1 de diciembre de 2022

Marisol y todas somos el blanco

Puede ser una imagen de 1 persona y texto que dice "n Marisol Cuadras, te nombramos."

Se especula que lo ocurrido en Guaymas fue un atentando contra la Alcaldesa o contra el Secretario de seguridad, porque en los últimos días han detenido a varios miembros de dos grupos delictivos de la localidad. Como si el tratarse de un atentando indirecto a ella le restara peso al dolor de la tragedia. Como si la pérdida de la vida de una chica de 18 años se minimizara porque ella no era el blanco. Todas somos el blanco. No hay espacios seguros.

por Selene Carolina Ramírez

Ayer, en Guaymas Sonora, #marisolcuadras de 18 años, fue asesinada, víctima de la violencia y del crimen organizado en mi estado.
Marisol formaba parte de la colectiva Feministas del Mar y por motivos del 25N, ella y un grupo de mujeres se encontraban afuera de Palacio Municipal en una protesta pacífica en conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de Violencia hacia las Mujeres. Son terribles las implicaciones simbólicas que esto conlleva. No sólo porque su muerte nos duele profundamente y nos enfurece, sino porque la paradoja gana peso en los medios, incluso sobre la propia tragedia. Mataron a una niña que creía en los movimientos sociales. A una niña con coraje, sueños y mil cosas por delante. A una futura mujer que seguramente iba a ayudar a muchas más mujeres en la búsqueda de fuerza, valentía y empoderamiento. Borraron a la hija de una madre que nunca dejará de llorar y de estar furiosa. Nos mataron al futuro.
Las manifestantes quedaron en medio del fuego cruzado. Marisol murió en el tiroteo. En algunos medios, incluso, se habla de una muerte por el impacto de fragmentación de una granada, ajá una bomba de mano letal de uso exclusivo del ejército, pero eso aún no está comprobado. La realidad es que la mató la violencia sistemática de un Estado fallido. La impunidad. El crimen organizado. La guerra.
Se especula que lo ocurrido fue un atentando contra la Alcaldesa o contra el Secretario de seguridad, porque en los últimos días han detenido a varios miembros de dos grupos delictivos de la localidad. Como si el tratarse de un atentando indirecto a ella le restara peso al dolor de la tragedia. Como si la pérdida de la vida de una chica de 18 años se minimizara porque ella no era el blanco. Todas somos el blanco. No hay espacios seguros. He leído mucho la frase: Daño colateral. Que se metan su daño colateral por donde menos les plazca, junto con los millares de víctimas de su guerra por el poder.
Estamos hartas. Te nombramos, Marisol.

Te pueden interesar