28 de enero de 2023

LA POLÍTICA NACIONAL

Columnas del sábado 26 de noviembre de 2022

.

Adiós a López Obrador (ha renunciado a gobernar)

Enrique Márquez / El universal


La presidencia de López Obrador ha llegado a su fin.
 Porque esa presidencia va a reducirse a partir del día de mañana en una facción que intentará, sin ningún límite, combatir a la sociedad que le es desafecta en grado incontenible y creciente. En sentido estricto, la presidencia de López Obrador ha muerto, porque ha renunciado a gobernar por el bien y la concordia de la nación. Porque no es posible que, en un país ocupado por el crimen organizado en más del 70 por ciento de su territorio, el presidente, desprovisto de responsabilidad pública, desentendiéndose de ese país que el Estado ha venido perdiendo ya, se alíe y promueva morenizando a quienes, gobernadores o munícipes, constituyen ese entramado de poder que vacía y suplanta a la república. 

La presidencia de López Obrador es un peligro ya para ella misma porque la historia y la cultura política mexicanas han rechazado siempre la perpetuación en el poder de hecho o de derecho. ¿Olvidó ya López Obrador, tan afecto a la memoria histórica, la lección del general Cárdenas, cuando segó de cuajo la pretensión de Plutarco Elías Calles de 1935 de seguir mangoneando presidentes “nopalitos”, la experiencia del asesinato de Álvaro Obregón que intentó reelegirse “legalmente” en 1928 o la del proyecto continuista de Carlos Salinas de Gortari que -con todo y sus altos índices de aprobación- precipitó la crisis de su propia sucesión con la división del grupo gobernante, la sublevación zapatista y el crimen del candidato Luis Donaldo Colosio en 1994? 

Mañana, con el armatoste intimidante de poder que se impondrá en el Zócalo en respuesta a la fuerza cívica mostrada el domingo pasado en la capital y varias regiones del país, el presidente, convertido, como antes Salinas, en jefe de facción de espaldas a su condición de jefe de Estado, podría abandonar ya el Palacio desde el cual, casi desde el inicio de su desordenada e insulsa gestión, se ha venido dedicando a ofender, injuriar, denigrar y no pocas veces a mentir y a confundir a una extenuada ciudadanía que sólo aspira a que su país vuelva a los quicios perdidos. 

Porque la iniciativa de una supuesta transformación histórica del país está terminando en más decadencia y descomposición. En unas horas, el presidente dejará de serlo por todo esto, porque habrá perdido sin remedio la escasa autoridad moral y la legitimidad que le restaba. Sí, pero ¿qué sigue? ¿qué podría seguir ya en el campo imprevisible y llano, incierto en demasía, con una elección presidencial en ciernes y el país más suelto que nunca? Lo más seguro es que no presenciaremos la rectificación (too late), tratando de evitar el avance de esta especie de guerra civil que se alienta con furor día tras día. El desafío que tendremos, entonces, después de la exhibición del armatoste del poder faccional susodicho, será cómo vamos a reaccionar ante los daños que deje su paso, teniendo en cuenta que el armatoste sería el ariete fundamental con el que cada vez más expuesto presidente tratará de avanzar como valentón y frenético kamikaze hacia los comicios de quien deberá sucederlo en el cargo. Para entonces, si todo le sale bien, México estará sufriendo horrores.

Poeta e historiador

.

.

Templo Mayor

UNA VEZ MÁS, Andrés Manuel López Obrador mandó al diablo la división de poderes al ordenarles a funcionarios federales que desobedezcan las resoluciones de jueces para liberar a reos si consideran que hay un acto de corrupción de por medio.

Y A PESAR de que una de sus frases recurrentes en las mañaneras es que “al margen de la ley, nada y por encima de la ley, nadie”, ahora que no le gustó la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de eliminar la prisión preventiva forzosa para los delitos fiscales, acomodó su discurso y dijo que por encima de la ley debe prevalecer la justicia.

MÁS ALLÁ de la flagrante contradicción en la que cayó el Presidente, el grave problema para México es que para el inquilino de Palacio Nacional, la justicia es lo que él dice que es justo de acuerdo con su muy personal visión y a capricho de lo que dicte su voluntad.

¿Y CÓMO se le llama a la “forma de gobierno en la cual la voluntad de una sola persona es la suprema ley”? Si le preguntan a la Real Academia Española verán que la respuesta es: “Autocracia”.

..

A PESAR de los fuertes jaloneos entre el gobierno de Jalisco y la Universidad de Guadalajara por la Feria Internacional del Libro, cuentan que el polémico presidente de ese famoso encuentro literario, Raúl Padilla, ni sufre ni se acongoja.

POCO le importan las acusaciones del gobernador Enrique Alfaro e incluso las críticas desde Palacio Nacional al cacique que ha manejado a la UDG desde hace más de 30 años, pues dicen que anda muuuy echado para adelante presumiendo su buena relación con una de las corcholatas presidenciales.

Y DICEN que si alguien duda de ello, sólo tiene que revisar cómo fue recibida y apapachada en septiembre en la Ciudad Universitaria de Tonalá la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, en una “conferencia” para universitarios que más bien parecía mitin de campaña. ¡Ay, Jalisco, no te rajes!

..

MUY POCO trabajo deben tener en la embajada de México en Rusia para que nuestro representante ante ese país, Eduardo Villegas, ande presumiendo en Twitter cómo puso a su personal a hacer… ¿manualidades?

CON MATERIALES como globos, engrudo y periódicos, el diplomático puso a sus colaboradores a trabajar en algo tan trascendental para la relación bilateral como ¡la elaboración de piñatas!

¿DE VERDAD no tiene algo más importante que hacer nuestro embajador ante el gobierno de Vladimir Putin? Es pregunta que se queda colgada a ver quién tira el primer palo. (Fray Bartolomé, Reforma, Opinión, p.8)

.

.

Trascendió

Que parece que entre el morenismo del Senado hay una tregua y no quieren romperla por ningún motivo, pues incluso quienes no simpatizan con Ricardo Monreal prefirieron no hablar de su acercamiento con la Alianza Va Por México en busca de la candidatura presidencial, en lo que representa la muestra más clara hasta ahora de que el coordinador de la bancada cambiará de aires en las próximas semanas y no necesariamente por su viaje a Madrid para participar en la interparlamentaria con España. Veremos cuánto tiempo dura esa pipa de la paz.

