presidente?

Memorable y extraordinaria. Así fue la mañanera de Andrés Manuel López Obrador del viernes pasado. El Presidente se presentó como un ser supremo por encima de la ley, salivando rabia contra medios y periodistas, y continuando con el descontrol de casi cuatro semanas por las imputaciones de que él, sus hijos y sus colaboradores recibieron dinero del Cártel de Sinaloa para financiar las campañas presidenciales de 2006 y 2018, sin que nadie en Palacio Nacional pueda contenerlo.

Raymundo Riva Palacio

La mañanera comenzó con una frase harto extraña: “Buenos días, su señoría. Matatero tero lá. ¿De qué trata el día de hoy la conferencia? Matatero tero lá”. Trató de varias cosas, pero ninguna tan preocupante y amenazante en palabras de un jefe de Estado electo democráticamente como su racional mesiánica y déspota. No son éstos calificativos, sino descripción de su actitud.

La mejor manera de analizar la mecánica de su mente es su intercambio con Jésica Zermeño, corresponsal de Univisión en México. Este es un fragmento, editado por razones de espacio, de las preguntas respetuosas y la insistencia profesional de Zermeño, que aguantó las provocaciones de López Obrador, y los insultos, infundios y falsedades con los cuales pretendió avasallarla.

JZ: El día de ayer (jueves), cuando presentó (la) carta que le envía la jefa de la corresponsalía del New York Times para este reportaje, da a conocer su número telefónico, en un país donde han fallecido, al menos en este sexenio, 43 periodistas.

LO: Con todo respeto, quienes hacen un periodismo… faccioso, porque nada más se inclinan en favor de grupos de intereses creados, no hacen un periodismo para todos. Están demasiado cercanos al poder económico y al poder político… Se sienten bordados a mano, como una casta divina, privilegiada. Pueden calumniar impunemente, como lo han hecho con nosotros… y no los puede uno tocar ni con el pétalo de una rosa.

JZ: El teléfono que dio a conocer es el teléfono personal.

LO: Sí, sí. ¿Y qué pasa cuando esta periodista me está calumniando y me está acusando?

(La corresponsal del Times, Natalie Kitroeff, envió una carta al vocero presidencial en busca de réplica del Presidente sobre investigaciones del Departamento de Justicia que se cerraron por motivos políticos, en un texto que firmó con el corresponsal para asuntos judiciales, Alan Feuer).

JZ: Hay una ley que impide esto en este país, señor Presidente.

LO: Cómo no. Cómo no. Pero también la calumnia. Me está vinculando a mí, a mi familia, con el narcotráfico, sin pruebas.

JZ: Hay una ley que impide que usted dé a conocer este teléfono.

LO: Sí, pero antes de eso… no son capaces de una autocrítica para revisar el tipo de periodismo, si se puede llamar periodismo a lo que hacen.

JZ: ¿No cree que fue un error?

LO: No, no, porque este es un espacio público y nosotros estamos aquí aplicando un principio de la transparencia.

(La mañanera no es un espacio público sino de gobierno. Se realiza en Palacio Nacional y no se puede entrar ahí sin autorización).

JZ: Pero eso la pone en riesgo a ella. Cualquiera la puede amenazar y le puede decir…

LO: No, no, no pasa nada; no pasa absolutamente nada.

JZ: Sí pasa en este país.

LO: No, no, no… Ustedes son los más tenaces informadores, o mejor dicho desinformadores, los más tenaces manipuladores.

JZ: Pero… le dio el teléfono a todo el mundo.

LO: Sí, pero es que aquí la vida pública es cada vez más pública.

(Revelar el teléfono de la corresponsal violó la Ley General de Datos Personales, que establece una pena de tres meses a tres años de prisión al que estando autorizado para tratar datos personales, con ánimo de lucro, provoque una vulneración de seguridad a las bases de datos bajo su custodia).

JZ: ¿Volvería a presentar un teléfono privado de uno de nosotros?

LO: Claro, claro, claro, cuando se trata de un asunto donde está de por medio la dignidad del Presidente de México.

(La noche del mismo día que hizo público el teléfono de la corresponsal, circuló en las redes el teléfono de su hijo José Ramón. No le gustó. “Es realmente vergonzoso”, afirmó).

JZ: ¿Y qué hacemos con la ley de transparencia, señor Presidente?

LO: Por encima de esa ley está la autoridad moral, la autoridad política. Y yo representó a un país y… a un pueblo que merece respeto. No va a venir cualquiera, porque nosotros no somos delincuentes (y) tenemos autoridad moral… que porque es del New York Times… nos va a sentar en el banquillo de los acusados.

(El 4 de julio de 2018, tres días después de ganar la elección presidencial, López Obrador dijo en una reunión con el Consejo Coordinador Empresarial: “Nadie por encima de la ley, ni nadie al margen de la ley”. El viernes fue todo lo contrario. Nadie por encima de él).

JZ: Si le pasa algo (a la corresponsal estadounidense), ¿a quién hacemos responsable?

LO: No exagere. Si la compañera está preocupada porque se dio a conocer aquí su teléfono… que cambie su teléfono.

El intercambio fue largo. López Obrador cayó en galimatías y ejemplos sin contexto, o mentía –como en el caso de Julian Assange, fundador de WikiLeaks, al decir que ningún medio lo respaldó, o que en Estados Unidos no había libertad de prensa–. El Presidente también acusó a los periodistas en general, de mercenarios y prepotentes.

Fue muy insistente en la defensa de sus hijos, y el daño que le podrían causar si aparecen sus nombres ligados al narcotráfico. En su alegato hay un cierto olor a golpe preventivo, enfatizando en la descalificación del mensajero para restarle credibilidad ante la eventualidad de que se publique más información similar, repitiendo el modus operandi aplicado a críticos en México.

La condena a su actitud en el mundo y una llamada de atención de la Casa Blanca por la divulgación del teléfono de una ciudadana estadounidense no le importan. López Obrador mantuvo este fin de semana la misma conducta y no parará. ¡Abróchense los cinturones! (Raymundo Riva Palacio, El Financiero, Nacional, Política y Sociedad, p. 44)

.

.

Serpientes y Escaleras /

Empezó el ocaso: semana negra para el presidente

Dice el viejo refrán que “mal empieza la semana para el que ahorcan en lunes”; pero al presidente López Obrador la semana pasada le comenzó fatal desde el domingo 18 de febrero. Cientos de miles de mexicanos salieron a las principales plazas públicas del país y abarrotaron el Zócalo capitalino —que ha sido para él la plaza emblemática en su ascenso político— y desde ahí le gritaron a coro más de cien mil ciudadanos hacia las ventanas del Palacio Nacional que había sido tapiado con vallas metálicas: “¡Narcopresidente, narcopresidente, narcopresidente!”.

Pero luego la que fue una “semana negra” para el mandatario nacional, que se acerca ya al ocaso del sexenio, continuó el lunes 19, cuando en plena celebración del Día del Ejército, tuvo que reconocer que su gobierno había cancelado el Programa Nacional de Mantenimiento Carretero porque Hacienda había “reservado” los 11 mil millones de pesos aprobados en el Presupuesto 2024 para tal fin y, sin aclarar a dónde fue a parar ese dinero autorizado por el Congreso, le sumó otra tarea civil más a las Fuerzas Armadas, al anunciar que ya no será la Secretaría de Comunicaciones y Transportes la encargada de dar mantenimiento y conservación de los 42 mil kilómetros de carreteras federales y que ahora el Ejército se hará cargo también de esas labores.

