17 de agosto de 2022

Columnas Políticas

Sábado 30 de julio de 2022

.

No, Presidente, el periodismo no debe ser exégeta y palero

no me va a decir que Lord Molécula y demás adláteres son Zarco y Mata.

Cuando mi padre fue amenazado por el régimen priista en marzo de 1989 y tuvo que exiliarse -tiempos de Carlos Salinas de Gortari-, decenas de periodistas fuimos despojados de nuestro sustento y miles de ciudadanos perdieron aquel parteaguas del periodismo mexicano que había sido el diario unomásuno, el cual había fundado Manuel Becerra Acosta el 14 de noviembre de 1977, después de que Luis Echeverría perpetrara un golpe en el periódico Excélsior que dirigía Julio Scherer, donde Manuel era subdirector.

En esas duras circunstancias, en las que tipos que ostentaban armas se le presentaban a Manuel para acosarlo (en restaurantes y caminatas a las que era afecto, por ejemplo); en esos días en que el ex militar y ex policía Fernando Gutiérrez Barios era el secretario de Gobernación (imagínese usted: el mismísimo ex comandante de la Dirección Federal de Seguridad con Gustavo Díaz Ordaz); en esos momentos en que tan distinguido caballero veracruzano mandaba a casa de mi padre un día sí y otro también canastas de regalo con una piña y un sobre de café como una extravagante forma de amago (¿qué, lo iban a agarrar a piñazos, a madrazos, y le iban a dar café en calidad de tehuacanazos como forma de tortura?), todo para que entregara el diario y se marchara del país “porque le rompía el hígado al Presidente”, como me dijo uno de sus personeros (conocido en las cloacas de aquel régimen como Ataúd Gutiérrez), alegando que Salinas y Miguel de la Madrid no le perdonaban al diario que hubiera dado a conocer e impulsara el movimiento disidente de Cuauhtémoc Cárdenas (la Corriente Democratizadora) que en 1988 probablemente le ganó la elección presidencial al priista; en esas horas oscuras, antes de partir al exilio, Manuel me dijo:

-El periodismo nunca debe ser apologista de un gobierno, a menos de que se trate de una revolución para derrocar a una dictadura.

Yo tenía casi veintiséis años (cumplía siete de haber empezado a trabajar en el periodismo) y me quedó claro que así tenía que ser la vida periodística, costara lo que costara: bajo ninguna circunstancia los periodistas debemos ser exégetas de ningún gobierno.

Jamás.

El periodismo, además de informar lo que acontece, debe estar consagrado a revisar, auscultar, pesquisar y analizar todas las actividades de los poderes, tanto los legales como los fácticos y criminales.

Los periodistas no debemos ser voceros ni jilgueros de ningún gobernante. Los periodistas no debemos recibir embutes -chayos- de ningún funcionario, de ningún gobierno, de ningún poder, de nadie.

Los periodistas no debemos ser porristas ni aduladores porque perdemos el equilibrio y entonces dejamos de ser periodistas para ser… aplaudidores, animadores, lambiscones, besucones de manos poderosas.

Ser activista está bien, ser vocero también, pero mientras andes en eso no me digas que tienes el balance que se requiere para ser periodista porque sabes que mientes.

Los afines al poder en turno, esos miles de simpatizantes en las redes -o fueras de éstas- que fanatiquean por quien gobierna podrán decirte “periodista comprometido”, o presentarte como “periodista amigo y afín”, pero tú y yo sabemos que en este momento no lo eres, o qué, ¿te vas a atrever a criticar al Presidente, a sus funcionarios y a su partido?

Exacto: no. Ni con medio tuit, porque ya de una oración escrita o una frase en video, ni hablemos.

Eres lisonjero. Por tanto, no eres periodista. Hoy, no.

Y quienes hacían genuflexiones ante Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, y abrían sus carteras para recibir billetes sucios provenientes del chayoterismo oficial, tampoco eran periodistas: eran gacetilleros pagados, regularmente pagados, o millonariamente pagados, pero se postraban de hinojos, y no es agravio, es retrato hablado de ustedes.

El lunes pasado, Andrés Manuel López Obrador, que cuando fue opositor zarandeó siempre a quienes se hacían llamar periodistas pero que en realidad eran focas aplaudidoras de priistas y panistas, dijo en su conferencia mañanera que sí, que siempre sí se vale ser palero (porque él gobierna, claro) y para ello citó las excepciones de Francisco Zarco con Benito Juárez y Filomeno Mata con Francisco I. Madero.

Perdón, Presidente, con todo respeto, y aunque eso caliente, yo sí voté por usted, pero… usted no es Juárez, tampoco Madero (ni lo era antes de los comicios presidenciales del 2018 ni lo es ahora, lo siento), ni estamos en una revolución después de una dictadura militar (vivimos una sana alternancia y usted llegó al poder a través del voto, no de las armas insurgentes), y no me va a decir que Lord Molécula y demás adláteres son Zarco y Mata.

Ahora sí que no somos iguales, ¿eh?

Vamos poniendo las cosas en su justa dimensión, ¿sí?

Digo. 

Bajo Fondo

Obviamente que el Presidente no lee esta columna, lectora-lector, sería un vergonzoso viaje de ego pensar que así sucede. Asumo que a él, como a todos los presidentes mexicanos, le filtran los textos y sus colaboradores solo le dan los más lindos artículos sobre la 4T y le proporcionan resúmenes de los más virulentos teclazos contra él, para que, en algún momento que considere pertinente desviar la atención de problemas serios, arremeta contra esas personas. No obstante, hago este juego como si yo estuviera en su mañanera y respondiera a sus aseveraciones porque es un divertimento ilustrativo de su forma de pensar.

Dijo el Presidente el mismo lunes:

-Cuando veo que (periodistas) hablan de que son independientes me dan desconfianza. Puede ser que sean independientes del pueblo, no del poder.

-Presidente, usted es el poder. Y sí, Presidente, hay periodistas que ni estamos con usted ni estamos con aquellos que lo detestan y lo critican desde el hígado. Sana distancia con ambos. De lejecitos, ¿sí? Usted y los suyos nos golpean verbalmente y sus más agrios (y agriados) críticos hacen lo propio. Los extremos se tocan, proceden de la sinrazón, del dogma. Ya entiendan: hay quienes no vamos a estar, en términos periodísticos, ni con uno ni con los otros. Amamos nuestra libertad y eso no es negociable, nos presionen cuantas veces nos presionen.

El Presidente:

-Porque, es como el mundo al revés, los más corruptos, que siempre han estado sometidos al poder, ahora les llaman paleros a los que defienden el proceso de transformación. (…) Es bueno saber que el periodismo en época de transformación no puede estar en las medias tintas, no hay término medio, y estamos viviendo un proceso de transformación.

