24 de octubre de 2021

LA GRILLA DE HOY

Columnas de Opinión del martes 15 de junio de 2021

TEMPLO MAYOR

HACE 19 años, Arturo Zaldívar escribió el libro “Hacia una nueva ley de amparo”, que hoy podría titularse “De lengua me como un taco”, pues lo escrito por el entonces académico contrasta fuerte con lo que hoy hace el ministro presidente.

MIENTRAS hoy somete a “consulta” algo eminentemente técnico, la inconstitucional ampliación de su mandato, en aquella época sentenciaba que la función de la Suprema Corte era “rescatar a la Constitución como auténtica norma jurídica”. Y, en ese sentido, advertía que una democracia “exige el respeto a la norma constitucional”.

Y UNA JOYA: “Para los conservadores, sólo el pasado importa, a él hay que rendirle culto; para los progresistas el pasado debe servir de impulso hacia el futuro. Para los conservadores hay que repetir las mismas recetas, aunque los problemas sean distintos”. ¿Les suena conocido?

***

CON ESO de que todavía faltan cuatro meses para que asuma la gubernatura de Nuevo León, en el Senado se esperaba que Samuel García regresara a su escaño… por si las moscas y por si la UIF. Sin embargo, dicen que hubo consultas entre emecistas y morenistas, quienes lo habrían tranquilizado de que no era necesario correr por fuero y que bien se podía quedar en Monterrey.

POR OTRO LADO, se comenta que Dante Delgado, líder histórico de Movimiento Ciudadano, acudió al Palacio Nacional a advertir que si se metían con su muchacho ardería Troya (y el Cerro de la Silla) pues, según esto, los naranjas también tienen papeles sobre las malas cuentas en Morena. ¿Será que de verdad ya se calmaron las aguas? Es pregunta sin ganas de hacer olas.

***

SÓLO en Puebla: el famoso socavón en la comunidad de Santa María Zacatepec se ha convertido… ¡en una atracción turística! Pese a los reiterados llamados de Protección Civil para alejarse de la zona de riesgo, todos los días llega gente para tomarse una selfie o ver de cerca el tremendo agujero.

YA HASTA un grupo musical, la Banda Vientos del Sur, acudió a grabar un videoclip de su canción “El Bob”, en la que aprovechan la extravagante locación para contar la historia de su encuentro… con Bob Esponja.

LO GRAVE es que ya van 15 días de que se formó y siguen sin conocerse las causas del hundimiento. Algunos insisten en culpar a una empresa embotelladora de agua de exprimir los mantos freáticos. Sin embargo, no está claro si esa es la razón científica o un mero pretexto para la grilla política.

POR LO PRONTO, el riesgo para los pobladores sigue latente y nadie parece tener claro por qué sucedió, si puede haber más hundimientos y cómo diablos solucionar el problema. Ora’ sí que… ¡qué follón con el hoyón! (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p. 8)

BAJO RESERVA

Monreal, pruebas de lealtad

Nos hacen notar que el senador Ricardo Monreal anda muy activo en medios dejando en claro su compromiso con la autollamada Cuarta Transformación y diciendo que él no se alegra de que los dos principales presidenciables de la 4T: la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, y el canciller, Marcelo Ebrard, estén pasando días complicados con el tema del colapso en la Línea 12 del Metro, que ocasionó la muerte de 26 personas y dejó a decenas más con heridas.

Da la impresión, nos dicen, que don Ricardo busca quitar de algunas mentes la idea de que él operó en contra de la jefa de gobierno para que Morena perdiera en la alcaldía Cuauhtémoc, donde su candidata, Sandra Cuevas, quien compitió por la alianza PRI-PAN-PRD, venció en las urnas a la aspirante oficial, Dolores Padierna. El presidente AMLO ha dicho que su proyecto demanda lealtad y obediencia ciega, así que, por si las dudas, Monreal está enviando señales de que es leal a la 4T.

Bartlett y Riquelme se dan hasta con la cubeta

Si el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador había tendido puentes de diálogo y colaboración con el gobierno de Coahuila que encabeza el priista Miguel Riquelme, el director de la CFE, Manuel Bartlett, los dinamita con sus acusaciones sobre el derrumbe en la mina de Múzquiz, que provocó la muerte de siete mineros.

El mandatario estatal reviró los señalamientos argumentando que los sectores de la minería y la electricidad son de competencia federal, y ya entrados en dimes y diretes, ambos se intercambiaron acusaciones de defender intereses personales y particulares. El gobernador Riquelme dejó la diplomacia para mejor ocasión y de plano le dijo a don Manuel que como secretario de Gobernación se le cayó el sistema y ahora como director de la CFE inventa incendios para justificar apagones.

Regresa el hijo pródigo a Palacio Nacional

Como el hijo pródigo, así regresará hoy a Palacio Nacional el exsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, gobernador electo de Sonora. Nos comentan que don Alfonso se reunirá con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Nos detallan que pese a que ayer el Ejecutivo federal señaló que recibirá a los gobernadores electos hasta que estén firmes sus triunfos, el equipo del gobernador electo Durazo jura que estará hoy por la tarde tomándose un cafecito en Palacio Nacional donde se prevé que reciba felicitaciones del mandatario federal por haber conquistado una plaza relevante para la autollamada Cuarta Trasformación.

PRI-PAN y PRD crean Unión de Alcaldías en CDMX

Nos dicen que las dirigencias nacionales del PRI, del PAN y del PRD decidieron dar un paso más en la conformación de un bloque opositor  y cerrar filas  para fortalecer la que consideran su mayor victoria territorial: la Ciudad de México, principal bastión de Morena en el país.

