29 de noviembre de 2022

LA POLÍTICA nacional

Columnas del lunes 21 de noviembre de 2022

.

La conversación que necesitamos

Dos expresidente de Uruguay, Sanguinetti y Mujica, uno liberal, el otro socialista, fueron capaces de superar diferencias para «no sumergirse en el pasado, sino hablar del país… mirando hacia el futuro”.

HÉCTOR AGUILAR CAMÍN / DÍA CON DÍA

“Uno es liberal, el otro socialista; uno hace de la liturgia del poder un dogma, el otro se ha encargado de dinamitar las formalidades de la autoridad; uno es colorado, el otro es de origen blanco; uno es traje y zapatos de suela, el otro, camisa leñadora y botas de trabajo. Los dos pasaron 80 años de vida.

“Ambos viven una vida sobria; los dos se han dedicado a la vida política; uno y otro tienen a su lado mujeres de carácter fuerte, con las que han compartido una vida entera, mientras se dedicaban a la militancia partidaria o a ocupar cargos de gobierno; los dos se caracterizan por ser capaces de superar el discurso político del momento e ingresar en el terreno filosófico; hace tiempo que ambos intentan dar señales para que las diferencias entre los uruguayos no se conviertan en una grieta.

“Los dos fueron presidentes de Uruguay y, por sus diferencias, son dos caras opuestas. Por sus similitudes son una misma moneda.

“A más de un militante político le desconcertará saber que Julio Sanguinetti y José Mujica fueron capaces de superar diferencias y hacerse tiempo para juntarse durante seis martes (entre junio y agosto de 2022) en la sede de la editorial Penguin Random House, en el centro de Montevideo, para conversar, reflexionar, acordar y discrepar sobre la democracia, el Estado, la economía de mercado, el consumo, el capitalismo, la ciencia, el arte, la corrupción, el narcotráfico, la familia, el amor, el futbol. Sobre la vida y sobre la muerte.

“La consigna que se les planteó fue no sumergirse en el pasado, sino hablar del país… mirando hacia el futuro”.

Aceptaron. El resultado es un libro de título persuasivo y pertinente: “El horizonte. Conversación sin ruido entre Sanguinetti y Mujica”.

Sus editores son Alejandro Ferreiro y Gabriel Pereyra. Las palabras citadas son de su prólogo.

Sanguinetti: “Somos historia de vida bastante distinta. La mía fue desde el primer día dentro del periodismo y la política”.

Mujica: “En el caso mío soy un campesino medio urbano, de chacra chica. Allí donde mueren las chacras y empiezan los solares”.

Sanguinetti y Mujica sostienen el tipo de conversación que necesitamos.

hector.aguilarcamin@milenio.com

.

.

DUDA RAZONABLE

La “verdadera” reforma electoral/CARLOS PUIG

Milenio.

Hoy está claro que la reforma electoral propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador y su partido no pasará. Ya veremos qué se propone en las próximas semanas y meses en cambios a las leyes que necesitan mayorías simples en las cámaras legislativas y si en el Senado Morena conseguirá, en este ambiente, pasarlas.

Lo que estamos viviendo desde hace unos meses, sin embargo, es en los hechos una avalancha de sucesos que simplemente ignoran las leyes electorales construidas con varias reformas desde la creación del IFE, ahora INE, impulsadas por varios partidos, sobre todo los de oposición después de cada periodo electoral. A estos hechos hay que sumar que el órgano encargado de vigilar todo eso, de fiscalizarlo y de aplicar medidas correctivas o sancionadoras ha sido golpeado presupuestalmente, lo que reduce su capacidad de operación.

Buena parte de todas esas reformas tenían como objetivo controlar el tiempo de las campañas para intentar hacerlas imparciales y no dar ventaja, sobre todo, a gobiernos, y la más importante, el control del dinero no autorizado en los esfuerzos electorales.

Lo que hemos vivido en los últimos meses y, me temo, lo que seguiremos viviendo, en estados y ahora rumbo a la elección federal es pasar por encima de todas esas leyes, simular.

Todos sabemos desde hace un rato, por ejemplo, quién será la candidata de Morena para Estado de México, que hoy lo es con un nombre simulado dizque para no incumplir la ley, que por supuesto incumple. Los aspirantes a la candidatura morenista para la Presidencia se pasean por el país haciendo campaña, organizan eventos, forman grupos de apoyo, le ponen nombre a sus “movimientos”, es decir, ya están en lo electoral más allá de las reglas. ¿Cómo se paga todo eso? Vaya usted a saber. Y no hay manera de saber porque estrictamente no son actos electorales —no se ría—.

La oposición, por cierto, se ha atrasado pero ya anda en lo mismo. Los aspirantes renuevan su imagen en redes, contratan consultores, andan en la misma y seguramente muy pronto emparejarán el marcador en términos de simulación.

En unos meses, cuando si hay denuncias estas cosas se tengan que decidir en el órgano electoral disminuido y golpeado, difícilmente sucederá algo.

La ley pudo no haber cambiado, pero, en los hechos, de poco habrá servido.

.

.

.

.

Consecuencias de una marcha

José Narro Robles

El Universal

La marcha del pasado domingo 13 fue exitosa más allá de los números. En apoyo de lo anterior habría que recordar la espontaneidad con la que asistió la gente y el ánimo que los acompañaba; la convicción de hacerlo en defensa del INE, una institución fundamental para la democracia y la libertad en el país; la claridad de la consigna que generó y compartió la marcha: «¿Y yo a que vine? …. a defender al INE»; la diversidad de los grupos sociales que participaron y su sentido de camaradería; la presencia de jóvenes y de familias completas; al igual que el orden y el respeto prevalecientes, entre muchas otras características. Se trató, ni más ni menos, de una auténtica expresión plural y ciudadana, propia de una sociedad democrática. También fue exitosa porque nos ha permitido ver las reacciones del presidente, de sus colaboradores y simpatizantes.

Preocupa la actitud del presidente López Obrador. Inquieta por reiterada. Por las acusaciones infundadas y por tanto sin prueba alguna, las descalificaciones, insultos y amenazas que reparte entre quienes pensamos de forma distinta a él y por el tono utilizado. Por su incapacidad para asumirse como el presidente de todos y entender que su tarea consiste en unir y no en enfrentar, en convocar y nunca dividir. Fui formado en la idea de que la presidencia de México es una institución a la que se debe respetar y que todo inicia por lo que hace quien ejerce la titularidad del poder ejecutivo federal. Lamento que el presidente no se ajuste a esa condición. Quien no se respeta, no tiene autoridad para pedir a otros que lo hagan. La investidura presidencial se lastima con actitudes como las que él asume. Un presidente que insulta se rebaja.

Los servidores públicos solo pueden hacer lo que tienen permitido en la legislación. Por supuesto que ofender, insultar, amenazar o faltar al respeto, no forma parte de las atribuciones o capacidades de los servidores públicos incluido el presidente del país. Por su parte, a los ciudadanos solo nos está prohibido lo que expresamente así se marca en la ley. Opinar, disentir y participar en marchas ordenadas no sólo no está prohibido, forma parte del régimen de libertades que tenemos en el país. Sé que este es un deseo que caerá en el vacío, pero sería bueno que el presidente reflexionará y cambiará su actitud. Los votos que obtuvo en 2018, la aceptación que tiene entre la población y el alto cargo que ocupa, no le dan derecho a insultar a nadie y menos a violentar frecuentemente la ley.

El país requiere de un presidente objetivo, flexible y dispuesto a tomar decisiones después de escuchar a los demás. No de uno cerrado a los puntos de vista de otros, comprometido solo con su propio parecer, sin capacidad para reconocer errores, omisiones e insuficiencias y por tanto sin la disposición para modificar pautas y conductas cuando así corresponda. Se necesita de alguien que piense y gobierne para todos y no de un jefe de facción. Requerimos de un líder con autoridad moral y no de quien solo ejerce el amplio poder presidencial que otorga nuestro sistema. El tipo de líder que México reclama es el de un constructor político, un hacedor de realidades, una persona tolerante, prudente y generosa. Por desgracia, este no es el perfil del presidente López Obrador. Su convocatoria a la contra marcha así lo demuestra.

.

.

¿Listos para la movilización permanente?

Salvador Camarena

El Financiero, 

El 9 de noviembre publiqué aquí que “a 23 meses del fin de su mandato, Andrés Manuel López Obrador ha llevado a donde quiere a aquellos que él considera sus adversarios: les ha emplazado a medir fuerzas en la calle”.

Esa columna, que auguraba que AMLO respondería a la marcha del 13 de noviembre con otra megamovilización, falló en la fecha (dije que eso ocurriría el 1 de diciembre; será antes) y no perfiló detalladamente qué seguiría tras ambos mítines.

El tema hoy no es si el lopezobradorismo doblará o triplicará la convocatoria vista el pasado domingo. Eso se da –y desde la columna del 9 de noviembre lo apunté– por sentado. Tampoco es tema el porqué un gobierno insiste en verse como movimiento y no como representante de todos. Lo que es obligado preguntarse es si la ciudadanía no morenista está lista para una movilización permanente, que es justo lo que iniciará el 27 de noviembre, día en que el Presidente y los suyos desbordarán Reforma y el Zócalo.

La marcha ciudadana surgió del hartazgo de años que clases media y alta han incubado frente a descalificaciones e insultos por parte de Palacio Nacional. Una parte menor del grupo que se manifestó el 13N votó por AMLO en 2018 o, sin haberlo respaldado en las urnas, estuvo dispuesto a darle el beneficio de la duda. Pero al no ser parte de sus grupos orgánicos, muy pronto el gobierno les tachó como enemigos deleznablemente aspiracionistas y así forjó una realidad con sólo dos bandos: con él o contra él.

Cuando el Presidente lanzó su iniciativa para reformar reglas e instituciones electorales, así como parte de la representación legislativa, esas agraviadas capas decidieron que una delicada línea estaba a punto de ser cruzada, y que les tocaba marchar, algo que no suele ser parte de sus mecanismos de relación con el poder.

Cierto que algunos de los colectivos agraviados han salido a la calle en estos años (feministas, víctimas de la violencia, enfermos sin medicamentos, por mencionar algunos), pero manifestarse de manera conjunta con un sólo fin –defender al INE– suponía también decirle al Presidente que ya no aceptarían sin más lo que hace la clase política, porque además de AMLO también era destinataria de ese mensaje la oposición. Pero, ¿la marcha tenía conciencia de que ya no hay retorno?

Andrés Manuel es feliz en el pleito. Subrayo: no sólo en la calle, sino en el pleito que incluye tomar la calle. Los meses que siguen hasta el fin del sexenio serán una mañanera con esteroides; con la novedad de que ésta no ocurrirá sólo en el interior de Palacio Nacional ni sólo durante las primeras horas del día. El movimiento ha entrado en fase de defensa y promoción permanente de sus figuras y sus mitos.

Si ciudadanos y organizadores de la marcha del 13N ven en la del 27N sólo una respuesta de acarreados desde el gobierno, fracasarán en el diagnóstico.

