24 de junio de 2021

Se juega la suerte de la 4T en las elecciones del 6 de junio

AMLO se queja porque el INE no actúa por tarjetas de Adrián de la Garza |  Diario de Palenque

Algunas proyecciones indican que el partido del presidente perdería la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, un revés clave en su proyecto político

La conformación de la Cámara de Diputados tras las elecciones de intermedias de este año, será clave en lo que resta del gobierno de López Obrador

por Claudia Ramírez/ Infobae México

El actual proceso electoral es determinante para Andrés Manuel López Obrador, quien se juega la consolidación política de su gobierno. Y es que, Morena, el partido fundado por el actual presidente del país, no solo busca quedarse con el mayor número de las 15 gubernaturas que están en juego, sino también, seguir controlando la Cámara de Diputados.

El Congreso está integrado por 500 diputados, 300 son de Mayoría Relativa (los cuales se eligen a través del voto directo de la ciudadanía) y 200 de Representación Proporcional (conocidos como plurinominales), quienes son electos mediante listas de los propios partidos políticos.

Entre las facultades exclusivas de la Cámara está la aprobación de Egresos, la revisión de la Cuenta Pública, la declaración si ha o no lugar a proceder penalmente contra los servidores público, el nombramiento de los consejeros electorales federales y así como la presentación y en su caso, aprobación de iniciativas de Ley.

La aplanadora de Morena está en riesgo: qué se juega AMLO el 6 de junio |  Omnia

Actualmente, la Cámara de Diputados se conforma de la siguiente manera:

253 legisladores (51.4%) de Morena.

79 (15.6%) Partido Acción Nacional (PAN).

48 (9.6%) Partido Revolucionario Institucional (PRI).

48 (9.6%) Partido del Trabajo (PT).

25 (5.0%) Movimiento Ciudadano (MC).

19 (4.2%) Partido Encuentro Social (PES).

6 (2.2%) Partido de la Revolución Democrática (PRD).

5 (2.2%) Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

2 (0.8%) Sin Partido.(Foto: Cortesía Cámara de Diputados)(Foto: Cortesía Cámara de Diputados)

Aunque por sí solo, Morena tiene la mayoría simple, al sumar los votos de los partidos aliados (PT, PES, PVEM y Movimiento Ciudadano) hacen una mayoría arrolladora. De esta manera es como López Obrador ha logrado sacar adelante sus iniciativas como las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de Hidrocarburos [las cuales priorizan las actividades de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de Petróleos Mexicanos (Pemex), respectivamente] aunque actualmente ambas están detenidas por amparos solicitados por empresas de capital extranjero, principalmente.

Aplicando su mayoría, también han conseguido el dinero público para los principales proyectos de infraestructura del presidente, como son el Tren Maya, el aeropuerto Felipe Ángeles y la refinería de Dos Bocas; así como los programas sociales a través de becas y pensiones.

Pero a solo unas semanas de que se realicen los comicios del 6 de junio, diversas encuestas arrojan resultados de una posible conformación del Congreso, que no son totalmente favorables para el gobierno de la Cuarta Transformación.

De acuerdo con una encuesta telefónica elaborada por Massive Caller el pasado 13 de Mayo, revela que la intención de voto entre los encuestados pondría en aprietos a Morena y sus aliados.

Y es que la Cámara de Diputados quedaría conformada por 258 diputados agrupados en un bloque anti-AMLO, mientras que 242 conformarían el grupo pro-AMLO.

La encuesta de Massive Caller detalla que, de acuerdo con la intención de voto, el 39.0% de los legisladores serían para Morena, 30.0% del PAN, 14.2% pertenecería al PRI, mientras que el resto de los partidos tendría una representación muy similar: 5.0% para el PVEM, 4,4% para PT, 4.0% para PRD y 3.4% para Movimiento Ciudadano.

De esta manera, Morena obtendría 195 legisladores, seguido por el PAN con 150, el PRI con 71, el Partido Verde alcanzaría 25 diputados, 22 para el PT, 20 para PRD y 17 para Movimiento Ciudadano. Los resultados de Massive Caller tienen un margen de error de +/- 4.3%.

Por otra parte, la encuesta de SIMO Consulting dada a conocer el martes 18 de Mayo, también revela que Morena dejará de tener la mayoría absoluta.

El ejercicio de SIMO indica que Morena se quedaría con 230 escaños, lo que obligaría al partido de López Obrador a seguir buscando alianzas, además de las que ya mantiene con el Partido Verde y el PT. La proyección de SIMO le aseguraría la mayoría absoluta, pero no le alcanza para lograr la mayoría calificada de dos tercios de la Cámara (333 escaños).