Nos adelantan que ahora que sus  partidos gobernarán 9 de las 16 alcaldías capitalinas crearon la Unión de Alcaldías de la Ciudad de México. El objetivo, nos comentan, es crear un frente para establecer una agenda en común en materia de seguridad y demandar al gobierno federal y al gobierno de la Ciudad de México los recursos necesarios para atender las necesidades de los ciudadanos de sus demarcaciones. (El Universal, Nación, p. 2)

Frentes políticos

Con tiento. Especialista en finanzas públicas, desempeño y mejora organizacional, de acuerdo con su currículum, Rodolfo Castro Valdez brincó de una entidad a otra y se apunta para colaborar en el gobierno de Sonora, como parte del equipo del mandatario electo, Alfonso Durazo. Mucho cuidado. A Castro Valdez, quien renunció como secretario de Hacienda en el gobierno de Jaime Bonilla, en Baja California, le acompaña una estela de errores. Fue recomendado para manejar las finanzas en BC por el exsenador Fernando Castro Trenti. Don Rodolfo autorizó una nómina extraordinaria por más de 54 mdp para empleados de Educación, nunca justificada, y participó en la expropiación del Club Campestre de Tijuana. Peligro. Están advertidos.

Agitación inconveniente. Las elecciones más grandes de la historia han dejado un panorama tan espeso que las cosas se ven complicadas para el Poder Legislativo. La distribución de fuerzas partidistas más amplia en la Cámara de Diputados y las señales de todos los partidos, inmersos en las descalificaciones, hace de la tensión política un nudo difícil de desenredar. Los días poscomicios se han caracterizado por la guerra sucia, las amenazas y los amagos, inclusive dentro de los mismos partidos. Las descalificaciones alcanzaron a Manuel Velasco, el senador del Verde, quien ha apoyado la agenda de la 4T. Es un absurdo, cuando lo que se requiere es diálogo para sacar adelante la Cuarta Transformación. Más acuerdos, menos fango.

Mala inversión. Debido a una fallida estrategia, Clara Luz Flores, la candidata de la coalición Morena PT y Partido Verde al gobierno de Nuevo León, “la tuvo y la dejó ir”. Apenas en diciembre llevaba una ventaja de más de 20 puntos en los estudios sobre preferencias electorales, todo perfilaba al triunfo, pero algo desvió su camino. No obstante que fue la aspirante que más gastos de campaña reportó en todo el país, el dinero fue tirado a la basura. Gastó 50 millones 660 mil 35.81 pesos, según los reportes del INE. Menuda lección. Cambiar a su equipo, integrado por Yago de Marta y Sergio José Gutiérrez, fue la peor idea. El desplome da para teorizar sobre lo que Morena no debe repetir en el futuro: la perfecta fórmula del fracaso.

Encarrilado. Sólo vientos benévolos provienen del sur. En Yucatán se han recuperado 14 mil 653 empleos de más de 25 mil que se perdieron por la pandemia covid, de acuerdo con cifras del IMSS. Ésta es sólo una de las muchas razones que fortalecen día a día a Mauricio Vila, el gobernador. No sólo tiene a Mérida como una de las ciudades más seguras, bellas y emblemáticas del mundo, sino que la misma gente respalda su forma de gobierno. Y vea si no: en comparación con la pandemia de influenza, cuando tomó 8 años recuperar los empleos, ahora en 10 meses todo va viento en popa. Y la inercia del éxito contagió a su partido, el PAN, que obtuvo los mejores resultados históricamente, ganando en los municipios más importantes. Todo radica en saber hacer.

Mala broma. Es de risa, pero Gerardo Fernández Noroña, diputado federal por el PT, reiteró su intención de contender por la Presidencia de la República en 2024. Oficializó sus aspiraciones de relevar al presidente Andrés Manuel López Obrador en la siguiente elección. Manifestó que “cumplió con su tarea” al haber logrado la reelección como diputado federal y expresó sus metas a largo plazo. “Voy a buscar ser el relevo del compañero Presidente. Haré todo mi esfuerzo para lograr este objetivo en unidad del movimiento”, manifestó. ¿Recuerdan aquel videojuego llamado Second Life en donde uno era lo que soñaba? ¿Y si se lo recomendamos? Haría menos daño. (Excélsior, Nacional, p. 13)

Trascendió

Que será una mujer la próxima presidenta del Senado, que iniciará funciones en septiembre próximo, una vez que empiece el periodo ordinario y con ello la nueva legislatura, y en la bancada de Morena ya suenan los nombres de la sucesora de Eduardo Ramírez, entre ellas Imelda Castro,Marybel Villegas, Martha Lucía Micher y Bertha Caraveo. Por cierto, ya con el semáforo epidemiológico en verde en la capital y que la mayoría de Morena está vacunada, se acordaron dos reuniones presenciales, una entre la bancada y otra con el coordinador nacional, Mario Delgado, a quien ya le dieron su respaldo para permanecer al frente del partido.

Que Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado, dijo conocer a Sandra Cuevas, candidata ganadora a la alcaldía Cuauhtémoc, pero aclaró que no trabajó con él y recordó que en dos ocasiones ella quiso ser diputada local, en Azcapotzalco y en Cuauhtémoc, pero los morenistas no la apoyaron, por lo que se unió a la alianza conformada por PRI, PAN y PRD. También comentó que no es un “suicida político”, por aquello de las traiciones, y que no está pensando en 2024.

Que con la fórmula de qué bonito se trabaja en coordinación con la autoridad federal, el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, respondió empero fuerte por Twitter al director de la CFE, Manuel Bartlett, quien lo acusó del derrumbe en Múzquiz. El priista recordó al poblano que minería y electricidad son responsabilidad federal, lo llamó “ignorante y cínico”, lo señaló de favorecer en compras sin licitación al hermano de una alcaldesa electa y le reprochó la caída del sistema e invención de incendios para justificar apagones. (Milenio Diario, Al frente, p. 2)

Sacapuntas

La solución

El ministro Arturo Zaldívar presentó la consulta extraordinaria para que la Corte decida cómo debe proceder respecto a la ampliación de su mandato. Nos dicen que, por ser un tema en curso, es la única salida que se le puede dar a este polémico asunto, y le urge concluirlo, para cerrar con broche de oro la reforma al Poder Judicial que le llevó dos años construir.