-Presidente, los primeros, los del anterior régimen que se dedicaban a adular y recibían dinero del poder por hincarse, eran corruptos (o siguen siendo corruptos), y los segundos, los que se dicen periodistas y lo halagan a usted sin pudor, son paleros (con o sin chayo franciscano). Punto. Sí, sí hay medias tintas, aunque eso también caliente: es la libertad de criticar a quien se nos dé la gana (a usted y los suyos, a los otros y sus patrones), aunque usted y sus adversarios estén igual de enojados y lleven tres años y medio ofuscados con nosotros, con los raros, los anormales que osamos alejarnos de su mundito binario. Y, Presidente, perdón pero eso de “conmigo o contra mí”, qué le digo, suena muy facho. Pida por ahí en Palacio Nacional un libro de historia de Italia en los años 30 y 40 del siglo pasado y va a encontrar en espejo. Quizá Jesús, su vocero, le pueda conseguir uno de esos libros. O Marcelo.

AMLO:

-Pero, además, no nos conviene quedar bien con ellos (con los periodistas críticos). ¿Por qué no nos conviene? Y en esto sí voy a ser materialista, porque nos cuesta, y yo prefiero que tengan los jóvenes becas a pagar publicidad, o (pagar para que) me apoyen y que yo les tenga que dar contratos en donde me van a cobrar dos, tres, cuatro, cinco, diez veces más de lo que vale una obra y a cambio de eso sus conductores de radio y de televisión van a estar diciendo: “Ya bajó de peso el Presidente, ya no tiene canas, ya no tiene el pelo como un algodón, ya habla de corrido, ya no se come las ‘s’, yo creo que ya está empezando a hablar inglés, ¡Ay, pero qué sentido del humor poner a Chico Che!’.”

-Presidente, usted se volvió José López Portillo: “No pago para que me peguen”, espetó el ex presidente priista cuando se incomodó con la prensa crítica. No me diga que había olvidado de ese pasaje…

Le digo, lector: ya en el poder, todos son iguales; o al menos, cómo se parecen, carajo. (Juan Pablo Becerra-Acosta M., El Universal, Nación, p.8)

 .

.

Un país de víctimas

LINOTIPIA / Peniley Ramírez

Conocí a Sochil Martin hace unos años en la Ciudad de México, cuando entrevisté a su esposo Sharim Guzmán. La pareja había viajado desde Estados Unidos para exigir al Congreso mexicano que se investigaran los crímenes de Naasón Joaquín, el líder de la iglesia La Luz del Mundo. Sochil denunciaba cómo Joaquín abusó de ella y otras personas en la iglesia. Yo reportaba su testimonio para un documental sobre La Luz del Mundo, que hacíamos en la unidad investigativa de Univision.

Queríamos entender cómo funcionaba la iglesia, cómo ocurrían los abusos, cómo los ocultaban y por qué las víctimas resistieron por años antes de atreverse a contar sus historias. Para comprender la historia, en mi equipo leíamos documentos judiciales, revisábamos registros financieros y buscábamos víctimas que confirmaran si Joaquín abusó de sus fieles. Este año, él se declaró culpable ante la Fiscalía de California.

Aquella tarde soleada en la capital de México pregunté a Sharim, el esposo de Sochil, los detalles de los abusos y la huella que dejaron en su familia. Ella estaba sentada detrás de mí. Escuchaba. En algún momento, Sochil comenzó a intervenir. Añadía detalles, precisaba fechas y nombres. Quería hablar y yo quería escucharla, aunque sabía que teníamos suficientes detalles de su historia con los documentos y las entrevistas que había dado anteriormente.

No quería revictimizarla, al preguntarle todo otra vez. Pero ella tenía claro que hablar de sí misma era un modo de proteger a otras mujeres de sus abusadores. Así me dijo, cuando le pregunté por qué revivía su caso. Ese día, descubrí que Sochil y yo tenemos la misma edad. Nunca lo dije, pero aquella coincidencia me persiguió durante meses, incluso después de que el documental salió al aire. Me preguntaba cómo habría sido mi propia vida, quién sería yo, si en mi infancia mi familia me hubiera expuesto a un adulto que me abusara, como le ocurrió a ella. Escucharla me ayudó a expiar las violencias que he vivido y que también me han marcado.

Esta semana, el documental de La Luz del Mundo fue nominado al Emmy, el máximo premio de periodismo en la televisión de Estados Unidos. Mi colega Isaías Alvarado -coautor de la investigación- publicó la noticia de que estamos nominados, con un agradecimiento al valor de las víctimas que nos confiaron sus casos. Regresé a aquel momento, cuando Sochil revivió su tragedia para ayudar a quienes aún no pueden hablar.

En un país de víctimas, como México, los periodistas nos enfrentamos frecuentemente al dilema de la revictimización. Por una parte, sabemos que los detalles más crudos, los más singulares, son los que harán que nuestras audiencias recuerden las historias. La indignación impulsa los cambios. Pero también entendemos que esa búsqueda casi arqueológica del espanto deja huellas profundas en nuestras fuentes, y en nosotras, que vamos por la vida excavando en el horror y sacándolo a la calle para que todo el mundo lo vea.

Entrevistamos a víctimas de violencia familiar y del Estado, a chicos que han sido criminales antes que adultos, a madres que viven con temor de que si algo les pasa nadie buscará a sus desaparecidos, o exigirá justicia. Es cierto: cada vez que hacemos a nuestras fuentes contar sus historias, las colocamos nuevamente en la situación que vivieron.

Hace poco, una periodista a quien admiro dijo que las historias que nos hacen cerrar los ojos son las que tenemos que contar. Cada reconocimiento es una oportunidad de visibilizarlas nuevamente. Por eso la nominación al documental sobre La Luz del Mundo me permite hablar otra vez de lo que vivió Sochil y otras víctimas de esa iglesia. Al investigar, los periodistas también nos exponemos a revivir nuestras heridas. Deberíamos compartir más frecuentemente, y con más sinceridad, que los dolores de quienes entrevistamos también viven con nosotros, mucho después de que ponemos a un texto el punto final. 

@penileyramirez

.

.

El golpe

Jorge Volpi

Todos lo vimos: aquel 6 de enero de 2021, una multitud enfebrecida irrumpió violentamente en el Capitolio, convencida de que alguien -los rusos, los venezolanos, los cubanos, teorías tan probables como que fueran los alienígenas- le había arrebatado la victoria a su candidato. Entretanto, muy cerca de allí, el Presidente, que había convocado la protesta con un tuit que terminaba con las palabras «será salvaje», se limitaba a desoír, desautorizar e insultar a los colaboradores que lo impulsaban a pronunciarse y detener el atropello, miraba los canales de televisión y contenía sus impulsos de salir de su despacho a encabezar directamente la asonada.