Y antes de que llegara el fin de semana, desde The New York Times, considerado el diario más influyente no sólo de la prensa estadounidense sino del mundo, le mandaron al presidente López Obrador otro “mensaje” con información proveniente de la DEA, la agencia antidrogas del país vecino a la que maltrató y corrió literalmente de México, en la que, por segunda ocasión en dos semanas, se vuelve a señalar, con base en “informantes” y “testimonios” que no pudieron ser corroborados, el presidente López Obrador habría recibido, ahora también a través “sus hijos” aportaciones económicas provenientes de cárteles de la droga mexicanos como el Jalisco Nueva Generación y el de Sinaloa.

Este nuevo reportaje del NYT —sumado al que publicó Tim Golden el pasado 2 de febrero sugiriendo, también con base en investigaciones truncas de la DEA que los narcotraficantes de Sinaloa le entregaron 2 millones de dólares a la primera campaña presidencial de López Obrador en 2006 a través de colaboradores cercanos como su antiguo chofer, Nicolás Mollinedo— hizo que el presidente se enojara tanto que apareció molesto y totalmente descolocado en la mañanera del pasado jueves para adelantar que venía esa nueva investigación periodística y publicar el cuestionario que le mandó la jefa de corresponsales del diario neoyorquino, Natalie Kitroeff, para pedirle su posición sobre el reportaje que lo aludía, antes de su publicación.

Tan descompuesto estaba el presidente por la investigación del NYT que mantendría vivo el hashtag #Narcopresidente, que tanto le ha molestado y que lleva varias semanas como tendencia nacional, que en venganza contra el diario neyorquino publicó en la pantalla de su mañanera para que lo vieran todo México y el mundo, el número telefónico privado de la periodista, violando su derecho a la privacidad y a la protección de sus datos personales, que en México están protegidos y garantizados por el artículo 6to. Constitucional y por la Ley de Protección de Datos Personales en posesión de sujetos Obligados.

El desplante del presidente se empeoró al día siguiente, cuando en la mañanera del viernes la corresponsal de UnivisiónJessica Zermeño, lo cuestionó sobre las violaciones que cometió en contra de las leyes de transparencia en el país y el riesgo en el que puso a la periodista Kitroeff al publicar su número telefónico privado. “Que cambie su número”, respondió el presidente luego de pedirle a la reportera que lo interrogaba que le “bajara dos rayitas a su prepotencia” y de decir una frase que lo marcará en el fin de su sexenio: “Mi dignidad y mi autoridad moral como presidente están por encima de esa ley”.

Y cuando ya la “semana negra” no podía ir peor para López Obrador, que fue tachado en las redes, los medios y hasta por el gobierno de Estados Unidos de “autoritario” y de no respetar la libertad de expresión y el trabajo de los periodistas, llegó el fin de semana y en un intento de fuga del enorme desgaste que tuvo en los últimos ocho días, el mandatario se fue de gira a Sinaloa. Ahí, el controvertido gobernador morenista, Rubén Rocha Moya, trató de levantarle el ánimo sugiriendo que debía reelegirse y hacerle “una curvita” a la Constitución, pero al final terminó por enojarlo más al ser recibido por sinaloenses inconformes con gritos de “Narcopresidente”, mientras trabajadores de la Universidad Autónoma de Sinaloa, a la que ha golpeado e intervenido Rocha Moya, lo persiguieron por todo Mazatlán y terminaron tirándole las vallas de contención para tratar de llegar hasta donde estaba el presidente.

Al final todo lo ocurrido en la última semana, que resultó negra y adversa al presidente, se puede leer como el comienzo del fin para el enorme poder que llegó a acumular Andrés Manuel López Obrador. Con todo y que las encuestas digan que su popularidad sigue alta, es ya inocultable que el sexenio ha comenzado a eclipsar y con él también la imagen presidencial que, si bien mantiene a sus bases de fanáticos y clientelas políticas a base de entregarles ayudas con dinero de los contribuyentes, enfrenta cada vez más un rechazo mayor de otros sectores no menos numerosos de la sociedad mexicana. Y eso ocurre justo en la víspera de que arranquen las campañas electorales, anticipando lo que podría ser un fuerte y sorpresivo voto de castigo para su gobierno y, por lo tanto para su candidata presidencial.

Eso debe tener muy irritado y descompuesto al presidente, que empieza a no ver ya tan segura la continuidad de su partido y su movimiento; pero lo que más molesta y le hace cometer errores garrafales a López Obrador, es que lo que más le importa en el ocaso de su gobierno y a lo largo de toda su lucha política es la forma en que trascenderá en la historia y será recordado por los mexicanos. Y hoy, cuando le quedan ya solo 7 meses en la silla, es que muchos mexicanos lo recordarán como un #Narcopresidente, por más que él niegue y desmienta, los señalamientos que le llegan desde la prensa extranjera y que él atribuye directamente al gobierno de los Estados Unidos. Nunca pensó que lo llegarían a llamar “dictador” y menos que podría trascender a la historia como un presidente ligado al narcotráfico.

NOTAS INDISCRETAS… A partir de la violación legal y constitucional del presidente, que difundió a nivel nacional e internacional el número privado de la periodista del NYT, se desató el fin de semana una guerra de filtraciones y publicaciones de números telefónicos privados que empezó con el hijo mayor de López Obrador, José Ramón López Beltrán, y terminó afectando también a las candidatas presidenciales, Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez.

Pero ante el ataque ilegal que sufrieron las dos abanderadas, la que peor reaccionó fue Sheinbaum que acusó una “campaña de mensajes de odio” que le llegaron a su teléfono privado, y aunque dijo que cambiaría su número, atendiendo la sugerencia que le hizo su jefe político a Natalie Kitroeff, la candidata morenista también perdió el control y terminó revelando el número privado de un ciudadano que la increpó en su número privado diciéndole que ella no lo representaba y llamándola “narcocandidata”.

Sheinbaum tenía toda la razón en quejarse y denunciar una invasión ilegal a su privacidad, pero al ganarle el hígado terminó haciendo justo lo mismo que ella acusaba. Está bien que se quiera parecer en todo a López Obrador, pero podría imitar sólo lo positivo del presidente y no necesariamente emular sus errores… Ayer en Tamaulipas se llevó a cabo el Segundo Informe de gobierno del gobernador, Américo Villarreal, y lo que pintaba como una fiesta política y de respaldo al mandatario morenista, terminó en un evento sí trascendente e importante en lo local, pero desairado a nivel nacional.

Porque habían anunciado la presencia del presidente López Obrador, como invitado al informe, pero de última hora desde Palacio Nacional cancelaron la asistencia del mandatario y mandaron en su lugar al desconocido secretario de Energía, Miguel Angel Maciel. Pero ante la ausencia presidencial, ninguno de los gobernadores vecinos de Tamaulipas, que ya habían confirmado su asistencia, acudió al final al informe y tanto los morenistas de Veracruz, San Luis Potosí y ni el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, hizo acto de presencia y terminaron mandando representantes, igual que lo hizo el emecista, Samuel García.

Y así el informe del doctor Américo Villarreal, que se esperaba cálido políticamente, terminó sintiéndose más bien frío, en plena ola de calor que afecta a la República… Los dados mandan Escalera Doble. Apostamos por una buena semana. (Salvador García Soto, El Universal, Online)

.

.

Templo Mayor

¡QUÉ CALOR! Si ya de por sí el ambiente está lo que le sigue de caliente, al interior del PAN capitalino la cosa está que arde. Justo cuando Santiago Taboada más necesita un partido fuerte, en las filas albiazules hay deserciones, tironeos y temores.

POR UN LADO, la diputada local Ana Villagrán se fue del albiazul azotando la puerta y despotricando contra el líder capitalino, Andrés Atayde. Dijo que se fue por sus convicciones, pero en realidad fue porque no le dieron una candidatura. Y todo indica que, ¡sorpresa!, se unirá a Morena.

