28 de septiembre de 2022

COLUMNAS POLÍTICAS

Columnas del jueves 10 de febrero de 2022

.

4T: Houston, tenemos un problema/Mario Maldonado

El Universal

La historia de José Ramón López Beltrán y Carolyn Adams comenzó en la segunda mitad de 2018, previo a la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador. Se conocieron en una cena en la CDMX a la que fue invitado el hijo mayor del Presidente. El flechazo fue instantáneo. Por aquellos días, Andrés Manuel López Beltrán, hijo mediano del primer matrimonio de López Obrador, sostenía un noviazgo con una modelo venezolana que lo acompañó a la investidura. José Ramón, dice una fuente cercana a la familia, se enamoró perdidamente de Carolyn y formalizaron su relación pocos meses más tarde. El 1 de septiembre de 2019, acudió con Adams al Primer Informe de Gobierno de su padre. 

La decisión de irse a vivir a Estados Unidos vino por dos lados. El Presidente les pidió a sus hijos mayores irse a vivir al extranjero, y Carolyn también tenía esos planes para su familia y vida profesional. Con más de 20 años de experiencia en el sector energético, trabajando para empresas como BP y Cava Energy, quería regresar a la meca del negocio petrolero: Houston, la ciudad con más empresas Fortune 500, después de Nueva York. 

Fue así como decidieron establecerse en Texas para formar una familia. No contaban con que el discurso de austeridad, antineoliberal y anticorrupción del Presidente de México los perseguiría por un claro conflicto de interés y de valores: un alto funcionario de la empresa Baker Hughes les rentó (o les prestó) una casa de lujo, días después de que la compañía obtuvo contratos con Pemex. Ayer, por cierto, el director de la petrolera mexicana, Octavio Romero, reconoció que en los tres años y dos meses que van de este gobierno le han otorgado contratos a Baker Hughes por 20 mil millones de pesos, más de lo que en cualquier sexenio anterior. 

El escándalo, que tiene furioso al Presidente y ha ocasionado nuevos ataques a los medios de comunicación, escaló en Estados Unidos. Baker Hughes es un importante proveedor de servicios a la industria petrolera y cotiza en el Nasdaq de Nueva York. Como todas las empresas públicas, está sujeta a la regulación de la SEC y a auditorías por probables asuntos de corrupción y conflictos de interés. Según lo expuesto en los medios y en análisis de expertos en políticas de cumplimiento, la relación José Ramón-Carolyn con un ejecutivo de Baker Hughes no pasa la prueba del ácido de los reguladores de EU. 

Houston, con sus mil 500 kilómetros cuadrados de territorio y su cercanía al Golfo de México, ha atraído también a otros integrantes del gobierno del Presidente, cuya relación con negocios del gobierno también ha sido cuestionada. 

Carmelina Esquer Camacho se asentó en Houston –cerca de The Woodlands– desde el inicio del sexenio, para encabezar la filial Pemex Procurement International (PPI), pese a no tener experiencia en las compras de productos de importación de la petrolera. Esquer Camacho es hija del secretario particular del Presidente, Alejandro Esquer Verdugo. 

Elvira Daniel, exdirectora del Centro Nacional de Control de Gas Natural, mantiene injerencia en Pemex por la relación que tiene con el tabasqueño Octavio Romero, de quien fue socia en la empresa Mercocha, dedicada a la cría y comercialización de ganado en Tabasco, junto con el actual titular del Fonatur, Javier May. Se sabe que Daniel habría participado como intermediaria en el acuerdo entre Pemex y Shell para controlar la refinería de Deer Park en Houston. 

Y, por si fuera poco, el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, también tiene casa en Houston, donde además se ubican las oficinas de su consultora de empresas Ecanal. 

Esa debilidad por Houston y la vida de millonarios. 

Posdata 

La Fiscalía General de la República acaba de reabrir una carpeta de investigación contra el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar Morales, la cual incluye denuncias por malos manejos y uso de prestanombres durante su presidencia en la Corte, entre enero de 2015 y diciembre de 2018. 

..

.

Bajo reserva

AMLO sorprende a dos cancilleres

Como un balde de agua helada, nos dicen, cayó en la Secretaría de Relaciones Exteriores la declaración del presidente Andrés Manuel López Obrador, de poner “en pausa” la relación con España. Mientras en la oficina central de la cancillería mexicana se recibía al enviado Especial de Joe Biden para el Cambio Climático, John Kerry, llegó la noticia de lo que el jefe del Ejecutivo había dicho durante la conferencia de prensa mañanera. Tras lo dicho por el mandatario mexicano la SRE no dijo nada, pero quien sí acusó de recibo fue el canciller español José Manuel Albares, que solo pudo manifestar su “sorpresa” por las declaraciones del presidente de México pues, dijo, se contradicen con las que había realizado hace unos días y con las que escuchó en persona de boca del secretario Ebrard con quien sostuvo un “encuentro cordial” en Honduras la semana pasada. AMLO sorprendió a dos cancilleres.

La gallina de los huevos de oro de Ayotzinapa

Las casetas de peaje Palo Blanco y La Venta son “la gallinita de los huevos de oro” para los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, en Guerrero. Nos cuentan que en esos dos puntos, de gran afluencia vehicular, el negocio es de varios millones de pesos a la semana que son recabados por los alumnos del plantel. En esas casetas los jóvenes, piden a cada vehículo 100 pesos para dejarlos pasar. No por nada, nos comentan, esas casetas son peleadas no sólo por los estudiantes de Ayotzinapa, sino por otros grupos guerrerenses.

Arranca la sucesión en el Edomex

La sucesión en el Estado de México arrancó esta semana y nos dicen que el gobernador Alfredo Del Mazo (PRI) demostró que tiene el músculo para encabezar el proceso, en unidad con el priismo nacional. Primero, impulsó a la nueva dirigencia del PRI en el estado y ayer nombró a cuatro mujeres en su gabinete. Nos hacen ver que la estrategia electoral del gobernador estará basada en las mujeres y que nadie pierda de vista que lleva años nombrándose como el gobernador de las mujeres. Por eso no extraña que Alejandra del Moral y Martha Hilda González se vayan a hacer cargo, respectivamente, del programa social más importante de su gobierno y de la Secretaría que atiende a las mujeres. Don Alfredo dijo que las mujeres son presente y futuro, por algo lo dirá, nos hacen notar.

En Oaxaca vislumbran buen agarrón electoral

Oaxaca, nos aseguran, no está entregado a Morena para las elecciones de 2021, como muchos lo piensan. Nos comentan que si alguien piensa lo contrario debería asomarse al perfil del candidato del PRI al gobierno estatal, Alejandro Avilés, para ver de qué tamaño será la pelea electoral. Su designación, nos explican, logró una amalgama en el priismo oaxaqueño y el cierre de filas con el gobernador Alejandro Murat. Los tricolores aseguran que no están con los brazos caídos, y menos con el ánimo de soltar la plaza frente a Morena, y lo que esperan es un buen agarrón electoral. (El Universal, Nación, p. 2)

.

.

Sacapuntas

Ministro, en aprietos

Desde el Poder Judicial nos cuentan que se avecina un escándalo de proporciones mayores, que vincula al ex presidente de la SCJN, Luis María Aguilar, con malas prácticas y manejos. De hecho, la FGR abrió ya un expediente, algo equiparable al tristemente célebre ex ministro Eduardo Medina Mora, quien renunció al máximo órgano judicial por denuncias en su contra.

A calar el brazo

Nos platican que la gira del presidente López Obrador por Sonora, que realizará desde este viernes y hasta el domingo, no sólo será para supervisión de obras hidráulicas. También se prevé que el mandatario inaugure escuelas probéis en Hermosillo y Obregón, por lo que no se descarta un breve juego de pelota con el gobernador de Sonora, Alfonso Durazo.

Empodera a mujeres

Con los nuevos nombramientos del gobernador del Edomex, Alfredo Del Mazo, el mensaje es que se trabaja de la mano de las mujeres, nos dicen. A la Secretaría de Desarrollo Social va Alejandra del Moral; a la de la Mujer, Martha Hilda González, a la del Trabajo, Maribel Góngora; y a la del Campo, Leticia Mejía. Aviso de que la sucesión tendrá rostro de mujer.

