4 de julio de 2022

columnas POLÍTICAS

Viernes 20 de mayo de 2022

.

Templo Mayor

¿Y SI le ponemos unos guantes de box a Alejandro Gertz Manero y lo subimos a un ring con Julio Scherer Ibarra? Al menos así tendría sentido el triste espectáculo que está dando el titular de la FGR.

LUEGO de que un juez desechó la venganza, perdón, el caso que emprendió el fiscal contra abogados cercanos a Scherer, la reacción de la FGR resultó furibunda… ¡y hasta en papel membretado!

PERO más allá de los modos, lo que realmente inquieta es ver cómo Gertz sigue utilizando el aparato de justicia para sus asuntos personales. Ahora resulta que quiere abrirle una causa penal… ¡al propio juez!

OBVIAMENTE el pleito entre Gertz Manero y Scherer, aunque se haya desechado el juicio, está muy lejos de terminar. No sólo porque el propio juzgador dio vista a la CNDH, además de que los hasta ayer acusados pudieran denunciar al propio fiscal y a su gente hasta por daño moral.

DICEN QUE no pasará mucho tiempo para ver la contraofensiva legal del ex consejero jurídico del Presidente y que va a estar más ruda que la revancha del Canelo Álvarez.

-…-

EN MEDIO de la polémica por la aparente inseguridad en los vuelos que llegan a la Ciudad de México, hay quienes se preguntan ¿dónde está el piloto?, en referencia al nuevo director del AICM, Carlos Morán Moguel.

JUSTO AHORA que se cruzan acusaciones e informes van y vienen sobre la crisis del sistema aeroportuario de la zona metropolitana, no se sabe nada del funcionario federal encargado de coordinar los trabajos entre el AICM, el AIFA y el aeropuerto de Toluca.

-…-

OJALÁ que la participación del gobierno federal en las investigaciones del caso Debanhi Escobar sirvan realmente para esclarecerlo y no para convertirlo en botín político.

YA SE SABE que el subsecretario Ricardo Mejía está más interesado en promocionarse como precandidato morenista en Coahuila, que en atender los temas de seguridad pública del país. Y su jefa, Rosa Icela Rodríguez, anda en las mismas, moviéndose para suceder a Claudia Sheinbaum y no para abatir los índices delictivos.

ALLÁ en Nuevo León esperan que realmente se aclare el presunto feminicidio de Debanhi… y no que se le revictimice utilizándolo políticamente en las mañaneras de Palacio Nacional.

-…-

HAY QUIENES comentan que Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Adán Augusto López ya parecen los sobrinos del Pato Donald… pues últimamente andan juntos para todos lados. Aunque también hay maloras que preguntan si no serán, en realidad, los chicos malos de la 4T. Habrá que preguntarle a Rico MacGanso. (F. Bartolomé, Reforma, Opinión,p.10)

.

.

Bajo Reserva

Un grupo de élite contra los asesinatos

Hoy habrá un nuevo reporte sobre la situación de seguridad en el país, cuyas estadísticas ratificarán una vez más el estancamiento en niveles altos de la violencia homicida, que se arrastra desde el inicio de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador. Ante estos resultados, nos comentan, en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana trabajan proyectos que buscan revertir la falta de resultados. Nos dicen que la dependencia federal se ha concentrado en la integración de la Coordinación Nacional Antihomicidios, un área similar a la Coordinación Nacional Antisecuestro, que está en fase piloto. Nos cuentan que varios mandos de la Policía de Investigación de la Ciudad de México fueron reclutados por la secretaria Rosa Icela Rodríguez Velázquez, para conformar este grupo especial anticrimen que ya se ha hecho cargo de casos de asesinatos contra periodistas y de homicidios múltiples. Nos hacen ver que doña Rosa Icela no solo tiene la presión por entregar resultados, sino que la falta de ellos podría representar un obstáculo en su carrera por la candidatura de Morena a la jefatura de Gobierno de la CDMX, en la cual la ubican como la que lleva la delantera, además de ser la consentida del profesor.

Temen a mujeres en Edomex

Llama la atención la abrumadora mayoría (68 de 75) de diputados mexiquenses, que recientemente aprobó al vapor una reforma constitucional para dejar sin efecto un acuerdo del INE, que establece equidad de género en los procesos electorales. Resulta que, para las elecciones del 2023, se tiene considerado que en Coahuila y el Edomex debe haber alternancia de género en las candidaturas a gobernador. Sin embargo, nos dicen, en el Estado de México los suspirantes varones, de todos los partidos políticos, no quieren saber nada del poder femenino que representan posibles candidatas como la diputada federal priista, Ana Lilia Herrera, o la secretaria de Educación del gobierno federal, la morenista Delfina Gómez. ¿Signos de retroceso en aquella entidad?

Monreal recibe el grado de corcholata

Con ánimo renovado, así, nos aseguran, está el presidente de la Junta de Coordinación Política de Senado, el morenista Ricardo Monreal. Luego de haber sido excluido de manera sistemática por el presidente López Obrador como aspirante a la candidatura presidencial, ahora que el mandatario lo mencionó como una de las “corcholatas” para el 2024, el senador zacatecano intensificará sus giras de trabajo por toda la República, nos comentan.  Nos dicen que veremos a Monreal recorrer todo el país en los próximos meses, aprovechando que el periodo ordinario de sesiones inicia hasta septiembre. Nos aseguran que él bien sabe que no es la opción preferida del Presidente, pero que ya hay un avance al otorgarle el estatus oficial de “corcholata”. (El Universal, La 2, p.2)

.

.

Trascendió

Que ante las insistentes versiones de que ya se tomó la decisión en Palacio Nacional para entregar la candidatura de Morena por el Estado de México a Delfina Gómez, el senador Higinio Martínez salió al paso para decir que pronto dará a conocer sus planes para “terminar con el priato”, que tiene más de 90 años gobernando la entidad, a fin de llevar la transformación a la joya de la corona en materia electoral. Comentó que las intrigas le hacen lo que el viento a Juárez y que estará atento a novedades para este sábado. A ver.

Que en pasillos del Poder Judicial de la Federación comentan que ya es momento de que se ponga un alto al conflicto del fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, con el ex consejero jurídico presidencial Julio Scherer Ibarra, porque está dañando las instituciones una vez que ya escaló hasta poner en medio del debate a un juez, Felipe de Jesús Delgadillo, quien frenó la ofensiva de la FGR contra el abogado. Por lo demás, cuentan que la Judicatura está del lado de sus juzgadores, a los que no dudarán en defender de todo ataque.

Que por el momento entre los grupos del Senado no hay planes para convocar a un extraordinario para discutir algún tema en particular. Ricardo Monreal Ávila, coordinador de Morena, dijo que hasta ahora están preparando la agenda para el próximo periodo ordinario que se inicia en septiembre, cuando los morenistas tendrán que superar otra prueba de unidad, ya que elegirán al presidente de la Mesa Directiva entre José Narro y el poblano Alejandro Armenta.

Que el coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Luis Cházaro, dejó claro que su bancada no tiene prisa para presentar su propuesta de reforma electoral y, en todo caso, lo hará en conjunto con la dirigencia y la fracción en el Senado, encabezada por Miguel Ángel Mancera, después de las elecciones del 5 de junio en seis estados. Ya entonces se buscarán las aproximaciones con las iniciativas de PAN y PRI a fin de integrar un solo proyecto. (Milenio, Al Frente, p.2)

.

.

Sacapuntas

Ve a Murat en Morena  

Con los ojos de plato dejó el presidente López Obrador a más de un priista y hasta a morenistas. Durante la mañanera de ayer, el mandatario volvió a tocar el tema de los presidenciables, pero en esta ocasión incluyó al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat. Pero lo realmente relevante es que lo mencionó al referirse a los aspirantes que contemplan en Morena.

Cabildeó Alito 

Ratificó el TEPJF la expulsión del PRI al embajador de México en España, Quirino Ordaz. Pero, nos cuentan, en dicha resolución influyó mucho un personaje que cabildeó con los magistrados. Se trata del dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, el mismo que está envuelto en un escándalo por aportaciones de Cinépolis a sus campañas en Michoacán.