SE SABE que el reparto de candidaturas está dejando muchos damnificados, especialmente del PAN, que han perdido posiciones debido a los acuerdos de su dirigencia tanto con el PRI como con el PRD, cuya presencia en la CDMX es cada vez más escasa.

A ESO se suma el intenso acoso judicial por el caso del cártel inmobiliario, que tiene a más de un panista con el Jesús en la boca y el amparo en el bolsillo.

PARECIERA que si Santiago Taboada realmente quiere dar la sorpresa y rebasar por la derecha a la morenista Clara Brugada, antes tendrá que poner orden en casa.

CUENTAN que Tatiana Clouthier podría reaparecer en el primer plano de la escena política, ahora como candidata a la alcaldía de Monterrey. Según lo que se comenta en las tierras regias, el alto mando de Morena quiere que la “Tía Tatis” intente arrebatarle el municipio a Movimiento Ciudadano.

Y VAYA que sería una contienda interesante, pues del otro lado estaría, ni más ni menos que Mariana Rodríguez, la popular influencer que entre otras muchas cosas es esposa del gobernador Samuel García.

AMBAS buscarían ocupar el lugar que deja Luis Donaldo Colosio Riojas, quien pese a tener prácticamente asegurada la reelección, optó por irse a buscar un escaño naranja en el Senado.

SERÁ DIFÍCIL para los historiadores decidir cuál es la frase de Andrés Manuel López Obrador que logre sintetizar lo que fue su gobierno. A lo largo de estos cinco años y medio, el mandatario ha acuñado todo tipo de citas citables.

Y ES QUE el Presidente lo mismo habla de estadística, como la clásica “yo tengo otros datos”, hasta de arqueología: “callaron como momias”. También ha tenido reflexiones de gramática pura -“no me vengan con que la ley es la ley”- y, por supuesto, educativas como esa de que los periodistas “deben aprender a respetar”.

PERO, sin duda, de todos los aforismos presidenciables que han surgido en este sexenio, el que va ganando para retratar a AMLO es el recientemente célebre: “por encima de la ley está la autoridad moral y política”. ¿De quién? ¡Pues del Presidente! 

PRIMERO, en 2021, el Presidente dijo que por encima de la ley está la justicia.

LUEGO, en 2022, consideró que por encima de la ley están el pueblo y la democracia.

DESPUÉS, que por encima de la ley está la libertad.

AL INICIO del sexenio la máxima repetida era: “Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie”.

AHORA, Andrés Manuel López Obrador afirma que por encima de la ley está la autoridad del Presidente.

¿EL MOTIVO? La pregunta de una reportera sobre si cometió un error al haber divulgado datos personales de una periodista estadounidense, contenidos en una carta-cuestionario hecha llegar a la oficina de Comunicación Social de la Presidencia.

EL PRESIDENTE no reconoció el error; con su respuesta sepultó el tema del contenido del reportaje y puso en el centro la descalificación de los periodistas y la privacidad de sus datos que por ley no pueden quedar desprotegidos.

¿AL MARGEN de la ley, nada; por encima de la ley, nadie? Es pregunta con todas las de la ley.

DIJO ayer Cuauhtémoc Blanco que está analizando dejar la gubernatura de Morelos y que en unos días más dará a conocer su decisión cuando el presidente nacional de MorenaMario Delgado, le diga cuál es el procedimiento a seguir.

Y ES QUE el ex futbolista del América quiere saber si ya es hora de salir a la cancha política como flamante candidato a una diputación federal plurinominal portando la casaca guinda.

ANTE tal declaración, muchos morelenses consideran que si se queda unas semanas más o se va de una vez da lo mismo pues, de cualquier manera, es muy difícil verlo en esa entidad y mucho menos gobernando.

AUNQUE otros ya ven en esa salida, minutos antes de que acabe el partido, una búsqueda de fuero. No vaya a ser la de malas que apliquen el VAR en su gobierno y comiencen a marcar todas las faltas cometidas.

DURANTE el primer día de la segunda contingencia ambiental del año ni la aplicación móvil ni el sitio web que deberían informar puntualmente y con actualizaciones cada hora sobre la calidad del aire en la CDMX funcionaron correctamente.

ES SABIDO que la app “AIRE” tiene meses sin funcionar por lo que se reporta como un “mantenimiento de los servidores”, pero ayer a la Sedema, a cargo de Marina Robles, se le cayó durante varias horas la página y, cuando volvió a estar en línea, tuvo un servicio intermitente durante la tarde.

NO ES una discusión meramente técnica, sino un tema esencial de información, esa sí, pública.

ES MUY bueno tener internet gratuito en la ciudad. Un gran logro. Pero si las fuentes de información están cerradas o averiadas, bonito fastidio para la toma de decisiones de los capitalinos sobre su salud. (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p. 9)

.

.

Bajo Reserva

“Jessy”, la poderosa funcionaria que consigue citas con AMLO

Nos comentan que es costumbre que sea Jesús Ramirez, el vocero presidencial y encargado de Comunicación Social de Presidencia, quien sea el vínculo para solicitar una entrevista con el presidente López Obrador. Sin embargo, al parecer esto no siempre es así. Hay una funcionaria muy cercana al mandatario federal que puede ayudar a algunas personas a tener una entrevista con el Presidente. Nos detallan que se trata de Jessica Ramírez, directora general de Comunicación Digital del presidente López Obrador, quien fue el enlace para que la periodista rusa Inna Afinogenova, de un canal español de televisión, llamado Red, pudiera entrevistar al presidente. Esto se sabe luego que la propia Afinogenova reveló que fue “Jessy” quien le consiguió la entrevista. Quizá también ayudó, nos comentan, que en la entrevista no hubo temas complicados, ni se hicieran revelaciones.

Demora de resoluciones clave en el Tribunal Electoral

Nos hacen ver que los asuntos de la ponencia de la magistrada Mónica Soto se van rezagando cada día. Por ejemplo, señalan que los rezagos van, desde la resolución de si Arturo Zaldívar violó la ley, al dar entrevistas radiofónicas sobre sus preferencias políticas, cuando aún era ministro de la Corte de Justicia de la Nación; hasta la resolución de si el Instituto Nacional Electoral puede notificar de madrugada cambios de spots a toda la industria de la radio y la televisión. Nos comentan que, sin este tipo de resoluciones, el proceso electoral, que inicia en una semana, pone en riesgo la certeza. La magistrada, nos aseguran, lleva dos meses sin proponer resoluciones al resto del Tribunal.

Buscan acuerdo nacional contra violencia política

Nos platican que ante la creciente violencia que se vive en este proceso electoral, los partidos de oposición pusieron en la mesa una propuesta para que todas las fuerzas políticas, junto con el Instituto Nacional Electoral y el gobierno federal, firmen un acuerdo nacional por la seguridad. Habrá que ver si el partido oficial y el gobierno federal aceptan tener un acuerdo, en especial cuando a unos días de que inicien las campañas el tono de enfrentamiento entre opositores y oficialistas se vuelve cada vez más ríspido.

¿Reporteros vetados en la mañanera?

En la Vocería de Presidencia se han puesto muy filosos para el cierre del sexenio. Nos cuentan que en días recientes se han dado cuatro “suspensiones” a reporteros para ingresar al salón Tesorería, donde se desarrolla la conferencia mañanera. Nos detallan que en dos casos las suspensiones fueron para reporteros/fans por andar pidiéndole autógrafo al presidente López Obrador. Pero los otros dos causan preocupación porque uno pidió posición de Elizabeth Vilchis, lectora del Quién es Quién en las Mentiras, acerca de si estaba interesada en ir por la alcaldía de Puebla, y el otro pidió información sobre las investigaciones por la filtración de datos personales de periodistas que cubren la mañanera. En lo que se pide al vocero Jesús Ramírez aclarar esas suspensiones, nos cuentan que es mejor no poner el teléfono personal en la petición, no vaya a ser que lo lea el Presidente al aire.

