26 de octubre de 2021

Columnas de Opinión

DEL LUNES 20 de septiembre de 2021

Bajo Reserva

Adán Augusto cuida su nombre

Por lo que pudiera ofrecerse, Adán Augusto López Hernández, secretario de Gobernación,  ya registró su nombre y apellido ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).  Don Adán sigue el ejemplo de algunos de los miembros del gabinete que han realizado el mismo trámite para evitar que lucren o hagan mal uso de su nombre. Entre los funcionarios que ya han realizado esta protección se encuentran algunos de los presidenciables, o “corcholatas” para el 2024, entre ellos el canciller Marcelo Ebrard y la secretaria de Energía, Rocío Nahle. El senador morenista Ricardo Monreal también ya realizó este trámite. El secretario de Gobernación está cuidando su nombre. ¿Pensará también en el 2024? Hombre precavido vale por dos, dicen.

Frágil salud de hospitales del ISSSTE

Muy activo, nos comentan, ha estado el director del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, quien en el último mes ha realizado giras a diferentes entidades federativas a fin de promocionar las 21 prestaciones que tiene el instituto, así como para verificar las condiciones de los hospitales. Sin embargo, trabajadores del instituto piden que no se vaya tan lejos,  pues en la capital del país podría constatar la situación precaria por la que pasan varios  hospitales como el Adolfo López Mateos, en el que acusan falta de personal médico, o el Darío Fernández, en el que no pueden hacer uso de ambulancias porque tienen las llantas ponchadas o no cuentan con combustible. Dicen que es un caso de urgencia el que el director del ISSSTE realice pronto un recorrido por las unidades médicas de la capital del país.

Insistirá oposición en seguro de desempleo

Este lunes se realizará el primer parlamento abierto en la Cámara de Diputados, que reunirá a congresistas de varias regiones del mundo, organizaciones y academia, quienes analizarán el impacto de la pandemia en México así como los desafíos y las oportunidades que requiere la era post Covid-19. Nos hacen saber que la oposición ve en el encuentro la oportunidad de convencer a los legisladores de la autollamada Cuarta Transformación para que en la 65 Legislatura se  aprueben varias iniciativas que tienen en mente. Así, centrarán su discurso en la importancia de crear un seguro de desempleo para quienes se quedaron sin trabajo tras la pandemia. Ya se verá si logran que el tema camine.

PRD busca tres comisiones en San Lázaro

En la coalición Va por México, nos comentan, ya hay consenso para darle tres comisiones en Cámara de Diputados al PRD, que serían Cultura, presidida por Gabriela Sodi; Deportes a cargo de la excampeona mundial de Taekwondo, Edna Díaz, y Defensa Nacional, aún por definir. Lograrlo representaría una victoria para los amarillos, pues en la 64 Legislatura solo presidieron la comisión de Marina. Sin embargo, nos hacen saber que falta que Morena acepte, pues también tienen a sus gallos para las comisiones de Cultura y Deportes, que son el vocalista de la Banda Jerez, Marco Flores, y la exatleta paralímpica en levantamiento de pesas adaptado, Catalina Díaz Vilchis. (El Universal, La 2, p.2)

Templo Mayor

EN MEDIO del fracaso que fue para Andrés Manuel López Obrador el sustituir a la OEA con un organismo “no lacayo” de Estados Unidos, hubo un detalle que no debe pasar desapercibido: la participación en la CELAC del todopoderoso líder chino, Xi Jinping.

SI BIEN fue apenas un video de tres minutos y medio con un saludo protocolario, el mensaje implícito es bastante fuerte. Por un lado habla de que China tiene una pica en el Flandes latinoamericano, y no de manera disimulada, sino completamente abierta. Y esto, evidentemente, debe resultar una incomodidad para Estados Unidos.

POR el otro lado, que Xi Jinping haya aparecido en la pantalla de la CELAC habla de que la Cancillería de Marcelo Ebrard tuvo que haberse movido bastante y negociar fino, para tener un invitado tan destacado. Habrá que ver si se trata de una mera cortesía diplomática… o si es que se ha venido tejiendo una alianza de la que nadie ha hablado.

-…-

POR CIERTO que López Obrador podría tomar el ejemplo de Xi Jinping en cuestión de reparto de la riqueza. El mandatario asiático está impulsando una intensa y dura campaña de “prosperidad común”, en la que busca presionar a los grandes millonarios de su país a que aporten mucho más para cerrar la brecha de desigualdad y emparejar las oportunidades de ascenso social. Así que el líder comunista podría enseñarle a AMLO que para repartir riqueza, ¡primero hay que crearla! No está en chino entenderle.

-…-

EL QUE seguramente festejó ayer en grande fue Ricardo Monreal. Y no sólo porque apagó 61 velitas por su cumpleaños, sino porque logró sacar las reformas de revocación de mandato y de juicio político, que tanto le importaban a ya saben quién. Lo interesante es que el morenista logró darle gusto al Presidente, pero también amarró el apoyo de la oposición para aprobarlas, lo que le garantiza que ambas legislaciones no se caigan en la Suprema Corte. Lo que no está claro es que si fue un milagro del Santo Niño de Atocha, del que es devoto el zacatecano; o si fue cosa de que más sabe el diablo por colmillo político que por diablo.

-…-

FALTANDO sólo siete semanas para la COP 26 en Glasgow, Escocia, muy interesante se va a poner la reunión convocada por la organización ciudadana Iniciativa Climática de México, para discutir los principales temas que serán abordados en esa cumbre.

ENTRE el martes y el jueves expertos nacionales e internacionales pondrán bajo la lupa el desempeño de México en los esfuerzos globales para combatir el cambio climático… y todo indica que el actual gobierno no saldrá bien calificado.

Y ES QUE ha quedado claro que en la 4T apuestan por la energía cara y sucia, la dependencia de los hidrocarburos y el desdén a los proyectos de energías limpias. Todo eso sin mencionar que la meta comprometida para reducir las emisiones de carbono del país está lejos, muy lejos, de ser cumplida. (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p.10)

Trascendió

Que si bien los partidos de oposición hicieron mucho ruido y prometieron buscar hasta debajo de las piedras pruebas para impugnar el triunfo de Ricardo Gallardo en el proceso por la gubernatura de San Luis Potosí ante la presunta intervención del crimen organizado, todo quedó en palabras. El Tribunal Electoral no recibió evidencia sobre la intromisión de cárteles en la entidad y hasta el PRI se desistió para dejar todo como estaba. ¿A qué se deberá tanto arrepentimiento?

Que en oficinas federales se comenta que la vinculación a proceso de Luis Armando Reynoso Femat, ex gobernador de Aguascalientes, es señal de que la FGR, que encabeza Alejandro Gertz, comenzó a desempolvar asuntos que en el pasado se enviaron a la congeladora y simplemente se olvidaron. Sin ir más lejos, en el sexenio anterior el ex mandatario estuvo bajo la lupa de la entonces PGR, pero extrañamente su caso no se siguió y alguien decidió darle carpetazo, porque el expediente terminó en la reserva.

Que la militancia panista en Edomex cerró filas en favor de Anuar Azar Figueroa, a quien ven como una figura que genera unidad luego de su registro como candidato único a la presidencia estatal del partido. El legislador recibió el voto de confianza de la militancia y de liderazgos del PAN local y nacional, y ahora su encomienda, junto con su compañera de fórmula, Teresa Ginez, es recuperar la confianza de los mexiquenses de cara a las elecciones de 2023 y las federales de 2024. (Milenio, Al Frente, p.2)

Sacapuntas

Arropan a Navarro

Gran poder de convocatoria mostró Miguel Ángel Navarro al rendir protesta como gobernador de Nayarit. Acudió la plana mayor de Morena: Mario Delgado, Citlalli Hernández, Sergio Gutiérrez, Ricardo Monreal e Ignacio Mier. También los recién electos, Alfredo Ramírez, Indira Vizcaíno y Rubén Rocha, así como senadores de oposición y gobernadores.

Comparecencias

Semana intensa espera el Senado, ya que la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, acudirá a comparecer ante el pleno, en materia de política interior. El ejercicio forma parte de la glosa del Tercer Informe, y nos piden no perder de vista a las senadoras Lilly Téllez y Xóchitl Gálvez, porque son las que podrían meterle mucho ruido.

Pleito en puerta

El Instituto Nacional Electoral , de Lorenzo Córdova, no termina de salir de un problema cuando ya se metió en otro. Nos dicen que el Gobierno de la Ciudad de México podría entrar en una disputa legal con este organismo por la redistritación que pretende hacer para reducir de 44 a 22 diputados federales en la capital del país.

Por la justicia

Una semana al hilo de importantes logros tuvo el presidente del Poder Judicial capitalino, Rafael Guerra Álvarez. Hace unos días presentó su libro sobre el procedimiento penal acusatorio, y ayer fue felicitado por Claudia Sheinbaum, por sumar a la paz y combatir la llamada “puerta giratoria”, esa que justamente se ha disminuido por el nuevo Sistema de Justicia.

Aliados en Querétaro

Nos cuentan que, para el gobernador electo de Querétaro, Mauricio Kuri, el municipio de Corregidora será clave en la dinámica económica del estado, por lo que trabajará de la mano del alcalde reelecto Roberto Sosa. Se trata, nos dicen, de una administración clave para el gobierno que arranca el 1 de octubre. (El Heraldo de México, La 2, p.2)

Rozones

Los ayotzis y un accidente sin responsables

Una noticia trágica del fin de semana, nos cuentan, es la del fallecimiento de dos personas que viajaban en un Volkswagen en el libramiento Chilpancingo-Tixtla, en Guerrero. Los ocupantes de dicho vehículo compacto murieron calcinados tras ser impactados por un camión en el que viajaba un grupo de normalistas de Ayotzinapa, quienes se dirigían a su escuela, luego de participar en una marcha en Acapulco en la que demandaron al Gobierno federal dar resultados en la investigación por la desaparición de los 43. De acuerdo con las informaciones periodísticas, los normalistas se fueron del lugar sin asumir responsabilidad alguna de lo ocurrido. Y tras darse a conocer el hecho, volvieron a pedir que no los “criminalicen”. Ahora descargan la culpa en el chofer de la unidad. Así que no hay responsables, como ocurre cuando hay tomas de casetas y se fuerza a automovilistas a cooperar, nos comentan.

