26 de octubre de 2021

COLUMNAS DE OPINIÓN

DEL DOMINGO 19 de septiembre de 2021

Templo Mayor

VAYA CIRCO en el que se convirtió la cumbre de la CELAC realizada ayer en Palacio Nacional.

HUBO ventrílocuos que hablaban a través de otros participantes convertidos en meros maniquíes, supuestos hombres fuertes presumiendo logros de los que son incapaces, escupefuegos que rociaron a todos los presentes con sus discursos y contorsionistas ideológicos que desafiaron toda lógica.

EL CANCILLER Marcelo Ebrard tuvo en vilo a los presentes con sus actos de malabarismo tratando de evitar que la reunión se le cayera al piso y se hiciera trizas, mientras en una esquina del cuarto estaba parado en sus patas traseras el elefante de la inmigración ilegal del que nadie habló.

PERO sin duda los que se robaron el show fueron los payasos, como el cubano Miguel Díaz-Canel y el venezolano Nicolás Maduro, hablando ¡de democracia y libertad! Ni P.T. Barnum.

.-.-.-.-.-

AL INTERIOR del INAI se comenta que los cambios a la Plataforma Nacional de Transparencia se han convertido en un problema, y es que, en vez de mejorar, ese instrumento va como los cangrejos.

Y TODO, según cuentan quienes han atestiguado esa involución, porque la comisionada Norma Julieta del Río Venegas decidió modificar lo ya trabajado por su compañero Óscar Guerra Ford para darle su sello personal, así es que cambió a la mayor parte del equipo de tecnologías de la información.

DE HECHO, aseguran que Del Río Venegas impuso como nuevo director del área a Luis Fernando Araiz, quien venía del organismo de acceso a la información de Zacatecas y nomás no le entendía al sistema que ya estaba funcionando.

¿Y QUIÉNES salen perdiendo? Pues, como siempre, los ciudadanos que utilizan esa plataforma y que se encuentran con que acceder a la información pública ahora es más difícil de lo que era antes de las “mejoras”.

.-.-.-.-.-.-

QUIEN podría volver a la cárcel es el ex gobernador de Quintana Roo Mario Villanueva, quien gracias a la benevolencia presidencial está en prisión domiciliaria por su mala salud.

PERO, después de años de quejarse de múltiples dolencias, ahora ha estado muy activo en la política de su entidad y hasta en el escenario nacional, por lo que el juez federal que sigue su causa está valorando mandarlo de regreso a su celda aprovechando que está tan “repuesto”.

.-.-.-.–.-.-

UN INVITADO inesperado apareció en la cena del 15 de septiembre en Palacio Nacional a la que estuvieron convidados solo los integrantes del gabinete presidencial.

QUIEN LLEGÓ fue el ex consejero Jurídico Julio Scherer Ibarra y lo único que faltó fue que el mariachi se arrancara con aquella canción de José Alfredo Jiménez que dice: “porque estás que te vas, y te vas y te vas… y no te has ido”.   (F. Bartolomé, Reforma, p. 9)

Bajo Reserva

 El negocio detrás de la mañanera

Como aquí le hemos comentado, youtubers y bloggeros —que están acreditados a la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador—no solo hacen halagos disfrazados de preguntas para el gobierno, así como en contra de la oposición, también realizan lo que ya se conoce entre los reporteros como “gestiones”; es decir, preguntas a favor de políticos, empresarios o grupos sindicales, quienes le pagan a estos youtubers por cada respuesta que logran obtener del Presidente.

Sin embargo, debido a que sus “gestiones” son cada vez más descaradas y frecuentes, al inicio de cada conferencia, literalmente, personal de Comunicación Social de Presidencia, a cargo de Jesús Ramírez, piden a los asistentes al Salón Tesorería que no hagan más de dos preguntas y “evitar que estas sean gestiones”. En su intento de evitar las críticas, en Palacio Nacional crearon un monstruo que ahora no pueden controlar. Todo esto se pudo haber evitado si desde el principio hubieran acreditado solo a verdaderos periodistas.

Las camionetas de Díaz-Canel

La Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) tuvo de todo un poco, incluyendo algunos presidentes que sobresalieron no por sus propuestas para la región —o su capacidad discursiva—, sino por sus amplias comitivas y los vehículos con los que arribaron a Palacio Nacional.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, por ejemplo, venía acompañado con al menos cuatro camionetas de lujo retacadas de escoltas y personal de apoyo; mientras el venezolano Nicolás Maduro quiso manejar en la CDMX y se puso al volante de una cuatro por cuatro, seguido de sus escoltas.

En camioneta, pero sin escoltas, arribó el mandatario peruano Pedro Castillo, al igual que el de República Dominicana, Luis Abinader. Otros representantes de naciones como Haití y Panamá recordaron los tiempos del Tsuru de López Obrador, con vehículos austeros. Ahí se ven las diferencias entre la izquierda latinoamericana.

 ¿Y el presidente?

Muy lucido quedó el canciller Marcelo Ebrard, quien en un hecho diplomático y poco usual dirigió una Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno. México ostenta la presidencia de la Celac y, al tener una cumbre en su territorio, de jefes de Estado y de Gobierno, lo correcto —diplomáticamente hablando— es que el Presidente de la República, el mexicano en este caso, sea quien dirija la reunión.

