23 de septiembre de 2021

COLUMNAS DE OPINIÓN

Columnas políticas del jueves 2 de septiembre de 2021

Llegó AMLO… y Epigmenio dejó de pagar IMSS

Carlos Loret de Mola/El Universal, 2/09/2021;

Este verano, Epigmenio Ibarra estuvo de manteles largos. Inauguró un ambicioso estudio de grabación para su empresa productora Argos. Para el corte de listón fueron anunciados políticos de alto nivel. A fin de cuentas, él es uno de los mariscales del presidente López Obrador: es su propagandista de cabecera.

¿Cómo le va tan bien a Epigmenio Ibarra en un sexenio donde la mayoría de los empresarios batalla para no quebrar? Entre otras cosas, gracias a que desde que su amigo el presidente AMLO llegó al poder, dejó de pagar sus cuotas al IMSS.

La empresa Argos Producciones, propiedad de Epigmenio Ibarra, se encuentra en negociaciones con el Instituto Mexicano del Seguro Social porque debe más de 9 millones de pesos.

En consonancia con la toma de posesión de López Obrador, Argos Producciones, que tiene 81 trabajadores registrados en el Seguro Social, dejó de pagar sus cuotas. Epigmenio Ibarra, uno de los más activos promotores del gobierno actual, aprovechó su acceso y sus privilegios para dejar de cumplir sus obligaciones: no paga desde noviembre de 2018, a la par de la llegada a Palacio Nacional de su amigo Andrés Manuel. De hecho, los adeudos corresponden a los meses de noviembre y diciembre de 2018, todo 2019, todo 2020 y lo que va de 2021 (hasta julio), según me han revelado fuentes de primer nivel.

De esta manera, su deuda fue creciendo hasta alcanzar la cantidad de 9 millones 100 mil pesos, que corresponden a la suma de lo siguiente: debe 6 millones 95 mil 925 pesos con 27 centavos de cuotas obrero-patronales (COP) y debe 3 millones 9 mil 273 pesos con 69 centavos en las subcuentas de retiro, cesantía y vejez (RCV).

Según las mismas fuentes, a lo largo de todo el sexenio, Argos Producciones realizó algunas argucias legales para interponer juicios y que no se le cobraran las cuotas, ha incumplido con diversas solicitudes de convenio a plazos y desde julio ha estado dilatando las acciones de cobro con promesas de adherirse a convenios de pago.

A pesar de diversas reuniones con autoridades del IMSS, Argos Producciones no ha presentado aún la documentación para formalizar el convenio, pero ya presentó desistimiento de los juicios y ha manifestado que quiere saldar su deuda a través de un convenio de pagos parciales que le permitan regularizar su situación. En el IMSS esperan que eso suceda muy pronto y pueda regularizarse la situación de la empresa de Epigmenio Ibarra, pues el trato de privilegio constituye un escándalo político mayúsculo. Según las mismas fuentes, el asunto debe resolverse en breve.

Epigmenio Ibarra ha sido uno de los empresarios más beneficiados por López Obrador. Hace unos meses revelamos en Latinus otro trato de privilegio: el banco gubernamental Bancomext le dio un crédito por 150 millones de pesos.

SACIAMORBOS

Este es un gobierno “de izquierda” en el que hay 4 millones más de pobres mientras el presidente presume que la bolsa de valores tuvo un aumento récord.

[email protected]

##

Hacía una Comisión presidencial de la verdad/ Fred Alvarez Palafox

Una Comisión de la verdad es necesaria en un momento determinado ya que recolectan mucha información, pero no llega a declaraciones jurídicas. | Fred Álvarez

El C. presidente Andrés Manuel López Obrador anunció en el marco de una reunión en Palacio Nacional para conmemorar el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, la creación de una Comisión de la Verdad para investigar la llamada Guerra Sucia. “Hoy que se conmemora el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, nos reunimos con familiares y sobrevivientes de la Guerra Sucia. Llegamos al acuerdo de crear una comisión presidencial de verdad, justicia, reparación, memoria y no repetición”, dijo en un tuit emitido.

Esta comisión -de concretarse-, partirá de las investigaciones que en su momento realizaron la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp) que dirigió el Dr. Ignacio Carrillo Prieto de enero de 2002 a noviembre de 2006. Buena intención política del C. Presidente esperamos su concreción.

Pero es evidente que con ello no habrá justicia, sí habrá perdón y olvido, y no repetición de los hechos…

Una Comisión de la Verdad es necesaria en un momento determinado ya que recolectan mucha información, pero no llega a declaraciones jurídicas; sólo emiten recomendaciones, no juicios penales y pretenden reconciliar antes que castigar.

Hace 20 años, al inicio del gobierno del presidente Fox se intentó concretar una Comisión de la Verdad para los delitos del pasado y lo que se pudo crear fue una Fiscalía especializada, misma que fue constituida por decreto presidencial el 27 de noviembre de 2001.

Fue nombrado fiscal, Ignacio Carrillo Prieto que investigó, entre otros casos, la matanza del 2 de octubre de 1968 y la del 10 de junio de 1971.

En noviembre de 2016 la fiscalía presentó un informe de 861 páginas, donde concluye que en las últimas décadas se registraron en México al menos 12 masacres, 120 ejecuciones extrajudiciales, 800 desapariciones forzadas, 2 mil actos de tortura a detenidos y masivas violaciones a los derechos humanos de la población.

El asunto quedó ahí. Lamentablemente no hubo ni perdón ni olvido, y menos se castigó a alguién.

A lo único que se pudo llegar fue al llevar a prisión domiciliaria al expresidente Luis Echeverría. De hecho cuando la fiscalía desapareció todavía estaba sujeto a prisión preventiva, después consiguió un amparo, y la jueza del caso no encontró ningún indicio de que el expresidente había participado en la concepción o ejecución del genocidio. Es decir, se pudo acreditar el genocidio, pero no hubo forma de castigar a los genocidas por la prescripción del delito. 

Jorge Carrasco, reportero de la revista “Proceso” entrevistó en septiembre de 2018, al Dr. Carrillo a propósito de las investigaciones sobre dos octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas, y ahí el el exfiscal afirmó que “mientras no se establezca la verdad completa y las responsabilidades en el crimen –ni la Defensa, ni el EMP, por ejemplo, han pasando al banquillo– no podrá avanzarse en aspectos como la rendición de cuentas, la reparación del daño ni la garantía de no repetición del delito.” (Revista Proceso # 2187, 30 de septiembre de 2018).

