17 de mayo de 2022

Un sonorense quiere gobernar Arizona

ARIZONA, UN LUGAR DONDE EL HIJO DE MIGRANTES PUEDE SER EL GOBERNADOR DEL ESTADO: MARCO LÓPEZ

Marcos López sería el segundo sonorense en gobernar a Arizona; el cananeense Raúl Héctor Castro lo hizo en 1975

Marco López, demócrata nacido en Nogales, Sonora, fue alcalde de la ciudad del mismo nombre en Arizona; ha sido jefe de personal de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos y también asesor de Carlos Slim.

Marco Antonio López Jr. – conocido como Marco López – tiene 42 años de edad y es militante del Partido Demócrata; de origen mexicano, será el cuarto latino en la historia de Arizona en calificar para estar en la boleta como candidato a gobernador, siendo el primero de los precandidatos demócratas a la gubernatura para estar en la boleta electoral. López calificó al conseguir 11 mil 655 firmas.

El ex alcalde de Nogales, Arizona, e hijo de migrantes mexicanos, podría ser el primer gobernador inmigrante en todo el suroeste de Estados Unidos, donde promete “una visión audaz que pueda unir a la gente con nuevos enfoques, no con las mismas, viejas y cansadas luchas políticas”.

En un mensaje a sus simpatizantes en su sitio Web, expuso: “Me postulo para gobernador porque para cumplir la promesa de Arizona tenemos que pensar en grande. Necesitamos un liderazgo en educación, un plan para nuevos puestos de trabajo y, finalmente, garantizar que todos los residentes de Arizona tengan acceso a la atención médica que podamos pagar”.

El también ex funcionario de la administración demócrata del expresidente Barack Obama, busca suceder en el cargo al republicano Doug Ducey, y aseguró, al anunciar su postulación el pasado mes de marzo, que la promesa de Arizona de que “todo es posible, no importa quién seas o de dónde vengas”, ya no es cierta. Por ello señala que buscará cumplir esa promesa, “para los dimes y diretes y pensar en grande”. Es decir, “hasta el hijo de migrantes puede ser gobernador de Arizona”.

El aspirante dijo el año pasado que las elecciones en Arizona representan la oportunidad para que “nuestra propia comunidad se levante y diga esto ya no más, que no sea un estado antiinmigrante, terminar con ese primer instinto de los candidatos republicanos, que es la división y el odio”.

En este sentido, López asegura que, de ganar la gubernatura, “empujaré para que el gobierno federal tome las medidas para resolver el problema migratorio. Es algo que el país necesita incluso económicamente para poder seguir incrementando la base de empleo y tener los trabajadores para que esta economía pueda seguir fuerte. Es lo que tenemos que lograr y a lo mejor este presidente sí lo entiende y logra sumar los votos para hacerlo realidad”.

Nacido en Nogales, Sonora, en México, y criado en Nogales, Arizona, se graduó de abogado en la Universidad de Arizona y, a los 21 años, compitió por la alcaldía de Nogales y ganó, con lo que se convirtió en el alcalde más joven en la historia de Estados Unidos.

Durante la administración del presidente Barack Obama, López fue nombrado jefe de personal de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos, cargo en el que estuvo hasta 2011, cuando decidió comenzar su propio negocio en Arizona, llevando internet de alta velocidad a un millón de familias de escasos recursos.

López inició su compañía de consultoría empresarial en 2011, International Businees Solutions, la cual ofrece asesoramiento estratégico a organizaciones nacionales e internacionales y, a través de dicha consultora, ha trabajado con la Fundación Carlos Slim para ofrecer conexión a internet en hogares de Estados Unidos, donde en 2015 había 46 millones de personas que no contaban con conexión en sus hogares.

“Su profundo conocimiento del desarrollo económico, el comercio internacional y la seguridad fronteriza, junto con su capacidad para unir a las personas para resolver problemas, es exactamente lo que Arizona necesita”, señala el sitio web de Marco López.

Las primarias en el estado tendrán lugar el 2 de agosto y se advierte que López podría lograr la candidatura, y el 8 de noviembre la gubernatura, con lo que se convertirá en el primer gobernador de origen latino en el estado en 50 años.

