28 de enero de 2023

Muere Polo Polo

Este lunes falleció Polo Polo, el ‘Maestro de la Comedia’, quien se caracterizaba por sus chistes de doble sentido con lenguaje explícito y popular, albures y demás temas para adultos

Polo Polo, cuyo nombre era Leopoldo Roberto García Peláez Benítez, falleció a los 78 años.

Paul García, hijo del comediante originario de León Guanajuato, confirmó su fallecimiento al programa Ventaneando, detalló que se trató de una muerte natural en su casa.

El comediante se retiró de los escenarios en 2016, luego de ello sonaron rumores sobre un padecimiento de Alzheimer; sin embargo, su hijo informó que Polo Polo tenía demencia vascular y había estado recibiendo cuidados en casa debido a que no deseaba ser llevado a algún centro de salud. Los servicios funerarios serán en la agencia Gayosso de Sullivan en la Ciudad de México.

Además, mencionó cómo fueron sus últimos días: “siempre arropado por la familia, todo el tiempo mi hermana estuvo al pendiente de él, nunca quiso entrar a una institución, quería que siempre lo cuidáramos nosotros, mi hermana hizo un gran trabajo, todo el tiempo estuvo con ella… Estuve en su último respiro con él, los dos”.

En su página de Facebook oficial se publicó un breve comunicado esta tarde: “Murió Polo Polo el día de hoy. Uno de los comediantes más grandes de México y de Latinoamérica. Su nombre fue Leopoldo García Peláez Benítez, quien nació en León en 1944. Gracias por tantos momentos, por tantas sonrisas. Te llevaremos en el corazón siempre. Que Descanse en Paz”.

¿Quién fue Polo Polo?

Leopoldo García Peláez Benítez nació en 1944 en León, Guanajuato, aunque desde muy joven se trasladó a la Ciudad de México. Su familia se dedicaba al oficio de la zapatería y él tenía la vocación de la comedia.

Su carrera como comediante comenzó en la década de los años 60 cuando fue descubierto en un establecimiento llamado Keops Nightclub. A partir de ahí el humorista armó su trayectoria participando en distintos escenarios hasta que logró presentarse en el hotel Crowne Plaza.

A lo largo de los años 80 comenzó amasar su popularidad e incluso consiguió ser apodado con el nombre ‘Polo Polo’. También tuvo distintas apariciones a lo largo de la televisión.

El ‘Maestro de la Comedia’ se caracterizaba por sus chistes de doble sentido con lenguaje explícito y popular, albures y demás temas para adultos. Compartió escenario con Jorge Falcón y Héctor Suárez.

También tuvo varios papeles en la actuación, en programas de comedia como: La escuelita VIP (2004)Crónicas chilangas (2009) o Qué nos pasa (1998-1999).

Además, participó en cintas como Investigador Privado… muy privado (1990), Solo para AdúlterosLos relajados (1989), Duro y parejo en la casita del pecado (1987) y La lechería de Zacarías.

Su comedia fue comercializada en varios volúmenes discográficos, luego abrió su canal oficial de YouTube, el cual cuenta con 458 mil suscriptores.

¿Cómo surgió el apodo de Polo Polo?

El origen del apodo del comediante mexicano Polo Polo fue accidental y muy curioso, ya que ocurrió durante la filmación de un anuncio promocional para televisión que él protagonizaba.

Desde niño, Polo Polo era apodado ‘Pollo’, pero algunos le decían ‘Polo’ para abreviar. Años después, cuando grababa un promocional, sucedió el accidente que dio origen a su famoso mote.

Cuando el comediante decía la línea “Y no se pierdan lo mejor de México Nocturno con Polo”, las cámaras se quedaron congeladas y se repitió la última parte. El error no fue editado y el promocional salió así en la televisión, repitiendo “Polo Polo Polo”.

“Yo lo quería matar (al productor), pero él se fue y yo me fui también. Al llegar al bar en la noche (donde trabajaba), ya habían salido los anuncios por la tele y me comenzaron a fastidiar con ‘Mira, ahí viene Polo Polo Polo Polo” y con eso ya nadie sabía cuántos ‘Polo’ eran hasta que al final quedó en ‘Polo Polo’”, contó el comediante a Chicago Tribune.

Durante décadas, Leopoldo Roberto García continuó su carrera con el apodo de Polo Polo, con el cual era mejor reconocido y aumentó su popularidad gracias a sus chistes de doble sentido y albures hasta convertirse en uno de los comediantes más respetados.