23 de septiembre de 2021

Columnas de Opinión

Columnas políticas del sábado 4 de septiembre de 2021

Templo Mayor

SI SE EDUCA con el ejemplo, queda claro que la titular de la Secretaría de Educación Pública, Delfina Gómez, está haciendo un trabajo desastroso después de que el INE multara a Morena por sus acciones cuando fue presidenta municipal de Texcoco.

ESTÁ documentado que cuando la hoy integrante del gabinete federal estaba al frente del gobierno texcocano, se les retuvo el 10 por ciento de su salario a trabajadores de esa demarcación para financiar la campaña morenista.

Y SI BIEN esa ilegalidad ya fue sancionada en el terreno electoral con una multa por 4.5 millones de pesos, falta ver si habrá sanción administrativa o incluso penal para Gómez, pues se trata de un delito que fue comparado por los propios consejeros electorales con el Pemexgate en el que el PRI desvió dinero del sindicato petrolero a sus campañas.

SEGURO que la Fiscalía para Delitos Electorales, que encabeza José Agustín Ortiz Pinchetti, ya debe estar armando el expediente y pronto la secretaria tendrá que rendir cuentas por esos hechos.

PORQUE ni modo que lo que tanto se presumió apenas el miércoles en Palacio Nacional de que en los tiempos de la 4T no hay impunidad sea puro jarabe de pico.

-…-

¿QUÉ SIGUE para el PAN en el Senado? ¿Un seminario sobre el Ku Klux Klan? ¿Una conferencia sobre la inexistencia del cambio climático? ¿Proponer la medalla del Águila Azteca para Jair Bolsonaro? Parece un mal chiste, pero después de la visita del líder de VOX, Santiago Abascal, el asunto no hace gracia.

LO QUE sí va en serio es la molestia al interior de Acción Nacional. Varios militantes se deslindaron públicamente del acto promovido por el coordinador senatorial Julen Rementería y, en lo privado, incluso le pidieron a su presidente nacional, Marko Cortés, removerlo del cargo. A ver si aprenden que no hay que hacer cosas malas… ¡que parezcan peores!

-…-

ALLÁ en Hidalgo cuentan que el ex jefe de Gobierno de la CDMX José Ramón Amieva quiere volver al Poder Ejecutivo, pero en esa entidad en donde actualmente es alcalde de Mixquiahuala de Juárez.

QUIEN acabó el sexenio de Miguel Ángel Mancera como sustituto suena como aspirante de Morena a la gubernatura que estará en juego el año que entra, pero cuentan que no la tendrá fácil, pues también están en la lista el ex candidato a la alcaldía de Pachuca Pablo Vargas, identificado como cercano al ex titular de Hacienda Arturo Herrera, y el cantante y ex panista Francisco Xavier Berganza. ¡Saquen la barbacoa que se va a poner bueno! (F. Bartolomé, Reforma, Opinión, p.8)

Trascendió

Que mientras esperaban el reinicio de la sesión para discutir el tema de revocación de mandato, las senadoras morenistas Margarita Valdez y Cecilia Sánchez tenían tarea pendiente y aprovecharon el receso de ocho horas para echarle una leída al libro A la mitad del camino, del presidente Andrés Manuel López Obrador. No las vaya a agarrar fuera de base el beisbolero mandatario o su coordinador.

Que ya veremos qué solución le ofrece Claudia Sheinbaum al alcalde electo de Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe, quien pidió ayuda a la jefa de Gobierno porque se encontró con un déficit de 83 millones de pesos que dejó la administración saliente, a cargo de Víctor Hugo Romo y al final de Abraham Borden Camacho, pero llama la atención que la mayor parte, 50 millones, corresponde a energía eléctrica y no quiere “andar cargando” ese adeudo.

Que hablando de la jefa de Gobierno, por la mañana se quedó como Ernesto Zedillo, “sin cash”, cuando le pasaron el botecito de la colecta de la Cruz Roja, por lo que el flamante secretario de Gobernación, Adán Augusto López, debió salir al quite y sacó dos billetitos de denominación desconocida, pues tuvo cuidado de cubrirse, y respondió por ambos ante Carmen Lebrija, esposa del presidente de la benemérita institución.

Que ayer fue un día muy movido para la representación de Noruega en México, pues justo cuando dio inicio la negociación política entre la oposición y el gobierno de Nicolás Maduro aquí, del que fungen como mediadores, Ragnhild Imerslund se estrenó como embajadora con un ojo a la presentación de cartas credenciales ante la SRE y otro en el diálogo por Venezuela.

