24 de junio de 2021

LA GRILLA DE HOY

COLUMNAS POLÍTICAS del domingo 30 MAYO DE 2021.

Denisse Sánchez sustituye a su madre, Alma Rosa Barragán, en candidatura de Moroleón, Guanajuato

El Consejo General del Instituto Electoral del Estado aprobó la candidatura la tarde de este sábado en sesión extraordinaria urgente.

El jueves pasado en el servicio religioso de cuerpo presente de Alma Barragán, su hija conminó a los seguidores de su madre a ser fuertes. “Que esto sea el inicio de una lucha por nosotros, por nuestra fe, por nuestra seguridad, por nuestra familia mexicana”.

Sin embargo, en la boleta aparecerá el nombre de su madre debido a que la autoridad electoral ya no podrá [email protected]#

##@

PAN se suma al PRI contra Evelyn Salgado, hija de Félix Salgado Macedonio, en Guerrero

En su anuncio, Irma Lilia Garzón Bernal dijo que lo hacía para “cerrarle el paso a Morena”..y para que no haya un “gobierno de total desmadre”.

 Este sábado, en un mitin en Ometepec, en la Costa Chica de Guerrero, en el cierre regional de Moreno Arcos, Garzón Bernal declinó.

El operador de esta declinación fue el exgobernador Ángel Aguirre Rivero, quien desde un día antes difundió en sus redes sociales una fotografía junto con Garzón Bernal en la que, dijo, hablaron del voto útil. 

@#

Marko Cortés, reprochó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador minimice los asesinatos de candidatos.

El panista recordó que en el actual proceso electoral, de 88 políticos asesinados hasta el 26 de mayo, 34 eran candidatos, a lo que el Mandatario respondió que los medios de comunicación magnifican la violencia y hacen amarillismo.

«Esta es una señal muy peligrosa para el País porque demuestra que el gobierno morenista claudicó ante el crimen organizado y, peor aún, su incompetencia se convierte en complicidad».

@#

Ocho columnas

EL UNIVERSAL: Advierten expertos una crisis de salud mental en México

REFORMA: Tienen hospitales meses sin fármacos

MILENIO: Fuera de la reelección, protagonistas de la 64 Legislatura en la Cámara de Diputados

EXCÉLSIOR: Quieren crear leyes; les falta especializarse

LA JORNADA: Denuncian a Alito por el desvío de $59 millones en Campeche

EL SOL DE MÉXICO: Alerta violencia a observadores internacionales

LA CRÓNICA: En octubre abrirá al 100% la economía, prevé Sheinbaum

EL HERALDO DE MÉXICO: PRI proyecta alianza opositora para 2024

OVACIONES: Se unen PAN y PRI en Guerrero contra Juanita Salgado

“AMLO es un líder con tendencia autocrática”

Bruselas, Bèlgica.— El estilo de gobernar del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no es de izquierda o derecha, sino similar al de los autócratas, asegura Christopher Sabatini, investigador principal del Programa para las Américas del prestigioso centro de estudios internacionales Chatham House.

“Esto no es de izquierda o derecha, es populismo puro carente de ideología, lo hemos visto con (Jair) Bolsonaro en Brasil, (Hugo) Chávez en Venezuela y (Victor) Orbán en Hungría”, asevera Christopher Sabatini.

“Hemos visto exactamente el mismo patrón en otros líderes, todo tiene que ver con polarización, personalización del poder, consolidación y control de poder. No tiene nada que ver con ideología, pretende ser un izquierdista, pero ciertamente no lo es cuando se trata del medio ambiente, los derechos de la mujer, respeto por la sociedad civil”. (El Universal 1).

@[email protected]#

Las COLUMNAS POLÍTICAS, hoy, domingo30 MAYO DE 2021.

TEMPLO MAYOR/Reforma

FALTA una semana para las elecciones en las que estarán en juego la mayoría en la Cámara de Diputados, 30 de los 32 congresos locales, 15 gubernaturas, mil 910 ayuntamientos y las 16 alcaldías de la CDMX.

Y CON TODO y la participación de 10 partidos políticos nacionales, decenas de partidos estatales y miles de candidatos que representan a esos partidos, a alianzas o participan de manera independiente, lo que ha marcado el proceso electoral es la violencia.

HAY QUIENES culpan de la muerte de por lo menos 35 candidatos durante las campañas y más de 80 políticos desde el inicio del proceso electoral al crimen organizado y su influencia en todo el país, lo cual es una muy mala noticia.

OTROS consideran que tal cantidad de ejecuciones, así como los atentados que afortunadamente resultaron fallidos, no se pueden atribuir sólo a los cárteles, y que hay actores en la política e incluso en los distintos niveles de gobierno que son responsables directos de acciones violentas contra sus adversarios, lo cual es una noticia aún peor.

EN TEORÍA, la jornada del 6 de junio debería marcar el fin de los asesinatos electorales, pero aún falta ver si el clima de violencia e impunidad que se ha creado en los últimos meses no provoca que, como ha venido ocurriendo, las diferencias políticas se sigan dirimiendo a balazos y no por vías pacíficas. Esa sería la peor noticia de todas.

-0-0-0-0

…Y EN EL capítulo de hoy de «La Intriga Palaciega», cuentan que el pleito más reciente en el gabinete presidencial se está librando entre la Segob, que encabeza Olga Sánchez Cordero, y la Consejería Jurídica de la Presidencia, en donde despacha Julio Scherer.

SE SABE que mandos del Palacio de Cobián andan muy activos tratando de echarle tierra al consejero presidencial por supuestamente apoyar al priista Adrián de la Garza para la gubernatura de Nuevo León. La duda es si los intrigantes actúan por cuenta propia o -gulp- con el conocimiento de su jefa la secretaria.

0-0-0-0-

SI ALGUIEN sabe en dónde andaba ayer el gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, por favor que le avise que transportistas y taxistas bloquearon durante 10 horas la carretera Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal de las Casas sin que alguna autoridad interviniera.

BASTARON 100 personas para dejar varados a más de 12 mil vehículos, muchos de ellos ocupados por turistas que iban a San Cristóbal donde miles de familias dependen de la llegada del turismo para sobrevivir. ¿Y el gobierno estatal? De vacaciones, probablemente.

#

BAJO RESERVA /El Universal)

El regreso a salones saqueados

A una semana del regreso a clases en las escuelas del país que así lo decidan, luego de que han bajado los contagios del virus causante de Covid-19, en la mayoría de los colegios apenas empezaron a desempolvar los pizarrones y los mesabancos. No se ha dicho nada oficialmente acerca de cómo se repondrá el material y el equipo que fue saqueado durante la cuarentena escolar.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) estima que entre el 40 y 50 por ciento de los planteles públicos del país sufrieron vandalismo o robos. Habrá que ver si la austeridad republicana no afecta o retrasa el deseo presidencial del regreso a clases o bien se manda a alumnos y maestros sin siquiera jabón en los baños el próximo 7 de junio.

Un par de días antes de las elecciones, varias autoridades en el país querrán mandar la señal de que ya superamos la pandemia, aunque sectores como el educativo no estén preparados para el regreso a la normalidad.

Artimaña presidencial

Ya pasó más de un mes desde que el Congreso de la Unión completó la aprobación de la reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación con la manzana envenenada de una ampliación de dos años más al cargo del ministro Arturo Zaldívar como presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Pero el Presidente de la República no ha ordenado la publicación de esa modificación en el Diario Oficial de la Federación, para que la nueva norma entre en vigor.

