4 de agosto de 2021

LA POLÍTICA HOY

Columnas políticas,  lunes 5 de julio de 2021

Bajo Reserva

Alianza PAN-PRI-PRD denunciará en la OEA intervención del crimen en elecciones

En los próximos días, nos aseguran, los partidos de la alianza opositora, PAN-PRI y PRD, buscarán llevar ante la Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington D.C, casos graves de violencia política en México que no han sido atendidos por las autoridades y que, aseguran, ponen en grave riesgo la democracia. Nos dicen que tan solo en el PAN tienen un expediente con 50 casos graves documentados  que van de secuestros, amenazas y homicidios. Adicionalmente, nos comentan, se incluyen decenas de solicitudes de protección de candidatos dirigidas a autoridades locales o federales, que no fueron atendidas. A estos casos, nos explican, se sumarán los que logren documentar PRI y PRD. Sostienen que la influencia de cárteles del crimen organizado en las pasadas elecciones no es un mito, por lo que esperan ser escuchados por la OEA.

Preparan defensa en Campeche, SLP y Michoacán

Y a propósito de la alianza opositora, nos adelantan que este martes los dirigentes nacionales del PAN, PRI y PRD, Marko Cortés, Alejandro Moreno y Jesús Zambrano, sostendrán un encuentro para definir la estrategia en defensa del voto en San Luis Potosí, Campeche y Michoacán, además de delinear los principales temas comunes de la agenda para la siguiente Legislatura que arranca en septiembre. Nos comentan que los líderes de la coalición Va por México se mantienen firmes para hacer un bloque de contención desde el Congreso, a pesar de los embates que ha padecido la dirigencia priista por parte de un grupo liderado por el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz.

Viene nuevo golpe de la UIF a Cabeza de Vaca

La Unidad de Inteligencia Financiera, nos dicen, alista un nuevo golpe en contra del gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca su familia y su gobierno. La UIF, que encabeza Santiago Nieto Castillo, presentará este martes una nueva denuncia contra diversos servidores públicos tamaulipecos, incluido un primo del gobernador, por posibles desvíos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Nos adelantan que la UIF detectó en esta institución de educación superior un esquema de desvío de recursos públicos similar al de la Estafa Maestra.

Un foco rojo en la SCT

Un foco rojo debe ser atendido en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), nos advierten desde el propio gobierno federal. Se trata, del caso del llamado zar de los riesgosos espectaculares que abundan en las azoteas de la CDMX, Ricardo Escoto Núñez. Nos comentan que a don Ricardo, a quien identifican como uno de los empresarios consentidos de la pasada administración, ahora la autollamada Cuarta Transformación le ha comenzado a abrir las puertas para hacer nuevos negocios. Nos aseguran que el empresario está entrando con sus negocios por la vía de los aeropuertos y de la mano de funcionarios de la SCT. Sostienen que por pura precaución y para evitar que se vaya a dar algún acto de corrupción, de esos que todas las mañanas desde Palacio Nacional aseguran que ya no existen, valdría la pena investigar si es verdad o no que el director General del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Jesús Rosano García, le presta algún apoyo irregular a Escoto. Solo para estar seguros, nos dicen. (Bajo Reserva, El Universal, Nación, p. A2)

México SA / Pasta de Conchos: ¿ahora sí? // Larrea: impune, como siempre

Presumida como la gran industria mexicana, la automotriz es, es realidad, fundamentalmente extranjera, porque alrededor de 20 trasnacionales del sector han hecho de México su paraíso, no solo por la voluminosa exportación de lo aquí armado, sino por el generosísimo trato fiscal que recibe, dadas las ínfimas tasas tributarias efectivas que pagan: entre 1.4 y 4.9 por ciento de impuesto sobre la renta (ISR), al cierre de 2019. Si se añade el componente salarial (en detrimento de los trabajadores, desde luego) las utilidades de esos consorcios se van a las nubes.

En 2018, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe advirtió que el salario medio que reciben los trabajadores de la industria automotriz en México es de 2.38 dólares por hora, mientras sus homólogos estadunidenses ganan cerca de 24 dólares por el mismo tiempo; la fabricación aquí en lugar de Estados Unidos genera (a las empresas) ahorros laborales de entre 600 y 700 dólares por vehículo, lo que representa alrededor de la mitad de los costos que se ahorran al producir en México vehículos que se venden en Estados Unidos.

Y ese año (la información es del Inegi) la exportación de vehículos ligeros mexicanos sumó 3 millones 450 mil unidades, de tal suerte que sólo ese ahorro salarial a las trasnacionales les generó una ganancia adicional de entre 2 mil 70 y 2 mil 451 millones de dólares. El valor de las exportaciones de vehículos mexicanos ronda los 50 mil millones de dólares anuales, y 75 por ciento terminan en Estados Unidos.

Por el lado fiscal, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP), de la Cámara de Diputados, explica que durante la década de los 90 se buscó fomentar la atracción de inversión del sector automotriz en México, con la aplicación de diversas medidas que ayudaran al desarrollo de este sector; sin embargo, ya con un desarrollo industrial maduro y una constante atracción de inversión, es necesaria una revisión de las condiciones fiscales actuales.

De acuerdo con el CEFP, y con base en la información del Servicio de Administración Tributaria, detalla el panorama: la fabricación o ensamble automotriz en promedio tuvo un crecimiento poco significativo, pues en el rubro de camiones y tractocamiones ha reducido considerablemente su aportación efectiva al ISR en 0.5 puntos porcentuales; adicionalmente, la fabricación de automóviles (su principal elemento por la aportación al PIB) sólo cambió en 0.4 puntos de 2016 a 2019, registrando los mayores cambios a partir de 2018; mientras la de carrocerías y remolques (su elemento con menores ventas) ha tenido un incremento volátil de 0.8 puntos. (Carlos Fernández-Vega, La Jornada, Opinión, p.21)

El Correo Ilustrado

Comenta acerca de los amores de López Velarde

Aunque en sus historias de amor no hubo ni un solo beso, López Velarde consideraba esas historias sublimes y dignas de contar. A pesar de sus impulsos eróticos, dos motivos lo detenían para establecer una relación sensual con sus novias. Su formación religiosa, casi franciscana, y los votos de castidad que, aun sin ser monjas, profesaban las mujeres que amaba.

Se refugiaba en el amor de paga y recurría a lo que él llamaba Las flores turbadoras del pecado de la ciudad. Este poeta, eterno enamorado, se debatía entre lo religioso y lo mundano, entre lo místico y lo erótico, pero no tomaba decisiones definitivas.

Amaba con obsesión poética a sus mujeres, pero ellas no lo amaban, o lo amaban a su manera, como a un hermano.

López Velarde era nerviosamente sensual, erótico y recatado en el amor. (El Correo Ilustrado, La Jornada, Opinión, p.2)

Espejismo / Pascal Beltrán del Río

Desde la ventana de su oficina, en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Claudia Sheinbaum no puede evitar ver la fachada de Palacio Nacional.

Y, seguramente, como ha sucedido a decenas de sus antecesores en el último siglo, ha soñado con que su carrera política consiga cruzar el Zócalo. Nunca en la historia moderna del país ha logrado la máxima autoridad de la Ciudad de México convertirse en Presidente de la República sin tener que dejar pasar algunos años entre un cargo y otro.

De hecho, en la época posrevolucionaria, los únicos dos gobernantes de la capital que eventualmente asumieron el Ejecutivo federal han sido Álvaro Obregón, quien tomó las riendas de la capital durante un mes de 1914 —tras la caída del dictador Victoriano Huerta— y seis años después fue elegido presidente, y Andrés Manuel López Obrador, quien fue jefe de Gobierno del Distrito Federal entre 2000 y 2005 y llegó a la Presidencia en 2018. Todos los demás, unos 60 políticos en ese lapso, se han quedado con las ganas.

Quizá a causa de nuestro acendrado centralismo, quien gobierna la Ciudad de México piensa que tiene medio boleto para llegar a la Presidencia. Hay quien se ha comprado esa ilusión y quien la ha visto y simplemente ha sonreído. Es probable que, para los mandatarios capitalinos, los escasos 200 metros que separan la entrada de su oficina de la puerta principal de Palacio Nacional parezcan una distancia muy corta, aunque a la hora de la verdad eso sea un espejismo.

Durante la etapa autoritaria del país operaba una regla no escrita que evitaba que los regentes se asumieran como presidenciables. Pero eso no obstó para que algunos creyeran que tenían posibilidades de llegar a “la grande”, como Aarón Sáenz, Fernando Casas Alemán y Manuel Camacho Solís.

En la era de los jefes de Gobierno, todos los que surgieron de las urnas han intentado llegar a Palacio Nacional sin escalas y, hasta ahora, todos han fracasado en el intento.

Hace poco más de seis años, en abril de 2015, Miguel Ángel Mancera fue destapado como presidenciable por Carlos Navarrete, entonces presidente nacional del PRD. Al final, Mancera debió conformarse con una senaduría.

Ahora es Claudia Sheinbaum, aupada por la evidente simpatía que le tiene el presidente López Obrador, quien se imagina franqueando las puertas de Palacio Nacional, el 1 de octubre de 2024, con la banda tricolor ceñida al pecho.

“¡Pre-si-denta! ¡Pre-si-denta!”, gritaban los asistentes al acto de Morena en el Auditorio Nacional, el jueves pasado, en la celebración del tercer aniversario del triunfo electoral de López Obrador. Y ella se dejaba querer, levantando los brazos y con una enorme sonrisa dibujada en la cara.

Momentos antes, esos mismos asistentes habían abucheado al líder nacional del partido del gobierno, Mario Delgado, identificado con el canciller Marcelo Ebrard, otro de los presidenciables del oficialismo, quien no estaba presente por encontrarse de gira por Europa. El tercero de ellos, el senador Ricardo Monreal, se olió que aquello iba a ser un acto de destape de Sheinbaum y se abstuvo de acudir. (Pascal Beltrán del Río, Excélsior, Opinión)

Trascendió

Que ya no solo Ulises Ruiz, ex gobernador de Oaxaca, y Nallely Gutiérrez preocupan a la dirigencia del PRI tras la toma de la sede nacional, pues en los últimos días se sumaron otros personajes al fuego amigo que pretende quitar el control del partido a Alejandro Moreno y Carolina Viggiano. Se trata de militantes identificados que provienen de Coahuila y buscan agravar la crisis que atraviesa el tricolor. Por lo pronto los priistas esperan 10 días más de plantón.

Que hablando de fuego amigo, el diputado Javier Hidalgo, de Morena, acusó a los petistas Alberto Anaya y Gerardo Fernández Noroña de operar para frenar el pasado jueves la reunión de la Sección Instructora en la que se iba a votar el desafuero de Mauricio Toledo por corrupción, lavado y evasión. Como era de esperarse, el ex perredista respondió a su modo sin importar que fueron compañeros en la 4T: “Por eso te ganó Margarita Zavala, por andar intrigando en vez de hacer campaña. Abur”. La Sección Instructora está citada hoy para votar los casos de Toledo y de Saúl Huerta, también morenista imputado de violación sexual de un menor de edad.

