26 de octubre de 2021

COLUMNAS DE OPINIÓN

DEL sábado 18 de septiembre de 2021

Templo Mayor

TAL PARECE que a Marcelo Ebrard le salió el tiro por la culata con el “gran evento” que tenía planeado para iniciar ayer -vaya casualidad- justo el día en que su principal rival por la candidatura presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum, presentó su tercer informe en el Congreso de la CDMX.

Y ES QUE a la reunión de la CELAC solo llegaron la mitad de los jefes de Estado convocados y el encuentro deslució con la ausencia del presidente de Argentina, Alberto Fernández, principal invitado que canceló a la mera hora.

ADEMÁS, el encuentro quedó marcado por el ruido que provocaron las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador previas al desfile militar del 16 de septiembre en las que pidió a Joe Biden terminar con el “bloqueo” a Cuba.

Y, PARA COLMO, justo ayer que el ministro de Asuntos Extranjeros de Haití, Claude Joseph, firmaba en la CDMX acuerdos previos a la cumbre en la que se discutirán temas taaan relevantes como la creación de una ¡Agencia Espacial!, cientos de sus connacionales cruzaban ilegalmente desde México hacia Estados Unidos, por lo que Ebrard seguramente quiere que el fin de semana que planeó para brillar ¡ya se acabe!

-…-

MÁS NEGRO que el petróleo pinta para ponerse el panorama en Pemex pues el sindicato que encabeza Miguel Limón depositó ayer ante la Junta de Conciliación y Arbitraje un recurso para emplazar a huelga este lunes 20 de septiembre.

LOS SINDICALISTAS reclaman violaciones al contrato colectivo de trabajo y se dice que en el gremio las aguas andan muy turbulentas pues no están nada contentos ni con la gestión de su director, el agrónomo Octavio Romero, ni con la labor de la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde.

ASÍ ES QUE pasado mañana comenzarán a correr las 48 horas de plazo que tendrá la empresa para contestar el emplazamiento y ver si pueden evitar que pare la empresa que en Palacio Nacional es vista como el motor de la economía mexicana.

-…-

TAN CONTENTA andaba ayer la secretaria de Seguridad Ciudadana federal, Rosa Icela Rodríguez, en la presentación del informe de gobierno de Claudia Sheinbaum que la sonrisa se le notaba con todo y cubrebocas.

QUIENES la vieron aplaudir con entusiasmo desde su lugar de privilegio, sentada a la izquierda de la jefa de Gobierno, cuentan que su aparición de ayer tuvo un doble significado más allá de ser la representante del Presidente en el acto.

SEGÚN cuentan, la ex secretaria de Gobierno de la CDMX está muuuy interesada en apuntarse como aspirante a suceder a su ex jefa en las elecciones de 2024 y su presencia de ayer indicaría que trae la bendición de Palacio Nacional. ¿Será? (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p.8)

Bajo Reserva

Expiran derechos de Peña Nieto

Ahora que el expresidente Enrique Peña Nieto vive en España y alejado de los asuntos mexicanos, debería poner un poco más de atención en expedientes que dejó pendientes en territorio nacional. Pero no vaya a pensar que nos referimos a las indagatorias que lleva a cabo la Fiscalía General de la República a partir de la denuncia que presentó su excolaborador Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex. Nada de eso, nos dicen, pues se trata de los derechos sobre la marca que registró ante el IMPI en 2010 y que, debido a que estos tienen una duración de 10 años, expiraron en noviembre pasado. Así que si el exmandatario desea conservar los derechos sobre su marca, tendría que venir a México y renovarlos. Algo que, con seguridad, nos comentan, es poco probable.

Alianza opositora va por Oaxaca

Muy avanzadas están las pláticas para que continúe el frente opositor a Morena, integrado por el PAN, PRI y PRD, en las elecciones locales del próximo año. Nos cuentan que para empezar hay un plan para la renovación de la gubernatura de Oaxaca: los tres partidos quieren presentar a la diputada federal del PRI, Eufrosina Cruz, como su abanderada al gobierno estatal. La indígena zapoteca, nos recuerdan, fue diputada federal panista y fue muy cercana al calderonismo durante ese sexenio. Por el otro lado, Morena contempla a la senadora Susana Harp como una de las opciones para que sea su abanderada, aunque hay otros tiradores morenos. Así como en esta elección, nos cuentan, habrá más frentes opositores que se construirán en las seis elecciones estatales que habrá en el 2022.

Gabinete se mueve para recibir invitados a Celac

De arriba abajo anduvieron varios secretarios del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador, en lo que parece ser la nueva diplomacia de la Cuarta Transformación. Nos cuentan que desde Palacio Nacional salió la orden de que los integrantes del gabinete legal y ampliado recibieran a los jefes de Estado y cancilleres que participarán este sábado en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la Celac. Ante la directiva, se vio el viernes a los titulares de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; de Salud, Jorge Alcocer; de Marina, José Rafael Ojeda Durán; de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; de Turismo, Miguel Torruco; el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, y al titular del Infonavit, Carlos Martínez Velázquez, recibiendo a varios mandatarios y diplomáticos en el exhangar presidencial.

Argentina no llega a la cita

Por cierto, uno de los principales aliados del presidente Andrés Manuel López Obrador no llegó a la reunión de la Celac. Se trata del presidente de Argentina, Alberto Fernández, quien por los conflictos políticos que se viven en su país tuvo que cancelar de última hora su visita a México y todo originado por los resultados electorales del pasado domingo. Argentina asumirá, en enero próximo, la presidencia de la Celac y don Alberto debe estar listo para tal encomienda, nos mencionan. (El Universal, A2, p.2)

Sacapuntas

Arropan a la jefa de Gobierno

Desfile de personalidades se vio ayer en el III Informe de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. Estuvieron las secretarias de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez; del Trabajo, Luisa María Alcalde; y de Economía, Tatiana Clouthier; la senadora Olga Sánchez Cordero, el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, y el rector de la UNAM, Enrique Graue, entre otros.

Se baja de la Cumbre

Canceló el presidente argentino Alberto Fernández su asistencia a la VI Cumbre de la CELAC, en México. Su ausencia debilita la propuesta de transformar o sustituir a la OEA, pues es uno de los mandatarios que respaldaban ese planteamiento de la 4T. Eso sí, ayer Fernández se dio tiempo para agradecer al presidente de EU, Joe Biden, por invitarlo a su foro climático.

Renato, nuevo fiscal

De perlas cayó entre los campechanos el fichaje que realizó la gobernadora, Layda Sansores, para la Fiscalía General del Estado. Nombró a Renato Sales Heredia como titular de la institución, lo cual fue celebrado, pues es reconocido por anteponer siempre la inteligencia antes que la fuerza. Y se le recuerda por ser el cerebro en la captura de La Mataviejitas.

Exposición en el Zócalo

Nos dicen que la secretaría de la Defensa, a cargo de Luis Cresencio Sandoval, monta la exposición La Gran Fuerza de México, en el Zócalo de la CDMX. Lo hace en tiempo récord, pues la muestra se inaugura este domingo, por lo que los trabajos iniciaron literalmente terminando el desfile de Independencia. Habrá aeronaves, vehículos militares, y más atracciones.

Debutan las heroínas

Por cierto, el próximo 27 de septiembre se estrenan en Reforma las estatuas de Josefa Ortiz de Domínguez, Gertrudis Bocanegra, Sor Juana Inés de la Cruz y Margarita Maza de Juárez. Esto, como parte del Paseo de las Heroínas, con el cual se busca reconocer el papel de las mujeres en la historia de México. (El Heraldo de México, L 2, p.2)

Rozones

Día redondo para Sheinbaum

El de ayer, día de su tercer informe de gobierno, fue redondo para la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien acudió al Congreso local, escuchó las posiciones de los partidos con atención —los de oposición entendieron como tal su rol y nada se guardaron— respecto a su administración. En general, nadie perdió formas ni modos. Fue al final un acto de respeto entre poderes, que, algunos suponen, podría inaugurar un tiempo distinto en la Ciudad. La mandataria capitalina también probó su capacidad de convocatoria entre afines y adversarios y si bien aclaró que no es tiempo de futurismos, quizá eso pudo haber quedado en el discurso, porque, nos comentan, palabras que evocaban el 2024 se colaban irremediablemente en pasillos, calles aledañas, micrófonos, grabadoras…

  • BUEN FICHAJE EN COMUNICACIÓN DE HACIENDA

El que fue nombrado ayer nuevo titular de la Unidad de Comunicación y vocero de la Secretaría de Hacienda fue Wilhem Hagelsieb Garza. Se trata de un cuadro de primera con amplia experiencia en la materia, tanto en el sector público, como en la iniciativa privada. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación por el Tecnológico de Monterrey, maestro en Estrategias de Comunicación para Instituciones Públicas y Políticas por la Universidad Complutense de Madrid y graduado del Programa de Alta Dirección D-1 del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa. En 20 años de trayectoria ha destacado por su labor al frente de áreas de comunicación de Pemex, Banobras, Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Secretaría de Energía, Secretaría del Medio Ambiente, Sistema DIF Nacional, así como de diversos gobiernos municipales y estatales. Llega a asumir una tarea central. Se le desea éxito.