Nos cuentan que entre juristas y diputados de oposición ven muy sospechoso que esta reforma no se haya publicado, pues debido a esto, no pueden interponer acciones de inconstitucionalidad en contra.

Ya hay quien desliza el escenario de que se dejará pasar el tiempo y no se publicará esta modificación sino hasta unas horas antes del primer día hábil del 2023, para que la ley esté en vigor y así no haya oportunidad de presentar impugnaciones antes. ¿Será?.

No sueltan el Día de las Madres

Nos comentan que hay dependencias donde las madres trabajadoras estarán tristes por cancelaciones de festejos, pero en otras el jolgorio continúa.

El viernes le dimos a conocer en este espacio que la licitación que la Cancillería preparaba —para el gran festejo atrasado del Día de las Madres— se había cancelado porque declararon desierto el proceso, previsiblemente para evitar un regaño por el despilfarro. Pero nos enteramos que en otra dependencia federal, al contrario de la Cancillería, si festejarán a las mamás.

Nos comentan que la Gerencia Metropolitana Norte de Liconsa sí agasajará a sus trabajadoras con monederos electrónicos y para eso ya entregó un contrato de la licitación AA-008VST955-E46-2021 en el que desembolsará más de 60 mil pesos en 200 monederos. Para eso sí hay dinero.

Cartas y más cartas

Responder a artículos (a favor o en contra) que son publicados en revistas, es ahora parte de las tareas diplomáticas. Es el caso de la embajadora de México en Rusia, Norma Pensado, que recién envió una carta a Ekaterina Kosevich, quien es candidata a Doctora en Ciencia Política por la Escuela Superior de Economía, en Moscú, Rusia. La razón: Kosevich recién publicó el artículo «Historia de la cooperación política y económica entre Rusia y México», el cual fue difundido en una revista científica mexicana.

Por ello, la diplomática envió una carta en la cual felicitó a la doctorante que se convirtió en la primera científica en publicar en la revista editada por el Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora. No dejan pasar una.

##

FRENTES POLÍTICOS/Excélsior

1.Abundancia sospechosa. Marciano Dzul Caamal ha hecho de la política un negociazo. De 2005 a 2008 fue cuarto regidor en el ayuntamiento Solidaridad, de Quintana Roo. De 2009 a 2011 fue alcalde de Tulum, y de 2011 a 2013 fungió como director general de la Comisión para el Desarrollo de la Etnia Maya y Comunidades Indígenas del estado. Hoy es candidato de Morena a la presidencia municipal de Tulum. Pero en desgracia.

Fue denunciado por la UIF ante el subprocurador especializado en Investigaciones de Delincuencia Organizada de la FGR, pues en sus cuentas bancarias ha recibido depósitos por más de 10 mdp y realizado retiros por 29.5 millones. ¿Creyó que nadie se daría cuenta?

2. ¿Guerra civil? Las imágenes son fuertes. Estudiantes de la Escuela Normal Rural Mactumactzá y de Ayotzinapa, Guerrero, causaron destrozos al Palacio de Gobierno e iniciaron un bloqueo sobre el libramiento del ejido Plan de Ayala, donde retuvieron a alrededor de 11 vehículos de diversas empresas. Los normalistas arribaron al parque central a bordo de distintos camiones y arrojaron bombas molotov contra la entrada del Palacio.

Durante la noche del viernes y madrugada del sábado, colocaron tablas con clavos sobre el libramiento norte con el fin de secuestrar unidades de empresas refresqueras, lácteos, una pipa cargada con gasolina de Pemex, entre otros vehículos. Los rijosos de siempre atacan de nuevo.

3. Caja registradora. En el primer cuatrimestre del año se obtuvieron ingresos públicos por un máximo histórico de dos billones de pesos, reportó la Secretaría de Hacienda. Esto fue mayor en 55.6 mil mdp respecto al monto programado y en 2.4% real a lo registrado durante enero-abril del año anterior. Las variables económicas han mejorado debido a la reapertura económica e implementación del Programa Nacional de Vacunación.

“Los ingresos públicos totales alcanzaron un máximo histórico”, indicó la dependencia. De enero a abril de 2021 el principal incremento se debió a mayores ingresos petroleros, pues acumularon 271 mil 602.2 mdp, un crecimiento de 64.8%. No hay pretexto, si hablan de desarrollo, éste es el momento del despegue.

4. Estocada a la Torita. En este furibundo ajedrez político en el que, a una semana de los comicios, los perfiles se siguen moviendo, un brinco llama la atención, pues se trata de un duro golpe a Evelyn Salgado, La Torita, candidata de Morena a la gubernatura de Guerrero.

Irma Lilia Garzón, la candidata panista, declinó en favor de Mario Moreno, el  aspirante de la alianza PRI-PRD. “Lo digo de frente, mi voto es para Mario Moreno. Irma Lilia le apuesta a una alianza estratégica, a una alianza útil”, argumentó. El pasado 11 de mayo recalcó que no declinaría por ningún aspirante y que se mantendría luchando hasta el 6 de junio. ¿Por qué esta práctica sólo nos remite a la voracidad por el hueso?, ¿por qué?

5. Operación cuaderno resuelto. El retorno a clases es necesario para evaluar la situación de los alumnos que han pasado más de un año con clases a distancia, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador. “Nos queda tiempo, que debemos aprovechar para que concluya el ciclo escolar.

Tenemos un mes para que se pueda tener una evaluación con los alumnos, que se pueda saber cómo se avanzó en la educación a distancia”, puntualizó. Aclaró que el retorno a clases no es obligatorio para los alumnos cuyas familias consideren que no hay condiciones. Se nota que este gobierno trabaja para volver con seguridad a las aulas. Una vez vacunados todos, el regreso a las actividades normales será natural. Falta poco.

@#

TRASCENDIÓ/Milenio Diario

Que la CIA no es la única que se encuentra activa en México de cara a la visita de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, a México dos días después de las elecciones. Sorpresivamente, el ex embajador Christopher Landau anda de gira por Ciudad de México, Puebla y Monterrey. Pisó territorio mexicano el martes pasado, dos días antes que el subdirector de la Agencia Central de Inteligencia, David Cohen.

Que la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Querétaro, se deslindó de lo que aparentemente hizo unos de sus community managers, pues desde su cuenta oficial salió un tuit de apoyo al candidato panista del municipio de Tequisquiapan. La dependencia dijo que usaron su página sin autorización, aunque no explicó si se trataba de personal a su cargo o de una empresa externa…

Que en la última etapa de las campañas en el país, arrecia el llamado para las declinaciones ante lo cerradas que lucen las contiendas de acuerdo con las encuestas en muchas partes del país, por lo que hay llamados sobre todo a las dirigencias del PRI y el PAN para que puedan decantarse por el que lleve la ventaja, como ya pasó en Guerrero…

Que todavía están dándose los cambios del última hora en las candidaturas en el INE porque las cuentas se han complicado al cumplir con las candidaturas indígenas, de menores, de mujeres y grupos vulnerables, lo que asoma también complejidad a la hora en que deban asignarse las curules de la próxima Legislatura en San Lázaro…

@#

SACAPUNTAS/El Heraldo de México

Cuentas claras

En Palacio Nacional consideran de mala fe las publicaciones que señalan a integrantes del gabinete por tener cuentas de ahorro o crédito en bancos del extranjero. Nos dicen que, para empezar, nada ilegal hay en ello, además de que es producto de su esfuerzo. En segundo lugar, explican, varios han residido en el exterior por cuestiones de trabajo o estudio. 

