27 de septiembre de 2022

Columnas Políticas

Columnas del sábado 15 de enero de 2022

No es hora de callar

DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / Catón

en REFORMA, 15 Ene. 2022

Me posee la desoladora sensación de que quienes criticamos a López Obrador nos parecemos a los perros que le ladran a la luna. (Escribo «luna» con minúscula para no asemejarla en majestad al Jefe Máximo).

«Algarabía», llamó López Velarde en uno de sus más bellos poemas al coro de esos pertinaces cuanto fútiles ladridos. En las páginas editoriales de los diarios es prácticamente unánime la condena a las acciones y omisiones del Caudillo, pero los reproches se pierden en el mar de clientelismo e inconsciencia por el que navega el Presidente más presidencialista que ha tenido este país. 

Recibo mensajes injuriosos de los partidarios de AMLO. En ellos me dicen que escribo contra su ídolo porque seguramente me quitó el chayote o moche que antes se me daba. Aquí declaro, pues al caso viene, que en mis más de 60 años de ejercicio profesional jamás he recibido un solo centavo de la Presidencia de la República ni de ninguna de sus dependencias, y eso que he tenido amigos muy cercanos que han sido secretarios de Estado, subsecretarios o funcionarios de alto nivel de cuya amistad pude prevalerme, así como algunos liróforos del tabasqueño están aprovechando la proximidad con él para obtener de su gobierno ventajas económicas. Por eso puedo permitirme la satisfacción de retar formalmente a cualquier fiscal, esbirro, policía o paniaguado de la 4T a que encuentre el más leve indicio de que he recibido algún dinero de la Presidencia, por cualquier concepto y en cualquier época. 

No critico a López Obrador, entonces, porque me haya quitado algo a mí, sino porque le está quitando mucho a México, y lo ha hecho retroceder en todos los órdenes: la economía, la salud, la seguridad, la educación, el empleo, la inversión, la lucha contra la pobreza, la libertad de expresión, el respeto a la ley y a las instituciones. ¿Que las críticas de quienes decimos esto se pierden en el vacío, como los ladridos de los perros a la Luna? Es muy posible. Pero culpa mayor es callar cuando se debe hablar; guardar silencio cuando se debe alzar la voz. Podré ser tildado de quijotesco, pero nadie podrá acusarme de colaboracionista con este régimen que tanto daño está causando a la Nación… El tío Cacarulo se las daba de poeta

##

—–

Templo Mayor

¡AH, CARAY! ¿A poco el dinero tiene nacionalidad? La pregunta viene al caso por aquello de que el Presidente quiere la “mexicanización” de Banamex. Dentro de la lógica supuestamente nacionalista de la 4T, el mandatario pretende nuevamente meter en el aro ideológico un asunto estrictamente financiero.

HACE NO MUCHO se consideraba que la internacionalización de la banca era benéfica porque, entre otras cosas, le daba estabilidad y credibilidad al peso mexicano. Que un banco extranjero viniera a operar a México significaba que confiaba en el país, que veía posibilidades de desarrollo y, además, un beneficio a los consumidores, como es la sana competencia.

SIN EMBARGO, pareciera que para Andrés Manuel López Obrador nada de eso tiene relevancia. Lo que le interesa es que se “mexicanice”, por el simple y sencillo hecho de que su dueño sea mexicano. Lo demás, para el Presidente, es lo de menos.

-…-

AHORA que el gobierno lleva dos años sin otorgar los Premios Nacionales de Ciencias, hay quienes se preguntan si el retraso se deberá a que en la SEP y el Conacyt no quieren premiar a lo que ellos mismos han calificado como “ciencia neoliberal”.

O SI esa omisión es solo oootra muestra de la poca importancia e incluso el desprecio que ha mostrado desde hace tres años la actual administración federal hacia los científicos y su labor. ¿Qué será, qué será?

-…-

TODO INDICA que, después de ver las broncas entre el INE, el Congreso y el gobierno por la consulta de revocación de mandato del Presidente, en la CDMX están pateando el bote en el tema de la revocación de mandato de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

PRIMERO, porque no quieren entrar en un debate presupuestal similar al que hay a nivel federal y, segundo, porque a diferencia de la gran confianza que hay en la 4T de que el saldo a nivel nacional será muy positivo, en la capital no están tan seguros tras los malos resultados electorales que tuvieron Morena y sus satélites el año pasado.

EL HECHO es que la hoy mandataria capitalina prometió en su campaña electoral de 2018 que sometería su mandato a los electores al alcanzar la mitad de su sexenio… condición que se cumplió el 5 de diciembre. A ver si cumple, y cuándo.

-…-

CUENTAN que uno de los propósitos de año nuevo de Andrés Manuel López Obrador habría sido estar rodeado siempre de gente positiva… y vaya que con su manera de “cuidarse” del Covid-19 ¡lo está logrando! Es chiste, parezca lo que parezca. (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p.8)

————

————–

Ómicron no es “covidcito: ya hay hospitales saturados

Juan Pablo Becerra-Acosta M.

El Universal

Todavía vienen semanas muy duras, con crecimientos de contagios y hospitalizaciones, tal como ocurre en EU y Europa, de acuerdo a las proyecciones más sensatas

A las fuentes confiables.  

A lo que nos dicen y explican los especialistas, que continuamente se están documentando y actualizando ellos mismos.  

Hay que asirse con fuerza a quienes de verdad saben del tema, porque hay muchas oportunistas y numerosos fanfarrones en las redes sociales que han engañado a medio mundo con sus distorsiones que emanan de sus agendas políticas.  

Hay que tener presente a quienes magnifican o minimizan lo que ocurre, para golpear a sus adversarios políticos o de profesión, y procurar ignorarlos.   

Hay que recordar que en cada decisión va de por medio la salud y hasta la vida de cada uno de nosotros, y de los demás, de nuestros seres queridos, de nuestros compañeros de estudio o trabajo, y de todos como sociedad.

Cada vez que encuentro una fuente confiable, verifico la información y anoto los datos que expone, lo que detalla de forma sustentada. Es una gran medicina ante los simplismos y las generalidades de unos y otros, de los alarmistas y de los irresponsables.  

   Le recomiendo, lectora-lector, que haga lo mismo, porque todavía vienen semanas muy duras, con crecimientos de contagios y hospitalizaciones, tal como ocurre en Estados Unidos y Europa, de acuerdo a las proyecciones más sensatas (https://covid19.healthdata.org/mexico?view=cumulative-deaths&tab=trend). 

Esta semana he recogido datos relevantes que me han ayudado a entender que lo que está ocurriendo en México no es la catástrofe de hace un año, cuando había largas filas de gente buscando oxígeno porque los hospitales estaban saturados (a pesar de sus reconversiones), pero tampoco es nada más una gripita que se quita con tecito y caricias de ungüento; no, no se trata necesariamente de un “covidcito” para la mayoría, como afirmó un simpatizante de la 4T (https://twitter.com/navegaciones/status/1479970190247055363?s=21). 

¿Qué anoté en mi libreta esta semana?  

 -Que el martes, en Estados Unidos, estaba por romperse el récord no de contagios en un día (ese ya fue roto varias veces), sino el de hospitalizaciones, con más de 141 mil hospitalizadnos en aquel país. ¿Qué indica eso? Que para cientos de miles esto no se cura nada más con Vaporub, depende de la carga viral que haya recibido el enfermo, su salud general, y sus vacunas. En Estados Unidos, como en México, hay decenas de millones de personas sin vacunas o con vacunas incompletas. En Ciudad de México el 81% de los hospitalizados no tenía esquema completo de vacunación. 