  • CRECE POLÉMICA POR GRITO

Nos cuentan que la polémica por la arenga que la cónsul en Estambul, Isabel Arvide, agregó durante la ceremonia del Grito en esa ciudad, siguió creciendo. Y eso ocurrió porque la funcionaria reveló el nombre de la persona que la increpó, y cuyo comportamiento definió como “la vulgar provocación de una borracha”. Ayer, la aludida, mexicana avecindada en Turquía, difundió un mensaje en el que defiende su rechazo a que el nombre del Presidente se integrara al de los héroes de Independencia. Además, reprocha a Arvide el haber referido públicamente su nombre al considerar que eso la puso en vulnerabilidad y como blanco de ataques. Enseguida, rechaza haberle solicitado trabajo a la cónsul, como ésta lo refirió, y también haber difundido los polémicos audios en los que se escucha cómo Arvide reclama al personal. Finalmente le pide que muestre pruebas de que, como apuntó, se encontraba borracha, pues de lo contrario incurriría en el delito de difamación. Uf.

  • LA AUSENCIA DE ALBERTO FERNÁNDEZ

El que ya no pudo sumarse a la reunión de la Celac que tiene lugar hoy en Palacio Nacional, fue el presidente de Argentina Alberto Fernández, a quien además de por haber visitado ya nuestro país, se le recuerda también por haber hecho una cita fallida, que lo metió en una fuerte polémica: “Escribió alguna vez Octavio Paz que los mexicanos salieron de los indios, los brasileros salieron de la selva, pero nosotros los argentinos llegamos de los barcos. Eran barcos que venían de Europa”, dijo en junio pasado, y debió disculparse por el error. En fin. El caso es que el mandatario sudamericano, que sería uno de los invitados estelares aquí, seguía anoche tratando de componer la crisis poselectoral que lo llevó a enfrentarse a su vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y que ya implicó la designación de nuevos integrantes de su gabinete. Así que sin duda no pudo venir por causas de fuerza mayor.

  • PAÍS AMARILLO, PERO AÚN FALTA MÁS VACUNACIÓN

Con la novedad de que a partir del próximo lunes el país se pinta de amarillo y en varios estados las reactivaciones de actividades, luego de semanas en las que asoló al país la tercera ola de Covid-19 avanzan. En entidades como el Estado de México, al frente del cual está Alfredo Del Mazo, los establecimientos podrán abrir con el 70 por ciento de aforo. Antes, entidades como Nuevo León, al frente del cual está Jaime Rodríguez Calderón, anunciaron la misma medida. Vuelve a desaparecer el rojo y sólo cuatro entidades se encuentran en naranja: Tamaulipas, Colima, Morelos y Tabasco. Aunque el panorama luce distinto al de hace apenas dos o tres semanas y expertos advierten como algo irreversible, por el momento, la caída de los casos en la tercera ola, éstos, entre los que se encuentra el prestigiado epidemiólogo Alejandro Macías, recuerdan que la pandemia aún no termina, así que cubrebocas, distancia, ventilación en espacios cerrados y, sobre todo, se suscribe, va-cu-na-ción.

  • LITIGIOS ELECTORALES

En estos días siguen resolviéndose asuntos de la pasada elección. Y es que ayer la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral Federal determinó que la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, y el excoordinador de los programas sociales, Gabriel García, incurrieron de manera indebida en la difusión de propaganda personalizada en favor del Presidente López Obrador. En el proyecto de sentencia elaborado por el magistrado Luis Espíndola, nos señalan, se encontró que ambos funcionarios difundieron en redes sociales y en periodo prohibido por la ley, la entrega de apoyos de diversos programas en favor de la población más pobre. Y se ordenó a los órganos de control de la Presidencia y de Bienestar, aplicarles una sanción. Durante la sesión de este viernes, los magistrados de la Sala Regional concluyeron, por otra parte, que el partido Morena y su dirigente nacional, Mario Delgado, no violaron la ley al promover el voto a favor del Sí en la pregunta de la pasada consulta popular sobre el juicio a los expresidentes de la República. Así los litigios. (La razón, La 2, p.2)

Serpientes y Escaleras / El sastrecillo de Palacio, el gigante del Norte y el ogro del Sur

Como en la fábula de los hermanos Grimm, donde un sastre que había matado siete moscas se hace bordar en el cinturón la leyenda “Siete de un golpe” y eso hace que su fama crezca tanto que se envalentona y empieza a desafiar a los gigantes más con ingenio que con fuerza, así el Presidente de México ha comenzado a pregonar el discurso de que él puede ser el nuevo líder de Latinoamérica y el Caribe, que puede organizar y defender a los países de la región frente a las presiones y embargos del gigante imperialista.

Si ya el discurso de Andrés Manuel López Obrador, en pleno día de la Independencia de México y con la presencia del presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, fue interpretado por analistas como una “abierta provocación hacia los Estados Unidos”, no tanto porque le haya pedido al presidente Joe Biden levantar el embargo económico a la isla cubana, porque eso es algo que han hecho todos los gobiernos de México cada año en las últimas décadas, incluidos todos los “neoliberales” del PRI, ahora, la presencia de Nicolás Maduro en México, para asistir a la VI Cumbre de la CELAC que se realiza hoy, y que fue confirmada anoche de último momento, cuando se decidió que vendría el presidente de Venezuela representando a su país y no la vicepresidenta Delcy Rodríguez, convierte al foro regional convocado por México en un elemento de tensión que, indudablemente, será seguido con atención y con tensión por Washington.

Todavía el viernes la cancillería mexicana negaba de forma contundente que Maduro fuera a asistir a la Cumbre y, con cierto alivio por la incomodidad que —lo acepten o no— les va a generar la presencia del dictador venezolano en esta Cumbre, aseguraban que sólo estaría Delcy como la representante del gobierno madurista. Y es que tener juntos, en un mismo día y en un mismo foro al polémico Díaz Canel, señalado como represor por Estados Unidos, la Unión Europea y buena parte del mundo, y a Nicolás Maduro, que ha reprimido, perseguido y encarcelado a los opositores en su país configurando una dictadura de terror que se eterniza en el poder, no puede dejar de verse como una doble provocación a la Casa Blanca, que tendrá en territorio mexicano a dos presidentes que ha cuestionado y descalificado.

Primero a Díaz Canel, el pasado 16 de septiembre, en pleno desfile militar por la independencia, López Obrador le dedicó al mandatario cubano, al que trató de “estadista” y “líder”, un discurso que históricamente los mandatarios mexicanos dedicaban a hablar de la gesta heroica nacional o de los problemas y dificultades del país. Esta vez, más que hablar de los significados y trascendencia del movimiento libertador, el Presidente se dedicó a hablar de la situación de Cuba y de un gobierno al que elogió sin referirse nunca a las protestas recientes del pueblo cubano y a la represión con la que respondió su invitado de honor.

Como si no existiera la posición estadounidense, europea y de 25 países más que han acusado al presidente de Cuba y continuador del régimen de los hermanos Castro, de haber reprimido brutalmente y haber violado los derechos humanos de los cubanos, en su mayoría jóvenes, que protestaron contra el régimen el pasado 11 de julio, Andrés Manuel se desvivió en elogios y adjetivos para Díaz Canel, al que después recibió en privado en Palacio Nacional para asegurar la compra que México hará de millones de dosis de la vacuna cubana “Soberana 2”, a pesar de que no tiene aún certificación de la OMS.

El foro que utilizó el Presidente para presumir su apoyo y acercamiento a Díaz Canel y al régimen cubano, fue totalmente inapropiado. “El día de la Independencia de México es una festividad concebida para celebrar a nuestros héroes patrios y a su lucha independentista y fue un grave error de López Obrador dedicar la fiesta de México y de los mexicanos a la defensa de otro país que nos enfrenta con la nación de la que dependemos económicamente. Para eso está la Asamblea General de la ONU. Solicitar el fin del embargo de Cuba es algo que hemos hecho cada año desde hace varias administraciones”, dijo a esta columna un experimentado diplomático mexicano que pidió el anonimato.

ERAMOS MUCHOS Y PARIÓ MADURO

Y si ya la presencia de Díaz Canel y el tema de Cuba en el discurso de la independencia parecía un acto de provocación y desaire, no sólo a Washington sino a los mismos militares mexicanos que se matan por meses para preparar el desfile para que su esfuerzo pasara a segundo plano por la presencia del presidente cubano, anoche de plano la cancillería mexicana empezó a arder con las noticias que llegaban desde el cono sur: por un lado, de manera intempestiva y cuando ya estaba procesado por México que Delcy Rodríguez sería la representante de Venezuela en la CELAC, Caracas sorprendió a todos y puso a parir a Marcelo Ebrard y a su equipo de operadores, con el anuncio de que Nicolás Maduro había abordado el avión que lo traería anoche a México para ser él personalmente quien represente hoy a su país.