La red de Mena

Hasta las manitas se metió el gobernador de Tlaxcala, Marco Mena, a la campaña de la candidata priista al gobierno estatal, Anabell Ávalos. Se presume que su hermano Fabrizio, el Coordinador de Prensa, Carlos Villanueva, y el secretario técnico de gobierno, Carlos Bailón, han desviado recursos con fines proselitistas. Pronto los citará la Fiscalía de Delitos Electorales.   

Confesión pública

Hablando de priistas, en el caso de su candidato a diputado local en Oaxaca, Gerardo García Henestroza, se aplica aquella máxima “a confesión de parte relevo de pruebas”. Y es que en un mitin en Ixtaltepec el político quiso criticar a los legisladores de Morena con el argumento de que “salieron ellos más rateros que nosotros”. Algo similar a aquel que “roba poquito”. 

Les preocupa Corral

Mucha preocupación hay en la sede nacional del PAN, que preside Marko Cortés, por lo que pueda hacer de aquí a la jornada del 6 de junio su gobernador de Chihuahua, Javier Corral, quien trae pleito casado con la candidata Maru Campos. Los mensajes que le han hecho llegar al mandatario es que no se meta en la elección, aunque varios creen que hará lo contrario.  

A rescatar el registro

Nos hacen ver que las declinaciones disímbolas de candidatos de RSP, de Fernando González, yerno de la maestra Elba Esther Gordillo, apuntan a mantener el registro de ese partido. No es casual, nos cuentan, que en la recta final de la campaña sus abanderados se estén sumando a los punteros, sean del partido que sea. Como dice el dicho: el fin justifica los medios. 

@#

Columna RETRATO HEREJE de Roberto Rock L. / 

El Universal, 30 de mayo de 2021

Los cárteles, presentes en las campañas

La CIA espía y realiza operaciones en todo el mundo, pero algo ocurre en México que amenaza no solo a Estados Unidos sino a sus intereses estratégicos

Observadores electorales, nacionales y extranjeros, han empezado a concluir que desde los meses previos a los comicios del próximo domingo se produjo un inquietante flujo de dinero por parte del crimen organizado hacia campañas de candidatos cada vez mejor identificados, en particular en estados como Baja California, Sonora, Sinaloa, San Luis Potosí, Guerrero y Michoacán.

Estos análisis consignan, como parte del fenómeno, el notable ascenso mostrado por las remesas desde Estados Unidos, que es atribuido, en una medida no determinada, al lavado de dinero con fines electorales.

Consultas realizadas por este espacio dan cuenta de que se ha documentado un movimiento inusualmente abierto, crudo, de fondos con las huellas del crimen organizado hacia cuarteles generales de campañas, de varios partidos, incluidos Morena y sus aliados.

La hipótesis describe un entorno de permisividad para las actividades de los cárteles, que decidieron exhibir el rostro con mayor temeridad para hacer campaña en favor de sus intereses en varios estados y municipios.

Como es conocido, más de 30 asesinatos de candidatos y casi un centenar de heridos ligados a la violencia electoral han revelado la injerencia del crimen organizado en las campañas con su recurso más brutal: la muerte. Se trata de un rastro sangriento que conduce a las conclusiones más sombrías.

El elemento más perturbador en este horizonte es la aparente apatía de las autoridades, que al parecer consideran “normal” esta cadena de atentados que convulsionarían a cualquier nación democrática.

Las fuentes consultadas aseguraron que un episodio que agudizó las señales de alerta fue la ejecución de Abel Murrieta, aspirante de Movimiento Ciudadano para la alcaldía de Ciudad Obregón, Sonora, un estado cuyo gobierno ha perdido el control de la violencia.

El posible triunfo del candidato de Morena a la gubernatura, Alfonso Durazo, exsecretario de Seguridad federal, no tranquiliza, todo lo contrario, a quienes han seguido su desempeño desde ambos lados de la frontera.

Esta misma perspectiva destaca la presencia de cárteles fuera de su ámbito de influencia. En particular, se reporta la presencia abierta en campañas en el norte y el centro del país, por parte de grupos de Tamaulipas ligados a la narco-política.

Esta percepción, se asegura, está siendo recibida con escepticismo en oficinas de alto nivel dentro de la administración federal y la Fiscalía General de la República. Sin embargo, no puede soslayarse la señal de que la visita de la vicepresidenta norteamericana, Kamala Harris, programada para el miércoles 9 de junio, estará influida por la CIA, la principal agencia de inteligencia mundial. Esta semana llegó su subdirector, David Cohen, y el presidente López Obrador declaró en su “mañanera” que vendría el propio titular, William J. Burns.

La confluencia de Harris y Burns en la agenda de la Casa Blanca con respecto a México, en una fecha en la que se esperan conflictos poselectorales al menos en una docena de estados, no puede ser tomada como una casualidad: Washington quiere poner frente al presidente López Obrador argumentos que Palacio Nacional ignora, o de conocerlos, desea que los tome en cuenta con profunda seriedad. Y ha decidido hacerlo en el marco de las elecciones.

La CIA espía y realiza operaciones en todo el mundo, menos en territorio norteamericano… o por lo menos eso dice la ley. Si la presencia de la señora Harris no la concentra el Departamento de Estado y se halla nutrida por aquella agencia, la única lectura posible es que algo está ocurriendo en México que amenaza no solo a Estados Unidos sino a sus intereses estratégicos, de seguridad nacional, en el campo mundial. Usted adivinó: nuestros cárteles.

@#@#

@#

LA MADRE DE TODAS LAS INCONGRUENCIAS/Sara Sefchovich /

 El Universal

En mi novela Demasiado Odio (Editorial Océano, 2020), conté esta historia “de ficción”:

“Una tarde tocaron la puerta. Era el Señor Obispo que pasaba a saludar a la abuela.

—¿Cómo te sientes Livia?— preguntó él.

—Triste padre, muy triste—, respondió ella.

—Tienes que resignarte— dijo el prelado, —es Dios el que manda nuestro destino y hay que aceptarlo. Yo por mi parte, tú lo sabes, tengo tiempo denunciando esta situación, levantando la voz para protestar por esta realidad de extorsiones, asesinatos, secuestros, cobros de piso, pero nadie me hace caso, ni Dios nuestro Señor ni el gobierno.

Como decía un amigo mío que ya no está en este mundo: descendimos brutalmente a extremos inauditos y lo peor fue que había una reserva de barbarie en nuestras gentes que desafió siglos enteros de predicación cristiana, de orden civil y de convivencia. ¿Quién se equivocó tanto hasta convertir a Michoacán en este infierno? ¿Hasta cuándo Señor pediré tu auxilio sin que me escuches y gritaré y desesperaré sin que vengas a salvarme?

—Con su perdón, padre— dijo la abuela, —pero si usted realmente hubiera querido que le hicieran caso, habría ido más lejos. Les habría dicho a los malos que van a la iglesia, porque claro que van, que ya perdieron la amistad con Dios y que no tendrán perdón.

—Ay, querida Livia— dijo el prelado —imagínate hacer eso que dices, me quedaría sin fieles, con la Iglesia vacía. Aquí la mayoría, si no es que toda la población, tiene algún vínculo con el narco, ni modo de excomulgar a todos. Por eso, si queremos que esto cambie, le corresponde resolverlo al gobierno. Pero… nos ha abandonado, no nos hace caso.

