26 de octubre de 2021

Columnas de Opinión

del sábado 25 de septiembre de 2021

Para los científicos que abusaron de viáticos, todo el peso de la ley… Para los delincuentes ¡abrazos!

¡Qué miedo!/Ana Laura Magaloni Kerpel

Es tan escandaloso que parece inverosímil: la FGR pretende meter a una cárcel de alta seguridad a 31 académicos acusados de delincuencia organizada y lavado de dinero, entre otros delitos. Esta ha sido la noticia más relevante de la semana. Por ello, a estas alturas, ya nos quedó claro que, simplemente, en esa carpeta de investigación no se encuentran los elementos probatorios básicos para que el juez conceda las órdenes de aprehensión por esos delitos. Ni la propia historia que cuenta la FGR alcanza para tal cosa. Tan es así que dos veces los jueces federales le han negado las órdenes de aprehensión; la FGR ya anunció que va por la tercera y que ejercerá todos los recursos legales a su alcance para logarlo. Quiero apostar que no lo va a conseguir. No tiene ni pies ni cabeza esa acusación. Sin embargo, el tufo autoritario que va a dejar haberlo intentado con tanta insistencia se va a quedar entre nosotros por algún tiempo. ¿A quién rinde cuentas esa Fiscalía? La respuesta a esta interrogante es clave para entender dónde están las vulnerabilidades más importantes de nuestra democracia constitucional.

Algunos dicen que se trata de una venganza personal del fiscal general por haber sido rechazado del SNI en la administración anterior. Otros piensan que el objetivo es mandar un mensaje de intimidación a la comunidad científica. La verdad es que nada de ello lo podemos saber a ciencia cierta. La motivación es subjetiva e invisible. Pero lo que sí parece evidente es que el fiscal general está dispuesto a asumir los costos políticos y reputacionales que ello lleva aparejado. Eso es lo que me resulta incomprensible. Que la FGR formule esa acusación por primera vez es grave, que siga insistiendo una y otra vez me parece gravísimo. No encuentro la racionalidad política detrás de ello.

La Fiscalía es una institución clave para que una comunidad política pueda resolver sus más graves conflictos a través de los cauces del derecho y no por medio de la intimidación ni la fuerza. En el caso de México, ello no ha podido ser así cabalmente. En nuestro país, las fiscalías todavía, en mayor o menor medida, siguen siendo un instrumento de intimidación y control político. También siguen sirviendo para gestionar la compra y venta de impunidad. Esto último es uno de los ejes centrales que articulan los mercados ilegales y, a la vez, es un «negocio» extremadamente redituable. Ambas cuestiones -ejercer un tipo de control político y administrar el mercado de la impunidad- son resabios de un sistema de persecución criminal autoritario.

Hasta hoy, 20 años después de haber transitado a la democracia, no ha existido el acuerdo político fundamental que se requiere para que esa institución cambie de piel y deje atrás su historia autoritaria. Hace mucho tiempo necesitamos fiscalías en clave democrática, que no es otra cosa que fiscalías al servicio de los ciudadanos y no del poder y los poderosos. Mientras que esas fiscalías no existan, nuestra libertad estará, en algún punto, amenazada. Aquí el que nada debe sí debe temer (aunque sea un poquito). Siempre se han podido construir acusaciones y sentencias a la mala.

Durante el sexenio de Calderón, se le dieron poderes extraordinarios a la PGR para la persecución de la «delincuencia organizada». Algunos alzamos la voz en ese momento: con esa decisión estábamos renunciando a un proceso penal basado en la presunción de inocencia y el derecho a un juicio justo. Nadie escuchó. En los dos últimos sexenios, ese régimen especial se utilizó principalmente contra jóvenes, morenos, varones y pobres. Hoy, además, la FGR quiere extenderlo a la comunidad académica. Mañana, posiblemente, podría ser a los opositores o los comunicadores. El problema es que va a ser muy difícil que alguien que detente el poder del fiscal renuncie a ese «régimen especial». En este sentido, gracias a ese régimen especial de delincuencia organizada, la protección de nuestras libertades constitucionales depende mucho más fuertemente que en otros países de la autocontención de la FGR. Por eso es tan relevante a quién le rinde cuentas hoy el fiscal general.

#

El complot de los científicos/Jorge Volpi

en REFORMA, 25 Sep. 2021

Treinta y un científicos y administradores de la ciencia, entre los que se cuentan algunos de los más respetados del país, acusados de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, uso ilícito de atribuciones y peculado. La magnitud de cada uno de estos tipos delictivos haría pensar que nos hallamos frente a una de las bandas más peligrosas jamás identificadas por nuestras autoridades, un grupo mafioso infiltrado en nuestras instituciones y que, detrás de sus batas blancas, sus laboratorios, pizarrones y computadoras, se ha dedicado a expoliar al país.

Lo inconcebible en cualquier sistema democrático es que nada -nada- se sustenta en una investigación profesional de los hechos: la voluntad reiterada de encuadrar a estos 31 científicos y funcionarios en los supuestos aplicables a los cárteles de la droga -luego de dos intentos fallidos ante el Poder Judicial, la Fiscalía ha anunciado, con el lenguaje propio de una declaración de guerra, que buscará un nuevo juez más afín a su causa-, no puede interpretarse sino como un acto de persecución política propia de un régimen autoritario.

México es un país donde la justicia simplemente no existe: menos del 5 por ciento de los delitos que se denuncian se resuelven en tribunales: una porción ínfima de los que se cometen. Esta situación no es culpa de la 4T, pero, desde su esperanzadora llegada al poder hace tres años, no solo no ha hecho nada para revertirla, sino que ha tomado medidas que, contradiciendo las promesas de campaña de López Obrador -y la agenda de la izquierda-, la han empeorado: la concentración de la seguridad pública en manos militares y la ampliación de la prisión preventiva oficiosa a numerosos delitos.