Adán, el conciliador

Manos a la obra puso el secretario de Gobernación, Adán Augusto López para promover el diálogo entre el senador y líder del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia, y el propietario de Grupo México, Germán Larrea. El objetivo es conciliar a ambas partes para encontrar una solución a los conflictos en Cananea. Pronto habrá noticias, nos cuentan.

Reversa, a reforma de 2014

Hay un acuerdo preliminar en las bancadas de Morena y del PRI en San Lázaro, para impulsar una reforma electoral a mediados de este año. Uno de los principales objetivos, pactaron los líderes de esas fracciones, Ignacio Mier y Rubén Moreira, es regresar la autonomía a los institutos electorales estatales. Es decir, echar para atrás la reforma aprobada en 2014. (El Heraldo de México, La dos, p. 2)

.

.

Trascendió

Que si usted disfrutó de las piruetas del joven Donovan Carrillo en el patinaje artístico de Pekín 2022, no puede perderse las de la clase política morena que debió salir a explicar el tema España, desde Héctor Vasconcelos, quien señaló que “cuando uno se da una pausa hasta se retoma la relación con mayor madurez”, hasta Olga Sánchez Cordero, creyente de que “pausar es dejar en pausa, es una pausa”, pasando por Ricardo Monreal, que descartó rompimiento con España y matizó: “pausa es un término suave, no usual en diplomacia”. Para evitarse una exhibida, el canciller Marcelo Ebrard, principal obligado a aclarar el punto, mejor declinó opinar.

Que José Manuel del Río Virgen, secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado, está por cumplir 50 días en prisión y nadie en los juzgados veracruzanos sabe por qué. Se le detuvo el pasado 22 de diciembre y el juez de control Francisco Reyes Contreras lo vinculó a proceso por homicidio calificado sin ninguna acusación de por medio, de acuerdo con su defensa, y ahora el propio juzgador se resiste a enviarle la grabación de esa audiencia al juez de Distrito que tiene a su cargo resolver la demanda de amparo indirecto que presentó el detenido.

Que en oficinas del gobierno federal comentan que se investiga a fondo qué personas fueron amenazadas por el crimen organizado y obligadas a cerrar caminos en la zona de Tierra Caliente, en Michoacán, que gobierna Alfredo Ramírez Bedolla, en busca de descubrir a los integrantes de los cárteles que se han infiltrado entre los habitantes para vigilarlos y no perder el control en la zona.

Que con cuatro votos a favor, la Suprema Corte dio la razón al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, y rechazó la controversia constitucional que interpuso la Universidad de Guadalajara contra la reasignación de recursos al Hospital Civil de Tonalá, debido a que Raúl Padilla, cabeza de la casa de estudios, quería que los fondos fueran al Museo de Ciencias Ambientales. (Milenio Diario, Al frente, p. 2)

.

.

Rozones

Debates y descalifcaciones al ejercicio periodístico

En los últimos días el ejercicio del periodismo ha estado en el centro de al menos dos debates. Uno por el hecho documentado de que nuestro país es de los más peligrosos para ejercer este oficio socialmente imprescindible. En éste, la impunidad es señalada como la causa principal que, al no ser abatida, mantiene las condiciones de riesgo. Por otro lado, han sido motivo de controversia publicaciones sobre las que hasta ahora no se ha comprobado que pudieran provenir de datos falsos o no verificados. Las descalificaciones hacia el trabajo de Carlos Loret o Carmen Aristegui no han tenido que ver con el rigor periodístico de sus investigaciones. Por esta razón, en este segundo debate, vale la pena señalar que parece empezar a replicarse un modo severo de descalificación al trabajo periodístico, que genera un ambiente de mayor riesgo en el ejercicio libre de la profesión.

Cierre de filas en Durango

Nos cuentan que los cierres de filas en torno a las postulaciones acordadas, sobre todo las de la alianza PRI, PAN y PRD, están teniendo lugar por estos días previos a la formalización de candidaturas. Y fue el dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática, Jesús Zambrano, quien acudió el martes pasado a Durango a encontrarse con Esteban Villegas, apenas dos días después de que éste afirmara que “en este proyecto cabemos todos”. Zambrano, nos comentan, le ratificó el respaldo de su partido. “Nos conocemos desde hace mucho tiempo, hemos refrendado el acercamiento y la confianza, alguien que va a representar de una manera fundamental el compromiso con las mejores causas de las mujeres y hombres con las causas de la gente del campo, de los trabajadores”. Se espera que panistas en breve hagan lo mismo, nos dicen.

Meten rigor en Coyoacán

“El que con leche se quema, hasta al jocoque le sopla”, reza el dicho. Y, nos aseguran, así se ve en Coyoacán en donde, después de años de abandono y excesos, se comenzó a meter en cintura a todo el personal con medidas de austeridad y control que se publicaron en la Gaceta Oficial de la CDMX. Ahí se destaca que se deberán aplicar medidas de austeridad en telefonía, combustibles, uso de vehículos, electricidad, papelería, entre otros rubros, con lo que se busca poner orden a lo hallado desde hace 4 meses cuando dio inicio la administración que encabeza Giovani Gutiérrez. Por lo pronto, se le ha anunciado al personal que las multas a las que se hagan acreedores, deberán ser pagadas por el propio personal y también correrán con los gastos cuando tengan un percance ocasionado por el consumo de alcohol o sustancias prohibidas. Cero tolerancia a abusos. Ahí el dato.

Reclamo por no vacunar a menores

Si la pandemia, de confirmarse algunos datos duros, pudiera ir en retirada, las polémicas por temas que se le relacionan no. Y todavía parece haber tela de dónde cortar, por ejemplo, en lo que tiene que ver con la inoculación. Lo anterior viene a cuento porque ayer, en la tribuna de la Cámara alta, el senador Manuel Añorve hizo ver que nuevamente la realidad está atropellando al subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, quien ha insistido en que los niños no necesitan vacuna contra el Covid-19. El legislador priista refirió que los pequeños sí están siendo golpeados por la pandemia y que, incluso, el Gobierno de Estados Unidos decretó que los menores se deben vacunar desde los seis años. Nos dicen que el senador atribuyó la negativa del funcionario a su falta de planeación y acusó al subsecretario de mentir y engañar al Presidente. Uf.

El “Cuau”, hasta la cola

Nos hacen ver que el gobernador de Morelos quedó en el último lugar en nivel de aprobación de gobernadores y otros líderes políticos de rango municipal, estatal y nacional, en el sondeo que realizó la organización social México EligeCuauhtémoc Blanco superó, en rechazo, a personajes como la alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada, o el gobernador de Zacatecas, David Monreal, que ya es mucho decir, nos aseguran. En el rubro específico de gobernadores, el exfutbolista obtuvo sólo 21 puntos de respaldo y no es para menos si como lo han documentado diversas voces y organizaciones de esa entidad, su administración suma varios pendientes, centralmente el que tiene que ver con un combate eficaz del crimen. Entre los observadores de la realidad morelense se advierte que “el Cuau” quizá apenas ha empezado a entender que no es lo mismo jugar con un balón que gobernar una entidad tan compleja. Lo malo es que, nos dicen, las inconsistencias en su administración provocan que, no sólo a él sino a sus gobernados, les vaya de la patada.

Conflicto sin fin en el CIDE

Ahora la comunidad estudiantil del CIDE se expresó en contra de la ratificación de Jordy Michel como secretario académico y de Mónica Santillán como secretaria de vinculación de la institución, y acusó que los nombramientos se hicieron de manera ilegal. Los alumnos recordaron que estas designaciones se realizaron bajo el nuevo estatuto propuesto por la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, María Elena Álvarez-Buylla, a quien acusan de aplicar las reformas a su conveniencia y sin consultar al Consejo Académico del centro de estudios, con el fin de confirmar la designación de José Romero Tellaeche. Nos hacen ver que este nuevo episodio de desencuentro concede razón a quienes advierten que están equivocados quienes quedaron al frente de la institución a causa de una imposición y tras ello creen que el problema está resuelto. (La Razón, La dos, p. 2)

.

.

