19 de septiembre de 2021

Welcome, Mrs Vicepresident of The USA

El presidente de México y la vicepresidenta de EU

Carta a la señora Kamala Harris del senador Heriberto Galindo

Distinguida señora vicepresidenta:

Su visita a México es de la mayor importancia para fortalecer y mejorar las relaciones entre los Estados Unidos de América y nuestro país, en una etapa verdaderamente histórica. Entre los temas fundamentales que están pendientes en la mesa de las negociaciones bilaterales está la visionaria propuesta de reforma migratoria del presidente estadunidense Joseph Biden que plantea beneficiar a más de 18 millones de personas, la mayor parte de origen mexicano.

La vicepresidenta de EU, Kamala Harris, arribó a México a la Ciudad de México las 23:18 horas de este lunes 7 de junio; su agenda:

10:99 horas. Reunión con el presidente López Obrador y firma de un Memorando de Entendimiento para establecer una alianza estratégica para cooperar en programas de desarrollo en el Triángulo Norte; 

Welcome, Mrs Vicepresident of The USA/ Heriberto M. Galindo Quiñones*

Carta a la señora Kamala Harris

Distinguida señora vicepresidenta:

Su visita a México es de la mayor importancia para fortalecer y mejorar las relaciones entre los Estados Unidos de América y nuestro país, en una etapa verdaderamente histórica.

Los mexicanos consideramos que estamos ante la formidable oportunidad de iniciar una nueva y promisoria etapa en las relaciones bilaterales, para la que la historia, la vecindad y el intercambio económico, comercial y financiero juegan un papel preponderante, por ser Estados Unidos nuestro principal socio comercial, y por significarse su nación como el principal destino de nuestros migrantes; más todavía, a la luz de que estamos por cumplir 200 años de haber establecido oficialmente nuestra relación diplomática.

Esperamos que su presencia en México sea exitosa y sirva para estrechar más las relaciones entre nuestros dos países, y que al mismo tiempo sea usted portadora de un mensaje de paz, buena vecindad, buena voluntad y amplia disposición para la toma de los nuevos acuerdos a que haya lugar, con base en la realidad de nuestras dos naciones y con perspectivas y visión de futuro.

Temas fundamentales que están pendientes en la mesa de las negociaciones bilaterales son:

– La visionaria propuesta de reforma migratoria del presidente estadunidense Joseph Biden que plantea beneficiar a más de 18 millones de personas procedentes de América Latina, y de las que la mayor parte son de origen mexicano. Esperamos que dicha reforma sea aprobada y entre en vigor lo antes posible para dar tranquilidad y paz a las familias de nuestros connacionales que viven en su país. Dicha reforma es digna de reconocimiento y aplauso.

Es de trascendental importancia que, como parte de dicha reforma, se aproveche la reconciliación de presupuesto que aprobará el Congreso de su país, para que se le otorgue estatus legal a los no ciudadanos y que sean trabajadores con categoría de esenciales.

– Se requiere la firma de un nuevo acuerdo en beneficio de trabajadores mexicanos temporales, que tenga mayor amplitud que los existentes, con un mayor otorgamiento de visas de trabajo y que supere los acuerdos que se han tenido, como el histórico Programa Bracero.

Un aspecto relevante es el reconocimiento legal a nuestros compatriotas que carecen de documentos para residir legalmente en Estados Unidos. Otro aspecto también relevante es el de las nuevas contrataciones legales de trabajadores que benefician al sector empresarial estadunidense, y a su propia nación.

– Así como es ineludible el combate al tráfico de drogas, procedente de América Latina a su país, cuyos estragos humanos están a la vista, también es insoslayable combatir el tráfico de armas de Estados Unidos a nuestra nación, que muchos daños nos ocasiona y que contribuye de manera notable a la generación de violencia que tanto nos afecta.

– Otro tema fundamental es el hecho de que se brinde un trato más humano y justo a nuestros connacionales, haciéndolos partícipes de los derechos humanos más elementales, como lo son la salud, la educación y la seguridad social en general, pues ellos, con su esfuerzo y su trabajo, contribuyen al fortalecimiento de la economía de nuestros dos países.

Nosotros reconocemos y valoramos a nuestros compatriotas por sus aportaciones a sus familiares, que ascienden a más de 40 mil millones de dólares al año. Deseamos que también la sociedad y el gobierno estadunidenses reconozcan el gran empeño de los migrantes latinoamericanos en favor de su nación, pues además de sus labores, son excelentes consumidores y magníficos pagadores de impuestos, no reciben los beneficios que merecen.

– Atención especial reviste un cambio de política de su gobierno para atender a los niños y sus familias migrantes, pues hasta la fecha la característica más notable ha sido un trato inhumano y, por ello, inaceptable.

– Le expresamos nuestro agradecimiento por la buena actitud de su gobierno hacia México en el contexto de la pandemia del Covid que afecta al mundo entero, expresada a través de la aportación de vacunas contra el coronavirus. Asimismo, por haber aceptado la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador para poner en marcha un programa de atención económica a los migrantes centroamericanos en sus propios países, con la finalidad de combatir de raíz el problema migratorio que, en nuestra opinión, tiene su punto de partida en la ineficacia de nuestros sistemas económicos para generar los empleos que nuestras poblaciones requieren.

– En lo comercial y económico, nuestros productores de camarón y de algunas frutas y hortalizas, de distintas regiones de nuestra nación, se están quejando por las restricciones que su gobierno les ha impuesto; razón por la que apelamos a su buen criterio para que haga eco en su país con el propósito de corregir esta situación.

Estamos conscientes de la defensa que su nación hace de las inversiones que sus empresarios tienen en México, y consideramos que todo debe llevarse a cabo con base en el derecho y en el marco del tratado suscrito con los Estados Unidos de América y con Canadá (T-MEC), que debe ser respetado con apego al texto firmado, y en el mejor interés de los tres países firmantes.

– En lo político y en lo diplomático, aspectos esenciales de nuestra buena relación binacional es el respeto a las soberanías de ambas naciones, sin intromisiones de ninguna especie, pues cualquier violación a la dignidad nacional lastima y erosiona la relación existente.

En espera de que mis comentarios sean objeto de su atención, y que los mismos puedan lograr actitudes positivas de su gobierno, le expreso mis muestras de respeto, con mis mejores deseos para su bienestar personal y para el éxito de su misión en nuestro país.

Muy atentamente. Senador Heriberto M. Galindo Quiñones.

[email protected]

* Senador de la República (PRI), ex diputado federal en dos ocasiones, ex cónsul general en Chicago y ex embajador en Cuba

Te pueden interesar

33 min de lectura
30 min de lectura
4 min de lectura