Sheinbaum y su equipo de campaña

Nos comentan que la aspirante presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum, además de presentar sus propuestas de campaña en el Zócalo capitalino el viernes, estaría ratificando a su equipo que anunció en la precampaña, entre ellos Mario DelgadoGerardo Fernández NoroñaAdán Augusto LópezRicardo MonrealTatiana Clouthier, entre otros. Además, nos dicen, que se están haciendo acuerdos para sumar nuevas caras al equipo, y que, entre ellas, estarían las de Marcelo Ebrard y Manuel Velasco, quienes fueron sus contrincantes en el proceso interno de Morena. Hasta el momento no se ha definido la agenda que tendrá para la campaña, pero aseguran que buscará recorrer todo el país. (Bajo Reserva, El Universal, p. A2)

.

.

Frentes Políticos

¿Refuerzos? La alianza Sigamos Haciendo Historia convocó a sus militantes ante lo que anticipan como la madre de todas las batallas: una campaña sucia, plagada de bots, manipulaciones digitales y, según ellos, la más ilegal ofensiva de la derecha. Personajes como Gerardo Fernández Noroña y César Cravioto no escatimaron en dramatismo, advirtiendo de elecciones manchadas por la malignidad opositora, mientras prometen reducir a la derecha a cenizas sin “compasión política”. La retórica se calienta y la líder nacional del Verde, Karen Castrejón, llama a sumar fuerzas. ¿Será que ya no están viendo lo duro, sino lo tupido?

Tolerancia cero. Un inexcusable acto de crueldad sale a la luz y no deja indiferente a nadie. Un video circula, viral y condenatorio, mostrando a un individuo agrediendo a seres indefensos, un perro y un gato, en su propia casa de la colonia Paseos del Pedregal, en Querétaro. La Dirección de Protección Animal, junto con la Policía estatal, no sólo rescataron a las víctimas, pues también se aseguraron de que el agresor enfrente el peso de la ley. No fue un día cualquiera en Querétaro; se transmitió un mensaje claro y contundente por parte del gobernador Mauricio Kuri: aquí no hay lugar para la crueldad animal. ¿Sólo en Querétaro?

SuciedadClaudia Sheinbaum tiene un nuevo frente de batalla: la exposición y acoso a través de su número telefónico personal. Esta práctica abarata los argumentos y se suma a una cadena de ataques que, aunque la aspirante presidencial de Morena, PVEM y PT los cataloga de “burdos e inofensivos”, son temas que la sociedad mexicana no merece. En una era donde la información es un arma, Sheinbaum denuncia una guerra sucia que trasciende lo digital para invadir lo personal. A pesar del ruido y la distracción, la candidata redirige el foco hacia lo que considera esencial: las encuestas. Es ahí donde los políticos se deben dirigir. No gana quien aviente más lodo.

OfertasXóchitl Gálvez, candidata presidencial de la coalición Fuerza y Corazón por México, en un encuentro con la juventud panista, no sólo apeló a su vigor, sino que también los desafió a convertirse en el cambio, a ser el ejemplo político que el país reclama. La propuesta de Gálvez es un llamado a la acción frente a lo que percibe como un retroceso autoritario y falta de compromiso con el desarrollo sostenible y la innovación. La candidata, con el respaldo de figuras como Marko Cortés, propone un camino alternativo en el que invita a toda una generación a ser parte de su visión de país. Las campañas cada vez parecen más anuncios comerciales. (Frentes Políticos, Excélsior, Nacional, p. 13)

.

.

Trascendió

Que la abanderada presidencial de la coalición Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez, aprovechó el festejo de su cumpleaños 61 para darle el día libre a sus colaboradores cercanos, a quienes recomendó aprovechar el momento para “comer, bailar y tomar”, además de recuperar fuerzas para los tres largos meses que siguen de proceso electoral. La celebración fue coronada por la jefa de su oficina, Kenia López Rabadán, quien le colocó una improvisada banda presidencial, al tiempo que ofreció ponerle la de verdad en la Cámara de Diputados el próximo 1 de octubre.

Que la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, presidida por el panista Jorge Romero, instalará este martes la comisión de seguimiento a los procesos electorales a fin de visibilizar cualquier amenaza del crimen organizado o riesgo para la integridad de los candidatos en la contienda, todo con el compromiso de la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, y del subsecretario Luis Rodríguez Bucio de mantener comunicación directa y permanente con los líderes parlamentarios para atender cualquier denuncia a la brevedad.

Que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, que dirige Alfonso Cepeda, celebrará hoy el aniversario 80 de su fundación con un acto en el Auditorio Nacional. Se sabe que el líder y su base aprovecharán la oportunidad para reiterar demandas añejas como obtener mejores salarios y basificación; sin embargo, hay que recordar que este gobierno ya le ha cumplido al SNTE esas y otras demandas, como eliminar la reforma educativa de Enrique Peña Nieto y revisar su sistema de pensiones y, a cambio, los maestros se han comprometido a mostrar apoyo al Presidente hasta el final de su mandato. (Trascendió, Milenio, Al Frente, p. 2)

.

.

Sacapuntas

Continuidad

Este fin de semana, desde Sonora, el presidente Andrés Manuel López Obrador confió en que “todo pinta” para que continúe la llamada Cuarta Transformación del país y el proyecto del gobierno que protege a los pobres. Ante el pueblo Yaqui, el jefe del Ejecutivo federal pidió a la población estar tranquilos porque no habrá retrocesos, ya que la gente sabrá defender en las urnas el movimiento que encabeza, aseguró el mandatario.

Estado en riesgo

Como dictatorial y tiránica calificó el magistrado Felipe de la Mata la iniciativa para reformar al Poder Judicial, que plantea la elección de ministros, jueces y magistrados, mediante el voto popular. Como representante del Tribunal Electoral alertó que si los juzgadores no son independientes no se puede hablar de un Estado constitucional.

Fotografía del momento

De cara al 2 de junio, Renán Barrera encabeza las preferencias. De acuerdo con una encuesta de El Heraldo de México Quintana Roo, el panista tiene 40.1% de la intención del voto contra 35.6% de Joaquín Huacho Díaz. A la hora de medir a los partidos, la alianza Morena-PT-PVEM tiene 37.5% contra 36.8% de la dupla PAN-PRI.

Nuevo fichaje

Quien sumó una ficha más a su equipo fue el candidato de la alianza Va X la CDMX, Santiago Taboada. Contará con Alejandro Rojas Díaz Durán para “ayudarle a rescatar a la Ciudad”. El exsenador de Morena, quien renunció al partido guinda, dijo que cambió de “piel” porque su equipo fue tocado por “las plagas de la complicidad, corrupción e impunidad”.

Pobre San Cristóbal

Desde el sureste mexicano nos hacen saber que la ciudad histórica y colonial de San Cristóbal de las Casas está de cabeza, en el total abandono y desgobierno, por la ineficiencia y falta de control de su alcalde Mariano Díaz Ochoa, a quién no solo se le salió de control el ambulantaje sino que el problema de la inseguridad crece como bola de nieve sin visos de solución. (Sacapuntas, El Heraldo de México, La 2, p. 2)

.

.

Confidencial

Amlovers, muy activos en NY

Y no podría esperarse una reacción diferente, pues los amlovers radicados fuera del país, los “hermanos migrantes” que tanto reconoce el presidente Andrés Manuel López Obrador, se activaron y se apostaron afuera de las instalaciones del influyente diario The New York Times, para protestar en contra del reportaje publicado en torno al presunto financiamiento del narco a las campañas electorales del mandatario. Aunque la convocatoria, entre la que se renombró al diario como New York Lies, mediante pancartas, tuvo una escasa participación, según las imágenes registradas.