-Que mientras se rompen los récords de contagios y casos activos en un día en el país, las hospitalizaciones crecen. La curva ascendente no es solo de contagios por el gran número de pruebas que se hace la gente, sino que aumenta de forma veloz el numero de enfermos no muy graves pero sí en estado delicado, o que requieren hospitalización. 

-Que en Ciudad de México tenemos el ejemplo más nítido de ese crecimiento de hospitalizaciones. Mire usted: el 14 de diciembre había 345 hospitalizados por Covid. Este viernes 14 de enero, hasta la tarde, se contabilizaron 1,144 hospitalizados. Un incremento vertiginoso de 231% en poco más de cuatro semanas para CDMX. Pasamos del 5.7% de ocupación hospitalaria al 19% en un mes. Del total de hospitalizados, 210 requieren un ventilador porque no pueden respirar.  

Por eso ya hay SIETE hospitales públicos saturados y cuatro medianamente saturados. Quizá se tendrán que volver a reconvertir (https://hospitales.covid19.cdmx.gob.mx/public/hospitales/EstatusHospital…) en los próximos días y semanas. 

-Y al parecer el resto del país va para allá: hasta este jueves, ya son 114 unidades médicas las que reportan una ocupación en camas generales de un 100%. Hay, también, 22 unidades medicas con ventilador al 100%  de ocupación. Hay, adicionalmente, 20 unidades médicas de cuidados intensivos con ventilador también al 100% de ocupación, de acuerdo con el Sistema de Información de la Red IRAG de la Secretaría de Salud (https://www.gits.igg.unam.mx/red-irag-dashboard/reviewHome). 

BAJO FONDO 

Más anotaciones para ser cautelosos: 

-Que los niños también se están contagiando: hubo más de 4 mil menores contagiados nada más en los primeros nueve días de enero tan solo en Ciudad de México, de acuerdo a datos del  Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), 4.3% más que lo reportado hasta el 31 de diciembre.  

-En otras entidades pasa algo similar: los casos de menores de edad contagiados aumentaron 502% en 18 estados en relación con diciembre (https://www.razon.com.mx/estados/crece-500-contagios-ninos-18-estados-46…). 

Cuidado. Lo que ha pasado y sigue ocurriendo en Europa y Estados Unidos es muy factible que se repita aquí…  

jp.becerra.acosta.m@gmail.com 

##

—————

La verdadera historia del caso Los diezmos de Delfina

Néstor Ojeda

El Universal

El caso del despojo a los trabajadores del ayuntamiento de Texcoco conocido como Los diezmos de Delfina Gómez, ex alcaldesa de ese municipio, no sólo es relevante porque la senadora con licencia es hoy secretaria de Educación Pública, sino porque implica directamente en la trama de un ilegal fondeo paralelo al Grupo de Acción Política de Morena del senador Higinio Martínez, el principal aspirante de ese partido a la gubernatura del Estado de México en 2023. 

Esta es la historia de cómo la primera quincena de mayo de 2017 con nueve piezas informativas (un reportaje principal, notas y testimonios) en el canal noticioso adn40 se documentaron y exhibieron desvíos millonarios y abuso a empleados (y en algunos casos a sus ex esposas) por parte de la entonces aspirante a la gubernatura del Estado de México, todo ello como resultado del trabajo de Juan Antonio Cruz, un temerario reportero que se lanzó a documentar las denuncias de trabajadores afectados y grupos sociales. 

 Para contarla, que mejor que la propia voz de un reportero. Habla Juan Antonio Cruz: 

 “Tras recibir las denuncias fuimos a Texcoco. Allí documentamos más 28 casos de trabajadores y ex trabajadores del ayuntamiento, incluidas personas con discapacidad, adultos mayores y 37 casos de esposas de trabajadores a quienes también les aplicaban el descuento del 10 por ciento al cheque que recibían por el pago de pensión alimenticia. 

“Al ser detectados lo que siguieron fueron amenazas, intervención telefónica y marcaje personal, pues una patrulla y un vehículo del ayuntamiento con personas armadas a bordo se convirtieron en nuestra escolta. Nos seguían desde que ingresábamos al municipio y nos tomaban fotografías y videos.  

“Al ir a buscar la versión de las autoridades me sacaron a empujones y mentadas de madre en cuatro ocasiones del ayuntamiento, advirtiéndome que dejara, cito, ´de andar chingando Tuvimos que dejar de exponernos y a nuestros contactos. Pero nos ubicó una organización local, el Frente Amplio de Texcoco (FAT). Me contactaron y comenzaran a guiar con las personas dispuestas a hablar y entregar documentación. 

Eso me llevó al centro de diversiones y parque ecológico Pipil Park, de Higinio Martínez, donde había trabajadores que querían hablar conmigo y entregarme documentos. Pude hablar con ellos 15 minutos hasta que mandaron una fotografía mía por teléfono celular al personal de seguridad que finalmente me sacó.  

 Pero luego de esto, se me acercaron miembros de grupos políticos, asociaciones civiles, ministerios públicos y policías… bueno, hasta bomberos. La documentación me llegaba a una casa segura de uno de los grupos denunciantes que hicimos nuestro centro de operaciones, pues para ese momento no podía circular por la calle sin ser seguido y se había recrudecido el asedio a los que ubicaban como mis contactos; de plano hubo un momento en que ya no pude ingresar al ayuntamiento. 

“Pero para entonces ya se estaban movilizando los afectados y estalló una manifestación contra las acciones de Delfina Gómez frente al Palacio Municipal para demandar la devolución del dinero retenido por los diezmos; eran las más vulnerables y reclamaban de 15 mil hasta 120 mil pesos en descuentos ilegales. 

  “A partir de esta movilización el FAT pudo entregar las demandas en las oficinas de cada uno de los regidores. El resto está ahí, en el reportaje y las entrevistas con las víctimas que dimos al aire en adn40 hace casi cinco años”. 

 Este trabajo periodístico dio pie a una denuncia del PAN que derivó en la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que declarara culpable a Morena por financiamiento ilegal y le ratificara una multa por 4.2 millones de pesos, la mitad de los diezmos que se pudieron documentar, pues según los panistas los desvíos llegaban a los 12. 8 millones. 

 ¿Y Delfina? Bien, gracias. Despachando en la oficina de don José Vasconcelos. 

VUELTA JUSTA 

Sin duda al gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García le salió el tiro por la culata al armarle un por demás endeble caso de supuesto homicidio a José Manuel del Río Virgen, secretario técnico del Senado, con la intención de torpedear la precandidatura presidencial de Ricardo Monreal en Morena. 

Además de que se han exhibido la existencia de más de dos mil casos de abuso de poder en su gobierno (algunos han provocado recomendaciones de la CNDH) ahora se ha solicitado al gobierno de Estados Unidos que lo investigue por narcotráfico. 

Ayer a través de twitter Bryan LeBarón (@BClebaron) dio a conocer que envió una carta al presidente Joe Biden en la que le pide que “investigue posibles nexos entre algunos cárteles y los Gobernadores de Veracruz y Morelos. No como intervencionismo (sino) como cooperación por la seguridad binacional. Los narco-políticos son la pandemia que mata personas y países”. ¡Seco!  

##

##

Mujeres en la justicia internacional/Sergio García Ramírez

El Universal, 

Una buena noticia llega de la Corte Interamericana de Derechos Humanos: varias mujeres figuran en la actual integración de este Tribunal, electas en 2021 por la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos, y que se desempeñarán a partir de 2022. Aquella Corte se integra con siete juzgadores; hoy día, tres son mujeres. Se ha dado un paso adelante en el equilibrio de género. Destaca de nuevo la presencia de mujeres en un tribunal de máxima importancia para América y particularmente para México. Con plena convicción podemos decir: ¡enhorabuena!

