29 de noviembre de 2022

La Política Nacional

Columnas de Opinión del 13 de noviembre de 2022

.

Templo Mayor

HOY ES el día de la marcha por la democracia. Se espera que miles y miles de personas salgan a las calles de la CDMX y de otras entidades. ¿Qué lleva a tantas mujeres y hombres a marchar? La imperiosa necesidad de hacerse escuchar por un régimen que insiste en ningunearlos, en confrontarlos, en insultarlos.

COMO una canción que se repite sin cesar, Andrés Manuel López Obrador dice una y otra vez que él está con el pueblo, que el pueblo lo apoya, que el pueblo decide. El Presidente está con el pueblo, no con la sociedad civil.

EL PUEBLO es un ente imaginario en la cabeza del Presidente. La sociedad civil existe desde antes de que iniciara este sexenio y ahí seguirá después. El pueblo es anónimo, la sociedad civil tiene nombre, registros, estructuras.

EL PUEBLO, para López Obrador, decide sin participar. Aplaude o abuchea, como en el circo romano, como en las encuestas. La sociedad civil, en cambio, busca ser parte de las decisiones. Y de las responsabilidades.

LA SOCIEDAD CIVIL se organiza y busca, claro, sus intereses o los de su comunidad o gremio. Sociedad civil lo mismo es la Coparmex que una agrupación política que busca ser partido, lo mismo que un grupo de vecinos que busca acceder al Presupuesto Participativo.

LA SOCIEDAD CIVIL no tiene sólo un líder, es una pluralidad de liderazgos. No obedece, propone y exige.

TAL VEZ por eso le molesta tanto a AMLO la sociedad civil organizada: porque no manda obedeciendo, sino que busca ser un canal de participación y cambio, asumiendo que el poder es de la gente, no de los gobernantes.

POR CIERTO que la declaración de contingencia ambiental en el Valle de México un día antes de la marcha en defensa del INE dejó con muy mal sabor de boca a quienes la organizan y a quienes desde ayer estaban listos para participar.

Y ES QUE se les hace muuucha casualidad que se restrinja la circulación de vehículos locales y foráneos y se haga un llamado a no realizar actividades al aire libre en un domingo tan trascendente para la democracia en el país.

.-.-.-

LA RENUNCIA obligada del jefe de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EUChris Magnus, prendió los focos rojos de este lado de la frontera.

EL MOVIMIENTO en la administración de Joe Biden es visto como el inicio de un giro para endurecer los controles fronterizos ante la oleada de migrantes de Centro y Sudamérica y la inminente toma de control de los republicanos en la Cámara de Representantes.

Y ES BIEN sabido que cada vez que se aprietan los controles de migración en aquella margen del Río Bravo, comienzan las presiones políticas y económicas para hacer lo mismo del lado mexicano. A ver cómo se pone esa bronca. (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p. 8)

.

.

Trascendió

Milenio

Este domingo el presidente Andrés Manuel López Obrador cumple 69 años y decidió celebrar en su quinta en Palenque, acompañado de su familia, sus hijos y hasta sus nietos, cuya imagen presumió ya en sus redes sociales…

Que este domingo, la oposición tendrá su apuesta sobre la reforma electoral antes del verdadero round en el Congreso de la Unión cuando se someta a votación la propuesta presidencial y es que con la alianza rota, PRI, PAN y PRD convocaron a su militancia a marchar con la consigna de defender al INE y esperan que la imagen de los asistentes haga pensar dos veces a quienes se han acercado a negociar con Gobernación…

Todo está en suspenso y se agregó un factor: la contingencia ambiental que recomienda suprimir actividades al aire libre en la Ciudad de México a partir de la una de la tarde, para proteger la salud, todos los ingredientes de la trama política están puestos a partir de lo que ocurra hoy…

Que mientras, Morena libra su propia batalla al interior y Layda Sansores ya le lanzó un “pa’ pronto” a Ricardo Monreal a quien se le ocurrió responder con una canción de José Alfredo Jiménez cuando le preguntaron si renunciaría a Morena. “Diciembre me gustó pa’ que te vayas”, musitó el pasado miércoles en el Senado, pero la campechana, ya apresuró la apertura de la puerta de salida del partido: “A ti te gustó diciembre, a mí me gusta noviembre pa que…”, le dedicó al zacatecano y cierre usted la frase…

