23 de septiembre de 2021

COLUMNAS DE OPINIÓN

Las columnas políticas del jueves 26 de agosto de 2021

Bajo Reserva

La corcholata panista que AMLO destapó

Fue el propio presidente Andrés Manuel López Obrador quien dio el pistoletazo a la carrera presidencial al abrir su baraja de presidenciables, a quienes apodó “corcholatas”, al tiempo que, dijo, veía poca competencia en la oposición. Pues bien, desde la publicación de un video el sábado pasado, Ricardo Anaya ha mantenido un intercambio con AMLO que ya divide a Morena. Para algunos de sus seguidores, el Presidente da demasiado peso al panista al responderle con largos mensajes a sus cortos videos, y lo está convirtiendo en una víctima. Para otros, la amplia reacción del mandatario busca aplastar a un potencial candidato en 2024 y dejarlo desde años antes en la lona y hacer ver que anda a salto de mata huyendo de la justicia. Este miércoles el Presidente, quien asegura que él no está pensando en la elección de 2024, dijo, al hablar de las denuncias contra Anaya, que en términos políticos “hasta conviene un candidato así”. Nos dicen que el presidente ahora destapa hasta las corcholatas ajenas.

Mal día para el Presidente en la Corte

Ayer fue un mal día para el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechazó su petición de desechar las demandas promovidas por los gobernadores de Jalisco, Guanajuato y Nuevo León contra la extinción de 109 fideicomisos.  Un dato muy relevante es que los proyectos, contrarios a los intereses del Ejecutivo federal, fueron realizados por la ministra Margarita Ríos Farjat, la tercera integrante del pleno propuesta por el propio presidente López Obrador para ocupar un lugar en la Corte, y que antes de llegar al máximo tribunal era la jefa del Servicio de Administración Tributaria, puesto en el que fue nombrada por AMLO desde el inicio de su Presidencia en diciembre de 2018. Una buena señal de independencia en el Poder Judicial.

¿En qué lista quedará Monreal?

Nos aseguran que no sólo Ricardo Monreal se siente firme en la coordinación de la bancada de Morena en el Senado. Integrantes de ese grupo parlamentario, incluyendo a algunos quienes no pertenecen a la “burbuja”, como se denomina al círculo cercano al senador zacatecano, afirman que en la plenaria del próximo fin de semana le ratificarán su confianza para que siga siendo el pastor de los morenistas en la cámara alta. Monreal presume que cuenta con el apoyo de la gran mayoría de los senadores de su bancada, por lo que no considera un escenario en el que le vayan a dar “golpe de Estado”. Sin embargo, nos hacen ver, si la señal desde Palacio Nacional es que los morenistas le deben revocar el mandato a don Ricardo, la situación se le pondría muy complicada. Monreal, nos dicen, podría pasar de la muy corta y exclusiva lista de invitados a desayunar a Palacio, a la muy, muy larga de adversarios.

Con dedicatoria para Irma Eréndira

Nos comentan que quien está muy contenta porque le dedicaron un libro escrito por alguien de la autollamada Cuarta Transformación es doña Irma Eréndira Sandoval, extitular de la Función Pública. Desde luego, no es un libro que hable sobre los grandes éxitos de la lucha anticorrupción de la 4T. Se trata de una obra escrita por  alguien que también salió del gobierno federal, Pedro Salmerón, quien renunció a la dirección del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones Mexicanas (INEHRM), luego de considerar a la Liga Comunista “23 de septiembre” como “jóvenes valientes”. Don Pedro incluyó a doña Irma en las dedicatorias de su más reciente libro y ella,  en su cuenta de Twitter, no ocultó el orgullo. La exsecretaria dijo que es un “verdadero honor” que el historiador incluyera su nombre en las dedicatorias de su “formidable libro” llamado “La Batalla de Tenochtitlán”. ¿Será que su exjefe, el presidente Andrés Manuel López Obrador siga el ejemplo de Salmerón e incluya a la exfuncionaria que lo acompañó en la primera parte de su mandato en las dedicatorias de su último libro que está a punto de salir y que se llamará “A la mitad del camino”? (El universal, La 2, p.2)

Sacapuntas

Espaldarazo a Monreal 

Más allá del buen humor con el que Ricardo Monreal tomó la versión sobre un supuesto intento para destituirlo como líder de Morena en el Senado, es un hecho que un grupo de senadores sí se está movilizando. Pero, nos explican, no es para quitarle la coordinación, sino para ratificarlo. Lo respaldan, al menos 43 de los 62 legisladores de la fracción.

Opera desde prisión

Nos cuentan que Gerardo Sosa Castelán, ex presidente del Patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, preso por lavado de dinero por 57 millones de pesos, no sólo mantiene el control sobre diputados de Morena, sino también en el manejo de recursos. Incluso se comenta que ya opera para influir en la elección de gobernador de la entidad en 2022.

Reciben a Ramírez de la O

Cálida bienvenida dio el director del IMSS, Zoé Robledo, al secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, como representante del Ejecutivo Federal ante el Consejo Técnico del instituto. Ambos ratificaron su compromiso de mantener una coordinación constante para generar las condiciones que permitan acelerar la disminución de la pandemia de COVID-19 en el país.

Amplían etiquetado

Si no ocurre algo extraordinario, este jueves la Comisión de Salud del Senado, presidida por el tamaulipeco Américo Villarreal, aprobará el etiquetado para bebidas alcohólicas. Es decir, al igual que en los alimentos, este tipo de productos deberán contar con etiquetas que indiquen excesos de azúcares, edulcorantes o calorías.

Mena tira la toalla 

Quien se quiere desentender del regreso a las aulas, este 30 de agosto, es el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena. Se sacó de la manga que el tema es responsabilidad de Lorena Cuéllar, quien toma protesta el 31 de agosto. El caso es que, nos cuentan, parece que el mandatario tiró la toalla en su labor de gobernar…, pero desde hace mucho tiempo. (El Heraldo de México, La 2, p.2)

En Privado / Una estadística de muerte

La muerte es una estadística fatal que acompaña a este gobierno.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, con las 986 defunciones de ayer, la cifra más alta esta oleada, suman 255 mil 452 decesos.

Pero si aplicamos el modelo del doctor Arturo Erdely que las multiplica por 2.14, serían 547 mil 144, suman 802 mil 593, el triple de la cifra oficial.

De acuerdo con las cifras de ayer del Inegi, la mortalidad de enero de 2020 a marzo de 2021 sumó un millón 437 mil 476 decesos, cuando la proyección para ese lapso era de 940 mil, es decir, un exceso de 497 mil 746 básicamente por el covid.

Si a este excedente mortal sumamos el parte oficial de anoche, 255 mil 452 muertes, da un total de 752 mil 928, cercano a la proyección Erdely.

Y si añadimos los 98 mil 1 homicidios dolosos registrados al día de ayer, vemos, con pavor, como un común denominador de gobierno a la muerte, lo que el discurso oficial busca minimizar con el manejo de sus otros datos, pero la estadística, con sus propios datos, es implacable.

Mejor dicho, devastadora y no para el gobierno, para los mexicanos.

NOTA. Ayer el Presidente, burlándose, me propuso como candidato presidencial del bloque conservador y se carcajeó. Le respondo: No pertenezco a ningún bloque, nunca he buscado un cargo político, soy reportero y soy mexicano por la privilegiada decisión personal de elegir, nací en Madrid, lo que sabe perfectamente, por lo que la Constitución me lo impide. Sea usted serio, Presidente. Nunca me he burlado de usted ni le he faltado el respeto. No se burle usted de mí ni me lo falte otra vez. Respete, como dice, la investidura presidencial.

RETALES

  1. SPOTS. En uno de los spots con motivo de su Informe, el Presidente afirma que ya se vacunó a 60 por ciento de la población. Y no es verdad. Con esquema completo al día de ayer había 31 millones 703 mil 790 mexicanos, 31.7 por ciento de la población. Y con los 25 millones 38 mil 349 de una sola dosis, que no están inoculados, suman 56 millones 742 mil 139, menos de 50 por ciento. Hay 70 millones sin vacunar. Y la voz remata: ¡Hechos, no palabras! Como en el pasado;
  1. CABAL. Carlos Cabal vuelve a los tribunales. Ayer, la fiscalía capitalina logró una orden de aprehensión en su contra por fraude por un crédito que pidió a la empresa Bosque Real para el conflicto de Radiópolis. Pronto le vendrá otro en el mismo sentido;
  1. ¿MEGABANCADA? La orden es que Morena mantenga los órganos de gobierno de la Cámara de Diputados, donde habría perdido la presidencia de la Junta de Coordinación Política. El coordinador Ignacio Mier anunció la creación de una megabancada con el Verde y PT, 277 diputados, para hacerse de esas posiciones, lo que el bloque opositor, 223 legisladores, se opone. Y aún no se instalan. (Joaquín López-Dóriga, Milenio, Al Frente, p.3)

Arsenal / El round que perdió el Presidente

El video de Ricardo Anaya salió tempranito. Antes de la mañanera. Era su respuesta a la petición que le hizo López Obrador para que se presente este jueves en el Reclusorio Norte y responda a las acusaciones que le hizo Emilio Lozoya de recibir sobornos a cambio de aprobar la reforma energética.

El panista tomó la palabra. Promete ir al reclusorio a condición de que sea el mismo día, a la misma hora, ante el mismo juez, que sus hermanos, Pío y Martín. A los López Obrador los grabaron cuando recibían fajos de billetes dizque para “el movimiento”.

Otra condición es que le den el mismo trato que a Pío y a Martín y que se valoren las pruebas de la misma manera.

“De ellos hay video recibiendo dinero en efectivo. Las acusaciones contra mí son un invento tuyo en la boca de Lozoya. Por eso no hay pruebas”, le dice al Presidente.

Y le preguntó, hablándole de tú: “¿No será que no puedes proceder en contra de tus hermanos porque el dinero que están recibiendo en esos videos era en realidad para ti?”.

El mensaje de Anaya desquició al Presidente. Perdió el control. Su respuesta fue un alud de calificativos: “chueco”, “hipócrita”, “mañoso” .

“Sabe muy bien que yo no persigo a nadie. No soy de malas entrañas. No odio. No soy igual a ellos. De manera mañosa me echa la culpa para buscar protección. Es como el que le arrebata la bolsa a una señora y empieza a gritar: ‘Al ladrón, al ladrón, al ladrón’. Que asuma su responsabilidad”, pidió López Obrador.

Agregó: “En el caso de mis hermanos, igual, que la autoridad competente actúe. Yo no tengo que ver con la Fiscalía. Ya no es el tiempo de antes, en que el Presidente le ordenaba al procurador lo que tenía que hacer”, aseguró.

En ese momento me asaltó la duda. Si no es “el tiempo de antes”, entonces, ¿por qué la FGR  no ha actuado frente a la evidencia de los videos? ¿No lo hace porque es autónoma o porque los hermanos se apellidan López Obrador? ¿Usted qué cree…? Naaa, no sean malpensados. Seguro que eso nada tiene que ver.

* El round de ayer lo ganó claramente Ricardo Anaya. Él llevó la iniciativa. Logró que el Presidente cayera en la provocación y reaccionara con calificativos.

Horas después de la mañanera, los súbditos de Palacio intentaban hacer un control de daños.

El exdiputado Mario Delgado, presidente de Morena, sacó otro video para denostar al panista. Casi se muerde la lengua cuando dijo que Anaya piensa que vivimos en los “tiempos de antes”, cuando se fustigaba a los opositores y desde las instituciones se fabricaban delitos.

“Hoy sale a acusar a nuestro Presidente de que lo quiere meter a la cárcel, y a decir que no le tiene miedo. No es al Presidente al que debe tenerle miedo, sino a su pasado oscuro, lleno de corrupción, moches y oscuritos que hoy salen a la luz. ¿Si no es culpable de ningún delito, por qué abandona el país?”, se preguntó.

La respuesta la dio Damián Zepeda: no hay condiciones para un juicio justo.

¿O será que ya se erradicó a jueces como Delgadillo Padierna, quien se sirvió de una licencia falsa para meter al bote a Rosario Robles, so pretexto de riesgo de fuga? Es pregunta.

* La FGR respondió también a presiones del PAN que le exigía entregara la carpeta de investigación a los abogados de Anaya.  Los chicos de Gertz subieron a redes una extraña “versión pública” del expediente.

El documento dice que a Anaya se le entregaron 6 millones 800 mil pesos para que votara por la reforma energética “que privatizaría la producción petrolera mexicana a favor de empresas extranjeras, como Odebrecht”.