Sin embargo, a nivel diplomático todos saben que Andrés Manuel López Obrador no se siente cómodo para hacer este tipo de labores, razón por la cual solamente habló al inicio y al final, mientras que el resto del tiempo únicamente  escuchó y vio lo que Ebrard hacía.

 Sergio Gutiérrez busca exposición

Muy movido y sin dejar pasar un evento para darse a conocer, así anda el actual presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez (Morena), después de que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dijo que no lo conocía. Cabe recordar que el pasado 13 de septiembre fue el primer evento juntos AMLO-Sergio Gutiérrez al conmemorar los 174 años de la gesta heroica de los Niños Héroes en el Castillo de Chapultepec.

Unos días después, ambos políticos se saludaron en la ceremonia del Desfile Militar del 16 de septiembre en el Zócalo capitalino. Y este sábado, Sergio Gutiérrez viajó a Chiapas donde sostuvo un encuentro con integrantes de la Mesa Directiva local donde dialogaron sobre diferentes temas. ¿Será para revertir las voces que dicen que nadie lo conoce?   (Bajo Reserva, El Universal, p. 2)

Sacapuntas

Presentación internacional

Invitada de honor fue la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, en la cena ofrecida el viernes por el presidente López Obrador a los mandatarios y ministros de 30 naciones que vinieron a la reunión de la CELAC. Fue, nos dicen, una especie de presentación internacional de la mandataria, quien ocupó el asiento justo a la derecha del titular del Ejecutivo federal.

Cesado en pleno vuelo

Por cierto, quien ya no pudo entrar a la reunión de la CELAC fue el argentino Felipe Solá. Resulta que mientras viajaba a México, el presidente de su país, Alberto Fernández, lo cesó como canciller. Al aterrizar aquí, el personaje fue recibido por el canciller Marcelo Ebrard, pero luego firmó su renuncia, y ya de plano ni se presentó a Palacio Nacional.

Almagro, feliz, feliz

Tampoco es que anduviera muy nervioso, pero nos cuentan que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, se puso de lo más contento con la VI Cumbre de la CELAC, realizada en México. Y es que al final no se abordó el tema de la transformación o sustitución del organismo que encabeza, y sin asistir recibió el respaldo de algunos mandatarios en el encuentro.

Evelyn, sin obstáculos

Es un hecho que el TEPJF validará el triunfo de la gobernadora electa de Guerrero, Evelyn Salgado. El proyecto del magistrado Reyes Rodríguez Mondragón, que se someterá a votación en cosa de días, perfila declarar infundadas las impugnaciones que se presentaron sobre la elección. Así que no hay obstáculo para que tome protesta el 28 de octubre.

Detallazo de Japón

Inició la embajada de Japón, encabezada por Yasushi Takase, un especial agradecimiento al personal médico mexicano dedicado al combate del COVID-19. Se trata del proyecto Arigatou, con el que se entrega en la CDMX, Querétaro, Guanajuato, Jalisco y Nuevo León, 4 mil 500 cajas con platillos japoneses, como una forma de decir “gracias” a estos héroes de bata blanca.   (Sacapuntas, El Heraldo de México. p. 2)

CELAC, AMLO y la incertidumbre

Por si no hubiera quedado claro con el respaldo al boliviano Evo Morales, en 2019, y la incisiva condena al bloqueo de Estados Unidos sobre Cuba, este fin de semana quedó sepultada la convicción expresada durante años por el presidente López Obrador en el sentido de que “la mejor política exterior es la interior”. México retoma la visión de un liderazgo latinoamericano como contrapeso ante el vecino del norte, lo que parece incluir el respaldo de China, el otro indiscutido polo de poder mundial.

El cierre de la presidencia temporal de México en la Conferencia de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) —con la participación de 33 naciones— aportará referencias adicionales sobre un reajuste geopolítico con la crisis de los bloques económicos y los tratados de libre comercio, como nuestro T-MEC con la Unión Americana y Canadá. Aunque nadie sabe lo que surgirá finalmente de un nuevo orden.

En lo que fue apenas la sexta reunión de CELAC —creada en 2010—, Estados Unidos fue el elefante en medio de la sala que nadie quiso mencionar. El contraste entre el despliegue de la CELAC y los modestos alcances (salvo buscar el rescate de las cadenas de abastecimiento) del Diálogo Económico con Estados Unidos (DEAN) efectuado en Washington el pasado día 9, impondrá un periodo de incertidumbre. Como lo avistó el canciller Marcelo Ebrard, el reto mayor será dotarlos con más acuerdos y resultados. Pero quizá también, con menos ideología.

Requerirá tiempo concluir si la cumbre de CELAC fue o no un éxito para la diplomacia mexicana, para el gobierno AMLO y el propio Ebrard, en el esfuerzo de crear un solo interlocutor ante el imperio estadounidense.

Lo más destacable entre los 44 acuerdos logrados es el frente para encarar el desafío sanitario en la región, desnudo por la pandemia. Ayer se confirmó qua la zona quedará lejos de cumplir el cuadro completo de vacunas anticovid este año. Y las diferencias son enormes: Chile y Uruguay van al 87%; Nicaragua, al 6%; Venezuela, al 22%, Bolivia al 33%. México y Cuba promedian 45%. La parte rica del mundo, donde habita 13% de la población, monopoliza 39% de las dosis.