Que el desfile del 20 de noviembre para conmemorar la Revolución Mexicana tendrá una vez más el énfasis en la Guardia Nacional, como ocurrió con el evento del 16 de septiembre y promete desplegar a más de siete mil elementos en un ejercicio que también retomará el papel del agrupamiento a caballo y del ferrocarril que fue parte del desarrollo de México en el Siglo XX…

Que con múltiples elementos que lo ubican en tres distintas ocasiones en el sitio donde fue hallada muerta Ariadna Fernanda, Rautel N enfrenta hoy su primera audiencia ante un juez de control para vincularlo a proceso por el presunto feminicidio de la joven de 23 años, un caso que ya ha enfrentado a las fiscalías de la Ciudad de México y Morelos y que tiene en juego la impunidad o resolución de un caso que ha causado estupor en la sociedad…

.

.

AMLO y los motivos de la reforma

Hernán Gómez Bruera

El Universal

El sexenio obradorista casi ha terminado. La agenda de transformación que se planteó el Presidente —de avanzada en algunos aspectos, regresiva en otros— ha perdido el impulso de sus primeros años. La 4T hoy parece extraviada. Ya no está claro qué sigue. Cuál es el gran proyecto.

El Presidente, sin embargo, necesita mantener viva la llama de la esperanza entre sus seguidores y atizar el fuego, la lógica del conflicto sin la cual no puede concebir la política. Por eso necesita motivos, razones, argumentos para mantener cohesionada a su base social.

Es de lamentar que la energía colectiva, y el enorme potencial que tiene un movimiento político como el obradorista, de pronto se queme en infiernitos.

La confrontación y el conflicto no son males en sí mismos, pero habría que emplearlos de forma más provechosa y edificante. Si tan solo se utilizara, por dar solo un ejemplo, para promover una agenda redistributiva (tasar herencias, cobrar impuestos a los más ricos, etc…), otro gallo cantaría.

Pero hoy el Presidente está empantanado en la lógica del conflicto por el conflicto; la confrontación como un fin en sí mismo.

En ese contexto podemos leer este nuevo frente en torno a la reforma electoral.

Pareciera que estamos ante un ajuste de cuentas con el pasado, el trauma de la elección de 2006.

En realidad, la propuesta presidencial que diseñaron Pablo Gómez y Horacio Duarte es un anzuelo. Por un lado, se trata de que lo muerda el propio obradorismo, que en su imaginario social tiene muy presente esa fatídica elección, de ahí que el presidente recurra a lo electoral como un elemento aglutinador y movilizador de su propia base.

Y se trata de que lo muerda también el antiobradorismo. En ese sentido, la marcha programada para el domingo 13 “en defensa del INE”, pareciera hasta un acto premeditado en Palacio Nacional. Sin advertirlo, los que salgan a las calles estarán siendo parte del juego.

La marcha es un acontecimiento que a AMLO no le incomoda: Le sirve para mantener una división en bandos, para medir sus fuerzas y demostrar que es más fuerte y mucho más popular que ellos.

Por ello el contenido de la reforma —que ciertamente tiene varios elementos rescatables— no le importa demasiado a López Obrador. De hecho, más de un elemento hace pensar que no es siquiera una reforma para valer. Incluso parece haber sido redactada a sabiendas de que no va a pasar.

Si fuera una reforma en serio no se plantearía que un 33% del padrón electoral pueda volver vinculante un referéndum revocatorio; mucho menos que la mayoría de ese 33% (es decir el 16.51%) pueda terminar por deponer a un presidente. No plantearían la elección de consejeros y magistrados por voto directo sin pensar en un esquema mínimamente operante que lo haga posible.

Si fuera una reforma para supuestamente hacerse de una mayoría artificial en la Cámara de Diputados no propondrían un sistema de proporcionalidad pura que, según cálculos del propio Luis Carlos Ugalde, beneficiarían al PRI y a Movimiento Ciudadano. Tampoco plantearían sacar a los consejeros, cuando el gobierno pronto tendrá la oportunidad de poner perfiles afines, pues algunos de los que están ya se van.

