26 de octubre de 2021

Columnas de Opinión

del sábado 2 de octubre de 2021

Templo Mayor

MIENTRAS el mundo avanza hacia las energías limpias y al derecho de las personas de generar, consumir y vender su propia electricidad, Andrés Manuel López Obrador propone una regresión de 50 años para darle más poder al poder… ¡de Manuel Bartlett!

AUNQUE se quiere presentar como una reforma, la contrarreforma energética regresa al viejo modelo del monopolio estatal autorregulado, una especie en extinción a nivel mundial por el avance de los paneles solares, las baterías y los autos eléctricos que florecen en sistemas de libre competencia que promueven cambios tecnológicos en favor del ambiente.

LAMENTABLEMENTE, en México el gobierno quiere cerrarle la puerta al futuro, concentrando en la CFE todas las actividades del sector eléctrico para usar más combustóleo y condenar a la población a consumir energía eléctrica cara y sucia.

LO CIERTO es que, en tres años, la empresa “quesque” productiva del Estado no ha podido iniciar la construcción de una sola central nueva y, de aprobarse la contrarreforma como viene, habrá apagones, desabasto y tarifas más caras. Que el último que salga apague la luz…

ANTE las tentaciones de hacer todo un PRIMOR de la votación legislativa de la iniciativa en materia energética, hay quienes recordaron que el actual presidente nacional del PRI, Alejandro “Alito” Moreno, votó como diputado federal en favor de la reforma del 2013 presentada por Enrique Peña Nieto.

ASÍ ES QUE sería muuuy extraño que uno de los más entusiastas promotores de ese modelo hace apenas 8 años, ahora apoyara la contrarreforma de la 4T… aunque maromas más raras se han visto con el “nuevo PRI”.

QUIEN está volviendo a hacer de las suyas es el director de Materiales Educativos de la SEP, Marx Arriaga, pues en una reunión extraordinaria de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana dijo que ya se están haciendo los nuevos libros de texto gratuitos para primero y segundo de primaria.

PERO lo que no aclaró es si esos nuevos libros vienen acompañados de cambios en los programas de estudio o incluso, como se ha venido especulando, del regreso a la enseñanza por áreas y no por asignaturas; es decir, como era hace 40 años.

DE AHÍ que las editoriales que hacen libros de texto para colegios privados no pueden avanzar en la creación de contenidos para el ciclo escolar 2022-2023, lo que les complicará que puedan enviar a tiempo sus materiales a la SEP que, por supuesto, debe aprobarlos antes de que vayan a imprenta.   (F. Bartolomé, Reforma, p. 9)

Bajo Reserva

 Los secretos pendientes de Ayotzinapa

El presidente Andrés Manuel López Obrador parece que dio un paso atrás en su compromiso de hacer públicas las declaraciones ministeriales que rindieron 44 militares sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos la noche del 26 de septiembre en Iguala, Guerrero, al señalar que hubo “una mala interpretación” de sus comentarios del jueves pasado. “Dije que íbamos a entregar los documentos que han estado poniendo a disposición de la investigación la Secretaría de la Defensa, no los anteriores, porque se confundió.

Si los entregaron testados antes, pues vamos a buscar los originales para entregarlos bien, pero los que tenemos los va a dar a conocer Alejandro (Encinas), hoy mismo”. Es decir, no se harán públicos, por ahora. Por lo pronto, el Centro Pro y Fundar, dos organizaciones que han acompañado a las víctimas, ayer se mostraron indignadas tanto por la revelación de una investigación en curso, como por el hecho de que se dieron cuenta que las Fuerzas Armadas tienen más información sobre el crimen de lo que admitían. ¿Cuánto más no sabemos? Se preguntan los activistas y las familias de los desaparecidos.

PRI y Verde, ¿contra lo que apoyaron hace 8 años?

Vaya problemón que les aventó el presidente Andrés Manuel López Obrador a las bancadas del PRI y del Partido Verde en el Congreso de la Unión. Si el PRI y el Verde deciden apoyar esta reforma constitucional estarían traicionando por lo que tanto pugnaron, cuando fueron aliados y fieles escuderos del presidente Enrique Peña Nieto, nada más y nada menos, que la reforma energética del 2013.

Las bancadas de Morena y del PT necesitan de los votos de ambos partidos para que pase esta propuesta constitucional pero el costo será desmantelar y acabar con la reforma energética peñista. Además, ambos grupos parlamentarios han dicho que no podrían acompañar alguna reforma que vaya en contra de lo que ellos mismos impulsaron en el pasado. Claro que no sería la primera vez que descubrieran nuevas convicciones y valores a la luz de la conveniencia del momento. “Éstos son mis principios y, si no le gustan, tengo otros”, diría Groucho Marx.

Los autores de la reforma

Ayer no se aplicó la máxima de “honor a quien honor merece” en la conferencia mañanera donde se anunció la reforma energética que busca nacionalizar la explotación del litio. Resulta que la iniciativa original fue presentada el 8 de septiembre del 2020 por el senador de Morena, Alejandro Armenta. Con un diagnóstico sobre el potencial de este recurso y argumentos diversos, incluso propuso crear una paraestatal encargada del tema. En Palacio Nacional, sin embargo, ni media palabra para el autor. ¿Será porque el senador en cuestión es cercano a un presidenciable que no es el favorito? También podría ser, nos dicen, una simple expresión del gobierno actual: todas las buenas ideas, son del Presidente.