Que la Consejería Jurídica de la Presidencia, encabezada por Julio Scherer Ibarra, se desistió ante la Corte de su petición para revisar las suspensiones que frenaron la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, que prioriza el desarrollo de CFE ante empresas particulares. Aunque hace días un tribunal levantó esa suspensión judicial, la norma continuaba frenada. La jugada de Palacio se interpreta más como un reajuste en la estrategia que una claudicación legal. (Trascendió, Milenio, Al frente, Opinión, p2)

El hambre y las ganas de comer

La próxima semana es clave para la cruzada del gobierno contra la corrupción, al realizarse la audiencia para determinar si le otorgan o no el criterio de oportunidad a Emilio Lozoya que le ofrecieron a cambio de que hiciera una denuncia a modo, donde el exdirector de Pemex combinó sus fobias personales con las del presidente Andrés Manuel López Obrador y algunos de sus colaboradores. Hasta ahora, el caso que sería un paradigma ha sido pólvora mojada, y el fiscal general Alejandro Gertz Manero ha tenido dificultades para tener acusaciones concretas que le permitan comenzar a solicitar órdenes de aprehensión de alta escala.

En eso precisamente están ahora en la Fiscalía General, porque le urge cambiar el metabolismo del caso y escalarlo a un nuevo escándalo político. El objetivo sobre el que están trabajando desde hace tres semanas en la Fiscalía General es Ricardo Anaya, que fue candidato presidencial del PAN en 2018, al cual el exdirector de Pemex acusó en su primera declaración –parte del trato con el gobierno para que litigara en libertad–, pero que hasta ahora, finalmente, se dio la orden de buscarle para meterlo a la cárcel.

La decisión de ir sobre Anaya, que fuera de los obuses retóricos que había sido dejado en paz en términos jurídicos, coincidió con un factor subjetivo, la escaramuza verbal que sostuvo con el Presidente después de las elecciones intermedias. El 9 de junio López Obrador jugueteó en la mañanera con los resultados y se refirió a un video que había difundido Anaya en marzo, donde lo llamó “el señor de las caguamas”, refiriéndose a las cervezas, un gasto innecesario y no en lo importante, al criticarlo metafóricamente por la cancelación del aeropuerto en Texcoco mediante una encuesta donde votaron poco más de un millón de personas, principalmente en Chiapas y Tabasco.

López Obrador se mofó con una ocurrencia fuera de contexto: “Hasta le voy a pedir permiso a Ricardo Anaya para que yo me tome una nada más, una caguama Pacífico. Todo con moderación”. Lenguaje cifrado. Todo el Pacífico, salvo en Jalisco, donde hay pruebas sólidas de la participación del narcotráfico a favor del partido en el poder, ganó Morena. Lo que no esperaba López Obrador, por el enojo que le causó, fue la reacción de Anaya, quien reviró casi de inmediato. “Yo me estoy tomando una Victoria aquí en el poniente de la CDMX y posiblemente me tome otra en Querétaro”, la contestó con burla en un video, aludiendo a las victorias de la oposición en las alcaldías en el poniente de la Ciudad de México y del PAN en Querétaro. “¡Salud, Presidente. Todo con moderación. Ahí nos estamos viendo en el 2024!”. (Raymundo Riva Palacio, Estrictamente Personal, El Financiero, Nacional, p.42)

Va el SAT vs Ríos-Farjat por omisión

En la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Consejo de la Judicatura hay un expediente que es una papa caliente. No es Arturo Zaldívar y su extensión de dos años más en la presidencia.

Es una investigación a la ministra Margarita Ríos-Farjat. Mejor dicho: una pesquisa que su sucesora Raquel Buenrostro abrió a su esposo, Gabriel Cavazos, que ya suena a escándalo en la 4T.

El caso es delicado, pues al interior del gobierno de Andrés Manuel López Obrador se ve como algo que rebasó el ámbito del conflicto de interés en el que cabría una excusa de los involucrados.

Resulta que cuando Ríos-Farjat fue Jefa del SAT su marido fue contratado como “representante en el extranjero” (lo que eso quiera decir) de Fomento Económico Mexicano, mejor conocido como Femsa.

Estamos hablando, ni más ni menos, que del conglomerado de empresas de Monterrey que preside José Antonio Fernández Carvajal, quizás el empresario más enfrentado a López Obrador.

Femsa fichó con una iguala mensual muy generosa al despacho Monarch Global Strategies de la que Cavazos es su asesor sénior y que lo mantiene permanentemente entre Monterrey y la CDMX.

En la 4T, sobre todo en la cabeza de Buenrostro, está la creencia que lo que hizo Femsa los primeros años del nuevo gobierno fue “comprar” la inacción de Ríos-Farjat como responsable de cobrarle impuestos.

Recuerde que una vez que hubo el cambio en el SAT a Femsa le cayó todo el peso del Estado y fue obligada a pagar la friolera de 8 mil 790 millones de pesos. Fue Buenrostro precisamente la que los apretó.

Pero es probable que ahora el asunto de su cónyuge sea solamente el pretexto de la investigación que ya aceptó el Consejo de la Judicatura. Ríos-Farjat tiene ahora mismo un duro enfrentamiento con Zaldívar.

Le declaró abiertamente la guerra cuando ni la llamada le tomó para escuchar la petición de votar la extensión de su presidencia dos años más. Vamos, no solo no lo escuchó sino que se propone votar en contra.

Ese desacato se suma a otras posturas que Julio Scherer, el consejero Jurídico de la Presidencia y encargado de la Reforma a la Ley del Poder Judicial, ha detectado y que van contra la 4T.

De hecho la funcionaria es considerada ya en Palacio Nacional como una opositora, con todo y que López Obrador la nominó para llegar a la Corte. Quien la empujó fue el ex Jefe de la Oficina de la Presidencia.

Pero hasta a Alfonso Romo terminó desconociéndolo. (Darío Celis, El Financiero, Opinión, Economía p.6)

Sacapuntas /

La tercera ola; Sellan la relación; Semana movida; Por la ciberseguridad; Mensajes

La tercera ola

El aumento del COVID-19 continúa, y también la aparición de casos de la variante Delta y, aunque el subsecretario Hugo López-Gatell había previsto retomar las conferencias sobre la epidemia, esto no ocurrió, así que habrá que esperar y ver cómo es que el zar anti-COVID hace malabares para responder a la tercera ola y lo riesgoso del caso en estados como BCS.

A los sonorenses les quedó claro que la reciente visita del presidente López Obrador al estado fue para “sellar” la relación con la gobernadora Claudia Pavlovich y, aunque el mandatario regresará en otro momento a inaugurar un hospital de Hermosillo, era importante cerrar ciclos y echar a andar la llegada al gobierno local de Alfonso Durazo.

Semana movida

A propósito de encuentros y acuerdos, nos dicen que ésta será también una intensa semana para el primer mandatario, porque, además de presentar la nueva estrategia para la compra de medicamentos, recibirá a los gobernadores electos de la oposición. El miércoles, por ejemplo, se reunirá por la mañana con el emecista Samuel García, de Nuevo León.

Por la ciberseguridad

Nos hacen saber que el trabajo coordinado entre autoridades contribuye a promover una mayor cultura de la ciberseguridad, por lo que la Guardia Nacional, que encabeza el general Luis Rodríguez Bucio, y el IFT, que preside Adolfo Cuevas, celebrarán un ciclo de conferencias sobre el tema, del 5 al 9 de julio.

Mensajes

Hoy, la Sección Instructora de San Lázaro desahogará los juicios de desafuero del exmorenista Benjamín Huerta, acusado de violación, y de Mauricio Toledo, del PT, señalado de enriquecimiento ilícito. Aunque Pablo Gómez aún no tiene certeza de que se logre el quórum, dicen que el objetivo es mandar el mensaje de que Morena no protege a nadie. (Sacapuntas, Heraldo de México, Opinión, p2)

Son mucho más de tres, los cárteles

Preocupantes, por decir lo menos, esas recientes expresiones del Presidente Andrés Manuel López Obrador, referentes a los cárteles del crimen organizado: una, que en las recientes elecciones “se portaron bien” y, otra en su mensaje del jueves, en el festejo de tres años de su elección, de que él solamente ve tres cárteles del narcotráfico, cuando en realidad de acuerdo a los reportes de varias organizaciones civiles, consultores y especialistas, suman más de una treintena los que tienen asolados a los habitantes de más de media República.

Esos tres grupos criminales que ve y a los que mencionó son los del Pacífico, de Sinaloa, que fundó Joaquín El Chapo Guzmán, condenado a cadena perpetua en Estados Unidos; el Jalisco Nueva Generación, que lidera Nemesio Oseguera, El Mencho, y el de Santa Rosa de Lima, de José Antonio Yépez Ortiz, El Marro, preso en el penal de El Altiplano, sin que mencionara a otros, como Los Zetas, Golfo, Familia Michoacana, Caballeros Templarios y muchos más. (Francisco Cárdenas Cruz, La Razón, Opinión)

A la sombra | Octavio Romero Oropeza

Luego de que explotara un ducto marítimo de Pemex, bajo responsabilidad de Octavio Romero , en una plataforma de Campeche, generando un incendio que imágenes dieron la vuelta al mundo, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se llevó a cabo una investigación sobre lo ocurrido . Los enterados aseguran que la indagatoria podría iniciar con los registros de las juntas que el mandatario llevaba a cabo con el equipo que atendía entonces la estrategia para terminar con el robo de combustible, esto porque los expertos advirtieron desde entonces que se requerían verificaciones y auditorías de mejora constante para detectar cualquier posible riesgo, sobre todo, en el Golfo de México, mismas que se dejaron de hacer supuestamente por falta de personal capacitado.