Habla de dos testigos que afirman haber visto a Ricardo visitar las oficinas de Lozoya, cuando era director de Pemex.

Respuesta breve de Anaya: “Mi voto fue ocho meses antes de la supuesta entrega. Llevaba seis meses de no ser diputado cuando supuestamente ocurrió. ¿Un voto a favor es prueba de que se recibió un soborno? ¡Qué locura!”.

* Lo único que ha logrado López Obrador con sus persistentes ataques a Anaya es que los azules cierren filas para defenderlo. Les construye un candidato presidencial que no encuentran. Anaya es el militante panista más conocido. Lo superan Felipe Calderón y Fox, pero ya no son del partido.

Diputados y senadores de Acción Nacional —incluidos los coordinadores— amenazaron con trasladarse a la Fiscalía a exigir la entrega de la carpeta a los defensores.

“Es un derecho y esto muestra una evidente persecución política”, dijeron en un comunicado.

El senador Damián Zepeda califica la persecución a Ricardo de ataque institucional al PAN. “Muestra un gobierno autoritario que quiere reprimir a un líder opositor”, dijo. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional, p.4)

Estrictamente Personal / ¿Quién mató al joven Ravelo?

En Yucatán, un caso municipal se volvió nacional y sacudió a la opinión pública. Es el de José Eduardo Ravelo, de 23 años, detenido por cuatro policías municipales el 21 de julio y que murió el 3 de agosto como resultado de golpes en el abdomen. La Fiscalía de Yucatán detuvo a los cuatro policías y los acusó de tortura y golpes, pero el 13 de agosto un juez los liberó, porque el fiscal Juan Manuel León no pudo documentar su imputación. El polémico caso de Ravelo ha provocado un enfrentamiento entre dos panistas, el gobernador Mauricio Vila, que tiene aspiraciones presidenciales, y el alcalde Renán Barrera, donde la segunda víctima ha sido la verdad.

La disputa comenzó cuando Ravelo presentó una denuncia ante la Fiscalía estatal el 24 de julio, y narró que cuando caminaba por las calles de Mérida, alrededor de las 10 de la mañana del día 21, fue detenido sin razón alguna por una patrulla antimotín pick-up, de color negro y amarillo que en un costado traía un número, del que sólo recordaba “K 14J”. Dijo que se bajaron unos ocho elementos vestidos de negro de la “policía estatal”, y vio los apellidos “Osorio” y “Méndez” en el pecho de dos agentes. Afirmó que lo jalaron de los brazos, lo empujaron contra la pared y “me esposaron como cochino, de pies y manos”. Inmediatamente después, dijo, lo recostaron boca abajo y le dijeron que le iban a hacer una revisión de rutina, por lo que “me bajaron a la fuerza mi pantalón de mezclilla de color azul y mi bóxer de color azul hasta la altura de las rodillas”.

La detención que narró Ravelo no corresponde con la que hicieron los policías municipales a las 10 de la mañana con 19 minutos tres días antes, por lanzar un objeto contra un sitio de taxis, y herir a uno de los conductores, quien se quejó con la policía municipal. La policía municipal no tiene pintadas las patrullas con amarillo, que sólo usan las patrullas estatales, y tampoco visten de negro, como sí lo hacen los estatales. Tampoco hay ningún “Osorio” o “Méndez” en el cuerpo municipal, y la Fiscalía no ha informado si están en la nómina estatal. La descripción de ese incidente tampoco corresponde con el video de su detención.

Los policías municipales lo detuvieron y, de acuerdo con los videos de la acción, donde Ravelo parece severamente intoxicado, lo ayudaron a sentarse en la calle y lo trasladaron en una pick-up municipal a los separos. Aun así, el fiscal León los acusó de tortura, apoyándose en fragmentos de videos que entregó a los medios. El video completo muestra que lo esposaron sólo de las manos, que lo bajaron de la pick-up y lo dejaron en la puerta de las oficinas de la policía, donde uno de los agentes, en algún momento, le colocó la rodilla sobre un costado para inmovilizarlo.

León aseguró que una de las pruebas que había sobre el abuso de los municipales era que había entrado vestido con su pantalón, y había salido en shorts. En el video se ve cuando los policías lo despojaron del pantalón y lo dejaron en shorts, que traía debajo. En todas las horas que estuvo en su celda no hubo interacción con los municipales salvo cuando le dieron la comida y lo sacaron de ella. Ravelo se fue de los separos casi 24 horas después en shorts, con su pantalón en la mano.

En su denuncia, Ravelo aseguró que lo violaron los policías estatales, citando específicamente a “Méndez”. Dijo que gritaba pero nadie lo oía porque estaban en un estacionamiento, lo que tampoco coincide con el video de su detención por parte de los municipales, donde se ve el recorrido íntegro desde el momento en que se le detuvo hasta que llegó a los separos 12 minutos después. Nunca se pararon o entraron a un estacionamiento, salvo el de la policía. Ravelo aseguró que lo llevaron a una celda donde lo siguieron golpeando, lo que tampoco coincide con el video en los separos.

Pese a las discrepancias, el fiscal León acusó a los municipales, y con los fragmentos de videos ha construido un clima de opinión pública negativo contra ellos. León dijo a la prensa que Ravelo denunció que había sido violado, pero se negó a que le hicieran el examen proctológico porque lo consideró innecesario. La necropsia, sin embargo, sí registra una penetración, e indica que murió por una disfunción orgánica múltiple. Tenía una infección producto de lesiones en un pulmón, una lesión renal y una descomposición del tejido muscular, lo que sugiere que lo golpearon en el abdomen hasta reventarle un pulmón y afectarle un riñón.

Ravelo salió de los separos aparentemente desintoxicado y en su denuncia nunca menciona lo que ahí vivió. Se refiere sólo a policías estatales, lo que no tomó en cuenta León cuando acusó a los municipales, secundado por el gobernador Vila, incurriendo ambos en mentiras flagrantes. El fiscal manipuló los videos que difundió y escondió todo aquello que afectaba su versión y las acusaciones. Y Vila lo apoyó.

En una revisión de todos los videos, desde los minutos previos a la detención de Ravelo, cuando lanza la piedra al sitio de taxis, cuando lo detienen, lo suben a la patrulla, entra a los separos y sale por su propio pie de ahí, no se puede concluir que haber colocado la rodilla sobre un costado pudo perforar el pulmón, y menos aún, que lo violaran. El desaseo del fiscal y el respaldo del gobernador enturbió el caso. León buscó chivos expiatorios en los municipales, y no investigó a los estatales. Respaldar ciegamente a su fiscal cuando los videos y documentos lo desmienten, convierte al gobernador en un cómplice inopinado de las trapacerías del funcionario, que en medio de la tolvanera que levantaron sigue sin saberse la verdad de quién mató al joven Ravelo. (Raymundo Riva Palacio, El Financiero, Opinión, p.32)

La Feria / La FGR, Ricardo ‘N’ y el Pacto por México

Lo que estamos viendo en el caso Ricardo Anaya (o Ricardo “N”, como le llamó la Fiscalía General de la República en un boletín ayer) puede contarse de dos maneras que no necesariamente se contraponen, pero que tampoco se complementan de forma tal que terminen por resultar consistentes en términos jurídicos. Y el meollo de ambas es el sector energético nacional.

La primera manera de contar esto es simple. Hay quien dentro del lopezobradorismo está convencido de que el episodio cardiaco de Andrés Manuel López Obrador, del que afortunadamente salió, no se puede entender sin la frustración que sentía por la imposibilidad de detener la reforma energética del peñismo. El ingreso de AMLO al hospital fue poco antes de la aprobación de la apertura de ese sector, pero la coincidencia temporal de ambos hechos, diciembre de 2013, ahí queda.

La segunda manera de contar la historia es más rebuscada. Pero la culpa no es de uno, sino de la FGR, que ayer emitió un comunicado para explicar –es un decir– la causa en contra de Ricardo “N”.

Según la fiscalía, en 2014 Anaya recibió 6 millones 800 mil pesos de Emilio Lozoya como parte de un soborno, supuestamente proveniente de fondos de Odebrecht, para que el panista apoyase la reforma energética que, dice el boletín de ayer, “privatizaría la producción petrolera mexicana a favor de empresas extranjeras, como Odebrecht Brasil”.

Me permito citar la argumentación de la FGR, porque si uno no lo entrecomilla luego van a pensar que es un invento: “La secuencia de todas las diligencias señaladas, QUE PUEDEN APORTARSE EN VERSIÓN PÚBLICA, más otras adicionales, evidencian una línea clara y consecuente de hechos delictivos que tuvieron por objeto entregar el patrimonio petrolero del país a intereses y a empresas extranjeras, con todas las consecuencias económicas y sociales que México ha sufrido”.

Hechos: 1) Odebrecht es una constructora (pequeño detalle), encima con contratos en México (con perredistas en Michoacán) previos a 2010, año donde según la confesión de esa compañía iniciaron sus sobornos en México. 2) Sin ser petrolera, es cierto que Odebrecht tiene intereses multimillonarios en el sector de petroquímica mexicana (Etileno XXI), operaciones también previas a la reforma peñista. 3) En efecto, Anaya votó por la reforma energética (su partido siempre buscó eso, y el PAN firmó el Pacto por México, que desde su origen contemplaba la apertura de ese sector). 4) Odebrecht ha intervenido en refinerías y otras instalaciones energéticas, pero no necesariamente en obras que le hubieran estado negadas sin la apertura pactista.

A pesar de todo lo anterior, dice la FGR que el motivo del crimen de Ricardo “N” era entregar petróleo a empresas como Odebrecht.

Se me hace que el Peje le hackeó la computadora a la FGR y se puso a hacer copy-paste del Plan Nacional de Desarrollo para, supuestamente, explicar los presuntos delitos de “N”: ideología como prueba ministerial. Aywey.

Uno supondría que el comunicado de la FGR de ayer fue publicado para atajar las dudas sobre la nula independencia de Gertz Manero –cosa que no logró–, menos si sostiene que, en efecto, en el origen de la persecución contra Anaya está el agravio que AMLO toma como personal por las reformas energéticas del Pacto por México en 2013.

Si Lozoya sobornó a Anaya, que se lo prueben y pague por ello. Pero qué raro el rollo de que fue por “entregar el patrimonio petrolero”… a una constructora.

Y si el tema es el Pacto por México, uy pues les falta ir por José Murat y muchos más. (Salvador Camarena, El Financiero, Opinión, p.34)

Uso de Razón / El gran lunes de Biden (y un Nobel en camino)

MIAMI, FL.- Zarandeado por el descalabro en Afganistán, el presidente Biden tuvo un lunes de gloria con el anuncio de que la vacuna Pfizer-BioNTech contra el Covid logró la aprobación total de la FDA.

A partir de ahora la vacunación puede ser obligatoria en Estados Unidos, y este país habrá dado un gran paso hacia convertirse en la primera potencia en lograr la inmunidad colectiva.

La aprobación completa, permanente, de la vacuna Pfizer-BioNTech marca un parteaguas en la lucha para doblegar al Covid.

La popularidad de Biden se ha venido deslizando a la baja, con mediciones previas al desastre de Afganistán.

¿Por qué? Por los estragos del Covid en la salud, la movilidad y la economía de este país.

Biden no logró la inmunidad colectiva el 4 de julio, como prometió en la toma de posesión. Delta sigue su expansión y los hospitales vuelven a estar saturados.

¿La razón? Hay casi 90 millones de estadounidenses que no se han querido vacunar.

Así es imposible alcanzar la inmunidad colectiva.

“No sabemos qué contienen las vacunas”, “aún no están completamente aprobadas”, “es un invento para que las farmacéuticas ganen dinero”.

Todos esos pretextos, o expresiones de desconfianza en un insospechadamente amplio sector de la población, han impedido la vacunación de todos los mayores de 16 años.

Ahora su aplicación puede ser obligatoria para cualquier trámite oficial e incluso para postular a un puesto de trabajo o conservar el empleo.

Habrá que vacunarse contra el Covid, igual que contra el sarampión o la rubéola. No hay excusas.

El presidente pidió a las empresas que exijan como requisito a sus integrantes estar vacunados para seguir en sus puestos.

¿Buscas empleo? Tu certificado de vacuna.

¿Quieres matricularte o seguir en la universidad? Tu comprobante de vacuna.

¿Manejas un Uber o un taxi? Tu vacuna.

¿Viajas en avión? Tu comprobante de vacuna.

La tarjeta que nos dan cuando nos ponen la vacuna será más importante que el pasaporte. Si la tiene, cuídela.

Este país alcanzará la inmunidad que no era posible por 90 millones de desconfiados que se resistían a vacunarse. Por ese camino se multiplicaría la aparición de nuevas variantes, como la terrible Delta.

