26 de octubre de 2021

El Día de la Marmota o cómo cambiar una vida negativa y sufrida

Exclusivo: mano a mano con el guionista de "El Día de la Marmota" - Radio  Cantilo 101.9

El protagonista de la película El día de la marmota se libera de la rueda del sufrimiento tan pronto como se rinde y acepta el momento presente y se convierte en una fuerza beneficiosa

En una charla en la Universidad de Standford (California) con motivo de unas Jornadas sobre la Compasión, Eckhart Tolle, un guía espiritual y escritor alemán residente en Canadá, habla sobre una de sus películas favoritas, “Groundhog day” (“El día de la marmota”) un filme de 1993, del que este autor extrae una interesante lectura:

HD] Atrapado en el tiempo 1993 Ver Online Subtitulada - Pelicula Completa

Para refrescarles la memoria a los que la han visto y poder explicar por qué me gusta esta película y por qué pienso que su mensaje es tan importante, les diré que trata sobre un hombre, su protagonista, un meteorólogo (interpretado por el actor Bill Murray) que tiende a pensar siempre lo peor en cada situación, es una persona muy negativa, que no para de quejarse, que odia su trabajo, a la mayoría de la gente y los lugares que encuentra dondequiera que va; realmente es una persona muy infeliz; ése es su sentido de identidad y como él vive.

Así que un día ha de viajar a ese pequeño pueblo dePennsylvania, Punxsutawney, donde tiene lugar una de esas conocidas ceremonias invernales en la que sacan de su guarida a una marmota para ver si se queda fuera o vuelve a refugiarse en ella, y es que se supone su comportamiento tiene la capacidad de predecir cómo de largo será ese determinado invierno.

El protagonista, al ser meteorólogo, tiene que acudir a ese pueblecito con su equipo (un camarógrafo y su compañera reportera) pero él es tan infeliz y negativo que enseguida odia el lugar, le parece horrible y está deseando desde el mismo momento en el que llega, poder marcharse de allí tan pronto como le sea posible, y piensa: “Qué lugar tan horrible para vivir! qué estiercolero!”, esos son sus pensamientos, son tan sólo eso, pensamientos, pero él lo vive como si fueran reales y se convierten por eso en su realidad.

Tras haber grabado e informado acerca del evento, el protagonista se ve obligado a pernoctar en un hotel de ese pueblo porque le informan de que una nevada ha cortado los caminos y nadie se puede marchar ese día, cosa que le horripila y le pone aún de peor humor, y le hace quejarse del lugar todavía más.

A la mañana siguiente, se despierta deseoso de escapar del pueblo, pero siente algo extraño, percibe las mismas sensaciones y situaciones que el día anterior, y poco a poco se comienza a dar cuenta de que está reviviendo el día de ayer, el día de la marmota.

La película continúa, y podemos ir viendo que el meteorólogo es forzado a revivir una y otra vez ése mismo día y en todo ese tiempo nunca puede salir del pueblo porque la nieve mantiene cortados los caminos; cada mañana la radio-alarma del despertador suena puntualmente, con la misma canción cantada por Cher, “I got you baby, I got you baby” (te tengo, cariño; te tengo, cariño)

Y la cosa continúa así, y no sabemos el número de veces que el protagonista vuelve a revivir ese día, posiblemente cientos de veces, tantas que incluso llega a estar tan desesperado que intenta cometer suicidio, y lo consigue, pero, a la mañana siguiente se vuelve a despertar una vez más en la cama del hotel.

Curiosamente, en algún punto de la película, su comportamiento comienza a cambiar, en vez de ser antipático, cruel y despreciable con la gente, empieza a ayudarles, a pasear por el pueblo y ser una persona que intenta hacer mejor la vida de la gente que le rodea; personalmente yo opino que se aburrió tanto de odiar y de sufrir por todo que decidió probar otra manera de comportarse, y desde entonces, cada vez que repite ese mismo día se puede ver que se divierte más, ya que dedica su día a día a ayudar a la gente; lógicamente esa gente se sorprende muy gratamente, para ellos ese día es tan sólo un día más, la primera vez que pasa.

Según lo veo yo, él comienza a cooperar cada vez más con el momento presente, esto, afortunadamente, nunca es aclarado en la película, porque en las buenas películas el mensaje nunca se explica, ha de ser mostrado en vez de explicado, de tal forma que cada espectador saque sus propias conclusiones.