Dijo Carrillo que 68 todavía no estaba cerrado, o sea es un expediente abierto.

Curiosamente el documento oficial de la fiscalía de 861 páginas desapareció de la web institucional y si se quería consultar había que acudir al Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe) al sur de la Ciudad. Luego pudimos verlo pero en un sitió web en Washington DC.

¿Dónde quedaron los expedientes de la Femospp?

Bajo resguardo en Coordinación General de Investigación de la PGR.

Años después -en 2014-la Cámara de Diputados a través de una propuesta de punto de Acuerdo pidió a la PGR que informará de la situación de la desaparición forzada en México. La respuesta llegó y se publicó en la Gaceta Parlamentaria #4216-I, del martes 17 de febrero de 2015, y que coloqué entonces en mi bitácora personal.

En el oficio de la PGR fechado en febrero de 2015 se informó que con respecto a delitos de desaparición forzada que: “La Procuraduría, a través de sus diversas unidades y fiscalías especializadas, puede conocer del delito de desaparición forzada en cuatro de sus subprocuradurías y en la Visitaduría, lo que de 2006 a la fecha representan 239 averiguaciones previas abiertas por desaparición forzada de personas, a las que se suman las 252 averiguaciones previas abiertas por la extinta Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, mismas que ahora están bajo la responsabilidad de la Coordinación General de Investigación; de esta institución”.

¡Interesante!

Falta que nos digan cuántos desaparecidos hay de 2015 a la fecha, la cifra nos la da Jérémy Renaux, quien es coordinador del programa para personas desaparecidas y sus familiares en México y América Central del Comité Internacional de la Cruz Roja en un artículo reciente de The Washington Post..»de acuerdo con la versión pública del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO), hay más de 91,000 personas desaparecidas, de las cuales más de 6,800 desaparecieron el año pasado”. 

¡Muchísimos!

Afortunadamente tenemos desde hace años una ley general en la materia la cual está armonizada en 16 entidades, y se ha creado una Comisión Nacional de Búsqueda de Personas y la aprobación del Protocolo homologado para la búsqueda de personas desaparecidas. 

Por cierto, el C. Presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar urgió a tomar medidas eficaces para apoyar a las familias en la búsqueda de personas desaparecidas, pues dijo que no se avanzará mientras México no se cimbre de dolor ante esta situación que afecta a muchos ciudadanos de este país.

¡Bienvenida la propuesta presidencial!

Por cierto, hay muchas personas desaparecidas y no localizadas en México, y son del actual gobierno, no necesariamente desaparición forzada.

Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, aseguró que las desapariciones siguen siendo uno de los principales problemas que enfrenta México. «Es fundamental avanzar en la investigación de los responsables, poniendo fin a la impunidad imperante». Reconoció que México haya aceptado oficialmente la visita del Comité de Desaparición Forzada, pero advirtió que es necesario ir más allá.

Daremos seguimiento..

PD. Ante rumores perversos en círculos vaticanos, quieren enfermar al papa y le apuestan a su dimisión. “Siempre que el papa está enfermo corre brisa o huracán de cónclave”, indicó el papa Francisco en una entrevista con el humor argentino que lo caracteriza. Y cuando le preguntan cómo está, contesta “todavía vivo”. ¡Hay Papa para rato! Deo gratias.

#

Templo mayor

SI NOTA con ojeras a José Luis “El Magistrado Billetes” Vargas, no es sólo por las desveladas que se pusieron en el Tribunal Electoral del Poder Judicial para resolver las impugnaciones de elecciones locales, es porque perdió al único apoyo que le quedaba en el gobierno federal.

CUENTAN que la salida de Julio Scherer como consejero jurídico de la Presidencia lo dejó prácticamente en la orfandad política, por lo que el camino hacia una comparecencia por las acusaciones de enriquecimiento ilícito en su contra se acortó dramáticamente.

***

QUIEN ayer también andaba desvelada -o desmañanada, según se vea- era Claudia Sheinbaum, pues el chat de WhatsApp que tiene con los diputados locales de Morena estuvo muy activo en la madrugada después de que el Trife bajó de su curul en el Congreso de la CDMX a José Luis Rodríguez.

CUENTAN que pasadas las 4:00 horas, la jefa de Gobierno escribió para decirles a sus compañeros de partido que había que estar unidos “ante la embestida contra nuestro compañero José Luis”.

Y ES QUE Rodríguez ya había sido votado como coordinador de la fracción morenista y pintaba para ser el gran operador de Sheinbaum en el Congreso local. ¡Ouch!

***

COMO si le faltaran problemas a Michoacán entre el crimen organizado y los bloqueos de la CNTE, ayer los trabajadores del Poder Judicial de la entidad se fueron a paro porque no les pagaron a tiempo la segunda quincena de agosto.

Y LO HICIERON con la venia de su jefe, el magistrado presidente del Tribunal de Justicia de la entidad, Héctor Octavio Morales, quien les comunicó el martes por la noche que el gobierno de Silvano Aureoles nomás no les liberó los recursos para poderles pagar.

TAL PARECE que el último gobernador perredista que queda en el país quiere que muchos lo “recuerden” cuando aún le quedan 30 días a su administración.

***

LAS PRISAS por tener listo el Tren Maya en el 2024 han provocado que ese proyecto, que supuestamente tiene como principal objetivo fomentar el turismo en el sureste del país, deje fuera de su recorrido a dos ciudades con alto potencial y atractivo para posibles visitantes.

LA SEMANA pasada el titular de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, anunció que ya no habrá estación en la ciudad de Campeche y, el martes, se dio a conocer que tampoco habrá parada en Mérida para poder “optimizar” los tiempos y recursos.

DE ESE MODO, la estación más cercana a la capital yucateca quedará a 60 kilómetros de la ubicación planteada originalmente, y la más aproximada a Campeche estará en la periferia de esa ciudad. O sea, al aventón pero cuando lo prometió el jefe. (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p. 8)

Bajo Reserva

Un informe al estilo del PRIAN

Nos hacen notar que este informe presidencial, en la era de la autollamada Cuarta Transformación, tuvo muy pocas diferencias en comparación con los de administraciones anteriores. Un Palacio Nacional blindado, con varios filtros militares, cerrado para el pueblo “que es el que manda”. Pese a que solo hubo 30 invitados, las avenidas y calles que confluyen al Zócalo, e incluso la estación del Metro, fue cerrada. Varios secretarios y miembros del gabinete arribaron en grandes camionetas y sus escoltas. Al parecer, en el Tercer Informe de Gobierno ya comenzaron a entrar en desuso los autos compactos que la mayoría de los altos funcionarios usaban para no desentonar con el Jetta presidencial y han dejado de lado el tema de la austeridad republicana. Hay en la política mexicana costumbres muy difíciles de borrar.