Esta última medida implica que cualquier acusado, aun sin pruebas, debe enfrentar su proceso desde la cárcel. Una medida que desdeña la presunción de inocencia -un derecho humano fundamental- y obliga a los inculpados a pasar largos meses -o, gracias a nuestro ineficaz procedimiento penal, años: no evito mencionar los 16 de Israel Vallarta- en prisión. De modo que el hostigamiento de la FGR y el Conacyt a estos 31 científicos y funcionarios no solo pretende desacreditarlos, sino ponerlos tras las rejas.

Y todo ello, insisto, sin ningún fundamento. Durante años, la Ley de Ciencia y Tecnología estableció la existencia de una asociación civil -no una empresa privada-, en la que estuvieran representadas las principales instituciones académicas del país para aconsejar sus políticas. Se trataba no solo de un mecanismo legítimo, sino de un esfuerzo por transparentar las políticas públicas en materia de ciencia y tecnología impulsadas por cada gobierno con la participación de la empresa privada y la sociedad civil.

Aguijoneada por la corrupción rampante de gobiernos anteriores, en particular el de Peña Nieto -cuando la administración pública se convirtió en una máquina de saqueo-, la 4T decidió no solo combatirla, sino deshacerse de aquellos mecanismos que le parecían oscuros. Una política que, en vez de modificar lo torcido, prefirió barrer con cualquier colaboración privada-pública, provocando la cancelación de cientos de fideicomisos y, en el caso del Conacyt, de toda relación con la asociación civil del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

Valiéndose de la legalidad existente, este organismo intentó revertir esta decisión. A partir de ahí, lo que debió ser una batalla administrativa y conceptual fue convertido en las amenazas de cárcel que hoy presenciamos. Todos los recursos públicos deben ser auditados, pero hasta ahora no hemos visto indicios sólidos de que éstos hayan sido mal utilizados -de ser así, habría que actuar al respecto-: la acusación de la FGR, con su altisonante retórica exigiendo aprehender a estas 31 personas, busca intimidar a quienes participaron en el Foro, y por ello la Suprema Corte y dos jueces han desestimado los presupuestos de la Fiscalía.

Nos hallamos, como pocas veces en épocas recientes, frente a un uso faccioso del poder que solo los simpatizantes de la tiranía podrían celebrar.

Templo Mayor

CON LOS OJOS cuadrados se quedaron varios senadores cuando su compañero, el morenista Armando Guadiana, acusó a investigadores mexicanos de hacer “turismo académico” con recursos públicos.

Y ES QUE muchos consideran que el viaje que hizo el coahuilense a Madrid en diciembre del 2019 para asistir a la COP25, en la que se discutió el calentamiento global, fue puro “turismo parlamentario”.

PRIMERO, porque con todo y que entonces era el presidente de la Comisión de Energía de la Cámara alta, nomás no se entiende que representara a México quien es conocido como “El rey del carbón”, pues ha hecho su fortuna con minas de ese combustible, uno de los más sucios del planeta.

Y MÁS AÚN porque hay quienes cuentan que, lejos de verlo concentrado en su misión legislativa, andaba muy contento en un lujoso restaurante de la calle Jorge Juan del barrio de Salamanca departiendo con su amigazo el empresario Alonso Ancira, quien fue detenido ese mismo año en España y, en esas fechas, enfrentaba en libertad un proceso de extradición.

-…-

SERIAMENTE comprometida quedó la autonomía de la Fiscalía de San Luis Potosí con la renuncia de Federico Arturo Garza Herrera, quien asumió como fiscal en 2017 y debió permanecer en el cargo hasta 2024.

ALEGANDO razones personales, quien fuera colaborador de gobernadores del PRI como Gonzalo Martínez Corbalá y Fausto Zapata dejó el campo libre para que Ricardo “El Pollo” Gallardo, el polémico pevemista y muy cercano a Morena que asumirá mañana la gubernatura, pueda colocar en su sitio a un “fiscal carnal”.

¿PUES no se suponía que el nombramiento de fiscales transexenales tenía como principal objetivo evitar el sometimiento a la voluntad del gobernador en turno? Es pregunta sin compadrazgos.

-…-

QUÉ BUENO que la alcaldía Cuauhtémoc les otorgó el “perdón” a los dos ciudadanos que bañaron el miércoles con pintura blanca las estatuas de Fidel Castro y Ernesto “Che” Guevara, por lo que ya quedaron en libertad.

QUÉ MALO que tuvieron que pagar 42 mil pesos quesque para reparar las efigies que ya habían sido lavadas el mismo día en el que ocurrió eso que la autoridad calificó como un acto vandálico, pero varios vecinos ven como una protesta legítima.

QUÉ PENA que, además del pago, los dos responsables tuvieran que pasar dos noches en una celda, lo que contrasta con otros casos de vandalismo en la CDMX en los que el daño a monumentos ha sido muuucho más grave y ni siquiera hubo detenidos en aras de la “libre manifestación”. Meterse con Hidalgo y Morelos, como sea… pero con Fidel y El Che, ¡jamás! (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p.10)

Trascendió

Que en la bancada del PRI en San Lázaro celebraron el “robo” de comisiones a Morena y felicitaron a su líder parlamentario, Rubén Moreira, por las posiciones que lograron aun cuando son la tercera fuerza política en la Cámara de Diputados. Cuentan que el ex gobernador coahuilense no pasará por alto el apoyo y la confianza que le dio su presidente, Alejandro Moreno, por lo que este último repetirá como cabeza de la Comisión de Gobernación debido a su experiencia en el cargo.

Que Reino Unido no tiene intenciones de entrar al Tratado Comercial entre México, EU y Canadá, aclaró este viernes el embajador Jon Benjamin. “Eso fue un malentendido. No buscamos sumarnos al T-MEC, porque ese es un acuerdo trilateral. Por lo que tengo entendido, ese tratado ni siquiera contiene cláusulas que permitan que otros países se sumen”, expuso tras inaugurar la nueva sede de la representación diplomática en CdMx y reveló que, en cambio, su país busca establecer alianzas bilaterales con México y con EU.