Cierran filas

Aunque algunos morenistas querían que la sangre llegará al río por los resultados electorales, la bancada de Morena en el Senado, encabezada por Ricardo Monreal, conjuró la cacería de brujas y dio su respaldo a sus dirigentes partidistas Mario Delgado y Citlalli Hernández. Eso sí, pidieron otra reunión para delinear la estrategia que utilizarán en las elecciones de 2022.

Por la unidad

Y a propósito del cierre de filas, ayer Claudia Sheinbaum tuvo un encuentro con los diputados electos de la segunda legislatura del Congreso de la CDMX, en el que les pidió mantener la unidad y hacer a un lado las divisiones, porque lo que necesitan ahora es recuperar la fuerza política y construir consenso con el bloque opositor en la capital del país.

Se mueve el Congreso

Intensa actividad se registra en el Congreso de la Unión. Por un lado, la Comisión Permanente definirá si aprueba un periodo extraordinario en la Cámara, en donde el jefe de Morena, Ignacio Mier, busca que se efectúe en los primeros días de julio; en tanto, en el Senado, se espera que se reincorporen los legisladores que salieron de campaña y no ganaron nada.

Dominio local

Uno de los motivos por los que el presidente Andrés Manuel López Obrador está “feliz, feliz” es porque Morena y sus aliados tendrán bajo su control 18 de los 32 Congresos de los estados. La alianza PAN, PRI y PRD se quedará con 10, mientras que Movimiento Ciudadano tendrá sólo uno, y en los tres restantes no habrá mayoría para nadie. (El Heraldo de México, La Dos, p. 2)

Rayuela

La denuncia del EZLN debe ser considerada en toda su extensión. Su contenido es sonrojante. (La Jornada, Contraportada)

Estrictamente Personal // El narco votó… por Morena

El secretario de Seguridad Territorial de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, estará hoy en México en un mal momento en la relación bilateral, y con la creciente convicción en Washington de que la laxitud del presidente Andrés Manuel López Obrador con los cárteles de la droga rebasa la condescendencia. El problema de gobernabilidad que han venido alertando en el gobierno del presidente Joe Biden –la pérdida del 30% del territorio que controla actualmente el crimen organizado– se agrava por la forma como actuaron los cárteles en las elecciones del 6 de junio.

Abundan las denuncias periodísticas de cómo operaron los cárteles, en especial el de Sinaloa, durante las elecciones. Todos los municipios con fuerte presencia de esa organización fueron ganados por Morena, lo cual sería meramente circunstancial, de no ser porque se dieron casos específicos de personas vinculadas con ese grupo que robaron urnas en la zona del Pacífico norte, y amenazaron a candidatas y candidatos que, el mismo día de elección, abandonaron la contienda.

En Sonora, donde una de las facciones más violentas de esa organización, Los Salazar, llevaba meses amenazando a Alfonso Durazo –incluso desde que era secretario de Seguridad federal–, lo dejó misteriosamente en paz. Y en el istmo de Tehuantepec, que ha estado bajo el control político del empresario Bogart Soto, a quien autoridades federales y estatales identifican como el jefe del cártel que opera en toda la región de Oaxaca y el sur de Guerrero, en los municipios que domina ganaron candidatos de Morena.

Las evidencias apuntan a que no sólo el Cártel de Sinaloa y sus aliados se metieron en las elecciones. En Jalisco, donde la principal organización criminal es enemiga de los sinaloenses, el Cártel Jalisco Nueva Generación, no ganó Morena sino Movimiento Ciudadano, el partido al que pertenece el gobernador Enrique Alfaro. Esto puede ser visto igualmente como coincidencia, pero esa organización pudo operar como lo había hecho antes –comprando o amenazando a futuros alcaldes– porque de manera inexplicable recibió una concesión del gobierno federal.

Hace unas semanas fuerzas federales acorralaron al líder de esa organización, Nemesio Oseguera, el Mencho, pero en lugar de recibir la orden de capturarlo, la instrucción fue retirar al grueso del contingente que lo cercó, y mantener una vigilancia mínima sobre él.

En otras partes del país, como en el sur del Estado de México, donde opera La Familia Michoacana, apoyada por el Cártel Jalisco Nueva Generación, la inhibición que hizo con amenazas y privación de la libertad a candidatas y candidatos que competían contra Morena –el caso emblemático es el de Zudikey Rodríguez en Valle de Bravo, que tras secuestrarla no volvió a hacer campaña formal– allanó el camino para triunfos, si quiere llámese nuevamente coincidencia, de Morena.

El contexto de la visita de Mayorkas no podía ser menos delicado por lo que parece, por lo que es y por el antecedente. El viaje es seguimiento de uno reciente que hicieron a México varios jefes de la CIA, quienes sólo hablaron con los secretarios de la Defensa, general Luis Cresencio Sandoval, y de Marina, almirante Rafael Ojeda, además del director de la Central Nacional de Inteligencia, el general Audomaro Martínez.

La última vez que visitó México un director de la CIA, en ese entonces Mike Pompeo, viajó acompañado del antecesor de Mayorkas, John Kelly, y los jefes de las Fuerzas Armadas los llevaron a sobrevolar los cultivos de amapola en Tierra Caliente de Guerrero, de donde sale el 49% del fentanilo que se consume en Estados Unidos.

No hay información oficial sobre las pláticas de los jefes de la CIA con el gabinete militar de seguridad de López Obrador, pero uno de los temas que mayor preocupación ha generado en Washington en los últimos meses es el de gobernabilidad y terrorismo.

Durante su reunión virtual con López Obrador, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, incorporó en la agenda de discusión la violencia en la frontera entre los dos países, que fue vuelta a plantear de manera menos específica en su visita a México. En Washington, los servicios de inteligencia estadounidenses no han ocultado su temor de que terroristas, yihadistas o rusos puedan utilizar las redes de los cárteles para entrar a ese país desde México.