Le llueve al góber ausente

Al que le sigue lloviendo sobre mojado es al gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, pues, nos dicen, no solamente le han quitado el sueño las recientes denuncias en su contra por desvíos de recursos públicos, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, en las que no sólo lo han señalado a él sino a personas muy próximas. Ahora, las calamidades naturales son las que ponen a prueba a su gobierno. Y es que las incesantes lluvias han golpeado a por lo menos seis de los 36 municipios del estado, después del desbordamiento del río Yautepec y hacen que vuelva a ser sonoro el señalamiento de la dudosa capacidad de su administración para afrontar los problemas. Ahora quién le lanzará el salvavidas, se preguntan.

Luz verde a elección en SLP y en Guerrero

Así que en el TEPJF estiman que no existen elementos suficientes como para anular los comicios en San Luis Potosí y en Guerrero, por lo que esta semana el pleno de la Sala Superior estaría confirmando su decisión en torno a las elecciones en ambos estados. Y es que los argumentos sobre rebases de topes de gastos, intervención del crimen organizado, irregularidades en casillas, entre otros, no han sido debidamente probados como para revertir los triunfos de Ricardo Gallardo y de Evelyn Salgado. La falta de pruebas, señalan los resolutivos planteados por el Tribunal Electoral, ha sido el talón de Aquiles de las impugnaciones. Y, por cierto, por la misma ruta se encamina el caso de Michoacán.

Tomas de posesión y evidencia de cariños

Nos hacen ver que la toma de posesión de varios gobernadores morenistas, además de representar el arranque político y administrativo de sus gestiones, también empieza a articular una configuración de poder. Y es que, sin perder su natural alineamiento a la Cuarta Transformación, cuyos designios provienen de Palacio Nacional, no es desconocido que varios de los nuevos mandatarios estatales mantienen proximidad con figuras que son relevantes en el entorno morenista y lo seguirán siendo en decisiones importantes. Es el caso, por ejemplo, del senador Ricardo Monreal, quien mantiene proximidad con David Monreal, de Zacatecas; Rubén Rocha Moya, de Sinaloa; o Víctor Manuel Castro Cosío, de Baja California Sur. Ayer el legislador estuvo presente en la toma de posesión de Miguel Ángel Navarro en Nayarit y ya se tendría confirmada su asistencia a la de Alfredo Ramírez Bedolla, de Michoacán.

Pobre Acapulco

La que ya tiene un pie fuera del ayuntamiento de Acapulco es la morenista Adela Román. Y, nos cuentan, todo indica que, aunque ya se quiere ir, un montón de pendientes que deja, muchos de ellos ya convertidos en problemas graves, la habrán de seguir. “Yo no le fallé al pueblo de Acapulco, fueron las circunstancias”, señaló este fin de semana, justo luego de hacer la petición a los habitantes del municipio de mantener la basura que generen en sus patios y estacionamientos. ¿Y por cuánto tiempo? Pues, según ella, hasta que los camiones “que nos están auxiliando” puedan pasar a recogerla. El famoso destino de playa del país, nos comentan, está lleno de basura, tanto en colonias como en espacios turísticos a causa del paro que por falta de pago realizan los trabajadores de recolección. Y aunque el conflicto no se le puede atribuir a los ciudadanos, Román Ocampo ayer les aventó la papa caliente: “Acuérdense que hay obligaciones y hay deberes y los acapulqueños tienen el deber de ayudarnos”. Uf.

Creel, nada que ver

El que ha sido mencionado en distintos espacios periodísticos en los últimos días, relacionándolo con una investigación que menciona a empresarios dedicados al tema del outsourcing y por el desvío de recursos que se presentó el sexenio pasado en el Órgano Administrativo de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Gobernación, es el panista Santiago Creel. Sin embargo, nos cuentan que la realidad es que el ahora legislador, quien además es vicepresidente de la Cámara de Diputados, nada tiene que ver en este asunto, de tal manera que se ha encargado de hacer diversas aclaraciones sobre lo publicado. Y nos comentan que, al contrario, se trata de un interlocutor relevante con las distintas fuerzas políticas del Congreso de la Unión, además de que tiene buenas relaciones, eso hay que anotarlo, en Palacio Nacional. (La Razón, La dos, p.2)

Estrictamente Personal / La venganza de Gertz Manero

Quien conoce a Alejandro Gertz Manero sabe que el fiscal general es muy vengativo. Dos décadas de ocupar altos cargos en gobiernos federales han mostrado cómo utiliza la fuerza para embestir a sus rivales, a familiares o a cualquier persona que considere lo ha agraviado. En las últimas semanas vimos la sevicia con la que actuó en contra de la familia de su hermano fallecido, donde un juez finalmente le puso un alto, pero en los últimos días, este hombre, que es un impenitente sin remordimiento y con un hambre insaciable para la vendetta, la emprendió contra un amplio sector de la comunidad científica que, sin duda alguna, causará un escándalo.

Gertz Manero solicitó una orden de aprehensión en contra de 31 científicos, investigadores, académicos y personal administrativo, para que sean llevados al penal de máxima seguridad de El Altiplano, acusados de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada. El fiscal partió de una denuncia de la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, que tiene sus propias fobias contra la comunidad científica, por los presuntos delitos de peculado y uso ilícito de atribuciones y facultades, que Gertz Manero decidió escalar para refundirlos en Almoloya.

La acusación del fiscal tiene un enorme sabor a venganza, luego de que la comunidad científica se levantó a gritos y protestas porque Álvarez-Buylla lo aprobó como investigador del nivel III en el Sistema Nacional de Investigadores, reservado para quienes hayan hecho contribuciones significativas en su campo de experiencia, luego de una década que lo había intentado sin éxito porque, hasta antes de este gobierno, los evaluadores del Consejo de Aprobación habían concluido que no tenía los méritos suficientes. En el proceso, Gertz Manero se convirtió, además, en objeto de crítica cuando el escritor Guillermo Sheridan documentó un plagio flagrante en la biografía que escribió de Guillermo Prieto, que la directora del Conacyt calificó como una “obra notable”.

Se puede argumentar que el pago que le hizo Gertz Manero por ese servicio fue elevar el número y la gravedad de los delitos, que le permitieron canalizar su furia contra los científicos. El fiscal general puede alegar que actuó conforme a derecho, pero hay dos elementos que lo contradicen. Por un lado, la respuesta del juez en El Altiplano, donde se integró la causa penal, que en primer lugar cuestiona que los hechos que se imputan hayan ocurrido en el Estado de México, donde se encuentra radicado, por lo cual los jueces tendrían que declararse incompetentes, y en segundo lugar, señala que la Fiscalía no justificó con fundamento, razones o motivos, por qué quiere que sean encarcelados en esa prisión donde están capos del narcotráfico o delincuentes que requieren de una alta seguridad.

Por el otro lado, en respaldo a la conjetura de que Gertz Manero actuó con sed de venganza, la directora del Conacyt ha estado diciendo a funcionarios del gobierno federal y científicos, a manera de deslinde del fiscal, que ella nunca presentó una denuncia por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita o delincuencia organizada. La denuncia de Álvarez-Buylla se centra en el presunto financiamiento ilegal del Conacyt al Foro Consultivo Científico y Tecnológico, que es un órgano de consulta permanente del Ejecutivo federal y de la Junta de Gobierno del Conacyt, fundado en 2002, que fue motivo de un diferendo a partir de una reforma en la Ley de Ciencia y Tecnología en diciembre de 2019, resuelto en un amparo de la Suprema Corte este año, donde reconoció que antes de la reforma, esa asociación civil tenía una figura legal válida para ejercer sus funciones y recibir recursos.

De acuerdo con abogados, ese amparo hace que la denuncia de Álvarez-Buylla y la acusación de Gertz Manero carezcan de sustento jurídico respecto a los presuntos delitos de peculado (desvío de recursos para beneficio personal) y uso ilícito de atribuciones y facultades. Desde el punto de vista jurídico, ello conduce a que las acusaciones de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, tampoco procedan.

Pero desde el punto de vista político y administrativo, es una aberración lo que hizo el fiscal. Sólo como botón de muestra, si son recursos del Conacyt los que se transfirieron al foro, es dinero que salió del presupuesto. Entonces, ¿de dónde afirma que eran de “procedencia ilícita”? Si el dinero no tenía ninguna procedencia ilícita, ¿sobre qué establece el delito de delincuencia organizada?

Por lo que hemos visto, a Gertz Manero no le importa apegarse a la ley, sino a su visión de la justicia personal. Las dos principales figuras de la comunidad científica que quiere encarcelar en El Altiplano son Enrique Cabrero, miembro de la Academia de Ciencias, exdirector del Conacyt y del CIDE, catedrático en México, Francia y el Reino Unido, y a Julia Tagüeña, doctorada en la Universidad de Oxford, que fue coordinadora del Foro Consultivo Científico y Tecnológico. Pero hay otros científicos de gran reconocimiento en el campo de la física, la salud, el medio ambiente, y varios han trabajado en gobiernos e instituciones académicas.

En la denuncia original, Álvarez-Buylla acusó a varios exfuncionarios de Conacyt, dentro de su lucha contra administraciones anteriores, pero lo que rebasa los límites de la razón y la comprensión es la actitud de Gertz Manero, que es un fiscal sin freno –no tiene nada que ver con la autonomía del cargo– que da la impresión, a partir de hechos objetivos, de que la justicia que se supone debe impartir pasa más por su temperamento, sus fobias y sus rencores, no por la aplicación justa de la ley.

Un fiscal con ese talante vengativo es una amenaza para cualquiera, porque en cualquier momento puede inventar acusaciones contra quien le caiga mal o acomodar la ley a su agenda personal. Si al final del camino todo se le desmorona, como ha sucedido, habrá infligido un daño a su fama y reputación de manera irreversible, sin que eso parezca preocuparle. (Raymundo Riva Palacio, El Financiero, Nacional, p.38)

Historias de Reportero / AMLO, el vergonzoso apapachador de dictadores

31 países en la mesa de la sexta cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y a México lo flanquean Cuba y Bolivia. ¿Orden alfabético, o le dieron órdenes al alfabeto para complacer al presidente anfitrión? Nunca lo sabremos. Lo que sí sabemos es que el presidente López Obrador maneja la política exterior igual a la interior: mandan sus filias y sus fobias, cueste lo que cueste.