Estamos en el umbral de una movilización permanente, que cancela lo poco que había de diálogo y negociaciones; que para el gobierno tiene rumbo (2024) y visibles operadores que competirán para que AMLO les premie con candidaturas y puestos.

¿Del otro lado hay conciencia, energía, creatividad, fondos y liderazgos para hacer su propia movilización?

La marcha del 13N fue un éxito. La del gobierno también lo será. Tras ello, el lopezobradorismo profundizará la parcialidad y rigidez de su agenda en toda interacción o negociación. La presión y el choque será la única política gubernamental. ¿Están listos del otro lado para resistir?

.

.

La guerra por las marchas… y por los consejeros

Enrique Quintana

El Financiero,

No fue sorpresa que la marcha por la defensa del INE fuera tan numerosa en la Ciudad de México.

Baste recordar que las fuerzas opositoras a Morena, es decir, la coalición Va por México y Movimiento Ciudadano, obtuvieron en 2021 en conjunto el 50.5 por ciento de los votos válidos mientras que Morena y sus partidos afines consiguieron el 44.5 por ciento.

La diferencia correspondió sobre todo a partidos que no alcanzaron su registro o candidatos independientes.

Es decir, Morena perdió la capital por una diferencia de 5 puntos porcentuales.

En 2018, cuando López Obrador fue candidato presidencial, los votos en la Ciudad de México para los candidatos a diputados respaldados por Morena y sus aliados (refiero la votación por diputados para poder hacer la comparación con 2021) correspondieron al 59.3 por ciento de los votos válidos.

Es decir, la pérdida de votos de los partidarios de AMLO en la Ciudad de México correspondió aproximadamente al 15 por ciento del total.

En pocos lugares del país hubo un giro tan marcado en las intenciones de voto.

Y, de acuerdo, con las encuestas de salida que aplicó El Financiero en las votaciones del 2021, la mayor parte del cambio de voto correspondió a las clases medias.

En 2018, una parte muy importante de este segmento en la capital respaldó en las urnas a López Obrador, y en 2021 lo abandonó.

Por eso, en alguna medida no fue sorpresivo que, a la marcha para defender al INE, que realmente se convirtió en marcha para protestar contra el actual gobierno, se hayan sumado miles de personas como pocas veces se había visto en la capital.

Seguramente estuvieron quienes siempre se han opuesto a López Obrador, pero también muchos de los que se arrepintieron de haber votado por él en 2018.

¿Quiere decir esto que la marcha del 27 de noviembre que encabezará López Obrador será más pequeña que la del 13 de noviembre?

No necesariamente. Las razones son dos.

La marcha y luego la concentración en el Zócalo no será solo de capitalinos, sino que habrá una movilización de todos los estados de la República.

Los gobernadores de Morena van a buscar hacerse presentes movilizando a la mayor cantidad posible de personas.

No habrá reparo en el uso de recursos públicos.

Los partidarios de López Obrador saben la relevancia que tiene para AMLO esta marcha, la del desagravio, y saben que si no están presentes provocarán la molestia del presidente.

Así que, desde Quintana Roo hasta Baja California, los gobiernos morenistas se van a hacer presentes.

La segunda es que la maquinaria política de Morena, al margen de los gobiernos estatales, también va a desplegarse.

Los militantes del partido en el gobierno, tanto los que acudirán por voluntad propia como los que serán movilizados (acarreados es un término más claro), no van a dejar que AMLO pierda la partida.

Pero, como le comentamos antes en este espacio, la batalla crucial no será por ver quién logra movilizar al mayor número. En esa contienda, la oposición va a un terreno disparejo, pues Morena utilizará sin recato los recursos del Estado que sean necesarios.

Permítame enfatizar que la siguiente batalla relevante será el proceso de sustitución de los consejeros electorales.

Y, en la primera fase de este proceso, hay una decisión muy relevante, que es la conformación del Comité Técnico de Selección, que filtrará a los aspirantes a formar parte del Consejo General del INE antes de que sean votados por el Pleno de la Cámara de Diputados.

Ese Consejo Técnico estará integrado por 7 personas.

Tres de ellos seguramente serán totalmente promorenistas, pues van a ser designadas por la Cámara de Diputados.

Dos integrantes deberán ser propuestos por Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Pero, como en el caso de las recomendaciones que emite la CNDH, deberían ser acordadas con el Consejo Consultivo.

Los diez integrantes del Consejo Consultivo de la CNDH deben ser el filtro para asegurarse que las personas propuestas por la esta institución son imparciales y tienen el perfil requerido.

De no ser así, se corre el riesgo de que la parcialidad que ya mostró su presidenta, Rosario Piedra, se vuelva a hacer presente en estas designaciones.

En el más reciente nombramiento de consejeros, la Comisión propuso a John Ackerman y a Sara Lovera.

En el pasado, se pretendía negociar con las otras fuerzas políticas para llegar a acuerdos que reflejaran consensos. Pareciera que hoy, será una batalla para asegurar de un modo u otro el control del árbitro electoral.

Ojalá no estemos sembrando las semillas de una crisis política, que es lo último que necesita México en este momento.

.

.

Reconciliación

Ricardo Monreal Ávila

El Universal

Friedrich Katz afirmó alguna vez que todas las revoluciones comienzan con un ideal utópico. Por eso, juzgar los resultados de un movimiento revolucionario con base en sus postulados iniciales puede ser injusto. Pensemos, por ejemplo, en los tres pilares de la Revolución francesa: libertad, igualdad y fraternidad; ninguno de ellos se convirtió en realidad de manera inmediata; tuvieron que pasar décadas para que el pueblo francés experimentara algo parecido.

La Revolución Mexicana, cuyo aniversario conmemoramos ayer, inició con una consigna clara postulada por Francisco I. Madero: sufragio efectivo, no reelección, a la que muy pronto se le unirían la voz del campo, representada en la figura de Emiliano Zapata, y la causa de la justicia social, enarbolada en los ideales de los hermanos Flores Magón.  

Hoy, 112 años después del inicio de aquel movimiento, México ha conseguido, a través de una lucha sin descanso e intensificada en las últimas dos décadas, fortalecer sus libertades y derechos democráticos. Sin embargo, a pesar de los avances alcanzados a partir de la transición política iniciada en 2018, lograr la justicia social, la igualdad y el fortalecimiento de los derechos campesinos son pendientes por cuya consolidación deberemos seguir trabajando.  

En 1988, la primera vez que la izquierda partidista en México tuvo una oportunidad real de acceder al poder a través de las vías democráticas, la insatisfacción de las y los mexicanos respecto al poder era muy similar a la que alimentó la llama de la Revolución de 1910, como resultado de la pobreza, desigualdad social e impunidad, y tal vez lo más importante, un profundo descontento social por el déficit democrático que impedía elegir libremente a los gobernantes.

En 2006, cuando la izquierda tuvo una oportunidad real de contender por el poder por vez primera en este siglo, con el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador al frente, nuestras causas no habían cambiado mucho respecto a las impulsadas en el ’88. Además, como lo demostró el fraude electoral, la democracia en México era aún un experimento si no fallido, inconcluso. Es decir, las causas de fondo de la Revolución mexicana seguían vigentes, al no haber sido resueltas en su totalidad.  

La presión y la ebullición populares provocadas por el anhelo de, finalmente, convertirnos en un país con democracia y justicia social, fueron algunos de los elementos que permitieron que fundáramos Morena en 2012, como asociación civil; como partido político, en 2014 y, finalmente, llegar al poder en 2018.  

¿Qué tanto hemos avanzado? Creo que bastante. Iniciamos una transición política de manera pacífica y, a partir de los mecanismos democráticos, logramos acercarnos al ideal de la justicia social; ahora los programas de asistencia tienen rango constitucional, y el Estado de bienestar se robusteció a través de la inyección de recursos a las políticas sociales. Por otro lado, el sufragio efectivo por el que luchó Madero se ha ido consolidando con acciones concretas impulsadas desde el Poder Legislativo, como haber elevado a delito grave los ilícitos electorales y el uso de recursos públicos.  

Lo sucedido desde 2018 nos muestra que la manera más firme de avanzar y lograr cambios profundos es a través de las leyes e instituciones, del fortalecimiento del Estado de derecho. Sin embargo, esta transición política no ha estado exenta de lo que los movimientos revolucionarios armados provocan, un reacomodo inmediato de correlaciones de fuerzas y de equilibrios sociales preexistentes que, a su vez, causan desencuentros y polarización.  

No podía ser de otra manera. La élite porfirista se enfrentó con dureza a la nueva e incipiente clase política formada por Madero. Los años posteriores a su llegada al poder fueron de gran polarización, producto del choque de dos visiones que en cierto grado pudieron conciliarse a través del movimiento cardenista, que logró armonizar posturas que de otra manera no hubieran podido encontrar un cauce institucional.

Por eso, después de una revolución, debe venir la reconciliación. El sábado pasado, por invitación de colectivos de todo el país y durante la primera Convención Nacional por la Reconciliación, presenté el proyecto que consideramos puede y debe implementarse en nuestro país en esta etapa histórica.  

El proyecto completo está disponible en mi página web, pero, en suma, se trata de una ruta para transitar hacia la reconciliación; alejarnos de la división; continuar en la construcción de un México justo, seguro, sustentable, próspero, productivo y equitativo. Sí, puede parecer utópico, pero la historia nos muestra que así iniciaron todos los grandes movimientos que han cambiado a las naciones y al mundo. Lo único que necesitamos es lograr que todas y todos avancemos hacia la misma dirección.

.

.

“Cumbre” populista de izquierda…

Enrique Aranda

Excelsior..

De no ser por los… receptores de dádivas.

A más de uno ha llamado la atención la singular coincidencia por la que, 48 horas apenas antes de encabezar la manifestación que en apoyo de sí mismo y de su gobierno convocó y organiza con su partido y aliados, Andrés Manuel López Obrador vaya a tener la oportunidad de encontrarse y previsiblemente será arropado por los más representativos líderes de la izquierda populista latinoamericana.

Este viernes, en efecto, los presidentes Gustavo Petro, de Colombia, Gabriel Boric, de Chile, y el tabasqueño se darán cita en la capital, en Palacio previsiblemente, para participar en la XVII Cumbre de la Alianza del Pacífico a la que, en calidad de invitados especiales, asistirían también el argentino Alberto Fernández y Luiz Inácio Lula da Silva, aunque hasta el pasado viernes, el brasileño no había confirmado aún su asistencia. Faltará sólo el exsindicalista peruano Pedro Castillo a quien, sujeto a investigaciones por supuesta corrupción, el Congreso le negó permiso para dejar su país…

Hablamos de un encuentro al que si bien asistirán también el “conservador” ecuatoriano Guillermo Lasso y el cuestionado costarricense Rodrigo Chaves, en calidad de miembros “potenciales” de la organización, cuya fundación en 2011 promovió el ahora odiado Felipe Calderón, y que tendrá como punto central de su agenda el estudio de alternativas para potenciar el comercio e integración regionales, ofrecerá a los participantes una oportunidad envidiable para abordar temas claramente políticos y, en el caso de los citados en el párrafo anterior, al menos, la oportunidad de “cerrar filas” y ofrecer toda suerte de apoyo al mexicano, ante el supuesto embate enderezado en su contra por el conservadurismo local…¡y hasta de marchar con él, si alguno se anima!