Lo ocurrido aquel día fue, sin la menor duda, un intento de golpe de Estado en toda regla: Trump llevaba semanas azuzando a sus fanáticos con toda suerte de teorías de la conspiración, desprovistas del menor fundamento, según las cuales los demócratas habían operado un gigantesco fraude electoral para apartarlo del poder. Cada una de estas afirmaciones sonaría demencial, casi imposible en la historia reciente de Estados Unidos -un país envanecido con su tradición democrática-, de no ser porque Trump llevaba cuatro años minando día tras día, mediante una catarata de tuis y mentiras -el medio y el mensaje-, el conjunto del discurso político estadounidense.

La suya fue una meditada labor de zapa: mientras ocupó la Casa Blanca, se dedicó consciente y perversamente a sabotear los pilares del sistema: cada una de sus incontables falsedades, de los miles y miles de exabruptos, descalificaciones, burlas y engaños, tenía una sola mira: destruir por completo los límites entre la verdad y la mentira, deslavar cualquier rigor y cualquier control a sus invectivas, establecer un ambiente retórico en donde fuera posible decir cualquier cosa sin consecuencias. Eso que hemos llamado torpemente posverdad fue una decisión calculada: una eficaz maniobra para destruir la democracia desde dentro.

El objetivo era instaurar entre sus seguidores una realidad alternativa, formada solo a fuerza de palabras: Goebbels 2.0, trasladado al tiempo de las redes sociales y su necesidad de monetizarlo todo. Poco a poco, consiguió su meta: millones de ciudadanos, que hasta hacía poco eran capaces de distinguir ciertas fronteras de lo real más allá de su conservadurismo, fueron contaminados por este pernicioso virus que los llevó a suspender o borrar cualquier capacidad autocrítica. Semejante operación -transformar ciudadanos más o menos conscientes en zombis- fue el mayor logro de Trump en sus cuatro años en la Presidencia.

Una vez llegado a ese punto, en el que una masa suficientemente grande -jugando con los términos científicos: una masa crítica- se retroalimenta a sí misma, desoye toda razón externa y se concentra solo en expandir y reiterar el mensaje de su líder y de sus acólitos -gracias al eco de cientos de medios conservadores y evangélicos a su servicio-, las posibilidades de conducirla a cualquier lugar, incluso al crimen, se tornan altísimas. Lo constatamos con el nazismo y el comunismo y con cada régimen que ha invertido las nociones de ética y verdad: así como los alemanes llegaron a creer que lo correcto era asesinar judíos, los seguidores de Trump asumen que repetir sus mentiras significa decir, por el contrario, la verdad. De allí que fuese él quien sin tregua denunciase las fake news: para camuflar, justamente, las suyas.

Aunque frenada in extremis -al final tanto el vicepresidente como el sistema lograron resistir-, la conjura ha tenido ya una fortuna perdurable: hoy controla la Suprema Corte y se prepara para 2024. Lo que más sorprende de los informes de la Comisión del 6 de Enero es la incapacidad de la democracia estadounidense -y por ende, de cualquiera- para resistir. Confiados y autocomplacientes, los medios críticos y las instituciones se quedaron paralizados, permitiendo una erosión que no acaba. Si Trump no es acusado penalmente, puede volver a culminar la destrucción; si algo se lo impidiera, queda el trumpismo sin Trump. El golpe aún puede tener éxito.

.

.

Templo Mayor

PARECE que cada vez que Andrés Manuel López Obrador quiere hacer su muy presidencial voluntad y saltarse las trancas legales, recurre al argumento de declarar las cosas como “de seguridad nacional”.

LO HIZO para blindar la construcción del AIFA y la refinería de Dos Bocas y lo repitió hace unos días para imponer la continuidad de las obras del Tren Maya aun en contra de fallos judiciales.

Y AYER se sacó de la manga el mismo recurso en el tema de la sequía en Nuevo León para obligar a que quienes tienen concesiones otorgadas por la Conagua entreguen el líquido al son que les toquen desde Palacio Nacional.

PÉSIMA señal para los ya de por sí acalambrados inversionistas nacionales y extranjeros que están viendo cómo el gobierno les puede cambiar la jugada en cualquier sector, de un día para otro y sin decir ni ¡agua va!

-…-

RESULTA muy curioso, por decir lo menos, el diferente rasero que se aplica en el SAT, que encabeza Raquel Buenrostro, para cobrar multas y créditos fiscales a empresas.

A LA constructora brasileña Odebrecht, cuyos ejecutivos confesaron haber sobornado a funcionarios mexicanos, le avisaron que ya no les van a cobrar una multa por más de mil millones de pesos porque así lo dispuso un tribunal y ni modo.

EN CAMBIO, a la compañía mexicana Alsea le quieren cobrar dos veces por una operación de compra de restaurantes a Walmart que se concretó en 2014 y por la que, aseguran, ya se pagaron los impuestos correspondientes. Bien raro, de verdad.

-…-

VAYA PAPELÓN hizo el jueves la subsecretaria de la SRE Carmen Moreno Toscano en una recepción a la que convocó la embajada de Polonia en México con motivo de la visita del viceministro de Relaciones Exteriores, Marcin Przydacz.

MIENTRAS el diplomático polaco dijo que no hay tema más relevante que la invasión de Rusia a Ucrania, la mexicana ni mencionó el conflicto y se lanzó a hablar de la importancia de ampliar las relaciones comerciales entre ambos países.

TODO INDICA que en el equipo de la Cancillería tienen otros datos y otras prioridades. ¿Dónde será el siguiente mitin de Marcelo?

-…-

UNA BUENA: las utilidades de Pemex subieron 800 por ciento por el alto costo del petróleo a nivel internacional.

UNA MALA: ese dinero se está usando para subsidiar las gasolinas, un gasto que ya supera los 31 mil millones de pesos.

UNA PEOR: dicen en la SHCP que no pasa nada, al cabo que para eso tienen 160 mil millones de pesos de ingresos excedentes para mantener la promesa presidencial de que no habrá “gasolinazos”. Total, como a la 4T le sobra el dinero, se da el gusto de subsidiar el calentamiento global y la contaminación. (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p.8)

.

.

Trascendió

Que tres senadores marcaron su raya con el proceso interno morenista. Ricardo Monreal se desmarcó de la elección de 300 consejeros por la exclusión de algunos miembros, sobre todo de fundadores, y Bertha Caraveo, aliada de Marcelo Ebrard, llamó a sus compañeros de partido a que hagan caso de la petición presidencial a servidores públicos que quieran contender para que pidan licencia o renuncien a fin de que haya “piso parejo”. En tanto, Armando Guadiana pidió preservar la unidad del partido porque, dice, el enemigo está afuera, no dentro.