Estrictamente Personal // Juguemos a la gallina

El Presidente está empapado en la ira. No ha podido procesar con serenidad e inteligencia racional la difusión de la casa gris donde vivieron en Houston su hijo mayor y su nuera. Dos semanas seguidas ha sido el principal promotor de un tema que pudo haber contenido, pero ha seguido inyectándole combustible. Podría incluso convertirse en el error estratégico que cometió el presidente Enrique Peña Nieto cuando, para explicar la casa blanca, envió a su esposa Angélica Rivera a defender la adquisición. Fue un desastre de comunicación política porque una artista, enojada y regañona a la vez, transmitió lo contrario a lo buscado. La respuesta sepultó el sexenio de Peña Nieto.

No se sabe aún si ése será el camino que seguirá López Obrador, que no tiene los negativos de Peña Nieto a esta altura de su administración, ni enfrenta un clima social tan adverso como el expresidente. Sin embargo, a diferencia de Peña Nieto, ha apretado su paso por el camino equivocado, elevando las apuestas al atacar de manera violentamente creciente al mensajero. Su problema es que lleva tanto tiempo disparando al mensajero, que los empujó a cruzar el Rubicón y empiezan a responderle de manera beligerantemente proporcional. Esto no va a terminar bien.

El Presidente y el mensajero (o los mensajeros) están metidos en el dilema planteado en el juego de la gallina, que es mostrado con dos automovilistas que aceleran el uno contra el otro. Si uno se sale de la ruta de colisión podría ser considerado cobarde, por lo cual quien no se mueve del camino, gana. Si ambos deciden que no chocarán, ninguno pierde nada y los dos salvan la vida. Pero si ninguno modifica su actitud, los dos mueren. Este juego es simultáneo, por lo que no hay información sobre cómo podría reaccionar ninguno de ellos, para tomar decisiones meditadas.

La teoría de juegos tiene que ver con incentivos. La Guerra Fría proporcionó ejemplos prácticos, donde las potencias nucleares fueron incrementando sus arsenales de autodestrucción masiva, donde el incentivo era no iniciar una guerra nuclear porque, aun ganando, perderían y todos morirían. En cada uno de los juegos, uno de los actores piensa en no ceder, esperando que su contraparte desista, que espera lo mismo de su interlocutor. Hay algunos juegos, como el dilema del prisionero, donde la colaboración es benéfica para las dos partes, pero en otro, como en el de la gallina, la apuesta para ganar es que lo vean lo suficientemente dispuesto a chocar, para que el otro se aparte de la ruta de la colisión.

El caso de la casa gris nos tiene colocados en la ruta de la colisión. El mensajero ha sido sistemáticamente estigmatizado y sometido a linchamientos digitales y problemas, para algunos, en las calles, con agresiones al toparse con simpatizantes del Presidente. No hay mejor soldado que aquél que siente que ya está muerto, y un fenómeno similar ha sucedido con muchos periodistas. Sus ataques han sido tan metódicos, tan sistémicos, que los periodistas saben que cualquier mañanera pasarán frente al pelotón de fusilamiento. Ante López Obrador se sienten muertos, y actúan en consecuencia.

El Presidente, que siente que todo lo que sucede en el universo que no se ajusta a su pensamiento está relacionado con una conspiración en su contra para impedir que cristalice sus sueños de trascendencia, ha elevado el tono de violencia y puesto a varios periodistas a su propio nivel, confundiendo de una manera lamentable que ningún o ninguna periodista, por más famoso, más popular o influyente, es equiparable al jefe del Ejecutivo mexicano. No es un tema de la persona per se, sino de funciones y responsabilidades.

Una o un periodista responde a sus audiencias y lectores, que le premian o castigan. Cuando le fallan, pueden dejar de leer o apagar la radio y la televisión, y ahí queda todo. Un Presidente responde a todo el país, y sus actos tienen consecuencias de corto, mediano y largo plazo que impactan a millones de personas, porque la gente le otorgó en las urnas el mandato para que tome decisiones en nombre suyo. Si falla, no pueden dejar de leerlo o escucharlo, apagar la radio o la televisión y resuelven todo. Si se equivoca, arruina al país.

En este caso, no se ve a ninguna gallina que, contrario a lo que se pueda considerar socialmente como una cobardía, actúe con mesura e inteligencia racional. El Presidente tendría que entender que, como en una guerra nuclear, aunque gane, todos pierden. La casa gris lo tiene desubicado y ya contaminó sus decisiones. No se puede explicar de otra manera el porqué declaró ayer que había puesto “en pausa” las relaciones con España, transfiriendo su ira con los mensajeros y su frustración. Si tan sólo reflexionara en la paradoja de que no termina de apagarse el escándalo porque él mismo ha impedido que se evapore y minimice, y en que está infectando decisiones de gobierno.

¿Está manejando el Presidente los asuntos públicos a partir de sus berrinches? ¿Así está manejando al país? Qué miedo y qué desgracia. López Obrador no ha podido compartamentalizar su mente y separar la ira contra sus críticos, de la casa gris y de sus prejuicios, de las decisiones de gobierno. No se puede gobernar con el hígado, ni a partir de estados de ánimo. Tampoco puede quedarse ciclado en el tema de un conflicto de interés y eventualmente un caso de corrupción de su hijo, y resolverlo en la ventanilla de la Función Pública, que tiene la competencia para dilucidarlo.

El Presidente está obnubilado, y cuando eso sucede, al perder el control, pero no el poder, nos ha ido muy mal como país. López Obrador tiene que desacelerar y evitar la colisión. Es cierto, las críticas no cesarán ni las investigaciones periodísticas se detendrán, pero éstas no se contienen elevando las agresiones y la violencia, sino con tolerancia, inteligencia, eficiencia, transparencia y resultados. (Raymundo Riva Palacio, El Financiero, Nacional, Política y Sociedad, p. 36)

.

.

En tercera persona // El santuario del narco

En noviembre de 2021 se registraron en Zacatecas 20 homicidios en un solo día. La cifra más alta en los últimos tres años.

Desde entonces, el estado no ha dejado de cimbrar con hechos de indecible violencia. Esta entidad sacude con las imágenes de gente colgada de puentes y árboles, de cadáveres metidos en bolsas y abandonados en calles y plazas; de cuerpos torturados y regados en las carreteras.

Reportes del gobierno federal indican que, salvo en el caso de ejecuciones de narcomenudistas, la mayor parte de los muertos no eran, sin embargo, oriundos de ese estado.

Una parte de quienes fueron asesinados en Zacatecas procedían de Jalisco, Nayarit y Michoacán. El resto había llegado de Sinaloa y Durango. Eran los soldados de la guerra emprendida por el control de la entidad entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y la fracción del Cártel de Sinaloa que dirige Ismael El Mayo Zambada.

En noviembre pasado, en vista de la cruenta mortandad en que se convulsiona este estado, el gobernador del vecino Durango, José Rosas Aispuro, prometió blindar los límites territoriales, a fin de frenar el ingreso de grupos criminales.

Durango es un sitio en el que, al parecer, jamás ocurre nada. En las estadísticas de violencia (a excepción de las de género, en la que año tras año ocupa puestos altísimos), el estado ni siquiera aparece entre los 20 más conflictivos.

Su calma llama la atención en una región sacudida por las balas.

El gobernador panista ha dicho: “En Durango no tenemos secuestros, ni trata de personas, lo que nos convierte en uno de los estados más seguros del país”.

A principios de la década pasada, en cambio, Durango era el escenario de una guerra atroz entre Los Zetas y un grupo local al servicio del Cártel de Sinaloa: Los Emes, dirigidos por Mario Núñez Meza, El M-10.

Ardía el estado en materia de secuestros, extorsiones, cobros de piso, tráfico de droga y narcomenudeo. El Chapo Guzmán envió a uno de sus jefes de seguridad, Felipe Cabrera Sarabia, a aplacar las cosas en aquella parte del Triángulo Dorado.

La célula de Cabrera operó con violencia extrema. Un miembro de Los Emes, Bernabé Monje, El M-14, le reveló más tarde al Ejército la ubicación de fosas en las que Cabrera y su grupo inhumaban los cuerpos de sus enemigos.

En una de estas había 89 cadáveres. En total, se desenterraron los cuerpos de 219 personas.