Las cartas, pues, están sobre la mesa y, salvo sorpresas de última hora, nada impide prever un alineamiento de mandatarios de la región en torno a Ya sabemos quién, que, fiel a su costumbre, no dejará pasar la oportunidad de exhibir en el marco de la concentración, ahora en proceso de organización, los apoyos recibidos…

ASTERISCOS

* Inusual reacción del gobierno federal, de Hacienda en concreto, por la derrota del subgobernador de Banxico, Gerardo Esquivel, ante el brasileño Ilan Goldfajn en la puja por la presidencia del BID. Se eligió “más de lo mismo…”, lamentó la dependencia a cargo de Rogelio Ramírez de la O, tras que el mexicano obtuviera el apoyo de sólo dos países del área…

* Ahora sí que, sin hacer mayor ruido, la llamada Bitácora Electrónica de Seguimiento a Adquisiciones (BESA) cumplió ya un año de operación y, a decir de la Función Pública de Roberto Salcedo, con buenos resultados, pues permitió fiscalizar en tiempo real 80% de las compras públicas, algo así como 3,241 contratos. Bien…

* De llamar la atención el cierre de filas de la comunidad de abogados de Quintana Roo con la Fiscalía del estado y su titular, Óscar Montes de Oca, ante el reciente surgimiento de ataques y la exigencia de su remoción, surgidos al amparo del inicio de la gestión de la nueva gobernadora, la expriista y ahora morena Mara Lezama…

Veámonos el miércoles con otro asunto De naturaleza política.

.

..

.

La Cuarta Transformación

Le aplican la ‘cuauhtemiña’ a Cuauh

Darío Celis

LA DISPUTA ENTRE la Fiscalía General de Justicia de la CdMx, con Claudia Sheinbaum sumada, y su similar en el estado de Morelos, por el caso Ariadna Fernanda, tiene un trasfondo que alcanza incluso el ámbito internacional.

El asunto se trata en realidad de una carrera entre las agencias de inteligencia del lado mexicano y las estadounidenses, en específico, para concluir e intentar judicializar expedientes contra el fiscal morelense, Uriel Carmona, y el propio gobernador del Estado, Cuauhtémoc Blanco.

El exfutbolista tiene claro que, en al menos un par de ocasiones, el fiscal se reunió con agentes de inteligencia estadounidenses en un hotel capitalino para exponer la operación de los grupos delictivos en Morelos.

Ahí, Carmona Gándara se enteró de las indagatorias que se habían iniciado en el país vecino por la presunta relación que mantienen éstos con su gobierno local.

Los datos concordaban con las indagatorias que sus ministerios públicos tenían ya abiertas sobre varios funcionarios y exfuncionarios cercanos al “Cuauh”, por presuntos nexos con líderes del crimen organizado.

A lo anterior se sumaban otras tantas carpetas por la operación irregular del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado, un negocio que habría dejado 200 millones de pesos anuales.

Las investigaciones desde Norteamérica nutren, y se nutren, de las carpetas que están en la Fiscalía de Morelos y que trascienden ahora a la General de la República donde existe ya una denuncia contra Blanco con folio 002316 por los delitos de delincuencia organizada.

Por otro lado, sobre el fiscal Carmona también hay muchas sospechas: fue notario hasta hace cuatro años, luego propuesto por el exgobernador Graco Ramírez para ocupar el encargo, y electo en febrero de 2018 por mayoría de votos por la LIII Legislatura del estado.

Su operación en la FGE ha sido siempre una piedra en el zapato para Blanco, por lo que, además de impulsársele un proceso de desafuero en el Congreso federal, es también objeto de investigaciones por el fiscal Alejandro Gertz Manero y por el Jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera, Pablo Gómez.

Las filtraciones del grupo Guacamaya lo vincularon también con el crimen organizado, por lo que ahora enfrenta una pugna de iguales contra el gobernador, en la que deberá destruir a su rival aquel que no quiera ser destruido.

El caso Ariadna fue la oportunidad del “Cuau” para tratar de deshacerse de Carmona Gándara, pero el súbito involucramiento de Sheimbaun también tendría una poderosa razón: neutralizar también al ex seleccionado nacional de desembarcar en el Gobierno de la CdMx.

Los dardos envenenados de la Fiscalía que comanda Ernestina Godoy no irían tanto contra su colega Carmona, sino contra el propio Blanco y su hermano Ulises Bravo.

Sheinbaum no quiere que le impongan a Blanco como un eventual sustituto. Su proyecto apunta a su secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch, que es el único con posibilidades de ganar la CdMx con el voto femenino, un sector que la “corcholata” favorita de Andrés Manuel López Obrador ya perdió.

“EL PRESIDENTE ES un genio político: hay que entender eso. En cuatro años no he visto que nadie le gane en la plaza pública”, decía cosa de un par de meses atrás Arturo Zaldívar. En una reunión privada, el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que dejará el cargo el último día de diciembre, reflexionaba sobre su relación con Andrés Manuel López Obrador: “le tengo aprecio, respeto y reconocimiento, esto no es algo de testosterona, es de neuronas”. Y ya encarrerado afirmaba: “nunca me ha pedido nada indebido: yo cumplí con mi responsabilidad como ministro presidente, la que llegue o el que llegue será ya su responsabilidad”. ¿Qué hará Zaldívar a partir del primer minuto de 2023? Puede quedarse en la Corte todavía los dos años que le quedan como integrante del Pleno o buscar una posición en la Corte Interamericana de Derechos Humanos o en la Corte Internacional de la Haya. En el gobierno de López Obrador se ve difícil. Lo que sí es que si se va le hará un gran favor al tabasqueño porque éste podrá asegurarse un ministro incondicional más. No pierda de vista a Verónica de Gyves.

YA SE CUMPLIÓ más de un mes que la Agencia Nacional de Aduanas (ANA) está acéfala. Y es que el control de este apetitoso organismo se lo están disputando el secretario de la Defensa Nacional, el secretario de la Marina Armada de México y el titular del Centro Nacional de Inteligencia. El general Luis Cresencio Sandoval, el almirante José Rafael Ojeda y el general Audomaro Martínez no han logrado ungir al relevo de Horacio Duarte. Fueron justamente estos miembros de la Fuerzas Armadas los que presionaron la salida del que será el coordinador de la campaña de la maestra Delfina Gómez como virtual candidata a la gubernatura del Estado de México. El asunto se relaciona con la operación de la aduana Colombia, en Laredo, donde se detectó la introducción masiva de huachicol. Se cree que el nombramiento en la ANA todavía tardará.

EN EL MUNDO de los consultores políticos y las empresas encuestadoras hay sorpresas por la aparición de nuevas agencias de “estudios de opinión” y la forma en la que se han entregado a los intereses de la 4T. Ahí se encuentra Enkoll, de Heidi Osuna, que se le asocia directamente con Claudia Sheinbaum y su principal operador, el vocero Jesús Ramírez. Osuna fue empleada de Ignacio Durán, otro desprestigiado “comunicador” que en el sexenio pasado le llevó la relación con prensa a Emilio Lozoya. Ambos, Durán y Osuna, tuvieron una profunda cartera abierta para comprar voluntades del hoy criminal confeso y reportaban a David López, el vocero de Enrique Peña Nieto en el primer tramo de su gobierno. Enkoll, como otras encuestadoras más, es vista con desconfianza en el mercado de la comunicación por su captura en Palacio Nacional.

TRAS LA MARCHA ciudadana el domingo pasado, la organización Unid@s tomó vida en el Estado de México. Ayer las dirigencias estatales del PAN, PRD y PRI que encabezan Anuar Azar, Omar Ortega y Éric Sevilla, respectivamente, anunciaron la alianza electoral para las elecciones de 2023. Todavía no está dicha la última palabra sobre quién será el candidato que abanderará la causa. El tricolor lleva a Alejandra del Moral y el blanquiazul a Enrique Vargas, quien súbitamente volvió a subirse a la contienda. Parecería que la candidata del gobernador Alfredo del Mazo es la buena, pero se sabe que Marko Cortés respalda con todo al expresidente de Huixquilucan, cuya suerte depende de que Alejandro “Alito” Moreno y sus diputados voten contra la reforma electoral de Andrés Manuel López Obrador. Si no lo hacen, Vargas se irá por la libre.

COMO SI LA confianza de la inversión extranjera en el Estado de derecho no estuviera fracturada, ahora es precisamente un juez de control del Tribunal Superior de Justicia de la CdMx el que dinamita las relaciones con Estados Unidos. Se trata de Júpiter López Ruiz, quien embargó empresas completas, como Grupo Farmacéutico SOMAR, propiedad del fondo Advent, sin tener nada que ver con la supuesta investigación que el doctor Júpiter utilizó de excusa para secuestrar una transacción multimillonaria. SOMAR y Advent no han sido legalmente notificadas del acto y “su señoría” no se ha dignado a otorgarles derecho de audiencia. Más bien actúa como cuña de un grupo criminal que obliga a las empresas a pagar a cambio de la libertad de sus bienes y valores. La embajada que encabeza Ken Salazar ya tomó nota de los hechos.

.

.

Sobremesa

La caja de pandora se ha destapado al interior de CFE

Lourdes Mendoza

El Financiero,

El 17 de noviembre de 2022, un día después de haber publicado en este espacio la columna “CFE solapa a agresores sexuales y amedrenta a las denunciantes”, la empresa comandada por el zar inmobiliario y dinosaurio impresentable de Manuel Bartlett, y el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la Republica Mexicana (SUTERM)”, sacaron una circular titulada: “LA CFE refuerza políticas y acciones para combatir la violencia de género”, uno pensaría que por fin dejarían de solapar a los acosadores y violadores; sin embargo, solo quisieron tapar el sol con un dedo. ¿La razón? NO está firmada ni por Manuel Bartlett, ni por el líder sindical Víctor Fuentes del Villar. Simplemente se emitió en hoja membretada del Área de Comunicación Corporativa de la CFE. Tampoco fue rubricada por algún funcionario o representante del Comité Ejecutivo Nacional del SUTERM, ¿por qué será?

Ah y no está por demás comentarles que cuando publiqué la columna “Acoso sexual, laboral y amenazas de muerte, la pesadilla de Wendy Herrera y decenas de mujeres en CFE” el 19 de octubre, ni pio dijeron.

Quieren tapar el sol con un dedo, pues…

1.- De entrada, fue emitida al día siguiente que expuse el caso de Sofía.