La presencia de Maduro le mete sin duda un ingrediente de presión y desafío a la Cumbre latinoamericana convocada por el gobierno de López Obrador, que ya había llamado la atención de Washington al filtrarse la versión de que uno de los temas a discutir por los casi 30 países asistentes era la “transformación radical de la OEA” que podría llevar a decretar la desaparición de ese organismo de la ONU para dar paso a un nuevo mecanismo multilateral en la América Latina, que estuviera fuera del control de los Estados Unidos y que, en palabras del subsecretario Maximiliano Reyes de la cancillería, “no estuviera tan a la derecha como hoy está la OEA de Almagro, y se moviera más hacia la izquierda”.

Si ya con la intención de desaparecer o cambiar radicalmente a la OEA en Washington se habían levantado varias cejas, con la confirmación de que Nicolás Maduro estará en territorio mexicano, codo con codo con Díaz Canel, ya a la izquierda de Andrés Manuel López Obrador, debió prender los focos rojos en la administración de Joe Biden, desde donde se metieron a operar fuerte en las últimas horas para definir e inclinar la balanza en la CELAC y su nuevo presidente.

Y es que la candidatura de Alberto Fernández para presidir la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, que había sido impulsada por México y por López Obrador, como una forma de hacer contrapeso a la OEA con un presidente de izquierda, se vio completamente frustrada y tuvo que ser abortada ayer por dos razones: la primera que Nicaragua y El Salvador, es decir Daniel Ortega y Bukele, pactaron con Estados Unidos y decidieron no apoyar al argentino Fernández, con lo que no se alcanza el consenso por el que debe ser nombrado el presidente de la CELAC según los estatutos internos.

Pero además, para que no quedaran dudas de que esto no le gustó a Washington, al presidente de Argentina le estalló una repentina y fuerte crisis en su gabinete: el jueves le renunciaron cinco ministros de golpe y Cristina Fernández de Kitchner, su mentora, le exigió públicamente que depusiera a todo el gabinete para acabar con la crisis. Y Fernández, que se vio acorralado por Cristina y por las presiones de Washington, ayer anunció varios cambios y despidos en su equipo de gobierno, entre los que cesó al canciller Felipe Solá, a quien ya había enviado a México como su representante en la Cumbre de la CELAC.

Es decir, que no sólo Fernández no podrá ser presidente de la CELAC ni asistirá a la cumbre porque está apagando el fuego en su gobierno, sino que además el canciller Solá, que anoche aterrizó en México en el aeropuerto capitalino, ya había sido cesado mientras estaba volando desde Buenos Aires a la capital mexicana y aunque se quedará a representar a su país este fin de semana, a partir del lunes ya no tiene cargo.

Si todo eso generó la sola intención de López Obrador y de su canciller Marcelo Ebrard de jugar a la geopolítica y tratar de tomar el control de la OEA “para moverla más a la izquierda”, con las presiones y operaciones invisibles de Washington que no se ven pero se sintieron hasta el cono sur, habrá que ver ahora qué sucede tras la fotografía de mañana en la que aparezca el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador con Nicolás Maduro a su izquierda y Díaz Canel a la derecha, mientras la CELAC en su conjunto aprueba una moción para que todos los países latinoamericanos y caribeños asistentes le exigen a Estados Unidos levantar el bloqueo económico a Cuba. ¿Será que vienen tiempos de endurecimiento de Biden en su política hacia México?

En el cuento de los hermanos Grimm, el sastrecillo valiente lograba engañar a reyes, gigantes y cíclopes con su ingenio, mientras les hacía creer que la leyenda “Siete de un solo golpe”, se refería a haber matado a humanos, bestias y ogros, y no a las 7 moscas que mató mientras cosía en su taller. Veremos si el sastrecillo de Palacio también logra ganarle con su astucia al gigante del norte mientras camina con el ogro del sur y el troll caribeño. (Salvador García Soto, El Universal, Nación, p.7)

Zurda / Pérdida de confianza al Presidente

El 20 de diciembre de 2019, se publicaron en el Diario Oficial de la Federación las reformas al artículo 35 constitucional para reconocer el derecho de la ciudadanía a participar en los procesos de Revocación del mandato. Por lo tanto, a destiempo, se aprobó en el Congreso de la Unión la ley reglamentaria, que fue publicada el 14 de septiembre.

El artículo 115 de la Constitución ya establecía la revocación de mandato para algún miembro de los ayuntamientos y, a nivel estatal, seis entidades ya contemplaban la figura de la Revocación de mandato a nivel de los gobernadores (Aguascalientes, Ciudad de México, Colima, Chihuahua, Nuevo León y Oaxaca). Incluso, en algunos casos se puede revocar el mandato de legisladores. De hecho, la norma jurídica más completa, desde mi punto de vista, es la de Oaxaca, pues establece causales para iniciar el proceso de la revocación de mandato.

Con la reforma al artículo 35 constitucional no sólo se tenía que emitir la ley federal, sino que, además, todas las entidades están mandatadas a reformar su Constitución para establecer el procedimiento de revocación de mandato y con ello garantizar este derecho de los ciudadanos.

La Ley Federal de Revocación del Mandato publicada esta semana establece el procedimiento de participación ciudadana para el caso del Presidente de la República. El contenido de la norma ha generado una gran controversia. Los que defienden la reforma para incorporar esta figura, que es considerada una herramienta de democracia directa, argumentan que ésta representa una ampliación de los derechos de los ciudadanos para participar en la cosa pública. Lamentablemente, las causales para pedir la revocación del mandato del Presidente no quedan muy claras y se concretan al argumento de la “pérdida de confianza”.

La pérdida de confianza es una herramienta formal que se usa de forma cotidiana en los regímenes parlamentarios, pero no en nuestro régimen presidencial. Establecer de forma abstracta u ambigua la causal para solicitar la revocación del mandato genera mucha suspicacia, pues algunos estudiosos de la democracia han observado el posible uso político de la figura de revocación de mandato por parte de los mismos actores que se encuentran ejerciendo el poder. Y es que, de forma lógica, podríamos pensar que la revocación de mandato de los titulares del Poder Ejecutivo, en un régimen democrático, debería ser exigida por quien o quienes estén inconformes con el ejercicio de poder del presidente, bajo causales concretas previamente establecidas en la norma. La democracia, en principio, señala reglas para elegir a los gobernantes y, por ende, también se establecen los mecanismos para perder el poder político.

Puede un gobernante decir que, para demostrar que es muy democrático, se consulte a los ciudadanos si quieren que se vaya o permanezca en el cargo. Pero bajo qué argumentos alguien va a pedir que ese gobernante sea sometido a este proceso. Las causales por las que puede perder el mandato un gobernante, de cualquier nivel, tienen que quedar muy claras tanto por las prebendas como por los límites del ejercicio de poder.

En el caso de la ley federal publicada, establecer como causal “perder la confianza” nos dice mucho y nada, porque puede ser muy subjetivo. En las tesis que desarrolló Giovanni Sartori sobre la democracia observó que la democracia real no es la democracia que aspiramos, tanto porque hay un actuar gris de los gobernantes, como porque las demandas de los ciudadanos siempre serán superiores a las que puedan resolverse.

De esta forma, perder la confianza en un presidente o gobernador podría ser muy fácil, porque lo que prometieron en sus campañas para obtener el voto no coincide con lo que sucede en la realidad, pero tendríamos que analizar los factores que determinan que no haya podido cumplir con las expectativas que haya generado. Por ejemplo, en el caso del crecimiento de la desigualdad y la pobreza, puede haber impactado una pandemia como la que hemos vivido. O, en el caso del combate a la corrupción, puede influir tener familiares incómodos. (Ruth Zavaleta Salgado, Excélsior, Nacional, p.16)

Arsenal / Adiós a la propuesta de sustituir a la OEA

Desairada la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac). Participan sólo 16 jefes de Estado de esa organización a la que están adheridos 32 países. El resto envió cancilleres o vicepresidentes. De última hora el presidente argentino Alberto Fernández, principal aliado de López Obrador, canceló su viaje a la Ciudad de México.

Tuvo que permanecer en su país luego de la tunda que le metieron en las urnas. Una aplastante derrota que infringieron los argentinos a sus políticas populistas.

El otro grande de América Latina, Brasil, dejó de pertenecer a la Celac en enero del 2020 porque su Cancillería afirmó, “da protagonismo a regímenes no democráticos como los de Venezuela, Cuba y Nicaragua”.

A la cumbre asisten los jefes de Estado de Belice, Bolivia, Costa Rica, Cuba, Dominica, Ecuador, Guatemala, Guyana, Honduras, Paraguay, Perú, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Uruguay. Anoche se anunció la llegada de Nicolás Maduro.

*Con otra: no hubo respaldo suficiente de los países latinoamericanos y del Caribe para la ocurrencia mexicana de desaparecer la OEA y crear otro organismo que no sea, cito a López Obrador, “lacayo de nadie” (léase Estados Unidos).

