26 de octubre de 2021

LA GRILLA DE HOY

Las columnas políticas del domingo 13 de junio de 2021

Bajo Reserva

Combaten el crimen sin gasolina

Primero les prohibieron las persecuciones vehiculares, supuestamente para evitar pérdidas materiales, como se le dimos a conocer en estas páginas. Ahora, nos aseguran, los mandos de la Guardia Nacional han dado la instrucción de que las patrullas no pueden cargar combustible los fines de semana; únicamente entre semana y después de la 5 de la tarde, para lo cual tienen un tope presupuestal de 300 pesos al día. Ante tantas restricciones, entre los uniformados hacen la broma de que dado que el presidente López Obrador consideró que los delincuentes “se portaron bien” el día de la elección, quizá les pueda pedir otro favor: que no cometan sus fechorías en fin de semana y que no vayan muy rápido ni muy lejos, para que la Guardia Nacional pueda hacer su chamba sin que rebasen los límites de seguridad y para que no se les acabe la gasolina.

Vacunas se desaceleran

Ya no hay tanta prisa. Resulta que del millón de vacunas que presumió el presidente López Obrador se aplicaron el 2 de junio, es decir, cuatro días antes de las elecciones, ayer, ya sin elecciones en puerta, solo se aplicaron poco más de 275 mil. Un total de 36 millones de dosis aplicadas y solo 14 millones 747 mil mexicanos con vacunación completa. ¿A qué se deberá la baja en el ritmo de inmunizaciones? Si no se apuran, quedarán muy lejos de la promesa de inmunizar a toda la población mayor de 18 años, al menos con una dosis (80 millones de mexicanos) para octubre próximo. ¿Quizá convenga hacer una elección en noviembre?

¿Engaño a trabajadores de Notimex?

A quienes prometieron por enésima vez una solución a su huelga de más de 400 días fue a los periodistas de Notimex que estaban en plantón en Palacio Nacional y a quienes nuevamente solo les dieron largas. Resulta que al gobierno de Andrés Manuel López Obrador le urgía desalojar las inmediaciones de Palacio Nacional para que la vicepresidenta Kamala Harris no tuviera una mala impresión (se dedicaron a darle manita de gato al recinto todo el fin de semana previo). Por eso les ofrecieron una reunión de alto nivel para atender sus demandas a cambio de que se quitaran; les cumplieron con esa primera parte de la oferta, pero luego les cancelaron la reunión de la Junta de Gobierno programada para este lunes que viene. (El Universal, Opinión, p.2)

Consecuencias políticas

En la vida pocas ocasiones se gana todo o se pierde totalmente. La política no es la excepción y las elecciones tampoco. El preludio de las elecciones se encontraba saturado de nubarrones: Un discurso persistentementedescalificador en extremo de los adversarios políticos, obviamente el eco más estridente era el expresado desde el poder, ya fuera desde Morena o la tribuna presidencial; la violencia ejercida en contra de candidatos o personas dedicada a la actividad política, que culminó con un número importante de asesinados por la delincuencia organizada,igualmente existen políticos acusados de ser autores intelectuales; descalificación de las autoridades electoralesacusándolas de ser “traidoras a la democracia” e intentar crear un ambiente de fraude electoral, para descalificar elecciones y buscar revertir triunfos opositores o de plano anular elecciones. Todo lo anterior aderezado con la amenaza de efectuar una reforma electoral para modificar el equilibrio al interior del INE y del Tribunal Electoral. La pandemia hizo temer una votación menor al 40% de la lista nominal.

La obertura de la jornada electoral no era nada halagüeña, las señales alarmantes incrementaban el temor por: posibles acciones violentas generalizadas de la delincuencia organizada y el desbocamiento del partido en el poder y el incremento de la virulencia del discurso presidencial descalificando las elecciones. Como ha sucedido en otras ocasiones críticas la ciudadanía dio un portazo a las intenciones de inestabilidad con una participación inusitada para una elección intermedia, el 52.66%, de forma pacífica y ordenada, lo cual inhibió contundentemente cualquier acción descalificadora. Asimismo, la delincuencia sólo realizó acciones violentas aisladas y no generalizadas como se temía.