En la primera mitad del siglo XX se forjó una nueva rama del orden jurídico: el Derecho internacional de los derechos humanos. Esa rama es la fuerza jurídica más pujante y renovadora de la era moderna. Hasta el momento de su aparición, el Derecho internacional era un orden jurídico entre los Estados. Hoy día, el ser humano —usted y yo, amigo lector— ocupa un lugar central en el escenario de las relaciones internacionales.

No basta con disponer declaraciones y tratados sobre derechos humanos. Es indispensable contar con órganos dotados de la más elevada autoridad que vigilen la observancia de los derechos por parte de los Estados y libren la batalla que demanda la dignidad del ser humano. En el mismo siglo XX aparecieron esos órganos, cuya autoridad judicial trasciende las fronteras nacionales. Velan por el cumplimiento de los derechos fundamentales en Europa, América y África. Llegará el día en que también Asia figure en lo que he denominado la “navegación universal” por los derechos humanos.

En la Conferencia de Chapultepec, celebrada en 1945, los Estados americanos anunciaron el propósito de contar con normas e instituciones protectoras de aquellos derechos. México hospedó y presidió esa conferencia, y ha participado en varios encuentros internacionales llamados a construir lo que hoy conocemos como el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos.

En 1969 se firmó la Convención Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San José. Previno la creación de un tribunal regional para resolver litigios por violaciones a derechos humanos cometidas por los Estados que reconocen esa jurisdicción. Desde 1981, la Convención forma parte del Derecho mexicano. Nuestro país aceptó la competencia contenciosa de la Corte en 1998. Fue un gran paso en la dirección correcta, con buenos resultados crecientes.

Desde el establecimiento de la Corte, la integración de ésta ha sido predominantemente masculina. En los primeros veinte años sólo hubo una jueza: Sonia Picado, costarricense. Posteriormente otras tres mujeres llegaron a esta magistratura. Entre ellas, dos presidieron el Tribunal: las juristas Cecilia Medina Quiroga, chilena, y Elisabeth Odio, costarricense. Me consta personalmente la excelencia de ambas al frente de la Corte, que presidieron con mano firme y notable talento. Honraron su encomienda.

En 2021, la OEA eligió a tres juezas, además de incorporar a un juez varón: Rodrigo Bittencourt, brasileño. Las juristas que inician su desempeño en los primeros días del 2022, son Verónica Gómez, de Argentina; Nancy Hernández, de Costa Rica, y Patricia Pérez Goldberg, de Chile. Cuentan con los méritos personales y profesionales para ejercer la elevada función que se les ha conferido. Esta presencia femenina en el Tribunal interamericano, que saludo con respeto y aprecio, es motivo de profunda satisfacción para los estudiosos y militantes de la causa de los derechos humanos. Será para bien de centenares de millones de pobladores de nuestro continente, que aguardan justicia: se hará, contra viento y marea.

Profesor emérito de la UNAM

……..

…….

Bajo Reserva

AMLO, ¿solo 5 días de aislamiento?

Nos comentan que este viernes Adán Augusto López Hernández, titular de Gobernación (Segob) y quien ha estado al frente de las mañaneras, adelantó que el presidente López Obrador pueda estar de regreso este domingo tras dar positivo a Covid y encabezar el homenaje por el 125 aniversario del natalicio de su padre político, el poeta tabasqueño Carlos Pellicer en el Palacio de Bellas Artes. Nos recuerdan que este homenaje estaba listo para llevarse a cabo en su natal Tabasco, incluso en Presidencia ya se tenía la logística del evento, pero nos aseguran que tras contagiarse nuevamente de coronavirus, se tuvo que modificar todo. Debido a que el Ejecutivo federal ha evolucionado favorablemente de la enfermedad, no se descarta que, tras cinco días de reposo, y sin necesidad de trasladarse en avión a su tierra natal, el Ejecutivo federal acuda a encabezar el homenaje, no en Tabasco, pero sí en la capital de la República. ¿Siquiera se hará una prueba para saber que ya no transmite el virus incluso si él se siente bien?

Covid entorpece reunión de embajadores

La Reunión de Embajadores y Cónsules que se llevó a cabo durante esta semana en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores, no escapó a los contagios de Covid-19, con todo y que los asistentes debieron presentar su prueba negativa, para poder participar. El subsecretario para América Latina y El Caribe, Maximiliano Reyes resultó positivo y de inmediato tomó la decisión de que los diplomáticos adscritos a su área, siguieran su participación de manera virtual. Nos cuentan, además, que varios diplomáticos tuvieron que quedarse de manera virtual porque resultaron contagiados.

¿Desbandada morenista en QR?

Nos cuentan que quien ya tiene un pie fuera de Morena y su bancada es la senadora Maribel Villegas Canché, cercana a Ricardo Monreal, quien no fue agraciada con la encuesta para la candidatura al gobierno de Quintana Roo. Todo parece indicar que la aún morenista será la abanderada de Movimiento Ciudadano, lo cual se prevé signifique una ruptura y una pérdida importante de votos para el partido oficial en ese estado. Cuando no fue electa candidata en Morena acusó imposiciones y encuestas a modo. “Decidió Morena, pero en las urnas decidirá el pueblo de Quintana Roo”, dijo. La gran pregunta en este caso, como en otros estados, es si el arrastre de una aspirante puede cambiar las preferencias partidistas que, al menos desde 2018, han favorecido a casi todos los candidatos de Morena.

El reclamo de Espino

El dirigente del movimiento Ruta 5, Manuel Espino Barrientos, le hizo un airado reclamo a su sucesor en el Servicio de Protección Federal (SPF), Luis Wertman Zaslav, por la limpia del personal que dejó en la institución policial desconcentrada de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC). Espino acusó que las nuevas autoridades obligan a renunciar a algunos empleados por el simple hecho de que llegaron bajo el jefe anterior o porque forman parte de su movimiento político, que, por cierto, recordó, es aliado del gobierno lopezobradorista. Después de que se le negara la candidatura de Durango por Morena, parece que el oficialismo no necesita al exdirigente panista. (El universal, A2, p.2)

————

————–

Trascendió

Que la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero, celebró el reconocimiento de Persona del Año que se otorgó al canciller Marcelo Ebrard y al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador por el juicio contra empresas de armas de EU, aunque fue más allá y auguró que México ganará ese proceso. La respuesta no tardó en llegar, pues el titular de Relaciones Exteriores aseguró que sin el apoyo del Legislativo hubiera sido imposible la distinción que ayer anunció la Asociación de Control de Armas de aquel país.

Que a la una de la mañana de este viernes el senador Félix Salgado Macedonio inició el festejo por su cumpleaños 65, al que acudieron amigos, simpatizantes, familiares y hasta funcionarios del gobierno estatal. El menú incluyó chile frito, relleno de cerdo, barbacoa, tacos de canasta y pozole, además de pastel y chilate, la llamada bebida de los dioses. En algunos videos se ve incluso al legislador bailando y cantando a todo pulmón con mariachis en su casa del fraccionamiento Marroquín, en Acapulco. Del contagio creciente de covid y la sana distancia mejor ni hablar.

Que el actor Roberto Palazuelos abrió un grupo en WhatsApp para impulsar su candidatura al gobierno de Quintana Roo, aunque en unas horas se saturó y tuvo que abrir dos más. También se dio tiempo de visitar a su “amigo”, el ex gobernador Mario Villanueva, para pedir consejo para su incursión en la política. No se sabe si el empresario ganó simpatizantes con esta reunión… ¿o creerá que un personaje acusado de narcotráfico y lavado, que cumple en prisión domiciliaria una condena de 22 años, traerá votos?