Que hablando de los guindas, después del debate sobre los eventuales actos anticipados de campaña, el canciller Marcelo Ebrard desistió de hablar sobre la sucesión y dijo: “Hoy es viernes. Mañana le digo con todo gusto, porque hoy estoy en día de trabajo”. Eso sí, adelantó que el domingo él sí participará en la elección interna de Morena, como también Claudia Sheinbaum, quien conformó que lo hará en Tlalpan e incluso expresó un voto de confianza para la dirigencia nacional.

Que en todo caso la cosa está tan caliente con la elección que a un día de que iniciaran las asambleas distritales algunos militantes de Morena publicaron un manual para cazar mapaches electorales ante la proliferación de denuncias de irregularidades como compra de votos, acarreos e incluso uso de recursos públicos en favor de algunos grupos, documento en el que enlistaron una serie de acciones con el fin de evitar “el asalto de su partido por el viejo régimen”. Hágame usted el favor.

Que mientras por la mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador presumía, con base en el Inegi, que “por segundo trimestre tenemos ya 2 por ciento de crecimiento en relación con el anterior”, por la tarde la Secretaría de Hacienda, que encabeza Rogelio Ramírez de la O, dio a conocer que ajustó a la baja su estimado de PIB 2023 para pasar de 3.4 por ciento a 2.4, muy lejos, por lo demás, del pronóstico inicial de 4.1 en el paquete económico. (Milenio, Al Frente, p.2)

.

.

Bajo Reserva

Presidencia sí ha comprado vehículos nuevos

Al anunciar la llegada de la “pobreza franciscana” en el gobierno federal, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha asegurado que desde el inicio de su gobierno, Presidencia de la República no ha comprado ningún vehículo. Sin embargo, nos indican, hay un contrato público que tiene otros datos. Nos hacen ver que la licitación AD-011-019-20 detalla que, en noviembre de 2020, la dependencia federal compró una camioneta con un valor de 721 mil 600 pesos. El documento señala que el contrato de compraventa fue firmado por la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales de la Oficina de Presidencia, y está registrado con la referencia “Adquisición de vehículo terrestre automotor para servicio de la oficina de Presidencia de la República”. ¿Será que alguien no le informó al Ejecutivo federal?

Éxodo de youtubers de la mañanera al Senado

Nos cuentan que los llamados youtubers que participan como supuestos reporteros en las conferencias mañaneras del Presidente, están buscando nuevos nichos de oportunidades de negocios y con ese fin han iniciado su éxodo hacia el Senado. De hecho, nos hacen ver que al menos una decena ya acuden a las sesiones de la Comisión Permanente del Congreso, hacen quórum y hasta preguntan en las conferencias de la bancada de Morena y están exigiendo espacios en la improvisada sala de prensa, así como un lugar VIP para que realicen sus transmisiones vía redes sociales, entre otros temas. ¿La pregunta es quién los recomendó o mandó de Palacio Nacional a la Cámara Alta?

Resbalón de morenista que salvó a Alito

Nos hacen ver que en esta ocasión las bancadas de Morena y aliados no lograron hacerle vacío al líder del PRI, Alejandro Moreno, en la Comisión de Gobernación que preside en San Lázaro, ya que con apoyo de la oposición juntó el quórum para la sesión de la junta directiva. Uno de los asistentes, vía zoom, fue el diputado de Morena, Vicente Onofre, quien tras el resbalón salió de la sesión, pero su reflejo llegó demasiado tarde porque ya se había registrado su asistencia. Fue tal el enojo que enfrentó de sus compañeros de grupo parlamentario, que horas más tarde, por órdenes del coordinador Ignacio Mier, se comunicó la baja del diputado de dicha comisión. Un descuido que le salió muy caro, nos comentan.

Cuates y cuotas en el portal de transparencia

Al igual que CompraNet, el Portal Nacional de Transparencia reporta fallas que lo hacen casi inservible. Nos cuentan que la comisionada presidenta del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, Blanca Lilia Ibarra, despidió desde hace ya varios meses a todo el personal que estaba a cargo de esa página electrónica y llamó a gente cercana a ella y al gobernador zacatecano, David Monreal. Pero tal parece que su gente no ha dado resultados para poder echarlo a andar como se debe. Cumplieron con los cuates pero no con las cuotas… de eficiencia. (El Universal, A 2., p.2)

.

.

Sacapuntas

Giro el relección con la OEA

En lo que muchos interpretaron como un giro del gobierno de López Obrador en su relación con la Organización de Estados Americanos, México asumió esta semana la presidencia del Comité Interamericano contra el Terrorismo, para el periodo 2022-2023. La subsecretaria de Relaciones Exteriores, Martha Delgado, recibió el cargo y agradeció la confianza del organismo con sede en Washington, al que apenas en junio calificaban como intervencionista y hasta pedían su desaparición. 

Se la cobra Ignacio Mier 

Caro le costó al diputado morenista Vicente Onofre Vázquez participar en la sesión de la Comisión de Gobernación, que preside Alejandro Moreno. Su líder de bancada, Ignacio Mier, pidió darlo de baja de esa comisión, pues su asistencia dio el quórum necesario (8 de los 15 integrantes) y quebró el bloqueo que Morena aplicó al priista en tres sesiones anteriores.

Cazando mapaches 

De pronóstico reservado lo que ocurrirá hoy y mañana con la elección de 300 congresistas de Morena. Además de que Ricardo Monreal anunció que no participará, la Convención Nacional Morenista, que lidera John Ackerman, lanzó cazamapaches a detectar acarreos, compra de votos y otras irregularidades. Todo indica que será un proceso cuestionado.  

¿Quién pompó? 

Y a todo esto, aún sigue la duda sobre quién pagó los gastos del líder del PRD en la Cámara de Diputados, Luis E. Cházaro, en su viaje de principios de julio al Everest. Más allá de la foto que él mismo difundió en la cima de esa montaña, en Asia, no ha dado a conocer si fue con recursos propios o, como algunos ya sospechan en San Lázaro, se trató de turismo legislativo.

Ayuda texana 

Además de cabildear con el gobierno federal para resolver la escasez de agua en Nuevo León, el gobernador Samuel García echó mano de sus contactos en EU: el alcalde de Brownsville, Texas, Juan Trey Mendez III le mandará 40 pipas para distribuir el líquido entre la población. Y el secretario de Medio Ambiente, Alfonso Martínez Muñoz, ya está supervisando los envíos. (El Heraldo de México, La 2, p.2)

.

.