Que siguiendo con la carrera por la Presidencia de la República en 2024, quedó más que claro el mensaje que envió Andrés Manuel López Obrador en el sentido de que la marcha del domingo estará encabezada por él, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum; el canciller Marcelo Ebrard, y el titular de Gobernación, Adán Augusto López, además de la embajadora de México en Panamá, Jesusa Rodríguez, quien viene ex profeso para la manifestación de apoyo a la 4T. Aunque el mandatario ha destapado a otras corcholatas, es evidente que estas tres son las finalistas.

Que en la cancha contraria, es decir, en la oposición, el PAN tuvo que cancelar el segundo foro de presidenciables que tenía programado este fin de semana en Chihuahua; los líderes blanquiazules fueron conscientes de que la marcha y el informe del presidente Andrés Manuel López Obrador tendrán todos los reflectores y eclipsarán cualquier otro acto político. Seguramente la convocatoria será reprogramada, aunque incluso entonces este partido tendrá que atender los llamados del INE de abstenerse de cualquier propaganda electoral fuera de los tiempos que marca la ley.

Que hasta 100 mil trabajadores pueden estrenar casa el año que viene, de acuerdo con el anuncio que hizo Rogerio Castro Vázquez, secretario general y jurídico del Infonavit, sobre el aumento de hasta 40 mil pesos a los montos máximos de crédito. Se trata de una decisión que va en línea con el discurso de la 4T de gobernar para los mexicanos que requieren ayuda para su desarrollo y qué mejor que poner énfasis en una de las demandas más recurrentes: el acceso a un patrimonio de calidad. (Milenio, Al Frente, p.2)

.

.

Bajo Reserva

Otro atentado de alto impacto por cuenta del CJNG

Nos cuentan que con el asesinato del general José Silvestre Urzúa Padilla en Zacatecas, son ya dos atentados de alto impacto que la inteligencia del Ejército atribuye directamente a mandos del Cártel Jalisco Nueva Generación. El primero, afortunadamente fallido, fue el ataque que buscaba quitarle la vida al secretario de Seguridad de la Ciudad de México, Omar García Harfuch en las Lomas de Chapultepec de la capital del país, el 28 de junio de 2020. Según las investigaciones militares, nos cuentan, el coordinador de la Guardia Nacional en la entidad mencionada encabezaba un operativo contra policías municipales coludidos con grupos de secuestradores que trabajan para el cártel en la región de Pinos, municipio estratégico para los criminales por su colindancia con Jalisco, San Luis Potosí y Guanajuato. Nos comentan que en la Sedena tienen claro que la organización presuntamente encabezada por Nemesio Oseguera, El Mencho, se caracteriza por redoblar su violencia cuando siente presión de las autoridades. El panorama no es alentador.

¿El Zócalo para los maestros o para los morenistas?

Nos dicen maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) que se encuentran en plantón frente al Palacio Nacional, que los citaron en la Secretaría de Gobernación, para ofrecerles el trato de que si levantan su protesta del Zócalo, en la que participan más de mil 800 maestros, el gobierno les garantiza la reanudación de las mesas de diálogo con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, nos cuentan que los profesores no aceptaron porque temen que les quieran dar atole con el dedo como en otras ocasiones. Así que seguirán en el plantón a pesar de que la marcha de apoyo al Presidente está a unas horas de llegar a la Plaza de la Constitución. ¿Habrá negociación de última hora? Los contingentes de “movilizados”, ya que niegan que sean acarreados, están ya cerca de ponerse en camino.

Las horas de Monreal en Morena

Otro plazo que se acerca es el que, entre veras y bromas, fijó el senador Ricardo Monreal cuando cantó en la propia sede legislativa la de José Alfredo que reza: “diciembre me gustó pa’ que te vayas…”. Nos cuentan que no está claro si don Ricardo, de viaje por España para la reunión interparlamentaria México-España, se tomó en serio ese calendario, pero en la oposición ya se notan las ansias de que la ruptura con Morena se concrete lo más pronto posible. Los líderes nacionales del PAN y el PRD ya andan con dimes y diretes de que si ya negociaron o no una candidatura para el zacatecano, pero lo que nos cuentan es que en realidad lo que les urge es que haya una fractura honda en el partido oficial que les abra mejores perspectivas para el 2024. Si Monreal acaba o no en las filas opositoras no les preocupa tanto, nos aseguran. ¿Será?

Promesa incumplida de AMLO

El pasado 30 de septiembre, en su visita a Huatulco, Oaxaca, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a que ayer, 25 de noviembre, le realizaría un homenaje al gobernador saliente de Oaxaca, Alejandro Murat. Incluso garantizó que este sería en las instalaciones del 98 Batallón de Infantería e incluso le puso hora. El gobernador priista, nos recuerdan, no cabía de la emoción ante tan inusual gesto del inquilino de Palacio Nacional. Sin embargo, no hubo tal ceremonia. Nos detallan que a menos de que el presidente López Obrador haga un espacio en su apretada agenda antes del 1 de diciembre, cuando planea viajar a Guerrero y a Veracruz, el anunciado homenaje solo habrá quedado en una promesa no cumplida por el Ejecutivo federal. (El Universal, A2, p.2)

.

.

Rozones

Por la igualdad en el Edomex

Relevante, nos comentan, el anuncio que hizo ayer el gobierno del Estado de México, que encabeza Alfredo Del Mazo, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Y es que, nos comentan, informó del arranque a partir del actual ciclo escolar, de la Estrategia Circular en Igualdad de Género. Se trata de un mecanismo que dispone la obligatoriedad de tomar una hora de la materia Igualdad de Género a la semana en todas las escuelas de los niveles preescolar, primaria, secundaria y bachillerato en la entidad. El propósito, expresó el mandatario, provocar un cambio profundo en las nuevas generaciones en el tema de derechos y respeto hacia las mujeres, además de que desde el Estado de México se cree eco en otras entidades federativas. Ahí el dato.

“Indispensable revisar la estrategia”

Como cada vez que ocurre un fallecimiento sensible en el país relacionado con los temas de seguridad en el país, diversas voces se levantaron para expresar la necesidad de ajustar la estrategia de seguridad del Gobierno federal, conocida como “abrazos, no balazos”. Muchas de esas voces ciertamente provienen de la oposición, pero también las hay de sectores del entorno morenista. Ayer, el senador Ricardo Monreal, corcholata no oficial de la 4T, expresó su “solidaridad con la familia del general de la Guardia Nacional, José Silvestre Urzúa, abatido mientras cumplía con su deber, con las Fuerzas Armadas y con quienes han perdido seres amados”. Pero también agregó: “Indispensable, revisar la estrategia de seguridad, para frenar la violencia”.