Que el sindicato del Metro capitalino refutó a las autoridades al afirmar que si no usan “la tecnología de punta” en puestos de vigilancia del servicio es porque “desde hace más de un año no ha llegado” y tienen que improvisar métodos para garantizar la atención a los usuarios, incluso con fichas de dominó, además de que el sistema Tetra no da ubicaciones exactas de los trenes, por lo que es más confiable una llamada de WhatsApp. (Milenio, Al Frente, p.2)

————

————–

 Ávalos / La salida del paraíso

Por fin, pude salir del paraíso. Pero no fue fácil.

Retomo en esta columna donde dejé la última. Después de dar positivo a Covid a finales de diciembre en Mahé, en las islas Seychelles en el océano Índico, un doctor del grupo de respuesta rápida del Ministerio de Salud me llamó al hotel y me puso en estricto aislamiento. Diez días. Así, con una llamada, se acabaron mis tan planeadas y deseadas vacaciones. Y en ese periodo, por supuesto, no me podría ir del país.

Los miembros de mi familia -todos negativos- se regresaron inmediatamente a Miami y pasé algunos de los días más solos e inciertos que recuerde. Aunque estaba bien de salud y, sin duda, en uno de los lugares más bonitos del mundo -clima tropical, montañas verdísimas, mar suave y cálido- no lo podía disfrutar. Estaba atrapado en el paraíso. Además, la cabeza es muy tramposa.

A pesar de no tener síntomas graves, la película mental siempre se adelantaba. ¿Y si me da pulmonía y tengo que ir al hospital? ¿Y si cierran el aeropuerto o cancela sus vuelos la línea aérea? Y si este archipiélago africano se queda sin pruebas, al igual que otros países del mundo, ¿cómo regreso a Estados Unidos? No lo hablamos lo suficiente, pero el estrés crónico y los daños a la salud mental nos han marcado profundamente en estos casi dos años de pandemia.

Afortunadamente no se materializó ninguno de mis escenarios catastrofistas. Mi rutina de ejercicios, lectura y pláticas trasatlánticas me mantuvo sano y ocupado. Tras cumplir las órdenes gubernamentales de aislamiento, y armado con dos pruebas negativas durante dos días seguidos, me trepé al primer avión. Más de 24 horas después llegué a mi casa en Miami. Otra PCR confirmó que seguía negativo.

Así salí del paraíso. Pero lo que me encontré en el resto del mundo es de terror. La variante Ómicron -mucho más transmisible pero menos letal que la delta- ha invadido al planeta y ha roto casi todos los récords de contagio.

Y lo peor aún está por venir. El terrible pronóstico es de la Organización Mundial de la Salud. Calcula que dentro de seis a ocho semanas la mitad de la población en Europa podría contagiarse de Covid.

Los más afectados son, sin duda, los que no se han vacunado. Un ejemplo. De los 130 pacientes que estaban hospitalizados con Covid un día de esta semana en la Ciudad de México, 99 no se habían vacunado. Esto es el 76 por ciento de esos hospitalizados. Imposible saber si no tuvieron acceso a las vacunas o decidieron no ponérselas.

La evidencia médica sugiere que los vacunados son menos hospitalizados y tienen síntomas más leves que los no vacunados. Las vacunas funcionan. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien no suele usar mascarilla en público ni en sus conferencias matutinas, se reinfectó de coronavirus. Pero sus tres dosis de AstraZeneca lo mantuvieron con pocos síntomas y fuera del hospital.

Entre lo anecdótico, o nos hemos contagiado del virus o conocemos a alguien que se infectó. O las dos cosas. El 2022 no será el año de la salvación. Por el contrario, es posible que este sea el año en que tendremos que reconocer que no le vamos a ganar totalmente al virus y que debemos aprender a vivir con él. Como dijo el doctor Anthony Fauci, el Ómicron, eventualmente “les va a llegar a todos”.

China es el único país del mundo, como reportó The New York Times, que tiene como política de salud pública la total erradicación del virus. Pero esa política de “Cero Covid”, que tan efectivamente aplicó en otros momentos, es insostenible en estos días.

No nos equivoquemos. Hay muchas cosas que se pueden hacer contra el Covid: la aplicación de vacunas, el uso de mascarillas, la distancia social, las pruebas constantes, nuevas medicinas y tratamientos, el ejemplo de líderes responsables y medidas sociales que limiten la transmisión de aerosoles a través de nariz y boca. Tomar estas medidas significa, sin exagerar, la diferencia entre la vida y la muerte.

Yo estoy muy agradecido con la ciencia. Si no me hubiera vacunado tres veces con Moderna, no sé dónde estaría. Nunca sabré con certeza cómo y cuándo me infecté. Pero afortunadamente estoy en la lista de los más de 260 millones de personas que se han recuperado.

Hoy, para mí, ese es el verdadero paraíso. (Jorge Ramos Ávalos, Reforma, Opinión, p.8)

————

————–

Ómicron crece y rompe récords; el gobierno la minimiza

Serpientes y escaleras /

Como era un principio, desde que comenzó esta pandemia, el gobierno mexicano sigue con su absurdo discurso que minimiza y resta importancia a la gravedad del Covid en México. Si en la primera ola de contagios, con un mundo ya en crisis, el presidente decía a los mexicanos que “no pasa nada, no se alarmen, salgan, abrácense”, para la segunda ola sostenía, sin bases científicas, que “ya domamos la pandemia”, y en la tercera ola, cuando la variante Delta empezaba a saturar hospitales aseguraba, que “no era tan grave como las dos primeras”, ahora López Obrador, en plena cuarta ola y con picos récord de contagios, insiste en minimizar a “ómicron” y dice que “es un covidcito, como una gripa”.

Es como si, absurda e infructuosamente, el presidente y su gabinete de salud insistieran en negar la realidad y la gravedad de esta pandemia que ha golpeado a todo el planeta y a la humanidad entera y que para México ha provocado ya la peor devastación a la salud y muerte de mexicanos por enfermedad en la historia reciente del país, superando por mucho a la gripe española de 1918 y a la influenza H1N1 del año 2009. ¿Qué gana López Obrador y su encargado nacional de la pandemia Hugo López-Gatell con repetir neciamente que “la situación no es tan grave y no hay que alarmarnos”? ¿No sería mejor y más útil que el mandatario y su equipo de salud fueran realistas y hablaran con la verdad para concientizar y alertar a la población a atender y respetar las medidas sanitarias?

Lamentablemente, con un gobierno irresponsable e insensible, que enfocó y manejó la peor pandemia en la historia reciente de la humanidad más como un problema político que como una emergencia de salud, los mexicanos hemos tenido que aprender por nuestra cuenta a cuidarnos, a atendernos y a sobrevivir a esta crisis de salud. Lo hicimos en las tres primeras olas y lo haremos también en esta cuarta ola que empieza a rebasar todos los parámetros y a convertirse, como bien lo advirtieron a tiempo la OMS y la OPS, en un “tsunami de contagios” y en una situación “de grave a muy grave” para México y su sistema hospitalario.

Y es cierto, la mitad de la responsabilidad en los cuatro picos de contagios que hasta ahora llevamos también ha sido de la sociedad y de ciudadanos que, igual de irresponsables y necios que el gobierno, violan las normas e incurren en conductas riesgosas que incrementan la transmisión del virus, pero aun el daño provocado por esos ciudadanos pudo haberse atenuado de haber existido directrices claras, obligatorias y contundentes de un gobierno federal que renunció a su responsabilidad constitucional de encabezar y dirigir la atención de esta pandemia dejando a las entidades estatales y a los municipios a su libre albedrío y a enfrentar con recursos limitados la emergencia sanitaria.