Armenta se apunta 

Nos comentan que ya salió quien le hará frente a José Narro Céspedes en la contienda por presidir la Mesa Directiva del Senado para el próximo periodo ordinario de sesiones, que inicia en septiembre. Se trata del poblano Alejandro Armenta, del grupo de Ricardo Monreal. Se prevé otro juego de vencidas entre el monrealismo y el grupo de César Cravioto.

Madruga a Dante 

Como la ruta 2024 ya está a todo lo que da, el líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, madrugó a don Dante Delgado, dirigente nacional de Movimiento Ciudadano. Y es que el zacatecano aseguró que el partido naranja siempre sí va a formar parte de la coalición opositora, junto con el PAN, el PRI y el PRD para pelearle la presidencia a Morena.

Mensaje a Mélenchon 

En Palacio Nacional se apersonó el franco-chileno, Christian Rodríguez, brazo derecho del excandidato presidencial de Francia, Jean-Luc Mélenchon. Antes de la mañanera se reunió con el presidente López Obrador, a quien pidió grabar un mensaje de apoyo a su amigo Mélenchon para su próxima contienda electoral. Porque ya la está planeando.   (El Heraldo de México, La 2, p.2)

.

.

Asesinatos de jóvenes, al alza

El discurso oficial sobre la estrategia de seguridad, repetido para que se impregne en la cabeza, es que no combatirá el gobierno la violencia con violencia, sino que atacará las raíces que la generan. La verdadera lucha contra al crimen organizado, dice el presidente Andrés Manuel López Obrador, es que al arrebatarles a los jóvenes con políticas sociales, logrará disminuir el fenómeno. El Presidente supone un destino a partir de actos de fe, no de evidencias. En lo que va del gobierno ya superó el número de homicidios dolosos de todo el sexenio de Felipe Calderón, y contrario a una baja en el delito gracias a programas de apoyo para jóvenes, como afirma, los datos apuntan hacia arriba.

Los homicidios de jóvenes de entre 15 y 29 años de edad, de acuerdo con el INEGI, alcanzaron cifras nunca vistas desde que se comenzó a llevar el registro del delito, en 1990. La tasa de homicidios en ese rango de edad fue de 56.5 por cada 100 mil habitantes, superior a la cifra máxima durante el gobierno de Calderón, en 2010, cuando la tasa fue de 46.8 por 100 mil habitantes, lo que da poco más de mil jóvenes asesinados en la administración de López Obrador. Su reciente declaración de que la estrategia de atender a los jóvenes está dando resultado, no se sostiene en los hechos.

Ninguno de sus programas sociales ha servido para la pacificación del país. De hecho, la inyección de recursos en ellos ha ido aparejada con un incremento en el delito. En los primeros años de su gobierno, de acuerdo con el INEGI, 32 mil 722 jóvenes en ese grupo de edad fueron asesinados, lo que dio un promedio anual de 10 mil 907. En el mismo periodo y rango de edades, se registraron 9 mil 453 homicidios anuales promedio durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, y 7 mil 175 en el de Calderón. Las afirmaciones de López Obrador de que “nunca como ahora” se está invirtiendo en los jóvenes para alejarlos de las “conductas antisociales”, suenan huecas en el análisis comparativo.

No hay información disponible para poder comprobar si, en efecto, quienes son beneficiarios de programas sociales se han alejado de ese tipo de conductas. Para poder llegar a la conclusión que ha propuesto como meta el Presidente, habría que cruzar los nombres de quienes reciben los programas que involucran a los jóvenes con actas de defunción. Nadie, que se sepa, está haciendo este tipo de correlación de datos, muy difícil lograrla desde afuera del gobierno, pero relativamente sencillo si se realiza desde adentro. Ante la falta de esa información sólo se puede hablar hipotéticamente de que la política social del gobierno fracasó en su objetivo principal.

Las declaraciones del Presidente parten de sus propias fijaciones y de un análisis equivocado. El central es que confunde la naturaleza del negocio del narcotráfico con la de los movimientos armados. El primero tiene como definición el dinero; los segundos, la toma del poder. Al primero no le interesa el poder porque lo compra; los segundos requieren de tomar el poder para hacer los cambios que quieren para el país. A esta confusión que lleva a errores de diagnóstico, se añade falta de información. Un botón de muestra lo dio Epigmenio Ibarra, videobiógrafo de López Obrador, cuando en una conversación el miércoles en la radio con Ciro Gómez Leyva, aseguró que en el pasado se había soslayado la capacidad de las organizaciones criminales para reclutar jóvenes.

La estrategia de Calderón, sin embargo, que incluía programas sociales que nunca acompañaron la estrategia policial-militar, partía de una lógica utilizada con éxito en Sicilia, Nueva York, Chicago y Miami: combatir a las organizaciones criminales e ir descabezando la estructura a una velocidad mayor a su propia capacidad para regenerarse y reclutar. Era una carrera, pero acompañada por el combate frontal a criminales, que también tenía una lógica: desincentivar que los jóvenes entraran a las bandas por dinero fácil, porque sabían que si se enfrentaban con un policía federal o un militar, podían morir.

Esta estrategia fue muy violenta y bañó muchas partes del país –porque entonces, como ahora dice el gobierno, estaba focalizada la violencia– con sangre, pero empezó a dar resultados. Adolecía de lo que hasta hoy tampoco existe, mejorar las capacidades de las policías locales. Aun así, el punto de inflexión en homicidios dolosos en el gobierno de Calderón fue en mayo de 2011.

La inercia duró los dos primeros años de Peña Nieto, que como López Obrador, cayendo en el mismo error analítico por sus fijaciones y odios, dejó de combatir a las organizaciones criminales. El resultado fue que se disparó la violencia y le entregó al nuevo gobierno un país con la seguridad colapsada.

Tiene razón López Obrador cuando habla del legado violento que recibió, pero al repetir la misma receta de Peña Nieto –quien en la segunda parte de su sexenio quiso enmendar la estrategia sin éxito–, cayó en la misma trampa de percepciones y emociones. No parece, sin embargo, a diferencia de su antecesor, que vaya a corregir el rumbo, por lo que el número de homicidios dolosos crecerá en lo general, y también el de los jóvenes entre 15 y 29 años de edad. Al ritmo que va la tasa de homicidios dolosos en este gobierno, superará los 200 mil en el sexenio, de acuerdo con la estimación de la consultora TResearch, convirtiéndose en el más sangriento, probablemente, en la historia de México.

El Presidente debería reconsiderar sus premisas y reevaluar lo que está haciendo. En febrero de 2019, cuando su entonces secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, aseguraba que para mediados de año habrían llegado a un punto de inflexión en la violencia, López Obrador decía que sin seguridad no habría “cuarta transformación”. Peor aún, todo ese plan de inyección de recursos para que los jóvenes tuvieran opción a la vida criminal, habrá colapsado, en uno de los fracasos que más daño harán al país. (Raymundo Riva Palacio, El Financiero, Nacional, p.44)

Rozones

El Zacatecas de Monreal, sin salida

La violencia criminal provocó ayer una gran consternación, al cobrar ayer la vida de un menor adentro de una iglesia en Zacatecas, entidad al frente de la cual el morenista David Monreal hasta ahora no ha podido rendir buenas cuentas en materia de seguridad. El hecho ocurrió además en el municipio de Fresnillo, donde gobierna su hermano, Saúl Monreal. De acuerdo con las versiones preliminares un sujeto que era perseguido por otros se escondió en el templo. Los primeros, que iban armados, abrieron fuego y sus balas impactaron al menor y a su madre, quien debió ser trasladada a un hospital. En la entidad suman varios días en medio de hechos violentos, entre ellos el hallazgo de cuerpos descuartizados con mensajes del crimen organizado. Pobre Zacatecas.