La nota más vistosa de la reunión fue el vergonzoso papel de Nicaragua, Cuba y Venezuela que contradicen desde ya los acuerdos en materia de respeto a las libertades ciudadanas, lo que resultó acentuado con la presencia de Nicolás Maduro, caricatura de dictador.

Otro debate sobre la mesa es la postura de la región sobre la OEA y su secretario general, el uruguayo Luis Almagro. Un bloque de naciones formado por México, Argentina y Perú, en triste alianza con Cuba, Venezuela y Nicaragua, están por impugnarlos. Otro grupo, con Chile, Colombia, Uruguay y Ecuador, apoyan a la organización en lo esencial. Y habría que sumar a Estados Unidos y Canadá.

 Apuntes: Tras una suerte de guerra de baja intensidad desde el inicio del sexenio, la jefa del Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum; el canciller Marcelo Ebrard y el líder senatorial Ricardo Monreal arribaron a un acuerdo tácito de no agresión inducido desde el despacho presidencial, según reportes confiados a este espacio. La mayor beligerancia estaba siendo mostrada desde las redes sociales de la señora Sheinbaum, con un gasto importante y el respaldo de operadores incrustados en Palacio. El sector radical de la 4T, que apoya su causa e incluye a secretarios de Estado y algunos gobernadores, será el más difícil de controlar. En las próximas semanas quedará claro si en este acuerdo de paz, necesariamente temporal, se halla también la mano de Adán Augusto López, nuevo titular de Gobernación.   (Roberto Rock L., El Universal, Nación, p. A9)

Bara, Bara, a Cuánto la Embajada o el Consulado

Que López Obrador haya decidido usar la entrega de Embajadas y Consulados del Servicio Exterior Mexicano para hacer política de toma y daca, quid pro quo dicen los culteranos, no es nada nuevo.

El PRIAN lo hizo siempre, como estímulo, premio y hasta como castigo.

La novedad con la 4T es que alguien convenció al Presidente, porque en el reino de sus diarias ocurrencias no le asistieron las musas, que las designaciones en Embajadas y Consulados cómodos y prestigiosos podían ser usadas en este preciso momento para deturpar y zapar a un bloque opositor que le inflama el hígado cada vez que de ellos se acuerda.

Vamos, no solo saciar el hambre y sed de revancha a sus seguidores y adornar de oropeles a sus siempre revestidos de percal, dejándolos ganar como en sueños dólares o Euros, sino además disparar a la línea de flotación de los partidos que todavía tratan de hacer oposición a la grotesca 4t.

¡Bingo!. Ni en consultas con Lázaro se le hubiese cruzado. Mucho menos en sus continuas escuchas cuasihistóricas que se receta a mañana tarde y noche.

Hasta hoy, el PRI y el PAN habían usado los envíos a nuestras Embajadas y Consulados para premiar a sus leales, anular a los que querían lejos y castigar con el destierro a quienes simplemente no deseaban cerca.

La diferencia fundamental del pasado con lo que ahora intenta López Obrador es que, con la designación de Embajadores y Cónsules, busca mermar los ánimos de bloque de los principales partidos que se le oponen, particularmente en el Congreso de los Diputados en San Lázaro.

Esto comenzó en una reciente gira por Sinaloa. Amlo hizo público que en cuanto termine su Gobierno en la entidad, el empresario quasipriísta Quirino Ordaz será designado como Embajador ante España, uno de los cuatro destinos más deseados por todos los miembros del carrera del Servicio Exterior Mexicano.   (Eduardo Arvizu, El Universal, P. 17)

Los pobres

“Primero los pobres” fue el genial slogan de AMLO en su búsqueda por la Presidencia. Para un país tan inequitativo como el nuestro, tenía todo el sentido del mundo.

AMLO les sigue hablando a ellos. Le funciona. En general le creen. Desgraciadamente, no les ha ido particularmente bien. No les benefician en nada muchas de las cosas que a AMLO le entretienen, desde recibir al presidente de Cuba, hasta hacer una refinería en Dos Bocas. La última medición del Coneval arrojó 3.8 millones más de pobres que en el 2018. En Brasil en el año 2020, la población en pobreza disminuyó en casi 17 millones de personas respecto al 2019, gracias a los apoyos del gobierno de Bolsonaro.

Parafraseando a un clásico, prioridad que no se refleja en el presupuesto es pura retórica. El presupuesto público es un instrumento muy poderoso para afectar directamente el bienestar ciudadano. El gobierno mexicano les manda ahora menos dinero a los más pobres. Según informe de Signos Vitales con datos del INEGI, para el decil más pobre, las transferencias gubernamentales cayeron en un 32 por ciento; para el 30 por ciento más rico las transferencias se incrementaron más del doble.

AMLO ha podido sacar el presupuesto sin requerir de la oposición. Si bien hay muchas inercias de gasto, el presupuesto hoy refleja sus prioridades. Para entenderlo, véase Implicaciones del Paquete Económico 2022 del Centro de Investigación Económica y Presupuestal, CIEP (https://bit.ly/3EsXVVL). De ahí vienen la mayoría de los datos citados.