¿Cómo entender que mientras los estados reclamaban “recursos extraordinarios” para hacer frente a la pandemia, el presidente le inyectara 3 mil millones de dólares a Pemex para tratar de salvar su enorme deuda o que las prioridades del gasto en el presupuesto de este y el año pasado siguieran siendo sus obras faraónicas como un tren, una refinería y un aeropuerto, seguidos por sus apoyos económicos, pero sin aumentar significativamente los recursos para atender la emergencia por Covid tanto a nivel federal como en los estados y municipios?

La semana que termina ha sido la más dura en cuanto a contagios de Covid y en estos cinco días pasamos de un pico histórico de 28 mil 953 contagios a un nuevo récord de 30 mil 953 el sábado 8 de enero, para luego volver a romper ese récord el martes 11 con 33 mil 626 casos, que otra vez se rebasó al día siguiente el miércoles pasado con 44 mil 187 contagios, que para el jueves bajaron a 43 mil 523 y ayer viernes, en otro nuevo pico histórico alcanzaron los 44 mil 293, la cifra más alta de contagios para un solo día desde que comenzó la pandemia.

A la par que los contagios, las hospitalizaciones crecieron también esta semana, en su mayoría de personas no vacunadas o con comorbilidades que empezaron a saturar hospitales públicos en la Ciudad de México y en las principales ciudades del país. Las muertes, mientras tanto, si bien se mantienen estables, también han registrado un incremento diario, pasando de los 80 mexicanos fallecidos por Covid el 9 de enero, a los 176 el día 10, 199 muertos el 11, 195 el jueves 23 y 198 fallecidos el día de ayer.

Esas cifras, sobre todo las de contagios, ya han provocado temor en la población que ha vuelto a disminuir su actividad en lugares públicos, mientras la mayoría de las empresas y negocios reportan un aumento de contagios en sus lugares de trabajo. Y como, a contracorriente del discurso, los mexicanos vuelven a sentir el impacto de ómicron, anoche se anunciaba que “el gobierno federal prepara una nueva metodología de medición del Covid a partir de la variante ómicron”.

¿De qué se trata esa nueva forma de medir los casos justo en medio de una cuarta ola de contagios que toma cada vez más fuerza? Lo sabremos en las próximas horas, pero es muy probable que, ante el disparo de los contagios por la transmisibilidad de ómicron, que a diferencia de lo que dicen el presidente y su equipo no es tan inofensiva como la pintan y está considerada ya el “virus de más rápida transmisión y contagio conocido hasta ahora”, lo que anunciará el subsecretario López-Gatell como nueva “metodología de medición” sea en realidad un mecanismo para maquillar, atenuar y suavizar el impacto que están teniendo las cifras oficiales que, lo reconozcan o no en Palacio Nacional, vuelven a asustar a los mexicanos, a afectar al consumo y a la economía aunque todo esté abierto, y sobre todo vuelven a exhibir una pandemia viva y creciente, que dista mucho de estar “domada” o “controlada”, como mentirosamente nos ha dicho hasta el cansancio.

NOTAS INDISCRETAS… El secretario de Gobernación, que para ser del trópico es un hombre muy calmado, aunque también algo taimado, respondió ayer en la conferencia mañanera a la pregunta de si se veía en la boleta electoral para la presidencial de 2024. “Yo no sudo calenturas ajenas —dijo sin exaltarse Adán Augusto— ya les comenté ayer que yo tengo un compromiso con el señor presidente que me invitó a acompañarlo en esta tarea, con todo lo que representa el señor presidente, con un movimiento de transformación del país y en eso enfocamos nuestros esfuerzos”.

La respuesta, en buen lenguaje tabasqueño, podría traducirse como “yo no estoy acelerado, ni calenturiento, pero sí mi jefe el presidente me lo pide, le entro”. Es decir que Adán por ahora está tranquilo en el paraíso, pero si en una de esas se le aparece la Serpiente y le susurra al oído que pruebe del fruto prohibido de la sucesión, tampoco podría negarse. Para que quede claro pues, él no está sudando en esto momento las calenturas ajenas, pero si el presidente lo manda a sudar por el bien de “la transformación”, sudaría sin ningún problema en la carrera presidencial.

Por lo pronto lo que sí es un hecho es que, sin hacer comparaciones que siempre son odiosas, el titular de la Segob ha hecho un muy buen papel en las conferencias mañaneras en ausencia del presidente; ágil y puntual en las respuestas, sin evadir ningún tema, más cuidadoso en el lenguaje polarizador, pero eso sí, y eso se agradece de verdad, menos rollero y divagante que el presidente. Por eso Adán seguirá en el paraíso de la 4T… Curiosamente mientras más brilla Adán Augusto menos luce la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, que no tuvo una muy buena semana cuando el Covid vuelve a repuntar con contagios y hospitalizaciones crecientes en la Ciudad de México. Justo el jueves que ella afirmaba que las hospitalizaciones por Covid estaban estables y no habían aumentado, en la página de internet dedicada a la pandemia de su propio gobierno, se reportaban ya cuatro hospitales públicos importantes “sin disponibilidad” de camas para pacientes de Covid.

Eso sin contar los reportes de que los institutos nacionales de Salud, como el INER, el Gea González y el de Nutrición ya no tenían camas para pacientes contagiados de Covid. Se entusiasmó tanto con la buena racha de su semáforo verde en la última parte del año, que a Sheinbaum ahora le cuesta volver a reconocer que la CDMX, que esta semana empezó a lucir semivacía y con un ambiente denso en las calles, ya está otra vez lindando el color naranja, tirando a rojo, en el cuestionado semáforo epidemiológico…

Y mientras la Jefa de Gobierno vuelve a sudar por el Covid, el canciller Marcelo Ebrard, que empezó la semana a trompicones y con un aparente regaño público del presidente, cuando corrigió la decisión de no mandar representante a la toma de protesta del dictador Daniel Ortega, terminó componiéndosele el panorama cuando el martes, en su reunión de Embajadores y Cónsules, un López Obrador ya contagiado de Covid, le dirigió un mensaje en video en el que felicitó y le dio “un reconocimiento especial al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, a sus colaboradores y a quienes trabajan y ayudan mucho para mantener una política exterior caracterizada por el respeto, la amistad y la dignidad de México y de su pueblo”.

 La reunión de Cónsules y Embajadores, que transcurrió bien a lo largo de la semana, contó con la presencia de casi todo el gabinete y los líderes del Congreso, y ayer fue clausurada exitosamente. Y para cerrar la semana, ayer el propio Ebrard presumió en sus redes sociales el reconocimiento como “Persona del año 2021” que la Asociación para el Control de Armas de los Estados Unidos le hizo al Gobierno de México y a él por la demanda judicial que interpusieron en las cortes estadunidenses en contra de las empresas fabricantes de armas. Así es que cada quien saque sus conclusiones, pero en la carrera presidencial en Morena, contra lo que algunos quisieran, no parece del todo definida… Los dados mandan Escalera Doble. Ánimo y a cuidarnos y protegernos de ómicron, que no es un “gripita”, es Covid(Salvador García Soto, El Universal, Nación, p.7)

————

————–

Cadena de Mando / Los militares y el poder

Los análisis en torno a la relación de los militares con el poder actual visiblemente concluyen en su mayoría lo alarmante que es o será la entrega del instituto armado a la autollamada “4T”. Concluyen de manera velada el riesgo que será cuando los militares den cuenta de que deben tomar el poder o. en su defecto, influir hasta en la decisión de quién será la o el próximo presidente de México.

Tanto el Ejército y la Fuerza Aérea, así como la Armada de México, son unas instituciones que, amén de lo autodidacta que las circunstancias las obligan a ser, generan un verdadero aprendizaje de los errores y también de los aciertos que a lo largo de su historia, han cometido.