Penoso repudio

El que sigue cargando con los platos rotos derivado de su imposición al frente del CIDE, como muchos insisten en catalogar su nombramiento entre la comunidad de la propia institución, es Jorge Romero Tellaeche, quien debió escuchar señalamientos, reproches y consignas durante la ceremonia de graduación que tuvo lugar el pasado 24 de noviembre. En un video que circula profusamente en las benditas redes, se ve al académico ante un atril mientras alumnos gritan: “¡Más ciencia, menos obediencia!”, “¡el CIDE es primero, saquen a Romero!”, “¡a ti no te eligieron, a ti te impusieron!”. El material suma miles y miles de reproducciones a las que se han agregado mensajes como el siguiente: “El tirano podrá vencer, pero no convencer”. Así responden colegas recién graduados al espurio impuesto por Elena Álvarez Buylla —titular del Concacyt— en el CIDE. El sexenio se está terminando y les llegará la justicia. Uf.

Corcholatas hasta adelante

Lugar estelar, el que tendrán las llamadas corcholatas en la marcha que encabezará el Presidente este domingo. Porque el mandatario señaló que además de algunos personajes relacionados con la creación de su movimiento, entre las que figura Jesusa Rodríguez, estarán en la vanguardia los tres aspirantes oficialmente destapados por el Ejecutivo para sucederlo en el 2024: “Va a estar la Jefa de Gobierno… van a estar, sí, Adán, no sé si a la izquierda o a la derecha, pero van a estar ahí, Marcelo…”, refirió López Obrador, quien también asignó los turnos, en aparente orden de relevancia: los representantes del movimiento en las cámaras, tanto de diputados como senadores y gobernadores. Luego vendrá el gabinete, los legisladores —diputados y senadores— y finalmente por orden alfabético, los contingentes de los estados encabezados cada uno por su respectivo gobernador, seguidos por legisladores locales. Ahí el dato.

Profes estiran la liga

Y quienes hasta anoche no daban su brazo a torcer para retirar el plantón que instalaron frente a Palacio Nacional —lo cual se puede convertir en problema de cara a la movilización encabezada por el Presidente, que se llevará a cabo el domingo— eran los maestros integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Y es que sus representantes ahora acusaron al Gobierno federal de darles largas para no atender sus demandas. Y reclamaron que como condición para establecer una mesa de diálogo les han requerido que levanten su campamento. Hay quien considera que los profesores estirarán la liga al máximo para obtener el cumplimiento de alguna de sus demandas. ¿Cederá el Gobierno? Pendientes.

Llegan las vacunas cubanas

Con la novedad de que anoche llegó el primer embarque de dosis de la vacuna cubana Adbala. Y lo hizo nada menos y nada más que al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles. La Secretaría de Salud, a cargo de Jorge Alcocer y Hugo López-Gatell, se aprestó a dar a conocer videos de cómo se dio el traslado de los contenedores que tenían pegadas calcomanías con las banderas de México y Cuba. Expertos en materia de vacunas han hecho notar desde que la Cofepris dio la autorización para su uso de emergencia en nuestro país, que este biológico aún no ha sido avalado por la Organización Mundial de la Salud. El embarque se compone de cuatro millones 92 mil dosis y aunque se habían encendido alertas porque se había informado que sería usada en niños, ayer Salud indicó que se empleará en adultos. Uf. (La Razón, La 2, p.2)

.

.

Trump: dime con quién andas…

Los resultados de las elecciones intermedias de Estados Unidos difirieron sustancialmente de lo que se pronosticaba a partir de las encuestas. La temida oleada roja que daría a los republicanos ventajas importantísimas en la vida del país no se concretó, al haber quedado el Senado con mayoría demócrata, además de que el balance en las gubernaturas en juego también resultó relativamente benigno para el partido demócrata. Al parecer, la maniobra de promover legislación en contra de los derechos de las mujeres a abortar pesó en el ánimo de las y los votantes, pero no sólo eso. El que los candidatos apoyados por el expresidente Donald Trump hayan tenido fracasos notables dio fe de que las posturas violentas, extravagantes y con claros tintes antidemocráticos de ese personaje y sus leales seguidores que, hasta el momento, se niegan a aceptar los resultados de las elecciones de 2020, fueron demasiado extremas y resultaron contraproducentes en términos electorales para sus candidatos.

Sin embargo, Trump sigue en la escena política pretendiendo ganar la candidatura de su partido para las elecciones presidenciales de 2024. Si lograra contender, el país tendría que vérselas de nuevo con la demagogia barata, la vulgaridad y la difusión de discursos xenófobos, supremacistas y misóginos que han constituido la materia prima de las posturas trumpianas.

Para este líder populista, como para todos los que comparten ese mismo carácter, las teorías de la conspiración constituyen uno de los elementos más esenciales de su perspectiva política. Él y sus simpatizantes siguen sosteniendo que hubo una conspiración para armar el fraude que le arrebató el triunfo en las elecciones presidenciales pasadas. Es natural, así, su coincidencia con personajes y organizaciones acostumbrados a interpretar los hechos sociales a través de la visión simplona de que todo aquello que se les opone no puede ser otra cosa más que el producto de una malévola conspiración fraguada entre las sombras, justamente para perjudicarlos.

Esa afinidad con figuras y asociaciones de dudosa reputación se mostró innumerables veces a lo largo de su mandato presidencial. Sus elogios a los Proud Boys –partícipes del asalto al Capitolio en los actos del 6 de enero– fueron frecuentes desde tiempos anteriores a esa jornada vergonzosa. No importaba que sus miembros fueran extrovertidos supremacistas blancos, misóginos, antisemitas y con ideas afines al nazismo, que veían conspiraciones en todas partes. Para Trump eran aliados importantes, entre otras cosas porque había mucho en común entre ellos.

Dos años ya sin el poder presidencial y acosado por investigaciones judiciales no han cambiado al personaje Trump. Justo esta semana se notificó que tuvo una reunión con dos hombres caracterizados por abiertas inclinaciones antisemitas. Uno de ellos, el rapero Kanye West, quien ha estado envuelto en polémicas debido a sus insistentes mensajes donde ataca a los judíos con insultos y amenazas, y el otro es Nick Fuentes, un reconoció supremacista blanco y antisemita declarado que ha estado entre los revisionistas del Holocausto judío a manos de los nazis. De hecho, Fuentes participó en la marcha de Charlottesville de 2017, en la cual un nutrido contingente de neonazis norteamericanos realizó desmanes y provocó la muerte de una mujer, al tiempo que se coreaba la consigna de “los judíos no nos reemplazarán”.

