26 de octubre de 2021

LA POLÍTICA HOY

Columnas de Opinión de hoy, jueves 8 de julio de 2021

El Presidente se dice “pacifista” y el narco se apodera del país

Primero fue un gobernador de un estado y luego un obispo de la iglesia católica en una capital estatal: el narcotráfico ya se metió a las elecciones y está tomando el control político en entidades y municipios de la República. Si ya controlaban territorios enteros del país —30% del territorio mexicano según el Comando del Norte de EU—, en donde imponen su ley de fuego y violencia con asesinatos y masacres entre ellos, pero también contra civiles inocentes, ahora los narcos y sus cárteles se aprestan a controlar gobiernos estatales y municipales, a través de arreglos, financiamientos y apoyos electorales a los candidatos que ganaron en las recientes elecciones locales del 6 de junio.

Mientras el Presidente de la República se declara “pacifista, porque tengo una razón de fondo” y reivindica su política de “abrazos, no balazos” a pesar de las burlas y cuestionamientos que provoca la fallida estrategia, la violencia y los tentáculos del crimen organizado se amplían y se sofistican ante la apatía del gobierno federal, lo mismo para sitiar a comunidades y municipios enteros en Michoacán, donde los pobladores tiene que volver a tomar las armas y revivir las autodefensas, que con arreglos políticos y financieros de los cárteles con los candidatos que ganaron elecciones y gobernarán en Michoacán y Guerrero.

La denuncia la hizo ayer el obispo de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, quien, sin mencionar nombres, dijo tener información de que “el día de hoy un narcotraficante solicitó la presencia de un presidente municipal electo.

«Ya van a hacer la transa. Me duele que en Chilpancingo también se inyectó una fuerte cantidad que nos va a costar caro la inseguridad aquí en Chilpancingo, es lo que les puedo decir”, dijo el prelado católico ayer durante una homilía en la Catedral de la capital guerrerense, para pedir el regreso del ingeniero Alberto Castañón, desaparecido el pasado 18 de junio. La alcaldía de Chilpancingo la ganó en las votaciones del 6 de junio la morenista Norma Otilia Martínez.

“Hay mucha corrupción, hay muchas triquiñuelas y se protegen a ciertos grupos y ciertos intereses. Yo en lo particular no soy muy grato al gobierno, porque yo he declarado, he denunciado estas cosas. Yo como obispo se los digo con mucha responsabilidad, y me da mucha tristeza: creo que vienen tiempos en los que vamos a ser gobernados, no por los políticos, sino por los narcos, porque ya se han hecho muchos arreglos”, aseguró el obispo Rangel Mendoza.

Los dichos y afirmaciones del obispo guerrerense, que ha estado directamente involucrado en los esfuerzos de pacificación de su diócesis y que incluso alguna vez reveló que tuvo que hablar con “ciertas personas” del crimen organizado para detener la violencia en el municipio de Chilapa, no distan mucho de lo que sostiene en Michoacán el gobernador Silvano Aureoles, cuyas afirmaciones de que el narcotráfico apoyó y financió el triunfo de Morena en su estado durante las pasadas elecciones, han sido desestimadas por el presidente López Obrador, que se negó a recibirlo en audiencia, al igual que lo hizo el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea.

El mandatario michoacano, que afirma tener un expediente con videos, grabaciones y testimonios que prueban sus graves acusaciones sobre la participación abierta de los cárteles de la droga en los recientes comicios, terminó presentado una denuncia formal ante la Fiscalía General de la República, donde entregó parte de sus pruebas, mismas que aún tiene que ratificar ante la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones de Delincuencia Organizada.

De no haber respuesta pronta y una investigación que confirme o deseche las denuncias de Silvano Aureoles, al gobernador le abrirían la puerta para ir a hacer su denuncia al extranjero donde habría más de una agencia interesada en revisar las pruebas que dice tener sobre narcopolítica en su estado.

A los casos de Guerrero y Michoacán se suman las denuncias del candidato priista en Sinaloa, Mario López Valdez, quien también ha declarado e interpuesto una denuncia formal sobre la participación del narcotráfico en los comicios estatales del 6 de junio donde él afirma que los grupos criminales intimidaron a votantes y funcionarios de casilla para favorecer a Morena; y el caso de San Luis Potosí, donde desde la misma Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda se ha denunciado al candidato ganador del PVEM, aliado de Morena, Ricardo Gallardo, y también la alianza “Va por México” impugnó la elección por financiamiento ilícito a la campaña de Gallardo.

El presidente López Obrador tendrá sus “razones de fondo” para no combatir a los narcos y a los cárteles —las cuales por cierto no las explica claramente a los mexicanos— y para preferir navegar con la bandera de “pacifista”; pero el crimen organizado no entiende de razones y mucho menos de abrazos.

Y mientras más dure la ausencia y la inacción del gobierno y de su Guardia Nacional, hoy convertidos en las “edecanes uniformadas” más caras que pagamos los mexicanos porque están en todo el territorio nacional pero sólo como imagen de fachada y con órdenes expresas de no actuar, confrontar ni perseguir al crimen organizado, los narcos seguirán apoderándose ya no sólo de territorios, sino de gobiernos en los estados y municipios.

NOTAS INDISCRETAS…

Ayer en la reunión entre el presidente López Obrador y el gobernador electo de Nuevo León, Samuel García, el diálogo entre dos generaciones y dos estilos diametralmente opuestos debió ser más que interesante. Pero como de lo que hablaron solo ellos saben, nos limitamos a contar una anécdota que nos platicó el periodista Paco Nieto que cubre los asuntos presidenciales y de Palacio Nacional.

Al término de la plática, el Presidente le preguntó a Samuel García en cuál de los retratos de los presidentes de México se quería tomar la foto del recuerdo del encuentro y el joven emecista pidió primero que fuera frente al cuadro de Benito Juárez, no porque sea un juarista fervoroso como López Obrador, sino porque dijo que su segundo apellido era el mismo que el del benemérito de Las Américas.

Pero luego de tomarse la foto, trató de rectificar diciendo: “Se va a enojar mi esposa (la influencer Mariana Rodríguez) porque ella es sobrina nieta de Gustavo A. Madero”. Conclusión, el próximo gobernador de Nuevo León no sabe mucho de historia de México y se guía más por apellidos y familia…

Por cierto que en entre los expedientes más robustos que tiene listos el INE para revisar el tema del financiamiento y los gastos de campaña de los gobernadores electos, el de Samuel García es uno de los más grandes. La UIF de Santiago Nieto aportó mucha información sobre las cuentas financieras del candidato y de su familia cercana y se escucha en los pasillos del instituto electoral que, a partir de lo que arroje la revisión de los gastos de campaña, se definirá el desenlace final en esa y otras gubernaturas…

Qué tan pesado se llevarán los morenistas en Puebla que ayer la alcaldesa de la capital poblana, Claudia Rivera, quien por cierto perdió su reelección en las pasadas elecciones, reconoció que tramitó un amparo contra cualquier orden de detención o presentación.

Cuando los periodistas locales le preguntaron si tenía miedo de ser detenida, la alcaldesa dijo: “No tengo ningún miedo, eso lo he comentado. Sí hay una tendencia y una observancia de abuso de algunas instituciones que ha ocurrido a nivel estatal, eso es cierto, pero eso lo hemos visto todas y todos. Lo que yo me he enfocado es en echar mano de herramientas legales que puedan fortalecer a las instituciones”.

Traducción: “el miedo no anda en burro” y la señora Rivera algo debe traer en la conciencia ahora que dejará el palacio municipal de Puebla como para andarse amparando. Como dice tanto el inquilino de Palacio, el que nada debe, nada teme, ¿o no señora alcaldesa?…Se baten los dados. Capicúa. Repetimos el tiro. (Serpientes y escaleras //Salvador García Soto, El Universal, Nación, p. 8)

Templo mayor

LOS MISMOS que no pueden comprar aspirinas al mayoreo, ahora pretenden vender cilindros de gas… ¡de casa en casa! Sería interesante saber en qué momento se le ocurren a Andrés Manuel López Obrador esas ideotas.