Así que al final, la última escena se produce cuando él se levanta una vez más pero esta vez es al fin el día siguiente (al día de la marmota) y puede salir del pueblo y continuar su vida; aunque ahora ama tanto el momento presente que le comenta a su compañera: “quedémonos”.

El protagonista ha sido liberado de la rueda del sufrimiento tan pronto como se rinde y acepta el momento presente, cuando se convierte en una fuerza beneficiosa para el momento presente. Y ese es el mensaje que reside en lo más profundo de la película.

Y es que yo diría, básicamente, que todo aquel que está completamente identificado con su mente condicionada, está viviendo en su propio “día de la marmota” porque, aunque no lo hace literalmente, la mente condicionada tiende a repetir las situaciones que vive, y si estamos totalmente identificados con ella, lo que incluye patrones de reacción (la forma en que reaccionamos ante las mismas situaciones) tenderemos a repetir situaciones de vida similares a causa de estas reacciones; y por supuesto ello incluye también el repetir casi idénticamente, situaciones de pareja o sentimentales. Seguramente alguno de vosotros os hayáis percatado ya de ello, que solemos a veces atraer al mismo tipo de personas y luego nos preguntamos: “¿Qué diablos pasa? ¿Cómo puede ser posible que atraiga siempre al mismo tipo de gente?” …es extraño, pero así ocurre, porque básicamente, casi todo el mundo tiene su propio “día de la marmota” en la cabeza hasta el momento en el que toma consciencia de ello y puede entonces trascenderlo, liberarse de él.

Bill Murray y Hechizo en el tiempo tendría secuela en una serie | El día de  la marmota | Groundhog Day | La República

CURIOSIDADES

«GROUNDHOG DAY» del director Harold Ramis conocido con varios nombres en español: «Atrapado en el tiempo» en España, «El día de la marmota» en Chile, Argentina, México y Venezuela y «Hechizo del tiempo» en el resto de Hispanoamérica.

Te dejamos algunas curiosidades de esta gran película:

1-El director de «Groundhog Day», Harold Ramis, declaró que originalmente quería que pasaran 10.000 años de condena. Pero al final estima que el tiempo real de Phil serían unos diez años (aunque hay otros cálculos debatibles que estiman un aproximado de al menos 30 años).

2-La marmota que utilizaron para la película mordió a Bill Murray en dos ocasiones. Incluso Bill Murray tuvo que inyectarse la antitetánica por culpa de las fuertes mordidas.

3-El rodaje no fue en Punxsutawney, el pueblo original de la tradición. Se filmó en Woodstock (Illinois), cerca al lugar de nacimiento de Bill Murray.

4-Uno de los Hermanos de Bill Murray, Brian Doyle-Murray aparece en el film como encargado de la festividad, en la vida real formaba parte de dicho evento (estaría levantando la mano en una de las fotos del film que posteamos).

5-Lo que le sucede al personaje de Bill Murray en la película, dio lugar a muchas reflexiones filosóficas y religiosas sobre la naturaleza del tiempo, el karma o el castigo divino. Harold Ramis confesó que recibió llamados de comunidades religiosas que identificaron en el film parte del pensamiento budista.

El protagonista pasa de las actitudes egoístas e intentos de autodestrucción, a liberarse del ego y hacer cosas buenas por los demás para evitar su angustia, con esto reafirmar su interior.

«Lo que queríamos decir es que puedes vivir mejor, puedes tener una vida mejor. La gente puede cambiar y cuando cambia obtienes recompensas que crees que quieres de la vida», dijo Ramis en una entrevista.

6-Bill Murray aprendió de memoria la canción Rapsodia de Sergei Rachmaninov, que vemos tocar en el piano en el film.

7-En Woodstock (Illinois), lugar de rodaje de la película, se pusieron unas placas conmemorativas de los lugares donde se filmaron las escenas como la clásica esquina donde el personaje de Ned (Stephen Tobolowsky) se cruza con Phil, al igual que el lugar donde tropieza y mete el pie en el charco.

8-Todas las escenas con el personaje de Ned (Stephen Tobolowsky), se filmaron continuamente para que la paciencia de Bill Murray fuera decayendo de manera natural (¡Sin duda, esta es la mejor!).

Te pueden interesar

47 min de lectura
31 min de lectura
35 min de lectura