El secretario de Gobernación no es una fuerza de contagio

Mientras en el pleno las y los diputados rindieron no uno, sino dos minutos de silencio en memoria de las víctimas de Covid-19, parece que en varias ocasiones se les olvidó la presencia del virus. Una de ellas fue durante la entrega del Tercer Informe de Gobierno, ya que apenas entró el nuevo secretario de Gobernación, Adán Augusto López, decenas de legisladores se aglomeraron para saludarlo de mano y tomarse selfies. Incluso al término hubo quienes lo siguieron hasta el basamento para seguir saludándolo y presentándose. ¿Será que don Adán no es una fuerza de contagio sino una fuerza moral? Habrá que preguntarle al alicaído rockstar de la 4T.

El retrato de AMLO en el INE

Los de Morena tienen muy claro que se debe llevar el nombre del presidente Andrés Manuel López Obrador a todas partes, faltaba más. Pero en el caso del representante de Morena ante el Instituto Nacional Electoral (INE), Eurípides Flores, quien sustituye al diputado Sergio Gutiérrez, llegó con todo y fotografía del jefe del Ejecutivo Federal al órgano administrativo electoral. Flores salió hasta la explanada del INE con foto en mano y pidió que le tomaran una imagen, con la cual celebró la rendición de cuentas a tres años de gobierno. Fue su manera de decir: “Estamos dando la cara”.

Las tribus de Morena

Con la incorporación o reincorporación de algunos senadores a sus trabajos legislativos, se han comenzado a configurar algunos grupos al interior de la bancada de Morena. Nos detallan que está el grupo de los “duros”, que encabeza César Cravioto; el de los “abogados”, con Germán Martínez al frente; el grupo “Guanajuato”, con Antares Vázquez y Malú Micher; el de Guerrero, con Félix Salgado a la cabeza, entre otros, sin faltar el principal que lidera el coordinador Ricardo Monreal. Aún falta por ver si la senadora Olga Sánchez Cordero encaja en alguno de estos grupos o si decide fundar el suyo. Nos hacen ver que los genes perredistas y la propensión a la formación de tribus no se pueden negar en muchos de los miembros de la bancada morenista. (El Universal, Nación, p. 2)

Trascendió

Que dentro de Palacio Nacional las posiciones que ocuparon las “corcholatas” del presidente Andrés Manuel López Obrador en el mensaje por el Informe arrojaron que Claudia Sheinbaum sigue a la cabeza y hoy se adelantó al marcador, ya que nuevamente estuvo en la primera línea de invitados durante el acto, y Marcelo Ebrard acabó en la tercera fila, al lado opuesto de Tatiana Clouthier y Rocío Nahle. Para más símbolos, perdón, detalles, a Julio Scherer le tocó sentarse en una esquina de la última fila.

Que la operación política de Claudia Sheinbaum y Martí Batres hizo posible que Morena se afirmara no solo como la bancada más grande en el Congreso local, sino también como la que logra articular una coalición integrada además por Partido Verde, PT y Mujeres Demócratas, que juntos suman 35 curules, es decir, hacen mayoría simple.

Que cómo van a pedir los maestros adscritos a la SEP a sus alumnos no hacer trampa si ayer la Unidad Técnica de Fiscalización del INE dio a conocer haber comprobado que la ahora secretaria de Educación, Delfina Gómez, retuvo, en su calidad de alcaldesa de Texcoco, un porcentaje de los sueldos de los trabajadores del ayuntamiento, es decir, coperacha voluntaria a fuerzas, para beneficiar a Morena. Si la revisión no dice otra cosa, pende una multa por más de 4 millones a votación mañana.

Que luego de que el Tribunal Electoral lo sancionó por la difusión de un video informativo en tiempos electorales, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, expresó que respeta la ley, “pero queda claro que es necesaria una reforma” comicial, y lanzó un guiño diciendo que comparte la opinión del Presidente en ese sentido. (Milenio Diario, Al frente, p. 2)

Sacapuntas

Metido en su tarea

Manos a la obra puso el nuevo titular de Gobernación, Adán Augusto López, en el cabildeo ante el Congreso, como le encargó el presidente López Obrador. Nos cuentan que desde la 5 de la tarde de ayer, el tabasqueño habló con legisladores sobre el paquete económico 2022 y las reformas constitucionales que está por mandar el titular del Ejecutivo.

La pregunta del millón

Es un hecho que la pregunta para la revocación de mandato será reformulada en el Senado. La presidenta de esa Cámara, Olga Sánchez Cordero, incluso prevé que este jueves se discuta y se someta a votación. Nos adelantan que van a ser muy cuidadosos para evitar que, por la redacción, sea impugnada ante la Corte, además de que se busca avalarla por consenso.

Les cumplió el Congreso

Muy satisfechos están la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y el secretario de Gobierno, Martí Batres, con los resultados del reciente periodo extraordinario en el Congreso capitalino. Sobre todo, porque se aprobaron los temas que más les interesaban, como la cromática única de patrullas y el traslado de los centros penitenciarios a la Secretaría de Seguridad.

Frente a frente

Por cierto, los reflectores están dirigidos hoy a la reunión que sostendrán la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y la alcaldesa electa en Álvaro Obregón, Lía Limón. Tras los hechos del pasado lunes, ambas se verán las caras como parte de la ronda de encuentros entre la mandataria capitalina y los integrantes de la UNACDMX. Los recibirá por orden alfabético.