Pese a la posible pérdida de la mayoría absoluta, Morena se mantiene a la cabeza en las preferencias electorales, con un 44%, seguido del PRI con 19% y el PAN con 18%. El apoyo del partido en el Gobierno se sostiene más entre los hombres y los adultos mayores de 60 años, así como en los estados clave para la distribución de los escaños de representación proporcional: Campeche, Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

En tanto, el sitio Oraculus, que desarrolla escenarios de composición de la Cámara de Diputados sobre la base de los promedios de las encuestas publicadas, tiene un escenario base de 320 diputados pro AMLO.

El panorama para la 4TEl presidente Andrés Manuel López Obrador se juega su proyecto político en las elecciones del 6 de junio de 2021 (Fotoarte: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)El presidente Andrés Manuel López Obrador se juega su proyecto político en las elecciones del 6 de junio de 2021 (Fotoarte: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)

De confirmarse estos resultados, el proyecto de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, de cara a la segunda parte de su sexenio, se tambalearía.

Y es que para seguir avanzando en la implementación de la llamada Cuarta Transformación, la administración del político tabasqueño necesita 331 legisladores en el Congreso, lo cual se vislumbra difícil, toda vez que los partidos nuevos, con los que podría hacer alianza, tal vez ni siquiera alcancen su registro.

Ante este panorama, el gobierno de López Obrador se vería obligado a negociar y hacer concesiones para conseguir los legisladores que pudieran hacerle falta para sacar adelante sus reformas e iniciativas que aún están pendientes en el Congreso.

Pero la tendencia a la baja en las preferencias de Morena y sus aliados, podría desmotivar a que integrantes de otras organizaciones políticas pudieran adherirse a la 4T.

De hecho, ya hay señales de ruptura con dos de los partidos aliados de Morena: Redes Sociales Progresistas (RSP), partido de la maestra Elba Esther Gordillo, así como el Partido Encuentro Solidario ( antes Encuentro Social, PES), de Hugo Eric Flores, el cual es aliado de Morena desde las elecciones de 2018.

En días recientes, Fernando González, dirigente de RSP y yerno de Elba Esther, acusó a Morena de presuntamente ofrecer entre 300,000 y 5 millones de pesos para comprar candidatos y hasta las estructuras electorales de esa fuerza política.

En entrevista a un medio de circulación nacional, González aseveró que, en por lo menos dos casos, los ofrecimientos de morenistas lograron que sus aspirantes a las alcaldías de Coyoacán y Miguel Hidalgo abandonaran la contienda, por lo que el caso ya fue denunciado ante la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (FEADLE).

Además, dijo que representantes de Morena en Veracruz presionaron a su candidato a la presidencia municipal de Papantla para que se bajara de la candidatura. Mientras que en Tlaquepaque, Jalisco, integrantes del partido de López Obrador difundieron falsamente que la candidata de RSP Guadalupe Orozco se sumaría a Morena.

Por su parte, Hugo Eric Flores, líder del PES, ha marcado su distancia de Morena y de Andrés Manuel López Obrador, a quien ha hecho un llamado para “recuperar los valores, como la reconciliación”, que lo llevaron a la silla presidencial en 2018.Foto: REUTERS/ Henry Romero/ Archivo

Pero también se ha distanciado de Morena en el Congreso en temas como la ampliación de la presidencia del Ministro Arturo Zaldívar en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y en la contrarreforma energética, ya “que fortalece a monopolios del estado”.

Así mismo ha criticado la manera en la que se han manejado varios programas sociales, como el de Bienestar, Sembrando Vida, Jóvenes Construyendo el Futuro y las becas Benito Juárez.

Una de las iniciativas del presidente pendientes de ser aprobadas en la Cámara de Diputados, es la Ley General de Educación Superior, la cual establece la obligatoriedad de la educación superior y reitera la gratuidad de las universidades públicas.

Entre los cambios se contempla una multa de 2 millones 606 mil 400 pesos y hasta la clausura del plantel para los centros educativos denominados como técnico superior universitario, profesional asociado, licenciatura, especialidad, maestría o doctorado que no cuenten con el reconocimiento de validez oficial de estudios o su admisión a trámite u ostentarlos sin haberlos recibido.

Otras reformas pendientes son la ley orgánica de la Fiscalía General de la República (FGR), la Ley del Banco de México, la Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación, y la Ley Federal para la Regulación del Cannabis.

De esta manera, la actual elección intermedia se ha vuelto medular rumbo a los comicios presidenciales de 2024, toda vez que consolidará las bases para que el actual partido en el gobierno, pueda continuar en el poder y con ello, establecer lo que López Obrador ha llamado la Cuarta Transformación de México.

Te pueden interesar

50 min de lectura
43 min de lectura
59 min de lectura