Otra polémica de Sandra Cuevas

Quien no puede dejar pasar mucho tiempo sin estar metida en una nueva polémica es la alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas. En días pasados, la funcionaria ordenó rotular los puestos ambulantes de tortas y tacos con el logotipo de la alcaldía. A simple vista pareciera una medida institucional, si no fuera porque los dueños de los puestos fueron los últimos en enterarse. Ayer, varios de ellos, al acudir a trabajar, se encontraron con la sorpresa de que los rótulos de “Tortas Lupita” o “Tacos el Paisa” y sus respectivas ilustraciones habían sido borrados durante la madrugada para poner en su lugar un pequeño rectángulo blanco con el logotipo de la demarcación en azul. La reacción no se hizo esperar: las quejas de los afectados en redes sociales hicieron que ayer por la mañana Sandra se convirtiera en tendencia en Twitter. Uf.

ALCALDE EN CAPILLA

Nos cuentan que el presidente municipal de Culiacán, Sinaloa, Jesús Estrada Ferreiro, la tiene cuesta arriba. Es que el edil enfrenta un juicio político en el Congreso del estado por no cubrir adeudos con viudas y pensionados del Ayuntamiento. Bueno, ése es el motivo oficial, porque quienes dicen conocer del tema, aseguran que en el fondo lo que tumbará a Estrada Ferreiro de su silla son las diferencias que tiene con el gobernador, Rubén Rocha, desde los tiempos de la campaña. Cuando una asociación civil presentó la demanda de juicio político, nadie pensaba que fuera a proceder, pues el alcalde morenista contaba en ese momento con el apoyo de la mayoría de su partido en el Congreso. Sin embargo, hay quien asegura que los apoyos políticos que apuntalaban a Jesús Estrada se han estado cayendo poco a poco, por lo que lo único que queda es esperar a que se den los tiempos procesales. Por lo pronto, en el Legislativo ya se barajan nombres para ocupar la presidencia municipal de manera interina.

MEGAPROYECTO EN TAMAULIPAS

Una de las grandes apuestas de infraestructura en Tamaulipas es la carretera llamada Tam-Bajío, que atraviesa cuatro municipios —Mante, Gómez Farías, Ocampo y Tula— y que se encuentra en pleno proceso de construcción. Fue el mandatario estatal, Francisco García Cabeza de Vaca, quien acudió ayer a revisar los avances de obra en los municipios de Tula y Mante. “Va a haber un antes y un después de esta carretera”, señaló el gobernador tras informar que tan sólo en Tula, el proyecto contempla la construcción de 15 puentes, incluyendo uno de 50 metros de altura, 4 pasos superiores vehiculares y 6 pasos inferiores vehiculares. La obra, nos comentan, está proyectada a convertirse en una de las principales vías utilizadas por el turismo y sector comercial, además su construcción generará más de mil 200 empleos directos y 2 mil 500 empleos indirectos. Ahí el dato.

QUE BARBOSA SE FISCALIZARÁ A SÍ MISMO

Apenas ayer se informó en este espacio sobre la intención que tenía el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, de imponer como titular de la Auditoría Superior del Estado a quien era secretaria de la Función Pública de su gobierno, Amanda Gómez Nava. Bueno, pues resulta que esta última fue elegida ayer por el Congreso, con 34 votos a favor mediante una votación secreta, aunque todo mundo sabe quiénes la avalaron. Sólo siete legisladores se abstuvieron y sólo ellos saben por qué no quisieron votar en contra del nombramiento impulsado desde Casa Aguayo. Este movimiento, nos hicieron ver ayer, empezó con la destitución y encarcelamiento del anterior titular de la ASE, Francisco Romero Serrano. El caso es que ahora muchos temen que irregularidades que aparezcan en la Cuenta Pública del mandatario no tengan el tratamiento adecuado. En el estado aún hay esperanzados en que la institución dé pronto una señal de independencia y también quienes consideran, desde ya, que Barbosa se fiscalizará a sí mismo.

BRONCAS ADENTRO Y AFUERA

A la que se le siguen sumando algunos pendientes es a la Secretaría de Educación Pública, a cargo de Delfina Gómez. Uno de ellos es el de concluir ya los procesos relacionados con los ajustes al marco curricular 2022, tema que ha abierto encendidos debates a causa de las dudas e inquietudes que tienen al respecto maestros, expertos y observadores del tema educativo. Ayer la propia funcionaria aseguró que el tema del marco no está terminado y continúa su proceso de integración. El otro pendiente, nos comentan, no está adentro sino afuera del edificio, pues resulta que maestros de la CNTE-Michoacán llegaron a la Ciudad de México, y ya se acomodaron en casas de campaña a un costado de la dependencia. Su idea es permanecer ahí hasta que los atiendan por un tema de profesores eventuales que, dicen, tienen 70 quincenas sin cobrar. En el lugar ya hay una cocina que no sólo está produciendo alimentos, sino también un poco de basura que en el mediano plazo puede ser oootro pendiente. (La Razón, La 2, p.2)

.

.

Astillero

Masacre impune en Oaxaca // 15 de San Mateo del Mar // SLP: empresarios ejidatarios // Querétaro privatiza servicio de agua

En un mes y un día se cumplirán dos años de la masacre de quince indígenas ikoots en Huazantlán del Río, población de San Mateo del Mar, Oaxaca, en la región del Istmo de Tehuantepec. El 21 de junio de 2020 esas quince personas fueron detenidas, torturadas, lapidadas, heridas con arma de fuego y quemadas vivas por una turba de entre 150 y 300 personas, según las denuncias presentadas por 16 sobrevivientes.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos, en su recomendación DDGGH/125/22, relata que recibió “una queja en la que se denunció que, el 21 de junio de 2020, varias personas originarias de San Mateo del Mar, que previamente tomaron las instalaciones de la Agencia Municipal, habían sido linchadas por habitantes de Huazantlán del Río; haciendo énfasis en que integrantes de la Guardia Nacional y de la Secretaría de Seguridad Pública del estado, presentes al momento de los hechos, no intervinieron.

La investigación realizada por personal de esta Comisión Nacional determinó la existencia de situaciones previas que influyeron y detonaron los hechos de violencia, entre ellas conflictos político-electorales entre habitantes de ambos municipios y el encarcelamiento de cinco mujeres por ejercer su derecho al voto. Por ejemplo, el 2 de mayo de ese año y con el pretexto de instalar un filtro sanitario para contener contagios de covid-19, autoridades de Huazantlán del Río ubicaron un retén que controlaba y restringía el acceso no sólo a esa comunidad, sino a toda la región.

Sin embargo, y a pesar de diligencias judiciales y el encarcelamiento de un par de imputados, resulta clamorosa la virtual ausencia de castigos, todo ello explicado en su contexto histórico, administrativo y político, más el espeluznante relato en sí de los hechos delictivos, en un libro firmado con seudónimo: Operación San Mateo del Mar: crónica de una masacre. Y, también, la crónica de la impunidad institucionalizada y discriminatoria, agrega este tecleador.

Está contemplada para el próximo domingo, en segunda convocatoria, una asamblea ejidal en La Pila, una delegación del municipio de la capital de San Luis Potosí donde un grupo de empresarios pretende convertir mil 888 hectáreas de tierras comunales en particulares para construir un parque logístico, justamente a un lado de la actual zona industrial capitalina.

Es fuerte la presión monetaria, mediática y física para que los ejidatarios resistentes cedan sus derechos, ante lo cual han enviado una carta al presidente López Obrador en la que expresan: El antecedente fue la asamblea del 18 de noviembre de 2018, realizada a la medida y el tamaño de los intereses de los poderosos, para normalizar el despojo y la asignación de tierras a los ricos. Desconocimiento de derechos, asignación ilegal de tierras, todo para hacer ejidatarios y posesionarios a los empresarios.