2.- Es un motivo de indignación para todas las mujeres que laboran en la CFE-SUTERM el caso de violencia laboral y sexual de la trabajadora Sofía, adscrita a la Gerencia ASARE, y que en la referida circular anónima se señala que se va a solucionar el acoso estratégicamente dándole una plaza de confianza a la trabajadora. O sea, pareciera que lo único que se busca es desviar los reflectores del SUTERM.

3.- Ahora bien, me pregunto, ¿cuál es la solución que darán al caso de Wendy Herrera, que ha sido violentada de todas las formas posibles y directamente por Fuentes del Villar y por varios integrantes de su Comité Ejecutivo Nacional?,

4.- Las demás mujeres que han denunciado, ¿no cuentan?

Dicho lo anterior, quisiéramos conocer los parámetros que siguen para elegir a que víctima sí se le reparará el daño y el porque a las otras víctimas no, ¿tendrá acaso que ver el hecho de que las denuncias de Sofía y Wendy dejan expuesto el lodazal que existe en el SUTERM?

5.- Señala que “La CFE no puede sancionar de manera más severa a lo que la propia norma permite”, ¿qué dijo?, ¿cómo interpretamos esta declaración?

En su momento, la Titular de la Unidad de Género de la CFE Nimbe Durán, señaló en el periódico El País “El acoso sexual esta indebidamente normalizado en muchos centros de trabajo”, y precisó que su Unidad de Género está compuesta por tan solo seis trabajadoras, en donde orientan a las empleadas de CFE que se atreven a denunciar; sin embargo, puntualizó que la intervención de dicha Unidad es limitada y no tienen facultad para sancionar, pero si para remitir los asuntos a la Unidad de Responsabilidades.

La cual SI cuenta con facultades para remitir los asuntos, en los que se desprenda la posible participación de un servidor público en un hecho delictivo al M.P. a través de la denuncia correspondiente, entonces, ¿por qué se lava las manos la CFE? y peor aún, ¿por qué conociendo los hechos delictivos lejos de denunciarlos se vuelven cómplices de los agresores?

6.- También refiere que toda esta violencia sexual, laboral e institucional se va a terminar al proponerle al SUTERM que firme un documento de obligatoriedad de implementar el Manual para la Prevención, Atención y Sanción del Acoso/Hostigamiento Sexual en la CFE. Con esta declaración, están reconociendo que el SUTERM sí realiza este tipo de actos de violencia y la empresa ha sido su tapadera. No está por demás decirles que el manual está vigente desde el 25 de noviembre del 2020. Qué grave situación.

Y no es por echarle más limón a la herida, pero la CFE ha estado incumpliendo el capítulo 23 de Derechos Laborales y el Anexo 23 A del T-MEC, que se pronuncian fundamentalmente en dos sentidos: la no discriminación y la atención de los casos de violencia en los Centros de Trabajo. Estos dos principios y derechos de las mujeres a vivir una vida libre de violencia en el ámbito laboral.

Hay muchas más mujeres acosadas sexual y laboralmente, así como violadas, que no han hecho públicos sus casos por miedo.

Ojalá Manuel Bartlett y Víctor Fuentes del Villar salieran a dar la cara, pues su silencio podría interpretarse como una afirmativa ficta a todos estos hechos que presuntamente se les imputan.

25 de Noviembre

Es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, y déjenme decirles que me enteré que algunas mujeres de la CFE-SUTERM saldrán a hacer público su repudio ante esta situación. Asimismo, han creado una cuenta de Twitter @Victimas_CFE, que las víctimas cuenten su historia con el hashtag #nomasviolenciaencfesuterm.

.

.

Oda a sí mismo

Denise Dresser

Un AMLO-fest. Una carta de amor. Un espejo encantado que refleje al líder al doble de su tamaño. Así será la marcha convocada por el presidente López Obrador el 27 de noviembre. Otra oportunidad para ser colocado en el pedestal, y ser alabado ahí. Otra ocasión para encabezar una protesta opositora, como si no fuera el Presidente de todos. El líder más adicto a la atención que a la democracia, usará la movilización del presente como la ha usado en el pasado, y con los mismos objetivos. Transformar una derrota obvia en una victoria simulada. Presentarse como el paladín del pueblo y desacreditar a quienes ya no merecen esa adscripción. Flexionar el músculo mayoritario para deslegitimar la discrepancia legítima. Y preguntarse, del mismo modo que lo hace en la mañanera, «¿Cómo me veo?», «¿Me quieren?», «¿Espejito, espejito, sigo siendo el más bonito?».

Esa validación vital le preocupa más que cómo reformar al INE para asegurar su autonomía, o cómo hacer más representativo al sistema político para acercarlo a la ciudadanía, o cómo sacar el dinero sucio del proceso electoral para evitar la infiltración del narco. Lo suyo es la popularidad, la teatralidad, el espectáculo. La adoración a su persona por encima de la reprobación de su gobierno. Saberse idolatrado y sentirse infalible. Por eso el imperativo de convocar a cientos, movilizar a miles, y hacer proselitismo con el poder presidencial. A AMLO lo mueven los mismos resortes que a viejos presidentes imperiales al frente de gobiernos lastimosos. Que la adoración tape la mala gestión. Que la magnificación tape el daño de la devaluación. Que la genuflexión tape la implosión. Así fueron los desfiles de Luis Echeverría, las marchas de José López Portillo, el Zócalo repleto, vitoreando a Carlos Salinas.

México amó a presidentes previos, salió a las calles a rendirles pleitesía y después padeció el costo de sus errores y sus excesos. Ojalá hubiéramos aprendido la lección. Porque como escribe el historiador Timothy Snyder, el amor al personaje es lo que une a un clan o a una tribu, no a una democracia. Y la democracia tiene que ver con procedimientos, no con una sola persona mitificada, o con el número de personas que marchen por él. El culto a la personalidad destruye la verdad, y la verdad es reemplazada por la creencia o por la fe. Empezamos a creer lo que el líder quiere que creamos. Que el INE es la fuente de todos los males, que el INE es una institución corrupta, que el INE debe ser controlado por el partido/gobierno. Quienes abrazan esos artículos de fe, dejan de lado la verdad sobre los verdaderos enemigos a vencer: las nuevas mafias del poder, la corrupción neoliberal reencarnada en corrupción neopopulista, la economía mal manejada desde Palacio Nacional, la resurrección del viejo régimen disfrazado.

Pero miles marcharán para colocar a AMLO en un pedestal, porque ya no pueden distinguir entre verdad y sentimiento, verdad y emoción, verdad y esperanza, verdad y fe. El Presidente ha promovido la abdicación de la razón ante la creencia. Ha llevado a que la política se vuelva una batalla frontal de «ellos» contra «nosotros». Y ha edificado un país sobre la ansiedad y el rencor y el miedo, no sobre la deliberación y el debate. Cuando tantos participan en el culto a la personalidad, dejan de ser congruentes, consistentes y demócratas. Creer en un hombre providencial debilita nuestra capacidad de pensar, evaluar, exigir. Pone en riesgo a las instituciones que nos permitirían hacer eso en el futuro, y el INE es quizás la más importante de ellas.

¿Qué toca a quienes se rehúsan a vivir en el México del INE mutilado por el morenismo, en la patria aplastada por mayorías antidemocráticas? Dejar de proveerle a AMLO lo que tanto necesita. Dejar de admirar, aprobar o aplaudir todo lo que hace o dice. Decirle que no es único, ni histórico, ni puede actuar por encima de las reglas, ni al margen de la Constitución. Y llamarle lo que es: una personalidad narcisista, incapaz de percibir otra realidad más que la mediada por sí mismo. Para el narcisista -en palabras de Erich Fromm- el mundo existe para ser usado, instrumentalizado o percibido como peligroso. Y a AMLO no le importa lo que pienses, con tal de que pienses sobre él, o marches en su nombre. He ahí la inseguridad de un Presidente cuya ambición transformadora es convertir ciudadanos en alimento para su ego.

.

.

Importar fascismo

Jesús Silva-Herzog Márquez

Se ha celebrado en México una cumbre de la ultraderecha norteamericana. La Conferencia de Acción Política Conservadora nació a mediados de los años setenta en Estados Unidos y ha sido, desde entonces, el gran foro del conservadurismo de aquel país. La feria que pone a prueba los nuevos liderazgos y que muestra el tono de su discurso. Desde hace poco, CPAC se ha convertido en sede de la extrema derecha mundial. Un desfile que hermana a los populismos nacionalistas de todos los rincones. Hace unos meses, en Dallas, el trumpismo que se adueñó de esa feria convirtió a Viktor Orbán, el primer ministro de Hungría, en algo así como el guía de la Internacional Populista. Admiraban en él al eficaz destructor del orden liberal, al político popular que ha desmantelado, una tras otra, las precauciones institucionales, levantando un régimen autoritario y nacionalista. Orbán es, quizá, el más impulsivo guerrero cultural de nuestro tiempo.

El más resistente, también. Trump está fuera del poder y no ha iniciado con buen pie su campaña electoral. Bolsonaro está a punto de dejar la Presidencia en Brasil. Putin sigue enredado en una guerra que no fue el paseo triunfal que imaginaba. La ultraderecha francesa ha vuelto a fracasar, mientras la incompetencia del populismo británico ha pasado factura. Solo en Italia ha habido buenas noticias este año para la extrema derecha. Por eso puede decirse que quienes llegaron a México a la fiesta del populismo nacionalista no representan una corriente ascendente, sino más bien, en repliegue. Con todo, el cartel fue representativo de esa derecha antidemocrática que pretende hacer causa común en el mundo.

Hay, en efecto, una internacional nacionalista que se alía para levantar sus fronteras, para detener cambios que se perciben como destructores de la identidad, para regresar el reloj y restaurar valores tradicionales, para denunciar los derechos de las minorías. Si hay una cuerda común es el odio al liberalismo democrático. Ahí coinciden Trump y Orbán; Putin y Bolsonaro.

No deja de ser perturbadora la inserción de esta derecha mexicana a la corriente internacional. Se invita a Trump a un evento en México para ofrecer un mensaje especial. Se le vitorea como si el Presidente que fue dos veces procesado por violaciones a la Constitución, el golpista que sigue sin reconocer el veredicto democrático fuera un guadalupano fervoroso. Me sorprende que se admire a quien nos escupe. Entiendo que el gobierno mexicano se haya visto obligado a entenderse con el patán. Lo que no puedo entender es que un grupo de católicos consideren a ese sujeto detestable como modelo político. Los trumpistas mexicanos hacen suyo el odio a México. Convertir a Trump en guía político es autodenigración. Es celebrar sus insultos, es acompañar su desprecio, es festejar sus fechorías. Es también aceptar la bestialidad de un tipo que consideró seriamente lanzar misiles a nuestro país.