Ante esas renovadas y nuevas preocupaciones, la palabra del presidente López Obrador no ayuda. La forma como ha tratado a los narcotraficantes tuvo una insólita expresión después de las elecciones, cuando declaró que “se habían portado bien”, sin nunca clarificar a qué se refería. Uno puede pensar que hablaba en el contexto de que no desataron la violencia el día de la jornada electoral, pero por los antecedentes en su trato informal y metalegal con los cárteles de la droga, la duda sobre sus motivaciones tiene asideras objetivas.

La forma como ha manejado López Obrador la relación no conflictiva con los cárteles de las drogas permite plantear como hipótesis de trabajo que pudiera estar pensando en una negociación en busca de una especie de reconciliación, como si se tratara de un movimiento armado. López Obrador nunca ha tratado a los cárteles de la droga como criminales, pero el comportamiento que tiene con ellos es como si obedecieran a una causa y no a un negocio. En la práctica, los ha legitimado.

Son varias las veces que ha dicho que pueden llegar a un acuerdo –nunca ha hablado de un pacto tangible–, donde se beneficien de una amnistía –hecha realidad de facto a lo largo del sexenio–, que significa no combatirlos y animarlos a que exploren vías legales de su negocio. López Obrador cree –porque así se lo han dicho sus cercanos– que es la forma de reducir la violencia, y como ha señalado en privado, el problema de consumo es de Estados Unidos, por lo que ellos tendrían que resolverlo. Su posición es ingenua y revela incomprensión sobre el negocio del narcotráfico. Pero, sobre todo, choca con la visión que tiene Washington sobre su seguridad nacional. (Raymundo Riva Palacio, El Financiero, Nacional, Política y Sociedad, p.36)

Razones y pasiones // La política del absurdo

Ya comenzó la explicación, justificación y condena del ser aspiracional. Inició como detonante del absurdo, del señalamiento desde Palacio que mira hacia abajo y desprecia al otro por el simple hecho de serlo, sin mayores argumentos que los estereotipos, el prejuicio y la ignorancia.

Ahora tocó a las clases medias. Esas que, por lo pronto, no están en los intereses de gobierno ni de negocios. Las que en la resentida percepción del mandatario no dan lo suficiente, en votos o dinero.

Los dichos son tan estruendosos y constantes que distraen de los hechos o deshechos de un país que sigue corrupto e impune. Forman parte de demagogias que construyen realidades para justificar irresponsabilidades.

Por ejemplo, en los próximos días gastaremos en una consulta lo suficientemente vaga para que quepa la pregunta que quiso el provocador de ministros y cuya respuesta, obvia, se pueda interpretar a modo. Y a otra, más reciente, convocada por el juez (presidente) y parte.

En la carta dirigida a sus colegas ministros para que decidan si extienden su mandato, Arturo Zaldívar indicó que: “dicho precepto ha sido altamente cuestionado, pues se ha señalado que puede ser violatorio de los artículos 97 y 100 de la Constitución General”.

¿“Puede ser”? ¿De verdad no hay alguien en el camino (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) que se haga responsable de la violación a la Constitución? (Milenio Diario, Al frente, p. 2)

En privado // El doble discurso

El jueves, la misma mañana que el presidente López Obrador se lanzó contra las clases medias tras haber perdido Ciudad de México, se reunió con los hombres más ricos del país para pintarles un panorama ideal y él, entregado.

En la mañanera, tras la mayor derrota electoral en su santuario, la capital del país, a su estilo, en lugar de analizar razones buscó culpables. ¿Quién? La clase media, a la que acusó de aspiracionista, egoísta, hipócrita, racista, individualista, sin escrúpulos morales, manipulable, convenenciera, conservadora y apoyadora de gobiernos corruptos.

Y todo porque su grupo político sufrió la peor derrota electiva desde 1997 y siendo él Presidente de la República.

De esa violenta mañanera contra la clase media, se fue al museo Kaluz para sentarse con los dueños de las mayores fortunas del país, donde el discurso y el tono fueron otros.

Nada de las clases medias, allí el único clasemediero era él, y se fue por el halago y el mundo ideal: no más impuestos, nada de gravar herencias, seguridad para sus inversiones, no endeudarse, integrarse con Estados Unidos para competir con China, ni expropiaciones ni cambio de reglas ni cancelación de concesiones, crecimiento económico, que Kamala muy amable, vacunas para todos y la gran contradicción: que no tiene doble discurso, cuando venía de descalificar a las clases medias al tiempo que, en un doble discurso, elogiaba y serenaba a los grandes capitales.

Ese es López Obrador: uno, desbocado en el templete, otro, zalamero, en privado con los poderosos. Así ha sido, y así será. En la mañanera, agresivo y ventajoso; ante el poder real, sumiso y dócil. (Joaquín López Dóriga, Milenio Diario, Al frente, p. 3)

El asalto a la razón // Pinches aspiracionistas

Contrariado por los resultados electorales del 6 de junio y de manera despectiva, el presidente López Obrador viene afirmando que el comportamiento de la ciudadanía de clase media que no votó por su partido se debe a “una actitud aspiracionista”.

El viernes dijo: “Un integrante de clase media media, media alta, incluso, con licenciatura, con maestría, con doctorado, es muy difícil de convencer, es para decirle: ‘Siga usted su camino, va usted muy bien’, porque es una actitud aspiracionista, es triunfar a toda costa, salir adelante, muy egoísta…”.

Ayer un reportero, muy probablemente clasemediero, le preguntó en la mañanera:

–¿Opina lo mismo de las clases medias? Lo pregunto porque la semana pasada decía usted que son “aspiracionistas” y “egoístas…”.

Lejos de corregir, el mandatario se ufanó y se explayó en el ofensivo disparate:

“¡Sí, sí, sí! Hay un sector de la clase media que siempre ha sido así, muy individualista, que le da la espalda al prójimo, aspiracionista, que lo que quiere es ser como los de arriba y encaramarse lo más que se pueda, sin escrúpulos morales de ninguna índole. Son partidarios de que ‘el que no transa, no avanza’. Es increíble cómo apoyan a gobiernos corruptos, increíble…”.