Por eso yo digo que son cómplices, porque permiten que esto pase, si no es que de plano ellos mismos lo promueven. Por mi parte, sólo puedo pedirle a Dios que ablande los corazones de los delincuentes para que dejen de hacer el mal, o como dice un amigo mío que todavía está en este mundo: esperar a que se arrepientan”.

Lo anterior viene a cuento, porque hace algunas semanas, cuando Aguililla, en la Tierra Caliente de Michoacán, una vez más se puso en llamas, se apareció por allí el Nuncio Apostólico. Entrevistado después sobre esa visita, dijo que la hizo porque el Presidente López Obrador le había pedido a la Iglesia Católica “que intervenga para ayudar con el tema de la violencia”.

Vaya sorpresa. El Estado mexicano reconoce que no puede con la violencia y que su propuesta de los abrazos nomás no funciona. Y vaya sorpresa: el Estado mexicano acude a pedirle ayuda nada menos que al representante de un Estado extranjero, que además, lo cual no es inocuo, es un prelado.

Todo eso resulta, por decir lo menos, difícil de entender: ¿el Presidente que invoca reiteradamente la Doctrina Estrada y que acusa a personas y grupos por recibir fondos del extranjero, es el mismo que ahora solicita la intervención del Vaticano para resolver el más grave de nuestros problemas?

¿Y el Presidente que invoca reiteradamente a Juárez y a Cárdenas, ahora pide la intervención de la misma Iglesia que ayudó a traer a un emperador extranjero a gobernarnos y provocó una guerra civil en México en pleno siglo XX, y por eso es contra la que lucharon los próceres liberales, para evitar que se siguiera metiendo en la política y en la educación?

¿Dije que esto es difícil de entender? Me quedé corta: es una incongruencia absoluta.

Escritora e investigadora en la UNAM.

@#

OJO POR OJO/Álvaro Cueva / 

Milenio Diario

¿Y ahora qué?

Pensé que me iba a morir. De veras. Cuando empezó la pandemia me fue tan mal, me tocó la muerte de tanta gente, perdí tantas cosas, que lo menos que esperaba era contagiarme y morir.

Primero pensé que me iba a dar en el verano, pero no. Después en diciembre, pero tampoco. Luego comenzó 2021, aquello repuntó y yo ya me veía haciendo fila para que me cremaran una semana después de mi muerte.

Todo fue tan horrible: la traición de los amigos, la psicosis, las amenazas de los cobradores, la infodemia, el encierro, la incertidumbre, el terror a salir de casa.

No sé usted, pero yo me puse muy mal. Jamás dije nada, pero me dolía escuchar las fiestas clandestinas y mirar las publicaciones de cientos de personas presumiendo sus “socialitos” mientras yo luchaba para que el virus no entrara a mi casa.

Y luego, como a mí me tocaba salir a hacer las compras, venía el otro miedo, el de haber pescado el virus en aquellas pequeñas excursiones y de ser quien fuera a contagiar a mi familia.

Hasta el día de hoy salgo con cubrebocas, careta, geles y hago todo un show cuando regreso a casa desnudándome, bañándome y desinfectando celular, cartera, mochila y zapatos.

Porque, para acabarla de amolar, cuando decretaron el primer semáforo rojo, tuve que pasármela rodando por el mundo exterior rogando para que me dieran trabajo, para compensar, con nuevas actividades, lo que había perdido o lo que había dejado de ganar con las otras.

Me sentía Mad Max cargando en la camioneta, antes de que me la embargaran, cajones de plástico y garrafones vacíos para ir surtiendo la cosas que ya no llegaban a mi colonia y que iba encontrando en las calles vacías por las que iba pasando.

Mi historia no ha sido ni mejor ni peor que la de nadie, pero sí la tenía que contar:

Que si las clases virtuales, que si la imposibilidad de hacer un velorio, que si las reuniones por computadora, que si el insomnio, que si ya no existen los horarios, que si da lo mismo que los jefes te vean en calzones.

¿Por qué estoy contando esto? Porque yo sé que es muy buen negocio colgarse de la recta final de las campañas electorales para jugar al odio.

Pero están pasando cosas más importantes, cosas que tienen que ver con el giro que está tomando lo del COVID-19.

¿Es mi imaginación o muchas personas están dando por concluida la pandemia con esto de las vacunas? ¿Ya se acabó o no? ¿Una epidemia se puede acabar mucho, poquito o nada?

Perdón, pero yo sí necesito una especie de terapia de reinserción social.

Por ejemplo: me están invitado cada vez a más actividades presenciales. ¿Puedo dejar que me toquen? ¿Debo corresponder a los abrazos? ¿Me hago tonto cuando la otra o el otro se quite el cubrebocas?

¿Ya no me debo desinfectar igual cuando regrese a casa? ¿Toda la familia puede salir y entrar como antes del Covid-19?

¿Por qué ya no hay campañas como las de Susana Distancia?

Me siento como los soldados que regresan de las guerras. No puedo volver a ser el mismo de antes.

¿Y ahora qué? ¿Qué hago? ¿Qué hacemos? Por favor que alguien me ayude, que alguien nos ayude.

Creo que, así como nos educaron para encerrarnos, ahora nos deben educar para que salgamos, para que salgamos bien, para que cerremos esta historia.

¿O usted qué opina?.

@#

CONTRA LAS CUERDAS/Alejandro Sánchez / 

El Heraldo de México)

¿El candidato?

Otro nombre que ha venido sonando, en secreto a voces, como aspirante presidencial fue destapado por morenistas en Saltillo, Coahuila

Mientras Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, y Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, enfrentan directa e indirectamente los efectos sobre el desplome de la Línea 12 del Metro, el otro nombre que ha venido sonando, en secreto a voces, como aspirante presidencial fue destapado.

En un cartel con la imagen del senador de Morena  Ricardo Monreal y un gallo, morenistas de Saltillo pusieron el nombre del coordinador parlamentario como candidato presidencial.

Llama la atención el nombre de la persona que coloca en la palestra su candidatura. En un mitin del candidato a la alcaldía de Saltillo,  fue precisamente este aspirante: Armando Guadiana, una mujer y un hombre sacaron la manta donde se leía: “para la presidencia él es mi gallo”.

Guadiana, senador con licencia, un hombre cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dejó el Senado como estrategia desde Palacio Nacional para ir a territorio del PRI, de los hermanos Moreira y desterrarlos, es quien pone el nombre de Ricardo Monreal en la competencia.

Guadiana es el principal distribuidor de carbón para el gobierno de la 4T, ahora que el plan nacional es apostarle a las energías fósiles.

El senador con licencia posteó en sus redes sociales varias fotografías de su mitin en la Plaza de Toros, donde lo acompañó el coordinador parlamentario de Morena en el Senado. Ahí presentó antes su libro Nulidades y su invitado de honor fue el candidato morenista.

Parece que Ricardo Monreal ha aprovechado bien la coyuntura. En este tiempo también ha estado recorriendo el país para hacer una operación cicatriz con los grupos de Morena inconformes con Mario Delgado, presidente de Morena, por las designaciones. A pesar del ajetreo de la agenda legislativa, no pierden tiempo los afines a Monreal.

Vamos a ver qué dice él, qué dicen la jefa de gobierno y el canciller, pero sobre todo el inquilino de Palacio Nacional y cómo se va a administrar en adelante el destape.

UPPER: Conforme se acerca el día de acudir a las urnas, vemos declinaciones por todos lados, de aspirantes sin posibilidades que se suman al mejor postor.