Que todo un emprendimiento criminal constituía la primera célula criminal dedicada a falsificación de placas y tarjetas de circulación, identificada por autoridades de seguridad en CdMx, pues utilizaba redes sociales y aplicaciones de taxi como herramientas para distribuir y ofertar la documentación ilícita por todo el país. Según el área que encabeza Omar García Harfuch, los criminales tenían perfiles de Facebook aleatorios, de hombres y mujeres, que se hacían pasar como gestores para ofrecer los productos que se fabricaban a ritmo de 600 por semana. (Milenio, Al Frente, p.2)

Linotipia / Los Centros y el general

Una historia de investigación a contratos corruptos en el gobierno de Enrique Peña Nieto puede ser la puerta para cuestionar cómo se gasta el dinero para seguridad, también en la administración actual.

Explico. Este 30 de agosto, en el Diario Oficial de la Federación se publicó un emplazamiento para que Frida Martínez Zamora se presente ante la Secretaría de la Función Pública a dar explicaciones sobre uno de los contratos controversiales del gobierno anterior. Martínez Zamora era la secretaria general de la Policía Federal durante buena parte del peñismo y fue la encargada, dice el emplazamiento, de administrar, pagar el contrato y asegurarse de que los equipos estuvieran bien usados.

El contrato fue para el uso de un sistema que se llama Wisdom Stone e incluye varios servicios de georreferenciación y vigilancia electrónica para áreas de seguridad. Se firmó con dinero de la oscura partida de Gastos de Seguridad Pública y Nacional, que incluye otros contratos actualmente bajo investigación en los que hubo mal uso de recursos públicos. El contrato inició en 2015 y para 2017 ya se habían comprometido 133.9 millones de dólares con la empresa Rafael Advanced Defense Systems, propiedad del Estado de Israel.

La Auditoría Superior de la Federación encontró faltas graves en el contrato, como que hubo irregularidad en los pagos y se instalarían dos centros de datos cuando solo instalaron uno, sin que la Policía justificara cómo se usó el resto del dinero. Todo esto lo ha reportado Reforma, que ha dado buen seguimiento al caso, y otros medios, como la revista Proceso.

Ahora el emplazamiento a Zamora, la confirmación de que hay una indagatoria de casi 3 mil páginas en Función Pública por este caso y la noticia de Reforma de que ella está prófuga y con ficha roja de Interpol, permiten preguntarse qué pasó con este programa y qué sucede en la administración actual.

En 2015, tras la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, se presentó en Iguala. Allí anunció que el gobierno estaba creando un sistema nacional de centros de inteligencia, que disminuirían los crímenes violentos en el país. Habría un Centro Nacional de Inteligencia, en las oficinas del Cisen en la Ciudad de México, y cinco centros regionales, conocidos como Cerfis. Instalaron uno en Coatzacoalcos, Veracruz, y otro en Manzanillo, Colima, ambos administrados por la Marina. Los otros tres en Apodaca, Nuevo León; en Iguala, Guerrero, y en Mazatlán, Sinaloa, serían administrados por el Ejército.

Nadie parece saber qué hicieron esos centros en la administración anterior, más que gastar millones de dólares en su equipamiento. En el último informe de Peña Nieto en noviembre de 2018 se anunció que en los Centros se invirtieron unos 300 millones de dólares y “se logró el cumplimiento de más de 30 casos de atención relevante”. Si tomamos el costo de operación, gastaron unos 10 millones de dólares por cada caso relevante. Varios exfuncionarios que visitaron los Centros y que entrevisté dijeron que eran “salones grandes con computadoras, donde los agentes buscaban cosas en Internet”. En 2020, pedí explicaciones a Osorio por el caso. No tuve respuesta. Esta semana, ante lo de Zamora, él dijo que no estaba enterado de ninguna irregularidad.

Pero estos gastos no solo son cosa del pasado.

En enero de 2020, el actual jefe del Ejército, Luis Cresencio Sandoval, anunció que se instalaría un sexto Centro, ahora en Ciudad Juárez. Hace unos meses, El Financiero publicó que el hijo del general Sandoval trabajaba en el Centro Nacional de Inteligencia. Ahora, dos fuentes me aseguraron que el puesto de Sandoval hijo está precisamente a cargo de estos Centros.

Creo que si la Función Pública ha investigado el caso muy relevante de Wisdom Stone, podemos insistir en que también indague cómo se han usado y se están usando los recursos de seguridad en este sistema de Centros, cuyos resultados son, a juzgar por la información pública, casi desconocidos. (Peniley Ramírez, Reforma, Opinión, p.8)

Arsenal / El tufo franquista en la “iberósfera”

No paran las reacciones negativas al extravío que cometieron algunos senadores del PAN que fueron anfitriones, en la sede de la Cámara alta, de Salvador Abascal, dirigente de Vox, partido ultraderechista español.