De tener un mínimo de razón, López Obrador jamás habría pretendido, anhelado, aspirado y todos los demás sinónimos a la Presidencia de la República.

Clasemediero que soy, sé de familias tan pobres que para celebrar el cumpleaños de una hija o hijo acuden a un mercado sobre ruedas para almorzar tacos y consomé de barbacoa con el mismo gusto aspiracionista que otras experimentan la primera vez que incursionan en un clasemediero Sanborns o, ante la imposibilidad económica de conocer el mar, se van a remojar en alguno de los balnearios de la calzada Zaragoza.

¿Sabrá López Obrador que hasta los más jodidos son “aspiracionistas”, por ejemplo quienes ansían tener un pie de casa o una vivienda de interés social para dejar de vivir en casuchas como la de los pobres que imagina votaron todos por Morena?

¿Qué tan ricos, “machuchones” o clasemedieros pensará que son los usuarios de las demás alcaldías de la capital?

Rectifique, Presidente. Ya se ha disculpado por distintos motivos con otros sectores: a las clases medias pídales que lo perdonen. (Carlos Marín, Milenio Diario, Política, p. 7)

Jaque mate // Los aspiracionistas

El presidente López Obrador mandó el 13 de junio un mensaje de reconciliación a las clases medias: México es “un ejemplo mundial”, dijo, porque tiene un gobierno de progreso con justicia que “estamos logrando con la participación de todas y de todos, desde la gente más humilde, pobre, hasta los profesionales, integrantes de las clases medias y también los empresarios”.

Parece un intento de corregir la descalificación del 11 de junio a las clases medias capitalinas que “compraron esas mentiras” de los medios y no votaron por Morena. “Un integrante de clase media, media alta, incluso con licenciatura, con maestría, con doctorado, no, está muy difícil de convencer, es el lector de Reforma, ese es para decirle: Siga usted su camino, va usted muy bien, porque es una actitud aspiracionista [sic], es triunfar a toda costa, salir adelante, muy egoísta”.

La clase media es, efectivamente, aspiracional. Trabaja duro, busca salir adelante, quiere dar a su familia un mejor nivel de vida. Si esto es egoísmo, es egoísta, pero también lo son los pobres y la clase alta. “La preocupación por sus propios intereses”, sugirió Adam Smith, es la fuerza que impulsa la economía y nos hace prósperos. Aristóteles afirmó mucho antes: “Donde la clase media es numerosa es donde menos se producen sediciones y discordias entre los ciudadanos”. (Sergio Sarmientos, Reforma, Opinión, p. 8)

Alhajero // La nueva baraja de AMLO

Y así como sin querer queriendo, López Obrador soltó ayer los nombres de una (nueva) baraja que bien podría perfilarse hacia la sucesión presidencial. Van en el orden en que los mencionó: Marcelo Ebrard, Sheinbaum, Tatiana Clouthier, Juan Ramón de la Fuente y Esteban Moctezuma.

Estos nombres le vinieron a la mente al Presidente cuando en la mañanera le preguntaron si las filtraciones (como la de la Línea 12 al New York Times) eran fuego amigo en la 4T de cara al 2024. Su respuesta de bote pronto fue así:

-No, no, no… Ese también es otro estribillo político de nuestros adversarios. Quieren poner a pelear a Marcelo con Claudia; ellos quisieran eso. Pero lo interesante fue el agregado de Andrés Manuel: “Quisieran que se pelearan Marcelo, Claudia, Tatiana, Juan Ramón de la Fuente, Esteban Moctezuma, etcétera; porque están ellos —los conservadores—, muy menguados, no hay dirigentes del conservadurismo. “A lo mejor surjan después, pero en el flanco izquierdo hay hasta para tirar para arriba, hasta para prestar”, alardeó. (Martha Anaya, El Heraldo de México, País, p. 5)

Misión especial // El G-7 y el retorno de EU

El fin de semana se celebró la reunión del G-7, grupo informal creado en 1975 que agrupa a los países occidentales económicamente poderosos: Alemania, EU, Canadá, Francia, Italia, Japón y Reino Unido. El anfitrión de este año, Reino Unido, invitó también a Corea del Sur, India, Sudáfrica y Australia.

Esta cumbre marcó la primera participación internacional de Joe Biden en persona y la influencia de su país fue evidente.

Se aprobó un comunicado de 25 páginas en el que se evidencian las prioridades de EU: combate a la pandemia de COVID-19; recuperación basada en una economía verde y digital; lucha contra el cambio climático y temas ligados a la defensa de la democracia y el libre mercado; lucha contra la corrupción, así como un énfasis particular en la igualdad de género.

Además, EU incluyó en el comunicado un concepto clave para Biden, pues es el lema de su administración: “Reconstruir mejor”, esta vez, para el mundo. (Martha Bárcena, El Heraldo de México, País, p. 7)

Historias de reportero // Mariachis para Gatell

Hace unos días se revelaron miles de correos electrónicos del zar para la pandemia en Estados Unidos, el encumbrado doctor Anthony Fauci. Exhibieron que, al inicio de la crisis por coronavirus, Fauci desdeñó los cubrebocas y pensaba que los portadores asintomáticos no contagiaban. En Estados Unidos lo han criticado brutalmente porque cambió de posición. Lo linchan en redes, piden su destitución (#fireFauci), lo acusan de traición a la patria y crímenes contra la sociedad.

Como todos los encargados de la pandemia a nivel mundial se encontró con un virus cambiante, con acceso a información limitada de sus alcances, y fue reaccionando a ella. Es entendible cometer errores en ese contexto. El éxito es tener capacidad de enmendar. Hace unos meses y con más información sobre la enfermedad incluso ha abogado por el uso del doble cubrebocas y obliga a los asintomáticos al aislamiento.