Kiosko

Incomodó la visita de Adán Augusto a Juárez

Desde Chihuahua nos platican que la visita a Ciudad Juárez del secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández (Morena), dejó los ánimos muy encendidos, porque comentó que a él le hubiera gustado que el candidato a gobernador en el pasado proceso electoral hubiera sido el ahora alcalde juarense Cruz Pérez Cuéllar (Morena), “pero se la robaron (la candidatura) sus compañeros a la mala”. Nos detallan que sus dichos cayeron como balde de agua fría y “el saco se lo puso” el abanderado morenista a gobernador Juan Carlos Loera de la Rosa, quien reviró que por eso don Adán “sólo será una corcholata más en el tablero de la elección del candidato presidencial de Morena”. ¡Ouch!

Ombudsperson ¿de casa?

La que llegó con “tufo” a imposición en Jalisco, nos comentan, fue la nueva titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos del estado, Luz del Carmen Godínez González. Nos relatan que la convocatoria del Congreso estatal establecía que los aspirantes tenían que haberse separado de cualquier cargo público al menos dos años antes del proceso, pero doña Luz, al momento de su designación, aún era funcionaria en activo del gobierno de Guadalajara, por lo que colectivos y defensores de derechos humanos han repudiado su nombramiento y alertan que la comisión se convertirá en una defensoría obsoleta que no se moverá sin la autorización de las autoridades a las que supuestamente debe vigilar. Lamentable.

En sus marcas, listos…

Donde tienen listos a “sus gallos” para contender por la dirigencia local de Morena, nos platican, es en Morelos, pues dos grupos dominantes pelean la posición. Por un lado, nos detallan, está Ulises Bravo Molina, exdirigente estatal del PES y hermano del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo (PES), y por el otro lado estará Miguel Lucia Espejo, hombre de todas las confianzas de Rabindranath Salazar Solorio, actual coordinador general de Política y Gobierno de la Presidencia. Nos explican que no es cosa menor, pues quien se quede con la posición tendrá cierta ventaja en la elección del abanderado morenista a la gubernatura en 2024, y tanto don Cuau como don Rabindranath tienen sus planes. ¡Qué tal! (El Universal, Estados, p.13)

.

.

Rozones

La atención sobre Conagua

Decisión relevante, nos comentan, la que tomó ayer el Gobierno federal para atender el problema de la crisis hídrica en Nuevo León y que ameritó que, en el Diario Oficial de la Federación, se declarara la emergencia como de seguridad nacional y se diera la orden de que la Conagua tome el control de las concesiones de agua entregadas a privados para que el líquido se use para fines domésticos y del público urbano. En la mañanera de ayer no estuvo presente el mandatario estatal emecista Samuel García, pero sí el director de Conagua, Germán Martínez Santoyo, hacia quien virarán los reflectores que han estado sobre el problema, pues su dependencia será la encargada de instrumentar la decisión firmada ayer por el Presidente y que tendrá una vigencia de seis meses. Vaya responsabilidad.

EL MORENISTA MÁS FAMOSO

Nos cuentan que el diputado más famoso ayer fue el morenista Vicente Alberto Onofre, gracias a quien la Comisión de Gobernación y Población que preside el también dirigente del PRI, Alejandro Moreno, consiguió sesionar, a pesar de enfrentar un boicot de la bancada guinda. Onofre se hizo famoso primero por pasar lista, con lo que Alito logró el quorum con el cual podría descontar el día a los guindas que le hicieron vacío aunque, por sus dichos, estaría en la idea de tramitar la baja de esos legisladores. Onofre fue famoso en un segundo momento cuando, un oficio enviado por órdenes del coordinador de su bancada, Ignacio Mier, llegó a la presidencia de la Cámara de Diputados anunciando su baja de la comisión, implicando ello la pérdida de recursos y reflector. Uf.

PIDEN EXPLICACIONES A NARRO

Y hablando de temas parlamentarios, el que sigue sumando llamados y exhortos para que dé a conocer lo que sabe sobre el caso de los dos marinos que le fueron asignados como escoltas por la alcaldesa de Acapulco, Abelina López, pero tras esa comisión se encuentran desaparecidos, es el senador José Narro Céspedes. Ahora fue la bancada del PRI la que advirtió que esta situación “nos obliga a cuestionar y pedir una explicación de en dónde se encuentran estos elementos de nuestras Fuerzas Armadas, con qué atribuciones se les designó la tarea para custodiar al senador y por qué se hace uso discrecional de los elementos de las Fuerzas Armadas para funciones distintas a las establecidas por la Constitución, y más aún ante un discurso reiterativo de austeridad por parte del gobierno de Morena”. La falta de explicación de Narro, nos comentan, está provocando que el problema crezca y que con ello se vea afectado su interés de presidir el Senado.

CHOQUE DE REALIDADES

Y la entidad que vive con focos rojos encendidos de manera permanente y en un choque de realidades es Zacatecas. Y es que ayer, antes de mediodía, instituciones de seguridad contabilizaban ya seis asesinatos. En la capital, por ejemplo, fueron hallados los cuerpos de tres hombres con impactos de armas de fuego, mientras en el municipio de Pánuco fueron encontrados otros tres. Las disputas entre grupos del crimen organizado no dan tregua al gobierno que encabeza el morenista David Monreal, quien por cierto, ayer mismo dio arranque al Programa de Seguridad de Verano para, según publicó en las benditas redes, ofrecer “el resguardo de las y los zacatecanos, así como de visitantes que ingresen al estado. Vamos a vigilar las vías de comunicación para brindarles tranquilidad”. Uf.

AGENDAS APRETADAS

Y nos comentan que quien no para y desahoga agendas muy apretadas es el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro. Sólo ayer tuvo media docena de actividades en el sur de la entidad: presentó el modelo de conectividad marítima de la costa de Jalisco, supervisó las obras de construcción del Hospital Comunitario de La Huerta, entregó la calle La Rivera, en Puerto Vallarta, que fue totalmente destruida por el huracán Nora y también el nuevo laboratorio de salud pública de ese municipio. Por la noche abrió el Congreso de la Industria de la Alta Tecnología de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información en donde señaló que Jalisco ha sabido romper con la inercia nacional y apostarle al futuro con creatividad.

QUE NO PASA NADA

A quien ayer vieron intentando aplicar aquello de la “fuga hacia adelante” fue a Mario Delgado, dirigente nacional de Morena. Y es que, nos comentan, militantes de ese partido, inconformes con el proceso de elección de congresistas, quienes han señalado la existencia de viejas prácticas, lamentaron que en vez de obtener un compromiso de enmienda, su dirigente apareciera en un video afirmando que lo del domingo será una “gran fiesta democrática en nuestro movimiento”. En sus redes, Delgado también afirma que “vamos a elegir de manera libre y democrática” a quienes irán al congreso de Morena. Lo hizo unas horas después de que el senador Ricardo Monreal de plano anunciara que no va a participar tras advertir la exclusión de la que están siendo víctimas fundadores del movimiento. Uf. (La Razón, la 2, p.2)

.

