17 de mayo de 2022

Quieren formar un nuevo partido político en Sonora, el PS

Ali Camacho Villegas, señalado como ‘trapecista político’, presentó hoy ante IEE el aviso de intención de la organización ciudadana Partido Sonorense, para constituirse como partido político local

El Mtro. Nery Ruiz Arvizu, consejero presidente del IEE recibió de Camacho Villegas, el aviso de intención de la organización ciudadana Partido Sonorense, para constituirse como partido político local; presentes los consejeros Daniel Rodarte y Arturo Kitazawa

Apenas el pasado 21 de enero el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana aprobó los “Lineamientos para constituir un Partido Político Local” y este lunes empezaron a llegar las solicitudes.

Alí Camacho Villegas, ex priista, se presentó en el instituto electoral para iniciar el proceso de registro del nuevo Partido Sonorense, hoy organización ciudadana.

“Manifestamos públicamente nuestra intención de convertirnos en un partido político local, con la misión de brindar una verdadera plataforma de participación ciudadana a las y los sonorenses de bien, a todos aquellos que no tienen ni tendrán cabida en los infames partidos nacionales”, señaló Camacho Villegas en redes sociales.

El órgano electoral, dio a conocer en redes sociales la recepción del aviso de intención por parte de un grupo de ciudadanos que conforman la organización ciudadana, integrada por Alí Camacho Villegas, Fernando Valenzuela, Juan Badilla y Manuel Hernández Montijo.

De acuerdo a los lineamientos aprobados por el IEE Sonora para constituir un Partido Político Local, las organizaciones ciudadanas deberán presentar por escrito del aviso de intención y de los documentos básicos.

Conforme avance el procedimiento, deberán acreditar la celebración de las asambleas así como presentar listas preliminares de personas afiliadas y de la asamblea constitutiva.

Actualmente en Sonora tienen registro en el IEES 8 partidos políticos, PAN, PRI, PRD, PT, PVEM, MC, MORENA y PANAL.

Después del proceso electoral del pasado mes de junio del 2021,  perdieron registro el PES, Fuerza Por México y Partido Redes Sociales progresistas.

En el facebook de Radio Álamos en línea del 12 de enero de este año, el periodista Víctor Fausto Silva D. señalaba las intenciones de Alí de formar un nuevo partido y de los saltos que ha dado en diversas organizaciones políticas:

ALÍ CAMACHO, SEÑALADO COMO TRAPECISTA POLÍTICO:

Puede ser una imagen de 5 personas, personas de pie y texto

Alí Camacho Villegas y Shirley Vázquez: Otra vez, al trapecio.

Por Víctor Fausto Silva D. / CARRUSEL

12 de enero de 2022.-

Está visto, estimado lector, que estamos muy lejos de ver el colmo de la desfachatez en el terreno político.

Desatadas las ambiciones y el arribismo, los que de momento no alcanzaron hueso harán hasta lo más indigno con tal de manotearlo, y los que lo lograron todavía no le hincan bien el diente cuando ya están buscando otro más carnoso.

Acá por estos lares del sur del estado, apenas se levantaron las varas de los recientes cuetes electorales cuando ya hay personajes con la mira puesta en el 2024.

Y no precisamente para sacrificarse por la patria (o por los pobres, que nunca pasan de moda), sino para satisfacer sus muy personales intereses políticos, y desde luego, económicos, porque con todo y la cacareada austeridad, la política sigue siendo el mejor de los negocios en este país.

Dos de esos especímenes son Alí Camacho Villegas y la hoy diputada federal por el PT, Shirley Vázquez Romero, claros ejemplos del que quiso y buscó pero no llegó, y de la que llegó pero ahora quiere más, porque para los ambiciosos no hay llenadera.

Pero vamos por partes, como dicen que dijo Jack El Destripador.

Como si fuera a provocar un cisma y una desbandada nacional, Alí Camacho anuncia que se va del PRI -donde ya nadie lo hacía, conociendo sus antecedentes de saltimbanqui y oportunista profesional- con la intención de formar ooootro partido, lo que ya intentó recientemente con un estruendoso fracaso.

Irá en busca de incautos e ilusos, luego de que el pasado proceso electoral sirvió para exhibirlo como oportunista y trepador.