No extraña que el extremismo reaccionario vea al socialismo y al liberalismo como enemigos de la tradición y de la identidad. Los liberales y los socialistas, se dijo en la feria ultraconservadora de Santa Fe, quieren destruir lo más sagrado: la vida, la familia, al ser humano. Pero aparece ahora una derecha que no parece actualización del viejo conservadurismo católico sino importación de la política del espectáculo y la provocación. Suscribe todas las conspiraciones; da foro a quienes rechazan la legitimidad democrática; alaba a los golpistas de antes y a los de ahora; emplea las tecnologías que difunden la mentira; entiende la política como una guerra de cultura.

Este populismo conservador que aparece en México de la mano del trumpismo es una novedad histórica. No sé si tiene raíz o si tiene futuro. Pero es algo nuevo. El viejo conservadurismo era tan enemigo de la amenaza del comunismo internacional como del peligro de la contaminación yanqui. En ambos veía fuerzas descatolizantes. Dos amenazas a la raíz profunda de México, desnaturalizaciones a las que había que oponerse ferozmente. Alabar a Donald Trump, a Steve Bannon o a la familia Bolsonaro representa un cambio profundo para la derecha mexicana. Un fascismo importado.

.

.

Vaya amigo

Manuel J. Jáuregui

El Presidente López siempre ha dicho que Trump es su amigo, y recientemente afirmó que pese a ser «capitalista» lo estima.

Después del discurso de Trump, difundido ayer en video dentro de un foro de la Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC), en la CDMX, en el que fustiga al socialismo y exige DETENER SU PROPAGACIÓN, y también «desmantelar los cárteles», al tiempo que ofrece sellar la frontera con México, quizá el señor López deba reconsiderar su definición de «amigo».

Quien acaba de anunciar su decisión de competir nuevamente por la Presidencia de Estados Unidos representa valores políticos totalmente OPUESTOS a lo que exhibe en su gobernar -y abriga en su ronco pecho- el Presidente López.

En esa misma conferencia, el Senador norteamericano (también republicano) Ted Cruz afirmó que se propagan en Latinoamérica Gobiernos socialistas y dictatoriales que deben combatirse.

«¡Por ahí te hablan, Andrés Manuel!».

Por supuesto que tanto Trump como Cruz se referían al Presidente López y a sus amigos que tanto defiende de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Sólo quien no quiera oír puede no darse por enterado que el partido que tras las recientes elecciones (Republicano) CONTROLA ahora la Cámara de Representantes del Congreso norteamericano se opone a las políticas del Presidente López, a su rabioso anticapitalismo, a su furibundo odio a los empresarios, a su desdén por la creación de riqueza, a su afán por otorgarles manga ancha a los cárteles, a su repudio a la inversión extranjera (especialmente en energía) y -adicionalmente- les contrarrepatea que el susodicho señor López no desaproveche oportunidad para echarle al Gobierno norteamericano exigiendo que cese el bloqueo económico a Cuba.

Bloqueo que existe sólo para presionar a los dictadores que oprimen al pueblo cubano a que cesen la represión y abran paso a las prácticas democráticas en esa isla aprisionada por la tiranía y falta total de respeto a los derechos humanos.

Para no perder la costumbre, al señor López le falla el ojo a la hora de medir los alcances diplomáticos de México y su deficiente conducción injerencista de nuestras relaciones exteriores, sobre todo en lo que respecta a nuestro principal socio comercial y cofirmante del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.

Tras lo dicho por Trump y el Senador Cruz no puede quedar la menor duda de que la postura actual del Gobierno mexicano que encabeza y conduce el señor López (vía su corcholata secundaria, Marcelo Ebrard) se encuentra atravesada en medio de las vías y con un tren que avanza en su dirección a toda máquina.

De persistir en quedarse en tal posición, ¡se arriesga a que se lo lleve el tren!

No se requiere doctorado en Física Cuántica para derivar tal cálculo: dos objetos no pueden ocupar el mismo espacio al mismo tiempo.

Entonces, lo sensato -y por lo mismo, seguramente es lo que el señor López NO HARÁ- es quitarse de la posición que ocupa.

Si le pensara un rato, de manera objetiva, se percataría de que el mejor lugar posible para él y su Gobierno es arriba de la máquina y no atravesados a su paso.

Esto, por lo menos, si es que desea que «su movimiento» sobreviva más de lo que dure su sexenio.

Ello ya que, entre otras cosas, no le conviene dejarle a su sucesor -y menos si es su consentida Sheinbaum- una relación tensa y complicada con los vecinos al norte del Bravo.

La simple lógica nos arroja tal conclusión derivada del hecho de que Claudia Sheinbaum ESTUDIÓ en California (Universidad de Berkeley, justo al sur de San Francisco y del Valle del Silicón) donde hizo una estancia para su tesis de doctorado, siendo esta parte del mundo algo así como el mezzanine del Primer Mundo, y esto nos debe indicar que tiene la dama y aspirante presidencial morenista un conocimiento sobre los Estados Unidos más de primera mano.

Esto sobre el funcionamiento de los vecinos al norte del Bravo, su capacidad tecnológica, su poderío industrial y militar, sus prácticas democráticas y sus alcances.

Esto seguramente hará que la mencionada dama prefiera -a diferencia de su mentor, el señor López- ACERCARSE con Estados Unidos Y NO ALEJARSE, como tiende a hacer el Presidente.

Pareciera que el Presidente NO TOMA en CUENTA que las consecuencias de una mala relación con los vecinos RECAERÁ sobre TODOS los mexicanos, no nada más sobre él, que tanto testerea al cabestro, y su Gobierno.

Alinearnos con los valores y las costumbres políticas, económicas y sociales de Estados Unidos es el ÚNICO camino que puede adoptar México para PROSPERAR y avanzar, IGUALMENTE, es el ÚNICO sendero que nos garantiza conservar la DIGNIDAD nacional y lograr que se respete nuestra SOBERANÍA.

.

.

Vodeviles grotescos

JAQUE MATE / Sergio Sarmiento

En la mitología nacional la Revolución, así, con mayúscula, fue una gesta histórica de héroes populares, como Pancho Villa y Emiliano Zapata, que se levantaron en armas contra una dictadura para dar al pueblo tierra y libertad. Hasta hoy el gobierno festeja esta lucha con desfiles.

La realidad es más compleja. La Revolución fue una violenta guerra fratricida. Empezó en 1910 con una rebelión contra Porfirio Díaz, quien se había eternizado en el poder pese a haberlo conquistado con la bandera de la «No reelección». Esta etapa, sin embargo, duró poco. Díaz se exilió para no ver a México sumido en un baño de sangre. Francisco Madero fue electo Presidente en 1911, pero dos años después el general Victoriano Huerta lo derrocó y asesinó. Huerta cayó derrotado en 1914, pero los revolucionarios se enfrascaron en una lucha entre ellos para conquistar el poder.

Ni siquiera la promulgación de la Constitución de 1917 calmó los ánimos. El presidente Venustiano Carranza fue asesinado en 1920. A Álvaro Obregón, Presidente de 1920 a 1924, lo sucedió su compañero de armas, Plutarco Elías Calles, pero se reeligió en 1928, y también fue asesinado. Elías Calles fundó en 1929 el Partido Nacional Revolucionario, antecesor del PRI, para que los revolucionarios compartieran el poder sin pegarse de balazos. Dio inicio así un régimen de partido único que duró hasta fines del siglo XX. Los revolucionarios sobrevivientes se enriquecieron al amparo del poder. La sabiduría popular sentenció: «Les hizo justicia la Revolución».

Diana Palmer, personaje de la nueva novela Revolución de Arturo Pérez-Reverte, caracteriza así las revoluciones: «Tragedias heroicas que acaban en vodeviles grotescos, beneficiando a los de siempre. Pocos revolucionarios siguen siéndolo cuando alcanzan el poder». Si la Revolución empezó ante el entusiasmo del pueblo, pronto se convirtió en justificación de abusos, ejecuciones, torturas, robos y violaciones. Genovevo Garza, otro personaje de la novela, rememora: «Cuando empezábamos la revolución, que llegabas a un pueblito, salían todos a echarnos vivas y hasta con banda de música nos festejaban… Orita, nomás nos ven asomar todos pelan gallo». Otro personaje, el indio Sarmiento, sentencia: «La revolución solo les importaba mientras estuvieran abajo; una vez arriba, se pondrían cómodos… Y así fue, ¿qué no?».

El censo de 1910 registró 15.2 millones de habitantes en nuestro país; el de 1921, 14.3 millones. Por eso se ha dicho que la Revolución cobró un millón de vidas. Sin embargo, las batallas, con excepción de la de Celaya, no fueron demasiado mortíferas. A veces las ejecuciones sumarias de prisioneros o civiles eran más sangrientas. Muchos murieron por enfermedades, como la gripe española de 1918-1919, o por hambre; otros se exiliaron, principalmente a Estados Unidos. En ese periodo la población mexicana crecía un millón por década, por lo que la pérdida total de habitantes no fue de uno sino de dos millones.

La Revolución no nos dio democracia, sino una nueva dictadura, ahora de partido. Dicen que generó prosperidad, pero no más que en los países que no tuvieron una revolución. Muchas naciones más pobres rebasaron a México sin guerras civiles.

Los políticos del siglo XX promovieron el mito de la gesta heroica para conseguir legitimidad. Hoy que el gobierno quiere recuperar las prácticas del viejo PRI, conmemora una guerra que provocó enormes sufrimientos al pueblo, pero que enriqueció y dio poderes autoritarios a una nueva clase de políticos… que no ha abandonado el poder.

.

.

El interino

TOLVANERA / Roberto Zamarripa

1. Para el 5 de junio de 2017, Andrés Manuel López Obrador tenía decidido difundir un mensaje de exhorto al presidente Enrique Peña para permitir una elección presidencial limpia y tranquila y a los grupos económicos poderosos a mantener la calma. A su grey le diría que arrancaba el momento decisivo para la transformación pacífica y cívica del país. Que se la llevaran con calma.

Confió a sus allegados días antes de los comicios para gobernador en el Estado de México que tenía escrito el discurso para el triunfo de Delfina Gómez. No pudo decirlo. El priista Alfredo del Mazo venció por 169 mil votos de diferencia a la maestra.

AMLO confiaba en ganar Edomex con un aparente sentimiento encontrado: si ganaba allanaría el camino a la Presidencia en el 2018 pero a la vez vendría una avalancha  anticipada en contra de Morena para cerrarle el paso.

Era el fin de su Larga Marcha, como la de Mao, donde regresaba del repliegue e irrumpía en el protagonismo. Archivó aquel mensaje conciliatorio pero entendió el matiz: había que moderarse para ganar la Presidencia.

El ciclo ha iniciado de nuevo. La elección del Estado de México es el envión hacia la elección presidencial. Representa el 13 por ciento del padrón electoral nacional, siendo la primera entidad en votantes. Actualmente Morena gobierna cuatro de los ocho estados con mayor padrón de votantes con un 20 por ciento del total nacional. Sumados los cuatro estados con mayor padrón electoral en manos de la oposición (Edomex, PRI; Guanajuato, PAN; Jalisco y Nuevo León, MC) alcanzan prácticamente una tercera parte del padrón nacional. (29 por ciento). Con Edomex, Morena gobernaría cinco estados con 33 por ciento del padrón total, además de 18 estados.