Imprecisiones de la ministra Batres

Habrá que darle unas clases de geografía básica a la ministra Lenia Batres. Al defender la idea del Presidente de que los juzgadores pueden ser electos por voto popular, Batres Guadarrama soltó de manera engañosa que así se hace en Japón, país que suele verse “como uno de los países desarrollados de Europa (sic)”. A lo mejor la ministra se equivocó al estar hablando de Suiza, y mezcló Asia con el Viejo Continente.

Le amargan la fiesta a Xóchitl

Xóchitl Gálvez tuvo que interrumpir su festejo cumpleañero para reclamar la filtración de su teléfono. A pesar de que había adelantado que este domingo tendría una reunión con amigos y familiares, en la que no faltaría la barbacoa ni la música, la panista tuvo que salir a las redes sociales y reclamar que su teléfono había sido filtrado. Claro que tampoco pareció importarle mucho, y en lugar de victimizarse por los mensajes en los que le decían gorda y que tiene los dientes chuecos, prefirió celebrar el amor que le hicieron llegar los ciudadanos.

Revire de la UNAM a Pablo Gómez

Con fuerte reclamo, la Máxima Casa de Estudios reclamó a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, que encabeza Pablo Gómez, por el bloqueo de las cuentas bancarias de la Facultad de Medicina. Le señaló que “fueron bloqueadas cuentas donde aparecía la firma mancomunada del secretario administrativo de esa facultad, Luis Arturo González Nava, y las que no tenían relación con el empleado universitario”. Por eso, la UNAM fue más allá y anunció que ya hasta interpuso juicios de amparo directamente contra el bloqueo. Sostiene que la Facultad de Medicina y sus estados financieros “nada tienen que ver con las investigaciones que lleva a cabo”.

Desaire al parlamento abierto en San Lázaro

Según cuentan en el Palacio Legislativo, “no ha sido fácil” completar las listas de invitados a los foros nacionales, regionales y locales del parlamento abierto que se acordó para analizar y discutir las 20 reformas que propuso el presidente AMLO a los diputados. Y es que, nos indican, los partidos exigen, sobre todo el PAN –anotan– no quieren que la discusión se centre sólo entre los legisladores, sino que acudan verdaderamente expertos en cada uno de los temas y los actores de cada sector. Pero resulta, según aseguran, que “muy pocos quieren asistir”, sobre todo porque, dicen, “ya saben que las reformas no tienen ninguna posibilidad de ser aprobadas”, por los votos, por los tiempos legislativos y por el momento electoral.

¿Otra chapulín a la ‘nueva política’?

Aunque todo sea por el hueso, la diputada local capitalina Ana Villagrán renunció tanto al Partido Acción Nacional como a su bancada en el Congreso de la Ciudad de México. Y es que, claro, no pudo asegurar una candidatura de cara al proceso electoral del 2 de junio próximo. Por eso, tras lanzarse en contra del presidente del PAN en la CDMX, Andrés Atayde Rubiolo, a quien acusó de haberle “cerrado las puertas”, la legisladora se reunió con la senadora de Movimiento Ciudadano, Laura Ballesteros, quien incluso publicó una fotografía del encuentro en sus redes sociales y de inmediato hubo arreglo. ¿Será que Villagrán ya negoció hueso en el partido naranja propiedad de Dante Delgado? Es pregunta. (Confidencial, El Financiero, Nacional, Política y Sociedad, p. 41)

.

.

Rozones

Morena contra Morena

Resulta que la que ayer fue señalada de reprimir a manifestantes de Morena fue la policía del municipio de Ciudad Juárez, a cargo del edil Cruz Pérez Cuéllar, ¡que también es morenista! Videos del momento en que llega la policía y somete a los manifestantes circularon ayer en las benditas redes. “No nos pueden llevar, no nos pueden llevar”, se escucha el grito de uno de los afectados, mientras otros son tomados de las muñecas por los uniformados para llevárselos arrestados, según se informó. La protesta que provocó la cuestionada reacción policiaca la encabezaron mayoritariamente simpatizantes del guinda que se oponen a la reelección de Pérez Cuéllar como presidente municipal y acudieron al domicilio de éste a expresarle su repudio. Llevaban camisetas en las que se podía leer “Fuera Cruz Pérez”. ¿Qué tal la respuesta? Uf.

Teléfono descompuesto

Lo peor que podría pasar, nos dicen, es que se siga replicando la difusión de algo tan delicado como lo es un número telefónico particular. Alguien se dio a la tarea de dar a conocer los datos de varios personajes, entre ellos los de las candidatas presidenciales Xóchitl Gálvez y Claudia Sheinbaum, y del hijo del Presidente Andrés Manuel López Obrador. El hecho debería preocupar, pues revela lo frágil que es la protección de los datos personales y lo peligroso que resulta que cualquiera tenga acceso a ellos, pues lo menos que han recibido algunos de los afectados son mensajes de odio. Este sainete, nos comentan, habla también de la descomposición del ambiente político en la víspera del arranque de las campañas. Y si es el inicio y si no hay mesura, qué pueden esperar los electores. Pendientes.

CNTE, rebelde sin causa

Así que la CNTE movilizará a sus huestes este lunes, cuando el Presidente visite el Istmo de Tehuantepec, para exigir el cumplimiento de un sinfín de demandas. Llama la atención la actitud del magisterio disidente, sobre todo, porque el primer mandatario desde hace tiempo echó abajo una buena parte de la Reforma Educativa aprobada en el sexenio de Enrique Peña Nieto. Por lo pronto, además de las movilizaciones físicas, la Sección 22 convocó a un paro para este lunes en todo el estado de Oaxaca, lo que dejará sin clases a cerca de un millón de alumnos. Hay quienes creen que el activismo de los profesores de la CNTE no está justificado, pues han recibido todo: el apoyo del Gobierno estatal y de la Federación. Y hay otros que están seguros de que lo que hacen los profesores de Oaxaca sólo es mostrar que buscan alianzas y que protestar es su forma de ponerles precio. ¿Será?

Dos momentos

Y fueron algunos críticos del Presidente quienes ayer desempolvaron un antiguo video en el que el mandatario agradece a YouTube por haberle entregado el botón de oro por haber sumado más de un millón de suscriptores a su canal. “Hasta les puedo presumir”, señala él mismo mientras sostiene el reconocimiento dorado. Lo han hecho, porque ayer el mandatario federal difundió un mensaje en el que acusa a esa misma empresa de aplicar censura. Porque resulta que fue bajada la conferencia mañanera del pasado 22 de febrero —en el que revela el número de teléfono de la jefa de la corresponsalía del NYT en México— al considerarse que incumplió las normas que regulan el uso de la plataforma. “Es una actitud prepotente y autoritaria. Están en plena decadencia. La Estatua de la Libertad se ha convertido en un símbolo vacío. Afortunadamente, nosotros iniciamos la lucha por la transformación del país repartiendo volantes”, refirió el Ejecutivo.

Viene la fiscalización

Con la novedad de que el INE alista una multa global por 67 millones de pesos en contra de los partidos que participan en la contienda presidencial por irregularidades en la fiscalización de los recursos que utilizaron durante la etapa de las precampañas, principalmente porque no comprobaron adecuadamente los gastos que hicieron en la propaganda de sus aspirantes. Los datos de fiscalización del órgano electoral contemplan que ninguno de los tres aspirantes rebasó el tope de 85.9 millones de pesos, pero sí hay un uso de recursos poco claro. Según los datos, la 4T reportó gastos por 39.3 millones de pesos, el Frente por 64.6 millones y los naranjas por 2.9 millones. Nos recuerdan que de pasar la prueba de la fiscalización también depende que el INE apruebe su registro como candidatos. Ahí el dato.