Ya no. Biden va a lograr que el Covid no sea pandemia en su país.

Dicho sea de paso, aunque nada marginal, habrá sido un triunfo de la globalización y la tolerancia a la migración.

Como se publicó el año pasado en este espacio: La mañana del domingo 8 de noviembre, una llamada telefónica de un inmigrante griego a un inmigrante turco y su esposa, hija de inmigrantes, en una ciudad al oeste de Alemania, encendió una luz en el mundo sombrío de nuestros días: había nacido la vacuna contra el Covid.

“Ugur, Ozlem, su vacuna contra el coronavirus pasó exitosamente la tercera prueba y tiene una eficacia de 90 por ciento”, dijo Albert Bourla, nacido en Salónica, Grecia, y ahora director ejecutivo de Pfizer, a su amigo Ugur Sahin, oriundo de una aldea turca a orillas del Mediterráneo.

El matrimonio de Ugur Sahin y Ozlem Tureci, científicos que se pusieron al frente de la investigación que dio con la vacuna contra la pandemia, no festejó con champaña, ni invitados o sesiones de fotografía.

Ozlem fue a la cocina de su departamento y preparó un té turco, para compartir con su marido y su hija adolescente.

Al poco rato, Ugur se subió a la bicicleta, pues no tienen coche, y regresó al laboratorio de la empresa que él y su esposa, hija de un médico nacido en Estambul, fundaron en 2008, BioNTech, y que ahora (noviembre del año pasado) tiene un valor de mercado de 21 mil millones de dólares.

Seguirán viviendo donde mismo, se moverán como siempre lo han hecho mientras las piernas –y la fama– se los permitan, en bicicleta por las calles de Mainz.

Hasta ahí el recuerdo de lo publicado hace casi 10 meses. Ahora vendrá, seguramente, la aprobación definitiva para las vacunas de Moderna y Johnson and Johnson, cuando menos.

Y la vacuna de Moderna fue obtenida por científicos armenios, también migrantes en Estados Unidos.

El Nobel de Medicina, y las páginas más brillantes de la disciplina de Hipócrates, de Galeno y de Pasteur, tienen un lugar reservado para los migrantes Ugur y Ozlem. (Pablo Hiriart, El Financiero, Opinión, p.30)

Contracorriente / La medrosa lucha de opositores y AMLO contra la corrupción

La carta de presentación con la que Andrés Manuel López Obrador se abrió posibilidades para el triunfo en la tercera elección a la Presidencia de la República en la que participó, fue sin duda su discurso anticorrupción y la legitimidad que cobraba frente a sus contrincantes políticos que nunca, durante las contiendas, pudieron acusarlo de algún acto de corrupción. La narrativa fue transformándose conforme se acercaba la elección, al grado de que su compromiso en la lucha contra la corrupción que el país requería se redujo a advertir que él no iniciaría la persecución contra ningún corrupto, sino que sólo daría cauce a las denuncias que ya estaban en marcha.

Durante estos dos años la lucha anticorrupción de la llamada cuarta transformación ha sido vaga, sin estrategia, diferenciada y con una clara tendencia política que desafortunadamente debilita la causa a la vez que abona a la banalización de los actos de corrupción. Si no miramos los nombres ni las filias políticas de algunos de los implicados en casos de corrupción, podemos meter en un mismo costal a quienes aparecen en videos recibiendo cientos de miles de pesos en billetizas a manos de funcionarios públicos o de personas vinculadas a diferentes gobiernos. Otro costal de patrones de corrupción más sofisticado es la colaboración en fraudes mediante la utilización de empresas fantasmas con las que se firman contratos millonarios y en las que también hay involucrados de todos los partidos, del pasado y del presente. La omisión de funcionarios y exfuncionarios públicos en sus declaraciones patrimoniales también agrupa a implicados con diferentes colores partidistas.

No le resultará complicado pensar en personajes que pueden ir desde excandidatos presidenciales, exsecretarios y directores de paraestatales, hasta familiares de expresidentes o presidentes. Lo que llama la atención cómo cada caso tiene implicaciones y posicionamientos distintos, de acuerdo al gobierno en turno.

Si nos quedamos con una aproximación simplificada de estos tres mecanismos de uso ilícito de recursos públicos, esperaríamos que los procesos de procuración de justicia y de aplicación de acciones punitivas fueran, sino idénticas, al menos similares. Esperaríamos también que el abordaje en la comunicación desde el poder ejecutivo se emitiera con base en pruebas y sin tendencias partidistas, pero eso, claro, es demasiado esperar en un contexto en el que la agenda del país se reduce a la confrontación permanente y a la construcción narrativa de adversarios. Ante la falta de resultados, la identidad del gobierno se ensambla con pedazos de acusaciones contra sus opositores.

No hay un auténtico interés por combatir la corrupción. Se ha abusado tanto del término y se han manoseado tanto los procesos como las acusaciones frente a un micrófono, que al fin de cuentas lo que tenemos en dos años y medio son presos políticos sin procesos concluidos, protección a aliados que pagan penas desde la comodidad de sus hogares y minimización de hechos similares cuando son cometidos por corruptos o corruptas afines al régimen. Los avisos mañaneros que alertan con anticipación las persecuciones en curso han facilitado la huida a varios, de tal modo que hasta parece que el pitazo fue acordado.

Llama la atención también el juego en el que se ven atrapados los partidos de oposición que, con evidencias en mano, optan también por minimizar los actos de corrupción cometidos por algunos de sus militantes para argumentar que cualquier acusación es un acto político sin fundamento jurídico. Incluso cuando en algunos casos ellos mismos han presentado denuncias y lanzado acusaciones públicas contra los implicados. Pero ese es el saldo de esta batalla de lodo, los señalamientos en estas condiciones tienden irremediablemente a mermar cualquier mecanismo de rendición de cuentas, y no se diga cómo se laceran los procesos de investigación y penalización contra los responsables.  Lo que pensamos que sería un sexenio de lucha anticorrupción profunda, justa y ejemplar, hasta ahora no es más que un muladar de impunidad garantizada. (Maite Azuela, el Universal, La 2, p.2)

Serpientes y Escaleras / La megabancada morena y el riesgo de otro Pedro Lascuráin

Ahora que Morena, el partido gobernante, amenaza con constituirse junto con sus aliados del PT y PVEM en una “megabancada” que se convierta en una aplanadora estilo priista para imponer a quien ellos quieran con presidentes de la Jucopo y de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, conviene apuntar algunos peligros que entrañarían las decisiones caprichosas e impositivas de una mayoría artificial y forzada en San Lázaro, como la que quiere imponer el morenismo.

Uno de esos riesgos es que un político casi desconocido pudiera llegar a ser Presidente de la República, solo por ocupar la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. En las últimas semanas se mencionó y él mismo lo ha dicho en entrevistas, que el diputado Sergio Carlos Gutiérrez Luna podría ser designado como presidente de la Cámara de Diputados para la siguiente legislación federal. Si ese nombramiento se concreta, por decisión de la mayoría morenista y a contracorriente de lo que opine la oposición, el diputado Gutiérrez Luna, que tiene apenas su primera experiencia como legislador federal, asumiría provisionalmente la Presidencia de la República, en un caso hipotético de Revocación de Mandato, y sería presidente al menos un mes.

Y es que el artículo 84 de la Constitución, reformado en 2019 para introducir la figura de la Revocación de mandato que se realizará en el año 2022, dice textual que “en caso de haberse revocado el mandato del Presidente de la República, asumirá provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo quien ocupe la presidencia del Congreso; dentro de los 30 días siguientes, el Congreso nombrará a quien concluirá el periodo constitucional”.

Así es como un político poco conocido y sin mucha trayectoria y experiencia en cargos públicos podría llegar a ser presidente del país al menos por un mes, aunque no se descarta que el mismo Congreso elija por mayoría al presidente de la Cámara de Diputados como presidente interino o sustituto, tal y como también establece el mismo artículo 84 que señala que en caso de “falta absoluta” del presidente, asume el secretario (a) de Gobernación en tanto el Congreso elija a un presidente sustituto.

A todo esto, ¿quién es Sergio Carlos Gutiérrez Luna? Es un político veracruzano, abogado de profesión, quien llegó al estado de Sonora a trabajar en la campaña del panista Guillermo Padrés Elías junto con su gran amigo, también veracruzano, José Roberto Ruiz Saldaña. Aunque ambos llegaron a trabajar en los asuntos jurídicos de la campaña, a la postre Ruiz Saldaña y Gutiérrez Luna se convirtieron en operadores electorales y tras el triunfo de Padrés, una vez en el gobierno de Sonora, fueron los operadores políticos que el gobernador panista mandaba a ayudar en elecciones de otros estados al PAN.

Sergio Gutiérrez se quedó en el Gobierno de Sonora y fue nombrado por Padrés como responsable de la implementación de un nuevo Sistema de Justicia Penal, labor en la que después se le acusó de fraude y desvío de recursos por 65 millones de pesos. Según una denuncia presentada ante la antigua PGR (hoy Fiscalía General de la República), Gutiérrez Luna entregó contratos a empresas por varios millones de pesos, pero resultó que esas empresas, de acuerdo a lo que denunció el Observatorio Ciudadano de Políticas Públicas, Derechos Humanos y Democracia AC., tenían vínculos con él mismo.

En la citada denuncia, a la que esta columna tuvo acceso, se mencionan dos casos: el de la empresa Falcón Expertos en Opinión Pública S. de R. L., representada por Nancy Fabiola Ramírez Pastrana, quien era la administradora del despacho de su propiedad, Gutiérrez Luna Abogados S.C; a través del cual cobraba sus servicios al gobierno de Guillermo Padrés. La otra empresa es Freydig Industrial SA de CV, con la que el actual diputado tenía vínculos personales y que recibió contratos por un monto global de 33 millones de pesos por trabajos que nunca fueron debidamente acreditados.

Por su parte, José Roberto Ruiz Saldaña fue impulsado por Guillermo Padrés y apoyado por el PAN de Gustavo Madero y Ricardo Anaya como consejero del INE, posición que asumió en 2014 y desde donde operó asuntos para el panismo pero después se acercó a Morena. Tras la terminación del gobierno de Padrés y los escándalos de corrupción que vinieron, Gutiérrez Luna salió de Sonora y buscó a su amigo el consejero Ruiz Saldaña, quien lo presentó con Horacio Duarte e Higinio Martínez, las dos cabezas del llamado Grupo Texcoco, que en 2018 se hizo del control político del Estado de México, y nombraron a Sergio Gutiérrez como representante de Morena ante el Instituto Electoral mexiquense.

A partir de ahí la suerte le empezó a sonreír a Gutiérrez Luna que empezó su ascendente carrera política ahora como morenista. En 2018 Horacio Duarte es electo diputado plurinominal y su suplente era nada menos que Sergio Gutiérrez, y cuando el presidente nombra a Duarte subsecretario de Empleo y encargado del Programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, el suplente se convierte en diputado federal por Morena. Ya siendo parte de la bancada morenista, Mario Delgado y Horacio Duarte le encargan a Gutiérrez Luna un proyecto de Reforma Electoral para disminuir al INE, mismo que no se concretó en esta legislatura y que ahora el presidente López Obrador y el senador Ricardo Monreal buscan impulsar, cada uno con su proyecto, para la nueva legislatura.

Hoy el diputado veracruzano irá por su segundo periodo como diputado, tras haber ganado su reelección en las pasadas elecciones federales. Él ha afirmado en entrevistas que el coordinador de Morena, Ignacio Mier, ya le confirmó que será nombrado por la mayoría como presidente de la Cámara de Diputados, y aunque la oposición no está de acuerdo y pide discutir y negociar un nombramiento tan importante, si los morenistas y sus aliados imponen su voluntad, creando una “megabancada” como amenazan, Sergio Gutiérrez Luna puede llegar a ser presidente de ganar el “sí” en la Revocación de Mandato del próximo año.

Así, un diputado federal podría pasar del casi anonimato político a la Presidencia de México, mínimo por 30 días, pero en caso de que el Congreso no llegara a un acuerdo pudiera alargarse su eventual mandato. Sería sí, un caso hipotético, casi un accidente, como ya ocurrió uno en la historia de México, cuando Pedro Lascuráin, secretario de Relaciones Exteriores de Madero, asumió la Presidencia de la República, un 13 de febrero de 1913 por apenas 45 minutos, de las 17:15 horas a las 18:00 horas de aquella tarde negra en la historia nacional, cuando el traidor Victoriano Huerta asumió el poder en un golpe de estado contra el maderismo apoyado por el gobierno de los Estados Unidos.