La propuesta se redujo a la creación de un “Comité de Reflexión”, o sea, a nada. Quedó claro que la Cancillería no anticipó que no habría consenso en Latinoamérica para romper con la OEA. Tampoco midió las pocas ganas de pelearse con Estados Unidos que hay en la región. México se quedó con el respaldo cantado de Bolivia y Venezuela.

*El secretario general de ese organismo, Luis Almagro, debe estar muerto de risa. No hay duda que es un revés a su personal adversario, el canciller Marcelo Ebrard.

Almagro le asestó un derechazo a Marcelo cuando deseó que ninguna obra más que hubiese hecho como jefe de Gobierno se derrumbara “sin prejuicio de mi solidaridad con las víctimas”. Respondía a los señalamientos del canciller mexicano cuando dijo, en una mañanera, que la actuación del secretario general de la OEA ha sido una “de las peores de la historia”.

En otra ocasión, Ebrard le dijo adiós a la OEA en su sentido intervencionista, injerencista y hegemonista. “Que venga otra organización que construyamos en acuerdo con Estados Unidos para el siglo veintiuno”, subrayó.

De la cumbre, que hoy inicia, deberán surgir seis declaraciones: embargo a Cuba, Islas Malvinas, COP26, Generaciones futuras, lenguas y pueblos indígenas y Declaración de la Ciudad de México. La reunión se concentrará también en Centroamérica y la crisis migratoria.

Asimismo, participan el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena.

*Muchos comentarios sobre el discurso del presidente López Obrador el 16 de septiembre.

Retomamos el que nos hizo el exconsejero presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, alrededor del mensaje que dio sobre Cuba y su identificación con Miguel Hidalgo y Costilla.

“Pedir el levantamiento del embargo comercial de EU hacia Cuba y señalar que es ejemplo de resistencia, sin señalar la represión política y la falta de libertades, es pura retórica y provocación antiimperialista. Demagogia de ojo cerrado”, manifestó.

De las menciones al cura Hidalgo, Ugalde considera que llevan la intención de victimizarse y anticipar su crucifixión por los presuntos “cambios históricos” que realiza. Como sustento de sus afirmaciones, el también director de Integralia Consultores cita un párrafo del discurso de AMLO: “Si Hidalgo no hubiese sido auténtico, como lo era, no lo hubieran sacrificado con tanta saña como lo hicieron con Jesucristo…”.

*Sigue la cruzada de Juan Ramón de la Fuente, embajador de México ante las Naciones Unidas, para que el Consejo de Seguridad de la ONU discuta el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras que, dijo, “es una amenaza para la paz y la seguridad internacional”.

En una reunión que convocó en el Consejo de Seguridad, con motivo de las fiestas patrias, hizo notar que el tema es recurrente en todos los conflictos y afecta gravemente los derechos humanos. Llamó al Consejo de Seguridad —al que pertenece México— a promover acciones tendientes a crear espacios de colaboración entre los diferentes programas y acciones de las Naciones Unidas para evitar que este tipo de armas pequeñas sigan en manos de actores no estatales.

“Sólo se logrará si se alcanzan acuerdos multilaterales vinculatorios”, puntualizó. La temática incluyó embargos de armas, diversas medidas contra el terrorismo, operaciones de paz y cuestiones específicas nacionales. Participaron 34 países. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional, p.4)

A cuatro años del 19-S

Bartolomé de las Casas inmortalizó una frase que tiene una vigencia incuestionable, ya que el fraile dominico expresó en su Historia de las Indias que hay quienes mueren antes de tiempo. Entre otras cosas, esto significa que existen una serie de condiciones e intereses que colocan a grupos en situaciones tales de vulnerabilidad, que no sólo les son arrancados bienes físicos o materiales, como su salud, viviendas y el patrimonio que han construido durante años, sino que esto, lamentablemente, llega a arrebatarles hasta sus propias vidas.

El paso del huracán Grace por las costas del Golfo de México, y lo acontecido con el desgajamiento del cerro del Chiquihuite, en Tlalnepantla, estado de México, nos han llevado nuevamente a reflexionar que hay quienes deciden quién debe morir. Como recientemente señaló el colectivo Damnificados Unidos de la Ciudad de México (DUCDMX), no hay desastres naturales, más bien existe incumplimiento de la ley, corrupción e impunidad, lo cual causa muertes que no deben ocurrir.

Si bien es cierto que el cambio climático y el calentamiento global se han convertido en dos de las principales amenazas contra todas las formas de vida que conocemos hasta hoy, los efectos catastróficos de los fenómenos naturales generalmente son causados por factores socialmente construidos. Es decir, que las pérdidas, enfermedades y muertes de quienes transitaron antes de tiempo, no sucedieron por los llanamente llamados desastres naturales, sino que hay responsables, tanto servidores públicos, como particulares.

En términos de derechos humanos, se cometen violaciones antes, durante y después de los siniestros, debido a la acción, omisión o aquiescencia del Estado. A cuatro años del sismo ocurrido el 19 de septiembre de 2017 (19s) siguen las reflexiones y cuestionamientos de fondo. Aunque existen avances en materia de reconstrucción y rehabilitación de viviendas, los cuales saludamos y reconocemos, hay personas damnificadas que siguen luchando pacífica y organizadamente para exigir el respeto y garantía de sus derechos. Para hacer oír su voz, para recuperar su patrimonio, y para no olvidar a sus seres queridos que murieron antes de tiempo.

Tal es el caso de don Fernando Sánchez Lira, quien perdió a su madre y a su hermana durante el colapso del edificio que estaba ubicado en Simón Bolívar 168, esquina con Chimalpopoca, en la Ciudad de México. Junto a doña Teresa Lira Infante y María Elena Sánchez Lira, desafortunadamente murieron antes de tiempo otras 13 personas. De la mano de organizaciones defensoras de los derechos humanos, don Fernando sigue en la lucha por verdad, justicia, reparación y no repetición. El caso Bolívar 168 está caracterizado por las violaciones a los derechos a la vida, a la salud, a la integridad personal y a la información, por mencionar sólo algunos.

El 30 de noviembre de 2018, último día de la administración anterior, la entonces Procuraduría General de Justicia de la capital determinó el no ejercicio de la acción penal del caso, lo cual pudo revocarse a través de la interposición del juicio de amparo indirecto 131/2019, del índice del juzgado decimotercero de distrito en materia penal de la CDMX del Poder Judicial de la Federación. En otras palabras, no prosperó la intentona de carpetazo por parte de las autoridades, quienes de manera irresponsable, unilateral y sin perspectiva de derechos humanos habían determinado que ni la inmobiliaria Inmobico SA de CV, ni funcionarios públicos tuvieron responsabilidad en la violación de esos derechos. A cuatro años del 19s, don Fernando y quienes conforman el colectivo de DUCDMX, así como otros damnificados, resisten ante numerosas adversidades impuestas por autoridades, medios de comunicación y empresas constructoras: revictimización, desgaste, desarticulación de demandas y exigencias de justicia; criminalización y hostigamiento; corrupción e impunidad; carpetazos y encubrimiento a empresas y funcionarios; retrasos temporales y condicionamientos en la entrega de las viviendas.

Así como en otros casos y procesos que han generado precedentes en materia de acceso a la justicia de víctimas y sobrevivientes de violaciones a derechos humanos, instamos a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México y demás autoridades competentes, a que en el caso Bolívar 168 y otros del 19s se destinen los recursos necesarios y se abran más líneas de investigación para ir al fondo del asunto, y así judicializarlos y llegar a sentencias condenatorias contra quienes resulten responsables. Quizá de este modo se rompan las reglas de la impunidad y la corrupción.

Deseamos que la jornada de lucha que iniciará mañana en el predio de Bolívar 168 sea otro momento importante en el proceso de exigencia de don Fernando Sánchez, de la organización DUCDMX y de todos los damnificadas que buscan regresar a casa, a una morada digna y adecuada, así como a la verdad, justicia, reparación y no repetición (Miguel Concha, La Jornada, Opinión, p.18)

La visita del autócrata

Dos meses después del 11 de julio, fecha en la que se vivieron las más numerosas y significativas protestas en Cuba en los últimos 60 años, Díaz-Canel llega a México. El presidente cubano viene a participar como invitado especial a las celebraciones patrias y en la cumbre de la CELAC.

Llega después de haber protagonizado un llamado al combate en cadena nacional, ordenando la represión violenta y masiva de las protestas. Llega con alrededor de mil presos derivados de las manifestaciones, sometidos a procesos jurídicos cuestionables y a violaciones de sus derechos más elementales. Llega en un momento donde los elementos de la Seguridad del Estado mantienen vigilados, hostigados, detenidos y amenazados con causas penales a cientos de activistas, artistas, periodistas independientes, líderes opositores y simples ciudadanos de a pie. A cualquiera que en este momento represente una posibilidad de articular las legítimas demandas de libertad y derechos exigidas en las calles. En estos momentos, cuando Díaz-Canel llega a México, ha represado las ganas de cambio, sueños y esperanzas de los cubanos y cubanas.