Más voces contra la elección directa

El debate sobre la independencia judicial no está cerrado y ahora fue el magistrado electoral Felipe de la Mata, quien alertó sobre los riesgos que tendría el que se diera la elección por voto directo de la ciudadanía, de jueces, magistrados y ministros. “Si no hay independencia judicial no hay división de poderes. Si no hay división de poderes no puede hablarse, en los hechos, realmente de una Constitución. En los hechos, dejaría de ser un Estado constitucional para convertirse en un Estado, por utilizar palabras filosóficas antiguas, tiránico; dictatorial, en términos modernos”, apuntó De la Mata, en una conferencia magistral que impartió en la Universidad de Guadalajara. Expuso que someter a votación a los impartidores de justicia los convertiría en políticos y sus decisiones estarían basadas en ese fundamento. (Rozones, La Razón, LA DOS, p. 2)

.

.

¿Será?

En espiral…

El boxing del Presidente contra la periodista Natalie Kitroeff, detonó una respuesta similar de parte de sus opositores más radicales, difundiendo en redes los números privados de personajes de la 4T, incluida la candidata, Claudia Sheinbaum; lo que a su vez provocó que también los seguidores de AMLO subieran a redes sociales el número de la candidata Xóchitl Gálvez y otros personajes… El ojo por ojo representa un retroceso para la Ley en México, pues nos dicen, uno puede saber cuándo empieza, pero no cuándo, ni cómo termina. ¿Será?

Partidos bajo lupa

Esta semana, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobará los dictámenes de fiscalización para las elecciones federales, con multas que, en primera instancia, rebasan los 60 millones de pesos, principalmente por gastos no reportados durante las precampañas y como ha sucedido en los últimos años, el partido más sancionado será Morena. Y las campañas formales apenas van a empezar el próximo viernes, falta ver si los partidos aprenden o si seguirán las multas. ¿Será?

Para entender el delito

Más allá de las implicaciones legales, el lavado de dinero tiene un impacto social, el cuál no siempre se conoce. De ahí la importancia de la charla que ofrecerá el próximo jueves a las 19:00 horas, el maestro Ranmses Ruiz, subprocurador de Asuntos Financieros de la Procuraduría Fiscal de la Federación, en la plataforma Foro Jurídico. Nos dicen que parte del combate a los delitos, como este, que implica el manejo de miles de millones de dólares, y que involucra tanto a algunos empresarios como a políticos, es el entendimiento de los delitos. ¿Será?

Comité de seguridad

Ante la innegable crisis de seguridad que atraviesa el país, quienes aspiran a un encargo a partir de junio próximo saben que entre sus principales ofertas debe estar regresar la tranquilidad a la ciudadanía a la que pedirán el voto; de ahí que la abanderada del PAN a la gubernatura de Guanajuato, Libia Denisse García, haya convocado a un Consejo Consultivo para la Construcción de la Paz en su estado. ¿Será?

En sus marcas…

Con su familia, amigos de la secundaria, de la universidad y de la política, Xóchitl Gálvez festejó ayer su cumpleaños en una fiesta que, en parte, fue amenizada por el grupo de su esposo. Al agradecer la asistencia de los invitados, Gálvez advirtió a los esposos y esposas de sus colaboradores que les tengan paciencia y que “no la hagan de a pedo”, porque a partir del 1 de marzo cuando inicia la campaña, no los verán. ¿Será? (¿Será?, 24 Horas, PÁG. 2)

.

.

La Esquina

Es momento de parar y evitar que la seguridad de todo ciudadano sea periodista, candidato o funcionario quede expuesta porque sus datos personales alguien los hizo públicos. Se requiere de prudencia y moderación en todos los niveles para que la polarización que va creciendo conforme se acerca el inicio de campañas no enrarezca más el ambiente. (La Esquina, La Crónica de Hoy, P.p.)

.

.

Contra las Cuerdas /

El fantasma de la construcción en el PAN

El dolor de muelas en el PAN tiene su raíz en la industria de la construcción por lo que se ha expuesto a la luz pública en la Ciudad de México, donde ni Xóchitl Gálvez se ha salvado.

Y aunque todavía ninguna encuesta acerca a la candidata de la Alianza Fuerza y Corazón por México con Claudia Sheinbaum, la mesa de trabajo del equipo de la panista de la que más chispas están saliendo es la de vivienda.

Pierdan o ganen en cualquiera de las tres candidaturas presidenciales, se están conformando los equipos por sectores pues llegó el momento de hablar en serio de propuestas y proyectos y junto con el de seguridad el asunto de la vivienda es uno de los más importantes y sentidos para la población.

En el PAN quieren quitarse el fantasma de la construcción que persigue a los liderazgos que tienen el control del partido y a su candidata, por lo que resulta interesante lo que está pasando en el equipo de Gálvez, pues han llegado personajes con experiencia en la administración pública y la IP para empezar a perfilarmos como los gurus y hacía los cargos clave del gabinete en el rubro como el INFONAVIT.

Los nombres que destacan aquí son los de José Luis Romero Hicks, durante el periodo de transición del año 2000, se desempeñó como copresidente de la Coordinación de Vivienda y Desarrollo Urbano del presidente electo Vicente Fox Quesada. En el gobierno federal fue Director General de Política y Fomento a la Vivienda en la Secretaría de Desarrollo Social, entre otros cargos.

Solo hay que recordar que Fox quiso que su sexenio fuera recordado como el de la vivienda por sus más de dos millones de casas construidas y lo logró pero al revés: por la mala planeación los proyectos terminaron en ruinas y se tiraron miles de millones de pesos pues las familias dejaron los departamentos por carecer de los servicios básicos para hacer comunidad.

También está con la candidata Fransesco Piazzesi, de la iniciativa privada al frente de Échale, una empresa social que ofrece soluciones de vivienda para las familias contribuyendo al desarrollo integral de las comunidades y que nació tras los sismos del 85 como sociedad civil organizada para la reconstrucción.

El tercero en el equipo es Carlos Gutiérrez Ruíz, quien viene de la Concamin, Concanaco y Coparmex, pero destaca que en la administración pública fue director general de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) y actualmente es titular de la Dirección del Sector Empresarial del INfONAVIT, pues hay que recordar que el órgano es tripartita. Este último es el mejor visto entre los expertos del sector inmobiliario y panistas. Pero ¿quién es el candidato idóneo y la carta fuerte para la precandidata presidencial por el PAN, PRI y PRD?

Uppercut: Finalmente Roberto Palazuelos se salió con la suya, tomó protesta como candidato a senador por Movimiento Ciudadano y juro respetar la Constitución. ¿Podrá? (Alejandro Sánchez, El Heraldo de México, País, p. 10)

.

.

Bitácora del director /

Desenfrenado

“Mi pecho no es bodega” suele decir el presidente Andrés Manuel López Obrador para justificar cualquier cosa que diga.

Es la evasión discursiva de quien olvida o desconoce que el ser humano se comunica con la palabra, pero también con el silencio.

Si refrenar los impulsos verbales es un hábito recomendable para cualquier persona, lo es más para el líder de un país cuyos dichos siempre tienen consecuencias.

La semana pasada, salieron de la boca presidencial dos declaraciones que marcarán la gestión del tabasqueño. La primera: reveló que él solía mandar al anterior presidente de la Suprema Corte a torcerle el brazo a los jueces para que fallaran como lo deseaba Palacio Nacional. La segunda: que él no tiene por qué cumplir con la ley, porque por encima de ésta está “mi autoridad política y mi autoridad moral”.

Ambas resumen la visión que tiene López Obrador de sí mismo y del poder, misma de la que había dado un anticipo cuando grabó un video, en su etapa de Presidente electo, en el que aparecía a su lado un libro que llevaba por título “¿Quién manda aquí?”.