Según los denunciantes, el representante estatal de la Procuraduría Agraria, Ernesto Rendón Aguilar, ha sido un peón de los intereses empresariales, lo cual se ha hecho saber a Luis Rafael Hernández Palacios Mirón, titular nacional de esa procuraduría, adscrita a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

El territorio ambicionado por los empresarios no está incluido en el Área Natural Protegida de la Sierra de San Miguelito (inicia donde termina ésta), pero es una superficie destinada a preservación y desarrollo sustentable, según el Programa de Ordenamiento Ecológico General del Territorio, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 7 de septiembre de 2012. Ya se verá este domingo si el poder de los empresarios avanza o es detenido a partir de las evidentes irregularidades que se han cometido.

Y, mientras la mayoría panista en el congreso de Querétaro ha aprobado con extrema rapidez, en comisión y en el pleno, la privatización del agua mediante concesiones para la prestación y administración del servicio y la infraestructura hídrica, lo cual favorecerá al sector inmobiliario mediante la legalización de concesiones ilegales actuales, ¡hasta el próximo lunes! (Julio Hernández López, La Jornada, Política, p.10)

.

Con los médicos toparon

Rectificar es un acto tan ocasional en la conducta del presidente Andrés Manuel López Obrador como un eclipse en el movimiento de los astros.

 Cuando recibe críticas, lo que generalmente hace es doblar la apuesta. Por ejemplo, ante el bloqueo de su iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica por parte de la oposición, el mandatario no optó por negociar un texto que pudiera alcanzar la mayoría calificada –como había insinuado el líder de mayoría en la Cámara de Diputados–, sino que tomó la derrota legislativa para, enseguida, endilgar a sus “adversarios” la etiqueta de “traidores a la patria”.

Por eso es desusado que, en su conferencia matutina del miércoles, haya anunciado que dará a conocer la próxima semana qué puestos del sector salud están vacantes, y que se abrirá la convocatoria a los médicos mexicanos, cuando ya había asegurado que no existía el personal nacional suficiente y que había que llenar esas posiciones con médicos importados.

 ¿Qué pudo haber pasado para que el Presidente haya rectificado y tomara una decisión con la que, evidentemente, debió haber comenzado?

Quiero pensar que escuchó los argumentos de quienes le dijeron que no es que falten médicos mexicanos ni que éstos se opongan a atender en regiones apartadas del país, sino que hay causas de fondo –como la dispersión geográfica, la falta de presupuesto e infraestructura y la inseguridad–, que tendrían que tomarse en cuenta antes de sacar conclusiones sobre las deficiencias que tiene el sistema de salud y los cuales no se resuelven trayendo médicos cubanos.

Además, ¿de qué servirían 500 galenos ante la pérdida de servicios de salud que, entre 2018 y 2020, sufrieron 15.6 millones de mexicanos, a decir del Coneval? También me gustaría creer que se acordó de que todos tenemos un doctor de cabecera que nos ha sacado de apuros en algún momento, en medio de la noche, o le ha salvado la vida a algún ser querido.

Pero no. El Presidente no es de los que se dejan convencer cuando tiene una idea fija, sobre todo después de anunciar la firma de un acuerdo con Cuba.

Probablemente cayó en cuenta –o alguien se lo hizo ver– que ya tiene suficientes frentes abiertos como para ahora echarse encima a un gremio como el de los médicos, que ha reaccionado ante las críticas recibidas con un claro cierre de filas.

 #AquíEstoy fue el hashtag con el que mujeres y hombres de bata blanca acudieron a las redes sociales cuando el Presidente los acusó de ser neoliberales comodinos, recelosos de ayudar durante la pandemia e incapaces de llenarse los zapatos de tierra.

Por supuesto, es posible que López Obrador quiera mostrar a todo el mundo que es puro cuento eso de que haya médicos suficientes para llenar las posiciones que él ya tenía destinadas a los cubanos, o que, en caso de haberlos, quieran hacerlo.

 Pero, así como no suele escuchar razones, tampoco se siente obligado a probar nada. Si fuera así, ya habría dado a conocer el índice alterno al PIB que prometió hace dos años –que incluiría la medición de la felicidad de los mexicanos– o las supuestas pruebas de corrupción en los fideicomisos.

La explicación tiene que ser, pues, la fuerte reacción gremial y la simpatía que hay por los médicos en la sociedad mexicana, sobre todo después de la forma en que se fletaron para atender a los enfermos de covid, aun a costa de su propia salud.

Habrá que esperar lo que se informe el próximo martes para conocer el desenlace de esta historia y sacar conclusiones.

El Presidente no es aficionado a los dilemas, a menos que sea él quien se los cree a otros, como lo acaba de hacer con Joe Biden y la Cumbre de las Américas. Por eso me cuesta trabajo imaginarme a López Obrador llamando al presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, para decirle que siempre no necesita de sus servicios.

Aunque quizá tampoco se imaginó el presidente Adolfo López Mateos que –a diez días de entregar el poder a quien fue su colaborador favorito, Gustavo Díaz Ordaz– la exigencia de los médicos del ISSSTE de que les pagaran aguinaldos atrasados se convertiría en un movimiento de protesta que tardaría diez meses en apagarse. (Pascal Beltrán del Río, Excélsior, Nacional, p.2)

Historias de reportero / Claudia desprecia el “abrazos no balazos”

El martes, Claudia Sheinbaum presumió en la conferencia mañanera del presidente López Obrador que en la Ciudad de México se han abatido los índices delictivos. Un día después, al reunirse en privado con un grupo de periodistas de televisión, les dio la clave de cómo lo hizo: no dejar de golpear al crimen organizado. Lo repitió dos veces seguidas ―golpear, golpear―, enfatizando deliberadamente, según me relataron algunos de los asistentes.

Con esas palabras, la jefa de Gobierno de la capital del país tomó distancia del fracasado mantra de “abrazos no balazos” que su padrino político, el presidente de México, ha adoptado como errática estrategia. No fue un desliz de la doctora Sheinbaum: si uno analiza la actuación de la policía de la capital del país, hay balazos, no abrazos. Operativos, persecuciones, detenciones, son muestra cotidiana de ello: no son “suavecitos”.

Más allá del debate sobre las cifras, con esa estrategia pudo presumir frente a la prensa nacional: las ejecuciones están en su mínimo histórico (1.9 al día), el robo de vehículo con violencia ha bajado 70% y está también en mínimo histórico, los delitos de alto impacto han disminuido 58%, hay sustancialmente menos secuestros.

No es la primera vez que Claudia Sheinbaum se distancia de una política pública del presidente López Obrador y presume los resultados que obtiene. Lo hizo también durante la pandemia, y entró en confrontación directa con López-Gatell. En síntesis, parece que le va mejor cuando se atreve a presentar una personalidad propia que cuando intenta ser una (mala) copia de AMLO.

Pero de unos meses para acá, lo que hemos visto es esa mala copia. Inventa conspiraciones para tratar de evadir responsabilidades, ha perdido la capacidad de reacción y toma de decisiones para que no le impacten los problemas, busca pleito con quien la critique y ha vulgarizado el tono de sus expresiones, luce aislada y cerrada al diálogo, y parece que todo lo que dice y hace busca complacer a un auditorio integrado por una sola persona: el presidente. ¿Esa es su estrategia para amarrar la candidatura presidencial de Morena? ¿No sabrá que la candidatura no basta y luego hay que ganar una elección donde de poco sirve andarse peleando con todos los sectores de la sociedad?

Esta “amlización” de Claudia Sheinbaum ha tenido dos escandalosos sótanos. El primero fue cuando mantuvo en la total impunidad ―ni un funcionario despedido― el hallazgo de que su gobierno suministró a casi 200 mil personas un tratamiento médico experimental sin consentimiento de los ciudadanos. Y segundo, cuando le dio el peor manejo posible al peritaje final de la empresa noruega DNV sobre la tragedia en la Línea 12 del Metro y logró lo que parecía imposible: antes, cuando se hablaba de la Línea 12, se pensaba en Ebrard; ahora, cuando se habla de la Línea 12, se piensa en Sheinbaum. De ese tamaño el error. De ese tamaño el fracaso. De esa medida sus cálculos político-electorales. (Carlos Loret de Mola, El Universal, Nación, p.5)

.

.