La reforma es una nueva bola de estambre lanzada por un Presidente que les sigue dando varias vueltas a sus adversarios y juega a la política con una maestría a la que no se le acerca ninguno de sus opositores.

.

.

Amenaza Ayotzinapa la alianza FA-4T…

Enrique Aranda / De naturaleza política

Excelsior,

Marchar por el INE es marchar por México, por la libertad…

Enconada ya en la actualidad, la abierta confrontación existente entre el responsable de “imponer” una nueva versión sobre los hechos ocurridos en octubre de 2014 en Iguala, Guerrero, y los abogados encargados de la defensa de cuatro militares ahora presos por su presunta implicación en el plagio y asesinato de 43 normalistas de Ayotzinapa amenaza escalar en los próximos días y, merced a ello, poner en riesgo la posición de Alejandro Encinas e, incluso, de lesionar la cuestionada relación entre la milicia y el fallido régimen sexenal.

Y esto porque, en efecto, tras que los abogados Alejandro Robledo y César González formalizaron la presentación ante la Fiscalía de la  denuncia por falsedad en declaraciones y fabricación de pruebas en contra de funcionarios de la cuestionada Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del caso que nos ocupa, de su titular, el subsecretario Encinas, a quien acusaron de encabezar las “viejas estructuras del poder que incriminan indebidamente a personas por delitos que no cometieron”, el acceso a potenciar cargos adicionales quedó abierto.

Ello, se entiende, con objeto de conseguir –“en el menor tiempo posible”, diría alguno– la  excarcelación del general José Rodríguez Pérez, el  capitán José Martínez Crespo, el subteniente Javier Alejandro Pirita  y el sargento Eduardo Mota Esquivel y, en su momento, la corrección de aquellas partes de la “versión de la 4T” en que, sin ofrecer pruebas suficientes y sólidas, aunque sí un largo listado de documentos, cuya autenticidad fue puesta en duda desde el momento en que aquélla se dio a conocer, se hacen acusaciones contra los citados.

La sola presunción de que el más alto nivel de las ahora “empoderadas en extremo” Fuerzas Armadas nacionales habría avalado desde un primer momento la acción legal emprendida en defensa de sus elementos, potencia a la fecha las previsiones de una escalada de aquélla y la apertura incluso de nuevos procesos.

Al tiempo pues…

ASTERISCOS

* Importante, sin duda, por los acuerdos adoptados, la Asamblea panista realizada hoy en la capital será recordada, entre otros puntos por la reelección del “señalado” Javier García Cabeza de Vaca como consejero, el anuncio de Lilly Téllez de que se afiliará al blanquiazul para ser postulada como  candidata presidencial y la reaparición por esas tierras de Margarita Zavala…

* Arranca en Bali el más importante foro de cooperación económica al que México fue invitado, la Cumbre del G20, y al que el gobierno de la 4T, su incuestionable gurú Andrés Manuel López Obrador optó ya por no asistir para, dicen, tener espacio y tiempo suficientes para redoblar su ataque contra “clasistas, racistas y sinvergüenzas…” que hoy le recordarán en 37 ciudades…

* Si bien no de manera explícita, el informe de labores que el alcalde en Benito Juárez, Santiago Taboada, rendirá este miércoles constituirá el formal arranque de su campaña en busca del apoyo de Acción Nacional y eventuales aliados para competir por el gobierno de la Ciudad de México en 2024. Hoy, todas las mediciones entre él y media docena más de aspirantes le favorecen…

Veámonos mañana, con otro asunto De naturaleza política.

.

.

Lecciones del pasado

Eduardo Caccia

El temor de que la frágil democracia mexicana está en peligro tiene sus bases, para millones de opositores a la reforma político-electoral del actual régimen, en la memoria electoral mexicana. Entre buena parte de los ciudadanos que hoy tienen más de 35 años ronda el fantasma de la hegemonía de partido único, que marcó el México del siglo XX. El PRI era una aplanadora electoral que, como partido de Estado, tenía en los órganos de gobierno y en el aparato electoral todas las condiciones para mantener su dominio. Las elecciones eran un simulacro y la palabra alternancia, un sueño. Alguien dijo, en aquel juego de apariencias: «Un voto en contra del PRI es un voto a favor del PRI». El incipiente contrapeso opositor legitimaba así una supuesta contienda democrática.