En el mayor de los casos son abanderados de partidos de reciente creación, que ponen a sus creadores contra las cuerdas porque de por sí tienen problemas para retener el registro y con las desbandadas, esa posibilidad se les va de las manos.  Mucho trabajo le espera al árbitro electoral porque muchos de los que han declinado, han seguido reportando gastos de campaña… no cabe duda que muestran el cobre y que la política, para muchos, es un modus de vida.

Y lo saben en los partidos, que se venden candidaturas a quien mejor pague por ella, porque algunos líderes de partidos, incluso, ya preparan denuncias penales en contra de quienes abanderaron para ir por un puesto de elección popular….

@#

AMLO O EL ARTE DEL JUEGO SUCIO/Francisco Valdés Ugalde / 

El Universal

AMLO ha desarrollado su campaña electoral permanente alegando que la transición democrática ha sido un engaño de las élites para imponer el “neoliberalismo”.

La trayectoria de Andrés Manuel López Obrador como gobernante ha estado marcada por su empeño en romper las reglas de la democracia. Ha recurrido todo tipo de artimañas, desde la falsificación de su residencia en la capital hasta el ataque a las instituciones medulares del control del poder y de la rendición de cuentas.

Cuando fue Jefe de Gobierno del Distrito Federal (2000-2005) atacó desde el Palacio del Ayuntamiento al Instituto Electoral y al de Información Pública; les recortó presupuestos y los expuso al escarnio público porque le frenaron intentos de violentar las reglas electorales y de tapar información de su obras públicas. Desde que llegó al Palacio Nacional imprime tenazmente su característica huella: el juego sucio.

Dentro y fuera de sus dos gobiernos ha denostado como autoritarias a las instituciones que limitan sus ambiciones autocráticas explotando obscenamente la buena fe de muchos de sus seguidores y simpatizantes. Explotando esta productiva estafa ha desarrollado su campaña electoral permanente alegando que la transición democrática ha sido un engaño de las élites para imponer el “neoliberalismo”. Nada hay más falso que semejante afirmación.

El antecedente inmediato de la transformación democrática del régimen político es la campaña electoral de 1988 y las elecciones de ese año cuando se le “cayó el sistema” de votación al entonces Secretario de Gobernación, Manuel Bartlett, que figura entre los principales funcionarios de su gobierno.

No hay fundamento para esa tergiversación. La transición democrática está indisolublemente ligada a la lucha ciudadana por la libertad de decidir los destinos de nuestra organización económica y social. Gracias a intensas luchas sociales se acumuló la fuerza política para reformar el sistema electoral y conseguir que 9 años después, en 1997, se instaurara en México una Cámara de Diputados en la que por primera vez en más de 70 años el presidencialismo y su partido hegemónico no impusieron su mayoría; ningún partido podía imponer su voluntad por sí solo y el poder del presidente quedaba acotado de facto.

Comenzó una era de pluralismo político con instituciones electorales (y otras autónomas) independientes del gobierno con atribuciones suficientes para limitar el poder y garantizar derechos fundamentales. Sin esas instituciones el triunfo de AMLO sería inexplicable.

No todo fue miel sobre hojuelas. El autoritarismo dejó huellas profundas en el sistema político y en las mentalidades nostálgicas. Sobrevivieron enclaves autoritarios que se han resistido al cambio democrático en las estructuras del municipio, del federalismo, del sistema de justicia y nada más y nada menos, en la presidencia de la República.

Con un presidente con vocación autocrática como AMLO se han aprovechado todos los recursos antidemocráticos del enclave presidencial usándolos para eliminar las barreras que se le oponen en el precario sistema constitucional.

Desde ahí, AMLO y su grupo doblegado al Congreso imponiéndole la agenda legislativa, han sometido a la Fiscalía General y a la Suprema Corte, atacan al INE, al TEPJF y al INAI, golpean al Federalismo y violan los derechos humanos de miles de personas. Y todo esto lo han hecho en el nombre de esa mentira que acusa a la transición democrática ser un artificio maquiavélico para someternos y que él, el presidente, nos librará del maleficio.

Jugar el juego democrático para patear el tablero una vez que se tiene el control del poder solamente puede recibir un nombre: juego sucio.

El 6 de junio tiene usted en la boleta electoral la última oportunidad de ratificar el golpe autocrático que se ha puesto en marcha o recuperar la República democrática para iniciar la etapa que nos falta: desmantelar los restos del viejo autoritarismo que perviven en el régimen y que se reciclan en AMLO y su proyecto político.

Investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

[email protected]#

TODOS A VOTAR /Jean Meyer / 

El Universal

La abstención es, de todos modos, un voto, y el peor de los votos: un voto negativo que debilita la democracia. No hay que votar con el corazón, sino con la razón.

Jean-Paul Sartre desconfiaba de la “democracia burguesa”, como se puede ver en su escrito “¿Estamos en democracia?”: “Creemos sentir en cada instante nuestras libertades y nuestros derechos porque nos persuadieron primero porque vivimos en un régimen democrático.

Pero, si en lugar de ejercer realmente mi derecho de voto, no hiciera más que participar en la irrisoria ceremonia del boletín y de la urna, en una palabra, si mis actos de ciudadano se transformasen secretamente en gestos, me adoctrinaron tan bien que ni cuenta me daría”.

Mi abuelo materno, hijo de campesino, maestro de primaria, me dio una clase de educación cívica cuando tuve doce años: “El derecho de votar significa el deber de votar”. Quince años después, Rafael Segovia demostró al absentista en que me había vuelto que la abstención es, de todos modos, un voto, y el peor de los votos, un voto negativo que debilita la democracia. Mi abuelo continuó su clase explicándome que no había que votar con el corazón, sino con la razón y me expuso claramente lo que es votar por el mal menor, y lo que es el voto útil.

No había leído a Aristóteles, pero, años después al preparar mi clase encontré lo que me había dicho, en otras palabras, el sabio abuelo: “El principio de base de la constitución democrática es la libertad. Una de las formas de libertad es pasar de ser gobernado a ser gobernante y viceversa.

En efecto, lo justo, según la constitución democrática, es que cada uno tenga una parte numéricamente igual, y no según su mérito, y, con tal concepción de lo justo, es necesario que la masa sea soberana, y lo que parece bueno a la mayoría será algo insuperable”.

El domingo próximo votaremos por veinte mil puestos de elección popular, incluyendo quince gubernaturas y quinientas diputaciones federales. Dicen que será la elección más grande de la historia y una de las más importantes, si no la más. Vale la pena escuchar a Raymond Aron:

“El primer principio de la democracia es el respeto de las reglas o de las leyes, puesto que la esencia de la democracia occidental, es la legalidad en la competencia por el ejercicio del poder, en el ejercicio del poder.

Una democracia sana es el respeto que tienen los ciudadanos no solo de la Constitución que fija las modalidades de la lucha política, sino de todas las leyes que delimitan el marco en el cual se desarrolla la actividad de los individuos”.

Nuestra constitución, tantas veces remendada, respalda la división de poderes y enmarca el poder presidencial con los órganos del Estado autónomos e independientes, tal como lo señala Aron.

Es el resultado de una larga transición democrática que empezó en 1977 gracias a don Jesús Reyes Heroles y duró veinte años hasta que en 1997 se acabó la “presidencia imperial”. La consolidación institucional en los veinte años siguientes nos permite votar libremente, nos ordena votar libremente el domingo próximo. Y, después, que todos, a todos los niveles y en todas las localidades, grandes ciudades y pueblos pequeños, acepten los resultados.