La partida de gasto social con mayor crecimiento son las pensiones. Éstas se pueden dividir en dos. Están primero las no contributivas, financiadas exclusivamente por nuestros impuestos, les deben llegar a todos los mexicanos mayores de 65 años, independientemente de su nivel de ingreso, de si trabajan o reciben otra pensión. AMLO ha incrementado su monto. Cada vez la cobran más quienes más recursos tienen, mientras que muchos pobres ni saben que existen.

Las otras son las contributivas, como IMSS e ISSSTE. Son para quienes cotizaron en dichos institutos, pero requieren un subsidio fiscal. Casi no llegan a los más pobres, quienes no suelen cotizar, y si lo hacen, no juntan suficientes semanas como para tener derecho a una pensión.

El rubro de pensiones va a representar cada vez más una mayor proporción del gasto público. Este año es el 20 por ciento del total del presupuesto, cuando los mexicanos mayores a 65 años son sólo el 8.2 por ciento de la población. Las pensiones crecerán un 20 por ciento anual en el resto del sexenio.

Mientras sube el gasto en pensiones, el de educación se va rezagando, aumentando menos que la inflación. Los casi 25 millones de niños de educación básica pública tendrán asignados unos 21,500 pesos de gasto público por estudiante. Las pensiones no contributivas les darán anualmente a sus 10 millones de beneficiarios casi lo mismo por pensionado. En el caso de los pensionados del ISSSTE, el gasto anual es de 225 mil pesos y en los pensionados de Pemex, CFE, LyFC, Ferrocarriles Nacionales y las Fuerzas Armadas, la pensión anual por persona es de casi 1.5 millones de pesos.

A los pensionados les llega el grueso de los recursos presupuestales dedicados a ellos, los gastos administrativos no son elevados. En cambio, el gasto para los niños, restado el costo de la ineficiencia burocrática, se va a su escuela. Ese gasto muchas veces es un maestro mal capacitado o que falta mucho y en muchos casos no alcanza para tener una escuela digna.

La razón política para gastar más en pensiones que en educación es clara: los adultos mayores votan más que los jóvenes. Los niños ni votan. AMLO lo sabe bien desde que fue jefe de Gobierno. Entre mayor la edad, más votan por él o por su partido. “Primero los votos”, debería ser el slogan de AMLO ahora que está en el poder.   (Carlos Elizondo Mayer-Serra, Reforma, Opinión, p. 10)

De naturaleza política

 ¡Obligarles a estudiar historia!: clamor…

No debió ir muy lejos Andrés Manuel López Obrador ni (sentarse a) esperar demasiado para, a decir de quienes se mueven en su entorno cercano, recibir debida respuesta del gobierno de Joe Biden y aliados a su inocultable pretensión de asumir —“vía la defensa de lo indefendible”, diría alguno— una suerte de “liderazgo emergente” en la cada vez más emproblemada y confrontada región latinoamericana.

El innegable fracaso de la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) luego de que, de manera por demás inexplicable y escasas horas antes de su inauguración en Palacio Nacional, sus promotores decidieran retirar de la agenda la propuesta de dejar la Organización de Estados Americanos (OEA) de(l odiado) Luis Almagro, para impulsar la creación de un organismo regional alterno —sin participación de Estados Unidos y Canadá, se entiende—, evidenció la operación de quienes desde un primer momento vieron con preocupación y molestia la polémica iniciativa mexicano-argentina.

Pensar, entonces, que el retiro de ésta de la agenda y la ausencia de un buen número de mandatarios que habían confirmado su asistencia, más la polémica que a su interior protagonizaron el uruguayo Luis Lacalle Pou y su homólogo y vecino paraguayo, Mario Abdo Benítez, con sus contrapartes en Cuba y Venezuela, Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro, acusándolos de violar los derechos esenciales y reprimir a sus pueblos, demuestran que el cónclave elegido por el gobierno de la 4T para la promoción y “lanzamiento” a nivel regional del tabasqueño estaba destinado a fracasar aún antes de comenzar… ¡y que sus organizadores lo sabían!, es apenas acertado.

Esto último, incluso, fue lo que muy probablemente había motivado a Ya Sabemos Quién a endurecer su mensaje previo al arranque de la tradicional parada militar conmemorativa del aniversario de la gesta de la lucha independentista, el jueves, y enderezarlo en contra del gobierno del principal socio comercial del país —¡en defensa del gobierno dictatorial y opresor del sucesor de los asesinos hermanos Fidel y Raúl Castro!, su principal invitado— o, destacaría alguno, a ubicar al recién llegado nuevo embajador de la Casa Blanca en el país, Ken Salazar, en el último nivel de la bancada preparada para el cuerpo diplomático e invitados especiales.

Innecesaria provocación y confrontación ésta entonces ante la que, huelga insistir, el gobierno norteamericano no dejará pasar mucho tiempo antes de hacer sentir por vías que ellos conocen —mayor presión ante la desbordada migración, seguridad, economía, inversión y más— su discrepancia con los excesos del discurso que nos ocupa y que, de alguna manera, tuvieron ya una primera respuesta.