Cambios en la OEA

En donde están muy contentos es en la representación de México ante la Organización de Estados Americanos (OEA), que encabeza la embajadora Luz Elena Baños, debido a que el dominicano Josué Fiallo acaba de tomar la Presidencia del Consejo Permanente y, con ello, México apuesta a que el diálogo —con toda la membresía de la organización— será privilegiado pero sobretodo se podrán acomodar las agendas que busca impulsar el gobierno federal mexicano. ¿Qué será lo que el país quiere meter en agenda en un organismo del cual apuesta su desaparición?   (Bajo Reserva, El Universal, p. 2)

Trascendió

Que el senador Ricardo Monreal dice tener la certeza de que aunque el Presidente levante la mano a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, como favorita a sucederlo, él ganará a la buena y no peleará con Andrés Manuel López Obrador, ya que está acostumbrado a la adversidad y a nunca ser el elegido de quienes gobiernan. Al acudir a la toma de posesión de Alfredo Ramírez Bedolla como gobernador de Michoacán, el zacatecano descartó aliarse con otro partido: “Solo tengo una aspiración: ir de candidato a la Presidencia y luego ganar la Presidencia”. “¿O nada?” “O nada”.

Que el gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri, manifestó su respaldo al gobierno de AMLO por conducto del canciller, Marcelo Ebrard, invitado especial a la toma de posesión del panista como otros cuadros de primer nivel de la clase política, entre ellos Olga Sánchez Cordero, Miguel Osorio, Diego Fernández de Cevallos y Marko Cortés. De hecho, se informó que ya está programada una reunión del mandatario estatal con el tabasqueño en Palacio Nacional en noviembre próximo.

Que dentro del propio Morena hay sorpresa porque el senador poblano Alejandro Armenta Mier impulsa un punto de acuerdo para que la CRE y la Sener retiren los permisos de operación a las gaseras Blue Propane e Hidrocarburos del Noroeste en Baja California, cuando la primera, de Jorge Alberto Elías Retes, es la única empresa del ramo que se ha manifestado públicamente a favor de topar los precios del LP y de Gas Bienestar, además de que lleva más de cinco años tratando de romper el monopolio en BC con denuncias contra Grupo Tomza y Zeta Gas ante la Cofece.   (Trascendió, Milenio, p. 2)

Sacapuntas

Ganan en confianza

El primer lugar en confianza ciudadana se lo llevó la Secretaría de Marina, encabezada por el almirante José Rafael Ojeda Durán, de acuerdo con la más reciente encuesta del INEGI sobre aceptación hacia las autoridades de seguridad e impartición de justicia. La instancia logró 90.2% de confiabilidad; le siguen la Sedena, con 87.8% y la Guardia Nacional, con 82.7%.

Olga prepara recepción

Nos comentan que la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero, ya se encarga de los detalles para la visita del presidente López Obrador, el próximo jueves, para atestiguar la entrega de la medalla Belisario Domínguez a Ifigenia Martínez. La ex titular de Segob no quiere sorpresas en el recinto, por lo que busca con los grupos parlamentarios un pacto de civilidad.

Buen inicio

Con orden y respeto se dio el relevo en las 16 alcaldías de la CDMX. La toma de protesta en el Congreso capitalino fue toda una fiesta: morenistas y opositores convivieron, platicaron y en ambos bandos hay ánimo de construir con el gobierno de Claudia Sheinbaum por el bien de la ciudad. Se notó la mano del secretario de Gobierno, Martí Batres, en la tersa transición. 

Prueba para el PRI

La reforma eléctrica presentada ayer por el presidente López Obrador es una prueba de fuego para el PRI. La iniciativa revierte todo lo aprobado por ese partido en el pasado, y se verá si con sus votos en San Lázaro, el dirigente Alejandro Moreno y su coordinador, Rubén Moreira, se desdicen o defienden su legado. Porque su aliado, el PAN, ya adelantó su voto en contra.

Inician las mudanzas 

Fin de semana de mudanzas en el gobierno federal: la Secretaría de Salud y la Guardia Nacional se trasladaron a sus nuevas sedes. Desde este fin de semana, la dependencia dirigida por Jorge Alcocer empieza a operar desde Acapulco. Por su parte, la institución al mando de Luis Rodríguez Bucio estrenó sus nuevas oficinas en la alcaldía Miguel Hidalgo.   (Sacapuntas, El Heraldo de México. p. 2)