Aparecieron decapitados, y cuerpos arrojados en masa, al lado de las narcomantas de rigor.

Antes de ser detenido en 2011 por las autoridades, Cabrera era conocido como “El rey de la heroína”. El poder quedó en manos de sus hermanos, Alejandro (detenido en 2013 y enviado a las Islas Marías), Alberto (muerto en un enfrentamiento en 2012) y José Luis, el líder actual de la organización que hoy protege, como brazo armado o grupo operativo, los intereses del Mayo Zambada en el estado.

Los Cabrera no solo desterraron a Los Zetas y exterminaron a Los Emes. Establecieron en la región una calma narca y se convirtieron en los principales productores de marihuana y amapola, así como en los procesadores principales de heroína, para el Cártel de Sinaloa, en el Triángulo Dorado.

Según revelaron, en un juicio que se lleva a cabo en Illinois, dos operadores del Chapo Guzmán, los mellizos Pedro y Margarito Flores —a quienes se acusa de traficar hasta dos mil kilos de cocaína al mes—, los Cabrera tenían en su nómina a personal de seguridad estatal y federal, a personajes de la Suprema Corte, y también a funcionarios de la PGR.

A lo largo de una década, esta organización ha fungido como grupo hegemónico, haciendo del estado “un santuario del narco”.

Óscar Balderas, de la revista digital emeequis, acaba de revelar que, según documentos del Ejército, un senador de Morena, José Ramón Enríquez Herrera —expresidente municipal de Durango por la alianza PAN/PRD—, fungió como enlace entre un jefe de plaza de Los Cabrera y candidatos procedentes de prácticamente todos los partidos. Dicho jefe de plaza, conocido como El G-1, financió sus campañas y luego les impuso funcionarios en cargos estratégicos, según el documento dado a conocer por la revista.

¿Así se explica la calma que ha vivido Durango?

En todo caso, los Cabrera y —en realidad— El Mayo Zambada, hicieron de Zacatecas un escudo. Mandaron a ejércitos de sicarios a detener los fines expansionistas del Cártel Jalisco y el resultado es una entidad convertida en cementerio.

El gobernador Rosas Aispuro “blinda” sus fronteras. El gobierno federal envía soldados y guardias nacionales a Zacatecas. Inaugura cuarteles en Zacatecas. Va a los municipios de Zacatecas en donde aparecen muertos y más muertos. Y, sin embargo, la violencia crece, porque el problema de Zacatecas no está solamente en Zacatecas.

Está más al norte. Un poco más al norte. Está en otro lado. (Héctor de Mauleón, El Universal, Nación, p. 5)

.

.

Historias de reportero // El presidente usa el truco del ladrón

Día 13. El presidente luce desesperado, dando patadas de ahogado, arrinconado. Pregunta cuánto dinero recibo por mi trabajo para no tener que responder cuánto dinero recibe su hijo por no trabajar.

Lleva dos semanas tratando de sacudirse el escándalo de las casonas de Houston. No ha podido. Los lujos de José Ramón López Beltrán, hijo mayor del presidente de México, desarmaron la farsa de la austeridad y desbarataron su discurso anticorrupción.

Andrés Manuel López Obrador lleva varios días consecutivos escalando sus insultos y calumnias en mi contra, por haber revelado en mi programa las casonas de su hijo. Cada día intenta intimidar más. Pero al hacerlo, cada día se ve más débil. Trece días después del reportaje, ya no se comporta como jefe de Estado sino como niño berrinchudo. Se quedó sin discurso y sin eso, no tiene nada.

Lo ha intentado todo para desviar la atención: atacar a los periodistas, hacerse la víctima, culpar a su nuera, motivarse con el discurso del caído que se levanta, denunciar complots, exigir comprobantes de ingresos y hasta amenazar con romper relaciones diplomáticas con otros países. Todo, para que se nos olvide lo sustancial: las casonas que vive su hijo en Houston contradicen su cuento de la austeridad y representan un conflicto de interés que conduce a la corrupción. Esta vez, nada le ha funcionado: el presidente está convertido en un meme con alberca y cine privado.

Y todo lo que dice es usado en su contra: ayer en la conferencia mañanera, un apurado director general de Pemex fue a hablar de los contratos de la petrolera Baker Hughes con el gobierno mexicano. Resulta que Baker Hughes ha tenido con López Obrador un sexenio de ensueño. En 2018 recibió de Pemex Exploración y Producción pagos por 2,900 millones de pesos. Para el 2021, ya eran 8,900 millones. El triple. Y sí, lo confirmó el jefe de Pemex: como se dijo en el reportaje, Baker Hughes recibió un contrato de casi 90 millones de dólares en agosto de 2019. Un mes después, el hijo de López Obrador empezó a disfrutar la casona en Houston de uno de sus más altos ejecutivos. El cruce de fechas es demoledor.

El presidente usa el viejo truco del ladrón, que cuando se ve descubierto y cercado, apunta hacia otro lado y grita: “¡ahí va el ladrón!”. Pero diga lo que diga, el que está bajo cuestionamiento es él: ¿de qué vivió López Obrador los 13 años entre que fue jefe de Gobierno y presidente? ¿De “aportaciones” como las que recibían en efectivo clandestinamente sus hermanos Pío y “Martinazo”? ¿Por qué nunca pagó impuestos? ¿Por qué no quiso dejar huella fiscal de sus ingresos? ¿Cómo logró su hijo José Ramón volverse rico de la noche a la mañana? ¿En qué trabaja su hijo para sostener ese modo de vida? ¿”Quén pompó” alberquita, “quén pompó”? ¿Y “Andy”? ¿Es hora también de empezar a hablar de su hijo “Andy”? ¿Cuánto tiempo más debemos esperar a que López Obrador transparente de dónde vino el dinero que recibieron sus hermanos en secreto y en cash? ¿O los contratos de Felipa, las 23 casas y 34 empresas de Bartlett, la casa que le regalaron a Irma Eréndira, los 150 millones que recibió Epigmenio, las empresas fantasma a las que dieron contratos del aeropuerto de Santa Lucía?

Presenciamos la faceta más violenta y disparatada del hombre más poderoso de México. (Carlos Loret de Mola, El Universal, Nación, p. 7)

.

.

Serpientes y escaleras // El otro informante del “Carmona-gate”

La información sobre los financiamientos y aportaciones millonarias que realizó Sergio Carmona Angulo a las campañas de candidatos de Morena en las elecciones de 2021, que está en poder de agencias del gobierno de Estados Unidos, tiene al menos dos fuentes de información directas: por un lado los dos socios de Carmona que antes trabajaron en el gobierno de Tamaulipas y que le entregaron al gobernador un reporte detallado, con nombres, fechas y cantidades de a qué candidatos apoyaron desde las empresas Grupo Industrial Permart, Grupo Industrial Joser y Consultoría Reymar y, por otro lado, los datos que corroboró y aportó Julio Carmona Angulo, hermano del empresario asesinado.

Dos días después de que a su hermano lo asesinaron en una barbería de San Pedro Garza, Julio Carmona cruzó hacia los Estados Unidos donde buscó protección de la justicia de ese país, a cambio de dar información sobre las actividades empresariales de Sergio y sus vínculos con dirigentes nacionales y estatales del partido Morena. Julio era socio en los negocios de su hermano y estaba al tanto del financiamiento y de las cercanas relaciones políticas que éste había construido con Morena, a cuya dirigencia nacional, se acercó a través del diputado Erasmo González, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados.

De hecho, cuando se abrió la investigación en Estados Unidos, primero a cargo del FBI y después transferida a la DEA, la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas, a cargo de Irving Barrios Mojica, abrió también una Averiguación Previa en contra de Sergio Carmona Angulo, a partir de la misma información y los mismos cargos que investigaban las agencias estadunidenses. Fue un “proceso espejo” en el que la fiscalía tamaulipeca acusaba Carmona de actividades de contrabando de gasolina ilegal desde Estados Unidos y por el cual ya habían solicitado una orden de aprehensión justo días antes de que lo asesinaran en Nuevo León.