La CELAC es el foro latinoamericano de integración e intercambio más importante para la región, una gran oportunidad para que México se presente no sólo como líder para enfrentar desafíos como la pandemia, los bloques económicos y el cambio climático, sino como facilitador de diálogo en un momento en que Latinoamérica está partido en dos. Pero López Obrador decidió opacar esa agenda. Prefirió desplegar la alfombra roja para recibir, como invitados especiales, a dos líderes de regímenes dictatoriales: el más longevo de Latinoamérica y el más radical de la actualidad.

El problema no está en que asistan sino en el recibimiento especial. El problema no está en sentarse a dialogar con los lideres de la región sobre sistemas y valores ideológicos reflejados en las políticas nacionales y exteriores, el problema está en dar un espacio privilegiado durante la celebración de la Independencia —momento cumbre de nuestro sentimiento patriótico— a un jefe de gobierno que hace unas semanas reprimió con violencia a manifestantes que en su país sencillamente anhelan una mejor calidad de vida, con justicia social y democracia. Mientras López Obrador apapachaba dictadores, Europa pedía sanciones contra ellos.

Tan vergonzosa la actuación de México en la CELAC, que otros países vinieron a darnos clases de política exterior a domicilio. El presidente uruguayo, Luis Lacalle, alzó la voz para cuestionar las dictaduras donde “no hay democracia plena, separación de poderes y se utilizan los aparatos del Estado para reprimir a los disidentes y encarcelar a los opositores”. Otros países que no encuentran nada que tolerar ni admirar en Cuba o Venezuela, lo secundaron. La organización Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio declaró este sábado “persona non grata” al presidente López Obrador “por su apoyo y reconocimiento a los dictadores Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel”.

Tan vergonzosa la actuación de México, que en una cumbre donde las reglas de etiqueta son forma y fondo, el anfitrión comete el error más básico de la diplomacia ofreciendo tratos preferenciales basados en un idealismo trasnochado.

Andrés Manuel López Obrador es juarista hasta que lo traicionan sus filias y sus fobias, y entonces solo queda el obradorista.

Saciamorbos

Hace exactamente 5 años, Peña Nieto recibió al entonces candidato Donald Trump. López Obrador calificó el encuentro como un error. “Debemos ser prudentes, precavidos y no meternos en la vida interna de ningún otro país, para que ellos no se metan en las decisiones que solo corresponden a los mexicanos”. A tres años de su administración, está claro que el criterio se ajustó a su conveniencia. (Carlos Loret de Mola, El Universal, La 2, p.2)

Astillero

Iglesia retoma activismo // Convoca a marcha por la vida // AMLO: posición más a la izquierda // Cuba, Celac, Maduro ¿y EU?

Dos hechos han acelerado la polarización nacional y precisan los términos de una confrontación política, ideológica y electoral que tendrá su momento cumbre en los comicios de 2024, sobre todo en cuanto al relevo en la Presidencia de la República.

La derecha y la ultraderecha mexicanas fueron agitadas por la visita de Santiago Abascal, el dirigente del fascistoide partido español Vox, pero el resorte que les movió fue la prevista cancelación, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), de castigos penales a mujeres que decidan suspender sus embarazos.

El 2 del mes en curso la atención pública se concentró en la Carta de Madrid que firmó la mayoría de los senadores panistas, pero el motivo oficial de ese encuentro fue el Foro Internacional 2021 De la mujer embarazada en estado vulnerable, organizado por los mismos panistas ultra y en el que participaron el propio Abascal, el argentino Agustín Laje e incluso el calderonista y zavalista Luis Alberto Rosas, conocido en las redes sociales digitales como Tumbaburros, quien cerró su discurso advirtiendo a los jóvenes que si desean frenar esta marea progresista, asquerosa y asesina que se viene para todos nuestros países, es desde la trinchera política, y señores, vamos a ganar porque es el plan de Dios.

Estos prolegómenos han sido clave para crear las condiciones para movilizaciones y aglutinamientos en rechazo a la despenalización del aborto voluntario. Ayer, en todo el país, sacerdotes a cargo de misas católicas leyeron un documento impulsado por la Conferencia del Episcopado Mexicano (@IglesiaMexico, en Twitter) para invitar y animar a los feligreses a que participen en una marcha a favor de la mujer y la vida que se realizará el domingo 3 de octubre del Auditorio Nacional al Ángel de la Independencia, en la Ciudad de México. Ya tienen cuenta en Twitter, @afavormujervida, portal y un número telefónico correspondiente al área de Cadereyta, Nuevo León.

Por otra parte, se realizó en México la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y que, junto con la visita del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel (quien incluso pronunció un discurso ante las fuerzas armadas mexicanas el 16 de septiembre) y la llegada de última hora del venezolano Nicolás Maduro a la sesión de la Celac, agudizó la reacción de opositores al gobierno obradorista por recibir a esos jefes de Estado en una reunión institucional, en la que incluso los presidentes de Uruguay y Paraguay objetaron las presencias cubana y venezolana.

Más allá de los detalles específicos de esta reunión, y de la invitación a Díaz-Canel, lo trascendente para México no está en sus resultados formales (por ejemplo: no se pudo avanzar en el propósito de decir adiós a la Organización de Estados Americanos, OEA), sino en un posicionamiento del obradorismo, tan presuroso como aún nebuloso, en el explícito flanco izquierdo latinoamericano, a contracorriente de las posturas de Estados Unidos.

De golpe, el Presidente de México recibió y dio especial trato y tribuna al mandatario cubano (lo cual generó un rechazo inmediato de políticos asentados en Florida); auspició el intento de extremaunción a la OEA (aunque también propuso formar una especie de Unión Americana, a semejanza de la Europea, tema que implicaría más cesiones a favor del país dominante, Estados Unidos); propició un discurso a distancia del presidente de China (el principal adversario actual de Estados Unidos) y dio material para la narrativa de sus adversarios en cuanto a comunismo, socialismo y autoritarismo.

Por lo pronto, lo único más o menos claro es que las posiciones de las dos partes nacionalmente contendientes van quedando más definidas y más polarizadas. Y, mientras el zapatismo, a través del subcomandante Galeano, advierte: Chiapas, al borde de la guerra civil (https://bit.ly/3nKKCtW), con duras críticas, sobre todo al desgobierno de Rutilio Escandón ¡Hasta mañana! (Julio Hernández López, La Jornada, Política, p.8)

Cuarto de Guerra / Seis razones para la renuncia del Fiscal

Alejandro Gertz Manero debe ahorrarle al Presidente que le solicite su renuncia por los amplios problemas que le genera al Estado. En ese mismo sentido debe ahorrarle al Congreso que abra una investigación por los probables delitos que haya cometido.

Gertz gozó del apoyo del Estado y generó simpatías en la sociedad que ya perdió por una gestión manchada por escándalos y probables actos de corrupción, lavado de dinero, extorsión a familiares, conflictos de interés en litigios en donde ha usado su poder público, plagio y deshonestidad intelectual, entre otros. Encuentro seis razones para que el fiscal, por dignidad personal y visión de Estado, presente su renuncia.

  1. Probables actos de corrupción y lavado de dinero. El fiscal se hizo de una fortuna a lo largo de sus años como servidor público y abogado litigante que hoy conocemos gracias a las valientes denuncias presentadas por miembros de su familia política. Esto puede explicar el probable origen ilícito de su fortuna con la que compró la UDLA de la CDMX, inmuebles en México y extranjero, automóviles de lujo, cuentas bancarias en paraísos fiscales, entre otros bienes denunciados por su propia familia.
  1. Lastre para la transformación. Gertz no ha cumplido con la responsabilidad histórica de combatir la corrupción y los altos niveles de impunidad en el país por los que el presidente depositó su confianza al proponerlo como el primer Fiscal autónomo. Casos emblemáticos de corrupción siguen atorados o están por caerse, por incompetencia o por corrupción, como Odebrecht-Lozoya, Altos Hornos-Ancira, entre otros.
  1. Impulsar reformas contra los DD.HH. La ley orgánica de la FGR que impulsó Gertz Manero es fuertemente criticada al interior del propio gobierno federal, por importantes organizaciones sociales, colectivos de víctimas y defensores de derechos humanos.
  1. Plagio y deshonestidad intelectual. Nadie en la comunidad de investigadores y científicos comprende cómo se le otorgó el grado máximo de investigador S.N.I. III, por lo cual el CONACYT le da además un apoyo económico mensual aproximado de 30 mil pesos, para que realice importantes aportaciones a la ciencia o tecnología. Muchos desconocemos cuál ha sido la gran obra intelectual que el doctor Gertz nos dejó a la humanidad. Asimismo, Guillermo Sheridan de manera valiente denunció las similitudes de un libro de Gertz con otra obra de Malcolm D. McLean, eso se llama plagio y es un delito.
  1. Riesgo a la Seguridad Nacional. Si la corrupción y el combate a la impunidad están en la agenda de riesgos entonces el Fiscal es una probable amenaza. Si el fiscal está involucrado, como parece ser, en casos históricos de corrupción y lavado de dinero es un eslabón débil del Estado por conflictos de interés con terceros.
  1. Visión de Estado. En lo personal creo que Gertz es un personaje con visión de Estado. Por lo anterior y si todos los puntos anteriores se comprueban, él sabe que debe presentar su renuncia.

Agenda estratégica: UNAM y S.R.E. organizan un foro sobre el problema del tráfico de armas: 22 y 23 de septiembre por el Facebook Live de la Facultad de Derecho UNAM(Gerardo Rodríguez, El Heraldo de México, País,p.12)

Tolvanera / No se pudo

Cuando México se opuso a la expulsión de Cuba de la OEA, en enero de 1962 en Punta del Este, Uruguay, lo hizo por razones jurídicas pero no soslayó su crítica al régimen cubano.