Si la Revocación de Mandato del 2022 es un ejercicio abierto y democrático de participación ciudadana, todo puede pasar. Y en el caso de que llegara a ganar el “Sí” y López Obrador tuviera que dejar la Presidencia, podríamos tener a un nuevo Pedro Lascuráin en pleno siglo XXI.

NOTAS INDISCRETAS…

Aunque ya hay voces que desde la oposición advierten que la Ley Orgánica del Congreso y el Reglamento de la Cámara de Diputados no permite lo que quiere hacer Morena, de registrar como una “megabancada” a su coalición “Juntos Haremos Historia”, es decir que los 198 diputados federales morenistas se sumen con los 33 petistas y los 43 del PVEM para ser tomados en cuenta como una sola bancada de 278 diputados, la intención del partido gobernante es clara: quieren hacer valer su supremacía numérica para aplastar y hacer a un lado a la oposición del PRI, PAN, PRD y MC que, en conjunto, representan el 40% de la composición de la Cámara.

Y en caso de que las negociaciones no avancen entre los dos bloques, el morenista y el opositor, y se trabe el nombramiento de una nueva Mesa Directiva, que requiere la aprobación de las dos terceras partes del pleno camaral, lo que procedería es dar continuidad con una Mesa de Decanos y ahí el próximo presidente de la Mesa y de la Cámara tendría que ser el decano de todos los diputados federales, y nadie tiene más edad que el dinosaurio priista Augusto Gómez Villanueva, de 92 años, quien permanecería en el cargo hasta que los partidos y bancadas no lleguen a un acuerdo para nombrar a una Mesa Directiva de consenso. Ese es un escenario posible, ante la realidad de que en la pasada legislatura, Morena y sus aliados pudieron hacer lo que quisieron, pero en la que inicia el 1 de septiembre, la número LXV, no tiene los números suficientes para arrollar a la oposición. Y entonces, ya entrados en especulaciones, ¿quién preferiría que fuera el nuevo Pedro Lascuráin en el escenario hipotético de que el Congreso tuviera que nombrar a un presidente provisional?: ¿el desconocido Gutiérrez Luna o el cretácico Gómez Villanueva? Es pregunta…

El próximo 6 de septiembre la Suprema Corte de Justicia de la Nación discutirá y votará el proyecto de sentencia sobre la despenalización del aborto a nivel nacional. Será interesante ver hacia dónde se inclina la mayoría en un tema que aún divide y polariza a los mexicanos, pero en el que los ministros de la Corte tienen ya una serie de fallos y precedentes, el último el pasado julio de este año, cuando fallaron a favor de no poner plazos al aborto en casos de violación, a partir de un amparo promovido por los padres de una menor de edad en Chiapas, con parálisis cerebral, que fue violada, a la que le impidieron abortar por haberse vencido el plazo de ley.

El fallo de este 6 de septiembre definirá, entre otras cosas, si los Congresos estatales pueden legislar abierta y libremente sobre el aborto o si deben seguir y cumplir obligatoriamente ciertos parámetros que garanticen el derecho de las mujeres a decidir sobre la interrupción legal del embarazo.

Como siempre ocurre con los temas del aborto, los ministros han estado recibiendo todo tipo de presiones, cabildeos y argumentos tanto de grupos feministas proaborto como de grupos religiosos y conservadores como Provida y la iglesia católica, que están en contra del derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo. Ha sido tal la tensión y polarización que el tema está provocando que, a un ministro de la Suprema Corte, cuyo nombre omitimos, grupos antiaborto fueron hasta su casa y le dejaron figuras de fetos, como una forma de intimidarlo para que vote en contra de la despenalización en todo el país. Veremos qué criterio y qué mayoría se impone en este tema, si la de la defensa de los derechos de las mujeres o la de la defensa de la vida desde la concepción…Los dados mandan Escalera Doble. Mejora la semana.   (Salvador García Soto, El Universal, Nación, p.9)

Numero cero / La huida de Anaya y el maxiproceso de reforma energética

La huida de Ricardo Anaya ante la acusación de la FGR de participar en una trama delictiva contra el patrimonio petrolero del país —casi equivalente a traición a la patria— hizo que no pocos le recordaran lo que decía Nelson Mandela en su biografía: “En mi país, primero vas a la cárcel para convertirte en presidente”. Pero ésta no es la ruta que escogió el panista, sino evadir las rejas, litigar su defensa en medios y posicionarse como perseguido político de López Obrador, para subir sus bonos dentro de su partido por la candidatura presidencial.

Su estrategia es el reflejo de las deformaciones de la justicia por el manejo político del combate a la corrupción y la persecución de delitos de anteriores gobiernos, sin apenas generar acciones judiciales contra ellos. En el descrédito de la FGR justifica su salida por falta de garantías judiciales y la apertura selectiva de procesos a opositores, como también denunció el bloque opositor en la OEA. La intención de Anaya de presentarse como víctima para evadir el Ministerio Público —como le reclama López Obrador— cabe en la lógica de esas torceduras que el mismo gobierno ha propiciado al juzgar imputados en la arena pública, sin necesidad de llegar a los tribunales.

La ruta de capitalizar esas perversiones es coherente con su objetivo, pero lo que es más difícil de entender es el enganche del Presidente y su decisión de posicionarlo en el lugar estelar de la mañanera, con casi una hora en el horario de más rating. Si el alcance del caso pudiera estimarse por la atención presidencial, entonces habría que pensar en una jugada política de mayor envergadura, como un juicio de la reforma energética de Peña Nieto con un maxiproceso cuando se desvanecen sus promesas anticorrupción y de rescatar a Pemex. La justicia, otra vez, al servicio de la política.

En efecto, los cargos por corrupción contra Anaya podrían alcanzar a otros exlegisladores de varios partidos, también acusados de recibir sobornos para votar la reforma energética de 2014, además del exsenador Jorge Luis Lavalle, ya encarcelado. El gobierno necesita recuperar la agenda anticorrupción, tras la consulta de juicio a los expresidentes, sin contar con rutas jurídicas ni expedientes sólidos, más allá de declaraciones de testigos protegidos, como el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, en casos como Odebrecht.

Para cercanos compañeros de viaje de López Obrador desde la oposición, el desafuero y la amenaza de cárcel, la persecución de Anaya es un “error táctico”. Por su trayectoria y experiencia, saben que le abren camino como víctima del sistema de justicia. También es difícil creer que su enganche se deba a una calentura por responsabilizarlo de persecución política. Una acusación que hasta su partido recibe con recelo y con mucha mayor distancia que en 2018, cuando el PAN lo defendió de la acusación de lavado de dinero del gobierno de Peña Nieto en la campaña presidencial.

Por eso, la luz verde para que la FGR relanzara su expediente parece corresponder a una jugada política a varias bandas que, por un lado, prepare el terreno para soportar la narrativa de la crisis financiera de Pemex en las consecuencias de la entrega del petróleo a los extranjeros con la reforma energética y, por el otro, incidir en la pugna en el PAN por el control de la candidatura presidencial. El reposicionamiento mediático gracias al reflector presidencial cala en la confrontación en la cúpula panista, donde cada vez es mayor el rechazo a las aspiraciones de Anaya en la medida, también, del regreso de Margarita Zavala.

En cualquier caso, la jugada pone en un brete a la oposición que, si lo abandona, deja el camino despejado para que sea la cabeza de playa del juicio a las reformas del pasado. No obstante que en 2018 las acusaciones en su contra salieron de las filas panistas, aunque fue el gobierno priista de Peña Nieto el que procedió en el MP. Si una cosa dejan claro todos estos dilemas, es que los pactos políticos con la justicia y el uso de las fiscalías no sirven contra la corrupción, sino para abrir nuevas rutas de escape a la impunidad. Anaya los conoce porque él mismo denunció un pacto así entre López Obrador y Peña Nieto en 2018, y ahora se ha quedado solo frente a ellos. (José Buendía Hegewisch, Excélsior, Nacional,p.18)

Los efectos no anticipados de la ayuda humanitaria

Un tema fundamental en el sistema internacional es la provisión de ayuda a la población en situación de vulnerabilidad, ante emergencias o desastres. En el año 2020, según cálculos de la Organización de las Naciones Unidas, 235 millones de personas necesitaban asistencia humanitaria. El año pasado se destinaron a este fin 30.9 mil millones de dólares, de los cuales, el 78 por ciento eran de origen público y el 22 por ciento, privado. Los cinco receptores primordiales fueron Siria, Yemen, Líbano, Sudán del Sur y República Democrática del Congo, y los principales donantes, Estados Unidos, Alemania, instituciones de la Unión Europea, Reino Unido y Suecia.

Además de que los recursos nunca serán suficientes para atender las crisis, hay dos tipos de críticas hacia las prácticas de ayuda humanitaria internacional. Por una parte, se afirma que alimenta los problemas que busca resolver. En África, por ejemplo, se dice que ha aumentado la dependencia hacia recursos internacionales, se han debilitado los mercados locales y disminuido el espíritu empresarial.

También se ha mencionado la politización de la ayuda para promover metas de política exterior en Albania, Montenegro o Serbia, con lo que se violan los principios de universalidad, imparcialidad, neutralidad e independencia. En el caso de Afganistán, se asegura que el maná de la ayuda internacional ha minado los muy débiles cimientos del país y fomentado la corrupción.

Por otra parte, se ha cuestionado la implementación, ya sea porque la ayuda no llega a quienes la necesitan, porque se hace mal uso de los fondos o por la lentitud en el proceso de gestión. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ha llevado a cabo encuestas para conocer la opinión de personas en situación de vulnerabilidad en varios países. Los resultados muestran que la percepción de la mayoría es que la ayuda no atiende sus necesidades prioritarias.

Una revisión reciente del desempeño de los recursos de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) encontró que casi la mitad de sus proyectos no lograron los resultados esperados, a pesar de que los operadores recibieron su pago completo. En consecuencia, se dice que es necesario replantear sus mecanismos de contratación, apoyarse más en organizaciones de las localidades donde opera y pagar con base en el producto final.

Cerca de nuestras latitudes, Haití es un país en situación de vulnerabilidad constante. En los últimos años ha experimentado terremotos, inundaciones y huracanes, además del desplazamiento forzado de parte de la población debido a la violencia. Al finalizar el 2020, se estimaba que había 4.4 millones de personas haitianas en condiciones de emergencia alimentaria (casi la mitad de la población), y que 1.5 millones han sido desplazadas por la violencia. El sismo del pasado 14 de agosto agravó la situación, con más de 2,200 personas fallecidas, 12,000 heridas, 53,000 casas destruidas y más de 77,000 viviendas dañadas.

Se calcula que, a partir del devastador terremoto de 2010, Haití ha recibido unos 13 mil millones de dólares de ayuda internacional, que en ese año representaron el 25 por ciento del valor de su economía. Analistas consideran que esta asistencia ha desvirtuado los incentivos para llevar a cabo reformas institucionales necesarias e incidir en la corrupción.

Jake Johnston, especialista en temas de Haití, ha señalado que la mayor parte de los recursos no llegan a la población, no se gastan adecuadamente o no contemplan la fase de reconstrucción. En esta ocasión, además de los daños físicos que complican los traslados, también está la preocupación por los riesgos de seguridad para transportar la ayuda a las zonas más alejadas por la actividad de las bandas criminales.

Se ha revisado el desempeño de la ayuda internacional y se generaron propuestas para mejorarla. En la Cumbre Mundial Humanitaria de 2016 se planteó el paraguas de un “gran pacto” entre donadores y agencias de ayuda, para aumentar su eficiencia y efectividad. Entre las estrategias que se sugirieron están una mayor participación de las organizaciones locales, flexibilidad en la dispersión y temporalidad de los fondos, más transparencia, acercamiento con los primeros respondientes, menos burocracia y un mayor uso de recursos en efectivo.

Una vía que parece lógica, pero todavía difícil de operar, es la donación directa, de persona a persona, que elimina el uso de intermediarios y el espacio para la corrupción, además de que asegura la entrega de los recursos a quien más lo necesita. Según el Banco Mundial, esta opción aumentará considerablemente en los próximos años.

De hecho, se puede convertir en la fórmula que impida la generación de efectos no anticipados de la ayuda humanitaria. (Ricardo Monreal, El Sol de México, Análisis, p.13)

Alhajero / Así como en 1997

Ni más ni menos que 24 años después, con otros colores y nuevos rostros, atestiguamos en la Cámara de Diputados el intento del partido en el poder por mantener su hegemonía frente a la oposición, a pesar de haber perdido la mayoría.

