13 de junio de 2024

Inventan el Insabi y ahora lo entierran

A ver si ahora no se amuelan al IMSS

En el 2020, el Gobierno de Morena cambió el modelo de Salud y prometió uno tan eficiente como el de Dinamarca.
Con esa medida, desaparecieron el Seguro Popular, que atendía a millones de mexicanos sin acceso al Seguro Social, y creó en su lugar el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).
Tres años después, en medio de una crisis de desabasto de medicinas y desatención médica, desaparecen el Instituto.

Claudia Salazar y Natalia Vitela / Agencia Reforma

A iniciativa de Morena, la Cámara de Diputados sepultó ayer al Insabi, creado por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador como la institución pública que brindaría atención médica a la población sin seguridad social.

La creación del Insabi provocó el desmantelamiento del Seguro Popular, estrategia de salud que operó en los sexenios de los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón y el priista Enrique Peña Nieto, que contaba con reglas de operación y fondos públicos para su sostenimiento.
«El Insabi nació muerto por un pésimo diseño y una implementación desastrosa», consideró Octavio Gómez-Dantés, experto en Salud Pública. «Ahora la muerte de ese proyecto se formaliza y se transfiere la responsabilidad al IMSS Bienestar.
«Es simplemente el anuncio y la formalización de un fracaso», dijo.
Ayer, con la dispensa de todos los trámites legislativos, la mayoría de Morena en la Cámara de Diputados aprobó la iniciativa de reformas a la Ley General de Salud, a tres horas de haber sido presentada ante el Pleno y con 267 votos a favor, 222 en contra y una abstención.
Actualmente el IMSS atiende a más de 71 millones de derechohabientes. Con la reforma aprobada ayer se le sumarán otras 12 millones de personas, que eran atendidas en el Insabi.
Además, deberá intervenir en la compra de medicamentos que realicen los Estados con recursos federales.
Durante el debate en el Pleno de San Lázaro, el diputado Salomón Chertorivski, de Movimiento Ciudadano, consideró que la desaparición del Seguro Popular ha sido una de las decisiones más graves del Gobierno de López.
«Cuatro años retrocedimos en la esperanza de vida al nacer. Nunca en la historia de nuestro País había sucedido ello», afirmó.
«El gasto de bolsillo en salud aumentó 40 por ciento. Tres mil niñas y niños fallecieron por no tener medicamentos para el cáncer», reclamó el legislador, que fue Secretario de Salud en el último año de gestión de Calderón.
El Insabi transferirá al IMSS Bienestar recursos humanos, presupuestarios, financieros y materiales, así como los inmuebles, derechos y obligaciones, todo ello en un plazo de 180 días naturales luego de publicada la reforma.
En la reforma también se contempla la participación de las Secretarías de la Defensa Nacional y Marina, junto con Pemex y las instituciones de Salud, en la elaboración de un Compendio Nacional de Insumos para la Salud.