Que la sesión pública en la que se elegiría a los cuatro integrantes faltantes del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción fue cancelada después de que tres integrantes de la comisión seleccionadora decidieron no participar en señal de protesta por la forma en que se pretendía desarrollar. La presidenta de ese grupo, Elizabeth Soria, y las comisionadas Ángeles Estrada y Mónica Barrera dejaron la sesión y rompieron el quórum en reclamo después de que Mauricio Reyna propuso de último momento un acuerdo para normar las rondas de votación. (Milenio, Al Frente, p.2)

Rozones

Susana Harp ya dijo que sí va

Así que quien resultó ayer arropada con el grito de “gobernadora, gobernadora”, luego de rendir su tercer informe de actividades legislativas fue la senadora oaxaqueña Susana Harp, quien por cierto estuvo acompañada en el acto que tuvo lugar en la sede de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca no sólo por varios de sus compañeros senadores encabezados por Ricardo Monreal y por el presidente de Morena, Mario Delgado, sino también por personajes relevantes de la política estatal e invitados que, nos cuentan, no se aguantaron las ganas de vitorearla al final de las intervenciones. Y, por cierto, si algún senador, líder partidista o funcionario público tenía duda, la senadora ya respondió a los medios que sí se va a apuntar, es decir, que buscará suceder al priista Alejandro Murat el año entrante. “En el momento en que se abra la posibilidad de anotarse por supuesto que me voy a anotar para la gubernatura”, declaró Harp.

  • SALGADO MACEDONIO, CON LOS CIENTÍFICOS

En el caso que tiene en medio de la polémica al Conacyt y al que fuera su Foro Consultivo, nos hacen ver que ya se notan dos corrientes de expresión sobre el tema. Un ala ruda que quiere poner en el banquillo de los acusados al sector científico y otra que está cerrando filas con él, pues considera excesiva la forma de proceder en el caso. Nos hacen ver que quien podría estar en esta última es el senador Félix Salgado Macedonio, quien ayer publicó en las benditas redes el siguiente mensaje: “Apoyo a la comunidad científica de la UNAM y demás universidades públicas. A Conacyt y todas las dependencias aquellas que se dediquen a la investigación científica”. Y no sólo eso, pues ese mensaje lo remató con lo siguiente: “Es más, estoy por mayor presupuesto en ese renglón”. Ahí pues el registro de la posición que tiene en el diferendo, el legislador guerrerense.

  • PUES NO QUE NO SABÍA

Con la novedad que la directora general del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, sí sabía sobre las acusaciones que hay contra quienes fueran integrantes del Foro Consultivo Científico y Tecnológico del Consejo. Prueba de ello, nos comentan, fue el hecho de que en la conferencia mañanera de ayer fuera mostrado en pantalla un informe que la propia funcionaria le envió al Presidente acusando que los integrantes de ese órgano tenían choferes y celulares, iban a restaurantes de lujo, tenían servicio de bocadillos y adquirieron un inmueble en Coyoacán. La víspera Álvarez-Buylla respondió: “no sé de qué me hablas” a una reportera que le pidió informar de qué exactamente se les acusa a los 31 integrantes del foro, contra quienes se pidió girar órdenes de aprehensión. En el informe revelado ayer también da cuenta de que en 16 años que tiene de existencia se le han dado 100 millones a la organización que forma parte de la estructura del Conacyt.

  • EL DESENCUENTRO ENCINAS-VIDULFO

El que se llevó un raspón de parte del subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, fue el abogado del movimiento de los 43, Vidulfo Rosales, quien suele ser el vocero de los padres de los normalistas desaparecidos y que ayer hizo expresiones en el sentido de que los avances logrados en la investigación por la actual administración son mínimos. “Es poco lo que se tiene”, declaró. Durante la conferencia de prensa que ofreció ayer en Gobernación después de la reunión que el Presidente tuvo con los padres de los normalistas, el funcionario federal declaró: “Yo respeto la opinión de Vidulfo Rosales, creo que él tiene su propia agenda; la agenda nuestra es la de la búsqueda de la verdad”. Luego, en una ronda de entrevistas nocturnas el abogado se refirió a esos dichos y los calificó como una “apreciación lamentable”. Así que, nos comentan, todo apunta a que esta vez —después quién sabe— no confluirán sus posiciones. Y es que Encinas también declaró: “por supuesto que todos quisiéramos ir más rápido, pero hay que recordar que la lógica de la desaparición forzada es borrar toda huella y si a eso le sumamos una segunda desaparición que durante 4 años ocultaron y alteraron la información para borrar el rastro de los muchachos.

  • ACAPULCO, EN ALERTA SANITARIA

La mala noticia para quienes viven en Acapulco o suelen visitar ese destino de playa es que la saliente presidenta municipal, Adela Román, no ha resuelto el problema de la acumulación de basura en las calles, que afecta tanto a zonas habitacionales como a las turísticas. El problema deriva de que su administración dejó de pagarle a la empresa que realiza las labores de recolección de desechos, pero todo empeoró, tanto que la Secretaría de Salud estatal ayer de plano declaró una alerta sanitaria, pues el ayuntamiento ignoró dos exhortos que le hizo la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado mediante los cuales lo conminaba a dar atención al asunto. La alcaldesa habilitó un servicio alternativo, pero éste no ha podido con el paquete. “Las acciones realizadas por la autoridad que usted representa —le señalan a Román Ocampo— no son suficientes para resolver el problema ocasionado por el cúmulo de basura esparcida por las calles del municipio”. Así que la situación en vez de resolverse, se le sigue agravando a la morenista. Uf.