En 1997 fue el PRI, partido hegemónico con cerca de 70 años en el poder, el que rechazaba soltar su liderazgo en San Lázaro. Los legisladores priistas –en un intento de boicot– ni siquiera asistieron a la instalación de la Cámara en la que PRD, PAN, PT y PVEM eligieron al coordinador de la bancada perredista, Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Mesa Directiva.

Ahora en 2021 es Morena –con apenas tres años sentado en la silla presidencial– el partido que intenta a toda costa mantener el control de los órganos legislativos (Mesa Directiva, Junta de Coordinación Política, secretaría general) por sobre sus opositores: PAN, PRI, MC, PRD.

A falta de mayoría, las huestes de López Obrador andan inventándose una “megabancada” con sus aliados del Verde y del PT para imponerse. Evocan para ello un artículo en la ley que nadie sabe a ciencia cierta cuál es, dónde está.

Del lado de la oposición los priistas cuentan con una ventaja: la instalación de la Cámara –en la que los diputados rinden protesta– es conducida por una Mesa de Decanos. Y resulta que quien preside esa instancia es el decano de mayor edad e historial legislativo. En este caso, Augusto Gómez Villanueva.

Y lo que ya advirtió a los morenos Rubén Moreira, coordinador de los diputados del PRI, es que si no se da el reparto de los órganos legislativos tal y como la indica la ley, mantendrán la Mesa de Decanos (o sea, el tricolor al frente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados) durante todo el año.

Por supuesto que el ambiente político es intenso. Van y vienen llamadas, amagos, acusaciones entre uno y otro bando. Tal y como en el 97. Andan “sobre excitados”, describió en aquellos tiempos –esos sí inéditos– el entonces líder de la bancada priista Arturo Núñez.

Quien terminó interviniendo en el diferendo y bajándole las ínfulas a los priistas fue el presidente de la república, Ernesto Zedillo. Hasta aceptó que Porfirio respondiera su tercer informe.

Eso ocurrió el 1° de diciembre de 1997. Ahora, la LXV ha de instalarse el próximo domingo 29 de agosto.

La pregunta es ¿cómo se definirá esta vez la confrontación entre el partido en el gobierno y la oposición? ¿A semejanza del 97? ¿O la 4T se impondrá con el aval de AMLO?

  • ••

GEMAS: Obsequio de Ricardo Monreal: “Desde el primer día que se me designó (coordinador de la bancada de Morena en el Senado), siempre he estado sometido al voto de la mayoría de los compañeros…Me mantengo si los compañeros lo deciden. Me mantendré. Y si no, que revoquen mi mandato… (Martha Anaya El Heraldo de México, Opinión, p.6)

Tres en la raya / Agresiones contra periodistas

Veintidós periodistas asesinados en el sexenio de AMLO y más de 120 agresiones registradas contra mujeres periodistas tan sólo en el primer semestre de este año (Artículo 19).

México, el país más peligroso para ejercer el periodismo sin estar en condición declarada de guerra armamentista. Recientemente, amenazas contra la periodista y conductora Azucena Uresti por parte del CJNG; de Palacio Nacional obtuvo tanto un “te vamos a cuidar” como un “estás en contra del régimen” por compartir la carta compromiso que la SEP inicialmente solicitó firmar a los padres de familia.

La amenaza televisada desde la mañanera del titular del Ejecutivo pronosticando que quebrarán, por “mentirosos”, los periódicos Reforma y El Universal.

Todo lo anterior son muestras del intenso golpeteo por diversos e importantes actores a la libertad de expresión en nuestro país. En México, los periodistas reciben amenazas, intimidaciones, son hostigados, atacados físicamente y agredidos por el crimen organizado, partidos políticos y hasta por agentes del Estado.

La situación es tal que las misiones diplomáticas de Noruega, Suiza y la Unión Europea expresaron su preocupación por la falta de resultados en las investigaciones abiertas al respecto de periodistas asesinados en nuestro país. Las agresiones están tendiendo hacia la reincidencia; escalando en el grado de violencia y llegando a la muerte. Ese fue el caso, precisamente, del periodista Jacinto Romero Flores. Antes de su muerte había recibido sendas amenazas por su trabajo periodístico.

La menor de las agresiones –una afrenta no obstante– es tener deleznables personajes fingiendo ser periodistas en las mañaneras. Es degradar la labor del informante y prestarse a un acto digno de un espectáculo de carpa de los años 40. Se olvida que en esta administración se añora todo lo pasado, incluyendo la sumisión abyecta de la prensa.

Se piden abrazos y no balazos para los criminales, pero se vulneran de forma diaria los derechos humanos de los periodistas y la libertad de expresión. Los mismos se encuentran en jaque en la 4T.

Eso sí, se regodea la administración federal de que logró traer a periodistas afganos a territorio nacional para velar por sus derechos humanos. The New York Times felicita a Marcelo Ebrard (nótese la sutileza, no al Gobierno de México) de ayudarle para traer a los periodistas afganos y sus familias que trabajaban allá con ellos.

Lo cual fue contestado por el canciller que él no espera ningún favor de las redacciones y que sospecha que su actitud crítica al gobierno no cambiará por esto.

En realidad sólo señala que la campaña para el 24 de Ebrard tendrá una cobertura más amplia, que incluirá en su momento a la prensa internacional.

Mientras tanto, lo que atestiguamos ayer sólo es eso: campaña, faramalla, marrullería, como diría el mismo AMLO. (Verónica Malo Guzmán El Heraldo de México, Opinión, p.15)

Día con Día / AMLO: de perseguido a perseguidor

En el año 2005, el entonces presidente Vicente Fox persiguió judicialmente a Andrés Manuel López Obrador para apartarlo de una candidatura presidencial.

Ahora, en 2021, el presidente López Obrador repite la conducta de Fox y persigue judicialmente a Ricardo Anaya, un posible candidato presidencial que se cruza en su camino por segunda vez.

Poderosa simetría: el posible candidato a la Presidencia perseguido por el presidente en 2005 es el presidente que persigue en 2021 a otro posible candidato presidencial.

El perseguido presidencial de hoy, Ricardo Anaya, fue también el perseguido presidencial de 2018 por otro presidente, Enrique Peña Nieto, quien le imputó delitos en plena campaña de aquel año para favorecer al otro candidato de la contienda: López Obrador, el actual presidente.

La acusación de Peña Nieto acabó siendo reconocida como falsa por la propia autoridad al terminar la elección.

Supimos en su momento por qué delito se perseguía a López Obrador: por violar un amparo para hacer un camino que como autoridad juzgaba de utilidad pública.

No sabemos los delitos por los que se persigue a Anaya el día de hoy, salvo, genéricamente, por cohecho, asociación delictuosa y lavado de dinero, con penas acumulables de 30 años de prisión. Ricardo Anaya debe tener el récord Guinnes de candidatos presidenciales perseguidos judicialmente más veces en menos tiempo: dos, entre febrero de 2018 y agosto de 2021.

Anaya fue citado a comparecer hoy ante la acusación que le hacen. Tiene dos opciones: presentarse, quedar vinculado a proceso y sentenciado a prisión preventiva. O no presentarse, dejar suspendido el proceso y quedar expuesto a que le giren orden de presentación o de aprehensión, y al fin de extradición si, como ha dicho él mismo, está en el extranjero.

Las dos opciones son malas: entregarse a la prisión preventiva por el tiempo que dure su juicio o volverse un prófugo en México, sujeto a extradición fuera de México.

La persecución presidencial a López Obrador disparó su popularidad. La persecución presidencial a Anaya nada más lo ha puesto en los medios.

Fox reculó de su persecución a tiempo. López Obrador la defiende en persona, y dicta sentencia, cada día. (Héctor Aguilar Camín, Milenio, Al Frente, p.3)

El Asalto a la razón / Una comisión que se chatarriza

Desde la sucia designación de Rosario Piedra como titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y hasta el reciente despido de 50 trabajadores del que dio cuenta puntual mi compañero Alejandro Domínguez (MILENIO tv) el pasado lunes, la institución viene degradándose y pierde aceleradamente su encomiable naturaleza.

Replanteada su misión con la tontería de que está para “defender al pueblo”, pasa por alto que su papel no es otro que velar por los derechos humanos de víctimas de atropellos y delitos en perjuicio de civiles por parte de servidores públicos, al margen de su nacionalidad o condición socioeconómica.

Sin rollo y en rigor, el pueblo lo conformamos todos (incluidos los extranjeros residentes o de paso y los servidores públicos que violan los derechos humanos).

Hoy por hoy, ese remedo de CNDH no defiende al “pueblo bueno” ni al “malo” ni al rico ni al pobre y ni siquiera a sí misma.

¿Qué esperar de quien al momento de asumir el cargo confesó ignorar que también a periodistas se les violan sus derechos humanos?

El derrumbe comenzó con la comprensible renuncia de los respetables miembros del Consejo Consultivo.

Desde los primeros días en el cargo, Ibarra comenzó a chatarrizar la institución al despedir a servidores avezados en la materia para reemplazarlos con “honrados” pero inexpertos, improvisados e ineptos achichincles ávidos de cobrar cuotas politiqueras.

En el relevante caso de Los 43, la señora se dedica a complacer las exigencias de los representantes de los deudos, comenzando por desaparecer la Oficina Especial que realizó la ejemplar investigación que arrojó más luz que ninguna otra sobre el espeluznante asunto. Y no ha movido un dedo ni dicho una palabra frente al criminal incumplimiento de la Recomendación que heredó, en la que sobresale la sugerencia de que el Ministerio Público envíe 114 restos susceptibles de contener material genético al laboratorio de Innsbruck, para identificar a otros probables estudiantes o a personas cuyas familias buscan desde hace siete años. No lo ha hecho porque tuvo el descaro de admitir que no ha leído esa Recomendación, misma que sin embargo descalificó porque la enteraron de que no se ajusta a la verdad alterna que la 4T pretende inventar frente a la histórica del basurero de Cocula.

Pero eso sí, creó una oficina de ilusiones para dizque investigar “la guerra sucia” de la que fue víctima su hermano Jesús, de la Liga Comunista 23 de Septiembre, desaparecido el 18 de abril de 1975.

Bien a bien, quien debiera cobrar su inmerecido salario es su colaborador Francisco Estrada, el verdadero machuchón de la CNDH, mientras su jefa le hace de florero.

Y ni qué decir de sus graves omisiones al no hacer nada con la escandalosa insuficiencia y falta de medicamentos infantiles contra el cáncer (también ignora, por lo visto, que la Constitución ampara el interés superior de la niñez).

Tampoco una palabra sobre el irresponsable y punible manejo gubernamental de la pandemia… (Carlos Marín, Milenio, Política, p.7)

Dinero

Anaya vendió su voto a Peña Nieto // Truculenta aprobación de la reforma energética // Recibe México a periodistas que huyen de Afganistán

Ricardo Anaya Cortés nació en Naucalpan de Juárez, estado de México, el 25 de febrero de 1979. Es egresado de la Autónoma de Querétaro. El 18 de septiembre de 2000 se afilió al PAN. En 2011 fue designado por el presidente Felipe Calderón subsecretario de planeación turística, dependiente de la Secretaría de Turismo. En las elecciones de 2012, que llevaron a Enrique Peña Nieto a la Presidencia, el PAN lo convirtió en diputado pluninominal. Fue presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados en el segundo periodo ordinario de sesiones, del primero de septiembre de 2013 al 6 de marzo de 2014, como consta en el Diario de Debates de la propia Cámara. En ese carácter, votó en favor de la reforma energética de Peña Nieto. Luego lo celebrarían juntos, como puede verse en una fotografía que aparece en esta página. Pidió licencia para separarse de sus funciones como legislador a partir del 6 de marzo, y recibió amplio reconocimiento del coordinador del grupo parlamentario del PAN, Luis Alberto Villarreal García, porque ha permitido generar los acuerdos y consensos que dieron paso a las reformas más profundas e importantes de este país en las últimas décadas. Tambien le expresaron su reconocimiento otros dos promotores de la reforma energética, el coordinador del grupo parlamentario del PRI, Manlio Fabio Beltrones, y el coordinador del grupo parlamentario del PRD, Silvano Aureoles, quien ocupaba la presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo). El premio de Aureoles, dicho sea de paso, fue la gubernatura de Michoacán.