Unos datos para los jóvenes de hoy: desde 1930 al año 1999, el PRI (bajo sus diferentes denominaciones iniciales) ganó todas las elecciones a presidente de la República y prácticamente todas las gubernaturas de los estados. En 1976, cuando el único candidato a la Presidencia era el priista José López Portillo, Jorge Ibargüengoitia escribía con ironía: «El domingo son las elecciones, ¡qué emocionante!, ¿quién ganará?». La organización y el control de los comicios estaba en manos del gobierno que, siendo juez y parte, se prestaba para la simulación democrática. El activismo ciudadano y la apertura en varios políticos rompieron el autoritarismo y dieron pie a la creación de un instituto electoral (el IFE), precursor del actual INE. Si sumamos que el «alma mater», la escuela política del presidente de México es el PRI, es entendible que en millones de personas ronde el fantasma del retroceso político-democrático. Si sumamos que la intolerancia y la ambición del poder por el poder son rasgos dominantes de quien hoy ostenta la Presidencia, se entiende que haya razones para estar preocupados.

Sin menoscabo de que el INE necesita mejoras y por lo tanto eso de que «El INE no se toca» no debería ser un dogma, pues habría que modificarlo cuantas veces sea necesario, y sin menoscabo de que el sistema político electoral mexicano es muy mejorable, y que el panorama electoral es triste, pues, por un lado tenemos a los malos para gobernar y por otro asoman como posibles opositores quienes cuando estaban en el poder no pudieron hacer lo que ahora dicen que sí podrían hacer, apoyo la marcha en contra de la reforma político electoral del régimen por considerarla regresiva e inoportuna.

El libro Cómo mueren las democracias, de Daniel Ziblatt y Steven Levitsky, hace un recuento de «autopsias» de regímenes democráticos que sucumbieron a los autócratas, a través de eventos asombrosamente similares. Un político llega al poder por la vía democrática, comienza a erosionar las instituciones autónomas, no las desaparece, pero las mina al convertirlas (vía la colocación de personajes afines) en armas políticas; poco a poco emerge el rostro del autócrata, tiene injerencia en toda la vida pública «reescribiendo las reglas de la política para inclinar el terreno de juego en contra del adversario». Especulo: cuando el autócrata sabe que su periodo de mandato no le alcanzará para reformar todo lo que quiere, y cuando su movimiento ya no tiene la misma fuerza que cuando llegó al poder, necesita dejar las bases para que su partido tenga ventaja en las próximas elecciones.

«Deberíamos preocuparnos en serio cuando un político: 1) rechaza, ya sea de palabra o mediante acciones, las reglas democráticas del juego, 2) niega la legitimidad de sus oponentes, 3) tolera o alienta la violencia o 4) indica su voluntad de restringir las libertades civiles de sus opositores, incluyendo los medios de comunicación.» (Op. cit.) Podríamos añadir: 5) muestra un desprecio por la ley, como el gobernador de Alabama y candidato presidencial (1968 y 1972) George Wallace, quien declaró: «Hay algo más poderoso que la Constitución: (…) la voluntad del pueblo», una forma de decir «no me vengan a decir que la ley es la ley…».

El ser humano aprende de lo que les ha pasado a otros. En ello funda su optimismo y su preocupación. Las democracias que se fortalecen requieren la voluntad de los partidos políticos y de una sociedad civil activa.

.

.

Democracia en vilo

Enrique Krauze

No por un milagro sino por el esfuerzo y sacrificio de generaciones, México, que ha sido sucesivamente teocrático, monárquico, virreinal, caudillista, dictatorial, revolucionario, «revolucionario-institucional», es hoy un país democrático. Muy pronto puede dejar de serlo.