“Existe una incompatibilidad radical entre la pertenencia a la OEA y una profesión marxista leninista como lo sería también con una profesión monárquica absoluta”, esgrimió el canciller mexicano Manuel Tello. Esa expresión generó críticas en México pues la Revolución Cubana tenía simpatía popular. Pero Cuba ha agradecido siempre el gesto mexicano de oponerse a la expulsión.

“La afiliación del gobierno de Cuba con los países del bando chino-soviético y su compromiso de extender el poder comunista en este continente son incompatibles” con la OEA, dijo entonces el titular del Departamento de Estado, Dean Rusk. Y le hicieron caso.

Washington logró los 14 votos para una mayoría calificada que avalara la expulsión de Cuba pero tuvo que acudir a sobornos monumentales. Haití aceptó 15 millones de dólares y un hospital por cambiar su voto; Uruguay recibió dinero de la Alianza para el Progreso que se embolsaron líderes del gobernante Partido Nacional para su campaña electoral según publicaron el diario Acción de Montevideo (“Uruguay vendió su voto en la conferencia de San Rafael”, 31/01/1962) y los periódicos El Día y El Mañana.

En un túnel del tiempo, los cancilleres de la Sexta Cumbre de la CELAC, realizada este fin de semana en México, regresaron 60 años pero con los argumentos enredados. La Alianza para el Progreso de Kennedy que fue usada hace décadas por Estados Unidos como zanahoria y dadora de sobornos para los votos en la OEA seguida del garrote de los golpes de Estado en la región, fue enaltecida en el discurso inaugural de la Cumbre por el presidente mexicano. Cuba otra vez como fantasma sumada a la presencia del presidente Nicolás Maduro y a la del canciller de Nicaragua, regresó para animar escupitajos y provocaciones.

El presidente uruguayo Luis Lacalle, del mismo Partido Nacional que vendió su voto en 1962, reivindicó a la OEA de cara a Andrés Manuel López Obrador quien se ha pronunciado abiertamente por la desaparición del organismo y de paso arremetió contra el gobierno cubano cuyo Presidente era el invitado de honor de México.

Que Lacalle, un personaje que no tiene la grandeza de un José Mujica, haya tomado la bandera democrática en la CELAC marca claramente la pobreza de la reunión. Lo pendenciero dominó una cumbre que tenía otra expectativa: abrir la puerta para desarticular a la OEA.

Cuba provoca definiciones. Rechazarla o apoyarla es un pretexto o una convicción. Para México el apoyo había sido pretexto para tomar distancia de las presiones estadounidenses. Pero ahora es pretexto y convicción. El presidente López Obrador decidió ostentar su apoyo al gobierno cubano que encabeza Miguel Díaz-Canel y provocar en la CELAC un endurecimiento de posturas. Lo dejó claro el 16 de septiembre, en una ceremonia suprema, donde instó a Joe Biden a suspender el bloqueo a Cuba y apeló a lo que denominó exilio cubano americano a apoyar la reconciliación en la isla.

Aunque Cuba ahora no tiene un exilio homogéneo sino una diáspora distribuida en varios países distante del conservadurismo de Miami. Los exiliados de este siglo son intelectuales, artistas y técnicos formados en la Revolución. No es un exilio de derecha. El gobierno de Obama en su momento buscó una normalización de relaciones con Cuba pero dedicó para ello cuatro años de negociaciones. El de México no tiene más discurso que apoyar a Díaz-Canel, parece ignorar la nueva realidad de los cubanos y no se propone animar una transición junto con el apoyo económico y comercial a Cuba.

Al colocar al régimen cubano por delante, el gobierno mexicano congeló la cumbre de CELAC. Favoreció que gobiernos conservadores se convirtieran en paladines de la democracia y retornara a una guerra fría la relación interamericana.

La cumbre pretendía dar un golpe de autoridad a la OEA. Echó reversa. Para deshacer esa bazofia de organismo hay que reunir un consenso amplio que difícilmente se logra partiendo plaza de la mano de Maduro o Díaz-Canel. (Roberto Zamarripa, Reforma, Opinión, p.11)

La Gran Depresión / ¿Para qué pasear dictadores en nuestro país?

Sentar a dos dictadores a la mesa y querer asumirse como el líder de América Latina habla del muy poco entendimiento que tiene la 4T de los valores básicos de las sociedades del sur del continente.

Porque el hecho de que el presidente Andrés Manuel López Obrador le dedique nuestra fiesta de independencia a la defensa del régimen dictatorial cubano y volver a recibir con tal pompa y circunstancia al impresentable dictador venezolano Nicolás Maduro, no significa que mucha gente en Cuba y Venezuela no anhelen la libertad y la democracia.

Un liderazgo se construye sobre valores y objetivos comunes. Placear así a esos dictadores no es un anhelo de la región, por más que quieran encontrar comunes denominadores en contra de organismos regionales patrocinados por el gobierno de Estados Unidos.

México es un país democrático con un gobierno de poca vocación institucional que logra con esos desplantes de respaldo a los dictadores jalar las miradas internacionales y cuestionar qué planes tiene la 4T para este país.

Estos juegos políticos de posicionamiento interno entre alguna parte de la clientela electoral de la 4T también tienen su riesgo, porque no todos los seguidores de López Obrador aprueban los métodos autoritarios en Venezuela, Nicaragua o Cuba.

Y si bien en Estados Unidos puede verse como un acto folklórico innecesario de la 4T, puede despertar la ira de grupos radicales estadounidenses que tengan un importante poder de cabildeo en Washington.

El gobierno de México debe hacer muy bien sus números de las relaciones cotidianas con unos y con otros. Por ejemplo, en lo comercial, todas las exportaciones de este país a Cuba entre enero y agosto de este año equivalen a ocho horas de exportaciones mexicanas a Estados Unidos.

Tanta insistencia en esos desplantes innecesarios puede activar las otras agendas de La Casa Blanca, que no pasan por el intento de desactivación de la Organización de Estados Americanos, pero que sí pesan en otros asuntos como la falta de cumplimiento a los contratos de empresas estadounidenses, sobre todo del sector energético, y la ausencia total de compromiso de México con la agenda del cambio climático que es el eje discursivo del gobierno de Joe Biden.

La cumbre convocada por México, sin muchos presidentes de la región, pero sí con estos dictadores, fue un fracaso que no parece abonar nada bueno internamente al canciller Marcelo Ebrard.

Lo que hay que ver es si esta estrategia de pasear dictadores por México ya no pasa de aquí, si se suma a una más de las tantas pifias de la 4T, o si manda mensajes que no podemos ver.

Quedó claro que con esos participantes México no será el líder latinoamericano de un equivalente de la Unión Europea, que la reunión en nuestro país sirvió para ahondar las diferencias latinoamericanas y para recodar a todos que en nuestro continente hay regímenes totalitarios que abusan de su población.

Pero pasear dictadores, así como ocurrió en estos días, debe tener otros mensajes internos que hay que ver cómo los va descifrando el propio Presidente en sus mañaneras. Tiene que ser algo más que una mala ocurrencia. (Enrique Campos Suárez, El Economista, Finanzas, p.13)

Duda Razonable / El club que no logró reconstruirse

No sé, pero pienso que si uno quiere reorganizar un club de amigos para, entre otras cosas, no dejar que el club de enfrente se siga pasando de listo y mostrar que es la unión la que hace la fuerza, no es lo mejor que a las primeras de cambio los integrantes del club se agarren a golpes (verbales).

El gobierno mexicano convocó a los países latinoamericanos para revivir una decaída Celac con algunas agendas claras de trabajo conjunto en la región. En términos políticos, la propuesta de desaparecer y reemplazar la Organización de Estados Americanos era tal vez la más vistosa, porque alentaba ese sentimiento antiestadunidense tan efectivo en la región.

El presidente Andrés Manuel López Obrador elevó la apuesta escogiendo de entre todos los otros mandatarios al presidente cubano como invitado de lujo a las celebraciones de la Independencia, y reclamando de manera directa al gobierno estadunidense el viejo embargo sobre la isla.

Luego pasó lo que pasó. Algunos mandatarios de países relevantes por su tamaño, historia y economía no llegaron. Y los que llegaron ocuparon el espacio para el espectáculo.

“Mi presencia en esta cumbre en ningún sentido ni circunstancia representa un reconocimiento al gobierno del señor Nicolás Maduro”, dijo el paraguayo Mario Abdo Benítez. El venezolano le respondió: “¡Ni del mío para el tuyo!”.

Luego tocó turno al presidente uruguayo Luis Lacalle: “Cuando uno ve que en determinados países no hay una democracia plena, cuando no se respeta la separación de poderes, cuando desde el poder se usa el aparato represor para callar las protestas (…) debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela”.

Maduro volvió a retar al paraguayo con un debate “usted ponga lugar y hora”, como lo hacíamos en la secundaria. Díaz-Canel respondió al presidente uruguayo, quien terminó citando la canción que unió a los cubanos en la calle en las más recientes manifestaciones.

Un batidillo que ocupó las primeras planas. Es cierto que la reunión, la importancia concedida al presidente cubano y el discurso del Presidente podría provocar muy incómodas conversaciones de la cancillería mexicana con el gobierno estadunidense.

Pero también es cierto que en Washington deben pensar que si ese es el club que están organizando para tener más fuerza frente a nosotros… good luck. (Carlos Puig, milenio, Al Frente, p.2)

El Asalto a la Razón / Tres alacranes en el arroz

Aunque no hubieran abierto la boca quienes representaron a las tiranías de Cuba, Venezuela y Nicaragua (Miguel Díaz-Canel, Nicolás Maduro y el canciller del dictador Daniel Ortega, Denis Moncada), la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños resultó más anecdótica que trascendente.

Pese a ser el ideal del presidente López Obrador, la región está muy lejos de gestar algo parecido a la Unión Europea, especie de moderna confederación supranacional institucionalizada, cuyo compromiso con la integración y la gobernanza en común se funda en la libertad y el respeto a los derechos humanos.