  • ENCUESTAS AHORA SÍ CLARAS EN MORENA

Y hablando de las futuras candidaturas de Morena el que no quiere que se le vuelva a hacer bolas el engrudo con los precandidatos es el dirigente de ese partido, Mario Delgado. Y es que resulta que para que ahora sí haya transparencia su partido ahora realizará encuestas espejo —porque la encuesta seguirá siendo el método de selección de candidato en los estados de Tamaulipas, Durango, Quintana Roo, Aguascalientes e Hidalgo—. Es más que conocido que en los procesos internos pasados, más de un aspirante terminó inconforme porque las encuestas que realizaba Morena, es decir su muestra, metodología, margen de error y preguntas sólo las conocían los que daban a conocer al ganador. Las encuestadoras que ahora acompañen los procesos guindas serán “de reconocido prestigio para que a todo mundo le quede muy clara cómo es la decisión”, declaró Delgado. Y muchos lo ven conveniente, para que no haya impugnaciones en el tribunal o resulte que candidatos que no ganen le terminen haciendo la guerra a los que sí. ¿A poco esto último pasa en Morena? (La Razón, La dos, p.2)

Sacapuntas

Carta al primer ministro 

De su puño y letra mandó el presidente López Obrador una carta al primer ministro de Israel, Neftalí Bennett, para que se agilice la extradición del ex director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, a quien investigan por tortura en el caso de los 43 de Ayotzinapa. En cosa de días, nos cuentan, se difundirá públicamente el contenido de la misiva.

Abren con Rosa Icela 

Invitada estelar será este fin de semana la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, en Colima. Participa en la apertura de los foros Transformemos Colima, que encabeza la gobernadora electa Indira Vizcaíno, y es la principal ponente del tema “Sembrar la paz”. De esos espacios surgirán propuestas concretas para integrarlas al plan del próximo gobierno estatal

Espino se chiveó 

Por cierto, al comisionado del Servicio de Protección Federal de la Secretaría de Seguridad, Manuel Espino, le hizo agua su ánimo de renunciar para buscar la candidatura de Morena al gobierno de Durango. Días antes lo anduvo pregonando en público y en privado, pero a la hora buena cambió de opinión. Quizá vio el porcentaje real de sus posibilidades para lograrlo.

Anzuelo para dividir 

Nos cuentan que se echó a andar una estrategia para hacer creer que la oposición, en especial el PRI, tiene la intención de ofrecer la candidatura presidencial al canciller Marcelo Ebrard. Pero, nos explican, es un anzuelo para generar discordia en el gabinete federal, y en ello sí ven la mano de los opositores…, pero también de varios morenistas.

Infonavit, marca famosa  

Se ganó el Infonavit la declaratoria de marca famosa por parte del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. Con ello, la instancia queda protegida de cualquier uso indebido y cierra el paso a fraudes. El acto fue presidido por la titular de Economía, Tatiana Clouthier; el director del IMPI, Alfredo Rendón; y el titular del instituto Carlos Martínez Velázquez.   (El Heraldo de México, La 2, p.2)

Serpientes y Escaleras / La transformación de Claudia: de jefa a suspirante

En el círculo de amigos y colaboradores más cercanos no han dejado de notar la metamorfosis que ha sufrido la Jefa de Gobierno de la CDMX. “Es una Claudia antes de las elecciones del 6 de junio y otra después de esos comicios”, dice un colaborador de Sheinbaum que la conoce desde hace varios años. La jefa de los primeros tres años llegaba siempre a su oficina a las 7 de la mañana, a veces algo desaliñada pero siempre para convocar a reuniones a su equipo desde esa hora y repasar los asuntos de la ciudad. La de ahora puede llegar a las 10 de la mañana, pero eso sí, bien maquillada y arreglada, a tono con su nueva imagen de aspirante presidencial.

El cambio de imagen de la Jefa de Gobierno se puede apreciar en la publicidad desplegada con motivo de su tercer informe de Gobierno la semana pasada. Además de las inserciones y gráficos en medios, en todos los paraderos del transporte público y en anuncios espectaculares del Metro y otras instalaciones públicas, se puede ver a la nueva Claudia, radiante, con traje sastre, maquillaje discreto y muy bien peinada, mostrando con una enorme sonrisa los “logros y avances” de la primera mitad de su gobierno. Todo ese despliegue publicitario lo hizo el gobierno capitalino como parte de un acuerdo que negoció con las empresas que manejan la publicidad exterior en la Ciudad de México.

Pero no es sólo la nueva imagen de la gobernante capitalina. Los cambios que advierten y comentan sus más cercanos también tienen que ver con la forma de manejar la administración de la ciudad. La mayoría de los temas delicados e importantes, que antes Sheinbaum veía personalmente con sus colaboradores, ahora los atiende por instrucciones suyas el secretario de Gobierno, Martí Batres, a quien ahora deben ver varios integrantes del gabinete para darle los informes y problemas que antes le planteaban directamente a la Jefa. “Eso velo por favor con Martí”, es la frase que ahora repite con mayor frecuencia Sheinbaum cuando sus colaboradores le quieren informar de los asuntos que competen a sus áreas de trabajo.

Es como si ahora, Claudia Sheinbaum estuviera más preocupada y ocupada por construir su candidatura para 2024 que por atender los asuntos de la ciudad que ahora delega, cuando una de las cosas que la caracterizaban, según dicen quienes la conocen, era precisamente que no le gustaba delegar los problemas y todo quería revisarlo ella personalmente.

Al cambio de imagen y de estilos hay que agregar los movimientos en el gabinete de la jefa de Gobierno. Desde que asumió el gobierno capitalino en 2018, Claudia Sheinbaum ha realizado 19 cambios y movimientos en su gabinete, algunos de ellos obligados por escándalos de corrupción o conflictos de intereses, pero otros también motivados por el tema político y, sobre todo, por la decisión de mover a amigos suyos, expertos en las materias de las dependencias que ocupaban, para imponer en varios cargos estratégicos de la administración citadina a operadores políticos que trabajen en función de su proyecto político a futuro.

Uno de esos cambios que tienen que ver con la operación electoral, fue el del consejero jurídico del Gobierno de la CDMX, Héctor Villegas, a quien removió para poner en su lugar a Néstor Solano, un politólogo que apenas hace dos años se graduó como abogado y que desconoce la materia jurídica y los asuntos que debe atender su consejería. Solano es experto en temas electorales, más que jurídicos. Fue consejero electoral del Instituto Electoral de la Ciudad de México y presidente de ese organismo, pero en 2015, a pesar del claro conflicto de interés, se volvió asesor de la entonces alcaldesa de Tlalpan, Claudia Sheinbaum, y ahora es el consejero jurídico del gobierno capitalino a pesar de su nula experiencia como abogado litigante.