***

Dicen los que saben que adentro del IMSS, de Zoé Robledo , reiteran que no se concretó una adjudicación directa en la compra de 100 ventiladores a favor de Bidcom Energy, empresa que desde marzo fue inhabilitada por la Secretaría de la Función Pública (SFP), todavía en esos días bajo el mando de Irma Eréndira Sandoval , por lo que al menos durante tres años y nueve meses no tendrá ningún contrato con dependencias o en términos simples, con este Gobierno ya no podrá hacer dinero con nadie. Y no hizo plata tampoco con el Instituto, aseguran a la sombra de los murmullos. (A la sombra, El Sol de México, Análisis, p.2)

Pepe Grillo

Humo del averno

Humo del averno Aprobar el uso lúdico de la mariguana puede traer un alto costo político para el gobierno y su partido. Por eso hay resistencia a dar el paso. Están en curso rechazos colosales por parte de instituciones como la jerarquía católica y el consejo de las iglesias evangélicas que pueden transformarse …

Especialidad de la casa

Especialidad de la casa Dicen los priistas, cuando los cuestionan, que son intereses oscuros los que están detrás de la actual rebelión en el tricolor. No mienten. Seguro que así es porque los intereses oscuros son la especialidad de la casa. Nunca se sabe bien a bien quién toma las decisiones y cuáles son …

Fiesta naranja en Jalisco

Fiesta naranja en Jalisco El gobernador electo de Nuevo León, Samuel García, y una docena de alcaldes de Movimiento Ciudadano viajan a Guadalajara para reunirse con el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, y alcaldes electos del MC de la zona metropolitana de Guadalajara. La dirigencia del partido celebra así, con dos de sus …

Esperó sentado

Esperó sentado Imposible olvidar que a Florian Tudor, presunto jefe de una banda de delincuentes rumanos, le ofrecieron café con galletitas en la Secretaría de Seguridad porque, dijeron, así tratan a cualquier ciudadano. Al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, que intenta probar un delito grave, lo dejaron esperando cuatro horas afuera de Palacio. (Pepe Grillo, La Crónica, Opinión, p.)

TEMPLO MAYOR /Reforma

LO QUE Rocío Nahle acaba de hacer con el mega yacimiento «Zama» es lo que los ingenieros petroleros califican como UVA: un vil agandalle.

SE TRATA del primer yacimiento compartido que deberían explotar de manera conjunta Pemex y el consorcio encabezado por la norteamericana Talos, peeero… la Secretaría de Energía decidió darle el control -por sus pistolas calibre 4T-a Petróleos Mexicanos.

EL AGANDALLE del gobierno radica en que el yacimiento fue descubierto por Talos y es colindante con un campo de Pemex que jamás lo ha trabajado. Vaya, ni siquiera un hoyo ha perforado en el lugar. En cambio, el consorcio privado ha invertido hasta ahora unos 300 millones de dólares en el proyecto.

UN ESTIMADO de los recursos que contiene «Zama» se ubica entre 800 y mil 200 millones de barriles de petróleo. Para alcanzarlos hay que perforar a una profundidad de 170 metros en el Golfo de México, pero Pemex nunca lo ha hecho más allá de los 115 metros. El colmo es que la propia paraestatal no sólo no tiene experiencia, sino que ha reconocido que no tiene dinero para explorar y mucho menos explotar ese tesoro.

PESE a todo eso, Rocío Nahle optó por seguir la máxima del actual gobierno: más vale pobreza soberana que riqueza compartida.

0O0O0

COMO SI no tuviera suficientes problemas, Francisco García Cabeza de Vaca se abrió un nuevo frente de batalla, ahora contra… ¡los propios panistas de Tamaulipas! Resulta que después de las elecciones, el PAN expulsó, entre otros, a la alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz. ¿La razón? Que su hijo, Carlos Peña, ganó la alcaldía, pero para Morena.

LA DECISIÓN del gobernador, dicen, fue un arranque después de la derrota blanquiazul en las urnas. De ahí que anda buscando no quién se la hizo, sino quién se la pague. Y es que Reynosa no sólo es su terruño, sino que era también su bastión político.

YA FUERA de las filas panistas, Maki Ortiz analiza opciones rumbo a la gubernatura. Una podría ser Morena, dada la buena relación de su hijo con Mario Delgado. La otra: que no descarta competir por la vía independiente. Sea como sea, sin duda la cornada será para Cabeza de Vaca.

0O0O0

HAY QUE apuntar estos dos nombres: Claudia Pastor, del PRI; y Maricarmen Bernal, del PT. Ambas forman parte de la Sección Instructora que busca desaforar al morenista Saúl Huerta y al petista Mauricio Toledo. El primero está acusado de abuso sexual y el segundo (desde hace mucho) de corrupción.

LA INSTRUCTORA que preside Pablo Gómez debió iniciar el proceso el miércoles pasado, pero no pudo por la ausencia de las dos legisladoras. Hoy nuevamente están citadas y ahí se sabrá si las diputadas y sus partidos están del lado de la justicia o de la impunidad.

@3

##

TIRADITOS/ContraRéplica

¿Carreterazo?

Que ahora sí, este mes al fin arrancará la construcción de la carretera Mante-Ocampo-Tula, un elefante blanco que trae casi una década de olvido salvo en los pagos realizados a los involucrados en la licitación, que originalmente facilitaría el acceso de transportistas del sureste hacia los puertos de Tamaulipas e impulsaría el turismo desde los estados del centro a playas como Miramar; sin embargo, todo siempre queda en anuncios de bombo y platillo que terminan en jugosos negocios entre gobierno y particulares, en este caso el gobernador Francisco Cabeza de Vaca y Alejandro Calzada, dueño de Calzado Construcciones S.A de C.V y Dragados del Sureste S.A. de C.V., pertenecientes a Grupo HYCSA. Esta obra siempre ha olido mal; hoy apesta.

Pinta en la plancha del Zócalo

Ayer se cumplieron 500 días de la huelga en Notimex, la Agencia de Noticias del Estado Mexicano, misma que fue tiene “un costo creciente para el erario, por la falta de solución al conflicto laboral debido a la negativa de la directora general Sanjuana Martínez, así como de los funcionarios integrantes que conforman la Junta de Gobierno, para encontrar una salida”, según los huelguistas. En el Marco de los 500 días en huelga, los integrantes del SutNotimex realizaron una megapinta en la plancha del Zócalo en la Ciudad de México, para exigir solución al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Van por máxima pena para Diego “N”

Luego de que la mañana del pasado sábado falleció Fernanda Olivares “Polly”, quien el pasado 12 de junio fue arrollada por Diego Armando “N” en la alcaldía Iztacalco. Los abogados de la familia advirtieron que van por la reclasificación del delito a fin de que el imputado sea castigado con la pena máxima.

El 24 de junio un juez vinculó a proceso a Diego «N» por el delito de tentativa de feminicidio.

##

CONFIDENCIAL/El Financiero

Alito y la ‘sangre nueva’ tricolor

El dirigente nacional, Alejandro Moreno, echó mano de la más vieja guardia y nombró al diputado federal electo Augusto Gómez Villanueva para operar un diálogo interno, señala Confidencial.

Con ya seis días de un plantón en la sede nacional del PRI y la demanda sonante y creciente ayer de priistas inconformes de “¡No más un presidente autoritario y que pierde las elecciones!”, el dirigente nacional, Alejandro Moreno, echó mano de la más vieja guardia y nombró al diputado federal electo Augusto Gómez Villanueva –un político que tiene la edad del PRI, nacido el 23 de julio de 1929–, para operar un diálogo interno y “contribuir al proceso de distensión que se origina en todo proceso postelectoral”. Y para que la cuña apriete, Gómez Villanueva va de la mano con el colosista morelense Samuel Palma César. Ya se verá el colmillo de la experiencia.

PRI, a mostrar su juego

Y hablando de priistas, al mediodía de este lunes deberá quedar claro en San Lázaro “cuál es su juego o el motivo político de su conducta”, deslizó el morenista Pablo Gómez, en el tema del desafuero del diputado Mauricio Toledo, el exdiputado federal del PRD, hoy del PT y ya reelecto. Porque resulta que la semana pasada la diputada priista Claudia Pastor “simplemente no asistió sin dar razones”, se quejó Gómez Álvarez, a la sesión de la Sección Instructora, donde se votaría el dictamen ya listo que le retira el fuero a Toledo y a Saúl Huerta, de Morena.

La ‘contramañanera’ azul

Dos años y medio se tardaron… pero a alguien en la oposición se le prendió el foco. La panista Kenia López Rabadán inauguró el pasado lunes y continuará hoy con su especie de ‘contramañanera’, que tuvo a bien nombrar “Las mentiras de la 4aT”. Anunció que su conferencia de este lunes será para “evidenciar a @lopezobrador_. Miente como respira, ya se acostumbró a engañar, por eso le daré seguimiento, palabra por palabra y mentira por mentira”, advirtió la senadora. Esperemos traiga ‘carnita’ y no sea puro fuego de artificio.

Portazo a Evelyn

La gira de agradecimiento de la gobernadora electa de Guerrero, Evelyn Salgado, topó con pared en Tixtla. A normalistas de Ayotzinapa no les gustó la visita de la morenista, así que realizaron bloqueos en los dos accesos a la ciudad, para protestar en contra de quienes –consideran– buscan “sacar tajada política” de su institución. Los estudiantes cuestionaron el eventual nombramiento del exsecretario de Educación estatal, José Luis González de la Vega, a quien acusan de represor. En Facebook, la próxima gobernadora dio por cancelado el acto y lanzó un llamado a la conciliación y pacificación.

L-12, ¿y el dictamen sobre el concreto?

La Fiscalía General de Justicia de CDMX, a cargo de Ernestina Godoy, debería ya tener en sus manos el dictamen sobre el concreto de la trabe de la Línea 12 del Metro que colapsó y mató a 26 personas, para determinar si era material defectuoso o distinto al especificado, lo que contribuyó al desastre. El vocero de la institución, Ulises Lara, prometió el 2 de junio que en un periodo de “tres a cuatro semanas” se tendrían los resultados del análisis. Habrá que ver si se cumplió y si lo da a conocer.

Revisión integral de la Constitución de Edomex

En un hecho inédito, en el Estado de México arranca por fin este lunes la revisión integral de una nueva Constitución. Ninguna entidad se ha atrevido a este ejercicio, ni siquiera la Ciudad de México que tiene un régimen político diferente, pero la propuesta del senador mexiquense de Morena, Higinio Martínez, ya tomó forma y al parecer no habrá quien la pare. La razón: porque el ejercicio ya trascendió y no es de nadie. Como dijo el líder de la cámara mexiquense, diputado Maurilio Hernández, ya la reforma no es de un partido o un gobierno, sino de las y los mexiquenses.

33##

RAZONES/La Razón

Meyer y la “redistribución territorial”

Este fin de semana varios levantaron la ceja al conocer un punto de vista expresado por un secretario de Estado en el tema de la propiedad de la tierra: “…el desarrollo de México sigue entorpecido por el despojo, el acaparamiento y el influyentismo de poderosas familias que concentran las fuentes de riqueza de cada época, entre ellas la tierra”, escribió en un artículo periodístico.

Y agregó: “Para alcanzar la justicia social, revertir las fuerzas que impulsan la desigualdad y revalorar el trabajo de todas y todos los mexicanos, es necesaria, entre otras políticas, una que insista en una redistribución territorial diseñada en función de la equidad, sentido de la justicia y visión del interés nacional”.

El autor es Román Meyer, titular de la Sedatu. Por cierto que para esos que levantaron la ceja, los dichos del titular de la Sedatu vuelven a generar preocupación sobre si alguna posible iniciativa en la materia alcanzaría a la propiedad privada.