Por cierto, Nick Fuentes, calificado como “supremacista blanco” por el Departamento de Justicia de EU, es miembro de una agrupación llamada Groyper Army, cuyo objetivo es preservar la identidad americana-europea-blanca, amenazada por las “razas” ajenas a ese modelo ideal. Su perfil se completa con expresiones apasionadas en discursos públicos a favor de Putin y la invasión a Ucrania, ocasiones en las que se ha referido al actual gobierno de Biden como el “Gran Satán”.

En estos días, cuando se conjuró, gracias a la policía de Nueva York, un ataque terrorista contra una sinagoga en Manhattan, resulta por demás grotesco, pero sin duda también revelador de su torcida ideología, que Trump se reúna con esos personajes. Tal vez parte de la explicación resida en su racismo apenas disimulado, que ahora se ha combinado con un resentimiento hacia los judíos norteamericanos que en un 75% votaron por el partido demócrata en la reciente elección del 8 de noviembre. Las teorías de la conspiración para localizar culpables de sus recientes fracasos le brindan una explicación a la que necesita aferrarse y para ello las malas compañías de las que se está rodeando le son, sin duda, muy útiles. (Esther Shabot, Excélsior, Nacional, p.17)

.

.

Política Zoom / López Obrador va contra la Corte

Después de hincar el hacha contra el Instituto Nacional Electoral (INE), el siguiente árbol para derrumbar será la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Esta otra confrontación será inevitable ahora que se atiendan temas donde el desacuerdo entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y el Poder Judicial es abismal.

El próximo lunes, por ejemplo, se discutirá en el pleno la acción de inconstitucionalidad presentada hace dos años por la Cámara de Diputados respecto al decreto del Ejecutivo que habría otorgado facultades excesivas a las fuerzas armadas.

Luego vendrá la discusión sobre la inconstitucionalidad de las leyes que pretenden trasladar la Guardia Nacional a la Defensa Nacional. Y muy probablemente, también en el horizonte próximo, ahí mismo tendrá lugar el debate sobre las reformas políticas y electorales que están siendo apenas dictaminadas en la Cámara de Diputados.

La estrategia política del Ejecutivo a partir de la cual se pretende resolver cuestiones constitucionales sin tocar la Constitución es un acto deliberado para tensar la relación con el Poder Judicial.

No hay ingenuidad en esto. No es que el Presidente esté mal asesorado o que desconozca los elementos esenciales del sistema legal mexicano. Lo que quiere es reventar a los tribunales y los jueces de la misma manera como lo ha hecho con otras instituciones.

El discurso presidencial de ayer en contra de las y los ministros no deja nada a la imaginación. A excepción de dos ministras, al resto del pleno le acusó de ser una vergüenza facciosa y empleada de ricos, también de estar al servicio de las minorías y de proteger a los de arriba. Un día antes había ya acusado al Poder Judicial de ser la institución donde hay “notoriamente” más impunidad.

Si tanta invectiva salió de la boca del Presidente respecto del debate sobre la prisión preventiva oficiosa, no es difícil calcular la cantidad de pólvora que escupirá cuando se resuelva la inconstitucionalidad de las leyes relativas a la Guardia Nacional.

Durante los primeros cuatro años de esta administración la confianza personal que López Obrador sostuvo hacia Arturo Zaldívar, presidente de la Corte, ayudó a mitigar el desprecio que el mandatario tiene por la tarea de los jueces. Pero ahora que Zaldívar dejará ese puesto, el próximo 31 de diciembre, nada va a proteger a esa institución de la artillería pesada.

El discurso lopezobradorista, repetido de manera inmisericorde contra el INE, ha dañado mucho la reputación de este órgano del Estado mexicano, el cual continúa en pie solamente porque antes de que comenzaran a caerle misiles tenía un nivel muy alto de aprecio popular.

En contraste, el nexo afectivo de la mayoría de la gente respecto de la SCJN es muy bajo. Los jueces cuentan con niveles delgados de aprobación y esto abona para que López Obrador despotrique sin freno.

El acuerdo original entre Zaldívar y López Obrador fue que la Corte elaboraría una iniciativa de reforma al Poder Judicial con el objeto de enfrentar la corrupción y el nepotismo. Y así se hizo, pero el Presidente jugó al final una mala pasada cuando, al enviar la iniciativa al Congreso, incluyó una última propuesta para prolongar el mandato de Zaldívar, más allá del plazo definido por la propia Constitución.

En retrospectiva es evidente que esa jugada tenía como propósito someter a la Corte, y en general al Poder Judicial, a una tensión muy complicada. Si el presidente de la Corte se oponía a la iniciativa presidencial —a esa manzana envenenada— la confianza que venía construyendo con López Obrador habría volado por los aires. En cambio, si concedía con las pretensiones del Presidente, el resto de las y los ministros, y prácticamente todos los jueces y magistrados, le perderían respeto a la cabeza de su institución.

Ante la trampa, Zaldívar optó por dilatar la solución del problema hasta que logró que esa idea fuese desechada sin pagar los costos de un rompimiento indeseado.

Este episodio fue el primero en la larga lista de situaciones donde López Obrador comenzó a proponer actos de autoridad que son notoriamente inconstitucionales.

A la luz de las invectivas arrojadas esta semana, cabe suponer que la estrategia de desprestigio hacia la Corte se encuentra apenas en fase de arranque. Una vez que las ministras y los ministros tomen en sus manos la interpretación de leyes y actos relacionados con la entrega a las fuerzas armadas de atribuciones inconstitucionales, la confrontación entre los dos poderes va a alcanzar niveles pirotécnicos.

Hasta ahora la Corte había logrado encontrar un acomodo que, sin ser de subordinación, eludía la confrontación abierta. Pero ese acomodo ya se agotó. Dada la composición actual del pleno, el cual se integra por una mayoría de personas con criterio propio, la obediencia acrítica sigue siendo improbable. Así que solo queda como alternativa la definición respecto a temas que no tienen zonas grises: o bien es constitucional el traslado de la GN a la Sedena o no lo es. No hay medias tintas, como sí las hubo en otros temas, por ejemplo, cuando la Corte validó, pero al mismo tiempo modificó, la pregunta sobre la consulta popular a propósito del juicio a los ex presidentes.

De todo lo declarado por el mandatario lo más inquietante es que recién haya propuesto reformar una vez más al Poder Judicial.

Cabe temer que, así como López Obrador pretende desaparecer al INE para sustituir a esta institución por otra que él y su partido puedan manipular, también quiera plantear una iniciativa de reforma que afecte la autonomía e independencia de la Corte.

Ya colocó el mandatario un primer botón respecto del sentido que podría tener esta iniciativa. Me refiero a la reforma para que los magistrados y magistradas electorales obtengan sus cargos mediante el voto popular. De ahí a tramar que el resto de las personas juezas, magistradas o ministras sean también sometidas a las urnas existe una distancia muy pequeña.