Otro cambio que no tiene más lógica que la electoral, es el que anunció hace unos días Sheinbaum en la Secretaría del Bienestar que maneja los programas sociales clientelares del gobierno de la ciudad y del gobierno federal. En lugar de Almudena Ocejo, experta en temas sociales, nombró a Carlos Ulloa, que venía de ser secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda y antes fue su secretario particular. Al frente de la Seduvi se quedó Rafael Gregorio Gómez Cruz, quien era director de Política Urbanística, en un área estratégica en la que la política original de “cero permisos” para construcción de torres y edificios, con el que llegó en 2018 la Jefa de Gobierno, ha cambiado ahora por la liberación casi total de permisos en toda la ciudad.

Así que con cambios en su imagen y un despliegue publicitario que se nota en la ciudad, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, no sólo busca posicionar su imagen, sabedora de que si bien su calificación en la Ciudad de México no ha caído y según encuestas incluso ha repuntado, rondando hoy el 60%, a nivel nacional su nombre es aún muy poco conocido y su nivel de conocimiento en las encuestas apenas llega al 50%, un porcentaje muy bajo para una aspirante presidencial y que contrasta con los porcentajes de 70, 80 y hasta 90% que manejan otros precandidatos presidenciales de su partido.

Sheinbaum sabe muy bien que de su lado tiene la simpatía y el favor del presidente López Obrador, que ha dado muestras públicas y fehacientes, que tiene en ella a su favorita rumbo a la sucesión presidencial de 2024. Pero también sabe que en su contra juega su falta de experiencia política y la derrota estrepitosa que sufrieron ella y Morena en la CDMX en los pasados comicios del 6 de junio, donde la oposición le arrebató 11 alcaldías y un nivel de votación que, si ese día se hubiera votado por la Jefatura de Gobierno, la Ciudad de México hubiera quedado en manos de la oposición.

Pero sobre todo, y eso explica porque en los ajustes a su gabinete está desechando a amigos y amigas de toda la vida, expertos en sus áreas, para colocar a operadores políticos y electorales de toda su lealtad. Claudia sabe bien que el camino hacia la nominación presidencial de Morena pasa por enfrentar a dos rivales de peso completo en la política: de un lado Marcelo Ebrard, canciller de la República, y del otro el líder del Senado y su archienemigo de los últimos años, Ricardo Monreal Ávila. Para colmo, Ebrard y Monreal han hecho un pacto de unidad entre ellos y, aunque no lo dicen, en contra de Sheinbaum y de que haya favoritismos, “dedazo” presidencial y cargadas en la 4T cuando llegue el momento de designar al candidato o candidata presidencial de Morena.

Veremos pues qué tanto le funcionan a Claudia Sheinbaum sus cambios y transformaciones, tanto de imagen, de estilo de gobernar y hasta de agenda y colaboradores. Estamos a casi dos años de que inicie un proceso interno para definir a quien será la abanderada o abanderado que buscará garantizar la continuidad y la transformación del proyecto lopezobradorista. Y aunque hoy indiscutiblemente es vista como la favorita de Palacio, conforme avancen los tiempos y el Presidente se debilite, lo que ahora es su fortaleza, comenzará a convertirse en su debilidad. Por eso todos los esfuerzos y movimientos que hoy realiza la Jefa de Gobierno, que quiere evitar a toda costa convertirse en el rival más débil en esta prematura contienda que hoy parece tersa, pero conforme pasen los meses, se volverá cada vez más tensa y encarnizada.

NOTAS INDISCRETAS…En contra de su versión de que sí fue invitado a la inauguración de la Feria Aeroespacial México 2021, por el secretario de la Defensa, fuentes de la Presidencia de la República insisten en que el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, no estaba en la lista de mandatarios estatales convocados por el gobierno federal a ese evento realizado el pasado miércoles en las instalaciones del que será el Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles”. Pero más allá de si lo invitaron o no, lo que confirman esas fuentes directas de Palacio Nacional es que al mandatario tamaulipeco sí tenía toda la intención de acercarse al presidente López Obrador y tomarse con él una fotografía para después difundirla en sus redes sociales.

De la oficina de la Ayudantía de la Presidencia confirman que el jefe de Ayudantes, Daniel Asaf, sí dio la orden de “encapsular y aislar” a Cabeza de Vaca en ese evento, para evitar que se acercara al Presidente, cosa que hicieron tres de los ayudantes que mantuvieron vigilado en todo momento y cercado al gobernador de Tamaulipas que, colado o con invitación, se tuvo que ir de la Feria Aeroespacial sin su foto con López Obrador, con la que pretendía mandar el mensaje de que ya no tiene ningún problema con el Presidente…Hablando de Tamaulipas, los movimientos en Morena, con miras a las elecciones por la gubernatura en junio de 2022, han comenzado. La próxima semana, con fecha 30 de septiembre, Rodolfo González Valderrama presentará su renuncia a la dirección de RTC, y a partir del 1 de octubre será nombrado por el Presidente como Delegado Estatal de Programas para el Desarrollo para el estado de Tamaulipas.

Con este nombramiento, Rodolfo González se convierte en un aspirante fuerte para la candidatura de Morena a gobernador el próximo año. Aunque todavía falta saber cómo se definirá el proceso interno y las encuestas que definirán al candidato morenista, los aspirantes ya están más que cantados. Además de González Valderrama, que llegará a coordinar los programas sociales federales, están el senador morenista Américo Villarreal, la ex alcaldesa panista de Tamaulipas, Maki Domínguez, y el diputado federal Erasmo González Robledo. ¿Con cuáles de ellos Morena y la 4T intentarán arrebatarle al PAN y al controvertido Cabeza de Vaca el control político de Tamaulipas?…A próposito de aspirantes, el fin de semana pasado, el domingo 19 para ser exactos, el presidente López Obrador viajó en un vuelo comercial rumbo a Oaxaca en una más de sus múltiples giras por ese estado.