PORQUE, evidentemente, se trata de una ocurrencia más del Presidente que carece de sustento económico, estudios de costos y prospectiva; y tampoco tiene mucha lógica. Lo peor del asunto es que ya se sabe que, en este gobierno, importa más lo que diga el hombre de Palacio Nacional que la realidad misma.

¿QUÉ VA a pasar? No se requiere una bola mágica para ver el futuro: compra millonaria de camiones y cilindros sin licitación; instalaciones improvisadas y sin cumplir las mínimas regulaciones; un montón de fotos para el álbum presidencial y después… el olvido, el misterio y el fracaso.

Y SI NO lo creen, nomás es cosa de acordarse de las pipas para combatir el huachicol, la creación del Insabi para tener un sistema de salud como en Dinamarca, la cacareada mudanza de las Secretarías de Estado a distintas ciudades del país, las desiertas sucursales del Banco del Bienestar y sus incobrables créditos, la autosuficiencia alimentaria con Segalmex… y un largo y triste etcétera.

***

CUENTAN QUE la encerrona que el priista Alejandro Moreno sostuvo con los diputados electos de Nuevo León estuvo calientita. Y todo porque al líder nacional del PRI le exigieron la expulsión de los tricolores que en las pasadas elecciones colaboraron con Morena o con otros partidos.

EL PRIISMO nuevoleonés señaló varios nombres (Pedro Pablo Treviño, Abel Guerra, Héctor Gutiérrez y Jorge Mendoza, entre otros) y “Alito” prometió tomar cartas en el asunto. Nomás que si pretende expulsar a todos los priistas que le voltearon bandera en el resto de los estados… ¡se va a quedar solito!

***

POR SI todavía hay dudas sobre cómo estuvo el desaguisado morenista en el Auditorio Nacional, existe un dato muy esclarecedor. Quienes saben del tema dicen que de los 4 mil boletos que se repartieron para los asistentes, unos mil fueron manejados directamente por Citlalli Hernández. Y si a eso se le suma que la secretaria general le anda jugando las contras a Mario Delgado, es fácil adivinar quién ordenó la música de viento para el dirigente nacional.

***

HUMANISTA y bondadoso como es, el Presidente hizo hoy un amable llamado a los criminales de la delincuencia organizada para que “no se hagan daño”, pues nada se resuelve con enfrentamientos. No aplica para periodistas incómodos, medios críticos y todo aquel que no aplauda ni le prenda incienso. (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p. 8)

Bajo reserva

La única diferencia entre AMLO y Peña Nieto

En la pasada administración, un grupo de “sabios” de la comunicación convocaba a directores editoriales de medios a una oficina en la residencia oficial de Los Pinos, ahí, el vocero y sus empleados les presentaban un documento en PowerPoint, en el que con esferas de diferentes colores y tamaños representaban las notas positivas, las negativas y las neutras.

Siempre, las esferas de las negativas eran las más grandes. Tras la explicación “científica”,  venía el llamado de atención diciendo que el medio se estaba portaba mal y que eso ya le preocupaba al Presidente Peña Nieto. Se entregaba una copia de ese informe a los directivos para que reflexionaran, mismo que siempre acababa en los botes de basura.

Ahora, ya no son esferas sino listados; la presión y los regaños no son en privado, sino en público y trasmitidos por los canales del gobierno federal desde Palacio Nacional y desde el atril presidencial con el escudo nacional. Es decir, las cosas, en el fondo, no han cambiado, la única diferencia es que antes eran esferas y hoy son listados.

Que no le digan, que no le cuenten, porque a lo  mejor le mienten

Llama el presidente Andrés Manuel López Obrador tendenciosos, sesgados, mentirosos  a medios y periodistas que cometieron el pecado, según un monitoreo del INE, de tener más notas “negativas” sobre Morena que sobre los partidos de oposición. ¿Y eso es mentir?

Por ejemplo, en abril pasado, ya en pleno proceso electoral, los medios reportaron que elementos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México detuvieron al diputado federal de Morena, Benjamín Saúl Huerta Corona, por una denuncia que hizo un menor de edad en su contra, por agresión sexual. A esa denuncia se sumaron otras y ahora se busca el desafuero del legislador. Desde luego que es una nota negativa para Morena, pero no es una mentira, ni los medios que la publican están cometiendo alguna falta o deshonestidad al hacerlo.

La presunta falta y la presunta deshonestidad, que mancha a su partido, es  la que presumiblemente cometió el diputado, los medios solo reportaron un hecho muy negativo para Morena. Así que no le digan, que no le cuenten, porque a lo mejor le mienten. Y luego dicen que el Presidente no estigmatiza a medios y periodistas.

Ebrard enmienda un error

A finales de abril pasado el canciller Marcelo Ebrard viajó a Rusia y de pronto se anunció que de ahí se pasaría a España. Así fue, don Marcelo estuvo en España el 30 de abril pasado, básicamente, para resolver “el olvido” que se tuvo de invitar al Reino de España a la celebración del Año de la Independencia y la Grandeza de México.

Nos hacen ver que en Palacio Nacional, en la lista original, no se tuvo a bien lanzar la invitación a España para los festejos que se llevará del 15 al 27 de septiembre próximo en México, así que Ebrard fue enviado para enmendar el error que ya desde el país Ibérico fue notado y muy tomado en cuenta.

Una fake news en el Senado

Si por “austeridad” en el Senado de la República ya no contratan asesores, por lo menos deberían usar internet, que no tiene un gran costo, para buscar información. O ya en un derroche de recursos públicos, hacer una llamada de larga distancia a la embajada de Haití para enterarse bien de las noticias que acontecen en ese país caribeño.

Ayer, el Senado dio por fallecida a la primera dama de Haití, Martine Moïse, quien sobrevivió a un ataque armado en su residencia. Sin embargo, el  presidente de la Comisión Permanente, Eduardo Ramírez, pidió minuto de silencio y condenó asesinato del presidente Jovenel Moïse y su esposa. Ningún legislador reparó en la fake news durante la sesión de más de tres horas. (El Universal, Nación, p. 2)

Frentes políticos

Reprobado. En la larga la lista de desatinos que deja el gobernador de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez, uno lacera a la sociedad. Valeria Carrasco, mujer trans de 25 años, fue localizada muerta al interior de su hogar, en el municipio de Villa de Álvarez. Murió torturada y asfixiada. Con éste, suman tres transfeminicidios en el estado en lo que va del año. La muerte de Valeria se suma a la cifra de crímenes de odio ocurridos en México.

De 2014 a 2020, el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio contra las Personas LGBT+ registró 209 casos, repuntando al 2019 con el mayor número. Peralta Sánchez ha fallado a todos, y lo más grave es que no hizo nada por los sectores más vulnerables. Pero ya se va, feliz y contento. Que lo disfrute, mientras dure.

Hasta las últimas consecuencias. Por mayoría de votos, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió admitir a trámite la controversia constitucional del Congreso de Tamaulipas para que el Tribunal Constitucional resuelva si el gobernador de la entidad, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, tiene o no fuero constitucional.

El recurso fue promovido por el Congreso tamaulipeco en contra de la decisión del 30 de abril del Congreso de la Unión, erigido como jurado de procedencia, para retirar el fuero al gobernador, acusado por la UIF de presunta defraudación fiscal. Es muy claro que en esta persecución hay mucho de tinte político, recuerden que quien tiene la última palabra es la ley. Y quien la debe la paga.

¿Fake News? Mediante un comunicado de prensa, la Universidad Autónoma de Tamaulipas y el club de futbol profesional Correcaminos, perteneciente a la casa de estudios, negaron las acusaciones que la Unidad de Inteligencia Financiera interpuso por el presunto desvío de recursos, las cuales involucran al gobernador del estado, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, y familiares.

“La institución niega rotundamente estar implicada en el presunto desvío de recursos en operaciones financieras y reitera su compromiso en el cumplimento con sus funciones sustantivas ante la sociedad y en la rendición de cuentas del ejercicio presupuestal”, señala la UAT. Grave acusación a la 4T.