El presidente López Obrador, cuya retórica de no intervención le impidió denunciar la represión de las protestas en julio pasado, vuelve a hacer uso selectivo de esta narrativa política. Díaz-Canel habla frente al Ejército mexicano de una histórica y endulzada relación entre ambas naciones, enfatizando el compromiso de México con la Revolución cubana. Agradece especialmente su apoyo en estos difíciles momentos, donde -según la retórica de su gobierno- las protestas son ataques orquestados desde Estados Unidos y magnificados por la prensa internacional. López Obrador reconoce en Díaz-Canel, por su parte, la representación del pueblo cubano, mientras pondera la dignidad y el sacrificio de ese pueblo. Le pide al presidente Biden que Estados Unidos elimine el bloqueo a Cuba.

Pero va más allá: habla de reconciliación y la necesidad de que el exilio cubano no guarde rencores ante el régimen de la isla. Que abandone su agenda en la política norteamericana. Se lo dice a un exilio que rebasa la vieja derecha de Miami, al que el gobierno de su país natal no le reconoce más derechos que el de enviar remesas y, si se “portan bien”, visitar a sus familiares. Una comunidad emigrada afectada no por algún resentimiento patológico, sino por las acciones del gobierno que hoy es invitado especial de Palacio Nacional.

El discurso fue pródigo en reclamos a un gobierno ausente (los EUA) pero huérfano de consejo alguno al aliado presente. Con ello se reproduce lo sucedido bajo el ciclo progresista de inicios de siglo, cuando Latinoamérica se pobló de gobiernos de centroizquierda que no aprovecharon su cercanía ideológica y favorable condición geopolítica para promover cambios democráticos en Cuba. Gobiernos que, todo ese tiempo, insistieron en que era EUA quien debía mover ficha. Gobiernos que cuando se eliminó el veto a Cuba en la OEA (2009) y Obama inició su apertura hacia la isla (2014-2016) no dijeron nada de los portazos de la Habana al regreso al esquema interamericano y a la normalización de su institucionalidad política según los estándares regionales.

El discurso de AMLO reproduce el de mandatarios del viejo régimen priista. Confunde pueblo, nación y gobierno, bajo un enfoque que antepone la soberanía estatal sobre la popular. Donde el pueblo es una entidad homogénea, envuelta en una épica constante, encarnada por su gobierno. Que esto lo haga un opositor al viejo régimen, que llegó pacíficamente al poder por medio de elecciones libres dentro de un sistema pluralista -las antípodas del régimen cubano- es una gran contradicción.

La invitación a Díaz-Canel rebasa los imperativos de la realpolitik. No fue, como quisieron hacer ver algunos analistas y voceros del oficialismo, “otro invitado más”. Se le otorgó preeminencia dentro del protocolo de la celebración, fue invitado a hablar en el acto. La cobertura de la prensa oficial, declaraciones institucionales y mensajes personales de funcionarios y políticos de Morena lo ratifican. La invitación refleja, por tanto, preferencias normativas y no solo mera diplomacia. Se enmarca -y el discurso de Díaz-Canel no deja dudas a ello- en una agenda que busca relanzar, con liderazgo de México, un espacio de integración regional alternativo al sistema interamericano; más afín al proyecto bolivariano.

Con la visita de Díaz-Canel no llega a México un mandatario con discursos polémicos, que se mantiene dentro del juego democrático. Tal sería el caso de los liderazgos populistas, de derecha e izquierda, que existen en la región. Tampoco viene un presidente con problemas de corrupción, de los que abundan en Latinoamérica. Se trata de alguien que no ha sido electo con los más elementales criterios democráticos, tanto de origen como de desempeño. Un autócrata, en toda la regla de la teoría y praxis políticas. (Johanna Cilano Pelaez, Reforma, Opinión, p.10)

Apuntes de la Aldea Global / El grito y la consumación

En la nueva intensidad que adquieren las conmemoraciones en la política mexicana, este año sobresale y por mucho. Nunca antes se habían juntado la conmemoración de aniversarios redondos de la caída de Tenochtitlan y la consumación de la independencia. De hecho, sólo en 1921, siendo presidente Álvaro Obregón, se habían conmemorado a lo grande, en un mismo año, el grito y la consumación de la independencia.

Tanto la ideología liberal del siglo XIX como la nacionalista revolucionaria del siglo XX proyectaron incomodidad con la efeméride del 27 de septiembre. La consumación de la independencia, con la entrada del Ejército Trigarante a la Ciudad de México, luego de la firma de los Tratados de Córdoba por Agustín de Iturbide y Juan O’Donojú, no fue vista como un triunfo pleno de los independentistas sino como una solución a medias.

En la memoria oficial y en la historia patria —no así en la historiografía académica—, el llamado al combate del cura Hidalgo en 1810 o la gesta de Morelos, entre 1811 y 1815, eran más claramente épicos que la transacción entre insurgentes y realistas que se plasmó en el Plan de Iguala, en el abrazo de Acatempan entre Iturbide y Vicente Guerrero y en la entrada triunfal del Ejército Trigarante a la capital del virreinato en 1821.

A pesar de las ambivalencias de Hidalgo ante la soberanía de Fernando VII, la revuelta contra el “mal gobierno” era el disparo de arranque para una guerra anticolonial, que convergía en toda la gesta separatista de los antiguos reinos borbónicos. Para la historia patria liberal o nacionalista revolucionaria, el Grito de Dolores estaba llamado a convertirse en un hito central de la liturgia republicana.

No obstante, el malestar que provocaba, se intentó atraer al 27 de septiembre a esa misma liturgia. Mauricio Tenorio cuenta en su libro Historia y celebración (2009) que el gobierno de Álvaro Obregón mantuvo la celebración del 16 de septiembre, como fecha del nacimiento de la nación, pero confirió al 27 de septiembre un sentido más de reconocimiento internacional del nuevo estado.

Esos énfasis tienen fundamento, aunque pasan por alto ciertas afinidades políticas y coyunturales entre ambos fenómenos: el Grito de Dolores y la entrada del Ejército Trigarante. En ambos momentos tuvo lugar un proceso de cambio constitucional y político en España: la guerra de independencia peninsular contra Napoleón y las Cortes de Cádiz en el primero, y la revuelta de Rafael de Riego y el arranque del Trienio Liberal en el segundo.

La poderosa influencia del contexto peninsular en los dos momentos explica, en buena medida, las ambigüedades entre independencia y autonomía que recorren todo el discurso político tanto de Hidalgo como de Iturbide, no así de Morelos, más claramente republicano. A despecho de tantos contrastes forzados entre los dos héroes, hay un elemento común en la práctica política de uno y otro, que es el trasfondo del constitucionalismo gaditano.

En todo caso, la dimensión pactista y transaccional de la consumación de la independencia está fuera de dudas. Las tres garantías, religión católica, independencia del trono del nuevo imperio y unión entre mexicanos y españoles, eran sumamente atractivas para gran parte de los peninsulares residentes en la Nueva España. Es por ello que Juan O’Donojú, nombrado como Jefe Político —no como virrey— por los liberales de la península, pudo tan fácilmente dar la orden de capitulación al ejército borbónico.

La preservación de la denominación de “imperio”, el ofrecimiento de la corona de la América Septentrional a Fernando VII o algún infante de la dinastía borbónica y las propias garantías de unión entre españoles y mexicanos y religión católica introducían elementos de poderosa continuidad con el virreinato de la Nueva España. Tan sólo por eso, dice el historiador argentino Gabriel Entin, la idea de la “consumación de la independencia” resulta imprecisa. (Rafael Rojas, La razón, Informativa, p.4)

Liberales y Conservadores / El solitario del balcón y una provocación inútil

La ceremonia del Grito de Independencia, del miércoles pasado, fue desangelada. El pueblo de México fue nuevamente el gran ausente en la Plaza de la Constitución.

Por las restricciones sanitarias, tuvo que conformarse con escuchar y celebrar a distancia.

No se permitió el paso al Zócalo capitalino. Solamente la nomenklatura de la 4T y sus invitados pudieron entrar a nuestro Centro Histórico. La mayoría lo siguió por televisión y redes.

La transmisión fue fatal. Sin un planteamiento inteligente, con recursos de producción desaprovechados y sin una explicación suficiente para comprensión y beneficio de la audiencia que no tuvo la libertad de elegir pues, como en el PRIato y el PANato, hubo Cadena Nacional.

El solitario del Balcón Presidencial modificó la arenga, como lo hicieron sus predecesores, a su gusto y conveniencia. Con el paso del tiempo, esos cambios resultan efímeros, intrascendentes, coyunturales y que pocos recuerdan.

La temática histórica del video que se transmitió en la Cadena, previo al Grito y del espectáculo posterior, fue un acto de propaganda vil.

Su contenido fue sesgado y antihispano, (“Los españoles dejaron una herencia de exterminio y muerte, enfermedades como la peste, la viruela, los piojos, el sarampión y otras calamidades”, ¿fue lo único que nos heredaron?) que confunde y debió provocar aflicción a Quirino Ordaz, propuesto como nuevo embajador de México en España y que ahora tendrá que lidiar con esas incómodas cartas credenciales.