Higinio inicia campaña

Arrancó el senador de Morena Higinio Martínez su campaña rumbo al gobierno del Edomex, que se juega en 2023. Ayer emitió un mensaje en Texcoco en el que formalizó su aspiración: “De aquí en adelante voy a hacer todo para ganar la gubernatura del Estado de México, pero cuando digo todo, es todo, y todos los días que nos faltan para entonces”. (El Heraldo de México, La dos, p. 2)

Rozones

El gesto con Adán, de nueva cordialidad política. Ajuste importante en el formato de entrega del informe en San Lázaro, que le tocó estrenar ayer al nuevo secretario de Gobernación, Adán Augusto López. Las fracciones parlamentarias acordaron que el funcionario no fuera recibido más en el Salón de Protocolo, un cuarto de al lado, como ocurría desde el sexenio de Felipe Calderón, cuando este esquema se estableció con la idea de mostrar la separación de los Poderes Ejecutivo y Legislativo. Ayer, este formato se ajustó y el encargado de la política interna pudo entrar al Salón de Plenos, caminar por el pasillo lateral y subir hasta la Mesa Directiva para entregar el volumen del Tercer Informe del Presidente López Obrador. Adán Augusto tuvo el gesto diplomático de aceptar todos los saludos y selfies que le llovieron. Un encuentro de poderes con cordialidad política ¿para nuevos tiempos?

De exhibidas y bancarrotas

Con la novedad de que más de uno levantó la ceja ayer en Guerrero, y particularmente en Acapulco, luego de que se conociera la petición que hizo la presidenta municipal electa, Abelina López Rodríguez, de que el ayuntamiento pida nada menos y nada más que ¡200 millones de pesos!, supuestamente para la compra de camiones de basura y pipas. Y es que al ser evidenciado dicho requerimiento en medios de comunicación, la morenista debió justificarlo y publicó en las benditas redes que financieramente el ayuntamiento de Acapulco está quebrado. Sí, en bancarrota. Porque debe más de 250 millones de pesos al SAT, además de que requiere 300 millones para aguinaldos y que tiene una deuda con la CFE de 730 millones de pesos. Con ello, nos comentan, terminó embarrando a quien habrá de entregarle la administración, Adela Román. O sea, la misma a la que está solicitando que tramite el millonario préstamo. Uf.

Reclamos, licencias y sospechas

Tras muchos reclamos de los aspirantes a dirigir Acción Nacional, por fin este miércoles el actual líder del blanquiazul, Marko Cortés, pidió licencia a su cargo para contender, según se dijo, en condiciones parejas en contra de sus adversarios. Y es que, nos cuentan, en días pasados fueron tantos los reclamos que hasta el presidente de la Comisión Organizadora Nacional de la Elección, Gonzalo Altamirano, debió dar un mensaje de certeza y ofrecer que no habrá favoritismos. No convenció a Adriana Dávila, Gerardo Priego y Francisco Domínguez, quienes aspiran a ocupar la dirigencia, porque ya se acusan señales de que todo el aparato de Acción Nacional está en su contra y a favor de Cortés Mendoza. A un mes y 21 días de la elección, los ánimos continúan calentándose y el tema de la licencia de Cortés no despresuriza tanto la olla albiazul. ¿Será esa medida una mera simulación? Al tiempo.

Colmillo Morena-Sheinbaum

Parecía que el Congreso de la CDMX tendría una representatividad múltiple que obligaría a negociaciones constantes para alcanzar acuerdos, porque, como es sabido, Morena ya no tendría una mayoría aplastante. Ah, pero resulta que ya no será así. Y es que ayer, al definirse la conformación de bancadas, Morena mostró “colmillo” y con una operación política de por medio —que implicó alianzas parlamentarias y modificaciones de bancadas que involucraron al PT y PVEM— se aseguró una mayoría legislativa. Así que se podría dar casi por hecho que, en esta segunda legislatura, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, tendrá aliados como para sacar adelante temas de su interés que quedaron pendientes, como el de la publicidad exterior, el del cableado subterráneo y otros que se sumen. Como dicen en el barrio: échense ese trompo a la uña.

La electoral, sin aceleres

Así que el coordinador de Morena en San Lázaro, Ignacio Mier, prevé que la reforma electoral, una de las prioridades de la Cuarta Transformación en la segunda mitad del sexenio, sea discutida entre septiembre y octubre de 2022, después de los comicios del siguiente año. Y es que, advirtió, de presentarse antes, la reforma podría tomarse como “rehén” ante el sobrecalentamiento político natural por las elecciones. Además, adelantó que perfilan una mezcla entre la iniciativa que envíe el Presidente Andrés Manuel López Obrador, con las que trabajarán desde el Congreso. Eso sí, el poblano, nos dicen, considera que esto tendrá que resolverse antes de que inicie “el acelere” de 2023, en vísperas de la elección presidencial.

Convocatoria nocturna en el TEPJF

De modo que hoy, en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, podrían salir nuevamente chispas. Y es que el actual titular de la Sala Superior, Felipe Fuentes Barrera, convocó anoche a sesión privada hoy, a las 10:00 horas, para que los magistrados elijan al presidente del organismo que concluirá el periodo que no terminó José Luis Vargas. El propio Vargas demandó anoche que, por la trascendencia del asunto, se trate en una sesión pública, aunque falta ver si atienden su solicitud. Por lo pronto, según se informó, los dos magistrados que irían por el cargo son Indalfer Infante y Reyes Rodríguez, ambos parte del grupo que logró la destitución de Vargas. De ser cierto faltaría ver si este proceso genera nuevas configuraciones en el usualmente crispado TEPJF.  (La Razón, La dos, p. 2)

Alhajero // Scherer, incómodo

Cuando menos se le esperaba, luego de la tormentosa tarde-noche en que trascendió la renuncia del Consejero Jurídico de la Presidencia, apareció Julio Scherer Ibarra en el recinto de los Escudos del Salón Juárez. Eran las diez de la mañana en punto.

Ya una treintena de miembros del gabinete legal y ampliado aguardaban en pequeños grupos el arribo del Presidente de la República para su Tercer Informe.

Scherer apenas si se dio a notar. Se quedó silencioso en la última fila, a un lado del secretario de Agricultura. Recibió un discreto apretón en el brazo de Víctor Villalobos y no se movió de ahí en los ocho minutos que tardó en llegar Andrés Manuel López Obrador. Una hora después fue también de los primeros en retirarse, cobijado por el secretario técnico del gabinete, Carlos Torres Rosas.

 Incómodo lucía Scherer en medio de aquella trama. Era evidente su deseo de no dar explicaciones sobre lo ocurrido horas atrás. El vocero presidencial, Jesús Ramírez –minimizando lo ocurrido- calificaría como “rumores” de la prensa, la renuncia del poderoso funcionario y amigo cercano del Presidente.