Van por el PAN

Nos comentan que en el CEN del PAN con el argumento de que deben ponerse a trabajar desde ya con miras a los comicios del año próximo, están buscando acortar los tiempos para elegir a su nuevo dirigente nacional con una consulta a la militancia que se llevaría a cabo en septiembre, y no en octubre como se tenía programada hasta hace unos días, por lo que el tema puede concretarse esta semana a fin de emitir la convocatoria. Adelantar los tiempos de renovación es una facultad que tiene el CEN panista, ya que sus estatutos sólo establecen que debe llevarse a cabo en el segundo semestre del año en que celebran elecciones federales.

Lo que es claro es que la estructura que tiene el control del padrón, entiéndase Marko Cortés, llevará ventaja para reelegirse, aunque antes tendrá que medirse contra el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, la senadora Kenia López, la diputada federal Adriana Dávila y el exdiputado Gerardo Priego, quienes también entrarían a la puja interna.

Samuel García, en Palacio

Expectativas crecientes, nos comentan, se empiezan a mover en torno a la reunión a la que ha sido convocado a Palacio Nacional el gobernador electo de Nuevo León, Samuel García. ¿Y de quién son dichas expectativas? Ah, pues del propio García, quien ayer se encargó de hacer el anuncio con sonrisa de oreja a oreja, en las benditas redes, en las que llamó “nuestro Presidente” a Andrés Manuel López Obrador. “Vamos en la mejor actitud, en el mejor ánimo de construir, de cooperar, como dijo el Presidente, de trabajar por nuestros pueblos.

Este miércoles será quizá el evento más importante de la transición, donde le voy a plantear los grandes proyectos, los grandes planes que tiene nuestro estado, y que ocuparemos de su ayuda para juntos construir un nuevo Nuevo León”. Nos hacen ver que, por lo pronto, entre los temas que no mencionó nada están su exigencia de que se cambie el convenio de coordinación fiscal, ni el de la investigación de la FGR por el tema de los recursos en la campaña. Uf.

MC, con todo en Campeche

Y hablando de temas que atañen a Movimiento Ciudadano, partido fundado por Dante Delgado, resulta que sus principales líderes se reúnen en la Ciudad de México, donde comenzaron desde ayer el festejo y la evaluación de los resultados del 6 de junio. Por lo pronto, se centraron más en lo primero, en el festejo, y aprovecharon para difundir el estado de fuerza con que cuentan, después de los procesos electorales: 2 gobiernos estatales, 8 senadores, 23 diputados federales, 59 diputados locales y 133 ayuntamientos, entre los que figuran: Monterrey, Guadalajara y Campeche. Además de que sus registros estatales como partido pasaron de 17 a 29.

De acuerdo con sus balances, las cosas les dan para buscar otro gobierno estatal en tribunales: el de Campeche. Así que este lunes, en el contexto del Consejo Nacional que tendrá lugar en el WTC, encabezados por su coordinador, Clemente Castañeda, darán a conocer la ruta jurídica a seguir para impugnar el triunfo de la morenista Layda Sansores. Esta última, por cierto, defenderá también su victoria con todo. 

Pendientes de Piedra

Se le suman temas pendientes, varios de ellos de relevancia, a Rosario Piedra, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Y es que el activista Adrián LeBarón tiene previsto acudir a la sede de ese organismo a reclamar que, a pesar de que su hija y nietos fueron acribillados por bandas criminales en Bavispe, Sonora, a él no le han reconocido ser víctima indirecta.

Otro de los temas que tiene en su cancha la ombudsperson es el de los reclamos de padres de niños con cáncer, quienes siguen en espera de un pronunciamiento por el desabasto de medicamentos. Incluso por esta omisión, ya acusaron a Piedra Ibarra de abuso de autoridad ante la Fiscalía General de la República y exigen que se le destituya o al menos se le imponga una sanción.

Va hoy reunión de la Instructora

Por segunda vez en menos de una semana, este lunes la Sección Instructora se reunirá para discutir y votar el desafuero de los diputados Saúl Huerta, acusado de violación a un menor de edad, y Mauricio Toledo, del PT, de enriquecimiento ilícito. El proceso contra los legisladores sigue atorado porque el pasado miércoles no se reunió el quorum para sesionar, es decir, tres de los cuatro integrantes de la Sección.

Nos cuentan que la bancada morenista ya está lista para solicitar un periodo extraordinario ante la Comisión Permanente para desahogar estos casos, con miras a que en esta ocasión sí acudan la priista Claudia Pastor y Mary Carmen Bernal del PT, quienes se ausentaron la semana pasada.

##

SACAPUNTAS (El Heraldo de México)

La tercera ola

El aumento del COVID-19 continúa, y también la aparición de casos de la variante Delta y, aunque el subsecretario Hugo López-Gatell había previsto retomar las conferencias sobre la epidemia, esto no ocurrió, así que habrá que esperar.

AMLO y la otra Claudia

A los sonorenses les quedó claro que la reciente visita del presidente López Obrador al estado fue para “sellar” la relación con la gobernadora Claudia Pavlovich y, aunque el mandatario regresará en otro momento a inaugurar un hospital de Hermosillo, era importante cerrar ciclos y echar a andar la llegada al gobierno local de Alfonso Durazo.

Semana movida

A propósito de encuentros y acuerdos, nos dicen que ésta será también una intensa semana para el primer mandatario, porque, además de presentar la nueva estrategia para la compra de medicamentos, recibirá a los gobernadores electos de la oposición. El miércoles, por ejemplo, se reunirá por la mañana con el emecista Samuel García, de Nuevo León.

Por la ciberseguridad

Nos hacen saber que el trabajo coordinado entre autoridades contribuye a promover una mayor cultura de la ciberseguridad, por lo que la Guardia Nacional, que encabeza el general Luis Rodríguez Bucio, y el IFT, que preside Adolfo Cuevas, celebrarán un ciclo de conferencias sobre el tema, del 5 al 9 de julio.

##

ALHAJERO/Marta Anaya / El Heraldo de México)

Ansias presidenciales en Morena

El “destape” de Sheinbaum ¿estaba previsto, o la jefa de Gobierno pagó una novatada más?

Aún antes de las elecciones intermedias, la disputa entre los punteros: Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, había arreciado en los últimos meses. El canciller, en una enésima labor de bombero, se posicionaba con la adquisición de las vacunas contra el COVID 19; y su equipo, ensoberbecido, giraba órdenes lo mismo a secretarios de Estado que a gobernadores.

Así fue hasta el colapso de la Línea 12 del Metro en la Ciudad de México (3 de mayo del 2021). A partir de ahí, Ebrard sufrió del maltrato presidencial. Dio varios pasos atrás y de entonces para acá actúa con sordina. Al igual que su equipo.

También hasta antes de la elección del 6 de junio pasado, el coordinador de los senadores de Morena se había reposicionado ante el Presidente y, particularmente dentro de su partido, al punto que le fue encargado realizar la operación cicatriz en todo el país, por las inconformidades que dejó Mario Delgado y su grupo en la selección de candidaturas.

Monreal iba viento en popa, como quien dice; pero se atravesaron los resultados desastrosos para Morena en la Ciudad de México donde, entre otras alcaldías, el partido en el poder perdió la Cuauhtémoc, gobernada en el pasado por el zacatecano.

Las huestes morenistas en la CDMX no tardaron en cargarle a Monreal la derrota. De la Cuauhtémoc. Lo acusaron de “traición”. López Obrador metió a Monreal en la congeladora y decidió enviar a Martí Batres (está a la espera el nombramiento) a la Secretaría de Gobierno de la capital para recomponer la situación rumbo a 2024. Rehacer el partido en la capital y cerrarles por completo el paso en la CDMX a Marcelo y a Monreal.

La jefa de Gobierno de la CDMX, por su parte, se había cuidado muchísimo de disgustar o disentir siquiera del Presidente. Todo le consulta. No hace nada sin su permiso. Avanzaba como nadie hacia la candidatura presidencial con el apoyo de AMLO. Recordemos tan sólo las loas de y frente a Dilma Rousseff en el Templo Mayor. Pero vino la caída del bastión capitalino hace un mes. La derrota de Claudia lo era –lo es– también de Andrés Manuel. El Presidente tomó cartas en el asunto directamente y fue en su propio rescate.

Ante ese escenario valga preguntarse cómo tomó López Obrador el animoso predestape de Sheinbaum, al grito de “¡Presidenta!”, el pasado 1 de julio en el Auditorio Nacional. Porque de tal acción, el mismo día en que el Presidente festejaba su triunfo electoral hace tres años, lo menos que se puede decir es que fue imprudente.

Monreal hizo bien en no ir. Era evidente que los morenistas capitalinos irían con la consigna de “cobrarle su traición”. A Ebrard le ayudó el andar de gira. Lo de Claudia ¿estaba previsto?, ¿desbarró?, ¿se la creyó?, ¿o fue otra novatada más?

GEMAS: Obsequio de la expresidenta del PRI, Beatriz Paredes: “Ni modo, los que tengan cola que les pisen, no van a poder ser candidatos”.

##

Los Molinos De Viento De La 4T/ Jorge Fernández M.

Excelsior,

Pocas cosas son tan inútiles en política como la consulta que se realizará el próximo primero de agosto y que se intenta vender como una forma de decidir si se debe enjuiciar o no a los ex presidentes.

Para empezar eso no es lo que se pregunta. El texto de la consulta elaborado por una Suprema Corte que tenía toda la presión del gobierno federal para sacarla (en realidad querían que fuera el mismo día de las elecciones de junio para de esa forma empatarla con los comicios) terminó siendo una suerte de filigrana un poco incomprensible. Dice el texto: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Eso quiere decir todo y nada. Por principio, no se puede consultar si alguien está de acuerdo o no con que se tomen acciones legales contra quien sea. Si se estima que se cometió un delito se debe iniciar un procedimiento, si se cree que se cometieron delitos pero no existen pruebas o elementos para trasladar esa opinión política a un proceso judicial, no hay razón alguna para preguntarlo. Consultar si se aplica o no la ley no sólo no tiene sentido sino que además viola la obligación básica del Estado que es aplicar la justicia.

Lo que se intenta entonces es recrear un debate político que suena un poco absurdo con un gobierno que mira mucho más hacia el pasado que hacia el presente y el futuro. Es desconcertante porque el país se enfrenta a una de las situaciones más delicadas en muchos años, con situaciones críticas que exigen respuesta.

La seguridad está en crisis y los cárteles y bandas criminales están más diversificados y empoderados que nunca;  la economía apenas trata de comenzar a recuperarse de una caída de más de 9 por ciento; la pandemia parece estar remitiendo pero sus consecuencias sociales, económicas, educativas, sanitarias perdurarán por años; tenemos un grave desabastecimiento de medicinas; la relación con Estados Unidos pasa por un momento particularmente complejo; la pobreza ha aumentado.