Hay dos grandes enseñanzas históricas. La primera es la experiencia que dejaron quienes sin ser militares de carrera, combinaron la política con el poder militar, es decir, a Obregón, Calles, Rodríguez, Cárdenas y Ávila Camacho, la revolución y el sistema les dieron grados militares, mismos que necesitaban para poder ascender en el poder del Estado. Todos ellos tienen detractores y admiradores; yo me quedo con lo que cada quien hizo por el país, pero sobre todo con la realidad de que la combinación del poder político con el militar nunca será positivo cuando lo ejerce una sola persona.

La segunda enseñanza es cómo después de que los “militares” (Ávila Camacho) dividieron el poder para que la política fuera el motor del poder, comenzó el debilitamiento institucional civil ante lo que debe ser su verdadera naturaleza, es decir, servir a la gente, procurar desarrollo, garantizar seguridad física y pública, brindar los mejores servicios de salud posibles, producir educación de excelencia y calidad; también impulsar ciencia y tecnología, arte y cultura y una larga lista de etcéteras. Los militares han dado cuenta de aciertos y errores de los civiles en el poder y ahí es donde las fuerzas armadas intervienen para fortalecer unas y otras.

De las dos enseñanzas, los soldados de tierra, mar y aire saben bien dónde está su responsabilidad y sobre todo el papel que deben jugar en este juego de poder que sexenalmente cambia irremediablemente.

Los militares no ponen presidentes, ni gobernadores, muchos menos alcaldes o legisladores, por lo que el debate no debe centrarse en si deben o pueden hacerlo, o también en sí lo harán en el 2024; debe centrarse en el miedo y la cerrazón del poder político para permitirlo. El debate y el análisis responsable y objetivo debe ser sobre la realidad del debilitamiento institucional civil, en donde los militares solamente actuarán para fortalecerlo, nunca para tomar ese poder y ejercerlo desplazando por completo a los civiles.

Todo lo anterior no significa un riesgo que los militares quieran tomar el poder. Debe comprenderse a profundidad que no es del interés, ni está en el ánimo militar, gobernar.

Tanto el general Luis Cresencio Sandoval como el almirante José Rafael Ojeda tienen perfectamente clara la ruta en la que transitan, la cual de ninguna manera es —como los análisis lo sugieren— debilitar al máximo a la institución o bien, al participar en proyectos de nación y con ello manejar grandes presupuestos, corromperse al grado de la exhibición pública.

En la entraña militar y naval existe la total necesidad de fortalecer a la institución tanto, que trascienda generaciones y generaciones.

Ese es el poder. (Juan Ibarrola, milenio, Al Frente, p.3)

————

————–

¿Qué se hace con el dinero de nuestros impuestos?

POLÍTICA IRREMEDIABLE

Como el antiguo régimen priista no aprendió nunca a cobrar impuestos —es más, lo de recaudar sigue siendo una asignatura pendiente en estos mismos momentos porque durante el reinado de los gobernantes blanquiazules no tuvo tampoco lugar la reforma fiscal que tanto  necesita Estados Unidos Mexicanos— y como más de la mitad de la población económicamente activa de este país labora en la informalidad, la plata que necesitaba papá Gobierno para financiar sus ocurrencias, sus caprichos y sus corruptelas la obtuvo, en parte, de doña Pemex, la empresa de nosotros, los muy soberanos, patriotas y nacionalistas estadounimexicanos.

El presidente López Portillo —un hombre exquisito y, de hecho, uno de los más ilustrados que hayan gobernado en estos pagos aunque, paradójicamente, uno de los más dañinos de la poblada galería de los perniciosos— llegó a sentirse tan beneficiado por el maná petrolero que tuvo a bien exponer, a quien quisiera escucharlo, la madre de todas las disyuntivas nacionales, a saber, que la riqueza que nos llovía se había vuelto algo así como un problema porque tocaba administrarla sin perder la cabeza ni las formas. Pues, miren ustedes, no sabemos cómo demonios fueron cuadradas las cifras en los libros de contabilidad porque lo que aconteció, al final de su sexenio, fue un pavoroso derrumbamiento financiero. Vamos, ni siquiera les quedaron unas migajas para completar la construcción de la Torre Pemex.

La historia no solo es triste porque estamos pagando aún las consecuencias sino porque nos lleva a enfrentar la realidad de que México es una nación de oportunidades perdidas, de sueños no consumados y de esperanzas rotas. Hablando, justamente, de la gran empresa paraestatal, joya de la corona, resulta que es la corporación petrolera más endeudada del mundo y que pierde ingentes cantidades de dinero todos los días. O sea, que nos cuesta. Y los recursos públicos que se dirigen hacia su “rescate” —una rehabilitación tan improbable como imposible— podrían dedicarse, en un país que sobrelleva morrocotudos problemas y que tiene millares de necesidades insatisfechas, a equipar dignamente las desvencijadas escuelas públicas, a mejorar los hospitales, a pagar buenos salarios a los cuerpos policiacos, a pavimentar como Dios manda las calles y las carreteras, a tener buen alumbrado en los pueblos y a limpiar los pestilentes ríos que surcan el territorio patrio, entre otras tantísimas cosas.

Uno de los logros del régimen de la 4T es haber acrecentado la recaudación fiscal. Pues sí, pero los dineros que llegan a la caja registradora se están malgastando de manera verdaderamente irracional. ¿Una refinería? ¿A alguien le importa de verdad que compremos gasolina a quienes ya la producen? ¿Dos aeropuertos de medio pelo en vez de uno de categoría mundial? ¿Un tren con pocos viajeros? En fin… (Román Revueltas Retes, Milenio, Política, p.8)

————

————–

Con las niñas No

En su reciente visita al estado de Guerrero, el presidente López Obrador se vio obligado, por la insistencia de los medios, a referirse a la venta de niñas, que es una práctica común en varias comunidades indígenas de ésta y otras regiones del país.

En cuanto tienen su primera menstruación, son entregadas en matrimonio a cambio de una dote, o vendidas. “Las niñas quedan en absoluta vulnerabilidad. Su nueva familia las esclaviza con tareas domésticas y agrícolas, y a veces abusan sexualmente de ellas”, dice Abel Barrera, dirigente de la ONG Tlachinollan. Otras son llevadas a la prostitución.

Mucho le molestó al Mandatario que se pusiera este tema sobre la mesa, y le dio todas las vueltas que pudo: que no vine aquí para hablar de eso, que es una excepción, que no solo entre los pobres hay prostitución. Lo que no pudo eludir fue la realidad de que son usos y costumbres, algo que en nuestro país se ha aceptado, permitiendo a las comunidades regirse por ese sistema, lo cual sucede en casi medio millar de municipios.

La razón de esta aceptación, es el pensamiento liberal y progresista que desde hace medio siglo considera que se debe respetar a todas las culturas en su diversidad.

Sin embargo, esto que suena tan políticamente correcto, nos enfrenta a una contradicción: ¿Hasta dónde debe llegar la aceptación de modos de vida y de costumbres que para nuestra cultura y nuestros valores resultan inadmisibles y hasta repugnantes?

Los ejemplos abundan: grupos religiosos que se niegan a aceptar los avances científicos en salud, comunidades que imponen castigos a quienes consideran delincuentes, o la venta de niñas.

La idea central de la aceptación de la diversidad, ha sido que no se debe imponer como superior ninguna organización social, forma civilizatoria o cultura, pero insisto: ¿Podemos aceptar prácticas que se oponen radicalmente a los principios que fundan nuestras sociedades y por los cuales se ha luchado durante siglos? ¿Podemos hacer como que no vemos la frontera que marca lo válido e inválido, lo correcto y lo equivocado, lo sano y lo enfermo, lo normal y lo anormal, lo ético y lo inmoral? ¿Hasta dónde puede llegar el respeto irrestricto a usos y costumbres que niegan el respeto a los derechos humanos, a la existencia de legislaciones e instituciones que se pretenden neutrales y aptas para amplios grupos sociales y al cumplimiento de las obligaciones del Estado y de los gobiernos? ¿Podemos aceptar que se destruya lo que hemos construído con tanto esfuerzo y que hoy seguimos defendiendo?