Pero lo cierto es que sí hubo renuncia de Scherer. Y que ésta, por ahora, no le fue aceptada. De hecho, no es la primera vez que ocurre. Hace unos meses, con motivo de las disputas y las quejas de la entonces secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, el consejero jurídico ofreció al presidente su renuncia. (Martha Anaya, El Heraldo de México, País, p. 5)

Política zoom // Gesto de gratitud y renuncia de Scherer

Mientras escribo estas líneas nadie ha confirmado, pero tampoco negado, la renuncia de Julio Scherer Ibarra a la Consejería Jurídica de la Presidencia. El martes circuló fuertemente el rumor de su salida y, sin embargo, ayer por la mañana Jesús Ramírez Cuevas intervino para precisar que no había precisión: “los dichos en la supuesta salida es en calidad de rumores (sic)”.

La incertidumbre ha desatado todo tipo de especulaciones. Esas versiones de la posible salida de Scherer son tan verídicas como solo pueden serlo los referidos bisbiseos.

Puestos todos a suponer, me siento en libertad de compartir un gesto que ayer no me pasó desapercibido: el agradecimiento, tan poco común en López Obrador, dirigido a los funcionarios de su gobierno.

El mandatario no suele ser efusivo cuando reconoce el trabajo de las mujeres y los hombres que lo acompañan en la conducción del gobierno de la República y, sin embargo, dijo: “todo lo alcanzado por el gobierno que encabezo es gracias a muchos servidores públicos que me gustaría tener en frente para agradecerles por su entrega.” (Ricardo Raphael, Milenio Diario, Al frente, p. 3)

Estrictamente personal // La tercera (¿no?) fue la vencida

Julio Scherer confió a su familia que tras la renuncia como consejero jurídico de la Presidencia este martes por la tarde, su relación con Andrés Manuel López Obrador quedaba en buenos términos y que permanecería cerca de él como asesor externo. La víspera había decidido presentar la renuncia que encerraba una triple motivación. Estaba el ingrediente familiar, como en efecto se reportó en Proceso, la revista donde su familia tiene el control mayoritario de la propiedad, pero también, vinculado con esto, el desgaste que le había generado el cargo, y los problemas que nunca terminaban en Palacio Nacional. El tercero, detonador de sus ánimos, la llegada de Adán Augusto López a la Secretaría de Gobernación.

La renuncia de Scherer provocó un descontrol en Palacio Nacional al filtrarse la información de la salida del principal operador político del Presidente. Durante 18 horas corrió la versión sin ser confirmada o desmentida por ninguna autoridad, hasta que poco después del Tercer Informe de Gobierno, el vocero presidencial, Jesús Ramírez Cuevas, enemigo abierto de Scherer desde el principio de la administración, y uno de los cercanos a López Obrador que más lo intrigó –lo acusó recientemente de ser quien filtraba información confidencial a la prensa–, dijo que su presencia en el acto celebrado minutos antes en Palacio Nacional había sido como consejero jurídico y que las versiones de su renuncia eran “rumores”.

En un gobierno como el lopezobradorista todo puede suceder. Desorganizado e indisciplinado, intenta siempre tapar el sol con un dedo o mentir. Como no se ha informado si el Presidente aceptó o rechazó la renuncia, todo cabe en Palacio Nacional, incluso, hasta que después de aceptada dé marcha para atrás. Scherer, quien en dos ocasiones previas había renunciado –sin ser aceptadas–, estaba cansado del cargo. Aunque había ganado la batalla palaciega contra Olga Sánchez Cordero, fue efímera la victoria. La llegada del nuevo secretario iba a reducir su poder.

A diferencia de la senadora, López va a cumplir las funciones como jefe de la política interna y a reclamar los espacios perdidos por su antecesora. Será un secretario fuerte, muy cercano al Presidente, y no quien fue nombrada para ser un enlace con el magnate Carlos Slim y otros empresarios de menor calado, pero no por su talento y oficio político. Lo que Scherer no vio venir es que López Obrador, antes de hablar con él y más allá de lo que finalmente diga públicamente, ya lo había destetado, que era lo que quería ahorrarse el consejero jurídico.

Horas antes de tener la cita donde presentó la renuncia, le habían arrebatado la iniciativa. López Obrador describió en la mañanera del martes las responsabilidades del nuevo secretario de Gobernación, que incluían la relación con el fiscal general, Alejandro Gertz Manero, y con el presidente de la Suprema Corte de Justicia, dos tareas que eran patrimonio político de Scherer. Parecía una rudeza innecesaria para con quien, por más de dos décadas, ha sido su consigliere, su abogado personal e, incluso, financiero. La relación entre ambos no está de ninguna manera rota, como dijo Scherer a su familia, pero sí lastimada.

La primera señal clara del desgaste en su relación apareció tres semanas antes de la elección en junio, cuando el Presidente urgió a algunas personas cercanas que se alejaran de Hugo Scherer, primo del consejero político, y que en ese momento, junto con Julio Scherer, tenían el encargo presidencial de “cuidar” a Claudia Sheinbaum, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México. El primer golpe explícito fue tras la derrota de Morena en la capital federal, donde cortaron los servicios de Hugo Scherer, un estratega político, responsabilizándolo de las pérdidas electorales, aunque no fue él, sino el equipo de Sheinbaum, el culpable del revés.

Una segunda señal fue cuando al llegar Rogelio Ramírez de la O a la Secretaría de Hacienda, invitó a Alejandro Reynoso, un sofisticado economista que creció de la mano de Pedro Aspe, su antecesor en ese despacho. Reynoso, que conocía a Scherer desde que coincidieron en el equipo de Aspe, lo fue a ver para comentarle el ofrecimiento y esperar su apoyo. Scherer se lo comentó a López Obrador, señalándolo como “salinista”, y tras esa reunión el Presidente llamó a Ramírez de la O para decirle que no podía nombrar a Reynoso. Pero no fue porque hubiera trabajado con tecnócratas, a los que detesta, sino porque era cercano a Scherer.

El enfrentamiento abierto con Sánchez Cordero, quien criticó a Scherer enfrente del Presidente, sólo fue uno más de los conflictos que arrastraba en Palacio Nacional, con el grupo duro que rodea a López Obrador. El más abierto fue con Ramírez Cuevas, aunque sus intrigas permanentes contra él chocaron siempre con el muro presidencial, porque le resultaba altamente funcional. Scherer fue quien impulsó con Gertz Manero la persecución judicial contra Ricardo Anaya y contra otro antiguo panista vinculado al expresidente Felipe Calderón, Roberto Gil. También fue quien promovió la destitución de todos los consejeros del Instituto Nacional Electoral y los magistrados del Tribunal Electoral, que se convirtió en elemento central del discurso del Presidente contra los órganos electorales.