Definiciones / El país de los desaparecidos

Son más de 100 mil ya. De ellos, más de 30 mil en lo que va de este gobierno. La cifra es de terror. La realidad lo es más. No son solo un dato, hay que ponerles rostro. Son más de 100 mil –en la estadística oficial, porque la cifra negra es enorme- desaparecidas y desaparecidos. Mujeres y hombres que eran hijos, hermanos, padres, parejas de alguien. Personas con historia, con vidas truncas; arrebatadas por la violenta realidad. En México desaparecen decenas de personas cada 24 horas. Y sí, como nunca se ha hecho un esfuerzo por tener, primero, una base de datos confiable, y segundo, por encontrarles, pero el fondo no ha cambiado: cientos desaparecen cada mes, miles cada año.

“No tendríamos que existir las comisiones de búsqueda. Existimos solo en países donde el sistema ordinario no ha dado respuesta y por eso es importante recordar que la crisis de desaparición no se va a resolver si solo se ataca la crisis de desaparición tenemos que a atacar la crisis forense y la crisis en materia de justicia que ya hemos hablado contigo sobre una impunidad casi absoluta. El propio comité contra las desapariciones de Naciones Unidas así lo manifiesta

“En el sistema de justicia hay más de 98% de impunidad y en cuanto a desaparición forzada aún más: solo hay 35 sentencias en el país en materia de desaparición forzada. En materia forense, tenemos más de 52 mil cuerpos sin identificar”, me dice la comisionada nacional de Búsqueda de personas desaparecidas y no localizadas, Karla Quintana, una mujer entregada a su causa.

¿Quiénes desaparecen más en México?, le pregunto.

“La juventud está siendo desaparecida y eso tenemos que dimensionarlo en sus justas proporciones: las mujeres entre los 15 y 25 años, y los hombres entre los 20 y 30 años. Es gente joven, mucha de estrato socioeconómico bajo”, responde.

***

Buscando a los suyos están las familias, los colectivos. Madres y padres, hermanos e hijos que con sus propias manos tratan de encontrar verdad.

Platico con la incansable Yolanda Morán. Busca a su hijo hace 14 años.

“Desapareció el 19 de diciembre de 2008 en Torreón, Coahuila”, narra. “Fue desaparecido por un grupo de militares”.

“Cuando fui a poner mi denuncia me dijo el procurador del estado en aquel entonces: ¿sabe contra quién está luchando? ‘Sí, ya lo sé’, le dije. ‘¿Tiene miedo o qué?’, le pregunté.

“Hasta el día de hoy lo sigo buscando. Lo desaparecieron seis militares. A cinco de ellos los mataron dentro del Cereso. Me queda uno que está vivo, es mi única esperanza de que algún día pueda encontrar a mi hijo.

“Estoy enferma, pero no me cansaré. Estoy en silla de ruedas, pero el amor nos levanta. No me quiero morir sin saber la verdad de qué pasó con mi hijo. Encontrarlo vivo o como lo encuentre, pero encontrarlo, saber de él. Cerrar el círculo que todos los días nos va matando poco a poco”, remata.

No son cifras. Son personas. Son historias. Son sus familias tratando de encontrarles. Todos merecen ser buscados. (Manuel López San Martín, El Heraldo de México, País, p.10)

Desde afuera / El gobierno de AMLO y la realidad

La actual situación internacional y las posturas de política exterior de México pueden apuntar a un intento de mantener una relativa independencia y, hasta neutralidad con los diversos campos, pero también a un reconocimiento de que la suerte de nuestro país está ligada a la de EU, y viceversa.

Ese parece ser el mensaje del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que en la retórica acusa, denuncia y hasta pone distancia en beneficio de su audiencia interna, pero en los hechos colabora con la administración de Joe Biden.

La realidad es que el bienestar y la seguridad nacional de los dos países depende del otro, por su entrelazamiento.

El reconocimiento de un hecho no implica acuerdos absolutos ni que haya una completa coincidencia en temas, pero en lo que importa, de seguridad a suministros, hay una concordancia y colaboración básicas.

De entrada, en lo económico, parece haber la aceptación de que el mundo comienza a alinearse en dos polos: EU y China. Que al gobierno mexicano le gustaría tener acceso al financiamiento chino y ampliar su comercio con ese país es un hecho, pero que la geopolítica limita esas aspiraciones es una realidad, beneficiada y complicada porque, para bien o para mal, México es parte de las cadenas de producción y suministro estadounidenses.

De hecho, podría asegurarse que desde el punto de vista mexicano la “Guerra Fría” puede ser entre Rusia y Estados Unidos, pero la verdadera competencia económica, estratégica y geopolítica es entre la potencia norteamericana y la República Popular China.

Y López Obrador lo ha reconocido así repetidamente, incluso en su propuesta de crear una unión hemisférica o la consolidación de una región norteamericana capaz de competir específicamente con China.

Parte de la política exterior lopezobradorista es una mayor vinculación con América Latina en general y los gobiernos de izquierda en la región, en especial, en una declaración de independencia que no es rara en la historia de la diplomacia mexicana: el apoyo a Cuba, tras su exclusión de la OEA, en 1962, el respaldo al gobierno de Chile bajo Salvador Allende, en 1973, la actuación en América Central y su mediación en los conflictos de Nicaragua y El Salvador en los años 70.

Incluso, el condicionamiento de asistencia de AMLO a que se invite a Cuba, Nicaragua y Venezuela a la próxima “cumbre” de las Américas, cumple con ese patrón y en alguna medida fortalece su aspiración de hacer de México un efectivo puente comunicador entre Estados Unidos y América Latina.

No es un juego simple. La retórica de López Obrador, las incapacidades de colaboradores designados más por afinidad ideológica o partidista que por conocimientos o capacidad, han tenido costos para el país, para su gobierno y para la relación, pero no obstaculizan el reconocimiento de realidades.

Geopolítica, economía y sociedad hacen de la relación México-EU algo inescapable, pero algunos colaboradores de AMLO todavía no se dan cuenta(José Carreño Figueras, El Heraldo de México, Orbe, p.27)

Quebradero

Tapados o destapados

Los tapados viven destapados. No es tan cierto que vivimos en tiempos en que ya no hay tapados, desde el sexenio de Echeverría aparecían voces que hablaban sobre los suspirantes ante la anuencia presidencial.

Aquellas expresiones de “caballada está flaca” y “el que se mueve no sale en la foto” y muchas otras que colocaban en el imaginario colectivo nombres de los suspirantes del partidazo.

Una conversación entre el presidente Ruiz Cortines y su titular del trabajo, Adolfo López Mateos, muestra que los suspirantes estaban más destapados que tapados. El presidente llamó al funcionario para comunicarle que sería el ungido y le pidió discreción.

Cuando Ruiz Cortines lo vio salir por la puerta principal de Palacio le pidió que no saliera por ahí, porque estaba un grupo de periodistas, a lo que López Mateos le contestó que le había prometido que no iba a decir nada ante lo que Ruiz Cortines espetó:  “Le creo, el problema es que se le nota”; todos sabían quién iba a ser el candidato con antelación.

Es el presidente quien por lo regular determina hacia dónde se deben dirigir “las fuerzas del partido”. Quizá las diferencias con los últimos años estén en el hecho de que los aspirantes hacen saber públicamente sus intenciones, presumimos que contando con el visto bueno del presidente en turno.

Algunos mandatarios han tenido que aceptar candidaturas que no querían. Con Carlos Salinas todo cambió ante el asesinato de Luis Donaldo Colosio. Apareció en escena, quizá contra su voluntad, Ernesto Zedillo con quien a la fecha vive confrontado, hasta una huelga de hambre con agua Evian terminó por hacer por temor a ser detenido.

Vicente Fox no tuvo manera de frenar a Felipe Calderón y paradójicamente le “ayudó” de manera determinante a ganar las elecciones más controvertidas de la historia reciente; López Obrador no ha olvidado el proceso y por su narrativa cotidiana está claro que no lo olvidará jamás.