“La Celac puede convertirse en el principal instrumento para consolidar las relaciones entre nuestros países de América Latina y el Caribe, y alcanzar el ideal de una integración económica con Estados Unidos y Canadá en un marco de respeto a nuestras soberanías; construir en el continente americano algo parecido a lo que fue la Comunidad Económica que dio origen a la actual Unión Europea”, dijo, al inaugurar la reunión de representantes de todos los países de la Organización de Estados Americanos menos Estados Unidos y Canadá. El que ambas naciones fueran la excepción es en extremo relevante porque sus gobiernos, al igual que varios latinoamericanos y caribeños, condenan las atrocidades que los mandamases de Cuba, Venezuela y Nicaragua cometen contra sus gobernados.

Dos mandatarios, Luis Lacalle de Uruguay, y Mario Abdo Benítez, de Paraguay, no vinieron a echar rollo ni hacer relaciones públicas:

Ante AMLO, el primero recordó que “uno de los elementos que impulsa y que es plataforma de la Celac es la democracia, y la democracia es el mejor sistema que tienen los individuos para ser libres, el estado más puro de una persona es la libertad, y por eso participar en este foro no significa ser complaciente, señor Presidente. Por supuesto, con el respeto debido, cuando uno ve que en determinados países no hay una democracia plena, cuando no se respeta la separación de poderes, cuando desde el poder se usa el aparato represor para callar las protestas, cuando se encarcelan a opositores, cuando no se respetan a los derechos humanos, nosotros, en esta voz tranquila pero firme, debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela”. Y ante los vientos mexicanos de demolición, pintó su raya: integrar la Celac “no significa que de alguna manera caiga en desuso la participación de la OEA, queremos estar bien claros…”.

El paraguayo centró su desacuerdo en quien ve a Hugo Chávez en los pajaritos: “Mi presencia en esta cumbre en ningún sentido ni circunstancia representa un reconocimiento al gobierno del señor Nicolás Maduro. No hay ningún cambio de mi gobierno y creo es de caballeros decirlo de frente”.

Falsarios y cachetones, los impresentables aludidos firmaron 44 compromisos, incluidos los que deben haberles causado hilaridad: consolidación de la democracia, lucha contra la corrupción y respeto a los derechos humanos… (Carlos Marín, Milenio, Política, p.7)

Epicentro / El gran polarizador

El trato que el gobierno de México le dio al presidente de Cuba durante los festejos de la Independencia es un error moral. Lo es todavía más porque el presidente es Andrés Manuel López Obrador. La izquierda mexicana, a la que López Obrador dice representar, se forjó en la lucha por las libertades democráticas y en resistencia frente a la represión y la persecución del Estado. La izquierda mexicana sabe lo que es el acoso, la amenaza y la censura desde el poder. Que el presidente de México reciba con honores al dictador para luego defender públicamente al gobierno de Cuba y finalmente otorgar la palabra a Díaz Canel es una contradicción siniestra. La evidencia es incontestable: la de Cuba es una dictadura represora, brutal y fratricida que ha hundido al pueblo cubano en la miseria, el temor, la sospecha mutua y el silencio. Respaldar a ese monstruo es una traición a la historia de la lucha de la izquierda –y la oposición– en México.

Pero el episodio de Díaz Canel en México es otra cosa también. En las últimas semanas se ha escrito mucho sobre nuestra polarización. Algunas voces insisten en que esta polarización es cosa de dos. Sugieren una suerte de equivalencia entre el presidente y sus críticos, entre lo que ocurre con quien tiene el poder y con quienes, sin contar ni remotamente con ese poder, lo critican.

 Esta equivalencia es falsa. No hay comparación posible entre lo que el presidente de México hace desde el púlpito presidencial cada mañana con el megáfono en la mano y la respuesta de sus críticos. Es ingenuo insinuar que pesa lo mismo la palabra de López Obrador que la de un columnista, un medio de comunicación o incluso las voces de la maltrecha oposición en México. El poder objetivo de López Obrador para difamar, aplastar y polarizar no lo tiene ningún otro actor público en el país. Por eso el presidente debe cuidar, en México y cualquier otra parte, lo que hace y dice.

Durante todo su gobierno, López Obrador ha optado por lo contrario. Ante la oportunidad de construir puentes y limar asperezas, decide lo opuesto. El ejemplo más reciente es la visita de Díaz Canel. El presidente pudo haber invitado a Díaz Canel y darle un trato generoso sin incurrir en esa puesta en escena llena de provocaciones innecesarias. No había necesidad, por ejemplo, de elogiar de nuevo a la dictadura cubana. No había necesidad de darle la palabra a Díaz Canel y regalarle el escenario para lavarle la cara después de las jornadas de horrenda represión en la isla de hace un par de meses. No había necesidad de puyar a Estados Unidos. No había necesidad de nada de eso. López Obrador decidió escalar el episodio a cada paso.

¿Por qué lo hace? En parte se debe a la conveniencia política de la narrativa binaria. Al presidente le gusta leer el mundo en negro y blanco. Por eso no hay reclamo válido al gobierno, ni siquiera de padres de niños con cáncer, y por eso el crítico es siempre, de algún modo, un opositor avieso, un golpista. El presidente es siempre la víctima frente a poderes oscuros, victimarios potenciales de su proyecto político. En el fondo, sin embargo, sus motivos importan poco. Para el debate sobre la responsabilidad de la polarización en México importa más identificarlo como lo que es: el gran protagonista de nuestra desavenencia cotidiana.

No es posible lamentar la polarización de una sociedad sin identificar claramente a sus promotores. En Estados Unidos, por ejemplo, la polarización no empezó con Trump, pero su gravedad actual no se explica sin él. Hábil para el rédito electoral y político de la polarización, Trump insertó diversas cuñas en la vida pública estadounidense. El resultado ha sido una casa dividida contra sí misma, quizá sin remedio. En México, el análisis de la polarización requiere mirar con claridad la responsabilidad que tiene todos los días el presidente López Obrador. Sin falsas equivalencias. La batalla contra esa enfermedad, capaz de fracturar violentamente una sociedad, debe comenzar con su principal protagonista. (León Krauze, El Universal, La 2, p.2)

Serpientes y Escaleras / La cumbre de la CELAC, ¿éxito o fracaso?

La Cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe, ocurrida este fin de semana en México, generó más polémica que resultados concretos para los países cuyos presidentes asistieron al encuentro que tuvo lugar en el Palacio Nacional. La asistencia de los mandatarios de varios países que acudieron a la convocatoria del gobierno de López Obrador si bien fue un logro diplomático, terminó opacada por la polarización y la división que afloró en el encuentro, donde la presencia de Nicolás Maduro y Miguel Díaz Canel, cuestionada por Uruguay y Paraguay, terminó siendo más un elemento de tensión y protagonismo excesivo que le restó claridad y legitimidad a los consensos alcanzados.

El desplante del mandatario uruguayo, Luis Lacalle, que cuestionó la violación de derechos humanos y la represión, y la falta de democracia y equilibrio de poderes en Cuba y Venezuela, en tono de abierto reproche al presidente anfitrión López Obrador, fueron el reflejo de una operación diplomática que se salió de control para la cancillería mexicana, encabezada por Marcelo Ebrard, que se enteró, según por sorpresa —de acuerdo con la versión oficial— el viernes en la noche de la asistencia de Nicolás Maduro, que ya venía volando a territorio mexicano sin que lo supieran los organizadores, en algo que fue una abierta provocación del dictador venezolano y que le complicó toda la Cumbre a la administración lopezobradorista.

México, que en la visión oficial se anotó un “gran logro diplomático” por haber logrado realizar una cumbre presidencial en la CELAC, que no ocurría desde 2017, en la que además pudo sentar a la mesa a gobiernos lo mismo de derecha que de izquierda y hasta las dictaduras de la región, terminó siendo rehén de las diferencias ideológicas del hemisferio y de los intereses de Estados Unidos, que claramente se movieron también este fin de semana para tratar de evitar el objetivo original que se habían planteado en el gobierno de López Obrador y sus aliados de Argentina, Cuba y Venezuela, para esta reunión: el inicio de un consenso para sustituir y desaparecer a la OEA para dar paso a un nuevo organismo regional y multilateral, algo que quedó muy lejos en la declaratoria final del encuentro.

Dos días antes de que los presidentes de Uruguay y Paraguay viajaran a México, ambos recibieron la visita en sus respectivos países del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Mauricio Clover Carone, quien en reuniones con Luis Lacalle y Mario Abdo comprometió apoyos y financiamientos para las dos naciones del cono sur por parte del organismo con sede en Washington. Clover Carone, quien fuera un cercano colaborador del expresidente Donald Trump e influyera en la política de abierta confrontación que este tuvo con Cuba y Venezuela, habló en Asunción y Montevideo de grandes proyectos como convertir a Uruguay en el “nuevo Silicon Valley del sur”. Es claro que la presencia y los ofrecimientos del BID, para esos países sudamericanos en la víspera de la CELAC no fueron una mera coincidencia.

Como tampoco lo fue que Nicolás Maduro, contrario al compromiso que había hecho con López Obrador, de que él no asistiría personalmente al encuentro en Ciudad de México y sólo enviaría a su vicepresidenta Delcy Rodríguez, tampoco fue casualidad y sumado al abierto activismo y protagonismo de Díaz Canel en México, sólo se prestan a dos interpretaciones: o el gobierno mexicano y su canciller pecaron de ingenuidad y cayeron en el juego de Cuba y Venezuela porque no midieron el impacto de traer a dos dictadores condenados por Washington y por el mundo por sus acciones represoras y antidemocráticas, o de plano fue una estrategia perversa de la administración lopezobradorista para ocultar hasta el momento de su arribo la polémica presencia de Maduro y fortalecer, junto con sus elogios y respaldos al cuestionado Díaz Canel, la formación de un eje de izquierda que, junto con Argentina, tomara el control de la OEA y la transformara para sacarla del control histórico de Estados Unidos.

Porque esa fue la otra enorme “casualidad” que sucedió en la víspera de la cumbre latinoamericana y del Caribe: que al candidato a nuevo presidente de la CELAC y aliado de López Obrador, Alberto Fernández, le estalló una fuerte crisis en el gobierno de Argentina con la renuncia de medio gabinete y la presión directa de su jefa política, Cristina Fernández de Kirchner, para desarticular la participación del mandatario argentino que ya no pudo viajar a México y que además destituyó a su canciller… mientras este volaba rumbo a la capital mexicana.