Lo ocurrido en la conferencia matutina muestra con claridad el desenfreno que gobierna su carácter. El Presidente no considera que el cargo que detenta lo obligue a contenerse: si algo le molesta, lo cuenta; si alguien lo agravia, lo señala; si algo le parece gracioso, lo comenta; si algo ignora, lo ventila.

La discreción no es una cosa a la que se sienta obligado. Ya una vez reveló la decisión de política monetaria que daría a conocer al día siguiente el Banco de México, luego de que se la había confiado la gobernadora de la institución.

Por otro lado, tampoco se considera limitado por la ley. No importa que al tomar posesión haya protestado –como todos los presidentes desde hace dos siglos– guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes. Parece creer que tanto la justicia como las normas habitan en su fuero interno, no en los libros, y que la única medida para decidir si algo es justo o es legal es su propio criterio.

Por lo mismo, López Obrador no admite contrapesos. Los que se encontró al tomar posesión decidió destruirlos, infiltrarlos, limitarlos o sacarles la vuelta. Por eso mandó al ministro Arturo Zaldívar –según contó él mismo– a hablar con los jueces para que no se convirtieran en obstáculo a las decisiones presidenciales.

El desenfreno también se explica por la ausencia de consejeros en su entorno. Toda persona requiere de alguien que le diga que se está equivocando o cómo podría hacer mejor las cosas, más aún aquellas que tienen poder sobre otras.

En sus desfiles victoriosos, los emperadores romanos tenían un esclavo que les recordaba su mortalidad. Y como ya he contado aquí, Winston Churchill, uno de los más grandes estadistas de la historia, se habría equivocado muchas veces de estrategia de no haber escuchado a Frederick Lindemann, su principal asesor.

Pero para López Obrador eso no tiene importancia. A aquellos cercanos que se han atrevido a contradecirlo, los ha marginado.

Uno tiene que preguntarse si Jesús Ramírez Cuevas realmente ejerce el papel de coordinador de comunicación, con todas las responsabilidades que ese cargo conlleva, como servir de pararrayos y evitar que el Presidente se equivoque al hablar. ¿Será otra su función real o su jefe simplemente no lo escucha?

Lo que al mandatario parece gustarle es estar rodeado de sicofantes que le repitan todos los días que es el Presidente más grande de la historia.

Hablar diario posicionó a López Obrador como figura política nacional. Como Presidente, le ha servido para arrinconar a sus adversarios e imponer su voluntad. Sin embargo, en el camino ha ido revelando trozos de verdad, que en el último tramo del sexenio resultan ya una pesada losa. Bien dicen que todas las horas hieren, pero la última mata. (Pascal Beltrán del Río, Excélsior, Nación, p. 2)

.

.

El Asalto a la Razón /

En Palacio, un árbol que da moras

El presidente López Obrador es hoy por hoy el más prominente personaje de México y cualquier información relacionada con él tiene interés público, lo mismo si anima sus conferencias con Chico Che que si gente de su familia y entorno político figura en expedientes de la frecuentemente desconfiable agencia estadunidense antidrogas.

Por lo mismo es lógico que The New York Times haya dado a conocer una sospechosista investigación sobre supuestos financiamientos delincuenciales a su campaña de 2018, tan endeble que no llegó a conformar un sólido caso y acabó siendo desechada por el gobierno gringo (dicen que por la conveniencia de que el mexicano siga conteniendo el flujo migratorio hacia Estados Unidos).

Sin embargo, lo revelado la semana pasada, al igual que el reportaje de Tim Golden sobre la campaña de 2006, se basa en fuentes anónimas de la DEA y en testimonios de criminales confesos (esto último igualito, sin una sola prueba, bastó para sentenciar “culpable” a Genaro García Luna).

De ahí que yo diga que la agencia le propinó un periodicazo al presidente mexicano (al parecer en venganza porque AMLO frustró la intriga montada contra el general Salvador Cienfuegos).

Pero tan crónica es la soberbia del presidente que cometió el disparate de poner su “autoridad moral y política” por encima de la legalidad, a pesar de que su obligación única es cumplir con la Constitución y las leyes.

La secuela de sus prepotentes y abusivas afirmaciones en el ríspido debate que provocó ante un planteamiento lógico de una respetuosa reportera de Univisión sobre la exhibición del número personal de celular de la periodista del NYT que le solicitó responder unas preguntas ha sido el pandillero escalamiento de un conflicto que debió dirimirse sin mayor estruendo, con el balconeo cibernético de los números telefónicos de uno de sus hijos y de su candidata presidencial Claudia Sheinbaum.

Sobre haber difundido el número telefónico de la jefa de la corresponsalía del NYT, Jesica Zermeño le preguntó:

–¿Por qué lo hizo…?

En vez de responder, López Obrador arremetió:

“Bueno, primero ustedes –con todo respeto–, quienes hacen un periodismo diría faccioso, porque nada más se inclinan en favor de grupos de intereses creados, no hacen un periodismo para todos, están demasiado cercanos al poder económico y al poder político (…). A ustedes, con todo respeto, les da mucho por ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Ustedes se sienten bordados a mano, como una casta divina, privilegiada. Ustedes pueden calumniar impunemente, como lo han hecho con nosotros (…) y no los puede uno tocar ni con el pétalo de una rosa…”.

En todo momento ella ponderada y él nada caballeroso, la discusión lo sacó de sus casillas al extremo de decir que por encima de “esa ley” (la de Protección de Datos Personales) está su “autoridad moral y política”.

Para tan censurable subjetividad aplica la definición del general Gonzalo N. Santos, El alazán tostado: “la moral es un árbol que da moras…”. (Carlos Marín, Milenio, Política, p. 7)

.

.

Fuera de la Caja /

Juramento

López Obrador es un mentiroso transparente. Miente más de 100 veces al día, como se sabe. Dice que primero van los pobres, pero sus políticas no están destinadas a ellos, sino a comprar votos. Dice que defiende la soberanía nacional, pero en realidad administra a los migrantes como arma de presión frente a Estados Unidos. Continuamente utiliza cifras erróneas para convencer de que la economía está en perfectas condiciones, cuando ya los alfileres se van cayendo, especialmente en las finanzas públicas.

Es, sin embargo, también transparente. Siempre dijo que enviaría al diablo a las instituciones, y lo está haciendo. Siempre dijo que la ley no le importaba, y ya nos aclaró que él está por encima de la ley. Pero esto rompe con su juramento como Presidente. Por tanto, está incapacitado para continuar en el cargo. Por su escaso apego a la verdad, pero especialmente por su insistencia en violar la Constitución y las leyes.

Es tan evidente lo que acabo de describir, que sus seguidores ya han empezado otra vez con el cuento del “golpe blando”. Es algo muy frecuente en los gobiernos, pero más en aquellos que dicen ser “de izquierda”. Su proclividad a creer en complots es infinita. La realidad, para ellos, no ocurre sino a través de la comunicación. Existe lo que se dice, nada más. Así, si alguien critica al Presidente, no tiene importancia el argumento, ni su validez, lo que importa es qué busca con ello el criticón. Para ellos, todo es cuestión de intereses. Tal vez sea un caso claro de “cree el león…”

Dicen quienes respaldan a López Obrador que éste ha logrado grandes cambios a favor del pueblo. Usan este colectivo como referencia porque no tiene sustancia. No pueden decir que ha sido a favor de los pobres, porque no hay evidencia de ello. No pueden decir que a favor de los ciudadanos, porque ha sido al contrario. Pero, olvidándonos del sujeto, convendría conocer cuáles son esos grandes cambios positivos.