Ojalá hubiera sido aquí así, con el zar mexicano para la pandemia, Hugo López-Gatell. Pero no. Decir que Hugo López-Gatell es “el Fauci mexicano” es insultar al estadounidense. La única referencia aceptable es para explicar el paralelismo de sus roles. Porque si algo demostró el zar mexicano contra la pandemia es que, en este afán arrogante de jamás aceptar un error, no fue capaz de enmendar. Eso condenó al país, ahora sabemos, a tener un exceso de mortalidad superior al medio millón de personas, según el dato de la Secretaría de Salud.

Gatell nunca quiso enmendar su política de no hacer pruebas masivamente. Eso costó muchas vidas porque se combatió el virus a ciegas. Nunca quiso rectificar su desprecio por el cubrebocas. Eso también costó miles de vidas porque el virus se extendió, sobre todo entre los estratos más pobres de la población.

Tampoco hizo énfasis sobre la peligrosidad de los portadores asintomáticos, después de que al inicio dijo que “el que está asintomático no necesita cuarentena alguna”. Siguió diciendo que contagiaban poco. Rectificó, eso sí, en su determinación inicial de no hacer hospitales especializados para atender a pacientes con coronavirus.

A lo largo de su gestión de la pandemia, López-Gatell eligió respaldar a un presidente incongruente que decidió politizar las medidas de sanidad y negar a la ciencia que respalda dichas medidas. No creo que haya peor traición al juramento hipocrático.

Fauci, sin afán de santificarlo, se confrontó con su presidente aún con los costos políticos que eso le representó y le sigue representando. Gatell, con un puñado de fans, festejó con mariachis, pastel y flores el final de sus conferencias nocturnas que se volvieron, por mentirosas, absolutamente irrelevantes.

SACIAMORBOS

1.- La nueva conversación en los pasillos de la política habla de cambios en el gabinete: que Gatell al IMSS, que Juan Ramón a Salud, que Martí en vez de Irma Eréndira, que Zoé a Gobernación… dicen y dicen otra vez… falta ver.

2.- Se ha de sentir muy seguro de sí mismo el Magistrado Billetes como para dejarse ver, apenas tres días después de las elecciones federales, en una de las terrazas más cotizadas de Las Lomas en la Ciudad de México, en una larga sobremesa con mucho vino. (Carlos Loret de Mola, El Universal, Nación, p. 2)

En tercera persona // El colapso: una historia de negligencia y corrupción

Todos sabían que tarde o temprano iba a ocurrir un desastre. Ese desastre se pudo evitar. Pero en la Línea 12 se aliaron intereses políticos y económicos que —al margen de lo que revele el peritaje que hoy será presentado sobre el colapso en la Estación Olivos—, involucran a los tres últimos gobiernos de la Ciudad de México. El de Marcelo Ebrard, el de Miguel Ángel Mancera y el de Claudia Sheinbaum.

El simple recorrido por la historia de la Línea 12 es un escándalo.

El dictamen técnico para la determinación del origen-destino y trazo de la Línea recomendaba la construcción de un Metro totalmente subterráneo, debido a las condiciones del subsuelo –formado en su mayor parte por arcillas de baja resistencia “que inducen deformaciones en las estructuras, instalaciones fijas y desgaste adicional al material rodante”.

La propuesta económica realizada por el consorcio constructor, encabezado por la empresa de Carlos Slim, sin experiencia en el ramo, rebasó con mucho las previsiones presupuestales del gobierno de Ebrard. Se decidió entonces modificar el proyecto original y construir lo que no debió haberse hecho: un viaducto elevado que requería supervisión y mantenimiento continuo.

Aunque un grupo de técnicos alertó sobre los inconvenientes que podría presentar la construcción del tramo elevado, en la jefatura de gobierno se tomó la decisión de avanzar, a pesar de los señalamientos de que el tipo de suelo terminaría por afectar la estabilidad de la estructura.

La línea se trazó siguiendo una avenida sinuosa, llena de curvas.

El segundo error crucial fue que vías y estructuras fueron calculadas para sostener trenes 30% menos pesados que los que el gobierno capitalino, ansioso por inaugurar la línea antes de la salida de Ebrard, había decidido meter con calzador en túneles y viaducto.

Desde fines de 2012, al poco tiempo de la inauguración, se habían detectado múltiples irregularidades en la Línea. Entre otras —según documentos internos del Sistema de Transporte Colectivo—: “desgaste ondulatorio en curvas, aparatos y cambios de vías. Desgastes en cerrojos, desgastes en piezas de cruzamiento, fracturas en durmientes de concreto, fracturas de placa, resortes, fijaciones, contra rieles flojos con tornillería degollada, fracturas en cojinetes de aparatos de dilación, así como problemas de trazo y perfil”.

Desde ese tiempo se supo que las estructuras estaban funcionando con sobrepeso, que las vías sufrían un constante golpeteo que afectaba los rieles, los durmientes y la tornillería de fijación.

Así que las tareas de mantenimiento eran absolutamente imprescindibles.

El 8 de julio de 2013, tras el cambio de gobierno y la llegada de Mancera al poder, el nuevo director del Metro, Joel Ortega llevó a cabo la recepción definitiva de la Línea y se deshizo en elogios: la consideró un ejemplo constructivo para las líneas del futuro.

Unos meses más tarde aquel ejemplo constructivo se veía obligado a cerrar 11 estaciones por el desgaste existente en las vías. Por lo demás, se habían detectado tres mil aspectos que debieron ser corregidos antes de la entrega-recepción definitiva.

El consorcio constructor (ICA, Carso, ALSTOM) se deslindó de las fallas y señaló que el desgaste se debía a que el diseño de los trenes contratados por Ebrard –y su secretario de Finanzas, Mario Delgado—, no eran compatibles con el tipo de riel que se había instalado.