Al día siguiente, el desfile de nuestras fuerzas armadas fue espectacular, magnífico, impecable, como siempre. Soldados y marinos son orgullo de México.

(Que baste recordar cómo han auxiliado a la población civil en los recientes casos de desastre, como los huracanes, las inundaciones y los derrumbes).

Pero los discursos en el acto protocolario, con excepción del que pronunció el General Secretario, totalmente institucional, son para comentar.

Puesto aparte el sufrido y castigado pueblo cubano, resultó inexplicable e injustificado que se haya invitado como orador al presidente Miguel Díaz-Canel, heredero de los Castro.

Como si no fuera suficiente, el Presidente mexicano aventuró: “el gobierno que represento llama respetuosamente al gobierno de Estados Unidos a levantar el bloqueo contra Cuba, porque ningún Estado tiene derecho a someter a otro pueblo (…) Dicho con franqueza se ve mal que el gobierno de Estados Unidos utilice el bloqueo para impedir el bienestar del pueblo de Cuba, con el propósito de que éste, obligado por la necesidad, tenga que enfrentar a su propio gobierno (…) si esta perversa estrategia lograse tener éxito, (…) se convertiría en un triunfo pírrico, vil y canallesco, en una mancha de esas que no se borran ni con toda el agua de los océanos”. Ups!

No era el lugar ni el momento. Si quería una audiencia global se hubiera esperado a la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, que presidirá México en noviembre, en Nueva York, reunión a la que al parecer asistirá.

Presente en el Zócalo, en última fila, el nuevo embajador de los Estados Unidos en México, Ken Salazar, que escuchó de viva voz el inesperado reclamo del Presidente mexicano. (Amador Narcia, El Universal, Nación, p.9)

Sismo en Acapulco

Las cifras de viviendas afectadas supera ya las 12 mil, además de edificios de gobierno, hospitales, escuelas, carreteras y caminos deteriorados. Por efecto de las lluvias, que ocasionaron derrumbes, deslaves y agravaron la situación de miles de familias.

Cientos de replicas han ocurrido desde ese 7 de septiembre; hasta el cierre de este artículo, la cifra supera las mil.

A todo esto, no existió un programa inmediato para la evaluación de los daños, apenas a nueve días del terremoto inició el censo de damnificados, luego de que se emitiera la declaratoria de desastre para 16 municipios. Llama la atención la ausencia del Consejo Nacional de Protección Civil de la vida pública. No se conoce que se haya instalado para sesionar y coordinar acciones de Federación, estados y municipios.

Evaluar la condición de las estructuras de muchos edificios y viviendas es una medida indispensable para prevenir desastres. Y no se ha hecho. Los guerrerenses pedimos el mismo trato que se le dio a Ciudad de México en 2017, ni más ni menos.

En CdMx, las autoridades cubrieron la renta de los damnificados, en tanto se reparaban sus viviendas por parte de las instituciones de gobierno. Eso es lo que debería discutirse en este momento.

Luego de la liquidación del Fonden no se estableció un mecanismo para que los gobiernos locales accedan a esos recursos. Esperemos que con la creación de un “nuevo Fonden” el próximo año, como se ha anunciado, se definan reglas de operación donde se rescate lo que se venía haciendo bien y desterrar cualquier mecanismo de corrupción como fue en el pasado.

Muchos amigos y paisanos me han escrito en su desesperación, que por supuesto la comparto, para que se haga algo con carácter urgente ante la emergencia. El gobernador Héctor Astudillo ha estado atento y solidario, pero la situación presupuestal que enfrenta es de limitación, lo que dificulta su capacidad de respuesta. (Ángel Aguirre Rivero, Milenio, Al Frente, p.3)

Política Irremediable / El resentimiento es muy rentable

Somos hijos del resentimiento. Desde muy temprano, porque nos la azuzaron en la escuela, sentimos la rabia de haber sido avasallados por un invasor venido de tierras lejanas. A sangre y fuego, hombres blancos y barbados destruyeron toda una civilización, la nuestra, y no sólo nos impusieron sus costumbres y su religión sino que nos rebajaron colectivamente a la indigna condición de siervos explotados. Se llevaron además nuestras riquezas, la plata y el oro atesorados en las entrañas de nuestro suelo patrio, dejándonos tristes migajas hasta que pudimos despertar como nación, hace 200 años, para librarnos del yugo colonialista.

Por si no hubiera sido ya demasiado, otro poderoso invasor nos arrebató la mitad del territorio a mediados del siglo XIX en una guerra injusta y desigual. A ese extraño enemigo lo tenemos que seguir combatiendo porque, como bien dijo el señor Díaz-Canel, presidente de la hermana República de Cuba, en el discurso que pronunció como invitado de honor en estas últimas celebraciones patrias, el antiguo ocupante está muy seguramente detrás del “proyecto de recolonización neoliberal que se nos intenta imponer”. O sea, la cuestión es que ya fuimos colonizados una vez cuando aconteció “la terrible conquista […] con matanza y destrucción sin freno” que perpetraron “las tropas españolas […] al mando de Hernán Cortés” pero que ahora mismo, porque la historia siempre se repite, debemos oponer resistencia a los embates de quienes pretenden recolonizarnos. Los neoliberales, para mayores señas, y no es una mera casualidad que su perversa cruzada se sustente en los principios propalados en el llamado Consenso de Washington.

Con tamaños antecedentes, al pasado lo seguimos evocando machaconamente en el presente. Es más, el simple trámite de reconocer una identidad colectiva y compartida se vuelve, para muchos mexicanos, un asunto de cuentas pendientes, de ofensas, de rencores y de desquites. De ahí, de nuestra permanente e inmutable naturaleza de agraviados, se nutre el trastorno público de invocar, una y otra vez, el principio supremo de la soberanía como un eje rector de la vida nacional y, consecuentemente, el permanente rechazo a lo exterior. El discurso de la 4T en contra de los inversores extranjeros (españoles sobre todo, aunque las corporaciones canadienses y las de los Estados Unidos se lleven también su parte) se alimenta igualmente de nuestro ancestral victimismo y, finalmente, la retórica nacionalista se conecta directamente con los rencores de siempre, dirigidos hacia quienes vienen “a saquearnos” y a explotar inmisericordemente nuestros “recursos estratégicos”.

No transitaremos hacia la modernidad si seguimos empantanados en los enconos y las aversiones. El problema, desafortunadamente, es que al resentimiento se le puede sacar mucha rentabilidad política. (Román Revueltas Retes, Milenio, Política, p.7)

##

Teatrito/Jorge Volpi

en REFORMA, 18 Sep. 2021

Israel Vallarta. Sí: Israel Vallarta otra vez. Él y su familia. A más de tres años de haber publicado Una novela criminal, quisiera no volver al tema, pero para ello se necesitaría que se hiciera justicia, algo que no ha ocurrido y no parece que vaya a ocurrir, en buena medida porque el actual gobierno, pese a la oratoria en su favor, a fin de cuentas se ha negado a intervenir en su proceso de manera correcta. Y también porque, pese a que numerosos periodistas y escritores hemos documentado minuciosamente el caso, muchos de sus actores se obstinan en torcer públicamente los hechos.

Si la llegada de Olga Sánchez Cordero a la Secretaría de Gobernación y de Arturo Zaldívar a la presidencia de la Corte presuponían un renovado interés por Vallarta y su familia, pues fueron centrales para la liberación de Florence Cassez al acuñar la idea del efecto corruptor que alteró fatalmente todas las pruebas en su contra, la salida de la exministra y el próximo relevo en la Corte anuncian una nueva parálisis.

Las inexactas declaraciones de Adán Augusto López, quien demostró en una conferencia de prensa reciente su total desconocimiento del asunto, detonaron la aún más irresponsable posición de Carlos Loret de Mola, quien no dudó en escribir un tuit, «Se les cayó el teatrito», y luego una columna con el incómodo título de «Se les cae el montaje contra mí». No cabe duda de que el presidente López Obrador ha atacado una y otra vez al periodista con una desmesura impropia de cualquier demócrata, y desde entonces Loret abandonó cualquier intento de objetividad para convertirse en un cotidiano azote del régimen. Ninguna de las dos cosas justifica, sin embargo, que los engañosos dichos del nuevo secretario de Gobernación, adjudicándole a Israel un secuestro al margen de aquellos por los que fue torturado, lo beneficien en modo alguno.

Cualquiera que, en vez de solo vociferar, revise el expediente, se dará cuenta de que Israel está acusado de cinco secuestros, tres también adjudicados a Florence -Cristina Ríos, su hijo Christian y Ezequiel Elizalde-, más los de Valeria Cheja, que detonó la detención de ambos, y del empresario Shlomo Segal, una de las muchas víctimas que Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palomino sembraron con el objetivo de crear a los Zodiaco, una banda criminal que, como demostró Emmanuelle Steels, jamás existió. Los cinco secuestros se hallan entreverados e Israel y su familia padecieron salvajes torturas a causa de los cinco.