Cobró fuerte

No fue gratuito el servicio que Anaya prestó a Peña Nieto. La Fiscalía General de la República lo acusa de que recibió sobornos por al menos 6.8 millones de pesos por conducto del entonces director general de Pemex, Emilio Lozoya. La fiscalía dio a conocer una versión resumida de la imputación que hará hoy jueves contra Anaya. Aporta datos relevantes que podrían llevarlo a la cárcel. “Emilio Lozoya, dice, en su denuncia de 2020 señaló que recibió instrucciones superiores para entregar 6 millones 800 mil pesos a Ricardo N (Anaya) para que votara en favor de la reforma energética, que privatizaría la producción petrolera mexicana en favor de empresas extranjeras, como Odebrecht Brasil”. Agrega la FGR. La secuencia de todas las diligencias señaladas, que pueden aportarse en versión pública, más otras adicionales, evidencian una línea clara y consecuente de hechos delictivos que tuvieron por objeto entregar el patrimonio petrolero del país a intereses y empresas extranjeros, con todas las consecuencias económicas y sociales que México ha sufrido. Todo lo cual ya ha quedado debidamente judicializado en casos vinculados con el presente asunto, los cuales ya son del dominio público. En la secuencia que refiere la FGR relata que ejecutivos de Odebrecht pagaron sobornos a Lozoya, a quien hicieron una primera entrega de 10 millones de dólares, para garantizar el control sobre esa producción petrolera. Anaya siente pasos en la azotea y ha recurrido a un método de defensa muy trillado: denunciar que lo persigue el presidente López Obrador y al mismo tiempo anunció que ha huido a Estados Unidos. Si fuera inocente, sólo hubiera atendido el citatorio de la PGR con un amparo en el bolsillo y armado su defensa. (Enrique Galván Ochoa, La Jornada, Política, p.6)

Astillero

¿Está funcionando bien la FGR? // 4T contra Anaya: Gertz, clave // El Yunque, mismísimo demonio // Ex esposa acusa a Rodrigo Abascal

Luego del intercambio de duros señalamientos que ha habido en estos días entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y el ex candidato presidencial panista Ricardo Anaya Cortés, toca a la Fiscalía General de la República, es decir, a Alejandro Gertz Manero, como titular de ese órgano autónomo, fijar con precisión los términos y alcances de las acusaciones de corrupción contra el citado Anaya.

Por lo pronto, y a pesar de que se ha declarado en fuga, el político forjado en Querétaro ha generado una atención mediática que en buena parte es derivada de la que le ha sido prodigada en la mañanera, y una recolocación en el escenario político, apoyado incluso por algunos personajes de la derecha que antes le señalaban también de corrupto, pero ahora cierran filas con él.

El papel y la responsabilidad de Gertz Manero en este episodio son centrales y trascendentes. Ayer, la fiscalía hizo circular una síntesis de las acusaciones contra Anaya que éste refutó burlonamente. Si el titular de la FGR no tiene adecuadamente sustentadas las acusaciones y ahora o más adelante se caen, se estará asestando un golpe político muy fuerte a la llamada Cuarta Transformación, que podría ser aprovechado esencialmente por el propio Anaya, por otro personaje o en general por la corriente opositora al obradorismo. (Julio Hernández López, La Jornada, Política, p.8)

Jaque Mate / Muertes excedentes

La Secretaría de Salud reportaba este 25 de agosto que desde el inicio de la pandemia han fallecido en nuestro país 255,452 personas por Covid-19. Es una cifra abrumadora en año y medio, pero no captura toda la tragedia. México es uno de los países que menos pruebas aplican, por eso nuestra tasa de letalidad por infección detectada es superior a la de casi cualquier otro. Una consecuencia adicional es que el número real de muertos es bastante mayor al oficial.

Ayer el INEGI dio a conocer que de enero a marzo de 2021 se registraron 368,906 defunciones totales en territorio nacional. Es una cifra significativamente mayor que los 202,728 del mismo periodo de 2020, los 200,256 de 2019 o los 192,424 de 2018. De enero de 2020 a marzo de 2021, “el exceso de mortalidad por todas las causas ascendió a 497,476 defunciones”. En este periodo de 15 meses deberían haber ocurrido 940,329 muertes, de haberse mantenido las tendencias; pero se registraron 1,437,805, lo que arroja un excedente de 52.9 por ciento.

México no ha sido un buen ejemplo para el mundo en la lucha contra la pandemia. En el número total de muertes oficiales, estamos en cuarto lugar, pero la cifra real es mucho mayor, quizá el doble. Aun si se ponderan las muertes oficiales por millón de habitantes, nos ubicamos en el 20o lugar mundial (Worldometer). En muertes excedentes estamos también en niveles inaceptablemente altos. La revista británica The Economist registra para México, entre el 29 de marzo de 2020 y el 10 de julio de 2021, un total de 470,920 fallecimientos excedentes. Son 374 muertes por cada 100 mil personas, la séptima peor cifra ponderada del mundo. Brasil, que también ha tenido pésimas políticas contra el Covid, registra 278 muertes excedentes por cada 100 mil habitantes, significativamente menos que las nuestras.

La pandemia ha tenido consecuencias devastadoras en todo el mundo. El 25 de agosto se registraban ya más de 214 millones de contagios y cerca de 4.5 millones de muertes. Pero algunos países han tenido mejores desempeños que otros. Nueva Zelanda y Taiwán, con menos muertes que antes de la pandemia, son dos ejemplos notables. También Dinamarca, que el presidente López Obrador ha señalado como modelo a seguir, va muy bien. México, en cambio, se encuentra entre los peores.

No podemos arreglar el pasado, pero podemos tomar medidas para mejorar el futuro. México no ha tenido un mal desempeño en su campaña de vacunación, por lo menos en comparación con otros países de nuestro mismo nivel de desarrollo económico, pero hemos aplicado muy pocas pruebas y esto ha dificultado el esfuerzo por aislar a las personas contagiadas. Hoy se promueve con mayor vigor el uso de mascarillas, pero el Presidente sigue ofreciendo un pésimo ejemplo al negarse a usarlas.

Muchas de las muertes excedentes son por Covid, pero otras son causadas por otros males. Hemos visto un fuerte deterioro del sistema de salud pública de nuestro país en el último año y medio. En lugar de acercarnos al ejemplo de Dinamarca, cada vez nos alejamos más. Por lo pronto, Dinamarca ha tenido 440 muertes excedentes entre el 22 de marzo de 2020 y el 31 de julio de 221, o sea, 7 por cada 100 mil habitantes. Nosotros tenemos esa lamentable cifra de 374 muertes excedentes por cada 100 mil que ya citaba. Un gobierno inteligente y compasivo ya habría entendido que se equivocó y estaría tomando medidas para corregir el rumbo, pero nosotros seguimos en un camino que está dejando cientos de miles de muertes innecesarias mientras el Presidente insiste en que vamos bien, vamos muy bien. (Sergio Sarmiento, Reforma, Opinión, p.8)

Hoy es él, mañana serás tú

Dejemos algo claro: la 4T sería invencible si López Obrador estuviera haciendo buen papel como Presidente. No necesitaría encarcelar a sus opositores. De fondo, su problema es que el país se le está desmoronando en las manos y sabe que es cuestión de tiempo para que empiece el golpeteo adentro de su equipo en busca de relevarlo. Por eso, le urge controlar la sucesión. Idealmente, quiere allanarle el camino a Claudia Sheinbaum, quien le cubriría la espalda y continuaría su “transformación”. Pero sabe que ella será una candidata débil y vulnerable. Así como Fox dejó claro que AMLO era el opositor más peligroso cuando intentó desaforarlo, ahora él confirma que es Anaya el contendiente que más le preocupa.

Desde su trono en Pemex, Emilio Lozoya fue un gran habilitador de la corrupción del gobierno de Peña Nieto. Lo fue sin pudor. Su secretario particular cobraba por audiencias con él. En lo personal, no fue remotamente discreto gastando millonadas con frivolidad. Sigue sin serlo. En libertad “condicional”, celebra fastuosas fiestas con grandes vinos. Ya ni siquiera firma periódicamente en el reclusorio, como lo exige la ley. ¿Por qué tratan tan bien a quien huyó de la justicia y recibió millones de dólares no justificados, y tan mal a Rosario Robles, a quien sólo se le acusa de omisión en el ejercicio del servicio público (lo cual no se castiga con cárcel)? Porque Lozoya está dispuesto a embarrar, con cargos hechos a la medida, a quien AMLO tenga en la mira.

Al enlodar no tuvo mínima pulcritud de cuidar detalles en su denuncia. Cuando declaró darle dinero a Anaya para su voto por la reforma energética, algo sin sentido pues éste siempre la apoyó, no vio que Anaya estaba de licencia en la fecha que dijo hacerlo. Pero este Poder Judicial esclavo del Ejecutivo cambió la declaración original de Lozoya, una inmundicia que ruborizaría al más tramposo autócrata bananero. Para acabarla, ayer la FGR dijo que el voto de Anaya fue 8 meses antes del “soborno” que se dio 5 meses después de que dejó de ser diputado, le han negado acceso a su carpeta (derecho legal de saber de qué lo acusan), y lo culpan de “entregar el patrimonio petrolero del país a extranjeros”, lo cual ya raya en lo ideológico y surreal. Hasta ahora, la única prueba de cohecho es su voto.

Debe quitarnos el sueño lo que se le hace al principal opositor de este gobierno. Nos caiga bien o mal Anaya, tratar de privarlo de su libertad con un proceso tan flagrantemente viciado nos debe alarmar a todos. AMLO confirma ser idéntico a otros presidentes que le pasaron por encima al debido proceso para encarcelar sin sentencia a presos políticos.

La orden de perseguir a Anaya evidentemente proviene de él. Sus declaraciones confirman su acceso a una carpeta de investigación que debería estar fuera de su alcance. A pesar de que los primeros incriminados por las acusaciones de Lozoya por Odebrecht deberían ser Peña y Videgaray, sólo se ha acusado a panistas. La ley se aplica selectivamente, por decir lo menos. Si a eso le agregamos que no se ha investigado a los hermanos del Presidente cuando hay videos de ambos recibiendo fajos de efectivo, ni a Bartlett o a Irma Eréndira Sandoval cuando no pueden justificar cómo se hicieron de montones de casas, la frase de AMLO diciendo que “nadie está por encima de la ley” provoca casi tanta risa como cuando afirma no haber sabido del proceso contra Anaya. Miente como respira. Pero, más que eso, lanzar la piedra y esconder la mano lo pinta de cuerpo entero.

Esto se pondrá peor. Su flagrante violación de la ley no parece estarle costando al Presidente. Por ello, no nos sorprendamos de lo que viene. El futuro de México será definido por el silencio de un empresariado más ocupado en preservar privilegios que en defender principios esenciales, por la tibieza de una sociedad civil más obsesionada por manifestar sus simpatías que por defender lo justo, y por la tibieza y docilidad de una ciudadanía que se dará cuenta demasiado tarde de que lo que les hacen a otros hoy se los harán a ellos mañana. Nunca me ha preocupado más nuestro futuro. (Jorge Suárez-Vélez, Reforma, Opinión, p.9)

De terror

Esta película no solo ya la vimos los mexicanos, sino que ya la vivimos también: ¡y es de terror!

Pocos años antes de 1987, el Gobierno mexicano era dueño de, y operaba, mil 155 empresas estatales. Coincidentemente, eran éstos años de gran crisis económica y una INFLACIÓN en México del 159 por ciento anual. Fue el Gobierno mexicano ACTOR económico principal en bancos, telefonía, aeropuertos, líneas aéreas, balnearios, hoteles, televisión, tabacaleras, acero, fertilizantes, equipos de soccer y muchísimas más empresas, todas quebradas y perdiendo dinero ajeno.

Sin duda este protagonismo estatista causó la enorme crisis que casi destruye a México. El dinero de los mexicanos que despilfarraron provenía de los impuestos, cuotas y pagos, que nos sacaban a los causantes con tirabuzón nuestros gobernantes -ayer como hoy- para que una burocracia dorada lo derrochara en caprichos.

Por esto, y muchas otras cosas más, es que debe considerarse como un gran error (u horror) el que la 4T pretenda ahora incursionar en la industria de la aviación lanzando una “Aerolínea del Bienestar”. ¡Precisamente cuando la industria aérea mexicana ha sido DEGRADADA a Categoría DOS, en lugar de UNO, lo cual impide que le autoricen nuevas rutas y expansión en el extranjero!

Considerando lo endiabladamente difícil que es este “negocio”, aun para administradores capaces y sapientes, la idea de que un Gobierno como éste (o cualquier Gobierno) con escasa capacidad de ejecución quiera hacerle al componelotodo suena descabellada.

Aquí mismo en nuestro México Mágico, de 1993 a la fecha QUEBRARON VEINTICINCO aerolíneas. Entre ellas Mexicana, la que pretende “salvar” ahora el Gobierno amlista, y otras como Aviacsa, Taesa, Aerocalifornia, Allegro, Alma, y ahora Interjet.