Las grandes obras de infraestructura exhiben problemas delicados: la refinería de Dos Bocas, además de muy rezagada en su construcción, ya ha aumentado su costo, absurdo, de 8 mil a más de 12 mil millones de dólares; el Tren Maya también está rezagado y hay tramos que están sufriendo problemas de todo tipo, desde permisos hasta oposición política de muchas comunidades, sobre todo en las zonas chiapanecas de influencia zapatista. El aeropuerto Felipe Angeles se entregará en tiempo y forma, ajustado al presupuesto que se estableció (y eso es digno de reconocimiento) pero no están construidas (y las que se iniciaron van con enorme rezago) las vías de comunicación para acceder a él. Mientras no existan y demuestren ser funcionales, el aeropuerto estará condenado al ostracismo. Hablando de transporte aéreo, la seguridad de nuestro espacio aéreo ha caído a categoría dos, lo que colocó en una dificilísima situación al sector, afecta al turismo y a las millones de familias que viven de él. Y todo ocurre en un país terriblemente polarizado.

Esos, entre otros muchos, son los problemas a los que se debe enfrentar el gobierno federal y que requieren urgente atención. Pero los recursos y el discurso gubernamental se dedican al escudriñar el pasado, a hacer responsable de todas estas carencias y crisis a una enorme conjura en que que participan medios, empresarios, clases medias, empresas nacionales y extranjeras. Exactamente lo que dijo el presidente López Obrador en su discurso de toma de posesión, que no haría.

Pocas cosas han escenificado esa insensatez mejor que las declaraciones de López Gatell, acusando a los padres de los niños con cáncer de ser parte de una conspiración que busca dar un golpe de Estado, o el mal show escenificado este miércoles pasado con la presentación de las supuestas fake news en la mañanera que pone una distancia que terminará siendo insalvable entre los medios y la administración federal.

La consulta que se realizará el primero de agosto es un paso más en este proceso, en una lógica que no busca construir, en un gobierno cuyo gabinete, salvo honrosas excepciones, no hace política, no dialoga, no establece acuerdos, no atiende ni lo urgente ni lo estratégico: sólo reacciona a las acciones que vienen de fuera o de dentro y se queda, cada día más, con un pequeño espacio de operación.

Es irracional porque, si bien los resultados electorales de Morena no fueron los que esperaba el presidente López Obrador, sobre todo en la ciudad de México, el gobierno ha salido de los comicios de junio como ganador: se quedó con la mayoría de los estados en disputa, tendrá mayoría en el congreso, el Presidente no tiene los porcentajes de aprobación de los que presumió el jueves pasado, pero siguen siendo índices altos.

Ninguno de sus predecesores, desde Ernesto Zedillo hasta hoy, tuvo condiciones políticas tan favorables para operar y realizar cambios, adecuaciones, para imponer política públicas. Pero ya estamos en la segunda mitad del sexenio, ya comienza la cuenta atrás y en lugar de construir un futuro se sigue luchando contra los molinos de viento del pasado.

##

SERPIENTES Y ESCALERAS/Salvador García Soto / 

El Universal

El presidente que no oye denuncias sobre sus cercanos

Quienes intentan denunciar corrupción se topan con un “no, no, no, de eso no quiero saber nada”

Les ha pasado lo mismo a secretarios de Estado que a gobernadores, a empresarios y a otros personajes que, cuando han intentado denunciar ante el presidente algún caso de corrupción, de conductas indebidas o de traiciones políticas de los hombres y mujeres cercanos al primer círculo presidencial, invariablemente se topan con un “no, no, no yo de eso no quiero saber nada”, una forma en la que López Obrador rechaza a cualquiera que intente darle información sobre comportamientos indebidos, irregularidades o ilegalidades cometidas por algunos de sus personajes más cercanos y de mayor confianza.

La respuesta del presidente es siempre la misma y corta de inmediato la comunicación cuando alguien intenta revelarle “información comprometedora” sobre actos de corrupción o violaciones legales que estén cometiendo algunos de su círculo de mayor confianza.

Es como si el presidente no quisiera enterarse de cosas negativas que involucren a sus hombres y mujeres de mayor confianza y que, lejos de escuchar o investigar si lo que le dicen es cierto y sus más cercanos están metidos en actos ilegales o de corrupción, López Obrador prefiriera no enterarse como una forma de justificar el que su gobierno no actúe en contra de aquellos que traicionan los principios de la 4T.

El presidente no quiere enterarse de algunas cosas y siempre que alguien, con quien él habla en privado, comienza a darle quejas o a denunciar a algún miembro prominente de su gobierno por alguna conducta o actitud ilegal, él los va a detener con la expresión de “a mí no me interesa saber eso” o “esas cosas a mí no me las digas”, con las que el mandatario decide no enterarse de ciertas cosas negativas que involucran a colaboradores de su confianza, a quienes busca proteger a toda costa aun cuando haya denuncias detalladas en las Fiscalía de Justicia, o que bien acusaciones serias que se realizan contra sus hombres de confianza.

El caso más reciente de esa “negación” del presidente para escuchar señalamientos y acusaciones concretas contra miembros de su gobierno, ocurrió apenas hace unos días cuando un gobernador de oposición visitó al presidente en Palacio Nacional y, en medio de los temas de colaboración y cooperación entre la Federación y su estado, el mandatario estatal aprovechó para deslizarle a López Obrador una acusación grave en contra de unos de sus hombres más cercanos: “Su consejero –le dijo el gobernador— apoyó a la candidata de otro partido y jugó las contras al candidato de Morena a la gubernatura”.

Todavía no terminaba el gobernador de darle los detalles de la “traición” de su muy cercano colaborador en Palacio Nacional durante las pasadas elecciones estatales, cuando el presidente lo cortó de tajo y sin dar oportunidad a que le explicara la delicada denuncia que llevaba preparada contra uno de los hombres más cercanos del primer círculo presidencial:

“No, no, no, a mí esas cosas no me interesan, hablemos de otros temas”, le respondió López Obrador al gobernador de oposición que no tuvo más remedio que guardar sus pruebas y señalamientos sobre el colaborador del presidente que jugó en contra de Morena en las pasadas elecciones en su estado.

Como ese ha habido muchos otros casos y cada que alguien que habla con él en las audiencias presidenciales en su despacho e intenta darle una queja o una denuncia con pruebas de alguna actitud irregular o algún acto de corrupción de su gobierno o gabinete, ya sea alguien de casa, de oposición o de cualquier otro sector de la sociedad, López Obrador siempre se niega a escuchar los señalamientos y prefiere permanecer ignorante o ingenuo, sin dar siquiera oportunidad de escuchar o de investigar si lo que le quieren denunciar sus interlocutores es cierto o tiene alguna manera de ser probado o documentado.

“El presidente no ve lo que no quiere ver y si alguien intenta hacerle algún señalamiento delicado sobre sus colaboradores de confianza, prefiere no escucharlo y de esa manera evita también tomar decisiones o acciones para poner fin a la corrupción o las traiciones que ocurren no sólo a escala pequeña sino también en ocasiones entre los hombres más cercanos a su despacho y su confianza”, nos dijo un integrante del gabinete lopezobradorista que en alguna ocasión intentó comentarle algo al presidente sobre un tema delicado que involucraba a uno de sus colaboradores cercanos y recibió por respuesta un “no, a mí no me digas esas cosas, a mí no me interesan esos chismes”.

Así que, con un presidente que no quiere escuchar denuncias sobre sus cercanos y prefiere mirar hacia otro lado cuando uno de los suyos está corrompiéndose, haciendo negocios millonarios o de plano jugando en contra de Morena en los recientes comicios, es fácil entender por qué Andrés Manuel López Obrador ha defendido y sigue defendiendo a personajes como el director de la CFE, Manuel Bartlett, con una actuación tan mediocre y un pasado tan cuestionable, o más recientemente a Félix Salgado al que protegió a capa y espada, a tal grado de que, ante la decisión del INE y del Tribunal electoral federal, le permitió salirse con la suya y gobernar Guerrero a través del nepotismo de su hija, Evelyn Salgado.

Eso confirma, una vez más, que la admiración y el fervor que el actual presidente dice sentir por el gran benemérito de las Américas aplica tanto en lo negativo como en lo positivo que tuvo don Benito Juárez durante cinco periodos entre 1857 y 1872. “A los amigos justicia y gracia, a los enemigos la ley a secas”, solía decir Juárez, y hoy López Obrador aplica esa máxima al pie de la letra, pero además con un añadido: “y si los amigos con mis colaboradores más cercanos, ni siquiera quiero enterarme de sus trapacerías”.

NOTAS INDISCRETAS… A propósito de Félix Salgado, que hoy regresa al Senado desde donde gobernará a Guerrero a distancia, una de las que vivieron en carne propia el desdén del presidente cuando se le quería informar de “asuntos negativos” de sus amigos y colaboradores cercanos, fue la exsecretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

La recién despedida del gabinete intentó alguna vez convencer al presidente de que Félix no podía ser candidato por las denuncias y acusaciones de violación que pesaban en su contra ante lo cual López Obrador fue enfático: “No me interesa enterarme de esas cosas”.

El error de Irma Eréndira fue haber insistido y no haber escuchado la orden del presidente de que su hermano, Pablo Amílcar Sandoval, no sería candidato de Morena al gobierno de Guerrero y que quien debía representar al morenismo era Salgado Macedonio porque “Pablo es joven y puede esperar a más adelante”.

Esa fue la orden clara que dio el presidente y que desoyeron Irma Eréndira y su hermano que primero se aferraron a sabotear las encuestas internas de Morena y después, cuando no lo lograron, emprendieron una “campaña negra” en contra de Félix al que le dispararon varias cargas de “fuego amigo” tratando de tirar su candidatura, algo que finalmente logró el INE y ratificó el Tribunal Electoral por el asunto de los gastos de precampaña.

El desafío de Irma y de su familia fue abierto y, aunque ya el presidente había dado la “línea” en Guerrero, la secretaria de Función Pública llamaba a integrantes del gabinete para pedirles abiertamente que apoyaran la candidatura de su hermano Pablo Amílcar.

Con ese contexto se entiende muy bien el video grabado en el despacho presidencial en el que López Obrador quería dar una imagen de “normalidad” elogiando el trabajo de Irma Eréndira, mientras esta reprochaba el ser despedida aduciendo sus grandes “logros” y recordándole al presidente, en su cara, que su abuelo y su padre “lo acompañaron en su lucha”…

Hablando de los que regresan al Senado, este fin de semana el priista Mario Zamora anunció que regresa a su curul, tras su derrota en Sinaloa, en la que acusó intervención del narcotráfico en las recientes elecciones para favorecer a Morena.