Reacomodo. La Secretaría de Hacienda, cuyo titular es Arturo Herrera, informó al Congreso de la Unión que ya están listos los programas que sustituirán a los desaparecidos Fonden, Fonca, Fidecine y Foprocine, a fin de que comiencen a operar a partir del 2022, año en que habrá, en total, 868 programas presupuestales, lo que implica dos menos que en este año.

La dependencia precisó que se crea el Programa para la Atención de Emergencias por Amenazas Naturales, cuyo dinero provendrá del Ramo 36 Seguridad y Protección Ciudadana. El 15 de julio, Herrera entrega la estafeta a su sucesor, Rogelio Ramírez de la O, y quiere dejar todo planchado. Entregar cuentas positivas, aquí, es primordial. Manejan el pulso económico del país, no lo olviden.

Con sello de recibido. El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, aceptó la propuesta del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, para que el Poder Legislativo trabaje cambios legales para combatir el posible involucramiento del crimen organizado en las elecciones.

El gobernador fue recibido por Monreal y por Eduardo Ramírez, presidente de la Mesa Directiva, a quienes presentó una propuesta de las reformas que se necesitan para que las instituciones mexicanas puedan combatir este delito. Reiteró que no tiene temor de ser perseguido por los narcos o por el gobierno federal y rechazó que esté involucrado con algún grupo criminal. San Silvano del Banquito Verde. Amén. (Excélsior, Nacional, p. 13)

Trascendió

Que hasta ayer el gobierno de EU no había presentado a México alguna solicitud para ordenar la detención provisional con fines de extradición de Luis Cárdenas Palomino y Ramón Eduardo Pequeño, ex mandos de la Policía Federal cercanos a Genaro García Luna, otrora secretario de Seguridad Pública hoy preso en aquel país, aunque todos enfrentan acusaciones en Nueva York por presuntamente proteger y recibir sobornos del cártel de Sinaloa que lideró Joaquín El Chapo Guzmán.

Que para dejar en claro, según ellos, que no hay rivalidades por la postulación presidencial a dos años de que se inicie el proceso formal de sucesión, el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, y el canciller Marcelo Ebrard se reunieron en privado y hablaron de temas diplomáticos y no de sus aspiraciones políticas. Tan buena amistad priva entre los morenistas que incluso acordaron visitar juntos EU para una cita interparlamentaria con sus homólogos y el zacatecano dijo de su compañero: “Es atento, cuidadoso e inteligente”. Bueno…

Que bajo la consigna de que la tercera es la vencida, Morena en la Cámara de Diputados buscará rectificar la votación de la Sección Instructora sobre el desafuero de Mauricio Toledo y, sea con la priista Claudia Pastor o con la petista Mary Carmen Bernal, alcanzar la mayoría de tres votos para aprobar el dictamen. No obstante, la operación del coordinador morenista, Ignacio Mier, y su correligionario Pablo Gómez, presidente del órgano jurisdiccional en el Palacio de San Lázaro, va contrarreloj, pues el periodo extraordinario para votar ese tema ya fue solicitado a la Comisión Permanente para el 16 de julio. (Milenio Diario, Al frente, p. 2)

Confidencial

Mario Delgado, ¿camino al gabinete?

Desde el abucheo que sufrió el pasado 1 de julio en el Auditorio Nacional, durante el festejo de Morena por el triunfo de López Obrador, al dirigente Mario Delgado no se le ha visto en un acto público. Según algunos legisladores federales de su partido, “el Presidente no lo va a exponer más y ya le estarán buscando un lugar en el Gabinete, porque vendrán más cambios”. Tal vez por eso será que, en los últimos días, Delgado Carrillo sólo se ha dedicado a respaldar y elogiar las acciones del Ejecutivo, con comunicados sobre la creación de la empresa Gas Bienestar, del Plan Nacional de Vacunación, la detención de Luis Cárdenas Palomino, del incremento al Índice de Confianza al Consumidor…

Hank, a cursos contra misoginia

El 19 de mayo Jorge Hank Rhon reconoció que fue “desafortunado” haber llamado “basura” a Lupita Jones. Pero como no fue el único comentario machista, ayer el TEPJF le dio un escarmiento. El excandidato del PES está obligado a tomar un curso para evitar la violencia política en razón de género. El empresario aseguró durante un acto de precampaña que las mujeres que ejercen funciones políticas son menos listas, ya que en lugar de buscar a alguien que las mantenga, quieren trabajar. Por ello, los magistrados de la Sala Superior consideraron que reprodujo y avaló estereotipos, por lo que ya estará tomando apuntes en el taller Inducción a la igualdad entre mujeres y hombres.

¿Algo sabrá el obispo?

Preocupantes, por decir lo menos, son las aseveraciones del obispo de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza. En plena misa, el clérigo señaló “con mucha tristeza, y se los digo con mucha responsabilidad: creo que viene un tiempo en que vamos ser gobernados no por los políticos, sino por los narcos, porque ya se han hecho muchos arreglos”. Y eso no es todo, el jerarca católico, sin dar nombres, reveló que “hoy (martes), un narcotraficante solicitó la presencia de un presidente municipal electo. ¡Ya van a hacer la transa!”. ¿Qué dirá al respecto doña Evelyn Salgado?

Corrupción en la Semarnat

El senador de Morena, Elí César Cervantes, se lanzó contra la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la cual –acusó– en San Luis Potosí ha solapado presuntos actos de corrupción, al entregar un espacio natural de más de 2 mil hectáreas a empresarios inmobiliarios para realizar construcciones de lujo, y despojar de su patrimonio a cientos de comuneros. A ver si ante la denuncia del morenista, quien anunció que presentará un punto de acuerdo para exhortar a la dependencia para que dicha sierra se incluya en el Proyecto del Área Natural Protegida, sus correligionarios no lo miran feo y empiezan a considerarlo miembro de “la derecha golpista”.

Crecen sospechas contra el PRI

La actitud cautelosa y desconcertante del PRI frente a Morena y la 4T aumenta cada día la desconfianza en el resto de los partidos de oposición. Ayer, desde MC, se cuestionó también la decisión de los diputados priistas de impugnar sólo el 13 transitorio de la reforma al Poder Judicial –el llamado regalazo al ministro Zaldívar– y no toda la reforma, como proponía la oposición. Nos dijeron en el partido naranja que el priismo amagó que “si impugnábamos otros artículos sacaban su firma 14 legisladores del PRI y no nos daban los números para presentar la acción de inconstitucionalidad…”. Y ahora su posición en el caso de desafuero del diputado Mauricio Toledo también deja desconcertados a todos, dicen.

Se lo vuelvo a explicar… otro día

Tras el incremento de contagios de Covid-19 en la capital, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, de plano toreó los cuestionamientos en torno a la pandemia y al más puro estilo del subsecretario Hugo López-Gatell, dejó el tema para después. “Si quieren hablamos del tema de Covid el viernes, que es cuando damos toda la información”, dijo a los reporteros durante una visita a una obra de vivienda en el Centro Histórico. La doctora tiene pendiente resolver varios interrogantes en torno al semáforo epidemiológico y la estrategia contra la pandemia. (El Financiero, Nacional, p. 33)

Rozones

Los dichos del obispo y el mutis de la alcaldesa.

Muchas cejas levantadas dejaron los duros señalamientos —porque no son simples declaraciones— del obispo de Chilpancingo, Salvador Rangel Mendoza, quien el martes pasado, durante una homilía en ese municipio declaró: “Vienen tiempos en los que vamos a ser gobernados por los narcos”. Y luego agregó: “en Chilpancingo se inyectó una fuerte cantidad que nos va a costar caro: La inseguridad aquí”.

Nos hacen ver que en la más reciente elección la presidencia municipal fue ganada por Norma Otilia Hernández Martínez, de Morena, quien hasta ahora no se ha pronunciado al respecto. De cara a los retos de gobernabilidad que siempre enfrenta la entidad, la duda que se abre es ¿qué pensará la gobernadora electa Evelyn Salgado Pineda de lo dicho por el obispo?