Frentes Políticos

  1. Protección al petróleo blanco. El litio que yace en el subsuelo mexicano es propiedad nacional y no se entregarán concesiones para su explotación a empresas privadas, aseguró el presidente López Obrador. Delineó la iniciativa presentada al Congreso para el fortalecimiento de la Comisión Federal de Electricidad, en la cual se indica que la explotación del litio será uno de los puntos centrales. Se trata de un mineral estratégico para la transición energética y México cuenta con yacimientos que serán explotados por el Estado en beneficio del pueblo, según propone la Iniciativa de Reforma Energética. Producción responsable es el reto y será determinante para el país. Lo que viene, no hay que perderlo de vista.
  2. Contrarréplicas. El diputado por Morena y presidente de la Comisión de Energía, Manuel Rodríguez González, informó que se encuentran listos para revisar, analizar y debatir, atendiendo todas las voces, la reforma constitucional en materia eléctrica que presentó el Presidente. Se atenderán las opiniones sobre la reforma que busca regresar a la CFE el carácter de empresa paraestatal y se desaparecerán los órganos reguladores. En oposición, el coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Maynez, expuso que el problema de la reforma eléctrica no es limitar la participación privada a 46% del mercado, sino que, bajo esos términos, Morena acabaría con la inversión privada. Viene el jaloneo… Que no se eternice, por favor.
  3. Los aglutinados. El coordinador de los diputados del PAN, Jorge Romero Herrera, aseguró que la alianza Va por México continúa en la Cámara de Diputados, principalmente para ir juntos contra las reformas constitucionales de Morena que no beneficien al país. El líder de la segunda fuerza política en esa cámara reafirmó que la coalición entre su partido, el PRI y el PRD, trascenderá en las elecciones para gobernadores en seis estados el próximo año. Romero Herrera expresó que respetan las agendas políticas tanto del PRI como del PRD, luego de que los priistas resultaran beneficiados en la repartición de comisiones con Morena. No hay fijón. Unidos, el pastel alcanza para todos.
  4. Responsabilidad. Gobernar una entidad y salir bien librado es un reto que muy pocos mandatarios superan. Pero, por fortuna, todavía hay administraciones ejemplares. A tres años de la administración, Mauricio Vila, gobernador de Yucatán, dio a conocer algunos de los logros, principalmente en la atención de la pandemia de covid-19, inversión interna y externa, infraestructura y turismo. Destacó que siete de cada 10 yucatecos cuentan con la vacuna, lo que servirá para la reactivación económica. Antes de la pandemia, dijo, Yucatán rompía, mes con mes, el récord de visitantes, y con la estrategia contra covid, el estado recupera el ritmo. Cifras al alza por doquier las encuentra usted en esta región del país.
  5. Estancados. El CEN de Acción Nacional convocó para este sábado 2 de octubre a una sesión extraordinaria del Consejo Nacional para determinar una posible elección fast track del dirigente del partido para el periodo 2021-2024. Si así lo aprueba ese órgano del blanquiazul se suspendería la elección del dirigente por parte de todos los militantes del partido para el 24 de octubre, es más, lo podría elegir este mismo fin de semana. Y ello se debe a que sólo Marko Cortés se registró como candidato para presidir el CEN y, de acuerdo con el dirigente interino, Héctor Larios, podría determinarse cancelar la elección abierta. El poder marea, pero si eso quieren, eso tendrán los azules. Luego no se quejen. (Frentes Políticos, Excélsior, p. 13)

A pedacitos confirman la “verdad histórica”

En los tres años que la 4T lleva en el poder no le ha movido gran cosa a la criticada “verdad histórica” sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en septiembre del 2014. Más bien la van confirmado a pedacitos.

¿Qué dice esa verdad histórica?

Los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa fueron privados de la libertad, asesinados, incinerados y arrojados al río San Juan por integrantes de la organización Guerreros Unidos. Los acusaban de pertenecer a Los Rojos, grupo contrario.

¿Qué dicen los mensajes de texto entregados por la Sedena a la Comisión Para la Justicia y la Verdad, que ayer dio a conocer en Twitter Alejandro Encinas, por instrucciones del Presidente?

Confirman que Gildardo López Astudillo, alias El Gil, uno de los jefes de Guerreros Unidos, pidió al segundo comandante de la policía municipal de Iguala, Francisco Salgado Valladares, le entregara 21 normalistas que tenía detenidos. El policía procedió “para que los revienten ustedes”.

En otro mensaje, Gil le dice al segundo comandante: “Páseme unos por el camino a Pueblo Viejo. Yo los recibo. Tengo unas camas para aterrizarlos. Páseme los detenidos”.

Salgado le replica: “Tenemos a 17 todavía en la cueva. Éstos también los quieres y decimos que no hicimos detenciones”.

Respuesta del criminal: “Ok, dígales que no agarró nada…”.

Los mensajes confirman, pues, la complicidad de los mandos de la policía municipal de Iguala, gobernada por el encarcelado exalcalde José Luis Abarca, con el grupo Guerreros Unidos.

Hay más: los restos de normalistas que han sido identificados se encontraron todos en la misma zona donde los criminales se movieron la noche del 26 de septiembre del 2014.

*Le pedimos al entonces fiscal de Guerrero, Iñaki Blanco, que hiciera un comentario sobre los mensajes revelados. Se declaró “muy contento”. El Gil lo quiso embarrar en la histórica brutalidad.

“Esos veintitantos de los que estamos hablando los llevan en principio a la comandancia y de allí los sustraen, los llevan al basurero y los ejecutan”.

Ya encarrerado, Iñaki recuerda que Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los 43, se sirvió de un “testigo colaborador” de la FGR –presume que El Gil– para implicar a autoridades estatales y federales con la desaparición de los normalistas. El testimonio citado dice que se coludieron con el grupo delictivo y “consintieron” la barbarie.

“Este sujeto (Gil) se desmarca y se exculpa de los hechos, lo cual es contrario a los testimonios limpios y a las escuchas de la DEA (chats de Chicago) en las que se da cuenta de la interacción de Astudillo con los hermanos Casarrubias Salgado, líderes de Guerreros Unidos”, nos dijo el exprocurador.

Y más: “A Vidulfo Rosales se le olvida que tu servidor investigaba a los Guerreros Unidos, particularmente a José Luis Abarca, desde mucho tiempo antes y que cuando ocurrieron los hechos lo detuve y lo consigné”.

La aclaración del exprocurador se produce el mismo día en que el presidente López Obrador dio a conocer el contenido de la carta que le envió al primer ministro de Israel, Naftali Bennett.

En ella solicita su atención a la extradición de Tomas Zerón de Lucio, exjefe de la Agencia de Investigación Criminal, a quien acusa de la operación criminal y de utilizar la tortura para arrancar confesiones.

.-.-.-.-

*Fuerza por México nomás no se resigna a desaparecer. Su presidente, Gerardo Islas, amenaza con acudir a todas las instancias, incluidas las internacionales, para defender su permanencia como fuerza política nacional. Es lo que dijo al participar en sesión ordinaria convocada por el INE.

El partido fundado por el líder sindicalista Pedro Haces no alcanzó el umbral de 3% de los votos emitidos que exige la ley para constituirse en partido político.

Islas argumentó que el trato inequitativo que el árbitro electoral le dio a Fuerza por México contribuyó a que no se alcanzara ese umbral.