El mismo consorcio denunció más tarde que, durante varios meses, el nuevo director del Metro, Joel Ortega, no le había permitido el acceso a las vías, a fin de que llevara a cabo las labores de mantenimiento que estaban programadas. ¿Por qué? Según este grupo, Ortega decidió asignar esas tareas a otra empresa, mediante la vía de la adjudicación directa. Técnicos e ingenieros denunciaron el contubernio entre funcionarios del Metro y ejecutivos de esta empresa, y revelaron que las tareas de mantenimiento fueron realizadas de manera “deficiente” y “negligente, por no decir criminal”.

Al mismo tiempo, por consejo de Ortega, según se ha documentado, el gobierno de Mancera decidió volver el cierre de la Línea 12 una cuestión política y desató la ya conocida cacería en contra de Ebrard.

The New York Times ha revelado que el terremoto de 2017 dejó al descubierto errores garrafales cometidos durante la construcción de la Línea por la empresa de Slim, y que el gobierno de Mancera los había detectado. Se ha documentado también que aquel sismo dejó a la vista grietas y fracturas que los vecinos de Tláhuac denunciaron desde entonces. ¿Se hizo algo para remediar esos errores?

Tras el nuevo cambio de gobierno, y la llegada de Claudia Sheinbaum, el presupuesto del Metro se redujo y el STC se quedó durante un año sin subdirector general de Mantenimiento: Serranía dijo que ella misma iba a hacerse cargo de esa posición, y aunque más tarde se desdijo, el puesto quedó vacante.

La funcionaria impuso, mientras tanto, como subgerente de Obras y Mantenimiento, a una persona con nula experiencia tanto en el Metro como en el servicio público: Alejandra Flores, colaboradora suya muy cercana, y recién titulada en la UNAM.

Durante todo ese tiempo continuaron el caos y el deterioro.

A fines del año pasado se les incendió el puesto central de control y la mitad de la red quedó paralizada. Unos meses más tarde colapsó la Estación Olivos y 26 personas murieron.

El peritaje dará las razones de ese colapso; la historia de la Línea 12, da en cambio el entramado de negligencias, corrupción e ineptitud en que a lo largo de tres sexenios germinó la tragedia de la Estación Olivos. (Héctor de Mauleón, El Universal, Nación, p. 5)

Bitácora del director // Se llenó el ‘bullpen’ de la sucesión

La posibilidad de que el “movimiento de transformación” que encabeza pueda trascender el actual periodo presidencial ha sido un tema recurrente en Andrés Manuel López Obrador.

En no pocas ocasiones se ha referido a su decisión de no reelegirse —no teniendo necesidad alguna de aclarar el punto, pues la reelección presidencial está prohibida por la Constitución— y de cómo pasará a la jubilación cuando haya cumplido su encargo.

El 11 de marzo pasado, López Obrador desató las ansias sucesorias al señalar que la 4T tiene “relevo generacional”. Hablando como si fuera un pitcher que deja el juego ganado, el Presidente se puso a describir a quienes calientan en el bullpen del oficialismo, listos para subir al montículo cuando él se baje.

Dijo que entre ellos había “mujeres y hombres, de 50 años para arriba”. Todo mundo entendió entonces que se refería a la jefa de Gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, al canciller Marcelo Ebrard y al líder senatorial Ricardo Monreal.

En ese momento, antes del inicio de las últimas campañas electorales, parecía que Morena y sus aliados se enfilaban a un triunfo arrollador en las urnas, lo cual les auguraba un final de sexenio sin tribulaciones. Sin embargo, sobrevino el desplome de la Línea 12 del Metro y el panorama cambió.

Dicha tragedia alteró el escenario de las elecciones. Los resultados de éstas —particularmente las de la Ciudad de México— obligaron a cambiar el plan de juego de la sucesión. Con las bases súbitamente llenas y sin outs, el lanzador volteó a ver la zona de calentamiento y se sintió desprotegido. Ayer, en la conferencia mañanera, López Obrador hizo lo que ninguno de sus predecesores: llamar por sus nombres a los posibles relevistas. (Pascal Beltrán del Río, Excélsior, Nacional, p. 2)

Arsenal // Patadas bajo la mesa en Morena de cara al 24

“¡No seré chivo expiatorio de nadie!”, afirmó, tajante, el senador Ricardo Monreal, al revirar a los radicales de Morena que lo acusan de haber traicionado a su partido en la elección de la CDMX.

En particular aseguran que el zacatecano propició la derrota de la Dolores Padierna en la alcaldía Cuauhtémoc —feudo del senador— a manos de la candidata de la coalición PAN-PRI-PRD, Sandra Cuevas.

Los amigos de Claudia Sheinbaum han hecho correr la versión de que el Presidente se refería a Monreal cuando criticó a los morenistas que se olvidan de la transformación y sólo ven por intereses personales y de grupo.

“No soy dirigente de partido. No tuve responsabilidad partidista alguna en la Ciudad de México”, rechazó Monreal, en conferencia de prensa. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional, p. 4)

Razones // La geografía electoral… y la del narco

En 14 de los 15 estados que tuvieron elecciones el pasado 6 de junio habrá cambio de partido o grupo político en el poder, la única excepción sería Querétaro, porque incluso en Baja California nadie oculta las diferencias entre el grupo del actual mandatario Jaime Bonilla con la próxima gobernadora Marina del Pilar Ávila, y mucho menos las diferencias existentes entre Maru Campos y Javier Corral en Chihuahua.

Cuando se producen cambios tan amplios, suelen trastornar la seguridad en los estados, porque se acomodan, a su vez, los grupos del narcotráfico que ya tenían algún tipo de acuerdo con las autoridades salientes. En esta ocasión, no parece ser así. Pareciera que los grupos del narcotráfico y el crimen organizado, de alguna forma, lograron mantener, como deseaban hacerlo y más allá de partidos y candidatos, la hegemonía, por lo menos a nivel estatal, aunque los cambios en municipios y sobre todo en grandes ciudades son mayores y pueden provocar trastornos.