Hay en Palacio Nacional todavía muchos argumentos para crecer la polarización nacional, entre ellos la reforma a la SCJN que volvería a confrontar a quienes el Presidente califica como los buenos o los malos mexicanos. (Ricardo Raphael, Milenio, Política, p.14)

.

.

Arsenal / Desafío al Estado de derecho

En cualquier país democrático, el poder presidencial es acotado por el Legislativo y el Judicial. No es el caso de México. Aquí, en los hechos, no se respeta la división de poderes. Lo que vivimos es una autocracia: un sistema de gobierno que concentra el poder en una sola persona, a veces divinizada, desde diciembre del 2018.

Ese sistema le permite al presidente López Obrador darse el lujo, como lo hizo ayer, de llamar a la Secretaría de Seguridad Pública a desobedecer a los jueces que pretendan liberar a presuntos “delincuentes”. Lo hizo después de que la SCJN eliminó la prisión preventiva oficiosa –cárcel automática— por contrabando, defraudación fiscal y tráfico de facturas. El argumento de los ministros es que no son delitos de seguridad nacional ni delincuencia organizada.

“Los delitos siguen existiendo y las mismas penas podrán tener. Lo único es que ya no se les podrá aplicar la prisión preventiva oficiosa”, nos aclaran en el máximo tribunal. López Obrador no lo ve así. Para él, se trata de una amnistía a delincuentes. “Es una vergüenza. Los ministros protegiendo a defraudadores fiscales y factureros”, dijo.

Sobre el llamado presidencial a la SSPC a desobedecer a los jueces, advierten en la Corte que eso implica responsabilidades administrativas, que pueden ir desde la destitución, hasta una cuestión penal, dependiendo de las condiciones que se determinen.

* Son varios los ejemplos que ilustran el dominio del Poder Ejecutivo sobre el Legislativo y el Judicial.  Menciono algunos: 1.- La militarización de la Guardia Nacional. Se aprobó en el Congreso, a pesar de que el artículo 21 de la Constitución dice que será de carácter civil y estará adscrita a la secretaría del ramo de seguridad pública. 2.- La Ley de la Industria Eléctrica avalada por la SCJN, luego del rechazo en el Congreso a la Reforma Eléctrica, que favorece a la CFE sobre las empresas privadas. 3.- La imposición de Rosario  Piedra al frente de la CNDH –institución marcada por el silencio y su ideologización– con burdas maniobras en el Senado para alcanzar la mayoría calificada para su nombramiento; entre gritos de “¡No al fraude!” desaparecieron misteriosamente dos votos, lo que permitió que alcanzara los dos tercios de la votación requeridos.

* ¿Tendrá por fin la SCJN su primera presidenta después de que Arturo Zaldívar deje el cargo el próximo 31 de diciembre? El ministro presidente parece convencido que llegó la hora de que sea una mujer.

En su intervención por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, dijo: “El patriarcado tiene que caer. No es cuestión de ideología. Es cuestión de derechos. Es una condición indispensable para que las niñas puedan soñar con un futuro distinto, en el que sus anhelos importan”. En los pasillos de la Corte se dice que hay tres ministras que quieren: Norma Piña, Yasmín Esquivel y Margarita Ríos Farjat. Loretta Ortiz se autodescartó.

* Vaya bronca que se trae el gobernador emecista de Jalisco, Enrique Alfaro, y Raúl Padilla, exrector de la UdeG y presidente de la Feria Internacional del Libro (FIL). El mandatario acusa a Padilla de tener secuestrada a la Universidad de Guadalajara. “Es un mafioso disfrazado de promotor cultural”, asegura Alfaro, quien ya anunció que no habrá representante de su gobierno en la FIL, que es la reunión editorial más importante de Iberoamérica. La organiza la UdeG. La postura del mandatario se produjo luego de la manifestación que esa casa de estudios organizó en Guadalajara para exigir un presupuesto justo.

Y es que el Congreso de Jalisco recortó 40 millones de pesos a la UdeG en el presupuesto 2023. Alfaro dice que no van a dar recursos para organizar marchas, pagar desplegados y conciertos de protesta. El agitado clima político llevó al alcalde de la capital tapatía, Pablo Lemus, a anunciar que no acudirá a la citada Feria. Pide no utilizar políticamente el evento. Marcelo Ebrard y Luis Donaldo Colosio cancelaron sus ponencias, de acuerdo con el periódico Mural. Estaban confirmados en el programa original. El alcalde emecista de Monterrey se adhirió al repudio naranja a Padilla.

* Se cumplen 44 años de la aparición de la banda juvenil conocida como Los Panchitos, adolescentes que pusieron de cabeza a la policía capitalina y contribuyeron a cambiar la política pública hacia los jóvenes. Para celebrarlo, organizan este sábado 26 un concierto con distintas bandas de rock en la calle Sur 146, esquina poniente 75, colonia 16 de Septiembre, alcaldía Benito Juárez. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional, p.4)

.

.

La consulta. Extranjeros en su patria

Tomar en cuenta a las comunidades y proporcionarles herramientas legales para hacer valer sus derechos no es una concesión graciosa ni ha tomado poco tiempo. México debe legislar en la materia desde hace tres décadas para responder a la movilización popular a partir de dos fuentes legales: la Ley Agraria, la cual obliga a que los proyectos realizados en los núcleos agrarios relativos a ejidos y bienes comunales deban ser aprobados previamente en una asamblea, con la presencia de un representante del estado, en este caso de la Procuraduría Agraria, quien da validez al acto, asiste a los participantes y garantiza un trato justo.

La otra fuente es internacional. A partir del proceso de expansión europeo en el siglo XVI la colonización fue destructiva para las culturas de América. Suplanto o eliminó parte de la población, los gobiernos locales y hasta especies animales y vegetales. Por ejemplo, el borrego se “comía” a los indígenas al destruir los cultivos y la vegetación local, provocando hambre y muerte. Durante los siglos XIX y XX el mundo vivió otro proceso similar por su intensidad, los europeos pudieron internarse en África, cuando antes solo se encontraban en su periferia, y derrotaron a los gobiernos de Asia para forzar el comercio del té y del opio entre otros productos.

Millones de seres humanos murieron, pero, después de la Segunda Guerra Mundial, como respuesta sucedieron movimientos insurgentes y cívicos, notablemente el proceso todavía inconcluso de descolonización de África. En esta época, en 1957, se firma el Convenio 107 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre los derechos de los pueblos indígenas y tribales y las obligaciones del estado en sus territorios. Este convenio plantea tomar parecer a las comunidades, pero es hasta 1989 que se vuelve obligatorio con el Convenio 169 de la misma OIT. México lo aprobó y firmo en 1990, comenzando su vigencia al año siguiente. Desde entonces no se ha legislado adecuadamente, quedando en los jueces y en el ejecutivo lo que es materia del legislativo.