Los bloques gubernamental y opositor echaron las campanas al vuelo anunciando que habían triunfado. La realidad es algo más compleja. Nadie ganó todo, ni perdió todo.  Desde el punto de vista territorial el gran perdedor es el PRI, pasó de gobernar 12 estados a sólo 4¸el PAN de 10 pasa a 8, MC 1, PVEM 1, PRD peleó Michoacán, pero lo perdió. Morena es, indubitablemente, el ganador, gobernaba 7 estados y, ahora serán 18; sus once triunfos en Baja California, Baja California Sur, Colima, Guerrero, Sonora, Sinaloa, Michoacán, Tlaxcala, Zacatecas, Nayarit, Campeche se dieron por encima del 45% de la votación, excepto Colima (32%), Campeche (33%) y Michoacán (41%). La oposición obtuvo cuatro triunfos: Nuevo León (MC), Querétaro (PAN), Chihuahua (PAN), San Luis Potosí (PVEM), el PRD no pudo mantener Michoacán.

En las elecciones de los congresos locales la historia tiene similitudes. Morena alcanzó la mayoría en once entidadesdonde paralelamente hubo elecciones de gobernador. La Alianza Va por México sólo obtuvo mayoría en tres (Chihuahua, Michoacán y SLP), el PAN uno (Querétaro) y MC uno (Jalisco En las entidades que sólo se realizaron elecciones de congresos Morena obtuvo la mayoría en ocho (Chiapas, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz); la Alianza en tres (Coahuila, Durango y Edomex), el PAN uno (Guanajuato) y MC uno (Jalisco).

El balance final favorece a Morena, tendrá mayoría en veinte congresos locales. Una consecuencia de la oleada de triunfos de Morena a nivel local es que lo convirtió en un partido con presencia y estructura nacional.

Donde Morena sufrió un descalabro local fue en las elecciones de las alcaldías de la Ciudad de México, de gobernar 14, sólo lo hará en siete; perdió en donde existe una presencia importante de la clase media. Eso aunado a que sólo ganó ocho ciudades capitales de las veintidós en disputapermite deducir que un sector de la clase media le propinó a Morena votos de castigo. Derivado de acciones gubernamentales que han afectado a ese sector. Sobre todo,los despidos del sector público y cierre de oportunidades laborales para los jóvenes; por otra parte, el discurso descalificador desde la tribuna presidencial para quienes tienen estudios universitarios causo mella en el ánimo del electorado de este grupo social.

La Cámara de Diputados es otro escenario. Es necesarioseñalar que, en 2018 a pesar del triunfo mayoritario para la presidencia de la República y de ganar la mayoría en la Cámara de Diputados el 47% de los votantes sufragaron por otras opciones partidarias. No se quiso ver la división existente y lo diverso y plural que son las preferencias partidarias e ideológicas de la ciudadanía. Esa diversidad se volvió a expresar en la elección de Diputados federales. Las encuestas otorgaban a Morena entre el 40-45 % de intención del voto, logró el 35%, 18 puntos porcentuales menos que en 2018.

En la próxima legislatura la coalición encabezada por Morena tendrá la mayoría simple, pero está lejos de la calificada. Además, no tiene la solidez que se quiere aparentar, el PT y el PVEM no se integraron a la coalición cuando vieron oportunidades mejores; las negociaciones al interior de esta coalición serán complejas para aprobar el presupuesto. El PT es más probable que mantenga su lealtad a Morena, porque su registro ha dependido de su participación en coaliciones. El PVEM es diferente, por el alto grado del sentido de oportunidad que tiene y el número de legisladores obtenidos; en tiempos de pandemia “el amor aventurero” incrementa su valor.

Hay que decir que todas las reformas constitucionales impulsadas por el gobierno o Morena han sido aprobadas, alguna de forma unánime, a excepción de la disminución del financiamiento a los partidos políticos; la única que sufrió modificaciones fue la de la Guardia Nacional. (Javier Santiago Castillo, La Crónica, Columnistas, p.4)

Sacapuntas

En la ruta de los acuerdos

Todo parece irse acomodando para una etapa de acuerdos. Tras la batalla electoral, el presidente López Obrador, visitó Guerrero y Oaxaca, gobernados por los priistas Héctor Astudillo y Alejandro Murat, respectivamente; y el líder de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, respaldó al senador del PVEM, Manuel Velasco, para sellar un pacto nacional.