Peor aún: Los anfitriones azules se adhirieron ingenuamente a la “Carta de Madrid” de este movimiento de tufo franquista que propone frenar el avance del “comunismo” en las naciones de la “iberósfera”, incluido México.

Entre los senadores que le abrieron los brazos a Abascal  está el coordinador de la bancada azul en el Senado, Julen Rementería. Hasta foto del evento se distribuyó.

No tardaron mucho en darse cuenta de la pifia.

El hecho de que el Senado tenga facultades exclusivas en materia de política exterior le dió otra dimensión a la visita.

Vox perdió en octubre pasado una moción de censura en el parlamento español, que intentaba hacer caer al gobierno del presidente Pedro Sánchez.

A su líder, Salvador Abascal, le gustan los adjetivos. Ya ha calificado de “derecha cobarde” al Partido Popular que gobernó España, con Mariano Rajoy, de 2011 hasta 2018, y de “gran mentiroso” a Sánchez.

*El presidente López Obrador no perdió la oportunidad de descalificar al PAN por esas relaciones. Dijo en la mañanera: “Nada más simulan los del PAN y otros que son demócratas. Y no, son conservadores y ultraconservadores, casi fascistas…”.

 El expresidente Felipe Calderón no lo dejó pasar. Aprovechó las redes sociales para sonarle a Marko Cortés y manifestar su rechazo a que se reelija como jefe nacional de su expartido. Escribió en Twitter: “La dirigencia del PAN hace rato que está extraviada. Hoy, una vez más, lo demuestra. Y que no vengan con el cuento de que no les hacen caso los senadores. Eso está peor. Ojalá cambien ya de dirigencia, por ésa y otras cosas salimos muchos”.

El escándalo tomó tales dimensiones, que el CEN del PAN, encabezado interinamente por Héctor Larios, salió a deslindarse de la alianza con Vox: “La reunión que tuvieron algunos senadores del PAN con representantes de otro partido fue a título personal, en uso de su libertad. Lamentamos las interpretaciones equivocadas que se hayan podido hacer a este evento en donde no se suscribió ningún acuerdo político”.

Nos extrañó la participación de la senadora Lilly Téllez en el acto con Santiago Abascal. Le preguntamos las razones por las que adhirió a la Carta de Madrid. Nos mandó el mismo mensaje que subió a redes:

“Firmé porque es un contrapeso al Foro de São Paulo. Fue a título personal. No tengo alianza de ningún tipo con Vox. Detesto los extremismos, la homofobia, el antisemitismo, el racismo, el nacionalismo. Defiendo la libertad y la democracia”.

En la foto del evento, por cierto, aparece la figura de un cura. El senador de Morena, Germán Martínez, expresidente del PAN, nos dijo que se trata de un integrante de los legionarios de Cristo. “Los sacerdotes no están autorizados a participar en actividades políticas”, destacó.

*Germán, por cierto, calificó de “triunfo del diálogo y del parlamento” la aprobación casi unánime, de la Ley Secundaria de Revocación de Mandato, con 102 votos a favor y dos en contra.“Cuando se dialoga se gana más que cuando se confronta”, subrayó Martínez.

Mucho mérito tiene el senador Ricardo Monreal, jefe de la bancada de Morena, por la venturosa forma en como se aprobó la controvertida Ley. Las negociaciones sobre el revocatorio tuvieron siempre un tinte esquizofrénico. Tenía el apoyo del Presidente, a quien le pueden revocar el mandato en marzo próximo, y el rechazo de la oposición.

*Hay molestia entre los integrantes de la Asociación de Tienditas por el “recuento de refritos” que hizo el diputado morenista Emmanuel Reyes en el foro Agenda en materia de salud: retos y perspectivas de la LXV Legislatura.

Dicen que el legislador adelantó, en ese evento, que buscará legislar medidas draconianas para, supuestamente, combatir la obesidad y la diabetes en México.

“Los ciudadanos ya no creen lo que sea. El afán de echar la culpa a terceros del desastre en el que Hugo López-Gatell y su equipo tienen en el sector Salud por el desastroso manejo de la pandemia, empieza a ser disco rayado”, subrayan.

Lopez-Gatell se ha referido a los refrescos como “veneno  embotellado” y ha culpado de la mitad de las muertes por enfermedades crónicas a una mala alimentación. (Francisco Garfias, Excélsior, Opinión, p.4)

Retrovisor / ¿En serio quiere diálogo la 4T?

A la mitad del sexenio, el Congreso mexicano se debate entre las pulsiones de una mayoría que durante los primeros tres años impuso la agenda presidencial y los balbuceos de una clase política gobernante que comienza a tocar base con la realidad.