Intimidación desde la dictadura

Fue un duro mensaje a los medios independientes, a los que amenazó con juzgar. “A las chachalacas que disfrutan de hacer daño… les decimos: Ni pudieron ni podrán, ¡cálmense!… A esos chachalacos que disfrutan alarmando a la gente, ¿saben por qué?, en la vida todo se paga y si hacemos daño, daño nos llegará. No nos expongamos a recibir las consecuencias de nuestras acciones, hagamos el bien para que el bien nos llegue a todos”.

Los nuevos amagos que hizo Rosario Murillo, esposa del presidente Daniel Ortega y vicepresidenta de Nicaragua, dan cuenta de la enorme brecha que ese régimen está abriendo respecto de las democracias del continente. Hace apenas unas semanas, Murillo se refirió al sector como “terroristas de la información”. Sus palabras tienen una dimensión mayor en un país que tiene a 26 opositores bajo arresto y acosados a los periodistas que no son afines al oficialismo.

Transición atorada en la MH

La transición de gobierno en la alcaldía Miguel Hidalgo en la Ciudad de México está lejos de ser tersa, nos hacen ver, pues cuando en varias de ellas este proceso ya comenzó, aquí no hay señales del gobierno a cargo de Hegel Cortés, encargado del despacho, de querer arrancar.

Se menciona que la autoridad electa ha recibido un sinnúmero de quejas ciudadanas por falta de pago de programas sociales y por la cancelación de contratos con la Policía Auxiliar y el arrendamiento de patrullas, lo que deja vulnerable el tema de la seguridad. Y por más que el alcalde electo Mauricio Tabe envía escritos y videomensajes a Cortés Miranda, el gobierno de la demarcación no da señales de querer un acercamiento o, lo más grave, de enfocarse en desactivar la bomba que puede estallarle en las manos.

Opositores en Palacio

En los últimos días se han sucedido encuentros en Palacio Nacional de los que han resultado señales interesantes. Las reuniones del Presidente con los gobernadores electos de partidos de oposición dan cuenta de la relevancia que se busca dar a una adecuada convivencia democrática. La decisión presidencial de acometer de una nueva manera las relaciones con los próximos mandatarios estatales pudiera empezar a moldear, nos dicen, una visión federalista de la 4T.

Aunque ha cambiado el escenario, pues Morena pasará de gobernar seis a 17 entidades, las expresiones de AMLO sobre los nuevos gobernadores de oposición allanan el camino para que éstos arranquen sus gestiones. La relación con la Federación, institucional de origen, no forzosamente debe ser fría. María Eugenia Campos y Mauricio Kuri, del PAN, y Samuel García, de MC, pudieron dar cuenta de eso, nos comentan.

Otro logro de los papás

Así que los padres de niños con cáncer lograron que el Instituto de Salud para el Bienestar se comprometiera a surtir 17 medicamentos oncológicos a los 26 estados con los que tiene convenio de colaboración. El pasado 30 de junio recibieron la promesa de que se estaba regularizando el abasto y sólo mandaron siete claves o fármacos.

Los padres ya no confían en las autoridades, pues se cumplen dos años y medio de su lucha para que se regularicen los tratamientos de sus hijos. El argumento que recibieron es que algunos estados “no piden” los medicamentos, lo que genera el desabasto, por eso pidieron que se presenten las órdenes de abasto que envían las secretarías de Salud estatales. Sea una u otra la causa, lo cierto es que la batalla que mantienen los padres les sigue dando resultados.

El PRI y el desafuero de Toledo

Nos cuentan que en San Lázaro, desde algunas oficinas de Morena, se están empezando a preguntar hasta dónde pretende el PRI estirar la liga en el caso del desafuero del diputado del PT, Mauricio Toledo, luego de que la legisladora del tricolor Claudia Pastor votó en abstención el dictamen de desafuero, lo que permitió regresar a la Sección Instructora el caso al menos por una semana más.

Nos comentan que para entender la lealtad del tricolor, es necesario revisar los números de la elección en la alcaldía de Coyoacán del pasado 6 de junio, en donde Pablo Gómez, presidente de la Sección Instructora, perdió ante Gabriel Quadri por el apoyo de Toledo, ya que de 2012 a 2015 fue jefe delegacional, y nos dicen que nunca acabó de irse. ¿Aun si Pastor cambia su voto en la Sección Instructora, se mantendrá el tricolor en su posición difusa en el pleno con el costo o beneficio que puede significar? Al tiempo. (La Razón, La Dos, p. 2)

Política zoom // Luis Cárdenas Palomino, el torturador

Para atrapar a los integrantes de las redes criminales y del narcotráfico (en México), miembros de las fuerzas del orden recurren con frecuencia a la tortura para obtener confesiones. Un método que le resta legitimidad al sistema de justicia y alimenta la desconfianza de la población.”

El autor de esta declaración es Juan Méndez, ex relator de la ONU para temas de tortura y tratos inhumanos. Según su percepción, la tortura es una práctica generalizada en México, la cual ocurre en distintos momentos, desde la detención hasta la puesta a disposición de la justicia.

En su día pidió al gobierno adoptar las recomendaciones de su oficina para combatir la impunidad policial y así garantizar una reparación cierta para las víctimas.

El tema principal del reporte que emitió en 2014 fue la fabricación de culpables, a través de confesiones obtenidas mediante extorsión física y psicológica de los supuestos victimarios.

Casi de inmediato, Isabel Miranda de Wallace, líder de la sociedad civil y al mismo tiempo personera de los intereses gubernamentales, embistió contra el relator de la ONU. La presidenta de la asociación Alto al Secuestro dijo que, con su discurso, Méndez promovía la liberación de delincuentes.

Este episodio describe una disputa que subsiste hasta nuestros días: las autoridades han normalizado el uso de la tortura, asumiendo que es un mal menor al que resulta necesario acudir si el propósito sincero es combatir la impunidad.

En oposición, Juan Méndez refirió el riesgo que significa fabricar pruebas mediante la tortura, la cual suele servir para liberar culpables y encarcelar inocentes. (Ricardo Raphael, Milenio Diario, Al frente, p. 3)

En privado // El patíbulo de la mañanera

La semana pasada en mi cuenta de Twitter subí un video en el que se ve al convoy presidencial entrando en Marquelia, estado de Guerrero, que decía: En riesgo. El presidente López Obrador pasa junto a un hombre armado, como si nada, como lo documenta el video que adjunté.

Tras esto, el vocero presidencial, Jesús Ramírez, subió otro en el que celebraba: Inauguramos la sección “Quién es quién en las mentiras”. El gobierno no estigmatiza a la prensa ni a los periodistas; se llama la atención de las noticias falsas, la desinformación y las calumnias, a lo que respondí: Dime, Jesús Ramírez, en qué parte del tuit mentí al decir: El presidente López Obrador pasa frente a un hombre armado. ¿Me dices dónde está la mentira? Es mi derecho de réplica. Espero la respuesta.

Obvio, él no contesto, lo hizo ayer su vocera, que lo es del Presidente, diciendo que la mía es una pregunta que aparenta inocencia, pero abona en la conversación sobre el narco, los sicarios y el Presidente, lo que es mentira.

Y agregó desde la impunidad del cadalso de la mañanera: Si es un policía comunitario, ¿por qué tendría que reaccionar el Presidente? Y de ahí salta: ¿O el señor López-Dóriga tuitea sin saber lo que difunde o lo hace de mala fe al ignorar que es un policía comunitario de Guerrero?

El que sea un policía comunitario no desmiente lo que apunté: El presidente López Obrador pasa junto a un hombre armado, como si nada, lo que su vocera no pudo desmentir en su hueca retórica y se fue al falso recurso de que nosotros — usa la primera del plural— consideramos que es un tuit engañoso y estamos aclarando el punto, lo que es otra mentira: no está aclarando, y menos desmintiendo, punto alguno.