El inversionista más sapiente y exitoso en la historia, “El Oráculo de Omaha”, Warren Buffett, solo ha perdido dinero en una ocasión: ¡en aerolíneas! Ésta ha sido la única inversión fallida en la que Buffett arriesgó infructuosamente SU PROPIA LANA, no la lana ajena, que pertenece -en el caso de la aerolínea 4Teísta- a todos los mexicanos, por lo cual nuestro Gobierno no tiene derecho a gastarla en un negocio de alto riesgo y COMPLICADÍSIMO de operar.

No cuando ya está tirando a la basura enormes cantidades de dinero público en ELEFANTES BLANCOS como el Chuchú Maya, la Refinería de Dos Mil Bocas insaciables y los aeropuertos que por empalmados, pequeños e improvisados no detonarán el crecimiento aéreo esperado, dada la CUANTÍA de la inversión (mal) hecha, sobre todo si se le suma el CAPITAL DESPERDICIADO en la cancelación del Aeropuerto de Texcoco.

Y falta considerar que si lanza el Supremo Cuarto Politburó una Aerolínea Gubernamental ésta entraría en operación en un momento en el que el TRÁFICO AÉREO en México está en DECLIVE masivo. El boletaje vendido por las aerolíneas mexicanas el AÑO PASADO (2020) cayó un 51 por ciento respecto al 2019: lo cual equivale a TREINTA Y CINCO MILLONES de PASAJEROS MENOS.

Con la industria aérea mexicana en crisis, ¡el proyecto gubernamental llega en el PEOR momento! Sobre todo porque emplearán el dinero de todos los mexicanos, y de pasada competirán DESLEALMENTE contra los mismos negocios que pagan vía cuotas exorbitantes el sistema aéreo mexicano, empleando para ello también los IMPUESTOS que sufragan los usuarios de las aerolíneas.

¡Ni KAFKA mismo podría inventar algo más absurdo y surrealista! Al concretarse este irracional plan pasarían varias cosas, entre ellas, se complicaría para México recuperar el Grado Uno de seguridad aérea, lo cual es un FRENO al crecimiento de las aerolíneas mexicanas y les da una VENTAJA COMPETITIVA ENORME a las EXTRANJERAS, contra las que no podrían competir, y por lo tanto no sobrevivirían.

Los gigantes de la aviación global: American, Delta, Lufthansa, British Airways, Air France, Etihad, Emirates, etcétera, se chuparían -cuando se recupere- el PASAJE mexicano, dejando a las nuestras chiflando en la loma.

A estos monstruos de la aviación no los puede regular ni frenar el Gobierno mexicano por las reglas del juego en convenios y en el T-MEC, por lo que nos tragarían vivos en un santiamén. ¡A lo mejor eso es lo que quiere la 4 Trasfoyeskaya! ¡A estas alturas ya no sabe uno a qué le tiran: si salvar a México o destruir a México! (Manuel J. Jáuregui, Reforma, Opinión, p.8)

Templo Mayor/REFORMA

LOS CARGOS de la FGR en contra de Ricardo Anaya serían de risa si no resultara tan preocupante la frivolidad con la que Alejandro Gertz Manero está utilizando a la Fiscalía como un garrote del Presidente.

NOMÁS de entrada, en la consignación se pretende culpar al panista de haber votado en favor de la reforma energética. Se le olvida al genio que armó la carpeta de investigación que los legisladores no pueden ser perseguidos por sus opiniones en el cargo y mucho menos por ejercer su función de legislar. Y no lo dice el abogado de Anaya, sino la propia Constitución.

Y SI ESO no fuera suficientemente grave, la FGR en su alegato llega al extremo de ¡criminalizar la reforma! Con eso de que Andrés Manuel López Obrador la considera inmoral, la Fiscalía hace una maroma brutal con tal de darle gusto al mandatario. Tan es así que, sin venir al caso, la FGR emitió un comunicado para explicar los cargos… tal y como se lo ordenó el Presidente. Valiente autonomía.

DE FORMA sorpresiva y sin siquiera tomar en cuenta a la Cámara de Diputados, la Auditoría Superior de la Federación modificó su reglamento interior de tal forma que deja en un segundo plano su participación en el Sistema Nacional Anticorrupción y el Sistema Nacional de Fiscalización.

NO SÓLO se desaparecieron las áreas encargadas de atender las estrategias, acciones, compromisos y acuerdos de ambos sistemas. Lo peor es que sus propias responsabilidades las convirtió en meras «participaciones» a cargo de la Unidad de Normatividad y Enlace Legislativo.

AL PARECER a la ASF le interesa muy poco hacer realidad el combate a la corrupción.

AQUÍ SÍ, en la mejor tradición diplomática de México, el canciller Marcelo Ebrard se rifó con el tema de Afganistán al apoyar la evacuación de un centenar de personas, incluido un importante número de periodistas y sus familias. También ya están en territorio nacional las primeras mujeres refugiadas, en este caso las jóvenes integrantes de un equipo de robótica.

DESDE Lázaro Cárdenas en la Guerra Civil Española, pasando por Gonzalo Martínez Corbalá en Chile o Gustavo Iruegas en Nicaragua, entre muchos otros ejemplos, los diplomáticos mexicanos han sido clave en momentos dramáticos del mundo al abrir las puertas del país a perseguidos y refugiados. Ni discusión cabe.

AHORA sólo falta ver si Ricardo Anaya no termina exiliándose en Afganistán y pidiéndoles acceso parejo a la justicia… ¡a los talibanes!

 #

El gran lunes de Biden (y un Nobel en camino) 

Pablo Hiriart/ Uso de Razón

A partir de ahora la vacunación puede ser obligatoria en EU, y ese país habrá dado un gran paso para convertirse en la primera potencia en lograr la inmunidad colectiva.

MIAMI, Florida.- Zarandeado por el descalabro en Afganistán, el presidente Biden tuvo un lunes de gloria con el anuncio de que la vacuna Pfizer-BioNTech contra el Covid logró la aprobación total de la FDA.

A partir de ahora la vacunación puede ser obligatoria en Estados Unidos, y este país habrá dado un gran paso hacia convertirse en la primera potencia en lograr la inmunidad colectiva.

La aprobación completa, permanente, de la vacuna Pfizer-BioNTech marca un parteaguas en la lucha para doblegar al Covid.

La popularidad de Biden se ha venido deslizando a la baja, con mediciones previas al desastre de Afganistán.

¿Por qué? Por los estragos del Covid en la salud, la movilidad y la economía de este país.

Biden no logró la inmunidad colectiva el 4 de julio, como prometió en la toma de posesión. Delta sigue su expansión y los hospitales vuelven a estar saturados.

¿La razón? Hay casi 90 millones de estadounidenses que no se han querido vacunar.

Así es imposible alcanzar la inmunidad colectiva.

“No sabemos qué contienen las vacunas”, “aún no están completamente aprobadas”, “es un invento para que las farmacéuticas ganen dinero”.

Todos esos pretextos, o expresiones de desconfianza en un insospechadamente amplio sector de la población, han impedido la vacunación de todos los mayores de 16 años.

Ahora su aplicación puede ser obligatoria para cualquier trámite oficial e incluso para postular a un puesto de trabajo o conservar el empleo.

Habrá que vacunarse contra el Covid, igual que contra el sarampión o la rubéola. No hay excusas.

El presidente pidió a las empresas que exijan como requisito a sus integrantes estar vacunados para seguir en sus puestos.

¿Buscas empleo? Tu certificado de vacuna.

Quieres matricularte o seguir en la universidad? Tu comprobante de vacuna.

Manejas un Uber o un taxi? Tu vacuna.

¿Viajas en avión? Tu comprobante de vacuna.

La tarjeta que nos dan cuando nos ponen la vacuna será más importante que el pasaporte. Si la tiene, cuídela.

Este país alcanzará la inmunidad que no era posible por 90 millones de desconfiados que se resistían a vacunarse. Por ese camino se multiplicaría la aparición de nuevas variantes, como la terrible delta.

Ya no. Biden va a lograr que el Covid no sea pandemia en su país.

Dicho sea de paso, aunque nada marginal, habrá sido un triunfo de la globalización y la tolerancia a la migración.

Como se publicó el año pasado en este espacio: “La mañana del domingo 8 de noviembre, una llamada telefónica de un inmigrante griego a un inmigrante turco y su esposa, hija de inmigrantes, en una ciudad al oeste de Alemania, encendió una luz en el mundo sombrío de nuestros días: había nacido la vacuna contra el Covid.

“‘Ugur, Ozlem, su vacuna contra el coronavirus pasó exitosamente la tercera prueba y tiene una eficacia de 90 por ciento’, dijo Albert Bourla, nacido en Salónica, Grecia, y ahora director ejecutivo de Pfizer, a su amigo Ugur Sahin, oriundo de una aldea turca a orillas del Mediterráneo.

“El matrimonio de Ugur Sahin y Ozlem Tureci, científicos que se pusieron al frente de la investigación que dio con la vacuna contra la pandemia, no festejó con champaña, ni invitados o sesiones de fotografía.

“Ozlem fue a la cocina de su departamento y preparó un té turco, para compartir con su marido y su hija adolescente.

“Al poco rato, Ugur se subió a la bicicleta, pues no tienen coche, y regresó al laboratorio de la empresa que él y su esposa, hija de un médico nacido en Estambul, fundaron en 2008, BioNTech, y que ahora (noviembre del año pasado) tiene un valor de mercado de 21 mil millones de dólares.

“Seguirán viviendo donde mismo, se moverán como siempre lo han hecho mientras las piernas –y la fama– se los permitan, en bicicleta por las calles de Mainz”.

Hasta ahí el recuerdo de lo publicado hace casi 10 meses. Ahora vendrá, seguramente, la aprobación definitiva para las vacunas de Moderna y Johnson and Johnson, cuando menos.

Y la vacuna de Moderna fue obtenida por científicos armenios, también migrantes en Estados Unidos.

El Nobel de medicina, y las páginas más brillantes de la disciplina de Hipócrates, de Galeno y de Pasteur, tienen un lugar reservado para los migrantes Ugur y Ozlem.

##

Periodistas de Afganistán en México

Jorge Fernández Menéndez/Razones 

La salida de Kabul se ha convertido en el mayor puente aéreo de la historia, sólo superado por el realizado por Estados Unidos y Gran Bretaña para aprovisionar Berlín occidental en 1948, cuando la Unión Soviética, literalmente, bloqueó esa ciudad para tratar de integrarla con la parte oriental que controlaba.

Ha habido muchos otros en la historia, como el de la caída de Saigón, la salida de los belgas del Congo con la independencia de ese país o la de los portugueses de Angola, pero ninguno se ha realizado en una situación como las que han impuesto los talibanes con su inesperada, por lo rápida, toma de la capital de Afganistán.

Nadie que haya colaborado con Estados Unidos y los países aliados que intervinieron en Afganistán hace veinte años y que haya participado del intento de modernización, en un lugar notable las mujeres, reprimidas, sojuzgadas y discriminadas por el Talibán, desea permanecer en el país: saben que su destino está marcado.

Son, por lo menos, cien mil personas las que deben salir y muchas más las que desean hacerlo. El puente aéreo es notable, pero las puertas se cerrarán el 31 de agosto y la burocracia migratoria de Estados Unidos tiene a muchos de quienes fueron sus colaboradores, literalmente, en ascuas.

En México vivimos un momento de terrible polarización política, de enfrentamientos y posiciones confrontadas, pero tendrían que existir temas en lo que ese clima político no debería influir. Uno de ellos es la histórica política de refugio y asilo que ha tenido nuestro país con perseguidos de buena parte del mundo. En todo el siglo XX, y lo que va del XXI, la política de refugio y asilo de México ha sido generosa y notable, desde los republicanos de la guerra civil española hasta las dictaduras sudamericanas de los años 70, las guerras civiles de Nicaragua, El Salvador, Guatemala y muchos más.

Ayer se divulgaba en el New York Times cómo el gobierno mexicano, a través del canciller Marcelo Ebrard, había logrado sacar de Kabul a un grupo de periodistas afganos que habían trabajado con ese medio durante años y que no terminaban de obtener permisos para viajar a la Unión Americana. A ellos se unieron reporteros afganos que trabajaron con el Wall Street Journal y se extendió la invitación a los del Washington Post.