Israel lleva 16 años en prisión preventiva sin haber sido condenado. Si bien sus víctimas lo señalaron, sus testimonios fueron manipulados o ejercidos bajo la presión de la policía, a lo cual hay que añadir la soez manipulación de pruebas, invención de víctimas y testigos y la tortura a que fueron sometidas decenas de personas para justificar la voluntad de Calderón de mantener a Cassez en la cárcel. Por ello al final fue liberada y por ello Israel debería serlo asimismo.

Tras mucho meditar en torno a la transmisión de aquel 9 de diciembre de 2005 -y de entrevistar, luego de la aparición de mi libro, a otros de sus protagonistas- creo entrever que no hubo una gigantesca conspiración ese día entre la policía y las televisoras, sino algo más pedestre y más ruin: un acomodo de daños, gracias al cual la prensa simplemente se hacía la desentendida frente a las manipulaciones de las autoridades. Una ceguera voluntaria para asegurar el raiting. Es probable que Loret -igual que sus colegas en TV Azteca- no viera el «teatrito» justo porque no quería verlo. Sus excusas, en este sentido, no serían justificables, pero sí comprensibles: no solo él, sino toda nuestra maquinaria de medios se resistía a mirar.

En cambio, no cabe duda de lo que Loret sí vio aquel día: la violación de derechos humanos que experimentaron tanto Israel como Florence al ser burdamente exhibidos y acusados frente a las cámaras. Y, peor aún, la tortura en vivo que padeció Israel a manos de Cárdenas Palomino y de la que tanto él como Televisa y TV Azteca son cómplices. De eso nadie ha pedido disculpas. Ese es el verdadero teatrito que no acaba por caer.

@jvolpi

##

El embajador que canta

Jorge Ramos Ávalos en REFORMA, 18 Sep. 2021

Estados Unidos no va a abrirles la frontera a los mexicanos y el presidente Joe Biden tampoco va a visitar México a finales de septiembre, como quería el gobierno mexicano. Estados Unidos seguirá deportando rápidamente a inmigrantes con la excusa del Covid -usando el llamado Title 42- y el programa Quédate en México mantendrá a los refugiados sin la posibilidad de solicitar una visa en Estados Unidos. Mientras tanto México continúa reprimiendo y deteniendo a migrantes que, por decenas de miles, cruzan ilegalmente cada mes a Estados Unidos. Y a pesar de todo esto, el nuevo embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, está optimista. Y canta. Él cree que se puede crear una nueva era de cooperación desde Canadá hasta Centroamérica.

Llegó a su primera entrevista de televisión como embajador con sombrero blanco, botas guindas, corbata y lentes. Ese es su atuendo típico. Lo conozco desde que fue senador federal por el estado de Colorado -cuando apenas había dos senadores hispanos- y luego como secretario del Interior durante el gobierno de Barack Obama. Vino con su esposa, dos hijas y una de sus nietas. Y conversamos en los dos idiomas en el jardín de su residencia oficial en Las Lomas de Chapultepec.

Me dijo que no hay fecha para reabrir la frontera con México. Y muchas de las políticas antiinmigrantes impuestas durante el gobierno de Donald Trump siguen todavía en vigencia, ocho meses después de la toma de posesión de Joe Biden. ¿Le molesta que comparen a Biden con Trump? «La comparación no tiene lugar», me dijo el nuevo embajador. «Joe Biden tiene un corazón latino; él sabe lo que es ser una persona que no tiene mucho dinero… Él sabe que el futuro requiere de la integración. En eso estamos trabajando».

Pero esa nueva integración ha puesto a México en el papel de represor. ¿Están ustedes presionando al presidente Andrés Manuel López Obrador para que México se convierta en el muro de Estados Unidos?, le pregunté. «La realidad es que debemos tener control sobre las fronteras de nuestros países», contestó. «Tenemos que colaborar con el gobierno mexicano».

Ante las críticas de que México le estaba haciendo el trabajo sucio a Estados Unidos en la frontera, López Obrador dijo hace poco en la mañanera que su país «no era pelele» de su vecino del norte. El embajador estuvo de acuerdo con AMLO. «Por supuesto, México tiene su soberanía y la protege. Eso es ser mexicano. Y en esa soberanía hay muchas cosas en que podemos trabajar juntos». Como en la lucha contra el tráfico de armas y drogas, el medio ambiente y la inversión en Centroamérica para atacar las causas de la migración.

El periodista Alan Riding alguna vez definió la relación entre México y Estados Unidos como de «vecinos distantes». Salazar -quien se considera un «mexicoamericano»- no lo ve así, mientras recuerda a los más de 60 millones de latinos que viven en Estados Unidos. «Yo lo veo como un pueblo», me dijo. «Dos naciones pero un pueblo. Tenemos las mismas raíces. La frontera (creada en 1848) nos separó. Pero no separó el espíritu y los valores que tenemos de familia, de fe, de cultura».

Al terminar la entrevista invité al embajador a caminar por el Paseo de la Reforma y no lo dudó ni un segundo. Le comenté la grata sorpresa de muchos al escucharlo citar a su llegada al país una canción de Jorge Negrete. Y sin más, se puso a cantarla: «México lindo y querido, si muero lejos de ti, que digan que estoy dormido y que me traigan aquí». Me fui pensando que pocas cosas pueden desinflar el entusiasmo de un embajador que canta y que llegó en el momento en que más lo necesitan.

Posdata castrista. ¿Por qué López Obrador invita, protege y aplaude a un dictador como Miguel Díaz-Canel? Es una terrible señal que un Presidente elegido democráticamente defienda a una brutal dictadura de 62 años. Con esa invitación AMLO quedó al descubierto y en el lado equivocado de la historia. Cuba no es un ejemplo a seguir para México. Lo que queremos para Cuba es lo mismo que para toda América Latina: elecciones libres y multipartidistas; libertad de prensa con medios independientes; sin prisioneros políticos, asesinatos oficiales y tortura; y una economía que no discrimine a los de adentro. ¿Es mucho pedir? Y todo comienza con el fin de la dictadura.

@jorgeramosnews

##

Batalla por una vacuna

LINOTIPIA / Peniley Ramírezen REFORMA, ¿18 Sep. 2021

Miguel Castañeda es abogado fiscalista y padre de dos adolescentes de 12 y 14 años. También es el primer litigante que ha obtenido en México una suspensión judicial conocida para que se vacune contra Covid-19 a dos menores que están sanos y no tienen ninguna comorbilidad.

«Hubo otras suspensiones anteriores para niños con problemas de salud. Pero mis hijos están sanos. Les otorgan la suspensión para que los vacunen solo porque son niños y tienen derecho a proteger su salud y no ser discriminados por su edad», me dijo Castañeda.

Justamente porque se trata de niños sanos, su caso significa un antes y un después en la batalla judicial que han emprendido cientos de familias en México para que se vacune a sus menores, ante la política de vacunación federal, que aún no los contempla.

Obtuve para esta columna el expediente del caso y la oprobiosa respuesta de la Secretaría de Salud. En resumen, dicen que un niño vacunado es una afectación al interés general y que no hay pruebas de que las vacunas les hagan bien, que no los dañen. Como soporte, no presentan estudios médicos, sino artículos de prensa. La respuesta contradice otros documentos oficiales.

Explico. El 11 de mayo se publicó la Política Nacional de Vacunación contra el Covid-19 (Versión 6.0). Allí se señaló que «hasta el momento, ninguna de las vacunas disponibles en México puede ser utilizadas en personas menores de 16 años». El mismo documento señala que esas personas están «en condición de vulnerabilidad, pues se trata de niñas, niños y adolescentes».

Un mes más tarde, el Comité de Moléculas Nuevas de Cofepris dio una opinión favorable, por unanimidad, para que se ampliara la vacunación con Pfizer a adolescentes. El anuncio advirtió que «el biológico cumple los requisitos de calidad, seguridad y eficacia».

Pocos días después Pfizer presentó la documentación de soporte. El 24 de junio Cofepris publicó que el proceso de aprobación para los menores estaba listo. Para saber cuándo debían vacunarse, debían seguir la Política Nacional de Vacunación, la que aprobaron en mayo.

Si había una modificación tan importante -incluir a los menores- ¿no sería urgente que se actualizara esa Política de Vacunación? Busqué en los registros públicos y comunicados si hay otro documento más reciente de la Política. No encontré. Pregunté a la Secretaría. Respondieron que lo consultarían. Y en septiembre, la propia Secretaría confirmó por escrito que la Política vigente era la de mayo, anterior a la aprobación de Pfizer para los adolescentes.

En la primera semana de septiembre, Castañeda presentó un amparo en la Ciudad de México para que vacunaran a sus hijos. Alegó que la Secretaría de Salud violaba sus derechos. Un día después, la jueza Laura Gutiérrez de Velasco otorgó la suspensión y ordenó que se les vacune.

La Secretaría respondió a través de la oficina de su abogada general, con un escrito de queja. Alegaron que esos niños no tenían derechos superiores a los otros millones de niños en México. Añadieron que «la posibilidad que existe de contraer el virus SARS-COV2 no conlleva indefectiblemente a la pérdida de la vida». O sea que, en la versión de la Secretaría: en una de esas no se mueren, no es para tanto.