Alegó que el inicio de campaña le fue autorizado a Fuerza por México con más de tres meses y medio de retraso. La parálisis ocasionada por la pandemia contribuyó a ese retraso.

A pesar de todo, dijo, lograron un millón 200 mil votos “que defenderemos porque representan la confianza depositada por los ciudadanos a nuestros candidatos y candidatas”.   (Francisco Garfias, Arsenal, Excélsior, p. 4)

Lozoya y el socio alemán

Faltaban unos meses para la elección presidencial de 2012. En los círculos políticos de México, aún se creía que Emilio Lozoya podría ser el nuevo canciller. Pero Lozoya tejía desde entonces una red de negocios que le sería, y puede que siga siéndole, provechosa.

En septiembre de 2011, se registró en Panamá la compañía JF Holdings. El agente registrador era Alcogal, un despacho panameño con muchos clientes latinoamericanos. Quienes aparecían en la compañía en Panamá eran, como suele suceder con estos casos, empleados del despacho que firmaban como parte en unas 20 mil a 30 mil empresas.

Las operaciones de JF Holdings no estaban en Panamá sino en Luxemburgo. Un acta del consejo de administración de la empresa, que revisé para esta columna, muestra que en mayo de 2012 participaban en esa compañía Emilio Lozoya y un socio alemán, Gerhard Henze. Lozoya puso como su dirección un departamento en el Upper West Side de Nueva York y Henze, una dirección en Suiza.

En octubre de 2012, según una declaración firmada por Henze que revisé, su empresa Martellus Capital firmó un contrato con Fabiola Tapia para venderle una tecnología de asfaltado. Henze era un socio de Martellus, una empresa de manejo de capitales en Suiza. Tapia, fallecida en octubre de 2014, era una empresaria que había vivido en la pobreza y que ganó contratos millonarios con el gobierno como socia de su hermano, Juan Carlos Tapia, quien aún tiene negocios públicos en México, ahora con el gobierno obradorista.

La empresa Martellus existe aún, en Suiza, y Henze todavía es su socio y gerente de activos. El contrato de Henze con Fabiola Tapia, otra vez según la declaración de Henze, la comprometía a pagarle 6 millones de dólares como “préstamo para desarrollo de tecnología” a Martellus. Extrañamente, el dinero no sería depositado en una cuenta de Martellus sino de Zecapan, otra empresa que, dice Henze, era suya en las Islas Vírgenes Británicas. Henze dijo a la PGR en 2017 que la señora Tapia cumplió con los pagos que completaron 5.9 millones de dólares en marzo de 2014.

Justamente esa misma cantidad, seis millones de dólares, fueron depositados desde Odebrecht en la misma cuenta de Zecapan, según declaró uno de sus directivos. Los seis millones de Odebrecht eran sobornos para Emilio Lozoya, dijo la empresa. Desde la Fiscalía mexicana, consiguieron los estados de cuenta de Zecapan en esos meses y encontraron que no había 12 millones, de Tapia y de Odebrecht, sino solo seis.

Esto abre la posibilidad de que fuera falsa la versión de Henze, el socio de Lozoya, y no existiera el acuerdo con la señora Tapia, el préstamo para tecnología y toda esa historia, sino únicamente el pago de un soborno. Henze, sin embargo, sigue actualmente con sus negocios en Suiza y no se sabe que haya sido imputado por nada.

Ahora, el destino de esos seis millones tiene una tercera versión. Según los videos que publicó esta semana Ricardo Anaya, la Fiscalía federal ahora dice que esos seis millones eran un depósito de Odebrecht no para que les dieran contratos, como la constructora solía hacer en toda la región, sino para que Lozoya repartiera dinero a legisladores panistas por la aprobación de la reforma energética.

Los documentos que mostró Anaya en sus videos indican que, meses después de todo esto que he contado, en la cuenta de Zecapan no había 12 millones, si consideramos los depósitos de Odebrecht y de Tapia, ni cero dólares, si creemos que en efecto Lozoya repartió el dinero a los legisladores en el verano de 2014, sino únicamente seis millones.

Buena parte de esta historia está incluida en el amplio trabajo que han hecho en Reforma, Quinto Elemento, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, El Financiero y Proceso sobre el caso Lozoya. Si Anaya logra demostrar que el dinero seguía allí después de la fecha en que supuestamente se lo entregaron, o incluso si logra probar que el socio de Lozoya, Henze, logró de algún modo que se creyeran la historia del préstamo tecnológico, podría tirar una parte importante del caso en su contra que ahora construye la nueva Fiscalía federal.   (Peniley Ramírez, Reforma, P. 9)

AMLO, su favorita, la CDMX y el piso disparejo

El Presidente parece cargar los dados con acciones que van a azuzar la desconfianza de los demás aspirantes

En la última semana, López Obrador estuvo de gira dos veces por la Ciudad de México y prácticamente todos los días de ese periodo, el presidente se dejó ver cerca, muy cerca de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, que siempre aparece a su derecha, lo mismo en el acto de los 200 años de la independencia, que en la inauguración de exposiciones, en las colonias populares de Iztapalapa y Gustavo A. Madero. Siempre a su derecha, siempre junto a él y cuando no la estaba elogiando porque “gobierna muy bien”, le levantaba el brazo en señal de triunfo y la apuntaba para que no quedara duda de quién es su favorita.

Fue como si, con tanta y tan obvia exposición de la gobernante capitalina, López Obrador hubiera querido mandar un mensaje casi tan burdo y directo como aquella frase que pronunció Carlos Salinas de Gortari en febrero de 1994: “No se hagan bolas, el candidato es Colosio”, dijo el entonces presidente cuando en el golpeteo y las grillas camachistas que asfixiaban a Luis Donaldo Colosio y le opacaban su arranque de campaña. Sólo que a diferencia de su archienemigo Salinas, Andrés Manuel está abriendo sus cartas y levantándole el brazo a Claudia Sheinbaum más de dos años antes de la sucesión presidencial, en un virtual destape que de tan anticipado provocó desde extrañeza, molestias y escozor hasta en la misma 4T.