Que ya en el ejercicio del poder los “elegidos” se hayan alejado de quienes fueron claves en su triunfo es otra cosa. En la lectura política se considera inevitable hacerlo para poder tomar rumbos propios. Rompen, porque saben que no pueden permitir ni permitirse ante la sociedad verse como extensión de su antecesor.

El triunfo en el 2018 de López Obrador cambia paradigmas. Lo que ahora está por verse, a pesar de asegurar que ya no hay tapados, es si va a permitir un juego libre, el cual eventualmente le sea adverso, será uno de los pasajes de su sexenio en donde veremos si son o no como los de antes.

Las “corcholatas” son tapados destapados. Ellas y ellos lo saben como también deben tener claro que serán las circunstancias las que serán claves para la decisión, pero que por ahora por más vueltas que se le dé todo indica que la decisión se centra en la Jefa de Gobierno.

Es la más cercana, a quien le tiene más afecto y sobre todo, quien le garantiza, por lo menos por ahora, la continuidad de su proyecto. La cercanía es histórica, pero hoy tiene que ver también con la conjunción de intereses y con la visión de la gobernabilidad.

No hay certezas, porque no queda claro cuál puede ser el balance final y la evaluación que la sociedad le otorgará al proyecto de López Obrador. Los muchos pendientes, junto con los problemas que se cargan y los que llegarán, a quien pueden afectar es a la Jefa de Gobierno.

Muchas cosas están en el aire, pero Morena sin duda va mano. Podría ser que quién va a ser el presidente o presidenta no esté aspirando y no tenga la más remota idea de lo que espera.

RESQUICIOS

“El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ‘traicionó’ un pacto que mantenía desde al menos hace dos años y medio con la MS-13 en un acto que de suyo era ‘irresponsable’ y una ‘chapucería’. El rompimiento provocó que la MS-13 asesinara a cuando menos 87 personas entre el 25 y 27 de marzo. El Faro, diario salvadoreño, tiene en su poder grabaciones del acuerdo entre el presidente Bukele y MS-13”: Carlos Martínez, periodista de investigación de El Faro(Javier Solórzano Zinser, Ra Razón, La 2, p.2)

Contraquerencia / De cumbre a despeñadero

Hace algunos días, el Presidente López Obrador puso la mirilla en su relación con Estados Unidos al advertir que no asistiría a la Cumbre de las Américas —a realizarse en junio próximo en Los Ángeles, California—, en caso de que el país anfitrión no invite a Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Inicialmente, la maniobra fue interpretada como una vendetta —una más de sus cruzadas surgidas, aparentemente, sin motivación puntual, en un afán de atraer reflectores y hablarle a su electorado— con poca o nula reflexión sobre las consecuencias diplomáticas que podría ocasionar, las cuales parecían pasar a un distante segundo plano.

Sin embargo, como un efecto dominó, los liderazgos de diversos países de la región comenzaron a replegarse de la concurrencia al evento —ya fuera por motivaciones de política interna o por adherirse a la postura del Estado mexicano—, lo que encendió señales de alarma en Washington. Entre los países que podrían no participar en el evento o que, en su caso, enviarían una representación distinta al jefe de Estado, se encuentran Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Guatemala, México, Nicaragua y Venezuela.

Una deslucida asistencia a la cumbre significaría un duro golpe para la administración de Joe Biden, en su papel como —aparente— líder de la región y, adicionalmente, de cara a las elecciones intermedias de noviembre próximo. A raíz de esta situación, el gobierno norteamericano comenzó acercamientos con el Gobierno mexicano —lo que resultó una verdadera sorpresa para muchos— para tratar de resolver diferencias y asegurar la participación de López Obrador en el evento. Sin embargo, la visita de la representación estadounidense a Palacio Nacional tuvo que sustituirse por una videollamada pues, con tan mala suerte, el asesor de la Casa Blanca resultó contagiado de Covid-19 y no pudo realizar el viaje.

Es poco lo que se sabe sobre el alcance de la comunicación sostenida entre ambos gobiernos. Lo que no cabe duda es que la administración de Joe Biden tendrá que definir cómo asumir esta coyuntura. Ya sea que mantenga la postura de no invitar a los presidentes de ciertos países —lo que conllevaría varias ausencias más—, de ceder ante la situación y retirar las restricciones de asistencia —para asegurar una participación mayor y de más altura— o, en un caso extremo, cancelar la cumbre.

Si bien la situación podría interpretarse como un boicot al evento, podríamos estar frente a una extraña coyuntura en la que, a la postura puntual de algunos liderazgos de no participar ante ciertas condiciones, se suman diversos motivos políticos internos de las naciones de la región, que han hecho que la asistencia a la cumbre —al menos a nivel de mandatarios— no sea una cuestión prioritaria.

El panorama actual da pie a pensar que podría tratarse de la última edición de este evento regional. Sin embargo, dada la relevancia, valdría mucho la pena que los diversos liderazgos lo asuman como una cuestión estacional que debe resolverse con mucha diplomacia —lo cual tampoco representa ninguna salida fácil. (Eduardo Nateras, La Razón, México, p.5)

Antinomias / La situación jurídica de los desaparecidos en México

Las cifras y las estadísticas siempre llaman la atención, pero lo hacen más cuando son cifras terroríficas, como la del número de desaparecidos en México; hemos rebasado los cien mil desaparecidos desde el año 1964 hasta la fecha, aunque el 97% de ellos se generó a partir del 2006, es un récord histórico, una cifra negra que ahí está para señalar los estragos de la inseguridad en México, y la falta de impartición de justicia, pues tan sólo en 35 casos se han sentenciado a los culpables.

La desaparición de personas se ha normalizado en nuestro país a tal grado que hoy sólo representa una estadística, sin considerar que cada desaparecido es una persona que puede ser un padre, una madre, un hijo o un hermano, etc., que tienen una familia que espera su regreso y que viven en la incertidumbre de saber si siguen con vida o han muerto; mientras tanto sus vidas están llenas de trámites burocráticos, de búsquedas infructíferas, de corrupción, indolencia, o simplemente negligencia e incapacidad.

En el año 2017, bajo el gobierno de Peña Nieto, se promulgó la “Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas”, misma que fue reformada el 24 de abril del 2022, una ley con grandes avances y aciertos, pero con incapacidades orgánicas y presupuestarias que la hacen letra muerta.

La mencionada Ley señala en su artículo veintisiete que: “Comete el delito de desaparición forzada de personas, el servidor público o el particular que, con la autorización, el apoyo o la aquiescencia de un servidor público, prive de la libertad en cualquier forma a una persona, seguida de abstención o negativa a reconocer dicha privación de la libertad o a proporcionar la información sobre la misma o su suerte, destino o paradero”, la cual me parece que es poco precisa y rebuscada.

Las sanciones por desaparición forzada han aumentado, hoy se tiene una pena de prisión de hasta cincuenta años; sin embargo, se ha observado que el aumento en las sanciones no tiene ningún efecto disuasorio, ya que a pesar de las altas sanciones, el número de desaparecidos ha aumentado, por lo que resulta más importante que la impartición de justicia funcione eficazmente y no más sanciones.

La Ley de Desaparecidos estableció una serie de organismos que en la letra están perfectamente sustentadas sus facultades, como son la Comisión Nacional de Víctimas, Fiscalías Especializadas en Búsqueda, Protocolos de Búsqueda, un Registro Nacional de Personas Desaparecidas o no Localizadas, un Registro Nacional de Personas Fallecidas no Identificadas y no Reclamadas, pero que en la realidad no funcionan, pues no tienen personal, o si lo tienen no es suficiente ni calificado, todo ello por falta de presupuesto, que sin él no puede funcionar ninguna institución.

Mientras tanto, los desaparecidos están en el limbo jurídico, porque al no estar oficialmente muertos, no se tiene un acta de defunción, y sin ella no se puede abrir la sucesión del desaparecido, para que sus familiares puedan adquirir sus bienes, cumplir sus obligaciones, mientras tanto siguen vivos. (Antonio Fernández Fernández, La Razón, México, p.10)

Duda razonable / La furia de Alejandro Gertz

Habría que recordar que el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna fue quien puso a Rosario Robles en prisión preventiva, en lo que fue el primer acto de venganza política de la actual fiscalía, cuyo titular es Alejandro Gertz. Dicha decisión tiene a una adversaria política del Presidente de hace años, y por lo mismo del fiscal, tras las rejas más allá que ni el delito ni las pruebas corresponderían a tal medida. El juez Delgadillo era un héroe de la justicia, pensaban.