Al tiempo…

ASTERISCOS

* Al margen de las consecuencias que de ella pudieran derivarse, dada la reciente legalización de la práctica criminal del aborto por parte de la otrora respetable Corte, lo cierto es que a muchos llama la atención el énfasis con que el episcopado católico, que preside Francisco Robles Ortega, está convocando a la marcha a Favor de la Mujer y la Vida del próximo 3 de octubre. Bien…   (Enrique Aranda, Excélsior, P. 17)

Mirar al sur

La VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en México, transcurrió dentro de los cánones esperados de la diversidad como las rosas entre las espinas, afirma Luis M. Arce Isaac. Resumo su nota:

Según delegados consultados, no causaron sorpresa los dardos lanzados contra Cuba, Venezuela y Nicaragua por el uruguayo Luis Lacalle Pou y el paraguayo Mario Abdo Benítez, personajes subordinados a Estados Unidos, que llegaron a defender a la OEA, a pesar de su desprestigio, en un intento de malograr la cumbre.

El sometimiento a Washington de esos mandatarios obligó a dar un giro a la estrategia de la cita y establecer que los problemas sociales, económicos, de salud y otros que atraviesa la región deben ser tratados por encima de los políticos: hacer énfasis en lo que une y no en lo que separa.

El presidente Maduro, de Venezuela, ripostó las diatribas de los mandatarios de Uruguay y Paraguay y los instó a debatir abiertamente sobre democracia, política, independencia y libertad ante los pueblos de América Latina. Cortó así su intención de desviar la atención de los problemas centrales de la cumbre. Maduro recordó el papel del presidente Hugo Chávez en el nacimiento de la Celac y resaltó los 44 numerales de la Declaración de México, porque expresan una voluntad de unidad e integración para la defensa de los intereses de la región. Dijo que después de varios años sin cumbres, se retoma el camino que debió seguir y solicitó recuperar mecanismos perdidos, como los relacionados con los consejos de ministros de distintas ramas.

La situación no está para otra cosa que no sea la unidad; la diversidad es pluralidad, es unidad y lucha de contrarios, mensaje que México envió al convocar la cumbre, indicaron las fuentes.

Mirar al Sur destaca la contundente riposta del presidente cubano Miguel Díaz-Canel a su homólogo uruguayo, el ya citado Lacalle (https://bit.ly/3zkONPm) y valora la VI cumbre de la Celac como otro indudable éxito del presidente Andrés Manuel López Obrador. Gracias a su gestión, el organismo, que agonizaba, está vivo y tiene proyecto futuro.   (Ángel Guerra Cabrera, La Jornada. P. 8)

Corrupción

La corrupción es un mal que afecta a casi todos los países del mundo, pero sus efectos varían en cada uno

Cuando era un cómico en la televisión guatemalteca, Jimmy Morales se vestía como prisionero y criticaba la corrupción de los políticos, acusándolos de ateos y de no poder imaginar una vida mejor que la que les proveía la corrupción reinante. Tres años después, ya como presidente, resultó que su hijo y su hermano fueron acusados de corrupción. Nada nuevo bajo el sol. La corrupción es un mal endémico que afecta a casi todas las naciones del mundo, pero sus manifestaciones y efectos cambian de país a país.

Yuen Yuen Ang, profesora universitaria experta en China, afirma que todo mundo supone que la corrupción afecta al crecimiento económico, pero que la evidencia al respecto es tenue. Luego de analizar docenas de países y compararlos a lo largo del tiempo, su conclusión es que la corrupción cambia en la medida en que los países se desarrollan y que algunos logran erradicarla casi del todo. En su libro, La era dorada de China*, concluye que lo que distingue a esa nación ha sido su capacidad para lograr tasas tan elevadas de crecimiento por tantas décadas a pesar de la enorme corrupción que la caracteriza. Su análisis es de particular relevancia para México.

La definición convencional de corrupción es: “el abuso de un puesto gubernamental para beneficio privado”, la cual, dice la autora, abarca demasiados tipos de corrupción, lo que obscurece más que aclara, porque no todas las variedades impiden el crecimiento, lo que explica diferencias entre naciones en lo que a este fenómeno atañe. Aclarar las diferencias permite comprender los impactos que la corrupción tiene y explica por qué persiste en muchas naciones, en ocasiones de manera legal o de facto legalizada.

Ang distingue entre corrupción que involucra intercambios entre oficiales gubernamentales y actores sociales (incluyendo sobornos), de la corrupción que involucra robo, malversación y extorsión. A lo anterior le agrega una segunda dimensión, diferenciando la naturaleza de los actores involucrados: no es lo mismo políticos y líderes sociales (en un sentido amplio) que funcionarios de bajo rango como policías, inspectores, funcionarios aduanales y oficinistas gubernamentales. Esta dimensión permite diferenciar los sobornos que una persona común y corriente realiza para agilizar un trámite de las grandes decisiones gubernamentales cuando se asignan fondos, contratos, concesiones y otros recursos valiosos sobre los que el gobierno tiene jurisdicción.

A partir de estas diferencias, Ang llega a definir cuatro tipos de corrupción: a) robo menor: “actos que involucran robar, mal uso de fondos públicos o extorsión por parte de burócratas a nivel de la calle” (que afecta a los ciudadanos comunes y corrientes al interactuar con funcionarios menores o policías); b) robo mayor: “malversación o apropiación indebida de grandes sumas de dinero público por parte de las élites políticas que controlan las finanzas estatales” (robo al erario a través de la sobrefacturación de compras gubernamentales u otros mecanismos similares); c) dinero rápido: “pequeños sobornos que las empresas o los ciudadanos pagan a los burócratas para sortear obstáculos o acelerar las cosas” (“propinas” que emplea la gente para facilitar un trámite, producto de requisitos engorrosos e inspectores abusivos); y d) dinero que permite acceso: “abarca recompensas de alto riesgo otorgadas por actores comerciales a funcionarios poderosos, no solo para acelerar un proceso, sino por el acceso a privilegios valiosos” (regalos caros, sobornos, compartir utilidades de un proyecto a cambio de favores extraordinariamente rentables).