“Es muy burdo lo que está haciendo el Presidente, si ese va a ser el piso parejo, no quiero imaginar cómo se van a poner Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal ante la exhibición abierta de su favoritismo por Claudia”, nos comentó un funcionario que despacha en Palacio Nacional. “No hay necesidad de hacerlo tan evidente y sobre todo tan temprano, eso solo va a tensar las cosas y a aumentar los riesgos de división y golpeteo entre los aspirantes”, advirtió.

Y es que mientras el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, se metió a operar hasta los temas de la sucesión, sentando en una misma mesa a Monreal y a Sheinbaum justo a inicios de esta semana, con la consigna de evitar agresiones y enfrentamientos entre los aspirantes presidenciales y sus equipos, el Presidente parece cargar los dados muy prematuramente con expresiones y acciones que van a azuzar la desconfianza de los demás aspirantes al hacer tan notorio y explícito su favoritismo por la Jefa de Gobierno.

Es como si la historia de Penélope se estuviera repitiendo en el gobierno de la 4T, donde el Presidente mandó a operar y a negociar a su secretario de Gobernación con todos los precandidatos morenistas para evitar que se confronten y dividan por el 2024, pero a pesar de los esfuerzos y reuniones para ese objetivo, es el mismo López Obrador quien de noche llega y desteje lo que tejió de día Adán Augusto. Porque en una misma semana el titular de la Segob se compromete con los aspirantes en que habrá “piso parejo” para todos ellos en la disputa por la candidatura presidencia y el Presidente se encarga de ponerle un escalón muy grande y evidente a la señora Sheinbaum.

Así, mientras Adán lleva a su paraíso a las “corcholatas” y les habla de lo importante que es mantenerse unidos, no pelearse ni comer del “fruto prohibido” de la ambición por la silla presidencial, el Presidente se aparece por la Ciudad de México reptando y envuelve a su favorita Claudia con elogios, lisonjas y apapachos que hacen que la Jefa de Gobierno se acerque cada vez más a cortar la manzana y despertar la discordia en el Jardín de las Delicias del morenismo.

Parafraseando al funcionario de Palacio y ante las toscas manifestaciones del favoritismo presidencial no quedan más que dos preguntas: si eso hace López Obrador para empujar a Sheinbaum como su delfina y candidata dos años antes, ¿qué garantías tienen los otros aspirantes de que tendrán una mínima posibilidad de ganar en las encuestas internas de Morena para el 2023? Y la segunda pregunta es: ¿cuánto tiempo aguantarán Ebrard y Monreal antes de aceptar que en el corazón y el ánimo del Presidente la sucesión ya está claramente definida y que, si todo sigue como va de aquí al 2023, a ellos dos sólo les quedará el papel de comparsas y legitimadores de una decisión que ya parece tomada desde dos años antes?

EL OTRO INTERÉS DE AMLO: RECUPERAR LA CAPITAL

Tanta presencia y giras por la CDMX, amén de reafirmar el favor presidencial, también tienen otro objetivo estratégico para López Obrador. La estridente derrota que sufrió Morena en los pasados comicios del 6 de junio, donde perdió a manos de la oposición 9 alcaldías, la mayoría del Congreso local y un porcentaje considerable de su votación en su principal bastión, reservorio de votos y clientelas, es un tema que el Presidente tiene muy claro porque sabe que si la fractura entre los capitalinos y su proyecto se ahonda, las posibilidades de ratificar la Presidencia en el 2024 se pueden ver comprometidas.

La ira que provocó en Palacio Nacional el revés que le dieron los capitalinos al lopezobradorismo en los pasados comicios se dejó ver muy claramente primero en el despido fulminante del excoordinador de Programas para el Desarrollo de la Presidencia, Gabriel García Hernández, a quien se acusó de no haber sabido promover las bondades de los programas sociales de la 4T en la CDMX; luego vinieron las expresiones de desprecio y rechazo del Presidente por los “aspiracionistas y mezquinos” de la clase media, que no fueron otra cosa sino un reproche iracundo de López Obrador a los capitalinos que le dieron la espalda en más de la mitad de la ciudad a su proyecto.

Por eso la Ciudad de México encendió los focos rojos de la 4T y es hoy un objetivo prioritario para el Presidente y su proselitismo permanente; por eso Claudia Sheinbaum va a pintar todo el mobiliario, las siglas y hasta las patrullas de guinda, en un intento por expiar las causas de una derrota de la que ella fue la única y real culpable por no haberse metido de lleno a operar sus elecciones y haber dejado todo en manos de sus aliados bejaranistas.

Ni el Presidente ni la Jefa de Gobierno quieren que se termine de fracturar la relación con los capitalinos que durante casi 24 años apoyaron a la izquierda y al lopezobradorismo primero perredista y ahora morenista y que por primera vez el 6 de junio pasado le dieron su voto masivamente al PRI y al PAN como un castigo incuestionable a la 4T. Y como no quieren sorpresas ni en el 2024 ni en el 2022 con la Consulta por la Revocación de Mandato, veremos cada vez más, juntos y elogiándose mutuamente, a López Obrador y a Sheinbaum, por las calles y colonias de la Ciudad de México.