Tenemos los mayores déficits fiscales desde los años 80, cuando las crisis, así que por ahí no es. En corrupción, tenemos en este sexenio el mayor fraude documentado, al mismo tiempo que la mayor proporción de contratos opacos o reservados, en décadas.

Alcanzamos una de las mayores tasas de mortalidad en la pandemia, siguen escaseando las medicinas, y las instalaciones hospitalarias se han deteriorado notablemente. Tampoco en salud hay nada, pues. La Nueva Escuela Mexicana es un desastre mayúsculo, por suerte, porque los materiales publicados son panfletos para adoctrinamiento de la peor calidad. Creo que del tema de inseguridad y violencia no es necesario hablar mucho. En seguridad, salud y educación, los temas más importantes para los hogares, este gobierno ha sido terrible.

Últimamente les ha dado por celebrar la economía, pero creo que festejaron fuera de tiempo. Se confirmó la semana pasada la desaceleración al cierre de 2023, y también nos enteramos de que tuvimos la inversión extranjera más baja en 45 años. Nada de nearshoring, pues. Celebran mucho el tipo de cambio, pero ése no depende del gobierno, al igual que las remesas. No falta quien ovaciona los grandes incrementos al salario mínimo, sin caer en cuenta que el salario promedio de los trabajadores formales no ha podido subir al mismo ritmo que los alimentos.

Tal vez por eso, en la encuesta de EL FINANCIERO de inicios de mes, la distancia entre quienes ven que la economía va mal y los que la ven bien pasó de 12 a 25 puntos. En enero, sólo 27% de los encuestados veía una economía exitosa; el doble, 52%, la veía muy mal. Pronto tendremos actualización.

No hay resultados positivos. Sí hay mentiras. Pero, sobre todo, hay un Presidente que cree que a él no le aplica la ley, a pesar de que juró cumplirla. Urge corregir. (Macario Schettino, El Financiero, Nacional, Política y Sociedad, p. 43)

.

.

“Por encima de la ley, sólo yo”

Pareciera que López Obrador se está quedando con las ganas de instaurar un nuevo orden creado por sí mismo, donde el eje de la autoridad es él mismo, y como líder máximo, busca ser el único referente moral: el pueblo soy yo, el Estado soy yo. Nos engañó cuando asumió como Presidente el 1 de diciembre de 2018.

Hasta ahora no se había mostrado tan descarado como en su reacción contra un artículo del periódico The New York Times, donde se menciona que tres personas conocieron la investigación a gente allegada al presidente quienes habían recibido millones de dólares derivado de sus posibles vínculos con importantes narcos, cuando ya había asumido el cargo.

Frente al cuestionamiento de por qué mostró el número telefónico de la periodista Natalie Kitroeff de este periódico -al que calificó de pasquín inmundo- simplemente recomendó que cambie su número “si tanto le preocupa”. Además de constituir una violación a uno de los derechos más sensibles de la persona, su intimidad, y de burlarse de su profesión como periodista, la puso en una situación de vulnerabilidad de su seguridad. ¿Se imagina usted a los fanáticos de la 4T lanzándole amenazas en el anonimato a la periodista, o incluso algo peor?

Expresarse de ella como lo hizo y mostrar su número telefónico es una agresión frontal y alevosa a la libertad de expresión y a la protección de sus datos personales, hoy protegidos por la Constitución, las leyes secundarias y por el derecho internacional. Pero al Presidente le vale un comino el marco jurídico. En un país donde ejercer el periodismo es una profesión de riesgo mortal, lo que hace el Presidente es mandar mensajes de que a él los asesinatos de periodistas no le conmueven; premeditadamente está haciendo apología del delito, lo hace burlándose y sentenciando nadie está por encima de él.

Conviene transcribir lo que le contesta en la mañanera a la periodista de Univisión Jésica Zermeño quien le cuestiona porqué filtró el número telefónico de la periodista del The New York Times: “cuando se trata de un asunto en donde está de por medio la dignidad del presidente de México …por encima de esa ley, está la autoridad moral, la autoridad política y yo represento un país, represento a un pueblo, que merece respeto”. López Obrador mostró ante el mundo, su talante absolutista.

La vorágine de hechos derivada de la ventilación de investigaciones de autoridades de EU de que personas cercanas a Lopez Obrador pudieran haber recibido dinero del narco ahora también en 2018, y su reacción, sólo fomentara la inconformidad contra su gobierno y los hashtags de #narcopresidente. Pero en lugar de que guarde la calma, conteste con probidad, y trate con respeto a las y los representantes de los medios de comunicación nacionales e internacionales, les amenaza y polariza con sus bravuconerías.

Y la pregunta que quedará en el aire es por qué la investigación de la que informó The New York Times no derivó en una investigación formal y porqué fue archivada. Por qué la poca disposición del gobierno estadounidense “para rastrear acusaciones que pudieran implicar al líder de uno de los principales aliados” de EU.

Por lo pronto es claro que al gobierno del país vecino le parece bien que decenas de miles de elementos de la Guardia Nacional se dediquen a detener migrantes, y que México servilmente sea el país de la contención de quienes buscan migrar a EU. (Angélica De la Peña, El Sol de México, Análisis, p. 10)

.

El autogol de Morena

Tanto que se trabajó la reconciliación y unidad tras la selección de Claudia Sheinbaum como candidata presidencial en Morena, para que en las últimas semanas se eche todo a la borda por la obsesión del CEN, a cargo de Mario Delgado, de levantar damnificados políticos de otros partidos bajo la insostenible premisa de ganarle a la oposición con sus mismos cuadros.

Lo que logró es poner de cabeza a la militancia y simpatizantes, quienes enérgicamente han expresado su desaprobación y rechazo, mismo que ya empieza a tener costos importantes, como la fuga masiva de personajes clave en favor de Lucy Meza, en Morelos, quien aprovechó para cambiar el nombre a su coalición por “Dignidad y Seguridad por Morelos, Vamos Todos”, lo cual fue bien recibido por una población ahogada por la delincuencia y el desinterés gubernamental.

A eso hay que agregarle que, con tal de salvar su pellejo y como se adelantó aquí, Cuauhtémoc Blanco, quien tocó fuerte la puerta de Delgado, finalmente convenció, quién sabe cómo, al presidente del partido de regalarle una candidatura plurinominal a la Cámara de Diputados, pues no vaya a ser que en caso de ganar Lucy Meza lo vaya a investigar por sus probables nexos con el crimen organizado, como señala el fiscal de la entidad.

Al menos ahora ya puede sentirse seguro de tener fuero El Cuau, y en caso de que se abran investigaciones en su contra, pues pasará lo mismo que con muchos gobernadores, cuyo caso se queda en la Sección Instructora de San Lázaro, una aduana que convierte los asuntos judiciales en políticos y casi nunca terminan en desafuero.

Por lo pronto, el exfutbolista está feliz porque ahora puede dormir un poco más tranquilo, aunque eso signifique que tenga que irse antes de terminar su periodo al frente del gobierno y deje prácticamente desamparada a Margarita González, la candidata de Morena al gobierno de Morelos. Que cada quien se rasque con sus propias uñas, la aplicó prácticamente El Cuau.

UPPERCUT: La ley del ojo por ojo terminó inundando las redes sociales ayer después de que López Obrador dio a conocer el teléfono de la corresponsal de The New York Times, Natalie Kitroeff. Lo mismo sufrieron desde las primeras horas de este sábado el hijo del presidente José Ramón López Beltrán; Citlalli Hernández, secretaria de Morena; Mario Delgado, presidente nacional del partido; Jesús Ramírez, vocero de Los Pinos, y la propia Claudia Sheinbaum. Es lo que provocó que el jefe del Estado mexicano siga creyendo que la moral está por encima de las leyes civiles. (Alejandro Sánchez, El Heraldo de México, País, p. 6)

.