“Mientras que las primeras tres categorías son casi siempre ilegales, el acceso puede involucrar acciones legales o ilegales”. Las ilegales pueden ser grandes sobornos, pero el acceso puede involucrar “intercambios ambiguos o completamente legales que no involucran sobornos” como conexiones, financiamiento a campañas, tráfico de influencias, etcétera.

Jagdish Bhagwati, un profesor de economía, decía que por mucho tiempo se afirmaba, de manera exagerada, que India era una “tortuga” frente a la “liebre” china. “Una diferencia crucial entre los dos países es el tipo de corrupción que tienen. La de India es la clásica ‘búsqueda de rentas’, donde la gente se apresura a hacerse de una parte de la riqueza existente. Los chinos tienen lo que yo llamo corrupción orientada a compartir los beneficios: el Partido Comunista mete un popote en la malteada, lo que les permite tener interés en que la malteada crezca”.

El método de diferenciar a la corrupción por sus características le permite a Ang distinguir entre la cantidad y la calidad de la corrupción y, al verlo en el curso del tiempo, le lleva a concluir que la evolución del capitalismo con frecuencia ha involucrado no la erradicación de la corrupción, sino su transición de formas “mafiosas” y robo, a intercambios sofisticados de poder y utilidades. En esto, dice la autora, China no es muy diferente a como era Estados Unidos al inicio del siglo XIX y su forma de evolucionar la distingue de innumerables naciones que se han quedado atoradas en formas primitivas de corrupción que, lejos de facilitar el desarrollo económico, lo obstruyen. No se por qué, pero México se parece mucho a eso.   (Luis Rubio, Reforma, Opinión, p. A10)

La Ley Orgánica de la Armada

Primero fue discutida y aprobada por la Cámara de Senadores, el pasado día 2 y el día 9 por mayoría simple, con la misma modalidad, también fue aprobada en la Cámara de Diputados. Los ajustes, adecuaciones e inclusiones en la Ley Orgánica de la Armada de México, significa un paso determinante para la puesta al día, de un ordenamiento jurídico indispensable, para que una de las tres Fuerzas Armadas, adquiera las capacidades y condiciones, par atender la creciente y compleja agenda de desarrollo del país. Como sabemos, la Secretaría de Marina Armada de México, la dirige el Almirante Rafael Ojeda Durán.

Desde el año pasado, se habían llevado a cabo sesiones de Parlamento Abierto, en donde con la participación de personal naval, académicos, especialistas en asuntos marítimos, entre otros, dieron sentido a lo que recién a aprobó en el Congreso de la Unión. Estamos ante un proceso jurídico y militar, de primer orden.

Varios son los aspectos que se pueden destacar de la nueva Ley, que consta de 94 artículos y 5 transitorios. Cabe resaltar, por ejemplo, el establecimiento de las condiciones necesarias, para que las mujeres y los hombres integrantes de la Armada de México, cuenten con igualdad de derechos para desarrollarse personal y profesionalmente en las diversas áreas que integran las actividades de la institución. Este es un dato sustancial, pues en las democracias contemporáneas como la nuestra, la constante adaptación de las Fuerzas Armadas, sin perder la esencia, misión y filosofía de la profesión militar, éstas deben procesar las dinámicas, antagonismos y exigencias de un cambiante y desafiante entorno.

Un aspecto verdaderamente a destacar, son los profundos ajustes en cuanto a la disciplina naval. Sobresale que ahora, al personal militar permanente será dado de baja por mala conducta y faltas al servicio de manera definitiva. En la anterior ley, esto no podía hacerse y solo aplicaba a los integrantes de la milicia auxiliar. Lo anterior aplica ya, a todas las jerarquías, niveles administrativos, armas y servicios, por la comisión del delito de traición a las Fuerzas Armadas, lo que es sí mismo una muy severa acusación no sólo en el ámbito del derecho militar, sino para cualquier mexicana o mexicano, que incurra en prácticas criminales, afectando el sano y pacífico funcionamiento de los sistemas sociales y productivos. Este punto, me parece, será un antes y un después en cuanto al acatamiento y puesta en práctica de los valores como la lealtad, disciplina, vocación de servicio y sobre todo: patriotismo.