Fue un antiguo corresponsal del NYT en México, que había estado cubriendo también Kabul en el pasado, el que una madrugada se puso en contacto con Ebrard para pedirle auxilio. El canciller lo consultó con el presidente López Obrador y en horas se pudo destrabar la trama burocrática que implicaban los permisos que permitieron a esos periodistas salir en algunos de los vuelos del puente aéreo con destino a Qatar y desde allí a México. Quién sabe si se quedarán temporal o definitivamente en nuestro país, la mayoría está tramitando sus permisos para vivir en Estados Unidos, pero ello demorará, por lo menos, un año. Durante ese periodo, o el que sea necesario, México será tierra de refugio, como lo es también del equipo femenino de robótica de Afganistán, cuyas integrantes están ya en nuestro país.

Los periodistas o las jóvenes ingenieras en robótica hubieran tenido un destino negro de quedarse en Afganistán. La decisión adoptada seguramente les ha salvado la vida.

Se podrá argumentar que no les damos la misma bienvenida a miles de migrantes de otros países que llegan a nuestro país. Es verdad, pero también lo es que la migración económica y la política tienen características diferentes. Pero, incluso así, son miles las mujeres, hombres y niños de diferentes orígenes, pero sobre todo centroamericanos, que residen en México, muchos de ellos en su paso a Estados Unidos.

Con un punto que no es menor: muchos de ellos podrían vivir y trabajar en México en forma permanente, pero su deseo es residir en la Unión Americana, y ese proceso tarda, en la mayoría de esos casos, demasiado tiempo y puede prolongarse a veces en forma indefinida. Esos miles son los que esperan una respuesta, en condiciones precarias, en las ciudades de la frontera norte y sur.

Lo de Afganistán, obviamente, es diferente y tampoco estamos hablando de una llegada masiva de refugiados de ese país. Periodistas y mujeres son los que han llegado y se han recibido solicitudes que son analizadas caso por caso, con la premura que la situación exige.

Pero la adoptada es una decisión digna que respeta una política que, afortunadamente y con todas las vicisitudes que hemos vivido, no se ha modificado en sus ejes centrales en más de un siglo. A veces, lamentablemente en muy pocas ocasiones, podemos agradecer que la política se pueda compatibilizar con el humanismo y la libertad.

LIKE A ROLLING STONES

Los Rolling Stones ha sido la única gran banda surgida en los 60 que sigue en actividad hasta hoy. La muerte de Charlie Watts, su gran baterista y todo un icono de la cultura pop, deja un vacío que quién sabe si se pueda llenar. Para los Rolling, para Mick Jagger, Keith Richards y Ronnie Wood, la muerte de Watts significa mucho más. Como pocos, Watts le dio, desde 1963, a la tremenda máquina de hacer rock y blues de los RS, la cadencia, la técnica y la elegancia del jazz. Es música, pero también comienza a ser el fin definitivo de una época, unas historias extraordinarias. Y la nostalgia es inevitable.

##

Denuncia de la oposición ante la OEA

¿Qué implica el que tres partidos de oposición hayan acudido a la OEA?

Fred Álvarez Palafox

La mañana del lunes 23 de agosto, Luis Almagro secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) recibió a los dirigentes de los tres partidos políticos de la oposición en México; PRI, PAN y PRD, quienes presentaron una queja donde acusan que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador habría tolerado una «narcoelección» en los pasados comicios del 6 de junio.

«El crimen organizado está metido de lleno en los procesos electorales; además, con la complacencia y el agradecimiento público del Gobierno. Es algo que nos avergüenza a todos, dijeron».

¿Cómo fue? Respondieron que «apoyando candidatos y amenazando a otros; cooptando a la sociedad, con dádivas de los programas sociales, con despensas y utensilios».

Marko Cortés, dirigente del PAN, señaló que en el pasado proceso electoral no sólo enfrentaron al Presidente, quien metió el cuerpo entero en la elección, sino también al crimen organizado en diferentes zonas.

Por otro lado, los líderes del PAN, Marko Cortés; del PRD, Jesús Zambrano, y de MC, Clemente Castañeda, cerraron filas contra el presidente López Obrador y acusaron persecución política y denunciaron el uso faccioso de instituciones federales contra algunos de sus militantes.

Acusaron una persecución política contra sus integrantes, como los gobernadores de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca (PAN); de Michoacán, Silvano Aureoles (PRD); el diputado federal electo del PRD y preso en Veracruz, Rogelio Franco; el ex secretario de Economía en la administración de Enrique Peña Nieto, Ildefonso Guajardo (PRI), y ahora contra Ricardo Anaya, ex candidato del PAN, a quien el presidente le ha dedicado tres conferencias mañaneras…

El documento entregado a Luis Almagro, consta de cuatro elementos, a saber; i) la intervención, consentida o pactada por el Gobierno federal, del crimen organizado en el pasado proceso electoral; ii) el hostigamiento permanente del Ejecutivo federal al INE y al TEPJF; iii) el uso faccioso de las instituciones de procuración de justicia y persecución a los opositores al Gobierno y iv) el constante ataque a medios de comunicación.

«El crimen organizado tuvo una participación activa y lamentablemente no hubo acciones por parte del gobierno federal para proceder jurídicamente y hacer valer el estado de derecho, convirtiendo este proceso electoral en el más violento del que se tenga registro en nuestro país», se lee en un escrito anexo a la denuncia.

«Lo anterior, es con la finalidad de demostrar que han sido violados los derechos humanos de muchos candidatos y ciudadanos durante el actual gobierno. Especialmente sobre la violencia política que se vivió en el pasado proceso electoral en el cual se narran amenazas y el asesinato de 102 candidatos a un puesto de elección popular. Asimismo, según el Instituto Nacional Electoral, se registraron 106 denuncias con características propias de violencia política en razón de género».

Para los opositores, la autonomía e independencia de los órganos electorales se ve amenazada constantemente por López Obrador quien los hostiga permanentemente señalándolos de inmorales, corruptos, facciosos y de estar dominados por intereses partidistas.

«Además del ataque constante a las instituciones, arremete en contra de los medios de comunicación y líderes de opinión que se han mostrado críticos de este gobierno, incrementándose el riesgo que significa ser periodista en nuestro país», aseguran.

Semanas antes, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles (PRD), hizo lo propio con Almagro.

Posicionamiento de AMLO minutos antes de la reunión en Washington.

Comentó al respecto que no le preocupa que la oposición haya acudido a la OEA a presentar la queja. «Tienen todo el derecho, es legítimo que nos critiquen, que acusen en organismos internacionales, siempre y cuando se actúe de manera pacífica, porque es por el bien del país, la democracia es así en todos lados», subrayó.

«¿No le preocupa que vayan?», se le cuestionó.

Cinco veces dijo que no… «¡No, no, no para nada, no, no!».

Los entiendo -agregó-, están muy desesperados, porque se unieron todos y pensaron que, con dinero, con el apoyo de los medios de información, incluso con el dinero que reciben de la Embajada de Estados Unidos iban a arrasar en la pasada elección, nada más que el pueblo es mucha pieza, el pueblo de México, y ya no son los tiempos de antes.

-Si la OEA le hace algún llamado al gobierno mexicano ¿ustedes responderían de manera positiva ante este tema, sobre todo en temas de interés?-, le preguntan al presidente.

Y su respuesta fue la siguiente:

«Es que la OEA ya emitió una certificación, si se le puede llamar, sobre las elecciones, sólo que cambie, ya emitió una opinión sobre las elecciones de México y no hubo para la OEA ninguna violación grave».

«Entonces, si cambia, ya veríamos» dijo el Presidente.

¿Por qué afirma el presidente López Obrador que la «OEA ya emitió una certificación» sobre las pasadas elecciones del 6 de junio?

Habrá leído bien el posicionamiento preliminar de la OEA del pasado 8 de junio. ¿Acaso con ellos fuimos certificados por la OEA y la elección del 6 de junio fue limpia?

López Obrador dijo también que si la OEA decide enviar observadores éstos serán bienvenidos «están las puertas abiertas del país, no tenemos nada que ocultar. Que no se confunda, son otros tiempos, nosotros no establecemos relaciones de complicidad, ni con la delincuencia organizada ni con la delincuencia de cuello blanco».

No sólo la OEA, la ONU, cualquier organismo que quiera venir a investigar que vengan, dijo.

-¿No habría ninguna restricción?-, le cuestionan.

¡Ningún problema!, concluyó.

¿Qué dijo la OEA con respecto a la elección del pasado 6 de junio?

En efecto, estuvo en nuestro país una misión de observadores encabezada por el argentino Santiago Canton, acompañado de 36 integrantes de 16 nacionalidades distintas, todos ellos especialistas en distintas áreas…

Y en efecto, emitieron un posicionamiento preliminar donde felicitan «a la ciudadanía por su compromiso democrático, al Gobierno de México y a las autoridades electorales por llevar a cabo estos comicios de manera exitosa. Destaca también el nivel de participación que, según datos preliminares, superó el 52%, más de cuatro puntos porcentuales por encima de las anteriores elecciones de medio periodo”.

Es decir, si hay una felicitación, pero también un llamado de atención, leamos uno de los párrafos de ese comunicado:

«Sin perjuicio de lo anterior, la Misión expresa su más profunda preocupación por la extrema violencia que afecta a la política mexicana. La principal amenaza al proceso electoral han sido los altos niveles de violencia, incluyendo el asesinato de candidatas y candidatos, precandidatas y precandidatos, funcionarios públicos, equipos de las campañas, así como de familiares de estas personas. La Misión rechaza de manera enérgica todas las formas de agresión física o psicológica que se dieron en el marco de las elecciones, y que buscaron empañar y/o inhibir el ejercicio ciudadano de participación política en algunas entidades federativas del país. La violencia estuvo focalizada en determinadas zonas, y la Misión expresa profunda consternación ante la brutalidad de los hechos y su impacto sobre la sociedad».

No sabemos el porqué, el C. Presidente de México dijo que fuimos «certificados».

Dice el comunicado de la misión de la OEA que «en este proceso la autoridad electoral recibió 190 quejas por violación a la normativa constitucional relativa a la imparcialidad en el uso de recursos públicos, equidad en la competencia y límites a la propaganda gubernamental».

A su vez, la Misión de la OEA «recibió reclamos por parte de distintos actores políticos y sociales, quienes alegaron que funcionarios públicos de alto nivel gozaron de una cobertura mediática que, a su criterio, era desproporcionadamente amplia y que el contenido de la comunicación gubernamental en ocasiones transgredió los artículos 41 y 134 de la Constitución Política».

Dice empero, que «parte del debate jurídico suscitado durante este proceso se debe a que el artículo constitucional que regula estos temas requiere mayor precisión sobre los alcances de los límites y restricciones. Esto daría mayor certeza y claridad sobre las conductas de los funcionarios públicos que estarían permitidas o prohibidas».

Concluyen los observadores internacionales con un llamado al gobierno, los partidos políticos y la sociedad civil para que «inicien inmediatamente un diálogo conducente a ponerle fin a la violencia política».

Desde las elecciones a la fecha el gobierno no ha convocado a un diálogo para poner fin a la violencia, al contrario, las conferencias mañaneras cada día son más agresivas contra los adversarios de la cuatroté.

¿Qué implica el que tres partidos de oposición que representan el 40% de los espacios en la Cámara de Diputados hayan acudido a la OEA?

Como los opositores dijeron, sólo «sentar un precedente», que coloca a México en una situación muy grave, comparada sólo con una república bananera.

Este tema seguirá. 

El perredista Jesús Zambrano confió en que la OEA y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitan medidas de carácter precautorio para el gobierno mexicano de López Obrador «sobre la intervención del crimen organizado en el proceso electoral para favorecer a los candidatos de Morena, así como los ataques a las instituciones».

Luis Almagro se comprometió a dar respuesta a la queja.

Es evidente que las relaciones del gobierno de México con la OEA en general y con Luis Almagro en especial no son buenas…

Incluso hay que recordar que, en una reciente reunión con representantes diplomáticos de varios países, el Presidente López Obrador pidió la desaparición de la OEA…

Desde el alcázar del Castillo de Chapultepec y con motivo de los 238 años del natalicio del Libertador Simón Bolívar, López Obrador propuso sustituir la OEA por un organismo que sea verdaderamente autónomo a la vez que construir en el continente algo parecido a la Unión Europea.

«No debe descartarse la sustitución de la OEA por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie sino mediador a petición y aceptación de las partes en conflicto», afirmó el presidente ante ministros de relaciones exteriores de América y representantes de países de América Latina y el Caribe. «La propuesta es ni más ni menos que construir algo semejante a la Unión Europea, pero apegado a nuestra historia, nuestra realidad y a nuestras identidades», sostuvo.

PD. Recomiendo leer varias columnas en El Universal de Héctor de Mauléon donde ha publicado muchos de los testimonios que trae el expediente entregado a Luis Almagro…

Te pueden interesar