3 de diciembre de 2021

ESOS LOCOS ENAMORADOS DE SONORA

Indigente encuentra atención y amor en estatuas de la plaza de Monclova

Los amores especiales de indigentes sonorenses. Si hace años un cananeense era el fiel novio del maniquí de una boutique de Hermosillo, ahora aparece en Monclova, Coahuila, un enamorado de ‘Esperanza’, una estatua de bronce, y quien al parecer es originario de Ciudad Obregón

Desde Obregón, Sonora, Rosario y David Quintero, posibles hermanos del hombre que podría ser José Ausencio Quintero viajarán a Monclova para confirmar si se trata de su ser querido, pues se comenta en redes que están casi seguros que sí es el enamorado de la Plaza Principal.

“Sus familiares me dijeron que no tardan en venir para reencontrarse”, comenzó declarando Juan Antonio Ruvalcaba, quien difundió la historia del indigente enamorado.

Rosario Quintero, quien trabaja de fotógrafo en Agua Prieta, piensa internarlo en un centro de rehab ilitacioón en Ciudad Obregón.

Fue luego de que Ruvalcaba subiera un video del ‘enamorado de la Plaza Principal de Monclova’ que ayudó a que se viralizara la grabación en la que aparece un hombre que, presuntamente, ha sido identificado como José Ausencio Quintero.

De acuerdo con la información en redes, los integrantes de una familia de Obregón fueron etiquetados en las imágenes que circulaban sobre el hombre enamorado de la Plaza de Monclova, ya que tenía un gran parecido con un miembro que tiene desaparecido más de 26 años.

Ellos (la familia) se contactaron conmigo y yo les informé todo sobre esta persona, les dije que diariamente está en la Plaza Principal, que ahí se la pasa tal y cual, y lo mostré en el video que subí en mi Facebook”, comenzó explicando Juan Antonio.

Sus familiares me hicieron que lo buscará otra vez y fui, le pregunté si se llamaba José Ausencio Quintero y entre que sí y que no, este hombre al final dijo que sí pudiese ser ese su nombre, yo les comuniqué todo esto a sus familiares y me dijeron que no tardan en venir a reencontrarse, agregó.

El hombre en condición de indigencia que camina por las calles de Monclova, Coahuila, se ha hecho viral en redes sociales, luego de hacerse público una serie de videos donde la persona sin hogar abraza efusivamente la estatua de una maestra que está colocada en la plaza principal del municipio.

Después de circular el material, el “enamorado” de la mujer de bronce, fue reconocido por un familiar proveniente de Ciudad Obregón, quien identifica al hombre como José Ausencio Quintero, un ser querido que desapareció desde hace 26 años.

En los vídeos compartidos, el enamorado abraza y besa la estatua de una maestra, quien porta sus lentes y un libro, lo que nunca imaginó el autor del vídeo es que gracias a este podría reencontrarse con su familia.

Fue el monclovense Juan Antonio Ruvalcaba, quien compartió el video de la persona en situación de calle e informó a un medio reconocido del municipio que la familia originaria de Ciudad Obregón, Sonora lo contactó después de haber sido etiquetados en varias ocasiones en los videos del “enamorado de Monclova”.

Aunque no respondió claramente la pregunta, Juan Antonio mencionó que mantuvo comunicación con la familia cajemense y hubo un intercambio de fotografías y videos para identificarlo, pues aseguran que se trata de la misma persona.

Añadió que la familia se encuentra de camino a Monclova para el reencuentro, así como también compartieron la información con familiares que radican en Estados Unidos y que posiblemente podrían unirse en el municipio para descubrir si es realmente José Ausencio.

Conoce a Arturo Chávez, el "eterno enamorado" de ¡un maniquí! - El Sol de  México | Noticias, Deportes, Gossip, Columnas

Historia de amor: Arturo Chávez “el eterno enamorado” de un maniquí

Aunque el amor es algo bellísimo, podría decirse que es la razón de vivir de los seres humanos, hay muchas veces que juega en nuestra contra, sobre todo cuando hemos tenido una terrible decepción, es capaz de hacernos alucinar y perder la razón.

Así es la historia de Arturo Chávez, un hombre de Hermosillo que durante muchos años se paró al frente de una tienda de novias a contemplar a un maniquí, le mandaba besos y le decía bellas palabras de amor, no importando si hiciera calor, frío o lloviera, él era un enamorado.

Según relató la dueña de la tienda de novias, Arturo vivió su momento más terrible, pues su novia falleció tan sólo días antes de la boda, por lo cual su mente se bloqueó, sin embargo al ver el maniquí pensó que era su gran amor, su novia Esmeralda, por eso estuvo ahí diariamente.

Luego de varios incidentes en los que quebró el aparador, la dueña de la tienda lejos de estar molesta, decidió buscar ayuda para Arturo quien fue llevado a un hospital psiquiátrico donde finalmente falleció en el año 2003, sin embargo en diversas publicaciones se dio a conocer su historia.

Te pueden interesar

40 min de lectura
55 min de lectura
14 min de lectura