Es triste pero quizá natural que las nuevas generaciones desconozcan el gigantesco logro de haber dejado atrás las bárbaras costumbres del siglo XX, cuando las elecciones eran una mera formalidad que atraía a pocos votantes, un teatro organizado por el gobierno para asegurar el triunfo de sus candidatos a todos los puestos. Es posible que sus abuelos o bisabuelos recuerden que en los años treinta, cuarenta y cincuenta, a los votantes de oposición se les intimidaba o silenciaba a balazos. Tal vez sus padres puedan atestiguar la vasta cultura del fraude: la adulteración del padrón electoral, las brigadas votando en varias casillas, las «urnas empanzonadas», el cínico festejo del «carro completo», el sufragio de personas impedidas para ejercer ese derecho, la manipulación electrónica de resultados, la «caída del sistema». Acaso a los jóvenes todo aquello les parezca prehistoria, lo cual entraña el consabido riesgo: desconocer la historia lleva a repetirla.

¿Apreciarán al INE? Creado en la década final del siglo pasado, el Instituto Federal Electoral (ahora INE) se convirtió a partir de 1997 en el reverso del antiguo sistema político. Gracias al esfuerzo de millones de ciudadanos contando los votos en cada casilla, la democracia arraigó en la práctica, logrando que muchas cosas cambiaran para bien: se incrementó la participación hasta en las elecciones intermedias, las mujeres contendieron en una proporción mucho mayor, hubo una pluralidad de opciones partidarias e ideológicas, surgió la opción de candidatos independientes, el Tribunal Federal Electoral mostró su solvencia aun en elecciones conflictivas, la alternancia se volvió una norma en todo el territorio nacional. El balance de ese cambio histórico explica la credibilidad interna de la institución y su inocultable reconocimiento internacional.

En 2018 el votante tenía muchos motivos para sentir desaliento (la corrupción, la violencia), pero entendía que en sus manos estaba el instrumento para castigar al gobierno en turno. Ese instrumento era la democracia, encarnada en el INE. La ratificación de todo ello llegó con el triunfo inobjetable de AMLO.

Por desgracia, el presidente que triunfó gracias a la democracia no es demócrata. Como todo populista, su designio fue utilizarla como un andamiaje para acabar con ella. Por eso, desde el principio de su gobierno, López Obrador no ha dejado de agredir, amenazar y calumniar al INE. Su ataque no es solo retórico, va acompañado de acciones, en particular de continuos recortes draconianos a su presupuesto. López Obrador se ha considerado víctima de fraude en las elecciones de 2006 por la intervención del presidente Fox, pero esa injerencia palidece frente a la que él mismo ha desplegado en todos los procesos electorales celebrados bajo su gobierno.

Así llegamos al momento actual. A pesar de la probada solvencia del INE, la falta de memoria nos cobra la factura. Si se consuma la captura del INE propuesta por el partido oficial y sus satélites, volveremos irremisiblemente a los tiempos en que el régimen era juez y parte, con la agravante participación de dos cuerpos ajenos -adversos, de hecho- a toda práctica democrática: un ejército cuyo mando superior ha tomado el partido del gobierno, y las organizaciones criminales que han llegado al extremo de secuestrar a funcionarios de partido y candidatos para favorecer a Morena.

La improcedencia histórica, política, económica, moral de la reforma propuesta está argumentada hasta la saciedad, aunque nunca convencerá a quienes buscan la reversión de la democracia. ¿Encontrarán los representantes del PRI en su conciencia un resquicio de dignidad para honrar la memoria de reformadores como Reyes Heroles y se opondrán? De no hacerlo, que no tengan duda: su voto será el último clavo en el ataúd de ese partido. Y la Historia, tarde o temprano, registrará su infamia, junto a sus nombres.

Por lo pronto, los ciudadanos estamos solos. El país en llamas, la salud pública denegada, la educación devastada, la mentira vuelta verdad oficial. Y la democracia en vilo.

¿Qué nos queda? Nos queda marchar. En 1968, por la libertad; en 2022, por la democracia.

www.enriquekrauze.com.mx

.

.