No. Eso no podemos ni debemos hacerlo. Porque el respeto irrestricto a otras culturas, a sus usos y costumbres, a sus maneras de actuar, nos llevaría al círculo sin salida de que cualquier grupo que considera lo suyo como lo mejor por sus particularidades, niegue lo que nosotros consideramos como lo mejor precisamente por su carácter universal. Y esta no es solo una consideración abstracta, sino que se ha demostrado en la práctica.

Dicho de otro modo: que nuestras teorías pueden ser perfectas, pero no podemos permanecer ciegos ante sus consecuencias. Por lo tanto, debemos aceptar que la libertad cultural no es aplicable a todas las sociedades y que situaciones como la venta de niñas son absolutamente inadmisibles desde cualquier punto de vista que se las quiera ver y deben ser prohibidas y castigadas hasta eliminarlas por completo. (Sara Sefchovich, El Universal, Opinión, p.14)

————

————–

Sobre la marcha / SHCP a INE, ¿jaque mate?

En el abordaje de la Cuarta Transformación en contra del Instituto Nacional Electoral (INE) por razones pasadas, presentes y futuras, una vez más el simplismo de la propaganda gana la partida a la razón técnica, jurídica y ética. Al menos en el populómetro.

Los consejeros Córdova y Murayama apelan racionalmente a la formalidad de la petición de fondos extraordinarios por parte del Ejecutivo (1,730 millones de pesos) para poder organizar una consulta popular con calidad democrática.

El gobierno y Morena aluden sin rigor a una sugerencia de recortes plagada de imprecisiones, errores e ignorancia. El Power Point que receta cómo sacar 3 mil millones de pesos incluye vaciladas. No importa, recomienda austeridad que algo queda.

Los enemigos del INE argumentan, insisto, con éxito en el imaginario colectivo que si los consejeros se bajan sueldos, renuncian a su seguro de gastos médicos mayores, prestaciones laborales ajenas a la inmensa mayoría del pueblo, si atacan fideicomisos destinados a otros fines, que en trazos gruesos hacen parecer alcancías escondidas, el INE puede hacer lo que, dicen Morena y Presidencia, no quiere hacer. Impreciso pero efectivo.

Larga guerra. En capítulos excepcionales el INE ganó batallas puntuales, acordó actuar con rigor y logró el concurso de dos tribunales vitales; la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que con distintos fallos “blindó” al INE para no incumplir obligaciones, con o sin ministraciones adicionales, eso celebraron los consejeros electorales. Pero esa certidumbre jurídica la comprenden muy pocos.

El lance del diputado Sergio Gutiérrez Luna en contra de los seis consejeros que votaron frenar la operación de algunas etapas rumbo a la consulta para revocación, denunciándolos penalmente (ante la FGR) es una aberración democrática histórica y sin embargo, y a pesar de su retractación pública, ante la denuncia vive, la locuaz amenaza permanece.

Un sinsentido propagandístico que a pesar de ser absurdo amenaza a consejeros. Nadie se indigna, todos se coluden en la jugarreta. Morena celebra el exabrupto, porque se ajusta su mantra machacón; los consejeros Córdova y Murayama actúan políticamente, opositores a la Cuarta Transformación. Fifís, conservadores y las descalificaciones de cajón. ¿Ciertas? No. ¿Importa?

Con la cantaleta desde Morena y los embates de Palacio Nacional, más que suficiente. A pesar del prestigio institucional que goza el INE, en esta guerra por la consulta para la no-revocación de mandato, el INE comienza a perder terreno. Incluso la demostración de la nueva sugerencia de austeridad no logra el alcance de la primera. Y la segunda que ayer le refrendó el secretario de Gobernación. No hay dinero extra, ni habrá.

Confrontar a un poder como el que la Cuarta Transformación ha concentrado no es asunto menor. Enfrentar esa funcional maquinaria de propaganda que pega siempre en la emoción populachera sin gastar tiempo y energía en detallar realidades complejas ajenas al cotidiano existir de México, es una empresa mayúscula.

La consulta para revocación de mandato va, su nivel de certeza, seguridad, alcance y calidad será directamente proporcional al presupuesto con el que el INE cuente. Lo más probable es que no sea ejemplar, pero será funcional al proyecto político del gobierno y de Morena.

Al poder, los resultados lo alimentan, le dan razón de ser. La argumentación del INE ha quedado atrapada en la formalidad, en la corrección política. Dirán en el INE que no hay más, que sólo así pueden y deben articular su defensa, fijar postura.

Pero en la plaza, la emoción de Fuenteovejuna se inclina a favor de quien se ostenta como defensor del desposeído (los más) y en contra de los privilegios y los privilegiados (los menos). Ventilar salarios y prestaciones es una arma infalible.

A partir de ello, la mayoría legislativa sabrá dónde apuntar cuando de reforma electoral se trate. El costo histórico, el riesgo político de regresar al gobierno en turno la operación y el arbitraje de las elecciones será minimizado a golpe de palabras.

Retroceso que la retórica transformadora está dispuesta a correr bajo la premisa de una superioridad moral que gravita alrededor de una sola figura. ¿Y después? La fe social, la superchería ideológica, simple y burda. (Carlos Urdiales, La Razón, La Dos, p.2)

————

————–

Arsenal / Revés al autoritarismo en el CIDE

“El CIDE existe porque resiste…”. La consigna, coreada en las calles por estudiantes, docentes y trabajadores de este Centro de Investigación y Docencia Económicas, empieza a tener visos de realidad. De última hora se pospuso la sesión de la Asamblea General de Asociados que había sido convocada para modificar los estatutos e imponer el nombramiento de José Antonio Romero Tellaeche como director de ese centro especializado en ciencias sociales.

Una batalla ganada por los protagonistas de la protesta, que han ocupado las instalaciones y tomado las calles para rechazar esa propuesta de cambios que se hizo sin consultar al Consejo Académico del CIDE.

Un revés a los métodos verticales y autoritarios de la doctora María Elena Álvarez-Buylla, directora del Conacyt, aferrada a dejar a su incondicional Romero Tellaeche en la dirección del centro.

El pretexto para aplazar el cónclave fue que la carpeta de la sesión fue entregada siete minutos tarde al representante del Banxico, uno de los integrantes de la Asamblea de Asociados del CIDE.

Los otros siete socios son del Conacyt, la SEP, la SCP, la Sener, la Secretaría de Economía, el Fondo de Cultura Económica y el Colegio de México.

La guerra, sin embargo, no ha terminado. Uno de los académicos que salió a la calle para defender al CIDE es Jean Meyer. Este profesor emérito del CIDE considera que la solución al conflicto está en manos del presidente López Obrador.

“El Presidente de la República, que es un político coyote con muchas horas de desierto, está demasiado aislado por los cortesanos. No se da cuenta de lo que pasa”, le dijo a Joaquín López-Dóriga en su noticiero de Radio Fórmula.

Advirtió: “Si él no le pone un alto a la directora del Conacyt, el asunto seguirá. Hoy obtuvimos no una victoria, pero sí una sorpresa agradable”, dijo, al comentar el anunciado aplazamiento.

*El CIDE es pequeño en tamaño. Su planta de profesores investigadores de tiempo completo cuenta con doctorados de las mejores universidades del mundo.

Su cuerpo estudiantil, de aproximadamente 400 alumnos, es excepcional en su combinación de mérito académico y diversidad social y geográfica.