Con lo anterior y siguiendo los lineamientos planeados por el Presidente de la República, las Fuerzas Armadas, continúan, conforme a los ordenamientos jurídicos vigentes, apoyando de manera decidida el desarrollo nacional. Para tal efecto, la Armada de México, ha sido dotada por el Poder Legislativo, de un muy importante recurso para armonizar sus capacidades y proyecciones en función de garantizar la Independencia, Libertad y Soberanía de México.   (Javier Oliva, El Sol de México, P. 8)

TRASCENDIÓ/Milenio

Que los diferendos políticos en la reunión de Celac demostraron que México tiene capacidad de convocatoria y de acuerdo, así como el reconocimiento de países de izquierda y de derecha por igual. La cumbre que tuvo lugar en Palacio Nacional también fue saludada en mensajes de video por el presidente chino Xi Jinping y el secretario general de la ONU, António Guterres…

Esas diferencias entre naciones no impidieron la adopción de varias decisiones sustantivas como volver a reunirse y que impere el respeto mutuo, como vía para el entendimiento y sobre todo el bien común en un contexto complicado de pandemia y migración…

Que el conflicto en la Cooperativa Cruz Azul está lejos de resolverse aunque un juez civil haya dado el aval a la salida de Guillermo Álvarez de la institución, porque sobre la Asamblea de 2018, donde se buscó ratificar a José Antonio Marín como presidente del Consejo de Administración, hay todavía juicios pendientes, incluido un amparo que reconoce una tercera directiva, encabezada por Federico Sarabia…

Que la primera alcaldesa electa de Tijuana, Montserrat Caballero Ramírez, incluirá en su gabinete a Regina Cornejo, quien se convertirá en la primera mujer transgénero en el gobierno de una de las ciudades más importante del país…

Monserrat Caballero conoce el tema de la seguridad en Tijuana y fue perito en criminalística de la desaparecida Procuraduría de Baja California, a la que renunció hace más de una década para iniciarse en la política…

Que será el canciller Marcelo Ebrad quien acuda el 1 de octubre a la toma de protesta de Mauricio Kuri como gobernador de Querétaro en representación del presidente Andrés Manuel López Obrador y con solo 100 invitados por la pandemia…

##

El Paseo liberal

Enrique Krauze en REFORMA

El gobierno que se proclama liberal quiere modificar la escritura liberal de nuestra historia plasmada en el Paseo de la Reforma. No hay razón que lo justifique. La concepción de esa avenida debe mucho a Vicente Riva Palacio, general, escritor, editor de México a través de los siglos y autor del volumen sobre la Colonia, segundo de esa colección. Difícil encontrar en el siglo XIX un hombre más ponderado y sensato. Un liberal eminente.

La historia que precedió a aquel diseño es conocida. Para unir el viejo centro de la capital con el Castillo de Chapultepec, Maximiliano ordenó la construcción de una calzada inspirada en los bulevares parisinos. Paradójicamente, la recepción triunfal al presidente Juárez al restaurarse la república, el 15 de julio de 1867, ocurrió a la entrada de aquel «Paseo del Emperador».

En febrero de 1872 Juárez decidió cambiar el nombre por el de «Calzada Degollado» en honor del fiel don Santos, el «héroe de las derrotas». Su sucesor, Sebastián Lerdo de Tejada, acuñó el nombre definitivo de «Paseo de la Reforma» en homenaje a ese periodo axial de nuestra historia. En tiempos de Porfirio Díaz la avenida adquirió un discurso simbólico con la colocación de hitos monumentales en sus glorietas y camellones. El Paseo se volvió una cátedra abierta de «historia patria».

Cronológicamente, el primero de aquellos hitos fue el monumento a Colón, obra del francés Charles Cordier, inaugurado en 1877 con el patrocinio de Alejandro Arango y Antonio Escandón. Al enaltecer a Colón, el monumento refrendaba el valor que le daban los liberales a la inserción del país en la civilización occidental, pero en el mejor espíritu cristiano (propio también de muchos liberales) conmemoraba el legado espiritual de los grandes religiosos del siglo XVI, representados en sendas estatuas sedentes por fray Pedro de Gante y fray Bartolomé de las Casas. Gante, precursor de la evangelización franciscana, enseñó el idioma y el catecismo a los indios mediante el teatro y autos sacramentales. Las Casas, profeta dominico, fue el mayor defensor histórico de los indios. Ningún liberal mexicano, ni siquiera Ignacio Ramírez, negó la obra benemérita de esos misioneros.

Ese mismo año, Díaz apoyó la idea promovida por Riva Palacio, su ministro de Fomento, de colocar en la siguiente glorieta del Paseo un monumento dedicado a Cuauhtémoc. Se inauguró en 1887. Con apego al libreto liberal, los escultores Miguel Noreña y Epitacio Calvo y el arquitecto Ramón Agea crearon un conjunto extraordinario: sobre un basamento neotolteca, un bajorrelieve de bronce evoca el suplicio del último emperador azteca, cara a cara frente a su torturador, Hernán Cortés. El conjunto vindica su gesta y la de los «demás caudillos que se distinguieron en la defensa de su patria» por haber demostrado una valentía que -en palabras de Justo Sierra- otorgaba ella sola una «gigantesca superioridad moral a Cuauhtémoc sobre su vencedor».

Poco después, Díaz aceptó la propuesta del biógrafo Francisco Sosa, publicada en El Partido Liberal, de invitar a los gobiernos de los estados a enviar dos esculturas «de sus hijos más esclarecidos» para adornar el Paseo en toda su longitud. En 1889 se inauguraron las primeras dos estatuas que representaban al general Leandro Valle y a Ignacio Ramírez, el Nigromante, obras de Primitivo Miranda. Actualmente, estas esculturas suman 78 obras (incluyendo la más reciente de Leona Vicario).

La narración liberal remataba en la columna dedicada a los Padres de la Patria, coronada por la victoria dorada de la Independencia. Es obra del arquitecto Antonio Rivas Mercado y fue inaugurada el 16 de septiembre de 1910.