Con la reincorporación de Zamora se tuvo que despedir de la senaduría su paisano sinaloense, Heriberto Galindo, quien en su breve paso de apenas unos meses por la Cámara Alta dejó varias propuestas interesantes como la declaratoria del 18 de diciembre como “Día del Migrante Mexicano”, además de proponer la inscripción en letras doradas en el Patio del Federalismo del recinto senatorial de la expresión “A los migrantes mexicanos, héroes de la Patria”, y la propuesta de instaurar la entrega de la medalla “Jorge A. Bustamante” para los mexicanos migrantes más destacados por su labor en beneficio del país. Así que varios derrotados volverán al Senado a lamerse las heridas y, de paso, a cobrar sus jugosas dietas… Los dados mandan Serpiente Doble. Mal empieza la semana.

@##

Estrictamente Personal

El hambre y las ganas de comer/Raymundo Riva Palacio

El Financiero, julio 05, 2021 |

La próxima semana es clave para la cruzada del gobierno contra la corrupción, al realizarse la audiencia para determinar si le otorgan o no el criterio de oportunidad a Emilio Lozoya que le ofrecieron a cambio de que hiciera una denuncia a modo, donde el exdirector de Pemex combinó sus fobias personales con las del presidente Andrés Manuel López Obrador y algunos de sus colaboradores. Hasta ahora, el caso que sería un paradigma ha sido pólvora mojada, y el fiscal general Alejandro Gertz Manero ha tenido dificultades para tener acusaciones concretas que le permitan comenzar a solicitar órdenes de aprehensión de alta escala.

En eso precisamente están ahora en la Fiscalía General, porque le urge cambiar el metabolismo del caso y escalarlo a un nuevo escándalo político. El objetivo sobre el que están trabajando desde hace tres semanas en la Fiscalía General es Ricardo Anaya, que fue candidato presidencial del PAN en 2018, al cual el exdirector de Pemex acusó en su primera declaración –parte del trato con el gobierno para que litigara en libertad–, pero que hasta ahora, finalmente, se dio la orden de buscarle para meterlo a la cárcel.

La decisión de ir sobre Anaya, que fuera de los obuses retóricos que había sido dejado en paz en términos jurídicos, coincidió con un factor subjetivo, la escaramuza verbal que sostuvo con el Presidente después de las elecciones intermedias. El 9 de junio López Obrador jugueteó en la mañanera con los resultados y se refirió a un video que había difundido Anaya en marzo, donde lo llamó “el señor de las caguamas”, refiriéndose a las cervezas, un gasto innecesario y no en lo importante, al criticarlo metafóricamente por la cancelación del aeropuerto en Texcoco mediante una encuesta donde votaron poco más de un millón de personas, principalmente en Chiapas y Tabasco.

López Obrador se mofó con una ocurrencia fuera de contexto: “Hasta le voy a pedir permiso a Ricardo Anaya para que yo me tome una nada más, una caguama Pacífico. Todo con moderación”. Lenguaje cifrado. Todo el Pacífico, salvo en Jalisco, donde hay pruebas sólidas de la participación del narcotráfico a favor del partido en el poder, ganó Morena. Lo que no esperaba López Obrador, por el enojo que le causó, fue la reacción de Anaya, quien reviró casi de inmediato. “Yo me estoy tomando una Victoria aquí en el poniente de la CDMX y posiblemente me tome otra en Querétaro”, le contestó con burla en un video, aludiendo a las victorias de la oposición en las alcaldías en el poniente de la Ciudad de México y del PAN en Querétaro. “¡Salud, Presidente. Todo con moderación. Ahí nos estamos viendo en el 2024!”.

A una acción, reacción. ¿Se juntó el hambre con las ganas de comer? Sólo quienes hablaron con el Presidente lo sabrán, pero lo que sí existe es una coincidencia. Después de aquel momento, se reabrió la carpeta contra Anaya. Es cierto que la Fiscalía General tiene un problema para otorgar el criterio de oportunidad para Lozoya, pues un solo caso concreto –que se sigue tambaleando–, que es el del exsenador del PAN Jorge Lavalle Maury, no es suficiente. Lozoya lo acusó de haber recibido dinero a cambio de apoyar la reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto, pero no han podido consolidar la acusación.

La Fiscalía General tuvo que iniciar investigaciones paralelas a las que derivaron de la denuncia de Lozoya, porque no les alcanzan para un juicio. La Fiscalía Especializada en Control Competencial no logró que un juez autorizara a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores que congelara más cuentas del exsenador, porque no entregaron detalles de los estados de cuenta de aquéllas que querían se le congelaran. Estos tropiezos, acercándose la fecha para la audiencia de Lozoya, adicionalmente a la consideración de que un solo caso no sería suficiente, motivó el movimiento en la oficina de Gertz Manero contra Anaya y, cuando menos, otras tres más de las personas señaladas en la denuncia original del exdirector de Pemex.

La defensa de Lozoya ha estado en estrecha comunicación con María Luisa Zúñiga, la directora de la Fiscalía Especializada en Control Competencial, para trabajar coordinadamente un escrito para Kristian Jiménez Hernández, de la Unidad de Investigación B de la Coordinación General de Investigación de la Fiscalía General, y fiscal asignado al caso, donde presenten pruebas, o supuestas pruebas en contra de Anaya, por los presuntos delitos de cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita, para que puedan integrarse a la carpeta del excandidato presidencial.

Esta coordinación entre Zúñiga y la defensa de Lozoya no sólo es irregular sino ilegal, pero es la forma como, desde que empezó a negociar el exdirector de Pemex con Gertz Manero su regreso a México y el criterio de oportunidad, se ha venido manejando la justicia en este país. Los abogados de Lozoya acuden con regularidad a la oficina de Zúñiga, y todos los acuerdos a los que llegan y los documentos que conjuntamente redactan para ser enviados a Jiménez Hernández, para que a su vez los presente al juez, son presentados para su aprobación al titular de Control Competencial.

El caso Lozoya, aun con estas torcidas que le dan a la ley, puede tener un giro importante si logran cuadrar la acusación en contra de Anaya. De ahí a que puedan construir un caso sólido y llevarlo a la cárcel, es otra cosa. Esto último, por los tiempos de la justicia mexicana, no será expedito, lo que tiene dos formas de verlo. Por un lado, le permitirá saciar al Presidente su rabia contra Anaya –no supera que lo retara físicamente durante el primer debate presidencial en 2018– y seguir alimentando su narrativa sobre la corrupción del pasado. Pero por el otro, se verá la respuesta del panista, que ha demostrado no temerle a López Obrador y, en ocasiones, tenerlo bien medido.

#

COORDENADAS/Enrique Quintana / 

El Financiero

¡Pre-si-den-ta! ¡Pre-si-den-ta!

En diversos círculos se comenta que las preferencias de López Obrador por Claudia Sheinbaum para convertirla en candidata de Morena a la Presidencia en 2024.

Desde hace tiempo, en diversos círculos se comenta que las preferencias de López Obrador por Claudia Sheinbaum para convertirla en candidata de Morena a la Presidencia en 2024, ya son inocultables.

No se trata ya de una confidencia en los pasillos de Palacio. La cargada a favor de la jefa de Gobierno de la CDMX se hizo manifiesta en el Auditorio Nacional el jueves pasado, durante la celebración organizada por Morena para festejar “el triunfo”, en las elecciones del pasado junio.

Los vítores que recibió con el grito de ¡pres-si-den-ta!, junto con las rechiflas a Mario Delgado muestran hacia donde se están moviendo las aguas.

La respuesta de Sheinbaum fue la tradicional de un político: agradeció y dijo que ella está concentrada en la ciudad. ¿Se acuerdan de aquel político que decía una y otra vez que lo dieran por muerto?

El hecho de que Morena perdiera la mayoría de las alcaldías en la CDMX no fue obstáculo para la cargada verbal del jueves.

En el discurso de Sheibaum, supuestamente hubo referencias autocríticas en las que habló de la división y el exceso de confianza. Pero volvió a referirse al diagnóstico de AMLO, que considera que el resultado fue por una campaña de desprestigio que las clases medias creyeron.

Cuando Sheinbaum habla de división más bien tiene en mente al senador Monreal y la alcaldía Cuauhtémoc, mientras que la referencia al exceso de confianza tiene que ver con el hecho de no hubo suficientes operativos en la ciudad para llevar a la gente a votar.

El día de hoy El Financiero actualiza los datos de su encuesta de aprobación presidencial y hay algunos datos que son relevantes para este contexto.

A nivel nacional, la aprobación del presidente López Obrador está en 56 por ciento. Pero si segmentamos por quienes se consideran a sí mismos como parte de la clase media y que representa el 32 por ciento a nivel nacional, la aprobación baja al 52 por ciento.

Pero más aún, si consideramos la CDMX, en donde el 42 por ciento se asume como clase media, la aprobación al presidente baja a 42 por ciento y la desaprobación presidencial en este grupo sube a 55 por ciento.

Es decir, cerca de 6 de cada 10 personas de la clase media en la capital no son partidarias del gobierno de AMLO. Y en este ambiente Sheinbaum tiene que construir su candidatura.

En las elecciones de junio, el hecho de que este segmento fuera más participativo que el promedio, dio como resultado la pérdida de la mayoría de las alcaldías capitalinas.

Sheinbaum tendrá que hacer ajustes en la maquinaria política de la capital, pues de lo contrario, el desgaste natural de gobernar a la compleja Ciudad de México va a quitarle más y más apoyo, y la puede dejar pronto fuera de combate para la elección de 2024.

La interpretación más frecuente de las razones de la preferencia de AMLO por Sheinbaum tiene que ver con el hecho de que toda la carrera política de la jefa de Gobierno ha sido a la sombra del presidente de la República, lo que garantiza la influencia que AMLO podría seguir teniendo tras el término de su periodo.

Obviamente ni él ni ella lo admitirían públicamente y más bien diría que es la persona más adecuada para consolidar la 4T.

Otros personajes que son mencionados como prospectos, como Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, tienen “el defecto” de contar con una carrera política propia. Ambos han estado distantes de AMLO en algunos momentos, y sería muy difícil que el presidente confiara en que van a ser incondicionales al término de su periodo.

Así que, puede prácticamente dar por hecho que, si por alguna razón Sheinbaum no se consolida como candidata con posibilidades ciertas de ganar en 2024, entonces tendrá que recurrirse a otro personaje que, como ella, pueda ser por entero dependiente de López Obrador.

¿Tiene alguien en mente?.

##@#

EN TERCERA PERSONA /Héctor De Mauleón / 

El Universal

Luis no tuvo lo que el presidente dijo

AMLO afirmó que se logró “que ningún enfermo se quedara sin cama o equipo de respiración”

Luis García García tenía 62 años cuando la ola asesina de diciembre de 2020 golpeó la Ciudad de México. El 19 de ese mes presentó los primeros síntomas de Covid-19. Esa madrugada, sus familiares hicieron fila con él para obtener una ficha y realizar una prueba. Fatalmente, resultó positiva.

Dos días más tarde, el nivel de oxígeno de Luis descendió de manera notoria.

En esas fechas los contagios eran de hasta 20 mil casos diarios. Los hospitales estaban saturados. Para la familia García vino una segunda fila, esta vez de cuatro horas, frente a las instalaciones de la empresa INFRA.