Por todo eso el éxito o fracaso de la Cumbre de mandatarios de la CELAC, que no sólo terminó atrapada en la confrontación regional entre izquierdas y derechas sino también en la polarización y división entre mexicanos que la calificaron unos como “gran logro diplomático de López Obrador y Ebrard” y otros como “un rotundo fracaso del presidente mexicano y de su canciller”, dependerá más que la óptica con que se vea o de las percepciones e intereses, de los resultados concretos que arroje este encuentro.

En su reciente visita a Washington, el pasado 9 de septiembre, el canciller Marcelo Ebrard dijo en una conferencia de prensa en la embajada mexicana que el objetivo central del encuentro del sábado 18 en Palacio Nacional, era empezar a trabajar un consenso para una “transformación total de la OEA” y para definir si ese organismo debía permanecer o ser sustituido por uno nuevo, para presentarles una propuesta concreta, producto de ese consenso latinoamericano, a Estados Unidos y Canadá en marzo de 2022. Al menos ese objetivo parece que no avanzó mucho el fin de semana y es claro que las diferencias que afloraron en la Cumbre, el excesivo protagonismo de actores como Maduro y Díaz Canel, junto con el papel jugado por Lacalle y la ausencia de Fernández, pasaron el intento de cambiar a la OEA para mejor ocasión.

Sin menospreciar acuerdos como la producción propia de vacunas en la región, la creación de una agencia espacial latinoamericana y los idealistas llamados del presidente López Obrador para una integración comercial y nacional en la América Latina, al estilo de la Unión Europea, todos esos son hasta ahora planes y muy buenas intenciones para avanzar hacia una vecindad y un bloque regional que haga contrapeso al gigante del norte y permita que las naciones de América Central y de Sudamérica avancen hacia nuevos niveles de desarrollo y resuelvan las condiciones de pobreza, desigualdad, ausencia de legalidad, inseguridad y violencia que privan histórica y estructuralmente en esta región del continente. Eso y el sueño revivido en Palacio Nacional, de convertir a México y a su presidente en un “nuevo líder latinoamericano”, siguen siendo un sueño más guajiro que bolivariano.

NOTAS INDISCRETAS…

Paradojas de la vida, pero el gobierno de López Obrador que propuso e impulsó en la Cumbre de la CELAC la creación de un “Fondo Regional para la Atención de Desastres Naturales”, propuesta que por cierto fue aprobada a mano alzada por los mandatarios y representantes de los países latinoamericanos, es el mismo gobierno que aquí, en su casa, desapareció del presupuesto el Fonden o Fondo de Desastres Naturales que durante décadas funcionó para apoyar y ayudar a poblaciones, municipios y estados que caían en situación de desastres por fenómenos climáticos o ambientales.

¿Cómo entender que la 4T impulse un Fonden regional si el que teníamos en casa lo desaparecieron, justo ahora que los desastres y tragedias por causas naturales se están incrementando con los efectos del cambio climático? Solo se entiende con el conocido refrán de “candil de la calle y oscuridad de la casa”…

Anoche se publicó el proyecto de sentencia con el cual el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ratificará en las próximas horas el triunfo del candidato del PVEM, Ricardo Gallardo Cardona, quien había sido impugnado por el PAN por financiamientos ilícitos a su campaña y presuntos vínculos con grupos de crimen organizado.

Los magistrados definirán si aprueban o no este proyecto que desestima los argumentos e impugnaciones sobre el uso de dinero de procedencia ilícita en la campaña de Gallardo, quien ya había sido acusado en una ocasión por la entonces PGR de tener vínculos con el crimen organizado por lo que estuvo en prisión y actualmente tiene dos denuncias de la UIF y la Fiscalía Anticorrupción por el desvío de recursos del ayuntamiento de Soledad de Graciano, además de operaciones financieras irregulares en las empresas de su familia. De aprobarse el proyecto de sentencia se estará abriendo la puerta a un gobierno cuestionado de origen en San Luis Potosí… Los dados mandan Escalera doble. Bien comienza la semana. (Salvador García Soto, El Universal, Nación, p.13)

Fracasa reparto de poder en San Lázaro

Confidencial/El Financiero

El proyecto de reparto de comisiones que propuso Morena en la Cámara de Diputados no gustó a la oposición. “La verdad es que no hay avance”, nos revelaron jefes de bancadas. La Secretaría Técnica de la Jucopo presentó una propuesta sobre el nuevo número de comisiones, la cantidad de sus integrantes, cuántas a cada partido y cuáles. Pero aún “siguen sin acuerdos”. Esta semana es definitiva, pues el jueves acude el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez, al pleno para explicar el Paquete Económico 2022, y con ello el inicio de los grupos de trabajo de comisiones.

Por las buenas formas parlamentarias

Apenas lleva dos semanas como presidente de la Cámara de Diputados y el morenista Sergio Gutiérrez no quiere más escándalos. Se quejó de que al iniciar la Glosa del Informe hubo “situaciones que, al calor de la discusión, rebasaron la diplomacia parlamentaria”. Por eso dirigió un regaño: “Las y los legisladores estamos obligados a dar un ejemplo de civilidad y cordura; por más legítimas que sean nuestras diferencias, en lo político y en el debate, el respeto debe prevalecer. Estamos ante los ojos de millones de mexicanos que lo último que necesitan es la división y el encono”, les espetó.

PAN y los cristianos conservadores

El PAN en el Senado manifestó su enérgico rechazo a la presencia en México de presidentes y representantes de Cuba, Venezuela y Nicaragua, pues –argumentaron– viola el artículo 89 de la Constitución sobre defensa y promoción de los derechos humanos. Curioso, en el mismo sentido se expresó el Movimiento Cristiano Conservador Latinoamericano, que asegura que la asistencia de Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro “ensombrece la neutralidad de la sexta Cumbre de la Celac”. En contraste, “saludaron” los mensajes de Luis Lacalle, de Uruguay, y Mario Benítez, de Paraguay, contra “el autoritarismo y violaciones a los derechos humanos de Cuba y Venezuela”. Sin sorpresas.

¿Con qué cara?

Y a propósito de la queja panista por la Celac, el líder de la bancada azul en el Senado, Julen Rementería, advirtió que durante la comparecencia del canciller Marcelo Ebrard, el 28 de septiembre, para la Glosa del Informe, lo cuestionarán “duramente” por la invitación a líderes de gobiernos “autócratas y opresores” que no tienen un lugar legítimo que ocupar en la comunidad regional de las democracias latinoamericanas y caribeñas. A los senadores panistas sólo habría que hacerles una pregunta: ¿Ya se les olvidó su reunión con el líder del partido ultraderechista español Vox, Santiago Abascal?

Bárcena, sin tapujos

Quien anduvo desatada el fin de semana fue la exembajadora de México en EU, Martha Bárcena. Es bien sabido que durante su encargo en la era Trump tenía diferencias con el canciller Marcelo Ebrard, y ahora se la pasó tundiéndolo en redes por la contradicción de no haber discutido la desaparición de la OEA ante la Celac, y por ser él quien condujera la sexta reunión y no el Presidente, como “indica la práctica diplomática”. De paso arremetió contra Isabel Arvide, y aseguró que su permanencia como cónsul en Estambul es una afrenta para los mexicanos, luego de haber incluido a AMLO en su arenga del Grito la noche del 15.

¿Traición del inconsciente?

Será que habrá anticipado el festejo y andaba trasnochado en tiempos calderonistas, pues Miguel Ángel Navarro, flamante gobernador de Nayarit, resbaló durante su toma de protesta, al asegurar que la secretaria de Educación era ¡Josefina Vázquez Mota!… Pronto corrigió y adelantó que pedirá a Delfina Gómez, actual titular de la SEP, que las preparatorias estatales pasen al Colegio de Bachilleres.

###

“No vamos a decir que les pusimos cinchos”: abuso policial en Morelos

Héctor De Mauleón

“Vamos a decir: sí, efectivamente, me ordenaron entrar, vimos los disturbios, se invitó mediante el diálogo como se pudo… Y mediante el diálogo tratamos de calmarlos; no se pudo porque andaban muy alterados o agresivos los muchachos. Hubo que usar la fuerza de manera racional… No vamos a decir que (a los muchachos) se les pusieron cinchos, de que le pegaste dos tres madrazos a uno…”.

Según un audio entregado al columnista por policías estatales, estas son las instrucciones que el comandante Simón Cano Martínez dictó a los elementos que el 1º de septiembre de 2020 irrumpieron en el Centro de Asistencia Social para Adolescentes, CASA, dependiente del DIF Morelos, a fin de aplacar una protesta y actos de vandalismo contra el inmueble que realizaban un grupo de adolescentes.

Según se desprendió de investigaciones y declaraciones posteriores, los policías sometieron a golpes y “varillazos en las pantorrillas” a los menores. Los hincaron de cara a la pared, con el torso desnudo, y los amarraron de las manos. Al menos 13 de ellos sufrieron esta suerte.

El ombudsman de Morelos, Israel Hernández, quien denunció estos hechos, recordó más tarde que el gobernador del estado, Cuauhtémoc Blanco, lo había citado al día siguiente de manera urgente: en esa reunión estuvieron el secretario de Gobierno, Pablo Ojeda, el comisionado estatal de Seguridad, José Ortiz Guarneros, la secretaria de Hacienda, Mónica Boggio, y el medio hermano del gobernador, Ulises Bravo, sin cargo en el gobierno, pero con autorización para intervenir en todo.

“Me destrozaron, se me fueron con todo”, declaró Hernández. “Pablo Ojeda consideró que mi declaración de que habían estado hincados y descalzos había sido muy irresponsable… ‘¿Qué vas a hacer si no lo pruebas, te vas a retractar, vas a pedirnos una disculpa?’”.

Semanas más tarde policías estatales entregaron a “Reforma” fotografías que mostraban a los adolescentes hincados, descalzos, con las manos atadas y alineados de cara a una pared. Todo lo que el gobierno de Cuauhtémoc Blanco había negado.