Claro, recurriendo a lo que prevee la ley en casos de escándalos innegables, pero nunca en un ambiente de odio y de guerra civil potencial. No recuerdo quien dijo que “cada persona es una guerra civil”, a propósito de nuestras contradicciones personales; nuestro país, como tantos países de América latina, tiene una larga historia de guerras civiles.

Ha pagado un precio muy alto, en el siglo XIX y de nuevo en el siglo XX; las guerrillas urbanas y rurales, reaccionaron a la violencia de los gobiernos de los años sesenta, convencieron al gran político don Jesús de la necesidad de la “transición democrática”, lo que permitió cambiar las armas por las boletas electorales ¡Todos a votar, pues!

Historiador.

#

La Derecha o la histeria/Sabina Berman

¿Ha oído a un solo intelectual o político recién hablar del pueblo?

El universal,

;Eso de lo que ningún candidato habla (y es enorme)

Amlo sí o Amlo no.

Acá quisieron paralizar el lenguaje las dos facciones en pugna en estas elecciones.

Hablo de las elecciones a nivel federal, no local, donde los candidatos emplean a los partidos como vehículos y sí tienen una narrativa. Ese acortamiento del idioma, convino sobre todo a los neoliberales. Si su relato para el país fue rechazado por la mitad de los votantes en las elecciones del año 2018, y eso no en base a sesudos debates, sino a los resultados objetivos de 30 años en que ese relato dirigió los destinos de México, ¿cómo entonces podrían ellos volverlo a ofertar ahora? Había cómo, por supuesto.

Desde la derrota, los intelectuales y los políticos neoliberales tuvieron tres largos años para repensar en qué había fallado su propuesta de país. ¿En el modelo o en su aplicación? ¿Necesitaba el modelo correcciones o la forma de aplicarlo debía ser enmendada? ¿Y qué tanto fue la corrupción la que rebasó a sus buenas intenciones? 

Imagínelos aceptando una u otra cosa y proponiendo a la gente una nueva oportunidad para un capitalismo liberal corregido. No sucedió. Los políticos y los intelectuales del bando neoliberal fueron vencidos por la pereza intelectual y optaron por coincidir en una sola palabra: NO. 

 Y de ese rechazo indiscriminado a cuanto hiciera el gobierno en turno, y para llenar el vacío, surgió la histeria. Acusar al Presidente de peores cosas que las reales, diagnosticarlo como un peligro, como la destrucción encarnada y como un loco. No era sin embargo suficiente para llenar dos meses de campaña electoral, así que la histeria giró tres rayas más. Amlo es Xi Jinping. Es Hitler. Es Stalin.

Y estas son las últimas elecciones de nuestra historia, es decir: si no ganan ellos, los salvadores. ¿Ha oído usted a un solo intelectual o político del Centro o la Derecha hablar últimamente del pueblo? O pongámoslo en palabras más neoliberales: del público, de la ciudadanía, de la gente, del electorado.
Sí que los hay, pero se cuentan con los dedos de una mano y sobran dedos. La gran mayoría no tiene para qué mentarnos porque para nosotros —para usted y yo, estimado lector, estimada lectora— carecen de oferta. Su meta no somos nosotros, son los puestos en lo alto de la pirámide del poder, y el método para llegar a ellos es que sus adversarios NO lleguen. 

Por parte de la Izquierda, la razón del pasmo deriva del presidente López Obrador. Al parecer, el Presidente ya llegó a creer que de tanto repetirlo, su proyecto de país nos es conocido (desmantelar el régimen neoliberal), pero la verdad es que a los electores nos es conocido solo a grandes trazos. De las acciones concretas que eso implica, nada hemos sabido, y al verlas ejecutarse, a menudo nos hemos sorprendido. A veces para bien, a veces para mal. 

La gran interrogante que López Obrador representa es con qué se suplirán las piezas desmontadas al viejo sistema. ¿Caminamos hacia una social democracia, al estatismo o al pleno comunismo? Una interrogante que en estos meses de lucha electoral, el Presidente no ha tenido la paciencia de disipar –o no ha querido disipar por no asustar a nadie —o lo dicho: ha creído que tal interrogante no existe. 

El mutismo de los candidatos de la coalición de Izquierda desciende de la estrategia de su líder. Si el líder intelectual nada narra del plan para el futuro, sino la generalidad ya archi-conocida, ¿cómo podrían ellos narrar lo que su facción planea apoyar en el Congreso? No lo dicen porque no lo saben.Y es en ese hueco de relato de la Izquierda en el que ha podido sonar tan alto la histeria de la Oposición. 

Ojalá en esta última semana de contienda el Presidente hablara de su proyecto para los próximos años. De sus límites y sus alcances. Ayudaría a que la histeria se perfilara como la histeria que es, ayudaría a poder votar desde razones más largas que las que encierra la pobre opción. Amlo sí o NO. 

@#

LO IMPORTANTE/Luis Rubio / 

Reforma

AMLO ha hecho todo por convertir estas elecciones en un referéndum sobre sí mismo. Quiere explotar su popularidad personal

El próximo domingo será un día clave para el futuro del país. Es el día en que el electorado decidirá si vota por que existan contrapesos al poder o si ratificará el camino que, paso a paso, nos ha ido llevando a su concentración total en una persona que, en un instante, podría convertirse en tiranía.

Para Karl Popper, uno de los grandes filósofos del siglo XX, lo esencial de la democracia es que el gobierno no pueda abusar del ciudadano y para eso lo crucial es la existencia de contrapesos al poder.

La pregunta nodal para los votantes es si será posible hacer efectiva esta definición mínima de democracia.

Lo que está en juego el próximo domingo no tiene que ver con el presidente López Obrador, sus atributos o estilo de gobierno. El principio esencial de la democracia radica en que existan contrapesos para que ningún gobernante pueda abusar, independientemente de sus objetivos o valores.

El asunto tiene todo que ver con el tipo de país en que los mexicanos queremos vivir y con las fuentes de certeza que se requieren para garantizar la estabilidad política y la viabilidad económica.

La forma de decidir del presidente, su constante advertencia a las bancadas de su partido en el sentido de que no deben «cambiarle ni una coma» a sus iniciativas de ley, y su amenazante discurso contra los ministros de la Suprema Corte, describen a un líder que quiere todo el poder para sí sin darle espacio alguno a la función cardinal que corresponde a cada uno de esos poderes públicos, como contrapesos y como protectores de última instancia de los derechos esenciales de la ciudadanía.

Votar por Morena o sus acólitos implica avanzar hacia el riesgo de una tiranía. Ni más ni menos. De ratificarse la mayoría morenista, el mundo cambia porque nada de lo antes existente sigue siendo válido.

A lo largo de los últimos dos años y medio, los mexicanos hemos ido observando cómo, paso a paso, se van restringiendo o amenazando las libertades, se eleva la arbitrariedad en el actuar gubernamental, se modifica la legislación sin ánimo alguno de procurar consenso o apoyo amplio para las iniciativas presidenciales y se toman decisiones que afectan de manera directa la creación de nuevas empresas, fuentes de empleo u oportunidades para el desarrollo.

En una palabra, el país ha ido perdiendo las pocas fuentes de certidumbre que existían, lo que se refleja nítidamente en el magro desempeño general de la economía y los niveles de desempleo.

El presidente ha hecho todo lo posible por convertir esta elección en un referéndum sobre sí mismo.

