26 de octubre de 2021

Devin Booker, súperestrella de Soles de Phoenix, con raíces mexicanas

Mexican roots run deep with the Phoenix Suns - Washington Times

Nieto de un mexicano oriundo de Nuevo León, Booker es uno de los principales ídolos deportivos de la enorme comunidad latina de Phoenix y con sus actuaciones ante Milwaukee Bucks se acerca a su sueño de conseguir el anillo de campeón NBA en una franquicia con mucha conexión histórica con México.

Hace cuatro años, Booker estuvo en la Ciudad de México con los Soles que disputaron un juego contra los Mavericks de Dallas:

Ahí, Devin Booker se mostró muy orgulloso de su pasado mexicano. Pero, comer unos tacos de chapulines -un platillo de la gastronomía mexicana- supera los límites para el estelar escolta de los Suns de Phoenix.

«No, no los probé», dijo Booker, a quien le ofrecieron el platillo luego de su arribo a la capital del país. «Pero creo que lo tendré que hacer antes de irme».

Booker es el hijo del ex NBA Melvin Booker y de Verónica Gutiérrez, una mujer hija de padres mexicanos que crió al jugador de los Suns mientras su padre disputaba una carrera de más de una década en Europa, donde militó en las ligas de Italia y Rusia, entre otras.

«Le debo todo a ella, al crecer me crió a mí, a mi hermano y hermana y nunca la vi fruncir una ceja, siempre estaba positiva», dijo Booker, quien promedia 19.2 puntos en su segunda temporada en la liga. «Realmente se preocupaba por mí y nunca le importó el lado del básquetbol, lo que le importaba era que yo fuera feliz. El tener el apoyo así de tu madre es algo increíble».

Phoenix Suns continúa avanzando a paso firme en las Finales de la NBA y gran parte de su éxito un poco inesperado se debe a la tremenda temporada que está haciendo Devin Booker. El escolta de 24 años promedia 27,2 puntos y 4,9 asistencias por partido en los Playoffs 2021 y junto a Chris Paul y sus compañeros ya puso a la franquicia de Arizona a apenas dos triunfos de distancia de levantar el trofeo Larry O’Brien por primera vez.

Booker no solamente es amado en Phoenix por su gran talento y por ser un proyecto moldeado por la franquicia desde que lo draftearon en 2015 con 18 años, sino que también es alguien con raíces cercanas a las de gran parte de la población. Según datos del censo de Estados Unidos, el 42,6% de los 1.680.992 habitantes de Phoenix son de origen hispano o latino y D-Book es uno de ellos: su abuelo es Jorge Gutíerrez, un mexicano nacido en Los Nogales, Nuevo León, que emigró a Michigan, donde nació Verónica, la madre de Devin, y luego también el propio basquetbolista de los Suns.

En distintas entrevistas Booker se refirió al tema y contó que veía a su abuelo una vez al año y allí salía su parte mexicana, aunque Jorge, fallecido hace un tiempo, hablaba muy poco inglés y Devin todavía no aprendió castellano (en 2019 contó que tenía como objetivo aprender en los próximos años), por lo que Verónica actúa como traductora entre los dos.

Kendall Jenner y Devin Booker confirmaron su relación el pasado 14 de febrero, desde entonces, la pareja se ha dejado ver muy enamorada

Fue en Phoenix donde Booker empezó a sentir más conexión con sus raíces a pesar de estar lejos de su abuelo y de la comida mexicana que hacía su madre. «En Phoenix tenemos una gran población mexicana, por lo que ser parte de esta organización me ayuda a conectar más con mi herencia mexicana y puertorriqueña. Cada una de las actividades que hacemos alrededor de esto han sido increíbles», comentó el hombre de los Suns en su momento y recordó: «algunas de mis mejores memorias de niño son con mi mamá cocinando platos mexicanos que aprendió de su padre, o también cuando íbamos a visitarlo a él en los fines de semana».

Ese mismo apoyo lo devuelve gente de la raza en el Phoenix Suns Arena, donde incluso se ven banderas de México con el logo de los Suns y el dibujo de Booker asimilado a un santo. Arturo Ochoa, locutor oficial en español de los Phoenix Suns en la radio local, contó que su cantidad de oyentes se duplicó en estos Playoffs: «Es increíble la cantidad de hispanos que están apoyando al equipo ahora. Todos quieren ver al equipo y aprender sobre el equipo»

Los NBA México Games han contribuido con eso: Phoenix visitó CDMX en 1996, 2017 y 2019 (también fueron a Monterrey en 2009), las últimas dos visitas en temporada regular y con Booker como gran estrella del equipo.

«Después de nuestro primer juego aquí, busqué la manera de permanecer conectado a la cultura mexicana. Especialmente, por ser parte de mi herencia, Así que me asocié con Nike, hicimos un par de eventos allí con ellos y con Zucaritas. Fue una experiencia increíble. Mi patrocinio favorito en mucho tiempo», explicó Booker, que se la pasó muy bien en el país y se manifestó a favor de que la NBA agregue una franquicia en México.

Booker, que luego de las Finales hará su debut con la Selección de Estados Unidos en los Juegos Olímpícos Tokio 2020, tiene claro que es un ejemplo para todos los chicos de la comunidad: «En el momento en que todos supieron que tenía una línea sanguínea mexicana, entré a redes sociales y vi a niños pequeños de ascendencia hispana acercándose a mi que me decían: ‘Eres mi jugador favorito. Si eres mexicano y llegaste a la NBA, yo también puedo«, declaró.

Booker no es el único jugador de ascendencia latina en estas Finales (Milwaukee Bucks cuenta con el pivote Brook Lopez, hijo del ex beísbolista cubano Heriberto Larrosa López) y tampoco es la primera conexión mexicana con los Suns: allí jugó Horacio Llamas, el primer representante de México en la NBA, trabajó como entrenador Earl Watson, de familia mexicana, y también tuvo dos pasos Cedric Ceballos (finalista en 1993), otro basquetbolista estadounidense de ascendencia mexicana.

Te pueden interesar

47 min de lectura
31 min de lectura
35 min de lectura