«Al crecer en Nogales, mi padre era un plomero que se abrió camino hasta convertirse en contratista general, y mi madre era propietaria de un pequeño negocio. Siempre me dijeron que si trabajas duro y obtienes una buena educación, puedes tener éxito», dijo en una entrevista con The Arizona Republic.

«Eso fue cierto para mí… pero parece que ya no estamos en ese lugar. Mucha gente se está quedando atrás porque el Estado no trabaja para ellos. No nos ocupamos de lo básico».

Esos elementos básicos, según López: educación y formación laboral de calidad, acceso a una atención sanitaria integral y «empleo, empleo, empleo».

«Estas cosas requieren que pensemos en dónde queremos estar dentro de 10 años… y cómo estamos proporcionando oportunidades económicas a cada parte del estado, no sólo a los condados Maricopa y Pima, sino a los 15 condados y a las 22 entidades tribales. …», dijo.

CASTRO, EL PRIMER SONORENSE EN DIRIGIR A ARIZONA

Hace 7 años, Raul H. Castro, el primer mexicano elegido gobernador de Arizona, falleció a la edad de 98 años.

El exgobernador de Arizona Raúl H. Castro fallece a los 98 años de edad
Raúl Héctor Castro, el primer gobernador latino de Arizona, junto al presidente de Estados Unidos Lyndon B. Johnson en Argentina.

Nacido en México el 13 de junio de 1916 y arribado a Estados Unidos a los 10 años, Castro se graduó de abogado por la Universidad de Arizona y años después hizo historia al convertirse en 1975 en el primer gobernador latino de este estado, el décimo cuarto del estado.

«A sus 98 años de edad, mi abuelo vivió su vida en pleno, hizo historia a través de su servicio público mientras ayudaba a mejorar la vida de un incontable número de personas con quien tuvo contacto», dijo hoy en un comunicado Donald Daley III, nieto de Castro.

Aseguró que su abuelo estaba orgulloso de haber sido el primer hispano electo como gobernador de Arizona, de su herencia mexicana y al mismo tiempo de su ciudadanía estadounidense.

Natural de la ciudad de Cananea, en Sonora (México), a unas 30 millas al sur de la frontera con EEUU, Castro emigró al país en medio de la revolución mexicana y se inició en la arena política en 1954, cuando asumió el cargo de fiscal del condado Pima y luego fue elegido juez de la Corte Superior.

Años después fue embajador en El Salvador y luego en Bolivia, tras lo cual regresó a Arizona con la aspiración de convertirse en Gobernador, cargo que asumió el 6 de enero de 1975.

Ejerció como gobernador de este estado hasta octubre de 1977, año en que fue nombrado por el entonces presidente de Estados Unidos Jimmy Carter embajador en Argentina, cargo que ocupó hasta 1980.

En un estado considerado conservador y que se ha caracterizado por sus duras leyes contra la inmigración, Castro ha sido uno de los pocos gobernadores demócratas en la historia de Arizona y durante su carrera política impulsó el ejercicio del voto, en especial entre la comunidad hispana.

En un mensaje grabado en las pasadas elecciones generales, exhortó a los latinos a salir a votar, convencido de que el sufragio es el «arma» que puede cambiar el modo de vida de los hispanos en el país y colocarlos a la par con los demás.

Según revela en su libro memorias «La adversidad es mi ángel», publicado en 2009, al igual que muchos inmigrantes Castro tuvo que superar muchas dificultades y trabajó el sector ferroviario y en los campos agrícolas de Idaho, Montana, Oregón y California.

El exgobernador residió una temporada en la ciudad fronteriza de Nogales, en donde vivió por dos décadas y en donde fue testigo de la creciente militarización de la frontera.

El espíritu de lucha y de superación personal de Castro sirvieron de inspiración para la obra de teatro «Sueño Americano», escrita por James García, que en los últimos años trabajó muy de cerca con el político y se ha convertido en un allegado familiar.

«Una de las cosas que siempre lamentó fue que hasta ahora no haya habido otro gobernador latino en Arizona, estaba convencido que esto es algo que se puede repetir no una sino varias veces», señaló García a Efe.

Te pueden interesar

88 min de lectura
37 min de lectura
72 min de lectura