La consulta debe abordar los siguientes aspectos:

1.- La población a consultar. Tema ligado a la delimitación geográfica y el impacto de un proyecto.

2.- La razón de la consulta. “El acto de relevante de una autoridad” definida por el tamaño o voluntad de la población, el monto del proyecto o la afectación a la capacidad de reproducción de los ecosistemas. La claridad en los alcances del término haría obligatorio lo que hoy es una opción y evitaría, por otro lado, el abuso en su uso.

3.- El mecanismo. Para que tenga sentido el ejercicio conforme al 169 de la OIT, la población debe contar con información relevante, adecuada a su cultura, tener un tiempo para la reflexión y para la resolución, tomando en cuenta a la organización existente mientras el proceso es conducido por autoridades encargadas de regular o llevar a cabo la actividad.

4.- Acceso a beneficios razonables. Todo proyecto que se realice en el ámbito geográfico que es ocupado para reproducción social, económica o ideológica de las comunidades debe esperarse lleve beneficios razonables a estas, de acuerdo con el alcance y naturaleza del primero.

5.- La toma de acuerdos y su posibilidad de verificación. En este caso es posible concebir que la consulta conduzca a un acuerdo, luego deben ser capaces las comunidades de asegurar su cumplimiento, caso contrario la autoridad debe aplicar una sanción o cancelar los proyectos.

¿Cuál debe ser la población susceptible de ser consultada? De acuerdo con el 169 las comunidades indígenas; de acuerdo con la Ley Agraria ejidatarios y comuneros, pero el artículo segundo de la constitución establece que lo que es validado para una comunidad indígena debe serlo para las comunidades equiparables. ¿Cuáles son estas? Evidentemente las comunidades rurales. Este es el sentido de la Declaración de las Naciones Unidas Sobre los Derechos de los Campesinos y de Otras Personas que trabajan en las Zonas Rurales, aprobada por la Asamblea General de la ONU en el 2018, y lamentablemente pendiente en nuestro país por falta de trabajo en el Senado. Luego, debe ser obligatoria la consulta en el medio rural, independientemente del carácter indígena de su población. Siendo un derecho de una fracción de la población, este debe ser extendido a todos, al ámbito urbano. Entonces estamos hablando de un derecho general que requiere precisión para que sea aplicable.

El tema es muy extenso y deben tratarse al menos los siguientes aspectos:

1.- Conviene una Ley General de Consulta, pero, en tanto no se cuente con ella, debería incluirse este derecho y las obligaciones de las autoridades a nivel de otras leyes en relación con temas como el agua, la evaluación ambiental y proyectos económicos o de infraestructura de gran impacto como los mineros y de energía.

2.- Se precisa de una doble aprobación, primero la ambiental y luego la social. Una propuesta de Ley en la cámara de diputados es confusa y pareciera requerir solo la aprobación social.

3.- La organización urbana es muy distinta a la rural. La densidad y el valor absoluto de la población hacen necesario votar en urnas a nivel municipal, regional y estatal, frente a lo cual la ley actual y la propuesta alternativa de consulta popular son totalmente inadecuadas.

4.- Por otro lado, deben tomarse en cuenta a las autoridades auxiliares municipales: delegaciones y agencias en el medio rural (según se establezca en cada estado), jueces de barrio o consejos vecinales en lo urbano.

5.- Tema aparte pero muy relacionado, en el ámbito municipal se tiene el mayor déficit democrático del país, y los regidores deberían ser electos conforme a una adscripción geográfica en forma independiente a los presidentes municipales, aunque sea en la misma elección. Esto es más importante que modificar su número. Así obedecerán a la ciudadanía y no a los jefes políticos de los partidos. Allí, en esa elección, se pueden votar los temas relevantes localmente.

La consulta debe ser un instrumento de las comunidades urbanas y rurales porque antes que la ganancia empresarial debe tomar en cuenta la opinión de la población, la cual debería poder negar la realización de proyectos o de decisiones contrarias a sus intereses. Por sí solo este instrumento no garantiza el cuidado del medio ambiente, pero sí le permite dar armas a la “localidad”, la cual generalmente no es tomada en cuenta y está más dispuesta que otros actores a defender la calidad del agua, el aire, la tierra y la capacidad de reproducirse de los ecosistemas. (Tonatiuh Herrera Gutiérrez, El Universal, Opinión, p.20)

.

.

En México hay más pobres

No hay nada qué festejarle al gobierno criminal de Morena. Hoy, los pobres son más pobres y quienes no lo eran, ya lo son. El uso demagógico de programas sociales ha cobrado factura entre los más necesitados y causado que millones de personas padezcan hambre, desempleo y dolor por falta de servicios públicos de salud.

Por si fuera poco, el mal manejo de la pandemia y de la economía nacional ha hecho que la inflación también se cobre con los más vulnerables, quienes, a pesar de contar con empleo, padecen carencias sociales, tienen ingresos por debajo de la línea de bienestar y sufren inseguridad alimentaria.

Morena ha logrado que la mayor parte de la población sufra pobreza y que solo 2 de cada 10 mexicanos estén libres de caer en ella.

De acuerdo con el Informe de Medición de la Pobreza del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), la población en situación de pobreza pasó en 2018 de 51.9 millones de personas a 55.7 millones en 2020, mientras que la pobreza extrema se incrementó de 8.7 a 10.8 millones en el mismo lapso.

Dicho informe revela que la condición económica de la sociedad mexicana en general se ha deteriorado aceleradamente, lo cual desmiente por completo los discursos victoriosos oficialistas y los ponen en lo que realmente son: mentiras y demagogia. Hoy, la sociedad mexicana está en riesgo debido a la criminal acción del gobierno.

Mientras en 2018 un total de 16.2% de los mexicanos sufría carencia por acceso a servicios públicos de salud, en 2020 se incrementó irresponsablemente a 28.2%, lo cual ha causado muerte, enfermedad y sufrimiento entre los más pobres, respondiendo al desvío sistemático de los recursos públicos que estaban destinados a hospitales, clínicas y medicinas pero que hoy usa Morena para pagar a sus propagandistas, rentar autobuses, pagar hospedajes y construir proyectos faraónicos.