Fue pieza clave en la cruzada contra exfuncionarios y el contacto presidencial de los empresarios acusados por presuntos actos de corrupción, para arreglar sus problemas legales, mediante la reparación de los daños. Era la única puerta de entrada que tenían a Palacio Nacional, cada vez más controlado por radicales y fanáticos.

Scherer le fue altamente funcional a López Obrador, pero le cambió la ecuación por sus asuntos personales, el nombramiento de López en Gobernación y el desgaste del cargo. Hacia delante no tenía más trabajo de fondo qué hacer, porque las reformas que le encargó el Presidente las sacó adelante. Sólo habría golpes contra él, consideró, sin el poder que tuvo en la primera parte del sexenio. Ahí radica su decisión de la renuncia, que sólo falta que públicamente la confirme o la rechace el Presidente. (Raymundo Riva Palacio, El Financiero, Nacional, p. 38)

En privado // Le toca mover al Presidente

El martes, al celebrar el nombramiento de su amigo y paisano, Adán Augusto López, como nuevo secretario de Gobernación, el Presidente detalló sus responsabilidades: Adán me va a ayudar para hacerse cargo de todos los asuntos públicos políticos: la relación con gobernadores, la relación respetuosa con la Fiscalía General de la República, con el Poder Judicial, en especial con la Suprema Corte de Justicia, y lo que se tiene que atender en el Poder Legislativo. Las nuevas iniciativas de reforma que vamos a enviar.

Por la tarde se dio como un hecho que Julio Scherer, su hombre de confianza, principal operador en todos los frentes, confidente y compañero de proyecto desde el inicio, había presentado la renuncia como consejero jurídico de la Presidencia, y que se la habría aceptado ante lo tajante de la dimisión.

Así corrió en redes, saltó a los noticieros nocturnos de televisión y a las primeras planas de todos los periódicos sin que nadie del gobierno confirmara, pero tampoco desmintiera.

Ayer por la mañana, en el salón de los escudos de Palacio Nacional, el que eligió López Obrador para su Informe, había un lugar vacío, el de Scherer, que fue el último en llegar. Lo ocupó discretamente, pero todos los ojos se clavaron en él. ¿Y la renuncia?

El vocero Jesús Ramírez dijo que eran rumores publicados en la prensa. En la mañanera de hoy el tema es inevitable y el Presidente tendrá que definir.  La salida de Scherer sería una pérdida irreparable para su operación política y la gestión y equilibrios al interior de su gobierno. Le toca mover a López Obrador. (Joaquín López Dóriga, Milenio Diario, Al frente, p. 3)

Bitácora del director // Los signos del Informe

Aunque los mensajes políticos del Informe de Gobierno no son lo que solían ser –un discurso anual fundamental en el que se escudriñaban las intenciones del Presidente–, los tres que ha leído Andrés Manuel López Obrador permiten conocer, mediante una sencilla comparación, cómo han evolucionado las prioridades del mandatario.

Para comenzar, entre el más y el menos largos de esos tres mensajes anuales hay un 70 por ciento de diferencia en su extensión. Mientras el del Primer Informe, en 2019, fue de 6 mil 971 palabras, el del Segundo, en 2020, fue de 4 mil 38. Probablemente, el año pasado el criterio fue acortar la duración de la lectura a causa de la epidemia, no lo sé. El mensaje de ayer tuvo una longitud de 5 mil 673 palabras.

En los tres mensajes, los sustantivos más utilizados por López Obrador fueron gobierno y pueblo. Pero mientras en los dos primeros Informes la palabra gobierno superó ampliamente a la de pueblo en número de menciones (21-13 y 18-8), en este Tercer Informe casi hubo un empate (17-16). (Pascal Beltrán del Río, Excélsior, Nacional, p. 2)

Arsenal // Crónica del país de los “otros datos”

El Tercer Informe de Gobierno del presidente López Obrador fue la crónica del México de los “otros datos”. Ése que, en su imaginación, “está como para presumir a los cuatro vientos”.

En 56 minutos anatemizó las privatizaciones, puso las remesas como logros de su gestión, presumió “récords históricos” en reservas, salario mínimo, fortaleza del peso, inversión extranjera. Se jactó de que no se incrementó la deuda y hasta de los buenos índices en la Bolsa Mexicana de Valores.

Habló de la contención de los homicidios, de disminución de ocho de once delitos: de una baja de defunciones y hospitalizaciones por covid-19, de la derrota del huachicol y el abatimiento de la corrupción. “Tengan para que aprendan los tecnócratas neoliberales”, exclamó.

La terca realidad se encargó de desmentir su optimismo sobre la pandemia horas después. Ayer murieron por coronavirus 1,177 mexicanos, la cifra más alta de la llamada tercera ola. En el Informe pasó de noche el aumento de 3.5 millones de pobres reportados por el Coneval de 2018 a 2020. En lo que va de la 4T pasamos de 51.9 millones a 55.7 millones de personas en esa condición. Sólo un ciego no ve el contundente revés que esas cifras representa para un gobierno que hizo del lema “primero los pobres”, una escalera para llegar a Palacio Nacional.

El rebote económico tan cacareado por el Presidente no alcanza siquiera para recuperar los niveles de crecimiento y empleos que tuvimos en 2018. En el Salón de los Escudos, utilizado en su tiempo por Benito Juárez, López Obrador describió un país sin hambre, sin saqueos ni vandalismo: “Hay paz social y tranquilidad”, dijo. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional, p. 4)

Razones // Claroscuros y soledad presidencial

Los informes presidenciales son predecibles. En el caso de los del presidente López Obrador, más aún, porque son una suerte de mañanera con un poco más de protocolo. Pero lo que más me impresionó del informe de ayer fue la forma y el fondo con los que se presentó el Presidente: un salón, el Juárez de Palacio Nacional, austero, marcado más por la soledad que por la sobriedad.

El Presidente llegó solo, acompañado por su esposa Beatriz, había dos austeras filas de cuatro sillas cada una para acomodar a unos 30 miembros de su gabinete legal y ampliado (envuelto en una lluvia de rumores), con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, sentada en primera fila junto con el secretario de la Defensa y el de la Marina, y con ellos, Beatriz. Al fondo, algunas sillas vacías.