Arganis, firme

Entre el barullo por los rumores de más movimientos en el gabinete federal, quedó claro que Jorge Arganis no sería removido de la Secretaría de Comunicaciones. Su presencia, ayer, junto al presidente López Obrador en la supervisión de las obras en la autopista Barranca Larga-Ventanilla, en San Vicente Coatlán, Oaxaca, se tomaron como una ratificación.

Sobre aviso…

Siguen las malas para Alejandro Moreno, líder nacional del PRI: este domingo el Instituto Nacional Electoral de Campeche declara a Layda Sansores como ganadora de la elección a gobernador. Nos dicen que, cuando la morenista asuma, una de sus primeras acciones será auditar a fondo la administración anterior, y una parte corresponde a la gestión de Alito.

Los aspiracionistas

Es un hecho, nos dicen, que en el PAN se va a dar una durísima disputa de aquí a 2024. Los gobernadores de Yucatán, Mauricio Vila, y Querétaro, Francisco Domínguez, se colocaron como aspirantes naturales a la candidatura presidencial, por los resultados electorales en sus entidades. Pero Ricardo Anaya lleva semanas en campaña, sin que nadie le haga sombra.

Pide “sacudida”

La reflexión en Morena sobre las elecciones pasará por revisar el relevo de sus liderazgos. El coordinador de la bancada morenista en el Senado, Ricardo Monreal, habla de “una sacudida” al partido para que sea instrumento que acompañe las políticas del presidente López Obrador. Otros piden empezar por sustituir a Héctor Ulises García, su dirigente en la CDMX. (El Heraldo de México, La 2, p.2)

Frentes Políticos

  1. Nobleza obliga. Luego de que recibió la constancia de mayoría que lo acredita como alcalde electo de Monterrey, Luis Donaldo Colosio descartó una “cacería de brujas” en contra de los funcionarios de la actual administración. “Espero encontrar disposición de parte de la autoridad municipal saliente para poder realizar un trabajo armonioso de transición, pero ya veremos”, dijo. Añadió que el proceso estará acompañado y auditado por un despacho internacional, para hacerlo con plena transparencia. Es grato que un niño que quedó huérfano de padre y madre a los 12, en circunstancias que sacudieron al país, hoy llegue a ser alcalde de Monterrey. Hay estirpe. Y su carrera apenas comienza.
  2. Ridículos de antología. No estaría mal un examen de conciencia colectivo y tasar qué tanto se gana o se pierde con candidatos de caricatura. Carlos Mayorga, quien pidió que lo enterraran vivo si ganaba y no cumplía sus promesas de campaña, sólo obtuvo 2.4% de la votación por la diputación federal en Chihuahua, bajo las siglas de Encuentro Solidario. Paquita la del Barrio consiguió poco más de 13 mil votos, 9.5% de la votación para las diputaciones locales en Veracruz. Adrián Esper, quien planteó comprar vehículos Tesla para llevar agua a zonas alejadas de San Luis Potosí, alcanzó apenas 1.1% del total de sufragios en la elección para la gubernatura. Ya, jueguen a otra cosa. Aquí no caben.
  3. “Defensoría de partes”. Así como existe una oficialía de partes, en Morena parece haber una oficina especial destinada a proteger a sus aliados. En este ambiente político de buenos y malos, para la dirigencia estatal de Morena, el extitular de Profeco y excandidato al gobierno de León, Ricardo Sheffield, es un perseguido político. Todo porque el fiscal Carlos Zamarripa lo demandó por la vía civil luego de que Sheffield lo calificara como el líder de la delincuencia organizada en Guanajuato. Sheffield aseguró que se trata de una persecución política tras su derrota en la elección ante la panista Alejandra Gutiérrez. Estos triunfos se disputan a un nivel tan intenso que terminan en viles arrebatos. No vaya a ser…
  4. Discursos huecos. Rosario Piedra, directora de la CNDH, aseguró que es momento de “dejar atrás un estado de emergencia que, aun cuando no haya sido declarado de manera formal, limita y suspende derechos, y adecuar las defensorías del pueblo para dar paso a una nueva realidad que coloque en el centro a la persona humana”. Se ufanó al evocar a Ponciano Arriaga durante la apertura del simposio Tópicos Estratégicos en Derechos Humanos desde una perspectiva Iberoamericana, y señaló que “es urgente cambiar modelos inoperantes por otros más justos, tarea relacionada con el impulso de la educación en derechos humanos”. Basta de palabrería. Hechos, señora, hechos… Le falta mucho por cumplir.
  5. Certezas y garantías. El presidente López Obrador aseguró que su gobierno no es faccioso y no apoya a estados gobernados por un partido político específico. De gira por Oaxaca, admitió que hay mandatarios, como Alejandro Murat, con quienes hay buena coordinación para ejercer el presupuesto. “Puede haber diferencias, y acaban de pasar las campañas y hubo elecciones, pero una vez que ya se constituye el gobierno se tiene que atender a todos, no es de que: ‘A ver, tú no estás conmigo, tú no votaste por mí, tú no vas a recibir nada’. Eso ya se acabó”, estableció el titular del Ejecutivo. No es temporada de preferencias, pues el país entero necesita de ese trabajo conjunto entre todos los poderes de gobierno. No al estancamiento como destino inmediato. (Excélsior, Nacional, p.11)