Mi primera cita

Gaby Vargas

Me percaté de que, cuando se vive desde el amor, los momentos del día poco a poco dejan de ser dolor

El Universal

Sabía que esa primera vez me costaría trabajo. Llegué al hotel por la mañana, me registré en la recepción y me dirigí al cuarto que me asignaron. Al cerrar la puerta sentí un enorme vacío. Había convivido con mi hija y nieta durante 13 días en los que, como en una fantasía, olvidé mi realidad. Sin embargo, el sueño había llegado a su fin.

Por vez primera viajé sola. Si bien, por trabajo, lo había hecho muchas veces dentro de la República Mexicana, esa ocasión era distinta. Llegué a la ciudad que nos recibió a Pablo y a mí en nuestra luna de miel, 50 años atrás; así como en otras tantas ocasiones: cada vez que había algo importante que celebrar, repetíamos la experiencia.

Por ello, en cada rincón me encontré a Pablo, que conocía a la perfección la historia de Napoleón, sus dotes de militar y estadista, pero a quien también admiraba como urbanista. No había una visita a la ciudad de París, sin que me hiciera ver los ejes, remates, trazos y monumentos creados por él en la gran ciudad.

Afortunadamente, tenía una reserva para comer una hora después de mi llegada, era en uno de los pequeños restaurantes que a Pablo más le gustaban y quedaba a sólo tres cuadras a pie. Así que me recompuse, desempaqué algo y me arreglé para enfrentar la primera comida sola de mi vida. Parece algo tonto, pero dadas las circunstancias, en el momento no me lo pareció.

Al arreglarme, me di cuenta de que lo hacía con esmero, como si fuera a tener una cita con alguien. No sé por qué lo hice, quizá porque se trataba de la primera cita conmigo misma. Sentir el aire en la cara y ver los árboles centenarios del bosque, me regresó al presente y me distrajo del temor, el gusto y la intimidación que me provocaba el encuentro.

“Una persona, a nombre de…”, me escuché decirle al mesero, quien, agobiado por tener el lugar lleno, me llevó a mi mesa. El corazón se me contrajo al ver que era la misma mesita en la que Pablo y yo nos sentamos la última vez. Tomé mi lugar, con la silla vacía al frente, y me di cuenta de que el primer impulso fue sacar el celular. Me rehusé a hacerlo, por ser una salida fácil, cuando yo quería vivir la experiencia de manera plena.

“Viajar sola es un músculo”, recordé lo que una amiga me había dicho. Iniciaba mi entrenamiento. Observé a las personas, a los dos meseros que atendían eficientemente el lugar. Saboreé con parsimonia hoja a hoja la alcachofa y la copa de vino tinto que pedí para comenzar. Percibí con detenimiento cada objeto de la mesa y cómo, al hacerlo, parecía que cobraban su sentido de ser: el florero, el pan, la servilleta, los cubiertos. “Las voces de lo cotidiano”, como diría Virgina Wolf.

Me di cuenta también de que a nadie le importaba si estaba sola o acompañada. Cada comensal estaba imbuido en su conversación, en su mente, en la energía de su mesa y acompañantes. Parecía una escenografía con sus personajes. Lo único con lo que tenía que luchar era con mi monólogo interno. Al contenerlo, me concentré en el momento presente y lo disfruté.

Me percaté de que, cuando se vive desde el amor, los momentos del día poco a poco dejan de ser dolor; la unión con el ser querido supera su ausencia: siempre nos acompaña por dentro. Sin embargo, vi con nostalgia a las parejas en sus mesas. “Qué afortunados son –pensé–, ojalá lo aprecien.”

Pedí la cuenta, pagué y salí del restaurante, no sin la satisfacción de haber librado esa primera vez, entre muchas otras que me quedan por experimentar. Me percaté de lo importante y necesario que es hacer esos pequeños actos de amor por uno mismo, tal y como los haríamos con el ser amado.

.

.