Y el tono final del Presidente, hablando de despedidas, de que si el pueblo y el cuerpo le permiten llegará a 2024, es desconcertante en alguien que está a la mitad de su mandato. La lista de logros enumerados fue larga, quizás demasiado, y la recurrencia en responsabilizar de todo al pasado, excesiva.

Comenzó el informe en su primera frase con una crítica al neoliberalismo y con un objetivo de gobierno, el de nada más y nada menos que cambiar la mentalidad de la sociedad. Nadie cambia en un sexenio la mentalidad de una sociedad, puede ser el objetivo de una generación, pero no de una administración sexenal. Se olvida que en la mitad de una administración lo más importante no es cómo se comenzó, sino cómo se acaba, y hoy, más que cambiar mentalidades, el gobierno federal se debería concentrar en tener resultados concretos en sus programas. Hoy todavía no los ha alcanzado. (Jorge Fernández Menéndez, Excélsior, Nacional, p. 14)

En tercera persona // AMLO, su libro y la pandemia

La suma de muertes que ha dejado el Covid-19 en México ha sido mayor que la de todos los desastres naturales ocurridos en el país en el último siglo: se han perdido ya más de 500 mil vidas.

La epidemia ha ocupado dos terceras partes de lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, como lo comenté en la entrega de ayer, esta tragedia pavorosa mereció solo tres páginas, tocadas por el autoelogio, del nuevo libro del presidente: “A la mitad del camino”.

López Obrador ha promovido este volumen con recursos públicos, no solo en las “mañaneras” y en el reciente Informe de gobierno: según confirmaron el portal “Animal Político” y la periodista Azucena Uresti, también se obligó a empleados de diversas dependencias federales a adquirirlo.

Los trabajadores fueron “invitados” a cooperar con el costo de al menos un ejemplar (entre 240 y 260 pesos), aunque a algunos se les exigió aportar el precio de cinco. Esta “cooperación” se realizó, como en los viejos tiempos en los que AMLO se hallaba al frente del gobierno capitalino, en riguroso efectivo.

Así ocurrió en al menos dos secretarías: del Trabajo y Previsión Social (cuya titular es Luisa María Alcalde) y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (a cargo de Román Meyer).

Por lo demás, las tres escuetas páginas del libro están plagadas de mentiras y de afirmaciones falsas. “Resistimos la Covid-19 y nos recuperamos”, escribió, por ejemplo, el presidente.

Desde el inicio de la tercera ola, a finales de mayo de 2021, han muerto en México más de 38 mil personas: ayer rompimos un nuevo record de fallecimientos: se reportaron mil 177 defunciones en las últimas 24 horas. Solo en agosto se registraron más casos de Covid-19 que desde que comenzó la pesadilla de la pandemia.

Referirse a todo esto en tiempo pasado y dando por hecho que ya nos recuperamos solo muestra el nivel de demagogia y desconexión con la realidad que existe en el discurso presidencial.

Escribió también el presidente:

“Hemos hecho todo lo humanamente posible para enfrentar la pandemia y salvar vidas. Es público y notorio que informamos y respondimos a tiempo, y que levantamos con oportunidad el sistema de salud pública, que estaba en ruinas […] Se logró que ningún enfermo se quedara sin una cama, equipo de respiración o personal de salud que lo atendiera […] me limito a decir que nuestro país no está colocado, ni en América ni en el resto del mundo, en los primeros lugares en mortalidad por Covid-19”.

Le pregunté a la doctora Laurie Ann Ximénez-Fyvie, autora de un libro al que nadie pudo acusar de contener datos falsos (“Un daño irreparable”, editado por Planeta), si efectivamente el gobierno de AMLO había hecho “todo lo humanamente posible”, si “se logró que ningún enfermo se quedara sin una cama…”, si México no está colocado en los primeros lugares del mundo en muertes por Covid.

“Es el colmo –contestó–. México ocupa el cuarto lugar de 221 países en defunciones Covid-19. En ese rubro es el tercer lugar de América. Ocupa el sitio número 20 (de 221) en muertes por millón de habitantes; en eso está en el sexto lugar de América. Tiene el cuarto lugar mundial en exceso de mortalidad y el cuarto también en América.

“Se ubica en el primer o segundo lugar del mundo, según la fuente que se consulte, en personal de salud fallecido y el tercero en el índice de orfandad. Eso se llama estar en los primeros lugares en mortalidad en el mundo y en América. No hay subjetividad en las cifras”.

Según Ximénez-Fyvie, tampoco se hizo “todo lo humanamente posible” como afirma el presidente. “Se realizaron poquísimas pruebas, se desdeñó la idea de diseñar una estrategia de rastreo de contagios, no existió un plan para aislar a los contagiados, tampoco una estrategia de contención epidemiológica. No hubo filtros en las fronteras y la estrategia de comunicación fue absolutamente desastrosa, con instrucciones como ‘quédate en casa y no vayas al hospital hasta que te falte la respiración’. No, definitivamente no hicieron ‘todo lo humanamente posible’. El presidente nunca ha sido capaz de ponerse un cubrebocas y desde el foro que encabeza jamás se ha dado a la población instrucciones precisas de las medidas preventivas correctas”.

Por último, es falso también aquello de que “ningún enfermo se quedara sin una cama, equipo de respiración o personal de salud que lo atendiera”. Como dice el clásico: falso como un billete de dos mil pesos. Además de que “los excesos de mortalidad coincidieron con los periodos de mayor ocupación hospitalaria –afirma Ximénez Fyvie–, el Inegi publicó en julio pasado un documento que señala que el año pasado 506 mil 723 de las muertes registradas en el año, sucedieron en el hogar”.

Las tres páginas de AMLO, concluye la doctora, y yo estoy de acuerdo, no hacen sino minimizar el dolor, la pérdida de vidas, el sufrimiento de cientos de miles de familias. (Héctor de Mauleón, El Universal, Nación, p. 2)

Serpiente y escaleras // Nepotismo, intrigas y romances en el SAT

La directora del SAT, Raquel Buenrostro, se ha ganado a pulso la fama de ser una funcionaria dura, eficiente en su trabajo y totalmente leal al presidente López Obrador. La dureza y firmeza con la que se ha enfrentado a grandes empresas que tenían adeudos históricos con el fisco le ha valido el mote de “la dama de hierro” porque ha logrado, con su estilo de no transigir ni negociar con los grandes contribuyentes, recuperar 736 mil millones de pesos de adeudos de impuestos de grandes consorcios en los primeros dos años del gobierno, algo que ha impactado positivamente las cifras de recaudación de este gobierno.