Ahora el discurso será antes de la elección de Edomex. No desde la oposición sino desde el poder. No de conciliación sino de batalla. Sin moderación.

2. El 27 de noviembre vendrá el acto de revulsión en el ciclo de la disputa presidencial. No hay recato y no hay reparo. Más allá de ser la madre de todas las marchas es el desplante de poder, de apabulle, de apantalle, de rúbrica.

Resuenan las (no tan) viejas discusiones de la izquierda forjadas en la lucha contra el priismo, su aparato y cultura política, sobre la autonomía del gobierno y el partido; la independencia de los sindicatos y centrales campesinas; la no corporativización de grupos ciudadanos, como condiciones básicas de una democracia.

No hay matices. El PRI ha sido rey y tiene la patente. No sorprende. Le pasó al PAN. Fox usó la Presidencia para descarrilar a AMLO. Felipe Calderón destituyó desde Los Pinos a Manuel Espino en la dirigencia panista.

A Morena ya lo engulló el aparato gubernamental. Lo que llama la atención en el caso de muchos dirigentes guindas (con biografía de disidencia recta) es la frescura con la que se arrellanan a la vieja condición.

3. Investido el Presidente como líder de la movilización electoral rumbo a 2024, el gobierno y el partido necesitan un intendente que ejecute por sí o interpósitos las decisiones gubernamentales y partidistas. Ahí te encargo el gobierno.

El titular de Gobernación transmite en susurro las órdenes que el Presidente no suele decir en voz alta; pega y soba, amaga y perdona. Adán Augusto López aquietó a las corrientes partidistas de Morena a la hora del Congreso nacional, por encima de Mario Delgado; entretiene a Ricardo Monreal y su disidencia amansada y lo desplaza en el Senado a la hora de votaciones clave (la militarización).

Sin ser presidente de partido define las alianzas electorales. Tiene intervenida a la dirigencia del PRI. (Alejandro Moreno no se mueve ni a la esquina, lo abuchean en las calles). A los gobernadores de MC los insulta en público y enamora en privado.

Su condición de aspirante presidencial hacia el 2024 es secundaria. Ejerce una Presidencia interina de facto y es el obvio candidato a ejercerla si se ofreciera legalmente para terminar este sexenio.

Un líder supremo como cabeza de campaña, un Presidente interino para gestionar el gobierno, un gobierno hecho partido para retener la Presidencia, una batalla encarnizada, sin tregua.

.

.

Templo Mayor

UNA DE DOS:Rogelio Ramírez de la O salió muy leoncito para los temas internacionales… o alguien desde Palacio Nacional le dictó el furibundo comunicado contra la elección en el BID.

SORPRENDIÓ el comunicado, que parecía exabrupto, de la Secretaría de Hacienda criticando la elección de Ilan Goldfajn como nuevo titular del Banco Interamericano de Desarrollo. Resultó extraño el lenguaje y la descalificación del proceso llamándolo “más de lo mismo”. Sobre todo, desconcertó que el gobierno mexicano elevara tanto el tono, siendo que su candidato, Gerardo Esquivel, quedó ¡hasta el tercer lugar!

EL ACTUAL subgobernador del Banco de México apenas recibió el apoyo de tres países -incluido el de AMLO- y obtuvo sólo el 8% de los votos. Para darse una idea de la derrota, el brasileño Goldfajn obtuvo el 80% de la votación. Para colmo, la postura oficial mexicana contrastó con la del propio Esquivel, quien no sólo reconoció el triunfo de su adversario, sino destacó las coincidencias que tiene con él. Al menos Hacienda no pidió un recuento voto por voto, casilla por casilla.

EN LO QUE Andrés Manuel López Obrador sigue preparando la GME (Gran Marcha del Ego) para el próximo domingo, hay asuntos que traen a los empresarios sufriendo la mala marcha de sus negocios.

ES EL CASO de los transportistas, que nomás no ven llegar su suerte ante los atorones en la Secretaría de InfraestructuraComunicaciones y Transportes. Luego del hackeo que afectó a la dependencia, hay un rezago de cerca de ¡5 mil trámites!, que apenas la semana pasada empezaron a atender.

EN ESTOS días se reunirán representantes de transportistas y el diputado Víctor Pérez, presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, con Jorge Nuño, nuevo titular de la SICT. Y vaya que hay temas en la mesa, pues además del atorón que padecen los transportistas, también está el problema de la Categoría 1 en aviación civil, las cifras del presupuesto carretero 2023, el programa Internet para Todos… y un etcétera más largo que un puente atirantado.

SI NO le apetece ver en el Mundial de futbol el partido de Senegal contra Países Bajos, tal vez podría aprovechar esta mañana de puente para preguntarse: “¿Qué gana México como país azuzando la división entre las y los mexicanos?”. Es claro que quienes promueven desde el gobierno esta polarización, lo hacen para agradar y retener a su clientela electoral.

EL PROPIO Presidente sigue hablando -ayer lo hizo- de que “los pobres” están de su lado, como si entre los sectores de menos ingresos no hubiera descontento con su gobierno o entre las clases más altas no tuviera simpatizantes. Ni el mundo ni el país son blanco y negro, pero el discurso oficial polariza y divide, pone a unos contra otros. Por supuesto con esto gana el partido en el poder, pero la pregunta para un día como hoy es: ¿qué gana México dividiéndose más y más? Envíe sus respuestas a Palacio Nacional(F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p. 8)

.

.

Bajo Reserva

¿Quién cuidará al Presidente en la marcha?

El próximo domingo el presidente Andrés Manuel López Obrador encabezará la marcha por su cuarto aniversario al frente del gobierno de México, del Ángel de la Independencia al Zócalo. Lo que nadie sabe es quién se encargará de la seguridad del mandatario en los 5.4 kilómetros del recorrido, al que se prevé una asistencia masiva, pues además de simpatizantes, secretarios de estado, gobernadores y legisladores afines movilizan sus huestes en la llamada “contramarcha”. Nos recuerdan que, como opositor, López Obrador tenía un cinturón de seguridad para este tipo de eventos que permitía el avance de los contingentes y de su líder. Ahora, como jefe del Ejecutivo, en sus giras, informes de gobierno y actos masivos, la seguridad ha estado a cargo de su ayudantía, de elementos del Ejército mexicano y de policías. ¿Marchará con escolta?

Creel y AMLO, tan cerca y tan distantes

Ayer, en la ceremonia por el 112 Aniversario de la Revolución Mexicana, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el presidente de la Cámara de Diputados, Santiago Creel Miranda (PAN), demostraron que siguen vigentes sus rivalidades. El panista se veía muy serio, pero cumplió con su función como presidente del Congreso y asistió al acto organizado por el Ejecutivo, y aplaudió cuando se presentó al mandatario. Por su parte, el Presidente mostró civilidad política y también aplaudió cuando Creel fue presentado como miembro del presídium. Pero luego, ambos políticos no cruzaron saludos ni siquiera las miradas. Tan cerca y tan distantes.

Agarrón de priistas en tribunales

Tras la elección del nuevo Consejo Político Nacional del PRI, el fin de semana pasado, adversarios y detractores de Alejandro Moreno lo acusan de mantener su estrategia de acaparar los órganos del partido, donde son escasos o nulos los espacios para quienes no pertenecen al círculo cercano del presidente del tricolor. Luego de que el nuevo Consejo Político rindió protesta, los inconformes con el proceso interno amenazan con acudir al Tribunal Electoral para echar abajo los nombramientos. Nos dicen, la batalla por el control del proceso rumbo a las elecciones de 2024 ya arrancó, toda vez que los críticos de Moreno exigen que cumpla su palabra y deje la dirigencia en agosto de 2023, y no solicite una prórroga a su mandato para quedarse y palomear las listas de los candidatos que contenderán en los comicios de 2024.

Marcelo, un reportero en Qatar

Muy activo en Qatar, reportando todos los pormenores del Mundial de Futbol, ha estado el canciller Marcelo Ebrard. En sus redes sociales, el canciller hizo transmisiones en vivo, lo mismo la majestuosa inauguración del evento, la ceremonia de los himnos de las selecciones de Qatar y Ecuador del juego inaugural; que el ambiente previo con residentes y visitantes mexicanos que andan en esas tierras. También, reuniones y participaciones con exfutbolistas mexicanos y con comentaristas de distintas televisoras. Sin embargo, los reportes de primera mano de don Marcelo no durarán más allá del martes, cuando juegue la selección de México contra la de Polonia, pues el canciller tomará temprano su vuelo para estar presente aquí en el recibimiento que hará al presidente chileno Gabriel Boric, primer mandatario de la Alianza del Pacífico que arribará a nuestro país. Por cierto, el titular de la SRE también se dio tiempo de explicar que recibirá junto con representes de gobierno de Estados Unidos y Canadá, la estafeta para el próximo mundial que se celebrará en 2006 en los tres países de América del Norte. Este fue su reporte… (Bajo Reserva, El Universal, p. 2)

.

Trascendió

Que unas 130 organizaciones sindicales y movimientos sociales de CdMx conformaron la organización política SUMA Construcción Social para impulsar a Claudia Sheinbaum como candidata de Morena a la Presidencia de la República, por lo que el mitin del 27 de noviembre al que ha convocado el presidente Andrés Manuel López Obrador para dar su informe servirá para que esos grupos muestren músculo en apoyo a la jefa de Gobierno.

Que siguiendo con los presidenciables, Ricardo Monreal se metió este fin de semana a la Arena México para presentar su “plan de reconciliación” de cara a la elección presidencial en 2024; sin embargo, no pasaron ni 24 horas para que la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, anunciara que como parte del Buen Fin tendrá un ofertón de 2×1 en su programa Martes del Jaguar, pese a las advertencias del Presidente y la suspensión ordenada por un juez para que no difunda más información del zacatecano ni de Alejandro Moreno, dirigente nacional del PRI.

Que vaya bocanada de aire recibió Emilio Lozoya, ex director de Pemex, con el cambio de fechas en las audiencias donde la FGR lo iba acusar oralmente por los casos Agronitrogenados y Odebrecht; no obstante, en oficinas del gobierno comentan que se agotó el tiempo para el ex funcionario, pues si antes de enero no logra un acuerdo reparatorio y el criterio de oportunidad prácticamente todo habrá acabado para él y permanecerá en prisión lo que resta del sexenio.

Que ante el inminente rechazo de la oposición a la reforma electoral, la mayoría de Morena en la Cámara de Diputados, liderada por Ignacio Mier, alista un “contraataque” con la reducción del financiamiento a partidos desde leyes secundarias, aun cuando se sabe que esta ruta requiere cambios a la Constitución y la 4T no tiene los votos para impulsarla, así que la lógica será exhibir a los adversarios que impugnen el recorte de fondos, un camino también ya recorrido por el morenismo con éxito relativo. (Trascendió, Milenio, Al Frente, p. 2)

.

.