.

Arsenal

Choque entre corcholatas y exclusión de militantes en Morena

En Morena se perfila un choque de corcholatas, una lucha entre facciones; exclusiones e intolerancia a lo largo del proceso hacia la elección del candidato presidencial. Lo vemos a poco menos a un año, 10 meses y algunos días de la elección del sucesor de AMLO. Este fin de semana se elegirán 3 mil consejeros estatales –10 por cada uno de los 300 distritos– que irán al congreso nacional de mediados de septiembre.

Allí se aprobará un método para “elegir” candidato o candidata: encuestas. Pura simulación. En voz baja, los morenistas confiesan que sólo un voto cuenta: el del gran elector.

Aun así se escuchan fuertes protestas por la intolerancia de los radicales hacia los moderados.

El mismísimo senador Ricardo Monreal, quien no alcanzó la categoría de corcholata, porque el Presidente no lo destapó, ya anunció que no va a participar en ese proceso de elección de los consejeros estatales. Dice que tiene “vicios de origen”.

“Está ya muy prefigurada la resolución y el resultado de este proceso. Por eso decidí no participar, pudiéndolo haber hecho de la alcaldía Cuauhtémoc o de mi tierra donde nací: Zacatecas”, explicó el senador.

Hay militantes, como Alejandro Rojas Díaz Durán, que se quejan de que unilateralmente los rasuraron del padrón, junto con Gibrán Ramírez. Ambos son afines a Monreal.

Los sacaron sin que exista un proceso de expulsión o suspensión de derechos, sino únicamente el criterio arbitrario de las dirigencias.

Mario Delgado, presidente, y Citlalli Hernández, secretaria general, no muestran tamaños para sacar adelante, sin sobresaltos, el congreso nacional del partido más importante de México.

Ya el presidente López Obrador dio el manotazo en la mañanera del pasado jueves:

“Y que si llegan ahí con ‘traigo línea, yo soy el bueno’, responde: ‘Sí tú eres el bueno, tú vas a pasar a la historia, pero al basurero de la historia’.

“‘Es que, mira, aquí tengo yo foto con Andrés Manuel, mi compañero, mi amigo, jugamos canicas juntos’. Pues sí, puede ser, pero eso no cuenta. Y no hay dedazo…”.

Eso de que no habrá dedazo está por verse. Por lo pronto, hasta el muy disciplinado Marcelo Ebrard, vía un grupo afín, que coordina la senadora Malú Mícher, pide “piso parejo”, algo que le pareció “ofensivo·” a López Obrador.

Malú Mícher, portavoz del movimiento que apoya a Ebrard, ha solicitado al presidente de Morena, Mario Delgado, una reunión con todos los aspirantes a la candidatura presidencial del partido para acordar mecanismos ordenados, equitativos y justos”.

Y es que los marcelistas hicieron público un posicionamiento, el pasado 24 de julio, en el que manifiestan “gran preocupación” por las acciones de promoción personal que favorecen, sin decirlo, a Claudia Sheinbaum y a Adán Augusto López Hernández.

Estas acciones, aseguran, implican el uso de recursos materiales y humanos, que no sólo atentan contra la equidad, sino que llegan a potenciales irregularidades.

A eso hay que agregar el favoritismo del gran elector hacia la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, y a Adán Augusto, el supuesto plan B.

Este último, secretario de Gobernación, no oculta su valemadrismo frente a las leyes. Dijo que no le importan las sanciones que le pueda imponer el INE debido a realizar proselitismo “porque ya lo van a desaparecer los diputados con la reforma electoral”.

Agregue la simulación, disfrazada de democracia, que hasta los morenistas ven, pero que el presidente del partido, Mario Delgado, niega con vehemencia. “Sabemos que cuando hay piso parejo, no hay que andar echando tanto brinco”, dijo en referencia a Monreal.

*Navegando por internet me topé en Twitter con un video de Miguel Ángel Alba Díaz, obispo de Baja California Sur, en el que se pregunta:

“¿Qué esperábamos en 2018, cuando masivamente salimos a votar por un proyecto de transformación y qué nos han dado?

“Esperábamos –dijo– que hubiera más igualdad, que disminuyera la pobreza, que hubiera oportunidad de estudio y de trabajo digno para las nuevas generaciones, que hubiera seguridad en nuestras calles, ciudades, plazas y campos.

“Yo no quería un sistema médico como el de Dinamarca, pero sí quería algo que funcionara. A veces recibimos desilusiones y desencantos. Ya no nos alcanzan los abrazos para tantos balazos que recibimos”.

*Se la dejo como reflexión antes de irme de vacaciones. Regreso a la chamba el 15 de agosto. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional,p.4)

.

.

Cárcel por cantar en Cuba

No hay nada más patético y vergonzoso que una dictadura intente silenciar una canción. Como en Cuba. Desde que salió la canción “Patria y Vida” a principios del 2021, el régimen de la Habana ha tratado de censurarla. Pero una cosa es prohibir que salga en la radio y la televisión oficial, y otra muy distinta es tratar de erradicar un canto de lucha que tararean en su mente muchísimos cubanos. Eso no pueden hacerlo. Ni podrán.

Nada más tentador que lo prohibido. Basta que un gobierno diga que algo no se puede oír para buscarlo. Estas son algunas de las estrofas que han hecho temblar al régimen cubano:

“No más mentiras / Mi pueblo pide libertad, no más doctrinas / Ya no gritemos patria o muerte sino patria y vida / Y empezar a construir lo que soñamos…

“Que no siga corriendo sangre / Por querer pensar diferente / ¿Quién les dijo que Cuba es de ustedes? / Si mi Cuba es de toda mi gente”.

La dictadura cubana no puede meter a una canción a la cárcel. Pero sí puede encarcelar a uno de sus coautores, Maykel Castillo, mejor conocido como “El Osorbo”. “El 18 de mayo (del 2021) agentes de seguridad se presentaron en su domicilio y lo detuvieron. Está detenido en la prisión provincial de Pinar del Río por cargos de ‘atentado’, ‘resistencia’, ‘evasión de detenidos’ y ‘desórdenes públicos’”, según denunció Amnistía Internacional.

Y todo por cantar una canción. May-kel fue enjuiciado y sentenciado a nueve años de cárcel, según informó la Fiscalía General de la República de Cuba.

Cantar en Cuba es peligroso. Y poner algo en tus redes sociales que no le guste a la dictadura también te puede llevar a la cárcel. El artista visual Luis Manuel Otero también fue sentenciado -a cinco años de prisión- por utilizar la bandera nacional como prenda en un acto artístico en sus redes sociales, según reportó el diario español ABC.