Lo mismo a Walmart que a BBVA, a Femsa, América Móvil, Grupo Modelo, IBM y Grupo Bal, la oficina de Buenrostro logró “convencerlos” de que se pusieran al corriente en sus adeudos y que regularizaran sus cuentas fiscales, luego de las prácticas de condonación, ingeniería fiscal y evasión que prevalecieron en los últimos sexenios para los grandes contribuyentes, que tan solo en el 2020 pagaron, en promedio cada uno de ellos 104.3 millones de pesos por adeudos, una cifra que no se había obtenido en la historia del SAT.

Hasta ahí no hay duda de que la señora Buenrostro es una de las piezas clave de la llamada 4T y del discurso que justo ayer, en su 3er. Informe de Gobierno, repitió el presidente López Obrador al señalar que “ya no hay condonaciones, ni se permite a los grandes contribuyentes evadir el pago de sus impuestos”. Pero resulta que la “dama de hierro” tiene también algunas fisuras en sus propias oficinas y que, desde su mismo círculo cercano de colaboradores, a la maestra Buenrostro la están traicionando y manipulando con actitudes y prácticas que contradicen su estilo de rectitud y firmeza en la conducción de la autoridad fiscal.

Una de las personas de mayor confianza de doña Raquel es el Administrador General de Grandes Contribuyentes, Antonio Martínez Dagnino, quien ha ganado tanta cercanía con la maestra que incluso manipuló y sedujo a su Jefa de Oficina, María Hop. Un expediente de inteligencia recabado por agentes federales documenta que entre Antonio Martínez y María Hop hay un romance que le ha permitido al funcionario tener acceso y control de información privilegiada, de la agenda y de todo lo que ocurre en la oficina de la directora del SAT. Esa información, dice el expediente al que tuvo acceso esta columna, le ha permitido a Martínez Dagnino tener control de todo lo que sucede en la dirección del organismo tributario e incluso ganarle terreno a su jefa Buenrostro, llevando información personalmente a Palacio Nacional, para intentar venderse como el “operador personal del presidente en el SAT”.

Pero el tema no para sólo en la infiltración y traición a la maestra Buenrostro. Antonio Martínez ha tejido una red de tráfico e influencias y nepotismo, dentro y fuera del SAT. Al interior del organismo el Administrador de Grandes Contribuyentes logró colocar a su hermano Rodolfo Martínez Dagnino, quien ocupó un cargo medio en el SAT pero extrañamente fue despedido apenas unas semanas después de su contratación, y tiene una red de amigos leales e incondicionales como “El Chilo” Prieto Gallardo, en la Coordinación Estratégica de Grandes Contribuyentes; “Chema” Sánchez Jiménez en la Administración de Intercambio de Información Internacional y Gari Flores, como Administrador de Fiscalización del Sector Financiero.

Todo ese grupo trabaja estrechamente con Daniel Sansón González, quien a finales de abril pasado salió del SAT pero ahora maneja la red de tráfico de influencias fuera de la institución. A su llegada al cargo, Martínez Dagnino corrió a todos aquellos funcionarios que no eran afines a él o a su círculo cercano, varios de ellos con años de servicio y una larga carrera profesional.

A su familia y amigos, el Administrador de Grandes Contribuyentes también los ha beneficiado: a su padre Roberto Martínez Figueroa le consiguió una promoción para pasar de la Lotenal al Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, donde tiene acceso a información privilegiada sobre los procesos de subasta. A su hermano Rodolfo, después de ser despedido del SAT, lo colocó en el Senado; a su amigo y excolaborador Juan Pablo de Botton Falcón, logró impulsarlo como director General de Nafin y Bancomext, y a su primo Raúl Martínez, lo metió al área de Presupuesto, desde donde sabotearon al director de Administración y Finanzas, José Antonio Gómez Sandoval, para que fuera despedido.

Al interior del SAT nadie duda de la fuerza y la rectitud con la que se conduce la directora Raquel Buenrostro, pero está claro que a la mujer que es pieza clave en la estrategia del presidente López Obrador la están inflitrando y que, a sus espaldas, uno de sus colaboradores de más confianza, teje y fortalece una red de nepotismo, tráfico de influencias y hasta negociaciones oscuras con algunos de los grandes deudores del SAT.

Sería muy grave que el exitoso trabajo de recuperación de adeudos y de romper con la impunidad, la evasión y las onerosas condonaciones que por décadas disfrutaron las grandes empresas y consorcios del país que hasta ahora ha realizado la maestra Buenrostro, se viera empañado por personas cercanas de su equipo que la han infiltrado y vulnerado desde su círculo más íntimo. ¿Se dará cuenta la “dama de hierro” que a su poderosa y dura coraza le abrieron una fisura? (Salvador García Soto, El Universal, Nación, p. 7)

Duda razonable // Biden, ¿el fin de una era?

Después de unos días desastrosos y trágicos por los ataques de grupos terroristas alrededor del aeropuerto de Kabul, el presidente de EU, Joseph Biden, anunció el fin de la evacuación de estadunidenses y aliados de Afganistán y con eso el fin de la intervención más larga en la historia de su país.

Le salió caro a Biden la decisión en críticas desde la oposición republicana y conservadora, pero también en las páginas y pantallas de los principales medios de comunicación. Las encuestas señalan una caída en su aprobación después de lo sucedido en Kabul.

Sin embargo, esa caída podría no ser más profunda en las próximas semanas. Hace algunos años que la sociedad estadunidense no tiene mucho interés por lo que pasa en el mundo. Los ataques terroristas de hace 20 años contra las Torres Gemelas y el Pentágono, que provocaron las guerras e intervenciones contra Kuwait, Irak y Afganistán, y sus resultados, provocaron cansancio y decepción más allá de actos de venganza concretos, como la captura y asesinato de Osama Bin Laden.

George W. Bush y después Barack Obama —en contra de los deseos de su entonces vicepresidente Biden— continuaron la intervención en Afganistán con base en aquella idea de construcción de país que había dominado buena parte de la política exterior de EU en la segunda mitad del siglo pasado.

Pero ya desde Trump, quien prometió terminar con esas intervenciones extranjeras, quedaba claro dónde estaba la voluntad del elector estadunidense. De hecho, fue Trump quien había negociado la salida de Afganistán que luego Biden solo ajustó en fechas. (Carlos Puig, Milenio Diario, Al frente, p. 2)

Te pueden interesar