El discurso de los liberales no era, desde luego, hispanista, pero tampoco indigenista. El primer gobernante indigenista de México fue Maximiliano, quien alentó el rescate arqueológico, cultural, lingüístico y museológico de las culturas mesoamericanas. En el siglo XX, ese reconocimiento culminó en el Museo Nacional de Antropología, orgullo de México, situado -como debe ser- en el Paseo de la Reforma. Si se quiere honrar a esas culturas, abundan sitios apropiados.

Posdata: la jefa de Gobierno justificó la remoción de la estatua de Colón por considerarlo un emblema de «esclavización y exterminio». El uso de la primera palabra no es del todo inexacto, pero, dada la presencia en el conjunto de Las Casas y Gante, es injusto. El uso de la segunda, dada la connotación que adquirió en el siglo XX, es, por lo menos, desafortunado.

##

Desmemoria histórica

Eduardo Caccia/en REFORMA

Incontables civilizaciones han utilizado los símbolos como estrategia de dominación y poder. Desde petroglifos, minotauros, esfinges, obeliscos, gárgolas, crucifijos, pirámides, catedrales, desfiles militares, sermones, amuletos, «detentes» y más, los símbolos son armas poderosas, representan ideas, inspiran creencias y conductas, pilares de una cultura. En buena medida los símbolos definen lo que se acepta y lo que se rechaza socialmente. Forjan la narrativa de una nación y más, su psicología colectiva.

Los símbolos también pueden ser usados para manipular a la gente. El gobierno de la autollamada cuarta transformación, por ejemplo, tiene como su mayor símbolo a Andrés Manuel López Obrador, quien a su vez usa otros símbolos para expresar su ideología, caracterizada por la confrontación permanente. La retórica como recurso para generar conflicto e imponer agenda. Una de las especialidades del Presidente es enfrentar a los mexicanos entre sí y más, contra su propia historia. Para ello se vale de los símbolos, a unos los desprecia, a otros los encumbra.

Así como los conquistadores (un grupo de europeos e indígenas) destruyeron los símbolos aztecas en lo que hoy es México y los sustituyeron por nuevos símbolos (religiosos y culturales), el gobierno opera una estrategia de sustitución simbólica, no con el fin de hacer más grande a nuestra patria ni unificarnos para un futuro armónico y próspero, lo hace impulsando el odio y el rechazo hacia una parte esencial de lo que es ser mexicano: nuestra herencia cultural hispana. De ahí los ridículos lances al exigir perdón a España, o la sustitución de estatuas por personajes indígenas.

«Si un mexicano odia lo español, se odia a sí mismo», escribió con erudición Miguel León-Portilla. «¿Quién nos enseñó a odiarnos a nosotros mismos?», se pregunta Juan Miguel Zunzunegui, cuando alude a lo absurdo de rechazar nuestra herencia, es decir, nuestra identidad. Nos odiamos, sí, por un lado amamos a México, somos nacionalistas, y por otro asumimos como trágico que se haya destruido buena parte de la cultura indígena, sin pensar que, sin ese episodio, no seríamos lo que somos. En otras palabras, dice Zunzunegui, deseamos: «ojalá mi padre hubiera sido otro». Conmemorar la resistencia de Tenochtitlán y no la Conquista, ancla nuestra narrativa en una derrota, niega que el nacimiento de México sucede gracias a esa transformación, física, cultural, ideológica; dolorosa sí, también digna de celebrar que creó un mestizaje único en el planeta.

¿A quién le conviene este odio? A quien puede convertirlo en votos, a los intereses de la misma persona que en otras ocasiones ha dicho que la riqueza del pueblo de México es su cultura. En «El espejo enterrado», Carlos Fuentes vio venir esta desmemoria histórica, escribió: «Sospecho que (…) con demasiada frecuencia, hemos buscado o impuesto modelos de desarrollo sin mucha relación con nuestra realidad cultural». Y es que la realidad cultural que pretende imponer López Obrador es obtusa, caprichosa y no aguanta el más mínimo rigor analítico. ¿Piensa el presidente de México o su actual comparsa y jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum (perdone, doctora, ¿de dónde es su apellido?), hacer una operación inversa y desaparecer poco a poco a la Virgen de Guadalupe para dar nueva vida a Tonantzin? ¿Se les olvida que buena parte de los vencedores de Tenochti-tlan fueron otros indígenas?

Renegar de nuestra herencia cultural es renegar de nosotros mismos, estallar nuestra identidad, provocarnos una crisis de personalidad, con el fin de avivar las llamas del combustible electoral de AMLO: el odio y el rencor. Podrán cambiar estatuas, modificar los libros, eventualmente el peso de la historia habrá de imponerse y sus intenciones quedarán en el descrédito. Habrá, eso sí (finalmente así es el fanatismo ideológico), quien crea que es la cola la que mueve al perro; vendrá, eventualmente, un líder que nos haga sentir orgullosos de ser herederos de un gran crisol, de tradiciones aztecas, tlaxcaltecas, mayas, toltecas, otomíes, mixtecas, zapotecas (entre otras), así como de Iberia, mediterránea, romana, griega, árabe y judía, ¿qué otra nación en el mundo podría decir lo mismo?

Te pueden interesar

47 min de lectura
31 min de lectura
35 min de lectura