27 de septiembre de 2022

Diluvio en Sonora de fin de semana

El fin de semana llovió lo de 6 meses; presas se llenaron y se redujo la sequía

De acuerdo con el meteorólogo Alberto Hernández Unzón, la lluvia de los últimos 7 días en la entidad representó la misma que cayó en el semestre previo, lo que recargó las presas y redujo la sequía significativamente.

Las intensas lluvias que azotaron la zona poniente de Sonora desde el pasado sábado, las presas de la entidad registraron un incremento significativo en su volumen almacenado en relación con la semana anterior y los días previos a las fuertes precipitaciones, que de momento cambiaron el estatus de la zona afectada por la sequía severa a niveles más moderados.

Si bien, un fin de semana de lluvias no revirtió el la ausencia de precipitaciones en los meses anteriores, para el meteorólogo de Grupo Fórmula, Humberto Hernández Unzón, la cantidad de agua que cayó este fin de semana equivalió a la de los pasados 6 meses.

«(Fue) Tremendo, y las escenas de también puentes derrumbados de las inundaciones y el desbordamiento de ríos en Guaymas y Nogales nuevamente para lo que fue este fin de semana es que el acumulado de 245 litros por segundo por metro cuadrado», comentó.

Sin embargo, el meteorólogo llamó a no echar las campanas al vuelo, pues si bien, por ejemplo, la presa Ignacio R. Alatorre en Guaymas pasó de 56 por ciento de llenado a 103 por ciento entre el viernes y el lunes, esto no acabó con la necesidad de agua y la sequía en otras localidades. 

Otras cinco presas de la entidad, como las de Hermosillo, Río Yaqui y la zona noreste de la entidad tuvieron crecimientos de entre 10 y 20 puntos porcentuales en su llenado entre el viernes 19 y este lunes 22 de agosto.

«Todavía no. Pero definitivamente sí contribuye. Si vemos el índice estandarizado de precipitación de los últimos tres meses, pasó precisamente de esos semáforos rojos hasta negros, que es una sequía excepcional, a áreas en azul, que se le conoce como extremadamente húmedo», acotó.

Deslaves, derrumbes y socavones

Un muerto y comunidades aisladas en Sonora a causa de los aguaceros

Las lluvias en Sonora de este fin de semana fueron tan intensas que además causaron la caída de puentes en localidades como Guaymas, Empalme o Nacozari.

Zonas de las regiones sierra, centro y sur de Sonora quedaron incomunicadas como resultado de las intensas lluvias que azotaron la entidad este fin de semana y a las que se atribuyó la muerte de un joven en el territorio que comparten los municipios costeros de Guaymas y Empalme, donde decenas de familias ayer esperaban ser rescatadas.

El paso de Hermosillo a Cajeme quedó interrumpido, pues la carretera federal México 15 colapsó y se derrumbó el puente El Valiente, en el kilómetro 138 de la vía Hermosillo-Guaymas.

Las precipitaciones no han cesado en gran parte de Sonora desde el miércoles pasado. Ayer por la madrugada una tormenta fustigó el norte de Guaymas y Empalme, lo que dejó anegamientos en cientos de viviendas. Personal de rescate y Protección Civil, bomberos y policías, así como efectivos de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano –que aplicó el plan DN-III–, realizaron operaciones en esos municipios.

En Guaymas, un joven de 17 años murió al ser arrastrado por un arroyo cerca del cerro Nacapule, que intentó cruzar a bordo de una camioneta pese a la crecida del caudal. El vehículo quedó atascado y el muchacho no pudo salir. Elementos de bomberos rescataron el cadáver.

La Unidad Estatal de Protección Civil (UEPC) informó que cayó el puente El Valiente y que los aguaceros provocaron socavones y deslaves en la carretera federal México 15. Acotó que el libramiento de Guaymas debió ser cerrado luego de que un río se desbordó y dejó inmovilizados decenas de automotores particulares y camiones de carga en el tramo Vícam-Empalme; agregó que en esa misma vía quedó arruinado el puente que comunica las comunidades El Tomatal y La Aguilita.

Según la UEPC, la carretera 36 Norte, entre Hermosillo y Puerto Libertad, cerró por acumulaciones de agua pluvial, arena y árboles derribados. Añadió que la carretera que conecta Hermosillo con Bahía de Kino sufrió inundaciones entre los kilómetros 800 y 100.

Habitantes de la sierra informaron que un derrumbe cerró la carretera Cumpas-Nacozari, en el kilómetro 62. En la misma vía, el arroyo San Cristóbal impidió el avance sobre el tramo Benjamín Hill-Santa Ana-Ímuris.

En sur de Sonora, en comunidades rurales como El Renacimiento, San José de Guaymas y Empalme, los aguaceros causaron inundaciones que afectaron a unas 6 mil 500 personas. Residentes de ese territorio solicitaron a autoridades en redes sociales que los apoyen para salir de sus hogares y poner a salvo sus pertenencias.

Se calcula que más de mil 500 domicilios de las colonias Pitic, Pesqueira, Ampliación, Ronnie Camacho y Bella Vista, en Empalme, padecieron anegamientos. En ese municipio se rescató a por menos a 46 habitantes y abrieron cinco refugios con capacidad para 251 personas.

La Secretaría de Marina rescató con un helicóptero Black Hawk a una familia de cuatro adultos y dos niños que quedó atrapada en un vehículo entre dos arroyos, en el ejido Santa María, en Empalme; en esa misma localidad, marinos salvaron a una mujer que estaba en labor de parto. Seis empleados de la Granja Ojaí, también en Empalme, fueron salvados de anegamientos, lo mismo que un individuo que se aferró a un mezquite para salvarse.

El gobernador Alfonso Durazo instruyó que se instale en Empalme un comité de operaciones de emergencia para respaldar zonas afectadas. Mientras, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del estado instaló un centro de acopio en sus oficinas centrales, en Hermosillo, para recabar ayuda que se llevará a damnificados de Guaymas y Empalme.

Te pueden interesar