Sacapuntas

Más de lo mismo

Tremenda molestia provocó en la llamada Cuarta Transformación la derrota del candidato Gerardo Esquivel al frente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pero sobre todo la intervención de Estados Unidos en el proceso para imponer a un brasileño. La Secretaría de Hacienda, que encabeza Rogelio Ramírez de la O, lamentó, a través de un comunicado, que continúe “la política de más de lo mismo”.

SUMA

Importante anuncio hicieron ayer simpatizantes y seguidores de Claudia Sheinbaum. Dieron a conocer la conformación de la coalición SUMA Construcción Social que agrupa a 130 organizaciones sociales para impulsar la candidatura presidencial para 2024 de la jefa de Gobierno y consolidar la Cuarta Transformación de México.

Expectativa

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, será el personaje de la semana si finalmente se confirma que viene a México, para participar en dos encuentros con mandatarios de otra naciones, pero principalmente para iniciar con la estrategia para construir una especie de Unión Europea en América Latina, con la que puedan los países de la región fortalecerse económica e ideológicamente.

Cierre de año

La  Suprema Corte de Justicia de la Nación, que preside el ministro Arturo Zaldívar, cerrará el año a tambor batiente, pues a partir de este martes iniciará discusiones relevantes, relacionadas con la prisión preventiva oficiosa, la posible omisión del Ejecutivo de seleccionar a los candidatos a ocupar los cargos de comisionados de la Cofece, el acuerdo sobre militarización y el caso del documental Duda Razonable.

Campaña por la reforma

Nos dicen que legisladores de Morena comenzaron una intensa campaña, con reuniones vecinales, para invitar a los ciudadanos a marchar con López Obrador el próximo 27 de noviembre. Nos comentan que la campaña la encabeza el senador César Cravioto, quien ha visitado varias colonias de la CDMX. Mientras que sus colegas diputados, encabezados por Ignacio Mier, promocionan las reformas en sus distritos. (El Heraldo de México, La 2, p. 2)

.

.

Rozones

Respuesta a la “contramarcha”

Y quienes no quieren quedarse impasibles el próximo domingo cuando una ola de militantes, simpatizantes y servidores públicos del gobierno de la 4T inunden el Paseo de la Reforma y el Zócalo en un cierre de filas con el Presidente, son algunos de los organizadores de la movilización en favor del INE. Y es que desde ayer, a través de las benditas redes, personajes como Claudio X. González Guadalupe Acosta Naranjo empezaron a difundir un llamado para que también el próximo domingo la gente se vista de rosa. Lo hacen a través de un cartel que dice: “Este 27 de noviembre, sólo vístete de rosa y blanco, y haz tu vida normal, hagas lo que hagas, pero vestido de rosa y blanco”. Luego agrega: “Pintemos todas las ciudades de la marea rosa… hagámoslo de nuevo”. La cosa pudiera sonar a duelo cantado, nos comentan, lo cual podría tener una respuesta de Palacio, similar a la que se dio antes de la protesta del pasado 13 de noviembre. Por lo pronto, pendientes.

Crimen le mete golazo al Cuau

Se nota que el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, está más que metido en el Mundial de Futbol de Qatar. Tan metido está, que la delincuencia sigue haciendo de las suyas en el estado que está bajo su responsabilidad. Y si no, que les pregunten a los 50 comensales que fueron asaltados con violencia el pasado sábado en el restaurante Nectar Tropikal de Cuernavaca. En cuestión de minutos, seis hombres armados se llevaron bolsas, tabletas, relojes, celulares y dinero en efectivo. Según los testimonios de las víctimas, los delincuentes agarraron parejo con clientes, personal y dueños del lugar. No cabe duda: el Cuau está ubicado constantemente fuera de lugar, mientras que en materia de seguridad a los morelenses les va de la patada.

El BID y dos reacciones opuestas

Más de una ceja se levantó ayer al conocerse la posición de Hacienda tras la elección del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, que ganaron Brasil y su candidato, Ilan Goldfajn. Y es que en un comunicado la dependencia lamenta que “en las elecciones del BID continúe la política de más de lo mismo”. Lo anterior llamó la atención porque ni siquiera ese tono empleó el candidato propuesto por México, Gerardo Esquivel, quien incluso celebró la designación de quien fuera su compañero en Cambridge. “Es una excelente persona, con un gran bagaje técnico y una amplia experiencia”. Si acaso le pidió retomar temas que propuso para que el organismo no sólo tenga una visión financiera sino integral. Esquivel le levantó, pues la mano, sin rencor alguno. Uf.

Logro de la Fiscalía

Quien se apuntó un nuevo triunfo el fin de semana fue la Fiscalía de Justicia capitalina, al resolver en sólo dos días la desaparición de una menor de 12 años de edad. Los padres de Elizabeth no le creyeron a la fiscal Ernestina Godoy cuando dijo que la adolescente se había ausentado por voluntad propia. La funcionaria sostuvo su versión y se los confirmó a los padres presencialmente el sábado. Pero otra vez no le creyeron. Y ese mismo día en la noche, agentes de la Policía de Investigación hallaron a la niña en la terminal de camiones de Pachuca. Ernestina tenía razón. Pero lo más importante es que la menor fue localizada sana y salva y traída de regreso a la capital, para reincorporarse a su familia. La fiscal dijo que las autoridades siempre están “atentas” en asuntos de género.

Envión de “corcholatas” 

Con la novedad de que este fin de semana fue estratégico para las “corcholatas” presidenciales. Claudia Sheinbaum incorporó a sus grupos de apoyo a la recién creada SUMA, que aglutina a 130 organizaciones sindicales y movimientos sociales de la Ciudad de México. Marcelo Ebrard está en Qatar, no obstante, sus equipos siguen su despliegue en los estados, donde reportan la apertura de comités de campaña casi al 100 por ciento. Finalmente, Ricardo Monreal formalizó la presentación de su plataforma en favor de la reconciliación, en abierta oposición al discurso oficial. En la Arena México, mostró además la fuerza con la que arranca su lucha por la candidatura presidencial, aunque no esté entre la lista de las “corcholatas” favoritas.

Vacunas: una buena y dos malas 

Así que México, a través de Cofepris, ya aprobó el uso de otro biológico contra Covid-19 para su uso de emergencia: la dosis cubana Soberana. Lo hizo, a pesar de que algunos expertos han dado cuenta de que hay poco material científico disponible publicado para conocerla y, sobre todo, darle el visto bueno. Ahí la primera mala. Para algunos la buena es que se amplía el portafolios de vacunas contra la enfermedad de Covid-19. La otra mala es que entre especialistas médicos, principalmente pediátricos, señalan que mientras se amplía el catálogo de protección para la población adulta, la aprobación de una dosis para niñas y niños menores a cinco años por parte de las autoridades de Salud, encabezadas por Jorge Alcocer, sigue sin ver la luz en territorio mexicano. Uf. (Rozones, La Razón, LA DOS, p. 2)

.

.

Confidencial

El Financiero

Delgado, el otro mensajero

Cuando el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, aún no termina su recorrido por los Congresos estatales, ahora el líder de Morena, Mario Delgado, inició otra tarea como mensajero del presidente López Obrador. Resulta que tiene la instrucción de acudir a los estados para “invitar” a los gobernadores, a funcionarios y a toda la militancia del partido a acudir a la marcha del 27 de noviembre en la CDMX. Ayer comenzó en Morelos para instruir a Cuauhtémoc Blanco a sacrificar su último domingo de noviembre y marchar del Ángel al Zócalo.

Ganándose su embajada

Quien se subió a la defensa de las marchas fue Alejandro Murat, gobernador agonizante en Oaxaca, pues permiten “generar debate y reflexión” sobre lo que quieren los mexicanos. Así lo comentó ayer tras una reunión de seguimiento al tema migratorio con el Presidente.

A reunir a sus huestes

Hablando de marchas, la del 27 de noviembre que encabece el Presidente será el termómetro para medir el músculo de las corcholatas, a ver cuántos acarreados… perdón, seguidores, le entregan.

Alito, a guardar las maletas

Yazmín Eréndira Ruiz Ruiz, titular del Juzgado Décimo Sexto de Distrito de Amparo en Materia Penal, le negó la suspensión definitiva a Alito Moreno contra la emisión de la alerta migratoria que tiene en su contra. La juzgadora mantuvo su criterio, después de ya haber rechazado la suspensión provisional. Será mejor que el mandatario priista no viaje tanto, si no que quiere que lo vuelvan a detener “de manera arbitraria” como lo hicieron después de su viaje a Europa.

La pobreza de Silvano

El que está al borde de la inhabilitación por presuntamente haber ocultado información en su última declaración patrimonial es el exgóber de Michoacán Silvano Aureoles. Resulta que reportó –y de manera tardía– que no tiene ninguna propiedad, no es dueño de ningún vehículo, no trabaja para ninguna empresa privada ni tiene cuentas bancarias ni de inversión… Vamos, que no es dueño ni de su banquito verde. No obstante, en su primera declaración 3 de 3 reportó tener una propiedad en Morelia, un departamento en CDMX y un rancho en Zitácuaro, mismos que evitó mencionar en su declaración patrimonial de salida. ¿Y así suspira a ser candidato presidencial?

Escolapios, ¡a estudiar!

Se acabó la tolerancia. Una vez que el gobierno ha dado carpetazo a la pandemia de Covid-19, los alumnos que no acrediten los conocimientos suficientes en sus materias podrán ser reprobados por sus profesores a partir del 1 de diciembre. Así lo a conocer la titular de la SEP, Leticia Ramírez, tras comparecer en el Senado. “Nada más pedimos la flexibilidad suficiente para entender que hay situaciones que de repente en algunos asuntos se pueden presentar”, acotó la secretaria… Lo que sea que ello quiera decir. Entre eso y el show que se traen con los nuevos planes de estudio, más vale ponerse a estudiar.

Prioridades de Sheinbaum

Mientras en la Ciudad de México las mujeres deben enfrentarse al riesgo que implica el transporte público, como taxis, camiones o microbuses, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dedicó su conferencia a explicar que su gobierno, a través de la Secretaría de Obras, rehabilitó 37 bancas históricas de cantera con una inversión de 8.5 millones de pesos sobre Paseo de la Reforma. Las prioridades de la corcholata preferida de Palacio que quiere ser la primera presidenta de México.

Bonilla aseguró su fuero

El senador de Morena y exgobernador de Baja California, Jaime Bonilla, se salió con la suya y el TEPJF lo confirmó en su escaño que ganó electoralmente en 2018. Resulta que ayer la Sala Superior desechó de plano y por unanimidad la demanda de recurso de reconsideración presentada por el PAN, que pretendía controvertir la sentencia dictada por la Sala de Guadalajara. Así, el también empresario aseguró su fuero ante cualquier eventualidad.

.

.