Los dos exfuncionarios del gobierno de Tamaulipas que se volvieron socios de Carmona fueron un ex subsecretario de Salud y otro que fue secretario de la Oficina del Gobernador, y fueron ellos quienes se encargaron de pasarle a la Fiscalía tamaulipeca toda la información de las aportaciones y financiamientos de Carmona a los candidatos de Morena en el 2021 hasta por 500 mdp. Todo ese expediente que armaron en Tamaulipas, con información de primera mano, terminó en manos de las agencias estadounidenses.

La gravedad de todo este asunto radica en que, de documentarse los vínculos entre la dirigencia nacional de Morena y el dinero de un empresario huachicolero, se cae el discurso de honestidad de la 4T y del partido gobernante. La muerte violenta que tuvo Sergio Carmona Angulo el pasado 22 de noviembre, resultó muy oportuna para tratar de eliminar rastros de los presuntos 500 mdp producto de contrabando y huachicol que el empresario habría metido a las campañas de Morena en 2021. Esa cantidad es casi la mitad de los 1,200 mdp que el sindicato petrolero aportó a la campaña presidencial del PRI en el año 2000, en el llamado “Pemexgate”, que fue investigado y sancionado por el antiguo IFE.

De llegar a investigarse y comprobarse en México el presunto financiamiento con dinero ilícito en las campañas de Morena, el delito sería lavado de dinero y la sanción directa sería la pérdida de registro del partido del presidente López Obrador. El caso tendría que procesarse en el actual INE y llegaría hasta el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Es decir, que los dos organismos electorales autónomos, atacados y vilipendiados desde Palacio Nacional, tendrían en sus manos el registro de Morena y del movimiento político de López Obrador lo que, en el contexto de acoso y amenazas de desaparición y descomposición, se convertiría en un arma invaluable para los consejeros y magistrados electorales ante la amenaza de la Reforma Política que prepara el presidente.

NOTAS INDISCRETAS

Una fuente de muy alto nivel en la Defensa Nacional, asegura que cuando el presidente estuvo internado en el Hospital Central Militar, solamente recibió una visita en su cuarto, antes de que lo sometieran al proceso de cateterismo en el que le colocaron un nuevo stent. Esa visita fue la de la jefa de Gobierno, quien fue llamada personalmente por el presidente a través de su esposa, la señora Beatriz Gutiérrez Müller. Tal vez a eso se refería López Obrador cuando habló de que ya había dejado “un testamento político” en caso de que él faltara. ¿Será que la depositaria del testamento fue la única llamada al lecho en el que convalecía el presidente?… Los dados giran. Tocó Escalera. (Salvador García Soto, El Universal, Nación, p. 9)

.

.

Contra las cuerdas // Ya no hace magia el pañuelo blanco de Palacio

Nadie tiene dudas de que López Obrador es un mago de la comunicación. Nada más que en estos momentos el pañuelo blanco, sacado de la bolsa de su saco, ya no funciona para hacer creer que se acabó la corrupción en este sexenio.

El Presidente parece verse obligado a tender una cortina de humo de mayores alcances para dejar en segundo término la crisis por la que atraviesa su lucha contra la corrupción y otros temas, que forman parte de un listado de problemas nacionales, que han colocado su popularidad contra las cuerdas:

Ni el director de Pemex, presente en la mañanera de ayer, ni él han podido desmentir, ni aclarar el conflicto de interés de José Ramón López Beltrán, quien vivía en una mansión en Houston, propiedad de Baker Huughes, situada en el lugar siete de la lista de los proveedores históricos de la paraestatal y con mayores privilegios en los últimos cuatro años.

AMLO cayó siete puntos en las encuestas, al quedar en 60 por ciento de aprobación, como reveló el 3 de febrero El Financiero; en otras ocasiones tanto el Presidente como su vocero, Jesús Ramírez, han presumido esa firma en conferencias de Palacio Nacional.

De las seis gubernaturas a disputarse en junio, Morena apenas ganaría dos, lo que deja lejos al partido de sus expectativas de hacerse de cinco.

Distinguidos personajes que formaron parte de su primer círculo enfrentan acusaciones formales por tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito. Se recrudece el enfrentamiento entre los grupos de Morena.

Después de la primera convención nacional inició una rebelión para sacar a Mario Delgado de la presidencia del partido. La crisis de reclutamiento y utilización de niñas, niños y adolescentes por grupos delictivos.

Entre enero y octubre del año pasado desaparecieron tres mil 726 menores de entre 0 y 17 años. El caso de Eduardo Salomón, de 16 años sacado de su casa en Tlajomulco, Jalisco, mientras cuidaba a sus tres hermanos, y asesinado al resistirse al secuestro, debería obligarnos a la discusión de políticas públicas y modificar la Constitución para proteger a la niñez.

Se pueden seguir enumerando temas por malos logros en este sexenio, lo que no se puede es distraerse con declaraciones tiradas al vacío. Una frase como: “pausar relaciones” diplomáticas con España o cualquier otro país, no puede volverse una cortina de humo para olvidarnos de nuestros graves problemas y afrontarlos con debate e ideas, para encontrar soluciones en conjunto.

  • ••

 UPPERCUT: Otra vez la misma cantaleta. “La cuarta ola COVID va a la baja y lo más probable es que la trayectoria se mantenga de esa forma hasta su completa reducción o desaparición”, dijo en la mañana de este miércoles Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud. Pero en la noche, ¡Oh sorpresa! De seis mil 343 casos de contagio al día y 132 muertes el martes, pasamos a 24 mil 898 casos nuevos y 743 fallecidos (miércoles). ¿Es un privilegio sostener a López-Gatell? (Alejandro Sánchez, El Heraldo de México, País, p. 6)

.

.

Templo Mayor/REFORMA

LA DIZQUE «explicación» que dio ayer en la mañanera Octavio Romero sobre los contratos entre Pemex y Baker Hughes dejó más sospechas renovadas que dudas aclaradas.

Y ES QUE el agrónomo presentó una gráfica para señalar que los gobiernos neoliberales también les dieron jugosos contratos a empresas… con las que su administración sigue haciendo negocios.

LO RARO es que este gobierno canceló el aeropuerto de Texcoco y generó un dramático desabasto de medicinas bajo el argumento de que las anteriores administraciones hacían transas con contratistas y proveedores, pero a los contratos firmados por Pemex desde 2019 no los tocan ni con el pétalo de una auditoría.

Y QUIZÁS lo peor es que varias de esas compañías a las que tanto criticaban han firmado generosos convenios que modifican los términos originales de los contratos… ¡en su favor!

LA SENTENCIA de la Suprema Corte para acotar a dos años la prisión preventiva es, a la vez, una buena y una mala noticia.

PARA aquellos presos que llevan 4, 6 y hasta 8 años en la cárcel sin derecho a un juicio, la sentencia de ayer es una llave para poder recuperar su libertad.

SIN EMBARGO, los dos años de prisión preventiva validados por la Corte también dan amplio margen al Ministerio Público para que un testigo protegido acuse sin pruebas a cualquier ciudadano o a un político de la oposición y este se pase al menos dos años en la cárcel, mientras la autoridad investigadora averigua si hay o no pruebas de su culpabilidad.

QUÉ CAPACIDAD tiene Andrés Manuel López Obrador para crear problemas diplomáticos donde no había conflicto alguno. Al frente abierto con EU por las energías limpias, sumó una nueva disputa con España al poner las relaciones en «pausa» por su pleito con Iberdrola y su deseo de amedrentar a la banca española para no pujar por Banamex.

A ESO se agrega el innecesario zipizape con Panamá por el nombramiento en la embajada mexicana y el descontón gratuito contra Austria por el penacho de Moctezuma. ¡Ah, pero los gobiernos totalitarios de Cuba, Venezuela y Nicaragua que ni se los mencionen!

PUEDE alegar que lo suyo, lo suyo es el sarcasmo, pero nada más de leer cómo se presenta a sí mismo en su cuenta de Twitter el nuevo secretario académico del CIDE que fue impuesto desde el Conacyt, Jordy Micheli, se pone la piel chinita: «Estoy seguro de que este gobierno ataca a la Ciencia, pero yo le quiero escupir a un científico, además la Tierra es plana y los niñ@s no deben ir a la escuela». El chiste -si es que esto es chistoso- se cuenta solo.