Ella considera que el mío es un tuit engañoso. Yo me reservo las consideraciones ciertas que tengo de ella. (Joaquín López Dóriga, Milenio Diario, Al frente, p. 3)

Fuera de agenda / Reacomodos militares

El secretario de la Defensa Nacional recibió el visto bueno presidencial hace unos días para realizar cambios en dos de las comandancias de zona y región militar consideradas de las más importantes en el mapa geoestratégico del país. A principios de julio el general Luis Crescencio Sandoval González volvió a lanzar una señal de quién encabezará la promoción superior para ascender al grado máximo del Ejército mexicano, al nombrar al frente de la comandancia de Tercera Región Militar, que abarca los estados de Sinaloa y Durango, al general de brigada Enrique Dena Salgado.

El nombramiento del general Dena sigue la política que ha tenido el titular de la Defensa Nacional al designar generales con rango de brigada en puestos reservados para generales de división con lo que anuncia su ascenso. Detrás de estas medidas Sandoval busca colocar militares que garanticen lealtad absoluta y subordinación a las medidas –aceptadas a regañadientes—que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha ordenado frente a la grave situación de inseguridad que atraviesa el país.

Dena Salgado tomó posesión de la comandancia con sede en Mazatlán la semana pasada después de haber estado mes y medio a cargo de la comandancia de la novena zona militar con sede en Culiacán. En la capital sinaloense relevó a su colega Maximiliano Cruz Ramos, quien ya forma parte de la crónica del narco en México tras aquella emboscada que sorteó al salir del cuartel para atender la emergencia durante los tiroteos registrados en octubre de 2019 durante el “Culiacanazo”. (Juan Veledíaz, El Sol de México, República, p. 5)

Quebradero // La tercera ola se veía venir

Algunas de las decisiones que se han tomado recientemente han provocado una cada vez más inquietante relajación de la población ante la pandemia. El semáforo sigue siendo uno de los referentes, pero desde hace tiempo el vocero lo consideró en uno de sus desplantes como “intrascendente”.

De ser el instrumento que guiaba a los gobiernos  y a los ciudadanos a entender cuál era el nivel de gravedad en que se encontraban las cosas, da la impresión de que se ha convertido en un referente menor en medio de una alerta mayor en la que de nuevo hemos entrado.

Al mismo tiempo las conferencias de prensa vespertinas fueron suspendidas. Era evidente que algo se tenía que hacer con ellas, pero el hecho de suspenderlas creó un estado de ánimo, porque en muchos casos se interpretó como parte de un proceso en el cual se estaba superando la crisis, lo cual es evidente que se está muy lejos de que así sea.

Si bien se fueron presentando evidencias de que no se podían mantener las conferencias de prensa porque se fueron desgastando y perdiendo vigencia, eran como fuere un espacio para conocer el estado de las cosas.

El problema estaba en otra ventanilla porque las fueron convirtiendo en reductos para la ideologización y politización pasando a segundo plano la información y detalles de la pandemia. (Javier Solórzano, La Razón, La Dos, p. 2)

Historias de reportero //

Cómo el presidente está echando a perder a su sucesora

En funciones de regente de la Ciudad de México, ante la crisis electoral que sufrió Morena, el presidente López Obrador prepara un abordaje completo en la capital del país: meterá a cuatro operadores de toda su confianza para tratar de combatir a la oposición.

El primero es su hijo, Andrés López Beltrán, conocido como “Andy”, quien en la elección de 2018 se encargó de operar en favor de Morena en la Ciudad de México. El hijo del presidente tiene un instrumento central para conseguir este objetivo: Carlos Torres, el nuevo jefe de los superdelegados y de los Servidores de la Nación, es su gente. Ellos estarían retacando de programas sociales las alcaldías más competidas.

El segundo es Martí Batres, quien estaría por asumir la Secretaría General de Gobierno de la Ciudad de México. Él estaba inicialmente contemplado para ocupar el lugar de Irma Eréndira Sandoval en la Secretaría de la Función Pública, pero de cara al porrazo electoral que se llevó Morena en la capital, el presidente AMLO cambió su estrategia y manda a Batres, experimentado operador, a dar esa pelea.

La tercera es Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo federal, para apuntalar el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro y, en general, tender un vínculo de Morena con los nuevos votantes.

El cuarto operador es la estrella: el propio presidente López Obrador. Ya lo dijo a sus cercanos: de la Ciudad me encargo yo. Su intención es doble: recuperar la Ciudad en favor de Morena y lograr que su consentida, Claudia Sheinbaum, sea su sucesora. Está dando a la jefa de Gobierno trato de hija sobreprotegida. Le está haciendo todo el trabajo: el político y el de gobierno. Y eso de la sobreprotección siempre termina mal.

El primer mandatario ya dejó claro que ella es su candidata al 2024. Cualquier político de medio pelo consideraría un grave error exhibir su carta con tanta anticipación: lo único que ha conseguido es, en el momento de mayor debilidad de la jefa de Gobierno por la tragedia en la Línea 12 y el resultado electoral, ponerla en la mira de todos los que quieren la Presidencia en tres años. Está claro quién es la rival a vencer y a quién hay que atacar.

Sin embargo, si algo nos ha dejado clarísimo este presidente, es que no toma las decisiones políticas obvias. El presidente López Obrador nos tiene acostumbrados a sus desplantes de poder, a demostrar que es tan fuerte que le alcanza para hacer su voluntad… y más. ¿No quieren que un violador sea gobernador? Félix va. ¿Me lo bajan de la boleta? Va su hija. Esto es igual. ¿Qué está pensando el presidente?: ataquen todos a Claudia, me alcanza para ponerla de candidata y más… porque en el fondo, yo voy a ser el candidato.

Peligroso juego el de la soberbia.

SACIAMORBOS.— Hay escasez mundial de gas. El precio del gas está alto por esto. El presidente considera que él lo puede resolver, metiendo a Pemex en esto y creando “Gas Bienestar”. Tenemos escasez de medicamentos contra el cáncer, ¿por qué no se anima el presidente a crear una empresa distribuidora de medicinas del Bienestar, y listo? Ahhhh… ya lo hizo, desde hace un año, Birmex se llama, y seguimos sin medicamentos. (Carlos Loret de Mola, El Universal, Nación, p. 2)

Contracorriente //

¿García Luna a Calderón como García Harfuch a Sheinbaum?

¿Recuerdan aquellos tiempos cuando Calderón y su equipo veneraban a García Luna? Sería interesante conocer las apreciaciones que tienen ahora sobre quien fuera uno de los poquísimos hombres en quien confiaba el expresidente.

Si hoy les desconcierta que haya sido detenido en Dallas por ser acusado de narcotráfico y de aceptar sobornos del entonces líder del cartel de Sinaloa, Joaquín el Chapo Guzmán, podrían argumentar o que nunca tuvieron conocimiento de sus vínculos con el crimen organizado, o que las acusaciones de la fiscalía de Nueva York —con cientos de pruebas en su contra— les resultan infundadas. Cualquiera de estas dos posturas es endeble, por decir lo menos.

En el entramado de complicidad, comúnmente cuando caen cabezas, los procesos inician apuntando hacia los subordinados, difícilmente se mira hacia el siguiente nivel de mando superior y pocas veces se expande el enfoque de la lupa hacia los colegas homólogos de otras dependencias. No es de extrañar que sea ahora Luis Cárdenas Palomino, uno de los jefes policiales más cercanos a García Luna, a quien la justicia de Estados Unidos tiene en la mira.

La Fiscalía General de la República detuvo ya a Cárdenas Palomino por los cargos de tortura a cuatro personas, entre ellos el hermano y un sobrino de Israel Vallarta, a quienes les obligaron a confesar que pertenecían a una banda de secuestradores, conocida como Los Zodiaco.

Llama la atención que la detención no incluya cargo alguno por vínculos con el narcotráfico, sobre todo, porque la Fiscalía de Nueva York acusa a Cárdenas Palomino y a Ramón Pequeño, de “ayudar al cártel de Sinaloa a traficar droga del 2001 al presente”. Todo indica que se solicitará la extradición de Cárdenas Palomino. Mientras Gertz Manero prefiere no ver más allá de lo inmediato, Santiago Nieto, de la Unidad de Inteligencia Financiera, ha anunciado que investiga las cuentas tanto de Ramón Pequeño como de Cárdenas Palomino.