El juez Delgadillo Padierna ahora enfrentará la ira del fiscal Gertz, porque en su más personal acto de venganza el juez no hizo lo que Gertz quería.

No hay mucho que especular, el boletín de prensa emitido ayer por la fiscalía después de que el juez desestimara el caso contra un grupo de abogados que la fiscalía ha querido ligar a Julio Scherer, el enemigo más odiado por el fiscal.

En dicho boletín ni siquiera se menciona el nombre, ni se hace referencia a los denunciados en la carpeta. Eso sí, menciona el nombre “Julio S.” cuatro ocasiones en siete párrafos. Curioso, porque Scherer no estaba denunciado.

Ahora, dice la fiscalía de Gertz, se irá con todo contra el juez: “…esta institución presentará de inmediato el recurso de apelación, que se hará público en los términos de la Ley de Transparencia. Asimismo, la FGR presentará queja ante el Consejo de la Judicatura Federal; y, a petición del Ministerio Público, abrirá carpeta de investigación penal sobre el presente asunto”.

Dice la fiscalía que el juez se dedicó durante la audiencia a defender a “Julio S.”.

El juez también dijo en la audiencia que la fiscalía no mostró datos de prueba, realizó imputaciones ilícitas, ocultamiento de pruebas e incluso destacó las deficiencias y cambio de hipótesis de los fiscales. Eso no se menciona en el boletín.

Por décadas el problema de nuestras procuradurías era la utilización política de la justicia. Por eso se creó la fiscalía autónoma, una fiscalía que sirviera, pues.

Ahora estamos peor. La fiscalía trabaja para los odios personales de su titular y sus cómplices, como en éste y otros casos lo hemos visto.

El presidente López Obrador insiste que le tiene confianza al fiscal Gertz; creo que el Presidente se va quedando cada vez más solo en eso de la confianza. Los demás nos vamos quedando con más miedo. (Carlos Puig, Milenio, Al Frente, p.2)

.

.

En Privado / El canto de los distractores presidenciales

Hoy me taparé con cera el entendimiento, me amarraré al palo mayor y trataré de desoír los temas que nos distraen de lo profundo. No voy a hablar de la reforma electoral de López Obrador para desaparecer al INE de cara a las presidenciales de 2024, tampoco del juego de las corcholatas, ni en el falso, pero riesgoso, conflicto con la UNAM, con los médicos y con la clase media.

Y no, no voy a ser tentado por su discurso de que todo pasado fue peor, que es posible, pero no garantiza que el presente sea mejor, que los suyos son diferentes, que está en marcha la revolución de las conciencias o si macanea por encima de los 300.

Tampoco en los 500 años de la fundación lunar de Tenochtitlán, que por decreto ubicó en 1321 sin ningún rigor histórico solo para presidir las fiestas de sus 500 años, ni el falso conflicto con la corona española, el Parlamento Europeo y periodistas y medios mexicanos y extranjeros.

Superada esa tentación, voy a hacer cuentas a partir de la realidad: en sus 41 meses y 20 días de gobierno, del presidente López Obrador, los homicidios dolosos suman 120 mil 548. De los cien mil desaparecidos desde 1964, 35 mil han sido en su gestión, a los que hay que sumar medio millón de muertos por el manejo de la pandemia.

Y hoy no quiero entrar en temas de inflación, cero crecimiento, caída de la inversión, falta de medicinas y el desastre del sector salud.

Esos son los temas de fondo que nos debe y angustian, de los que nos distrae, y que al final serán el saldo de su gobierno.

Y por eso, por hoy, no voy a caer en el canto de los distractores palaciegos.

RETALES

  1. VISITAS. Cada vez que viene a México Juan Ramón de la Fuente muchos se ponen nerviosos. Ahora los nervios están en la SEP, donde aseguran que Delfina Gómez se va, como se irá, de candidata de Morena a Estado de México. Y el despacho de Vasconcelos lo quieren los duros que le siguen en el escalafón: desde un subsecretario hasta el director de Publicaciones, Marx Arriaga, quien presume el apoyo más fuerte de Palacio;
  1. PLAZOS. Ayer se incumplieron dos plazos, el del Presidente para hacer públicos los contratos de las compras de vacunas, que no dio, y el de Joe Biden que, aseguró Marcelo Ebrard, respondería si invitaba a los dictadores de Cuba, Venezuela y Nicaragua a la Cumbre de las Américas, que no invitará, por lo que López Obrador no asistirá. ¿Valdrá la pena este lance? Lo sabremos muy pronto; y
  1. FALLO. El juez Delgadillo Padierna, el que encarceló a Rosario Robles, cerró ayer el caso de los abogados que la Fiscalía General de la República relaciona con Julio Scherer Ibarra, fallo que la fiscalía rechazó y anunció un proceso contra el juzgador. En el eje del caso otro abogado, Juan Collado, con más de un año en la cárcel. A ver qué sigue. (Joaquín López-Dóriga, Milenio, Al Frente, p.3)

.

.

La SEC no investiga a Baker Hughes

La Securities and Exchange Commission (SEC) aplicó sanciones a 31 corporativos desde 2017 a la fecha por prácticas corruptas que violan la Foreign Corrupt Practices Act (FCPA). No está la empresa de tecnología energética Baker Hughes, señalada en México de un conflicto de interés por el arrendamiento en Houston de la casa de José Ramón López Beltrán, hijo del presidente Andrés Manuel López Obrador, que ya se desmintió.

Esa ley prohíbe a las empresas que emiten acciones en EU sobornar a funcionarios extranjeros para lograr contratos gubernamentales y otros negocios; hay empresas muy conocidas que pagaron multas en ese periodo por violaciones a la FCPA como Credit Suisse, el grupo de publicidad más grande del mundo WPP, Deutsche Bank, Goldman Sachs, Ericsson, Barclays, Microsoft, Walmart y Telefónica Brasil, entre otras. La SEC emitió una lista de 99 demandas civiles por violaciones a la legislación y no aparece la prestadora de servicios de Pemex.

“No tenemos ningún señalamiento de la SEC sobre el tema. No nos han pedido información y se corroboró que no hay petición alguna de accionistas. No tenemos nada que ver con esa casa ni con el hijo o su esposa. Somos una empresa apolítica, pero se hizo una investigación interna y una auditoría a la computadora del ex empleado que arrendó la vivienda”, puntualiza Bob Pérez, vicepresidente para México y Sudamérica de Baker Hughes.

La empresa opera en México desde hace 60 años con servicios para Pemex y empresas privadas como ENI, Sinoc, Shell, y solo en 2021 realizó compras internas por 300 millones de dólares. “Este hecho afectó la reputación corporativa, aunque se demostró que no hay nada, y seguimos como negocio sin ningún problema con Pemex porque se revisaron los contratos y no hay nada fuera de la ley”, explicó.

En donde hay una investigación a fondo de posible corrupción es en Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), entre ellos los tres contratos plurianuales a la Comercializadora de Productos Lácteos la Laguna, ligada a Chilchota, que fundó Carlos Herrera, por hasta 7 mil millones de pesos para el secado de leche en un periodo de cinco años. La empresa está vinculada familiarmente a Juana Leticia Herrera, candidata por Vamos Durango a la presidencia municipal de Gómez Palacio, que ya encabezó dos veces. Se le vendieron insumos a la empresa a 21 pesos el kilogramo cuando en el mercado están en 41 pesos. (J. Jesús Rangel M., Milenio, Negocios, p.21)

.

.