Baste recordar que, según él impulsado por unas ganas locas de “servir al pueblo”, primero tomó por asalto la Congregación Mariana Trinitaria, una asociación civil sin ánimos de lucro, sólo para utilizarla como trampolín, primero para promoción de imagen personal y luego para la integración de comités de ayuda comunitaria…que buscó transformar en estructura política a disposición del mejor postor, bajo el membrete de “Alianza Sonora”.

Con él bajo el brazo, Camacho intentó pegársele como lapa al entonces candidato a la gubernatura, Ernesto Gándara Camou, que al rato no hallaba cómo quitárselo de encima, al grado de que en una gira, su equipo de colaboradores tuvo que bajarlo de su vehículo prácticamente a empujones.

Fallida su intentona para convencer al “Borrego” de que sólo con él ganaba (y cuando sus asesores detectaron que juntaba más gente un atropellado que él), Camacho decidió abrir el abanico de opciones y “ofertó” el apoyo de su membrete a Ramoncita Mancillas, candidata por el PT a la diputación local del XX Distrito, y al aspirante del mismo partido a la alcaldía de Etchojoa, Joel González.

El sueño de embolsarse la nada despreciable suma de ¡dos millones de pesos! (costo del supuesto apoyo), se esfumó cuando con justa razón ambos lo mandaron por un tubo. Como corolario, el vendedor de ilusiones se llevó sonora embarrada del coordinador de campaña del “Borrego”, Memo Silva, por andar de chaquetero.

Ahora, Alí Camacho intentará resucitar el cadáver político de su “Alianza Sonora”, alentado quizás porque olfateó la versión circulante de que el propio Gándara y otros priistas perfilan el proyecto de separarse del PRI para conformar partidos estatales, como estrategia para reinventarse bajo un nuevo rostro que los lleve a darle pelea al único hombre que con su popularidad sostiene a Morena: López Obrador.

Pero ése es otro tema sobe el cual tejeremos más adelante, estimado lector.

Por lo pronto, con todo y sus nefastos antecedentes, Alí Camacho ya anda buscando incautos.

El que debería ir parando oreja es el ex candidato a alcalde y hoy regidor en Navojoa, Jorge Márquez Cázares, porque el vendedor de ilusiones ya se le arrimó.

Ya quedará en manos de Márquez decidir si deja que le tomen el pelo…

En cuanto a la maestra Shirley Vázquez, los pasados días de fiestas decembrinas vinieron a confirmar lo aquí adelantado, de que la señora anda en todo menos en misa, porque todavía no calienta butaca como diputada federal cuando ya anda buscando otro hueso.

Comentamos que ya había empezado a picar piedra porque no se quita de la cabeza reincidir como candidata a la presidencia municipal de Huatabampo (que ya perdió una vez), pero al parecer nos quedamos coros, porque en su círculo más cercano ya soltó prenda de que su próximo objetivo va mucho más allá: ¡quiere ser senadora!

Le digo, estimado lector, que los ambiciosos no tienen llenadera, aunque vayan dejando tras de sí una historia de traiciones y bandazos, como la suya, pues de ser panista y ferviente seguidora de Guillermo Padrés, brincó luego a Morena y en menos que canta un gallo se coló en el PT, para llegar una diputación federal en la que ha cumplido al pie de la letra el cometido de ser triste matraquera del presidente de la república.

Quizá por ese servilismo ve cerca la posibilidad de la senaduría…y ya no por el PT, sino ¡por Morena! Al fin y al cabo, ¿qué más da otra marometa?

Acá en el sur, los representantes de los sectores productivos siguen esperando que dé la cara (como cuando los engatusó con demagogia de campaña), por lo menos para disculparse por no haberle cambiado ni una coma a un presupuesto federal que borró de un plumazo una serie de apoyos, que ella se había comprometido a defender.

En vez de eso, la maestra reinició en diciembre su estrategia de vender espejitos, convertidos ahora en bolsitas de dulces que en tacañas dotaciones repartió entre niños de algunas colonias.

Son, otra vez, los ejercicios de calentamiento de una trapecista profesional.

Te pueden interesar

88 min de lectura
37 min de lectura
72 min de lectura