Si la línea de subordinación lleva una ruta, Omar García Harfuch estaría también en la mira de las investigaciones de la fiscalía neoyorquina, difícilmente en la mira de la FGR o pero quizá lo esté en la de la UIF, que había congelado en 2019 sus cuentas tras la detención de García Luna, pero que liberó posteriormente. La bola de nieve de la investigación que generó el caso del Chapo Guzmán, tiene largas colinas que recorrer.

Llegado el momento ¿las filias de complicidad y de complacencia se irán diluyendo? Porque hasta ahora tanto García Luna como Cárdenas Palomino son vistos como adversarios del gobierno federal, pero no sucede lo mismo con Omar García Harfuch, quien ha recibido el espaldarazo de Claudia Sheinbaum y quien incluso ha merecido vehementes guiños del presidente López Obrador.

Claudia Sheinbaum ha recibido cuestionamientos constantes sobre los antecedentes de García Harfuch. La publicación del “expediente secreto” menciona entre otras: su incorporación en 2008 como Suboficial, dirigiendo la Unidad de Tráfico y Contrabando, sin haber aprobado las pruebas de confianza correspondientes, sin experiencia alguna y apadrinado por Cárdenas Palomino; documentos obtenidos de la Unidad de Asuntos Internos (UAI) señalan que “su rendimiento intelectual se encuentra ubicado en el rango Inferior al Término Medio”, que realizaba constantemente cateos sin orden judicial.

Por otro lado, está todavía su inexplicable actuación cuando Cárdenas Palomino le instruyó una “comisión confidencial” en Guerrero, en la que argumenta, con confusión de fechas, que  fue enviado a Michoacán justo cuando sucedió la desaparición de normalistas de Ayotzinapa. Finalmente, la acusación de haber recibido 200 mil dólares mensuales del Cártel Guerreros Unidos, de acuerdo con un testigo protegido de la investigación de Ayotzinapa.

Si como el Presidente lo anunció, Claudia Sheinbaum tiene posibilidades de ser presidenciable, no debería hacer oídos sordos ante el ruido que lleva este río de aguas bravas. A menos que haya alguna instrucción superior que, a pesar de invadir su autonomía federativa como jefa de gobierno, le impulse a mantener el respaldo incondicionalísimo a su secretario de Seguridad Pública. No sería la primera vez que se asumiera como regenta de la ciudad, pero en un futuro, su postura al respecto podría ser costosa para sus aspiraciones políticas.  (Maité Azuela, El Universal, Nación, p. 2)

Arsenal // Predicador en el desierto

El gobernador Silvano Aureoles sigue en la ruta de denunciar la “narcoelección” del seis de junio, no sólo en Michoacán, sino en varias de las entidades que renovaron al mandatario estatal en el país. Una ruta sinuosa, llena de peligro, a la que ha recurrido el mandatario michoacano sin apoyo de las autoridades federales. Ni lo ven ni lo oyen, diría el clásico.

Lo hace con la convicción de que, si no se les marca un alto, el próximo presidente de la República lo va a poner el crimen organizado. El michoacano anda de un lado a otro con voluminosas carpetas, USBs, audios y videos para probar que los narcos “operaron” a favor del partido oficial, antes y durante la jornada electoral de hace un mes.

La naturaleza de su valiente denuncia lo pone no sólo en la mira del crimen organizado, sino a las puertas de una persecución política. No para de acusar a Morena de ser un “narcopartido”. Sabe que la política de “abrazos, no balazos” se traduce en pasividad a la hora de enfrentar a sicarios dotados de armas de alto poder.

Está al tanto de que el presidente López Obrador agradeció a los delincuentes “porque se portaron bien” durante la jornada electoral. Algo que, según Aureoles, es “terriblemente grave” para la libertad de los mexicanos.

* El andar de Silvano con sus “pruebas” de una “narcoelección” lleva ya muchos días. El presidente López Obrador lo tuvo cuatro horas fuera de Palacio Nacional. No lo recibió. ¿La razón oficial? No solicitó audiencia. Fake. El gobernador presentó documentos que avalan diversas solicitudes de audiencia que allí se quedaron. Nunca le dieron cita.

Tampoco pudo ver al ministro presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar, aliado de la 4T. Sigue esperando un cita con él. Le dijeron que, por razones sanitarias, no está dando audiencias.

Pero el ministro sí pudo ir a Palacio a reunirse dos veces con el Presidente, que quiere prolongar dos años más su mandato.

Silvano ya logró reunirse con Alejandro Gertz Manero. Sí pudo hablar del delicado tema con el fiscal general de la República.

Ayer se presentó en el Senado, sede de la Comisión Permanente. También fue recibido por el senador Ricardo Monreal, mero mero de la Junta de Coordinación Política en la Cámara alta, y por Eduardo Ramírez, presidente de la Mesa Directiva.

Les dejó propuestas para incorporar el “terrorismo electoral” al tipo penal, adecuaciones al Código Penal para proteger testigos, víctimas y denunciantes, entre otras. Más tarde fue a la Fiscalía Especializada para la Atención de la Delincuencia Organizada a presentar formalmente la denuncia ante esa instancia responsable de investigar tan delicado tema.

En el Senado, donde ofreció una rueda de prensa, acompañado por el jefe de la bancada del PRD, Miguel Mancera, y el también senador Antonio García Conejo, Silvano aseguró que no tiene “copa que le pisen” ni está ardido porque perdió su candidato. A pregunta expresa, aseveró que, al día de hoy, no ha recibido amenaza alguna por sus denuncias.

* “¡Voy a ser jefa de Gobierno!”, soltó, espontánea, la senadora del PAN Xóchitl Gálvez. La cara de What? apareció en los rostros del pequeño grupo de reporteros que atestiguaban el improvisado “autodestape” en pleno Patio del Federalismo, en la Cámara de Senadores.

La otrora alcaldesa en Miguel Hidalgo sabe que en el PAN no la van a querer como candidata a suceder a Claudia Sheinbaum. Es demasiado liberal. Su postura a favor de la interrupción voluntaria del embarazo choca de frente con los valores de Acción Nacional. ¿Y entonces con quién?, preguntamos. “Una coalición”, nos dijo casi en automático.

* El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, alguna vez bajo sospecha de estar bajo control del Ejecutivo, volvió a dar muestras de su autonomía.

La Sala Superior consideró que el Presidente de la República violó la veda publicitaria en periodo electoral, porque habló de logros del gobierno con respecto al pago de pensiones para adultos mayores y al robo de combustibles.

Ordenó al Órgano Interno de Control de la Oficina de la Presidencia para que determine sanciones a dos funcionarios de Presidencia: uno es Jesús Ramírez Cuevas, coordinador general de Comunicación Social de la Presidencia, y el otro es Erwin Sigfrid Frederick Neumaier de Hoyos, titular de Cepropie.

Los dos servidores públicos habían interpuesto un recurso de revisión, luego de que la Sala Regional Especial considerara que, junto con el Presidente, habían cometido una infracción consistente en difundir propaganda gubernamental en periodo prohibido. Ambos funcionarios consideraban que la sentencia de la Sala Regional era una forma de “censura previa”.

@#

Patrullar entre las balas/Héctor De Mauleón

“Supe que habíamos llegado a lo peor cuando vi niños y jovencitos destazados. Eso me lastimó como madre, como mujer, como ser humano”

El Universal, 8/07/2021 ;

Hubo un tiroteo en Tlalpan a las 10:30 de la noche. Ese día, Alejandra “S”, policía tercero, patrullaba la demarcación desde las cuatro de la mañana, monitoreando las zonas de conflicto, los lugares solitarios, las partes altas donde hay menos gente y ocurren las peores cosas. 

Alejandra fue policía, durante 12 años, en un estado de la República inmerso en las llamas del narco. Ser policía ahí tiene otra magnitud. Significa ver de cerca la violencia, vivir rodeado de sicarios, acordonar lugares donde hubo un enfrentamiento y quedó un reguero de muertos. 