Quizás el único espacio donde esa relación tendrá cambios reales, donde se desajustó todo este esquema, es en la Ciudad de México, con el triunfo de la alianza opositora en nueve, que podrían ser diez, del total de alcaldías disputadas.

Hagamos un rápido recorrido: nada altera el control que tiene el Cártel de Sinaloa en Chiapas y Oaxaca, así como de buena parte de la frontera sur. Pueden circular otros grupos, pero el control es, desde hace años, suyo. En Guerrero se multiplican grupos y espacios de poder desde que gobernó el puerto de Acapulco Félix Salgado Macedonio.

Queda el dato, nunca explicado, de la relación del suegro y la familia política de Evelyn Salgado con el Cártel Independiente de Acapulco. Allí si pueden darse alteraciones, aunque todo indica que para la mayoría de estos grupos, incluyendo los armados, está quien querían que estuviera. Morelos irá por donde vaya Guerrero. (Jorge Fernández Menéndez, Excélsior, Nacional, p. 10)

Dinero

Slim y The New York Times // AMLO entra al quite // Reforma fiscal sin aumento de impuestos

“El multimillonario mexicano Carlos Slim se convirtió en el primer accionista individual del Grupo The New York Times después de aumentar su participación de 8 a 17 por ciento”, anunció la Agencia France Press a principios de 2015. El (entonces) segundo hombre más rico del mundo y magnate de las telecomunicaciones ejerció su opción de recompra de 15.9 millones de acciones ordinarias, clase A, a un precio unitario de 6.3572 dólares cada una, informó AFP con base en lo publicado por el mismo diario.

Después de esta operación, Slim será propietario de 27.8 millones de acciones, es decir, cerca de 16.8 por ciento del grupo de prensa que reúne a The New York Times y su filial internacional homónima (International New York Times). Slim dijo que se trataba de una inversión exclusivamente financiera y no tendría ninguna influencia en la línea editorial. Sin embargo, le ha causado dolores de cabeza. (Enrique Galván Ochoa, La Jornada, Política, p. 6)

La gran depresión // ¿A qué le llama la 4T reforma fiscal?

Puede ser que este gobierno vea una reforma fiscal sólo como un catálogo de mayores controles para el pago de impuestos. Se puede tratar de una modificación a las tasas actuales de algunos impuestos para aumentar la recaudación, o bien una modificación integral que abarque tanto ingresos como gasto para conformar una auténtica reforma hacendaria.

No es buen indicio que el presidente Andrés Manuel López Obrador esté tan enojado con las clases medias, porque puede traducir su malestar en tasas superiores de impuestos que afecten a esos grupos poblacionales.

No sabemos si el próximo secretario de Hacienda, Rogerio Ramírez de la O, llegó para decir que sí a todo lo que diga el Presidente, como el resto del gabinete. O bien tenga algún margen de maniobra para imprimir sus conocimientos al diseño fiscal de una reforma.

Lo cierto es que sea cual sea la idea del Presidente sobre una reforma hacendaria de gran calado o una simple miscelánea fiscal, tiene que ser una de las primeras propuestas que envíe al Congreso en septiembre durante la próxima legislatura.

Es muy simple, si una reforma fiscal está llamada a elevar los ingresos y eventualmente a reconsiderar la forma en que se ejerce el gasto, tiene que llegar antes de que se discuta la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos correspondiente al 2022.

Al menos debe llegar a la par, el 8 de septiembre. (Enrique Campos Suárez, El Economista, Finanzas y Dinero, p.7)

Así lo dice La Mont // Abril 2013 vs Monreal

¡Liquidarlos! En abril de 2013 el gobierno federal avisó a los hermanos David (DMA) y Ricardo Monreal Ávila (RMA) de un plan para asesinarlos, por lo que la ex PGR detuvo a un grupo de sujetos en un hotel del primer cuadro de CDMX. Ambos revelaron que el ex secretario de Gobernación Miguel Osorio Chong les llamó por teléfono en dos ocasiones para comunicarles que existió un plan para asesinar al senador David, por lo cual le asignaría escoltas que ambos rechazaron.

AP : El ex senador y ahora gobernador electo de Zacatecas a quien en 2015 el PRI-gobierno hurtó la gubernatura, señaló que en la averiguación previa PGR / SEIDO / UEITA / 43/2013 asentaron los hechos que podrían constituir diversos delitos después que CISEN y PGR les explicaron la intención de los sicarios.

Fortuna : El diputado RMA asentó “fuimos afortunados en conservar la vida deseo la misma suerte y trato, para millones de mexicanos que enfrentan el mismo riesgo”. Dos años después DMA enfrentó, en una cerrada elección definida en el TEPJF en favor de Alejandro Tello, la extensión del poder de Miguel Alonso Reyes (MAR) quien fue denunciado por DMA a través de la diputada local Bibiana Lizardo por la compra de terrenos con prestanombres en zonas protegidas, convertidas en fraccionamientos bajo el expediente FED / ZAC / ZAC / OOO0243 / 2016 adscrito a la Agencia del Ministerio Público de la Federación que impidieron ascender a la titularidad de Fonatur asignada por el ex presidente Enrique Peña.

Más denuncias : Vs MAR fueron presentadas por la ex candidata a la alcaldía, Soledad Luévano Cantú que involucraron, con una presunta red de corrupción a un grupo de empresas dedicadas al lavado de dinero, venta de facturas como simulación de operaciones y el ex diputado federal Jorge Álvarez Máynez presentó una demanda ante ex PGR por peculado y enriquecimiento ilícito contra MAR lo cual propició una crisis en el sector salud al declarar desiertas las licitaciones para el abasto de medicamento favoreciendo a grupo empresarial, además de una nómina secreta partida 1711 (Pago a Estímulos a Servidores Públicos) a través del cual se ejercieron 2 mil 93 millones de pesos. (Federico Lamont, El Sol de México, República, p.7)

Te pueden interesar

35 min de lectura
42 min de lectura
40 min de lectura