1 de diciembre de 2022

Presidente de Uruguay recitó “Patria y Vida” en la cara del dirigente de Cuba

Presidente uruguayo denuncia represión en Cuba durante su discurso en la  CELAC

“Que no siga corriendo la sangre por querer pensar diferente, quién les dijo que Cuba es de ustedes si mi Cuba es de toda mi gente”, citó con tono firme Luis Lacalle, presidente del Uruguay, en la Cumbre de la Celac, ante el enojo del presidente cubano, Miguel DíazCanel

  ¿Qué dijo el presidente de la República Oriental del Uruguay, Luis Lacalle que hizo enojar al presidente cubano?

«…Decía el presidente López Obrador en sus palabras algo que compartimos desde nuestro país, que es la autodeterminación y la no intervención, pero uno de los elementos que impulsa y que es plataforma de la Celac es la democracia, y la democracia es el mejor sistema que tienen los individuos para ser libres, el estado más puro de una persona es la libertad.

Y por eso participar en este foro no significa ser complaciente, señor presidente, y por supuesto con el respeto debido, cuando uno ve que en determinados países no hay democracia plena, cuando no se respeta la separación de poderes, cuando desde el poder se usa el aparato represor para acallar las protestas, cuando se encarcelan a opositores, cuando no se respetan los derechos humanos, nosotros en esta voz tranquila, pero firme debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, en Nicaragua y en Venezuela.

(…).

Reacción…

MARCELO EBRARD CASAUBON: Sé que hay, y es evidente diferencias de diferente tipo, de diferente naturaleza, pero lo que anima a esta cumbre es la cooperación frente a los problemas sustantivos de la región.

Me ha pedido la palabra el presidente Díaz-Canel para hacer una precisión respecto a Cuba, de algo que se dijo sobre Cuba.

Le voy a pedir, señor presidente, con todo respeto, que sea muy breve y muy puntual para que podamos seguir adelante con la presentación que nos va a hacer la Cepal.

MIGUEL MARIO DÍAZ-CANEL: De acuerdo, presidente, y se lo agradezco, y además lo hago con la intención de precisamente preservar el tema de la unidad en las cosas que no.

La mención a Cuba que hizo el presidente De la Calle denota su desconocimiento de la realidad. El coraje y la libertad del pueblo cubano se han demostrado durante seis décadas frente a la agresión y el bloqueo de Estados Unidos, obstáculo fundamental para avanzar más en nuestro desarrollo, lo cual el presidente Lacalle no mencionó.

Escuche usted a su pueblo, que recogió más de 700 mil firmas contra la Ley Urgente, que usted impuso y que cambió las condiciones para ajustar precios de combustible, desalojo, disminuir el rol de las empresas públicas, modificar el proceso operante. En realidad, un paquete o un paquetazo neoliberal.

Con el neoliberalismo se ha multiplicado la inestabilidad, la especulación, la deuda externa, el intercambio desigual, la tendencia a recurrir crisis financieras más frecuente, la pobreza, la desigualdad y el abismo entre el norte opulento y el sur desposeído.

La OEA es la organización que al servicio de Estados Unidos apoyó los intentos de aislamiento a Cuba, de intervenciones militares en América Latina y el Caribe, de golpes de Estado, dictaduras militares, incluso en su país que usted diseñó para… que Estados Unidos diseñó para contener las resistencias de los pueblos de nuestra América.

La OEA guardó silencio mientras se torturaba en nuestra región y en su país. La OEA es la que calla hoy cuando se reprimen, se asesina y se desaparecen latinoamericanos. No es en Cuba donde ocurren estos hechos, es la OEA la que tiene un impresentable secretario general que contribuyó, participó y apoyó en el golpe de Estado al gobierno de Bolivia en 2019.

El neoliberalismo, el monroismo y esa OEA es lo que acaba de defender aquí el presidente Lacalle.

Muchas gracias.

MARCELO EBRARD CASAUBON: Gracias.

Tiene un minuto, presidente Lacalle, y después continuamos con Alicia Bárcena.

LUIS LACALLE POU: Le agradezco. 

El presidente de Cuba utiliza argumentos de mi nación, que obviamente no comparto y no son ciertos. Sí hay algo que es cierto: que mi país por suerte la oposición puede juntar firmas, en mi país por suerte la oposición tiene resortes democráticos para quejarse. Esa es la gran diferencia con el régimen cubano.