El pretexto

Manuel J. Jáuregui en REFORMA

Parece que le gusta, lo disfruta, saliva cuando se le presenta al señor López la oportunidad de armar una polémica, porque distrae la atención de la opinión pública sobre los problemas reales y graves que aquejan a México y que no acierta a resolver este Gobierno de viejas ideas y nulos resultados.

Esto realiza el señor con el tema de la contratación de QUINIENTOS médicos cubanos, siendo que hay innumerables médicos mexicanos, graduados con especialidades, que ni el IMSS, ni el ISSSTE, ni el INSABI ni ninguna de las sopas de letras creadas por este Gobierno, CONTRATA.

Esto representa un insulto para los médicos mexicanos: equivale a que NOSOTROS contratáramos a unos 500 servidores públicos de Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos para operar el Gobierno y dar resultados, ya que nuestros funcionarios son «muy flojos» y ni quieren ni saben trabajar.

Este plan de contratación del Presidente López, vía un acuerdo con el Gobierno de Cuba, ha sido abordado por gente sapiente desde el punto de vista médico y de las deficiencias de nuestro sistema público de salud, que nunca fue bueno, pero que ahora bajo los «iluminados de las 4T» (Tercos, Tercos, Tercos y Torpes) ha EMPEORADO. Muy marcadamente en el abastecimiento de medicinas, pues NO HAY.

Para este su h. servidor, y siendo que el arreglo es con el Gobierno cubano, y que el «pago» será de Gobierno a Gobierno, la idea es un PRETEXTO para meter esquiroles revolucionarios a México: es decir, los 500 médicos serán empleados del GOBIERNO CUBANO, uno tiránico y déspota. Ninguna previsión se ha tomado para que sean CERTIFICADOS en México; son médicos porque los gobernantes cubanos dirán que lo son, pero no nos consta que TODOS lo sean.

Cabe entonces la posibilidad de que en este contingente que viene a México -a las comunidades rurales- se cuelen pocos o muchos AGITADORES para envenenar la mente de los campesinos en las comunidades más pobres del País, y a sembrar en ellas el odio, indoctrinarlos en el MARXISMO y fomentar la insatisfacción para formar brigadas que se levanten contra Gobiernos, a la Lucio Cabañas en Guerrero.

Ese rollo de que los médicos que nos manda el Gobierno cubano vienen a atender necesidades en comunidades a donde los médicos mexicanos no quieren ir son puras patrañas. Si los médicos mexicanos no están en las comunidades rurales es porque el IMSS NO LOS CONTRATA, no les paga, y no los apoya para atender ahí.

Bien puede ser este rollo sólo un pretexto para ENCUBRIR el incrustamiento en comunidades con pobreza extrema de las semillas del «guevarismo», esto es, la violenta versión de la Revolución cubana que practicaba el ídolo de los cuatroteístas, Ernesto «El Che» Guevara, guerrillero deseoso de exportar su versión del marxismo/comunismo a toda Latinoamérica y a África, pues peleó en el Congo y asesoró a los rebeldes de Mozambique.

Y quien fue fusilado en Bolivia, en octubre de 1967 cuando intentaba detonar un levantamiento campesino contra el Gobierno boliviano. ¡Y, oh paradoja!, ya que Guevara era el encargado del escuadrón de fusilamiento que mató a cientos porque le estorbaban a la «revolución» (y al dictador Fidel). Es la descrita la misma «revolución» que hace días en La Habana el Presidente López declaró que deseaba que siga triunfante… lo que no dijo fue en dónde.

Entonces pudiera ser -y enfatizamos el pudiera- que los médicos cubanos que vienen no vendrán a curar, sino a IMPORTAR la «ideología» cubana, a sembrar las semillas del comunismo, a azuzar para desplazar a las autoridades locales para que formen COMUNAS rebeldes. ¿O para qué otra cosa puede servir un médico proveniente -y esclavo de- un Gobierno tiránico como el de Cuba?

Si la idea era la de ayudar médicamente a la gente de zonas rurales, pudo nuestro Gobierno haber hecho un trato con la OMS, con Médicos sin Fronteras o recibido brigadas médicas de infinidad de ONGs que ayudan a los más necesitados. Mucho tememos que éste es un (u otro) plan maquiavélico para armar un movimiento regresivo -y represivo- en México.

.

.

Segundo más popular

JAQUE MATE / Sergio Sarmiento en REFORMA

«El primer fundamento inherente a la noción de autoridad es siempre la popularidad». Adolf Hitler, Mi lucha

El gobierno ha utilizado sus portales, redes sociales y medios para festejar la popularidad del presidente López Obrador. El propio mandatario lo ha hecho, como hizo el 27 de octubre de 2021: «A regañadientes…, el Financial Times ya reconoce que pobremente estamos en segundo, tenemos medalla de plata, el gobierno de México... ¿No lo puedes ampliar? Grandotote, grandotote. Esto es para el archivo de las vanidades. Van a decir nuestros adversarios, ‘Es un ególatra’. Pero es que para nuestros adversarios, los de arriba, los fifís, un periódico como este lo consideran la Biblia».

El Presidente no se enteró que el estudio no era del Financial Times, que solo publicó una nota que presentaba una encuesta de Morning Consult que, efectivamente, colocaba a López Obrador como segundo líder más popular en una lista de 22. Morning Consult, que se fundó en 2014, hace encuestas en línea y no de manera presencial o telefónica, lo cual reduce sus costos y le permite hacer más y con mayor oportunidad. La de aprobación de líderes es un gancho que le da visibilidad y le facilita captar clientes para su trabajo comercial.

¿Son confiables los resultados de Morning Consult? Parece que sí. No se desvían demasiado de las encuestas tradicionales. La de Reforma publicada el 8 de mayo, por ejemplo, le daba a AMLO una aprobación de 62 por ciento contra 32 de rechazo. La de Morning Consult del 12 de mayo arrojaba cifras de 65 y 28, bastante cercanas. Esto no significa, sin embargo, que el presidente López Obrador sea el segundo gobernante más popular del mundo, después del primer ministro indio Narendra Modi, que tenía 77 por ciento en esa encuesta. Morning Consult solo cubre 22 países de los 193 registrados en la ONU

Por lo menos un gobernante que no es parte de los sondeos de Morning Consult tiene más popularidad que Modi y López Obrador. Se trata de Vladímir Putin de Rusia, quien registró en abril una tasa de popularidad de 82 por ciento (statista.com). Poco importa que el mundo lo considere un dictador y lo desprecie.

La popularidad es una condición importante para gobernar con eficacia. La gente añora a los gobernantes fuertes. Durante décadas los ciudadanos de la Unión Soviética y Rusia señalaban a Stalin como el mejor líder de su país, aun después de conocer sus abusos. En los turbulentos años veinte y treinta los mexicanos recordaban los buenos tiempos de don Porfirio. En el México ya democrático de la alternancia se expresaba nostalgia por los viejos priistas que «sí sabían gobernar».

La popularidad de López Obrador se debe en parte a que ha personificado los programas asistencialistas del gobierno, al grado que una de las estrategias de campaña de Morena es afirmar que otros partidos los cancelarían. Mucha gente admira su fortaleza política. Andrés Manuel ha sido el primer Presidente con mayoría absoluta en el Congreso desde el primer trienio de Ernesto Zedillo y la ha utilizado para impulsar de manera vigorosa su programa político. Sus conferencias de prensa y lenguaje populachero le han servido también para promoverse.

La popularidad, sin embargo, no es necesariamente señal de un buen gobernante. Stalin fue popular, pero millones murieron de hambre por sus políticas. Winston Churchill asumió el gobierno del Reino Unido en 1940 sin una elección de por medio y se convirtió en el gran líder británico de la guerra contra los nazis. Los electores, empero, votaron por la oposición en 1945. Churchill fue un gran gobernante, pero no era popular.

· CORAJE A CUBA

Dice la diputada de Morena Yeidckol Polevnsky que el rechazo a los médicos cubanos es una «postura clasista y racista… de los fascistas… Y luego muchas hay que van [a Cuba] para ver si pescan novio, pero cuando no las voltean ni a ver, entonces ahí como que le agarran coraje a Cuba».