La represión en Cuba se ha incrementado desde las protestas prodemocracia del 11 de julio del 2021. Así lo reportó Amnistía Internacional: “Tras las protestas pacíficas celebradas en toda la nación, las autoridades cubanas, con el presidente Díaz-Canel a la cabeza, han intensificado una política de represión, aplicada durante décadas, que criminaliza la protesta pacífica y encarcela y maltrata a personas cubanas de toda condición solo por expresar sus opiniones”.

Unas 700 personas siguen detenidas tras las protestas del 11 de julio del 2021, según la organización Cubalex. Imposible confirmar de manera independiente cuántos son. Pero lo que sí sabemos es que Maykel está encarcelado y que su hija de siete años de edad, Jade de la Caridad, está pidiendo públicamente su liberación. Ella apareció en un video que hizo público (en la Cumbre de las Américas en Los Ángeles) el cantante Yotuel, otro de los coautores de “Patria y Vida”.

“Señores de la Cumbre, jefes de Estado, aunque no los conozca desde Cuba, quiero hablarles sobre mi papá”, se escucha a Jade de la Caridad, mientras ve directamente a la cámara del celular. “Está preso solamente por cantar una canción y no ha hecho nada. Por favor, ¿me pueden ayudar a liberarlo? Lo quiero mucho y lo extraño”. ¿Cómo puede vivir tranquilamente una niña de siete años en Cuba luego de saber que a su papá lo arrestaron solo por cantar una canción?

“No sabemos cómo salir (de la dictadura) pero sabemos cómo funcionan”, me dijo Yotuel en una entrevista. “Ahora te pueden condenar a muerte por decir a Cuba ‘libre’; te pueden echar 30 años por salir a manifestarte libremente; te pueden echar 15, 20 o 30 años por recibir una recarga de teléfono mía o de alguien que diga que usted recibió carta de un disidente. Eso es un atentado a la patria y eso es sedición. Hacen lo que les da la gana”.

Algo se rompió ya en la isla.

Miguel Díaz-Canel y sus compinches deben tener muchísimo miedo, tanto que una canción los pone a temblar. Se saben vulnerables y temen que se acerque el momento del cambio. Por eso tanta represión. Deben estar aterrados de ver las imágenes en Sri Lanka donde miles de ciudadanos tomaron el palacio presidencial, obligaron a huir al Presidente y se metieron en su cuarto, su gimnasio y su piscina.

Claro, Cuba no es Sri Lanka y no sabemos lo que va a pasar en la isla. Pero la inconformidad con el régimen crece y, al menos, ya sabemos cómo sonaría la canción de la victoria y la libertad. (Jorge Ramos Ávalos, Reforma, Opinión, p.8)

.

.

Zurda/

Más homicidios dolosos contra mujeres

Una imagen dice más que mil palabras, pero en el caso de una gráfica de incidencia delictiva puede resultar engañosa. Eso es lo que pasa con las estadísticas de homicidios dolosos que publica mes con mes el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, porque si miramos sólo la gráfica mensual y la comparamos con los otros meses del año, es cierto, como lo dice Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, los homicidios dolosos van a la baja.

Pero, si vemos la gráfica de homicidios dolosos dividida por sexo, los de los hombres bajan, pero los de las mujeres crecen y, si comparamos los datos de este sexenio contra el anterior, casi llegan al mismo nivel de 2018. Es decir, los homicidios dolosos crecieron, exponencialmente, pero a principios de este sexenio (con base en los datos del Inegi, en 2021, hubo 35,318 homicidios dolosos). Por otra parte, no se contabilizan las desapariciones forzadas, que también pueden ser homicidios dolosos, pero como no se encuentran los cuerpos, entonces nunca se registran como tales.

¿Por qué crecen los homicidios dolosos en el caso de las mujeres? No tenemos una respuesta certera, podríamos pensar que, quizás, ha crecido la participación femenina en algunas “actividades peligrosas” y, por lo tanto, sufren las consecuencias, pero, tal vez, hay una respuesta más sencilla: algunos gobiernos estatales intentan disfrazar los datos de feminicidios. Aun si fuera así, éstos también siguen creciendo. En este mismo espacio ya habíamos observado esta tendencia y se confirmó con los datos publicados esta semana: De mayo a junio crecieron los feminicidios de 84 a 89, y los homicidios dolosos de 265 a 281. En el caso del homicidio culposo hubo una ligera baja al pasar de 350 a 343.

Normalmente, los datos de homicidios culposos no se toman en cuenta para analizar la violencia homicida, porque se supone que la acción no se hace con intención, pero en ese rubro de datos se incluyen los suicidios o la muerte “por accidente”. Con base en los datos de la OMS, la violencia cotidiana que sufren las niñas y mujeres puede motivar problemas relacionados con la salud reproductiva, sexual, mental y conductual, por ende, esto puede tener consecuencias fatales. Algunos ejemplos de esto son: complicaciones del embarazo o aborto espontáneo, infecciones de las vías urinarias, depresión, estrés, trastornos de ansiedad (por trastorno por estrés postraumático), uso nocivo de alcohol u otras sustancias, autoagresión e intentos de suicidio.

Aun cuando no se llega al feminicidio u homicidio doloso, la intención de hacerlo sigue creciendo. Así se traduce el hecho de que las denuncias por lesiones dolosas, aun cuando disminuyeron este mes (de 6,597 a 6,071), siguen siendo muy altas; además, el comportamiento de la curva en la gráfica es muy clara, es de picos altos y bajos de forma intermitente, es decir, bajan un poco un mes, pero al siguiente vuelven a subir más.

En resumen, para tener una radiografía exacta de la violencia contra las mujeres, tendríamos que tener más datos desagregados. Con ello podríamos dimensionar la magnitud del problema y se podrían generar programas y acciones más certeras para prevenir, frenar y erradicar la violencia por razón de género. Esto no es imposible de lograr. Ya existe el Sistema Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, que se creó desde hace más de dos sexenios, con la intención de que fuera “un mecanismo interinstitucional que coordina esfuerzos, instrumentos, políticas, servicios y acciones para garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia”, pero su funcionamiento es limitado porque, aunque funciona desde la coordinación del ámbito federal, mediante la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), los gobiernos estatales no han reproducido ese modelo para el ámbito municipal y comunitario. (Ruth Zavaleta Salgado, Excélsior, Nacional, p.8)

.

.

Cadena de mando /

Los militares y sus resultados

¿Cómo deben medirse los resultados que los soldados de tierra, mar y aire, producen diariamente?

Si se quieren medir en función de una óptica política o bien desde intereses específicos de grupos, entonces nunca se tendrá satisfecho a nadie. Si se miden desde el cumplimiento a cabalidad que logran los militares en cada encomienda, entonces los resultados son, por mucho, mejor que los obtenidos por otras instituciones de gobierno.