La Comisión de Derechos Humanos de Morelos (CDHM) abrió una carpeta. Se determinó que los 13 menores, entre los que había seis mujeres, fueron trasladados, “posiblemente como castigo”, de las instalaciones del DIF, que encabeza la esposa del gobernador, Natalia Rezende Moreira, al centro de tratamiento de las adicciones conocido como SIANI, a cargo de particulares y que según la CDHM no se encuentra avalado ni por la Comisión Nacional Contra las Adicciones, ni por el Consejo Estatal Contra las Adicciones de Morelos, y el cual, además, “brinda sus servicios desde una perspectiva religiosa, violentado con esto el Estado Laico”.

Tras la publicación de las fotografías, visitadores de la CDHM se presentaron en el Centro de Atención a las Adicciones a fin de gestionar entrevistas con los menores agraviados que pudieran servir de base al Protocolo de Estambul.

El procurador de Protección a Niñas, Niños, Adolescentes y la Familia del DIF Morelos ordenó que se impidiera el paso a los visitadores, quienes se retiraron “sin verificar las condiciones en que se encuentran los trece jóvenes”.

Se presentó una denuncia penal ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de Morelos. Con personal de la fiscalía, los visitadores regresaron al centro. Esta vez se presentaron en el lugar el subsecretario de Gobierno, Mauricio Robles, el consejero jurídico, Samuel Sotelo, y el coordinador de asesores, Mauricio Termignoni. El personal de la comisión no tuvo acceso a los adolescentes.

Ante “la obstrucción del Ejecutivo Estatal en las investigaciones”, la CDHM presentó una demanda de amparo indirecto por los posibles delitos de tortura, tratos crueles e inhumanos o degradantes y desaparición forzada. Un juez ordenó que se certificara la integridad de los menores y se les solicitara la ratificación de la demanda de amparo.

Once de los menores no quisieron ratificar. El organismo defensor de los derechos humanos advirtió que la diligencia se había realizado sin la presencia de un representante legal y con los menores privados de la libertad y bajo la custodia de sus presuntos agresores.

El 8 de marzo pasado, una menor que se encontraba en un hogar de acogida, entrevistada por la actuaria del juzgado, se decidió a ratificar la demanda. El Tribunal Colegiado ordenó que se repusiera el procedimiento y comisionó a la actuaria para que requiriera la ratificación de los menores.

Ninguno quiso hacerlo, pero “si manifiestan haber sido víctimas de abusos… así como haber sufrido maltratos durante su traslado y permanencia en el SIANI”: “manifiestan que los policías los patearon, esposaron, golpearon y trasladaron a base de mentiras y que durante su permanencia en el SIANI han sido objeto de malos tratos y amenazas, aunada la alarmante declaración de uno de ellos, en la que manifiesta que una de las adolescentes recibe dinero a cambio de besos”.

En el audio que al que hice referencia al comienzo de esta columna, el comandante Cano Martínez instruye a sus hombres:

“¿Qué vamos a decir? Cuando llegamos, entramos, vimos que unos disturbios, rompieron la puerta café… ustedes no vieron cuando la rompieron, pero hubo un momento donde nosotros tuvimos que entrar por la puerta principal… Se usó la fuerza de manera racional para someterlos, para calmarlos, más que para someterlos y posteriormente las autoridades del DIF pues ya intervinieron, los llevaron a su dormitorio y trasladaron a algunos. Algo así… No vimos lesionados, al contrario, nosotros tuvimos que cuidarnos porque nos estaban tirando piedras, algo así vamos a decir, lo que es. No nos vamos a acordar de las horas, decir: aproximadamente a esta hora…”.

En una hoja de valoración médica, algunos de los menores admitieron que ese día habían consumido alcohol y PVC.

El ejecutivo estatal ha negado o impedido esta investigación de manera sistemática. Otro escándalo en Morelos.

##

El fiasco de la integración con América Latina

Enrique Quintana/Coordenadas

En el discurso político de los gobiernos mexicanos, en diversas ocasiones ha aparecido la idea de que hay que integrarnos con América Latina.

El llamado ‘sueño bolivariano’se ha dejado sentir más de una vez… solo para acabar siempre en un absoluto fracaso.

Lo más que se ha logrado es la formación de algunos bloques comerciales que han funcionado a medias, como el Mercosur, creado en 1991 por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, al que luego se sumaron Venezuela y Bolivia. O bien, la Alianza del Pacífico, constituida en 2012 por Chile, Colombia, México y Perú, mientras que Panamá y Costa Rica están en proceso de incorporación.

Hace mucho más tiempo, en 1975, en los tiempos de Luis Echeverría en México y Carlos Andrés Pérez en Venezuela, fue creado el Sistema Económico Latinoamericano (SELA), integrado por 25 países, y que buscaba la cooperación y la integración de América Latina.

En 1980 también apareció la ALADI, Asociación Latinoamericana de Integración, conformada por 13 países, que en su nombre lleva su objetivo. Y todavía podemos agregar algunas siglas más.

La realidad, al menos para México de manera muy clara, es que lo que marcó nuestro destino no fue ninguno de esos intentos sino la formación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN), que empezó a funcionar en 1994.

La existencia de ese intrumento jurídico definió al modelo económico del país.

Pero, como ha ocurrido en diversas etapas de nuestra historia, los afanes integracionistas con la región van y vienen, en la mayor parte de los casos, inútilmente, como todo indica que será la suerte de la CELAC, que ahora preside nuestro país.

Van solo algunos datos para darnos un baño de realidad.

México coloca en América Latina y el Caribe solo 5 por ciento de sus exportaciones totales, pese a todos los presuntos esfuerzos de integración.

En contraste, las ventas que realiza a Norteamérica equivalen a 82.8 por ciento del total.

En 1993, antes de que entrara en vigor el TLCAN, las exportaciones a América Latina solo representaban 6.3 por ciento del total. Desde entonces era muy poco y ahora es menos.

Las exportaciones a Norteamérica han crecido a una tasa media anual de 7.9 por ciento desde que entró en vigor el TLCAN.

La exportaciones a América Latina crecieron 7.2 por ciento en promedio anual. Si bien sí han crecido, cada vez pesan menos en el total.

El problema es que más allá de simpatías, en muchas ocasiones los países más grandes de la región compiten entre sí. En contraste con Norteamérica, en donde se ha desarrollado un esquema de complementaridad económica.

Si dejamos de lado las consideraciones políticas y atendemos esencialmente a las oportunidades económicas, tuvo toda la razón el nuevo embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, cuando señaló que “no había que distraernos”.

Lo hemos dicho muchas veces en este espacio, pero hay que repetirlo nuevamente. Si México lograra atraer inversiones vinculadas a la recomposición de las cadenas de suministro que están operando muchas empresas norteamericanas, podría tener una oleada de inversión extranjera directa como no la ha visto en la historia.

Por ejemplo, el viernes pasado, la presidenta de General Motors, Mary Barra, señaló que la empresa planea hacer cambios sustanciales en su cadena de suministro.

Y así como esta firma automotriz, hay decenas o centenas de compañías que lo están planeando.

Esa es la integración económica en la que debemos trabajar, la que ha demostrado al paso de los años que ha funcionado y que ha permitido la creación de millones de empleos en México.

¿O dejaremos pasar otra gran oportunidad por satisfacer las inclinaciones ideológicas de unos pocos?

##

 No Entienden Qué Somos Ni Dónde Estamos

Jorge Fernández M/Excelsior

Alguien tendría que explicarle al presidente López Obrador que no estamos en los años 70, que la guerra fría ya terminó, que aquello de la tercera posición equidistante de la Unión Soviética y Estados Unidos es una antigualla ideológica tan olvidada como la de ser parte del Tercer Mundo.

Que en términos políticos, sociales, de seguridad y económicos nuestro principal aliado es Estados Unidos, al que nos une no sólo un tratado económico y comercial que tiene ya más de un cuarto de siglo, sino también la existencia de millones de compatriotas en la Unión Americana, que aportan a las arcas nacionales nada más y nada menos que 40 mil millones de dólares al año.

Que una alianza para América latina tipo Unión Europea, como de la que habló López Obrador, para nosotros es inviable porque sencillamente no existe entre los países de la región el intercambio comercial (olvidémonos de la integración económica e industrial) suficiente para hacerlo, pero tampoco el político: la base de la Unión Europea fue el acuerdo entre Francia y Alemania, en los 60, pero el sustrato de ese acuerdo y la posterior construcción de la Comunidad Europea se basó en un principio: la democracia, ningún país podía (ni puede) ser miembro de la Unión sin respetar los principios democráticos, y esos incluyen libertades políticas, de prensa, elecciones libres, respeto a los derechos humanos, principios inamovible de la carta europea. Y todos pertenecen a la OTAN, junto con Estados Unidos.

En las declaraciones presidenciales la democracia fue obviada. El presidente López Obrador destacó la defensa de la soberanía pero ignoró la democracia, tuvo tiempo para reclamar una y otra vez el levantamiento del embargo a Cuba pero no tuvo una palabra para la democracia y la libertad, esa que es inexistente en Cuba, en Venezuela, en Nicaragua. 

En la conmemoración del inicio de la independencia el 16 de septiembre el orador fue nada más y nada menos que Miguel Díaz-Canel, el mandatario cubano fruto de una dictadura que dura ya más de 60 años, que fue parte integral del bloque soviético hasta 1989 o sea actor de la guerra fría, un régimen al que el presidente López Obrador llenó de halagos, y de apoyo político y material precisamente en medio de las mayores protestas (y la mayor represión) en la isla de los últimos años.

Cuba no está resistiendo la agresión estadounidense. El gobierno de Fidel Castro, habría que recordarlo, colocó misiles nucleares soviéticos en la isla en 1962. Esos misiles podían atacar la costa de Florida e incluso Washington en minutos, dejando a Estados Unidos sin capacidad de respuesta. Eso provocó la llamada crisis de los misiles. Se llegó a un acuerdo entre la Unión Americana y la Unión Soviética luego de que el presidente Kennedy ordenara un bloqueo a Cuba para que no llegaran barcos soviéticos con armas a la isla. Ese bloqueo duró sólo unos días. El embargo comercial, absurdo e innecesario en la actualidad, implicó que empresas estadounidenses no pudieran invertir y comerciar directamente con Cuba, pero pueden hacerlo en forma indirecta como todos los demás países del mundo.