Cuando la humanidad estuvo a debate

En la antigua y señorial ciudad romana de Valladolid, enclavada al noroeste de Madrid en el seno de un valle bañado por el agua y el sol y adornada por los olivos, tuvo lugar entre 1550 y 1551 un debate histórico, piedra miliar de los derechos humanos: la “Controversia de Valladolid”, cuyos protagonistas fueron fray Bartolomé de las Casas y Juan Ginés de Sepúlveda y que tuvo por escenario el antiguo Colegio de San Gregorio, “Alma Mater” del propio Bartolomé.

El debate -teológico, filosófico y jurídico- analizó el “justo título” que tenía la Corona para conquistar y gobernar a los naturales del continente descubierto y valoró si se podía reconocer en ellos la presencia de una naturaleza humana. Era el despertar del humanismo español, pues si bien para el derecho romano todo descubrimiento y ocupación bastaban para legitimar el pleno dominio e incorporación de los nuevos territorios al poder real, el derecho medieval hispano había declarado que los “infieles” carecían de personalidad jurídica y podían ser esclavizados, lo que confirmó el Papado a través de las Bulas: “Inter caetera”, “Eximie devotionis” y “Sublimis Deus”.

No obstante, si bien esto justificaba el descubrimiento, conquista y colonización de los nuevos territorios, no garantizaba que a los indígenas se les debiera dar un trato digno. Los primeros en atestiguarlo fueron los ocho misioneros dominicos que, encabezados por fray Pedro de Córdoba, llegaron a la isla de La Española a finales de 1510, los cuales encargaron a fray Antón de Montesinos denunciar en el sermón del cuarto domingo de Adviento ante las autoridades presentes, comprendido el virrey Diego Colón, la gravedad de la situación: la crueldad en el trato y los excesos que en las Antillas cometían los encomenderos en contra de los indígenas. La reacción virreinal fue exigir al superior la expulsión del fraile, pero la contestación dominica vino con el siguiente sermón en el que Montesinos reconoció que ante los ojos de Dios no había diferencias raciales y que la esclavitud y la servidumbre eran ilícitas, preguntándose: “¿No son estos indios hombres? ¿No tienen almas racionales?”.

La Corona entonces reaccionó. Montesinos fue enviado ante el monarca para exponerle los hechos y, derivado de ello, fueron promulgadas las Leyes de Burgos (1512) y las de Valladolid (1513), al tiempo que Las Casas que era encomendero, dejó de serlo para convertirse en el primer procurador de los naturales en 1519, dando inicio así su magna obra apologética en defensa de los naturales de América, inspirado en el pensamiento de filósofos e historiadores grecolatinos y en las doctrinas cristianas de los padres de la Iglesia. Uno de los principales problemas a dilucidar era que el Papa no podía castigar a los no cristianos porque sobre ellos no tenía jurisdicción, máxime que a diferencia de turcos y musulmanes que habían combatido a la fe cristiana, los indígenas no habían luchado en contra de ella. Otro fueron los límites en el poder del rey, pues si éste se excedía, se convertía de facto en un déspota, un tirano, al afectar al bien común. De ahí que para el fraile dominico toda guerra contra los naturales era injusta y criminal. (Betty Zanolli, El Sol de México, Análisis, p.15)

Templo Mayor

EN LA POLÉMICA sobre la reelección disfrazada de Arturo Zaldívar como presidente de la Suprema Corte, quién sabe quién está peor, si el propio ministro o Andrés Manuel López Obrador.