Ella quiso ser policía desde la adolescencia. La pareja de su madre era policía y Alejandra lo admiró: 

“¡Guau! Policía. Eso quiero ser”. 

Su madre y él se separaron, pero ella siguió con ese sueño. “Quería servir”, dice. 

Tomó el curso obligado. Ahí tuvo conocimiento de algunas de las habilidades necesarias: “Aseguramiento de personas, manejo defensivo, primeros auxilios, uso de armas, tiro, defensa personal, acondicionamiento físico, detención y conducción…”. 

Tenía 22 años cuando salió por primera vez a la calle. Ese día le tocó perseguir y someter a un “fardero”. “Estaba asustada, estaba yo sola, era mi primer evento”.  

Desde la calle, le tocó ver la manera en que México se sumergió en la sombra. “Supe que habíamos llegado a lo peor cuando vi niños y jovencitos destazados. Eso me lastimó como madre, como mujer, como ser humano”, agrega. 

A pesar de todo, no le tocó tomar parte nunca en un tiroteo. 

Corrió suerte con eso. 

Fue como patrullar una ciudad entre las balas. 

Se fue de ahí “porque no había jubilación, ni pensión. Entonces decidí buscar otro horizonte”. 

En ese horizonte se le apareció la ciudad de México. Cuando se dio cuenta ya estaba controlando el tráfico, como policía tercero, en Isabel la Católica. Se encontró más tarde a bordo de una moto. Y luego comenzó  a patrullar. 

“Las calles te enseñan a ver la vida”, dice. 

Alejandra había dejado a su familia en su ciudad de origen. Veía de tanto en tanto a sus hijos. Cada día, al terminar su turno, miraba a sus compañeros salir rumbo a sus casas, con sus familias. 

“Es triste. Yo no tengo esa oportunidad. Pero formar parte de esta policía, la mejor policía que hay en el país, es una forma de salir adelante, de darle a mis hijos algo mejor”. 

A diferencia del lugar del que venía, la ciudad le pareció amable: 

“Como policía no hay tanto riesgo como allá. Hay muchos choques, muchos accidentes. Ves atropellados. Ver atropellados o gente muerta en un choque fue lo más fuerte que me pasó”. 

Pasaron tres años. Alejandra cumplió 37. “¡Ya me toca la vacuna!”, dice. 

Y entonces llegó aquel domingo. 

Ella y su compañero detectaron una camioneta tripulada por varias personas. Ya era de noche y se movía de manera sospechosa –cuenta–. Revisamos la bitácora y vimos que la unidad tenía reporte de robo. Se la habían robado esa misma mañana”. 

Le marcaron el alto. Los pasajeros se detuvieron, se abrieron todas las puertas, los tripulantes, cinco o seis personas, echaron a correr en todas direcciones. 

Alejandra se fue tras el que iba más rezagado. “Le grité ‘alto’, ‘detente’”.  Lo que hizo él fue sacar un arma de entre las ropas y abrir fuego. Alejandra vio el destello, oyó las descargas. 

“Sentí una adrenalina espantosa. Son momentos en los que hay que tomar una decisión en segundos. No puedes tener duda de lo que estás haciendo. Debes tener la cabeza fría y no dudar, no tartamudear”. 

Prosigue: 

“El otro me tiró y yo pensé: ‘Tengo quien pregunta por mí, tengo esos niños que anhelan que su mamá los abrace. Es complicado ser mujer, ser madre, ser policía, pero ya estoy preparada para eso”. 

Entonces abrió fuego, y abatió al contrincante. 

Pensó que cuando todo terminara sus compañeros volverían a sus casas, con sus familias. Ella también volvería a la suya, “triste por lo que pasó, pero orgullosa de servir, de ser policía”

##

Uso de razón //

A diferencia de México, Estados Unidos defiende a su prensa

La insistencia en agredir verbalmente, desde el poder, a periodistas críticos en México es la antesala de la violencia física y del crimen por no darle el gusto al Presidente.

Es un deber de las autoridades frenar esa locura antes de que se traduzca en un acto homicida, no necesariamente de los seguidores del gobierno, sino de los beneficiados con la política de “abrazos, no balazos”, que en junio demostraron que amor con amor se paga.

La prensa tendría que cerrar filas contra la agresión, lo mismo que el Poder Judicial y la sociedad, porque hacerlo es un imperativo para defender la democracia y el conjunto de libertades existentes.

Así se ha entendido en Estados Unidos, y el FBI y el fiscal general han comenzado a detener a los agresores de periodistas el pasado 6 de enero, cuando una turba de fanáticos, incitada por el presidente de la República, asaltó el Capitolio. (Pablo Hiriart, El Financiero, Nacional, p. 34)

Estrictamente Personal // Asesinato en Haití

La forma como asesinaron en medio de la noche al presidente de Haití, Jovenel Moïse, e hirieron a su esposa Martine, no debe pasar desapercibida para los mexicanos, que debemos aprender rápidamente de las lecciones que nos da este magnicidio, ejecutado con una prepotencia que sólo da la impunidad de una sociedad enferma.

Un comando entró en casa de Moïse en la zona de Petionville, un barrio de clases medias y altas en las colinas que tienen a Puerto Príncipe a sus pies, después de ir recorriendo las sinuosas avenidas en medio de explosiones mientras que por altoparlantes decían en creole –una lengua criolla que tiene su mezcla con un francés primitivo– y en inglés que se trataba de “una operación de la DEA”. Los agentes antinarcóticos estadounidenses suelen ser rudos y abusivos en sus operaciones policiales, pero ni anuncian sus acciones por las calles, ni realizan ejecuciones –al menos de este tipo–.

Petionville ha sido por años un barrio de moda donde se ubican las mejores tiendas y los mejores restaurantes. Es una zona vigilada, normalmente segura, de donde rara vez en los últimos meses había salido Moïse, que había hecho su propia fortuna como exportador de plátanos.

Sin un ejército formal, las explosiones que iba provocando el comando eran una demostración de fuerza para inhibir a la Policía Nacional que, en efecto, aparentemente no hizo nada por frenar al comando.

Los primeros tiros que se escucharon fueron alrededor de la una de la mañana, y despertaron al vecindario. Al mismo tiempo, sirvió como una señal para que no salieran a la calle. Videos tomados por los residentes de la zona mostraron a nueve camionetas Nissan –muy utilizada en el Caribe por su alto rendimiento en todo terreno– que iban en convoy.

El comando no quería toparse con nadie o que alguien se les atravesara. Los videos registraron cómo varios hombres armados se bajaron de las camionetas y en formación militar entraron a la casa de Moïse, fueron a su habitación y le dispararon a sangre fría a él y a su esposa.

La rapidez como sucedieron los hechos permite suponer que tenían planos de la casa, lo que, de comprobarse, mostraría que fue una acción ordenada por alguien o un grupo que quería deshacerse del presidente. Por el tipo de armas, fusiles de alto calibre y los vehículos, se puede asumir que el golpe tuvo un buen financiamiento.

Funcionarios haitianos declararon a la prensa que se trató de mercenarios, porque en los videos se escucha que hablan en creole y español, pero no han abundado ni sugerido quién o quiénes podrían haberles pagado por ese trabajo.

El asesinato de Moïse se dio a dos meses y medio de las elecciones generales, donde el presidente no podía participar, porque una reforma constitucional que impulsó para que le permitiera reelegirse, no contaba con respaldo. Su presidencia nunca dejó de estar en medio de la turbulencia política desde que fue electo en 2016, en unos comicios llenos de acusaciones de fraude, y que debía concluir en febrero pasado.

Moïse no dejó el poder y argumentó que le faltaba un año más, desatándose una crisis constitucional que no lo abandonó. A la crisis política se le sumaba la violencia social, con bandas criminales que pelean el territorio en ese pequeño país en la isla de La Española.

Haití, el país más pobre de América Latina, es considerado como “la Somalia” del continente, por su disfuncionalidad. El tránsito de la dictadura de la dinastía Duvalier a un país democrático se redujo a elecciones y alternancias en el poder, pero no creó un nuevo sistema de organización social. Sus instituciones son débiles, y su sistema judicial no funciona. A ello se le debe agregar la corrupción, que se arrastra desde los tiempos de François Baby Doc Duvalier.