NOTAS INDISCRETAS…

A unas semanas de entregar el poder, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez “El Bronco” mandó un mensaje claro y con destinatarios precisos: “Si van por mí no me busquen que aquí estoy”. La frase del mandatario estatal, pronunciada durante su asistencia a la toma de posesión de Luis Donaldo Colosio Riojas como nuevo alcalde de la ciudad de Monterrey, iba dirigida tanto a Palacio Nacional como a la FGR y es una respuesta directa y de frente, al estilo norteño, a las versiones de que al Bronco le están armando un expediente relacionado con el uso de empresas “factureras” tanto en la administración de Nuevo León como en sus negocios familiares. Y como a don Jaime no le gustan los rodeos, pues se las cantó directo. A ver si no le agarran la palabra…

El tweet de Roberto Madrazo en el que se refiere a las órdenes de aprehensión del empresario Víctor Álvarez Puga y su esposa la conductora Inés Gómez Mont y donde menciona al expresidente Peña Nieto como responsable de un desvío millonario de recursos públicos durante su gobierno y también alude al senador y exsecretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, causó escozor y molestia entre los priistas de la cúpula, quienes ven al tabasqueño como “oportunista y vengativo” y remiten sus comentarios a las diferencias que mantiene con el dirigente nacional del PRI, Alito Moreno, y con el oaxaqueño José Murat, y a una estrategia del exdirigente priista para buscar el control del partido tricolor con Ulises Ruiz como su ariete.

Lo más preocupante para los miembros del viejo partido debiera ser que el brazo editorial que ahora tiene Madrazo con su sitio Latinus, desde donde dispara a diestra y siniestra contra el presidente López Obrador a través de sus colaboradores, se voltee ahora para disparar contra sus propios correligionarios con los que tiene viejas rencillas y rencores. Por que si bien Roberto Madrazo puede tener razón en los millones desviados durante la escandalosa corrupción del peñismo, es muy fácil que también le puedan recordar a él cuánto dinero se llevó de su penosa campaña del 2006, cuando a pesar de su tercer lugar recibió un financiamiento millonario que, según afirman priistas que colaboraron con él en aquella elección, nunca bajó al proselitismo y se quedó en las oficinas de campaña.

Bien valdría que el político del trópico, paisano del Presidente, recordara aquella frase que alude al tamaño de la cola y de la lengua…”No me quieren ver cerca de mi jefe”, nos comentó esta semana un excolaborador del Presidente a quien su salida del círculo más cercano del poder le está valiendo empezar a recibir golpes, acusaciones y presuntas investigaciones que hasta ahora solo son versiones columnísticas pero que le mandan mensajes que él interpreta como un intento de alejarlo de quien apenas hace unas semanas lo despedía como “mi hermano”. ¿Será que ese influyente y cercano excolaborador regresa o que quienes los quieren alejar de Palacio se imponen?..Los dados mandan Serpiente Doble. Duro el cierre de semana.   (Salvador García Soto, El Universal, Opinión, p. 10)

AMLO, Monreal y el 2024: ¿ruptura y caída de la 4T?

El senador Ricardo Monreal ya hizo sus cuentas. Ya hizo sumas, restas, divisiones, multiplicaciones, raíces cuadradas, cálculos, ecuaciones, operaciones, y en todos los ejercicios aritméticos y matemáticos que desarrolló, obtiene el mismo resultado: “Ricardo Monreal para presidente”.

Así que lo tiene claro: se la va a jugar. Y se la va a jugar, ya lo sabe, contra el mismísimo Presidente de la República, a quien pretende suceder.

Pase lo que pase.

Tope donde tope.

Provoque lo que provoque.

Él quiere encabezar México en 2024 y nada lo intimida ni lo disuade. Está convencido de que tiene la capacidad y la personalidad (que no es lo mismo) para semejante proeza. Cree, desde hoy, que es el hombre del momento en 2024. Se ve cómodamente sentado en Palacio Nacional (o en Los Pinos, o en el Castillo de Chapultepec, o donde se le ocurra gobernar si acaso ganara los comicios presidenciales). Se mira a sí mismo con la tricolor banda presidencial como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas.

Pero esa no es su batalla más importante, su escaramuza decisiva. Para cumplir ese anhelo presidencial, Ricardo Monreal está seguro que puede enfrentar y salir airoso de la que será su verdadera guerra: la interna, la guerra entre hermanos donde inevitablemente habrá una conclusión fratricida. Y peor: será una despiadada guerra donde, para ganar, el líder de su movimiento, el padre de todos los 4T, Andrés Manuel López Obrador, tendrá que morir políticamente. Sí, para ser candidato de Morena a la presidencia el senador tendrá que orquestar una dramática guerra parricida.

Parece un político naif en camino hacia su Numancia, pero dice que no, que no es suicida ni tiene nada de ingenuo. En Con los de casa, el programa de análisis y debate que transmite todos los miércoles a las nueve de la noche EL UNIVERSAL (https://youtu.be/qEgBw6mE__g), el senador charló con Valeria Moy, Maite Azuela, David Aponte, Héctor de Mauleón y conmigo, y nos dijo que Morena puede resistir cualquier tentación de imposición. Tiene claro Monreal que Claudia Sheinbaum es la favorita de AMLO para sucederlo.

Ella, y remotamente, Marcelo Ebrard. Y nada más por ahora. Y comprende que él no, que él ha sido expulsado de los pasillos palaciegos. Y aun así, insiste, lucha, lanza puyazos: lo de hacer tres encuestas para elegir al candidato presidencial de Morena es, desde ya, un “método con credibilidad mermada”, advierte a sus hermanos de lucha. Él no confía porque ya sabe cómo se han hecho algunas encuestas en su partido, completamente sesgadas (recuerde usted el caso de Guerrero y Félix Salgado Macedonio).

“No confío, yo prefiero elecciones primarias, pero si participaré y enfrentaré cualquier tentación de imposición.”