POR UN LADO, Zaldívar presentará mañana el recurso para poner a consulta la inconstitucional reforma que alarga dos años su periodo y, además, ya dijo que él también participará en la votación. Quienes esperaban de él un acto de dignidad renunciando a ese “derecho” acabaron decepcionados.

PARA DARSE una idea de lo contradictorio del caso, el ministro presidente fue quien redactó la sentencia en contra de la “ampliación de mandato” por cuatro años que ilegalmente pretendía Jaime Bonilla en Baja California.

EN TANTO, López Obrador lleva su caudillismo al Poder Judicial diciendo que Zaldívar es ¡el único! que puede conducir las reformas, insultando de paso a los otros 10 ministros al señalarlos como incapaces o corruptos. ¿Y la división de poderes, apá?

o0o0o0o0

UNA VEZ MÁS el doble rasero que se aplica desde el gobierno federal se hace evidente con las facturas falsas por más de 500 millones de pesos emitidas en favor del gobierno del pevemista Manuel Velasco en Chiapas y que fueron detectadas por el SAT desde el 2019.

EL ASUNTO es que ya van dos años y el gobierno no ha promovido acciones legales contra su aliado electoral y legislativo, lo que contrasta con la agresiva política de auditorías fiscales que sí ha aplicado desde Hacienda en contra de empresas grandes, medianas y pequeñas.

Y MIENTRAS las indulgencias para los amigos de la 4T se reparten a montones, cada vez queda más claro que la supuesta “superioridad moral” de este gobierno es puro lema de campaña.

o0o0o0

A UNA SEMANA de las elecciones, quedó claro que el resultado final en dos de las 16 alcaldías de la CDMX se decidirá en tribunales.

EN EL CASO de Xochimilco, el PAN impugnará el triunfo del candidato de Morena que se dio por un estrecho margen de menos de mil 800 votos, pues afirman tener pruebas de que entre 10 mil y 15 mil sufragios fueron resultado de la compra, manipulación e incluso de la extorsión de ciudadanos.

Y LO MISMO ocurrirá en la Gustavo A. Madero en donde, durante la semana que termina, se documentó que la campaña del morenista Francisco Chíguil compró votos en 200 pesos cada uno y, para colmo, ¡ni siquiera los pagó!

VAYA PAQUETE tiene en sus manos el Tribunal Electoral de la CDMX que preside Gustavo Anzaldo, organismo que tendrá que separar el trigo de la cizaña para hacer valer la voluntad de los ciudadanos y no la de los partidos. (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p.8)

Bajo la lupa

Tres días después del histórico acuerdo del G-7 para gravar al Big Tech de Silicon Valley en los paraísos fiscales (https://bit.ly/3iv1v9d) y horas antes de la comparecencia del comisionado del IRS (equivalente al SAT mexicano), Charles Rettig, en audiencia programada (sic) de antemano en el Comité de Finanzas del Senado, ProPublica lanzó una bomba termonuclear financiera al exponer las “Fichas secretas del IRS: tesoro de los nunca (sic) antes vistos registros que revelan cómo los más ricos evitan los impuestos a sus ingresos”.

ProPublica se presenta como una sala de prensa no-lucrativa que investiga los abusos del poder. Se trata de evidencias y datos duros y no de interpretaciones distorsionadas en la aciaga era de la posverdad.

Resulta que el filántropo megaespeculador George Soros, que pontifica condescendientemente al género humano,no pagó sus impuestos durante tres años consecutivos.

Los multimillonarios de Estados Unidos, como Warren Buffet, Bill Gates, Rupert Murdoch, Mark Zuckerberg, Elon Musk, Jeff Bezos, etcétera, no pagan impuestos, mientras la mayoría de los estadunidenses viven al día sin poder ahorrar y pagando al gobierno federal un porcentaje de sus ingresos que aumenta conforme ganan más, cuando el “hogar promedio que gana más de 70 mil dólares al año paga 14 por ciento (sic) en impuestos federales”. Las parejas que ganan más de 628 mil 300 dólares al año pagan el más alto impuesto de 37 por ciento.

Los registros confidenciales de los impuestos exhiben que los ultrarricos no pagan impuestos y alardean poseer “estrategias (sic) para no pagar impuestos” que son inaccesibles a los ciudadanos ordinarios. (Alfredo Jalife-Rahme, La Jornada, Opinión, p.12)

Te pueden interesar

47 min de lectura
31 min de lectura
35 min de lectura