Pero no es todo, el rezago educativo afecta a por lo menos 24.4 millones de personas, mientras que 66 millones de mexicanas y mexicanos sufren de acceso a la seguridad social y 22.7 millones no tienen acceso a agua potable, drenaje, luz eléctrica ni combustible diferente a la leña.

Los datos oficiales revelan una desgarradora realidad que, sin duda, son los resultados de 4 años de desgobierno de Morena.

Definitivamente, no hay nada que festejarle al actual gobierno, pero sí mucho que exigirle y recriminarle por faltar a sus promesas y pretender engañar al pueblo de México. (Alejandro Moreno, El Universal, Opinión, p.20)

.

.

¿Con qué derecho, Presidente?

Sergio García Ramírez

Por supuesto, no espero respuesta del destinatario de esta pregunta. Habrá quienes se ocupen de darla, acumulando reproches e invectivas. Cuando mi artículo aparezca en EL UNIVERSAL, merced a la generosa hospitalidad de este diario, probablemente no estaré en la Ciudad de México y no podré considerar las novedades que ocurran en la extraña interlocución que se desarrolla entre el caudillo y los ciudadanos de la República.

Creo que no habrá novedades por parte del gobernante, que se limitará a reiterar hechos y dichos a los que estamos acostumbrados. Pero sí hubo novedad —y espero que la siga habiendo, sostenida con valor y firmeza— en lo que atañe a los ciudadanos congregados en la “sociedad civil”. En ésta alumbraron el ánimo y la voluntad manifestados en la marcha del 13 de noviembre, un hito en nuestra historia política.

Cuando pregunto: “¿Con qué derecho, Presidente?”, me refiero al derecho que pudiera autoatribuirse para insistir, con voz cada vez más alta y hostil, en las injurias que ha formulado contra quienes sostienen puntos de vista diferentes de los suyos. Éstos ya forman una su erte de doctrina política que el gobernante quiere imponer al pueblo. En el acervo de las calificaciones que abundan en el discurso presidencial ya no se hallan solamente las acuñadas hace tres años: fifís, adversarios, conservadores. La relación se ha “enriquecido” con altisonancias graves e inaceptables: traidores a la Patria, hipócritas, cretinos, clasistas, racistas, entre otras. Así se llama a millones de mexicanos.

Se supone que los servidores públicos, depositarios de potestades concedidas por el pueblo, han de respetar y garantizar los derechos y las libertades previstos en la Constitución y en los tratados internacionales. Esta conducta respetuosa y garantista debe ser practicada ante todo por el funcionario de más elevado rango, modelo de conducta para quienes lo siguen u obedecen. Pero eso no ha ocurrido. Por el contrario, su ira se ha volcado con creciente fuerza contra un número igualmente creciente de ciudadanos que ejercen los derechos y libertades que les reconoce la Constitución. De ahí mi pregunta: ¿con qué derecho ofende usted a sus compatriotas, integrantes del pueblo al que debe servir?

Por otra parte, es notorio que le ha molestado —hasta el paroxismo— la exitosa marcha del 13 de noviembre del 2022, que congregó a centenares de millares de ciudadanos que no comparten los puntos de vista que usted sustenta. La primera reacción de su autoridad fue anunciar que impondrá reformas por la vía de las leyes secundarias, eludiendo la puntual aplicación de las normas constitucionales. ¿Con qué derecho, Presidente, se pretende esquivar los mandamientos de nuestra ley fundamental y aplicar un by pass legislativo para imponer su visión sobre el sistema electoral?

Otra consecuencia de la marcha del 13 de noviembre fue el anuncio de que el Presidente de la República llevará adelante una contramarcha para acreditar la “voluntad popular”: marcha de represalia. No impugno su derecho a suscitar marchas de partidarios, aunque sería mejor que se reconociera como gobernante de todos los mexicanos. Pero no le asiste el derecho de utilizar recursos públicos —de poder político o económico— para movilizar a los ciudadanos en la dirección que le convenga, o para provocar mayor encono entre los mexicanos. ¿Con qué derecho pone en riesgo la paz de las conciencias y cala más hondo la distancia que su política —y su discurso— abren entre los ciudadanos?

Sí, Presidente, ¿con qué derecho se desvía la misión natural del titular del Ejecutivo, divididos por quien debiera unirlos?

Profesor emérito de la UNAM

.

.

En desacuerdo con el jefe

Jorge Ramos Ávalos

Lo primero que te llama la atención de Mike Pence es su amabilidad. El ex vicepresidente entró al cuarto de hotel donde íbamos a realizar la entrevista de televisión saludando a todos los camarógrafos y productores. Lo sorprendente es que alguien que trabajó con uno de los presidentes más rudos, mentirosos y groseros de la historia -Donald Trump- sea tan distinto a él.

¿Cómo trabajaron juntos por cuatro años? ¿Qué hacía cuando no estaba de acuerdo con el jefe? ¿Cuál era su papel como vicepresidente: apoyarlo con absoluta lealtad o cuestionar sus decisiones?

Mike Pence está promoviendo el único libro que ha escrito. Se llama So Help Me God (Que Dios me ayude) y en él narra su larga carrera política como congresista, gobernador de Indiana y luego vicepresidente. Pero el libro está lleno de anécdotas personales, de su conversión religiosa y de su muy pública pelea con Donald Trump luego de las elecciones presidenciales de noviembre del 2020. Pence cuenta cómo Trump lo presionó, en público y en privado, durante semanas para rechazar los resultados oficiales de las votaciones.

Pero Pence no cedió.

«El presidente Trump estaba equivocado», escribió, «yo no tenía el derecho de anular la elección». De hecho Trump perdió la elección por más de siete millones de votos. Pero eso nunca lo ha reconocido. Este importantísimo desacuerdo alejó a Pence de quien por años consideró su amigo.

Y luego Trump lo puso en peligro.

El 6 de enero del 2021 una turba, incitada por un discurso de Trump, se lanzó violentamente contra el Capitolio, invadiéndolo y destruyendo muchas áreas. Varias personas murieron. Algunos de los participantes en la insurrección iban gritando que querían «ahorcar» al vicepresidente. «Me mostraron un tuit que el Presidente había enviado diciendo que yo no tenía valor», me dijo Pence durante la entrevista. «Las palabras y acciones del Presidente pusieron en peligro a mi familia y a todas las personas en el Capitolio».

Pence y Trump no se hablan estos días.

«Yo siempre fui leal al presidente Donald Trump», me explicó, sin entrar en detalles. «Y como cuento en mi libro, había veces en que teníamos diferencias de opinión, pero se las expresaba a él en privado. Creo que ese es el trabajo del vicepresidente de Estados Unidos: ser leal al Presidente excepto cuando interviene una lealtad mayor hacia Dios o a la Constitución».