Luego rompe lanzas y lanza su advertencia final hacia Palacio Nacional, incluso en forma de rima política, de slogan: “Si hay exclusión, habrá división. Y si no hay apertura, habrá ruptura”.

Así de duro. Así de contundente. Y les avisa, desde hoy: con una ruptura semejante, que implique “un 15 o 20%” de disidentes, combinada con una oposición unida contra Morena, “se pone en riesgo la posibilidad de triunfo para presidente, gubernaturas, el Congreso y los congresos y municipios”.

Por si no le entendieron: ya hizo las cuentas y si pretenden “imponer” a Claudia y a Marcelo, el 2024 se les va a descarrilar y ninguno de los tres va a suceder a López Obrador.

Lo repite de nuevo: “Si hay exclusión, habrá división; y si hay falta de apertura, habrá ruptura.”

La estrategia de Monreal en las cuentas de Monreal:

“Morena depende de la unidad para ratificar su victoria y si una sola de las personas no camina en la dirección de unidad puede provocar un riesgo mayúsculo y creo que nadie debe minimizar esta posibilidad. La ruptura sería un grave riesgo para ratificar a Morena en la Presidencia.

No se debe minimizar a ningún actor. No es el Presidente el que estará en las urnas. Podrá el Presidente con su fuerza política influir en la decisión de muchos militantes pero con un porcentaje que fuera del 10, del 15, del 20% (de disidentes) sin duda se pone en riesgo (el triunfo) y si hace la oposición bloque para enfrentar a Morena, todavía se genera un mayor riesgo.”

Dice que no va a ceder y que no se va a someter.

“No deseo ningún desencuentro con el Presidente”.

Hombre, demasiado tarde. Se le vendrá encima el mundo presidencial, que pesa, y pesa mucho: ordena destierro para las disidencias. Qué le hace, Monreal tiene claro su porvenir: “La etapa más álgida y más difícil de mi vida y aunque la muerte es la única que es definitiva, para mí políticamente quizá sea la definitiva”.

Lo que se le viene al Presidente de aquí al 2024: quizá su momento cumbre, su sucesión, será su gran derrota, la peor de todas: qué duro sería para él estar allá lejos, en su rancho, viendo que su 4T histórica… se derrumbó y duró seis años.

BAJO FONDO

Debe ser durísimo, también, estar convencido de que uno puede y debe ser presidente de un enorme y complejo país y que sientas que te quieren arrebatar esa cita que la historia te ha deparado, a ti, solo a ti. Debe ser durísimo tener que combatir a muerte con tus hermanos políticos y con el padre de todos ellos con tal de prevalecer en una especie de destino manifiesto. Debe ser durísimo ser el posible detonador del fracaso de todos los tuyos con tal de persistir en lo que tú ves como tu legítima ambición, tu sueño, tu ideal, tu derecho, tu misión, nunca un viaje de ego ni un arrebato de codicia cegadora. Qué pasado cargar con todo eso y sonreír…   (Juan Pablo Becerra Acosta, El Universal, P. 17)

Comienza ya la batalla por la CDMX

Hoy asumieron los 16 nuevos alcaldes de la Ciudad de México y en este acto arranca formalmente la batalla por la capital rumbo a las elecciones de 2024. Aunque los escarceos iniciales se dieron casi de inmediato tras las elecciones intermedias que tuvieron como saldo que la alianza PRI-PAN-PRD se quedara con nueve demarcaciones capitalinas en lo que fue la mayor derrota de Morena y Andrés Manuel López Obrador a nivel nacional.

El reto no es pequeño para la Unión de Alcaldías de la Ciudad de México (UNACDMX) y los nuevos alcaldes de Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe; Álvaro Obregón, Lía Limón; Azcapotzalco, Margarita Saldaña; Benito Juárez, Santiago Taboada; Coyoacán, Giovani Gutiérrez; todos del PAN. Del PRI, en Magdalena Contreras, Luis Gerardo Quijano y en Cuajimalpa, Adrián Rubalcava; y por el PRD, Sandra Cuevas en Cuauhtémoc y en Tlalpan, Alfa Eliana González.

Los alcaldes de oposición deben cumplir con varios objetivos: el primero es hacer buenos gobiernos, luego deben mantener la unidad de la alianza y ampliarla a todas las alcaldías rumbo a 2024 y finalmente resolver una candidatura común a la Jefatura de Gobierno competitiva y sin rupturas. Pero hay otro no menos importante que es resistir y responder de manera creativa y eficiente a los ataques que desde hace meses organiza en su contra el gobierno de Claudia Sheinbaum.

La llegada de Martí Batres a la Secretaría de Gobierno de la ciudad fue la primera señal. Conocido por su retorcido y autoritario sentido de la política llegó al cargo con una misión específica: descarrilar a los gobiernos opositores en las nueve alcaldías que perdió Morena.

Es evidente que Sheinbaum va con todo contra los gobiernos de la alianza opositora sin importar el daño que pueda ocasionar al bienestar, los programas sociales y los servicios que requieren los habitantes de las nueve alcaldías que gobierna UNACDMX. Nunca se había visto una descortesía política tal como el hecho de que durante semanas la jefa de Gobierno se negó a recibir a los alcaldes electos de oposición y mucho menos a reunirse en grupo con ellos. Pero no sólo eso, dejó claro Sheinbaum su desprecio y confrontación franca con la oposición al no asistir ayer a la toma de protesta de los nuevos alcaldes en el Congreso de la CDMX.

Y para apretar más, le metió la dupla Sheinbaum-Batres la mano al presupuesto al negarles los recursos a las alcaldías opositoras para impedir que tengan un arranque de gobierno eficaz. Pero no sólo eso, replicaron el esquema de los “superdelegados” en la Ciudad de México para quitarles dinero a las alcaldías opositoras, controlar programas sociales y empujar a estos nuevos superdelegados como futuros candidatos en esas alcaldías, igualito como han operado el equipo Gobierno Federal-Morena en varios estados.