Estas características han facilitado el trasiego de drogas, donde están involucradas las bandas dominicanas con narcotraficantes colombianos, venezolanos y mexicanos.

Ser trasiego de drogas no es algo nuevo en Haití, al tenerse evidencia que desde los 80, durante la dictadura de Duvalier, el Ejército y la policía estaban al servicio del Cártel de Medellín en el tráfico de cocaína a Estados Unidos.

La diferencia entre aquel entonces y ahora es que el territorio haitiano se ha convertido en un santuario para organizaciones criminales trasnacionales que están luchando por su hegemonía, sin ninguna autoridad que las contenga. Otra diferencia es el descrédito creciente en los dos últimos años por una gestión mediocre del gobierno, un gabinete incompetente y una Presidencia donde Moïse iba perdiendo legitimidad.

Los vacíos que dejó la autoridad fueron llenados por los criminales y su violencia, que ante la reducción de cuerpos de seguridad internacionales que los acotaran, se fueron expandiendo y librando sus propias batallas por la expansión territorial. Corrupción, debilidad institucional, sistema judicial disfuncional, mal gobierno y deficiente gestión crearon las condiciones para convertir a Haití en lo que es ahora, un Estado fallido sin luces al final del túnel.

El asesinato realizado con total impunidad muestra el tamaño del pozo en el que se encuentra esa nación, pero también nos coloca un espejo para ver lo que sucede en regiones más cercanas a nosotros, como en Aguililla, en el norte de Tamaulipas, en amplias zonas del istmo de Tehuantepec, del sur del Estado de México o la Tierra Caliente en Guerrero, por mencionar sólo algunos de los puntos paradigmáticos de lo que vivimos de manera similar: territorios bajo el control de los cárteles de la droga, aprovechando los vacíos de autoridad que se han dejado durante varios años.

México no se encuentra en la misma categoría de Haití. Pero los más de 25 millones de mexicanos que se estima viven en territorios controlados por el crimen organizado, por las mismas razones objetivas que desembocaron en el asesinato de Moïse, nos colocan en una situación de mayor riesgo si no reacciona el Estado mexicano. (Raymundo Riva Palacio, El Financiero, Nacional, p. 36)

Desde afuera // Haití y su tragedia

El asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse, la madrugada del miércoles en su casa, abre un nuevo capítulo en una vieja y trágica historia de un país que irónicamente, hace 200 años hacía temer a EU.

Y no por accidente, los asesinos, presuntamente mercenarios, se hicieron pasar como agentes de la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA).  Y más allá de que el crimen pueda tener motivos políticos, vinculación con el crimen organizado y en especial los cárteles de la droga, que usan como punto de paso y trampolín la Isla de la Española y sus dos naciones componentes, el hecho es que la primera nación afroamericana del mundo bien podría ser considerada como un Estado fallido.

Haití fue, en 1804, el primer país independiente en el hemisferio occidental, después de Estados Unidos, en 1776, y desde un principio fue tanto una interrogante como un problema.

Para los estadounidenses era incomprensible y preocupante que hubiera un país de exesclavos, y que además en alguna medida amenazaba sus intereses económicos.

De acuerdo con Ann Crawford-Roberts, en un estudio para la Universidad de Brown, Haití fue el primer Estado moderno en abolir la esclavitud, el primero en el mundo que fue formado a partir de una revolución de las clases más bajas.

“EU hizo poco por responder a la revolución haitiana”, relató la autora. Fue un silencio elocuente”, agregó.

“Los plantadores sureños (estadounidenses), temerosos de revueltas entre sus propios esclavos, se esforzaron por evitar que se enteraran de la revolución haitiana. También presionaron al gobierno estadounidense a negarse a reconocer la independencia de Haití, que sólo hicieron hasta 1862, después de que los estados del sur se separasen de la Unión”.

Para algunos estadounidenses, los motivos de la independencia haitiana eran desconocidos, por no decir incomprensibles. El concepto de esclavos que se liberaban de sus antiguos amos parecía reprobable a muchos, amén de que afectaba intereses comerciales. (José Carreño Figueras, El Heraldo de México, Orbe, p. 27)

Bitácora del director // Magnicidio

Si se quieren encontrar antecedentes en América Latina al homicidio del presidente haitiano Jovenel Moïse, hay que remontarse seis décadas, al 30 de mayo de 1961, cuando fue asesinado el dictador Rafael Trujillo, en República Dominicana. Por supuesto, hay que considerar la muerte del presidente chileno Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973, pues, aunque oficialmente se trató de un suicidio, su fallecimiento ocurrió en medio del asalto militar al Palacio de la Moneda.

En todo caso, en una región políticamente convulsa como ésta, el deceso de un mandatario en funciones por las balas no ha sido nada común. Eso sí, para la sufrida nación haitiana, demasiado acostumbrada a las tragedias, el magnicidio de ayer parece lo único que le faltaba. Se cuentan 15 desastres naturales en lo que va de este siglo. Apenas en 2010 el país caribeño fue golpeado por un sismo que dejó entre 100 mil y 300 mil muertos y devastó la infraestructura. Pese a la ayuda internacional que ha fluido en años recientes, Haití no ha logrado emerger de la categoría de país más pobre del hemisferio.

Al momento de escribir estas líneas, los hechos que llevaron al homicidio de Moïse no eran del todo claros. Lo que se sabía es que un comando formado por hombres hispanos y angloparlantes –aparentemente mercenarios– penetró de madrugada en su residencia, haciéndose pasar por agentes de la DEA estadunidense, y le dieron muerte.

El asesinato se produjo en un contexto de grave crisis política y aumento de la violencia armada a manos de pandillas que dejó un centenar de muertos el mes pasado. Apenas el lunes 5, Moïse había nombrado a un nuevo primer ministro, el sexto en su periodo, que, por cierto, había fenecido formalmente el 7 de febrero de este año. (Pascal Beltrán del Río, Excélsior, Nacional, p. 2)

Coronavirus, la variante Delta

El virus que originalmente inició la pandemia de Covid-19 en Wuhan, China, seguramente ya no existe en circulación. Ha sido desplazado por cepas variantes del nuevo coronavirus, el cual sufre mutaciones constantes. Cuando se observa una mayor transmisibilidad de una variante se le designa como una “variante de preocupación”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha clasificado a estas últimas con letras del alfabeto griego, para evitar estigmas sobre el lugar en donde se originaron. Así, tenemos la variante Alfa (Reino Unido), la Beta (Sudáfrica), la Gamma (Brasil) y la Delta (India).

Todas estas nuevas variantes son más transmisibles. Se estima que una persona infectada con el virus original de China lo contagiaba en promedio a 2 o 3 personas más. La variante Alfa infectaba a 4 o 5. La nueva variante Delta puede transmitirse a 8 o 9 personas por cada caso. A este número se le conoce como la tasa de reproducción.

Como referencia, la tasa de reproducción del virus de la influenza es de 1.4; pocos virus respiratorios son tan contagiosos como el SARS-CoV-2. La circulación crecientemente predominante de la variante Delta hace que la “inmunidad de rebaño” sólo se alcance cuando el 90% de la población total esté debidamente vacunada o haya sido infectada previamente.

Esta mayor transmisibilidad de la variante Delta explica el resurgimiento reciente de la pandemia en varios países, y que ya sea el virus predominante en India, Rusia, Gran Bretaña, y ahora Estados Unidos.

Esta variante ya está circulando en México, lo que probablemente cause un repunte de infecciones entre los no vacunados. Es probable que además de ser una cepa mucho más transmisible, la variante Delta sea también más severa en su expresión clínica. En Escocia, un estudio demostró una tasa de hospitalización del doble que en enfermos con la variante Alfa. (Jaime Sepúlveda y Carlos del Río, Reforma, Opinión, p. 8)

Te pueden interesar

47 min de lectura
31 min de lectura
35 min de lectura