Lo hace porque quiere explotar su popularidad personal como carta de presentación para que los votantes decidan su voto sin reflexión alguna a favor de los candidatos del partido que no le «cambia ni una coma» a las iniciativas presidenciales.

Cada ciudadano debería preguntarse cuál es la lógica de elegir diputados cuya única tarea es sentarse en su curul para levantar el dedo cada que el jefe se los ordene.

Como ciudadanos, la clave radica en que existan las condiciones que impidan decisiones excesivas o absurdas que incidan negativamente en el bienestar de la población y del país y para eso se requieren contrapesos efectivos. No hay otra.

Sus decisiones, sobre todo su manera de decidir, explican por qué es tan importante que existan contrapesos.

Cada uno de sus proyectos y acciones se han tomado con una lógica personalista, un deseo de recuperar un pasado inasible y el implacable deseo de nutrir a sus clientelas.

Cada que pienso en su forma de actuar y decidir, pienso en los vendedores que prometen milagros imposibles de cumplirse.

Así lo sugiere la siguiente anécdota:

En su comedia «Los caballeros», Aristófanes presenta al pueblo ateniense como un anciano fundamentalmente bueno pero aturdido que fue engañado por el demagogo Cleón. Los sabios de la época optan por postular a un fabricante de salchichas (la profesión más repugnante imaginable) para contender contra Cleón por el favor popular.

Los dos candidatos sostienen un debate público, en el que el embutidor se muestra aún más vulgar, jactancioso, egoísta y grosero que Cleón, acusándolo de crímenes absurdos y finalmente ganando el debate prometiendo dádivas gratuitas que nunca podrían ser sufragadas por el erario.

La característica central del gobierno ha sido ofrecer grandes y falibles promesas centradas en magnos proyectos (como el aeropuerto, trenecito y refinería) y su interminable sed por aumentar las transferencias a sus bases que, como insinúa Aristófanes, son incumplibles. La existencia de contrapesos habría evitado estos excesos.

Una sociedad abierta y democrática vive y se nutre de la existencia de posturas diversas, principio que López Obrador rechaza de entrada.

Combate todos los días lo que, como dice Gargarella, es un factor esencial del desarrollo: el derecho a la protesta y a la crítica porque se trata de potestades que permiten mantener viva a la sociedad y a sus atributos.

El presidente ha ido erosionando uno a uno todos los derechos y garantías ciudadanas.

Esta elección decidirá si él podrá seguir abusando de los derechos ciudadanos o si tendrá que consensar sus prioridades y acciones con representantes de todos los mexicanos, o imponérselas a los de su propia filiación.

@#

BRINDIS POR LA DEMOCRACIA/Enrique Krauze /

 Reforma,

Así que: dos brindis por la Democracia: el primero, porque admite la variedad, el segundo, porque permite la crítica.

Dos brindis, es suficiente. No hay necesidad de tres: solo el Amor, esa Amada República, merece eso. E. M. Forster

Es verdad. La democracia admite la variedad humana y canaliza su expresión en el voto soberano de la persona. Y es verdad: la democracia permite la crítica porque sabe que sin ella impera la verdad única, que es la característica esencial de la opresión. Y solo el amor merece tres brindis. Pero la democracia los merece también.

La democracia invita a la tolerancia. No en la acepción de «soportar» la existencia autónoma y las opiniones del otro sino de crear junto con él una atmósfera en la que prevalezca el respeto esencial que todos nos debemos.

Cuando se da esa voluntad de convivencia, se puede dialogar y debatir. Se puede escuchar y ser escuchado. Esa civilidad no tiene por qué derivar en una coincidencia de opiniones, pero si hay buena fe se siembra al menos la duda, que es semilla de la curiosidad, del conocimiento y la verdad.

La civilidad, en todo caso, es un valor en sí mismo. No es el amor, pero es una conquista ganada al ruido, la violencia y el odio.

La democracia -todos lo sabemos- es el gobierno de las mayorías. Sin embargo, olvidamos el segundo e imprescindible complemento: con respeto a las minorías.

El 51% de un electorado -y aun el 99%- tiene derecho a llevar adelante su programa de gobierno o su plataforma, pero siempre dentro del marco de las leyes e instituciones de la república y en un clima de libertad en el que la voz de la minoría pueda expresarse sin temor a la represalia, ya no digamos a la pérdida de la vida.

Ningún gobierno, con mayor razón el democráticamente electo, tiene derecho a pasar por encima de las libertades y los derechos humanos. Si lo hace, no es democrático.

Ni la más plena democracia puede o debe prometer el cielo en la tierra. Tampoco asegurar que un gobierno electo alcance la justicia, la paz, la seguridad, la prosperidad, la igualdad.

La democracia no significa que el voto mayoritario lleva al poder a los mejores (de hecho, a menudo ocurre lo contrario).

¿Qué es, entonces, lo que sí garantiza o debe garantizar la democracia? ¿Por qué -si tiene tantas limitaciones- la defendió Winston Churchill con aquella famosa frase: «¿La democracia es la peor forma de gobierno, a excepción de todas las otras que se han ensayado»?

La respuesta la dio Karl Popper, el mayor teórico de la sociedad abierta en el siglo XX.

En «Un repaso de mi teoría de la democracia» (Vuelta 143, octubre de 1988) terminó por definir a la democracia no por el bien que potencialmente logra sino por el daño que impide.

El acto decisivo de la democracia es la capacidad de castigar con el voto al mal gobernante separándolo del poder en el tiempo que marquen las leyes. La práctica periódica y legal del voto amortigua el daño infligido, con la esperanza y exigencia de que el nuevo gobernante se desempeñe razonablemente bien porque, de no hacerlo, será a su vez castigado.

Puede no haber límite a esta progresión pero, con sus variantes, este procedimiento es lo mejor que ha inventado la humanidad para gobernarse. Así debe entenderse la frase de Churchill. Así la entendió él también: fue llevado al poder en 1940, separado en 1945, y vuelto a elegir de 1951 a 1955.

Aplicado a México, todo este razonamiento conduce al desasosiego.

El régimen no admite la variedad, no permite la crítica, no valora la tolerancia, no ejerce la civilidad, no respeta a las minorías, atropella las libertades y pasa por encima de los derechos humanos.

Así hemos llegado al punto de asumir la definición mínima (o última) de la democracia que proponía Popper: castigar el mal desempeño del gobierno.

Espero que el voto se incline hacia allá. Sería lo justo frente a los resultados de este gobierno y el agravamiento de los problemas nacionales.

Pero hay algo más en juego: la supervivencia -o al menos la autonomía- de la institución electoral que asegura el sufragio efectivo y que ha sido abiertamente amenazada.

De ocurrir lo contrario y el voto mayoritario para la Cámara de Diputados avalará el desempeño del actual régimen, habrá hablado la democracia y su palabra es sagrada. Pero en la segunda mitad del sexenio ella misma podría morir por asfixia, como la venezolana.

Y, sin embargo, siempre habrá mexicanos dispuestos a luchar por la democracia, que algo tiene de Ave Fénix. Brindemos por ella.

@#

La respuesta ciudadana

Gabriel Zaid

en REFORMA; 30 May. 2021;

Cuando León Tolstói llamó a los 350 siervos del condado que heredó, para darles libertad, la respuesta no fue el agradecimiento. Preferían el paternalismo del amo generoso que había hecho escuelas para sus hijos.

Todavía hoy, no toda la población prefiere la libertad, aunque la democracia apareció hace milenios.

Solón (638-558 a.C.), uno de los Siete Sabios de Grecia, estableció el derecho de auditar a las autoridades. Un poder de los gobernados sobre los gobernantes.