Bajo Reserva

El cumpleaños militarizado de AMLO

Nos comentan que quienes ayer se reunieron afuera de la casa del presidente Andrés Manuel López Obrador en Palenque, Chiapas, para comenzar el festejo por su cumpleaños 69, fueron simpatizantes del primer mandatario, pero también pobladores de la zona que buscaban entregarle peticiones. Sin embargo, hubo otros “invitados”. Nos detallan que elementos de la Guardia Nacional y el Ejército mexicano patrullaron las cercanías de la quinta presidencial y que cada media hora se vieron camiones de estas instituciones pasar frente a la finca del Presidente, mientras “el pueblo bueno” esperaba por horas que saliera el festejado para saludarlo y quizá pedirle que le resolviera problemas específicos. Nos cuentan que los responsables de la seguridad del mandatario no quieren descuidarse en medio del clima de crispación que se vive por el debate sobre la reforma electoral. ¿Será que les preocupó también que el jueves pasado durante un vuelo comercial a Mérida, Yucatán, una pasajera haya increpado al inquilino de Palacio Nacional? Lo cierto es que esta vez, el cumpleañero recibe unas Mañanitas militarizadas en el sureste, mientras los que rechazan su iniciativa electoral marchan en muchas ciudades del país.

Fijación de Morena con Córdova y Murayama 

Sigue la confrontación entre los dirigentes de Morena y el Instituto Nacional Electoral. El representante del partido guinda ante el INE, Mario Llergo, acusó al consejero presidente Lorenzo Córdova de irse a Estrasburgo, Francia, durante este fin de semana, cuando se lleva a cabo la marcha en contra de la reforma electoral propuesta por el gobierno del presidente López Obrador. La versión fue desmentida por don Lorenzo en un video publicado en sus redes sociales. Nos cuentan que Morena insiste en poner reflectores sobre Córdova y el consejero Ciro Murayama, pero la discusión del futuro del INE poco tiene que ver con ellos, pues ambos concluyen su gestión en marzo de 2023 y ya no participarán en el proceso de la elección presidencial de 2024. ¿Será que andan despistados los estrategas morenistas o más bien quieren que el debate se centre en el discurso de los sueldos y el papel de don Ciro y don Lorenzo? La iniciativa oficial, nos hacen ver, tiene implicaciones que van mucho más allá de eso.

Margarita Zavala sorprende en la Asamblea del PAN

Nos cuentan que en la Asamblea Nacional del PAN, en la que se discutieron ayer asuntos internos como el padrón de militantes y se estableció de manera oficial la postura partidista de defensa del INE frente a la reforma que quiere hacer el gobierno, sorprendió la presencia de Margarita Zavala, quien es parte de la bancada panista en San Lázaro pero como diputada externa, pues ella dejó de ser militante del blanquiazul a finales de 2017, en el contexto de los choques entre calderonistas y anayistas, y posteriormente fue candidata independiente a la presidencia de México. Nos recuerdan que cuando decidió separarse de Acción Nacional, doña Margarita dejó atrás 33 años de militancia, así que ahora se puede decir que regresó a terrenos conocidos de sobra para ella, si no es que casi volvió a la que fue su casa. Ahí estuvo en la primera fila de invitados ayer. ¿Será que la necesidad de oponerse a la llamada 4T vuelva a unir lo que parecía roto para siempre? Ya se verá.  (Bajo Reserva, El Universal, p. 2)

.

,

Sacapuntas

De la COP27 a Qatar 2022 

Gira internacional inició el canciller Marcelo Ebrard. Ayer presentó en la COP27, en Egipto, el plan de México para duplicar las energías limpias, y mañana va a la Cumbre de Líderes del G20 en Bali, Indonesia. Ahí se reunirá con los presidentes de EU, Canadá, Argentina y España. Luego, el jueves va a Ankara, Turquía, donde sostendrá encuentros con autoridades y empresarios. Y el 20 de noviembre asiste a la inauguración del Mundial Qatar 2022. 

Mensaje de Alito 

Nos hacen ver que, al confirmar la asistencia de su partido a la marcha de hoy en defensa del INE, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, mandó el mensaje de que votará contra la reforma electoral. Pero en Palacio Nacional buscan detectar qué legisladores del tricolor no irán, pues con esos podrían construir acuerdos.