No se trata de poner a competir a los militares con los civiles; más bien, se trata de darle a cada quien su justo reconocimiento, ya que la crítica de esta semana se ha enfocado en porqué son los militares quienes atienden responsabilidades que corresponden a civiles. Los análisis de estos últimos días aseguran que el militar es un ser cuadrado y cerrado a escuchar a los civiles que tienen experiencia en distintas áreas de la administración pública.

No han sido los militares quienes han provocado que diferentes instituciones hayan perdido su vocación. Tampoco han sido causa o consecuencia de que diferentes funcionarios, en diferentes épocas, hayan generado niveles de corrupción alarmantes que solamente han resultado en degradación y retroceso público.

Hasta este momento, no han sido los militares quienes han debilitado al Estado mexicano, o bien, que hayan vulnerado un proyecto de nación a tal grado de hacerlo completamente fallido. Al contrario.

Este gobierno cree en la importancia de que soldados o marinos ocupen responsabilidades de administración pública, que si bien no había sucedido en los últimos 50 años, los resultados han sido positivos.

La llegada del nuevo director general del AICM, el vicealmirante Carlos Ignacio Velázquez Tiscareño, ha generado polémica y oposición por quienes comprendieron que su arribo iba a provocar cambios inmediatos para poner orden en todas las áreas del aeropuerto capitalino.

Amén de otorgarle al nuevo director el tiempo necesario para que dé los resultados esperados, la crítica nuevamente se centra en que al ser marino, entonces se le debe asociar de inmediato con disciplina castrense cerrada e inflexible, cuando en realidad, Velázquez Tizcareño se ha caracterizado en su vida profesional como un servidor público eficiente que cumple y entrega resultados.

El Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea mexicanos evidentemente forman cuadros militares y navales profesionales, quienes son soporte central del instituto armado; sin embargo, pocas veces se acepta que tanto soldados como marinos son administradores públicos federales, quienes justamente por su formación tienen la capacidad y habilidad de dirigir y enfrentar necesidades gubernamentales alejadas de la estricta vida militar.

El temor de algunos es que los militares ocupen de manera permanente puestos que correspondan a funcionarios civiles.

Demostrado está que cuando un militar ha tenido responsabilidades fuera del entorno castrense, ha sido para resolver lo que antes alguien no pudo o bien, que deliberadamente provocó el debilitamiento de esa institución en específico. Sin embargo, cuando se han dado esas circunstancias, el objetivo es fortalecer para después dar el espacio para que los civiles regresen.

Negarle a la oportunidad a un militar en retiro, con amplia experiencia y con deseo de servir y dar los mejores resultados, no sería justo.

Nuestro país necesita urgentemente que haya resultados en favor de la gente.

Los militares no son parte del problema o bien de las causas; en todo caso, están siendo parte de la solución y del fortalecimiento institucional.

Todo, por México. (Juan Ibarrola, Milenio, Al Frente, p.3)

.

.

Liberales y conservadores /

El show mágico-musical y el bufón

Como ocurre con otros programas, la conferencia de prensa mañanera se ha ido desgastando y perdiendo impacto. Se nota a leguas.

Hay que reconocer que ha tenido a un productor esmerado, el Presidente, y a un asistente, Jesús, que todo le procura. Pero el paso del tiempo no ocurre en vano.

Sigue siendo el gran instrumento de poder del gobierno, pero de uno que se acerca al cuarto de sus seis años. Y, además, con una sucesión presidencial adelantada por quien será sucedido.

La Mañanera dura cada vez más tiempo. No es raro que ronde las tres horas diarias.

En contra de sus propios intereses, es impuntual. No inicia a la misma hora, cada vez más cerca de las 7:30 de la mañana, cuando la cita es a las 7 AM. (No causa gracia, más aún, inquieta que comience tarde porque, se afirma cachazudamente, que “había muchos temas que atender en la Reunión de Seguridad”. ¿Cómo estará el país, peor de lo que se publica?).

Y si arranca tarde y dura tres horas, el presidente debe imaginar que el país se paraliza por estarlo viendo y oyendo pontificar, remembrar, idealizar, juzgar, estigmatizar y recurrir a pasajes históricos que una de dos: evidencian su privilegiada memoria o su gran imaginación. Acaso, novelada.

El Presidente y su producción deben pensar, contra toda lógica, que más es mejor y no al revés, de lo bueno, poco.

Comienza la semana con un reporte de los precios de los combustibles y alimentos y el avance de las obras icónicas de la actual administración.

Esta semana, el “pasado de lanza”, “La Ratita”, le dice Vicente Fox, por supuestamente transa, estrenó sección para quemar en leña verde a los funcionarios que se atreven a ganar más que el presidente.

El mismo bufón enlista ahora a quienes han osado ampararse contra “una disposición que tiene ya la Constitución de nuestro país”.

Los martes, de la salud, la educación o lo que diga mi dedito. Los miércoles, las supuestas mentiras de la semana, narradas con torpeza insuperada, con la insipidez conocida.

Los jueves, el combate a la criminalidad y los días 20 del mes el despliegue táctico de nuestras Fuerzas Armadas, precisando donde están y cuántos elementos son, alertando a los malos, seguramente sin querer, por donde les pueden caer.

Y los viernes lo que se les ocurra, en la capital o en los estados, lo que convierte a este ejercicio en insufrible porque tenemos que soplarnos a los gobernadores anfitriones. (Qué, con alguna excepción, son arcaicos, zalameros, insulsos, demodé, viejos priistas, pues).

Si a todo esto agregamos que cuando llegan las preguntas algunas son hechas “a modo”, por paleros y gestores, desplazando a los verdaderos reporteros, el resultado es lo que vemos cotidianamente, una realidad alternativa.

Al Presidente no debe encantarle que lo comparen con Chávez o Maduro, pero, como ellos, también incluye en sus conferencias un segmento musical. Esta semana le tocó a Amaury Pérez, de la “nueva” Trova Cubana, en vivo.

Si tanto le gusta al Presidente, lo hubiera invitado a una bohemiada en sus aposentos de Palacio, con cercanos con los que hasta hubiera podido brindar.

La Mañanera se ha vuelto predecible, no sorprende y para aquilatar lo valioso, informativamente hablando, hay que escarbar mucho porque cada vez tiene más paja.

Parafraseando al Presidente: “no se puede poner vino nuevo en botellas viejas”. El formato de su conferencia de prensa ya caducó, aburre y conforme se acerque el fin de su mandato será cada vez más irrelevante.

Monitor republicano

Renovarse o morir. Que comience por durar, máximo, una hora. Que se sacuda el lastre. (Amador Narcia, El Universal, Nación, p.7)

Te pueden interesar