Su respuesta clarifica esa complicada relación entre un Presidente y un vicepresidente. Es, a veces, un pacto con el diablo.

Durante casi cuatro años, Pence nunca rompió con Trump. Solo lo hizo hasta el final de su Presidencia. Pero hubo muchos momentos en donde hubiera sido muy útil y sanador para el país escuchar su voz. No solo cuando separaron a miles de niños inmigrantes de sus padres, sino también cuando había que condenar el racismo.

«No puedo responder por las opiniones de otras personas», me dijo Pence en la entrevista. «El Presidente tenía un estilo muy áspero y su retórica era muy distinta a la manera en que yo hablo. Somos hombres diferentes».

Exacto. Pence y Trump son seres humanos muy distintos. Por eso es tan dificil imaginar cómo y por qué el ex vicepresidente soportó el trato y las palabras del Presidente por tanto tiempo.

Cuando le pregunté, antes de irse, si estaba considerando seriamente lanzarse como candidato a la Presidencia -y potencialmente enfrentarse a Trump por la nominación del Partido Republicano- no me contestó pero me dijo que sería una decisión familiar. «Somos una familia que cree en la oración», comentó. «Y te prometo que te mantendré informado».

Posdata en marcha. Con la marcha de mañana, el presidente López Obrador pretende llenar todo el Zócalo. Es un juego un poco infantil. Quiere demostrar su popularidad y que es más fuerte que la oposición. Pero lo que yo traigo en la cabeza son cifras y datos. Hace poco, en una mañanera, el Presidente dijo que el Zócalo se llenaba con 125 mil personas. Y en lo que va de su sexenio ya han sido asesinados más de 131 mil mexicanos. Es decir, toda la plaza central del país se podría llenar con los homicidios dolosos en este gobierno. Sería una imagen salida de Bardo, la nueva película de González Iñárritu. Pero, tristemente, es parte de nuestra brutal realidad.

.

.

México SA

SCJN, vergonzosa decisión // Avala a delincuentes fiscales // Defraudan billones de pesos

Resulta verdaderamente lamentable la decisión tomada por el denominado máximo tribunal del país: los acusados por delitos fiscales, como defraudación, contrabando o uso de facturas falsas, ya no podrán ser sujetos a prisión preventiva oficiosa (PPO), luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) consideró que estos tipos penales no atentan contra la seguridad nacional ni constituyen delincuencia organizada, por lo cual no se justifica aplicarles dicha medida preventiva ( La Jornada, Eduardo Murillo).

Antes de conocerse el fallo de la SCJN, el presidente López Obrador cuestionó: ¿Cómo van a ser los jueces, magistrados, ministros, defensores de delincuentes de cuello blanco? ¿Cómo va a ser el dinero el que predomine y no la justicia? Pero lo hicieron.

La autoridad fiscal ha documentado los cientos de miles de millones evadidos por los delincuentes de cuello blanco, por medio del circuito descrito, lo que sin duda atenta contra la seguridad nacional, pero los ministros de la SCJN consideraron que contrabando, defraudación fiscal, sus equiparables, así como los delitos relacionados con comprobantes fiscales son peccata minuta, con todo y que se trata de un enorme daño a la nación, pero, asegura, no se trata de crimen organizado.

Pues bien, de entrada, la misma autoridad fiscal dio cuenta de un listado que involucra a cerca de 10 mil empresas y personas dedicadas a dicha práctica, aunque subrayó que el universo de involucrados en la evasión fiscal mediante estas operaciones es más extenso. Durante el régimen neoliberal creció como la espuma el jugoso negocio de evadir al fisco, utilizar facturas falsas, repartir coimas entre los integrantes del SAT y mucho más para defraudar al Estado, pero una vez que todo ello se frenó, en beneficio de las arcas nacionales, llegan los ministros y lo echan para atrás. Inconcebible.

Al inicio de la presente administración, el Servicio de Administración Tributaria detectó el funcionamiento de 8 mil 204 empresas factureras para simular operaciones, evadir el fisco o lavar dinero por un billón 600 mil millones de pesos, mientras la Procuraduría Fiscal de la Federación documentó que “ir contra las factureras es acabar con 70 por ciento de la corrupción en el país, porque aquí encuentras esquemas de desvío de recursos públicos, de moches, de lavado de dinero, con esquemas para no pagar impuestos; eran protegidos desde el gobierno; el SAT se convirtió en una cueva de ladrones”.

Sobre la decisión de la SCJN el presidente López Obrador comentó que “es muy lamentable, una vergüenza. Imagínense, los ministros protegiendo a defraudadores fiscales y a factureros. Aunque digan lo que digan, es proteger a los de arriba, a los potentados, a la delincuencia de cuello blanco. Ayer fue un mal día para el Poder Judicial, ayer sí, Suprema Corte del derecho, si acaso, no de la justicia, no es posible eso”.

Fue más allá: es una vergüenza que la ley se aplique en beneficio de los que tienen dinero o los que se dedican a hacer negocios ilícitos sólo porque tienen buenos despachos de fiscalistas. ¿Y el pueblo? ¿Qué significa eso que hicieron? Que de una u otra manera le dan impunidad a los que defraudan la hacienda pública. Y defraudar la hacienda pública es defraudar al pueblo, porque si se facilita el fraude fiscal hay menos ingresos para la hacienda pública, menos presupuesto, menos recursos para la educación, para la salud, para el desarrollo del país en beneficio de una minoría. ¿Eso es justicia? ¿Cómo se van a atrever a eso? Ahora resulta que quien hace operaciones ilícitas en lo fiscal tiene protección.

Ante tal panorama, el mandatario subrayó la necesidad de denunciar públicamente ese tipo de comportamientos “y seguir señalando que no hay todavía una verdadera impartición de justicia. ¡Cuánto daño hicieron con las facturas falsas! Eso lo crearon hace 12 años (léase en el sexenio de Borolas). Me acuerdo de un asunto, creo que en la campaña de Peña Nieto; se descubrió un movimiento de dinero de un depósito y se fue a verificar al supuesto donante; estoy hablando de millones de pesos. Fue en Chihuahua y era una vecindad, una casita humilde y no existía la persona”.

Y como ese caso, miles y miles más, siempre con el objetivo de enriquecerse a costillas de la nación, sin olvidar otras prácticas depredadoras. Pero en la SCJN consideran que eso es lo de menos.

Las rebanadas del pastel

Entonces, gracias a los ministros de la SCJN, los fortalecidos delincuentes de cuello blanco descorchan champaña. (Carlos Fernández-Vega, La Jornada, Economía, p.19)

.