Se trata de un uso flagrante del dinero público como arma contra los gobiernos opositores con fines electorales; igualito como el PRI de los 80.

Veremos cómo serán estos tres años de gobiernos opositores en la Ciudad de México y como se da la ya adelantada carrera por la Jefatura de Gobierno y la Presidencia de la República donde Sheinbaum es la evidente favorita de Andrés Manuel López Obrador y si la alianza opositora es capaz de enfrentarlos en 2024 y no será tarea fácil. Pero la cosa se puso interesante.

VUELTA DE LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Hoy hace 53 años ocurrió la masacre del 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco. Un ataque que marcó a las siguientes generaciones de mexicanos que como sus fundadores han luchado desde hace mas de medio siglo por un México libre y democrático.

Es un orgullo ser heredero de esa generación, ser de izquierda y haber aprendido de esos hombres y mujeres que hicieron que en este país hubiera apertura democrática y pluralidad en el Congreso.

Una generación que logró la unidad de las izquierdas, el nacimiento del Instituto Federal Electoral y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos; el surgimiento de los nuevos movimientos magisterial y el estudiantil en la UNAM, que abrió el camino la lucha por los derechos de la mujer y las identidades de género y que juntos logramos provocar y alcanzar la alternancia en el poder presidencial. Dos de octubre no se olvida.   (Néstor Ojeda, El Universal, Opinión, p. A10)

Encontronazos legislativos, alianzas frágiles

A un mes de renovarse la Cámara de Diputados, los pataleos de todo los grupos parlamentarios empiezan a reflejar la fragilidad de las alianzas que se daban por sentado, o bien, de aquellas que se perfilaban desde el periodo electoral y que eran reivindicadas en proclamas y discursos todavía en agosto.

La alianza es débil entre PRI y PAN, partido este último al que se aproxima en posturas Movimiento Ciudadano, mientras que el priísmo logra acuerdos con Morena que, a su vez, queda con todo a medias, producto de una disputa entre el diputado Ignacio Mier y el senador Ricardo Monreal.

De inmediato, las suspicacias entre líderes de grupos parlamentarios y la forma en que se construyeron los primeros acuerdos, condujeron a un momento de tensión que inició con la inusitada falta de aprobación de la reforma al artículo 39 de la Ley Orgánica de la Cámara de Diputados que le tocaba al Senado que con eso entrampó el reparto de comisiones.

Hasta ahora, el origen del conflicto entre Mier y Monreal es desconocido, pero lo cierto es que la reforma a la mencionada Ley Orgánica tenía como propósito revertir el desastre que Mario Delgado provocó en las comisiones legislativas de la cámara baja.

Guiado por la impericia, la falta de técnica legislativa o por un sentido desviado de pretendida “austeridad republicana”, siendo diputado, Mario Delgado impulsó en la pasada legislatura una fusión de comisiones que resultaron disfuncionales:

Reunió en una misma comisión diversidad sexual con juventud, o ISSSTE con Infonavit, o Zonas Metropolitanas con Desarrollo Urbano… eso se convirtió en un desbarajuste que al relevo de legislatura se proponían revertir incrementando a 51 comisiones legislativas.

Pero el miércoles, en el límite de plazo para la integración de las comisiones en la Cámara de Diputados que debía formalizarse el jueves, el Senado se vació. La mitad de los senadores se ausentaron, mientras que los cinco de Movimiento Ciudadano se salieron del pleno, alegando primero que iban a la toma de posesión de Luis Donaldo Colosio a Monterrey, para después acusar desaseo en la dictaminación, acuerdo entre Morena y PRI en la otra cámara y reclamando para ellos la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación.

No hubo quórum. Ante el episodio, Fernández Noroña dijo sutil: “el senado es muy maldoso”. Y en efecto, la travesura del vaciado de la sesión que se atribuye a Monreal, aplazó la votación al próximo 5 de octubre, obligando a la Cámara de Diputados a quedarse con lo que hay, es decir, repartirse entre grupos parlamentarios sólo 40 comisiones, con lo que fue imposible cumplir con los acuerdos entre bancadas.

Esos acuerdos derivaron en un fortalecimiento del grupo de Alejandro Moreno Cárdenas, pues su grupo político dentro de la bancada, se quedó con las comisiones de Gobernación, Vigilancia, la oficialía mayor y poco más, producto de los acuerdos entre el priísta Rubén Moreira y el morenista Ignacio Mier.

Esto último dio pauta a Movimiento Ciudadano, cuyos lideres, el moral Dante Delgado y destacadamente el dirigente formal, Clemente Castañeda, apuntaran a una supuesta alianza entre el PRI y Morena (Primor, le dicen) que, en la bancada del PAN empieza también a prender debilitando los ímpetus aliancistas que hace cinco semanas todavía proclamaban en la plenaria conjunta de diputados electos, donde se intentaba despejar la sombra de la declaración de López Obrador, la segunda semana de junio, cuando dijo que podría buscar acuerdos con el PRI.

Posible, el encontronazo entre diputados y senadores, en especial si estos últimos ceden a los reclamos por procedimiento que viene alegando Dante Delgado, profundizará las diferencias hasta una eventual aunque breve parálisis legislativa.

Pero de pronóstico reservado es el desenlace de alianzas entre partidos que a las primeras de cambio no logran construirse, por un lado en oposición pertinaz y, por el otro, en dominante mayoría y esto último, aun sin que gravite de lleno entre ellos la sucesión presidencial de 2024.   (Arturo Rodríguez García, El Heraldo de México, P. 8)

Te pueden interesar

47 min de lectura
31 min de lectura
35 min de lectura