El problema es que la economía cubana es tan frágil, ha sido tan mal manejada durante seis décadas que simplemente no hay recursos ni incentivos para hacerlo. El presidente Barack Obama arriesgó mucho capital político para establecer un acuerdo con Cuba que en los hechos casi acabó con el embargo. La contrapartida era que el gobierno cubano abriera aunque fuera parcialmente el sistema y ampliara las libertades. No lo hizo. Llegó Trump y buena parte de los espacios abiertos por Obama se cerraron sin que el gobierno cubano hubiera hecho nada para ampliar libertades y fortalecer los lazos con Estados Unidos. Biden no caerá en la misma trampa.

La defensa de Venezuela y la visita de Nicolás Maduro a México es más vergonzosa aún. Maduro es un paria en el ámbito internacional. Respaldar al régimen de Maduro es inexcusable: Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y muchos países latinoamericanos como Uruguay, Paraguay, Colombia, Ecuador, Brasil, denuncian al mandatario venezolano: está castigado por la comunidad internacional por sus constantes violaciones a los derechos humanos, por la evidente falta de democracia, por su participación en el narcotráfico internacional. Un paria internacional sólo comparable con el nicaragüense Daniel Ortega.

Ya no estamos en los años 70, el tercermundismo ya no existe, tampoco la guerra fría. Lo que ahora tenemos es una confrontación geopolítica basada en la economía y el comercio donde los dos jugadores principales son Estados Unidos y China.

Es una verdad de perogrullo pero nuestra economía depende en más de un 80 por ciento de la relación con Estados Unidos, allí estamos integrados de todas las formas posibles y con ellos tenemos más de tres mil kilómetros de frontera y millones de paisanos trabajando, viviendo y enviando, hay que insistir en ello, 40 mil millones de dólares al año en remesas.

Con América latina nos unen muchas cosas, pero también nos dividen luchas geopolíticas con Brasil, que generalmente en América del Sur hemos perdido (y cuando se vaya el impresentable de Jair Bolsonaro las volveremos a perder), pero estamos a años luz de tener algo siquiera parecido a una Unión Europea, una alianza como la que ya tenemos en el ámbito económico, político, social y de seguridad, en América del Norte. A ese bloque pertenecemos y ese bloque existe desde hace 25 años, desde que acabaron, precisamente, el mundo bipolar y la guerra fría. ¿Tan difícil es entenderlo en Palacio Nacional?.

##

Cuatroteísmo mundial, fallido…

Enrique Aranda/De naturaleza política

            Vuelta a la realidad, pero en peores condiciones…

A la vista de propios y extraños, el fracaso de la estrategia definida con miras a convertirlo en una suerte de “líder emergente” de la emproblemada región latinoamericana, Andrés Manuel López Obrador enfrenta ahora el reto de revisar y, eventualmente, revertir su programa de supuesta transformación o, como advertimos en otro momento, insistir y dar un paso más hacia su autodestrucción y la de un gobierno que luego de tres años poco o nada positivo ha aportado al país.

Tras el fracaso de su intento por aprovechar en su favor, vía la celebración en México de la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) con la participación de dos de los tres más cuestionados e impresentable dictadores actuales —Miguel Díaz-Canel, de Cuba, y Nicolás Maduro, de Venezuela— y la promesa finalmente cancelada de avanzar en el diseño de un organismo alternativo a la Organización de Estados Americanos (OEA), la carencia de un liderazgo regional sólido y reconocido, el tabasqueño emuló del casi centenario icono del “viejo priismo”, Luis Echeverría, quien buscó posicionarse como líder del Tercer Mundo, parece llamado a abandonar su pretensión de internacionalizar su fallido “cuatroteísmo”, o algo así, so pena de asumir el elevado costo de no hacerlo.

Y esto porque, confrontado por una situación interna caracterizada por la conjunción de crisis graves, prácticamente incontroladas de salud, economía y seguridad, rodeado de funcionarios “leales a toda costa…” sí, pero carentes de capacidad y experiencia para enfrentar retos de tal magnitud, más una población polarizada al extremo vía el tradicional llamado mañanero a profundizar la “lucha de clases” y un socio extranjero, el más importante, seriamente agraviado, a nadie suena exagerado afirmar que López Obrador pasa hoy por el peor momento de su gestión.

Así las cosas, a decir de quienes se mueven en su entorno más cercano, no deberá pasar mucho tiempo antes de que, amén la agotada estrategia oficial de dividir a la oposición vía la promoción de la traición de algunas de sus “figuras” de turno, veremos la puesta en escena de un nuevo montaje orientado a centrar la atención del respetable en asuntos menos graves y complejos. Se aceptan apuestas…

ASTERISCOS

* Promotor de la unidad que permitió a Acción Nacional recuperar buena parte del “corredor azul”, Anuar Azar avanza a convertirse en aspirante único a dirigir el blanquiazul en el Edomex, donde el mayor reto es “enterrar” a la maestra “del moche”, Delfina Gómez, y a su gurú gasero, Higinio Martínez…

* Preocupante difusión de rumores infundados sobre supuestas irregularidades de directivos de Accendo Banco, de Javier Reyes de la Campa, que fueron desmentidas ya ante autoridades. Su difusión se acredita a Moisés Cosío Espinosa, presunto evasor fiscal de 100 mdd en México y EU.

* De llamar la atención la falta de seguimiento del gobierno federal ante los constantes llamados de apoyo de autoridades sanitarias de Puebla y Chiapas que, huelga recordar, se mantienen como las entidades con menores índices de población vacunados: 48 y 49%, respectivamente…

Veámonos el miércoles, con otro asunto De naturaleza política.

##

Manada de mamuts

Denise Dresser en REFORMA

El miércoles pasado, 897 mexicanos murieron por Covid-19, según cifras oficiales. Pemex perdió 37,358 millones de pesos en el primer trimestre de 2021, y en los hechos es una empresa quebrada. Hay un promedio de 97 homicidios dolosos al día. Niños con comorbilidades han tenido que ampararse para ser vacunados. Pero en vez de centrar la atención en esos temas, el presidente López Obrador decidió ocupar tiempo y recursos públicos a lanzar improperios y denostar mi columna «Mamut mexicano» publicada en este diario. En ella describí el modus operandi que explica la disfuncionalidad del gobierno actual y analicé el caso de Santa Lucía para ejemplificar un patrón de manipulación y falta de transparencia. Al Presidente le molestaron específicamente las primeras líneas de la columna que reproduzco aquí, ya que defenderé las opiniones expresadas.

«O cooperas, o te corto el cuello. O juegas conforme a mis reglas, o te arruino. O haces lo que yo te ordene, o tu sufrimiento será aun mayor. Ese es el mensaje que la administración de López Obrador manda todos los días y es amenazante». AMLO intentó refutar esos juicios, reiterando lo que siempre dice: «nada por la fuerza, todo por la ley y el derecho». Esa afirmación es falsa. En múltiples ocasiones, el Presidente y sus colaboradores han actuado al margen de la legalidad, violando la Constitución, y recurriendo a presiones públicas y privadas a funcionarios, jueces, magistrados, autoridades electorales, activistas, reguladores, médicos, científicos, feministas, y periodistas para lograr sus objetivos. Al final de esta columna enlisto sólo algunos ejemplos del «Inventario nacional de la ilegalidad, la amenaza, y el amedrentamiento».  

La crítica le caló por ser cierta. El Presidente se puso a la defensiva sobre Santa Lucía, e incluso negó que obligaría a las aerolíneas a cambiarse allá. Sin embargo, El Financiero después confirmó la existencia de un audio del subsecretario de SCT, donde expone exactamente lo que yo cuestioné. El Presidente alega que desde el 2014 hay un estudio de saturación del AICM, según el cual sólo deberían operar 61 vuelos por hora, pero ese límite se rebasó hace años. Hacia delante, AMLO podría recurrir a la aplicación de esa norma para obligar a algunas aerolíneas a volar desde Santa Lucía, pero aún así, eso no resuelve dudas pendientes y urgentes.

¿Puede utilizarse Santa Lucía a plena capacidad sin reducir las operaciones del AICM, porque los aviones «se repelen»? ¿Cuáles son los avances de la infraestructura indispensable para que Santa Lucía sea seguro y eficiente más allá de la pista, la torre de control y la terminal de pasajeros? ¿Qué pasó con el tren que conectaría ambos aeropuertos? ¿Por qué en la página de internet del AIFA solo aparecen videos de YouTube y comunicados de la SCT sobre «estudios» de viabilidad que no se han hecho públicos? ¿Por qué el gobierno no transparenta cuántos vuelos hay por hora en el AICM, para conocer la saturación real, y si se resolvería con Santa Lucía sin reducir el número de vuelos totales que salen del Valle de México? ¿Para lograr que las aerolíneas de bajo costo se trasladen ahí, el gobierno subsidiará las operaciones de Santa Lucía? Estas preguntas son de interés público y no han sido respondidas de manera oportuna y verificable. Por ello, y con base en la información existente, reitero mi predicción: Santa Lucía será un caos caro, y un capricho cargado a los consumidores. Y los únicos ganadores: el Presidente performativo y el Ejército al que ha enriquecido con la obra. Ambos montados a la macha sobre el lomo de un arcaico -pero muy fotogénico- mamut mexicano nombrado Felipe Ángeles.

Finalmente, el Presidente que reclama mi falta de «ética» es el mismo que está construyendo el Tren Maya y Dos Bocas, con los mismos problemas de opacidad, violación a la legalidad, costos crecientes, desdén sobre el impacto ambiental, y ausencia de estudios técnicos de viabilidad y seguridad. Es el mismo que manejó mal la pandemia, que está malgastando recursos públicos, que ignora a las víctimas de la violencia, que destruye de manera irracional y construye de forma irregular una manada mesozoica de mamuts. Y con el afán de distraer o eludir cuestionamientos legítimos, la única estrategia que le queda es denigrar la investidura presidencial para amedrentar a una ciudadana.

Te pueden interesar

47 min de lectura
31 min de lectura
35 min de lectura