##

##

ZONA POLITEiA/César Velázquez Robles

Un chivo en cristalería

El en mundo de las relaciones internacionales, el presidente López Obrador está actuando como un chivo en cristalería. Va causando cada estropicio que está dejando cada vez más mal parada la doctrina Estrada, algo de lo que México podía presumir por sus tesis de la autodeterminación de los pueblos y el rechazo a la injerencia exterior en los asuntos internos que, por cierto, en estas épocas, con la existencia de muchas entidades suprasoberanas como causa y efecto de la globalización, pasan a tener un espacio más limitado. Aquel cuento de que “la mejor política exterior es una buena política interior”, ha tenido su traducción práctica en los no pocos desencuentros internos con un discurso excluyente hacia distintos actores de la vida pública del país, y que se proyecta también al ámbito de las relaciones con otros países, a los que se exige y demanda reconocimiento de errores pasados, un ejercicio crítico y autocrítico del papel desempeñado en acontecimientos históricos, como es el caso de España, o el caso de Austria, al que se califica de “egoísta” por su negativa a prestar el famoso penacho de Moctezuma, para cerrar con el caso de la canciller panameña que por el rechazo de su gobierno a entregar el plácet para Pedro Salmerón como embajador, calificó de “Santa Inquisición”.

Ayer miércoles 10 de febrero, después de un descanso de dos o tres meses, decidió retomar su querella con España. Recordó la falta de respuesta al reclamo histórico de México, la emprendió contra las empresas españolas que, en una especie de “reconquista”, se extienden por el país haciendo pingües negocios, y llamando a hacer una “pausa” en las relaciones diplomáticas para que dar oportunidad a las partes de reflexionar sobre el papel desempeñado en este periodo. Claro que el tema cayó en la opinión pública como una bomba, pues no es un tema crucial en la agenda, pero impuestos a que el presidente marque el ritmo y el volumen de la conversación colectiva, ahí estamos, otra vez, todos hablando del asunto. Quizá fue la molestia por el retraso en el otorgamiento del plácet a Quirino –finalmente otorgado, según comunicó el ministro español de Exteriores a su homólogo mexicano en días pasados— lo que ocasionó la “muina” presidencial, pero lo real es que el asunto ahora no venía “ni al caso”, como dicen los plebes.

Es cierto, sin embargo, que el asunto no es menor. No decretó ruptura de relaciones, optó por la palabra pausa, que en el lenguaje diplomático no tiene significado práctico, pero introduce un enorme ruido en la relación con un país cuyas inversiones en México alcanzan 76 mil millones de dólares, el 12 por ciento de la inversión extranjera total, además de que puede dificultar la renovación del Tratado de Libre Comercio México-Unión Europea, para cuya firma, hace ya poco más de 20 años, fue decisivo el respaldo de las autoridades españolas.

Es cierto que la política exterior de un país es por lo general una política de Estado, esto es, tiene el consenso de todas las fuerzas políticas, con las que se discuten medidas y decisiones de trascendencia. En este caso, en el anuncio de la pausa en las relaciones, como en muchos otros, fue una decisión imprevista, no consultada con nadie, ni con la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, y seguramente recibirá un rechazo masivo. México, aunque lo piense el presidente, no es un país de un solo hombre.

El damnificado: Quirino Ordaz Coppel

En este exabrupto presidencial, hay un damnificado: Quirino Ordaz Coppel, quien ya tenía el plácet en la bolsa, según lo había informado Marcelo Ebrard. Las primeras declaraciones del senador Ricardo Monreal, en el sentido de que el trámite para su aprobación en la cámara alta seguiría su curso normal, aunque luego de la pausa anunciada, no puede saberse qué pasará: “Nosotros no nos vamos a detener, nosotros vamos a continuar con nuestro trabajo. Si nos llega el nombramiento, ya otorgado el beneplácito convocaremos y lo votaremos en la comisión de Relaciones Exteriores, según sea el caso”.

Lo más probable es que Quirino no llegue a ocupar el cargo de embajador, aunque podría recibir en compensación, algún puesto en la administración pública federal, una subsecretaría, alguna dirección general de relevancia. Ha hecho mérito en estos cuatro o cinco meses transcurridos, y el presidente sabrá reconocerlo. Veremos.

##

.

Reporte médico/Guadalupe Loaeza

en REFORMA

Antes que nada permítanme agradecerles su interés por mi precaria salud respecto de una insospechada fatalidad, la cual hizo presa de todo mi aparato digestivo. Sí, sí, todo, desde el esófago hasta donde termina el intestino grueso. Nunca imaginé que el hígado tuviera tanta importancia, por algo Monsiváis solía decir de una familia prepotente y desagradable que se trataba de una «Familia Hígado».

Al llegar a un prestigiado hospital del sur de la ciudad de inmediato fui sometida a una batería de preguntas, interrogatorios, pruebas, exámenes, chequeos… y diversas maniobras con el objeto de tener una idea de lo que me pasaba. Para ello tuve que soportar múltiples inyecciones, tomas de sangre y de otros líquidos, lo que me convirtió en un verdadero alfiletero. Esto me hizo recordar el cuadro de Frida Kahlo titulado «Unos cuantos piquetitos».

El aparato digestivo es un universo compuesto por varios órganos, de los cuales probablemente sea el hígado el más complejo y el más grande.

Entre más me explicaban lo que me iban a hacer, menos comprendía yo por qué y para qué. Me sonaba tan extraño que los múltiples síntomas y signos que padecía estuvieran relacionados con todos esos órganos… Y me sonaba aún más extraño que mi pobre organismo tuviera tantos órganos encerrados en mi abdomen; el intestino grueso, el intestino delgado, la vesícula biliar, el hígado tan mencionado, el peritoneo, etcétera, etcétera, etcétera.

¿Cuáles de estos componentes eran los que me hacían sufrir desde vómitos hasta diarreas innumerables muchas veces al día, con la consiguiente baja de peso? Me sentía verdaderamente impotente y con muchas incertidumbres, las cuales todavía persisten hasta el momento actual.

He de decir que este cuadro, como le llaman los médicos, lo llevo padeciendo desde hace un par de años. Y ya he visitado médicos de todas las especialidades, desde gastroenterólogos hasta dentistas, pasando por acupunturistas, psiquiatras y hasta profesionales de la medicina oriental.

Ayer que hablé con Elena Poniatowska no pude evitar derramar lágrimas y lamentaciones. La sentía tan cercana y empática y me ha acompañado tantas veces en mis malos y buenos momentos, que le lloraba como si tuviera nueve años buscando consuelo materno. Sin darme cuenta de que era yo una mujer de 75 años. Esta es una de las consecuencias de estar enferma, ya que se da uno cuenta de que los años por vivir pueden ya no ser tantos. No hay duda de que Elenita cuenta con un don, sabe expresar la compasión y sabe estar cerca de los desvalidos, de ahí el éxito de sus novelas.

Por su parte, mi doctor Miguel Ángel Mercado ha estado a la altura de las circunstancias. Con toda la paciencia del mundo, me comenta los diferentes escenarios que pueden darse. También su equipo ha estado muy vigilante de mi estado de salud. Qué decir de las enfermeras, en especial de las enfermeras mexicanas. Ahora entiendo por qué se las peleaban en Estados Unidos. Sus atributos son múltiples pero sobresalen, especialmente, la paciencia, su instinto maternal y su profesionalismo, además de su resistencia a las situaciones difíciles sobre todo en esta época del Covid. Muchas de ellas me llaman con diferentes nombres, desde doña Mary, por el María Guadalupe; Mariquita, señora Lupita o simplemente Doña Guadalupe. Me he fijado que les gusta hablar en diminutivo sobre diminutivo, siempre cálidas, empáticas y muy trabajadoras.

Desafortunadamente, queridos lectores, aún no les puedo dar un diagnóstico porque mis médicos no lo saben todavía con certeza. Tengo que esperar hasta el viernes, día en que me darán un diagnóstico preliminar. Acerca del Covid soy asintomática, pero todavía estoy en el área de aislamiento.

Este ha sido un viaje no nada más hacia mi aparato digestivo sino un viaje de reflexión y de autoconocimiento, en el cual he comprendido muchas cosas, entre ellas que no hay nada como la familia, los amigos y los buenos médicos mexicanos.

Gracias por su interés. Créanme que, para mí, mis lectores son parte de mi salud mental y sentimental.

