27 de septiembre de 2022

Fallece un gran caborquense, José Manuel Copado

El CP José Manuel Copado Rodrigo fue uno de los mejores alcaldes que ha tenido Caborca, quien dedicó su vida a procurar el bienestar de los ciudadanos y el progreso de su comunidad. Sin duda un gran caborquense que dejó huella.

El 5 de agosto de este año dejó de existir en la capital del estado, el CP José Manuel Copado, quien se desempeñó como presidente municipal de Caborca en el trienio de 1994-1997, y quien, de acuerdo con los caborquenses, fue uno de los mejores alcaldes de la Perla del Desierto.

Copado como presidente municipal de Caborca

Copado Rodrigo es uno de los más recordados y mejor evaluados en su paso por el Gobierno Municipal. Entre sus obras más sobresalientes están la actual comandancia de policía, la actual tesorería y edificios administrativos. La arcada que le da marco al Templo Histórico. Pavimentó y recarpeteó las calles con las propias cuadrillas de empleados de obras públicas. También es el creador del escudo del Municipio de Caborca, que entró en vigencia en 1995. Durante un año, donó su sueldo, donativo que era transformado en becas para estudiantes de varios niveles educativos. Empezó con él, la celebración de la fundación de Caborca el 18 de diciembre de cada año.

Formó parte del patronato que se encargó de lograr que la Universidad de Sonora abriera una extensión en la ciudad de Caborca.

Recién había cumplido los 80 años. Muere a consecuencias de una insuficiencia respiratoria que no se le pudo controlar después de varios días que estuvo intubado en un coma inducido. Le sobreviven su esposa Yolanda y sus hijos Roberto. José Manuel, Ana Sofía y Germán. Así como una decena de nietos.

Llegó trabajando para la empresa John Deer, vendiendo tractores en la década de los 70 a Caborca, donde llegó a ganar hasta premios por ser el mejor vendedor del país en el próspero Caborca.

Un hombre de una sola pieza a quien supieron querer mucho los caborquenses.

FORMÓ PARTE DEL PATRONATO QUE LLEVÓ LA UNISON A CABORCA

En 1967 autoridades municipales y ciudadanos caborquenses formaron un patronato, y mediante gestiones y diversas actividades se logró la fundación de una escuela preparatoria incorporada a la Universidad de Sonora. Se inició en el actual edificio de la escuela de artes y oficios, edificio que ha sido punto de partida para muchas otras actividades educativas.

Posteriormente el patronato construyó un edificio propio y siguió funcionando hasta 1976 como «Escuela Preparatoria de Caborca». A partir de entonces paso a ser «Colegio de Bachilleres».

Teniendo un manantial de bachilleres se presentó la necesidad de establecer el nivel universitario en nuestra ciudad. Nuevamente las autoridades municipales y los caborquenses se dieron a la tarea titánica de reiniciar el camino comenzado en 1967, pero ahora el reto era mucho más grande: se necesitaba el nivel universitario.

Las autoridades del Municipio, encabezadas por el Dr. Benjamín Salazar Acedo, se dieron a la tarea de formar un patronato que se encargaría de lograr que la Universidad de Sonora abriera una extensión en la ciudad de Caborca. Se convocó a todas las personas y agrupaciones que pudieran colaborar y se formó un patronato integrado por:

  • Sr. Luis Barreda Maldonado
  • C.P José Manuel Copado Rodrigo
  • Sr. Everardo Estrella Vanegas
  • Dr. Alejandro Gutiérrez Araujo
  • Sr. Fidencio Hernández Arredondo
  • Sra. Adelina Lizárraga Nieblas
  • Ing. Horacio Montiel Mendívil
  • Sr. Oscar Noriega Araujo
  • Sr. Eleazar Ortiz Ochoa
  • Sr. Juan Antonio Pérez Guerrero
  • Sr. Jesús Reyes López        
  • Dr. Carlos Valencia Ocaña          
  • Sr. Carlos Vanegas Pino      

Se iniciaron los estudios de planeación, disponibilidad de maestros, terrenos, trámites, etc. De forma altruista un caborquense «muy de antes», el Sr. Eleazar Ortiz donó un terreno de 1.7 hectáreas (actualmente Ave. Universidad y Eleazar Ortiz) al norte de la ciudad, en el cual finalmente construyeron los primeros edificios.

Se corrieron los trámites necesarios ante el Consejo Universitario, justificando la necesidad y respaldando en todos los sentidos el que la Universidad de Sonora abriera aquí una extensión.

Las inscripciones para el ciclo 78-2 se hicieron en la oficina del Lic. José Guadalupe Rubalcaba Madrigal en la calle Obregón entre las avenidas «G» y «H». El local era pequeño y más pequeño se hacia con la presencia de los jóvenes deseosos de estudiar.

El día 27 de noviembre de 1978, inicia actividades la Unidad Regional Norte de la Universidad de Sonora, ocupando provisionalmente el local contiguo al Gimnasio Municipal.


Simultáneamente, el 28 de noviembre de 1978, el entonces Rector Lic. Alfonso Castellanos Idiáquez puso la primera piedra de lo que sería la Unidad Regional Norte.

Descanse en paz el CP José Manuel Copado.

Te pueden interesar