“Si el CIDE es muy chiquito, el asunto ya está tomando proporciones mayores”, destacó Meyer.

Docentes, estudiantes y trabajadores en rebeldía dicen que las reformas al estatuto general del CIDE son un “asalto unilateral y autoritario para desmantelarlo y silenciar a su comunidad académica”. Agregan que las modificaciones  que llevan la firma de Álvarez-Buylla pretenden:

1.- Reformar el proceso de designación de la Dirección General para que el Consejo Directivo del CIDE sólo “tome conocimiento”, en vez de poder votar para formalizarlo.

2.- Modificar los requisitos para ocupar la Secretaría Académica, el segundo cargo más importante de ese centro de estudios.

3.- Remover las facultades de toma de decisión del Consejo Académico –máximo órgano de decisión del CIDE–, tales como: aprobar estatutos, reglamentos, programas docentes y apelaciones…

Álvarez-Buylla, no hay que olvidarlo, cobró notoriedad negativa cuando presentó una denuncia en la FGR contra un grupo de 31 científicos acusados de malversar dinero público.

*Es el colmo que el senador de Morena Higinio Martínez haya salido ayer en defensa de Delfina Gómez, secretaria de Educación Pública, luego de que el TEPJF confirmara la multa impuesta por el INE a Morena, por cobrar el “diezmo” a los trabajadores del municipio de Texcoco.

Él fue parte del atraco a los trabajadores, a juzgar por el proyecto del INE que recién aprobó el Tribunal Electoral.

“Para guardar las apariencias, obtuvieron de los trabajadores una declaración de voluntariedad para los descuentos con el concepto de aportaciones al Grupo de Acción Política (GAP), la corriente que lideran Duarte y el propio Higinio Martínez”, decía el proyecto del INE.

El monto de los “diezmos” asciende a 13 millones 752 mil 414 pesos, pero la multa que se le impuso al partido en el gobierno no llega ni a la tercera parte: 4 millones 229 mil 225 pesos, de acuerdo con el INE.

Higinio difundió ayer  el siguiente comunicado en sus redes sociales:

“Respaldo totalmente a la maestra @delfinagomeza y rechazo de manera contundente la sucia campaña que distintos grupos han emprendido en su contra.

“La maestra Delfina es una persona intachable, honesta e incorruptible, que cuenta con el apoyo de miles de mexiquenses”, aseguró.

Tan intachable, honesta e incorruptible como él. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional, p.4)

————

————–

Rosario Robles: la criminalización de las mujeres

En convivencia con muchas de las más de 400 presas que habitan en Santa Martha Acatitla, Rosario Robles Berlanga asegura que ése es el infierno de un sistema penal que desde el MP fabrica pruebas y criminaliza a las mujeres, a las que “automáticamente ven con la manzana podrida en la mano”.

Privada de su libertad desde el 13 de agosto de 2019, la extitular de Sedesol y Sedatu asegura que las historias de sus compañeras confirman que la perspectiva de género con la que presume juzgar la Suprema Corte es cosa sólo de los espots.

“Es pura pro-pa-gan-da”, deletrea en conversación telefónica este martes 11 de enero y aplica la misma valoración para la amnistía presidencial anunciada hace medio año porque de ese penal, remarca, no ha salido nadie.

Habla de la visión punitiva en ministerios públicos y en los jueces de control. “Siguen pensando que deben mandar a todos a la cárcel porque, según ellos, abaten la impunidad, cuando los verdaderos delincuentes andan dejando cadáveres por todo el país”.

Por eso, el pasado 30 de diciembre, cuando el juez de control Ganther Alejandro Villar Ceballos le confirmó la prisión preventiva justificada ante un posible riesgo de fuga que le impuso su colega Jesús Delgadillo Padierna 29 meses atrás, Rosario Robles concluyó:

Es la última sesión a la que voy. Ya no quiero ser parte de su circo. He conocido los lugares más pobres del país. He luchado por los derechos de las mujeres. He ocupado cargos del más alto nivel en la política. Pero me faltaba conocer ese dolor. A mí ya nadie me puede hablar de la injusticia en México porque la vivo en carne propia, todos los días”.

Pionera en el impulso del derecho a decidir en la CDMX cuando fue jefa de Gobierno, Rosario no descarta recurrir a la SCJN para que atraiga el caso.

Guarda sin embargo la esperanza de que el Poder Judicial actúe con autonomía y, este mes, un Tribunal Colegiado atienda el fondo del proceso que se le ha seguido y por el que ha ganado amparos, uno en contra del fiscal Gertz Manero, y resoluciones a su favor. “A nivel de jueces y ministros de amparo, podemos sentir mucha tranquilidad: son paladines de la Constitución. Hacen una labor de apostolado”. Confía en conseguir su libertad porque, insiste, no han podido establecer la supuesta triangulación de recursos de la que la acusan.

En alusión a quien fuera su oficial mayor en Sedesol y Sedatu, Emilio Zebadúa, señala: “Yo no apretaba el botón de pagar. Estoy esperando cuándo le van a pedir pruebas de su dicho, de su escrito a cambio de impunidad”.

Nos recuerda que el presunto ejercicio indebido del servicio público y omisión del que se le acusa es un delito que no amerita prisión preventiva y que, para encarcelarla, se falsificó una licencia, a fin de argumentar que no había claridad en su dirección y, en consecuencia, un riesgo de fuga. Y reitera que no han podido comprobarle ninguna imputación ni propiedades ni cuentas en el extranjero.

¿Por qué sigues en la cárcel entonces?

“¿Por qué soy la única mujer? ¿Por qué soy más peligrosa que otros, en términos de su proyecto político? ¿Por las venganzas que tienen con relación a mí? ¿Cuál es la respuesta que nos tiene que dar el propio Presidente de la República? Porque una decisión de esta naturaleza, sabemos que aquí en México que todo se define desde esa tribuna, no puede ser con el desconocimiento del Presidente. Alguien tiene que lavar los pecados de todos los demás, y además para él era muy conveniente que fuera yo, porque no se me podía apretar por otro lado. No tenían con qué amenazarme, como sí lo han hecho con otros políticos. Mejor tenerme dentro de cuatro paredes. Es una decisión eminentemente política. Lejos de convertirme en un chivo expiatorio, lejos de ser el cordero de Dios que quita los pecados del mundo, me he sentido fortalecida por toda esta saña, venganza y persecución. Hoy nadie puede demostrar que yo me he robado un centavo”. ¿Sacrificada por un acuerdo del expresidente Peña? “Aquí he aprendido que no puedes juzgar, ni decir cosas que no te constan ni especular, porque eso te lleva a conclusiones incorrectas”, responde.

Cuenta que las diferencias con López Obrador iniciaron cuando él era jefe de Gobierno y ella buscaba la dirigencia del PRD. “El sí me vio como un problema, como una adversaria (…) Creo que él es tremendamente misógino, y a las mujeres las apoya si son sus incondicionales, que cuando ya no hay esa incondicionalidad, cuando ya te colocas al tú por tú, cuando ya tienes esa luz propia, es cuando a él ya no le gusta”.

–En el ejercicio del poder siempre hay secretos, ¿tú le tienes alguno al Presidente?

“No es propiamente un secreto. Sé muchas cosas, fuimos compañeros, uña y mugre, ¿no? Pero no sería algo que yo utilizaría en contra de nadie. No. Creo que sabe de mi capacidad de operación y mi capacidad política, y el papel que yo puedo jugar en el proyecto opositor, en el sentido de participar. No me estoy candidateando (…) Necesitamos un estadista del tamaño de Mandela. Yo simplemente, en la construcción de ese proyecto, podría jugar un papel. Creo que ése es el miedo que tiene”. (Ivonne Melgar, Excélsior, Nacional, p.7)

Te pueden interesar