.

.

Pulso político // ¿Distractor “pausar” relación con España?

Si “pausar” las relaciones diplomáticas de México con España fue un intento distractor del presidente Andrés Manuel López Obrador ante los problemas que enfrenta, como las revelaciones del caso de su hijo mayor que vive en Houston; sus diarias andanas a periodistas y medios o por el resultado del encuentro que tendría horas después de la mañanera con John Kerry sobre la reforma eléctrica, severamente cuestionada por la embajada de Estados Unidos, difícilmente lo conseguirá.

La respuesta del Ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares, fue inmediata, y tras señalar que la palabra “pausa” no existe en las relaciones diplomáticas, pidió que el mandatario mexicano explique “qué es lo que ha querido decir con eso y cuál es el tenor oficial que le da a esas declaraciones”, tras dejar claro que ante las críticas que hizo a empresas ibéricas con inversiones en México, advirtió que “el gobierno español siempre defenderá los intereses de España ante cualquier país”. (Francisco Cárdenas, La Razón, México, p. 8)

.

.

Desde afuera // México y España ¿otro lío?

En lo que algunos consideran un intento de cambiar la conversación pública, otros de poner más obstáculos a la presunta candidatura presidencial de Marcelo Ebrard y algunos otros una nueva expresión de su aparente irritación con España, el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró el miércoles que desearía “una pausa” en la relación con ese país.

Pero haya sido lo que fuera, pone de relieve la indiferencia del mandatario a la política exterior, sus fórmulas y su impacto.

En el caso de la “pausa” señalada, bien podría durar hasta el final de su gobierno, según sugirió López Obrador. Pero nadie está seguro de qué quiso decir. El concepto de “pausa” no existe en relaciones diplomáticas y el canciller español, José Manuel Albares, se dijo sorprendido. Afirmó que no había recibido notificación alguna del gobierno mexicano.

López Obrador recordó la que calificó como complicidad de empresas españolas con gobiernos anteriores para saquear el país y por ello habló de “una pausa para respetarnos y que no nos vean como tierra de conquista”.

Agregó: “Queremos tener buenas relaciones con todos los gobiernos del mundo, pero no queremos que nos roben, así como los españoles no quieren que les roben de ningún país. Y hacen bien. Pues tampoco queremos nosotros”.

Pero la declaración del mandatario parece crear un nuevo bache en las relaciones internacionales de México, luego del infortunado exabrupto presidencial de hace una semana respecto a la posición panameña sobre el embajador designado, Pedro Salmerón, su queja respecto al “egoísmo” del gobierno austriaco por declinar prestar el llamado “Penacho de Moctezuma” y su molestia por el apoyo económico estadounidense a ONGs críticas de su gobierno.

Los señalamientos de AMLO añaden al desconcierto sobre la política exterior de México y en especial a su relación con los países de donde provienen las mayores inversiones, en específico Estados Unidos y España.

El hecho es que una parte de las especulaciones se refiere a la presunta intención de crearle problemas a Ebrard, un aspirante a la candidatura presidencial en 2024 y que hace sólo una semana, en Tegucigalpa, recibió de Albares la comunicación de que España había otorgado el pláceme necesario para recibir al debatido exgobernador Quirino Ordaz como embajador.

Pero el tema va más allá. Hay otros países con inversiones en México que no saben cómo interpretar declaraciones que a veces parecen surgir de la nada o a propósito de nada, pero pueden sembrar el germen de un conflicto.

Aún se recuerdan declaraciones en las que habló de la necesidad de fortalecer Norteamérica y enfrentar la competencia china. Y eso se traduce en cuestionamientos sobre la confiabilidad de México como socio económico para recibir inversiones. Pero la verdad sea dicha, a querer o no, López Obrador es el jefe de la diplomacia mexicana y el intérprete último de la doctrina de política exterior de México. (José Carreño Figueras, EL Heraldo de México, Orbe, p. 31)

.

.

En privado // AMLO, relaciones en suspenso

En forma inesperada, el presidente López Orador pausó ayer las relaciones con el gobierno, y la monarquía, de España y dijo que en el próximo gobierno se podrían restaurar.

Esto provocó una inmediata reacción. El canciller español, José Manuel Albares, dijo que las relaciones van más allá de declaraciones verbales súbitas y que defenderá los intereses españoles en cualquier circunstancia y ante cualquier país.

Esta es, sin duda, la más grave crisis de un gobierno de México con uno de España desde que en septiembre de 1975, el presidente Luis Echeverría rompió las no relaciones con el régimen de Franco tras el fusilamiento de dos militantes de la ETA y tres del FARP, y suspendió los vuelos a Madrid, canceló telégrafo y teléfono y expulsó al equipo de la agencia EFE.

El dictador moriría dos meses después, la madrugada del 20 de noviembre, y José López Portillo reestablecería relaciones con la democracia de Adolfo Suárez y Juan Carlos el 20 de marzo de 1977.

Hoy, el punto es que esta pausa ha creado el problema más delicado, e innecesario, con el gobierno de España y que irá a peor a menos que hoy el Presidente le baje.

Por lo demás, la lectura que se le da es el viejo recurso del librito de presidentes que dice que cuando tengas un grave problema interno, crea otro externo.

Y así lo hizo para cambiar la conversación que no controla.

Lo que no veo es cómo la pausa con España apague las luces de lo que quiere distraer: violencia, inseguridad, pandemia, muertos, crecimiento, reforma eléctrica, Ken, Houston. Hoy veremos las primeras señales, le baja o le sube. (Joaquín López Dóriga, Milenio Diario, Al frente, p. 3)

.

.

Duda razonable // AMLO y España, ¿atrapados en 2006?

El 7 de julio de 2006, cuando en México se discutía la elección más cerrada de la historia entre Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador, el entonces presidente español llamó a Calderón para felicitarlo.

Esa llamada desató reclamos del PRD, el entonces partido del hoy Presidente, y se organizaron algunas protestas frente a la embajada española en México.

Ese día Calderón recibió también las llamadas de los presidentes George W. Bush y Álvaro Uribe. Pero España la gobernaba un partido de izquierda.

Semanas después, Rodríguez Zapatero hizo declaraciones sobre las cada vez mayores movilizaciones de protesta por la elección que ofendieron aún más a López Obrador y su partido, que respondió así: “El mandatario español se equivoca al señalar que las movilizaciones de protesta que encabezó la coalición ‘Por el bien de todos’ y su candidato a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, se realizaron por no aceptar las reglas de la democracia”.

Agregaron que habían informado “sistemática y cotidianamente” a la dirección nacional del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) sobre la situación política en México, nuestros argumentos, razones y pruebas para impugnar los resultados oficiales de las elecciones y sus actividades. “Por ello lamentamos mucho que el presidente de España no haya tenido información suficiente o, aun teniéndola, no la haya considerado para verter dichos comentarios”.

Catorce años después, cuando le preguntaron al Presidente por qué no felicitaba a Joseph Biden después de la elección estadunidense, respondió: “No puedo decir felicito a un candidato, felicito al otro, porque quiero esperar a que termine el proceso electoral. Nosotros padecimos mucho de las cargadas, de cuando nos robaron una de las veces la Presidencia y todavía no se terminaban de contar los votos y algunos gobiernos extranjeros estaban reconociendo a los que se declararon ganadores. Eso fue lo que pasó en 2006, todavía no había un cómputo legal y el presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, ya estaba felicitando a Calderón”.

Contra ningún país ha cargado el Presidente como con España. La petición de perdón, el constante reclamo a las empresas, el embajador propuesto, ahora la “pausa”.

Le gusta repetir al Presidente que no es rencoroso, pero también insiste en que no olvida. ¿Será que es 2006? Una duda razonable. (Carlos Puig, Milenio Diario, Al frente, p. 2)

.

.

Sin ataduras // Con España, mucho ruido y pocas nueces

En la columna intitulada “Descalabro de México en España” sobre las relaciones bilaterales concluimos con pesimismo:

“Habrá que esperar a 2024 para restaurar y elevar el nivel de las relaciones con la madre patria”.