Durante el vuelo se acercó al asiento del Presidente el senador oaxaqueño Raúl Bolaños, que también viajaba en ese avión. Durante la hora que duró el trayecto, Bolaños Cacho —que fue por cierto el autor del polémico artículo 13 transitorio de la Reforma Judicial que propone ampliar el mandato del presidente de la Corte— se acercó al asiento del Presidente y habló largo y tendido con él, prácticamente hasta el aterrizaje. Aunque el diálogo fue privado, quienes presenciaron esta conversación nos comentan que el senador Bolaños aprovechó la ocasión para comentarle al Presidente sus intenciones de buscar la candidatura al gobierno de Oaxaca, a través de una alianza entre Morena y el PVEM.

Que Bolaños aspire a la gubernatura no es nuevo, porque él mismo lo ha declarado públicamente los últimos días; lo que sí es novedad es que el Presidente, según nos dicen, le dijo al joven político oaxaqueño que tenía “luz verde” para moverse y buscar la nominación morenista porque él “no tiene ningún favorito” para un estado que tanto le importa a López Obrador y en el que, cualquiera que sea el candidato morenista, tiene el triunfo garantizado según lo que indican las encuestas. Así que a Bolaños se le vio muy contento y animado cuando bajó de ese avión porque ya tenía la venia presidencial para moverse en pos de una candidatura, que promete una gubernatura casi segura, en pos de la cual también se mueven los dos senadores morenistas Salomón Jara y Susana Harp….Los dados mandan Escalera Doble. Que venga el fin de semana.   (Salvador García Soto, El Universal, Nacional, p.7)

Arsenal  / “¿De qué te quejas Adrián?”

Adrián LeBarón nomás no entiende por qué no le puede llamar “terrorismo” a una masacre donde acribillaron a 17 miembros de su familia, nueve de los cuales murieron. Seis de los asesinados eran niños. Tres mujeres. Él era el padre de una de las asesinadas y abuelo de varios de los niños.

El 4 de noviembre se cumplirán dos años de esa matanza que conmovió a México y al mundo. Quiere hacer un Día de luto nacional, con velas en el Monumento a la Revolución.

“Vamos a traer a nuestra familia. A llorar con México, a arrimar a todas las víctimas que sientan que necesitan expresar su dolor”, anunció.

El hombre admite avances en la investigación. Hay reportes de que ya se han hecho más de dos docenas de arrestos de criminales involucrados en el ataque, entre ellos Leonel Toscano Cuevas, El Tolteca, identificado como presunto autor intelectual de la masacre.

Pero no ha podido avanzar un centímetro en su cruzada para que los grupos de la delincuencia organizada, que todos los días enlutan a familias mexicanas, sean declarados “terroristas”.

Quiere involucrar al Senado, a la Cancillería, al embajador, “pero están muy hoscos”, admite.

El jueves vio a Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara alta. Planteó un punto de acuerdo, la creación de una Comisión de la verdad. “Casi me dice: ‘¿De qué te quejas Adrián?’”, narró.

Y sí, reconoce todo el trabajo que ha hecho la fiscalía. Lo agradece. “Pero sigo creyendo que está un tanto empantanado. No venimos a quejarnos, venimos a unirnos”, subrayó.

Y dijo más: “le pido al Ejecutivo de mi país, al que le toque, ahorita le toca a López Obrador, que lo haga. Si se raja, se lo pido al que le siga, al nuevo”.

LeBarón exige respeto a su autonomía personal, familiar, de su colonia, de su municipio, de su estado, de su país.

“Ahorita traigo un choque con la ideología. Creo en la libre autodeterminación de los pueblos. Pero si eres aplastado, batallo mucho con eso. Si es terrorista, que lo declaren terrorista y que los pueblos se vayan en su contra”.

Declarar terroristas a los criminales no está en la agenda de la 4T. Dicen que daría pie a una intervención de Estados Unidos. La instrucción es “abrazos, no balazos”, no hacer nada, so pretexto de no reprimir.

¿Resultados? Nulos. Apenas el miércoles pasado, Rosa Icela Rodríguez, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana dio a conocer cifras sobre los homicidios dolosos que se han cometido en México en julio y agosto pasados. Son 2,815 y 2,850 respectivamente. Entre 91 y 93 asesinatos diarios. No está para presumir, sino para avergonzarse.

*LeBarón nos contó un hecho que ilustra el trauma que viven los sobrevivientes de aquella masacre: hace dos semanas su esposa habló con la niña —entonces tenía 14 años— que se salvó en el ataque.

Ya no vive en México. La violencia la desplazó a Utah, en Estados Unidos. La invitaron a salir unos jóvenes. Ya tiene 16. Se arregló, se puso guapa. “Cuando llegaron por ella, vio que era una Suburban. Se bloqueó y se echó a correr. De ese tamaño es el trauma”, nos dijo.

El día de la masacre, “ella traía un niño en los brazos. Le matan al niño, le matan a su madre y a su hermanito. A otros de sus hermanos los balacearon. Se quedó traumada. Cree que debió haber sido ella la muerta y no el bebé”.

*Joe Biden declinó la invitación del presidente López Obrador a la ceremonia de la “consumación de la Independencia”, el 27 se septiembre. Luego vino la cancelación de última hora del secretario de Estado, Antony Blinken, quien había confirmado su asistencia.

¿Las ausencias estarán relacionadas con la visita del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, como invitado de honor y orador en desfile del 16 de septiembre? ¿Una forma de protestar por el llamado que AMLO hizo a Estados Unidos para que cese el embargo a la isla?

Son preguntas acompañadas de una sugerencia muy a tono con la diplomacia cuatroteísta: traer al tirano Daniel Ortega  y a su esposa, Rosario Murillo, como invitados de honor a la ceremonia del lunes.