Según una carta que amigos y familiares de Luis me hicieron llegar, para que no se olvide lo que él y miles de mexicanos vivieron durante la epidemia, fue necesario hacer un gasto de 30 mil pesos para comprar cuatro tanques de 632 litros, que solo duraban cuatro horas.

El relato lleva de vuelta a esos días, que de pronto parecen tan lejanos: la búsqueda en un océano de estafadores y especuladores para conseguir dos concentradores de oxígeno –dado que en las empresas establecidas se hallaban agotados y no había en renta.

El viajen nocturno, por carretera, al estado de Durango, para obtener a crédito dos aparatos en una operación que requirió el desembolso de otros 70 mil pesos…

Y luego, las recargas de oxígeno.

El otro martirio.

Aunque INFRA trabajaba las 24 horas, las filas eran inmensas, desoladoras, inacabables.

La familiar optó por formarse de madrugada, noche a noche, para disminuir el riesgo de contagio, y también para no desplomarse en el abismo de desánimo y zozobra que se vivía en estas.

La gente que no había logrado llegar a un hospital, se plantaba frente a las instalaciones de esa empresa con el rostro abatido, apesadumbrado. Era visible la angustia. Eran las filas del dolor y la desesperación. Muchas personas lloraban al conocer el precio de los cilindros, hacían llamadas telefónicas a sus familiares, les preguntaban a las personas que estaban formadas si no podían ayudarlos con unos pesos.

“Se respiraba tristeza e impotencia. Sabíamos que la gente sin oxígeno iba a morir y no podíamos hacer nada”.

Luis García se agravó en su cama. Su hermano hacía llamadas infructuosas al 911. Ahí le indicaban que atendieran el enfermo en casa porque no había lugar en los hospitales.

Algún charlatán hablando de células madre, de hidróxido de cloro, despertaba brevemente la esperanza. Pero Luis se asfixiaba.

“De nueva cuenta, 911, no hay lugar, 911, no hay hospitales. Locatel y 911, todos los hospitales saturados”.

La oxigenación de Luis seguía cayendo. Se pidieron ambulancias que nunca llegaron, se hicieron solicitudes de traslado que nunca fueron atendidas.

Escribe la familia García:

“Entendimos el doble discurso: por un lado, se decía en las ruedas de prensa gubernamentales que había capacidad hospitalaria, pero en realidad no había camas, ni médicos, ni equipos. La sugerencia del 911 fue siempre que Luis se atendiera en casa”.

Luis García García murió el 5 de enero de 2021 a las 20:30. Habían pasado 18 días “de negligencias médicas y ausencia de un Estado que garantizara su derecho constitucional a la salud”.

Desde luego, ningún médico pudo ir a certificar el fallecimiento. A través de la funeraria, y del pago de cuatro mil pesos, se extendió u certificado a distancia.

No fue posible recoger el cuerpo sino hasta 17 horas más tarde: también las filas para recoger a los muertos eran inmensas y sobrecogedoras. Como el seguro funerario no contemplaba la cremación… le dijeron a la familia que, mediante el pago de 20 mil pesos, quedaba resuelto el asunto.

Hubo que esperar cinco días para que el cuerpo fuera cremado. El acta de defunción, por la que se pagó 4,500 pesos, señala que Luis García murió de insuficiencia respiratoria.

“¿De qué sirvió detectar el positivo de Luis si no se le pudo canalizar a ningún hospital?”, pregunta la familia.

Luis no recibió del Estado ni asistencia médica, ni apoyo de concentradores de oxígeno, tampoco tanques ni medicamentos.

El presidente López Obrador afirmó en su tercer informe de gobierno que “es público y notorio” que su gobierno respondió ante la pandemia “y se logró que ningún enfermo se quedara sin cama, equipo de respiración o personal de salud que lo atendiera”.

En esta columna documenté varios casos de personas que no tuvieron lo que el presidente dijo. De nueva cuenta, el mandatario prefirió apegarse a una narrativa que solo ensalza los logros de su gobierno y envía un mensaje de insensibilidad a quienes perdieron seres queridos durante la pandemia.

Los picos de exceso de mortalidad (que elevaría el número de muertos a más de 500 mil) y las cifras de defunciones no hospitalarias que, según las actas de defunción, habrían llegado al 21%, desmienten las afirmaciones del presidente. En enero pasado, el director de Estadísticas Sociodemográficas del Inegi declaró: “Muchas personas no están muriendo en hospitales, están muriendo en sus casas. De hecho, la mayor parte de las personas mueren en sus casas. El 58 por ciento mueren fuera de los hospitales”.

Las heridas son devastadoras, y no se borran con discursos.

##

PLATA O PLOMO/Alejandro Hope / 

El Universal

El extraño alarde presidencial

El presidente presumió algo muy raro. Será porque no había más que alardear

El jueves pasado, en la sección de seguridad de lo que denominó como informe, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó como logro una aparente estabilidad del submundo criminal: “Ya estaban integradas las bandas, los grupos delictivos cuando llegamos, no creo que se hayan creado nuevos grupos en estos dos años y medio, es el cártel Jalisco o del Pacífico o el de Guanajuato, los que ya habían”.

Reiteró esa idea en la mañanera del viernes: “Del tiempo que llevamos, no se han creado nuevos cárteles, que nosotros heredamos estos cárteles, estos grupos. El cártel de Sinaloa, pues no surgió hace dos años y medio; el Jalisco Nueva Generación, tampoco.”

Esta idea resulta un tanto extraña por varias razones.

En primer lugar, no está muy claro qué está contando el presidente. Se forman grupos delictivos nuevos todos los días: basta con juntar a algunos individuos para cometer algún delito. No es que se requiera ir al notario o registrar la marca para crear una banda criminal ¿Cuántas de esas bandas son “cárteles”? Pues depende de la definición de cártel. Y ésta claramente no es fija.

En 2012, el entonces titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, afirmó que en el sexenio de Felipe Calderón habían surgido “entre 60 y 80 cárteles pequeños y medianos”.

Luego, en 2014, la propia PGR afirmó que había nueve cárteles que controlaban a 43 pandillas (sin especificar del todo cuál era la diferencia entre cártel y pandilla). En 2017, la DEA identificó en un reporte oficial a seis cárteles mexicanos. Y ahora el presidente López Obrador afirma que solo hay tres. Esas cuentas no parecen ser comparables.

Pero concediendo el punto y asumiendo que en efecto no se ha formado ningún “cártel” desde diciembre de 2018, salta una pregunta obvia: ¿por qué eso es bueno? ¿Por qué es necesariamente deseable una situación en la que unas cuantas grandes organizaciones criminales consolidan su posición y adquieren un poder monopólico sobre tramos completos de la economía ilegal? Tal vez en un escenario de esa naturaleza habría menos conflicto, pero podría significar una mayor capacidad de corrupción, intimidación y extracción de rentas. ¿Cuál de esas dos situaciones es preferible? No estoy seguro y creo que la respuesta no es obvia.

Asimismo, ¿por qué es mérito del gobierno la presumida escasez de nuevos grupos delictivos? La configuración del submundo criminal depende de muchos factores que no se controlan desde Palacio Nacional: por ejemplo, los cambios tecnológicos, la evolución de los mercados (lícitos e ilícitos) y las políticas adoptadas por terceros países (en materia de drogas, armas, etc.). Todo eso, además de factores geográficos, económicos y hasta históricos, pueden determinar el tipo de arreglos organizacionales que existen en la economía criminal. ¿Cómo interpretar que (supuestamente) no haya nuevos “cárteles”? ¿Como resultado de una política del gobierno federal? Me parece que el asunto es más complicado.

Por último, el presidente sugiere que la (supuesta) ausencia de nuevos cárteles es señal de una disminución de la corrupción en las instituciones federales. No estoy seguro de que esa sea una lectura correcta. De hecho, la corrupción sistémica puede ser una barrera a la entrada de nuevos participantes en un mercado (lícito o ilícito). En la economía legal, un sector con una estructura oligopólica probablemente cobije más corrupción que uno con mayor número de participantes. Esa analogía puede no funcionar en la economía ilícita, pero regreso al punto de fondo: en este tema, menos no es necesariamente mejor.

En resumen, el presidente se puso a presumir algo muy raro. Será porque no había mucho más que alardear.

##

EPICENTRO (León Krauze / El Universal)

Ante el ataque, más periodismo

¿Qué pretende el presidente de México al escalar su confrontación cotidiana con el periodismo?

El presidente de México pretende que la nueva sección en la conferencia de prensa matutina supuestamente dedicada a examinar la labor de la prensa sea vista como un bien intencionado ejercicio de rendición de cuentas, algo inocente, casi didáctico. No lo es. La sección no se llama “quién es quién en el periodismo” sino “quién es quién en las mentiras”. La descalificación de origen revela la vena vengativa que anima la dinámica. Tampoco se trata de un diálogo, mucho menos de un debate. Aunque el resultado se habría parecido a un tribunal, la Presidencia podría haber extendido invitaciones a los periodistas que sentaría en el banquillo para que pudieran defender su labor. No lo hizo. Aquí no hay diálogo o “derecho de réplica” de la Presidencia: hay descalificación desde el poder.

La nueva sección de la mañanera no es un análisis objetivo, ya no digamos imparcial. Como varios colegas documentaron casi de inmediato, el ejercicio estuvo lleno de mentiras sobre las supuestas mentiras. Pero no solo eso. Al salpicar su análisis de inferencias y sospechas sin sustento, la encargada de la nueva sección se alejó del periodismo para caer –ella sí, y de qué manera– en la dinámica de la teoría de la conspiración. El ad hominem contra el periodista no es un análisis serio del trabajo del periodista, al menos no en una democracia.

Al final, el resultado es el que siempre ha sido. No se trata de analizar al periodismo o criticarlo en buena lid, aunque nada de eso corresponde al presidente de un país, y menos en los términos planteados. Se trata, eso sí, de la enésima reiteración de que los periodistas no ejercen un oficio legítimo: son antagonistas que conspiran contra el poder.

El ejercicio autoritario obliga a dos preguntas urgentes. La primera es evidente. ¿Qué pretende el presidente de México al escalar su confrontación cotidiana con el periodismo? No busca construir una mejor prensa, eso está claro. Lo que quiere, en realidad, es distraer. Aunque en público repita sin cesar otra cosa, el presidente sabe que su gobierno no ha ofrecido los resultados que desea.

No lo ha hecho en salud ni en seguridad. Mucho menos en la batalla contra la pobreza. Ni siquiera ha logrado rescatar Pemex, piedra angular de este viaje nostálgico en el que ha metido a México. Para maquillar esa mediocridad, el presidente necesita antagonistas. Andrés Manuel López Obrador ha sido, desde hace décadas, un maestro del victimismo: un perseguido universal y eterno.