Y quiero citar simplemente, y no son palabras mías, es una canción muy linda que quienes la cantan se sienten oprimidos por el gobierno: ‘Que no siga corriendo la sangre por querer pensar diferente, quién le dijo que Cuba es ustedes si mi Cuba es de toda mi gente.’

Muchas gracias.

MARCELO EBRARD CASAUBON: Gracias.

Ya no puedo dar lugar. Le pido su comprensión, señor presidente.

MIGUEL MARIO DÍAZ-CANEL: Es que creo que no se deben quedar cosas sin aclarar. Parece que el presidente Lacalle tiene muy mal gusto musical. Esa canción no está tan veinte. Una mentira y una construcción entre algunos artistas en contra de la Revolución cubana. 

Nosotros sólo lo que queremos defender como cubanos es una Latinoamérica unida que pueda ayudarnos a enfrentar los tremendos desafíos que significan la crisis económica cada vez más frecuente y otros inesperados como la terrible pandemia que hoy mantiene bajo presión a todos los gobiernos y pueblos del mundo sin distinciones ideológicas o políticas.

Si el presidente Lacalle quiere discutir cosas con nosotros, le pedimos que nos propicie un espacio y las podemos discutir frente a frente, sin tener que traer temas que están en la agenda bilateral entre nuestros países a la unidad de la Celac por la que abogamos todos.

MARCELO EBRARD CASAUBON: Gracias, presidente.

Patria y Vida

Canción de Descemer Bueno, Gente De Zona y Yotuel Romero

Y eres tú mi canto de sirena
Porque con tu voz se van mis penas
Y este sentimiento ya está añejo
Tú me dueles tanto aunque estés lejosHoy yo te invito a caminar por mis solares
Pa’ demostrarte de que sirven tus ideales
Somos humanos aunque no pensemos iguales
No nos tratemos ni dañemos como animalesEsta es mi forma de decírtelo
Llora mi pueblo y siento yo su voz
Tu cinco nueve yo, doble dos
Sesenta años trancado el dominó

Bombo y platillo a los quinientos de la Habana
Mientras en casa en las cazuelas ya no tienen jama
¿Qué celebramos si la gente anda deprisa?
Cambiando al Che Guevara y a Martí por la divisa

Todo ha cambiado ya no es lo mismo
Entre tú y yo hay un abismo
Publicidad de un paraíso en Varadero
Mientras las madres lloran por sus hijos que se fueron

tu cinco nueve, yo, doble dos
(Ya se acabó) sesenta años trancado el dominó, mira
(Se acabó) tu cinco nueve, yo, doble dos
(Ya se acabó) sesenta años trancando el dominó

Somos artistas, somos sensibilidad
La historia verdadera, no la mal contada
Somos la dignidad de un pueblo entero pisoteada
A punta de pistola y de palabras que aún son nada

No más mentiras
Mi pueblo pide libertad, no más doctrinas
Ya no gritemos patria o muerte sino patria y vida
Y empezar a construir lo que soñamos
Lo que destruyeron con sus manos

Que no siga corriendo la sangre
Por querer pensar diferente
¿Quién le dijo que Cuba es de ustedes?
Si mi Cuba es de toda mi gente

ya se venció tu tiempo, se rompió el silencio
(Ya se acabó) ya se acabó la risa y el llanto ya está corriendo
(Se acabó) y no tenemos miedo, se acabó el engaño
(Ya se acabó) son sesenta y dos haciendo daño

Allí vivimos con la incertidumbre del pasado, plantado
Quince amigos puestos, listos pa’ morirnos
Izamos la bandera todavía la represión del régimen al día
Anamel y Ramón firme con su poesía

Omara Ruiz Urquiola dándonos aliento, de vida
Rompieron nuestra puerta, violaron nuestro templo
Y el mundo ‘tá consciente
De que el movimiento San Isidro continua, puesto

Seguimos en las mismas, la seguridad metiendo prisma
Esas cosas a mí como me indignan, se acabó el enigma
Ya sa’ tu revolución maligna, soy Funky style, aquí tienes mi firma
Ya ustedes están sobrando, ya no le queda nada, ya se van bajando
El pueblo se cansó de estar aguantando
Un nuevo amanecer estamos esperandoSe acabó, tu cinco nueve, yo, doble dos
Ya se acabó, sesenta años trancado el dominó, mira
Se acabó, tu cinco nueve, yo, doble dos
Ya se acabó, sesenta año trancando el dominóPatria y vida
Patria y vida
Patria y vida
Sesenta años trancado el dominó

Te pueden interesar