Al cabo que aquí son bienvenidos –y hasta distinguidos– los mandatarios que reprimen violentamente las protestas de sus  ciudadanos. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional,p.4)

El amigo del dictador

Como el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, defiende tanto a la dictadura en Cuba, la escritora cubana Wendy Guerra le propuso un reto en su cuenta de Facebook: “15 días en Cuba viviendo como cualquier cubano”. AMLO, desde luego, no ha contestado ni contestará.

Pero el reto de Wendy resalta un hecho curioso: muchos de los que han salido a defender últimamente a la brutal dictadura cubana, incluyendo a AMLO, no viven en Cuba. Además, Wendy hace las preguntas correctas: “¿Qué necesidad tiene de pasearse con un dictador en un lugar sagrado como el Zócalo de la Ciudad de México? ¿Es eso lo que espera su pueblo de usted? ¿Acaso quiere mandarle un mensaje a su pueblo sobre lo que quiere ser en el futuro para ellos?”.

López Obrador -un Presidente elegido democrática y legítimamente por más de 30 millones de mexicanos- ha dicho en varias ocasiones que no tiene ninguna intención de convertirse en dictador y extender ilegalmente su mandato. “No va a haber reelección”, dijo en mayo pasado. Por supuesto, le tomamos la palabra y asumo, como muchos, que entregará el poder en el 2024.

Lo preocupante es su abierta defensa de una dictadura. Y el inusual y preponderante papel que le dio al dictador cubano Miguel Díaz-Canel en las ceremonias conmemorativas de la Independencia de México. ¿Para qué? AMLO pidió “respetuosamente” el fin del bloqueo de Estados Unidos a Cuba. Sin embargo, no pidió en ningún momento el fin de la dictadura.

El presidente mexicano fue más allá. Le sugirió a la comunidad cubanoamericana “dejar atrás el resentimiento, entender las nuevas circunstancias y buscar la reconciliación”. Pero AMLO no comprende lo que está pasando en Cuba. La total ausencia de democracia en la isla no es culpa del exilio cubano sino de los dirigentes políticos dentro de Cuba. El exilio existe porque hay una dictadura en la isla. No al revés.

Y en la isla no hay “nuevas circunstancias”. Las violaciones a los derechos humanos, los encarcelamientos políticos, las mentiras oficiales y la censura continúan, como se vio tras las pacíficas y multitudinarias protestas del 11 de julio. Ni siquiera dejan sonar en la radio la canción Patria y vida. Qué patético tenerle miedo a la música. Pero el cambio ya viene; se huele en internet y en las redes sociales.

Mientras tanto, son 62 años de tiranía y solo tres líderes: Fidel y Raúl Castro, y ahora Díaz-Canel. Y López Obrador es el amigo del último dictador. Prefirió apretar los tornillos de la dictadura y se puso del lado equivocado de la historia.

Esa debilidad y romanticismo por la dictadura en Cuba es tan latinoamericano. Tan equivocado. Y tan peligroso en países con democracias jóvenes y frágiles. Surge, por supuesto, por la revolución que tumba en 1959 al despiadado asesino Fulgencio Batista del poder. Pero ahora se ha convertido en una tiranía mucho más duradera y cruel. No hay elecciones multipartidistas, ni libertad de expresión o de prensa, y el aparato represivo del Estado controla y sepulta cualquier disensión. Ese es el sangriento régimen que apoya AMLO.

Algunos han descrito esto como una tardía salida del clóset castrista por parte de López Obrador. Pero, en realidad, nunca se libró del juvenil hechizo ideológico de la Revolución cubana. En una entrevista del 2017, hablamos de Cuba. “El Che es, yo creo, un revolucionario ejemplar”, me dijo. Pero también realizó muchas ejecuciones, le respondí. “Sí, tiene ese cuestionamiento”, reconoció, “pero fue un hombre que ofreció su vida por sus ideas, por lo que él creía”.

El argumento de AMLO tiene un hoyo. Si fue válido luchar contra la dictadura de Batista, ¿por qué no va a serlo, también, luchar contra la dictadura de los Castro y de Díaz-Canel? Bueno, aquí parece haber una amistad -y un prejuicio ideológico- de por medio.

AMLO no tiene la historia completa. Llevo muchos años viviendo en Miami y comprendo el profundo dolor del exilio cubano. Mis hijos llevan sangre cubana. Y si queremos democracia, libertad y justicia para toda América Latina, también hay que pedirla para Cuba. Todas las dictaduras caen. La cubana no será la excepción. Y todos recordaremos siempre a los que callaron y fueron cómplices y amigos del dictador.

Por ahora, ¿quién quiere vivir 15 días en Cuba? (Jorge Ramos Ávalos, Reforma, Opinión,p.10)

Linotipia / El nuevo caso García Luna

Unos días después de que arrestaron a Genaro García Luna en Texas, sus socios Samuel, Alexis Weinberg y Natan Wancier iniciaron una operación multimillonaria para esconder 250 millones de dólares que robaron al gobierno mexicano durante más de una década.

Los Weinberg se movieron rápido. Cuatro días después del arresto, el 13 de diciembre de 2019, el gobierno mexicano les transfirió 6.4 millones de dólares a una cuenta de los Weinberg en Barbados. El 17, García Luna renunció en Texas a una audiencia inicial. Los fiscales anunciaron que lo trasladarían a Nueva York. El 18, el gobierno mexicano transfirió a los Weinberg, en la misma cuenta en Barbados, otros 6.4 millones de dólares.

Esos depósitos eran los últimos de una lista que inició en diciembre de 2012, cuando los Weinberg comenzaron a enviar el dinero que les llegaba del gobierno mexicano a Barbados.

Las transferencias eran, oficialmente, pagos por la venta de equipo de intervención de comunicaciones. ¿Cómo habían conseguido esos contratos? Mediante sobornos, manipulación, corrupción. ¿Cómo obtuvieron acceso al gobierno mexicano? Gracias a que participaron en una conspiración con García Luna para crear un “imperio multimillonario” de lavado de dinero.