Ese papel –sin sustento en casi todos los episodios de su larga carrera política y ciertamente sin sustento ahora– le permitió mantenerse vigente después de dos derrotas electorales y, finalmente, ganar la presidencia de México. Ahora, cuando enfrenta el lento ocaso que supondrá la segunda mitad de su gobierno, el presidente necesita enemigos. ¿Quién mejor que la prensa?

La segunda pregunta es más importante, y no solo para los periodistas. ¿Cómo responder a la puesta en escena semanal? En las horas posteriores a la primera edición del “Quién es quién…”, conversé con cinco colegas destacados, directores de medios en México y el exterior. Coincidieron en que la única respuesta es insistir en el ejercicio del oficio.

¿Vale la pena combatir la agresión, desmentir la descalificación o aclarar la calumnia? Para los aludidos, será difícil evitarlo (y uno supone que nos tocará a todos, tarde o temprano: a mí ya me ha tocado, aunque no en este formato). Pero hacerlo sería caer en el juego de la distracción, echar más humo a la cortina que le conviene al presidente.

La respuesta, entonces, está en hacer más y mejor periodismo que se concentre en lo que realmente importa: no en la labor de quien examina al poder sino en los resultados que arroja el poder. Si antes de la sección orwelliana, los periodistas ya teníamos la obligación de poner al gobierno de López Obrador (y cualquier otro) bajo la lupa, ahora la tenemos mucho más. Ante el ataque al periodismo, más periodismo. No hay de otra.

@#

MISCELÁNEA POLÍTICA/Enrique Muñoz Ramírez /

 El Heraldo de México

Van por despojos del PRI

Se decidirá el tema de Saúl Huerta y Mauricio Toledo el lunes 12 en San Lázaro

2022 está a la vuelta de la esquina, seis estados deberán renovar sus gobiernos y el PRI, gran perdedor de este año en que le arrebataron ocho gubernaturas, es un caos. Su dirigente Alejandro, Alito, Moreno, no pudo mantener ni Campeche, su estado natal, que perdió tras imponer como candidato a su sobrino Christian Castro y se apoderó de las diputaciones federales pluris para él y sus cuates.

Ahora vienen por el cascarón el exgóber oaxaqueño Ulises Ruiz y los suyos; la presidencia del tricolor, y evitar ser expulsado del partido bien, merecen un plantón con plomazos, sanitarios portátiles y casas de campaña con cocineras para alimentar a sus huestes.

E$e interé$ es porque en 2022 habrá que escoger candidatos y operar elecciones en Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas; en 2023, lo mismo en el ¡Edomex! Y, por si fuera poco, en 2024 habrá que decidir candidato a la presidencia. Nadie, por negro pasado que tenga y enorme cola que le pisen, quiere renunciar al sacrificio de “salvar al priismo”.

Y ya en estas, en el PAN no cantan mal las rancheras

A su dirigente Marko Cortés se le multiplican los adversarios. Igual que Francisco Domínguez y Santiago Creel, Ricardo, Riky-Rikín-Canallín, como le dijo el hoy presidente López Obrador, busca ser nuevamente candidato presidencial, y si es necesario pasar por la dirigencia nacional, lo volverá a hacer.

Hay inconformidad en cuadros tradicionales por el manejo del partido y varios le voltearon bandera en la pasada elección. En Tamaulipas tuvieron que hacer una limpia “por traición”, expulsaron a cerca de 100 militantes, incluida la alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz, que el 6 de junio apoyó con todo a su hijo para sucederla en el cargo, pero bajo los colores ¡de Morena!

La refinería Shell Deer Park

Luego del anuncio triunfalista de la adquisición de la refinería Shell Deer Park por parte de Pemex, en mayo, en este espacio acotamos que no había tal, sino sólo una propuesta de compra NO SOLICITADA. El congresista estadounidense Brian Babin pide al gobierno de su país negar la operación, alegando que Pemex carece de personal para operar la refinería, lo que implicaría riesgos ambientales y de salud para los habitantes de Texas. Acá acusan racismo…

“Dicen que no son iguales”

Y de su gustada sección Prioridades de Morena, presenta:

—Primer acto, “echemos mano de nuestra servidumbre en Comisión Permanente para votar contra la discusión sobre falta de medicinas para niños con cáncer”,

—Segundo acto: “reventemos el quórum para evitar desafuero a Saúl Huerta y Mauricio Toledo”, acusados uno de pederastia y el otro de enriquecimiento inexplicable, respectivamente.

¿Cómo se llamó la obra?: “Dicen que no son iguales”. Lo que sí podemos adelantar es que, en un período extraordinario en San Lázaro, el tema será abordado semi presencialmente el lunes 12.

Tras 500 mil muertos y contagio de más de seis mil al día, hay quienes creen que el COVID-19 está superado. La variante Delta, más contagiosa y agresiva que las conocidas, está en 12 estados, y en CDMX tiene mayor presencia: Ciro Ugarte, de la OPS. UNAM: México cerró la semana pasada con al menos 230 casos.

##

JAQUE MATE (Sergio Sarmiento / Reforma)

Frontera cerrada

«Las fronteras son mi prisión». Leonard Cohen

ENSENADA. – Los tiempos de pandemia han sido pródigos en medidas restrictivas sin sentido sanitario. Una de las más dañinas, y menos sensatas para propósitos de salud, ha sido el cierre de la frontera de Estados Unidos.

La frontera ha estado cerrada desde el 21 de marzo de 2020. En un principio el gobierno mexicano pretendía que la medida se había instaurado y se renovaba a petición de nuestro país.

 Así lo afirmaban los comunicados de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Si así fuera, habría sido la peor decisión para los mexicanos. La medida prohíbe el cruce de la frontera para actividades «no esenciales» solo a nuestros connacionales.

Los estadounidenses o residentes en la Unión Americana no sufren ninguna restricción. Es una medida abiertamente discriminatoria para los mexicanos.

El cierre afecta a quienes realizan «actividades no esenciales». No se permite, por ejemplo, el cruce para propósitos turísticos, recreativos o culturales.

Se prohíben los viajes de compras o las visitas familiares «de rutina».

Sin embargo, Washington permite que los ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales puedan regresar a Estados Unidos.

También se permite el ingreso de visitantes de cualquier nacionalidad por aire.

La restricción, así, no solo discrimina a los mexicanos, sino a los más pobres, a quienes no pueden pagar un avión, o a quienes han cometido el delito de vivir en la frontera.

México, en realidad, nunca ha cerrado su frontera. Tanto mexicanos como estadounidenses han podido entrar a nuestro país por tierra desde Estados Unidos sin problemas.

Ni siquiera se les pide pasaporte. Pero solo los estadounidenses y residentes legales pueden regresar a la Unión Americana.

El coronavirus, sin embargo, no verifica el pasaporte de una persona antes de decidir si lo infecta o no.

Tampoco ataca menos a quienes viajan por avión. La medida no tiene sentido sanitario.

Durante meses la SRE afirmó que el gobierno mexicano proponía el cierre, el cual se renueva mes con mes, pero ya hay una nueva actitud del gobierno nacional.

El 15 de junio el canciller Marcelo Ebrard le comunicó al secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, «el objetivo de acelerar la vacunación en frontera norte para alcanzar la normalidad lo más pronto posible». La idea es «facilitar comercio, turismo y viajes».

 El cierre, es verdad, ha ayudado a ciertos comercios mexicanos, que no han tenido que enfrentar la competencia «del otro lado», pero reduce las opciones de los consumidores mexicanos.

Los restaurantes del Valle de Guadalupe en Ensenada, por ejemplo, se han visto beneficiados al atraer a clientes mexicanos que antes cruzaban la frontera para comer en Estados Unidos.

Sin embargo, mucha de la vida económica y familiar de la frontera se ha visto perturbada de manera innecesaria.

El gobierno mexicano está usando vacunas donadas por el gobierno de Estados Unidos para inmunizar a quienes viven en la frontera.

Baja California se convirtió en junio en la primera entidad del país en lograr una vacunación casi universal de las personas mayores de 18 años.

Otros estados fronterizos están recibiendo ya vacunaciones masivas. La frontera norte quedará vacunada antes que el resto del país.

Esperemos que esto lleve a la reapertura. No hay ninguna razón sanitaria para mantener el cierre. De momento el 21 de julio es la fecha en que deberá renovarse o cancelarse la medida.

DOBLE NACIONALIDAD

El gobernador Jaime Bonilla de Baja California ha sido captado en Estados Unidos dos veces durante la pandemia: en un juego de beisbol y en un casino. Los cruces para recreación, sin embargo, solo se permiten a estadounidenses. Bonilla afirmó que había renunciado a la nacionalidad estadounidense para cumplir la ley mexicana y ser gobernador. Parece que no lo hizo.

Frentes Políticos

  1. Rechazo. El gobernador José Ignacio Peralta reclama que el primer mandatario no le otorga audiencia. Quiere tratar en corto los temas relacionados al estado en el que tiene a Colima, con niveles de violencia desbordados. Se queja de que no lo reciben en Palacio Nacional. Por algo será. El mandatario tiene en contra suya, además, el rechazo de los colimenses. En días recientes marcharon por las principales calles de la capital del estado para exigir la renuncia del gobernador, tras la serie de hechos de inseguridad registrados en la entidad, como el asesinato de siete policías y el hallazgo de una fosa clandestina donde fue encontrado el cuerpo de la diputada Anel Bueno, de Morena. Primero que le rinda cuentas a quienes gobierna y luego lo demás.
  2. Otro paquete. El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el gobierno federal será intermediario para solucionar los conflictos laborales entre las empresas mineras en Cananea, Sonora, y los sindicatos que representan a los trabajadores de la región. Se comprometió a que en tres meses se tendrá un informe de avance de los conflictos legales que datan de varios años, aseguró que “lo primero es solucionar los conflictos laborales y eso ofrecemos, ayudar en las diferencias que tienen las partes y llegar a un acuerdo entre todos. Es como utopía porque se han confrontado por mucho tiempo, pero vamos a intentarlo”, dijo. Otra chamba para Luisa María Alcalde, la secretaria del Trabajo. Ya tiene un collar de asuntos pendientes
  3. Examen de conciencia. Además de enfrentar la realidad de la “mercantilización” de algunas de sus bases y regresar a las campañas de tierra, no de “aire”, el PRI necesita decir no a los candidatos impresentables si quiere volver a ganar elecciones, aseguró la exdirigente nacional del partido, Beatriz Paredes, quien junto con Jesús Murillo son los únicos que lograron recuperar el poderío perdido del PRI hace 10 años. “No puede haber candidatos vulnerables. Ni modo. Los compañeros que tienen cola que les pisen, que nos ayuden en otras tareas. No van a poder ser candidatos porque van a estar reventados. Se va a trabajar sobre eso, todo el tiempo sobre eso”, afirmó. La buena: suena bien, la mala: no es la primera vez que lo oímos. (Frentes Politices, Excélsior, Opinión, p2)

Te pueden interesar