23 de septiembre de 2021

‘¡Quiero ser pitcher abridor!’, dijo en 1980 Fernando Valenzuela

El día que nació la 'Fernandomanía' | Deportrece

En 1980, cuando tuvo un magnífico trabajo como relevista de los Dodgers, lo entrevisté para el Canal 12 de Televisión de Hermosillo y le pregunté si buscaría el puesto de relevista para la temporada de 1981 y Fernando me contestó con mucha seguridad ¡yo quiero y voy a ser abridor!

por Juan Luis Duarte

La entrevista a Ferando debió haber sido el miércoles 3 de diciembre de 1980, cuando el de Etchohuaquila, pitcher de los Mayos de Navojoa, hace su presentación por vez primera como abridor en Hermosillo lanzando un estupendo partido, aunque su equipo no pudo hacerle carreras al abridor naranjero Reggie Patterson en una especie de venganza de aquella blanqueada propinada por el zurdo de Etchohuaquila en Navojoa a comienzos de la temporada en el mes de octubre.  

Patterson aceptó solo dos imparables en las nueve entradas: de Fernando Villaescuza en la primera y Fernando Camargo en la séptima, completando su labor con 5 bases y 3 ponches. Valenzuela por su parte aceptó 9 imparables ponchando a tres y regalando una base por bolas. Alejandro Treviño conecta imparable en la segunda entrada, avanza a segunda en fly de sacrificio de Nelson Barrera, pasando a tercera en otro fly profundo de Altar Greene para que con sencillo de Sergio Robles entrara la carrera. En la cuarta, Espino inicia con hit, Treviño es out en rola a segunda, Nelson Barrera conecta triple impulsando a Espino, Altar Greene es ponchado pero Sergio Robles nuevamente produce con sencillo la tercera anotación. Seguidamente Ray Torres batea un triple y en la jugada Robles es puesto out en home en gran tiro de Fernando Camargo al short stop Kelly Paris y éste a Paquín Estrada. De ahí en adelante Valenzuela no permitió más libertades pero el daño ya estaba hecho.  Conviene anotar el comentario de que Alejandro Treviño sería receptor por un tiempo de Fernando Valenzuela cuando ambos jugaron para Dodgers de Los Angeles en 1986 y 1987.

Todos conocemos el impacto de Fernando Valenzuela en los Dodgers de Los Ángeles Dodgers, en las Grandes Ligas y en México, el que en 1981 se convirtió en un ídolo y empezó con la conocida Fernandomanía, que lo terminó convirtiendo en un ídolo del beisbol… pero su carrera ligamayorista arrancó antes de ese fabuloso año y fue Tom Lasorda quien se encargó de darle su primera oportunidad.

Los Dodgers celebrarán La Fernandomanía – Pio Deportes

EL DEBUT

El 15 de septiembre de 1980, un joven zurdo que nadie había visto aún pero del que ya sabían algunas cosas, nacido en Etchohuaquila, Navojoa, debutó en las Grandes Ligas entrando como pitcher relevista, en un juego donde los Dodgers visitaban a los Bravos de Atlanta.

Con la pizarra 5-0 a favor de los Bravos, en la parte baja de la sexta entrada, el manager de los Dodgers, Tom Lasorda, llamó a Fernando Valenzuela para que subiera al centro del diamante, para relevar a Joe Beckwith, empezando en ese momento su leyenda.

ESTA FUE SU ACTUACIÓN

Sexta entrada

Bruce Benedict: fly al central

Luis Gómez: rola a tercera base

Tommy Boggs: rola a tercera

Séptima entrada

Jerry Royster: ponche

Glenn Hubbard: se embasó con error del tercera base

Gary Matthews: infield hit (Hubbard llegó a tercera)

Bob Horner: se embasó en error del short stop (Hubbard anotó y Matthews)

Chris Chambliss: fly de sacrificio al jardín derecho (Matthews anotó)

Dale Murphy: fly al jardín central

Esa fue la labor de Fernando Valenzuela, bateador por bateador, en su primer juego en las Grandes Ligas, actuación que terminó con los siguientes números:

Entradas lanzadas: 2

Bateadores enfrentados: 9

Hits admitidos: 1

Carreras admitidas: 2

Carreras limpias: 0

Bases por bolas: 0

Ponches: 1

Después de ese debut, Lasorda todavía le dio nueve oportunidades más de subir al centro del diamante, todas como relevo. Esos trabajos fueron de hasta tres entradas. Una de ellas, el 27 de septiembre, fue de 1.1 innings y ahí obtuvo su primer salvamento. El 30 de septiembre lanzó dos capítulos y ese día obtuvo su primera victoria ligamayorista.

Al año siguiente viviría el cuento de hadas que ya todos conocemos. Empezando por aquel primer partido de 1981 ante los Astros de Houston, cuando Jerry Reuss no pudo abrir el juego y designaron a Valenzuela como sustituto.

«El Toro» lanzó blanqueada y fue el primero de ocho triunfos consecutivos, que incluyeron cinco por la vía de las nueve argollas.

Valenzuela dejó 173 victorias y 2 mil 72 ponches en su larga carrera.

Sin duda el jugador mexicano más importante en el beisbol de las Ligas Mayores.

Te pueden interesar