México en el BID: vergüenza y berrinche

Salvador García Soto

El Financiero,

La política del berrinche y la ocurrencia, como estilo personal de gobernar del presidente López Obrador, empieza a permear a toda su administración. Al menos así se entiende el inusual comunicado que ayer emitió la Secretaría de Hacienda, luego de que la mayoría de los integrantes del órgano de gobierno del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) eligieran por una rotunda mayoría de 26 votos al brasileño Ilan Goldfanj, quien derrotó a los otros cuatro candidatos, entre ellos el mexicano Gerardo Esquivel, que sólo obtuvo tres votos para su candidatura presentada por el gobierno de México.

Y es que, lejos de reconocer el resultado abrumador y democrático, el gobierno de López Obrador, a través del comunicado de Hacienda, descalificó el proceso y lamentó la decisión de la mayoría de los integrantes de la Asamblea de Gobernadores del BID que votaron en este proceso: “Lamentamos que en las elecciones del BID continúe la política de ‘más de lo mismo’. Se eligió la propuesta del gobierno de Brasil apoyada por el de Estados Unidos. Agradecemos el apoyo que recibió nuestro candidato, Gerardo Esquivel, por dos países de América Latina”, dice el boletín de prensa oficial que fijó la posición mexicana ante la estrepitosa derrota de su postulado.

¿Cómo se entiende el comentario de “la política de más de lo mismo” para cuestionar el triunfo contundente del candidato brasileño que, por cierto, fue propuesto por Jair Bolsonaro? Es una frase recurrente en el discurso político del presidente López Obrador que utiliza siempre que quiere descalificar o atacar a adversarios, opositores o críticos de su administración; pero en este caso, utilizada por la Secretaría de Hacienda, para cuestionar el resultado de una elección democrática al interior del BID, parece claramente algo que, más que del secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, hubiera salido directamente de Palacio Nacional, del despacho presidencial, como un reclamo claro y directo a la injerencia y el dominio que tiene Estados Unidos en los organismos financieros y políticos latinoamericanos.

Lo malo es que, además de revelar un “berrinche” de México y de su gobierno, por haber sido derrotados de manera tan contundente, también exhibe a un país y a un presidente que no saben perder elecciones, ni aun cuando éstas se dan en democracia. Porque es cierto que Washington y sus cabilderos siguen dominando las decisiones en estos organismos multilaterales, pero tampoco el gobierno mexicano se tomó en serio la contienda por la presidencia del BID y, además de perder a su candidata original, la doctora Alicia Bárcena, luego de que esta decidiera retirarse de la candidatura, tras ser cuestionada por congresistas estadounidenses como “simpatizante del comunismo”, todavía se atrevió a postular a un nuevo candidato faltando una semana para la votación.

La verdad es que el gobierno de López Obrador resulta exhibido vergonzosamente en el BID, primero porque Alicia Bárcena, a quien eligió personalmente el Presidente para postularla, le votó la candidatura faltando una semana para la elección y dijo hacerlo “por motivos personales”, que si bien no explicó públicamente, todo indica que tuvieron que ver con una falta de apoyos, cabildeos y promoción de México a su candidatura, además del veto de los congresistas de los Estados Unidos. Bárcena supo que no tenía posibilidad alguna de ganar y prefirió retirarse antes de ser arrasada en la Asamblea del BID, porque claramente la diplomacia mexicana nunca la apoyó y tal vez la dejaron sola tras el veto estadounidense.

Pero en lugar de seguir el ejemplo de Bárcena y retirar dignamente la postulación de México, el Presidente decidió enviar al economista Gerardo Esquivel, quien era integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México, de los más críticos con su gobierno por cierto, y quien además estaba a punto de ser propuesto como Sub gobernador para el banco central. Si López Obrador sabía, como debió decírselo Bárcena al anunciarle su retiro el pasado 9 de noviembre, que México ya no tenía posibilidad alguna y que Estados Unidos estaba apoyando al candidato de Bolsonaro, ¿por qué decidió presentar una nueva postulación con Esquivel faltando apenas una semana para la votación?

Todo indica que el Presidente utilizó a Gerardo Esquivel con el propósito de sacarlo definitivamente del Banxico y evitar que llegara a subgobernador, porque se había convertido en uno de los integrantes más críticos hacia la injerencia del gobierno y de Hacienda en las decisiones del banco central, y al mandarlo a perder al BID no sólo lo sacó del camino, sino además lo hizo cargar con la derrota anunciada. Tuvo mucho más estilo, dignidad y civilidad política Esquivel, al anunciar anoche en sus redes sociales su reconocimiento al candidato ganador, el brasileño Goldfanj, que el que tuvieron el gobierno federal y la Secretaría de Hacienda al emitir un penoso comunicado cuestionando una elección que nunca supieron pelear ni convencer.

El lamentable papelón en el BID confirma al menos tres cosas: la primera que AMLO no es el “nuevo líder de América Latina”, como él se lo cree, porque no tuvo el apoyo más que de dos países a su candidatura; la segunda, que la política exterior y la diplomacia mexicana están mermadas ante la ausencia de un Presidente que no entiende ni se interesa en los temas internacionales y deja todo en manos del canciller Marcelo Ebrard, que hoy tiene otras prioridades muy distintas a las que reclama su encargo; y la tercera que, es tan unipersonal y tan egocéntrica la Presidencia de López Obrador, que los berrinches y caprichos presidenciales —incluido el de no saber perder votaciones de cualquier tipo— ya no son solo un reflejo de su muy personal estilo de gobernar, sino ahora también son política de gobierno.

NOTAS INDISCRETAS…

La marcha ciudadana del 13 de noviembre no sólo tiró la reforma constitucional en materia electoral de López Obrador, que hoy Morena en la Cámara de Diputados se apuesta aprobar pero ya como una «mini-reforma» a leyes secundarias, sino que además otro efecto de esa impresionante movilización de los ciudadanos también empujó para que se restablezca la Alianza Va por México que había quedado «suspendida» desde la traición de Alito Moreno y el PRI en las reformas militares. Hoy, en algo que también debe enojar mucho al Presidente, el PAN y el PRD han decidido darle «una nueva oportunidad» al priismo y a su dirigente nacional, y han comenzado a negociar las coaliciones para postular a un candidato común tanto en el Estado de México, como en Coahuila. Pero eso sí, tanto Marko Cortés como Jesús Zambrano han advertido que las posibilidades de que resurja con fuerza la Alianza Va por México dependen de cómo se comporte la bancada del PRI, y sobre todo sus dirigentes Alito y Rubén Moreira en la votación de la mini-reforma electoral, pero sobre todo en la elección de los 4 nuevos consejeros del INE, que se tendrán que elegir y votar en la Cámara de Diputados en abril del próximo año, incluyendo los lugares de Lorenzo Córdova y Ciro Murayama. Tras el revés de no poder reformar la Constitución, ahora López Obrador ha puesto la mira en el proceso interno para elegir a los 4 nuevos consejeros y ha dado instrucciones al coordinador Ignacio Mier para que Morena controle el Comité Seleccionador que ya se tiene que instalar y en donde pretenden tener el control absoluto para que la mayoría de los perfiles que resulten seleccionados, para ser votados después en el pleno legislativo, sean afines a Morena y a la 4T, y así lograr hacerse, al menos, con la mayoría de los 11 votos del Consejo General del INE. De lo perdido lo que aparezca, debe decir el Presidente, y ahí es donde estará a prueba de nuevo el PRI y sus bancadas para saber si van a hacer Bloque Opositor para que la elección de los consejeros sea equilibrada y con perfiles imparciales, o si apoyarán a Morena a controlar a los candidatos y de esa manera intentar controlar al INE. Ya veremos…Los dados mandan Serpiente Doble. La semana se viene complicada.  

.

.

Contra las Cuerdas / Amor con amor se paga

El desfile militar por el 112 aniversario de la Revolución Mexicana se vio opacado por el inicio del Mundial de Qatar 2022, por el megapuente o por el desdén de la ciudadanía o todo lo anterior. A diferencia de años anteriores, incluyendo el pasado aún con Covid 19, se juntó en miles de personas que se congregaron en el Zócalo y Paseo de la Reforma para ver el espectáculo en que se convierten las conmemoraciones patrias.

A pesar de que se cambió la hora para que el acto, encabezado por el presidente López Obrador, no empalmara con la inauguración de la copa del mundo, estuvo desangelado. El mensaje es claro para los Servidores de la Nación, alcaldes, gobernadores y operadores de la 4T, lo de ayer no puede repetirse el próximo domingo, tendrán que aplicarse y llevar a los beneficiarios de los programas sociales del gobierno federal, así como de sus familias y el resto de los simpatizantes del presidente a Reforma.

El mandatario entró en revancha con quienes llama fifís y se manifestaron en cascada mostrando músculo en un Paseo de la Reforma lleno desde el Monumento del Ángel de la independencia hasta el Monumento a la Revolución en defensa del Instituto Nacional Electoral.

El precedente más inmediato de movilización de Morena, aunque no fue para una marcha pero se toma en cuenta por los beneficiarios de programas sociales, que según el gobierno llegó a 30 millones de persona, casi 50% de los hogares, es la participación en la Revocación de Mandato que dejó satisfecho a medias al inquilino de Palacio Nacional porque los números que ofrecieron los morenistas no se reflejaron con los apoyos sociales que se reparten en el país.

Incluso, aquel evento sirvió para medirse entre los suspirantes al 2024. Adán Augusto quedó bien con el presidente al ser Tabasco, uno de los estados que más gente sacó a las calles a participar en la consulta y Claudia Sheinbaum a pesar de los más de 3 millones y medio de beneficios que se entregan en Ciudad de México, entre federales y locales, no salió bien librada.

Así que nuevamente la marcha del domingo servirá no solo para congraciar a López Obrador con una movilización para ser escuchado, sino que servirá como ensayo de cómo van los programas sociales y si está valiendo la pena la inversión de los 871 mil 569 millones de pesos para los fines de respuesta electoral. Amor con amor se paga, es una frase que caracteriza al mandatario y no espera menos y por eso ha sido hasta evidente la burda preparación de listas y logística para traer a la gente con el presidente.

Uppercut: Hamlet Almaguer, diputado federal de Morena y secretario de la comisión político-electoral en San Lázaro, nos dijo ayer que no entiende el cambio en la postura de Alejandro Moreno, presidente nacional del PRI, quien había anunciado su respaldo en las modificaciones al Instituto Nacional Electoral (INE). Sin miramientos, el morenista dijo que ahí está la Sección Instructora con un expediente para desaforar a Alejandro Moreno a petición de la Fiscalía de Campeche por su riqueza inexplicable y otros delitos que se le imputan. Quién será clave y va a tener la decisión final es el diputado panista José Elías Lixa, uno de los cuatro que conforman la comisión legislativa para seguir el proceso jurídico, pues de los cuatro integrantes que la conforman dos son de Morena y el otro es el priista Rubén Moreira. Lixa si vota a favor del desafuero le da pase de inmediato al caso para ser llevado al pleno, pero si lo hace en contra, el empate impedirá que se proceda contra Moreno. (Alejandro Sánchez, El Heraldo de México, País, p. 8)