Esta versión de la trama García Luna, que conté en los párrafos anteriores, es el sustento de una demanda que presentó esta semana la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Hacienda ante un tribunal civil en Miami. Con ella, el gobierno mexicano busca recuperar algo del dinero que García Luna y sus socios invirtieron en Miami y cuyo origen eran, principalmente, contratos etiquetados como proyectos de seguridad nacional.

No es la primera vez que el gobierno de México se embarca en un caso así, con el argumento de que el dinero lavado proviene del erario mexicano y una parte debe volver al país. Ya lo habían hecho, sin éxito, con el caso Javier Duarte en Miami y con el del exgobernador de Aguascalientes Luis Armando Reynoso, en Texas.

Sí es el primer caso que conozco en el cual la investigación para recuperar el dinero incluye datos inéditos. La demanda de la UIF en Miami contiene pocas novedades de lo que habíamos documentado en la prensa hasta ahora, pero son novedades importantes.

Primero, revela que los Weinberg compraron en Key West, Florida, una residencia que no se conocía, en 2017. La vendieron en 2019. Solo con esa transacción ganaron medio millón de dólares.

Otra novedad es que se incluyen transacciones por 20 mil dólares de los Weinberg a Mónica Weinberg, la hija de Weinberg que tuvo a Manuel

Bartlett como padrino de bodas, y cuya participación en movimientos de dinero de su familia nunca se había publicado. También incluye en el esquema del lavado a Tequila Revolución, una marca de tequila de los Weinberg que aún se vende en tiendas y aeropuertos.

El rastreo de la UIF comienza en 2012, con transferencias entre los Weinberg y la esposa de García Luna, Cristina Pereyra. Con las empresas que administraba Pereyra en Miami, García Luna compró casas, oficinas, una camioneta Mazda, cinco autos Ford Mustang de 1970, un Mustang modelo 1968 y otro modelo 1969, más dos motocicletas Harley Davidson. Entre 2012 y 2018, los Weinberg compraron autos Bentley, Lamborghini, Ferrari, residencias y yates.

Desde diciembre de 2019, los Weinberg lo han vendido casi todo, según pude confirmar en registros públicos de Florida. Ha sido una carrera del gato y el ratón. Ellos, tratando de mover el dinero. Las autoridades y la prensa, rastreándolo.

Pero la UIF tiene acceso a bases de datos que no tiene la prensa.

Encontraron que, después del arresto de García Luna, los Weinberg movieron su dinero a los fondos Sunshine Dynasty, AW Office, SDSW Dynasty Trust y Ruby Dynasty Trust, que crearon desde 2016. A inicios de 2021, arreciaron la estrategia. En enero registraron Assets Financing Services. En marzo, ASW Holdings. Allí transfirieron los 250 millones de dólares.

La demanda de la UIF en Miami no habla de traficantes de drogas ni sobornos para enviar alijos de cocaína, como lo hace la acusación criminal contra García Luna en Nueva York. Se centra en probar un caso de corrupción política, que en diciembre de 2019 la propia UIF presentó a la Fiscalía General de la República y en México no ha prosperado. Quizá el fiscal general está ocupado en otra cosa. (Peniley Ramírez, Reforma, Opinión, p.10)

Política Irremediable / Estamos avisados: prisión de máxima seguridad

La malignidad de los científicos puede ser infinita, aparte de escalofriante. Para mayores señas, oportuna y convenientemente reciclados en diseñadores de armas, son perfectamente capaces de proyectar no sólo los artilugios más mortíferos —es más o menos comprensible el propósito: el asunto es matar al adversario con prontitud y eficacia— sino, ya entrados en gastos y habiéndole tomado gusto al asunto, llegan a inventar instrumentos absolutamente terroríficos —bombas de fragmentación, gelatinas que queman los tejidos humanos sin apagarse, minas terrestres que lanzan centenares de dardos al ser pisadas, etcétera, etcétera— y ahí las cosas dejan de entenderse porque no se trata ya de exterminar a los demás de la manera más práctica sino de hacerlos sufrir. No es utilitarismo: es crueldad pura, bajeza, sadismo y ruindad.

Los sabios de laboratorio de aquí, que yo sepa, no andan en esos menesteres. No son responsables de ataques atómicos ni de bombardeos con armas químicas ni de nada de eso. En todo caso, aquellos que poseen las necesarias cualificaciones han emigrado a países donde la tecnología de la muerte se industrializa a gran escala, o sea, que no siguen ya a la sombra del Conacyt en estos pagos. Los que sí se benefician de las ayudas públicas del Estado mexicano a la ciencia se dedican meramente a la investigación, a publicar estudios, a enseñar en los centros académicos y sanseacabó. Es decir, no son parte de la cofradía de los referidos malignos y de todas maneras los inventores de las herramientas del horror, hasta donde podemos estar enterados, no suelen ser sometidos a juicios ni tampoco rendir cuentas por crímenes de guerra. Se castiga a los ejecutores, cuando toca, no a los fabricadores.

Pero, miren, más de una veintena de ellos, de un total de 31 personas, son perseguidos por la justicia mexicana por haber formado parte de una asociación civil, el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, que, según dicen los acusadores de la Fiscalía General de la República, recibió fondos, de forma ilícita, del mentado Conacyt.

El supuesto delito ha sido desestimado tres veces por los jueces y la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que era legal la transferencia de recursos al FCCyT. Pero el fiscal en jefe de la nación mexicana prosigue con la causa y quiere obtener a toda costa órdenes de aprehensión para llevar a esos 31 acusados a… ¡una prisión de máxima seguridad! Serían culpables, según el máximo perseguidor, de delincuencia organizada y de operar con recursos de procedencia ilícita.

En este país no combatimos a los canallas que secuestran, que extorsionan y que asesinan. Seguimos con los brazos cruzados mientras las mafias controlan cada vez más regiones del territorio nacional. Lo que hacemos en México es acosar a los científicos. El mundo al revés… (Román Revueltas Retes, Milenio, Política, p.7)

Te pueden interesar

47 min de lectura
31 min de lectura
35 min de lectura