El pesimismo fue refrendado ayer por el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador: “Entonces, vale más darnos un tiempo, una pausa. A lo mejor ya cuando cambie el gobierno ya se restablecen las relaciones y yo desearía, ya cuando no esté yo aquí, que no fuesen igual como eran antes”.

El Presidente hablaba ayer en su conferencia de prensa sobre cómo los gobiernos anteriores permitieron que grupos de empresarios usaron las energías limpias para hacer negocios sucios, cuando de repente, sin que nadie le preguntara, dirigió sus baterías hacia el gobierno y empresarios españoles.

Se supone que la relación con el gobierno de España se había normalizado después de que otorgó el beneplácito a Quirino Ordaz, cuatro meses después, inusual tardanza, clara señal de malestar de los españoles por las constantes críticas de López Obrador a España, desde la Conquista hasta el “saqueo”.

El beneplácito fue resultado de las gestiones diplomáticas, el 10 de enero en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores, entre el secretario de Estado para Iberoamérica y el Caribe, Juan Fernández Trigo, y la subsecretaria Carmen Moreno.

Se supone que el tácito entendimiento alcanzado era que México se moderaría en sus expresiones públicas, a cambio del beneplácito, y comenzar a normalizar las relaciones, como el mismo mandatario encomendó al ex gobernador de Sinaloa. 

En estas nuevas circunstancias, Quirino Ordaz debería declinar el encargo diplomático antes de ser ratificado por el Senado, pues no tiene caso ser embajador de México “en pausa” si ya no hay nada que hacer en Madrid.

En consecuencia, nuestra embajada podría descender a nivel de encargado de negocios hasta 2024, mientras que España mantendría el actual nivel de embajador dada la relación estratégica con México.

López Obrador tiene razón de que hubo contubernios en los gobiernos de Fox con Iberdrola, de Calderón con Repsol y de Peña Nieto con OHL, entre otras empresas españolas. Es cierto que él los denunció cuando era líder opositor, pero ahora que es presidente tiene la responsabilidad de presentar las pruebas y consignar a los responsables, tanto mexicanos como españoles, de conformidad con nuestras leyes, pero los responsables siguen impunes.

Si bien los agravios empresariales deben subsanarse y someter a la justicia a los funcionarios corruptos mexicanos, no deberían afectar las relaciones diplomáticas con España de algo que sucedió hace años. La culpa es de los pasados gobiernos mexicanos en contubernio con empresarios españoles.

Pero mientras las mañaneras distraen al público, en la realidad continúan los negocios del sector energético entre México y España.

Hace solo tres días se anunció que la CFE adjudicó un contrato por 335 millones de dólares a la empresa española Técnicas Reunidas, para el desarrollo de dos ciclos combinados de gas natural en Yucatán con el fin de suministrar energía al Tren Maya.

Mucho ruido y pocas nueces. (Agustín Gutiérrez Canet, Milenio Diario, Política, p. 8)

.

.

Bitácora del director // La Pausa

La declaración parecía sacada de la canción Vamos a darnos tiempo, de José José.

En la conferencia mañanera, el Presidente hablaba de su propuesta de reforma eléctrica y de cómo, en su opinión, las empresas extranjeras han hecho “negocios jugosos al amparo del poder”. 

Y ¡que se acuerda de España!

“Ahora no es buena la relación”, afirmó. “Y a mí me gustaría que hasta nos tardáramos en que se normalizara para hacer una pausa, que yo creo que nos va a convenir a los mexicanos y a los españoles, desde luego al pueblo de México y al pueblo de España, hacer una pausa en las relaciones, porque era un contubernio arriba, una promiscuidad económica-política en la cúpula de los gobiernos de México y de España, pero como de tres sexenios seguidos, y México llevaba la peor parte, lo saqueaban”.

Aun con la monotonía de la voz presidencial, la palabra “pausa” retumbó como en una caverna. “Vale más darnos un tiempo, una pausa. A lo mejor ya cuando cambie el gobierno ya se restablecen las relaciones y yo desearía, ya cuando no esté yo aquí, que no fuesen igual como eran antes”, agregó.

¿De dónde pudo sacar eso? Quién sabe. Desde luego, ¿quién no está enterado de la molestia de López Obrador por la falta de respuesta a una carta que dirigió al rey Felipe VI –hace casi tres años– para pedirle que España se disculpe con México por los abusos ocurrido durante la Conquista? Sí, pero ¿de allí a hablar de “restablecer las relaciones”? (Pascal Beltrán del Río, Excélsior, Nacional, p. 2)

.

.

Arsenal // “Vandalismo diplomático”

La “pausa” en las relaciones con España que reclama Andrés Manuel López Obrador bajo pretexto de que empresas de ese país “saquean a México”, irrumpe en el escenario nacional en los momentos en que el Presidente enfrenta los días más difíciles de su sexenio. Días que se vuelven más difíciles por las duras críticas al manejo de la pandemia; la incapacidad de contener la violencia en el país; la ausencia de crecimiento económico, la inflación y el escándalo de la casa gris.

Al Presidente le urgía un “distractor” y lo encontró. Explicó, en la mañanera, que quiere la “pausa” en las relaciones con España porque en la promiscuidad económica y política que hubo en la cúpula de los gobiernos de ambos países —por lo menos en tres sexenios—, México se llevó la peor parte. “Nos saqueaban”, aseguró.

*Nadie conoce el alcance de las palabras del mandatario mexicano. ¿Una ocurrencia? ¿Una ruptura?, La cancillería mexicana no hizo pronunciamiento oficial alguno.

Hay versiones de que López Obrador precisará los alcances de sus dichos en la conferencia mañanera de hoy. Pero el daño ya lo hizo. España es el segundo país con más inversiones en México: 76 mil millones de dólares, según la Secretaría de Economía. Una vez más el Presidente deja claro que el mundo —salvo el caso de Estados Unidos—, lo tiene sin cuidado. “Vuelve a demostrar el vandalismo diplomático de siempre”, dijo a CNN el exembajador de México en Washington, Arturo Sarukhan.

Germán Martínez, exsenador de Morena, hoy integrante del Grupo Plural en la Cámara alta, hizo notar un contraste importante: “Resulta ridículo que el mismo día que le echa bronca al gobierno de España, ese mismo día le toma dictado al gobierno de Estados Unidos. El mismo día que llama a coger gachupines, ese mismo día recibe con honores a John Kerry”. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional, p. 4)

.

Razones // España y EU: una relación en pausa; la otra, lastimada

La verdad es difícil de entender e incluso de hacer, pero en apenas unos minutos, el presidente López Obrador, con la creciente belicosidad que ha exhibido en las mañaneras, se ha peleado no sólo, y como siempre, con empresarios, comunicadores, adversarios políticos y también funcionarios y aliados suyos, sino que logró afectar seriamente las relaciones con nuestros dos principales socios comerciales: Estados Unidos y España.

La visita del encargado de programas de medio ambiente, John Kerry, transcurrió con relativa tranquilidad, recibido por el canciller Marcelo Ebrard. Pero el exsecretario de Estado y excandidato presidencial fue enfático al insistir, especificando que era lo mismo que pensaba la secretaria de energía, Jennifer Granholm, después de su visita a México, que su país “quería un México con un mercado energético abierto y competitivo”.

El embajador Ken Salazar, que había sido hasta vivado por el presidente López Obrador esta misma semana, luego de unas declaraciones del exsenador que estuvieron entre un error y una interpretación sacada de contexto, horas antes había dicho que la “reforma energética generaría energía cara y sucia”, lo que volvió a molestar públicamente hoy al primer mandatario.

Y es que no hay forma de que la reforma eléctrica pueda pasar sin dañar las relaciones entre los dos países, porque simplemente viola los acuerdos del T-MEC. El Presidente, como respuesta al embajador estadunidense, resucitó el reclamo, que ya fue contestado en su momento, aunque el mandatario no lo ha registrado así, del apoyo que la agencia de desarrollo estadunidense, la USAID, brinda a la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad. Un apoyo menor, insignificante para la dimensión de la relación entre México y Estados Unidos, apoyo que, además, reciben muchas otras ONG mexicanas, muchas de ellas relacionadas con el gobierno federal o instituciones que son parte del propio gobierno. (Jorge Fernández Menéndez, Excélsior, Nacional, p. 8)

Te pueden interesar