Así sucedió con el anuncio del coordinador de los diputados morenistas, Ignacio Mier Velazco, el 24 de agosto, de que habrían de conformar una megabancada con PVEM y PT para tener el control de los dos órganos de gobierno de San Lázaro.

Cinco días después, la noticia bomba se desinfló con la inevitable aplicación del marco legal y de los correspondientes acuerdos: la designación del diputado de Morena, Sergio Gutiérrez Luna, como presidente de la Mesa Directiva y la del jefe de la bancada del PRI, Rubén Moreira, al frente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

El cambio más importante, al menos de forma, ocurrió el 1 de septiembre, cuando el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, entregó el Tercer Informe de Gobierno en la tribuna legislativa, después de 13 años en que ese acto se hizo fuera del salón, una vez que se canceló la asistencia presidencial, siendo la última aquella atropellada de 2007 de Felipe Calderón.

Pero la presencia del titular de la Segob, saludando con calma a representantes de todas las fuerzas políticas durante su ingreso al recinto legislativo, también representó un giro en las formas del actual gobierno que, hasta ahora, no había tenido ningún gesto de acercamiento con el Congreso, limitándose a convivir con los morenistas y sus aliados.

Las selfies, la cortesía parlamentaria y el acuerdo de Morena con la oposición para dar paso a este breve y nuevo protocolo de entrega del informe, no inhibió que el inicio de la 65 Legislatura fuera un desmentido a las versiones de que los diputados del PRI y Movimiento Ciudadano (MC) entregarán sus votos para concretar uno de los sueños de Palacio Nacional: enterrar los representantes plurinominales, el financiamiento público a los partidos, el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“Que les quede claro: el Legislativo es un Poder, no un empleado del poder. ¡No recibimos órdenes de nadie! ¡No nos subordinamos a nadie! ¡No obedecemos a ningún Presidente de la República ni presente ni pasado en este país!”, advirtió Alejandro Moreno Cárdenas, dirigente del PRI y diputado federal, al confirmar, al menos de palabra, el compromiso con la agenda de la coalición Va por México con PAN y PRD.

Dirigiéndose al Presidente de la República, el coordinador de los diputados de MC y secretario general de ese partido, Jorge Álvarez Maynez, prometió: “Los votos de la bancada naranja no le permitirán controlar ni desaparecer más instituciones ciudadanas”.

Si estas declaraciones se cumplen, la coalición opositora tendrá en MC a un aliado en la defensa del INE y ante cualquier intento de invasión de poderes, como lo fue el de ampliar el mandato del ministro presidente de la Suprema Corte (SCJN), Arturo Zaldívar.

Por lo tanto, el presidente López Obrador no podrá escapar a la obligada negociación de su propia reforma electoral, como pasó en los sexenios anteriores. De lo contrario, la suya se quedará en la retórica de las conferencias mañaneras.

Como en la retórica se quedaron las definiciones que sobre la revocación de mandato compartieron, el sábado 28 de agosto, el dirigente de Morena, Mario Delgado, y la ministra Olga Sánchez Cordero, ahora presidenta del Senado, con la bancada que lidera Ricardo Monreal.

Tanto el líder morenista como la exsecretaria de Gobernación defendieron la pregunta que buscaba convertir la revocación en una ratificación de mandato, así como la posibilidad de que el presidente López Obrador hiciera promoción a su favor de ese ejercicio.

Y aunque Morena podía, con PES, PT y PVEM, sacar adelante una ley ad hoc —porque siendo una regulación secundaria no necesita los votos opositores para una mayoría calificada—, el senador Monreal optó por negociar con PAN, PRI, PRD y MC, a fin de evitar una nueva controversia constitucional que pondría en riesgo la realización de la consulta en marzo de 2024.

En la construcción de la pregunta de consenso participaron, además de Monreal, el morenista César Cravioto, Damián Zepeda (PAN), Miguel Mancera (PRD), Claudia Ruiz Massieu (PRI), Dante Delgado (MC) y la senadora presidenta Sánchez Cordero, la misma que hace una semana dijo que había que sacar la ley de revocación al margen de las críticas de la oposición.

Tras 15 horas de negociaciones, en la madrugada de este viernes se aprobó el dictamen y todos los grupos parlamentarios celebraron haber iniciado así la 65 Legislatura. “Es mejor el diálogo que la confrontación”, dijo Monreal al concluir la sesión.

 ¿Qué cambió en una semana?

¿Acaso la mano del nuevo secretario de Gobernación? ¿O es que detrás del radicalizado discurso presidencial hay un operador pragmático dispuesto a sacar adelante sus reformas? (Ivonne Melgar, Excélsior, Opinión, p.9)

Te pueden interesar