Quizá lo más grave es que dijeron que «no se cuenta con estudios y análisis específicos de seguridad y eficacia en menores». En el momento en que remitieron esta queja habían pasado más de dos meses desde que Cofepris autorizó la vacunación con Pfizer para adolescentes en México, diciendo que era segura y eficaz.

La jueza ha respondido a la Secretaría que la suspensión se mantiene y les dio tres días, que comenzaron este viernes 17 de septiembre, para que vacunen a los hijos de Castañeda. La Ley de Amparo establece que, si incumplen, las penas para los funcionarios podrían ser de tres a siete años de cárcel, o tres a siete años de inhabilitación para ocupar cargos públicos.

Veremos qué sucede. Mientras tanto, Castañeda está ayudando a otras personas que quieren presentar amparos para que vacunen a sus adolescentes. Dice que sabe que él tiene un privilegio, porque es abogado, sabe cómo defenderse legalmente, y se siente obligado a compartir lo que ha logrado.

La vergonzosa invitación de México al dictador cubano

/ANDRES OPPENHEIMER/El Nuevo Herald. 16 DE SEPTIEMBRE DE 2021;

La invitación del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador al dictador cubano Miguel Díaz-Canel para asistir a las ceremonia del jueves 16 de septiembre por el 200 aniversario de la Independencia de México, y para dar un discurso en el evento, es una bofetada a la democracia, a los derechos humanos y a la dignidad de México.

La bienvenida de alfombra roja del presidente de México será una bendición política para el dictador cubano. Díaz-Canel es un autócrata incoloro que necesitaba urgentemente una victoria propagandística en su país tras las históricas protestas antigubernamentales del 11 de julio en la isla.

Miles de personas salieron a las calles para exigir libertad y comida en lo que fueron las mayores protestas en Cuba en los últimos tiempos. Casi 500 cubanos que participaron en las protestas pacificas siguen en la cárcel o están bajo arresto domiciliario, según la organización de derechos humanos Human Rights Watch.

Y, sin embargo, mientras los activistas, artistas e intelectuales cubanos le están pidiendo a otros países condenar a Cuba, López Obrador está premiando la represión en la isla.

Será la tercera vez que Díaz-Canel visita México desde que López Obrador asumió el cargo en diciembre de 2018. En julio, López Obrador había elogiado públicamente a Cuba por la presunta defensa de “dignidad”, y había citado a la isla como un supuesto “ejemplo de resistencia” contra Estados Unidos.

Ni entonces ni ahora López Obrador ha siquiera mencionado el hecho de que Cuba no ha permitido una sola elección libre en los últimos 62 años, o que la dictadura cubana prohíbe los partidos políticos y los medios independientes.

A López Obrador tampoco parece importarle mucho que la dictadura cubana sea responsable de al menos 3,051 casos documentados de fusilamientos y otras 1,258 ejecuciones extrajudiciales desde 1959, según la base de datos Cubaarchive.org.

Cuando leí sobre la nueva invitación de López Obrador a Díaz-Canel, mi primera reacción fue pensar: “¿Cual será la próxima? ¿Ahora se hará amigo del tirano norcoreano Kim Jong Um?

Bueno, pregunté, y resultó que sí. La cancillería de México anunció recientemente que establecerá relaciones diplomáticas con Corea del Norte.

Y López Obrador ya había invitado al dictador venezolano Nicolás Maduro a su ceremonia de inauguración en diciembre de 2018, rompiendo un esfuerzo diplomático regional para aislar a Maduro después del fraude electoral que fue la reelección del gobernante venezolano en 2018.

López Obrador suele responder a las críticas sobre sus apoyo a dictadores diciendo que México es un país soberano, y que la Constitución de México proclama el principio de “no intervención” en los asuntos internos de otros países.

Pero esa es una interpretación engañosa de lo que dice la Constitución de México.

Si bien el artículo 89 de la Constitución le exige al presidente llevar a cabo una política exterior de “no intervención” en los asuntos internos de otros países, también exige en el mismo párrafo que el presidente conduzca una política exterior guiada por “el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos ”.

Es más, López Obrador usa su política de “no intervención” cuando le conviene, y muchas veces interviene públicamente en los asuntos internos de otros países. En 2019, el presidente mexicano denunció un presunto golpe de derecha contra el ex presidente izquierdista de Bolivia, Evo Morales, a pesar de que no había dicho una palabra contra Morales cuando este último hizo un fraude electoral para reelegirse, ni cuando anteriormente Morales se había postulado inconstitucionalmente para un cuarto mandato consecutivo.

Curiosamente, López Obrador nunca se había interesado mucho en la política exterior. Pero, de repente, se está convirtiendo sin hacer mucho ruido en un campeón de la defensa colectiva de las autocracias en la región.

Esta semana, es el anfitrión de una reunión de la CELAC, un grupo regional de izquierda que según México propondrá formas de reformar o acabar con la Organización de Estados Americanos (OEA), que tiene su sede en Washington D.C.

¿Comenzará Estados Unidos a criticar el apoyo de México a las dictaduras? El ex presidente Donald Trump nunca lo hizo, y en cambio estableció una alianza de elogios mutuos con López Obrador. El presidente Joe Biden debería hacerlo, si realmente quiere apoyar la democracia en la región.

Frentes Políticos

Limpieza a fondo. La lucha para acabar con la corrupción es cosa seria. Por ello la UIF, de la Secretaría de Hacienda, cuyo director es Santiago Nieto, junto con el Comité Olímpico Mexicano, que preside Carlos Padilla, y la colaboración de Daniel Aceves, medallista y miembro permanente del COM, han acordado un convenio para evitar que ese lastre se cuele en las estructuras del deporte mexicano. Lo más importante es que el trabajo no se queda aquí. Representa una  gran oportunidad  para  que  los Comités  Olímpicos Nacionales de América se sumen a un esfuerzo de sensibilización y capacitación para combatir la corrupción. Y en 5, 4, 3, 2… lo que ha investigado la UIF en este ámbito. Nadie por encima de la ley.

Honestidad a toda prueba. En torno al Tercer Informe de Gobierno de Claudia Sheinbaum como jefa de Gobierno de la CDMX, el secretario de Seguridad Ciudadana de la capital, Omar García Harfuch, admitió que “hay mucho por hacer en seguridad, no son cuentas alegres; estamos trabajando”. Sheinbaum tiene en el funcionario a uno de los pilares más sólidos en su administración y así se lo hizo ver. “Muchas gracias, Omar, por tu valentía y entereza”, dijo. Y agregó que reconoce el trabajo del secretario, pues “frente a la adversidad siempre pone su mejor esfuerzo”. El Observatorio de Seguridad Ciudadana, grupo civil autónomo apartidista, se sumó al reconocimiento. Consecuencias del trabajo comprometido con la causa.

En sentido contrario. Una jueza se negó a liberar a los internos de Mexicali, Baja California, que alcanzaban el beneficio de la liberación anticipada otorgada por decreto por el presidente López Obrador. “Nos hemos encontrado que la jueza de Ejecución de Sentencias no es una persona de honestidad. Nos exigió que, a cambio de ayudarnos, nombremos director de un penal a un amigo de su secretaria, para poder ayudar y contribuir a dejarlos salir (a los presos en libertad). No estamos dispuestos a ese chantaje y se lo hicimos saber al presidente del Tribunal y le pedimos que remueva a esa juez. No tiene la honestidad suficiente para estar en ese puesto”. Entendido y anotado. ¿Quién hará algo al respecto?

Bienvenidos. El canciller Marcelo Ebrard afirmó que el objetivo de la Cumbre de jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, Celac, es la cooperación y no la política. Indicó que en el encuentro de este sábado se abordarán temas que tienen que ver con la vida cotidiana de las personas y de la comunidad latinoamericana y del Caribe. La voz de América Latina y el Caribe se está sintiendo en el Consejo de Seguridad de la ONU y en muchas instancias, como el G20, dijo. Este fin de semana, México se convierte en el anfitrión de 17 mandatarios, encabezados por el presidente López Obrador y 15 vicepresidentes o ministros. Que lo que se discuta aquí lleve a la región al próximo nivel.

Injusticia. Sin notificación previa y sin finiquito, la doctora Abigail Pineda López, vocera de la Asociación de Médicos del Hospital de la Niñez Oaxaqueña, denunció que 57 trabajadores de la salud fueron despedidos de ese centro bajo el argumento de que no hay techo presupuestal para sus salarios. Destacó que la mayoría del personal que se quedó sin trabajo laboraba en ese hospital desde antes de la pandemia y es personal especializado en atención oncológica y covid-19. La infectóloga y pediatra afirmó que con el recorte de personal y de especialistas se verá afectada la atención de niños con cáncer y covid-19 en el Hospital de la Niñez Oaxaqueña. ¿A quién se le ocurrió asestar un golpe así al sector salud, y en este momento? (Excélsior, Nacional, p.14)

Te pueden interesar

47 min de lectura
31 min de lectura
35 min de lectura