Clístenes (570-507 a.C.), otro ateniense, propuso la isonomía: la igualdad de los ciudadanos ante la ley. Además, para resolver conflictos internos de la oligarquía gobernante (a la cual pertenecía), inventó una salida que era algo así como «echar un volado»: someter el punto a votación de los ciudadanos.

Así nació la democracia, criticada por Aristóteles (384-322 a.C.) como un régimen expuesto a que un demagogo llegue al poder y lo transforme en tiranía.

El cristianismo fue democrático mientras no llegó al poder. Constantino (272-337) lo elevó a religión oficial del Imperio romano, un integrismo contrario a la separación. Hubo cristianos que, en vez de someterse, huyeron al desierto, para vivir la libertad cristiana al margen del poder, como ermitaños.

La libertad cristiana favoreció el individualismo del Renacimiento, que buscó recuperar valores de la Antigüedad clásica. Lutero (1483-1546) rompió el integrismo a escala imperial con un integrismo de pequeña escala: se alió con príncipes locales que deseaban apartarse del Sacro Imperio Romano. Los primeros colonos ingleses llegaron a América huyendo del integrismo anglicano.

En 1776, las colonias británicas rompieron con la monarquía inglesa y se constituyeron en república democrática. En 1789, la Revolución francesa destronó la monarquía e instituyó la república. Pero los mexicanos de entonces eran todavía súbditos. En 1767, fueron reprimidos por un virrey que proclamó: Sepan «que nacieron para callar y obedecer, y no para discurrir ni opinar en los altos asuntos del gobierno».

La república democrática fue tardía en México. Hubo intentos fallidos. El de Juárez terminó en reelecciones y dictadura. El de Madero, en asesinato y caos. El más prometedor es el actual, porque tiene bases más sólidas. No los partidos ni la clase política, sino la población que se siente ciudadana.

Era mínima (¿miles?) en tiempos de Juárez. Mucho mayor (¿cientos de miles?) en los de Madero. Pero, en las elecciones del año 2000, fueron millones los que llevaron a Fox al poder: no su partido ni su experiencia como gobernador. Votaron contra el PRI, más que a favor del PAN o de Fox. Estaban hartos de la corrupción, y esperaban un cambio.

La decepción causada por el PAN, hizo a muchos desear el regreso del PRI, «corruptos, que al menos saben gobernar». Pero Peña Nieto no supo gobernar ni tenía interés en hacerlo.

La nueva decepción hizo a muchos creer en López Obrador. Que resultó otro Fox: un dicharachero que no sabe que no sabe.

La decepción actual crea una situación peligrosa para el país. Algunos han pensado en la destitución, sin darse cuenta del caos que provocaría el vacío de poder y la lucha entre los aspirantes a la presidencia. Otros, cansados de tanta decepción, piensan en la abstención, sin ver que daría vía libre al pésimo gobierno actual.

Lo posible y lo deseable no es destituir ni abstenerse, sino limitar los daños al país en esto y en aquello.

La atención pública centrada en la presidencia hace olvidar que, más allá de quién esté a cargo, el país vive por lo que hace la gente, no el presidente.

El país se construye o se desmorona en las decisiones buenas o malas sobre una multitud de asuntos que parecen limitados. Hay que dar la pelea por esta y aquella decisión que tiene buenas o malas consecuencias, aunque el asunto parezca menor.

Hubo tiempos en que el poder legislativo ni salía en los periódicos, porque era simple correa de trasmisión del ejecutivo. Hubo tiempos en que las elecciones intermedias no eran muy concurridas. Pero, en las de 1997, se gestó el cambio que fructificó en 2000.

En las del 6 de junio, esto puede repetirse. Basta con que el oficialismo pierda el control del legislativo, aunque siga teniendo el mayor número de legisladores.

La respuesta ciudadana a un sexenio anticiudadano no debe ser la abstención, sino el voto de castigo. Abstenerse no sería inteligente ni responsable.

@#

¿A dónde va el futbol mexicano?/

Mikel Arriola

en REFORMA, 30 May. 2021

El futbol mexicano enfrenta, derivado de la pandemia, uno de los momentos más complejos de su historia, y al mismo tiempo, aunque suene paradójico, atraviesa por un proceso que lo encamina a una gran etapa dentro y fuera de las canchas. Explico por qué es así.

En primer lugar, porque la cancelación de un torneo y la realización de la mayor parte de otro sin asistencia en los estadios, significó pérdidas por más de 4 mil 300 millones de pesos para la industria. Caídas por la venta de mercancías, derechos de transmisión y los ingresos por día de partido fueron golpes muy serios a las finanzas de los equipos.

Para hacer frente a esta situación, y durante varias semanas, conversé con todos los equipos de la Liga MX, la Liga MX Femenil y la Liga de Expansión, para escuchar sus inquietudes y construir un programa compartido, mismo que fue presentado y aprobado el pasado 24 de mayo y que plantea tres ejes para construir el futuro del futbol mexicano.

El primero está enfocado en el terreno deportivo con una meta muy clara: generar un mejor espectáculo. Con esa premisa, se discutieron y aprobaron medidas para incrementar, por ejemplo, el número de minutos con tiempo activo en cada partido, lo que se traducirá en un mejor producto para el aficionado, las audiencias y los patrocinadores.

Se propuso, por ejemplo, una nueva dinámica de la mano de los árbitros que permita mantener mayor tiempo en la continuidad de los juegos, lo que nos acercará cada vez más a los minutos jugados en las principales ligas europeas. También, en ese sentido, se hicieron cambios en la aplicación de las tarjetas amarillas en la búsqueda de un juego cada vez más ofensivo, continuo, limpio y equitativo.

Esas medidas, junto con el fortalecimiento de las fuerzas básicas en todos los torneos o la eliminación del gol de visitante para reconocer y estimular el buen desempeño durante todos los encuentros, contribuirán, sin duda, a un mejor espectáculo.

El segundo eje pasa por el fortalecimiento del modelo de negocios, bajo la premisa de que mejores ingresos se traducen en instituciones más fuertes y, una vez más, en mejores encuentros en las canchas.

Para ello, dentro de las medidas tomadas se encuentran nuevas formas de gestión de los activos de la liga. Ello incluye, por ejemplo, mantener la entrega de recursos durante los siguientes años a los equipos de Expansión para su fortalecimiento -a pesar de la baja en los ingresos de la Liga MX-, así como el fortalecimiento de la Liga MX Femenil para que cuente con más patrocinadores que hagan cada vez más robusta a una liga que ha crecido con récords año con año.

El plan también contempla medidas para tener una Liga con reglas claras, con solidez y transparencia, tanto en las finanzas de los clubes como en la Liga en general, lo que se traducirá en una mayor participación de inversionistas nacionales y extranjeros, como ya ha empezado a ocurrir con la llegada de nuevos capitales al futbol mexicano.

De todas las medidas aprobadas en el plan estratégico, hay algunas que darán resultados en el corto plazo, como las orientadas al aumento en el número de minutos jugados, y otras que reflejarán sus efectos en el mediano y largo plazo, como el fortalecimiento de las Ligas de Expansión y Femenil. Aún así, lo que está claro es que el futbol mexicano tiene claridad de hacia dónde quiere ir y cuáles son los pasos que tiene que dar para llegar a ese destino.

El autor es presidente ejecutivo de la Liga MX.

Te pueden interesar

50 min de lectura
43 min de lectura
59 min de lectura