Se le rebelan a Nacho Mier 

Justo cuando Morena en San Lázaro busca votos para aprobar la reforma electoral, se le arma una rebelión a su coordinador, Ignacio Mier. La diputada Adela Ramos exige sea removido por presionarla en el sentido de sus votos, y por ejercer “violencia política en razón de género”. La respaldan Inés Parra y Adriana Castellanos. 

Empresarios, por la democracia 

De cerca habrá que seguir al bloque de empresarios de Latinoamérica que firmó la Declaración de Guadalajara. Por México signaron los presidentes del CCE, Francisco Cervantes; y de la Coparmex, José Medina Mora Icaza. El grupo integrado por colombianos, chilenos, ticos y peruanos busca defender la democracia y las libertades económicas y de expresión.

Nueva lideresa de sobrecargos 

Resulta que una mujer acabó con 12 años de liderazgo de Ricardo Del Valle Solares en la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México. Las elecciones para renovar la Secretaría General de ese gremio, dieron el triunfo a la disidente Ada Salazar. Fueron 1814 votos para ella, contra 1,004 del actual dirigente, quien cederá el cargo el 31 de enero de 2023.  (El Heraldo de México, La 2, p. 2)

.

.

Contra las Cuerdas / Historia de un secuestro electoral

La permanencia en el poder presidencial del chavismo-madurismo en Venezuela durante más de 23 años se debe, en gran medida, al secuestro de los poderes legislativo y electoral.

El régimen diseñó y ejecutó un plan para simular ante el mundo procesos electorales democráticos basado en tres pasos para hacerse del control absoluto del árbitro electoral: el fraude en la integración del Consejo Nacional Electoral (CNE) para tener el manejo, la eliminación de los partidos políticos opositores y las falsas elecciones. Esto no se hubiese logrado sin la anulación del Poder Legislativo al imponer una Asamblea Nacional Constituyente que se encargó de modificar el sistema electoral mediante una nueva Constitución, aprobada con menos de 45 por ciento de participación ciudadana. La designación de los rectores (consejeros) de la CNE, impuestos por el oficialismo, y la alta popularidad de Hugo Chávez mantuvieron a éste en el gobierno sin problema hasta su muerte en 2013, pero ¿qué pasó después del fallecimiento del presidente venezolano?

En 2014, ante la imposibilidad de la Asamblea Nacional de juntar la mayoría calificada (dos terceras partes) para que nombrara tres rectores, el entonces presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, anunció por sus pistolas que el Tribunal Superior de Justicia (bajo su control) asumiría las designaciones y funciones de la AN, sin que la Constitución diera esas facultades.

El avance de la oposición tras el deceso de Chávez puso en riesgo al partido oficialista, porque Maduro no levantaba las mismas simpatías; la oposición se mantuvo unida y esto le permitió ganar a pesar de las trampas electorales desde el CNE. En 2015 logró 112 escaños contra 55 del oficialismo, por lo que el partido en el gobierno articuló nuevas estrategias para mantenerse en el poder. Con el Tribunal Superior de Justicia eliminó a los partidos políticos, al pasar de 67 que había en 2015 a 17 en 2018.

Tras la limpia se llevaron a cabo elecciones adelantadas para escoger gobernadores en 2017 en los 23 estados del país y no es diciembre como marcaba la constitución y por si fuera poco, el gobierno se basó en la captura de importantes líderes con posibilidades de ganar elecciones para inhabilitarlos.

Además de esas irregularidades, el CNE eliminó para 2017 la inscripción de nuevos votantes para dejar fuera del proceso electoral la participación de jóvenes que cumplirían la mayoría de edad para votar. Con ese plan preparatorio en elecciones municipales y estatales, la dictadura llevó a cabo las presidenciales para ratificar a Maduro en el poder a pesar del fraude con la juramentación del TSJ cuando la Constitución establece que debe hacerse ante el Poder Legislativo. 

  • ••

UPPERCUT: El presidente López Obrador metió a sus nietos en la guerra abierta entre la oposición y su gobierno por el INE. Allá los líderes si muerden el anzuelo de meterse en ese terreno delicado en que el líder de la 4T podría ganar la narrativa. (Alejandro Sánchez, El Heraldo de México, País, p. 5)